P. 1
Curso_EM_2

Curso_EM_2

|Views: 541|Likes:
Published by Rafael Rodriguez

More info:

Published by: Rafael Rodriguez on Mar 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/07/2015

pdf

text

original

Notas de curso de

Electromagnetismo II
Prof. Antonio Fern´andez-Ra˜ nada
Curso 2006/07
Universidad Complutense
Facultad de F´ısica
Ciudad Universitaria, Madrid
Bibliograf´ıa
• F. S´anchez Quesada, L. L. S´anchez Soto, M. Sancho Ruiz, y J. Santamar´ıa,
“Fundamentos de electromagnetismo”(S´ıntesis, Madrid, 2000)
• J. R. Reitz, F. J. Milford y R. W. Christy, “Fundamentos de la teor´ıa
electromagn´etica”(Addison Wesley, 1994).
• S. Velayos, “Temas de f´ısica III”(Copigraf, Madrid, 1976).
• P. Lorrain, D.R. Courson, “Campos y ondas electromagn´eticas”(Selecciones
Cient´ıficas, Madid, 1994).
• R. Feynman, R.B. Leighton y M. Sands, ”“F´ısica, Vol. II: Electromagnetismo
y materia”(Addison-Wesley Iberoamericana, Madrid, 1987).
• R.K Wangness, “Campos electromagn´eticos”. (Editorial Limusa, M´exico,
1979).
Con la colaboraci´on del estudiante Juli´an Moreno Mestre en la preparaci´on
de las figuras.
0–2

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
´
Indice general
1. Recordatorio de las ecuaciones de Maxwell 1–1
1.1. Ecuaciones del electromagnetismo est´atico . . . . . . . . . . . . . 1–1
1.2. Las ecuaciones de Maxwell . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1–2
1.3. Condiciones en la frontera entre dos materiales distintos . . . . . 1–3
2. Problemas de contorno en campos est´aticos I 2–1
2.1. Teorema de Green. Representaci´on integral del potencial elec-
trost´atico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2–1
2.2. Unicidad de la soluci´on de los problemas de contorno de Dirichlet
y Neumann . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2–4
2.3. El teorema de reciprocidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2–5
2.4. Soluci´on del problema electrost´atico de valores en el borde con las
funciones de Green . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2–6
2.5. El m´etodo de las im´agenes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2–9
2.5.1. Carga puntual y plano conductor a tierra . . . . . . . . . . 2–9
2.5.2. Carga puntual y esfera conductora a tierra . . . . . . . . . 2–11
2.5.3. Carga puntual y esfera conductora, cargada y aislada . . . 2–15
2.5.4. Carga puntual y esfera conductora a un potencial fijo . . . 2–15
2.5.5. Esfera conductora en un campo el´ectrico uniforme . . . . . 2–16
2.6. Sistemas de conductores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2–17
3. Problemas de contorno en campos est´aticos II: Separaci´on de
variables 3–1
3.1. M´etodo de separaci´on de variables en coordenadas cartesianas . . 3–1
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

0–3
´
Indice general
3.1.1. Un caso bidimensional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3–3
3.2. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas . . . . . . . . . . 3–5
3.2.1. Ecuaci´on de Legendre y polinomios de Legendre . . . . . . 3–6
3.2.2. Problemas simples con simetr´ıa azimutal . . . . . . . . . . 3–8
3.2.3. Funciones asociadas de Legendre y Arm´onicos esf´ericos . . 3–10
3.3. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas cil´ındricas. Funciones de
Bessel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3–12
4. Energ´ıa y fuerzas en campos electrost´aticos 4–1
4.1. Energ´ıa electrost´atica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4–1
4.1.1. Caso de varias cargas puntuales . . . . . . . . . . . . . . . 4–1
4.1.2. Caso de una distribuci´on de carga . . . . . . . . . . . . . . 4–3
4.1.3. Densidad de energ´ıa de un campo electrost´atico . . . . . . 4–4
4.1.4. Masa electromagn´etica. El modelo de electr´on de Abraham-
Lorentz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4–7
4.1.5. Desarrollo multipolar de la energ´ıa de una distribuci´on de
carga en un campo exterior . . . . . . . . . . . . . . . . . 4–10
4.2. Energ´ıa de un sistema de conductores . . . . . . . . . . . . . . . . 4–14
4.3. Energ´ıa electrost´atica en diel´ectricos . . . . . . . . . . . . . . . . 4–15
4.4. Fuerzas en sistemas electrost´aticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4–18
5. Energ´ıa y fuerzas en sistemas magnetost´aticos. 5–1
5.1. Energ´ıa magnetost´atica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5–1
5.2. Energ´ıa de un cuerpo en un campo magnetost´atico . . . . . . . . 5–4
5.3. Fuerzas en sistemas magnetost´aticos . . . . . . . . . . . . . . . . 5–5
5.4. Dipolo en un campo magnetost´atico. Fuerza, torque y energ´ıa. . . 5–6
5.5. El teorema de Poynting . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5–8
6. Introducci´on a las ondas electromagn´eticas 6–1
6.1. Las ecuaciones de Maxwell . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6–1
6.2. La ecuaci´on de ondas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6–2
6.2.1. Ecuaciones de onda de los potenciales escalar y vectorial y
transformaciones de gauge . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6–3
0–4

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
´
Indice general
6.3. Ondas electromagn´eticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6–6
6.3.1. Ondas planas en medios no conductores . . . . . . . . . . 6–6
6.3.2. Ondas planas en un medios conductores . . . . . . . . . . 6–8
6.4. Soluciones retardadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6–10
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

0–5
´
Indice general
0–6

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
Cap´ıtulo 1
Recordatorio de las ecuaciones de
Maxwell
1.1. Ecuaciones del electromagnetismo est´atico
Recordemos que el electromagnetismo est´atico se basa en las cuatro ecuaciones
siguientes
Electrost´atica : ∇ E =
ρ

0
, ∇E = 0, (1.1)
Magnetost´atica : ∇ B = 0, ∇B = µ
0
j, (1.2)
siendo E, B, j y ρ independientes del tiempo de la coordenada espacial r . Para
aplicarlas a sistemas que incluyan part´ıculas cargadas, es preciso a˜ nadir la segun-
da ley de Newton y la fuerza de Lorentz
F = q (E +v B) . (1.3)
Como se ve, los dos pares de ecuaciones (1.1) y (1.2) est´an desacoplados; por
tanto tambi´en lo est´an la electricidad y el magnetismo est´aticos, lo que significa
que podemos resolver separadamente cada uno de esos dos pares. En el caso
no est´atico, es decir con campos, densidades de carga y de corriente libres que
var´ıan en el tiempo, esas ecuaciones son incompletas. Para completarlas, es preciso
a˜ nadir dos t´erminos nuevos en los que aparecen las derivadas temporales de los
vectores el´ectrico E y magn´etico B. Esos dos t´erminos est´an asociados a dos
fen´omenos nuevos de gran importancia: la inducci´on de Faraday y la corriente de
desplazamiento de Maxwell. La novedades que aportan esos dos t´erminos se puede
resumir as´ı: la derivada del campo E respecto al tiempo es fuente del campo B y
viceversa.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

1–1
Cap
´
ıtulo 1. Recordatorio de las ecuaciones de Maxwell
1.2. Las ecuaciones de Maxwell
Concretando lo dicho m´as arriba, debemos a˜ nadir los t´erminos −∂B/∂t a la
segunda ecuaci´on(1.1) y ∂D/∂t a la densidad de corriente j en (1.2), de modo
que las cuatro ecuaciones de Maxwell toman la forma
∇ E =
ρ

0
, (1.4)
∇ B = 0 , (1.5)
∇E = −
∂B
∂t
, (1.6)
∇B = µ
0
j + µ
0

0
∂E
∂t
. (1.7)
Cuando el medio es un material distinto del vac´ıo, estas ecuaciones se escriben
a menudo en la forma
∇ D = ρ, (1.8)
∇ B = 0, (1.9)
∇E = −
∂B
∂t
, (1.10)
∇H = j +
∂D
∂t
, (1.11)
a las que se deben a˜ nadir las relaciones constitutivas D = E, B = µH y, si la
corriente no est´a dada a priori, tambien j = σE.
En muchas ocasiones, se trata de estudiar c´omo var´ıa el campo electro-
magn´etico en interacci´on con cargas libres cuyo movimiento no est´a dado a priori
sino que est´a afectado por los campos. Tomemos el caso especialmente interesante
de electrones cuyas posiciones y velocidades son r
k
, v
k
. Para tratarlo, hay que
acoplar las ecuaciones de Maxwell a las de movimiento de cada carga. Para ello
hay que hacer dos cosas
(i) Tomar como densidad de carga del conjunto de electrones
ρ
e
= −e
¸
k
δ
(3)
(r −r
k
) , (1.12)
y como densidad de corriente
j
e
= −e
¸
k
δ
(3)
(r −r
k
)v
k
. (1.13)
(ii) A˜ nadir las ecuaciones de movimiento de los electrones
d
dt
¸
mv
k
(1 −v
2
k
/c
2
)
1/2

= F
k
= −e(E +v
k
B). (1.14)
1–2

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
1.3. Condiciones en la frontera entre dos materiales distintos
que es la segunda de Newton en su forma relativista, con la fuerza F
k
sobre cada
carga dada por la expresi´on de Lorentz y tomando los campos E = E(r, t) y
B = B(r, t) en la posici´on de cada carga. En el caso en que v/c < 1 podemos
aproximar el primer miembro por su expresi´on no relativista d(mv)/dt.
Estas ecuaciones est´an siendo comprobadas incontables veces cada d´ıa, tanto
desde el punto de vita te´orico como en su aplicaci´on a multitud de instrumentos
y dispositivos, de los que tenemos muchos en nuestros hogares. Constituyen una
parte muy importante de la f´ısica b´asica.
1.3. Condiciones en la frontera entre dos mate-
riales distintos
Cuando dos diel´ectricos est´an en contacto a trav´es de una superficie S, se
plantea un problema, pues la superficie no pertenece propiamente a ninguno (no
est´a definida su permitividad) y hay una discontinuidad en ella. Para resolver
este problema, se recurre al teorema de Gauss, como veremos a continuaci´on.
Consideraremos aqu´ı solamente una situaci´on est´atica.
Sean dos medios 1 y 2, en contacto a trav´es de una superficie, con permi-
tividades
1
y
2
, tal como indica la figura, siendo n la normal a la superficie de
contacto, dirigida del medio 1 al 2. Tomemos la superficie S, un cilindro con bases
de ´area ∆a, cada una en uno de los medios, y apliquemos el teorema de Gauss
al vector desplazamiento D, suponiendo que en la superficie de contacto hay una
densidad de cargas libres σ.

D nda = (D
2
n −D
1
n) ∆a = σ∆a,
o sea
(D
2
−D
1
) n = σ. (1.15)
Por tanto, si hay densidad de cargas libres en la superifice de contacto, la com-
ponente normal del vector desplazamiento tiene una discontinuidad.
Consideremos ahora el rect´angulo de la figura, con dos lados paralelos a la
superficie de contacto y dos de longitud despreciable perpendiculares a ella. Sean
t el vector unitario tangente a la superficie de contacto en el plano del rect´angulo.
Aplicando el teorema de Stokes a la circulaci´on del vector E, resulta
(E
2
−E
1
) t = 0,
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

1–3
Cap
´
ıtulo 1. Recordatorio de las ecuaciones de Maxwell
y como el vector t es arbitrario en el plano tangente a la superficie de contacto
(E
2
−E
1
) n = 0. (1.16)
Como vemos, la componente tangencial del campo el´ectrico es continua, con in-
dependencia de que existan o no cargas el´ectricas libres en la superficie.
Conviene a veces plantear esta cuesti´on en t´erminos del potencial Φ. Las
ecuaciones (1.15) y (1.16) se pueden escribir como

2
∂Φ
∂n

2

1
∂Φ
∂n

1
= σ, (1.17)
∂Φ
∂t

2

∂Φ
∂t

1
= 0, (1.18)
donde ∂
n
y ∂
t
son las derivadas seg´ un la normal a la superficie y seg´ un una
tangente. La segunda establece que, salvo una constante aditiva en uno de los dos
potenciales,
Φ
1
= Φ
2
a lo largo y ancho del contacto.
Veamos qu´e ocurre con el vector polarizaci´on. Un razonamiento an´alogo al
hecho para el vector desplazamiento, nos lleva a
(P
2
−P
1
) = −σ
P
.
Si 2 es el vac´ıo, P
2
= 0, con lo que
σ
P
= P n,
como cab´ıa esperar.
Consideremos ahora la frontera entre dos medios sometidos a un campo
magn´etico. Tomemos una superficie tipo p´ıldora, es decir un cilindro de peque˜ na
altura, con eje perpendicular a la frontera y con una base en cada medio. Apli-
cando el teorema de Gauss, se tiene que
(B
2
−B
1
) n = 0, o sea B
2n
−B
1n
= 0. (1.19)
La componente normal de B es continua en una frontera.
Sea ahora un circuito C en forma de rect´angulo, con dos lados de longitud
y paralelos al vector t, tangente a la superficie, y los otros dos muy cortos y
normales a ella, suponiendo que circula por S una densidad superficial de corriente
1–4

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
1.3. Condiciones en la frontera entre dos materiales distintos
k (cantidad de corriente por unidad de longitud normal a ella). Calculando la
circulaci´on del vector intensidad magn´etica H a lo largo de C, resulta
(H
2
t −H
1
t) = [k t[, o sea H
2t
−H
1t
= [k t[ ,
siendo k es la densidad superficial de corriente (o sea la corriente transportada
or unidad de longitud perpendicaula en la capa superficial). Como t es un vector
tangente arbitrario, se tiene
(H
2
−H
1
) n = k. (1.20)
O sea: si no hay carga libre superficial, la componente tangencial de H es continua.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

1–5
Cap
´
ıtulo 1. Recordatorio de las ecuaciones de Maxwell
1–6

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
Cap´ıtulo 2
Problemas de contorno en
campos est´aticos I
En este cap´ıtulo se explica c´omo se resuelve la ecuaci´on de Poisson del poten-
cial electrost´atico en un volumen V si se conoce la distribuci´on de carga en V y
las condiciones de contorno sobre los valores de Φ o de ∂
n
Φ = ∇Φ n en el borde
S = ∂V . Se probar´a la unicidad de la soluci´on de este problema, de manera que no
pueden existir dos potenciales distintos que cumplan las mismas condiciones de
contorno. Por desgracia son muy pocos los casos que puedan resolverse de modo
simple, por lo que hay que usar m´etodos aproximados, de tipo n´ um´erico, gr´afico,
etc. Hay m´etodos basados en desarrollos en serie que son lentamente convergentes
a menudo.
2.1. Teorema de Green. Representaci´on integral
del potencial electrost´atico
Supongamos dos funciones φ(r), ψ(r) arbitrarias y continuas, de clase C
2
en el
interior de un volumen V bordeado por una superificie S = ∂V . Representaremos
por ∂ /∂n a la derivada en direcci´on de la normal exterior a S (o sea saliendo de
V ). Se cumple identicamente que
∇ (φ∇ψ) = φ∇
2
ψ +∇φ ∇ψ, (2.1)
sobre la superficie se tiene
φ∇ψ n = φ
∂ψ
∂n
.
De (2.1) se sigue
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–1
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I

V

φ∇
2
ψ +∇φ ∇ψ

dv =

S
φ∂
n
ψ da, (2.2)
Figura 2.1:
expresi´on v´alida para todo par φ, ψ de clase C
2
en V y conocida como primera
identidad de Green. Si repetimos intercambiano las dos funciones y se resta, se
tiene

V

φ∇
2
ψ −ψ∇
2
φ

dv =

S
(φ∂
n
ψ −ψ ∂
n
φ) da, (2.3)
que es la segunda identidad de Green o el teorema de Green. Conviene insistir en
que es v´alida para cualquier par de funciones de clase C
2
. Nos interesa especial-
mente esta relaci´on cuando se aplica al potencial electrost´atico Φ de la siguiente
manera. Tomemos
φ = Φ, y ψ =
1
[r −r

[
.
El teorema de Green se puede escribir entonces como

S
¸
Φ(r

)

∂n

1
[r −r

[


1
[r −r

[
∂Φ(r

)
∂n

da

=
−4π

V
¸
Φ(r

)δ(r −r

) −
1

0
ρ(r

)
[r −r

[

dv

,
de donde se deduce la siguiente ecuaci´on integral para el potencial Φ en puntos
de V (en el interior de S)
Φ(r) =
1

0

V
ρ(r

)
[r −r

[
dv

(2.4)
+
1

S
¸
1
[r −r

[
∂Φ(r

)
∂n

−Φ(r

)

∂n

1
[r −r

[

da

,
2–2

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.1. Teorema de Green. Representaci´on integral del potencial electrost´atico
N´otese que (i) se han usado las ecuaciones ∇
2
(1/[r − r

[) = −4πδ(r − r

) y

2
Φ = −ρ/
0
;
(ii) si el punto r est´a fuera de S, el primer miembro de (2.4) se anula.
(iii) si se aplica esa f´ormula al caso de una carga en el espacio infinito, s´olo queda
el primer termino en el segundo miembro, recuper´andose el resultado ya conocido.
(iv) en el caso de una distribuci´on ρ dentro de V , se anula la integral de superficie
cuando S tiende a infinito. Para comprobarlo, basta con tomar una esfera S
R
y
hacer que R → ∞, sustituyendo Φ por su serie multipolar. El primer t´ermino
(el de carga, en q/r) da un integrando nulo sobre la esfera y los demas dan
integrandos que decaen como R
+1
con ≥ 1.
El primer t´ermino del segundo miembro de (2.4) es la contribuci´on de la
densidad de carga en el volumen V . Si ρ = 0 en V queda
Φ(r) =
1

S
¸
1
[r −r

[
∂Φ(r

)
∂n

−Φ(r

)

∂n

1
[r −r

[

da

, (2.5)
Esta integral de superficie es el efecto de las cargas exteriores a S. Si fuera de
S no hay cargas, se anula. Su interpretaci´on es la siguiente. El primer t´ermino
es equivalente al potencial creado por una distribuci´on superficial de carga con
densidad
σ =
0
∂Φ
∂n

(2.6)
y el segundo lo es al potencial creado por una distribuci´on superficial de momento
dipolar de potencia
D = −
0
Φn. (2.7)
(Recordemos que una capa de momento el´ectrico dipolar es una distribuci´on
superficial de dipolos normales a la capa y que su potencia es el momento dipolar
por unidad de ´area.)
Capa dipolar. Se llama capa dipolar a una superficie que tiene una den-
sidad de momento dipolar el´ectrico normal a ella. Se puede considerar como un
par de superficies muy pr´oximas, una trasladada de la otra seg´ un el vector d y
con densidades superificiales de carga ±σ, en el l´ımite →0 con σd = D(r) igual
a una funci´on prefijada.
El potencial creado por una tal capa se puede escribir como
Φ(r) =
1

0

S
σ(r

)
[r −r

[
da

S

σ(r

)
[r −r

−dn[
da

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–3
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
Teniendo en cuenta el desarrollo de Taylor (con d <[r −r

[)
1
[r −r

−n[
=
1
[r −r

[
−n ∇

1
[r −r

[

+
se llega de inmediato a
Φ(r) =
1

0

S
D(r

) n ∇

1
[r −r

[

da

.
lo que justifica considerar al segundo t´ermino de la derecha de (2.4) como una
capa dipolar con potencia (2.6).
2.2. Unicidad de la soluci´on de los problemas de
contorno de Dirichlet y Neumann
Supongamos una distribuci´on de carga ρ en V , para la que queremos hallar
una soluci´on de la ecuaci´on Poisson ∇
2
Φ = −ρ/
0
. La ecuaci´on integral (2.4)
parece indicar que para hallar el potencial son necesarias dos condiciones, los
valores de Φ y de ∂
n
Φ en la superficie. Pero no es as´ı, pues en general el potencial
y su derivada normal sobre S no son independientes entre s´ı. Por eso (2.4) no es
una soluci´on de un problema de condiciones en el borde sino una ecuaci´on integral
para Φ.
Las condiciones de contorno que vamos a considerar son:
a) de Dirichlet: Φ prescrita en S.
b) de Neumann: ∂
n
Φ prescrita en S.
Veremos ahora que la soluci´on dentro de V queda determinada por cualquiera
de estas dos condiciones.
Sean dos soluciones Φ
1
y Φ
2
que tienen la misma laplaciana en V y cumplen
la misma condici´on en S (bien de Dirichlet, bien de Neumann). Sea
U = Φ
2
−Φ
1
.
En ese caso ∇
2
U = 0 en V y bien U = 0 bien ∂
n
U = 0 en S. De la primera
identidad de Green (2.2) se sigue

V

U∇
2
U +∇U ∇U

dv =

S
U∂
n
U da. (2.8)
2–4

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.3. El teorema de reciprocidad
Tanto con las condiciones de contorno de Dirichlet como con las de Neumann,
esta ecuaci´on se reduce a

V
[∇U[
2
dv = 0, (2.9)
o sea ∇U = 0, y U = constante en V . La condici´on de Dirichlet implica que
esa constante se anula; la de Neumann no, pero las dos soluciones se diferencian
entonces en una constante irrelevante pues el campo el´ectrico es el mismo para
las dos soluciones.
2.3. El teorema de reciprocidad
Sean n cargas puntuales q
j
situadas en los puntos r
j
y sean Φ
j
los valores del
potencial en r
j
debidos a las dem´as cargas (distintas a la j-´esima). Se tiene
Φ
j
=
1

0
¸
i

q
i
r
ij
, (2.10)
donde la prima en la sumatoria indica que se excluye el caso i = j. Si se colocan
otras cargas q

j
en los mismos puntos y eso da lugar a los valores Φ

j
del potencial
Φ

j
=
1

0
¸
i

q

i
r
ij
, (2.11)
y multiplicamos (2.10) por q

j
y (2.11) por q
j
, sumando luego en j
¸
j
Φ
j
q

j
=
¸
j
Φ

j
q
j
, (2.12)
igualdad que se conoce como teorema de reciprocidad. Es debido a Green. Se
puede generalizar a n conductores. N´otese que los dos miembros de (2.12) son
iguales a
¸
j
¸
i

1

0
q
i
q

j
r
ij
.
Supongamos ahora que todos los conductores excepto los dos correspondientes
a i y j est´an a tierra, es decir su potencial vale Φ = 0. En ese caso
Φ
i
q

i
+ Φ
j
q

j
= Φ

i
q
i
+ Φ

j
q
j
. (2.13)
Sean las dos situaciones A: q
i
= 0, q
j
= q y B: q

i
= q, q

j
= 0
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–5
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
Se cumple entonces
Φ
i
q = Φ

j
q, ⇒ Φ
i
= Φ

j
Esto significa que el potencial que adquiere i debido a una carga q en j (o sea
Φ
i
) es igual al que adquiere j debido a una carga q en i (o sea Φ

j
).
2.4. Soluci´on del problema electrost´atico de val-
ores en el borde con las funciones de Green
En esta secci´on se obtienen las soluciones de los problemas de Dirichlet y
Neumann mediante el m´etodo de las funciones de Green. Definimos la funci´on
de Green G de la ecuaci´on de Poisson como el potencial creado por una carga
unidad y puntual (o como el potencial por unidad de carga), o sea

2
G(r, r

) = −
1

0
δ
(3)
(r −r

). (2.14)
Se tiene
G(r, r

) =
1

0
1
[r −r

[
, (2.15)
por lo que el potencial creado por la distribuci´on de carga en el espacio abierto
ρ(r) ser´a
Φ(r) =

R
3
G(r −r

)ρ(r

) dv

=
1

0

ρ(r

)
[r −r

[
, (2.16)
como se puede comprobar aplicado el operador ∇
2
y derivando dentro del signo
integral, pues

2
Φ = −
1

0

R
3
δ
(3)
(r −r

)ρ(r

)dv

= −
ρ

0
.
Conviene hacer una advertencia respecto a la notaci´on. En sus tratamientos
generales, los libros de EDP definen la funci´on Green de modo algo distinto como

2
G(r, r

) = δ
(3)
(r −r

), G(r, r

) = −
1

1
[r −r

[
. (2.17)
Es f´acil pasar de una a otra definici´on.
Una prueba simple de (2.15) es la siguiente:


1

1
[r −r

[

=
1

r −r

[r −r

[
3
, ∇
2


1

1
[r −r

[

= δ
(3)
(r −r

), (2.18)
2–6

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.4. Soluci´on del problema electrost´atico de valores en el borde con las
funciones de Green
La primera ecuaci´on se obtiene simplemente por derivaci´on. Para probar la
segunda, consideremos la integral (tomando r

= 0)
I =

R
3
f(r)∇
2

−1
4πr

d
3
r =

R
3

f∇
−1
4πr

d
3
r −

R
3
∇f ∇

−1
4πr

d
3
r,
donde la funci´on f(x, y, z) es arbitraria salvo que la suponemos tendiendo a cero
en el infinito. La primera integral se anula pues es igual a

S
f∇
1
r
n
r
r
2
dΩ =

S
f(R, θ, φ)dΩ = 0,
ya que ∇(1/r) = ∂(1/r)/∂r e
R
y siendo S la superficie de radio R → ∞. Como
consecuencia I es igual a la segunda integral (con su signo)
I = −

R
3

r
f∂
r

−1
4πr

r
2
drdΩ = −


dΩ


0

r
fdr = f(0).
Es f´acil probar que la “funci´on”∇
2
(1/r) se anula en todas partes salvo en el origen
donde tiene una singularidad. Las dos ´ ultimas ecuaciones prueban que, dentro de
una intergral en R
3
, se comporta como menos δ
(3)
(0) multiplicada por 4π. O sea
que podemos escribir

2

1
r

= −4πδ
(3)
(r). (2.19)
Un punto muy importante es que a la soluci´on de (2.14) se le puede sumar una
soluci´on arbitraria de la ecuaci´on de Laplace ∇
2
Φ = 0, de modo que deberemos
definir m´as generalmente la funci´on de Green
G(r, r

) =
1

0
1
[r −r

[
+ F(r −r

), (2.20)
con ∇
2
F = 0. Como ya se dijo antes, la ecuaci´on (2.4) no es de ayuda aqu´ı porque
aparecen en la integral tanto Φ como ∂
n
Φ que no son independientes. El m´etodo
de las funciones de Green permite eliminar una u otra de las dos integrales de
superficie eligiendo adecuadanente la funci´on F. N´otese que r

es la coordenada
de la fuente y r, la del punto de observaci´on.
Apliquemos el teorema de Green (2.3) con φ = Φ, ψ = G(r, r

). Resulta la
siguiente generalizaci´on de (2.4)
Φ(r) =

V
ρ(r

)G(r, r

)dv

(2.21)
+
0

S
¸
G(r, r

)
∂Φ(r

)
∂n

−Φ(r

)
∂G(r, r

)
∂n

da

,
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–7
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
Tenemos la libertad de elegir la funci´on F en la funci´on de Green. Podemos
elegirla de modo que cumpla la condici´on de Dirichlet
G
D
(r, r

) = 0, si r

∈ S, (2.22)
con lo que el primer t´ermino en la integral de superficie en (2.4) se anula de modo
que la soluci´on del problema de contorno es
Φ(r) =

V
ρ(r

)G
D
(r, r

)dv


0

S
Φ(r

)
∂G
D
(r, r

)
∂n

, da

, (2.23)
En el caso de la condici´on de Neumann, hay que tener cuidado. Parecer´ıa que
habr´ıa que tomar
∂G
N
∂n

(r, r

) = 0 si r

∈ S,
pues de ese modo se elimina el segundo t´ermino en la integral de superficie. Pero
eso llevar´ıa a una contradicci´on, ya que si aplicamos el teorema de Gauss a (2.10)
resulta

S
∂G
N
∂n

da

= −
1

0
por lo que la condici´on m´as simple sobre G
N
debe ser
∂G
N
∂n

(r, r

) = −
1
S
0
si r

∈ S, ) (2.24)
donde S es el ´area del borde. La soluci´on del problema de Neumann es pues
Φ(r) = 'Φ`
S
+

V
ρ(r

)G
N
(r, r

) dv

+
0

S
∂Φ
∂n

G
N
(r, r

) da

, (2.25)
donde 'Φ` es el valor medio del potencial en S, o sea una constante.
El problema de Neumann m´as frecuente es el llamado problema exterior, en
el que V est´a bordeado por dos superficies, una interior y finita y la otra en el
infinito. El ´area de S es infinita por lo que el valor medio del potencial se anula
y la expresi´on anterior se simplifica.
N´otese que en el caso de Dirichlet la funci´on de Green es sim´etrica, es decir
G(r, r

) = G(r

, r). No ocurre necesariamente as´ı en el caso de Neumann, pero se
puede encontrar una funci´on sim´etrica (ver Jackson secci´on 1.10, p. 40).
2–8

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.5. El m´etodo de las im´agenes
2.5. El m´etodo de las im´agenes
El m´etodo de las im´agenes se refiere al c´alculo del potencial creado por una o
varias cargas puntuales en presencia de superficies frontera. Como se dijo antes,
la funci´on de Green para unas condiciones de frontera es igual a la de Green en
todo el espacio (2.11) m´as una soluci´on de la ecuaci´on de Laplace en V , es decir
un potencial creado por cargas exteriores a V . En algunas situaciones es posible
deducir de la geometr´ıa del problema que un cierto n´ umero peque˜ no de cargas,
con valores adecuados y situadas fuera de V , pueden simular las condiciones de
contorno. Esas cargas se llaman im´agenes. En esos casos, la soluci´on se reduce
a la suma de los potenciales creados por las cargas reales y las im´agenes en una
regi´on ampliada sin condiciones de contorno.
2.5.1. Carga puntual y plano conductor a tierra
Un caso simple e interesante es aquel en que V es un semiespacio bordeado
por un plano conductor infinito conectado a tierra. En el interior de V hay una
carga puntual. Supongamos que el plano es el xy, que est´a a potencial cero y que
la carga q es positiva y est´a situada en el punto P ≡ r
1
= (0, 0, d). Cabe esperar
lo siguiente: a) que las l´ıneas de campo salgan radialmente de la carga, de modo
que su aspecto muy cerca de ella sea el mismo que el de una sola carga; b) que
la carga q atraiga cargas negativas del conductor que se concentrar´an bajo ella
(en el origen de coordenadas), disminuyendo su densidad hacia el infinito; y c)
que las l´ıneas de campo vayan de la carga al plano, de modo que lleguen a ´el
perpendicularmente. En la figura se representa el aspecto de esas l´ıneas.
Sabemos adem´as que el potencial debe obedecer la ecuaci´on de Laplace. El
problema es c´omo calcularlo. Para ello acudimos a un truco. Imaginemos una
carga −q situada en el punto P

≡ r
2
= (0, 0, −d) y consideremos el sistema de
las dos cargas sin el plano. El c´alculo es sencillo. No cabe duda que el potencial
en el semiespacio z > 0 cumple nuestros requerimientos, pues se aproxima al de
una carga q en el punto P, obedece Laplace en ese semiespacio y es nulo en el
plano z = 0. Podemos imaginar ahora que tenemos dos conductores: el plano
con potencial cero y una esfera peque˜ na centrada en P con carga q cuyo radio a
hacemos tender a cero. Las condiciones de contorno son: en el plano, condici´on
de Dirichlet pues se da el potencial Φ = 0, y en la esfera se da la carga total, lo
que es equivalente a dar la densidad superficial de carga q/4πa
2
y el potencial
Φ, cuando a es muy peque˜ no, o sea tambi´en de Dirichlet. Tambi´en en este caso
hay un teorema de unicidad, por eso esa soluci´on, obtenida de una forma tan
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–9
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
aparentemente artificial, es la buena que buscamos.
Figura 2.2: Carga puntual y plano conductor a tierra. El eje z es la recta que pasa
por la carga real q y su imagen q

. Las l´ıneas continuas de campo son las reales y
las de trazos sus im´agenes.
En la figura se representa la soluci´on. Podemos interpretarla diciendo que las
l´ıneas salen de la carga y son atra´ıdas por el plano, por lo que s´olo la que sale
hacia arriba a lo largo del eje z llega al infinito. Sea ρ la coordenada radial en el
plano. El campo el´ectrico en el plano es igual a (0, 0, E
z
) con
E
z
=
1

0
−2q
ρ
2
+ d
2
cos θ =
1

0
−2q
ρ
2
+ d
2
d

2
+ d
2
)
1/2
=
1

0
−2qd

2
+ d
2
)
3/2
,
donde ρ
2
= x
2
+ y
2
, por lo que la densidad superficial es
σ =
0
E
z
=
0
1

0
−2qd

2
+ d
2
)
3/2
.
La carga total en el plano debe ser −q. Para comprobar que es as´ı en la soluci´on
obtenida, integremos la densidad de carga
Carga =


0
σ 2πρdρ = −q.
Este m´etodo se conoce como m´etodo de las im´agenes porque hemos tratado el
plano como un espejo y considerado “la imagen” de la carga q. Es muy ´ util para
calcular campos el´ectricos y potenciales, incluso en situaciones m´as complicadas.
Comparemos ahora este resultado con la teor´ıa formal expuesta en la secci´on
anterior. Se trata de un problema de Dirichlet, siendo la condici´on de contorno
2–10

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.5. El m´etodo de las im´agenes
Φ = 0 en S que es el plano xy en este caso. Seg´ un (2.14) la funci´on de Green
debe ser
G
D
(r, r

) =
1

0
1
[r −r

[
+ F(r −r

), (2.26)
con ∇
2
F = 0 y de modo que se cumpla (2.15). Tiene que ocurrir para ello que
G
D
= 0 cuando r ∈ S. Para conseguirlo, basta con tomar para F el potencial
creado por la carga imagen de valor −q y colocada en (0, 0 − d), quedando la
funci´on de Green como
G
D
(r, r

) =
1

0

1
[r −r

[

1
[r −r
2
[

, (2.27)
siendo r
2
= r

−2de
z
. N´otese que esta funci´on de Green es el potencial creado por
una carga unidad en r

y otra menos la unidad en r

−2de
z
. Usando la ecuaci´on
(2.22) resulta para el potencial en el semiespacio z > 0
Φ(r) =

V
ρ(r

)G
D
(r, r

)dv

, (2.28)
pues Φ = 0 en el plano, que da el resultado correcto pues la densidad es ρ =

(3)
(r −r
1
), con r
1
= (0, 0, d).
En el caso general en que, en vez de una carga, hubiese una distribuci´on en
z > 0 dada por la densidad ρ(r), la f´ormula anterior ser´ıa v´alida. Se podr´ıa
interpretar como el efecto de dos distribuciones de carga una la real y otra la
imagen.
Es f´acil ver que si la condici´on fuese de Neumann ∂
n
Φ = 0 en el plano,
manteniendo la carga q en la misma posici´on, la carga imagen deber´ıa ser tambien
igual a q. La funci´on de Green ser´ıa entonces
G
N
(r, r

) =
1

0

1
[r −r

[
+
1
[r −r
2
[

, (2.29)
siendo r
2
= r

−2de
z
, pues ∂
n
G
N
= 0 en el plano.
2.5.2. Carga puntual y esfera conductora a tierra
Consideremos una esfera conductora de radio a conectada a tierra, es decir con
Φ = 0 y una carga puntual q situada en p en un sistema de referencia con origen
en el centro de la esfera. El objetivo es encontrar el potencial para r > a que se
anule en r = a. Intentemos resolver el problema con una ´ unica carga imagen q

.
Parece razonable suponer que la posici´on de esa imagen p

est´e en la l´ınea entre
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–11
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
q y el centro de S. El potencial creado por las dos cargas es
Φ(r) =
1

0

q
[r −p[
+
q

[r −p

[

(2.30)
Queremos que este potencial se anule en la esfera, o sea en r = a. Busquemos
si hay valores de q

y p

que aseguran esa condici´on. Sean n y n

dos vectores
unitarios en las direcciones de r y p, de modo que el potencial se puede escribir
como
Φ(r) =
1

0

q
[rn −pn

[
+
q

[rn −p

n

[

(2.31)
En r = a ese potencial vale
Φ(r = a) =
1

0

q
a[n −(p/a)n

[
+
q

p

[n

−(a/p

)n[

(2.32)
Se ve que si elegimos
q
a
= −
q

p

,
p
a
=
a
p

resulta Φ(r = a) = 0. Esto indica que la magnitud y la posici´on de la carga
imagen es
q

= −
a
p
q, p

=
a
2
p
, (2.33)
Es importante entender el significado del potencial (2.30)
Figura 2.3:
2–12

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.5. El m´etodo de las im´agenes
Las posiciones entre las dos cargas, la real y su imagen, est´an relacionadas
por una transformaci´on de inversi´on
(r, ϑ, ϕ) ⇒

a
2
r
, ϑ, ϕ

,
m´as adelante volveremos sobre ello.
Una vez encontrada la carga imagen podemos calcular la densidad superficial
de carga inducida en S por la carga q (ver Figura 2.4). Su valor est´a dado por
la derivada normal del potencial en la superficie de la esfera, o sea (derivando en
(2.31))
σ = −
0
∂Φ
∂r

r=a
= −
q
4πa
2

a
p

1 −a
2
/p
2
(1 +a
2
/p
2
−2a cos γ/p)
3/2
donde γ es el ´angulo entre n y n

. N´otese que σ =
0
E(r) pues el campo en el
borde de la esfera es precisamente E(r = a) = −∂Φ/∂r. La carga inducida total
es la integral sobre S de esa densidad y es igual a q

, como se deduce f´acilmente
del teorema de Gauss.
Figura 2.4: Densidad superficial de carga σ inducida en la esfera de radio a,
conectada a tierra, como consecuencia de una carga puntual q a la distancia p del
centro (en unidades de −q/4πa
2
y como funci´on del ´angulo γ, en los casos p = 2a
y p = 4a). El recuadro muestra las l´ıneas de campo para p = 2a.
N´otese tambi´en que la funci´on F usada para calcular la funci´on de Green con
la condici´on de contorno adecuada es el potencial creado por la carga imagen,
cuya laplaciana se anula fuera de la esfera.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–13
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
Es interesante calcular la fuerza entre la carga real q y la esfera. Una primera
manera de hacerlo es calcular la que hay entre la carga y su imagen. Entre ellas
hay una distancia p −p

= p(1 −a
2
/p
2
) La fuerza es atractiva y de magnitud
F =
1

0
q
2
a
2
a
3
p
3

1 −
a
2
p
2

−2
(2.34)
A grandes separaciones decrece como la inversa del cubo de la distancia. Cerca
de la esfera es proporcional al cuadrado de la inversa de la distancia de q a la
superficie de S.
Se puede llegar tambi´en a (2.34) calculando la fuerza entre la carga q y la
distribuci´on σ mediante una integraci´on sobre S.
Transformaci´on de inversi´on
En el problema anterior las posiciones p y p

de las dos cargas est´an rela-
cionadas por la llamada transformaci´on de inversi´on, que pasa del punto P al P

de modo que
P ≡ (r, ϑ, ϕ) ⇒P

a
2
r
, ϑ, ϕ

(2.35)
N´otese que los puntos de la esfera centrada en el origen y con radio a son in-
variantes por esta transformaci´on. Ocurre adem´as que si Φ(r, ϑ, ϕ) es el potencial
producido por la distribuci´on de carga ρ(r, ϑ, ϕ), o sea si

2
Φ(r, ϑ, ϕ) = −ρ(r, ϑ, ϕ)/
0
resulta que el potencial Φ

es el producido por ρ

donde
Φ

(r, ϑ, ϕ) =

a
r

Φ(
a
2
r
, ϑ, ϕ), ρ

(r, ϑ, ϕ) =

a
r

5
(
a
r
, ϑ, ϕ)
lo que significa que

2
Φ

(r, ϑ, ϕ) = −ρ

(r, ϑ, ϕ)/
0
La transformaci´on para una carga puntual es
q

en (r, ϑ, ϕ) ⇒

r
a

q en (a
2
/r, ϑ, ϕ)
La transformaci´on 1 de inversi´on por una esfera (la de radio a en este caso. No
confundir con r ⇒ −r) tiene inter´es en geometr´ıa. Alguna de sus propiedades
son
i) Es involutiva, o sea 1
2
= 1.
ii) Transforma el interior de la esfera en el exterior y vicecersa.
iii) Transforma una superficie esf´erica que no pasa por el centro en otra superficie
2–14

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.5. El m´etodo de las im´agenes
esf´erica.
iv) Si la superficie esf´erica pasa por el centro es transformada en un plano y
viceversa.
v) Conserva los ´angulos (es conforme).
En otros casos de otra geometr´ıa de los conductores y las cargas existen trans-
formaciones que cumplen la misma funci´on que la inversi´on en el de la esfera
conductora y el punto.
2.5.3. Carga puntual y esfera conductora, cargada y ais-
lada
Si queremos considerar el problema de una esfera conductora, aislada y con
carga Q podemos hacerlo mediante una superposici´on. Imaginemos la esfera de
la secci´on anterior, con su carga q

distribuida por su superficie. Se desconecta de
tierra y se le a˜ nade la carga (Q − q

), con lo que la carga total se hace igual a
Q. La carga a˜ nadida se distribuye uniformemente sobre la superficie, pues es la
´ unica manera de que el campo el´ectrico siga siendo normal a la ella. El potencial
de la carga adicional (Q − q

) es el mismo que el de una carga puntual con esa
magnitud situada en el origen. O sea que el total vale
Φ(r) =
1

0

q
[r −p[
+
q

[r −p

[
+
Q + aq/p
r

(2.36)
y la fuerza entre la carga q y la esfera
F =
1

0
q
p
2
¸
Q−
qa
3
(2p
2
−a
2
)
p(p
2
−a
2
)
2

(2.37)
2.5.4. Carga puntual y esfera conductora a un potencial
fijo
Otro problema de soluci´on sencilla es el de una carga puntual y una esfera
conductora conectada a una fuente de tensi´on que la mantiene al potencial V . La
expresi´on del potencial es como la del caso anterios, excepto que ahora hay que
poner en el origen la carga 4π
0
V a, en vez de (Q−q

). Tendremos pues
Φ(r) =
1

0

q
[r −p[
+
q

[r −p

[

+
V a
r
(2.38)
pues la suma de los dos primeros t´erminos es nula para r = a, como ya vimos, y
el tercero produce un potencial V . La fuerza entre la carga y la esfera es ahora,
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–15
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
como no es demasiado dif´ıcil mostrar
F =
q
p
2
¸
V a −
1

0
qap
3
(p
2
−a
2
)
2

, (2.39)
2.5.5. Esfera conductora en un campo el´ectrico uniforme
Sea una esfera de radio a, centrada en el origen de coordenadas, conductora
y a tierra, situada en el campo el´ectrico E = E
0
e
z
. Un tal campo el´ectrico puede
considerarse como producido por dos cargas ±Q colocadas en los puntos ∓R (ver
figura). Si esas cargas est´an lejos, o sea si R a, el campo que producen en
los alrededores de la esfera es aproximadamente constante, paralelo al eje z y de
m´odulo igual a E
0
· 2Q/4π
0
R
2
. En el l´ımite R, Q →∞, manteniendo constante
Q/R
2
, esa aproximaci´on se hace exacta.
Figura 2.5:
Teniendo en cuante las secciones anteriores, la esfera de radio a sometida a
las cargas ±Q situadas en z = ∓R produce un potencial como el de estas dos
cargas m´as sus dos im´agenes ∓Qa/R en z = ∓a
2
/R, o sea
Φ =
Q/4π
0
(r
2
+ R
2
+ 2rRcos θ)
1/2

Q/4π
0
(r
2
+ R
2
−2rRcos θ)
1/2
(2.40)

aQ/4π
0
R(r
2
+ a
4
/R
2
+ 2a
2
r cos θ/R)
1/2
+
aQ/4π
0
R(r
2
+ a
4
/R
2
−2a
2
r cos θ/R)
1/2
,
siendo r, θ las coordenadas del punto de observaci´on. En los denominadoes de los
dos primeros t´erminos se saca el factor com´ un R y se desarrolla en serie de r/R;
2–16

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.6. Sistemas de conductores
en los t´erminos tercero y cuarto se saca fuera el factor r y se expande en a/R. El
resultado es
Φ =
1

0


2Q
R
2
r cos θ +
2Q
R
2
a
3
r
2
cos θ

+
por lo que el potencial vale
Φ = −E
0

r −
a
3
r
2

cos θ . (2.41)
El primer t´ermino de (2.41) (−E
0
z) corresponde al campo constante E
0
e
z
. El
segundo, al potencial de las cargas inducidas, que es el de un dipolo con momento
dipolar p = 4π
0
E
0
a
3
.
2.6. Sistemas de conductores
Consideremos un sistema de N conductores en un volumen V con borde
∂V = S y consideremos el problema del potencial con condiciones de contorno.
El problema se dice cerrado si todos ellos est´an dentro de la cavidad formada
por otro conductor que contiene a los dem´as. Si no lo es, se dice que es abierto.
Podemos imaginar entonces que los conductores est´an dentro de una superficie
esf´erica equipotencial con Φ = 0 cuyo radio tiende a infinito.
Tomemos el caso en que se prescriben los valores del potencial en los conduc-
tores Φ
j
, j = 1, 2, . . . , N. Definimos a continuaci´on N estados del sistema de la
siguiente manera. En primer lugar, supongamos que todos los conductores est´an
a tierra excepto el primero. En ese caso las cargas de todos ellos quedan determi-
nados por Φ
1
. La dependencia es adem´as lineal. Si se dobla Φ
1
se doblan todos
los potenciales y las cargas en los dem´as, o sea que
Q
i
= C
i1
Φ
1
,
siendo los C
i1
unos ciertos coeficientes que est´an determinados por el valor de Φ
1
.
Si repetimos el argumento considerando estados en que todos menos el k-´esimo
est´an a tierra, tendremos
Q
i
= C
ik
Φ
k
.
Como el problema es lineal, el estado general ser´a una superposici´on de los N
estados as´ı obtenidos, por lo que en general
Q
i
=
N
¸
j=1
C
ij
Φ
j
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–17
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
Esto significa que, dados los C
ij
, queda determinado el potencial en todo el vol-
umen V , una vez dados los potenciales a que est´a cada conductor. Pero, como
los coeficientes C
ij
i = 1, . . . , N quedan determinados por el valor de Φ
j
, seg´ un
vimos antes, resulta que el problema est´a bien planteado. Los C
ii
se suelen lla-
mar coeficientes de capacidad y los C
ij
, i = j, coeficierntes de influencia, si bien
algunos autores llaman de capacidad a todos.
Podemos plantear otro problema que es parecido pero distinto. Se trata de la
obtenci´on de los potenciales de los conductores en funci´on de las cargas de cada
uno. Se puede demostrar que existen unos coeficientes P
ij
, llamados coeficientes
de potencial tales que
Φ
j
=
N
¸
i=1
P
ji
Q
i
La matriz P
ij
es obviamente la inversa de C
ij
. N´otese que C
ij
es igual a la carga
que adquiere el conductor i cuando todos los dem´as est´an a tierra, excepto el
conductor j que est´a a potencial unidad positivo de +1 V. Como en tal situaci´on
las l´ıneas de campo salen del conductor j, el ´ unico a potencial positivo, y bien se
van al infinito bien entran en los dem´as conductores, las cargas en estos deben
ser negativas. Por tanto los coeficientes de influencia deben ser negativos y los de
capacidad, positivos,
C
ii
> 0, C
ij
< 0, si i = j.
Adem´as la carga positiva debe ser mayor o igual que la suma de las negativas en
valor absoluto (pues algunas lineas pueden ir al infinito), por tanto
C
ii
≥ −
N
¸
j=i
C
ij
.
Podr´ıa parecer que para describir el sistema son necesarios N
2
coeficientes, pero
no es as´ı porque la matriz C
ij
es sim´etrica, o sea que basta con N(N + 1)/2 (lo
mismo debe ocurrirle a su inversa P
ij
). Esta es una consecuencia del teorema de
reciprocidad demostrado en la secci´on 2.3.
Ejemplo: capacidad de un conductor Un condensador es un sistema de
dos condutores en influencia total, lo que significa que las cargas son iguales y
opuestas, o sea que vale el signo igual en la desigualdad anterior, Q
2
= −Q
1
.
Podemos escribir los potenciales en la forma
V
1
= (P
11
−P
12
)Q
1
, V
2
= (P
21
−P
22
)Q
1
,
y como la matriz P
ij
es sim´etrica
V
1
−V
2
= (P
11
+ P
22
−2P
12
)Q
1
2–18

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.6. Sistemas de conductores
Si definimos V = V
1
−V
2
y Q = Q
1
, resulta que
V =
Q
C
, siendo C =
1
P
11
+ P
22
−2
P
12
la capacidad del condensador. Si el conductor 2 est´a a tierra (V
2
= 0, y Q
2
=
−Q
1
), se tiene Q
1
= C
11
V
1
,, o sea que la capacidad es
C = C
11
y adem´as C
12
= −C
11
.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–19
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
Problemas
2.1 La regi´on entre las placas de un condensador de l´aminas planas y paralelas, de
extensi´on infinita y separadas por la distancia d est´a llena con una distribuci´on
de carga con densidad vol´ umica ρ = ρ
0
x, siendo x la coordenada en direcci´on
normal a las placas. El potencial en las placas x = 0 y x = d es igual a 0 y V ,
respectivamente. Calcular:
a) el potencial entre las placas Φ(x);
b) el campo el´ectrico entre las placas;
c) La fuerza por unidad de ´area ejercida sobre las placas.
2.2 Un sistema de conductores consiste en tres largos cilindros coaxiales, uno
interior macizo de radio a, otro intermedio de radios b y c y el m´as exterior de
radio interior d (a < b < c < d). Los cilindros interior y exterior estan conectados
a potenciales V
1
y V
2
, respectivamente y el intermedio est´a a tierra. Resolviendo
la ecuaci´on de Laplace hallar:
a) el potencial en las regiones a < r < b y c < r < d, y
b) la carga por unidad de longitud en cada conductor.
2.3 Una esfera conductora maciza de radio R
1
tiene una cavidad vac´ıa, tambi´en
esf´erica y de radio R
2
, pero no conc´entrica. Est´a rodeada por un diel´ectrico ex-
terior de permitividad ε. Se coloca una carga puntual q dentro de la cavidad, a
una distancia a de su centro. Hallar la expresi´on del potencial en las distintas
regiones del espacio.
2.4 Un conductor plano horizontal indefinido, a potencial cero, tiene una protu-
berancia semiesf´erica de radio R. En la vertical del centro de la semiesf´erica a
una distancia D (> R) del plano hay una carga puntual q. Hallar:
a) la expresi´on del potencial en todo el espacio y
b) la fuerza sobre la carga q.
2.5 Alrededor de una esfera conductora de radio R y que est´a conectada a tierra,
gira en un plano diametral horizontal (sin gravedad) una carga puntual q de masa
m. Calcule:
a) el valor de la velocidad v con que tiene que girar la carga para que se mantenga
en una ´orbita estable de radio d = 10R, y
b) si la esfera estuviese conectada a una bater´ıa con V voltios, calcule el valor
de V para que la carga q gire con la misma velocidad v en una ´orbita estable de
radio d = 20R.
2–20

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
2.6. Sistemas de conductores
2.6 Una esfera conductora de radio R est´a aislada y tiene una carga Q. Su centro
est´a en el origen de un sistema de coordenadas cartesianas. Alineadas con su
centro y a ambos lados y a la misma distancia 2R, se colocan dos cargas puntuales
de valor Q (en los puntos (0, 0 ±2R). Se pide calcular:
a) el potencial de la esfera,
b) la fuerza sobre cada una de las dos cargas puntuales y
c) la densidad superficial de carga en los puntos del ecuador de la esfera, en el
plano z = 0.
2.7 Mediante el m´etodo de las im´agenes, estudiar el potencial electrost´atico en
los siguientes casos:
a) una esfera conductora en un campo el´ectrico uniforme E
0
y
b) un cilindro de longitud infinita en un campo uniforme E
0
perpendicular al eje
del cilindro.
2.8 Una esfera conductora de radio R est´a aislada con una carga Q. Se coloca un
dipolo el´ectrico a una distancia a del centro de la esfera, cuyo momento dipolar
p est´a dirigido radialmente desde el centro de la esfera y hacia afuera. Hallar:
a) el potencial el´ectrico de la esfera y
b) el campo el´ectrico en los puntos que distan R y 2a del centro de la esfera,
seg´ un la direcci´on del centro al dipolo.
2.9 Un alambre indefinido, por el que circula una corriente de intensidad I,
est´a situado en un medio de permeabilidad µ
1
que ocupa un semiespacio limitado
por un plano paralelo al alambre y a la distacia d de ´el. En el otro semiespacio
hay un medio de permeabilidad µ
2
(> µ
1
). Determinar
a) los campos en ambas regiones y
b) la fuerza sobre el alambre, indicando si es atractiva o repulsiva respecto al
plano.
2.10 Se tiene una carga puntual q entre dos planos conductores separados por la
distancia d. la carga dista d
1
de uno de ellos. Aplicando el teorema de reciprocidad,
hallar la carga inducida en cada uno de ellos.
2.11 Dos esferas conductoras de radios a y b tienen sus centros separados la
distancia c ( a, b). Hallar los coeficientes de influencia del sistema hasta el
segundo orden de aproximaci´on, es decir, despreciando t´erminos en (a/c)
3
, (b/c)
3
y en potencias m´as altas.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

2–21
Cap
´
ıtulo 2. Problemas de contorno en campos est
´
aticos I
2.12 Tres esferas conductoras id´enticas de radio a est´an colocadas en los v´erticies
de un tri´angulo equil´atero de lado b (a). Inicialmente las tres tienen la misma
carga q. A continuaci´on se descargan una a una y sucesivamente se conectan a
tierra y se desconectan. ¿Cu´al es la carga de cada una al final de este proceso?
2–22

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
Cap´ıtulo 3
Problemas de contorno en
campos est´aticos II: Separaci´on
de variables
Uno de los m´etodos m´as usados en F´ısica Matem´atica para resolver ecua-
ciones en derivadas parciales es el de la separaci´on de variables. Se sabe que la
ecuaci´on de Laplace y otras relacionadas son separables en once sistemas dis-
tintos de coordenadas (Morse and Feshbach, Methods of Theoretical Physics, 2
vol. McGraw-Hill, New York 1953). En este curso desarrollaremos s´olo tres casos:
cartesianas, cil´ındricas y esf´ericas.
3.1. M´etodo de separaci´on de variables en coor-
denadas cartesianas
La ecuaci´on de Laplace en coordenadas cartesianas es

2
Φ
∂x
2
+

2
Φ
∂y
2
+

2
Φ
∂z
2
= 0. (3.1)
Se ve claramente que la ecuaci´on anterior tiene soluciones factorizadas de la forma
Φ(x, y, z) = X(x)Y (y)Z(z). (3.2)
es decir, como el producto de tres funciones, una por cada coordenada. Como
consecuencia el problema de reduce a la soluci´on de tres ecuaciones diferenciales
ordinarias, pues sustituyendo en (3.1) y dividiendo por Φ, se llega a
1
X(x)
d
2
X
dx
2
+
1
Y (y)
d
2
Y
dy
2
+
1
Z(z)
d
2
Z
dz
2
= 0. (3.3)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–1
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
Como cada uno de los tres sumandos depende de una variable independiente
distinta, cada uno de ellos debe ser igual a una constante (una positiva y dos
negativas o al rev´es), o sea
1
X
d
2
X
dx
2
= −α
2
,
1
Y
d
2
Y
dy
2
= −β
2
, (3.4)
1
Z
d
2
Z
dz
2
= +γ
2
de modo que
α
2
+ β
2
= γ
2
.
Se han elegido como positivas las constantes correspondientes a las coordenadas
x, y, lo cual es arbitrario, podr´ıa ser cualquier par. En todo caso esto indica que
el potencial se puede expresar mediante combinaciones lineales de productos de
funciones
Φ
αβγ
= e
±iαx
e
±iβy
e
±

α
2

2
z
. (3.5)
Como α, β son completamente arbitrarias y podemos elegir como positiva una
cualquiera de las constantes (s´olo importa los signos relativos), se pueden generar
por combinaciones lineales una enorme cantidad de soluciones a la ecuaci´on de
Laplace.
En el caso de que una de las constantes se anule, la soluci´on ser´a un polinomio
de grado 1 en la variable correspondiente. As´ı, si α = 0, X = Ax + A

. Si dos
constantes se anulan, lo hacen las tres y entonces tendremos la soluci´on
Φ = (Ax + A

)(By + B

)(Cz + c

).
Las constantes α y β se determinan mediante las condiciones de contorno. Tomem-
os un ejemplo simple. Sea el volumen V en que queremos calcular el potencial el
interior de una caja en forma de paralelep´ıpedo V ≡ (0 < x < a, 0 < y < b, 0 <
z < c). Sean las condiciones de contorno Φ = 0 en todas las caras, excepto la
z = c que est´a al potencial V (x, y). Las condiciones de contorno Φ = 0 en x = 0,
y = 0 o z = 0 indican que la soluci´on es una suma de funciones de la forma
X = sen αx,
Y = sen βy, (3.6)
Z = senh(

α
2
+ β
2
z)
3–2

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.1. M´etodo de separaci´on de variables en coordenadas cartesianas
Para que Φ = 0 en x = a e y = b, debe cumplirse αa = nπ y βb = mπ, con n, m
enteros. Definiendo
α
n
=

a
,
β
m
=

b
, (3.7)
γ
nm
= π

n
2
a
2
+
m
2
b
2
,
resulta que las funciones
Φ
nm
= sen(α
n
x) sen(β
m
y) senh(γ
nm
z),
cumplen las condiciones de contorno en cinco caras (excepto en z = c). Como la
ecuaci´on es lineal, podemos escribir la soluci´on como una serie en esas funciones
Φ(x, y, z) =

¸
n,m=1
A
nm
sen(α
n
x) sen(β
m
y) senh(γ
nm
z). (3.8)
Al mismo tiempo, sabemos que la funci´on V (x, y) puede desarrollarse del modo
V (x, y) =

¸
n,m=1
V
nm
sen(α
n
x) sen(β
m
y) (3.9)
siendo los coeficientes V
nm
V
nm
=
4
ab

a
0
dx

b
0
dyV (x, y) sen(α
n
x) sen(β
m
y). (3.10)
Por lo tanto la soluci´on del problema est´a dada por la serie (3.8) con
A
nm
=
V
nm
sinh(γ
nm
c)
(3.11)
De esa forma se cumple la condici´on de contorno en z = c.
En el caso de que el potencial fuese no nulo en las seis caras, se tomar´ıa una
suma de seis potenciales, cada uno como (3.9), nulo en cinco de las seis caras.
3.1.1. Un caso bidimensional
En el caso bidimensional, tendremos en vez de (3.5) las funciones
e
±iαx
e
±αy
, o tambi´en e
±αx
e
±iαy
.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–3
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
Consideremos el problema de determinar el potencial en la regi´on R ≡ (0 ≤ x ≤
a, y ≥ 0), con las condiciones de contorno Φ = 0 en x = 0 y x = a, Φ = V en
y = 0, 0 ≤ x ≤ a y Φ →0 para y →∞. Teniendo en cuenta lo dicho m´as arriba,
resulta que la soluci´on debe ser una suma de funciones del tipo e
−αy
sen(αx), con
α > 0. Las condiciones de contorno implican pues que
Φ(x, y) =

¸
n=1
A
n
e
−nπy/a
sen(nπx/a), (3.12)
Los coeficientes A
n
se determinan por la condici´on de contorno en y = 0. Los
coeficientes de Fourier de Φ(x, 0) son
A
n
=
2
a

a
0
Φ(x, 0) sen(nπx/a)dx. (3.13)
Si Φ(x, 0) = V = constante,
A
n
=
4V
πn

1, si n es impar
0, si n es par
(3.14)
El potencial est´a pues dado por la serie
Φ(x, y) =
4V
π
¸
n impar
1
n
e
−nπy/a
sen(
nπx
a
). (3.15)
3–4

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.2. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas
3.2. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´eri-
cas
En coordenadas esf´ericas, la ecuaci´on de Laplace toma la forma
1
r
2

2
∂r
2
(r
2
Φ) +
1
r
2
sen θ

∂θ

sen θ
∂Φ
∂θ

+
1
r
2
sen
2
θ

2
Φ
∂ϕ
2
= 0, (3.16)
Si factorizamos el potencial en la forma
Φ =
U(r)
r
P(θ) Q(ϕ). (3.17)
Sustituyendo en (3.16),
PQ
d
2
U
dr
2
+
UQ
r
2
sen θ
d

sen θ
dP

+
UP
r
2
sen
2
θ
d
2
Q

2
= 0
Dividiendo por UPQ/r
2
sen
2
θ,
r
2
sen
2
θ
¸
1
U
d
2
U
dr
2
+
1
Pr
2
sen θ
d

sen θ
dP

+
1
Q
d
2
Q

2
= 0 (3.18)
Como toda la dependencia en ϕ est´a concentrada en el ´ ultimo t´ermino de la
izquierda, ´este debe ser igual a una constante, que tomamos como negativa (−m
2
).
O sea
1
Q
d
2
Q

2
= −m
2
, (3.19)
cuya soluci´on es
Q = e
±imϕ
. (3.20)
Para que Q sea univaluada, m debe ser un entero, si todo el ´angulo 2π es admisible
(si la constante en (3.19) fuese positiva tampoco ser´ıa univaluada). Por las mismas
razones podemos separar las dos ecuaciones de P y U, como
1
sen θ
d

sen θ
dP

+

( + 1) −
m
2
sen
2
θ

P = 0 (3.21)
d
2
U
dr
2

( + 1)
r
2
U = 0,
siendo ( +1) otra constante (real) de integraci´on. La ´ ultima ecuaci´on (la de U)
tiene como soluci´on general
U = Ar
+1
+ Br

, (3.22)
pero no sabemos a´ un c´omo es .
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–5
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
3.2.1. Ecuaci´on de Legendre y polinomios de Legendre
Es costumbre expresar la primera de las ecuaciones (3.21) en funci´on de x =
cos θ. Toma as´ı la forma
d
dx
¸
(1 −x
2
)
dP
dx

+
¸
( + 1) −
m
2
1 −x
2

P = 0. (3.23)
Esta es la llamada ecuaci´on generalizada de Legendre y sus soluciones las funciones
asociadas de Legendre.
Consideraremos en primer lugar la ecuaci´on ordinaria de Legendre o simple-
mente ecuaci´on de Legendre que es la correspondiente a m = 0, cuyas soluciones
son conocidas como los polinomios de Legendre. Esa ecuaci´on es pues
d
dx
¸
(1 −x
2
)
dP
dx

+ ( + 1)P = 0. (3.24)
Buscaremos soluciones que est´en bien definidas en todo el intervalo −1 ≤ x ≤
1, que incluye a los polos norte y sur. Ensayemos una soluci´on en forma de serie
P(x) =

¸
j=0
a
j
x
j
. (3.25)
Si sustituimos en (3.23), resulta la serie

¸
j=0
¦j(j −1)a
j
x
j−2
−[j(j + 1) −( + 1)]a
j
x
j
¦ = 0
Los coeficientes de cada potencia de x deben anularse separadamente. Esto de-
termina una relaci´on de recurrencia en los coeficientes
a
j+2
=
¸
j(j + 1) −( + 1)
(j + 1)(j + 2)

a
j
, (3.26)
La soluci´on queda determinada por a
0
y a
1
. Si se toma a
1
= 0 se tiene una
funci´on par en x, si a
0
= 0 una funci´on impar. Separaremos los dos casos. En
general, la serie diverge en el eje pues la relaci´on de t´erminos sucesivos cumple
a
2
x
j+2
/a
j
x
j
→1, si x →1 y j →∞, o sea que no tiene buen comportamiento y
diverge en x = ±1, es decir, en las l´ıneas polares θ = 0, π. La ´ unica manera de
que no ocurra as´ı (caso en que no habr´ıa soluciones aceptables) es que la serie
termine, es decir que sea un polinomio porque un coeficiente se anule, y con ´el
todos los que le siguen a causa de la relaci´on de recurrencia.
Para que eso ocurra, se necesita obviamente que sea un n´ umero entero
positivo o nulo. Incluso en ese caso, s´olo una de las soluciones linealmente in-
dependientes es acotada en las l´ıneas polares. Esto es esperable, pues si a
1
= 0
3–6

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.2. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas
(resp. a
0
= 0), la serie es par (resp. impar) y s´olo puede terminar para par
(resp. impar). Para cada valor de la soluci´on es un polinomio de grado en x,
con la misma paridad que . Esas soluciones son los polinomios de Legendre. Los
primeros son
P
0
(x) = 1,
P
1
(x) = x,
P
2
(x) =
1
2
(3x
2
−1), (3.27)
P
3
(x) =
1
2
(5x
3
−3x),
P
4
(x) =
1
8
(35x
4
−30x
2
+ 3),
Haciendo un poco de ´algebra con la expresi´on de los coeficientes de la serie (3.25)-
(3.26), se puede obtener la representaci´on siguiente
P

(x) =
1
2

!
d

dx

(x
2
−1)

. (3.28)
que es la definici´on can´onica, conocida tambi´en como formula de Rodr´ıgues (siem-
pre se podria introducir una constante multiplicativa). Los polinomios de Legen-
dre forman un conjunto de funciones ortogonales en el intervalo (−1, +1), de
modo que toda funci´on definida en ese intervalo se puede escribir como una serie
de polinomios de Legendre. En efecto se puede probar con un c´aculo simple, s´olo
que usa algo de ´algebra, que

1
−1
P

(x)P

(x)dx =
2
2 + 1
δ

, (3.29)
por lo que un conjunto de funciones ortonormales es
U

(x) =

2 + 1
2
P

(x).
(ver Jackson “Classical electrodynamics”, 3rd edition, John Wiley and Sons, New
York 1995; Abramowitz and Stegun “Handbook of mathematical functions”; Ar-
fken and Weber “Matehmatical methods for physicists”, Academic Press, New
York, 1995.)
Sea una funci´on f(x) definida en el intervalo −1 ≤ x ≤ +1. Su representaci´on
en t´erminos de los polinomios de Lagendre es
f(x) =

¸
=0
A

P

(x) (3.30)
A

=
2 + 1
2

1
−1
f(x)P

(x)dx.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–7
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
3.2.2. Problemas simples con simetr´ıa azimutal
De la soluci´on de la ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas, resulta que
si el problema tiene simetr´ıa azimutal (tambi´en llamada simetr´ıa cil´ındrica, o sea
si el sistema es invariante bajo rotaciones en torno a un eje) entonces m = 0 y la
soluci´on general se reduce a
Φ(r, θ) =

¸
=0

A

r

+ B

r
−(+1)

P

(cos θ). (3.31)
Esfera con hemisferios a distinto potencial. Supongamos que queremos
calcular el potencial en el interior de una esfera de radio a, con la condici´on de
contorno en su superficie Φ(a, θ, ϕ) = V (θ). Si no hay cargas en el origen, el
coeficiente B

= 0, por lo que se debe cumplir
V (θ) =

¸
=0
A

a

P

(cos θ),
que es una expansion en serie de polinomios de Legendre, por lo que los coefi-
cientes valen
A

=
2 + 1
2a

π
0
V (θ) P

(cosθ) sen θdθ
Sea como ejemplo una esfera en la que dos hemisferios est´an aislados entre s´ı y a
distinto potencial, de modo que
V (θ) =

+V, if 0 ≤ θ < π/2
−V, if π/2 < θ ≤ π
(3.32)
Los coeficientes se anulan en este caso si es par y si es impar valen
A

=
V
a

(2 + 1)

1
0
P

(x)dx
Usando la f´ormula de Rodrigues se puede probar tras, un c´alculo no muy com-
plicado, que si es par A

= 0 y si es impar
A

= (−
1
2
)
(−1)/2
(2 + 1)( −2)!!
2(( + 1/2)!
V
a

,
por lo que el potencial vale
Φ(r, θ) = V
¸
3
2
r
a
P
1
(cos θ) −
7
8

r
a

3
P
3
(cos θ) +
11
16

r
a

5
P
5
(cos θ) +

(3.33)
3–8

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.2. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas
Para tener el potencial en el exterior de la esfera, basta con sustituir (r/a)

por
(a/r)
+1
.
Potencial de la carga unidad: desarrollo multipolar. Una propiedad
muy importante y ´ util es que la serie (3.31) con la condici´on de contorno es una
representaci´on ´ unica del potencial, por lo que puede conocerse en todo el volumen
si se conoce en una regi´on menor. M´as concretamente y como P

(1) = 1, P

(−1) =
(−1)

, en el eje de simetr´ıa el potencial se escribe como
Φ(r = z) =

¸
=0

A

r

+ B

r
−(+1)

(3.34)
para z > 0; para z < 0 cada t´ermino debe ser multiplicado por (−1)

. Supon-
gamos que se conoce la funci´on que da el potencial en la parte positiva del eje
de simetr´ıa y que se desarrolla en serie de potencias de r = z siendo conocidos
los coeficientes. Pues bien la expresi´on para todo punto del espacio, se obtiene
simplemente multiplicando cada potencia r

y r
−(+1)
por P

(cos θ).
Como ejemplo tomemos el potencial creado en r por una carga unidad situada
en r

, que puede expresarse en la forma
1
[r −r

[
=

¸
=0
r

<
r
+1
>
P

(cos γ) (3.35)
donde r
<
(r
>
) es el menor (mayor) valor de r y r

y γ es el ´angulo entre r y r

.
La ecuaci´on anterior (3.35) se conoce como desarrollo multipolar del potencial de
la carga unidad o desarrollo en ondas parciales del potencial de la carga unidad.
La prueba es la siguiente.
Tomemos los ejes de modo que r

est´e en la parte positiva del eje z. El potencial
tiene entonces simetr´ıa azimutal alrededor del eje z, por lo que
1
[r −r

[
=

¸
=0

A

r

+ B

r
−(+1)

P

(cos γ).
Si r est´a en la parte positiva del eje z, el miembro de la derecha de esta ecuaci´on
toma la forma (3.34), mientras que el de la izquierda vale
1
[r −r

[

1
(r
2
+ r
2
−2rr

cos γ)
1/2

1
[r −r

[
.
Esta expresi´on puede desarrollarse como
1
[r −r

[
=
1
r
>

¸
=0

r
<
r
>

.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–9
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
Por tanto para obtener la expresi´on en todo el espacio, basta con multiplicar cada
t´ermino por P

(cos γ). As´ı se obtiene (3.35) como se quer´ıa probar.
Potencial creado por un anillo. Otro ejemplo es el potencial creado por
una carga q distribuida uniformemente a los largo de un anillo de radio a. El
problema tiene simetr´ıa azimutal alrededor del eje del anillo. Supongamos que
est´a situado de modo perpendicular al eje z, con su centro en el punto (0, 0, b).
Es evidente que el potencial en el eje de simetr´ıa en el punto con z = r es igual
a q/4π
0
dividido por la distancia AP, o sea
Φ(z = r) =
1

0
q
(r
2
+ c
2
−2cr cos α)
1/2
,
donde c
2
= a
2
+ b
2
y α = arctan(a/b). Podemos usar la ecuaci´on (3.35) para
expresar la inversa de la distancia AP, de modo que para r > c
Φ(z = r) =
q

0

¸
=0
c

r
+1
P

(cos α)
y para r < c la forma correspondiente es
Φ(z = r) =
q

0

¸
=0
r

c
+1
P

(cos α).
Lo mismo que antes, podemos escribir el potencial en un punto gen´erico simple-
mente multiplicando cada t´ermino por P

(cos θ). O sea
Φ(r, θ) =
q

0

¸
=0
r

<
r
+1
>
P

(cos α)P

(cos θ),
donde r
<
(r
>
) es el menor (mayor) de r y c.
3.2.3. Funciones asociadas de Legendre y Arm´onicos esf´eri-
cos
En la ´ ultima parte hemos tratado problemas con simetr´ıa azimutal. Si el rango
del azimut es toda la circunferencia [0, 2π], se pueden resolver todos los problemas
(en principio), con m entero pero el problema general necesita de soluciones con
m no entero.
Si pasamos de la ecuaci´on ordinaria de Legendre (3.24) a la generalizada
(3.23), se puede probar que para que tenga soluciones aceptables (por estar bien
definidas y ser finitas) en todo el intervalo −1 ≤ x ≤ +1,
3–10

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.2. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas
(i) el par´ametro debe ser bien cero bien un entero positivo y
(ii) el entero m s´olo puede tomar los valores −, −( −1), .,0, ..., ( −1), .
En otras palabras, m y deben ser enteros y adem´as > 0 y [m[ ≤ . Con
esas condiciones existe una soluci´on regular para cada par , m, que se conocen
como funciones asociadas de Legendre, denotadas P
m

(x). Se definen mediante la
f´ormula
P
m

(x) = (−1)
m
(1 −x
2
)
m/2
d
m
dx
m
P

(x).
Pero n´otese que eso implica una elecci´on de signos, aunque es la m´as habitual. La
f´ormula de Rodrigues se puede generalizar para incluir a todas con independencia
del valor de m
P
m

(x) =
(−1)
m
2

!
(1 −x
2
)
m/2
d
+m
dx
+m
(x
2
−1)

. (3.36)
Las funciones P
m

y P
−m

deben ser proporcionales ya que son soluciones de la
misma ecuaci´on que depende de m a trav´es de su cuadrado. De hecho se tiene
P
−m

= (−1)
m
( −m)!
( + m)!
P
m

.
Con un valor fijo de m las funciones P
m

forman un comjunto ortogonal en el
´ındice en el intervalo −1 ≤ x ≤ +1. De hecho

1
−1
P
m

(x)P
m

(x)dx =
2
2 + 1
( + m)!
( −m)!
δ

, (3.37)
Resulta muy ´ util combinar las dos funciones angulares en la soluci´on de la
ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas. La funciones as´ı obtenidas se cono-
cen como esf´ericos arm´onicos (o arm´onicos esf´ericos). Su definici´on precisa, con
el convenio m´as usual de signos es
Y
m
(θ, ϕ) =

2 + 1

( −m)!
( + m)!
P
m

(cos θ)e
imϕ
, (3.38)
Propiedades:
i) Cambio de signo de m
Y
l,−m
(θ, ϕ) = (−1)
m
Y

l,m
(θ, ϕ)
ii) Las relaciones de normalizaci´on y ortogonalidad:


0

π
0
dθ sen θ Y

,m
(θ, ϕ)Y
m
(θ, ϕ) = δ

δ
m

m
.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–11
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
iii) Las relaciones de completitud son

¸
=0

¸
m=−
Y

m

, ϕ

)Y
m
(θ, ϕ) = δ(ϕ −ϕ

)δ(cos θ −cos θ

).
Los arm´onicos esf´ericos forman un conjunto completo de funciones ortogonales
sobre la esfera unidad, de modo que cualquier funci´on g(θ, ϕ) se puede expresar
como
g(θ, ϕ) =

¸
=0
A
m
Y
m
(θ, ϕ), (3.39)
A
m
=


dΩY

m
(θ, ϕ) g(θ, ϕ).
Algunos arm´onicos esf´ericos
= 0, Y
00
=
1


= 1,

Y
11
= −

3

sen θe

Y
10
=

3

cos θ
(3.40)
= 2,

Y
22
=
1
4

15

sen
2
θe
2iϕ
Y
21
= −

15

sen θ cos θe

Y
20
=

5

(
3
2
cos
2
θ −
1
2
)
Los arm´onicos con m < 0 se pueden obtener a partir de la propiedad (i) de poco
m´as arriba.
Soluci´on general de la ecuaci´on de Laplace en coordenadas esf´ericas.
En resumen, la soluci´on general de la ecuaci´on de Laplace en esas coordenadas es
Φ(r, θ, ϕ) =

¸
=0

¸
m=−

A
m
r

+ B
m
r
−(+1)

Y
m
(θ, ϕ). (3.41)
3.3. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas cil´ındri-
cas. Funciones de Bessel
En coordenadas cil´ındricas (ρ, ϕ, z) (note that ρ =

x
2
+ y
2
, ϕ = arctan(y/x), z =
z), la ecuaci´on de Laplace toma la forma
1
ρ

∂ρ

ρ
∂Φ
∂ρ

+
1
ρ
2

2
Φ
∂ϕ
2
+

2
Φ
∂z
2
= 0, (3.42)
3–12

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.3. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas cil´ındricas. Funciones de Bessel
o tambi´en

2
Φ
∂ρ
2
+
1
ρ
∂Φ
∂ρ
+
1
ρ
2

2
Φ
∂ϕ
2
+

2
Φ
∂z
2
= 0, (3.43)
Para aplicar el m´etodo de la separaci´on de variables, escribimos
Φ(ρ, ϕ, z) = R(ρ) Q(ϕ) Z(z), (3.44)
que conduce a las tres ecuaciones diferenciales ordinarias
d
2
Z
dz
2
−k
2
Z = 0,
d
2
Q

2
+ ν
2
Q = 0, (3.45)
d
2
R

2
+
1
ρ
dR

+

k
2

ν
2
ρ
2

R = 0,
Las soluciones de las dos primeras ecuaciones son
Z(z) = e
±kz
, Q(ϕ) = e
iνϕ
.
La constante ν debe ser un entero; k puede ser en principio un n´ umero cualquiera.
De momento supondremos que es real y positivo.
La ecuaci´on con el cambio x = kρ toma la forma
d
2
R
dx
2
+
1
x
dR
dx
+

k
2

ν
2
x
2

R = 0, (3.46)
y es conocida como ecuaci´on de Bessel, siendo sus soluciones las funciones de
Bessel de orden ν. Priemro veamos c´omo se comportan las soluciones cerca de
x = 0 (o sea del eje z). Para x →0, podemos despreciar el 1 en el parentesis del
segundo miembroy vemos que
R ∼ x
±ν
.
Ensayemos una soluci´on en serie
R(x) = x
α

¸
j=0
a
j
x
j
, (3.47)
con α = ±ν, Resulta que podemos elegir series con todos los coeficientes im-
pares iguales a cero. Variando ν se pueden obtener funciones pares e impares.
Sustituyendo la serie en la ecuaci´on, se llega a la relaci´on de recurrencia
a
2j
= −
1
4j(j + α)
a
2j−2
,
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–13
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
para j = 1, 2, 3, .... Iterando esa recurrencia, es posible expresar todos los coefi-
cientes como
a
2j
=
(−1)
j
α!
2
2j
j! (α + j)!
a
0
Se toma por convenio a
0
= [2
α
α!]
−1
. Por ello se encuentran as´ı dos soluciones
J
ν
(x) =

x
2

ν

¸
j=0
(−1)
j
j! Γ(j + ν + 1)

x
2

2j
(3.48)
J
−ν
(x) =

x
2

−ν

¸
j=0
(−1)
j
j! Γ(j −ν + 1)

x
2

2j
(3.49)
donde Γ(x) es la funci´on gamma de Euler que es una generalizaci´on de la factorial.
De hecho se cumple
Γ(n + 1) =

n! si n ≥ 0
∞ si n < 0
(3.50)
Las dos soluciones J
±ν
(x) son las funciones de Bessel de primera clase de
orden ±ν. Pero se puede probar que para ν entero no son independientes, pues
J
−n
(x) = (−1)
n
J
n
(x).
En ese caso se necesita una segunda soluci´on. Incluso cuando ν no sea entero,
no se usa el par J
±ν
sino el J
ν
(x) y N
ν
(x), siendo esta ´ ultima
N
ν
=
J
ν
(x) cos νπ −J
−ν
(x)
sen νπ
,
que se conoce como funci´on de Neumann o tambi´en funci´on de Bessel de segunda
especie.
Comportamiento cerca de 0 y cerca de ∞. Tomaremos ya ν = n ≥ 0
suponi´endolo entero. Se puede probar que los comportamientos de de las funciones
de Bessel de primera y segunda clase cerca de ρ = 0 y ρ = ∞ son
x <1, J
n
(x) →
1
n!

x
2

n
, (3.51)
N
n
(x) →

log

x
2

+ 0,5772...

, n = 0,

(n−1)!
π

x
2

n
, n = 0,
x 1, n, J
n
(x) →

2πx cos

x −

2

π
4

, (3.52)
N
n
(x) →

2πx sen

x −

2

π
4

,
3–14

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.3. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas cil´ındricas. Funciones de Bessel
Mediante estas funciones se puede expresar la soluci´on general de la ecuaci´onde
Laplace en coordenadas cil´ındricas en forma de una serie en la que cada t´ermino es
el producto de las tres funciones R(ρ)Q(ϕ)Z(z) multiplicadas por un coeficiente
a determinar en funci´on de los coeficientes. El resumen de estas funciones es
R(ρ) = A
n
J
n
(kρ) + b
n
N
n
(kρ), k = 0,
R(ρ) = Ar
n
+ Br
−n
, k = 0,
Φ(ϕ) = C
n
cos nϕ + D
n
sen ϕ, n = 0 (3.53)
Φ(ϕ) = Cϕ + D, n = 0, (3.54)
Z(z) = E
k
e
kz
+ F
k
e
−kz
, k = 0,
Z(z) = Ez + F, k = 0.
Si n y k se anulan a la vez
Φ = (Alog r + B)(Cφ + D)(Ez + F).
N´otese que que si n = 0 y toda la circunferencia (o sea todo el intervalo 0 ≤ ϕ ≤
2π) est´a dentro de la regi´on V , entonces C = 0.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–15
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
Problemas
3.1 Un bloque conductor, que ocupa el semiespacio y < 0 y est´a conectado a
tierra, tiene una ranura de secci´on rectangular, con paredes en los planos x = 0
y x = a, fondo en y = 0 y abierta en y = −b (con b a). La ranura se cubre
por una placa que est´a aislada del bloque y sobre la que se establece un potencial
V = V
0
sen(πx/a). Hallar la distribuci´on del potencial dentro de la ranura.
3.2 Se tiene un sistema formado por dos esferas conc´entricas de radios R
1
y
R
2
(> R
1
). El potencial es nulo en la esfera interior y vale Φ(R
2
, θ) = V
0
cos θ en
la exterior. Determinar el potencial y el campo en la regi´on r > R
1
. Comprobar
que el campo el´ectrico s´olo tiene componente normal en la superficie r = R
1
.
3.3 En un diel´ectrico homog´eneo e is´otropo, de permitividad y que llena todo el
espacio, se ha practicado una cavidad esf´erica de radio R en cuyo centro hay un
dipolo de momento p. Calcular el potencial en todo punto del espacio, as´ı como
las cargas de polarizaci´on en la superficie de la cavidad.
3.4 Un cono conductor de semi´angulo α, a potencial V
0
est´a colocado frente a un
plano conductor a tierra, con su eje perpendicular al plano, tal como se indica en
la figura. Hallar:
a) el potencial el´ectrico en la regi´on α ≤ θ ≤ π/2 (o sea fuera del cono, entre ´este
y el plano)
b) el campo el´ectrico, y
c) la densidad de carga inducida en el cono y en el plano.
3.5 Se tiene un cilindro circular de radio a y longitud ( a), cargado con la
densidad superficial σ = σ
0
sen 2ϕ C/m
2
, siendo σ
0
una constante y ϕ el azimut.
Determinar el potencial en todo el espacio.
3.6 Una esfera conductora de radio a conectada a tierra est´a rodeada por un
estrato esf´erico de radio interior a y exterior b cargado con la densidad vol´ umica de
carga ρ. En conjunto est´a a su vez rodeado por otra superficie esf´erica conc´entrica
a potencial V . Calcular el potencial y el campo el´ectrico en todo el espacio.
3.7 Se tiene una esfera imanada, con imanaci´on uniforme M
0
= M
0
e
z
(en la
direcci´on del eje z). Hallar los campos H y B dentro y fuera de la esfera.
3–16

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
3.3. La ecuaci´on de Laplace en coordenadas cil´ındricas. Funciones de Bessel
3.8 En un im´an permanente con imanaci´on M uniforme se ha hecho una cavidad
esf´erica peque˜ na de radio R en una regi´on donde el campo inicial era H
0
. Hallar
el campo resultante dentro y fuera de la cavidad.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

3–17
Cap
´
ıtulo 3. Problemas de contorno en campos est
´
aticos II:
Separaci
´
on de variables
3–18

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
Cap´ıtulo 4
Energ´ıa y fuerzas en campos
electrost´aticos
4.1. Energ´ıa electrost´atica
Sea un sistema de cargas el´ectricas en una situaci´on estacionaria, o sea en
reposo. La energ´ıa total de un sistema de part´ıculas puntuales se expresa como
la suma de sus energ´ıas cin´eticas y sus energ´ıas potenciales. Estas ´ ultimas son
de dos clases, las correspondientes a fuerzas entre esas part´ıculas y las debidas
a fuerzas exteriores. Consideraremos ahora un sistema de cargas en posiciones
fijas que formen un sistema a´ıslado, es decir que no est´e afectaado por fuerzas
exteriores. En estas condiciones su energ´ıa es la potencial de interacci´on entre
ellas y se llama su energ´ıa electrost´atica.
Si una carga q se mueve desde la posici´on 1 a la posici´on 2 bajo el efecto de
un campo el´ectrico, el trabajo realizado por el campo es W =

2
1
F dr, o sea
W = q

2
1
E dr = −q

2
1
∇Φ dr = −q (Φ
2
−Φ
1
) .
Conviene suponer que la fuerza electrost´atica est´a exactamente equilibrada con
otra fuerza igual a F

= −qE, de modo que la carga no se acelere. En esas
condiciones, el trabajo efectuado por esta otra fuerza es W = q(Φ
2
−Φ
1
)
4.1.1. Caso de varias cargas puntuales
Se define la energ´ıa electrost´atica de un sistema de N cargas puntuales
(q
1
, . . . , q
N
) en las posiciones (r
1
, . . . , r
N
) como la diferencia de energ´ıa poten-
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–1
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
cial entre ese estado y otro en el que las cargas estuviesen infinitamente alejadas
unas de otras. Dicho de otro modo, es el trabajo en contra del campo necesario
para trasladar las cargas desde el segundo estado al primero sin acelerarlas, como
se indic´o m´as arriba.
Supongamos que la primera est´a en r
1
(se puede trasladar a esa posici´on sin
ning´ un trabajo). Para colocar la segunda es necesario el trabajo
W
2
=
q
2
q
1

0
r
21
,
siendo r
21
= [r
2
−r
1
[. Para colocar la tercera el trabajo es
W
3
= q
3
¸
q
1

0
r
31
+
q
2

0
r
32

,
siguiendo el proceso, resulta que el trabajo para colocar las N cargas es igual a
U =
N
¸
j=1
W
j
=
N
¸
j=1

j−1
¸
k=1
q
j
q
k

0
r
jk

.
Podemos abreviar esta expresi´on como
U =
N
¸
j=1
j−1
¸
k=1
W
jk
.
Si consideramos W
jk
como una matriz, haciendo W
jj
= 0 (sin usar el convenio
de los ´ındices repetidos), podemos escribir
U =
1
2
N
¸
j=1
N
¸
k=1
W
jk
,
o tambi´en
U =
1
2
N
¸
j=1
N
¸
k=1

q
j
q
k

0
r
jk
=
1
2
¸
j=k
q
j
q
k

0
r
jk
, (4.1)
donde la misma cantidad aparece escrita de dos formas distintas (la prima en la
primera forma significa que se excluye el t´ermino con k = j en la suma). A´ un
otra manera es la siguiente. El potencial en la posici´on de la carga j-´esima debido
a las otras N −1 es
Φ
j
=
N
¸
k=1

q
k

0
r
jk
por lo que la energ´ıa electrost´atica del sistema es
U =
1
2
N
¸
j=1
q
j
Φ
j
. (4.2)
4–2

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.1. Energ´ıa electrost´atica
Conviene subrayar que en la expresi´on anterior Φ
j
es el potencial creado en la
posici´on de la part´ıcula j-´esima por las dem´as N −1. Se excluyen efectos de cada
part´ıcula sobre s´ı misma.
4.1.2. Caso de una distribuci´on de carga
Si se tiene una distribuci´on vol´ umica ρ(r) y otra superficial σ(r), el resultado
es el mismo. De hecho dividiendo el volumen en elementos diferenciales, se puede
extender el resultado anterior, de modo que la energ´ıa electrost´atica es
U =
1
2

V
ρ(r)Φ(r)dv +
1
2

S
σ(r)Φ(r)da. (4.3)
Si las distribuciones anteriores no est´an asociadas a conductores y hay adem´as n
conductores, su carga se distribuye por su superficie y su volumen es una regi´on
equipotencial. Sean Q
j
y Φ
j
la carga y el potencial del conductor j-´esimo, la
expresi´on anterior debe sustituirse por
U =
1
2

V
ρ(r)Φ(r) dv +
1
2

S
σ(r)Φ(r) da +
1
2
¸
j
Q
j
Φ
j
. (4.4)
Ejemplo: Esfera uniformemente cargada. Sea una esfera de radio a con
carga q, distribuida uniformemente con densidad vol´ umica ρ = 3q/4πa
3
. Como
se vio m´as arriba, el potencial vale
Φ =
3q

0
a

1 −
r
2
3a
2

, dentro
Φ =
q

0
r
, fuera.
La energ´ıa electrost´atica es pues
U =
1
2

V
ρΦ(r)dv =
3q
2
20π
0
a
=
4πa
5
ρ
2
15
0
,
como se puede comprobar f´acilmente haciendo la integral.
En el caso de una distribuci´on de carga en la superficie de la esfera, es f´acil
comprobar que la energ´ıa electrost´atica es
U =
1
2

S
σΦ(a)da =
q
2

0
a
=
2πa
5
ρ
2
9
0
.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–3
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
4.1.3. Densidad de energ´ıa de un campo electrost´atico
Veremos ahora c´omo se puede expresar la energ´ıa electrost´atica de una for-
ma alternativa de gran importancia. Sea un sistema formado por las densidades
vol´ umica ρ y superficial σ. Supongamos que est´a acotado en el espacio y se puede
encerrar dentro de una superficie esf´erica Σ. La densidad superficial se extiende
a la superficie S, uni´on de las de los conductores en el sistema. Sabemos que se
cumple
ρ =
0
∇ E, σ =
0
E n,
siendo n un vector normal a la superficie de los conductores. La ecuaci´on (4.3)
toma la forma
U =
1
2

V

0
Φ∇ Edv +
1
2

S

0
ΦE nda. (4.5)
Se cumple la identidad
Φ∇ E = ∇ (ΦE) −E ∇Φ
por lo que sustituyendo en (4.5) y usando el teorema de la divergencia,
U =
1
2

S+Σ
Φ
0
E n

da +
1
2

V

0
E Edv +
1
2

S
Φ
0
E nda.
N´otese ahora que las dos integrales sobre S se cancelan, pues en primera n

apuenta hacia adentro de los conductores (y hacia fuera de Σ) y en la segunda
n apunta hacia afuera de los conductores. Si hacemos que Σ tienda al infinito, la
integral sobre Σ tiende a cero, pues Φ ∼ 1/r y E ∼ 1/r
2
mientras que el ´area
de Σ crece como r
2
(podemos imaginar que Σ es una superficie esf´erica de radio
R →∞). Queda pues
U =
1
2

V
D Edv, (4.6)
donde D =
0
E es el vector desplazamiento el´ectrico. Esta integral parece indicar
que la energ´ıa electrost´atica est´a estendida por el espacio, mientras que expre-
siones anteriores parec´ıan decir que est´a en las part´ıculas. ¿D´onde est´a realmente
4–4

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.1. Energ´ıa electrost´atica
esa energ´ıa? No es f´acil responder a esta cuesti´on, que tiene aspectos muy sutiles.
En el caso de sistemas din´amicos, es decir dependientes del tiempo, resulta muy
conveniente admitir la idea de que la energ´ıa electrost´atica est´a distribuida por el
espacio con densidad de energ´ıa igual a
u =
1
2
D E. (4.7)
N´otese que esa densidad de energ´ıa puede escribirse tambi´en como
u =
1
2

0
E
2
=
1
2
D
2

0
.
Por tanto
U =
1
2

0

E
2
dv =
1
2

D Edv =

1
2
D
2

0
dv (4.8)
Autoenerg´ıa electrost´atica. Examinando las ecuaciones (4.7)-(4.8) obser-
vamos que la energ´ıa electrost´atica a que conducen es siempre positiva, lo que
sorprende pues es evidente que la de dos cargas puede ser negativa. ¿C´omo es es-
to posible? La raz´on est´a en los llamados t´erminos de autoenerg´ıa electrost´atica.
Consideremos dos cargas puntuales q
1
y q
2
situadas en r
1
y r
2
. El campo el´ectrico
en r es igual a
E =
1

0

q
1
r −r
1
[r −r
1
[
3
+ q
2
r −r
2
[r −r
2
[
3

,
por lo que la ecuaci´on (4.8) dice que
U =
1

0
¸
q
2
1
8π[r −r
1
[
4
+
q
2
2
8π[r −r
2
[
4
+ q
1
q
2
(r −r
1
) (r −r
2
)
4π[r −r
1
[
3
[r −r
2
[
3

dv (4.9)
Los dos primeros t´erminos dan la energ´ıa correspondiente al campo electrico de
cada part´ıcula, por eso se conocen como t´erminos de autoenerg´ıa. Son divergentes
si las part´ıculas son puntuales. El tercero es la energ´ıa potencial mutua, como se
prueba a continuaci´on.
Hagamos el cambio de variables
r →ρ =
r −r
1
[r
1
−r
2
[
.
La tercera integral de la derecha en (4.9) toma as´ı la forma
U
int
=
1

0
q
1
q
2
[r
1
−r
2
[
, (4.10)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–5
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
lo que muestra que es la energ´ıa potencial de interacci´on entre las dos cargas.
Para probarlo, basta con tener en cuenta que (siendo n = (r
1
−r
2
)/[r
1
−r
2
[, un
vector unitario y constante)
r−r
1
= ρr
12
, r−r
2
= (ρ+n)r
12
, [r−r
1
[ = ρr
12
, [r−r
2
[ = [ρ+n[r
12
, d
3
r = r
3
12
d
3
ρ.
El tercer t´ermino toma la forma
U
int
=
1

0
q
1
q
2
[r
1
−r
2
[

1

ρ (ρ +n)
ρ
3
[ρ +n[
3
d
3
ρ,
En el integrando se puede sustituir la igualdad
ρ +n
[ρ +n[
3
= −∇

1
[ρ +n[

,
con lo que la ´ ultima integral vale
I = −

ρ
ρ
3

1
[ρ +n[

d
3
ρ,
= −

ρ
ρ
3
[ρ +n[

d
3
ρ +

1
[ρ +n[

ρ
ρ
3
d
3
ρ
=

1
[ρ +n[
4πδ
(3)
(ρ)d
3
ρ = 4π, (4.11)
donde se ha integrado por partes, siendo nula la integral de superficie en el infinito
(o sea se ha aplicado el teorema de Gauss). Por tanto la integral anterior vale uno
y el tercer t´ermino en (4.9) es igual a la energ´ıa de interacci´on dada por (4.10),
como se quer´ıa probar.
Parece pues que debe haber un error al pasar de (4.3) a (4.8). Pero ¿d´onde
est´a? N´otese que no hay t´erminos de autoenerg´ıa en (4.1), pero s´ı en (4.3), pues
todo el potencial interact´ ua con toda la carga (Φ(r) se multiplica por ρ(r) con
el mismo r). Por tanto deber´ıamos, para ser coherentes, restar los t´erminos de
autoenerg´ıa, lo que se puede hacer del modo siguiente, si las cargas son puntuales
y ρ(r) =
¸
k
q
k
δ(r −r
k
)
U =
1
2

V
ρ(r)Φ(r)dv −
1
2
¸
k

V
Φ
k
q
k
δ(r −r
k
)dv
El segundo t´ermino es la suma de las N autoenerg´ıas, de modo que
U =

0
2

V

E
2

¸
k
E
(k) 2

dv ,
4–6

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.1. Energ´ıa electrost´atica
donde E es el campo el´ectrico total y E
(k)
, el creado por cada part´ıcula. O sea
que al eliminar las auotenerg´ıas se recupera (4.1) exactamente.
La expresi´on (4.6) para la energ´ıa electrost´atica es indispensable para el es-
tudio de fen´omenos din´amicos, pero la fundamentaci´on aqu´ı dada es inevitable-
mente demasiado simple. En la asignatura Electrodin´amica cl´asica se estudia esta
cuesti´on con mayor profundidad.
Tensi´on electrost´atica. Como ilustraci´on, podemos calcular la fuerza por
unidad de ´area sobre la superficie de un conductor con densidad superficial de
carga σ. En el entorno de la superficie, la densidad de energ´ıa es
u =

0
2
[E[
2
=
σ
2
2
0
.
Imaginemos un desplazamiento peque˜ no ∆x de un elemento se ´area ∆a de la
superficie conductorta, seg´ un la normal y hacia afuera. La energ´ıa electrost´atica
decrece en una cantidad W igual al producto de la densidad de energ´ıa u por el
volumen excluido ∆v = ∆x∆a, igual a
W = −
σ
2
2
0
∆a∆x .
Esto significa que hay una fuerza hacia afuera por unidad de ´area sobre las cargas,
o sea una presi´on, igual a
p =
σ
2
2
0
conocida como tensi´on electrost´atica.
4.1.4. Masa electromagn´etica. El modelo de electr´on de
Abraham-Lorentz.
Las integrales de autoenerg´ıa en (4.9) pueden parecer extra˜ nas o molestas.
Para entender esta cuesti´on conviene decir que hay una diferencia entre las ma-
neras en que fallan la din´amica de Newton y el electromagnetismo de Maxwell.
La primera tuvo que ser abandonada porque no da buenos resultados a altas
velocidades, pero es una teor´ıa coherente en s´ı misma. Se basa en la idea de acci´on
a distancia, tan contraria a la mucho m´as antigua de acci´on por contacto defendida
por Arist´oteles. Usa masas puntuales, idealizaci´on de masas muy peque˜ nas frente
a la escala del problema considerado, pero eso no plantea dificultades.
Al electromagnetismo le ocurre algo muy distinto, pues la idea de carga pun-
tual lleva a divergencias en las energ´ıas de los sistemas, cosa no de despreciar si
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–7
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
tenemos en cuenta que el electr´on parece ser una part´ıcula puntual, al menos su
tama˜ no no se aprecia hasta escalas del orden de ∼ 10
−18
m . Esto no es necesa-
riamente malo, pues lo que importa son las diferencias de energ´ıa, pero un an´alisis
detallado de los procesos de emisi´on de radiaci´on por cargas aceleradas y, en gen-
eral, de la din´amica de part´ıculas cargadas encuentra cosas sorprendentes. La
Electrodin´amca Cu´antica, es decir la versi´on cu´antica del electromagnetismo de
Maxwell, llamada a menudo por sus siglas inglesas QED, sigue teniendo proble-
mas con los infinitos que plagan sus c´alculos. En muchos casos se pueden eliminar
esos infinitos mediante un procedimiento conocido como renormalizaci´on, pero no
siempre. Para entender el problema tomemos una part´ıcula cargada con su carga
distribuida en una superficie esf´erica de radio a (lo que se llama a veces modelo
de pelota de pin-pon). Con ese radio, la masa electromagn´etica vale la del elec-
tr´on multiplicada por un factor del orden de 1, dependiente de la forma de la
distribuci´on de carga.
El campo electrost´atico se anula dentro y fuera vale E = q/4π
0
r
2
. La densi-
dad de energ´ıa u es pues
u =

0
2
E
2
=
q
2
32π
2

0
r
2
, (4.12)
para r ≥ a y 0 para r < a. La energ´ıa electrost´atica correspondiente vale
U =

r≥a
u
2
d
3
r =
q
2

0


a
dr
r
2
=
q
2

0
a
, (4.13)
que diverge para una part´ıcula puntual. Esa es la energ´ıa electrost´atica del campo
del electr´on. En 1881, Sir Joseph J. Thomson (1856-1940), quien en 1997 des-
cubrir´ıa el electr´on, escribi´o un art´ıculo argumentando que una parte al menos de
la masa deber´ıa tener origen electromagn´etico. Mostr´o en ´el que si una part´ıcula
cargada se mueve con velocidad v su campo el´ectrico tiene energ´ıa cin´etica igual
a
T
elec
=
U
c
2
v
2
2
= f
q
2

0
ac
2
v
2
2
, (4.14)
donde f es un n´ umero que depende de la forma de la distribuci´on, igual a 1/2 en el
caso del modelo de la pelota de pin-pon. Esto se descubri´o antes de la relatividad.
Fue interpretado de inmediato que una parte de la masa es o puede ser de origen
electromagn´etico, de modo que en general la de una part´ıcula es
m = m
0
+ m
elec
, siendo m
elec
=
1
2
q
2

0
ac
2
, (4.15)
en el modelo de pelota de pin-pon.
4–8

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.1. Energ´ıa electrost´atica
Esta masa depende del radio a. Por eso se defini´o el radio cl´asico del electr´on
como
r
0
=
q
2

0
mc
2
= 2,8 10
−15
m. (4.16)
Una esfera cargada con tal radio tiene energ´ıa el´ectrica igual a la energ´ıa en reposo
del electr´on mc
2
multiplicada por un factos del orden de 1, que depende de la
forma particular de la distribuci´on de carga (bola maciza o pelota de pin-pon,
por ejemplo).
En general un campo electromagn´etico dependiente del tiempo, lleva una den-
sidad de momento lineal que vale
g =
1
c
2
(E H) . (4.17)
Si un electr´on se mueve a velocidades no relativistas, produce un campo el´ectrico
y un campo magn´etico que valen
E =
1

0
r
r
3
, B =
v
c
2
E, (4.18)
expresiones v´alidas a peque˜ nas velocidades. Si consideramos a un electr´on como
una esfera hueca de radio a, el momento lineal asociado al campo vale p
elec
=

r>a
g d
3
r, que, tras un poco de ´algebra da
p
elec
=
2
3
q
2

0
ac
2
v =
4
3
m
elec
v, (4.19)
por lo que el momento del electr´on vale
p = (m
0
+
4
3
m
elec
)v (4.20)
Podr´ıamos definir la masa electromagn´etica usando (4.19), m

elec
= 4m
elec
/3, pero
entonces la ecuaci´on (4.15) tendr´ıa un factor incorrecto.
Un c´alculo que use el valor exacto de los campos (v´alido a cualquier velocidad)
da en vez de (4.19) la expresi´on
m
elec
(v) =
m
elec
(0)

1 −v
2
/c
2
, (4.21)
esto sorprendi´o mucho porque nadie hab´ıa pensado que la masa pudiese depender
de la velocidad y parec´ıa que la masa “neutra” m
0
era independiente de v pero la
electromagn´etica depend´ıa de v seg´ un la f´ormula anterior. Cuando se descubri´o el
electr´on se pens´o que era un ´atomo de electricidad, por lo que cabr´ıa suponer que
toda su masa es de origen electromagn´etico con m
0
= 0 en su caso. Con estas idea,
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–9
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
M. Abraham propuso en 1903 un modelo de electr´on, basado en parte en la obra
anterior de Lorentz, conocido como modelo de Abraham o de Abraham-Lorentz.
Desde el punto de vista de la teor´ıa de la relatividad, esa energ´ıa de un electr´on
en reposo podr´ıa ser igual a la energ´ıa en reposo m
e
c
2
. En ese caso la masa
electromagn´etica ser´ıa igual
m
elec
=
U
c
2
=
q
2

0
ac
2
(4.22)
Sin embargo subsiste el problema del factor 4/3 entre la masa definida as´ı y a
partir de la expresi´on del momento. La soluci´on a este problema tard´o en encon-
trarse. La discrepancia se elimina mediante un tratamiento relativista riguroso,
tomando luego el l´ımite no relativista, en vez de trabajar desde el principio en
el l´ımite de peque˜ nas veloccidades. De ese modo se transforma el factor 4/3 en 1
(ver F. Rohrlich, “Classical charged particles”, Addison-Wesley, Reading, 1965).
4.1.5. Desarrollo multipolar de la energ´ıa de una distribu-
ci´on de carga en un campo exterior
Sea una distribuci´on r´ıgida de carga ρ(r), localizada dentro de un volumen V
y sometida a un potencial exterior Φ(r). Su energ´ıa electrost´atica vale
U
ext
=

V
ρ(r)Φ(r) d
3
r, (4.23)
Suponiendo que el potencial sea desarrollable en serie en la regi´on V y tomando
un origen adecuado, resulta
Φ = Φ(0) +r ∇Φ(0) +
1
2
¸
i
¸
j
x
i
x
j

2
Φ
∂x
i
∂x
j
(0) +
Teniendo en cuenta que E = −∇Φ, la expresi´on anterior puede escribirse como
Φ(r) = Φ(0) −r E(0) −
1
2
¸
i
¸
j
x
i
x
j
∂E
j
∂x
i
(0) +
Como el campo exterior verifica ∇ E = 0, podemos restar el t´ermino r
2
∇ E(0)/6,
con lo que queda
Φ(r) = Φ(0) −r E(0) −
1
6
¸
i
¸
j
(3x
i
x
j
−r
2
δ
ij
)
∂E
j
∂x
i
(0) + (4.24)
4–10

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.1. Energ´ıa electrost´atica
Sustituyendo ahora en (4.23), resulta
U
ext
= qΦ(0) −p E(0) −
1
6
¸
i
¸
j
Q
ij
∂E
j
∂x
i
(0) + (4.25)
siendo p el momento dipolar y Q
ij
la matriz de momentos cuadripolar, y an´aloga-
mente para los t´erminos que siguen. N´otese c´omo interacciona la distribuci´on de
carga con el potencial exterior: la carga con el potencial, el dipolo con el campo
el´ectrico, el cuadrupolo con el gradiente del campo y an´alogamente los multipolos
sucesivos con derivadas m´as altes del campo.
Recordatorio sobre dipolos y cuadrupolos el´ectricos. El potencial crea-
do por un dipolo el´ectrico es
Φ
1
(r) =
1

0
p r
r
3
, (4.26)
donde p =

V
ρ(r

)r

dv

es el momento dipolar el´ectrico de la distribuci´on. Es
f´acil comprobar que si la distribuci´on es de dos cargas puntuales opuestas +q y
−q a la distancia a, como antes, p se reduce al momento dipolar definido como
p = qa.
El momento dipolar el´ectrico tiena una propiedad se˜ nalable. Si la carga total
q es distinta de cero, no es una cantidad intr´ınseca pues depende del origen de
coordenadas. En efecto, si se traslada el origen de O a O

, el nuevo momento vale
p

= p −qOO

como se comprueba f´acilmente. Por ello, si q = 0 y se toma como origen el centro
de cargas, definido por el vector R =

ρ(r

)r

dv

/q, se anula el t´ermino dipolar de
la expansi´on. As´ı ocurre con el potencial gravitatorio de la tierra, si el origen del
coordenadas se toma en el centro del planeta. Pero si q = 0, caso de una mol´ecula
no ionizada o del sistema de dos cargas +q y −q, el momento dipolar tiene un
sentido intr´ınseco: toma el mismo valor en todos los sistyemas de referencia.
Cuadrupolo el´ectrico. El potencial creado por un cuadrupolo el´ectrico es
Φ
2
(r) =
1
2
1

0
¸
ij
Q
ij
x
i
x
j
r
5
, (4.27)
donde las Q
ij
son las componentes de la matriz momento cuadrupolar
Q
ij
=

ρ(r

)

3x

i
x

j
−r
2
δ
ij

dv

. (4.28)
Las Q
ij
juegan respecto al potencial cuadrupolar el mismo papel que las compo-
nentes del vector p en el potencial dipolar. N´otese que no son todas independi-
entes porque la matriz tiene traza nula, o sea que
¸
Q
kk
= 0. Hay pues cinco
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–11
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
componentes independientes. Es f´acil comprobar que este tercer t´ermino (4.27)
se reduce al potencial cuadrupolar antes estudiado.
Un caso especialmente frecuente e interesante es el de una distribuci´on de
simetr´ıa cil´ındrica, en el que la funci´on ρ = ρ(r, θ) no depende del azimut. Se
cumple entonces
Q
11
= Q
22
= −
1
2
Q
33
,
por lo que
Φ
2
(r) =
Q

0
2z
2
−x
2
−y
2
4r
5
=
1

0
Q
4r
3

3 cos
2
θ −1

,
donde Q = Q
33
se suele llamar momento cuadrupolar de la distribuci´on (no con-
fundir con la carga). Si la distribuci´on tiene simetr´ıa esf´erica, Q = 0. Si es un
elipsoide de revoluci´on macizo con densidad constante en su interior, con semiejes
a, a y c, el valor de Q es
Q =
2
5
q

c
2
−a
2

,
como se prueba f´acilmente usando para los puntos del interior del elipsoide las
coordenadas λ, α y β, tales que x = aλsen αcos β, y = aλsen αsen β, z =
cλcos α, con 0 < λ < 1, 0 < α < π, 0 < β < 2π. N´otese que Q > 0 si
c > a (forma de melon) y que Q < 0 si c < a (forma de mandarina). Estos dos
tipos de elipsoide se califican de prolato y oblato, respectivamente. La Tierra es
aproximadamente un elipsoide oblato y como (a − c)/a = 1/298, resulta que el
momento cuadrupolar de masa es Q = −2,016 10
−3
Ma
2
, siendo M la masa
total y a el radio ecuatorial.
Vemos as´ı que una distribuci´on de carga se caracteriza por un conjunto de
momentos multipolares, uno monopolar que coincide con la carga q, tres dipolares
p
k
que son las componentes del momento dipolar el´ectrico, cinco cuadrupolares
Q
ij
componentes de la matriz momento cuadrupolar, etc. En general, el t´ermino
-polar se caracteriza por (2 + 1) momentos 2

-polares. Se trata de cantidades
que describen la forma de la distribuci´on. Su enorme inter´es estriba en que es
mucho m´as f´acil hacer aproximaciones sucesivas gracias a ellos que calcular los
potenciales de modo exacto.
Ejemplo. Momentos cuadrupolares de los n´ ucleos at´omicos. Los
n´ ucleos at´omicos no suelen tener forma esf´erica, aunque s´ı simetr´ıa azimutal, sien-
do su momento cuadrupolar el´ectrico distinto de cero (sus momentos dipolares
el´ectricos se anulan si se toma como origen de coordenadas su centro de masas).
4–12

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.1. Energ´ıa electrost´atica
La consecuencia es que el potencial que crean no es puramente culombiano sino
que tiene un t´ermino cuadrupolar. Aunque su efecto es peque˜ no (forma parte de
lo que se llama estructura hiperfina del espectro), puede observarse y medirse el
valor de Q mediante t´ecnicas de radiofrecuencia, determinando as´ı si el n´ ucleo es
amelonado o anaranjado.
Un ejemplo interesante es el deuter´on, el n´ ucleo del deuterio, formado por un
prot´on y un electr´on, cuyo momento cuadrupolar es igual a Q
D
= e(2,74±0,02)
10
−27
cm
2
. El potencial el´ectrico creado por un n´ ucleo de deuterio es pues igual
a
Φ
D
=
1

0
¸
e
r
+
Q
D
r
3
(3 cos
2
θ −1)

Como Q
D
> 0, el deuter´on est´a amelonado, aunque no mucho pues el cuadrado
de su radio es aproximadamente 10
−26
cm
2
.
Momentos cuadrupolares de algunos n´ ucleos
Z Elemento A Q (e 10
−24
cm)
1 H 2 +0.00274
3 Li 6 −0,002
7 0.1
4 Be 9 +0.03
13 Al 27 +0.155
17 Cl 35 −0,078
92 U 233 +3.4
Dipolo en un campo electrost´atico. Energ´ıa, fuerza y torque. La
energ´ıa de un monopolo (o sea de una carga) en un potencial Φ es U = qΦ y la
fuerza que act´ ua sobre ´el F = qE. Consideremos ahora un dipolo formado por
dos cargas +q y −q separadas un vector a (de la negativa a la positiva), de modo
que p = qa con a peque˜ no. La fuerza sobre ese dipolo cuando est´a en un campo
E es
F = qE(r) −qE(r −a) = q(a ∇)E,
o sea F
i
= q(
¸
k
a
k

k
)E
i
. Su energ´ıa potencial es
U = qΦ(r) −qΦ(r −a) = −p E.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–13
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
El torque (o momento de la fuerza) sobre un monopolo (o sea una carga
puntual) es N = r F = qr E. Si el campo es central, el torque respecto al
centro se anula y se conserva el momento angular. Veamos cuanto vale el torque
sobre un dipolo.
N = qr E(r) −q(r −a) E(r −a).
Teniendo en cuenta que E(r −a) = E(r) −(a ∇)E(r), resulta
N = p E(r) +r (p ∇)E = p E(r) +r F.
De forma an´aloga se calcula el caso de un cuadrupolo. Tiene especial inter´es
la energ´ıa potencial de interacci´on de dos monopolos a distancia r. De todo lo
anterior se deduce que vale
U =
p
1
p
2
−3(p
1
n)(p
2
n)

0
[r
1
−r
2
[
3
,
siendo n el vector unitario en la direcci´on (r
1
− r
2
). N´otese que la interacci´on
dipolo-dipolo puede ser atractiva o repulsiva, dependiendo de la orientaci´on rela-
tiva de los dipolos. Para direcciones fijas de los dipolos, la energ´ıa de interacci´on,
promediada sobre la posici´on relativa, se anula.
4.2. Energ´ıa de un sistema de conductores
La expresi´on de la energ´ıa de un sistema de conductores en el vac´ıo es
U =
1
2
¸
k
Q
k
Φ
k
, (4.29)
A primera vista puede parecer la misma expresi´on que (4.2), pero hay una difer-
encia: en (4.29) est´a incluida la energ´ıa de formaci´on de la distribuci´on de carga
dentro de cada conductor, o sea que al potencial de cada conductor contribuye
tambi´en el t´ermino correspondiente a su propia carga, cosa que no ocurre en el ca-
so de las cargas puntuales. Mediante los coeficientes de capacidad o de potencial,
podemos expresar esa energ´ıa como
U =
1
2
¸
i
¸
j
P
ij
Q
i
Q
j
=
1
2
¸
i
¸
j
C
ij
Φ
i
Φ
j
.
Supongamos ahora un conductor descargado y aislado en un campo externo E
0
.
Si el conductor es peque˜ no, podemos suponer que ese campo est´a creado por una
carga q a gran distancia. Se produce entonces una polarizaci´on del conductor,
4–14

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.3. Energ´ıa electrost´atica en diel´ectricos
pues una carga positiva q

se movera a favor del campo y otra negativa −q

en
contra. Tendremos entonces una energ´ıa electrost´atica
U =
1
2
qΦ,
donde Φ es el potencial creado por la carga redistribuida del conductor en la
posici´on de q. La redistribuci´on de la carga produce un momento dipolar el´ectrico
p cuyo potencial vale
Φ =
p r

0
r
3
,
siendo r el vector de posici´on desde el conductor a la carga puntual. La energ´ıa
electrost´atica se puede escribir pues
U =
1
2
q
p r

0
r
3
=
1
2
p
qr

0
r
3
= −
1
2
p E
0
, (4.30)
N´otese el factor 1/2, debido a que el dipolo es inducido por lo que no hay que
almacenar energ´ıa en formarlo.
Teorema de Thomson. Con este nombre se conoce la siguiente propiedad
de extremo que cumple la energ´ıa electrost´atica de un sistema de conductores:
En un sistema de conductores fijos y aislados, las cargas se distribuyen sobre
sus superficies de forma tal que la energ´ıa del campo electrost´atico sea m´ınima.
No daremos aqu´ı la prueba de este teorema, aunque es simple.
4.3. Energ´ıa electrost´atica en diel´ectricos
En principio, los resultados obtenidos para cargas en el vac´ıo no son ge-
neralizables de forma simple al caso en que haya medios diel´ectricos. La raz´on es
que, en este caso, no s´olo se realiza trabajo en el proceso de colocar las cargas
en sus posiciones, sino que adem´as se produce una polarizaci´on adicional en los
diel´ectricos. Partiremos de condiciones generales, prescindiendo al principio de la
linealidad en la respuesta del diel´ectrico y manteniendo las fronteras r´ıgidas, de
modo que no habr´a trabajo mec´anico para deformar el sistema.
Supongamos que ya hay una densidad de carga libre y localizada ρ(r) en el
sistema y que provocamos una variaci´on peque˜ na δρ. Tendremos una variaci´on
de la energ´ıa electrost´atica igual al trabajo necesario para a˜ nadir la carga δρ(r)
δU =

V
Φ(r)δρ(r) dv, (4.31)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–15
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
siendo Φ el potencial creado por la carga ya existente. Se tiene
δρ = δ(∇ D) = ∇ (δD).
Sustituyendo en (4.31), resulta
δU =

V
Φ∇ (δD) dv =

V
∇ (ΦδD) dv −

V
∇Φ δDdv.
El teorema de Gauss nos dice que la primera integral es igual a una de superficie
que se anula (pues la distribuci´on est´a localizada), por lo que
δU =

V
E δDdv.
Podemos pensar que la distribuci´on se construye haciendo que D (y ρ) crezca
desde cero por lo que
U =

V
dv

D
0
E δD. (4.32)
Este es el resultado general, pero no se puede proseguir a menos que dispongamos
de una relaci´on constitutiva D = D(E). En el caso de diel´ectricos lineales D = E,
de modo que
E δD = E (δE) = E δE =

2
δ[E[
2
.
Se sigue que la energ´ıa el´ectrica y su densidad valen
U =
1
2

V
[E[
2
dv, u =
1
2
E
2
(4.33)
que son las expresiones buscadas.
Tambi´en podemos escribir la energ´ıa que
U =
1
2

V
E Ddv, (4.34)
o como
U =
1
2

V
ρ Φdv. (4.35)
Recordemos que esto s´olo es v´alido para medios lineales.
Es interesante calcular la variaci´on de energ´ıa al introducir un cuerpo diel´ectri-
co de permitividad
1
(con respuesta lineal) y volumen V
1
el en el seno de un
campo el´ectrico previamente existente E
0
debido a una distribuci´on de cargas
libres ρ
0
en un medio de permitividad
0
(por el momento no lo identificamos con
la permitividad del vac´ıo). La energ´ıa electrost´atica inicial es
U
0
=
1
2

V
E
0
D
0
dv,
4–16

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.3. Energ´ıa electrost´atica en diel´ectricos
donde D
0
=
0
E
0
. Con las cargas fijas en sus posiciones, se introduce un diel´ectrico
de volumen V
1
, de modo que el campo cambia de E
0
a E. Podemos considerar que
hay una susceptibilidad (r) que vale
1
en V
1
y
0
fuera de V
1
. Para eliminar los
problemas matem´aticos podemos suponer que (r) var´ıa continuamente al pasar
del uno al otro diel´ectrico. La energ´ıa vale tras la inserci´on
U
1
=
1
2

V
E Ddv,
La variaci´on de la energ´ıa puede expresarse como
∆U =
1
2

(E D−E
0
D
0
) dv,
=
1
2

(E D
0
−E
0
D) dv +
1
2

(E +E
0
) (D−D
0
) dv,
(se ha sumado y restado la misma cantidad). La segunda integral I se anula, pues,
como ∇(E +E
0
) = 0, se sigue que E +E
0
= −∇Φ

, por tanto
I = −
1
2

∇Φ

(D−D
0
) dv,
que integrando por partes se transforma en
I =
1
2

Φ

∇ (D−D
0
) dv = 0,
pues ∇ (D−D
0
) = 0 pues la densidad de carga libre no cambia con la inserci´on
del nuevo diel´ectrico (m´as la integral de superficie de Φ

(D−D
0
) que tambi´en es
nula). Por tanto el cambio en la energ´ıa vale
∆U =
1
2

V
(E D
0
−E
0
D) dv. (4.36)
N´otese que el integrando solo es no nulo en V
1
ya que fuera el integrando se anula
pues D =
0
E y D
0
=
0
E
0
. Por lo tanto
∆U = −
1
2

V
1
(
1

0
)E E
0
dv (4.37)
Si el medio 0 es el vac´ıo, la polarizaci´on vale P = (
1

0
)E, resultando
∆U = −
1
2

V
1
P E
0
dv. (4.38)
Como resumen la densidad de energ´ıa electrost´atica de un diel´ectrico colocado en
un campo E
0
cuyas fuentes est´an fijas es
u = −
1
2
P E
0
(4.39)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–17
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
4.4. Fuerzas en sistemas electrost´aticos
Fuerzas a cargas constantes. La energ´ıa electrost´atica puede considerarse
como una energ´ıa potencial en el sentido siguiente. Sea un sistema electrost´atico
constituido por diel´ectricos y conductores, cargados y en equilibrio, bajo la ac-
ci´on de fuerzas el´ectricas y mec´anicas. Supongamos que est´a aislado, o sea que
los conductores no est´an conectados a bater´ıas que permitan el desplazamiento
de cargas. Imaginemos que una parte del sistema realiza un desplazamiento in-
finitesimal dr = (dx, dy, dz), debido a las propias fuerzas el´ectricas del sistema,
con resultante F. Ejerce, por tanto, un trabajo W, dado por
W = F dr = F
x
dx + F
y
dy + F
z
dz . (4.40)
Ese trabajo se hace a expensas de la energ´ıa electrost´atica del sistema, de modo
que
W = −dU . (4.41)
Por tanto se tiene
F
x
= −

∂U
∂x

Q
, F
y
= −

∂U
∂y

Q
, F
z
= −

∂U
∂z

Q
, o sea F = −∇
Q
U ,
(4.42)
donde el sub´ındice Q indica que la derivada se hace a carga constante. Supong-
amos que, en vez de desplazamientos lineales, el sistema o una parte de ´el gira
un ´angulo φ alrededor de un cierto eje con vector unitario n. Sea φ = φn. En vez
de (4.40) se tiene ahora
W = N dφ
y en vez de (4.42),
N
x
= −

∂U
∂φ
1

Q
, N
y
= −

∂U
∂φ
2

Q
, N
z
= −

∂U
∂φ
3

Q
.
Naturalmente, el vector N el el torque que ejerce el campo sobre alguna de las
partes del sistema.
Sea ahora una coordenada general ξ, de modo que δξ representa un desplaza-
miento generalizado como consecuencia de una fuerza el´ectrica F
ξ
, el trabajo re-
alizado es W = F
ξ
δξ y s´olo se puede hacer a expensas de la energ´ıa electrost´atica,
por lo que necesariamente
dU = −F
ξ
δξ, (4.43)
por lo que debe cumplirse
F
ξ
= −

∂U
∂ξ

Q
, (4.44)
4–18

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.4. Fuerzas en sistemas electrost´aticos
donde el sub´ındice Q indica de nuevo que la derivada parcial debe hacerse a carga
constante.
N´otese que se supone aqu´ı que el ´ unico desplazamiento del sistema es el corre-
spondiente a la variaci´on δξ. Todo esto se puede formalizar mediante el principio
de los trabajos virtuales.
Tensi´on electrost´atica. Como ilustraci´on, podemos calcular la fuerza por
unidad de ´area sobre la superficie de un conductor con densidad superficial de
carga σ. En el entorno de la superficie, la densidad de energ´ıa es
u =

0
2
[E[
2
=
σ
2
2
0
.
Imaginemos un desplazamiento peque˜ no ∆x, seg´ un la normal y hacia fuera, de
un ´area elemental ∆a de la superficie condutora. La energ´ıa electrost´atica decrece
en una cantidad igual al producto de la densidad de energ´ıa u por el volumen
excluido ∆x∆a
W = −
σ
2
2
0
∆a∆x.
Esto significa que hay una fuerza hacia fuera por unidad de ´area igual a
p =
σ
2
2
0
,
conocida como tensi´on electrost´atica (o presi´on electrost´atica).
La expresi´on anterior para p se ha obtenido a carga constant, pero es f´acil
entender que se obtiene el mismo resultado a potencial constante por lo que la
tensi´on electriost´atica es la misma en los dos casos (probar con la esfera).
Otra manera de obtener este resultado en el caso de una esfera conductora de
radio a y con carga q es la siguiente. La energ´ıa electrost´atica y su variaci´on al
cambiar el radio de a a a + δa son
U =
q
2

0
a
, δU = −
q
2

0
a
2
δa.
por lo que, seg´ un (4.44), la fuerza asociada a a es
F
a
= −

∂U
∂a

Q
=
q
2

0
a
2
,
Esa fuerza act´ ua sobre toda la superficie, para hallar la tensi´on electrost´atica,
debemos dividirla por 4πa
2
, con lo que
p =
1
2
q
2
(4πa
2
)
2

0
=
σ
2
2
0
,
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–19
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
pues σ = q/4πa
2
.
Fuerzas a potenciales constantes. Otra situaci´on distinta es la de un sis-
tema cuyos conductores se mantienen a potenciales constantes, mediante conex-
iones a bater´ıas. En este caso la carga cambia y no vale lo anterior, pues hay
que incluir en el balance energ´etico la energ´ıa aportada por las bater´ıas W
bat
. El
trabajo realizado por el sistema toma la forma por tanto
W = W
bat
−dU. (4.45)
Necesitamos una relaci´on entre W
bat
y dU para relacionar el trabajo con la
variaci´on de la energ´ıa electrost´atica. Partimos de que la energ´ıa de un sistema
de conductores cargados es
U =
1
2
¸
k
Q
k
Φ
k
,
por lo que la variaci´on de la energ´ıa U debida a variaciones en las cargas pero
manteniendo constantes los potenciales es
δU =
1
2
¸
k
Φ
k
δQ
k
,
al tiempo que el trabajo realizado por las bater´ıas para variar las cargas de esa
manera es
W
bat
=
¸
k
Φ
k
δQ
k
,
por lo que
W
bat
= 2δU, y W = δU = F
x
dx +F
y
dy + F
z
dz
de donde finalmente
F
ξ
=

∂U
∂ξ

V
, (4.46)
que s´olo se diferencia en el signo de la expresi´on a carga constante (4.44).
Ejemplo: Fuerza sobre un diel´ectrico en un condensador. Sea un con-
densador plano paralelo cuyas placas tienen dimensiones (a, b) en las direcciones
(x, y) y est´an separadas por la distancia c en la direcci´on z. Se mantienen a la
diferencia de potencial constante V . El espacio entre las placas est´a ocupado por
un diel´ectrico de permitividad en una longitud x paralelamente al eje x. La
fuerza sobre el diel´ectrico se puede expresar mediante la ecuaci´on (4.44) (pues
son los potenciales los que son constantes en este caso, no las cargas) a partir de
4–20

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.4. Fuerzas en sistemas electrost´aticos
la expresi´on de la energ´ıa electrost´atica, que depende de x. Con los datos de la
figura, la energ´ıa electrost´atica vale
U(x) =
1
2

V
c

2
bcx +
1
2

0

V
c

2
bc(a −x).
Se sigue que
F
x
=

dU
dx

V
=
1
2

V
c

2
bc( −
0
).
N´otese que, si se quiere extraer el diel´ectrico, es necesario aplicar una fuerza
externa igual a −F
x
que contrarreste a la fuerza electrost´atico. N´otese tambien
que la fuerza va en el sentido en que se incrementa el volumen de diel´ectrico
dentro del condensador.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–21
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
Problemas
4.1 Un condensador plano de ´area S = a b tiene ocupado el espacio entre sus
placas por dos diel´ectricos de permitividades
1
y
2
que llenan cada uno la mitad
del espacio entre ellas, tal como se indica en la figura. La separaci´on entre las
placas es d. Supongamos que, manteniendo las placas conectadas a una bater´ıa
de ddp V , se extrae el diel´ectrico de permitividad
2
, a velocidad constante v.
Calcular: a) el balance energ´etico del proceso; y b) la corriente el´ectrica que
circula entre la bater´ıa y el condensador durante el proceso de extracci´on. Se
desprecian los efectos de borde y el rozamiento.
Figura 4.1: Problema 4.1
4.2 Dos esferas conductoras id´enticas de radio a tienen cargas q
1
y q
2
, siend
r (a) la distancia entre sus centros.
a) Calcular la energ´ıa electrost´atica del sistema;
b) calcular el cambio de esa energ´ıa electrost´atica si se conectan mediante un
alambre conductor.
4.3 Una esfera conductora descargada de masa m y radio R flota con una cuarta
parte de su volumen sumergida en un l´ıquido diel´ectrico de permitividad . Cal-
cular el potencial al que hay que conectar la esfera para que quede sumergida la
mitad de su volumen.
4.4 Una esfera conductora de radio a = 1 mm se conecta a tierra y se sit´ ua en
el centro de un condensador plano paralelo y vac´ıo, con capacidad por unidad de
superficie 90 pF/m
2
, sometido a una ddp de 1 V. Suponiendo que la superficie de
cada placa es 0.5 m
2
, calcular
4–22

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.4. Fuerzas en sistemas electrost´aticos
Figura 4.2: Problema 4.2
a) el momento dipolar inducido en la esfera y
b) la energ´ıa de interacci´on de la esfera con el condensador.
Figura 4.3:
4.5 Dos cilindros conductores coaxiales de radios R
1
y R
2
(R
1
< R
2
) y longitud
est´ an situados como se indica la figura, siendo x la longitud del condensador
que forman y que est´a lleno de aire. Se suspende verticalmente la armadura
interna, de masa M, mediante un muelle conductor de masa despreciable que
est´a a potencial cero, manteni´endose fija la armadura externa. Si ´esta se conecta
a tierra, las oscilaciones en torno a la posici´on de equilibrio x
0
tienen periodo T.
Estando el sistema en reposo, se aplica una ddp V a la armadura exterior, lo que
provoca que, tras un transitorio, se alcance una nueva posici´on de equilibrio, para
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–23
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
la que el alargamiento del muelle es a. Calcular el valor de a y la energ´ıa el´ectrica
almacenada en el condensador.
Figura 4.4:
4.6 Calcular la fuerza por unidad de longitud entre los conductores de una l´ınea
bifilar situada en el aire, teniendo los conductores secci´on circular de radio R,
siendo D la separaci´on entre sus ejes y V la diferencia de potencial entre ellos.
Figura 4.5:
4.7 Dos recipientes de base S y altura a, comunicados por un tubo como se indica
en la figura, contienen un l´ıquido de densidad δ y permitividad relativa ε
r
. Uno
de ellos est´a dentro de un condensador plano paralelo con sus mismas dimen-
siones (´area S y distancia entre placas a). Inicialmente, el circuito est´a abierto,
el conductor descargado y el l´ıquido llega a la altura b en los dos recipientes. Si
el condensador se conecta a una bater´ıa con ddp V
0
, ocurre que la diferencia de
alturas en los dos recipientes es x. Calcular
a) el campo en las dos regiones del condensador (dentro y fuera del l´ıquido) en
4–24

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
4.4. Fuerzas en sistemas electrost´aticos
funci´on de V
0
, despreciando los efectos de borde.
b) El valor de V
0
en funci´on de x y
c) la energ´ıa suministrada por la bater´ıa durante el proceso.
Figura 4.6:
4.8 a) ¿Cu´anto trabajo hay que hacer para llevar una carga q desde el infinito
hasta una distancia r > b del centro de una esfera conductora de radio b conectada
a tierra mediante un alambre de resistencia nula?
b) ¿Circular´a corriente por el alambre como resultado de esta operaci´on?
c) Si la esfera tuviera una carga Q y se encontrase aislada, ¿cu´al ser´ıa el trabajo
para mover del mismo modo la carga q?
d) Comparar los resultados de a) y c), explicando la diferencia.
4.9 Sobre una esfera de pl´astico r´ıgido de radio R
0
se ha colocado una capa esf´erica
cerrada de un material conductor perfectamente el´astico. Cuando se conecta dicha
carga al potencial V
0
, ´esta se dilata hasta un radio R > R
0
. Suponiendo el vac´ıo
entre las dos esferas, calcular R.
4.10 Determinar la fuerza de atracci´on entre las placas de un condensador plano
de ´area de placas S y distancia entre ellas c, al que se aplica una ddp igual a
V , si el espacio entre las placas est´a ocupado por dos diel´ectricos imperfectos de
permitividad y conductividades σ
1
y σ
2
que ocupan cada uno un volumen de
base S y altura c/2.
¡Ojo! N´otese que las σ
k
son conductividades, no densidades superficiales de
carga.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

4–25
Cap
´
ıtulo 4. Energ
´
ıa y fuerzas en campos electrost
´
aticos
4–26

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
Cap´ıtulo 5
Energ´ıa y fuerzas en sistemas
magnetost´aticos.
5.1. Energ´ıa magnetost´atica
Inducci´on electromagn´etica. De los experimentos de Faraday al principio
de siglo (y de Henry en EEUU) se deduce que si el flujo magn´etico φ a trav´es de
un circuito cambia, se genera una fuerza electromotriz inducida c dada por
c = −

dt
.
Esta ley es completamente independiente de la causa del cambio de flujo, de si
es debida a un cambio en B o de la forma o el tama˜ no del circuito. Es una ley
experimental. Para que as´ı ocurra, es preciso que se cree un campo el´ectrico tal
que
c =

E dl.
Consideremos ahora el establecimiento de un campo magn´etico al variar el flujo
a trav´es de un circuito, cuya corriente I puede expresarse como
c
0
+c = IR,
siendo c
0
la fem aportada por un generador, c la fem inducida y R la resistencia.
Para crear el campo magn´etico asociado al circuito se necesita una cierta energ´ıa.
El trabajo realizado por c
0
para mover la carga dq = Idt a trav´es del circuito es
c
0
dq = c
0
Idt = −cIdt + I
2
Rdt,
= Idφ + I
2
Rdt, (5.1)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

5–1
Cap
´
ıtulo 5. Energ
´
ıa y fuerzas en sistemas magnetost
´
aticos.
donde se ha usado la ley de Faraday −cdt = dφ. El seg´ undo t´ermino a la derecha
corresponde al efecto Joule y es una energ´ıa que se pierde en calor y no contribuye
a la creaci´on de campo magn´etico. El otro t´ermino, Idφ es el trabajo efectuado
contra la fuerza electromotriz del circuito (Ley de Lenz!); es la parte del trabajo
de la bater´ıa δW
bat
que sirve para crear campo magn´etico. Escribimos por tanto
para el trabajo realizado
δW
bat
= Idφ.
Si el circuito es r´ıgido y se desprecian las p´erdidas de energ´ıa por efecto Joule y no
hay elementos con hist´eresis (o sea, si consideramos medios magn´eticos lineales),
δW
bat
es el cambio en la energ´ıa magn´etica del circuito.
Supongamos ahora que hay n circuitos. El trabajo contra las fem inducidas
para llegar a las corrientes I
k
es
dU
m
=
n
¸
1
I
k

k
. (5.2)
Si los cambios en los flujos dφ
k
son causados por cambios en las corrientes, pode-
mos escribir

i
=
n
¸
j=1

ij
dI
j
dI
j
=
n
¸
j=1
M
ij
dI
j
. (5.3)
donde M
ij
se llama coeficiente de inducci´on mutua entre los circuitos i y j. Si
i = j, se escribe M
ii
= L
i
y se le llama coeficiente de aitoinducci´on del circuito i.
La energ´ıa magn´etica U
m
del sistema de n circuitos estacionarios y r´ıgidos es el
resultado de integrar la ecuaci´on (5.2) desde corrientes (y flujos) nulos hasta la
dada por I
k
, φ
k
. Esa energ´ıa no depende de como aumentan las corrientes (como
ocurr´ıa en el caso electrost´atico con las cargas), por lo que podemos tomar las
corrientes “finales”I
k
, multiplicarlas por α(t) y hacer que esta funci´on var´ıe de 0
a 1. El resultado ser´a
U
m
=
¸
k
I
k
φ
k

1
0
αdα
O sea que la energ´ıa magn´etica de un conjunto de circuitos r´ıgidos (sin deforma-
ci´on) inmersos en medios magn´eticos lineales es
U
m
=
1
2
¸
I
k
φ
k
. (5.4)
expresi´on an´aloga a la electrost´atica
U
e
=
1
2
¸
Q
k
Φ
k
,
5–2

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
5.1. Energ´ıa magnetost´atica
en la que Φ no es flujo sino potencial. Como los flujos son
φ
k
=

S
k
B nda =

C
k
A dl
k
,
se puede escribir
U
m
=
1
2
¸
k

C
k
I
k
A dl
k
.
Si dividimos todo el espacio en circuitos tubulares de radio infinitesimal, podemos
sustituir I
k
dl
k
→j dv y cambiar la suma por una integral de volumen, con lo que
U
m
=
1
2

V
j Adv, (5.5)
que es una expresi´on de la energ´ıa magn´etica. N´otese que la expresi´on correspon-
diente para la energ´ıa electrost´atica es
U
e
=
1
2

V
ρΦdv, (5.6)
Si tenemos en cuenta que ∇B = µ
0
j y que
∇ (AB) = B ∇A−A ∇B
resulta de (5.5)
U
m
=
1

0

V
B ∇Adv −
1

0

S
AB nda. (5.7)
La segunda integral del lado derecho se anula llevando la superficie al infinito
(estamos suponiendo un conjunto de corrientes dentro de un volumen acotado),
por lo que queda
U
m
=
1

0

V
B
2
dv, (5.8)
que es la expresi´on de la energ´ıa magn´etica en funci´on del campo B. N´otese
que eso representa que hay una densidad de energ´ıa magn´etica u
m
= B
2
/2µ
0
extendida por el espacio. La intensidad magn´etica H = B/µ
0
corresponde en el
caso magn´etico al vector desplazamiento D en el el´ectrico. La densidad de energ´ıa
se puede escribir
u
m
=
1
2
H B.
N´otese la semejanza con la densidad de energ´ıa electrost´atica
u
e
=
1
2
D E.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

5–3
Cap
´
ıtulo 5. Energ
´
ıa y fuerzas en sistemas magnetost
´
aticos.
Energ´ıa magn´etica e inductancias. Partimos ahora de la ecuaci´on (5.4) y
de la expresi´on de los flujos
φ
k
=

S
k
B nda =

C
k
A(r
k
) dl
k
, con A(r
k
) =
µ
0

¸
i

C
i
I
i
dl
i
r
ik
,
es decir como una suma de integrales a lo largo de los circuitos C
k
que suponemos
r´ıgidos. Los flujos magn´eticos valen, por tanto,
φ
k
=
¸
ki
M
ki
I
i
,
donde
M
ki
=
µ
0

C
k

C
i
dl
k
dl
i
r
ik
= M
ik
(5.9)
(a veces denotada L
ki
) es la el coeficiente de inducci´on mutua (o la inductancia)
entre los circuitos i y k. Es una cantidad puramente geom´etrica (o sea, s´olo de-
pende de la geometr´ıa de los circuitos y no de la intensidad u otras cantidades
f´ısicas). La ecuaci´on anterior que define a M
ki
se conoce como f´ormula de Neu-
mann. Las cantidades diagonales L
ii
= L
i
son los coeficientes de autoinducci´on o
autoinductancias de cada circuito.
Sustituyendo en (5.4), se tiene para la energ´ıa magn´etica
U
m
=
1
2
¸
ik
M
ik
I
i
I
k
, (5.10)
expresi´on an´aloga a U
e
=
1
2
¸
C
ik
Q
i
Q
k
para la el´ectrica. Definiendo la auto-
energ´ıa magn´etica como
U
self
=
1
2
¸
i
L
i
I
2
i
,
podemos escribir
U
m
=
1
2
¸
i=k
M
ik
I
i
I
k
+ U
self
.
5.2. Energ´ıa de un cuerpo en un campo magne-
tost´atico
El problema de calcular el cambio de energ´ıa cuando se introduce un cuerpo
en un campo magnetost´atico cuyas fuentes de corriente permanecen invariantes
se puede tratar de modo muy parecido al del caso electrost´atico. Supongamos
5–4

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
5.3. Fuerzas en sistemas magnetost´aticos
una regi´on V del espacio vac´ıo, con permeabilidad µ
0
en donde hay un campo B
0
creado por unas ciertas corrientes. La energ´ıa magn´etica ser´a
U
m0
=
1
2

V
B
0
H
0
dv.
A continuaci´on, se anulan las fuentes del campo, reduci´endolo a cero, y se intro-
duce un cuerpo magn´etico de volumen V
1
. Luego se restauran las corrientes a su
valor anterior. Supongamos por simplicidad que el material 1 es lineal, o sea que
B = µ
1
H. Razonando como en el caso electrost´atico se llega a la expresi´on para
el cambio de la energ´ıa electrost´atica
∆U
m
=
1
2

V
1

1
−µ
0
)H H
0
dv. (5.11)
Esto se puede escribir en la forma
∆U
m
=
1
2

V
1
M B
0
dv, (5.12)
5.3. Fuerzas en sistemas magnetost´aticos
Si, en un sistema constituido por circuitos recorridos por corrientes el´ectricas,
una de las partes del sistema realiza un desplazamiento generalizado δξ bajo el
efecto de las fuerzas magn´eticas, el trabajo mec´anico ser´a δW = F
ξ
δξ, que o
bien es aportado por las baterias o por la energ´ıa interna del sistema (o sea la
magn´etica), de modo que
δW = F
ξ
δξ = δW
bat
−dU
m
. (5.13)
Consideremos dos casos:
(i) Flujos constantes (an´alogo al de cargas constantes en el caso electrost´atico).
No hay trabajo de las bater´ıas, por lo que
F
ξ
δξ = −dU
m
,
por lo que las fuerzas valen
F
ξ
= −

∂U
m
∂ξ

φ
.
(ii) Corrientes constantes (an´alogo al de potenciales constantes)
dU
m
=
1
2
¸
i
I
i

i
, δW
bat
=
¸
i
I
i

i
, ⇒ δW
bat
= 2dU
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

5–5
Cap
´
ıtulo 5. Energ
´
ıa y fuerzas en sistemas magnetost
´
aticos.
de donde δW = dU, por lo que
F
ξ
= +

∂U
m
∂ξ

I
.
Fuerzas entre circuitos e inductancias La fuerza que act´ ua sobre el cir-
cuito i-´esimo es pues
F
i
α
= +

∂U
m
∂x
i
α

I
=
1
2
¸
j=k
I
j
I
k
∂M
jk
∂x
i
α
. (5.14)
N´otese que la coordenada x
i
α
es de traslaci´on del circuito i-´esimo. Tomemos el
caso de s´olo dos circuitos. Su energ´ıa de interacci´on magn´etica es
U
m
= I
1
I
2
M
12
,
donde no se ha incluido la autoenerg´ıa
U
self
=
1
2
(I
2
1
L
1
+ I
2
2
L
2
),
siendo L
k
= M
kk
las autoinductancias o coeficientes de autoinducci´on.
La expresi´on de la fuerza (5.14) nos permite calcular la que act´ ua entre esos
dos circuitos. Resulta que la fuerza que hace el 1 sobre el 2 es igual a
F
21
=
µ
0

I
1
I
2

(dl
1
dl
2
)∇
2

1
[r
2
−r
1
[

= −
µ
0

I
1
I
2

r
2
−r
1
[r
2
−r
1
[
3
dl
1
dl
2
5.4. Dipolo en un campo magnetost´atico. Fuerza,
torque y energ´ıa.
Recordemos que un dipolo el´ectrico situado en un campo electrost´atico sufre
una fuerza nula si el campo E es uniforme e igual a
F = (p ∇)E, o sea, F
i
= p
k

k
E
i
,
en general. El torque sobre ´el es
τ = N = p E(r) +r (p ∇)E.
Si el campo es uniforme, el segundo t´ermina de la derecha se anula. La energ´ıa
del dipolo es
U = −p E.
5–6

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
5.4. Dipolo en un campo magnetost´atico. Fuerza, torque y energ´ıa.
Figura 5.1: Torque sobre un circuito de corriente.
N´otese que F = −∇U. El m´ınimo de esa energ´ıa se obtiene cuando los vectores
p y E son paralelos y tienen el mismo sentido.
Veremos que las expresiones correspodientes al caso magn´etico se parecen
mucho a estas.
Consideremos ahora un circuito a lo largo de la curva plana C, por el que
circula la intensidad de corriente I y supongamos que est´a sometido a un campo
magn´etico uniforme B. Elijamos coordenadas de modo que el circuito est´e en el
plano xy y que el campo magn´etico sea perpendicular al eje x, lo que no implica
ninguna p´erdida de generalidad (ver figura 5.1). El torque vale
τ = I

C
r (dr B) = I

C
[(r B)dr −(r dr)B] .
La integral de (r dr)B es nula, pues es el producto del campo magn´etico por

dr
2
/2 = 0. Teniendo en cuenta que z = 0, dz = 0, B
1
= 0 e

C
ydy = 0, resulta
τ
1
= I

C
yB
2
dx, τ
2
= I

C
yB
2
dy = 0; τ
2
= 0.
La ´ unica componente no nula es la primera. N´otese que

C
ydx es el ´area A
encerrada por el circuito (si el circuito se recorre en el sentido positivo en el plano
xy, entonces la integral es −A), o sea que τ
1
= IAB
2
. Si definimos un vector m
perpendicular al circuito, en el sentido dextr´ogiro, cuyo m´odulo sea el producto
de la intensidad I por el ´area A, resulta que el torque sobre el circuito vale
τ = mB. (5.15)
El vector m es su momento magn´etico. N´otese que el circuito podr´ıa ser una
´orbita electr´onica en un ´atomo o un spin.
Energ´ıa. Es f´acil ver que el torque dado por (5.15) se deduce de la energ´ıa
U = −m B. (5.16)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

5–7
Cap
´
ıtulo 5. Energ
´
ıa y fuerzas en sistemas magnetost
´
aticos.
Sea θ el ´angulo que forman B y m (ver figura). Si consideramos a U como la
energ´ıa potencial, podemos definir la fuerza generalizada asociada al ´angulo θ
como
N
θ
= −∂
θ
U = −sen θBm.
Esto significa que el torque tiene el mismo m´odulo que el producto vectorial mB
y adem´as tiende a disminuir el valor de θ, o sea a llevar al vector m sobre el vector
B. Luego se cumple (5.15).
Una consecuencia de las expresiones −p E y −m B para las energ´ıas de los
dipolos es que su estado de equilibrio estable es el de θ = 0. O sea que los dipolos
p y m tienden a alinearse con los campos E y B, con el mismo sentido adem´as.
Para entender la relaci´on entre la energ´ıa y el torque, es ´ util considerar el
trompo de Lagrange. La energ´ıa potencial, es en este caso, U = mghcos θ, donde
h es la distancia del vertice del trompo a su centro de masas y θ el ´angulo polar
de su eje. N´otese que el signo es el opuesto, lo que corresponde a que la gravedad
tiende a hacer bajar al trompo, mientras que los campos E y B tienden a subir
a los momentos dipolares.
Otra consecuencia de (5.16) es que si el campo magn´etico es inhomog´eneo,
como en el famoso experimento de Stern y Gerlach, hay una fuerza no nula sobre
el dipolo magn´etico dada por
F = −∇U = ∇(m B) = (p ∇)B, (5.17)
o sea F
i
= p
k

k
B
i
.
5.5. El teorema de Poynting
Entre las propiedades m´as importantes del campo electromagn´etico est´a la
forma que toma la conservaci´on de la energ´ıa electromagn´etica. Se sigue de la
secci´on anterior que la densidad total de energ´ıa almacenada en un campo elec-
tromagn´etico est´atico es
u =
1
2
(E D+B H) . (5.18)
Hacemos la hip´otesis adicional de que (5.18) es la densidad total de energ´ıa elec-
tromagn´etica, incluso en el caso de campos dependientes del tiempo.
Supongamos que un campo interact´ ua con un conjunto de part´ıculas, elec-
trones en general, pero tambi´en pueden ser otras. La tasa de trabajo (o potencia)
5–8

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
5.5. El teorema de Poynting
del campo sobre una carga q es qv E, donde v es la velocidad de la carga, sin
que intervenga en ello el campo magn´etico B pues la fuerza que ejerce qv B es
siempre perpendicular a la velocidad. En el caso de una distribuci´on continua de
carga y corriente la potencia efectuada por el campo en el volumen V es

V
j Ed
3
x. (5.19)
Esta potencia representa una transformaci´on de energ´ıa electromagn´etica en ener-
g´ıa mec´anica o t´ermica y tiene que ser igual a la tasa de disminuci´on de energ´ıa
electromagn´etica. La ecuaci´on (5.19) se puede escribir (usando las de Maxwell)
en la forma

V
j Ed
3
x =

V
¸
E (∇H) −E
∂D
∂t

d
3
x. (5.20)
Usando la identidad vectorial
∇ (E H) = H (∇E) −E (∇H),
y la ley de Faraday, es decir la ecuaci´on de Maxwell (1.10), resulta que (5.20) se
puede escribir como

V
j Ed
3
x = −

V
¸
∇ (E H) +E
∂D
∂t
+H
∂B
∂t

d
3
x. (5.21)
Suponemos ahora que el medio macrosc´opico es lineal en sus propiedades el´ec-
tricas y magn´eticas. Podemos escribir entonces la ecuaci´on anterior en la forma

V
¸
∂u
∂t
+∇ (E H)

d
3
x = −

V
j Ed
3
x. (5.22)
Como el volumen es arbitrario, esta ecuaci´on integral equivale a la ecuaci´on de
continuidad
∂u
∂t
+∇ S = −j E, (5.23)
donde
S = E H, (5.24)
es el llamado vector de Poynting (por John Henry Poynting (1852-1914), profesor
en Birmingham que lo introdujo). Tiene dimensiones de energ´ıa/(´area tiempo)
y representa el flujo de energ´ıa electromagn´etica. N´otese que, como S aparece s´olo
a trav´es de su divergencia, podr´ıamos a˜ nadirle un rotacional que, sin emargo no
influye en estos desarrollos. Las consideraciones relativistas implica, sin embargo,
que la definici´on anterior del vector de Poynting es ´ unica.
Conservaci´on de la energ´ıa. Las ecuaciones (5.22) y (5.23) son expresiones
del principio de la conservaci´on de la energ´ıa. La primera es la forma integral y
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

5–9
Cap
´
ıtulo 5. Energ
´
ıa y fuerzas en sistemas magnetost
´
aticos.
dice simplemente que la tasa de cambio de la energ´ıa electromagn´etica total en
V es igual a la suma de la que fluye a trav´es del borde S = ∂V , m´as la que se
transfiere a la energ´ıa cin´etica de las cargas o se pierde por efecto Joule en forma
de calor, por unidad de tiempo, es igual a cero.
La segunda est´a en forma diferencial y es una afirmaci´on m´as fuerte que la
primera. Dice que la conservaci´on vale para cualquier volumen incluido en V . Los
segundos miembros representan la energ´ıa que transfiere el campo a la cin´etica
de las cargas a que pierde por efecto Joule, en forma de calor.
Si la energ´ıa de las part´ıculas en V es E
mec
y ninguna de ellas sale de V , su
variaci´on ser´a igual al trabajo del campo
dE
mec
dt
=

V
j Ed
3
x (5.25)
El teorema de Poynting expresa la conservaci´on de la energ´ıa total del sistema
formado por las cargas y el campo E = E
mec
+ U, de modo que
dE
dt
=
d
dt
(E
mec
+ U) = −

S
n Sda, (5.26)
siendo la energ´ıa electromagn´etica
U =

ud
3
x =

0
2

V
(E
2
+ c
2
B
2
) d
2
x. (5.27)
Conservaci´on del momento lineal. Es posible dar un tratamiento similar
el momento lineal. La fuerza sobre una part´ıcula cargada viene dada por la ley
de Lorentz
F = q(E +v B).
Por tanto si la suma de los momentos lineales de todas las part´ıculas en V se
denota como P
mec
, resulta
dP
mec
dt
=

V
(ρE +j B) d
3
x, (5.28)
donde la suma sobre las part´ıculas se ha cambiado en una integral sobre una
densidad de fuerza. Usando ahora las ecuaciones de Maxwell
ρ =
0
∇ E, j =
1
µ
0
∇B−
0
∂E
∂t
,
podemos escribir el integrando de (5.28) en la forma
ρE +j B =
0
¸
E(∇ E) +B
∂E
∂t
−c
2
B(∇B)

.
5–10

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
5.5. El teorema de Poynting
Teniendo en cuenta que
B
∂E
∂t
= −

∂t
(E B) +E
∂B
∂t
,
y a˜ nadiendo el t´ermino c
2
B(∇ B) = 0 al par´entesis cuadrado anterior nos queda
ρE +j B =
0
[E(∇ E) + c
2
B(∇ B)
− E (∇E) −c
2
B(∇B) −
0

∂t
(E B)]
Sustituyendo en (5.28), resulta
dP
mec
dt
+
d
dt

V

0
(E B) d
3
x (5.29)
=
0

V
[E(∇ E) −E (∇E) + c
2
B(∇ B) −c
2
B(∇B)]d
3
x.
La forma del primer t´ermino a la izquierda sugiere que, de manera provisional,
identifiquemos el segundo tambi´en a la izquierda con el momento lineal total del
campo electromagn´etico en el volumen V
P
em
=
0

V
E Bd
3
x = µ
0

0

E Hd
3
x.
=
1
c
2

V
Sd
3
x. (5.30)
El vector
g =
1
c
2
(E H) =
S
c
2
, (5.31)
ser´ıa la densidad de momento lineal electromagn´etico y la ecuaci´on (5.29) ex-
presar´ıa la ley de conservaci´on del momento lineal. Supongamos que los campos
est´an suficientemente localizados, sin precisar m´as que significa esto (que no hay
campos de radiaci´on, o que estos se establecieron desde hace un tiempo finito).
Veremos en un momento que el segundo miembro de (5.29) es la integral de una
divergencia y que, aplicando el teorema de Stokes es nulo. En ese caso resulta
d
dt
P
mec
+
d
dt

V
g d
3
x =
d
dt
(P
mec
+P
em
) = 0 (5.32)
es decir que se conserva la suma del momento lineal m´as el electromagn´etico.
El tensor de tensiones de Maxwell. Para que todo ello tenga sentido es
necesario que la integral del segundo miembro de (5.29) se pueda escribir en la
forma de la integral de superficie sobre S ≡ ∂V de algo que sea intepretable como
un flujo del momento lineal.
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

5–11
Cap
´
ıtulo 5. Energ
´
ıa y fuerzas en sistemas magnetost
´
aticos.
Veamos si eso es factible. Empecemos por calcular la parte el´ectrica del
integrando del segundo miembro de (5.29). Tomemos la primera componente
[E(∇ E) −E (∇E)]
1
que vale
= E
1

∂E
1
∂x
1
+
∂E
2
∂x
2
+
∂E
3
∂x
3

−E
2

∂E
2
∂x
1

∂E
1
∂x
2

+ E
3

∂E
1
∂x
3

∂E
3
∂x
1

=

∂x
1
(E
2
1
) +

∂x
2
(E
1
E
2
) +

∂x
3
(E
1
E
3
) −
1
2

∂x
1
(E
2
1
+ E
2
2
+ E
2
3
)
Esto indica que la componente j-´esima de (5.29) se puede escribir
[E(∇ E) −E (∇E)]
j
=
¸
k

∂x
k
(E
j
E
k

1
2
E Eδ
jk
)
Lo mismo se puede decir de la parte magn´etica, con lo que, si definimos el tensor
de tensiones de Maxwell T
jk
como
T
jk
=
0
¸
E
j
E
k
+ c
2
B
j
B
k

1
2
(E E + c
2
B B)δ
jk

, (5.33)
podemos escribir (5.29) como
d
dt
(P
mec
+P
em
)
j
=
¸
k

V

∂x
k
T
jk
d
3
x. (5.34)
Aplicando el teorema de Stokes (o de la divergencia) al segundo miembro, resulta
d
dt
(P
mec
+P
em
)
j
=

S
¸
k
T
jk
n
k
d
2
a. (5.35)
siendo n es el vector unitario saliente y normal a S.
Estas dos ´ ultimas ecuaciones son formulaciones del principio de conservaci´on
del momento lineal total (el mec´anico m´as el electromagn´etico), si
¸
k
T
jk
n
k
es
la componente j-´esima del flujo de momento lineal por unidad de ´area a traves
de S hacia el interior del volumen V . De modo equivalente, si es la fuerza por
unidad de ´area transmitida a trav´es de S y que act´ ua sobre el sistema total de
part´ıculas y campos que hay dentro de V . En mec´anica de medios continuos las
fuerzas por unidad de ´area se llaman tensiones (la presi´on es un caso particular),
lo que explica el nombre dado al tensor T
jk
.
5–12

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
5.5. El teorema de Poynting
Problemas
5.1 Estudiar mediante razonamientos energ´eticos, las fuerzas que se producen
entre dos circuitos estacionarios.
5.2 Lo mismo que en el problema 1, pero entre dos solenoides coaxiales, uno de
los cuales penetra dentro del otro.
5.3. Como en el problema 1, pero entre dos l´aminas paralelas con corrientes
superficiales iguales y opuestas.
5.4 Dado un solenoide muy largo con n vueltas por unidad de longitud y radio R,
calcular la fuerza radial por unidad de longitud sobre una vuelta del arrollamiento
suponiendo: a) que la intensidad de corriente se mantiene constante; b) que el flujo
se maniene constante (mediante una bobina supercondutora aislada).
5.5 Las placas cuadradas de un condensador plano, de lado a y separadas por la
distancia y, est´an conectadas a una bater´ıa de fem V
0
, cerrando el circuito una
resistencia R. Hallar: a) la fuerza el´ectrica sobre las placas, indicando direcci´on y
sentido; b) la fuerza magn´etica; y c) determ´ınese si hay un valor de la resistencia
R para el cual la fuerza neta sobre las placas se anule y, en caso afirmativo,
calc´ ulese tomando como datos a = 1 m, y = 1 cm despreciando el efecto de los
bordes.
5.6 Un solenoide largo y estrecho de radio a tiene n espiras por unidad de longitud
y est´a recorrido por la corriente I
0
que a partir de un cierto instante inicial
empieza a decrecer linealmente hasta anularse, seg´ un la ecuaci´on I = I
0
−kt. Se
coloca de manera coaxial con el solenoide un tubo conductor de conductividad σ,
permitividad
0
y permeabilidad µ
0
y de de radios b y c (siendo c > b > a). Se
pide calcular durante el tiempo que tarda en anularse la corriente: a) la energ´ıa
magn´etica almacenada en el solenoide por unidad de longitud; b) el flujo por
unidad de longitud del vector de Poynting a trav´es de la secci´on del tubo; c) el
balance energ´etico mediante la comprobaci´on del teorema de Poynting en el tubo
conductor.
5.7. Un condensador plano paralelo, cuyas placas circulares tienen radio R y
distan entre s´ı c, est´a lleno de in diel´ectrico imperfecto de permitividad y con-
ductividad σ. El condensador est´a inicialmente descargado y comienza a cargarse
mediante una corriente el´ectrica de intensidad constante I
0
. Hallar: a) La ecuaci´on
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

5–13
Cap
´
ıtulo 5. Energ
´
ıa y fuerzas en sistemas magnetost
´
aticos.
diferencial que describe la carga en las placas en funci´on del tiempo Q(t); b) el
vector de Poynting en el interior del condensador; c) el flujo del vector de Poynting
a trav´es del ´area lateral del condensador comprobando el teorema de Poynting.
5.8 Un condensador planoparalelo de placas circulares de radio R y distantes
entre s´ı h est´a lleno de un material diel´ectrico de permitividad . La diferencia de
potencial entre sus placas era igual a V
0
hasta el tiempo t = 0 y a partir de ese
momento empieza a disminuir seg´ un la funci´on
V = V
0
(1 −t/τ) ,
donde V
0
y τ dos constantes, hasta anularse en el instante t = τ, siendo V = 0 a
partir de ese momento. Despreciando el efecto del borde calcular: a) Los campos
el´ectrico y magn´etico en el interior del condensador en el intervalo temporal 0 <
t < τ; b) El flujo del vector de Poynting a trav´es del ´area lateral del condensador
r = R, comprobando el teorema de Poynting.
5.9 Un condensador planoparalelo de placas circulares de radio R y distantes
entre s´ı h est´a lleno de un material diel´ectrico inhomog´eneo cuya permitividad
depende de la distancia al eje del condensador r como
ε =
0

1 +
r
R

.
A partir del tiempo t = 0 se establece una dieferencia de potencial entre las placas
que var´ıa en el tiempo como
V = V
0

1 −e
−t/τ

,
siendo V
0
y τ dos constantes. Calcular: a) Los campos el´ectrico y magn´etico en
el interior del condensador; b) El flujo del vector de Poynting a trav´es del ´area
lateral del condensador r = R, comprobando el teorema de Poynting.
5–14

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
Cap´ıtulo 6
Introducci´on a las ondas
electromagn´eticas
6.1. Las ecuaciones de Maxwell
Recordemos que las ecuaciones de Maxwell, en el caso de un medio general,
no necesariamente el espacio vac´ıo, se suelen escribir en la forma
∇ D = ρ, (6.1)
∇ B = 0, (6.2)
∇E = −
∂B
∂t
, (6.3)
∇H = j +
∂D
∂t
, (6.4)
a las que se deben a˜ nadir las relaciones D = E, B = µH y, si la corriente no
est´a dada a priori, tambien j = σE.
En muchas ocasiones, se trata de estudiar c´omo var´ıa el campo electro-
magn´etico en interacci´on con cargas libres cuyo movimiento no est´a dado a priori
sino que est´a afectado por los campos. Tomemos el caso especialmente intere-
sante de electrones cuyas posiciones y velocidades son r
k
, v
k
. En ese caso hay que
acoplar las ecuaciones de Maxwell con las de movimiento de cada carga. Para ello
hay que hacer dos cosas
(i) Tomar como densidad de carga del conjunto de electrones
ρ
e
= −e
¸
k
δ
(3)
(r −r
k
), (6.5)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–1
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
y como densidad de corriente
j
e
= −e
¸
k
δ
(3)
(r −r
k
)v
k
(6.6)
(ii) A˜ nadir las ecuaciones de movimiento de los electrones
d
dt
¸
mv
k
(1 −v
2
k
/c
2
)
1/2

= F
k
= −e(E +v
k
B). (6.7)
que es la segunda de Newton en su forma relativista, con la fuerza F
k
sobre cada
carga dada por la expresi´on de Lorentz y tomando los campos E = E(r, t) y
B = B(r, t) en la posici´on de cada carga. En el caso en que v/c < 1 podemos
aproximar el primer miembro por su expresi´on no relativista d(mv)/dt.
Estas ecuaciones est´an siendo comprobadas incontables veces cada d´ıa, tanto
desde el punto de vita te´orico, como en su aplicaci´on a multitud de instrumentos
y dispositivos, como los que tenemos en nuestras casas. Constituyen una parte
muy importante de la f´ısica b´asica.
6.2. La ecuaci´on de ondas
Tomando el rotacional de la ecuaci´on (1.10) (o sea de la ley de Faraday), se
tiene
∇(∇E) = −∂
t
∇B,
que puede escribirse en la forma (pues ∇(∇A) = ∇(∇ A) −∇
2
A)
∇(∇ E) −∇
2
E = −∂
t
(µj + µ∂
t
E) ,
o sea
−∇
2
E +
1

∇ρ = −µσ∂
t
E −µ∂
2
t
E.
Suponiendo que el espacio (o el medio) no tiene cargas libres, ρ = 0, resulta
que el campo el´ectrico satisface la ecuaci´on

2
E −µ

2
E
∂t
2
−µσ
∂E
∂t
= 0. (6.8)
Podemos proceder de modo an´alogo con el campo H. Se tiene
∇(∇H) = ∇j +∇
∂D
∂t
.
Sustituyendo adecuadamente, esta ecuaci´on se transforma en
∇(∇H) = σ∇E +

∂t
∇E.
6–2

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
6.2. La ecuaci´on de ondas
Intercambiando el orden de las derivadas espaciales y temporales en el segundo
t´ermino de la derecha y usando la tercera ecuaci´on de Maxwell en el primero,
tambi´en de la derecha, resulta
∇(∇H) = −σµ
∂H
∂t
−µ

2
H
∂t
2
.
Como ∇(∇H) = ∇(∇ H) −∇
2
H, la ecuaci´on de ondas para H resulta

2
H−µ

2
H
∂t
2
−µσ
∂H
∂t
= 0. (6.9)
Supongamos que la conductividad es cero (o que la resistividad es infinita).
La ecuaciones de onda se transforman en

2
E −
1
v
2

2
E
∂t
2
= 0, (6.10)

2
H−
1
v
2

2
H
∂t
2
= 0. (6.11)
donde v vale
v =
1

µ
(6.12)
que son dos ecuaciones cl´asicas de ondas con velocidad v. En el vac´ıo se tiene
v =
1

0
µ
0
= 299 792 458 m/s = c. (6.13)
6.2.1. Ecuaciones de onda de los potenciales escalar y vec-
torial y transformaciones de gauge
Como ya vimos, la ecuaci´on ∇ B nos dice que el campo magn´etico es un
rotacional, o sea que existe un campo vectorial A tal que B = ∇A. Ello implica
que la ley de Faraday ∇E = −∂
t
B puede escribirse como ∇(E+∂
t
A) = 0,
lo que dice que (E + ∂
t
A) es el gradiente de una funci´on Φ. Recapitulando
E = −∇Φ −
∂A
∂t
, B = ∇A. (6.14)
A y Φ son los potenciales escalar y vectorial que pueden usarse para definir el
campo electromagn´etico con s´olo cuatro funciones.
Sustituyendo en las dos ecuaciones de Maxwell (1.8) y (1.11) estas expresiones
de los campos E y B, resulta

2
Φ +

∂t
(∇ A) = −
1

ρ (6.15)

2
A −µ

2
A
∂t
2
−∇

∇ A+ µ
∂Φ
∂t

= −µj (6.16)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–3
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
Sumando y restando a la primera c
−2

2
Φ/∂t
2
, estas dos ecuaciones se pueden
reescribir en la forma

2
Φ −
1
c
2

2
Φ
∂t
2
+

∂t

∇ A+
1
c
2
∂Φ
∂t

= −
1

0
ρ (6.17)

2
A −
1
c
2

2
A
∂t
2
−∇

∇ A+
1
c
2
∂Φ
∂t

= −µ
0
j, (6.18)
donde nos concentramos en el caso del espacio vac´ıo, siendo c = (
0
µ
0
)
−1/2
es la
velocidad de la luz en el vac´ıo.
Transformaciones de gauge. Sea ξ una funci´on cualquiera de (r, t) (con
buen comportamiento). Podemos cambiar los potenciales mediante la siguiente
transformaci´on de gauge
Φ →Φ

= Φ −
∂ξ
∂t
,
A →A

= A+∇ξ. (6.19)
Es f´acil comprobar que los campos E, B permanecen inalterados bajo esta trans-
formaci´on. Gracias a ello se pueden elegir potenciales que simplifiquen los prob-
lemas. Por ejemplo, si los elegimos de modo que se cumpla la llamada condici´on
de Lorenz (o gauge de Lorenz)
1
∇ A+
1
c
2
∂Φ
∂t
= 0 , (∂
µ
A
µ
= 0) , (6.20)
las ecuaciones de onda (6.17)-(6.18) toman la forma m´as simple

2
Φ −
1
c
2

2
Φ
∂t
2
= −
1

0
ρ (6.21)

2
A −
1
c
2

2
A
∂t
2
= −µ
0
j, (6.22)
es decir que son dos ecuaciones cl´asicas de onda con t´erminos de fuente. Al hacer
una transformaci´on de gauge para fijar la forma de las ecuaci´on se dice que se
fija el gauge. Es f´acil comprender que siempre es posible hacer que los potenciales
cumplan la condici´on de Lorenz. Si Φ, A cumplen (6.17)-(6.18) y elegimos la
funci´on ξ como una soluci´on de

2
ξ −
1
c
2

2
ξ
∂t
2
= −

∇ A+
1
c
2
∂Φ
∂t

,
que siempre tiene soluci´on, los nuevos potenciales obtenidos mediante la trans-
formaci´on de gauge (6.19) obedecen las ecuaciones simplificadas (6.21)-(6.22).
1
No confundir con Hendrik Antoon Lorentz.
6–4

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
6.2. La ecuaci´on de ondas
N´otese que (6.21)-(6.22) se reducen en el caso est´atico a

2
Φ = −
1

0
ρ, ∇
2
A = −µ
0
j, (6.23)
como cab´ıa esperar.
Se suele usar la notaci´on
= ∇
2

1
c
2

2
∂t
2
,
para el llamado operador de D’Alembert o dalambertiano. Las ecuaciones de onda
con la condici´on de Lorenz se pueden escribir de forma compacta
Φ = −ρ/
0
, A = −µ
0
j,
ecuaciones conocidas como de Klein-Gordon con fuente. A pesar de la condici´on
de gauge, los potenciales no quedan completamente determinados. Siempre se
pueden cambiar sin modificar la forma de (6.21)-(6.22) de las ecuaciones de onda
haciendo transformaciones de gauge con una funci´on que cumpla la ecuaci´on
homog´enea de Klein-Gordon
ξ = 0.
Otra condici´on de gauge frecuentemente usada es la condici´on de Coulomb
∇ A = 0, (6.24)
que conduce a las ecuaciones de onda

2
Φ = −
1

0
ρ (6.25)

2
A −
1
c
2

2
A
∂t
2
= −µ
0
j +
1
c
2
∂∇Φ, (6.26)
El inter´es del gauge de Coulomb es que el potencial escalar es el potencial in-
stant´aneo creado por la densidad de carga ρ (de ah´ı viene el nombre, pues Φ se
obtiene con la ley de Coulomb como en el caso est´atico)
Φ(r, t) =
1

0

V
ρ(r

, t)
r −r

[r −r

[
3
dv. (6.27)
Si descomponemos la corriente como la suma de dos t´erminos j = j

+ j

, de
modo que ∇j

= 0 (se dice que es longitudinal o irrotacional) y ∇ j

= 0 ( se
dice que es transversal o solenoidal), se tiene

2
A−
1
c
2

2
A
∂t
2
= −µ
0
j

, (6.28)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–5
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
pues se sigue de la ecuaci´on de continuidad que
µ
0

0
∂∇Φ
∂∂t
= µ
0
j

.
Una propiedad interesante de la condici´on de Coulomb es que, si no hay densidad
de carga, ρ = 0, con lo que Φ = 0, de modo que con ese gauge
E = −
∂A
∂t
, B = ∇A.
6.3. Ondas electromagn´eticas
6.3.1. Ondas planas en medios no conductores
Supongamos un medio no conductor, o sea cuya conductividad se anula σ = 0.
Los dos campos E y B obedecen la ecuaci´on cl´asica de ondas,

2
E −
1
c
2

2
E
∂t
2
= 0, (6.29)

2
B−
1
c
2

2
B
∂t
2
= 0, (6.30)
con c = (µ)
−1/2
, pero eso no basta: deben relacionarse entre s´ı de modo que cum-
plan adem´as las ecuaciones de Maxwell. N´otese que estas ecuaciones se refieren a
un medio sin fuentes, caracterizado por , µ, o sea sin cargas ni corrientes libres.
La soluciones de esas ecuaciones se denominan ondas electromagn´eticas.
Estudiaremos una clase muy importante de soluciones, las ondas monocrom´aticas,
que son las caracterizadas por una sola frecuencia (o sea un solo color). Siguiendo
un m´etodo est´andar, buscaremos soluciones de la forma
E(r, t) = E
s
(r)e
−iωt
, B(r, t) = B
s
(r)e
−iωt
entendiendo que la funci´on que representa a los campos f´ısicos est´a dada por
la parte real de esas funciones complejas. N´otese que E
s
y B
s
ser´an tambi´en
complejos, aunque con el mismo desfasaje ϕ los dos, de modo que el campo
el´ectrico ser´a proporcional a cos(ωt + ϕ) y el mag´etico, a sen(ωt + ϕ).
Sustituyendo en las ecuaciones de Maxwell en el vac´ıo, se obtienen las ecua-
ciones para las amplitudes complejas
∇ B
s
= 0 , ∇E
s
−iωB
s
= 0 (6.31)
∇ D
s
= 0 , ∇H
s
+ iωD
s
= 0 .
6–6

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
6.3. Ondas electromagn´eticas
Al sustituir en (6.29) resulta
e
−iωt


2
E
s
+
ω
2
c
2
E
s

= 0.
Diremos que la soluci´on es una onda plana si la amplitud de la onda es la misma
dentro de cada plano perpendicular a una direcci´on que ser´a la de propagaci´on.
Tomando el eje x paralelo a esa direcci´on, esto implica que E = E
s
(x), lo que
simplifica la ecuaci´on a
d
2
E
s
dx
2
+
ω
2
c
2
E
s
= 0,
cuya soluci´on es
E
s
(x) = E
0
e
∓iωx/c
,
donde E
0
es un vector constante. Adem´as se tiene
E(x, t) = '

(u
x
E
0x
+u
y
E
0y
+u
z
E
0z
) e

e
∓iωx/c
e
−iωt

= (u
x
E
0x
+u
y
E
0y
+u
z
E
0z
) cos (kx −ωt + ϕ) ,
Tomaremos para simplificar el signo − en ωt. Como el campo el´ectrico s´olo de-
pende de x, la ecuaci´on ∇ E = 0 se simplifica a dE
0x
/dx = 0, pero como E
0
depende sinusoidalmente de x seg´ un la ecuaci´on anterior, resulta que E
0x
= 0,
o sea que la condici´on de divergencia nula implica que el campo el´ectrico es
transversal: solo son distintas de cero las componentes normales a la direcci´on de
propagaci´on. O, en otras palabras, el campo el´ectrico es paralelo a los frentes de
onda.
Esto significa que el campo el´ectrico tiene la forma
E(x, t) = '(u
y
E
0y
+u
z
E
0z
) e

e
−iωx/c
e
−iωt
,
= (u
y
E
0y
+u
z
E
0z
) cos (kx −ωt + ϕ) , (6.32)
where k = ω/c es la componente x del vector de ondas. Como las otras dos
componentes son nulas es tambi´en su m´odulo, tambi´en llamado el n´ umero de
ondas.
Para obtener el campo magn´etico, emplearemos la ecuaci´on de Maxwell ∇
E = −∂
t
B. El rotacional de (6.23) est´a dado por
∇E = [u
y
E
0z
−u
z
E
0y
] k sen(kx −ωt + ϕ),
por lo que los campos magn´etico y el´ectrico deben valer
E(x, t) = (u
y
E
0y
+u
z
E
0z
) cos (kx −ωt + ϕ) ,
B(x, t) =

−u
y
E
0z
c
+u
z
E
0y
c

cos (kx −ωt + ϕ)) (6.33)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–7
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
donde se aprecia bien la transversalidad de la onda.
Esta onda se transmite hacia la derecha con velocidad v = ω/k = (µ)
−1/2
velocidad de la onda = v = u
x
(µ)
−1/2
. (6.34)
El ´ındice de refracci´on vale, por tanto,
n =

r
µ
r
, (6.35)
en funci´on simple de la permitividad y la permeabilidad relativas.
N´otese que hay dos modos de polarizaci´on plana que se obtienen haciendo
E
0y
= 0 y E
0z
= 0, respectivamente. Finalmente veamos cuanto vale el vector de
Poynting
S =
1
µ
0
E B =
1
µ
0

E
2
0y
+ E
2
0z

cos
2
(kx −ωt)u
x
, (6.36)
en el que se ha hecho ϕ = 0 por simplicidad. N´otese que el flujo de energ´ıa va en
el sentido positivo del eje x como cab´ıa esperar y que los tres vectores E, H y S
forman un tri´angulo rect´angulo con la misma axilidad que el de referencia.
Los m´odulos de los campos el´ectrico y magn´etico en un medio no conductor
est´an relacionados por la impedancia caracter´ıstica Z,
Z =
E
H
= cµ =

µ

, (6.37)
que tiene dimensiones de resistencia y vale en el vac´ıo Z
0
=

µ
0
/
0
· 376,7 Ω.
6.3.2. Ondas planas en un medios conductores
En un medio conductor y siguiendo el mismo procedimiento que en la secci´on
anterior, la ecuaci´on de ondas se reduce a

2
E
s
+
ω
2
c
2
E
s
+ iωgµE
s
= 0.
Como antes, tomaremos E
s
como una funci´on de x. Si escribimos
E
s
= E
0
e
iγx
, (6.38)
la ecuaci´on (6.31) implica que
B
s
=
γ
ω
u
x
E
0
e
iγx
, (6.39)
6–8

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
6.3. Ondas electromagn´eticas
Sustituyendo en la ecuaci´on de ondas para E resulta
−γ
2
+ ω
2
µ + iωgµ = 0,
con lo que
γ =

ω
2
µ + iωgµ

1/2
,
n´otese que la constante de propagaci´on, es decir el m´odulo del vector de ondas es
complejo. Un poco de ´algebra nos dice que
γ = α + iβ = ∓(ω
4

2
µ
2
+ ω
2
g
2
µ
2
)
1/4
(cos ϕ + i sen ϕ),
ϕ =
1
2
arctan
g
ω
, n´otese que 0 ≤ ϕ ≤
π
4
o sea
α = ∓ω

µ/2

1 +

1 + (g
2

2

2
)

1/2
, β = ωgµ/2α,
β = ω

µ/2

1 + (g
2

2

2
) −1

1/2
, α
2
−β
2
= ω
2
µ,
y donde se han usado las identidades cos 2ϕ = (1 + tan
2
2ϕ)
−1/2
y cos ϕ = [(1 +
cos 2ϕ)/2]
1/2
.
Las ondas planas viajando paralelamente al eje x corresponden a
E(x, t) = '

E
0
e
i(γx−ωt)

.
B(x, t) = '

γ
ω
u
1
E
0
e
(iγx−ωt)

.
Tomando por simplicidad E
0
= E
0
u
2
, resulta
E(x, t) = E
0
e
−βx
cos(αx −ωt) u
2
, (6.40)
B(x, t) = E
0
e
−βx
¸

β
ω
sen(αx −ωt) +
α
ω
cos(αx −ωt)

u
3
.
Se observan dos diferencias con el caso de medios no conductores:
i) Hay una diferencia de fase ϕ = arctan(β/α) entre los campos el´ectrico y
magn´etico;
ii) Es claro que esta onda se amortigua exponencialmente en la direcci´on de
su propagaci´on, debido al factor exponencial.
Este segundo efecto se debe a una transferencia de energ´ıa del campo electro-
magn´etico a las cargas en el conductor. La distancia caracter´ıstica es δ = 1/β,
llamada profundidad de penetraci´on (skin depth). A cada intervalo de longitud δ
que se recorre, los campos decaen en un factor e. Desde el punto de vista f´ısico,
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–9
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
es importante porque indica cu´anto puede penetrar una onda electromagn´etica
en un conductor.
N´otese que si la conductividad tiende a cero, la expresi´on de los campos tiende
a la de los medios no conductores, sin atenuaci´on ni desfase entre E y B.
Tomemos un ejemplo.
A peque˜ na frecuencia g ω, ϕ = π/4 y
β =

ωgµ sen
π
4
=

ωgµ/2.
La conductividad de la plata es g · 3 10
7
mhos /m en el rango de frecuencias
de microondas
2
. Si la frecuencia es de 10
10
Hz, valor com´ un en microondas, la
profundidad de penetraci´on es
δ =

2
ωgµ
· 9,2 10
−5
cm.
N´otese que cuanto mejor conductor sea el material menos penetra en ´el la onda.
Por lo tanto en ese caso el llamado efecto pelicular es muy peque˜ no y la onda
penetra muy poco en el metal. Una pared de plata y otra de un metal m´as barato
con ba˜ no de plata dar´ıan el mismo resultado para evitar que se fuguen las ondas
de una gu´ıa de ondas.
Otro ejemplo: calcular la frecuencia a la que la profundidad de penetraci´on
en el agua de mar es de un metro. Este tipo de agua tiene µ = µ
0
y g ≈ 4,3 S/m.
Por tanto
ω =
2
gµδ
2
= 1,85 10
5
s
−1
,
o sea f = 29,310
3
Hz. O sea a la frecuencia de 30 kc (=30 kHz) la penetraci´on es
de un metro. Este ejemplo es relevante para las comunicaciones de un submarino
que puede as´ı captar una se˜ nal sin salir a la superficie.
6.4. Soluciones retardadas
La ecuaciones de onda para los potenciales (??) y (??) con fuentes son de la
forma

2
Ψ−
1
c
2

2
Ψ
∂t
2
= −f(r, t), (6.41)
donde f es una distribuci´on de carga o de corriente. Para resolver esta ecuaci´on
es ´ util encontrar una buena funci´on de Green, al igual que en electrost´atica.
2
Un mho es un ohm inverso; es una unidad de conductancia, es decir de resistencia inversa.
Actualmente se usa m´as la denominaci´on “Siemens”, s´ımbolo “S”.
6–10

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
6.4. Soluciones retardadas
Supongamos el caso simple en que el volumen V es todo el espacio, o sea que no
hay bordes. Introducimos la transformaci´on de Fourier
Ψ(r, t) =
1


−∞
Ψ(r, ω) e
−iωt
dω,
f(r, t) =
1


−∞
f(r, ω) e
−iωt
dω. (6.42)
Las transformaciones inversas son
Ψ(r, ω) =


−∞
Ψ(r, t) e
iωt
dt,
f(r, ω) =


−∞
f(r, t) e
iωt
dt. (6.43)
Si ahora se inserta (6.42) en (6.41), se prueba que la transformada de Ψ(r, t)
obedece la ecuaci´on inhomog´enea de Helmholtz
(∇
2
+ k
2
)Ψ(r, ω) = −f(r, ω), (6.44)
siendo k = ω/c, para cada valor de ω. Esta ecuaci´on es una PDE el´ıptica parecida
a la de Poisson a la que se reduce para k = 0. La funci´on de Green independiente
del tiempo es la soluci´on de
(∇
2
+ k
2
)G
k
(r, r

) = −δ(r −r

). (6.45)
Como no hay bordes, la funci´on de Green debe ser esf´ericamente sim´etrica, de-
pendiendo s´olo del m´odulo R = [r − r

[. La forma del operador de Laplace en
coordenadas esf´ericas muestra que la funci´on de green G
k
(R) es soluci´on de
1
R
d
2
dR
2
(RG
k
) + k
2
G
k
= −δ(R). (6.46)
Excepto en R = 0, el producto RG
k
(R) satisface la ecuaci´on homog´enea
d
2
dR
2
(RG
k
) + k
2
(RG
k
) = 0,
cuya soluci´on general es
RG
k
(R) = Ae
ikR
+ Be
−ikR
.
En el l´ımite R → 0, domina el primer t´ermino sobre el segundo en el segundo
miembro. La funci´on de Green debe ser singular en r = r

, es decir en R = 0.
Ello hace que domine el t´ermino en ∇
2
sobre el en k
2
en (6.45). En ese l´ımite
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–11
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
la ecuaci´on se reduce a la de Poisson, por tanto de nuestro conocimiento de la
electrost´atica podemos decir que la normalizaci´on correcta es
l´ım
kR→0
G
k
(R) =
1
4πR
.
La soluci´on general para la funci´on de Green independiente del tiempo es pues
G
k
(R) = AG
(+)
k
(R) + BG
(−)
k
(R) (6.47)
donde
G
(±)
k
(R) =
e
±ikR
4πR
, (6.48)
con A + B = 1.
Las funciones de Green dependientes del tiempo satifacen la ecuaci´on

∇−
1
c
2

2
∂t
2

G
(±)
(r, t; r

, t

) = −δ(r −r

)δ(t −t

). (6.49)
Sustituyendo el segundo miembro en (6.43), resulta que la fuente de (6.44) es
−f(r, ω) = −δ(r −r

)e
iωt

,
con lo que las soluciones son G
(±)
k
(R)e
iωt

. Yendo ahora a (6.42), resulta que la
funci´on de Green dependiente del tiempo cumple
G
(±)
(R, τ) =
1


−∞
e
±ikR
4πR
e
−iωτ
dω, (6.50)
donde τ = t −t

es la diferencia de tiempos. Eso se puede escribir como
G
(±)
(R, τ) =
1
4πR
1


−∞
e
−iω(τ∓R/c)
dω,
y teniendo en cuenta que
1



e
−iωσ
dω = δ(σ),
resulta que
G
(±)
(R, τ) =
1

δ

τ ∓
R
c

(6.51)
o, de modo m´as expl´ıcito,
G
(±)
(r, t; r

, t

) =
δ (t

−[t ∓[r −r

[/c])
[r −r

[
. (6.52)
6–12

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
6.4. Soluciones retardadas
Las funciones G
(+)
y G
(−)
se conocen como funciones de Green retardadas y
avanzadas, respectivamente. Notemo que la soluci´on de la ecuaci´on de partide en
esta secci´on (6.41) es evidentemente
Ψ(r, t) =

G
(+)
(r −r

, t −t

)f(r

, t

)d
3
r

dt

, (6.53)
o tambi´en
Ψ(r, t) =

[f(r

, t

)]
ret
[r −r

[
d
3
r

. (6.54)
Aplic´andolo a los potenciales escalar y vectorial, se tiene pues
Φ(r, t) =
1

0

V
ρ(r

, t −R/c)
R
d
3
r

, (6.55)
A(r, t) =
µ
0

V
j(r

, t −R/c)
R
d
3
r

, (6.56)
notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–13
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
Problemas
6.1 Sea una onda monocrom´atica y plana en un medio diel´ectrico homog´eneo,
lineal e is´otropo. Probar que los promedios temporales de de las densidades de
energ´ıa el´ectrica y magn´etica, U
e
y U
m
, son iguales.
6.2 La constante solar es la densidad de potencia radiante que llega a la Tierra
procedente del Sol, o sea P/4πR
2
, siendo P la potencia solar y R la distancia
Tierra-Sol. Su valor es 1,35 kW/m
2
. Aproximando la radiaci´on solar por una onda
plana, calcular los campos E y H as´ı como el aprovechamiento de esta energ´ıa
en los siguientes casos: a) para calefacci´on y agua caliente en paneles t´ermicos
con un 70 % de rendimiento, estimando la superficie necesaria para abastecer un
circuito calefactor de 5 kW; b) para el funcionamiento de un televisor de 200 W,
mediante paneles fotovoltaicos con rendimiento del 20 %, estimando la superficie
necesaria. Sup´ongase en ambos casos que la inclinaci´on de los rayos solares es de
30

respecto a la vertical.
6.3 Una onda electromagn´etica plana de frecuencia f = 5 MHz se propaga por
un medio de par´ametros σ = 4 S/m, µ
r
= 1 y
r
= 72. El campo el´ectrico de la
onda viene dado por E = E
0
e
−γz
a
x
+ E
0
e
−γz
a
y
. Determinar: a) la constante de
atenuaci´on, de fase de propagaci´on y la velocidad de fase a la frecuencia de la
onda; b) el campo H asociado al campo E; c) el valor medio de la densidad de
potencia y la direcci´on en la que se propaga.
6.4 El campo el´ectrico de una onda electromagn´etica plana que se propaga en el
vac´ıo est´a dado por E = E
0
e
i(ωt−kz)
j, donde E
0
es real. Un carrete circular plano
de radio a y N vueltas tiene su centro en el origen de coordenadas. Su orientaci´on
es tal que uno de sus di´ametros coincide con el eje z y su plano forma un ´angulo θ
con el eje y. Hallar la fem inducida en el carrete suponiendo que a <λ(= 2π/k).
6.5 En un medio diel´ectrico de permitividad µ
0
se propaga una onda electro-
magn´etica plana y polarizada linealmente cuya frecuencia es f = 1 MHz. El
´ındice de refracci´on del medio es n = 1,5 y la amplitud del campo el´ectrico,
E
0
= 2 10
−5
V/m. Se desea conocer: a) la impedancia intr´ınseca del medio
y los valores instant´aneos del campo el´ectrico, del campo magn´etico, del vector
de Poynting y de la densidad de energ´ıa electromagn´etica; b) la energ´ıa media
transportada por la onda y la energ´ıa media almacenada en el medio; c) si se
coloca un carrete cuadrado plano con 100 vueltas y 0,5 m de lado cuyo plano es
6–14

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)
6.4. Soluciones retardadas
paralelo a la direcci´on del campo el´ectrico, ¿cu´anto vale la fem inducida en ´el? d)
Discutir cu´anto valdr´ıa esa fem si la frecuencia fuese de f = 1 GHz.
6.6 - Una onda plana, con polarizaci´on lineal y con frecuencia 10 MHz se propaga
en un medio de permeabilidad µ
0
cuyo ´ındice de refracci´on es 1.5. Un carrete de
prueba, cuadrado de lado a = 10 cm, que tiene 100 vueltas, se orienta de modo
que detecta la m´axima fem inducida posible.
´
Esta resulta ser de 250 mV. Calcular:
a) los valores instant´aneos de los campos; b) la intensidad media de la onda; c)
si se pudiese aumentarse suficientemente la frecuencia de la onda, ¿podr´ıa darse
el caso de que la fem detectada con la misma orientaci´on que antes era m´axima
fuese ahora m´ınima? ¿Qu´e valor deber´ıa tener la frecuencia correspondiente?
6.7 Consid´erese la propagaci´on de una onda electromagn´etica en un conductor.
a) Demostrar que, para conductividad peque˜ na, la constante de atenuaci´on se
aproxima a un l´ımite superior al aumentar la frecuencia. b) Comparar la aten-
uaci´on de dos ondas con λ = 10 cm, una en agua dulce (con σ = 10
−3

−1
m
−1
)
y otra en agua de mar (con σ = 4 Ω
−1
m
−1
), suponiendo
r
en los dos casos. c)
Encontrar las velocidades de fase y de grupo en medios de alta conductividad.
6.8 - Una corriente uniforme I
0
circula por un alambre conductor recto e ilimitado,
a partir del instante inicial t = 0. Determinar los potenciales retardados en todo
el espacio.
6.9 Una onda electromagn´etica plana, polarizada linealmente seg´ un el eje x, se
propaga paralelamente al eje z, en un medio no magn´etico, con ciertas p´erdidas.
Su frecuencia es 1 MHz y su velocidad de fase 1,810
8
m/s. En una cierta regi´on
del espacio, la intensidad de la onda vale 10 W m
−2
s
−1
y en un kil´ometro decrece
a 0.99 de su valor original. a) Calc´ ulese la profundidad de penetraci´on de la
onda. ¿Es un buen conductor ese medio? b) En la regi´on indicada se coloca un
carrete cuadrado con 100 espiras y lados a = 20 cm (paralelo al eje z) y b = 10
cm (paralelo al eje x). Est´ımese el valor de la fem inducida: b1) a partir de los
valores del campo magn´etico en la secci´on del carrete; b2) a partir de los valores
del campo el´ectrico en el carrete. (Justificar las aproximaciones)
6.10 Demostrar que se pueden obtener soluciones de las ecuaciones de Maxwell
en un medio no conductor, libre de carga, is´otropo y homog´eneo tomando bien
E = '¦∇[∇(Fn)]¦ , B = '

µ

∂t
[∇(Fn)]

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

6–15
Cap
´
ıtulo 6. Introducci
´
on a las ondas electromagn
´
eticas
bien
B = '¦∇[∇(Fn)]¦ , E = '

−µ

∂t
[∇(Fn)]

,
donde n es un vector unitario y constante y F es una soluci´on de la ecuaci´on
cl´asica de ondas.
En este enunciado hay una precisi´on innecesaria y quiz´as un error. Si es as´ı,
¿cu´al o cu´ales son exactamente?
6.11 En la teor´ıa de la relatividad especial las cantidades (x, y, z, ict) y (A
x
, A
y
, A
z
, iΦ/c)
son cuadrivectores en el espacio-tiempo. Demostrar que definiendo el llamado ten-
sor electromagn´etico o tensor de Faraday,
F
ij
=
∂A
j
∂x
i

∂A
i
∂x
j
resulta que sus componentes son las de B y iE/c. Mostrar tambi´en que las ecua-
ciones
¸
i
∂F
ij
∂x
i
= 0,
∂F
jk
∂x
i
+
∂F
ki
∂x
j
+
∂F
ij
∂x
k
= 0
son precisamente las ecuaciones de Maxwell en el espacio vac´ıo.
6–16

A
n
t
o
n
i
o
F
e
r
n
´a
n
d
e
z
-
R
a
˜n
a
d
a
2
0
0
6

notas EM II (v. 1/diciembre/2006)

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->