CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica COMUNICACIÓN: La magia de la "pizarra electrónica". Una innovación al alcance de todos.

Dr. Pere Marquès Graells Departamento de Pedagogía Aplicada, UAB <pere.marques@uab.es> - <http://dewey.uab.es/pmarques> ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A modo de introducción…
"Considerando tanto los requerimientos formativos que exigía la nueva cultura como la aplicación masiva de los nuevos instrumentos tecnológicos en los entornos educativos, la LOGSEU-2005 había significado para toda la Unión una completa renovación de los contenidos curriculares y el desarrollo de profundos cambios organizativos y didácticos en los centros. Ahora todas las aulas disponían de la "pizarra electrónica", un sistema integrado por un cañón electrónico de proyección que reproducía sobre una pizarra blanca las imágenes procedentes de un ordenador multimedia con conexión a vídeo, antena de TV e Internet. También incluía una pequeña cámara de vídeo (webcam), un escáner y una impresora. Con esta infraestructura (que supuso una inversión de 5.000 euros/aula), profesores y alumnos podíamos visualizar conjuntamente imágenes, textos y sonidos procedentes de vídeos, televisión, discos ópticos o páginas web de Internet; podíamos escanear y mostrar documentos y fotos, intervenir en debates y videoconferencias, imprimir o grabar cualquiera de estas informaciones... Las clases ya no eran como antes, incluso los profesores más inclinados a las "clases expositivas" presentaban a menudo informaciones actuales que localizaban en Internet, con gráficos e imágenes significativas y atractivas, y también nos animaban a buscar páginas web relacionadas con los temas que se trataban y comentarlas en el aula. Los profesores más "innovadores" organizaban dinámicas muy participativas en clase a partir de los trabajos colaborativos que realizábamos previamente en la biblioteca y en los "espacios de trabajo autónomo", dotados con mesas para grupos y ordenadores conectados a Internet; a los que podíamos acceder en determinadas franjas horarias asistidos por el equipo de profesores-asesores "de guardia". En estos espacios realizábamos también los créditos on-line, contemplados en el currículum a partir de los 12 años y que eran ofrecidos por instituciones homologadas de todo el mundo. Ver y comentar habitualmente en clase estos materiales multimedia (noticias de actualidad de la prensa, webs de prestigiosas instituciones y especialistas, etc.) hacía que las clases nos resultaban más motivadoras y cercanas a la actualidad, llenas de interrogantes que luego nos incitaban a explorar por nuestra cuenta estas mismas páginas en los puntos de acceso a Internet de la escuela o en casa. ¡Por fin se conciliaban el mundo real y el mundo escolar; el mundo de las imágenes y el mundo del verbo! Cada escuela tenía un ordenador "servidor", que gestionaba una "Intranet de escuela" y nos proporcionaba a estudiantes y profesores una dirección de correo electrónico y un espacio de disco (disco virtual) donde podíamos ubicar nuestra página web y almacenar archivos de trabajo accesibles desde cualquier ordenador conectado a Internet. Desde los 8 años todos teníamos nuestra "web personal", donde presentábamos nuestras aficiones y realizábamos algunos trabajos escolares que el profesor podía revisar online. El servidor de la escuela también proporcionaba espacios de "disco compartido" para cada curso, para cada asignatura y también para los grupos de trabajo que se

Dr. Pere Marquès Graells - 1

CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica
formaban y lo solicitaban. De esta manera se facilitaba el desarrollo de proyectos colaborativos. Por otra parte la "web del centro" se había convertido en un instrumentos indispensable para nuestro trabajo diario a la vez que constituía un portal abierto al mundo donde se reflejaba el centro y todas sus actividades: sus infraestructuras físicas, el proyecto educativo de centro (PEC), la estructura organizativa, el profesorado, el alumnado, los programas de las asignaturas, las páginas web de los profesores llenas de materiales formativos y orientaciones, los horarios semanales, las actividades, algunos de los trabajos de los estudiantes, foros de debate, informaciones para los padres, tutorías con padres, realización de trámites administrativos .... " (Apuntes del futuro)

El marco de la propuesta
Aunque a veces enfatizamos con el tópico de que el mundo educativo tiene mayor tendencia al inmovilismo que la mayoría de los otros sectores, cuando reviso los 35 años de mi actividad profesional dedicada a la docencia (y también gestión, desarrollo de materiales, investigación...) en todos los niveles educativos constato progresivos y profundos cambios (parejos a la evolución social) en todos sus ámbitos: materiales e infraestructuras, fórmulas organizativas y de gestión, metodologías didácticas, sistema de valores, objetivos y contenidos curriculares, perfiles del alumnado..., y con la Reforma, hasta se han realizado cambios profundos en la estructura general del sistema educativo. Todo ello ha supuesto un tremendo esfuerzo de continua adaptación al profesorado, que a menudo ha tenido que enfrentarse con situaciones para las que no había recibido formación específica o para las que no disponía de los recursos mínimos necesarios. Una visión simple, pero realista, de la situación actual evidencia que ahí donde se dan las condiciones adecuadas (buena dirección, recursos suficientes, profesorado bien formado y motivado, planteamientos pedagógicos actuales...) las cosas van bien y en general se ofrece una buena formación, en tanto que donde no se dan estas circunstancias, las cosas van mal. Entre ambos extremos podríamos establecer una escala y situar a todos los centros docentes. La ausencia en mayor o menor grado de algunos de estos factores imprescindibles para una enseñanza de calidad es lo que muchas veces nos impide trasladar a unos centros las "buenas prácticas" que se desarrollan en otros. Pues bien, soslayando las habituales dificultades de generalización de las buenas prácticas, y en línea con la ficción (?) introductoria, a continuación se presenta una propuesta de actuación, aplicable a TODOS los centros educativos, que actúa como germen de innovación y permite lograr una notable renovación de las metodologías docentes y de los procesos de enseñanza y aprendizaje, incrementa la motivación de los estudiantes y los profesores y facilita el logro de aprendizajes más significativos y en consonancia con la sociedad actual. Su argumentación se apoya en los datos que va proporcionando un estudio en curso, "la pizarra electrónica en los contextos educativos" (MARQUÈS,2002b), cuyas conclusiones definitivas se presentarán en el Congreso.

La propuesta se llama "pizarra electrónica en todas las aulas"
La propuesta de actuación, que se dirige a los centros docentes y a las Administraciones Educativas, consiste en establecer un plan de inversiones en los centros que permita ir dotando progresivamente a TODAS las aulas de una "pizarra electrónica", sistema tecnológico que consiste básicamente en un ordenador multimedia conectado a Internet con un cañón electrónico que proyecta las imágenes sobre una pizarra blanca o pantalla situada en un lugar relevante del aula. Por una vez, como argumentaré más adelante, la simple disponibilidad de unos recursos tecnológicos en las aulas, conjuntamente con unas breves orientaciones iniciales al

Dr. Pere Marquès Graells - 2

CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica
profesorado, induce una progresiva renovación de los procesos de enseñanza y aprendizaje que se va extendiendo a TODO el profesorado. Sin duda se trata de una de las excepciones que justifica la regla; sabemos que generalmente la tecnología por si sola no garantiza ninguna innovación educativa. El sistema completo viene a costar unos 5.000 euros/aula, pero su enorme poder inductor y catalizador de cambios positivos en las actuaciones y las actitudes de los profesores y los estudiantes, según apuntan los primeros resultados del estudio1 (MARQUÈS,2002b), justifica la inversión. Los principales elementos que se integran en la pizarra electrónica son: - Un ordenador multimedia, con DVD, altavoces y micrófono. - Una conexión del ordenador a Internet de alta velocidad (ADSL, cable). - Una conexión del ordenador a una antena de televisión. - Un cañón electrónico de proyección, situado preferentemente en el techo, y accionado con un mando a distancia "con pocos botones", de uso sencillo (una alternativa menos funcional pero más barata serían dos monitores o televisores de gran pantalla situados estratégicamente para lograr la máxima visibilidad de los alumnos) - Un escáner de sobremesa. - Una impresora de inyección de tinta en color. - Una pequeña webcam, que permitirá realizar eventuales videoconferencias y también para proyectar directamente o digitalizar fotografías, objetos o pequeñas secuencias (puede sustituir al retroproyector y al opascopio). - Un magnetoscopio sencillo, que permitirá la utilización didáctica de vídeos y grabaciones de programas de televisión. - Una pizarra blanca o pantalla. Es preferible la pizarra blanca, pues permite realizar anotaciones sobre las imágenes y textos que se están proyectando. Con mucho, el elemento más caro del sistema es el cañón electrónico de proyección. No obstante estimamos que su precio se reduciría drásticamente si las Administraciones Educativas establecieran acuerdos con los fabricantes para diseñar un modelo adaptado específicamente a las necesidades de las aulas. Como el proceso de dotación de pizarras electrónicas a las aulas iniciado en algunos centros actualmente se va realizando lentamente, y las demandas de los profesores para utilizar estas infraestructuras son grandes, en algunos casos se ha optado por ubicar los elementos básicos del sistema (ordenador, cañón de proyección, etc.) en unos "armarios móviles" que se pueden desplazar entre aulas vecinas. No obstante, según los datos que nos va aportando el estudio en curso, ésta no es una buena opción debido a múltiples razones: la fragilidad de algunos de los materiales (especialmente el cañón de proyección), la problemática que supone desenrollar/conectar y desconectar/enrrollar los cables de alimentación, de conexión a Internet...), la incomodidad que supone para el profesor tener que reclamar al conserje o ir a buscar personalmente esta infraestructura... Por lo tanto se aconseja realizar instalaciones fijas en las aulas y, hasta que todas las aulas estén dotadas, desplazar a los alumnos cuando el profesor considere muy ventajoso utilizar la pizarra electrónica; esto simplemente exige llevar a cabo una planificación y coordinación periódica entre el profesorado interesado en este recurso. En los centros que dispongan de espacios libres, pueden constituir una de estas aulas con pizarra electrónica como aula de recursos (libre y a disposición de todos). Cuando esto no sea posible, el aula se asignará a un

La investigación contempla dos fases principales: 1.- Estudio previo: ¿Qué opinan los profesores, alumnos, padres y gestores de los centros que disponen de este sistema en alguna de sus aulas? ¿Cómo lo utilizan? Identificación de puntos fuertes y débiles. 2.- Estudio central: Dotación de pizarras electrónicas a todas las aulas de tres centros docentes (por cierto, estamos buscamos patrocinadores entre los fabricantes de cañones de proyección) y de un sistema de formación y seguimiento adecuado. ¿Realmente se implica TODO el profesorado? ¿Se logra una significativa renovación de los métodos docentes? ¿Las mejoras en los aprendizajes de los estudiantes justifican la inversión?

1

Dr. Pere Marquès Graells - 3

CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica
profesor/curso que prevea utilizar intensivamente el sistema pero que se comprometa permutar el aula cuando otro profesor puntualmente solicite utilizar la pizarra. a

La formación y el asesoramiento continuado al profesorado.
Un aspecto esencial a tener en cuenta para el logro de los objetivos que se pretenden, el aprovechamiento de las posibilidades del sistema como instrumento para la renovación y mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje, es la adecuada formación del profesorado y el seguimiento inicial de su actividad. Aunque los conocimientos técnicos necesarios para utilizar la pizarra electrónica son mínimos, al iniciar la implementación de estas infraestructuras en los centros conviene realizar una sesión formativa a todo el profesorado; en ella se comentarán las posibilidades del sistema (este documento podría servir como introducción) y se proporcionarán unos libritos con una selección de páginas web y otros recursos multimedia de interés para cada asignatura. Este índice de recursos también se incluirá en una página web para que desde ella los profesores puedan acceder directamente a todos los enlaces y, si lo desean, puedan completarlo las direcciones de otras páginas web interesantes que descubran. Obviamente se hará una demostración práctica de todo ello en un aula con pizarra electrónica. La realización de algunas reuniones-seminario de formación y seguimiento, especialmente a lo largo del primer año, facilitará la adaptación del profesorado a este nuevo escenario docente y la compartición de los contenidos de alto valor educativo que se vayan localizando en Internet, y orientará un mayor aprovechamiento de las posibilidades del sistema y el consiguiente cambio metodológico.

Algunas posibilidades educativas
La simple presencia de la pizarra electrónica en las aulas induce nuevas formas de trabajar, que se ven reforzadas cuando los estudiantes disponen de puntos de acceso a Internet en el propio centro o en su casa. Actualmente cerca de un 30% de las familia españolas tienen conexión a Internet en su casa, y este porcentaje sigue una tendencia de crecimiento acelerado. La disponibilidad de una Intranet en el centro, en la que profesores y estudiantes puedan disponer de una carpeta personalizada en la que almacenar sus apuntes y trabajos (en Word, Power Point, etc.) multiplica aún más las posibilidades de la pizarra electrónica, ya que en cualquier momento se podrán presentar y utilizar en clase estos materiales (aunque sean "voluminosos" por contener muchas imágenes o vídeos) sin necesidad de conectarse a Internet. Los profesores, especialmente si han recibido una breve orientación inicial y una primera guía de páginas web de interés para su asignatura, rápidamente se familiarizan con el sistema y lo explotan didácticamente. Los alumnos se muestran entusiasmados y participativos desde el primer momento. La clase, los aprendizajes y la construcción de los conocimientos se hacen (al fin) de manera compartida. Ahora esto está más al alcance de todos. Si la nueva sociedad de la información y las nuevas tecnologías en general, especialmente Internet, parece que nos empujan hacia un nuevo "paradigma de la enseñanza" (ver por ejemplo <http://dewey.uab.es/pmarques/nparadig.htm>), la pizarra electrónica constituye uno de sus principales instrumentos. Aunque las posibilidades de utilización y de aprovechamiento didáctico de la pizarra electrónica en el aula son muchas, podemos identificar cuatro formas básicas de utilización:

Dr. Pere Marquès Graells - 4

CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica
- Uso por el profesorado. Los profesores pueden apoyar sus explicaciones a los estudiantes proyectando páginas web que ofrezcan: imágenes, esquemas, vídeos, puntos de vista, noticias de la prensa digital, presentaciones de instituciones y empresas... Y por supuesto también pueden proyectar vídeos, materiales en soporte CD o incluso programas de televisión. - Uso por los estudiantes. Los estudiantes, informados por el profesor de los próximos temas a tratar en clase, pueden buscar por su cuenta webs y otros recursos relacionadas con estas temáticas, y presentarlos a sus compañeros, cuando el profesor lo indique. Con ello, además de realizar un trabajo de búsqueda de información en Internet y de leer, comprender y valorar estas informaciones, los estudiantes tendrán una oportunidad de explicar a sus compañeros el contenido de estas páginas web y su interés para el tema que se está tratando. El papel del profesor será escuchar y en su caso corregir o completar las explicaciones de los alumnos. - Uso conjunto por el profesor y los estudiantes. Por ejemplo en el marco de un debate que ha sido previamente preparado y para el que profesores y estudiantes han buscado datos en Internet con los que justificar sus argumentaciones. - El rincón del ordenador. El sistema informático (ordenador, impresora, escáner...), ubicado en un punto concreto del aula, podrá utilizarse como fuente de información y canal de comunicación por parte de los estudiantes y de los profesores en cualquier momento que lo precisen. En algunos casos también se podrá utilizar para elaborar algún documento, digitalizar imágenes, imprimir, etc.. Puntualmente grupos de alumnos pueden utilizarlo para trabajar con programas didácticos. La información disponible será la que los profesores hayan puesto en el disco duro, los CD de la biblioteca de la clase (si es necesario se puede ir a buscar en préstamo alguno a la biblioteca del centro) y, por supuesto, el acceso a Internet. A partir de aquí, las posibilidades son infinitas, y todas ellas atractivas para profesores y alumnos. Por ejemplo, en la etapa de enseñanza primaria y en algunas asignaturas de ESO, podemos empezar la clase cada día revisando con los estudiantes las noticias que nos ofrece la prensa electrónica, y comentar con ellos lo que pasa, contestar preguntas, ver que dicen otros periódicos, ampliar la información en Internet, buscar los orígenes de los conflictos, debatir, juzgar explicitando el sistema de valores de referencia... ¿No es eso altamente educativo? ¿No resultará motivador para los alumnos a poco que seleccionemos bien los temas o les dejemos seleccionar a ellos? ¿No disfrutaremos con esta actividad que además nos permitirá "estar al día" de lo que pasa? Pero aún podemos aprovechar más esta tecnología cada vez más omnipresente en todas partes. Podemos convenir con los estudiantes que cada día presentarán las noticias ellos, un grupo distinto cada día, a partir de los telediarios vespertinos y de los titulares de prensa en Internet. Nuestro papel ahora será supervisar, promover el debate, orientar... y al final completar la revisión de las noticias que creemos que conviene destacar. ¡Qué lejos queda aquella escuela en la que el alumno era un receptor pasivo de las lecciones magistrales de siempre, sobre los temas de siempre! Otro ejemplo, ahora a propósito del tratamiento de la diversidad. Recordemos que todos los profesores habrán recibido un librito con páginas web de interés para su asignatura. Con esta información, y con los recursos que cada profesor va descubriendo a medida que acumula horas de navegación, al presentar los temas utilizando la pizarra electrónica puede hacerlo con gran profusión de ejemplos y referencias a la actualidad. Esta variedad de recursos multimediales, además de despertar la motivación y mantener la atención de los estudiantes, aumenta las posibilidades de conectar con los intereses de todos ellos. Además, podemos mostrar páginas web informativas y de ejercicios autocorrectivos, con la sugerencia a determinados estudiantes de que las consulten para ampliar o repasar ciertos

Dr. Pere Marquès Graells - 5

CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica
contenidos. La gran cantidad de medios a nuestro alcance facilita ( ¡al fin! ) el tratamiento de la diversidad y nos permite orientar mejor sus aprendizajes hacia una construcción personal del conocimiento.

Las razones del éxito: la magia de la pizarra electrónica
La magia de la pizarra electrónica está en que todo el profesorado se entusiasma con ella, y progresivamente va descubriendo sus múltiples posibilidades al tiempo que ensaya nuevas metodologías docentes; por ello, en mayor o menor medida, SIEMPRE se va produciendo una renovación de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Y las razones del éxito son las siguientes: - La pizarra electrónica resulta muy fácil de utilizar. Enseguida se aprende todo lo necesario para empezar. ¿Quién no sabe navegar hoy en día? ¿Quién no quiere aprender a navegar hoy en día? ¿Quién no aprende a navegar en menos de una hora? - El acceso a la información se realiza de manera inmediata. No hace falta dedicar mucho tiempo a preparar materiales, basta con conocer su existencia en Internet. Y cuando se consultan antes de la clase, su revisión suele resultar gratificante y enriquecedora. - Es una tecnología limpia y que no da problemas. Si es necesario se puede prescindir puntualmente de ella, de manera que si un día no va el sistema o Internet da problemas, simplemente se desarrolla la clase sin la pizarra electrónica, como hacía antes. Frente a este sistema tecnológico tan sencillo y seguro, ir al aula informática resulta mucho más complicado y estresante para los profesores sin grandes conocimientos informáticos. Pueden ser tantas las incidencias informáticas que pueden producirse durante la sesión: ordenadores que no van, virus, programas que dejan de funcionar, problemas de configuración, algún cable que se afloja, las bromas de algún alumno "que sabe mucha informática"…. - Los alumnos están más atentos, motivados e interesados por las asignaturas. Incluso en aquellos entornos en los que resulta difícil mantener la disciplina y el ambiente de trabajo en clase se constata una menor conflictividad. Los estudiantes se sienten más como en casa cuando están ante el mundo audiovisual del televisor, concentrados con sus videojuegos o navegando lúdicamente por Internet. Los temas que se tratan en clase se aproximan más a sus experiencias previas. Les resulta más fácil relacionar lo nuevo con lo que ya saben. Pueden realizar unos aprendizajes más significativos. - Los alumnos tienen un papel más activo en las actividades de clase, participan más, tienen más autonomía y disponen de más oportunidades para el desarrollo de competencias tan importantes en la sociedad actual como buscar, valorar y seleccionar información, realizar trabajos colaborativos, exponer con claridad sus argumentos... - El profesorado aumenta su autoestima profesional: está utilizando eficazmente las tecnologías avanzadas, ha mejorado el quehacer docente, mejora la formación del alumnado... Explora en Internet e investiga en la clase. Con el tiempo va descubriendo nuevas posibilidades metodológicas y muchos nuevos recursos aplicables (sobre todo en Internet). - Continuamente van aprendiendo cosas nuevas, a partir de las visitas por las páginas web y también de los comentarios que se hacen en clase. Resulta gratificante y divertido. Se acabó la monotonía para los estudiantes y también para algunos profesores.

Dr. Pere Marquès Graells - 6

CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica

Las posibilidades de la pizarra electrónica para innovar, motivar a los estudiantes, promover aprendizajes más significativos, atender adecuadamente la diversidad del alumnado..., son inmensas. En algunos casos, el profesorado deberá realizar esfuerzos complementarios importantes (elaboración de transparencias, apuntes, materiales didácticos interactivos), pero en general su empleo no supondrá una mayor dedicación. A un toque de ratón, tenemos la biblioteca universal de Internet a nuestro alcance en clase. ¿No les parece un sueño hecho realidad? "... Y el profesorado fue integrando Internet en su quehacer docente porque la escuela disponía de las infraestructuras necesarias para hacerlo, porque conocía los contenidos y las posibilidades de Internet (lo utilizaba también en casa para comunicarse y buscar información diversa y sobre su asignatura), y porque creía que debía hacerlo... la dinámica de los tiempos." (Apuntes del futuro)

Bibliografía
AREA, Manuel (2001). Educar en la sociedad de la información. Bilbao: Declée de Brouwer. CABERO, Julio (editor) (2000) Nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Barcelona: Síntesis DE PABLOS, Juan (2001)."Nuevas tecnologías, educación y entretenimiento". Revista Comunicación y Pedagogía, núm. 172, pp. 25-31" FERRÉS, Joan, MARQUÈS, Pere (Coords.) (1996-..) Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Barcelona: Praxis GALLEGO, D.; ALONSO, C. (1999). El ordenador como recurso didáctico. Madrid: UNED MAJÓ, Joan; MARQUÈS, Pere (2002). La revolución educativa en la era Internet. Barcelona: CissPraxis MARQUÈS GRAELLS, Pere (1998)."Usos educativos de Internet: ¿la revolución de la enseñanza?". Comunicación y Pedagogía, nº 154, p.37-44 MARQUÈS GRAELLS, Pere (2002a). Página <http://dewey.uab.es/pmarques> consulta [15/4/2002] web de Tecnología Educativa.

MARQUÈS GRAELLS, Pere (2002b). La pizarra electrónica en los contextos educativos (una investigación en curso). < http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm> consulta [15/4/2002] REPARAZ, Charo; SOBRINO, Ángel; MIR, José Ignacio. (2000). Integración curricular de las NNTT. Barcelona: Ariel. SANCHO GIL, Joana Mª (1996)." "Educación en la era de la información". Revista Cuadernos de Pedagogía nº 253. Barcelona SANCHO, Joana Mª, et al. (2001). Apoyos digitales para repensar la educación especial. Barcelona: Octaedro -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

COMUNICACIÓN: La magia de la "pizarra electrónica". Una innovación al alcance de todos.
Dr. Pere Marquès Graells Departamento de Pedagogía Aplicada, UAB

Dr. Pere Marquès Graells - 7

CONGRESO TIEC - 2002: La magia de la pizarra electrónica
<pere.marques@uab.es> - <http://dewey.uab.es/pmarques>

ESTA COMUNICACIÓN está relacionada especialmente con el tema 3, pero también mantiene fuertes vínculos con los temas 4 y 9.

RESUMEN:
A partir de la recreación de una escuela situada en el futuro, se revisan las posibilidades innovadoras que aporta la "pizarra electrónica", sistema tecnológico que consiste básicamente en un ordenador multimedia conectado a Internet con un cañón electrónico que proyecta las imágenes sobre una pantalla situada en un lugar relevante del aula. A partir de un estudio que se está realizando (MARQUÈS, Pere: "la pizarra electrónica en los contextos educativos"), se analizan las principales aportaciones de este sistema y se argumentan las razones por las que su implementación en las aulas SIEMPRE induce una notable renovación metodológica en las prácticas docentes de TODO el profesorado, con la consiguiente mejora en los aprendizajes de los estudiantes. El precio a pagar son 5.000 euros/aula.

Dr. Pere Marquès Graells - 8