EL OBJETIVO DE LAS ÓRDENES ESOTÉRICAS

FrDrako Skarlatti (VI)
07-07-2005 El silencio es una de las mayores virtudes que se debe cultivar para el avance por el sendero evolutivo hacia el Ser, pero, como parte de ese desarrollo, el silencio también obliga a hablar cuando es menester. Lo importante de las Órdenes Esotéricas, Mistéricas y Místicas, es la vigencia y vivencia del Iluminismo Ocultista, del verdadero Esoterismo Iniciático que devela la Luz en la Oscuridad, a aquellos pocos que anhelan y buscan con intensidad la Iluminación Interior. Esto es lo que crea un Ser Iluminado, que no es otro sino aquel que ha recibido la Iluminación Interior. No es aquel que ostenta un título de Iniciado o que tiene delirios pseudo-metafísicos. No. Llegar a Nacer como un Iniciado es haber sido “alumbrado”, es ser un Iluminado, y mientras esa real iniciación esotérica no suceda, no pasaremos de ser aspirantes a la Iluminación. Pero incluso para ser aspirantes, es necesario un duro trabajo interno, en cada uno de los grados. Por tanto, mientras no se trabaje en el esoterismo iniciático evolutivo interno, "las visiones románticas y nostálgicas, de evocaciones a ritos del pasado y cofradías públicas", colmarán y satisfarán la mente de quienes se conformen y se confundan con eso. El sendero esotérico iniciático es personal, propio, solitario, vivencial y tiene que ser descubierto y andado por uno mismo. Nadie nos puede dar andando el camino. Los sistemas, órdenes, métodos y demás, son pistas, ayudas, faros de luz y señales para andar en ese Sendero, pero no son el Sendero. Todas la Ordenes, con sus cófrades, son centros de descanso y recarga de energía espiritual, operación necesaria para retomar fuerza y continuar por el sendero, pero ese camino no lo podemos recorrer cogidos de la mano; debe ser transitado en solitario, como el Loco y como el Ermitaño del Tarot. Entonces, la función de una real Orden Esotérica es: Educar, recargar, compartir, ayudar, oír, aconsejar, etc., pero en ningún caso, vivir por uno. Quien crea que por haber ingresado a cualquier Orden, llámese Illuminati, Masonería, Rosacrucismo, Martinismo, Templarismo, etc., ya se convierte en un Iniciado, definitivamente, debe revisar el anhelo y el propósito de solicitar su ingreso a la Orden. "Por sus frutos los conoceréis". escogidos". "Muchos son los llamados, pocos los

La medida de efectividad de las enseñanzas de la Orden, lo serán en la medida en que afecte al Discípulo y le ayude en el avance evolutivo efectivo y en el aumento de conciencia del Ser de cada uno. Entonces, es ignorar el conocimiento el afirmar que las Ordenes Esotéricas ya tuvieron su ciclo o su vigencia, y que la mayoría haya perdido su razón de ser.

Eso depende del nivel de conciencia de cada Ser y tan solo el discípulo puede demostrar la vigencia del Esoterismo, de las Ordenes y, que los trabajos que en ellas se efectúan, aún pueden conducir hacia el encuentro con su Dios interno, a saber, consigo mismo. El Cosmos tiene ciclos, ritmos, vibraciones, polaridades. Estamos en el Amanecer Dorado de una nueva era y un nuevo eón, la Era de Acuario y el Eón de Horus, y con ellos, la llegada de nuevas guías como el Liber Legis o el evangelio de Tzion, entre otros, que propician una nueva concepción de vida, la de la Libertad Interna representada por Baphomet. Que cada uno vivencie estas cosas de acuerdo a su propia conciencia. Esto no es cuestión de creer o no. Es mas bien una forma de vivir la vida y la evolución, decisión que debe ser tomada con la conciencia despierta, y, para despertar esa conciencia, hay ciertos métodos y formas, que aún permanecen en secreto en las Ordenes esotéricas, en espera del Buscador. No obstante, por Ley de Causa y Efecto, cada Discípulo que haya decidido avanzar en el Sendero, es responsable de sus actos, sea que lo haya solicitado con plena conciencia de ello o no. Lo que él diga y lo que haga, deberá estar amparado por su conciencia, y, aunque ningún individuo tiene el derecho de poner en cuestionamiento eso, el Cosmos si lleva cuenta de ello. Pero, así como alguien no se convierte en médico con solo comprar libros de medicina, sino que debe seguir un método de estudio y de PRÁCTICA, así también, el Esoterismo Ocultista de las Ordenes Esotéricas requieren de estudio, pero por sobre todo, de PRÁCTICA. Solamente luego de haber efectuado la práctica del Esoterismo, se puede decir si su método es efectivo. El resto, son simples especulaciones que nunca llevarán a un avance conciencial personal. Por tal, hay que tener mucho cuidado de apuntar con el dedo a algo y calificarlo, sin conocerlo y practicarlo primeramente. Recuerdo siempre una frase que el patriarca de la Escuela Gnóstica, Samael Aum Weor, decía, y que estoy seguro, lo tomó de alguien anterior a el: "Quien habla de algo que no conoce, está en camino de convertirse en un perfecto idiota". Me parece fuerte, pero debo admitir, que tiene razón. La visión y la misión de las Ordenes Esotéricas, no puede ni debe estar en discusión. El éxito de ellas está la Conciencia de cada uno de sus miembros. Que cada uno actúe de acuerdo a ella. Pero siempre debe imperar la Tolerancia, para evitar que la propia conciencia quiera imponer sus vivencias y creencias al resto. Simplemente, y en uso de la dualidad del Silencio, se debe decidir si expresarlo o no, dentro de los límites de la libertad personal y de los demás, y que cada uno tome lo que crea que le será útil a su vida y deseche lo que crea que no. Simple. Ni la polémica, ni la discusión, ni el menosprecio, ni la ignorancia pueden llevar a nada de provecho. Es también derecho de cada ser, el optar por estar equivocado, o por quedarse en la ignorancia. En el discipulado, tampoco lleva a nada cuestionar temas que para otros ya no son cuestionables, porque cada uno ya se las cuestionó ANTES de ingresar a una

2

Orden y, si tomó la decisión de hacerlo, es porque, al menos, las dudas más grandes y básicas fueron satisfechas. Insisto en algo que todo iniciado sabe. El sendero de iniciación real es único para cada Ser. Las Órdenes son métodos y señales en ese sendero. No son el sendero. Solo cuando se empieza a transitar el sendero, se da uno cuenta de que realmente, todos estos métodos llevan a lo mismo, y se percata de que la Unicidad es la esencia presente en la Diversidad. Todo es Uno. Esa percepción marca la verdadera iniciación al gran misterio metafísico de la Verdad, y sólo cuando se ingrese en el sendero iniciático real, se habrá ingresado en el Rosacrucismo real, el Illuminismo real, el Martinismo real, el Misticismo real, el Espiritualismo real. Todo es Uno. Que uno se siente más acorde con una Logia o con una Orden, es todavía algo sujeto a las leyes y visiones de nuestra parte conciencial material objetiva. Todo es Uno. Cuando se perciben los Principios detrás las Leyes Cósmicas, es cuando la ilusión se desvanece y aparece el Sendero Único. Pero esa vivencia es algo que no se lo puede expresar ni comentar, porque no hay palabras con las que se pueda hacerlo, y mientras el otro ser no lo haya vivido también, será como querer explicarle una hermosa puesta de sol a un ciego de nacimiento. Simplemente, no se puede. En eso consiste el famoso Secreto Iniciático. Es secreto porque es inexpresable. No por falta de ganas, sino por falta de recursos. Y si en algo se lo trata de ilustrar por el bien común, lo más probable es que se termine tildado de loco, de alucinado. Lo cual ya es un avance, porque al menos ya se está encarnando en Arcano 0 o 22. Por eso, también debe ser personal. Y si alguien decide o tiene la misión de expresar una faceta de ese Secreto Iniciático, de antemano sabe que la persecución va a suceder. Pero, pesa más su misión que las críticas e insultos. Ese es el objetivo de las Órdenes y Escuelas Esotéricas como la Rosacruz, los Illuminati, la S-OTO, la Masonería Egipcia, la Iglesia Gnóstica, el Martinismo, etc., ¡que el aspirante llegue a encarnar en su Real Ser Interior el espíritu de la Orden! Eso es lo que se llama Iniciación. Y puesto que siempre habrán seres que desean su avance evolutivo interior, la razón de ser TODAS las Ordenes iniciáticas prevalecerá, siempre tendrá vigencia y actualidad.

In Tenebris LVX Fr Drako Skarlatti (VI)

3