You are on page 1of 5

Ensayo

Cambio organizacional

Como cualquier elemento existente la organización empresarial requiere de cambios y


modificaciones para aspirar a un desarrollo constante. Y no son cambios que puedan
tomarse como opción, pues un mundo globalizado y en constante movimiento social,
económico y tecnológico así lo exige.

Son muy relativos los tipos de cambio que pueden realizarse en una u otra organización,
pues ello depende exclusivamente de las necesidades que presente la misma en su
determinado momento. Las personas a cargo determinan si es o no un momento
adecuado, propicio para implementar un cambio dentro de la empresa, tomando en
cuenta también los múltiples factores que la componen, tanto de afuera como dentro de
la organización misma. Estos factores pueden comprender su posicionamiento en el
mercado, su planta física, su eficacia productiva, su equipo humano, su eficacia dentro
de la sociedad, cambios de personal, modificación en los puestos de trabajo etc. Y como
vemos no para que se diga que una empresa desarrollo un cambio tiene que ser
necesariamente de gran magnitud, pues son múltiples las formas de hacer
modificaciones sin que esto signifique un vuelco total dentro de la empresa, pero eso sí,
cualquier cambio por pequeño que sea trae con sí modificaciones y alteraciones que van
a afectar de algún modo (positiva o negativamente) el desarrollo de la organización.

El cambio como tal, sin importar dónde o en qué ámbito humano se desarrolle implica
pasar de una situación desde la que ya hay un orden establecido y una costumbre a otra
que está empezando a establecerse. Por ello a partir de que pensamos implementar un
cambio debemos iniciar por dejar las antiguas costumbres e irlas reemplazando por
aquellas nuevas gradualmente. O en algunos casos drásticamente dependiendo de qué
tipo de cambio deseemos o qué efectos queremos que repercutan dentro de la situación a
modificar. Todo lo que antes manejábamos debe desestructurarse para empezar a
adoptar y aplicar los nuevos elementos: Conocimientos, procesos, funciones, etc.

De cualquier manera si una organización empieza a implementar cambios dentro de su


estructura es porque ve alguna necesidad que el sistema actual no está supliendo, o que
es ahora insuficiente, lo que es mucho más común hoy en día por el incremento de
pymes e industrias transnacionales que se implantan en el mercado, lo que significa para
todas más competencia y por ende la necesidad de mejora y superación diaria. Los
adelantos tecnológicos, cambios ambientales, evolución en el mercado, competencia
externa, evolución en el producto, inconvenientes económicos, reestructuración del
talento humano, pueden ser algunos de los factores que inciden en la decisión de cambio
que toma la organización.

Siempre el deseo de cambio va ligado directamente con el deseo de mejora


organizacional y productiva, pues ¿qué empresa querría hacer un cambio para perjuicio
de su propia organización? Ninguna. Cualquier cambio que desee hacerse siempre va
de la mano con la idea de progreso y de beneficios, lo cual es posible si se hace el
análisis previo y si se sigue un proceso cuidadoso y minucioso antes de desarrollarlo
completamente. No siempre un cambio llena las expectativas dentro de la organización
y su éxito depende de qué tan cuidadoso se haya sido con todo el proceso de
investigación y análisis que debe hacerse antes de efectuar alguna modificación.

Hay unas técnicas de cambio que deben adoptarse dependiendo de qué se condidere más
apropiado en ese momento. Algunos cambios necesitan de una readecuación de grupos
y equipos, ya que su fin es adaptarse a los factores externos, como lo son los clientes,
los proveedores y la competencia. A medida que avanza la tecnología, los conceptos, los
intereses, el entorno, el desarrollo cambia, la época y el contexto también lo hacen por
ello la organización empresarial debe también hacerlo paralelamente, pues de lo
contrario su implementación tecnológica y corporativa empezaría a verse retrógrada
para la sociedad a la que sirve. Lo que hace este tipo de cambio es reemplazar
totalmente los antiguos modelos por los nuevos. Por ejemplo el cambiar las políticas y
normas de una empresa. Las nuevas reemplazarían a las antiguas pues si se quedaran
ambas podrían contradecirse unas con otras. A este tipo de cambio se le da el nombre de
adaptativo y como su nombre lo indica está para adaptar a la empresa con su entorno.

Así como lo adaptativo tiende a reemplazar este otro cambio está para complementar a
los elementos anteriores dentro de la empresa. No ejerce cambio ni hace innovaciones
sino que mantiene pero ahora de manera más eficiente las funciones que se llevaban a
cabo anteriormente. Por ejemplo en una empresa que tenga implementada una
maquinaria la cual tenga que ser manejada por un operario, en la que se necesite que
esta persona cumpla también con otros oficios, puede implementarse otra herramienta
tecnológica que cumpla con el rol del empleado en la maquinaria antigua. Es decir, lo
que hacía el empleado con lo maquina anterior ya es oficio de la nueva instalación por
ende aparte de mayor eficacia en cuanto a esa producción, se garantiza también que el
trabajador tenga mayor eficiencia en su labor alterna ya que sería ahora su
responsabilidad principal.

No todos los cambios se dan a nivel “macro” pues también puede hacerse a un nivel
“micro” de la empresa, refiriéndonos a cambios pequeños dentro de la organización
misma. Puede haber cambio dentro de las estructuras de los departamentos, cambios en
el recurso humano, etc. Modificaciones o inclusive cambios a escala menor hablando ya
de relacionados con el rendimiento del trabajador, los programas de capacitación o la
implementación de nuevas técnicas para la organización empresarial.

Los tipos de cambio son básicamente dos, hay unos que reaccionan a elementos
externos, es decir aquellos que ocurren después de que factores externos han afectado
algún punto en el normal desempeño de la empresa, y están los que buscan adelantarse a
sucesos o hechos dentro o fuera de la organización misma. Dentro del primer tipo de
cambio que es el reactivo podemos incluir como ejemplo la empresa BIMBO, que
inicialmente se empezó a dedicar exclusivamente a productos de “panadería” básicos
como lo son pan, tostadas, etc. Inicialmente era de las pocas empresas reconocidas en
este tipo de productos pero a medida de incrementaba el número de este tipo de
compañías adicionaron a su línea los productos de ponqués, pasteles, panqueques, lo
cual ahora le daba un plus y de nuevo una ventaja ante el resto de empresas similares.
La organización reaccionó ante el incremento de la competencia y la globalización del
mercado. En el segundo caso, que nos remite al tipo de cambio anticipatorio podemos
citar el ejemplo de un hospital privado en la ciudad de Medellín. El cual cuenta con
elementos de trabajo técnicos avanzados y bastante costosos para el resto de hospitales
de la ciudad. Dentro del país y el departamento es anticipatorio ya que se adelanta al
contexto del entorno general en la ciudad y es pionero en la nueva implementación
tecnológica para hacer menos tedioso y molesto el proceso de diálisis a un paciente con
problemas de riñón.

Volvemos ahora con las técnicas que se deben tomar en cuenta a la hora de planear
algún tipo de cambio, y nos involucramos con la más radical de todas. El cambio
revolucionado tiene la característica de que es el más amplio y más drástico de todos, y
es la gran diferencia con los dos anteriores (adaptativo, evolutivo), ya que implica un
reestructuramiento total en todos los aspectos de la organización.

Es un cambio de estrategia, de innovación total, de ideología empresarial, de misión, de


productividad, de enfoque, de mercado. Es un cambio a gran escala que involucra a
todos los factores pertenecientes a su organización.

La trasformación es completa y las acciones que en ella se empiezan a implementar son


totalmente nuevas y distintas, empieza a restablecerse cada una de las funciones dentro
de la organización, tanto técnica como humana. Puede haber incremento o recorte de
personal, un cambio significativo en la misión, la visión, las estrategias corporativas, las
políticas empresariales, , las normas generales, los criterios, las adquisiciones y las
exigencias en cuanto a los componentes externos como nuevos empleados o
tecnologías. No hay área ni departamento que se exima de ejercer las nuevas
implementaciones.

Un ejemplo sería una empresa que se dedica a surtir de materia prima (telas, hilos) a
empresas de moda y confecciones. Y decide dar un paso y ser ella misma quien
fabrique sus propios productos (camisetas, pantalones, ropa interior), y al mismo tiempo
dedicarse a comercializarlos y venderlos. Desde allí cambiaría completamente todo el
enfoque ya que no solamente se tendrían que preocupar ahora por vender una materia
buena y fina sino que se tendrían que preocupar también por el diseño y la factura de la
ropa que fabrican y aparte crear un nuevo departamento de marketing o publicidad para
hacer llegar al público su mercancía, ya que para él trabajarían directamente desde ese
momento.

La misma naturaleza de esta técnica de cambio lo hace en sí, complejo y requiere de una
estrategia y un proceso mucho más arduo y extenso que en el cambio evolutivo y
adaptativo.
No obstante cuando se encuentra el método y el procedimiento adecuados las
probabilidades de resultados positivos son amplias, los medios y las maneras en que son
empleados deben darse de manera óptima y precisa, tener un proyecto claro y saber
exactamente hacia donde se quiere llegar para no correr un riesgo de descentralización
del proceso.

El cambio como tal siempre es positivo para el desarrollo dentro de un mundo


globalizado que ya obliga a una transformación organizacional, sin embargo cuando no
todos los componente esenciales son tomados en cuenta o cuando el medio no se da, el
cambio en lugar de favorecer, termina perjudicando sustancialmente a una organización.
Ensayo

“Cambio organizacional”

Presentado por:

Kellyn Ospina

Elmer Andrés Díaz

Estefanía Correa

Sara Saldarriaga

Institución