I.E.S.

DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

LOS MISTERIOS DE ELEUSIS
Los misterios eleusinos eran ritos de iniciación anuales al culto a las diosas agrícolas Deméter y Perséfone que se celebraban en Eleusis (cerca de Atenas), en la antigua Grecia. De todos los ritos celebrados en la antigüedad, éstos eran considerados los de mayor importancia. Estos mitos y misterios se extendieron posteriormente al Imperio Romano. Los ritos, así como las adoraciones y creencias del culto, eran guardados en secreto, y los ritos de iniciación unían al adorador con el dios, incluyendo promesas de poder divino y recompensas en la otra vida.

a) Los misterios.
Eleusis era un ciudad pequeña localizada a unos 30 km. al noroeste de Atenas. Era una ciudad agrícola, productora de trigo y cebada. Los misterios estaban basados en una leyenda en torno a Deméter. Su hija, Perséfone, fue secuestrada por Hades, el dios de la muerte y el inframundo. Deméter era la diosa de la vida, la agricultura y la fertilidad. Descuidó sus deberes mientras buscaba a su hija, por lo que la Tierra se heló y la gente pasó hambre: el primer invierno. Durante este tiempo Deméter enseñó los secretos de la agricultura a Triptólemo. Finalmente Deméter se reunió con su hija y la tierra volvió a la vida: la primera primavera. Desafortunadamente, Perséfone no podía permanecer indefinidamente en la tierra de los vivos, pues había comido unas pocas semillas de una granada que Hades le había dado, y aquellos que prueban la comida de los muertos, ya no pueden regresar. Se llegó a un acuerdo por el que Perséfone permanecía con Hades durante un tercio del año (el invierno, puesto que los griegos sólo tenían tres estaciones, omitiendo el otoño) y con su madre los restantes ocho meses. Los misterios eleusinos celebraban el regreso de Perséfone, pues éste era también el regreso de las plantas y la vida a la tierra. Perséfone había comido semillas (símbolos de la vida) mientras estuvo en el inframundo (el subsuelo, como las semillas en invierno) y su RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS 1

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

renacimiento es, por tanto, un símbolo del renacimiento de toda la vida vegetal durante la primavera y, por extensión, de toda la vida sobre la tierra. En el Himno homérico a Deméter, Céleo era uno de los sacerdotes originales de la diosa, una de las primeras personas en aprender los ritos y misterios secretos de su culto. Diocles, Eumolpo, Triptólemo y Polixeno fueron los otros sacerdotes originales. Céleo era un rey cuyo hijo, Triptólemo, aprendió el arte de la agricultura de Deméter y lo enseñó al resto de Grecia. Había dos clases de misterios eleusinos: los mayores y los menores: • Los misterios menores se celebraban en el mes de anthesterion (sobre marzo), si bien la fecha exacta no siempre era fija y cambiaba ocasionalmente, a diferencia de la de los mayores. Los sacerdotes purificaban a los candidatos para la myesis de iniciación. Sacrificaban un cerdo a Deméter y entonces se purificaban a sí mismos.

Los misterios mayores tenían lugar en en el mes de boedromion (el primer mes del calendario ático) y duraban nueve días. El primer acto de los misterios mayores (14 de boedromion) era el traslado de los objetos sagrados desde Eleusis hasta el Eleusinion, un templo en la base de la Acrópolis de Atenas. El 15 de boedromion, los hierofantes (sacerdotes) declaraban el prorrhesis, el comienzo de los ritos. Las ceremonias comenzaban en Atenas el 16 de boedromion con los celebrantes lavándose a sí mismos en el mar en Falero y sacrificando un cerdo joven en el Eleusinion el 17 de boedromion.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

2

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

La procesión comenzaba en el Cerámico (el cementerio ateniense) el 19 de boedromion y la gente caminaba hasta Eleusis, siguiendo el llamado «Camino Sagrado», balanceando ramas llamadas bakchoi por el camino. En un determinado punto de éste, gritaban obscenidades en conmemoración de Yambe (o Baubo, una vieja que — contando chistes impúdicos— había hecho sonreír a Deméter cuando ésta lloraba la pérdida de su hija). La procesión también gritaba «¡Íacco, Íacco!», refiriéndose a Yaco, posiblemente un epíteto de Dioniso, o una deidad independiente, hijo de Perséfone o Deméter.

Tras llegar a Eleusis, había un día de ayuno en conmemoración al que guardó Deméter mientras buscaba a Perséfone. El ayuno se rompía para tomar una bebida especial de cebada y poleo llamada kykeón. En los días 20 y 21 de boedromion, los iniciantes entraban en una gran sala llamada Telesterion donde les eran mostradas las sagradas reliquias de Deméter. Esta era la parte más reservada de los misterios y aquellos que eran iniciados tenían prohibido hablar jamás de los sucesos que tenían lugar en el Telesterion, so pena de muerte. En el centro del Telesterion estaba el Anaktoron (‘palacio’), un pequeño edificio de piedra al que sólo los hierofantes podían entrar. Los objetos sagrados se guardaban en él.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

3

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

Respecto al clímax de los misterios, hay dos teorías modernas: • Algunos sostienen que los sacerdotes eran los que revelaban las visiones de la noche sagrada, consistentes en un fuego que representaba la posibilidad de la vida tras la muerte, y varios objetos sagrados. Otros afirman que esta explicación resulta insuficiente para explicar el poder y la longevidad de los misterios, y que las experiencias debían haber sido internas y provocadas por un ingrediente fuertemente psicoactivo contenido en el kykeón.

Lo siguiente a esta sección de los misterios era el pannychis, un festín que duraba toda la noche y era acompañado por bailes y diversiones. Las danzas tenían lugar en el Campo Rhario, del que se decía que era el primer punto en el que creció el grano. También se sacrificaba un toro bastante tarde durante la noche o temprano la siguiente mañana. Ese día (22 de boedromion), los iniciantes honraban a los muertos vertiendo libaciones de vasijas especiales. Los misterios terminaban el 23 de boedromion y todos volvían a sus casas. Había cuatro categorías de gente que participaba en los misterios eleusinos: 1. Los sacerdotes, sacerdotisas e hierofantes. 2. Los iniciantes o iniciados que se sometían a la ceremonia por primera vez. 3. Los otros que ya habían participado al menos una vez y eran aptos para la última categoría (los epoptas). 4. Aquellos que habían alcanzado el epopteia, que habían aprendido los secretos de los mayores misterios de Deméter. Sólo conocemos una pequeña parte de los misterios eleusinos porque la mayor parte de ellos nunca se puso por escrito. Por ejemplo, kiste y kalathos eran, respectivamente, un cofre y una cesta con tapa sagrados, cuyos contenidos sólo conocían los iniciados. Aún hoy se desconocen cuáles eran, y probablemente nunca se sabrán.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

4

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

b) Historia.
Se cree que los misterios empezaron en torno al 1500 a.C., durante la época micénica, y se celebraron anualmente durante unos dos mil años. Bajo el gobierno de Pisístrato de Atenas, los misterios eleusinos llegaron a ser panhelénicos y los peregrinos acudían en gran número de toda Grecia y más allá para participar en ellos. A partir del año 300 a.C., el estado tomó el control de los misterios, específicamente controlado por dos familias: los Eumólpidas y los Kerykes. Esto provocó un vasto incremento en el número de iniciados. Los únicos requisitos para participar en los misterios era carecer de «culpas de sangre», lo que significaba no haber cometido asesinato alguno, y no ser un bárbaro (es decir, saber hablar griego). Se permitía iniciar a hombres, mujeres e incluso esclavos. El emperador romano Teodosio I cerró los santuarios por decreto en 392, en un esfuerzo por destruir la resistencia pagana a la imposición del cristianismo como religión estatal. Los últimos vestigios de los misterios fueron aniquilados en 396, cuando Alarico I, rey de los godos, realizó una invasión acompañado por cristianos «en sus oscuras ropas», trayendo con él el cristianismo arriano y profanando los antiguos ritos sagrados. El fin de los misterios eleusinos en el siglo IV fue narrado por Eunapio, un historiador y biógrafo de los filósofos griegos. Eunapio había sido iniciado por el último hierofante legítimo, a quien el emperador Juliano le había encargado la restauración de los misterios, que habían caído en decadencia. El último hierofante fue un usurpador, «el hombre de Tespias que ostenta el título de Padre de los misterios de Mitras» como le llamó Eunapio. Hay, como era de esperar, una gran cantidad de pinturas y fragmentos de cerámica que representan diversos aspectos de los misterios: • El Relieve Eleusino, de finales del siglo V a.C., guardado en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas es un ejemplo representativo. Se representa a Triptólemo recibiendo semillas de Deméter y enseñando a la humanidad cómo trabajar los campos para cultivar cosechas, con Perséfone manteniendo la mano sobre su cabeza para protegerlo.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

5

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

• Vasijas y otras obras con relieves esculpidos, del siglo VI al IV a.C., representan a Triptólemo sujetando una espiga de trigo, sentado en un trono alado o un carro, rodeado por Perséfone y Deméter con antorchas de pino.

• La Tablilla Ninnion, también del Museo Arqueológico Nacional de Atenas, representa a Deméter, seguida por Perséfone y Yaco y, tras ellos, la procesión de iniciantes. Entonces, Deméter aparece sentada (dentro del Telesterion) sobre el kiste con Perséfone presentando a los iniciantes y portando una antorcha. Cada uno de los iniciantes lleva un bakchoi y la segunda fila está encabezada por Yaco, un sacerdote que lleva antorchas para las ceremonias. Aparece de pie junto al ónfalos, mientras una mujer desconocida (probablemente una sacerdotisa de Deméter) está sentada cerca sobre el kiste, portando un cetro y una vasija llena de kykeon. El pannychis también está representado.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

6

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

c) El kykeon.
Algunos investigadores creen que el poder de los misterios eleusinos procedía de la función del kykeon como agente psicodélico, teoría extensamente argumentada en El camino a Eleusis (de R. Gordon Wasson, Albert Hofmann y Carl Ruck). La cebada podía haber sido parasitada por el hongo cornezuelo, que contiene LSA (amida del ácido d-lisérgico), un precursor de la LSD (dietilamida del ácido lisérgico). Es, por tanto, posible que los iniciantes, sensibilizados por su ayuno y preparados por las ceremonias precedentes, fueran elevados por los efectos de una potente poción psicoactiva a estados mentales revelatorios con profundas ramificaciones espirituales e intelectuales. Esta teoría sigue siendo controvertida, pues preparaciones de kykeon hechas a partir de cebada parasitada por cornezuelo han arrojado resultados no concluyentes. Terence McKenna ha propuesto que los misterios giraban en torno a una variedad de hongos psilocíbicos, aunque parece haber pocas evidencias a favor de esta teoría. También se han sugerido algunos agentes enteogénicos más, como la salvia y las amanitas, pero todas estas teorías carecen de pruebas consistentes.

d) Eleusis.
1) Localización. Eleusis (actualmente Elefsina) fue una pequeña población del Ática antigua (uno des sus doce demos) a unos 30 kilómetros al noroeste de Atenas. Albergaba un santuario —dedicado a la diosa Deméter y a su hija Perséfone, que llegó a adquirir gran importancia por ser la sede de los misterios eleusinos (o eléusicos), uno de los mayores cultos de la Grecia antigua y más tarde del Imperio romano. También es célebre por haber sido la cuna del gran poeta trágico Esquilo.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

7

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

La actual Elefsina es una pequeña ciudad industrial, casi absorbida dentro el área metropolitana de Atenas. Está conectada directamente con Atenas por tren suburbano y autopista, y es uno de los principales centros industriales de Grecia, con una gran actividad de refino de petróleo. Posee un yacimiento arqueológico[1] y un museo[2]. 2) Historia. Los primeros asentamientos datan del año 2000 a. de C., convirtiéndose durante el periodo micénico en un amplio recinto fortificado. Es en esta etapa cuando se introdujo el culto a Deméter, divinidad relacionada con la naturaleza y el cultivo de los cereales. Se ha constatado la continuidad de este culto hasta la época romana, con la construcción de templos sucesivos en la parte este de la colina sobre la que se asienta la ciudad. En el s. VIII a.C. el santuario adquirió un carácter panhelénico y su festival llegó a ser uno de los más importantes de Atenas. El tirano ateniense Pisístrato rodeó la población y el santuario con una gran muralla, reforzada por torres de defensa. Muchos otros edificios públicos se erigieron luego en los periodos clásico y romano, pero la expansión del cristianismo y, sobre todo, la invasión de los ostrogodos condujeron al total abandono del santuario. 3) Arqueología. Entre los monumentos hallados en Eleusis por los arqueólogos destacan los siguientes:

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

8

I.E.S. DIEGO DE PRAVES •

DEPARTAMENTO DE LATÍN

Restos de la célebre Vía Sacra (3) que comenzaba en la Puerta Dipilon y llegaba hasta la puerta del templo, era recorrida por los iniciados que tomaban parte en las ceremonias de los Misterios.

• •

El Patio Sagrado: era el lugar de encuentro de los peregrinos y donde concluía el Camino Sagrado que llevaba de Atenas a Eleusis. En su tiempo albergaba la escara —una estructura datada en el s. VIII a.C. en la que se hallaban los altares para las ofrendas a las diosas— y el templo de Artemisa Propilea, del s. II a.C. El Propileo Mayor: copia del Propileo de la Acrópolis de Atenas, está datado en la segunda mitad del siglo II a.C. Los Pequeños Propileos: de estilo jónico, Apio Claudio Pulcher lo dedicó a la diosa en el año 54 a.C. Se construyeron sobre la antigua entrada de la época de Pisístrato según el modelo de los Propileos de Mnesicles.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

9

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

El Telesterion: era un recinto con varias entradas y ocho gradas de asientos en los cuatro lados. Allí se sentaban los iniciados en los misterios para participar en los rituales. En el centro estaba el mégaron, donde sólo podían acceder los hierofantes (sacerdotes) para realizar los ritos más secretos. Los restos muestran intervenciones arquitectónicas diversas entre los siglos V a.C. y II a. C. La más antigua de las estructuras que se puede ver en Eleusis es la segunda planta del Telesterion o Sala de Iniciación, levantada cerca del final de la tiranía de los Pisistrátidas, en la segunda mitad del siglo VI a.C. Aunque las excavaciones han puesto al descubierto una planta anterior, más primitiva datada en época de Solón.

Evolución del Telesterion desde Solón hasta la conquista romana

El edificio de los Pisistrátidas puede ser, quizá, el primer edificio griego diseñado para acoger bajo un techo a un amplio número de personas reunidas para ver y escuchar algo que allí se representaba. El procedimiento seguido para las cubiertas cuenta con paralelos egipcios y persas. El Telesterion era una sala rectangular, casi cuadrada, con asientos a lo largo de sus muros, y con la techumbre soportada por un serie de columnas RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS 10

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

levantadas en las intersecciones de unas imaginarias líneas paralelas a los cuatro lados.

En el Plano I del Telesterion se aprecia la planta del edificio, los restos que nos han llegado. La parte superior del plano coincide con el oeste; el suelo es escarpado compuesto por roca sólida.

Plano I, Telesterion (el norte a la derecha, aproximadamente)

Los Primeros Templos.

El edificio de los Pisistrátidas está en la esquina nordeste; sus muros están dibujados en contorno, y la posición de sus columnas se representan con cuadrados en blanco. Su planta se aprecia mejor en los planos que presentan la evolución del santuario. El interior en esta planta medía unos 25 metros por lado, y había 25 columnas interiores en hileras de cinco, jónicas, que alcanzaban las vigas del techo. Las tejas eran de mármol y la iluminación central, como lo fue sin duda más tarde. RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS 11

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

Tenía un pórtico próstilo en estilo dórico, quizá de nueve columnas, a lo largo de toda la fachada este. Este edificio fue dañado, pero no destruido, por los persas.

Unos años después se inició un nuevo proyecto mucho más amplio, quizá por Cimón, para lo cual se debió devastar la roca al oeste. Debería haber tenido 49 columnas interiores (siete por siete), pero nunca se completó el plano, debido quizá a la caída de Cimón en el 461 a. C. (ver evolución del santuario). Los emplazamientos de las tres hileras de columnas del norte, así como las tres columnas en la esquina sudoeste, 24 columnas en total; de ellas, 18 pueden verse en en el plano I, donde aparecen representadas como círculos en blanco, algunas dentro de cuadrados en blanco. En esta fase, algún tipo de estructura provisional debía reemplazar al edificio pisistrátida.
Las Innovaciones De Pericles

Pericles reemprendió el plan de Cimón, y se lo encargó a Ictino, quien seguramente acababa de terminar el Partenón. Parece que éste aceptó el esquema de Cimón para los muros externos e introdujo una nueva y atrevida disposición interior, reduciendo a 20 el número de sus columnas, en cinco hileras de a cuatro. Diseñó así mismo un pteron externo, igual de alto que el propio edificio, y en todos sus lados, salvo el del oeste. En el Plano I la posición de las ocho columnas más meridionales, las únicas que estaban listas, aparecen como cuadrados en blanco, y los únicos tramos del pteron que permanecen en la actualidad, al nordeste y sudeste, aparecen también en blanco . Noack hace una fabulosa reconstrucción de este complejo, que sigue siendo aceptada, abandonado, como el precedente, en el momento en que cayeron los políticos que lo apoyaban.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

12

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

Reconstrucción de Noak (base y fachada)

Al oeste se extendía una terraza tallada en la roca, posiblemente era parte de la estructura ideada por Cimón, y a lo largo de su pared occidental se levantaba probablemente un muro con ventanas que giraría hacia el este en sus dos extremos para terminar en unas antas en línea con las columnas del pteron; entre estos muros y la sala, un amplio tramo de escaleras a cada lado conduciría a la terraza. Aunque la disposición de las cubiertas es, como es lógico, una propuesta, el esquema de Noack es quizá una de las reconstrucciones más acertadas; él propone un tejado piramidal y cree que el rectángulo central (anactoron), iluminado desde arriba por tejas perforadas, debía quedar aislado por unas cortinas corridas normalmente, y abiertas y temporalmente cerradas antes de la celebración de los Misterios. RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS 13

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

Los dramas rituales, como la persecución de Perséfone, se desarrollarían probablemente a la luz de las antorchas en el espacio que rodea al anactoron, (el rectángulo central de la reconstrucción) surgiendo el clímax de la representación cuando se iluminaba el espacio con un haz de luz del amanecer que se abría al descorrer las cortinas. Los asientos, que se aprecian en la planta serían tan estrechos que los espectadores debían permanecer en pie sobre ellos, no existía sitio para estar sentados incluso se propone la existencia de unas galerías de madera sobre los asientos de la planta baja, esto es una hipótesis plausible, pero sin comprobar al 100%. Cuando Pericles cayó en desgracia la obra fue aparentemente encomendada a tres nuevos arquitectos, mencionados por Plutarco, que la recondujeron a las líneas generales del proyecto de Cimón. Su plano se conservó cuando el Telesterion fue reconstruido tras un incendio en el siglo II de nuestra era, que dejó sin dañar partes del muro externo (Aparece en negro en el Plano I).

No se continuó la construcción del pteron exterior, dotaron al edificio de una cubierta normal a dos aguas con el caballete de este a oeste, y levantaron 42 columnas (siete por seis) en su interior; prolongaron además la sala hacia el oeste mediante un nuevo desmonte en la roca. Las dimensiones internas de esta nueva planta eran de alrededor de 52 metros por lado. La disposición del tejado y la iluminación se mantuvieron con las necesarias modificaciones. La "linterna" central (opaion) de este esquema se menciona en Plutarco (Pericles, 13). RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS 14

I.E.S. DIEGO DE PRAVES

DEPARTAMENTO DE LATÍN

En torno a la mitad del siglo IV a. C. se comenzó un amplio pórtico dórico de doce columnas --planeado primero para trece-, con una más a cada lado; lo terminó más tarde Filón de Eleusis en el mismo siglo, y sobrevivió a la restauración romana, aunque las columnas nunca se llegaron a estriar del todo. Los arquitrabes interiores debieron ser siempre de madera.
• •

Arcos de Triunfo: reproducciones romanas del arco de Adriano, en Atenas. Son posteriores al año 129 a.C. El Pozo de Calíchoron: era el lugar, según Homero, donde Deméter había descansado en su primera visita a Eleusis. Durante las celebraciones en honor de la diosa las mujeres danzaban en torno al pozo. Está fechado en la primera mitad del s. V a.C. El Plutoneion: era un muro de contención de carácter ritual en torno a una cueva donde, según la tradición, se había aparecido Plutón, dios del inframundo. Aquí tenía lugar una representación del retorno anual de Perséfone a la tierra. Su datación se sitúa entre los siglos VI y IV a.C.

En el museo provincial se pueden ver los objetos más importantes obtenidos mediante las excavaciones realizadas en el templo: cerámicas de diferentes épocas, bajorrelieves, así como un molde del gran bajorrelieve (el original se halla en el Museo Nacional) que representa a Deméter, a Core (Perséfone) y a Triptólemo, hijo del rey de Eleusis, Celeo, el primero a quien la diosa enseñó el arte del cultivo del trigo.

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA: LOS MISTERIOS DE ELEUSIS

15

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful