P. 1
EL CUIDADO PASTORAL DESDE LA CUNA HASTA LA TUMBA

EL CUIDADO PASTORAL DESDE LA CUNA HASTA LA TUMBA

4.33

|Views: 2,839|Likes:
Published by vidente
Encontramos que es más fácil escribir sobre la teoría que sobre los aspectos
prácticos del ministerio. Es en medio de esa tensión dolorosa que este libro
puede ser de mayor ayuda. No sólo estamos preocupados por lo que le pasa a
la gente, sino que también por la manera en que se les puede ministrar más
efectivamente.

Encontramos que es más fácil escribir sobre la teoría que sobre los aspectos
prácticos del ministerio. Es en medio de esa tensión dolorosa que este libro
puede ser de mayor ayuda. No sólo estamos preocupados por lo que le pasa a
la gente, sino que también por la manera en que se les puede ministrar más
efectivamente.

More info:

Published by: vidente on Aug 21, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/02/2013

pdf

text

original

La información provista hasta aquí es para los niños en general. Algunos se
desarrollarán exactamente como se describe. Otros variarán ampliamente, aun
dentro de la misma familia.
De interés especial, de acuerdo con varias autoridades, son los cambios que
ocurren cuando hay dos o más niños en una familia. Aun cuando hay muchas

influencias relacionadas, tales como el sexo de un niño, los modelos, los
compañeros y la estabilidad en la vida del hogar, que pudieran producir
respuestas similares; la influencia predecible que es la raíz de un sinnúmero de
asuntos del cuidado pastoral, es la posición de un niño entre sus hermanos.
Rudolf Dreikus y Loren Grey son dos de los especialistas que han provisto
dirección útil sobre este tema. Por más de una década, ellos han estado
tratando de alertar a los profesionales del gran impacto que tiene sobre el
desarrollo del niño su posición en la familia. Su libro: A Parents Guide to
Child Discipline
(Una Guía para los Padres sobre la Disciplina del Niño) fue
una fuente principal para la preparación de esta sección.

El Niño Mayor

El primer niño es la mayor atracción y logra ser la figura central en el trío
familiar recién formado. Siendo el primero y el único (excepto en el caso de
nacimientos múltiples, por supuesto), el primer niño se desarrolla tal como se ha
descrito antes, hasta que nace un hermano o hermana. Número uno pierde su
lugar, por lo menos temporalmente, y puede experimentar esto como un
rechazo. Habiendo tenido toda la atención, él o ella ahora tiene que buscar una
parte del tiempo de sus padres.
Si la diferencia de edad entre los hermanos es de tres años o menos, esto no se
le puede explicar al niño. El o ella debe recibir atención extra a fin de vigilar que
no se sienta rechazado.
Si esto no se hace, el niño buscará atención de cualquier otra manera posible.
Aun a la edad de cinco años el choque es bastante extremo. Pero para este
niño mayor, una explicación es de mucha ayuda. Ellos pueden ser guiados
amorosamente en el gozo de llegar a ser una de las personas que han de cuidar
al recién nacido.
Usted notará que como grupo, los niños mayores tienden a ser más
conservadores, prefieren ser autoritarios — les gusta dar órdenes — y tienden
a disgustarse con los cambios. Ya que los padres probablemente les dan más
responsabilidad en los primeros años, ellos tienden a ser mejores
administradores y manejadores que aquellos que son segundos y terceros en la
familia.

El Segundo Niño

Aun cuando el primer niño es desplazado como el único recipiente del afecto
paternal, el segundo niño viene a ver la situación de diferente manera. El o ella
mira al hermano mayor como el que marca el paso, como el número uno en
términos de habilidad y en la atención recibida de los padres.
Consecuentemente, la impresión básica del segundo niño es igualar y aun pasar
al niño mayor. Si se frustra, el niño se volverá a conductas y/o impulsos que
ganen la atención. Generalmente son acciones agresivas y antisociales o
actividades en las cuales el niño pueda sobresalir.
Algunas investigaciones sugieren que los niños segundos son generalmente más
flexibles que los primeros y buscan el cambio como una manera de ganar
poder. Tienen la tendencia a ser creativos, pero son menos consistentes en
llevar a cabo sus ideas.

El Niño Intermedio

Si arriba un tercer niño, el desplazamiento debe ser agregado a los problemas
de ajuste ya
confrontados por el segundo niño. De acuerdo a Dreikus y Grey, el niño de en
medio generalmente descubre que es necesario no solamente competir en un
área con su hermano que es más grande, fuerte y capaz, pero que debe
compartir su atención y afecto con el recién llegado.
En los niños de en medio se desarrolla una tensión obvia, ya que buscan
aceptación y afirmación de los demás. Ellos se sienten presionados entre el
deseo de ser como el hermano mayor o ser como el recién nacido. Esto viene a
ser una cuestión básica de identidad, un asunto que el niño de en medio
frecuentemente llevará a través de su vida, a menos que el asunto se resuelva a
tiempo.
La necesidad básica del niño de en medio, entonces, es que se le afirme como
un individuo. Tiempo y cuidado igual de los padres, no de un hermano mayor u
otros substitutos, ayudará al niño resolver su crisis de identidad que él o ella
siente.

El Niño Menor

El niño más pequeño en una familia tiene la ventaja única en relación con la
atención y afecto paternal. El o ella nunca es desplazado por un hermano
menor. Aun cuando puede haber conductas extremas para asegurar atención
adicional, el niño menor nunca tiene que rendir la tolerancia y laxitud de las
demandas de los padres otorgados al bebé de la familia.
Consecuentemente, este niño frecuentemente es visto como el consentido, el
que necesita salirse con la suya, a quien debe cuidarse. En el extremo, esta
persona gradualmente viene a ser demasiado dependiente de otros — un
aprendiz adulto — o un manipulador, quien busca llenar sus necesidades sin
considerar el impacto sobre otros.
Dado, probablemente, a la gran ambigüedad percibida por el niño menor en los
valores y prácticas entre su familia — este niño crece tratando de entender un
gran número de estímulos sociales, emocionales e intelectuales que vienen de la
madre, el padre y todas las figuras paternales de sus hermanos — éste es quien
más rompe los patrones de creencias y prácticas sostenidas por los padres. Un
ejemplo de esto es el niño que escoge una ocupación o sigue un estilo de vida
en el cual las características de su personalidad o actividades van en contra de
los patrones familiares que prevalecen.

El Hijo Unico

Este niño nunca es desplazado, pero nunca tiene cerca a alguien de su misma
edad o capacidad con quien relacionarse. Por lo tanto, el hijo único debe
orientarse a sí mismo enteramente a los padres.
El hijo único puede enseñar algunas de las características del niño menor, pero
esto parece ser influenciado grandemente por la manera en que los padres
tratan al niño — más frecuentemente se observa que los hijos únicos son
criados y cuidados como bebés, no importando su edad, o como pequeños
adultos.
Aun cuando parece ser que el hijo único tarda un poco más en desarrollar sus
habilidades para relacionarse socialmente con sus compañeros, “esto no parece

afectar significativamente su habilidad para ajustarse al mundo como un adulto”.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->