sábado 12 de julio de 2008

Vía de infusión intraósea (II parte)

EQUIPO El equipo requerido para esta técnica es mínimo. En niños menores de 5 años, cuyos huesos largos poseen una corteza delgada, una aguja fuerte de gran calibre (16 a 18 gauge) con mandril puede ser suficiente. Las agujas usadas rutinariamente por los hematólogos para realizar aspiraciones de médula ósea son las ideales. Entre ellas están las agujas cortas de Rosenthal u Osgood, o las más largas de tipo biopsia de Silverman. El madril es indispensable para evitar el taponamiento de la aguja durante su inserción. Ya es posible conseguir, inclusive en nuestro medio, equipos desechables especialmente diseñados para esta técnica. SITIOS DE PREFERENCIA Cualquier hueso que posea cavidad medular es un sitio potencial para Infusión. Diversas localizaciones han sido usadas con éxito, entre ellas: - Tibia Proximal - Tibia Distal (niños > de 6 años y adultos) - Fémur Distal - Trocánter Mayor - Esternón Los sitios más frecuentes usados son los dos primeros. La tibia proximal es una superficie plana de muy fácil acceso y delgada en niños menores de 6 años; debido a que posteriormente aumenta su grosor considerablemente se prefiere abordar distalmente por encima del maléolo interno. El fémur es usado muy ocasionalmente debido a que las relaciones anatómicas se confunden más fácilmente por la cantidad de tejido que se interpone. El esternón fue muy usado inicialmente especialmente en adultos, pero cayó en desuso por las serias complicaciones reportadas como neumotórax, ruptura de grandes vasos y lesión cardíaca; además que interfiere con el masaje cardíaco en caso de ser necesario.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful