P. 1
EL BOSQUE ESMERALDA

EL BOSQUE ESMERALDA

|Views: 9|Likes:
Published by Ida Cuéllar

More info:

Published by: Ida Cuéllar on Mar 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/28/2012

pdf

text

original

E

smeralda Canossa nació el 18 de Septiembre

del año 1144. Yo estuve a su servicio desde que ella cumplió nueve años y hasta el día de su muerte el 15 de Enero del año 1216 cuando fue atravesada por una joven, inexperta y traidora espada. El joven soldado que acabó con la vida de la última Amazona lo hizo a traición, por la espalda sin que Esmeralda pudiera ver siquiera los ojos de su asesino. Pero no quiero contaros la historia de su muerte, ni siquiera quiero contaros la historia de su vida. Lo que quiero contaros es una breve historia que no está en los libros, ni en ningún otro sitio, sólo en mi cabeza, porque es un breve episodio de su vida que sólo yo conozco. Esmeralda nació en los montes de la Toscana. En realidad nadie sabe quien fueron sus padres pues se la encontró Bianca Canossa, la reina de las amazonas, en el que sería llamado, después, el Bosque Esmeralda pero que, por aquel entonces era el Bosque Toporagno. Bianca se encontró a Esmeralda desnuda debajo de un árbol sin nada, no había ninguna nota, ningún objeto, ni una manta con la que protegerse del frío. Se la encontró el 18 de Septiembre fecha que quedó establecida como su aniversario. Esmeralda fue criada entre las amazonas, aprendió el arte de la guerra, y se convirtió en hija de Bianca y en heredera al trono. Yo era una joven esclava de las amazonas. Me secuestraron en la batalla del Puente del Diablo,

cuando las amazonas vencieron a los príncipes del sur. Yo, en realidad, era un niño de seis años y se me llevaron como esclavo. Curiosamente Bianca decidió no cortarme el pene, ni convertirme en ciego, ni propinarme cualquier otra mutilación. Decidió que mi alma era de mujer y que dejaría que mi pene fecundara a las amazonas que así lo quisieran. En un hermoso ritual de luna llena mi semen fue bendecido por la bruja Ilaria, que aseguró que cualquier criatura surgida de mi esperma sería mujer. Así las amazonas se ahorrarían asesinar a sus hijos machos. Me convertí en una mujer. No tenía bello en mi cuerpo, la piel de mi cara era fina y delicada. Hasta me crecieron unos bellos senos puntiagudos. Desde el momento en que llegué al Bosque Toporagno me asignaron ser la esclava de la princesa Esmeralda, pero más que ser su esclava me convertí en su amiga, primero, y en su amante, después. De pequeñas pasábamos largas horas en el río y por la noche nos dedicábamos a contar estrellas. Y es en una de esas noches en las que contábamos estrellas cuando empieza este capítulo desconocido de la vida de Esmeralda Canosa. Lo único que se sabe de lo que ocurrió entre el 12 de abril de 1161 y el 21 de diciembre del mismo año es que Esmeralda desapareció. Fueron casi nueve meses de ausencia en los que las amazonas se temieron lo peor, aunque no se llegó a celebrar el ritual de la muerte ya que las amazonas sintieron que el alma de Esmeralda seguía unida a este mundo, que aún no había cruzado al mundo de los muertos.

Creo que lloramos como dos niñas pero tampoco puedo asegurarlo. Lo cual corrobora el hecho de que el trueno probablemente fue real. Porque por un lado recuerdo el revolotear de los pájaros. Me parece como si además la tierra hubiera sufrido un temblor. Y. Nos quitamos la ropa y dejamos que el agua penetrara en nuestras almas. lo he soñado en tantas ocasiones. Nos quedamos debajo de la lluvia durante horas. una de esas noches sin luna. Una suave brisa primaveral acariciaba nuestros cuerpos. La noche era agradable. un trueno extraño ya que no hubo un relámpago previo visible a nuestros ojos. el sonido ensordecedor de un trueno. el sonido de sus alas impactando contra las hojas de los árboles. y estábamos además atentas a lo que ocurría en el cielo. recuerdo resquebrajarse algo debajo de mi. creo que durante un tiempo estuvimos llorando. Justo después de este alboroto empezó a llover. pero claro he repasado tantas veces este momento. en que las estrellas parece que brillen más que nunca. Recuerdo un fuerte sonido que ahora se confunde en mi. . por el otro.Como decía. que ya no sé cuales de estas cosas ocurrieron de verdad y cuales son producto de mi inquieta imaginación. porque recuerdo el sabor salado en mis labios. limpiara nuestras penas. todo empezó una noche en la que Esmeralda y yo estábamos tumbadas contando estrellas. lo cual no deja de sorprenderme porque era de noche y un relámpago en la noche se divisa a muchos kilómetros de distancia.

un conquistador poderoso que mandaba por encima de todo. imparable. pero no dejamos que entrara en Esmeralda.fue una noche tan intensa que creo que se confundieron los sueños con la realidad. parecía un fauno o un diablo. se enrollaba en sus pezones. y su cabello se pegaba a su cuerpo. Recuerdo que me sentí hombre por unos instantes. y también su lengua. que en aquel momento era más esclava de ella que nunca. Mi pene creció aun más y se endureció. Yo ya ni siquiera era un hombre. Dos peces que se amaban en el fondo del mar. Recorrer con él sus senos. para convertirse. y en ese momento sentí un extraño poder y una tremenda debilidad. Este semen bendito por Ilaria recorrió su cuerpo por fuera como un bálsamo. Sus manos lo acariciaron. sus rodillas se clavaban en el barro. como todo su cuerpo oscilaba en un baile de lluvia y estrellas. Nuestros cuerpos desnudos resbalaban el uno con el otro. Recuerdo agarrar sus nalgas con fuerza. Sus gemidos penetraban en mis orejas. Luego en un ataque de virilidad coloqué a Esmeralda de cuatro patas. era como si se hubiera convertido en un ser con voluntad propia. en los míos que expulsaba contra su cuerpo. Tuve la sensación de que éramos dos peces. entendí que me tenía en sus manos. Recuerdo mi pene creciendo de tamaño. su boca. viendo como sus pechos se balanceaban en una danza mágica. se lleno la boca con mi miembro. Éramos jóvenes y las . y penetrarla una vez y otra. Nos abrazamos. luego. una bestia que emitía sonidos gruesos y agrietados. Esmeralda empezó a lamerme.

Poco a poco nos quedamos dormidas.He soñado que volvíamos al Puente del Diablo. Como si fuera un mensaje dirigido a algún rincón perdido y oscuro de mi ser. Había leones con alas.amazonas nunca hemos sido animales. caballos con cabeza de águila. He tenido un sueño -me dijo Esmeralda. ella estaba en la mitad del puente. flotando unos centímetros por encima del suelo. En esos días uno pierde el sentido del tiempo. Era un sonido profundo que le hablaba directamente a mi cuerpo. Ilaria me ha hablado en este sueño. No eran palabras. Sólo tengo la certeza de que tengo que volver al Puente del Diablo. Luego una manada de extraños animales se abalanzaron sobre ella. Todos ellos cubrían el cuerpo de Ilaria y ella desaparecía. la mañana o la tarde. Recuerdo que yo aún estaba medio dormida y sus palabras se quedaron resonando en mi cabeza en algún lugar perdido entre la realidad y el sueño. el lugar donde te secuestramos. El viento me traía el eco de su voz. nosotras decidimos cuando hacemos a nuestras hijas. Una niebla gris poblaba el paisaje. El día se levantó sin sol. enormes serpientes con pelo de pantera. abrazadas como si fuéramos un único cuerpo. en lo que llamamos el ritual de la unión. . podría ser el amanecer. tigres con plumas negras.

Condesas del Norte. extrañas nieves y lluvias negras acosaron los pueblos de la Toscana. y Bianca nunca nos hubiera dejado ir solas hasta el Puente del Diablo . dominio de las condesas Ofelia Ducci y Penélope Montaldo. un pueblo conocido por la elaboración del mármol y el bronce. potentes tormentas sin agua.Para llegar al Puente del Diablo hacía falta una semana de viaje. No nos llevamos equipaje ya que para ello deberíamos haber regresado al pueblo. Primero cruzamos todo el Bosque Toporagno. Así fue como Esmeralda y yo empezamos el viaje que es motivo de estas líneas. nuestras tierras. los alpes del norte. La zona de Versilia había . de esto hay numerosos testimonios. Otras veces cuando el sol estaba justo encima de los Alpes Apuane de repente parecía apagarse y durante un tiempo se hacía de noche en pleno día. muchas noches extrañas tempestades de rayos caían encima de los alpes. Este camino bordeaba el mar de Liguria hasta llegar a Pietrasanta. y algunos lo atribuían a las. también llamadas. Además había que cruzar los Alpes Apuane. Llegamos a Pietrasanta al anochecer de nuestro tercer día de viaje y decidimos pasar la noche en la pequeña posada del pueblo. Pietrasanta era uno de los pueblos de la región de Versilia. Estas dos contaban con un poderoso ejército además de estar instruidas en las artes ocultas. En aquellos años. Según indicaban los vecinos de los pueblos cercanos a sus dominios. Luego cogimos el camino de los alpes.

esperaban a cualquier gesto hostil para reaccionar como bestias salvajes. empezamos a bailar y a cantar entre todos aquellos asquerosos hombres. en un momento de la noche. las amazonas éramos tan odiadas como temidas. Hay que entender que éramos guerreras del bosque. por lo tanto. Recuerdo que. rodeadas de soldados. al instante. Era. flechas. una espada corta y siete puñales. Que los hombres eran nuestros eternos enemigos. en qué estábamos pensando. Como siempre llevábamos una larga túnica marrón con capucha y nos hacíamos pasar por monjes. Toda la zona era en realidad de los dominios de Barbarroja y justo en aquellos días se estaba construyendo “La Torre di Via Regia” un fortín construido sobre la vía recorrida por Barbarroja. El vino nos provocó un agradable estado de desinhibición. nos miramos con Esmeralda y las dos supimos. pero debajo de la túnica dos guerreras armadas con arco. una zona en la que debíamos tener cuidado de no ser reconocidas.sufrido una devastación en el siglo X con la ocupación de los Logombardos. Lo que dio origen a una nueva repartición de los territorios entre las familias nobles de Lucca. y que el mero hecho de descubrir nuestra abundante cabellera ante ellos desencadenaría la brutal matanza que tuvo lugar en la Posada del Oro la . marineros y trabajadores de los asentamientos de excavación de mármol y producción de bronce que había por los alrededores. Aquella noche cenamos con abundante vino en la misma posada. después de años de guerras.

bella en la que el metal y la sangre bailaron el uno con la otra. En la posada había. No era un camino por el que pasara mucha gente y la vegetación se había apoderado de él. en la Posada del Oro. nuestras espadas dibujaban cortes rigurosos sobre los penosos cuerpos de aquellos hombres. Ningún hombre sobrevivió aquella sangrienta noche. En realidad se le llamaba camino pero era casi como andar por un bosque abierto. Al final no nos quedamos a dormir en la posada.noche del 15 de abril de 1161. Esmeralda era una amante de estos animalitos. El camino era mucho más agreste que el de la costa. nuestras espadas estaban deseosas de sangre y las alimentamos bien aquella noche. se le subían encima y se escondían en sus bolsillos. precisa. Era el cuarto amanecer consecutivo sin sol. Abandonamos el lugar con un par de litros de vino y un buen saco de monedas de oro. Empezamos una danza mágica. como el vino. Aquel día se había levantado nublado otra vez. unos 50 hombres. teníamos localizados a una decena de soldados y los demás eran trabajadores. Así que sin dormir y excitadas por nuestra repentina batalla abandonamos el pueblo de Pietrasanta y enfilamos el camino que conducía a los Alpes Apuane. Fue un agradable . Los soldados fueron los primeros en abalanzarse sobre nosotras. en total. y la sangre brotó y se esparció por el aire. Estuvimos andando todo el día acompañadas en todo momento por nuestras amigas las ardillas. Nos quitamos la capucha a la vez y en menos de cinco segundos la música se había detenido.

Todo su cuerpo estaba caliente. Sus bellos senos me rozaban la cara en unas dulces caricias. nosotras éramos el bosque y así él entraba en nosotras. Entonces nos escondimos en una cueva y nos pasamos el día entero durmiendo. En realidad. en aquel momento no lo pensé pero nos purificó de igual forma. para no ser vistas. ya de noche. Esmeralda estaba encima de mi balanceándose con mi miembro duro penetrando su sexo. Estuvimos andando toda la noche hasta que llegó el amanecer. sudaba. así que era mejor no tener que enfrentarse a ellos y menos aún a los temidos poderes de las dos condesas. Después de una batalla nos desnudábamos todas y nos pasábamos siete horas dejándonos absorber por el bosque y sus seres vivos y muertos. En el ritual nos acabábamos convirtiendo en el bosque. con una agradable sensación. las amazonas teníamos el llamado ritual del bosque. purificando nuestros cuerpos y nuestras almas.paseo que nos volvió a dejar en un estado de armonía con el mundo después de la desequilibrante sensación de violencia que corría por nuestras venas. Me desperté. Lamí las gotas de sudor que corrían por sus pechos y me dejé seducir . Estábamos cansadas y queríamos dormir pero sabíamos que por aquellas tierras era más seguro viajar de noche. Ese paseo fue algo parecido a el ritual del bosque. Soldados de élite entrenados desde pequeños como nosotras. Los soldados de las Condesas eran guerreros de verdad. Cuando llegó la noche nos adentramos por fin a los Alpes Apuane.

por sus jadeos. que era a su vez el patio de armas. Me dijo que esta vez Ilaria se le había aparecido en la misma cueva en la que dormíamos. Sabíamos que los soldados se escondían entre los árboles que estaban en guardia permanente. que era un viaje muy peligroso. Ante nosotras un enorme jardín. pero luego se despertó y se dio cuenta que estaba dormida. debíamos subir a lo alto de los alpes. Así que nos camuflamos también. Las puertas del castillo se abrieron como si hubieran notado nuestra presencia. Sabíamos que aquello no pintaba bien pero decidimos entregarnos a nuestro destino. . y volviéndonos agua cuando cruzamos lagos y ríos. sin ser vistos. Así fue como al amanecer llegamos a las puertas del castillo de las condesas. Nos mordimos los labios con nuestras lenguas y otra vez entramos en este lindo sueño que se pasea entre el amor y el sexo y que te transporta a otro mundo. Ilaria le dijo que debíamos visitar a las Condesas del Norte. Le dije a Esmeralda si estaba segura de ello. a su temido castillo. y yo sabía que nada la detendría. sin nadie a la vista. así que empezamos a subir por el camino de la montaña. convirtiéndonos en piedras en las zonas rocosas. Pero Esmeralda estaba convencida. Ella creía que estaba despierta durante el sueño y que Ilaria nos había encontrado de verdad. Las amazonas sabemos ser invisibles en el bosque saltando de un árbol a otro. Teníamos hambre y sacamos pan y queso y lo acompañamos con un poco de vino. Esmeralda había vuelto a soñar con Ilaria.

Cruzamos el jardín entero sin ningún problema lo cual no nos tranquilizó lo más mínimo. Venid sentaros. Al abrirla nos encontramos en una sala oscura. incluso. No hubo ninguna palabra desde el momento en que se abrieron las puertas del castillo.Yo soy Ofelia Ducci. no hubo movimientos ni sonidos y eso nos producía una sensación angustiante que iba creciendo en nuestro interior a medida que avanzábamos por la salle de le collone (sala de las columnas) que era la sala que se encontraba en la entrada principal del castillo de las condesas. Cruzamos la sala entera hasta llegar a una puerta. iluminada por la luz de unas velas y olía a incienso. los pensamientos que flotaran por el aire. Os estábamos esperando – dijo una de ellas. Pero nada. Las dos andábamos en silencio. imponente. Abrimos la puerta con cuidado. una puerta enorme. Parecía que no había ventanas en la sala. Pero no fue así. . Bienvenidas amazonas.Avanzamos por el jardín esperando que cincuenta hambrientos soldados se nos tiraran encima en cualquier momento. Cruzamos la puerta que había al final del jardín. la única luz que podía entrar del exterior era la que entrara por la puerta que nosotras habíamos abierto. Al final de la habitación dos mujeres estaban sentadas en dos grandes sillones. ellas sabían que estábamos allí. Nuestros sentidos estaban alerta. lentamente. podíamos detectar cualquier movimiento. casi podíamos captar. cualquier sonido a más de un kilómetro de distancia.

Estábamos seguras que íbamos a entregarnos a una sangrienta batalla que acabaría probablemente con nuestras vidas. en un lenguaje sólo comprensible para los que sepan ver. Distintos magos. Estamos pasando por unos tiempos difíciles. sabios de todo el continente nos hemos reunido para crear un mágico juego que esconderá toda nuestra sabiduría. Aun así nos sentamos frente a ellas. Llevamos más de diez años en la creación de este valioso aliado para el mundo futuro. la maga de vuestro clan de amazonas ha muerto -prosiguió Ofelia.Esmeralda y yo no entendíamos nada. Y de pronto nos encontramos con dos amables condesas.Ella te mandó un mensaje desde el otro mundo y por eso habéis llegado hasta aquí. En el puente del diablo es donde debe . sabíamos que estábamos ante dos poderosas brujas. la iglesia cada vez tiene más poder y unas fuerzas oscuras amenazan con enterrar nuestro mundo. Cada carta debe llevar inscrita una acción física que se debe llevar a cabo para darle a la carta la dimensión que merece. La sabiduría que poseemos puede perderse en este nuevo mundo que está naciendo. brujos. Esto se notaba en el aire. atentas igualmente a cualquier movimiento. Desconfiamos. Tengo que decir que varios guerreros como ahora vosotras nos están ayudando a llevarlo a cabo de una manera física. El juego sagrado que estamos creando se compone de veintidós cartas mayores y de cincuenta y seis cartas menores. Es para la creación de estas veintidós cartas mayores que necesitamos la ayuda de los guerreros. Ilaria. hechiceros.

A la mañana siguiente cuando el sol se erguía justo encima de la torre del castillo Ofelia y Penélope levantaron las manos hacia el cielo. como si los sonidos fueran cuerpos. empezaron a sonar sus voces. Esto lo entendimos rápidamente. Ilaria había muerto. Debéis convertiros en el mundo para derrotar a las fieras. ni vuestras flechas. en pleno día. como si se deshicieran en el aire. Su . Creo que Esmeralda lo sabía desde la noche de la tormenta pero no quería aceptarlo. pero pensad que son fieras de otro mundo. Debéis ir al puente del diablo y derrotar a las feroces fieras que querrán daros muerte. Ahí precisamente está el poder secreto del mundo. con palabras que no parecían palabras. nada indicaba que esos sonidos fueran creados por un ser humano. sus voces parecían otras voces. Poco a poco el sol pareció apagarse. Sus voces se transformaron en un bello cántico. Las condesas crearon una tormenta de rayos sin lluvia que ofrecieron como espectáculo de despedida a Ilaria.forjarse la última de las cartas: el mundo. Lo hicimos con las dos Condesas del Norte. La carta del mundo contiene en sí misma a todas las cartas. hay que derrotarlas de otro modo. El cielo se lleno de nubes y volvió a hacerse de día. Hasta que se hizo extrañamente de noche. Cuando sonaron estas palabras las dos sentimos en nuestro interior que era cierto. Pero ahora el día estaba poblado de nubes grises. casi negras. Aquella noche hicimos un ritual de despedida de Ilaria. En esta carta se encuentra representado el juego entero. no os valdrán vuestras espadas.

Las dos condesas nos dijeron que para afrontar esta difícil batalla debíamos quedarnos con ellas durante seis lunas llenas. Y el agua de la lluvia era de color negro. el responsable de la construcción se dio cuenta que no tendría el puente acabado para la fecha establecida. Nuestros cuerpos se ennegrecieron con esta agua. La tormenta negra duró unos diez minutos.cántico se hizo más fuerte. Así que decidió recurrir al diablo para que lo ayudara. en los que el cántico se fue apagando progresivamente. Nos quedamos en silencio. Más allá del Puente del Diablo no había vida para mi. con este sonido desapareció la presencia de Ilaria para siempre. era como si nada antes hubiera existido_ Nos contaron que mientras se estaba construyendo el puente. Recuerdo un día en el que nos contaron porque esta batalla debía tener lugar en el Puente del Diablo _a mi me producía una extraña sensación volver a este sitio era como hacer un viaje en el tiempo. Ilaria parecía que estaba allí. y empezó a llover. poderoso. con nosotras. Entonces hicieron un pacto: el . Toda la instrucción se basaba en dos cosas: en la ilusión y la trampa. justo en el momento en que mi vida se convirtió en otra. impronunciable que vino desde el cielo y dejó una estela de eco. compartiendo el silencio. Poco a poco su presencia se fue debilitando oímos un sonido agudo muy agudo. Ellas nos instruirían para que pudiéramos convertirnos en el mundo y derrotar a las bestias. junto con la lluvia. Las dos condesas dominaban de un modo sagrado estas artes.

Cuando esto pasó. Atrapado por su propia trampa. exactamente. el diablo apareció a por lo que le correspondía y se encontró cara a cara con un cerdo. así que negaba el acceso al puente a los habitantes del pueblo y fue a confesarse a la iglesia de su aldea. la esencia de nuestra última enseñanza –concluyó Penélope.diablo le ayudaría a tener el puente para la fecha y a cambio se cobraría la vida de la primera alma que cruzara el puente. Durante la noche el diablo construyó la arcada más grande del puente y la obra fue concluida a tiempo. En esta historia se encontraba una de las esencias de nuestro aprendizaje y era por este motivo que la batalla contra las fuerzas del otro mundo debía librarse allí. Esa es. En la sexta luna llena nos reunimos con nuestras maestras en una velada de despedida en la que nos tenían que ofrecer una última enseñanza.es un truco. sabias . El obispo le dijo que tenía que irse a casa y dejar a la primera alma cruzar el puente. Pero en realidad no podemos –dijo Esmeralda. Os diremos porque os hemos escogido a vosotras empezó Penélope. Pero el constructor tenía remordimientos.Os hemos escogido porque podéis ser invisibles. con bellos cánticos. Estuvimos despiertas hasta el amanecer. Esmeralda y yo solas contra unas fieras innombrables. pero no lo somos. el diablo se vio obligado a atenerse a su acuerdo. Pasamos la noche delante de una hoguera con la luna sobre nuestras cabezas. parecemos invisibles.

o lo que fuera. Avanzamos por el camino del este durante un largo día. Amazonas. Esta fue la despedida y la última vez que vimos a las Condesas del Norte en toda nuestra vida. No sabíamos que nos esperaba allí. De repente estábamos desprotegidas. Esmeralda y yo dejamos atrás el castillo de las condesas. La mañana del 18 de octubre del 1161.palabras y poderosos silencios. Y nos dirigimos hacia el Puente del Diablo. como si abandonar el castillo de las condesas nos hubiera quitado toda la seguridad y la fortaleza. Guerreras. sin fuerzas. Pero sus enseñanzas en relación a la lucha fueron nulas. incluso como una forma de vivir y de ampliar nuestro universo mágico. En realidad no sé si en aquel momento éramos conscientes de lo que significaba lo que íbamos a hacer. Teníamos que derrotar a unas fieras salvajes que venían de otro mundo y lo teníamos que hacer sin nuestras armas. Habíamos estado seis meses con las condesas y sus enseñanzas nos parecían fabulosas como una manera de entender la vida. Nosotras éramos soldados. Aunque una parte de ellas se quedó dentro de nosotras. no entendíamos porque no se enfrentaban ellas con esos monstruos si las fuerzas necesarias para acabar con ellos eran de índole mágica. Nos sentíamos frágiles. nos dirigíamos a una batalla para la que no nos sentíamos en absoluto preparadas. Lo nuestro eran las flechas y las espadas. creo que en realidad no sabíamos ni qué íbamos a hacer. Parecíamos . de brujería.

que nos perdimos. Al detener nuestra . Seguimos caminando por el bosque. y no recuerdas donde estabas. y luego desaparecen los pensamientos y se crea otra realidad en tu cabeza que luego al despertar también desaparece. celebrándola. este sonido nos fue despertando de nuestro anterior estado. como cuando te sumerges en tus pensamientos y desaparece la realidad que te rodea. y de haber sido testigo de algún secreto prohibido para los límites de nuestro mundo. pero te queda la sensación de haber estado en alguna parte. Nos quedamos mirando las luces. Este hueco que se había depositado en el centro de nuestras almas hizo desaparecer el camino del este. sin saber donde estaba el sol. llevadas por esta sensación. Ellas se habían convertido en nuestras maestras durante seis lunas llenas y ahora una sensación que vagaba entre el abandono y la soledad más profunda se apoderó de nosotras. perdidas. fue como abrir los ojos aunque no creo que los tuviéramos cerrados. Recuerdo que fue como despertar de un extraño sueño. No sé exactamente como llegamos hasta allí. otra vez con un día nublado. La fuente estaba rodeada de una sutiles luces que se movían alrededor del agua. Había una fuente que salía por en medio de los árboles de la que brotaba abundante agua. dejándonos arrastrar por una energía desconocida que nos conducía como a dos sonámbulas.dos huérfanas a la deriva. Nos encontrábamos en un bosque. Lo primero que recuerdo es que escuchamos el sonido del agua. Creo que fue.

Habíamos llegado a “la Fuente de las Hadas”. Las dos habíamos olvidado aquellas palabras. Así que. en realidad nos habían irritado. Como si nuestros objetivos se dilucidaran. pero tampoco con palabras. nos dimos cuenta que aún nos quedaba una parada antes de llegar al puente del Diablo. como cuando el mar está revuelto y de repente viene la calma y todo lo que hay en las profundidades aparece de una forma clara y sencilla. Pero desprendían tanta luz que al principio costaba verlas. Alrededor de las hadas recordamos una frase que nos dijo Penélope el día de la quinta luna llena. dejar a un lado vuestra condición y entregaros a las enseñanzas de los sabios hombres?”. amazonas. ir a coger la Vía Francígena y visitar el Castello Della Magione en Poggibonsi. Este castillo era propiedad de los caballeros templarios. sólo así la espada será vosotras y vosotras seréis la espada. Las hadas no emitían palabras pero se comunicaban con nosotras igualmente. Y la imagen del Castillo con nueve caballeros sentados . Teníamos que desviarnos de nuestra ruta. Era como si estando con ellas todo se volviera claro. Eran cuerpos.mirada en ellas fuimos apreciando su belleza. Entonces. Que poco a poco se definían como mujeres diminutas con alas. Pero ahora volvían claras a nuestros oídos. Sólo los caballeros de la orden podrán revelaros el secreto. ¿podréis. lo hacían hablándole directamente a nuestra mente. Poco a poco se delimitaron las líneas de un organismo en cada una de las luces. “deberéis aprender a poner vuestro espíritu en la espada.

Me cogió de la mano. No hubo sueños. sus maravillosos secretos? Las hadas se camuflaron entre los árboles y desaparecieron. un profundo sueño. definitiva. Se me cayeron los párpados. nuestro cuerpo. Todas menos una. Nos dormimos las dos. Una hada más pequeña que las demás se coloco en el bolsillo interior de Esmeralda. y a la vez guiarnos a través de la Vía Francígena hasta el castillo propiedad de los templarios. Y nos dormimos profundamente otra vez. Abrimos los ojos un instante.alrededor de un fuego aparecía. sin más. Caminábamos dormidas guiadas por nuestra nueva amiga que era capaz de sumergirnos en una profunda paz. Y una calma que nunca antes había sentido me invadió el cuerpo. Nuestra mente. vimos que era de noche y que estábamos andando solas. Luego se quedó inmóvil como si se durmiera. sin esfuerzo. y nuestro espíritu estaban en un grado de relajación tan . Llegar al Castillo Della Magionne. Nos despertamos de noche. caminando. Empezó a moverse de un lado para el otro como haciéndole cosquillas. a lo mejor seríamos capaces de resistirnos a matarles. pero ¿qué detendría los suyos y les convencería de ofrecernos. En un profundo sueño. y convencer a los templarios que nos entregaran un secreto que tenía que ver con ser capaces de convertirnos en nuestra espada y ella en nosotros. controlar nuestros impulsos. Esmeralda se sintió invadida por una absoluta paz. en nuestra mente.

Nos envolvió con su alas y con su luz y nos elevó por encima del suelo. no hubo visiones. Sus alas parecían de plumas blancas. y que a la vez alimentaba al viejo árbol con su luz. un violeta. con suaves matices que pasaban por un rosa pastel. era más bien como un estado vaporoso de la materia. Pero hizo que nos giráramos y viéramos que detrás de nosotras se erguía. de la capilla. Seguía sin hablar. ni alucinaciones. hacía que su cuerpo no fuera del todo material. Nos despertamos descansadas y fuertes con la primera luz del alba. simplemente éramos. Parecía que se alimentaba de la energía del árbol. Nuestra amiga flotaba entre las hojas de los árboles. pasamos por encima del patio de armas. De repente su luz fue creciendo y también su cuerpo hasta adquirir un tamaño de aspecto humano. cruzamos las torres de defensa del castillo sin ser vistas. imponente.elevado que se convertían en una misma cosa. Pero en realidad eran unas plumas que parecían como de algodón. . el Castillo Della Magione. su estado luminoso. o incluso más que algodón parecían hechas de nubes. abrazadas. Era curioso. Entramos en el interior. Con la luz del sol nuestra amiga se hizo más grande. Estábamos debajo de un precioso y viejo olivo. espejismos. y un sutil naranja. solamente una agradable sensación continua de fluir con el orden de las cosas. Nos encontramos estiradas la una junto a la otra. Volamos por encima de las murallas.

Aún no estoy segura de si aquellos hombres vieron a nuestra amiga o no. subimos flotando por encima de escaleras de caracol interminables. Dio una vuelta entera por encima de cada uno de ellos y se fue volando por una pequeña ventana que daba al exterior.cruzamos grandes salones llenos de armaduras. de esto sí estoy convencida. ellos en realidad no lo sabían. Se nos quedaron mirando y sin preguntarnos como habíamos llegado hasta allí. Les contamos la historia del juego de las setenta y ocho cartas. Nuestra amiga atravesó la sala pasando por encima de los nueve hombres que había reunidos alrededor de un fuego central. Ya en el suelo llamamos a la puerta. no hicieron pasar entre ellos y sentarnos. Era como si aquellos sabios hombres estuvieran esperándonos aunque. Justo cuando Esmeralda les contaba esto se . y que había 22 cartas principales y que a cada una de ellas le correspondía una acción física que le otorgaría un sentido y una conexión con la fenomenología del mundo. largos pasillos llenos de antorchas. de lo que estoy segura es de que ella les hechizó. Con el tercer golpe las puertas se abrieron. ni cuestionar nuestra impertinencia por interrumpir su reunión. abrió sus mentes. hasta llegar a una gran puerta de bronce con una inscripción de oro en la puerta: un gran triángulo con un ojo dentro. sus corazones igual que había hecho antes con nosotras. Les explicamos nuestro encuentro con las condesas y que debíamos enfrentarnos a unas fieras infernales que no podíamos destruir con nuestras armas.

así la base de este juego sagrado y mágico. vosotras las amazonas seréis aniquiladas. magas y hechiceras serán quemadas en hogueras… Este juego llevará oculto en su interior un puente hacia este mundo mágico y maravilloso. los humanos dejaremos de verlas. Pero para eso tenemos que encontrar la manera de destruir a esos monstruos –añadió Esmeralda. se convertirán en el riego energético del árbol de la vida. en su secreta representación. que llevaba media melena y barba. las brujas. La orden del Temple está destinada a la destrucción. para este oscuro mundo futuro que acecha. Nos esperan años amargos a todos nosotros. -Conocemos este juego.levantó uno de los hombres. la primera de las veintidós cartas. sus veintidós arcanos principales. las hadas del bosque y otras criaturas elevadas desaparecerán por la falta de fe. En menos de dos siglos todo el mundo que conocemos habrá desaparecido. Pero no sabemos como derrotar a las fieras del Puente del diablo – hizo una pausa. sus cabellos eran en su mayoría blancos. De hecho sabemos que sólo queda una carta por terminar: el mundo. Nosotros nueve hemos colaborado como sabios y como guerreros en su elaboración. aniquilado por el hombre y por su ambición. que concluye el viaje iniciado por el loco. cuyo número es el de 22. El que nos queda es el último sendero para tener interconectados los diez sephirot.El árbol de la vida está formado por 10 círculos que son las diez sephirot sagradas y las líneas que los conectan entre sí son los senderos. . Era un hombre alto.

Supongo que por esto estáis aquí –continuó el hombre. un cuerpo. Cuando aprendes a usarla deja de ser magia y se convierte en una realidad tangible y cotidiana. La magia no es más que un plano de la realidad. porque su alma está protegida por la armadura de la fe. y no teme ni a los demonios. Es por lo tanto doblemente armado.¿Pero como conseguís convertir la materia en espíritu? Creo que ahí son las enseñanzas de las condesas las que deben ayudaros. Una armadura de acero puede detener a espíritus infernales si este acero es capaz de convertirse en espíritu. en alma. Si los . Hay un dicho de los templarios que dice así: “Un caballero templario es realmente un caballero valiente y seguro en todas partes. ni a los hombres” Entiendo –continuó Esmeralda. En la doctrina hermética trabajamos con un aspecto de la realidad que configura la base de la alquimia –continuó el hombre.¿qué habéis venido a buscar? En palabras de las condesas –dijo Esmeraldadebemos llegar a conseguir convertirnos en nuestra espada y nuestra espada debe convertirse en nosotras. Creo que es eso lo que nos falta aprender para llegar a destruir a esas criaturas.Este principio habla de la materialización del espíritu y la espiritualización de la materia. En el momento en el que aceptamos el grado ilusorio de la realidad eso es posible. Creo que las condesas os habrán enseñado a usar la ilusión y la trampa. así como su cuerpo está protegido por la armadura del acero. conseguir hacer cuerpo del alma y llegar a convertir.

Llenas de un viaje maravilloso y secreto que nos había llevado hasta el mismo Puente del Diablo. porque al final esta carta no sólo representaba al mundo. Ahí estábamos las tres. les atravesará y acabará con sus vidas. Así que nuestra amiga la hada se encargó de hacernos volar por encima de bosques. montes. dominarlas. Pensaba que al hallarme delante del puente me . Solamente debéis engañarlos. para que la última carta tuviera el poder real de ser y representar a todas las demás cartas y por ende al mundo mismo. lagos. allí nos esperaba nuestra amiga la hada. donde me secuestraron a mi a los seis años como un niño humano para ser convertida en una preciosa amazona con pene.demonios creen que vuestra espada es una espada espiritual. Salimos del castillo y pasamos por delante del olivo. En ellas estaba inscrito el dibujo del árbol de la vida con sus diez sephirot y sus veintidós senderos. porque en realidad nos ocurre lo que creemos que debe ocurrirnos. No había tiempo que perder teníamos que engañar a aquellas criaturas infernales. y ríos hasta llegar al Puente del Diablo. Todo es una cuestión de fe y de perspectiva. que parecía decidida en seguirnos en nuestra última misión. en eso consiste la magia. Abandonamos el castillo de los templarios y nos llevamos de regalo dos espadas. pueblos. esta carta era en definitiva el mundo.

Él no pertenecía a aquel mundo. Lo abracé. El cuello me dolía pero ahora no podía frenar.encontraría de repente con mi pasado. Creo que mi voz dejó de sonar como una voz y empezó a sonar como la voz de una fiera salvaje. Lo abracé con todas mis fuerzas y le pedí perdón. indomable. me empezaron las nauseas. Perdón. Me miraba sin entender nada. Grité con todas mis fuerzas y con todas mis lágrimas. Al final conseguí escupirlo y lanzarlo contra el suelo. Fue como si me abrieran una herida profunda y antigua pero sin imágenes ni recuerdos. Entonces noté que un cuerpo cobraba forma dentro de mi. y luego me subía por la garganta. Poco a poco algo subió por mi garganta. tenía un miedo interior que pensaba que saldría para comerme cuando llegara a ese puente que era el vértice que separaba mi mundo de un pasado enterrado hacía mucho tiempo. no quise abandonarte en este mundo oscuro en el que has . Empezó a patalear. a gritar a llorar. pero no salía nada de mi boca. Empecé a toser era como si quisiera salir por la boca pero mi garganta era demasiado pequeña para que aquel cuerpo terrible e inesperado pasase por ella. Y subía por mis pulmones se colaba en mi corazón. infernal. Algo de mi me impulsó a gritar. Para mi sorpresa era un niño de unos seis años. Grité más. Empezó a moverse y yo empecé a sacar lágrimas por los ojos. Miraba hacia su alrededor como alguien totalmente desconcertado. y más. Mi amiga el hada se metió dentro de mis tripas. Era muy grande parecía imposible que fuera capaz de sacar aquel ser por mi boca. le decía yo.

El hada nos quitó esos sonidos de la mente hizo que las aguas revueltas se aclaran de nuevo y que el fondo del océano se viera con claridad. El niño seguía llorando pero noté que mi abrazo le calmaba. un león con piel de serpiente. Entonces el niño atravesó mi piel y se quedó para siempre a vivir en el mundo al que pertenecía. Aparecieron cuatro bestias un águila con piel de pantera y colmillos. Coloqué el niño en el centro de mi corazón. blanca y pura. negras como el carbón. Pasaron sólo unos minutos hasta que empezamos a escuchar unos sonidos realmente feroces. Todo era una ilusión. Entonces la hada se colocó en su interior y lo convirtió en un ser de luz. por fin.estado tantos años. ¿Cómo hacer creer a aquellas fieras que nosotras . mis manos. Ahora sí. penetraban en tu cerebro y te producían un fantasmagórico dolor de cabeza. Fue entonces cuando entendí lo que tenía que hacer. y un caballo negro que parecía cubierto por escamas de cocodrilo. Dentro de mi se creó un espacio de luz que avanzó desde el centro de mi corazón a los dedos de mis pies. me sentía una verdadera guerrera amazona. y terribles. Todo mi ser se iluminó y el pequeño niño de seis años encontró su lugar de amor y de paz. Dejé que se convirtiera todo él en una luz infinita. Sus aullidos eran sonidos que se te metían por las orejas como pitidos de todas las frecuencias imaginables. Mi reencuentro con el Puente del Diablo significó un reencuentro conmigo misma. el niño parecía una hada. mi cabeza. Me sentía poderosa. un demonio con alas de ángel.

Y nos hicimos visibles de nuevo. Justo en el momento antes del impacto las fieras se arrodillaron y se rindieron. Pero no debíamos pensar con la mente. Las criaturas avanzaban estaban a punto de abalanzarse contra nosotras. Nos detuvimos . Esa era la pregunta que nos recorría la mente. No nos tenían miedo pero se dieron cuenta que no éramos unas presas fáciles. Sabían que íbamos a aniquilarlas con nuestras espadas mágicas. Entonces sin esperar a que vinieran a por nosotras nos precipitamos a su encuentro sin pensar. Mira lo que hago con tu pluma demonio. alzando nuestras espadas al aire. ante la estupefacción de las cuatro fieras. –Entonces hizo pedazos la pluma.podíamos atravesarlas con nuestras espadas?. justo en el momento en que ellas tuvieran que toparse con nosotras debíamos desaparecer. Las criaturas quedaron desconcertadas. De repente nos volvimos invisibles a su ojos. Vimos sus caras aterrorizadas. Las criaturas nos miraban paralizadas. Entonces Esmeralda sacó una pluma blanca de su bolsillo. se asustarían. para matar a seres de vuestro mundo. Leímos el miedo en sus ojos. que en realidad era la pluma de un pájaro. -Con esta espada os destruiremos –dijo Esmeraldaporque esta espada es un espíritu de hierro. Así que nos mimetizamos con las piedras del suelo justo en el momento en que las criaturas estaban a punto de acabar con nuestras vidas. Claro debíamos desaparecer. eso nos convertiría en seres con poderes.

En esta batalla desconocida por los libros. El acto se había realizado y el árbol de la vida y la magia del viejo mundo quedarían secretamente encarnados en un juego de cartas. lo sellamos y se lo enviamos a las condesas. El pacto en sí mismo representaba el poder que quedaría inscrito en la carta para siempre. Tal vez fuera cierto. Pero a lo mejor no. porque lo más asombroso de las trampas y las ilusiones. A nosotras nos hicieron creer que si ellas pensaban que serían atravesadas por nuestras espadas así ocurriría. Entonces les dominamos y nos ofrecieron su poder y su servicios. para tener el valor necesario para lanzarnos al ataque y conseguir su rendición. que es en realidad una amazona que baila con el mundo. A lo mejor debíamos creer nosotras en ello. a traición. El acero no llegó a impactar contra los monstruos. es que siempre hay algo en ellas que nunca podremos entender. En la carta del mundo estas cuatro bestias quedaron representadas en las cuatro esquinas como los cuatro poderes controlados por un ser femenino esencial. a lo mejor las habríamos atravesado con nuestras armas. En realidad eso nunca lo sabremos. Y ahora pienso en el día 15 de Enero de 1216 cuando Esmeralda Canoso fue atravesada por esta inexperta espada. Firmamos un pacto y lo guardamos en una caja. Muchas veces he pensado que hubiera ocurrido si las fieras no se hubieran rendido. donde templarios y .justo a tiempo.

y sabíamos que las cosas debían seguir su curso. habíamos dejado un rastro. y me convertí en un ser invisible. éramos menos en número. lo que hizo que realmente nos exterminaran. pero después de esa batalla dejé de ser para siempre una amazona. pero lo que hizo que perdiéramos fue que ya habíamos cumplido con el mundo. No pude llorar sobre su cuerpo. No la volví a ver. Y ahora mis lágrimas borran la tinta de mi pluma. Alguien a lo mejor escribirá que la última fui yo. sacrificaron sus vidas en un último intento por sobrevivir. Y pienso si fue únicamente el previo conocimiento de nuestra derrota. . Yo estaba enferma ese 15 de enero y Esmeralda me ató a la cama para que no la siguiera a la batalla. un puente.amazonas lucharon juntos. un habitante del que a partir de entonces se llamó El Bosque Esmeralda. En esa batalla murieron todas las amazonas.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->