P. 1
Zaffaroni Eugenio Raul - Derecho Penal - Parte General

Zaffaroni Eugenio Raul - Derecho Penal - Parte General

3.0

|Views: 85,901|Likes:
Manual de Derecho Penal, Parte General de Eugenio Raul Zaffaronni.
Manual de Derecho Penal, Parte General de Eugenio Raul Zaffaronni.

More info:

Published by: Cristian Gabriel Vallaro on Mar 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/21/2015

pdf

text

original

existencia de un plan, pero en el segundo, la circunstancia objetiva de que alguien le
haya informado previamente al pariente da lugar a esa suposición.

9. (c) Una tercera regla afirma que tampoco hay posibilidad de dominar el hecho
cuando la acción resulta irracional a la luz de un juicio de congruencia entre medios
y fines, o sea, que no hay dominabilidad cuando los medios son notoriamente inade-
cuados para la obtención de los fines.
No se trata de una causalidad que no sea
dominable por nadie ni que sólo sea dominable por expertos o entrenados, sino que se
trata de una falta de dominabilidad provocada por la elección de medios que son
groseramente inidóneos. Se ha visto que una acción humana es comprensible porque
los humanos suelen actuar racionalmente. Son sus creencias las que pueden confundir
acerca de lo que es posible o imposible hacer. Las creencias son aseveraciones sobre
algún aspecto del mundo: se trata de un modo de conocer la realidad. Estas creencias
son a veces falsas o ambiguas, pero siempre son recursos para la acción. Lo que se llama

física popular142

le permite a los humanos medios saber que no se puede caminar sobre
el agua. Parte de la física popular es innata, pero otra es necesario aprenderla. La
dominabilidad siempre está condicionada por estas creencias, que configuran una
suerte de valoración paralela en la esfera del profano referida al mundo físico.

10. El observador tercero que ve a alguien dirigirse a la estación ferroviaria, deduce un plan de viaje
terrestre, pero no puede deducir el de un viaje transoceánico: en este último caso habría una incon-
gruencia grosera entre medios y fines y, por lo tanto, queda descartada de plano la dominabilidad en
tanto el agente quiera atravesar el océano en ferrocarril143

. En estas incongruencias, cuando no son
tan burdas, si llega a producirse el resultado deseado, sólo puede imputarse al azar. Hay hábitos,
tradiciones, ideas peregrinas acerca de la realidad, que hacen que con demasiada frecuencia, en base
a la tendencia a pensar que las cosas son como se quiere que sean, los medios escogidos no sólo no
son óptimos, sino que son groseramente inadecuados y absurdos. Esto es lo que pasa en las llamadas

tentativas aparentes con resultado l44

. No sólo se trata de tentativas mágicas o supersticiosas, sino
deerrores gruesos sobre lacausalidad: el sujeto cree que domina una causalidad cuando carece de todo
presupuesto objetivo para ello. De allí que no pueda afirmarse en ellas la existencia de tipicidad
objetiva: el sujeto que endosa un cheque ajeno a la orden y cruzado y lo deposita en su cuenta, siendo
acreditado por un error en cadena de todos los controles bancarios, desde la ventanilla hasta el
clearing, en ningún momento ha dominado el hecho, simplemente porque nunca fue dominable, y
el resultado sólo se produce por azar. Otros casos más raros pueden plantearse cuando el sujeto alucina
dominar un plan diferente e imposible: el que proporciona azúcar al diabético, sin saber que es
diabético, pero pensando que lo lesionará por efecto de un espíritu maligno.

11. (d) La cuarta regla establece que cuando no hay dominabilidad no es posible
imputar objetivamente en el delito doloso, pero nada excluye la posibilidad de tipicidad
culposa de la acción.
Cabe precisar que en la tipicidad culposa también puede haber
dominabilidad del hecho, porque en muchos casos un tercero observador ex ante
aseveraría la existencia de un plan criminal y el aporte de una causa necesaria para su
realización por parte del agente, sólo que esto no se confirma en el tipo subjetivo, porque
el agente no asumió efectivamente el dominio. Serían los casos de culpa temeraria,
únicos en los que puede discutirse si se trata de ésta o del dolo llamado eventuall45
.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->