Japón fue advertido más de dos años atrás por la autoridad nuclear reguladora internacional de que sus plantas

de energía nuclear no eran capaces de resistir la fuerza provocada por terremotos, informó un cable escrito por el embajador J. Thomas Schieffer y filtrado por Wikileaks. Ampliar esta imagen MWichary Radioactivo Artículos Relacionados
y y y

Lo que tienes que saber sobre la Radiación Nuclear (2:40 pm) Yen alcanza máximo en 16 años en Nueva York (2:38 pm) Apple, Facebook y Twitter facilitan donaciones para Japón (2:19 pm)

Temas Relacionados
y y y

Japón Ciencia Estados Unidos

Radioactivo Fechado el 27 de octubre del 2008, el cable con origen en la Embajada de Estados Unidos en Tokio, indica que Taro Kono, político japonés del Partido Liberal Democrático y miembro del Cámara Baja del Congreso de Japón, mantenía una fuerte oposición contra la industria nuclear en Japón, especialmente en el reprocesamiento nuclear debido al costo, cuidados y seguridad.

De acuerdo con el cable, Kono habría criticado a la burocracia japonesa y a las compañías energéticas por estar siguiendo una estrategia energética nuclear anticuada suprimiendo todo desarrollo por energías alternati as y guardándose esta informaci n para sí mismos. "Taro Kono, quien estudi y trabaj en stados Unidos y habla un excelente inglés, es relati amente joven y muy franco al hablar, especialmente cómo crítico ante las políticas nucleares del gobierno," indica el texto. "Durante una reunión, él expresó su fuerte oposición ante la industria nuclear en Japón, especialmente respecto al reprocesamiento de combustible nuclear, debido a los problemas de costo, cuidado y seguridad." as compañías japonesas están ocultando la seguridad y costos al mismo tiempo que están vendiendo con éxito, la idea al público de que reprocesamiento significa "reciclar uranio", indica el cable. Acertadamente, Kono tuvo razón al indicar que el programa de reprocesamiento de Japón había sido concebido como parte de un ciclo nuclear diseñado para usar combustible reprocesado en reactores de rápida reproducción (FBR . Sin embargo, estos reactores no han sido exitosamente desplegados y el prototipo FRB de Japón en Monju, aún está fuera de servicio después del accidente de 1995. Kono notó también que los estándares japoneses de radiación presente en comidas importadas habían sido establecidas siguiendo las mismas que a las que incidente en Chernóbil sucedieron, y que no habían cambiado desde entonces, a pesar de que otras naciones habían reducido sus niveles de radiación permisible. "Kono citó la extensa actividad sísmica en Japón, la abundante agua subterránea y cuestionó si realmente existía un lugar seguro para almacenar los desechos nucleares en 'la tierra de los volcanes'," continuó el cable. n respuesta a una seria petición realizada en diciembre del 2008, el gobierno de Japón actualizó la política de seguridad y construyó un centro de emergencia en Fukushima para responder a sismos con magnitudes menores a los 7 grados en la escala de Richter. l documento también indica que un experto expresó preocupación por conocer cómo proteger las estaciones nucleares de terremotos. l oficial de la IA A explicó que las políticas de seguridad en caso de sismos han sido revisadas únicamente en 3 ocasiones durante los últimos 35 años y que la IA A se encontraba ahora revisándolas. " n algunos casos, el experto notó que sismos recientes han excedido la escala para la cual fueron diseñadas las plantas nucleares, y este es un serio problema que requiere mucho trabajo en términos de seguridad sísmica," agregó. l gobierno de Japón también se opuso a una orden judicial que pedía la clausura de otra planta nuclear al oeste de Japón debido a que no era capaz de resistir los siniestros.

En el momento de estas advertencias, Naoto Kan era el secretario de Tecnología y Ciencia de Japón para en el 2010 convertirse en Primer Ministro de la nación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful