Epistemología Sociológica Resumen de : El oficio del Científico de Pierre Bourdieu

Adrián Rodríguez San José

Índice
Resumen
1. El Estado de la Discusión
1.1 Una visión ensimismada 1.2 La ciencia normal y las revoluciones 1.3 El programa llamado fuerte 1.4 Un secreto a voces bien guardado

2. Un Mundo Aparte
2.1 El oficio del sabio 2.2 Autonomía y derecho de admisión 2.3 El capital científico, sus formas y su distribución 2.4 Una lucha regulada 2.5 Historia y verdad

3. Por que las ciencias sociales deben ser tomadas como objeto
3.1 Objetivar el sujeto de la objetivación 3.2 Esbozo para un autoanálisis

Comentario Crítico

1. El Estado de la Discusión
Al tomar como objeto de análisis la ciencia, estoy utilizando la ciencia para ello, cosa que hay que tener en cuenta ya que al escribir sobre el mundo social, se va a una reflexividad generalizada. Por lo cual uno de los objetivos consiste en ofrecer unos instrumentos que pueden volverse contra el sujeto para intentar controlar y fortalecer el conocimiento científico. El análisis sociológico tiene una gran dificultad, debido a que es una práctica científica muy compleja que solo es dominada a través de un largo aprendizaje. Para llegar a una cierta objetividad, únicamente puede hacerse a través de colectivos científicos ya que en parte se podría dejar de lado la subjetividad de cada individuo, estos deben tomarse tiempo para hacerlo ya que existen obstáculos sociales que dificultan el progreso. Por otro lado, también debe tenerse en cuenta la época/tiempo en que se desarrollan los acontecimientos , y por ultimo hay que tener en cuenta la legitimidad de la ciencia y su uso legitimo debido a que por lucha del mundo social la epistemología está amenazada por un discurso justificativo de la ciencia, con el fin de obtener resultados. Bourdieu quiere comenzar por la Sociología de la Sociología mediante la historia social de la sociología de la ciencia, a través de la cual determinar el estado de las cuestiones en el espacio de las posiciones y de las tomas de posición. El campo de las disciplinas y de los agentes toman la ciencia como objeto, se sitúan dentro del campo de lo meta, de lo reflexivo, lo cual provoca que este dominado por la filosofía. Teniendo en cuenta que en este campo se exigen escasos datos empíricos y estos están repletos de interminables discusiones teóricas.

1.1.

Una visión ensimismada

La tradición estructural-funcionalista ha sido importante por su conocimiento del campo científico y también porque a través de ella se ha construido la nueva sociología del conocimiento , socialmente dominante en la actualidad. La sociología Mertoniana lleva a una descripción coherente de la ciencia que se caracteriza por el universalismo, el comunismo, el desinterés y el escepticismo organizado. Desde aquí, se plantea un problema, que son los estudios sobre los factores sociales del éxito científico, en los cuales se preguntan cuál es la mejor medida de la excelencia científica, si calidad o cantidad de las producciones. Por otro lado, Merton dice que el sistema de recompensa actúa de manera estimulante para los investigadores creadores sean productivos y los menos creadores se encaminen hacia otras vías. Esto provoca que cuanto más reconocidos sean los

investigadores, más productivos son y siguen siendo. Aunque evidentemente, como dice Bourdieu en su explicación, hay que tener siempre en cuenta el contexto en el cual escribe Merton. Por tanto el análisis científico de la ciencia, según Merton, justifica la ciencia al justificar las desigualdades científicas y al mostrar científicamente que la distribución de los premios y de las recompensas es adecuada a la justicia científica, ya que el mundo científico proporciona las recompensas científicas a los meritos científicos de los sabios.

1.2.

La Ciencia Normal y las Revoluciones Científicas

Thomas Kuhn ha alterado profundamente el espacio de los teóricos en la materia de ciencia de la ciencia, tras demostrar que el desarrollo científico no es un proceso continuo sino que está marcado por una serie de rupturas y alternancia de períodos de ciencia normal y de revoluciones . Por lo cual introdujo en la tradición anglosajona una filosofía discontinuista que rompía con la filosofía positivista que consideraba el progreso como un movimiento de acumulación continuo. Además, ha elaborado la idea de comunidad científica , al explicar que los científicos forman una comunidad cerrada de investigación donde las investigaciones utilizan unos métodos adaptados a dicha tarea, por lo cual las acciones de los científicos están determinadas por un paradigma . El paradigma es el equivalente de un lenguaje o de una cultura, ya que determina que cuestiones se pueden plantear y cuales quedan excluidas. Kuhn también insiste en que existe una tensión esencial entre la tradición y la revolución, aunque las transformaciones revolucionarias son relativamente escasas

1.3.

El programa llamado Fuerte

David Bloor se apoya en Wittgenstein para fundar una teoría de la ciencia según la cual la racionalidad, la objetividad y la verdad son normas socioculturales, unas convecciones adoptadas e impuestas por grupos concretos, en la cual existen cuatro grandes principios metodológicos que sigue para construir una teoría sociológica convincente del conocimiento científico que son: 1) Causalidad, 2) Imparcialidad, 3) Simetría y 4) Reflexividad. Se debe tener en cuenta que los intereses sociales influyen en el contenido y el desarrollo del conocimiento científico, con lo cual es difícil llegar a la naturaleza de las cosas como decía Manheim. Por otro lado, también debe tenerse en cuenta de donde procede ese conocimiento científico, ya que según su procedencia será recibido con mayor o menor grado de aceptación por la comunidad científica, con lo cual existen unas condiciones estructurales dentro, por así decirlo, de la cultura científica.

1.4.

Un secreto a voces bien guardado

Los estudios de laboratorios tienen una grandísima importancia, lo que ha roto con la investigación de campo. Hay que tener en cuenta que los científicos descartan los resultados desfavorables como aberraciones que hacen desaparecer de los informes

oficiales y transforman experiencias equívocas en resultados decisivos o modifican el orden en el que las experiencias han sido realizadas, por lo cual varían mucho los apuntes privados del laboratorio al resultado a las publicaciones. Por todo esto, se diferencia entre dos repertorios científicos que son: El repertorio empírico que es el característico de textos formales de investigación experimental y el repertorio contingente que son operaciones practicas consideradas mañas o habilidades tradicionales en lo cual debe existir un estrecho contacto personal. Por otro lado, normalmente los científicos suelen utilizar las investigaciones a pesar de que haya sido inútil e intentan por todos los medios publicar artículos y las investigaciones aunque su resultado no haya sido ni el esperado ni se haya llegado a ninguna conclusión, y esto en parte también es debido a la presión que está sometida la ciencia a los resultados, claro está, sin dejar de lado el orgullo y afán de superación de los científicos. Por todo ello Latour y Woolgar ofrecen una imagen de la vida del laboratorio en donde encontramos los vicios de la nueva sociología de la ciencia, en donde evidentemente tiene una gran fuerza la historia, como siempre ha sido. Dan por sentado que los resultados del laboratorio, evidentemente, están hechos en un universo artificial y no donde se han encontrado originalmente, por tanto son artificialmente fabricados y por tanto son ficticios, y no auténticos a esto le llaman efecto de radicalidad . Además, únicamente se presenta el producto final, ya que el investigador se encarga de borrar las huellas de su trabajo para que así sea más difícil refutar su idea. Todo esto, ha llevado al científico a ser la forma más perfecta del empresario capitalista debido a su interés simbólico, cuyas acciones van encaminadas a conseguir una maximización de beneficios, lo que deja reducida la ciencia de la ciencia como una descripción de alianzas y luchas por el crédito social.

2. Un mundo aparte
Bourdieu dice alejarse de todos los análisis que recuerda en el anterior capitulo, debido esencialmente al concepto de campo, que son las estructuras que orientan las practicas científicas y cuya eficacia se ejerce en una escala microsociológica. Por tanto estos estudios de laboratorio tienen unos límites muy definidos, debido a que únicamente se analizan microunidades sociales, supuestamente autónomas que la hacen universos aislados y que se suponían más fáciles de estudiar debido a que la escala de datos se presentaban preparados ( con censos o datos similares). Para Bourdieu, el campo científico es un campo de fuerzas dotado de una estructura, así como un campo de luchas para conservar o transformar ese campo de fuerzas. Quienes determinan la estructura del campo son las relaciones entre los agentes científicos como por ejemplo los científicos aislados y equipos de científicos, teniendo en cuenta también el peso asociado a cada agente debido a que no es el mismo para todos los agentes sino que según el capital científico. El capital científico es una forma de crédito en la cual supone una confianza que la comunidad científica está dispuesta a soportar. Esta estructura de distribución del capital determina la estructura del campo, o sea las relaciones de fuerza entre los agentes científicos. Ahora pasa a analizar el campo como campo de luchas, que es la lucha social que desencadena las acciones de los agentes científicos según su posición en la estructura de distribución del capital científico. A partir de aquí cada agente desarrolla su propia estrategia según sus posibilidades objetivas y las presiones de su posición. Aunque la estructura de campo se organiza siempre en dominadores y dominados, por lo cual tu posición ocupada en la estructura determina tus posibilidades de éxito.

2.1.

El oficio del Sabio

Utiliza el concepto de habitus para explicar la lógica del campo científico, en el que la ilusión escolástica se impone con una fuerza especial. En este ámbito científico los agentes actúan de acuerdo a unas intenciones conscientes y calculadas, de acuerdo con unos métodos y programas elaborados conscientemente. Al introducir la idea de habitus, pone un principio en las practicas científicas para poner sentido práctico de los problemas que se van a tratar, o sea un oficio . Esto crea una distancia entre lo que se dice de la práctica científica en los libros y lo que se hace realmente en los laboratorios, dado que la visión escolástica de la practica científica te lleva a producir una especia de ficción debido a que los investigadores se apoyan en la dificultad de expresar con palabras la práctica y la manera de adquirirla. Por lo cual la práctica siempre está subvalorada y poco analizada, ya que para comprenderla es necesario muchas más herramientas que una teoría. Por todo ello, un sabio en el campo científico es cuando se ajusta a las expectativas inscritas siguiendo las reglas y regularidades que se le determinan, siendo aún así eficiente.

2.2.

Autonomía y derecho de admisión

La noción de campo, tal vez sea útil porque permite evitar errores y permite resolver cierto número de dificultades que los restantes enfoques han planteado. El campo evidentemente está formado por comunidades científicas que según Merton la define como grupo cuyos miembros están unidos por un objetivo y por una cultura comunes que rompe con la idea de que los sabios forman un grupo unificado y con ello romper la visión que se tiene del mundo científico. Esta comunidad proporciona beneficios y nuevas herramientas para los científicos que la componen debido a que se nutren unos de otros aunque a pesar de ello, hay que tener en cuenta que existe un gran universo competitivo dentro del mundo científico que provoca manipulación, ya que los científicos buscan dar resultados de cualquier forma. Con todo esto llegaríamos a una autonomía relativa del campo y que plantean el problema de la presión ejercida de la religión al Estado, que quiere imponer unas reglas por la fuerza. Barnes pretende que la ciencia sea autónoma y, por tanto, crear una sociología valida tanto para las creencias verdaderas como para las falsas en tanto que los productos de las fuerzas sociales, y por supuesto, dejar de lado las presiones y tensiones tan fuertes existentes en el campo. Los campos, se diferencian en parte por su grado de autonomía, a partir de la cual actúa el derecho de admisión para los aspirantes a entrar en dicho campo. Este derecho de admisión, se puede interpretar como una competencia entre las personas aspirantes a ser admitidas dentro del campo y por lo cual únicamente los mejores son admitidos dentro del campo.

2.3.

El capital científico, sus formas y su distribución

Las relaciones de fuerza científicas son unas relaciones de fuerza que se realizan especialmente a través de relaciones de conocimiento y de comunicación. En estas relaciones, hay que tener muy en cuenta el poder simbólico que ejercen ciertos agentes dentro del capital científico, que este es el producto del reconocimiento entre los científicos competidores. A pesar de ello este capital simbólico provoca que al trabajar en comunidades científicas , al fin y al cabo, se beneficien los científicos más reconocidos mientras los demás quedan en un segundo plano, lo cual dentro del trabajo de dicha investigación puede ser acorde, o por el contrario no. Estos reconocimientos del capital simbólico tiene un efecto cierre, ya que si no eres reconocido por otros científicos es imposible acceder al gran público ya que ellos controlan la vulgarización en una gran medida. Es importante desvelar la estructura del campo que queremos analizar, para así construir la estructura objetiva de la distribución de las propiedades vinculadas a individuos o instituciones, nos dotamos de instrumentes para los probables comportamientos de los agentes que ocupan posiciones diferentes dentro de la distribución del campo, ya que claramente la estructura del campo científico está definida, en cada momento, por el estado de las fuerzas de los protagonistas que luchan por el capital especifico.

Conocer la estructura es adquirir los medios de entender el estado de las posiciones y de las tomas de posición, pero también el futuro , la evolución de dicha estructura. Aunque hay que tener en cuenta que únicamente es probable, nunca sabemos con seguridad lo que va a suceder en el futuro , pero debemos ver el devenir de dicha estructura, hacia donde apunta que va a seguir su evolución.

2.4.

Una lucha regulada

Los agentes dentro del juego llamada campo, se enfrentan en una lucha por conseguir el reconocimiento de una manera de conocer (un objeto y un método) que contribuyen de ese modo a conservar o a transformar el campo de fuerzas. Existe una lucha en la cual los dominadores se imponen como norma universal, debido a que estos suelen obtener beneficios es difícil que se altere la estructura con una innovación revolucionaria, porque lógicamente no les interesa debido a que esa innovación puede destruir muchas investigaciones y, por tanto, investigadores. Por el otro lado los revolucionarios intentan cambiar las normas del juego con tal de intentarse hacer un hueco que pretenden hacerlo cambiando la formación de los premios, así que existe un gran enfrentamiento entre dominadores y revolucionarios. Esta lucha se ha desarrollado tanto a lo largo de la historia tanto en el campo científico como fuera de ella como decía Marx con su teoría sobre la lucha de clases, pues en el campo científico también existía de forma similar. Depende del tiempo en el que se encuentre la balanza de fuerza varía entre unos y otros, aunque claro si por los conservadores/dominadores fuese no ocurriría nada y si por l os revolucionarios/dominados fuese ocurriría todo. Por otro lado, El sujeto de estudio también puede ser una disciplina que es un campo relativamente estable y delimitado, por tanto fácil de identificar ya que tiene un nombre reconocido escolar y socialmente ya que está inscrita. Se define a la disciplina mediante la posesión de un capital colectivo de métodos y conceptos especializados que constituye el derecho de admisión, tácito y implícito, por tanto tiene unas fronteras, las cuales no siempre se pueden a travesar sino que se deben cumplir unos requisitos. La conclusión que saca Bourdieu es que : Si el análisis sociológico del funcionamiento del campo científico no condena un relativismo radical , si se puede y se debe admitir que la ciencia es un hecho social histórico sin concluir por ello que sus producciones se refieren a las condiciones histórico-sociales de su aparición está claro que el sujeto de la ciencia no es un colectivo integrado (como creía Durkheim y Merton) sino un campo singular, en el que las correlaciones de fuerza y lucha entre agentes y instituciones están sometidas a leyes especificas con dos propiedades fundamentales: Limitación del acceso y arbitraje de lo real.

2.5.

Historia y Verdad

La objetividad es un producto social del campo que depende de los presupuestos aceptados en ese campo , especialmente en lo que se refiere a la manera legitima de regular conflictos como en los principios de la lógica o el método experimental, por lo cual los investigadores detienen sus experimentos debido a que no siguen las reglas y ve que va a enfrentarse contra la comunidad científica. Por tanto el conocimiento científico únicamente es lo que sobrevive a las objeciones y es capaz de resistir a las objeciones futuras, esto deriva a que en realidad la ciencia se basa en unos principios de sociabilidad impuestos específicamente por la pertenencia al campo, los que hacen que si los ignoramos o los transgredimos quedemos excluidos de él. Por lo cual el derecho de admisión es indispensable para poder hacer ciencia, ya que necesitas entrar dentro de ella para que tu ciencia, realmente sea ciencia. En cuanto al hecho científico es conquistado, construido y verificado en y por la comunicación dialéctica a través de un proceso de verificación y producción colectiva de la verdad, y está sujeta a una negociación, transacción y si se da el caso de homologación científica. Únicamente queda realizado como tal cuando se realiza por la totalidad del campo y todo el mundo colabora para convertirlo en un hecho conocido y reconocido, para ello se produce la homologación (homologéin) que es el acuerdo racional producto del dialogo sometido a las reglas de la dialéctica, aunque como siempre según los intereses estas reglas son más o menos severas y por ello se puede decir que no existe una realidad objetiva independiente de las condiciones de su observación. La ciencia con el paso del tiempo sufre un proceso de despersonalización, de universalización y de desparticularización cuyo resultado es el hecho científico, ya que en cierto sentido con el paso del tiempo si las investigaciones son importantes suelen extenderse aunque ello conlleva muchas veces la perdida de personalización, o sea que el conocimiento llega a más lugares y personas pero sin el nombre del o los investigadores, lo cual es bueno para la ciencia ya que avanza y consigue crecer. La conclusión de Bourdieu de estos aspectos es que el buen científico es aquel que conoce el sentido del juego científico y se anticipa a la crítica, adaptándose de antemano a los criterios que definen argumentos admisibles, estimulando de ese modo el proceso de reconocimiento y legitimación que deja de experimentar cuando estima que la experimentación ya cubre las normas socialmente definidas de su ciencia y cuando se siente lo bastante seguro para comparecer ante sus iguales. El conocimiento científico es el resultado de las proposiciones que han sobrevivido a las objeciones.

