You are on page 1of 20

LA NARANJA MECÁNICA

--
Criminología,Curso de Adaptación
Ignacio Díaz castaño
-1-
Índice:

 Índice:......................................................................................................................................2

 Anthony Burgess:...................................................................................................................3

 La naranja Mecánica, localización:......................................................................................5


➢ Estructura
➢ Género
➢ Contexto Histórico
➢ Contexto Personalidad
➢ Influencias

 Resúmen de La Naranja Mecánica:......................................................................................8

 Glosario Nasdat – Español:.................................................................................................13

 Valoración Estética:..............................................................................................................14
➢ Contenido
➢ Forma
➢ Conclusión estética

 Valoración Criminológica:...................................................................................................18

 Experiencia de Lectura:.......................................................................................................19

-2-
ANTHONY BURGESS
Anthony Burgess (1917-1993), también conocido como Joseph Kell, nació en Manchester, en
el seno de una familia católica de clase media. Su madre y su hermana murieron cuando él apenas
tenía una año, y fue educado por su tia.

Aprendió a tocar el piano de manera autodidacta y prentendió estudiar música en la


Universidad de Victoria, Manchester, pero sus bajas notas no se lo permitieron y estudió literartura
y filología.

Burgess hizo el servicio militar en Gibraltar en el periodo comprendido entre 1940 y 1946, y
lo evocaría en su primera novela “A vision of Battlement” cuyo protagonista, un joven sargento, se
siente oprimido por la jerarquía militar y el aislamiento, lo cual se ve agravado por su condición de
católico convencido.pese a ello, el protagonista consigue sobreponerse al entorno en sus
aspiraciones por conseguir una vida más cómoda.

En esta época su mujer fue violada por un grupo de soldados desertores del ejercito
americano.

Después fue profesor en la Universidad de Birmingham y entre 1948 y 1950 trabajó para el
ministerio de Educación. Más tarde fue nombrado responsable educativo del Servicio Colonial, con
base en Borneo y Malaya (1954-1959). Fue en esa época de su vida cuando escribió sus tres
primeras novelas “Tiempo del tigre” (1956), “El enemigo en la manta” (1958) y “Camas en
Oriente” (1959), que se publicaron conjuntamente en 1972 bajo el título “La trilogía malaya”.(“A
vision of Battlement” fue escrita anteriormente pero publicada posteriormente)

En 1959 sufrió un colapso durante una clase tras lo cual le diagnosticaron un tumor cerebral
para el cual no habría posibilidad de operación y sólo le dieron dos años de esperanza de vida. A
partir de ese momento se dedicó exclusivamente a escribir para que su mujer pudiera vivir del
dinero sacado por derechos de autor tras su muerte, así llego a escribir cinco novelas y media en un
año.

El pronóstico de la enfermedad de Burgess al final no resultó mortal por lo tanto le dio tiempo
a acabar esa novela que había dejado a medias en aquel año y que fue su trabajo más exitoso “La
naranja mecánica” (1962).

Continuó escribiendo toda su vida lo que dio lugar a una prolífica obra literaria sobre todo
durante las décadas de 1960 y 1970, caracterizada por su gran habilidad verbal, constituye una
afilada sátira social.

Otras novelas suyas más recientes, interesantes por sus ambiciosas miras, son “Poderes
terrenales” (1980) y “El reino de los réprobos” (1985), que gira en torno a los primeros años del
cristianismo.

Su última novela “Un muerto en Deptford” (1993) es una interpretación personal de la vida y
muerte del dramaturgo Christopher Marlowe.

Entre sus obras de crítica se encuentran algunos estudios sobre Joyce y las biografías de D. H.

-3-
Lawrence y Ernest Hemingway. También escribió dos volúmenes autobiográficos, “El pequeño
Wilson y el buen Dios” (1987) y “Has tenido tu ocasión” (1990). Además publicó ensayos sobre
Joyce y Shakespeare y un panorama de la ficción contemporánea así como varias otras novelas,
entre ellas “Inside Mr. Enderby”, “Nothing Like the Sun”, “The Wanting Seed” y “Trémula
intención”.

En total escribió y publicó más de 50 libros que abarcaban gran variedad de temas, aunque la
mayor parte de su obra se sitúa fuera del campo de la ciencia ficción y la literatura fantástica, su
novela más conocida, La Naranja Mecánica pertenece a este género.

Además de escribir literatura también escribió música. Compuso varias obras para orquesta y
música de cámara, alcanzando justa fama como compositor.

-4-
LA NARANJA MECÁNICA: LOCALIZACIÓN
ESTRUCTURA:

La Naranja Mecánica, fue escrita por Anthony Burgess y publicada en 1962. Se estructura en
tres partes bien diferenciadas, cada una de ellas compuesta por siete capítulos, lo que hace un total
de veintiún capítulos, lo que para el autor, aficionado a la numerología significa la mayoría de edad.
Me ha sorprendido que las partes y capítulos no tengan nombre, a excepción del número
cronológico que los identifica.

La edición de Booket 2007 incluye un prologo de 1986 escrito por el propio autor de la
novela, que trata principalmente sobre la eliminación del último capítulo en la edición americana,
que por fin se presenta. El autor comenta que este capítulo le da a la obra el carácter de novela, ya
que cuando una obra de ficción muestra el carácter humano como algo rígido e impenetrable entra
en el campo de la fábula o la alegoría y no en el de la novela.

La edición también incluye un apéndice con el Glosario Nasdat, la jerga adolescente e


inventada que se muestra en la novela. Este glosario no aparecía en las primeras ediciones y no
formaba parte de la obra literaria del autor.

GÉNERO:

Como ya hemos dicho, la obra pertenece al género narrativo, tiene forma de novela y una
temática de ciencia-ficción. Podemos decir que pertenece a la época de plata de la Ciencia-ficción
(1951-1965).

