PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO

En muchas ocasiones ni la ley, ni la costumbre alcanza a regular todas las situaciones o acontecimientos que se producen en el mundo jurídico, ya que resulta imposible prever todos los conflictos que pueden surgir de las relaciones humanas y que necesitan ser resueltos. En estos casos, para salvar la falta de regulación y para llenar las lagunas producidas a falta de ley o costumbre el artículo 1.1 del c. civil, acepta una tercera fuente formal del derecho supletorio, que son los principios generales del derecho. Acerca de su concepto se enfrentan las siguientes concepciones: a) Concepto iusnaturalista: para esta teoría los principios generales del derecho son las normas del derecho natural, principios jurídicos más allá de las normas legales y consuetudinarias, principios de justicia superiores a la variabilidad de los hechos, constituidos de un derecho ideal y apreciados por la propia razón. b) Concepto positivista: para la escuela del derecho positivo, los principios generales del derecho son principios que se logran determinar por inducción de las leyes y de las costumbres concretas de cada Estado. Son los principios inspiradores del ordenamiento jurídico positivo, los antecedentes en los cuales el legislador se ha inspirado.

Teniendo en cuenta ambas teorías se puede concretar que los principios generales del derecho son enunciados generales, que sirven de fundamento al derecho positivo de cada país. Son principios universales dictados por la recta razón, que normalmente se identifican con el derecho natural. Algunos de las importantes son: libertad, igualdad, justicia, equidad, moral, el no dañar a otro, el dar a cada uno los suyo, el no enriquecerse sin cauda, etc. son en consecuencia los fundamentos del sistema jurídico a partir de los cuales se despliegan todas las demás normas.

Funciones de los principios generales del derecho.
Según el art. 14 de C. Civil los principios generales del derecho se aplicaran en defecto de ley y costumbre sin perjuicio de su carácter informador del ordenamiento jurídico.

porque las leyes y costumbres pueden faltar en algún caso. siempre tendrá normas para aplicar al caso controvertido necesitado de regulación. . 2) Función supletoria. Esta función significa que los principios generales. que se aplica en defecto de ley y costumbre. y de aquí la indudable importancia de esta fuente. decimos que nuestro sistema de fuentes es completo y que no tiene jueces y tribunales. por considerar que son las más justas para los individuos de la comunidad. trata de evitar el vacío jurídico y las lagunas del derecho. como tercer fuente del derecho. estamos invocando. Por ejemplo cuando decimos que nadie debe ejercitar abusivamente de su derecho. Con su aplicación. porque tienen un carácter básico y fundamental en la organización de la comunidad que se conduce por ellos puesto que suministran pautas o modelos de conducta. por lo que en consecuencia dice De Castro que han de ser tenidos en cuenta siempre: antes. Por eso su misión es la de informar el ordenamiento jurídico. de carácter subsidiario. es decir. pero nunca faltaran los principios generales del derecho. o que todo el mundo tiene derecho al desarrollo de su propia personalidad y a la no interferencia de su intimidad personal. han de ser tenidos en cuenta al crear y aplicar las otras fuentes del derecho (leyes y costumbres). cubriendo esos aspectos carentes de regulación. como fundamento del orden jurídico. etc. o cuando decimos que nadie puede enriquecerse ilícitamente o causar daño a otro. a su vez y después de la ley y la costumbre..Este precepto atribuye a los principios generales del derecho una doble función: 1) Función orientadora y estructuradora del ordenamiento jurídico.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful