You are on page 1of 34

ANATOMIA Y FISIOLOGIA DEL SISTEMA NERVIOSO

CONTENIDO

1. Términos anatómicos
1.1. Términos direccionales
1.2. Planos direccionales
1.3. Nombre de las Vías

2. Características generales del cerebro


2.1 Neuronas
2.1.1. Anatomía de una neurona
2.1.2. Conexiones entre neuronas: las sinapsis
2.2 Irrigación sanguínea del cerebro
2.3 Líquidos cefalorraquídeos y ventrículos cerebrales

3. Subdivisiones del cerebro


3.1 Telencéfalo
3.1.1 Telencefalo
3.1.2 Corteza cerebral
3.1.3 Cuerpo estriado
3.1.4 Sistema límbico

3.2 Diencefalo
3.2.1. Tálamo
3.2.2. Hipotálamo

3.3 Mesencéfalo
3.3.1. Tectum
3.3.2 Tegmento
3.3.3. Base de los pendúculos

3.4 Metencéfalo
3.4.1. Cerebelo
3.4.2. Protuberancia

3.5. Mielencéfalo
3.5.1 Formación reticular

3.6 Vías químicas del cerebro


3.6.1. Noradrenalina
3.6.2 Dopamina
3.6.3 Serotonina
3.6.4 Acetilcolina

4. La medula espinal
4.1. Astas posteriores y anteriores
4.2. Substancia blanca de la médula raquídea
5. El sistema nervioso periférico
5.1. Nervios somáticos
5.2 Nervios autónomos
5.2.1 División simpática
5.2.2 División parasimpática
5.3 Nervios craneales

INTRODUCCION

En general el sistema nervioso regula las funciones rápidas del cuerpo, recibiendo,
procesando y almacenando los estímulos recibidos de los órganos de los sentidos.
Constituye una central de inteligencia responsable de que podamos aprender, recordar,
imaginar, razonar, crear y gozar sentimientos. A su vez lo que distingue al cerebro
humano es el tamaño de corteza cerebral, mucho mayor en relación con el tamaño del
cuerpo si se compara con el de cualquier animal. Dicha corteza, que cubre de substancia
gris los lóbulos y hemisferios cerebrales, tiene en el hombre un grosor de más de medio
centímetro. Además, la corteza cerebral del hombre se caracteriza por sus
numerosísimos pliegues y surcos, que hacen que aumente mucho la superficie total de la
corteza y permite que dentro del cráneo se aloje el máximo volumen de materia gris. En
comparación, las cortezas cerebrales de los mamíferos inferiores son mas lisas y, por lo
tanto, tienen menor superficie y menor volumen de materia gris. Casi todos los
científicos concuerdan en que las singulares facultades del cerebro humano son
directamente atribuibles a la corteza cerebral; a ésta se debe la capacidad para hablar y
escribir, que nos distingue del resto del reino animal, y que se relaciona con el
pensamiento (observar analizar, integrar experiencias para resolver problemas) y la
previsión y la imaginación.

1. Términos anatómicos.

En anatomía humana y animal muchos términos son utilizados para describir la


localización de órganos y otras estructuras del cuerpo, en posición anatómica estándar.
Estos términos que provienen principalmente del latín, son explicados abajo. La
terminología usada en anatomía humana puede diferir de la usada en anatomía general o
en la de especies con diferentes órganos.
En humanos, los términos anatómicos de movimiento se refieren a los cambios desde la
posición anatómica estándar.

1.1. Términos direccionales.

Se utilizan para describir todo el conjunto del cuerpo:

Medial, significa <<hacia la parte media>> y contrasta con la lateral, <<hacia el


lado>>. Nos referimos al extremo de la cabeza por cualquiera de estos distintos
términos: anterior, cefálico (de la palabra griega para <<cabeza>>, o rostral (del latín
para <<proa de un barco>>. El extremo de la cola se denomina posterior o caudal (de la
palabra latina <<cola>>. Proximal (de la palabra latina <<mas cercano>>) significa
cercano del tronco o del centro, y distal significa <<hacia la periferia>> o <<hacia el
extremo de un miembro>>) (distante del origen o punto de inserción).
Hay un par de términos que deben emplearse cuidadosamente, puesto que si significado
varía en función de que estemos hablando de un animal de cuatro patas o de uno de dos
patas. Los términos son dorsal, que significa <<hacia o en el dorso>>, y ventral, que
significa <<hacia el vientre o hacia el frente>>. En los animales de cuatro patas, como
el gato o la rata, dorsal se refiere al dorso del cuerpo y a la parte superior de la cabeza,
por consistencia en la comparación de encéfalos entre especies, para referirnos a al
parte superior del encéfalo humano o de un chimpancé, también usamos la palabra
dorsal, aunque en los primates la parte superior del encéfalo no esté en el dorso del
cuerpo. De modo similar, ventral se emplea para designar la parte inferior del encéfalo
de los primates y de los cuadrúpedos.

1.2 Planos direccionales.

El encéfalo suele cortarse usualmente en tres planos principales para proporcionar una
visión bidimensional de un objeto tridimensional. El plano que secciona el cuerpo en las
mitades derecha e izquierda se denomina plano sagital. (de la palabra latina para
<<flecha>>). El plano que divide el cuerpo es una parte ventral (anterior) y una parte
dorsal (posterior) tiene varias denominaciones: coronal (de la palabra latina para
<<corona>>), frontal o transversal. Por convención, estos cortes se ven desde atrás, con
lo que lado derecho de la figura representa el lado derecho del encéfalo. El tercero de
estos planos principales es el que divide el encéfalo en las partes superior e inferior.
Este plano se denomina plano horizontal y se mira usualmente desde arriba

1.3 Nombre de las vías.

El tronco del encéfalo contiene diversos componentes que son críticos para el control de
los movimientos. En primer lugar, esparcidos por toda esta región se hallan los núcleos
de los nervios craneales motores cuyos axones inervan músculos de la cabeza y el
cuello. Además, las vías que se originan a niveles superiores circulan a través del tronco
del encéfalo y, en algunos casos, conectan entre si varias de sus regiones.
Algunas de las vías conducen información relativamente discreta, que puede ser
establecida analizando las condiciones características que producen actividad en una
vía. Por ejemplo:

La vía vestíbulo-espinal proporciona una información esencial sobre la posición de la


cabeza, y esta información produce un impacto en los músculos posturales para efectuar
los ajustes corporales.
Las vías descendentes surgen de la formación reticular y sirven para regular los
movimientos.
Las vías de conducción nerviosa se dividen en vías motoras y vías sensitivas:

Las vías motoras. En estas vías se considera dos grandes grupos: la vía motora
principal, voluntaria o piramidal y la vía indirecta o cerebrocerebelomedular. Algunos
tratadistas, sin embargo consideran un tercer grupo, la vía motora estrioespinal.

La vía piramidal, actúa sobre las motoneuronas espinales a través de rutas


polisinápticas, y comparten en control de esas células motoras con otras influencias
descendentes. Por lo cual se distingue con mayor claridad de otros haces motores
cuando pasa por la zona anterior del bulbo raquídeo. Debido a que su principal función
es la del movimiento voluntario y el control ejecutivo.
Además del flujo corticoespinal, a través del haz piramidal, hay muchas otras vías
motoras que van del encéfalo al tronco encefálico y a la medula espinal. Dado que estos
haces circulan por fuera de las pirámides bulbares, ellos y sus conexiones se conocen
como un sistema extrapiramidal.

Vía motora principal o vía de la motilidad voluntaria. La vía motora directa esta
constituida por dos series de neuronas. Una central, se extiende de la zona de la corteza
cerebral al núcleo motor y la otra, periférica, se halla comprendida entre el núcleo motor
y los músculos estriados.

Vía cerebelosa o indirecta. La vía motora cerebelosa parte de la corteza cerebral y pasa
al cerebro, desde donde el influjo sigue hacia la neurona periférica. Esta vía motora
secundaria o cerebelosa, o vía de la coordinación motora, consta de seis neuronas.

Vía estrioespinal y estrionuclear. Es la vía fundamental central del tono muscular. Po


la gran cantidad de fibras de conexión entre los distintos núcleos de esta vía con la
corteza cerebelosa, es indudable que también el cerebelo es un importantísimo centro en
relación con la vía eferente del tono muscular.

Vías sensitivas. Las vías de conducción sensitivas o ascendentes se dividen en: vías
sensitivas del cuello, del tronco y de los miembros (vías ascendentes medulares), vías de
la sensibilidad de la cabeza y vías sensoriales.

Vías sensitivas del cuello del tronco y de los miembros. La primera neurona de las
vías medulares la constituye las células de los ganglios anexos a las raíces posteriores
de los nervios raquídeos, células ganglionares que reciben por sus prolongaciones
protoplásmicas los impulsos sensitivos captados por los recetores cutáneos (sensibilidad
exteroceptiva) y profunda (sensibilidad propioceptiva).

Vías del tacto, del dolor y de la temperatura. Son las que forman en la médula el
fascículo espinotalamico. La primera neurona se encuentra, en los ganglios espinales, el
cilindroeje e estas células sigue el camino de las raíces medulares posteriores y entones
las fibras correspondientes al dolor se colocan en la parte externa de la zona de Lissauer
y hacen sinapsis con las células de la substancia gelatinosa de rolando (2da. Neurona de
la vía del dolor).

Vías de la sensibilidad propioceptiva consciente. Esta vía nace en los receptores de


sensibilidad profunda colocados en los tendones de los músculos, en los ligamentos de
las articulaciones, en las cápsulas y sinoviales articulares (husos neuromusculares y
nuerotendinoso), sigue luego el trayecto de las fibras sensitivas de los nervios raquídeos
y así llega a los ganglios espinales, donde está la primera neurona que le corresponde.

Vías de la sensibilidad propioceptiva inconsciente. Son las que en la médula


constituyen los fascículos y están encargados de llevar al lóbulo anterior del cerebelo
(cerebelo espinal) las impresiones nacidas en los receptores profundos: husos
tendinosos y musculares, que reaccionan a la vibración profunda, a la torsión, a los
deslizamientos y a los estiramientos. Estas sensaciones son elaboradas en el cerebelo,
que las convierte en impulsos eferentes coordinados que van a dar a los distintos grupos
musculares y hacen sus contracciones ordenadas y eficientes. Esta clase especial de
sensibilidad propioceptiva tiene categoría de inconsciente ya que significaría un gran
desgaste nervioso, y seria prácticamente imposible hacer intervenir la atención
consciente (corteza cerebral, centros superiores) en todos y cada uno de los actos
motores para hacerlos coordinados y por tanto eficientes. Se distinguen tres partes en
esta vía de conducción a) sensibilidad propioceptiva inconsciente de los miembros
inferiores y parte inferior del tronco; b) sensibilidad propioceptiva inconsciente de los
miembros superiores y parte superior del tronco; c) sensibilidad propioceptiva
inconsciente del cuello.

Vías sensoriales. Las vías sensoriales comprenden las vías olfatorias, las vías
gustativas, las vías ópticas y las vías estatoacusticas.

2. Características generales del cerebro.

El cerebro, como el resto del cuerpo, se desarrolla a partir de una sola célula: un ovulo
fertilizado tan pequeño que apenas puede verse, pero que contiene todo lo necesario
para dar origen a un ser humano. Treinta horas después de fertilizada, esa célula se
divide en dos, y éstas en otras dos cada una. Las cuatro resultantes se dividen a su vez
para formar ocho, y así, sucesivamente, todas se multiplican durante la gestación: el
embrión crece. El octavo día después de la fertilización, la masa celular se implanta en
la pared uterina. Comienza entonces la diferenciación celular: al formarse cada célula,
queda destinada a una parte (y una parte de esa parte) del cuerpo, ya sea la piel o el
cerebro, por ejemplo. Podría decirse que el feto crece dentro (desde el cerebro) hacia
afuera, pues lo primero que se forma es un sistema nervioso central embrionario, que
dará origen al cerebro y a la médula espinal. En torno suyo se formara el resto del
cuerpo.
Comprende la porción anterior y superior que es también la más voluminosa del
encéfalo. Tiene forma ovoidea con su extremidad más gruesa hacia atrás, con una cara
superior convexa en sentido sagital con en sentido transversal, en relación con la bóveda
del cráneo, y una cara mas o menos plana e inferior llamada base del cerebro. Esta cara
inferior descansa en las fosas frontal y esfenoidal por delante, y por atrás sobre la tienda
del cerebelo que la separa de este órgano. El cerebro esta alojado totalmente en la
cavidad craneal. Mide 17 cm. en sentido antero posterior; 14 cm. en sentido transversal
y 12 cm. en sentido vertical; dimensiones que varían en medio centímetro menos para la
mujer. Pesa aproximadamente 1 200 g en el hombre y 1 100 g en la mujer. En esta cifra
están comprendidas también las porciones derivadas del diencéfalo. El cerebro en
conjunto esta constituido por dos mitades simétricas, denominadas hemisferios
cerebrales, separadas una de la otra por una cisura muy profunda, sagital y mediana,
conocida con el nombre de cisura interhemisferica, donde esta contenida la hoz del
cerebro. En el fondo de la cisura están situados los elementos que unen un hemisferio
con otro o comisuras cerebrales; son estos el cuerpo calloso y el trígono cerebral,
separados en su parte anterior por un espacio ocupado por una hoja muy delgada y
traslucida denominada septum lúcidum o tabique transparente.
2.1 Neuronas.

Al nacer, la persona tiene el mayor número de neuronas o células nerviosas (más de cien
mil millones) pero esta cantidad comienza a disminuir de inmediato. La merma se debe
a la siguiente razón: mientras que en las demás partes del cuerpo constantemente se
forman células nuevas que sustituyen a las que han envejecido y muerto, las neuronas
son irreemplazables porque, según parece, sólo se forman durante el periodo prenatal.
Esta realidad, alarmante a primera vista, no lo es tanto si recordamos la gran cantidad de
neuronas con que nacemos. El cerebro también se compone de otros tipos de células que
si se multiplican. En general, las neuronas del recién nacido no se intercomunican
mucho, sino que la experiencia de vivir y aprender establece las vías de relación entre
unas y por otras.
La doctrina neuronal, tal como se enuncia, comprende cuatro tipos de postulados:

a) La neurona es la unidad genética del sistema nervioso.- se desarrolla de


acuerdo con un proceso que a partir de un nueroblasto la lleva, pasando por
diferentes etapas, hasta el estado adulto. Esto significa que cada neurona
proviene de una célula primitiva., el neuroblasto, y como pierde su capacidad
para reproducirse, si por alguna razón es destruida, no puede ser sustituida. Por
su origen y su proceso de diferenciación ulterior, se considera a la neurona con
la unidad genética o embrionaria del sistema nervioso.

b) La neurona es la unidad anatómica del sistema nervioso.-cada neurona


constituye una entidad estructural morfológicamente independiente de las demás
células nerviosas. La relación entre ellas es por contigüidad citoplasmática. El
sitio en que dos neuronas se ponen en contacto se llama sinapsis y en esta
siempre hay un espacio que separa las membranas de las células vecinas, lo que
significa que la relación entre las neuronas es únicamente funcional. Por esto se
considera a la neurona como la unidad anatómica del sistema nervioso.

c) La neurona es la unidad funcional del sistema nervioso.- la neurona es una


célula especializada capaz de conducir impulsos nerviosos. Aunque,
fisiológicamente, una célula nerviosa aislada no tiene significación pues requiere
cuando menos dos neuronas para constituir un sistema que integre la reacción
neural más elemental, todas las vías nerviosas están formadas por neuronas, ya
que estas representan el elemento más simple a través del cual pueden cursar los
impulsos. Por esto se le considera la unidad funcional del sistema nervioso
d) La neurona es la unidad trófica del sistema nervioso.- todas las partes de la
neurona dependen para su nutrición de su relación con el cuerpo celular: por
consiguiente, si una parte de la célula nerviosa queda separada del mismo,
degenera. Por ello, se considera a la neurona como la unidad trófica del sistema
nervioso.

2.1.1 Anatomía de una neurona.

Una neurona se describe como la unidad básica del sistema nervioso, compuesta por un
cuerpo celular, extensiones receptivas y una prolongación transmisora (axón o
cilindroeje y las dendritas).
Cuerpo celular.- El soma neuronal varía extraordinariamente tanto en su forma como
en sus dimensiones. Puede ser redondeado, triangular, fusiforme, estrellado, piramidal,
piriforme. Por otra parte, hay neuronas que poseen un cuerpo muy pequeño, de unas
cuantas micras; en cambio, otras tienen somas de 70 u 80 micras; entre ambos tienen
extremos pueden encontrarse numerosas dimensiones intermedias. En general el cuerpo
es muy semejante en su estructura al resto de las células del organismo. En ciertas
neuronas como las del asta ventral de la médula, se presenta formando grandes bloques
en torno al núcleo; en otras, como granulaciones finas de distribución variable. La
microscopia electrónica ha demostrado que la sustancia de Nissl corresponde al retículo
endosplásmico rugoso o granular que contiene gran cantidad de ribonucleoproteina que
se halla en los gránulos o ribosomas que se hallan sobre las paredes de los conductos y
en los ribosomas que se hallan libres en el citoplasma; a esto se debe su afinidad por los
colorantes básicos, ya que si se somete a la acción de la ribunocleasa, enzima que
digiere la ribonucleoproteina, pierde dicha propiedad. Se considera que el material de
Nissl constituye un factor primordial en la síntesis de las proteínas plasmáticas o
estructurales que requiere la neurona para los mantenimientos del volumen
citoplasmático de su cuerpo celular y prolongaciones. Contiene también un retículo
endoplasmico liso, es decir sin ribosomas. En el citoplasma se encuentran numerosas
ribosomas libres.

Su Núcleo.- el núcleo de la neurona se halla comúnmente en posición central, aunque


en algunas puede estar situado cerca de la membrana plasmática. En la mayoría de las
neuronas el núcleo es grande (hasta de 20 u de diámetro), eucromático, esférico. La
cromática es fina y dispersa y hay uno o más nucleolos grandes, que indican la síntesis
activa en la célula. La cromática sexual (cuerpo de Barr) puede encontrarse como un
satélite nucleolar en la mujer y representa un cromosoma X condensado. La envoltura
nuclear está bien marcada y muestra poros numerosos. A menudo se dice que el gran
núcleo vesicular pálido, con un nucleolo prominente, presenta aspecto de “ojo de
lechuza”. La neurona no tiene capacidad para reproducirse. En el núcleo se halla el
DNA de la neurona y el nucléolo es particularmente rico en RNA.

Aparato de Golgi.- Presentan las mismas características que todas las células. Está
formado por sacos alargados que constituyen cisternas y vesículas que se hallan en el
citoplasma, dispuesto como una red en torno al núcleo. Puede encontrarse en la parte
inicial de las dendritas, pero no en el axón. No tiene ribosomas asociados. Su función en
la neurona no se ha determinado hasta ahora. Cuando se lesiona la célula nerviosa, el
aparato de Golgi se fragmenta primero y se dispersa después. Parece estar en relación
con el retículo endoplasmico liso, del cual probablemente sea una variedad.

Mitocondrias.- Las neuronas poseen mitocondrias filamentosas o granulares tanto en el


cuerpo como en las prolongaciones. Son especialmente abundantes en las terminaciones
axonicas, cerca de las sinapsis. Contienen enzimas y coenzimas respiratorias, lo que
indica su importante función en la producción y transporte energético de una célula que,
como la neurona, tiene grandes exigencias metabólicas.

Lisosomas.- Son pequeños sacos que contienen enzimas hidrolíticas entre las que tiene
particular importancia la fosfatasa ácida. Intervienen en los procesos de digestión
intracelular. Son muy abundantes en las neuronas. Actualmente se supone que del
complejo de Golgi derivan vesículas que constituyen lisosomas primarios, los cuales
transportan enzimas hidrolíticas, a los lisosomas secundarios derivados de los cuerpos
multivesiculares que están en relación con el retículo endoplásmico liso. Los cuerpos
multivesiculares son pequeñas estructuras rodeadas de membrana, que parece ser
portadores de vesículas.

Pigmentos.- En el citoplasma de las neuronas existen ocasionalmente inclusiones que


contienen pigmentos. Algunos están constituidos por melanina y a veces, las células
tienen tal abundancia de este pigmento que los núcleos que forman sin visibles a simple
vista, como ocurre con la sustancia negra del mesencéfalo.

Dendritas.-También llamadas dendrones o prolongaciones citoplásmica. Las dendritas


son sitios en los que la célula nerviosa recibe impulsos; así mismo, el cuerpo celular
constituye otra zona a la que llega información. Por esto, el conjunto de dendritas y
cuerpo celular representa el polo receptor de la neurona, al cual se le llama también área
dendrítica. Debido a que la célula nerviosa descarga los impulsos por el axón y sus
colaterales, que constituyen su polo efector, se le considera polarizada dinámicamente.
Esto significa que el impulso nervioso cursa en la neurona del área dendritica hacia el
axón y puede ser transmitido a través de éste y de sus colaterales. Las neuronas de los
ganglios sensitivos (células ganglionares unipolares y bipolares) tienen una sola
dendrita que se asemeja a un axón. La mayor parte de las neuronas tienen dendritas
numerosas que en su estructura se parecen al pericarion. En, efecto, a menudo es difícil
determinar donde empieza una dendrita y donde termina el pericarion. La mayor parte
de las dendritas se ramifican, y las ramas tienen diámetro menor que el trono principal.
Las dendritas principales tienen cuerpos de Nissl, motocondrias e incluso dictiosomas
pequeños, pero el contenido de retículo endoplásmico y ribosomas se reduce con la
ramificación hasta que estos organitos están ausentes en las ramas menores más
delgadas. Una característica notable es la presencia de muchos neurotúbulos y
neurofilamentos, que se alinean sobre el eje de la dendrita, y en algunas se extiende
hasta cerca de la punta. Al ramificarse las dendritas, los haces de micotúblos y
filamentos se extienden hacia las ramas. Desde el punto de vista funcional, en la
actualidad hay datos importantes que los microtúbulos participan en el transporte de
organitos como mitocondrias y de proteínas.

Axón.- El axón es una prolongación generalmente única, que parte del cuerpo de la
neurona, recorre un trayecto variable, emite colaterales y termina en arborizaciones
finas llamadas telodendrias. El axón y sus colaterales constituyen, como se señalo
anteriormente el polo efector de la neurona, a través del cual descarga los impulsos
nerviosos. Se origina en una elevación del cuerpo celular, llamada cono axónico en el
cual no existe material de Nissl. En la proximidad del cono axónico frecuentemente se
establecen sinapsis inhibidoras. La longitud y el diámetro del axón son muy variables:
hay neuronas que poseen axones muy cortos que terminan a poca distancia del cuerpo
de Golgi Tipo II; en otros casos, el axón puede tener gran longitud, como ocurre en las
células del asta ventral de la médula que inervan los músculos del pie, en las que puede
ser mayor de un metro. Parece haber relación entre la longitud y el grosor del axón: a
mayor longitud, mayor calibre y viceversa. El axón emite un número variable de
colaterales que generalmente se ramifican en ángulo recto, aunque en ocasiones puede
seguir dirección inversa a la que lleva el tronco de origen, en cuyo caso se llaman
recurrentes. Este último tipo de colaterales se observa, por ejemplo, en los axones de las
células piramidales de la corteza cerebral y en los de las caulas de Purkinje del cerebelo,
y contribuyen a relacionar neuronas situadas en paralelo. Las terminaciones del axón y
de sus colaterales (telodendritas), pueden establecer las siguientes relaciones:
a) con el área dendrítica de otras neuronas, para integrar sinapsis axodendritíca o
axo-somáticas.
b) Con otros axones con los que pueden constituir sinapsis axo-axónica.
c) Con fibras musculares estriadas, con las que forman las uniones
neuromusculares.
d) Con fibras musculares lisas o glándulas, como ocurre en las neuronas viscerales
postganglionares

En todos casos transmiten impulsos nerviosos a los elementos mencionados. El axón


generalmente se divide en un número variable de ramificaciones. Desde el puntote vista
ultraestructural, el axón posee axoplasma que es continuación del citoplasma del cuerpo
neuronal, desde el cual parece haber una corriente constante hacia aquel. Se encuentran
numerosas mitocondrias, particularmente cerca de las terminaciones axónicas que
forman parte de la sinapsis.

Desde le punto de vista funcional. Se puede considerar tres partes en el axón:

º El segmento inicial.-comprendido entre el cono axonico y el primer nodo de Ranvier,


sitio en que se origina el potencial de acción.

º La porción conductora.- formada por la mayor parte del axón y sus colaterales.

º La porción transmisora.- constituida por las terminaciones axónica a través de las


cuales el impulso nervioso se transmite a otras neuronas (a nivel de la sinapsis), o a los
efectores.

Vainas del axón.- El axón esta rodeado por varios tipos de vainas. En el sistema
nervioso central, los axones poseen vaina de mielina. En los nervios periféricos, además
de dicha vaina, las fibras están cubiertas por la vaina de Schwann o neurilema y por la
vaina endoneural de Key Retzius. Las fibras postganglionares del simpático, son
llamadas amielinicas para indicar que carecen de vaina mielinica. Por otra parte, los
cuerpos celulares de las neuronas aferentes periféricas de los ganglios espinales y
craneales. Así como los de las neuronas eferentes de los ganglios viscerales, están
cubiertos por las llamadas células satélites, que los aíslan del medio extracelular.
Vaina de mielina.- la mielina es una substancia lipoproteíca que contiene cerebrósidos,
fosfáticos, colesterol y esfingomielina. Rodea tanto a las fibras centrales como a la
mayor parte de las periféricas. Están en contacto con el axón (en realidad esta un poco
separado de este por un pequeño espacio de 150 A), pero presenta interrupciones
situadas a intervalos regulares a lo largo de las mismas llamadas, nodos de Ranvier, en
estos sitios se originan las colaterales del axón. No existe mielina en origen y en las
terminaciones axónicas. Los nodos de Ranvier proporcionan a la vaina de mielina una
disposición segmentaría a lo largo de la fibra nerviosa. El espacio comprendido entro
nodo y nodo se llama segmento internodal.

Vaina de Schwann o neurilema.- recubre exteriormente a la mielina, al enrollarse la


membrana de estas células en torno al axón, su citoplasma es desplazado hacia la arte
periférica de la vaina mielinica debido a la superposición de capas sucesivas de
membrana. En la iniciación del proceso, el axón invagina en la célula de Schwann,
estado rodeado de citoplasma excepto en el sitio por el que penetro, en el cual persiste
un espacio estrecho que se extiende entre el axón y el exterior; este espacio está
limitado por las partes próximas de la membrana de la célula de Schwann y se llama
mesaxón. Posteriormente, el mesaxón se enrolla en espiral alrededor de la fibra a
medida que se van agregando capas de membrana y después casi no se ve por la
contigüidad de las mismas. En cada segmento internodal existe una sola célula de
Schwann, alargada, de núcleo fusiforme, con su eje mayor paralelo al de la fibra
nerviosa. Cada célula de Schwaan forma la mielina del segmento internodal en que se
encuentra. Por consiguiente, los nodos de Ranvier representa las interrupciones que hay
entre la parte de la vaina mieliníca formada por un célula de Schwann y la formada por
la siguiente, o sea, corresponden a los limites entre dos células de Schwann vecinas.

Vaina de Key-Retzius.- también llamada vaina de Henle, rodea al axón por fuera de la
vaina de Schwann; está constituido por finas fibras reticulares que separan el neurilema
del medio extracelular. En los nodos de Rainver constituye la única envoltura del axón
permitiendo el intercambio iónico entre éste y el medio circundante.

Neurofibrillas.- Se encuentran en el citoplasma del cuerpo celular y en las


prolongaciones, tanto en el axón como en las dendritas, donde se disponen formando
haces paralelaos, se cree que están constituidas por proteínas filamentosas. Desde el
punto de vista ultraestructural, se les relaciona con conjuntos, de microfilamentos de 60
a 1000 A de diámetro y con microtúbulos de 200 a 250 A de diámetro su función no ha
sido determinada aun, pero se ha supuesto que están en relación con el transporte de
iones, con el mantenimiento de la forma de la neurona, y con las vesículas sinápticas,
opero hace falta evidencia experimental que aclare su función.

Cilios y centríolos.- En diferentes sitios del sistema nervioso se han descrito cilios y
centríolos. Los cilios presentan regularmente la fórmula 9 X 0, o es decir, nueve pares
periféricos de microtúbukos sin que exista el par central, aunque en ocasiones la
fórmula pede ser 8 X 1. Ambas disposiciones de los microtúbulos se consideran propias
de los cilios que carecen de movimiento. A veces están relacionados con un centríolos
que contiene 9 tripletes de microtúbulos. Se desconoce la significación de los cilios en
las células nerviosas.

Existen algunos tipos tipo de neuronas:

Neurona bipolar.- Son células nerviosas con una única dendrita en un extremo y un
solo axón en el otro extremo. Se encuentran en los sistemas sensoriales de algunos
vertebrados.
Neuronas de circuito local.- Son neuronas pequeñas que establecen contacto solamente
con neuronas que están en la misma unidad funcional.
Neuronas de protección.- Neuronas grandes que transmiten mensajes a zonas muy
distantes del encéfalo.
Neuronas monoplares.- Células nerviosas con una única ramificación que sale del
cuerpo celular y que se extiende luego en dos direcciones; una determinación es el polo
receptivo y la otra es la zona de eferencias.
Neuronas multipolares o típicas.- Células nerviosas con muchas dendritas y un solo
axón.

2.1.2 Conexiones entre neuronas: Las sinapsis.


La zona en que dos neuronas entran en contacto se llama sinapsis. Ya se ha dicho antes
que el sistema nervioso está constituido por miles de millones de neuronas relacionadas
entre si, a través de las cuales cursan señales o mensajes: los impulsos nerviosos. Estos
determinan el código de información que se utiliza en la integración de las reacciones
neurales, desde la más sencilla hasta la más compleja. El impulso nervioso es un
fenómeno bioeléctrico que depende de cambios que se generan a nivel de la membrana
de la neurona. Aunque la naturaleza de dichos cambios no está aún perfectamente
aclarada, existen ya evidencias experimentales que hacen posible comprender, cuando
menos en sus aspectos básicos, los eventos que a nivel fisicoquímico ocurren durante el
estado de reposo y de actividad de la neurona. Las células nerviosas están en relación
entre si a nivel de la sinapsis, donde únicamente hay contigüidad entre ellas, ya que
siempre existe un espacio que separa las membranas de neuronas vecinas. Las sinapsis
actúan como transductores de energía y determinan las características funcionales de los
modelos neurales. Por consiguiente, es de gran importancia conocer sus componentes
estructurales y hacer referencia a los fenómenos que ocurren a su nivel.
De acuerdo con el concepto de polarización dinámica de la neurona, esta recibe
generalmente los impulsos por su polo aferente que comprende el soma y las dendritas,
y los descarga por su polo eferente constituido por el axón y sus colaterales. Por
consiguiente, el curso de los impulsos nerviosos en los circuitos neurales está
determinado por las sinapsis ya que en este sitio seria transmitidos del polo eferente de
una neurona al aferente de otra, lo cual determina la característica unidireccional de la
conducción nerviosa. Sin embargo en algunos casos el impulso nervioso puede ser
transmitido del axón de una neurona al de otra, condición en la que relacionada los
polos eferentes de dos neuronas a través de una sinapsis axoaónica. Por otra parte, la
micospcopía electrónica ha demostrado la existencia de otros tipos de contactos
sinápticos: dendrosomáticos, dendrodendrítico y dendoaxónicos, a través de los cuales
se pueden ejercer efectos tanto excitadores como inhibidores.

Tipos y estructuras de la sinapsis.

Las sinapsis mas frecuentes en cuanto a sus relaciones anatómicas, pueden ser de los
siguientes tipos:
a) axodendríticas.- entre el axón de una neurona y las dendritas de otra.
b) Axosomáticas.- cuando las terminaciones axónicas se relacionan con el cuerpo
de otra neurona.

La unión neuromuscular, en las que las terminaciones axónicas de una neurona motora
se relacionan con la membrana o sarcolema de una fibra muscular, morfo-
funcionalmente es una sinapsis.

Estructura de la sinapsis.

a) membrana presináptica.- que corresponde a la terminación del axón que llega a


la sinapsis.
b) El espacio sináptico, de 100 a 400 A de amplitud, que separa las dos neuronas.
c) La membrana postsináptica.- que pertenece a la neurona a la cual va a ser
transmitido el impulso de una sinapsis.
La riqueza de mitocondrias en la zona traduce la intensa actividad metabólica y
energética que ocurre a ese nivel. En las membranas pre y potsináptica, se observa
engrosamiento, mas acentuado en la segunda; esto constituye la llamada zona activa
suponiéndose que a ese nivel se producen los principales fenómenos de la transmisión
sináptica. En algunas sinapsis se material denso en el espacio sináptico, a veces en
forma de filamentos que lo cruzan uniendo las membranas pre y postsináptica.
Tomando en cuanta las características ultra estructurales, las sinapsis se dividen en:

Tipo I.- presentan una condensación muy densa en la membrana postsináptica,


contienen principalmente vesículas esféricas y el espacio sináptico es más amplio que
en las de Tipo II.

Tipo II.- se han considerado como probablemente excitadoras, presentan


condensaciones en las membranas pre y postsináptucas de igual espesor, contienen
vesículas aplanadas y el espacio es muy reducido. Se postula que tienen función
inhibidora.

Fenómenos que ocurren en la sinapsis:

a) llegada de un impulso nervioso a la terminación axónica, produciéndose


despolarización de la membrana presináptica.
b) Modificaciones en as vesículas sinápticas que conducen a la liberación cuántica
de la substancia mediadora la cual pasa al espacio sináptico. Esto es favorecido
por los iones Ca++ que atraviesan la membrana.
c) Captación o fijación del mediador en puntos o zonas “receptora” especificas de
la membrana postsináptica.
d) Cambios en la permeabilidad de la membrana postsináptica pata determinados
iones.

De acuerdo con esto, en la sinapsis ocurre transducción de energía: inicialmente la


energía eléctrica del impulso nervioso es traducida a energía química contenida en el
mediador; después esta última da origen a movimientos iónicos en la membrana
postsináptica que se traduce en cambios eléctricos. Los efectos del mediador sobre la
membrana postsináptica varían según que la sinapsis sea excitadora o inhibidora y esto
obviamente está en relación con la naturaleza química del mediador, que actúa sobre
zonas receptoras específicas de la membrana postsináptca.
2.2 Irrigación sanguínea del cerebro.

En encéfalo y parte de la médula espinal están irrigados por dos sistemas arteriales:

a) el carotideo.- esta constituido por las arterias carótideas internas, que son una de las
ramas de bifurcación de las carótidas comunes. Estas últimas terminan en el cuello, a
nivel del borde superior del cartílago tiroides. La arteria carótidea interna está en
relación en su origen con el seno carotoideo, dilatación que presenta la carótidea común
en su parte terminal. Asciende hasta la base del cráneo para penetrar al conducto
carotideo del temporal, del cual emerge cerca del vértice del peñasco; recorre a
continuación el seno carnovenosa y a nivel del la apófisis clinoides anterior lo abandona
para dar poco después sus ramas terminales: las arterias cerebrales anteriores y cerebral
media.
En cuello esta acompañada por la yugular interna y el vago; asciende por delante de la
aponeurosis
b) el vertebro vacilar.- Las arterias vertebrales ascienden a través de las vértebras y
penetran por la base del cráneo. Se unen para formar la arteria basilar, la cual discurre a
lo largo de la superficie ventral del tronco encefálico. Las ramas de la arteria basilar
proporcionan sangre al tronco encefálico y a las porciones posteriores de los hemisferios
cerebrales. En la base del encéfalo, las arterias carótida y basilar se unen para formar
una estructura denominada polígono de Willis. Esta unión de vías vasculares puede
proporcionar algún <<suministro>> si cualquiera de las principales arterias del
encéfalo fuese dañada o bloqueada por una enfermedad.

2.3 Líquidos cefalorraquídeos y ventrículos cerebrales.


El liquido cefalorraquídeo ocupa las cavidades ventriculares y los espacios
subaracnoideos del cráneo y del raquis, rodeando la substancia encéfalo medular. Estos
espacios se hallan divididos por trabéculas que atraviesan la misma cavidad aracnoidea.
El líquido cefalorraquídeo es el verdadero medio interior, al cual se nutre el sistema
nervioso. Posee también una acción mecánica, puesto que sirve para proteger al sistema
nervioso contra golpes de las ondas sanguíneas y contra la presión vascular, sobre todo
si esta llega a ser superior a la normal. El liquido cefalorraquídeo circula en el interior
de las ventrículos y en los espacios subaranoideos por todos los surcos y lagos que se
comunican entre si. El liquido cefalorraquídeo es claro, transparente y ligeramente
amarillo. Su cantidad en el adulto es de uno 140 gramos, variando con los individuos,
así como con la edad, pues en los viejos es mas abundante; en los estados patológicos
también varia. Su tensión es mayor que la presión atmosférica y esta en relación con la
presión arterial del propio individuo. Es alcalino y en su composición entran el agua, el
cloruro de sodio, la albúmina, fosfato de cal, carbono de sodio, etc. Se elabora en los
plexos coroideos de los ventrículos y se reintegra a la circulación venosa en las
granulaciones de Pacchioni y en las vainas perineurales.

Plexos coroideos.

Son las estructuras en que produce el líquido cefalorraquídeo. En el ventrículo lateral


ocupan la prolongación temporal, la parte anterior de la encrucijada y el cuerpo donde
se hallan sobre la superficie dorsal del tálamo. Al llegar al foramen interventricular se
continúan con el plexo coroideo del tercer ventrículo que esta constituido por franjas
vasculares contenidas en la tela coroidea; en realidad los plexos corideos de los
ventrículos laterales son prolongaciones de la tela coroidea. Los del cuatro ventrículo
son dos franjas vasculares incluidas en la tela coroidea inferior situada en el techo de la
parte caudal del ventrículo. Dichas franjas ascienden primero a cada lado de la línea
media hasta llegar a los recesos laterales de la cavidad, a los que rebasan.

Circulación del líquido cefalorraquídeo.

El líquido producido en los ventrículos laterales pasa por los forámenes


interventriculares al tercer ventrículo donde se agrega el formado en esta cavidad,
desciende a continuación por el acueducto cerebral hacia el cuarto ventrículo donde
recibe la contribución de los plexos correspondientes. A través de los orificios de
Magendie y Luschka, llega al espacio subaranoideo a nivel de la cisterna magna. A
partir de aquí, se difunde al espacio subaranoideo raquídeo y fluye hacia las cisternas
craneales y a la superficie dorso lateral de los hemisferios para llegar a las vellosidades
aracnoideas situadas en relación con el seno sagital superior, donde se absorbe. Cuando,
por alguna causa, esta obstruida la comunicación entre las cavidades cerebrales y la
cisterna magna, se produce acumulación del líquido intracerebralmente, las cavidades se
dilatan y se desarrolla una hidrocefalia interna u obstructiva.

Absorción del líquido cefalorraquídeo.

El liquido cefalorraquídeo pasa a la sangre a nivel de las vellosidades aracnoideas. Estas


son proyecciones de la aracnoides hacia el interior del seno sagital superior. Las
vellosidades se ensanchan para formarse las granulaciones aracnoideas, que se hallan
también relacionadas con otros senos craneales, pero la mayor parte se encuentran en el
seno sagital o en las lagunas anexas al mismo. Las vellosidades aracnoideas están
cubiertas por el mesotelio de la aracnoides que se pone en relación con el endotelio el
seno. Contienen una prolongación del espacio subaracnoideo. A su nivel, por
consiguiente, la sangre está separada del liquido cefalorraquídeo por las dos láminas
celulares mencionadas, que según algunos, se fusionan. La dura y el espacio subdural
llegan hasta la base de las vellosidades, pero no existen en la parte que penetra a la
cavidad.

Características del líquido cefalorraquídeo.

Como se dijo anteriormente es un líquido claro o transparente. Su cantidad se ha


calculado entre 100 y 150 ml aunque se han dado cifras menores. Se considera que
dicha cantidad puede ser producida y absorbida hasta tres veces en 24 horas, su presión,
para la que también se dan cifras variables, se estima entre 70 u 80 y 180 ó 200 mm de
agua, con el sujeto en decúbito dorsal y en reposo; en el niño es de 50 a 100 m. el
liquido cefalorraquídeo contiene células en pequeño numero 8no mas de 5),
mononucleares o linfocitos; proteínas: de 15 a 45 mgs. Por 100 ml, (en líquido lumbar)
que son albúminas y globulinas en proporción fe 5-8 a 1; glucosa: 50 a 85 mgs por 100
ml (estimados como cloruro de Na). Además de estos componentes químicos que son
los de mayor importancia desde el punto de vista clínico, contiene también potasio,
magnesio, calcio, nitrógeno, ácido úrico, creatinina, fósforo inorgánico etc.

Funciones del líquido cefalorraquídeo.

Desde el punto de vista mecánico, forma un lecho líquido que protege al sistema
nervioso de choques o desplazamientos bruscos; se supone que funciona como un
regulador de la presión intracraneal, pero para ésta y otras posibles funciones se carece
de evidencias experimentales que las apoyen.

Ventrículos cerebrales.

Ventrículos laterales.

Existe uno en cada hemisferio cerebral. Tienen forma irregular. Se denomina así la
cavidad que tienen los hemisferios cerebrales en su interior esta cavidad está recubierta
por el epéndimo y comunica con el ventrículo medio por intermedio del agujero de
Monro. A su vez, el ventrículo medio, como se ha indicado, comunica con el cuatro
ventrículo a través del acueducto de Silvio. Se le considera a cada ventrículo un cuerpo
y tres prolongaciones: frontal, temporal y occipital. Comunican con el ventrículo medio
a través del foramen interventricular. El cuerpo o parte central del ventrículo, se
extiende desde el agujero interventricular rostralmente hasta cerca del esplenio del
cuerpo calloso; su piso, muy inclinado en dirección medial, está formado de fuera hacia
adentro por el núcleo caudado, el surco tálamoestriado y la vena tálamoestriada, la cara
dorsal del tálamo, el plexo coroideo y el fornix.

Ventrículo medio o tercer ventrículo.

Es un espacio comprendido entre los talamos. En sentido sagital se extiende del


quiasma óptico por delante a la glándula pineal por detrás; para facilitar su estudio se
puede considerar en el u borde anterior y otro borde posterior, un techo, un suelo y dos
paredes laterales.

Cuatro ventrículo.

El cuarto ventrículo es una cavidad situada en el interior del rombencefalo; se halla en


comunicación por abajo con el conducto del epéndimo y por arriba con el conducto del
mesencefalo llamado acueducto de Silvio.

3. Subdivisiones del cerebro.

Las normas para la subdivisión del cerebro desde el punto de vista estructural subyacen
en la forma en que el encéfalo se desarrolla en las etapas tempranas de la vida. El
cerebro en conjunto está constituido por dos mitades simétricas, denominadas
hemisferios cerebrales, separadas una de otra por una cisura muy profunda, sagital y
mediana, conocida con el nombre de cisura ínter hemisférica, donde está contenida la
hoz de cerebro. En el fondo de la cisura están situados los elementos que unen un
hemisferio con otro o comisuras cerebrales; son el cuerpo calloso y el trígono cerebral,
separados en su parte anterior por un espacio ocupado por una hoja muy delgada y
traslucida denominada septum lúcidum o tabique transparente. Son cinco las principales
partes en que se subdivide el cerebro.

3.1 Telencéfalo.

Esta parte se halla en el extremo anterior del encéfalo en desarrollo, que constituirá los
hemisferios cerebrales.

3.1.1 Telencéfalo.

Llamado también cerebro anterior, se forma al final del primer mes de la vida
embrionaria, a través, de la vesícula anterior por dos eminencias que crecen hacia
delante y arriba y alcanza grandes dimensiones; entre ambas dimensiones se interpone
un repliegue mesodérmico que ocupa la futura cisura ínter hemisférica y que formará
mas tarde la hoz del cerebro. Dando origen al lóbulo occipital. En la segunda mitad e la
vida embrionaria aparece en la cara posterior del hemisferio un hundimiento (futura
fisura de Silvio), a expensas del telencéfalo se originan: la corteza cerebral, la
substancia blanca y el cuerpo estriado.

3.1.2 Corteza cerebral.


Los hemisferios cerebrales están totalmente cubiertos en su superficie externa por una
capa o substancia gris denominada corteza cerebral. Esta se halla formando un conjunto
cuyo espesor varia entre uno y medio y cuatro milímetros, espesor que disminuye a la
edad del individuo. Se distingue por seis capas, la más externa es una capa blanca muy
delgada, y después hacia dentro alternan capas grises y blancas; dos de estas últimas son
a veces muy visibles y reciben los nombres de estría de Baillarger. Cada capa es
diferente debido a que se compone o bien de grupos de células de tamaños particulares
o por patrones de dentritas o axones característicos. La corteza cerebral es el asiento de
las sensaciones conscientes, y donde se originan y rigen los movimientos voluntarios,
también es en ella donde se realizan las funciones mas elevadas del cerebro, las
funciones intelectuales.

La descripción de sus seis capas es la siguiente:

1º. Capa zonal.- Estas formada por fibras amielínicas, que son dentritas de las células
piramidales o axones de la capa subyacente.
2º. Capa granulosa externa.- Se constituye por células muy pequeñas y numerosas que
le dan aspecto granular.
3º. Capa piramidal.- Esta integrada por células de forma piramidal y de tamaña cada
vez mas grande a medida que son mas profundas, cuyas dentritas se dirigen a la
superficie en tanto que los axones van a la substancia blanca.
4º. Capa granulosa interna.- Posee abundantes células pequeñas cuyas ramificaciones
se dirigen en todos sentidos y terminan en las zonas contiguas.
5º. Capa ganglionar.- Se caracteriza por la presencia de células piramidales gigantes,
cuyas ramificaciones asocian regiones cercanas a distantes de la corteza.
6º. Capa polimorfa.- Esta integrada por células de tipos diferentes, pero ordinariamente
pequeñas y numerosas.

La variación en el grosor de las diferentes capas de la corteza esta relacionada con


diferencias en sus funciones. Las fibras procedentes del tálamo terminan prefermente en
la capa 4, con lo que esta capa es particularmente prominente en regiones que
representen funciones sensoriales. De hecho, en parte de la corteza visual del lóbulo
occipital, la capa 4 está prominente que aparece a simple vista como una banda en los
cortes de secciones realizados a través de esta área. Esta es la razón por la que a esta
parte de la corteza visual se la conoce como corteza estriada (rayad). Las fibras que
dejan la corteza cerebral se originan especialmente en la capa 3, especialmente
prominente en las principales regiones motoras de la corteza. La capa 3 esta también
caracterizada por células piramidales más bien grandes. Las neuronas de la corteza están
dispuestas en capas bastante diferenciadas. Las fibras nerviosas que nacen de ellas
establecen múltiples conexiones entre las distintas capas y zonas, lo que permite que
una señal llegada a la corteza se extienda y persista. Así mismo, los impulsos eferentes
que nacen de un área pueden llegar por las conexiones a otras, o a zonas cercanas a la
primera haciendo que continúe la actividad. Las neuronas de asociación hacen que los
impulsos que llegan a la corteza duren un tiempo considerable y se extiendan a gran
número de neuronas. Así un pequeño ruido percibido por la corteza puede suscitar una
actividad prolongada de las neuronas del área correspondiente y provocar una respuesta
externa.

Localizaciones de la corteza cerebral:


Zona motora.- Se localiza en la corteza que cubre los labios y el fondo de la cisura de
Rolando.
Localizaciones sensitivas.- Se sitúan en la porción pariental, zona donde convergen
vías asociativas derivadas de las neuronas intercalares, en las cuales se elaboran
percepciones, es decir, fenómenos de conocimiento, apreciación de la forma de volumen
y de peso. En esta zona parietal de señala un centro táctil de los objetos.
Localizaciones sensoriales.- Estas comprenden las olfativas, las gustativas, las
auditivas y las visuales.

3.13 Cuerpo estriado.

El cuerpo estriado es una masa de sustancia gris situada en la base del cerebro y en la
parte externa de cada uno de sus ventrículos laterales. El cuerpo estriado de la corteza
cerebral, es donde se organiza un mapa completo de la retina. Pero más allá de esta
región también hay otras representaciones extra-estriadas de la retina. Hay hasta ahora
32 de esas representaciones, aunque no todas completas. Recibe fibras del tálamo y de
la corteza y las que de él nacen se dirigen al tálamo, al hipotálamo y a otros centros.
Funciones: Se conoce muy poco sobre el cuerpo estriado. Generalmente se le considera
como "posada motriz", y se estima que es un eslabón importante en la vía motriz. Pero
son aspectos poco conocidos. En la actualidad, el termino cuerpo estriada se reserva
para el núcleo lenticular (con sus dos partes: putamen y pálido), el núcleo caudado y la
amígdala. Se subdivide: en arquiestraido constituido por una amigdala, paleoestraido
que comprende al pálido y el neoestriado formado por el núcleo caudado y el putamen.
Esta clasificación se basa en los niveles de antigüedad filogenético en que se desarrollan
dichas estructuras. En la nomenclatura moderna, comúnmente se llama estriado
solamente al neoestriado. El termino estriado se aplico a lo núcleos lenticular y
caudado, que están cruzados por fibras mielinicas que les dan tal apariencia.

3.1.4 Sistema limbico.

El sistema límbico es un sistema formado por varias estructuras cerebrales que gestiona
respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales. Está relacionado con la memoria,
atención, emociones, personalidad y la conducta. Está formado por partes del tálamo,
hipotálamo, hipocampo, amígdala cerebral, cuerpo calloso, septum y meséncefalo.

El sistema límbico está formado por una serie de estructuras complejas, que se ubican
alrededor del tálamo y debajo de la corteza cerebral. Es el responsable principal de la
vida afectiva, y es partícipe en la formación de memorias, de la que participan el
Hipotálamo, el Hipocampo, la Amígdala y cuatro áreas relacionadas. Las funciones
principales del sistema límbico son: la motivación por la preservación del organismo y
la especie, la integración de la información genética y ambiental a través del
aprendizaje, y la tarea de integrar nuestro medio interno con el externo antes de realizar
una conducta.

3.2 Diencéfalo.
La mayor parte del diencéfalo está constituida por el tálamo, un par de agrupaciones de
forma oval de células que está en continuidad con el tronco encefálico El nombre del
tálamo procede de la palabra griega que significa <<habitación>> o <<cámara
nupcial>> y se le asigno debido a que las dos mitades del tálamo rodean al tercer
ventrículo) contiene varias agrupaciones distintas de células nerviosas que tienen una
importancia especial debido a que son las distribuidoras de los in puts aferentes de la
corteza cerebral

3.2.1 Tálamo.

Son dos masas grises voluminosas, de forma ovoidea, con la extremidad anterior mas
estrecha. Por su tamaño y su forma pueden compararse a una nuez. Limitan a los lados
el ventrículo medio o tercer ventrículo y su extremo anterior tiende a tocar al del lado
opuesto, pues ambos se aproximan a línea media, donde quedan separados por un
intervalo muy estrecho. Los extremos posteriores son muy gruesos y están separados
entre si por un espacio más amplio en el cual se hallan los tubérculos cuadrigéminos.
Para estudiarse se puede dividir en cuatro cortes:
1) Cara superior.- está dividida en dos áreas por un surco longitudinal que
corresponde al borde del trígono cerebral.
2) Cara interna.-Es libre y forma la pared del ventrículo medio integrando la
pared lateral del ventrículo medio.
3) Cara externa.- Se halla en toda su extensión a una gruesa lámina de substancia
blanca denominada, cápsula interna, interpuesta entre el tálamo y el núcleo
lenticular. De esta parte emerge una gran cantidad de fibras que penetran en la
capsula interna para dirigirse a la corteza cerebral; estas fibras se llaman
radiaciones talámicas, y antes de salir del tálamo forman en su parte externa, al
cruzar la substancia gris, una zona reticulada, denominada lámina medular
externa o encrucijada de Arnold.
4) Cara inferior.- Esta parte reposa sobre el hipotálamo y por ella penetran
multitud de fibras a la vez que otras salen de ella.

3.2.2 Hipotálamo.

Se encuentra en la región de la base del cerebro que forma el piso del ventrículo medio
y que está comprendida en la línea media, entre el quiasma óptico por delante y el borde
superior de la protuberancia anular por detrás, y a los lados por el rombo que forman
adelante las cintas ópticas y atrás el borde interno de los pendúculos cerebrales. Y el
cual tiene una poderosa influencia en la conducta. Los diferentes núcleos de esta
estructura juegan papeles importantes en el control de la actividad metabólica, las
glándulas endocrinas, la emoción, los ritmos circadianos, el sueño y la regulación de la
temperatura, entre otros sistemas reguladores fisiológicos básicos.

En el se distinguen las siguientes partes:

Espacio perforado posterior.- Es una delgada lámina de substancia gris, de forma


triangular con base anterior correspondiente a los tubérculos mamilares y vértice
posterior correspondiente al ángulo divergente de los pedúnculos cerebrales. Está
atravesada por múltiples orificios por donde pasan ramos arteriales de las arterias
cerebrales posteriores.
Tubérculos mamilares.- Consiste en dos eminencias, redondeadas, del tamaño de una
lenteja, situadas por delante del espacio perforado posterior, cada una de ellas esta
constituida por un conglomerado de células nerviosas rodeadas de una capa de
substancia blanca que procede del pilar anterior del trígono cerebral.
Tuber cinereum e infundíbulo.- La masa gris comprendida entre los tubérculos
mamilares por detrás y el quiasma óptico por delante, esta constituida por una lámina
gris mas o menos convexa que se denomina tuber cinercum.

Hipófisis.- O cuerpo pituitario es un cuerpo ovoideo aplanado de arriba abajo, de eje


mayor trasversal, alojado en la fosa pituitaria. Mide uno y medio centímetros en el
diámetro transversal y tiene seis milímetros de espesor en el diámetro antero posterior.
Pesa un poco más de medio gramo. Está constituido por dos lóbulos aplicados
íntimamente uno a otro; el anterior, más grande, tiene forma de media luna cuya
concavidad posterior abarca al lóbulo posterior. El lóbulo posterior de la hipófisis es de
naturaleza nerviosa y se une por medio del tallo pituitario a la base del cerebro, o mejor
dicho, al hipotálamo, mediante gran numero de fibras nerviosas. La Hipófisis esta
situada sobre la base del cráneo. En el esfenoides, existe una pequeña cavidad
denominada "silla turca" en la que se encuentra la hipófisis. La silla esta constituida por
un fondo y dos vertientes: una anterior y una posterior. Por su parte lateral y superior no
hay paredes óseas; la duramadre se encarga de cerrar el habitáculo de la hipófisis: la
envuelve completamente por el interior a la silla turca y forma una especie de saquito,
abierto por arriba, en el que esta contenida la hipófisis. La hipófisis está directamente
comunicada con el hipotálamo por medio de un pedúnculo denominado "hipofisario". A
los lados de la hipófisis se encuentran los dos senos cavernosos (pequeñas lagunas de
sangre venosa aisladas de la duramadre). La experiencia y la fisiología, así como los
datos patológicos, demuestran que el hipotálamo es un centro regulador de las
actividades autónomas del cuerpo, y sus lesiones se acompañan de trastornos
metabólicos, visceromotores y vasomotores.
3.3. Mesencefalo

Se desarrolla a expensas de la vesícula cerebral media, cuya porcino ventral se engruesa


para constituir los pedúnculos cerebrales, estos abarcan la lámina ventral media que
constituirá el espacio perforado posterior. Forma un tronco nervioso de dos centímetros
de longitud que une al cerebro propiamente dicho con el cerebro posterior. En conjunto,
se puede distinguir en el una cara anterior, otra posterior y dos laterales. En el
mesencefalo se encuentran los núcleos que rigen los movimientos del iris y del músculo
ciliar. Por el trayecto de las fibras del motor ocular común discurren sus ramos hacia el
gnalgio ciliar, cuyos centros se localizan en el mesencéflao al nivel de los tubérculos
cuadrigéminos por delante del acueducto de Silvio, asegurándose que estos centros
radican en el núcleo de Westphal o núcleo antero interno, fibras que están destinadas al
iris y al músculo ciliar.

3.3.1. Tectum.

Que significa (techo), se localiza en la porción dorsal del mesencefalo. Este es un centro
neuronal fundamental para visión. Existe una representación retinotópica en el colículo
superior y tonotópica inferior. Estas estructuras constituyen un centro para la
elaboración de respuestas reflejas en relación con la información visual y auditiva. La
superficie del tectum proporciona, en algún sentido, un mapa de la retina. Así un objeto
en un lugar determinado del mundo exterior excita un lugar particular de la retina, lo
que a su vez activa un lugar especifico del tectum óptico. Casi parece como si cada
punto de la retina supiese., o llegase a estar enterado del curso del desarrollo, lo que le
llevaría a conectar con el tectum óptico. Podríamos imaginarnos que hay algún tipo de
etiqueta en cada axón creciente que le explica donde ir.

3.3.2. Tegmento.

Es la porción del mesencefalo situada debajo del tectum. Incluye en el extremo rostral
de la formación reticular, varios núcleos que controlan los movimientos oculares, la
materia gris periacueductual (constituida por cuerpos celulares de neuronas), el núcleo
rojo (y la sustancia negra que son componentes importantes del sistema motor).

3.3.3. Base de los pendúculos

También se le nombra cara posterior ventral. Está formado por gruesos cordones que
parten a uno y otro de la línea media de la cara superior de la protuberancia. Se llaman
pendúculos cerebrales y se dirigen hacia arriba, adelante y afuera para perderse en la
región subtalámica, por debajo de los tálamos ópticos. Esos cordones, estriados en
sentido longitudinal, son convexos transversalmente y su longitud alcanza apenas uno y
medio centímetro.
Entre los pendúculos cerebrales se encuentra una superficie profunda, de forma
triangular con base superior, que se prolonga entre los dos tubérculos mamilares; es de
color obscuro, presenta múltiples orificios vasculares y se denomina espacio perforado
posterior o espacio interpendúcular. Tiene n surco medio y un vértice inferior que
parece prolongarse más allá del surco pedicular, los bordes de esta substancia gris
perforada se pierden ene. Borde interno de los pendúculos cerebrales, de los que quedan
separados por el surco llamado surco del motor ocular común por salir de él las raíces
de dicho nervio.

3.4 Metencéfalo.

Es un órgano presente en todos los vertebrados, pero con diferentes grados de


desarrollo: muy reducido en los peces, reptiles y pájaros, alcanza su máximo desarrollo
en los primates y en el hombre.

3.4.1 Cerebelo.

Es la porción más voluminosa del cerebro posterior y constituye la parte del encéfalo
situada en la región posterior de la base del cráneo, por detrás del bulbo, de la
protuberancia y de los pendúculos cerebelosos superiores. Esta colocada por debajo de
los lóbulos occipitales de los hemisferios cerebrales, de los que se halla separado por la
tienda del cerebelo. Ocupa totalmente las fosas cerebelosas del hueso occipital, aunque
por debajo de amígdala cerebelosa penetra en la parte superior del conducto raquídeo,
donde se pone en contacto con la porción post lateral del bulbo. Tiene una forma
aproximada de ovoide, aplanado de arriba abajo. Considerando en su conjunto, está
formado por dos voluminosas, hemisferios cerebelosos, unidas por un saliente antero
posterior y medio, segmentado en sentido transversal, que es el vermis, el cual, visto por
arriba, apenas se individualiza de los hemisferios, mientras que por abajo está bien
diferenciado de ellos gracias a la depresión en que se encuentra, llamada surco o cisura
media del cerebelo y también vallécula. Tiene el cerebelo 9 cm. en su diámetro
transversal, 6 en su diámetro antero posterior y 5 cm. de altura. De consistencia menor a
la del cerebro. El cerebelo pesa 140 gramos, siendo su peso relativamente mayor en la
mujer que en el hombre.
En la configuración exterior del cerebelo, a pesar de su forma irregular, se pueden
distinguir en él una cara superior, otra inferior y una anterior. También se distingue por
tener una división de su superficie de los dos lóbulos laterales o hemisferios cerebelosos
y un lóbulo medio constituido por los vermis superior e inferior. Tanto el lóbulo central
como las laterales, están recorridos por gran número de surcos, dirigidos
transversalmente en el vermis superior e inferior, y más o menos paralelos y
concéntricos hacia la hendidura anterior den los hemisferios cerebelosos. Su estructura
esta constituida por:

Substancia gris: comprende una pequeña parte central y otra, mucho mas extensa,
superficial. La superficial o cortical se extiende en forma de lámina delgada que cubre
regularmente toda la superficie del cerebelo consus anfactuosidades; se interrumpe tan
sólo en su parte anterior para dar paso a los pendúculos cerebelsoso, a la válvula de
Vieussens y a alas válvulas de Tarín. En la corteza cerebelosoa se reconocen dos capas
la interna de color pardo, denominada estrato granuloso, y otra externa, de color gris,
llamada estrato cinereo o capa molecular; entre ambas se encuentra una estrecha zona
constituida por una sola fila de los cuerpos de las células de Purkinje. La substancia gris
central está formada por varias masas grises situadas simétricamente en el el interior de
la substancia blanca.
Substancia blanca.- Ocupa toda la porción central del cerebelo y ésta cubierta por la
capa cortical. Rodea los núcleos grises centrales y emite prolongaciones y
ramificaciones que penetran en el espesor de lo lóbulos, de las láminas y de las
laminillas, adoptando una disposición arborescente, por lo que recibe el nombre de árbol
de la vida. Como la forma de estas arborizaciones varía según que se vean cortes del
lóbulo medio o de los lóbulos laterales, se han distinguido tres árboles de la vida: dos
correspondientes a los lóbulos laterales, y uno al vermis.

3.4.2 Protuberancia.

La protuberancia anular o puente de Varolio tiene la forma de rodete ancho, de color


blanco, orientado transversal, situado por arriba del bulbo y por abajo del mesencéfalo,
o sea de los pendúclos cerebrales. Tiene una altura de dos y medio centímetros, otro
tanto de grosor, y un diámetro transverso de cuatro centímetros. Alojada sobre el canal
basilar, el borde anterior de la protuberancia alcanza el borde libre de la lámina
cuadriláteral del esferoide. Sus limites son la parte de abajo limita con la extremidad
superior del bulbo, del que esta separada superficialmente por el surco
bulboprotuberancial; por arriba se continua con los pendúculos cerebrales de los cuales
está delimitada superficialmente por el surco pontopenducular. En la cara posterior de
dichos surcos no se aprecian, y en ésta el límite inferior de la protuberancia se encuentra
al nivel de una línea horizontal que pasara por los ángulos laterales del cuarto
ventrículo; el limite superior corresponde ala parte posterior de los tubérculos
cuadrigéminos posteriores, exactamente en el sitio donde terminan los pendúculos
cerebelosos superiores.
Cara anterior.- en sentido transversal y en sentido sagital, presenta en la línea medio
un surco antero posterior poco profundo, denominado surco basilar, y a los lados del
mismo se aprecia un abultamiento longitudinal de cada lado o rodete piramidal. Por
abajo esta cara queda separada de la cara anterior del bulbo por el surco
bulboprotuberancial, y por arriba el límite con lo pendúculos cerebrales se halla
señalado por el surco pontopenducular. En la superficie de la cara se aprecian anchos
manojos de fibras que se extienden transversalmente y que al abordar la cara lateral se
entrecruzan y convergen ligeramente. Entre estos haces se destaca uno mas ancho,
situado por dentro de la emergencia del trigémino, y conocido con el nombre de haz
oblicuo del puente que se flexiona hacia abajo describiendo un arco convexo hacia
arriba y afuera para dirigirse al origen aparente de los nervios facial y acústico.
Caras laterales.- por fuera del haz oblicuo la protuberancia se estrecha
considerablemente constituyendo la cara lateral. El borde superior se inclina
notablemente hacia abajo, mientras que el inferior sigue su dirección transversal.
Cara posterior.- la cara posterior de la protuberancia forma la mitad superior del piso
del cuarto ventrículo. Esta limitada a los lados por lo pendúculos cerebelosos superiores
quedan separados en su parte inferior, convergen hacia arriba y se reúnen en el borde
superior de la cara posterior de la protuberancia. El espacio comprendido entre los
bordes internos de estos pendúculos es de forma triangular con base inferior y esta
ocupado por la válvula de Vieussens, membrana nerviosa también de forma triangular,
cuya base posterior se continua con el vermis superior del cerebelo y cuyos bordes se
confunden con el pendúculo cerebelos superior. Cuando se quita esta membrana
nerviosa, queda al descubierto en el fondo la cara posterior de la protuberancia.
Cara inferior.- se confunde con la extremidad superior del bulbo, aunque
superficialmente está separada de el por el surco bulboprotuberancial, en la línea media
de este se encuentra el agujero ciego, hacia fuera se observa primero la faceta
supraolivar y después la faceta lateral. En este surco emergen de adentro afuera los
nervios motor ocular externo, facial, intermedio de Wrisberg y estatoacústico.
Cara superior. Se confunde con el extremo posteroinferior de los pendúculos cerebrales
aunque superficialmente y por su cara anteorlateral se aprecia la separación entre
protuberancia y pendúculos por la existencia entre ellos de un surco bien marcado, el
surco pontopenducular, y además por la dirección de las fibras, vertical en los
penduculos y transversal en la protuberancia.
Vasos de la protuberenacia.- las arterias irrigan a la protuberancia por el tronco basilar
que recibe sangre de las arterias paramedias, de las circunferencias cortas y largas. Las
arterias paramedias, ya sean 4 ó 6, se originan de la cara posterior del tronco basilar, se
dirigen hacia fuera y arriba, se dividen y penetran en la protuberancia. Las
circunferenciales largas son ramas de las cerebelosas medias y superiores.
Venas.- son satélites de las arterias correspondientes y terminan en las venas del tronco
basilar.
3.5 Mielencefalo.

Cavidad cerebral que proviene el bulbo o médula oblongada.

3.5.1 Formación Reticular.

En el tronco del encéfalo existe un extenso conjunto de neuronas interconectadas


llamado formación reticular, que modula diversos aspectos del movimiento. Algunas
zonas de la formación reticular facilitan los movimientos, mientras que otras son
inhibitorias. Estos efectos se transmiten a través de vías descendentes que surgen de
diversas zonas de la formación reticular y conectan con las interneuronas espinales
influyendo en la excitabilidad del circuito motor espinal. Las neuronas de la formación
reticular están también implicadas en el control de los mecanismos reguladores básicos
relacionados con la respiración.

3.6 Vías químicas del cerebro.

3.6.1 Noradrenalina

La noradrenalina (también conocida como norepinefrina) es un neurotransmisor de


catecolamina de la misma familia que la dopamina. Los cuerpos celulares que contienen
noradrenalina están ubicados en la protuberancia y la médula, y proyectan neuronas
hacia el hipotálamo, el tálamo, el sistema límbico y la corteza cerebral. Estas neuronas
son especialmente importantes para controlar los patrones del sueño. Se demostró que la
eliminación de noradrenalina del cerebro produce una disminución del impulso y la
motivación, y se puede relacionar con la depresión. Además tiene que ver con los
impulsos de ira y placer sexual.

3.6.2 Dopamina.

Este neurotransmisor cerebral se relaciona con las funciones motrices, las emociones y
los sentimientos de placer. Controla el sistema retinianao y los sistemas encargados de
activar los centros responsables de la actividad motora, así como los de regular ciertas
secreciones hormonales, de mandar información a células del mesoencéfalo que
conectan con el cortex frontal y con distintas estructuras del sistema límbico.
3.6.3 Serotonina.

La serotonina, es una sustancia sintetizada en las neuronas serotonérgicas del sistema


nervioso central y en las células enterocromafin (células de Kulchitsky) en el tracto
gastrointestinal que produce 90% del total. Actúa sobre todo como neurotransmisor, que
se distribuye por todo el organismo y que ejerce múltiples funciones, perteneciente a las
indolaminas. Ejerce una gran influencia sobre el sistema psiconervioso, por lo que
frecuentemente se la denomina "hormona del humor". Su función es fundamentalmente
inhibitoria. Ejerce influencia sobre el sueño y se relaciona también con los estados de
ánimo, las emociones y los estados depresivos. Afecta al funcionamiento vascular y la
frecuencia del latido cardiaco, regula la secreción de hormonas, como la del
crecimiento.

3.6.4 Acetilcolina.

La acetilcolina está ampliamente distribuida en el sistema nervioso central y en el


sistema nervioso periférico. Su función, al igual que otros neurotransmisores, es mediar
en la actividad sináptica del sistema nervioso. La acetilcolina tiene su uso también en el
cerebro, donde tiende a causar acciones excitatorias. Las glándulas que reciben
impulsos de la parte parasimpática del sistema nervioso autónomo se estimulan de la
misma forma. Por eso un incremento de acetilcolina causa una reducción de la
frecuencia cardiaca y un incremento de la producción de saliva. Normalmente, la
acetilcolina se elimina rápidamente una vez realizada su función; esto lo realiza la
enzima acetil colinesterasa que transforma la acetilcolina en colina y acetato. La
inhibición de esta enzima provoca efectos devastadores en los agentes nerviosos, con el
resultado de una estimulación continua de los músculos, glándulas y el sistema nervioso
central.

4. Medula espinal.

Esta es parte del sistema nervioso central que se halla alojado en el conducto vertebral o
conducto raquídeo.

Caracteristicas generales.- es de forma cilíndrica, aplanada ligeramente de adelante


atrás, de tal manera que su diámetro transverso es mayor que el antero posterior, siendo
la diferencia de uno hasta cuatro milímetros, según la porción que se considere. Presenta
la medula dos abultamientos fusioformes, uno en la región cervicodorsal y otro en la
porción dorsal. El superior se extiende de la tercera vértebra cervical a la segunda dorsal
y alcanza su máxima dimensión al nivel de la sexta cervical, el inferior abarca de la
novena a la duodécima vértebra dorsal. En estas porciones la diferencia de lo diámetros
del cilindro medular alcanza hasta tres y cuatro milímetros. El abultamiento superior o
braquial corresponde al origen de los nervios destinados a los miembros superiores y el
inferior, también llamado abdominal o lumbar, al lugar donde emergen los nervios que
van a los miembros inferiores. La medula espinal, tanto exterior como interiormente, es
perfectamente simétrica, una en su porción inferior, donde se adelgaza rápidamente para
terminar en punta de cono al nivel de la segunda vértebra lumbar, esta ultima parte
recibe el nombre de cono Terminal. La medula se halla protegida por tres membranas
que la envuelven. La más interna o piamadre esta íntimamente aplicada a su superficie
exterior, la media aracnoides, fina y transparente, queda separada de la profunda o
piamadre por un espacio tabicado lleno de liquido cefalorraquídeo llamado espacio
subaracnoide; finalmente, la mas externa, fibrosa y fuerte, es la duramadre.

Límites.- la extremidad superior de la médula se continúa con el bulbo sin límite


preciso; sin embargo, se está de acuerdo en considerar a este límite como el nivel de un
plano horizontal que pasa por la extremidad inferior de la decusacion de las pirámides.
Este plano corresponde en el esqueleto a la parte media del arco inferior del atlas. La
extremidad inferior de la médula se halla situada en el vértice del cono Terminal y
corresponde en el esqueleto a al altura de la segunda vértebra lumbar. El cono Terminal
se continua por un porción adelgazada y larga que se prolonga hasta el cóccix y que
recibe el nombre de filum terminale; desciende éste entre los últimos nervios raquídeos
o nervios de la cola de caballo y al llegar a la cara posterior de la primera vértebra
coccígea se fija a ésta.

Dimensiones.- en su completo desarrollo la médula espinal alcanza una longitud de


unos 45 cm. en el hombre, y 43 en la mujer. Su peso es de 28 gramos.

Dirección.- la médula sigue en cierta forma la dirección del conducto raquídeo y


presenta, por tanto, las mismas curvaturas que éste; una curvatura cervical, de
concavidad posterior, otra dorsal de concavidad anterior, y otra lumbar de concavidad
posterior. Los mismo que en la columna vertebral, se distinguen en la médula las
porciones cervical, lumbar y sacra; a cada una de estas porciones se le considera
segmentos de cada uno de los cuales se desprende, a cada lado de la línea media, el par
raquídeo correspondiente. Estos segmentos se numeran conforme a los pares nerviosas
raquídeos a los corresponden.

Medios de fijación.- la médula espinal esta fijada solidamente a la cavidad del


conducto raquídeo. Su extremidad superior se halla sostenida por su continuidad con el
bulbo, que a su vez se continúa con el resto del encéfalo. Su extremidad inferior se
adhiere al esqueleto por medio de una prolongación de la duramadre que envuelve al
filum terminale y desciende con el para fijarse en la base del cóccix. Además se adhiere
a la pared interna de la duramadre por medio de prolongaciones conjuntivas,
dependencias de la piamadre, que bajo la forma de aletas verticales y transversales
ocupan el espacio comprendido entre las raíces anteriores y posteriores de los nervios
raquídeos. Dichas prolongaciones se confunden por dentro con la superficie medular, en
tanto que por fuera presentan un borde festoneado, cuyos dientes se insertan entre los
agujeros que presenta la duramadre para dar paso a los nervios raquídeos, constituyendo
así los ligamentos dentados que ocupan toda la longitud de la medula. Además,
numerosos haces fibrosos e irregulares, muy variables en número y volumen, fijan las
caras anteriores y posteriores de la medula a las paredes correspondiente de la
duramadre, estas formaciones reciben el nombre de ligamentos anteriores y posteriores.

Configuración exterior de la médula.- La medula es cilíndrica, en la mayor parte de


su extensión está ligeramente aplanada en sentido ventrodorsal. Presenta dos
ensanchamientos: uno, braquial, y otro, lumbar, en relación con los nervios que se
distribuyen, respectivamente, por los miembros superiores e inferiores. El origen de los
nervios espinales a lo largo de la médula, indica la primitiva organización segmentaría
de esta estructura. Se conoce como segmento medular la porción de la medula que esta
en relación con un par de nervios espinales, por consiguiente, existen el mismo numero
de segmentos y de pares de nervios: 8 cervicales (el primer nervio cervical pasa entre el
atlas y el occipital), 12 toráxicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo, en total: 31.

Conformación interior de la medula.- a cualquier altura del cordón medular que se


haga un corte transversal, se observa la columna nerviosa divida en dos partes laterales,
simétricas e iguales por el surco medio anterior, que penetra hasta la tercera parte del
diámetro anteroposterior y por el surco medio posterior muy poco profundo y
continuado por el tabique medio posterior, de naturaleza neuróglica, que se prolonga
hacia el centro de la médula espinal.

Subtancia gris o arquitectura de la medula.- la substancia gris de la medula ocupa la


parte central de la misma, y en conjunto presenta la forma de una H o de dos medias
lunas, de concavidad externa, unidad entre si al nivel de la parte media de sus
concavidad pro una prisión transversal llamada comisura gris. Esta, como el total de la
substancia gris, se encuentra en toda la longitud de la médula y está perforada en su
centro por un conducto central, el conducto ependimario, que divide la comisura en dos
partes: una porción anterior o comisura gris anterior, separada del fondo del surco
medio anterior por una banda de substancia blanca llamada comisura blanca. Y una
porción posterior, o comisura gris posterior, que se pone en relación con el borde
anterior del tabique medio posterior. El conducto ependimario es el vestigio de la
cavidad central del tubo neural.

Substancia blanca.- la substancia blanca de la médula rodea a las substancia gris, y


como se indico al estudiar la configuración exterior de este órgano, está dividida en tres
porciones llamadas cordones anterior, posterior y lateral. El cordón anterior se halla
limitado hacia dentro por el surco medio anterior, y afuera por el asta anterior y por la
línea imaginaria que une a esta con el lugar de emergencia de las raíces anteriores de los
nervios raquídeos, o sea el surco colateral anterior. El cordón lateral es el más
voluminoso de los tres cordones y tiene la forma de un segmento de círculo de borde
externo redondeado, correspondiente a la superficie exterior de la médula. Su borde
interno es irregular y está en relación íntima con la substancia gris. Por delante y por
detrás esta limitado por los surcos colaterales anteriores y posteriores y por la
emergencia de las rices nerviosas correspondientes.
Los cordones posteriores, de forma triangular, tiene base posterior convexa
correspondiente a la superficie exterior de la médula y vértice anterior truncado que
corresponde ala borde interno del asta posterior. Su borde interno es rectilíneo y
anteroposterior y corresponde al tabique medio posterior que separa los cordones
posteriores derecho e izquierdo.

Estructura de la medula.- tanto en la substancia gris como en la blanca existen


elementos nerviosos y elementos de sostén. La substancia gris está esencialmente
constitutita por células nerviosas repartidas de manera desigual y por fibras nerviosas
sin envoltura de mielina o sea fibras amielinicas. Los elementos neuronales se dividen
en tres categorías: células radiculares, cedulas cordonales y células Golgi tipo II o de
cilindroeje corto.

Elementos de sostén de la medula. Entre los elementos de sostén de la medula se


encuentran las células ependemarias y las células neuroglicas.
Función de la medula. Tomando en cuenta su estructura, la medula, por presentar
substancia gris con sus núcleos correspondientes, debe considerarse como centro
nervioso, pero teniendo en cuenta su voluminosa substancia blanca que entra en su
constitución, debe considerarse como un órgano de transmisión.

4.1 Astas posteriores y anteriores.

Las astas anterior y posterior alcanzan el borde anterior y posterior respectivamente de


cada hemi-médula desde donde se originan las raíces anterior y posterior de los nervios
raquídeos. Las astas laterales son especialmente evidentes en los segmentos torácicos de
la médula. Forman parte de la organización funcional de la medula espinal. La medula
espinal recibe información de la periferia a través de las raíces dorsales de los nervios
espinales, que contienen las ramas centrales de las neuronas aferentes cuyo soma se
halla en los ganglios espinales. La prolongación periférica de estas neuronas termina en
relación con receptores distribuidos en los tegumentos, músculos, articulaciones y
vísceras, del cuello hacia abajo. Obviamente, la función de las neuronas aferentes, es
conducir impulsos de los receptores a los centros, en este caso, la medula espinal.

Asta dorsal. Las raíces dorsales, por consiguiente contienen fibras, que transmiten los
siguientes tipos de información:

a) exteroceptiva, que proviene de los receptores cutáneos de dolor, temperatura,


tacto y presión.
b) Prioceptiva, de los recepotores musculaes, tendinoso y articulares; además,
probablemente, de dolor muscular y articular.
c) Visceroceptiva, de los receptores viscerales (dolor y distensión).
Al penetrar la medula por el surco dorsolateral, las fibras de las raíces dorsales se
disponen en dos grupos: la división lateral y la división medial.

Asta lateral. Existe a partir del octavo segmento cervical, se observa en los cortes
transversales de la medula dorsal comprendida entre la primera y cuarta vértebra en
forma de prominencia aguda.

4.2 Substancia blanca de la medula raquídea.

La substancia blanca de la médula rodea a la substancia gris, y como se indico al


estudiar la configuración exterior de este órgano, está dividida en tres porciones
llamadas cordones anterior, posterior y lateral. El cordón anterior se halla limitado hacia
dentro por el surco medio anterior, y afuera por el asta anterior y por la línea imaginaria
que une a esta con el lugar de emergencia de las raíces anteriores de los nervios
raquídeos, o sea el surco colateral anterior. El cordón lateral es el más voluminoso de
los tres cordones y tiene la forma de un segmento de círculo de borde externo
redondeado, correspondiente a la superficie exterior de la médula. Su borde interno es
irregular y está en relación íntima con la substancia gris. Por delante y por detrás esta
limitado por los surcos colaterales anteriores y posteriores y por la emergencia de las
rices nerviosas correspondientes. Los cordones posteriores, de forma triangular, tiene
base posterior convexa correspondiente a la superficie exterior de la médula y vértice
anterior truncado que corresponde ala borde interno del asta posterior. Su borde interno
es rectilíneo y anteroposterior y corresponde al tabique medio posterior que separa los
cordones posteriores derecho e izquierdo.

5. Sistema nervioso periférico.

Una de las principales divisiones del sistema nervioso es la separación en sistema


nervioso central, que hace referencia al encéfalo y ala medula espinal, y el sistema
nervioso periférico, que incluye todas la partes del sistema nervios que están afuera de
las estructuras ósea que forman el cráneo y la columna vertebral. El sistema nervioso
periférico también incluye dos cadenas paralelas de agrupaciones de células nerviosas
llamados ganglios autónomos que se sitúan en las inmediaciones derecha e izquierda de
la parte externa de la columna vertebral. Como se menciono anteriormente el sistema
nervioso periférico esta formado por los nervios que emergen del encéfalo y de la
médula espinal y que se distribuyen por todo el cuerpo: nervios craneales, nervios
raquídeos sean nervios autónomos y sus ganglios nerviosos o nervios somáticos. El
sistema nervioso periférico controla funciones de forma voluntaria así como
involuntarias. Las funciones voluntarias están relacionadas con los nervios motores y
sensitivos que nos permiten realizar acciones como coger un libro y también sentir
calor, frío, dolor, etc.

5.1 Nervios somáticos.

Con respecto al nervio sensitivo somático, es el que recoge impulsos sensitivos


relativos a la llamada «vida de relación>> es decir, no referentes a la actividad de las
vísceras. También existe otro en relación a este y se le nombra nervio motor somático:
un nervio que transporta impulsos motores a los músculos voluntarios. Los sistemas
nerviosos somático y neurovegetativo se influyen mutuamente en sus niveles, tanto
centrales como periféricos, y forman un conjunto de alta complejidad funcional que
regula la actividad de los órganos. Basta recordar que los centros reguladores de la
circulación, de la respiración y de una serie de otras funciones neurovegetativas, son
controlados por regiones corticales y subcorticales del cerebro. Es así que el sistema
autónomo, que si bien posee ciertas características especiales, está bajo el control del
sistema nervioso somático.

5.2 Nervios autónomos.

El sistema nervioso autónomo esta bajo el control de los centros del enceflica. Se ha
visto que sus actividades están cuidadosamente monitorizadas y estrechamente
integradas con los continuos eventos corporales, regula la actividad de los músculos
lisos, del corazón y de algunas glándulas. Casi todos los tejidos del cuerpo están
inervados por fibras nerviosas del sistema nervioso autónomo, distinguiéndose dos tipos
de fibras: las viscerosensitivas (aferentes) y las visceromotoras y secretoras (eferentes).
Las neuronas de las fibras sensitivas se reúnen en los ganglios espinales, mientras que
las fibras eferentes forman grupos esparcidos por todo el cuerpo, en los llamados
ganglios autonómicos. Estos ganglios dividen las vías nerviosas en dos secciones
denominadas pre-gangliónicas y post-ganglionicas, siendo diferentes las fibras que
constituyen dichas vías. Las fibras pregangliónicas son fibras mielinizadas, mientras
que las fibras postgangliónicas son amielínicas. La función del sistema nervioso
autónomo es la regular la función de los órganos, según cambian las condiciones
medioambientales. Para ello, dispone de dos mecanismos antagónicos, el sistema
nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

5.2.1 División simpática.

Este sistema presenta características anatómicas e histológicas diferenciales con el


sistema vegetativo parasimpático, las más importantes de la cuales enunciamos a
continuación:

1º. El simpático periférico está constituido por una cadena ganglionar continua,
simétrica y paralela a la columna vertebral, que se extiende desde la base del cráneo
hasta el cóccix.
2º. Esta serie de ganglios se encuentran unidos por cordones interganglionares.
3º. La cadena simpática únicamente se encuentra en relación con eje cerebropinal a
través del segmento toracolumbar. (Se considera segmento toracolumbar a las raíces
blancas que ponen en contacto a los nervios raquídeos con la cadena ganglionar y los
centros vegetativos medulares).
4º. Del segmento toracolumbar se desprende ramos ascendentes hacia el cuello y la
cabeza, y descendentes a la pelvis.Al referirnos a las características generales del
sistema simpático mencionaremos a sus ganglios, sus raíces y su distribución:

º Ganglios.- Se dividen en tres grupos a) ganglios centrales o paravertebrales, b)


ganglios laterales o prevertebrales, c) ganglios viscerales.

La división simpática predomina durante la actividad muscular y ayuda al consumo de


energía.

5.2. División parasimpática

Recibe su nombre (para, <<alrededor>>) debido a que sale de la médula espinal por
encima y por debajo de las conexiones simpáticas. Se origina del tronco encefálico y las
partes sacras de la medula espinal. La división simpática y parasimpatica actúan en
sentidos opuestos para muchas funciones corporales, dando como resultado un control
muy exacto. Por ejemplo: la tasa de latidos cardiacos es aumentada durante el ejercicio
por la actividad de los nervios simpáticos. Esta misma tasa es enlantecida por el nervio
vago (parte del sistema parasimpático) durante el descanso. El sistema parasimpático se
forma por dos grandes centro nerviosos, uno craneal y otro pélvico. El parasimpático
craneal discurre por los nervios motor ocular común, facial, glosofaríngeo y
neumogástrico. El sistema parasimpático pélvico se encuentra acompañado a los ramos
que derivan por la 2ª. Y 3ª. raíces sacras. Histológicamente el simpático y el
parasimpático están formados por fibras preganglionares y fibras postganglionares, pero
en el sistema parasimpático la fibra preganglionar es mucho más larga, cruza los
ganglios latero vertebrales sin hacer sinapsis, realizando esto en los ganglios viscerales
de donde nace la fibra postgangluionar que conduce el influjo efector al órgano
correspondiente. Podemos generalizar diciendo que la división parasimpatica predomina
durante la restitución de los recursos corporales y ayuda al organismo a conservar
energía.
5.3 Nervios craneales.

Comprende los nervios craneales los cuales se presentan como cordones de color
blanquecino y brillante. Están formados por el conjunto de muchas fibras nerviosas, casi
todas revestidas de vaina mielínica. Todos los nervios craneales y espinales resultan de
la unión de fibras que salen del encéfalo o de la médula espinal. Sin embargo, mientras
que, para los nervios craneales dichas fibras se unen directamente para formar el nervio,
en los nervios espinales, las fibras se unen primero en dos formaciones diferentes, la
raíz anterior y la raíz posterior. La unión de ambas raíces dando origen finalmente el
tronco del nervio espinal. El tronco de todos los nervios espinales tiene una longitud de
poco más de 1 centímetro ya que se divide en una rama anterior o ventral, más gruesa, y
una rama posterior o dorsal, más delgada. Fisiológicamente comprenden nervios
sensoriales, entre los que se incluyen el nervio olfativo, el óptico y el auditivo; nervios
motores, que comprenden el nervio motor ocular común, el patético, el motor ocular
externo, el espinal y el hipogloso mayor; finalmente, nervio mixtos, que abarcan el
nervio trigémino, el facial, el glosofaríngeo y el neumogástrico. En suma, son doce de
los pares de nervios craneales que por su orden de emergencia en la superficie del
encéfalo y considerando también su orden de salida de la cavidad craneal, están
dispuestos de la manera siguiente:

Pares Nervios Craneales Origen Real Agujero de Salida

1er.par Nervio Olfativo Células olfativas de la mucosa pituitaria Agujeros de la lámina cribosa

2do.par Nervio óptico células ganglionares de la retina Agujero óptico

3er.par Nervio motor ocular substancia gris que rodea al acueducto de Silvio al Hendidura esfenoidal
Común nivel del tubérculo cuadrigémino anterior

4º.par Nervio patetico núcleo del casquete penducular a los lados de la línea hendidura esfenoidal
Media, por debajo y afuera del acueducto de Silvio

5º.par Nervio trigemino raíces sensitivas del ganglio de Passer y motoras de los hendidura esfenoidal y agujeros
Núcleos masticadores principal y accesorio redondos mayor y oval

6º.par Nervio motor ocular núcleo protuberancia, al nivel de la eminencia redonda hendidura esfenoidal

7º.par Nervio facial raíz sensitiva del ganglio geniculado y raíz motora conducto auditivo interno y
Del núcleo de la substancia gris de la protuberancia acueducto de Falopio

8º.par Nervio auditivo nervio coclear del ganglio de corti .nervio vestibular conducto auditivo interno
Del gangliuo de scarpa.

9º.par Nervio glosofaríngeo sensitivo del gangluio de andersch y del ganglio de agujero rasgado posterior

10.par Nervio neumogastrico sensitivo del ganglio yugular y del plexiforme motor agujero resgado posterior
De la parte inferior del núcleo vago espinal
11º.par Nervio espinal cuerno lateral de la medula cervical y parte inferior agujero rasgado posterior
Del núcleo vago espinal
12º.par Nervio gran hipogloso núcleo del ala blanca interna del piso del venticulo 4º agujero condíleo anterior
CONCLUSIONES:

El sistema nervioso es capaz de recoger e completar gran cantidad de datos originados


de los distintos órganos sensoriales para lograr una respuesta del cuerpo, el sistema
nervioso se encarga por lo general de controlar las actividades rápidas. Además, el
sistema nervioso es el responsable de las funciones intelectivas, como la memoria, las
emociones. Su constitución anatómica es muy compleja, y las células que lo componen,
a diferencia de las del resto del organismo, carecen de capacidad regenerativa.

Los términos anatómicos son tan indispensables en el conocimiento y estudio de la


anatomía, los planos direccionales son una herramienta muy útil para poder definir
técnicamente las partes del sistema nervioso a las que nos referimos. La neurona se
considera como la unidad embrionaria, morfológica y funcional. La sinapsis para
denotar el sitio en que dos neuronas se ponen en contacto para conducir impulsos
nerviosos.
El cerebro o encéfalo humano se subdivide en: telencefalo, diencefalo, mesencefalo,
metencefalo, y estos a sus vez en otras subdivisiones, que son de suma importancia en el
desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso.
Otro elemento considerado primordial son las vías químicas que ayudan a tener un
equilibrio en las emociones, el sueño, motivación, etc.
Nuestra medula espinal fundamentalmente especifica como centro nervioso u órgano
de transmisión.
El sistema nervioso periférico se controla por medio de los nervios somáticos y
autónomos cada uno por su parte realiza un balance modulado de forma ajusta, ya que
la parte simpática predomina durante la actividad muscular y ayuda al consumo de
energía, y la parasimpatica predomina durante la restitución de los recursos corporales
y ayuda al organismo a conservar energía.
Concluyendo con los nervios craneales, esenciales para el proceso de cada uno de
nuestros sentidos.

COMENTARIOS:
Ha sido muy grato hacer un recorrido por el sistema nervioso humano e imaginar cada
una de las partes que comprende, y de que manera funciona. Seria impresionante poder
ver de cerca un cerebro real, visualizar y a la vez identificar cada parte que lo conforma
y la función que ejecuta.
Haciendo un análisis sobre el contenido de la materia y la psicología, creo que para
estudiar y comprender la conducta del ser humano es muy valioso tener el conocimiento
de cómo esta formado y la manera en que se desarrolla nuestro sistema nervioso.

Bibliografía:

Anatomía Funcional del Sistema Nervioso.- López Antuñez, Editorial Limusa


Tratado de Anatomía Humana.- Dr. Fernando Quiroz Gutiérrez, Editorial Porrua, S.A.
México.
Psicología Fisiologica.- Mark R. Rossenzweig, Arnold I- Leiman, Editorial Mc. Graw
Hill
Fisiología Humana.- A.C. Guyton / Quinta edición, Editorial Interamericano
Histología.- C.R. Leeson, A.A. Paparo / Quinta edición, Editorial Interamericano
Imágenes: Monografías.com