La Ciencia-ficción se basa en una temática especulativa que relata acontecimientos posibles,


desarrollados en un marco espacio-temporal imaginario y que busca fundamentar su verosimilitud
mediante conocimientos científicos. En el caso de La Naranja Mecánica la verosimilitud de la
irrealidad se fundamenta en los conceptos psicológicos del condicionamiento operante y las terapias
de aversión.

Pese a ser una novela de ficción la acción se desarrolla en un hipotético futuro cercano, con
pocas diferencias al que conocemos y con tintes de ficción escasos, sin presencia de robots, otros
mundos o razas alienígenas, como presentan otras obras de ficción muy conocidas como serían las
de Isaac Asimov. Teniendo en cuenta que la acción transcurre en términos opuestos a los de una
sociedad ideal, con la presencia de un Estado prácticamente totalitario, que manipula las mentes y
desarrolla nuevos sistemas de control sobre la voluntad de las personas podemos decir que dentro
de la Ciencia-ficción, la Naranja Mecánica es una distopía.

Otras grandes distopías, posiblemente más importantes que la Naranja Mecánica son 1984 de
George Orwell, Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley y Farenheit 451 de Ray Bradbury. Estas
distopías fueron escritas con anterioridad a La Naranja Mecánica y creo que su influencia es más
que probable, teniendo en cuenta que Anthony Burgess escribió una novela titulada 1985.

-5-
CONTEXTO HISTORICO Y SOCIOCULTURAL:

Todas estas novelas distópicas mencionadas, entre las que incluyo a La Naranja Mecánica, se
gestaron en los periodos que siguieron a la Primera y más especialmente Segunda Guerra Mundial,
y nacen como una especie de advertencia sobre los peligros sociales que se han visto (socialismo de
estado, totalitarismo...), por lo guardan una alta relación con el contexto histórico y socio-político
del momento.

En concreto la advertencia de La Naranja Mecánica recae sobre el control social, esto es, el
conjunto de prácticas, actitudes y valores destinados a mantener el orden establecido en las
sociedades.

El motivo de este interés es la expansión en esta época de la corriente psicológica del


Conductismo o Behaviourismo, cuyo máximo representante fue Burrhus Frederic Skinner. Esta
corriente estudia la conducta, y no la mente o psique. Según esta corriente, tan sólo cabe hacer
ciencia de lo observable o empírico, porque sólo esto es objetivo. Por eso, los conductistas
pretenden hacer un estudio del comportamiento humano tal como la física lo hace de los cuerpos
naturales. Por otro lado, el interés del conductismo por el comportamiento humano es ante todo
práctico, ya que su fin u objetivo es modificar la conducta; ellos conciben el conductismo como una
“ingeniería de la conducta”. Burgess, como educador tenía una visión claramente contraria a los
principios del Conductismo.

CONTEXTO PERSONAL:

Anthony Burgess plasma gran parte de su ser en esta obra. Es necesario destacar que en 1947,
cuando Anthony Burgess se encontraba en la guerra, su mujer fue asaltada en su casa por un grupo
de desertores del ejercito americano que la violaron. Destaco este hecho por el paralelismo que tiene
con uno de los sucesos que acontecen en la obra, en la que un escritor que escribe “La Naranja
Mecánica” es asaltado en su casa y es obligado a ver como los asaltantes violan a su mujer sin
poder hacer nada para impedirlo.

También es importante destacar el gran conocimiento se lenguajes que poseía Anthony


Burgess, que dieron lugar a que inventara una jerga para sus protagonistas, partiendo de términos
rusos. No obstante este punto será estudiado en mayor profundidad más adelante.

Su afición por la música clásica también se muestra claramente en la novela, con constantes
alusiones a compositores y obras reales.

INFLUENCIAS:

La novela de Anthony Burgess ha conseguido acceder al “Hall of Fame” de los Prometheus


Awards, premios (premio literario de ciencia ficción otorgado anualmente por la Sociedad
Libertaria Futurista) y también ha sido incluida en el ranking de la revista Times de cien mejores
novelas escritas en ingles.

No obstante la mayor influencia de la Naranja Mecánica ha sido su traducción intersemiótica


al mundo del cine por el cineasta Standley Kubrick, generándose una retroalimentación que ha
permitido aumentar el éxito de la novela.

-6-
La Naranja Mecánica ha sido también llevada al teatro por grupos de todo el mundo, ha sido
fuente de inspiración a grupos musicales y la Terapia de Ludovico la hemos podido ver en multitud
de series y peliculas, por citar dos ejemplos conocidos, Perdidos y Los Simpsons.

En mi opinión, al revestir con ciencia-ficción criticas políticas y morales, esta obra y el resto
de novelas distópicas han logrado transmitir sus opiniones a un público mucho más amplio que el
que hubieran conseguido mediante ensayos políticos o morales.

-7-
RESUMEN DE LA NARANJA MECÁNICA
Nota, este resumen ha sido realizado utilizando el lenguaje Nasdat que utiliza el autor en su
obra, así como otras expresiones características propias de la novela. Tras el resumen se puede
encontrar un glosario Nasdat-Español.

Alex y sus tres drugos*, Pete, Gerogy y el Lerdo se encuentran bebiendo leche plus* en el Bar
Lacteo Korova, vestidos con platis* a la última moda nasdat* se preparan para una naito* en verdad
joroschó* llena de ultraviolencia*.

Cuando salen a la calle se encuentran con un veco* starrio* con apariencia de profesor. Los
tres drugos* comienzan a divertirse con él, dándole algún que otro tolchoco*, rompiéndole sus
libros y crastandole* el dinero que llevaba. En su excursión nocturna se encuentran con otro
hombre, un pobre borracho que canta entre vómito y vómito. Los tres drugos* vuelven a hacer uso
de sus botas para divertirse tolchocando* al pobre borracho mientras hacen ja ja ja.

Poco después los tres drugos* se cruzan con la banda de Billy Boy, a los que consideran
enemigos y comienzan a dratsar* con sus britbas*, hasta que son interrumpidos por las sirenas de
los militsos*.

Para escapar de los militsos* los tres drugos* crastan* un coche, y conducen hacia las afueras
de la ciudad, hasta que llegan a una casa apartada, en la que deciden entrar para divertirse un poco
más. Se colocan sus máscaras y llaman al timbre, una debochca* abre la puerta, y scorro* empujan
la puerta para entrar en la casa. La asustada debochca* huye al salón con su marido, que se
encuentra escribiendo a máquina, tiqui ti tac tac, un ensayo titulado “La Naranja Mecánica”. Los
drugos* comienzan a smecar* burlándose del escritor y atemorizando a la ptitsa*, y viendo que
tiene unos grudos* en verdad joroschó* deciden practicarle el viejo unodos mientras tolchocan* al
marido y lo sujetan fuertemente, para que videe* bien todo, mientas no puede hacer otra cosa que
crichar* y soltar toda clase de sucios slovos*.

Alex y compañía vuelven a montarse en el coche para huir de la casa antes de que el
matrimonio llame a los militsos* y finalmente abandonan el coche cerca de una estación de tren que
les lleva de vuelta a la ciudad. El Bar Lacteo Korova les parece el mejor sitio para terminar la
naito*, por lo que vuelven allí a tomar otro poco de leche plus*.

En el Bar, una joven debochca* comienza a cantar una canción, Alex se encuentra
ensimismado slusando* la bella golosa* de la mujer hasta que la canción es interrumpida por la
música labial prrrrr de el lerdo. Alex, siente un gran rasdras* por la interrupción y le da un
tolchoco* a su drugo*, dejandole totalmente confuso y desorientado. Tras criticar al pobre y viejo
lerdo por no saber apreciar la belleza y por haberle privado de ese deleite, los drugos* comienzan a
discutir por la actitud dominante de Alex. La discusión termina cuando el lerdo dice que lo mejor
será volver a casa, y quedan al día siguiente en el mismo sitio y a la misma hora.

Cuando Alex llega a su casa, se toma la cena que su eme* le ha dejado en el horno antes de
irse a la cama, y después de eso se va a su cuarto a eslusar* música clásica a todo volumen, sin
importarle que sus pe y su eme* estén durmiendo y tengan que madrugar al día siguiente. Mientras
se encuentra tumbado en la cama acompañado por las sinfonías de grandes artistas, Alex deja volar
su imaginación, pensando en vesches* ultraviolentas.

-8-
Cuando se levanta por la mañana, su pe y su eme ya se han ido a trabajar y Alex se sienta
tranquilamente a desayunar, pero es interrumpido por la visita que le hace su agente de la
condicional, el Señor M. Deltoid, el cual le hace saber que es consciente de sus fechorías pese a que
los militsos* no hayan conseguido demostrarlo. Además le advierte de que terminará en la staja* y
no en un centro de menores como siga por el camino que lleva. La visita y la advertencia no
inquietan en absoluto a Nuestro Humilde Narrador y decide ir a su tienda habitual de discos, donde
conoce a un par de debochcas* a las que se lleva a su casa y con las que se divierte un poco después
de atiborrarlas a sintemesco*.

A la hora acordada Alex acude a la cita con sus drugos* y le sorprende ver que es el último en
llegar y que estos se encuentran goborando* y varitando*. Georgy ha propuesto ir a la casa de una
anciana rica y medio loca a darle un buen susto, para después crastarla*, pero Alex no soporta ver
que uno de sus drugos quiere quitarle el liderazgo que le pertenece y Nuestro Humilde Narrador
siente un fuerte rasdrás*, saca su britba* y hace ver que él es el que manda. No obstante decide
contentar a sus drugos* aprobando el plan propuesto por Georgy, ya que le parece ciertamente
joroschó*.

Tras ponerse las máscaras Alex decide que será el quien entre por la ventana de la casa de la
señora, para abrir desde dentro a los demás, pero una vez dentro descubre que la mujer ya ha
avisado a los militsos*. La mujer planta cara a Nuestro Humilde Servidor, comienza a soltar sucios
slovos* y se enfrenta a él, pero Alex responde con fuertes tolchocos hasta matarla. Como ya slusa*
las sirenas de los militsos* sale de la casa por la puerta principal pero un scorro golpe en la golová*
propinado por uno de sus drugos* le deja tirado en el suelo, odinoco* y medio desmayado, sin
poder levantarse, por lo que es detenido.

En el juicio Alex es condenado a veinte años de prisión, por lo que ingresa en la staja* como
ya le advirtiera el señor M.Deltoid.

En la staja*, Alex pierde su nombre y a pasa a ser “6655321”, detesta la comida, el uniforme
y no se lleva bien con nadie, por lo que comienza a ayudar al chaplino*, quien le tiene cierta
simpatía, ya que le ve interesado en leer la Biblia, lo que el chaplino* no sabe es que Alex lee la
Biblia para recrearse en la violencia de los capítulos de la pasión de Cristo, imaginándose como un
romano más.

Mientras Alex cumple condena, el Ministro de Interior visita la staja*, para seleccionar un
candidato para un proyecto experimental, la Técnica de Ludovico, mediante la cual un recluso
puede quedar rehabilitado y puesto en libertad en menos de un mes. La arrogancia de Alex ante el
Ministro de Interior le hace ser seleccionado para este proyecto y Alex cambia la staja* por un
moderno hospital, recuperando su nombre, y cambiando el uniforme de presidiario por una bata y
unas cómodas zapatillas de andar por casa, además tiene buena comida, todo parece indicar que el
cambio no podía ser mejor.

A la mañana siguiente a su ingreso en el hospital, una enfermera acude al cuarto de Alex a


ponerle una inyección, diciéndole que son unas vitaminas para que recupere sus fuerzas.
Tras ello desayuna y comienza con su rehabilitación. A Nuestro Humilde Servidor le dicen
que la rehabilitación consiste en videar* unas películas, pero cuando entra en la sala de
proyecciones ve que en lugar de una cómoda butaca tiene una especie de sillón de tortura. La
función del sillón no es hacerle daño, es solo inmovilizarle de manera tal que no pueda apartar la
mirada de la pantalla.

-9-
La proyección que le ponen parece interesante, unos malchicos* como él, que están pasando
un buen rato haciendo de las suyas, tolchocando* a pobres personas que chorrean crobo* rojo rojo
por todas partes y haciendo el viejo unodos a las debochcas* que se encuentran. Pero sin saber muy
bien por que, Alex comienza a sentirse mal, y pese a que comienza a crichar* pidiendo un descanso,
la proyección continua, apareciendo más imágenes de vesches* violentas como aquellas en las que
el fantaseaba cuando escuchaba a Beethoeen; terremotos, fusilamientos, violaciones, asesinatos...

Tras la proyección Alex es conducido a su cuarto para que descanse y se recupere. Alex cree
que alguna vesche* del desayuno le sentó mal y que por eso se encontraba tan mareado durante la
proyección, pero los días siguientes siempre trascurren igual, primero una inyección, luego el
desayuno, y después las películas de ultraviolencia y el malestar, esa nausea insoportable que
prácticamente le hacía perder el conocimiento aparece siempre que videa* esas películas de
ultraviolencia.

Alex descubre que lo que de verdad le enferma son las inyecciones que le ponen, y los
médicos no se lo niegan y le explican en lo que consiste la Técnica de Ludovico, una técnica
aversiva para que identifique la violencia con ese mal estar que le provoca la vesche* que le
inyectan.

Alex lamenta ahora haberse sometido a la terapia, ya que no podrá disfrutar más de la bonita
ultraviolencia y tampoco de la música clásica ya que acompaña a las películas como banda sonora.

En menos de diez días Alex es conducido a la sala de proyecciones sin inyección alguna, pese
a ello, el resultado es el mismo que con el suero de Ludovico, una nausea insoportable que le
bloquea totalmente. La terapia ha funcionado y Alex se encuentra plenamente condicionado para
responder de esta manera ante la presencia de violencia.

Como colofón a la terapia, se organiza una demostración a la que acuden gran cantidad de
medios, el Ministro del Interior, el Chaplino* de la staja* y otros chelovecos*a los que Alex no
conoce. En la presentación de la técnica de Ludovico, nuestro Humilde Servidor se ha convertido en
un conejillo de indias. Ante un escenario, diferentes chelovecos* le tolchocan* y le humillan de
diferentes formas o le incitan a actos violentos de distintas formas sin que él pueda defenderse de
manera violenta, ya que cuando lo intenta aparece la nausea que le hace derrumbarse crichando* de
dolor y haciendo bu bu bu.

Demostrada la eficacia de la técnica, Alex es puesto en libertad, por lo que vuelve a su casa,
pero cuando llega se sorprende al encontrar a un desconocido cheloveco* viviendo en ella. Este
extraño resulta ser Joe, un hombre al que el pe* y la eme* de Alex han alquilado la habitación que
ocupaba Alex para sacar algún dinero. Los padres de Alex le dicen a su hijo que no pueden echar a
Joe, que ya ha pagado por unos cuantos meses y que tendrá que buscarse otro sitio para vivir. Pese a
que Alex siente un fuerte rasdrás* la nausea no le permite imponer su voluntad y se va haciendo bu
bu bu.

Alex acude entonces a su tienda habitual de discos donde es ridiculizado por otros nasdat* por
sus gustos musicales, además Alex descubre que efectivamente slusar* música clásica le provoca
las mismas náuseas que la violencia.

Nuestro Humilde Servidor se ve como una sombra de si mismo, no sabe a que mesto* puede ir
ni que puede hacer con su chisna* y cree que lo mejor que puede hacer es quitársela, por lo que
acude a la biblio* a buscar la mejor forma de hacerlo. En la biblio* es identificado por el starrio*

-10-
profesor al que había tolchocado*, humillado y crastado* poco antes de entrar en la staja*. Este
starrio* señor y sus starrios* drugos* comienzan a tolchocar* a Alex en venganza, pero son
interrumpidos por una pareja de militsos*. Alex queda totalmente impactado al descubrir que esta
pareja de militsos* no son otros que su viejo enemigo Billy Boy y su antiguo drugo*, el lerdo. Los
dos militsos* meten a Alex en el coche patrulla y lo llevan a un mesto* a las afueras de la ciudad
donde le dan una buena paliza que le deja sin sentido y en muy malas condiciones.

Cuando Alex recupera el sentido va en busca de ayuda hacia una casa iluminada que se
encuentra a poca distancia, cuando llama al timbre de la casa un hombre le abre las puertas y al ver
su uchasño* estado le lleva dentro de la casa para curarle las heridas. Nuestro Humilde Servidor
reconoce al señor que le está curando y la casa en la que se encuentra, ya que había estado hace
algún tiempo con sus drugos*, smecando* y tolchocando* al escritor de “La Naranja Mecánica”,
mientras le practicaban el viejo unodos a su esposa. No obstante Alex se encuentra seguro ya que en
aquel entonces hacia sus fechorías con máscara.

Alex le cuenta a su anfitrión, el señor F. Alexander, lo que le ha pasado en los últimos


tiempos, omitiendo aquellos detalles que pudieran ayudad a F. Alexander a identificarlo. El Señor
Alexander le dice a Alex que es periodista afiliado al partido opositor al Gobierno y que le quiere
entrevistar para mostrar al mundo la crueldad de la técnica de Ludovico y así intentar conseguir
herir al Gobierno, en beneficio de su partido. A Nuestro Humilde Servidor la idea no le parece mal,
y se queda como invitado del señor Alexander para recuperarse de la paliza y ser entrevistado al día
siguiente. Durante la conversación que mantienen durante la cena Alex descubre que la mujer del
escritor murió a consecuencia de “una” agresión.

A la mañana siguiente Alex se despierta y se encuentra con que F. Alexander está goborando*
con dos amigos del partido, varitan* la estrategia para utilizar a Alex para sus fines políticos.
Cuando comienzan a entrevistar a Alex, este poco a poco y sin darse cuenta va dando ciertos datos
que hacen que F. Alexander lo identifique, así que este y sus dos amigos deciden encerrara Nuestro
Humilde Servidor en un piso y pensar en como utilizarlo para sus fines políticos y tomarse de paso
una ansiada venganza.

Alex que se encuentra en el piso al que le han llevado los políticos se encuentra dormido
tranquilamente sin sospechar nada, pero un fuerte estruendo lo despierta. La música clásica le
resulta insoportable y comienza a crichar*, pidiendo que la apaguen, empieza a hacer pum pum
contra las paredes hasta que le brota el crobo* rojo rojo de las rucas*pero la música no se detiene y
la nausea cada vez es más y más fuerte. En un momento de lucidez Alex ve la ventana y en ella ve
su única escapatoria, no solo del piso sino de este mundo, por lo que se arroja por ella.

Pero no, la chisna* de nuestro Humilde Servidor no termina así. Se despierta en un Hospital
con todo el ploto* recubierto de vendajes y escayola. Tras unas visitas médicas todo parece indicar
que el condicionamiento ya no surge efecto.

Su pe y su eme van a visitarle y le dicen que han leído en la Gasseta* todo lo que ha sufrido, y
que desean tenerlo de vuelta en casa. Poco después acude a visitar a Alex el mismísimo Ministro de
Interior, acompañado por los medios. El ministro hace un pacto con Alex para que de buena imagen
del Gobierno, y manche el nombre de los opositores por haberlo intentado asesinar, a cambio de un
buen trabajo, un sueldo y un estéreo que poder disfrutar ahora que está curado.

Cuando Alex vuelve a su casa ya descondicionado, todo vuelve a ser como al principio, se

-11-
busca un grupo de drugos* a los que liderar para hacer de las suyas, pero se va dando cuenta que ya
no disfruta como antes, y el encuentro con uno de sus antiguos drugos*, Pete, ahora prometido, le
hace ver las cosas de otra manera y se plantea madurar, abandonar la violencia y buscar una mujer
con la que casarse y tener un hijo, al que intentar educar, aun a sabiendas de que es probable que su
hijo prefiera ser un malchico* violento.

-12-
GLOSARIO NASDAT-ESPAÑOL
B M
Besuño – Loco Malchico – Muchacho
Biblio – Bibliotecas Mesto – Lugar
Bolche – Grande Militso – Policia
Britba – Navaja
N
C Naito – Noche
Cracar – Golpear
Crastar – Robar O
Crichar – Gritar Odinoco – Solo
Crobo – Sangre
Chaplino – Sacerdote P
Cheloveco – Individuo Pe y Eme – Papa y Mamá
Chisna – Vida Platis – Ropas
Chumchum – Ruido Ploto – Cuerpo
Ptista – Muchacha
D
Debochca – Muchacha R
Dratsar – Pelear Rasdrás – Enfado
Dremcon – Droga Rota – Boca
Drugo – Amigo Ruca - Mano

F S
Filosa – Mujer Scorro – Rápido
Sintemesco – Droga
G Slovo – Palabra
Gasetta – Periodico Slusar – Escuchar
Glaso – Ojo Smecar – Reir
Goborar – Hablar Staja – Carcel
Golosa – Voz Starrio – Viejo
Golova – Cabeza
Grudos – Pechos T
Tolchoco – Golpe
J
Joroschó – Bueno V
Veco – Individuo
L Vesche – Cosa
Litso – Cara Videar – Ver

-13-
VALORACIÓN ESTÉTICA
Nota, los números entre paréntesis indican las páginas de La Naranja Mecánica en las que
puede encontrarse la información mencionada, siguiendo para ello la edición Booket 2007 de
Minotauro

CONTENIDO:

El contenido de la obra está lleno de actos violentos tales como palizas, atracos, violaciones,
asesinatos o suicidios, por poner algunos ejemplos (páginas 8, 12, 25, 66 y 172), descritos con
bastante detalle, por lo que pueden resultar desagradables y herir la sensibilidad del lector. [Lerdo
se acercó a la Débochca* que seguia haciendo crich, crich crich y le sujeto las rucas* a la espalda,
mientras yo le desgarraba esto y aquello”...*] No obstante, estas descripciones se hacen necesarias
para que podamos meternos en el contexto de la obra, y consiguen hacer que aborrezcamos a su
protagonista.

Una vez que hemos aborrecido al protagonista la obra comienza a desarrollarse en un contexto
ético, presentándonos unos medios y modos cuestionables para reinsertar al protagonista. (La
técnica de Ludovico). Esta técnica es la que convierte a la novela en una novela de ciencia-ficción
pues no se ha desarrollado un sistema tan avanzado de condicionamiento operante, pero bajo los
presupuestos científicos de la psicología, que son presentados en la obra no resulta algo que escape
a la lógica. “Como ven ustedes, nuestro sujeto se siente impulsado hacia el bien porque
paradójicamente se siente impulsado al mal. La intención de recurrir a la violencia aparece
acompañada por hondos sentimientos de incomodidad física. Para aliviarlos, el sujeto tiene que
pasar a una actitud diametralmente opuesta”

Las descripciones de los actos violentos son verdaderamente importantes y necesarias en la


obra, ya que si Alex hubiera sido un simple gamberro robacoches, la técnica de Ludovico nos
parecería perversa y totalmente injustificable desde un primer momento, pero después del odio que
le hemos cogido al personaje, nos podemos llegar a plantear su licitud, surgiendo al lector esa duda
moral.

Tras el tratamiento, Alex se convierte en una víctima del sistema, la obra describe las
situaciones por las que va pasando a consecuencia de la técnica de Ludovico; es abandonado, recibe
palizas de la policía e incluso de ancianos, se plantea el suicidio y le intentan asesinar (139, 146,
149 ,154 y 171) comenzamos a sentir cierta lástima por él, y queda claro que la técnica de Ludovico
es plenamente injustificable sean cuales sean los delitos cometidos. Está ilicitud moral surge a
través de la idea que desarrolla la obra de la libre elección como cualidad humana que no debe ser
abolida. Se nos muestra la idea de que no podemos jugar con la naturaleza del ser humano. El Cura
de la prisión tiene un papel protagonista en la transmisión de esta idea, con sus comentarios sobre la
técnica de Ludovico “Dios prefiere al hombre que elige hacer el mal, antes que al hombre que es
obligado a hacer el bien”.

Un elemento del contenido que podríamos catalogar de ficción casi mágica es el hecho de que
Alex se vaya encontrando con todas o casi todas sus víctimas (sus maltratados padres, el profesor al
que pegan una paliza, el amigo al que siempre insultaba y pegaba, el escritor al que pegan mientras
violan a su esposa..) y todos ellos se toman su venganza, lo que le da a estos hechos un aire de
justicia poética, que a mi entender pretende hacer ver que el tiempo pone a cada cual en su sitio.

-14-
Además la obra nos transmite la posibilidad del cambio, de la mejora personal. Este hecho lo
plasma con la verdadera renuncia de Alex a la violencia, verdadera por nacer de forma interior y
personal. (192) Esta idea nos hace ver que los mayores cambios en la personalidad son debidos a los
acontecimientos que nos van ocurriendo, la experiencia aparece entonces como la fuente más
intensa para educación, no aprendemos tanto de los consejos de nuestros mayores, por ejemplo, a
los que en la juventud muchas veces no escuchamos, como de las consecuencias que tienen el no
haber escuchado. (193)

Según el propio Burgess, este cambio en Alex es lo que hace a la obra una novela, al mostrar
la evolución del personaje, en contraposición a las fábulas en las que se muestra el carácter humano
como algo rígido. (Ejemplo, la fábula de la hormiga y la cigarra en la que la hormiga siempre es
trabajadora y la cigarra nunca lo es).

FORMA:

La naranja mecánica destaca por la experimentación con el lenguaje, el ingenio y los juegos
de palabras. El propio título “A Clockwork Orange” ya contiene todos estos elementos, ya que una
naranja mecánica es algo que no existe, pero que representa un organismo vivo que ha sido
manipulado. El ingenio del título no obstante se encuentra bastante encriptado, y si no conocemos
Malayo, como Anthony Burgess necesitaremos que nos lo expliquen, que nos digan que “orang”
en Malayo (suena fonéticamente igual que orange) significa persona.

La característica principal de la Naranja Mecánica en referencia a la forma es el uso que se


hace en ella de una jerga inventada, el Nasdat. Esta jerga, proveniente de términos rusos
anglosajonizados ayuda a enmascarar ligeramente la violencia de la novela y elimina palabras
malsonantes como violar, tetas... por lo que puede ayuda a que cierto público no abandone la novela
escandalizado.

El uso de esta jerga ayuda también a darle un toque de realidad a la novela, pues ciertamente
es habitual entre los jóvenes el tener una jerga propia, y el hecho de que la jerga utilizada sea una
jerga inventada y no la jerga juvenil londinense de la época ayuda a inmortalizar y universalizar la
obra, ya que no podemos decir que sean términos anticuados y obsoletos, o propios de otra cultura.

Otro elemento destacado en la forma de la novela es el estar escrito en primera persona a


tiempo pasado, haciéndonos ver las cosas desde la perspectiva del protagonista. Esto permite al
autor describir con toda crudeza las descripciones de los actos violentos de su protagonista,
ayudándonos a entender su psicología, mostrándonos la falta de empatía que tiene y el total
desprecio que siente hacia el resto de personas. Se nos muestra su personalidad psicopática, “brotó
la sangre y que hermosa era” ,egocéntrica, (“Estabamos yo, Alex y mis tres drugos*...” en lugar de
mis tres drugos* y yo), y narcisista (“aullando como besuño* las palabras más sucias que yo
conocía y algunas que él estaba inventando. ” No es capaz de reconocer que hay palabras que
puede no conocer). Además la característica de escribir la novela en primera persona hace posible el
uso de la jerga inventada durante toda la novela y no solo en los diálogos.

En cuanto a la forma de estar escrita la novela no solo destaca el estar escrita en primera
persona, también hay que mencionar que la novela se dirige a nosotros los lectores, por medio de
Alex, al usan habitualmente las expresiones “Vuestro Humilde servidor” para referirse a él mismo y
“oh, hermanos mios” para dirigirse directamente a nosotros, abogando por nuestra comprensión o

-15-
beneplácito. (“y creanlo o no...”).

En cuanto a los recursos literarios, la comparación es una constante de la que se abusa en la


novela, “...el durango 96 (coche) se tragaba el camino como espaguetis”, “...y el estremecimiento
me subía como lagartos lentos y malencos*”, “...de modo que ahora tenía el litso todo púrpura, y
soltaba sangre como una clase muy especial de fruta jugosa”. En mi opinión este abuso de la
comparación está relacionado con el hecho ya comentado de que la novela está escrita, en primera
persona, como si nos escribiera el protagonista. Pienso que mediante el uso de tanta comparación
dejando de lado otras figuras mas complejas como la metáfora se pretende hacer ver que Alex no es
un novelista experimentado.

Otro recurso muy utilizado en esta novela es la onomatopeya, utilizada en ocasiones de un


modo peculiar, ya que puede llegar a identificar un sonido con el objeto mismo que lo produce. Una
onomatopeya típica podría ser “el tic-tac del reloj”, pero Burgess, en La Naranja Mecánica utiliza
ese “tic-tac” no ya para definir el ruido del reloj, sino el propio reloj. “justo encima del viejo tic-
tac” Otros ejemplos habituales de esta forma característica de usar la onomatopeya durante la obra
son“hacer ja ja ja” o “hacer bu bu bu” en lugar de usar los verbos reír o llorar. No obstante
también es mas que habitual en la novela el uso clásico de las onomatopeyas. “Y el veco se frotó las
rucas una contra la otra suich suich suich y salió. Clic clac hizo la llave en la cerradura”.

También son habituales en la novela las repeticiones; la forma de hablar de Alex muchas veces
es repetitiva, lo que le da un aire de ironía además de musicalidad. Con este fin usa habitualmente la
expresión “bueno bueno bueno”.

En otros momentos Burgess comienza a abusar de la repetición para darle musicalidad a la


obra, sin perder no obstante la simplicidad que tendría un escritor novel. En la página 38, tenemos
un buen ejemplo de a lo que me refiero. Burgess juega con el lenguaje, mediante la repetición de la
conjunción “y” (nada más simple) que repite un total de veinte veces en casualmente (o no) veinte
lineas, haciendo empezar todas las frases con la conjunción y enlazándolas de la misma manera. “y
tuve un snito* extraño y muy real, y no se por que... y entonces pude videar clarito que Georgy era
como un General. Y luego ordenó comparecer al viejo Lerdo con un látigo, y el Lerdo era mucho
más starrio* y canoso, y le faltaban algunos subos.”

Pero en mi opinión la repetición más destacada es una frase que no pasará desapercibida a
ningún lector: ¿Y ahora qué pasa, eh? Esta frase es repetida a lo largo de la novela y siempre que
aparece es repetida dos o tres veces en un espacio corto de tiempo (una página). Pero no es tanto la
repetición de la frase lo que la hace interesante, sino el momento en que se hace, ya que siempre nos
encontramos con la pregunta en los momentos clave de la novela. Es la frase con la que se presenta
la novela en su primer capítulo, cuando no sabemos aún que estamos leyendo. También abre los
primeros capítulos de la segunda y tercera parte, cuando Alex es condenado a prisión y cuando ex
puesto en libertad respectivamente. Por último, el último capítulo de la novela, en el cual Alex
acaba de salir del hospital, ya descondicionado, volvemos a encontrarnos la curiosa repetición. De
hecho, el primer y último capitulo comienzan exactamente igual: “-¿Y ahora qué pasa, eh?
Estábamos yo, Alex, y mis tres drugos...” aunque los drugos de la primera y tercera parte ya no son
los mismos.

Es curioso también ver como la novela mezcla constantemente lo bello con lo feo. Cuando
habla de la sangre o describe situaciones violentas siempre lo hace como si fuera algo bello,
utilizando metáforas y comparaciones que le dan musicalidad al texto pero que chocan con lo que
estamos leyendo. “Y ahí estábamos dratsando* en la sombra, y la vieja luna con sus hombres

-16-
acababa de aparecer, y las estrellas relucían como cuchillos que deseaban intervenir en la dratsa”.
Muchas descripciones también tienen esta mezcla entre lo bello y lo feo “lo encontramos en
los cuatro lo tolchocamos hasta el borde del agua sucia, que era como melaza mezclada con
productos del agujero humano ”

El propio Alex tiene un gusto musical refinado, lo que choca con su personalidad violenta,
igual sucede con las películas que le obligan a ver durante su tratamiento, ya que se encuentran
acompañadas de música clásica. Esta mezcla entre violencia y música se convierte en un
paralelismo a través de la técnica de Ludovico ya que ambas cosas acaban afectando de igual
manera a Alex, provocando la nausea.

CONCLUSIÓN ESTÉTICA

Podemos concluir que La Naranja Mecánica es una obra con un profundo contenido moral,
que trata de advertir sobre los efectos negativos que puede tener el uso de las teorías conductistas
sobre el libre albedrío, pero que pese a su intención moralista Burgess no abandona la forma, que
está bastante cuidada, con características propias muy originales y entre las que destaca la fuerte
experimentación con el lenguaje.

Teniendo en cuenta estos factores, y otros como son el hecho de que un importante cineasta
haya llevado la obra al cine, los intentos que ha habido en todo el mundo para adaptar la obra al
teatro, así como las influencias que ha suscitado la novela, podemos concluir calificando a esta obra
como una obra de arte. El paso de medio siglo no ha sido suficiente para borrarla de la memoria, es
una obra que sigue de plena actualidad, ya que podemos encontrar multitud de comentarios tanto
de la película como dela novela. Además muchas series y películas actuales han representado dentro
de su entorno, terapias que imitan a la terapia de Ludovico de Anthony Burgess. El hecho de estar
en el ranking de las cien mejores novelas del siglo XX en lengua anglosajona de la revista Time
viene a confirmar el hecho de que La Naranja Mecánica merece el calificativo de obra de arte.

-17-
VALORACIÓN CRIMINOLÓGICA DE LA
TÉCNICA DE LUDOVICO
La política criminal diseñada por el Gobierno de esta obra de ficción como respuesta a la
masificación en las prisiones es totalmente incorrecta desde todo punto de vista.
Las penas han de cumplir con dos condiciones fundamentales, la reparación del daño causado
a las victimas y a la sociedad y la reinserción del reo.

Aunque estar doce años en una prisión no repare el daño de una victima de violación por
poner un ejemplo, si da una sensación de castigo justo y proporcionado a nivel social. La victima se
encuentra satisfecha de que su agresor se encuentre en la cárcel durante un periodo largo de tiempo.

Por el contrario una pena que dure dos semanas, por dura y efectiva que sea jamás será vista
como justa por la sociedad, ya que las víctimas no habrían siquiera empezado a superar su desgracia
cuando el agresor fuera puesto en libertad. Por lo tanto, la Técnica de Ludovico no consigue reparar
el daño caudado a las víctimas.

En cuanto a la resocialización y reinserción, es cierto que la técnica de Ludovico puede


parecer en un principio efectiva, ya que el reo deja de cometer delitos, pero la reinserción no solo
consiste en dejar de cometer delitos, sino en formar parte útil de la sociedad, y una terapia aversiva
no hace desaparecer el instinto de violencia, solo impide su utilización, pero el individuo sigue
teniendo deseos perversos y buscará la manera de ejercer la violencia en la medida que pueda, ya
sea mediante la violencia psicológica o a través de terceras personas, o sobre uno mismo, por lo que
no podemos hablar deque con esta terapia se de una reinserción de los criminales.

Además hemos de tener en cuenta que la violencia es una característica propia del ser
humano, necesaria para su supervivencia, limitar de una manera tan total el acceso a acciones
violentas, tiene su inconveniente en la perdida de la posibilidad de ejercer defensa ante las medidas
violentas de otras personas, por lo que los individuos a los que se les aplicase esta técnica se
convertirían en personas con un alto riesgo de victimización. Si tenemos en cuenta que las víctimas
de estas personas no han visto resarcidos sus derechos de ningún modo, ni han visto castigado a su
agresor a una pena dura, y teniendo en cuenta también la mencionada indefensión que genera la
Técnica de Ludovico, todo apunta a pensar que nos encontraríamos con un alto número de casos de
justicieros, que deciden tomarse la justicia por su mano, para castigar a sus agresores de la manera
que consideren más justa, lo cual implicaría un aumento en la tasa de criminalidad a consecuencia
de estas venganzas.

-18-
EXPERIENCIA DE LECTURA
Ciertamente no podemos decir que La Naranja Mecánica sea una experiencia de lectura
agradable, ya que leer como violan a una pobre mujer, delante de su apaleado marido, no tiene nada
de agradable. Hay ciertos momentos de la novela en los que a una persona mínimamente empática
se le quitan las ganas de seguir leyendo, por la angustia que generan en el lector estas situaciones.

No obstante, la peculiar estética de la obra, los giros argumentales y en general el desarrollo


de la trama enganchan lo suficiente como para que aguantemos esos malos momentos y podamos
seguir disfrutando de las virtudes de la novela. Además las acciones tan perversas e injustificadas
desaparecen con la primera de las tres partes de la novela.

En cuanto al Nasdat, la jerga inventada por Burgess para sus protagonistas, me parece una
genialidad con mucho encanto, le da a la obra un toque verdaderamente especial, ayudándonos a
ponernos en situación, pero puedo entender que a una persona con poca memoria o intuición, le
obligue a estar consultando constantemente el glosario, provocando el efecto contrario.

Me ha llamado la atención que pese a ser una obra con cincuenta años, al leerla seguimos
viendo como tal ese futuro cercano que nos describe.

La novela nos deja planteándonos la pregunta sobre si él fin justifica los medios en el control
social, siendo este un tema relevante en la Criminología. En países como Argentina y algunos
estados de Estados Unidos, se está aplicando la castración química, un proceso farmacolócico que
reduce la lívido de agresores sexuales con alto riesgo de reincidencia. ¿Es moral esta terapia? Vale
más la libertad de un delincuente para hacer el mal que la seguridad de sus víctimas? La respuesta
es complicada, desde luego, el caso que nos presenta La Naranja Mecánica es demasiado exagerado
para que dudemos de su ilicitud, pero en casos más cercanos y menos dramáticos siempre existirá
esa cuestión y nos encontraremos con dos tipos de respuestas bien diferenciadas, como sucede con
la pena de muerte, con la eutanasia y el aborto.

En cuanto a si recomiendo la lectura de la obra, desde luego no se la recomendaría a un


adolescente poco formado en valores, pues podría recrearse en el contenido violento de la obra, sin
atender al trasfondo que presenta. Tampoco recomendaría la obra a personas demasiado sensibles,
por la crudeza de las descripciones, ni a personas con ideas anticuadas y con prejuicios que también
pueden ver la obra como un simple catálogo de maldades, pasando por alto el contenido moral de la
obra. Creo de hecho, que esa ha sido la razón de que la versión americana y la película obviaran el
último capítulo de la novela.

Pero desde luego, a una persona adulta y responsable, aficionada a la ciencia-ficción le


recomendaría esta novela como obra maestra. También recomendaría esta obra a criminólogos,
sociólogos, psicólogos y educadores, ya que por su contenido puede ser de gran interés para
cualquiera de ellos.

-19-