• .

-<
.j.-.J

~-..J

• .-< bf) • .-<

o
~

H

~

2 MALTRATO INFANTIL
Representaciones. Formas que adopta. Factores de riesgo. El problenla a nivel mundial

2.1. L-1S REPRESENT.i.CIOSES CON RESPECTO

SOCIALES

AL MALTR4.TO IXF.4.1\TIL

Muchas personas se han enfrentado en algún momento con el concepto de. maltrato infantil: es más, se han encontrado frente a un niño maltratado ya pesar de no ser expenos en el tema reconocen la presencia del fenómeno. No se trata de algo nuevo; hay un conocimiento social que dice de qué se trata. que da sentido a lo que se ve y, a punir de allí. será la conducta a seguir, se sabrá qué hacer o no hacer. etc. Sin embargo. el concepto de malos tratos infantiles suele estar representado socialmente a través de una serie de construcciones sociales. no siempre exactamente coincidentes con la realidad. Hay mitOs y representaciones so~iales instalados en nuestra cultura. que distorsionan la percepción misma del concepto de mal trato infantil y que influyen directamente a la hora de captar su alcance y significado. Nos detendremos a analizar los más comunes,áquellos que tienen un fuerte peso en los significad.os cotidianos. Diferentes estudios han planteado las distorsiones más comunes en la representación social'del maltrato (De Paúl Ochotorena y Arruabarrena. 1995: Casas, 1992) y en los mitos acerca' de la violencia (Corsi. 1994). l. Se suele asimilar el maltrato infantil. en sentido general. al primer tipo de maltrato c~:mceptualizado por Kempe en 1974. como es el maltrato físico

-+0

L\

ESCUELA

A:'\TE LOS :\I:\:OS MAL TRA TADOS

,\Jaf¡rato in/ami!

41

y, en general, a los casos más graves y siniestros. Es~º no I1e.'>:aa desarrollar una real conciencia social del problema. ya que los casos de malos tratos quedan definidos como muy graves y poco frecuentes y no se detectan las otras formas que adopta el maltrato infanti1. además del físico. .., ELmaltrato infantil es considerado como una consecuencia de la:maldad intrínseca de los padres o como una deformación patológica individu:.ll. De ahísedesprende la instalación de medidas puniti

as ';ejemplificadoras" para e

Related Interests

jtar males mayores. sin registrar que. además de medidas de protección. se necesitan medidas sociales para apoyar el desempeño de la función parenta1. . 3. En cuanto a determinar en qué grupos sociales se produce el maltrato. nos eñrrentamos con GaS posturas. ninguna con suficiente peso propio para imponerse a la otra. ~e suele afirmar que el maltratO se obsen'a en los grupos más desfavorecidos o marginales. en pésimas condiciones de

Related Interests

ida, hacinamiento. pobreza, limitaciones psíquicas. en los cuales pueden ocurrir todo tipo de aberraciones. La otra postura pretende democratizar la ocurrencia de la violencia. afirmando que ocurre en todos los grupos sociales por igual. Desde cierto punto de vista ambas tienen razón. El mejoramiento de bs condiciones de vida y marginalidad de muchos sectores lie

Related Interests

aría a un mejoramiento o, por lo menos, a un control de la ocurrencia de episodios

Related Interests

Íolentos. Al mismo tiempo. es ci~Jl0 quejas sectores sociales más acomodados también ejercitan víné'ulos violentos, a veces con más sutilezas que, aunque menos impactantes. son igualmente perniciosos y la posibilidad de esconderlos resulta más fácil: "de eso no se habla". "::id eso no ocurre". etc.
ej..

• • • •

Los niños a menudo provocan y seducen a los adultos. El incesto o abuso sexual sólo afecta a las chicas con comportamientOs inadaptados. Las madres colaboran con los abusadores en las situaciones de abuso

sexual en sus hijas mujeres. I\luchos varones se ven impulsados a cometer abusos sexuales o incesto porque no reciben una adecuada respuesta sexual de sus esposas. • Las madres conocen. consciente o inconscientemente. que el incesto se está produciendo. • El deber de las madres es proteger a sus hijos e hijas. Ellas son igualmente responsables del incesto. • Los abusadores sexuales o los padres que cometen incesto son sujetos desviados o enfermos (De Paúl Ochotorena y Arruabarrena. 1995. pág. 7). Cada una de estas representaciones sociales. o concepciones populares, puede ser refutada por los diferentes estudios especializados, realizados sobre el tema. Los especialistas en abuso sexual infantojuvenil han demostrado que los casos en los cuales se ';im'enta" una histOria o se "fantasea" son muy escasos y obedecen a algún tipo de problema familiar: IQJ1J.ás adecuado es creer inicialmente al niño y a partir de allí indagar para hacer un diagnóstico. El adjudicar conductas seductoras a los niños puede ser. en muchos casos, manifestaciones de las dificultades de los adultos. que interpretan como tales esas conductas. En el caso que el menor ejerza conductas de tipo "seductoras" o bien puede estar buscando cariño. aproximación o contacto afectivo, sin intenciones de acercamiento sexual. o realmente está copiando conduct:ls que observó en otros adultos. en una re

Related Interests

ista o en la televisión. En este caso debemos remitimos a recordar que el niño sigue siendo niño y el adulto debe ser adulto y plantarse como tal-adulto responsable- frente a estas supuestas seducciones. Es muy común que se descalifique una violación o un intento de violación si la adolescente o la mujer muestran una

Related Interests

ida sexual' activa. si tuvieron parejas o si ejercen la prostitución; estas características de por sí parecen . justificar la agresión. Una campañq desarrollada en la Capital Federal hace un par de ~ños tenía ccmC? eslogan "Cuando una mujer dice no, es no", desmistificando la imagen de la mujer como histérica, en el sentido de que .dice no, pero en realidad quiere decir sí.

Respecto de las conductas a seguir frente a,la ocurrencia de I1l:.l1osratos. t se ha pasado de una actitud permisiva -los padres tienen derecho a criar a sus hijos de la manera que consideren adecuada- a una mayormente inten'encionista del Estado: el niño debe ser protegido y aun sacado

del hogar si en él corre peligro su vida o existe el riesgo de secuelas psicológicas. 5. RespectO al abuso sexual. considerado como una forma específica de maltrato. abundan las. concepciones erróneas que 'es necesario analizar: Los niños y adolescentes a menudo inventan y fantasean historias mienten cuando dicen que fueron víctimas de abusos sexuales .
y

42

LA ESCUELA

AI

Related Interests

TE LOS 1

Related Interests