You are on page 1of 5

CUADRO COMPARATIVO DE LAS DISTINTAS ETAPAS HISTORICAS

EDAD ANTIGUA EDAD MEDIA EDAD MODERNA


REALIDAD Visión Visión Teocentrica Visión Antropocéntrica
cosmocentrica. (Dios) (Razón)
(Cosmo) Racionalidad para
El modo de explicar tomar decisiones libres
la realidad pasa por e individuales
el cosmo.

Hombre feliz si vive


según la razón.
Vida virtuosa
HOMBRE Animal Racional. Creado por Dios. Sujeto cognoscente.
Capacidad para Persona libre Capaz de hacer ciencia
conocer lo universal. Racional
Pretende reproducir Capacidad para
el orden de la conocer lo
naturaleza. universal y de
Método: Abstracción poseer
Ser Natural. intencionalmente
Destinado un objeto
VINCULO Polis, Los individuos Orden social y El poder dirigirá las
POLITICO se vinculan de una político reflejo del prácticas sociales
manera natural en la orden de la según los intereses
sociedad. naturaleza. Poder subjetivos y a las leyes
Estructura: políticos ejercido con construidas por
(sabios, prudentes), rectitud y justicia. convención y
guerreros (valientes), Normas morales, consenso.
esclavos ( no podían Leyes, reglas de Contrato con el otro
intervenir, por que convivencia para vivir, hay un
era su destino) derivan del uso de vinculo racional,
Justicia, sobre la que la recta razón. voluntarista y político
se funda los derechos
y la vida social.
Equilibrio.
EDUCACIÓN Estado ocupa de la Conduce la acción Desaparece la
educación de los de los hombres y la comunidad y aparece
ciudadanos. sociedad hacia el individualismo
Prepara para Dios a través de la (mercantilista,
funciones útiles y contemplación hedonismo, etc)
acciones virtuosas. teórica de una
realidad ordenada,
metafísicamente
jerarquizada,
teleológicamente
guiada y
objetivamente
cognoscible.
L a cumbre del pensamiento de la antigüedad clásica se encuentra representada en la
figura de Aristóteles. Considera al hombre como un animal racional, con
capacidad para concebir lo universal.
El hombre para conocer, a través del intelecto agente, abstrae de la substancia lo
esencial. La forma substancial, para Aristóteles “lo que es”, en la inteligencia, es, fuera
de la inteligencia.
Las cosas son reales porque son substancias y su fundamento es la forma que para ser
conocida deberá ser abstraída, aprehendida desde la substancia real. Los principios
lógicos responden a principios ontológicos y establecen el rumbo de ulteriores
conocimientos. Para el hombre es posible conocer en tanto se parte de un objeto y de un
sujeto real lo que significa que lo ontológico precede y posibilita lo lógico.
La operación propia y específica del hombre es el conocimiento racional, si vive según
esta, su vida será virtuosa. La virtud ética principal es la justicia y sobre la justicia esta
fundado el derecho y sustentada la vida social. Los principios aristotélicos suministran
las bases de la ética y de la política. La razón dirige el orden práctico y orienta la acción
humana individual y social.
El estado debe ocuparse de la educación de los ciudadanos, preparándolos para las
funciones útiles y sobre todo para las acciones virtuosas.
La cultura grecolatina concibe a la educación como una de las funciones propias del
Estado, debe preparar a los ciudadanos para las funciones útiles y para la vida virtuosa
propiciando la formación integral del hombre en lo físico, en lo intelectual, en lo moral
y en lo social.
El pensamiento medieval que hace de la lógica aristotélica un instrumento al servicio de
una creencia primera: Dios, esta representado por Santo Tomas.
La forma sigue siendo lo supremo en el orden de la substancia, requiere de actualidad
existencial, los seres son reales en virtud de su acto de existir y el fundamento último de
la realidad es el “Acto Puro de Existir Subsistente: Dios” que crea y sustenta la
multiplicidad por un acto de amor, inteligente y libre.
El conocimiento se transforma y expresa el acto común del cognoscente y de la cosa
conocida, donde el sujeto aprehende “lo que” el objeto es (esencia) y juzga
simultáneamente que “es” (existencia). El hombre conoce el ente y no una simple
esencia escindida de su acto de existir. El conocimiento es posible porque hay realidad y
la verdad será la adecuación entre el entendimiento y la cosa.
El hombre como ser racional opera y apetece por medio de su voluntad, entre los
diversos bienes que le son ofrecidos por su conocimiento, estos son capaces de
preservar, aumentar y perfeccionar su ser.
Al crear Dios al hombre con racionalidad, crea también las sociedades humanas y
sustenta las leyes que lo rigen.
La acción práctica del hombre se ordena a Dios como fin último y máxima realización
humana y la función del poder político es en último termino la de elevar y conducir las
acciones de los hombres, sociedades y los sujetos confiados a su cuidado hacia Dios,
Causa Primera de todo lo creado.
El ser funda el conocer, el objeto determina al sujeto en el acto del conocimiento y el
conocimiento perfecciona la naturaleza humana y acerca el hombre a Dios.
Existe una relación directa entre la palabra y la cosa representada, el saber es
considerado estable y verdadero, fundado en entidades metafísicas reales y
jerarquizadas, el orden social y político son reflejo del orden de la naturaleza y el poder
será ejercido con rectitud y justicia, en la medida en que guié, oriente y conduzca al
hombre a su máxima plenitud.
Las normas morales, las leyes y las reglas de convivencia se derivan del uso de la recta
razón en el campo de la vida práctica, buscando la felicidad en la operación más elevada
y perfecta del hombre.
En la modernidad, se produce la separación entre fe y razón, y también surge la ciencia
experimental. Se centra la explicación del mundo y el sentido de la educación en el
sujeto, en la conciencia subjetiva, en las categorías racionales estructuradas y
justificadas por el yo y en la posibilidad del hombre de conocer al menos el aparecer del
ser en el fenómeno, a través de las ciencias.
El hombre moderno se declara independiente, lo que implica asumir una postura activa
y transformadora, sustentada en una profunda fe en el progreso indefinido de la ciencia,
capaz de alcanzar juicios fundados críticamente, a través de la observación empírica de
la naturaleza y validados por experimentación. Los filósofos modernos se ocupan
especialmente de desarrollar la razón a fin de dominar la naturaleza a través de la
ciencia positiva.
El planteo del hombre, de su conocimiento, y de su obrar se centra en los pensamientos
de Descartes y Kant.
La universalidad (forma) del conocimiento proviene del sujeto, que es capaz de conocer
sólo lo que ingresa por los sentidos (materia). Todo lo que trascienda los limites de la
experiencia, “lo en si” será considerado incognoscible, la verdad será entendida como la
adecuación del pensamiento consigo mismo. Para Kant el único conocimiento posible
será el “científico”
La voluntad será la que fundamentara el obrar humano tanto en lo individual como en lo
social. El poder que subyace a los procesos del gobierno consistirá en dirigir las
prácticas sociales conforme a intereses subjetivos y a leyes construidas por convención
y consenso.
El cambio en el paradigma teórico, que implica la ruptura con el mundo clásico, y la
instauración del nuevo modelo de Estado promovido por los ideales de la Revolución
Francesa exigen y posibilitan el surgimiento de la escuela como la organización
dedicada a inculcar a los ciudadanos valores liberales en los que se sustenta, a
instruirlos en los conocimientos científicos legitimados y a capacitarlos para asumir
distintas funciones en la producción de los bienes procedentes de la industria.
La educación se transforma en un derecho universal y social. El Estado debe generar
estrategias capaces de coordinar el desarrollo y la disciplina del individuo en pos del
bienestar individual y social.