3. Por qué las ciencias sociales deben ser tomadas como objetos
La singularidad de las ciencias sociales es a menudo una manera de decretarla imposibilidad de entender científicamente su objeto. Las personas más hostiles a la ciencia han dirigido y concentrado su ira sobre las ciencias sociales, y más exactamente hacia la sociología, contribuyendo sin duda a frenar su progreso, tal vez porque las ciencias de la naturaleza ya no les ofrecen ningún espacio. Contra esta resistencia, Bourdieu junto a Passeron y Chamboredon afirmaron que las ciencias sociales son ciencias como las demás, pero tiene una dificultad especial para ser ciencias como las demás. Para entender las particularidades de las ciencias sociales basta con examinar las relaciones entre cientificidad y autonomía, ya que habría que distribuir las diferentes ciencias según el grado de autonomía del campo de producción científica respecto a las diferentes formas de presión exterior, económica, política, etcétera. También se hay que preguntarse por qué las ciencias sociales, tienen un objeto demasiado importante, para dejarlo moverse a sus anchas desde el punto de vista de la vida social, para que se le pueda conceder el mismo grado de autonomía que las restantes ciencias y para que les sea otorgado el monopolio de la producción. Pero en realidad todo el mundo se siente con derecho a intervenir en la sociología y a meterse en la lucha a propósito de la visión legitima del mundo social en la que también interviene el propio sociólogo, pero con una ambición muy especial, que se concede sin problemas a los demás científicos pero en este caso es especial debido a que dice la verdad o define las condiciones en las que puede dicha. Por tanto es un campo con un derecho de admisión muy reducido, con una particularidad especial que es la condición de construcción científica, en estas construcciones se debe tener en cuenta que en los análisis científicos que realiza la sociología como agente social que es tiende a imponer su singular visión de la realidad, lo que provoca que la sociología tome partido en las luchas que describe. Por último, es imposible llegar al reconocimiento unánime que alcanza las ciencias de la naturaleza, ya que el objeto no es un objetivo de luchas sociales externas al campo y por tanto está condenada la controversia

3.1. Objetivar el sujeto de la objetivación
La reflexividad no sólo es la única manera de salir de la contradicción que consiste en reivindicar la crítica relativizante y el relativismo en el caso de las restantes ciencias, sin dejar de permanecer vinculado a una epistemología realista. La ciencia social se toma a sí misma como objeto, se sirve de herramientas para entenderse y controlarse.

La reflexividad práctica solo adquiere fuerza si el análisis de implicaciones y supuestos de las operaciones habituales de la practica científica acaba siendo una autentica crítica social de las condiciones sociales de posibilidad y de los limites de las formas de pensamiento que el científico ignorante pone en juego sin saberlo. En el aspecto de la objetivación solo está científicamente controlada la objetivación que ha sido sometido previamente al sujeto de la objetivación, por otro lado, a la hora de objetivar las posibilidades de ser objetivo son directamente proporcionales al grado de objetivación de mi propia posición y de los intereses relacionados con dicha posición. No se pretende objetivar la especificidad vivida del sujeto conocedor, sino sus condiciones sociales de posibilidad y, por tanto los efectos y los limites de esa experiencia y, entre otras cosas, del acto de la objetivación. Pretendiendo dominar la relación objetiva con el objeto que, cuando no está controlada y es él quien orienta las elecciones del objeto. La tarea de objetivación del sujeto de la objetivación de ser realizada a tres niveles: 1) Es preciso objetivar la posición en el espacio social global del sujeto de la objetivación 2) Es preciso objetivar la posición ocupada en el campo de los especialistas ya que cada disciplina tiene sus tradiciones y sus particularidades 3) Es preciso objetivar todo lo que está vinculado a la pertenencia al universo escolástico.

3.2. Esbozo para un autoanálisis
El análisis reflexivo tiene que dedicarse sucesivamente a la posición en el espacio social, a la posición en el campo y a la posición en el universo escolástico. El punto de vista es una perspectiva tomada a partir de un punto concreto de una posición concreta en el espacio y, en el sentido en que lo entenderé aquí, en el espacio social. Por tanto según tus diversas posiciones tendrás un punto de vista y un análisis completamente diferentes. Bourdieu debido a que según él, una persona solo puede constituir su punto de vista, comienza a explicar las diferentes posiciones que ocupaba dentro de las ciencias sociales en diferentes momentos de su trayectoria. Al principio, en los años 1950 la posición que ocupaba era de licencia en filosofía que estudiaba en la escuela normal, posición privilegiada en la cima del sistema escolar. En 1960 entrada en el campo científico, en el cual realizo un gran articulo junto a Passeron para una revista americana sobre la utilización de la reflexividad. Respecto al espacio de la sociología ya está constituido y el Traite de sociologie de Georges Gurvitch, que ratifica la distribución de la sociología entre especialidades y especialistas ofrece una imagen de él, en el cual es un mundo cerrado en el que están atribuidas todas las plazas. El espacio de las revistas está copado por tres o cuatro grandes revistas recién fundadas. Con tantas opciones cerradas, Bourdieu se plantea la política, como medio seguir a través de la sociología, que para Raymond Aron es la disciplina de culminación capaz de rivalizar con la filosofía si se trata de pensar las cosas del mundo en su

globalidad. La política es una disciplina que por su definición social de gente a la que atrae, profesores, investigadores o estudiantes, ofrece una imagen desgarrada. Bourdieu se consideraba a sí mismo un etnólogo que era una manera subjetiva de aceptar la degradación vinculada al paso de la filosofía a las ciencias sociales, y esos principios le inspiró el rechazo a la definición científica de la sociología. A partir de aquí, empieza a hablar sobre sus intentos en la política en la cual se introdujo, por lo cual se le planteó una gran disyuntiva ya que el juego de científico-político es muy complicado ya que podría utilizar su carisma y poder desde la ciencia para imponerse en la política, como al final de su trayectoria que radicalizo su postura política y muchos partidos radicales le ofrecieron presentarse a las elecciones europeas porque con él seguramente obtendrían más votos, a lo que él respondía: Preséntese vosotros, yo les apoyaré. Esto para evitar ese doble juego de científico-político. Por último, repite que la sociología de la sociología no es más que una división de la sociología, que aunque sea una virtud la toma de conciencia, la vigilancia sociológica no basta. La reflexividad sólo alcanza toda su eficacia cuando se encarna en unos colectivos que la han incorporado hasta el punto de practicarla al modo reflejo.

Comentario crítico
Este libro me ha hecho poner respuestas a algunas preguntas que tenía en el aire desde que entré a la sociología y, también en debates y exposiciones en clase. En principio parece sencillo pero hay que llegar a entender que son las ciencias sociales porque claro, como hacer un análisis de que son las ciencias sociales formando parte de ella, es algo complicado siempre objetivar y en las ciencias sociales, todavía más.

Tengo que decir, que me ha sido muy difícil seguir el hilo del libro debido a que es un libro muy teórico y todavía no estoy bastante preparado para comprenderlo en su totalidad debido a que me encuentro en 2º de carrera y creo que todavía me falta muchos conceptos y demás, por aprender y comprender, por lo cual he tenido una difícil asimilación de muchos conceptos e ideas de Bourdieu dentro de El oficio del científico.

Por otro lado, el trabajo científico explicado por Bourdieu en el cual existe una tremenda lucha entre los científicos y una rápida carrera por realizar experimentos, artículos, investigaciones fructíferas y aprovechar cualquiera de ellos para sacar más artículos, conseguir más prestigio o etcétera, era similar al concepto que yo tenía de la ciencia, debido a que en este sistema capitalista te obliga a tener unos resultados y a tener una gran competencia con el resto de gente que hace lo mismo que tú, y que por ello no existen colaboraciones altruistas que harían de la ciencia algo más limpio y útil para el conjunto de la sociedad. Por supuesto, también las relaciones de poder existentes en la comunidad científica es un tema bastante importante ya que solo es ciencia lo que la comunidad científica acepta, por tanto se produce un juego debido a que dentro de la comunidad científica cada uno tiene sus intereses particulares y tienen que llegar a un acuerdo para delimitar lo que es y lo que no es ciencia, que esto habitualmente está controlado por los dominadores que son aquellos que gozan de mayor prestigio debido a diversas razones como premios, experiencias o importantes investigaciones.

Por último, quiero comentar la importancia de las ciencias sociales en el mundo actual que nos ayudan a conocer cómo funciona el mundo que nos rodea, que como dicen Bourdieu y Passeron : Las ciencias sociales son iguales que otras ciencias, aunque se enfrentan a más dificultades.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful