BLOQUE II: LAS FUERZAS LA EXPLICACIÓN DE LOS CAMBIOS Tema I: Tema II: Tema III: Nivel: 1 NIVEL CONCEPTUAL Propósito: Conocer

los conceptos básicos que permitan comprender e interpretar la Leyes de Newton Contenidos teórico-conceptual: La fricción o fuerza de rozamiento es una fuerza que se opone al movimiento de los cuerpos. Cuando empujamos un objeto pesado como un refrigerador o un auto descompuesto, necesitamos más fuerza para empezar a moverlo que para conservarlo en movimiento. Podemos establecer que la fricción para iniciar el movimiento (fricción estática) es mayor que la fricción del movimiento (fricción cinética). La fricción o rozamiento es una fuerza que esta presente en todas nuestras actividades cotidianas y podemos señalar que sus consecuencias son, en algunos casos benéficas y en otro perjudiciales. Por ejemplo, al diseñar la construcción de un automóvil se trata de reducir al mínimo la fricción en las partes móviles, ya que con ello se requiere de menos energía para producir el movimiento. De hecho todos sabemos que el motor de un auto funciona con aceite. Este lubricante reduce la fricción de las partes móviles del mismo. Por otra parte, se busca que el sistema de frenos y el diseño de las llantas funcionen de tal modo que la fricción sea máxima para poder lograr que el auto se pueda mover y al mismo tiempo detener cuando sea preciso. Fuerza es todo agente capaz de modificar el estado de reposo o de movimiento de un cuerpo o de cambiar la forma del mismo. Las fuerzas pueden provocar en los cuerpos 3 tipos de efectos: a) Un cambio en su cantidad de movimiento. b) Un cambio en su forma. c) Un cambio en su dirección. La cantidad de movimiento es una magnitud física que equivale al resultado de multiplicar la masa de un cuerpo por su velocidad. Un ejemplo donde se aprecia este efecto de la fuerza es al golpear un balón de fútbol, al ejecutar un penalty.

En el segundo caso, cuando el cuerpo cambia de forma, se debe a que se le aplica una fuerza, golpeándolo, presionándolo, estirándolo, chocándolo, etc. Dicho cuerpo puede sufrir una deformación permanente o temporal, dependiendo de la magnitud de la fuerza. En el tercer caso se produce un cambio en la dirección de un cuerpo en movimiento, cuando la fuerza se aplica sobre el móvil tiene una dirección distinta a la del mismo. Las fuerzas que actúan sobre los cuerpos las podemos clasificar en dos grandes tipos: a) Fuerza de contacto b) Fuerza de distancia La primera, como su nombre lo indica, son aquellas que se producen cuando un objeto establece un contacto con otro. Este tipo de fuerzas se aplica cuando empujamos un objeto, estiramos un pupitre, se desliza un patinador en una pista, etc. La fricción es una fuerza de contacto. La fuerza de distancia se manifiesta entre dos cuerpos o partículas que están separados a cierta distancia, aplicándose a la fuerza sin un contacto directo. Entre ellas tenemos: • Las fuerzas nucleares, se producen en el interior de los átomos y específicamente en el núcleo. Se manifiesta en fenómenos como la radiactividad y la energía nuclear. Las fuerzas eléctricas y magnéticas. La fuerza eléctrica se debe a la presencia de cargas eléctricas en los cuerpos. Al aproximarse dos cuerpos con carga eléctrica se producen fuerzas de atracción si las cargas son opuestas y una repulsión si las cargas son iguales. Las fuerzas magnéticas se producen cuando un imán atrae objetos de hierro o fabricados con aleaciones de este metal. Las fuerzas magnéticas también se manifiestan al colocar a distancia dos imanes. Se presenta atracción o repulsión según los tipos de polos que están colocados uno de otro. La fuerza de gravedad o gravitacional. Esta fuerza de atracción entre dos cuerpos es la causa tanto de que una manzana caiga cuando está madura, como de que los planetas y satélites se mantengan en sus órbitas. Este principio fue establecido por Newton y se le conoce como la Ley de la gravitación universal.

“Entre dos cuerpos cualesquiera existe una fuerza de atracción, la cual es directamente proporcional a sus masas e inversamente proporcional al cuadro de la distancia que los separa del centro de cada una de ellos” Unidades de fuerza

Uno de los efectos de las fuerzas es producir cambios en el estado de reposo o de movimiento de un cuerpo. Por ejemplo, al mover un pupitre que esta en reposo se requiere la aplicación de una fuerza y con ella cambia su velocidad. Lo mismo si la pelota viaja a cierta velocidad y la detenemos, necesitamos aplicar una fuerza y con ello su velocidad se modifica. La fuerza es un agente capaz de producir una aceleración (un cambio en la velocidad) en un cuerpo. Si la fuerza es aplicada a un kilogramo de masa y se produce una aceleración de 1 m/s², la unidad se denomina newton (N). La dina es una fuerza que se aplica a un gramo de masa y le comunica una aceleración de 1 cm/s².

Esta unidad de fuerza se expresa también así:

Existe una equivalencia entre el newton y la dina: N = 100 000 000 dinas Otra cantidad de fuerza de uso común es el kilogramo fuerza (kgf), que se define como la fuerza necesaria para sostener la masa de 1 kg en contra de la acción de la gravedad. 1 kilogramo fuerza equivale a 9.8 newtons 1 newton = 100

Las tres leyes de Newton Isaac Newton, para explicar todos los fenómenos relativos al movimiento de los cuerpos, estableció su teoría de la mecánica clásica, la cual esta formada por una serie de leyes relacionadas entre sí, entre ellas tenemos a las tres leyes de la dinámica a las que se les llama comúnmente Leyes de Newton del movimiento. Primera ley de Newton o ley de la inercia

Todo cuerpo permanece en su estado de reposo, o de movimiento uniforme en una línea recta, a menos que se vea forzado al cambio debido a fuerzas que se le apliquen. Todo cuerpo en estado de reposo o de movimiento rectilíneo uniforme permanecerá en su mismo estado a menos que actúen fuerzas sobre él y le hagan cambiar dicho estado. Al lanzar una pelota por el suelo, observamos que aparentemente se detiene sin que se le aplique una fuerza, contradiciendo a la primera ley de Newton. La realidad es que se detiene por la fuerza de fricción. Al viajar una persona en bicicleta, si aplica de repente los frenos, tiende a seguir en su estado de movimiento y se precipita hacia adelante debido a la inercia. Un objeto que no cambia su estado de movimiento se dice que está en equilibrio. Segunda ley de Newton Si una fuerza neta actúa sobre un cuerpo originará una aceleración en el mismo. Esta aceleración está en dirección de la fuerza neta, y su magnitud es proporcional a la magnitud de la fuerza neta e inversamente proporcional a la masa del cuerpo. Al aplicar una fuerza constante a un cuerpo, la aceleración producida es directamente proporcional a la fuerza aplicada e inversamente proporcional a la masa del cuerpo. La aceleración solo depende de la fuerza y de la masa. Donde: aceleración (a), su unidad de medición es m/s². masa (m), su unidad de medición en kg

F=

ma

La ecuación es una relación entre dos cantidades vectoriales, la fuerza (F) y la aceleración (a). La fuerza que la tierra ejerce sobre un objeto de determinada masa se denomina peso del objeto sobre la tierra. Masa: es la propiedad que da a un cuerpo su inercia, su resistencia a cambiar su estado de movimiento. Para cambiar su movimiento hay que ejercer una fuerza, y esa fuerza debe ser mayor mientras mayor sea la masa.

En la vida cotidiana, se cumple esta ley. Por ejemplo cuando una persona estira (jala o empuja) un carrito, primero cargado y luego vacio. En el primer caso se acelera menos porque el cuerpo posee mayor masa y, por lo tanto, su inercia es mayor; en el segundo caso, la aceleración es mayor por aplicarse la fuerza a un cuerpo con menor masa. Cuando se aplican sobre una misma masa diferentes fuerzas, se producen aceleraciones diferentes; a mayor fuerza, mayor aceleración y viceversa (la aceleración y la fuerza son proporcionales). Tercera ley de Newton o ley de la acción y reacción A cada acción siempre se opone una reacción igual, o, las acciones mutuas de dos cuerpos entre si son iguales, y se dirigen en sentidos opuestos. Esta ley afirma que cuando un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro, el segundo ejerce una fuerza en igual dirección pero opuesta sobre el primero. A toda fuerza de acción, corresponde otra fuerza de reacción igual y en sentido contrario. Esta tercera ley, es un principio que a veces se presta a confusiones, pero es importante destacar y precisar que las dos fuerzas: acción y reacción, se aplican sobre cuerpos distintos. En lo que difiere de las otras dos es que en esta se implican dos cuerpos distintos y separados. Como la primera ley, la tercera hace formal una observación común: si se empuja un automóvil, éste se recarga de la mano de quien lo mueve; si se sostiene un peso por medio de una cuerda, éste tira de la mano; si un libro que descasa en una mesa se recarga en ella, la mesa, a su vez, empuja el libro hacia arriba; la Tierra tira de la luna, manteniéndola en una órbita casi circular; y la Luna tira de la Tierra originando las mareas (simetría: acción-reacción).