You are on page 1of 125

Bernardo y Alejandra Stamateas

La fe te hace vivir según la


normalidad de Dios.
Stamateas, Bernardo
60 Principios de fe : la fe te hace vivir según la normalidad de Dios . - 1a ed. -
Buenos Aires : Presencia de Dios, 2009.
Índice

Alejandra y Bernardo Stamateas


248 p. ; 24x17 cm.

ISBN 978-987-1338-21-4

1. Fe Cristiana. I. Título
CDD 234.23

PRINCIPIO 1
La fe te hace vivir bajo la normalidad de Dios #13
PRINCIPIO 2
60 Principios de fe: La fe te hace vivir según la normalidad de Dios
Bernardo Stamateas La fe viene por palabras de estima #17
- 1ª edición -
PRINCIPIO 3
La fe crece con visión amplia #21
Presencia de Dios
Jose Bonifacio 332, Caballito, PRINCIPIO 4
Buenos Aires, Argentina.
Tél.: (54011) 4924-1690
www.presenciadedios.com La fe crece con grupos de fe #25
presenciagroup@gmail.com
PRINCIPIO 5
ISBN: 978-987-1338-21-4 La fe viene a través de quien me enseña #29
PRINCIPIO 6
Fecha de catalogación: 09/01/2009
Serás entrenado en la fe #33
Impreso en:
Artes Gráficas Buschi S. A. Ferré 2250/52
PRINCIPIO 7
C1437FUR Buenos Aires, Argentina Los mitos de la fe #37

60 Principios de fe
PRINCIPIO 8
No se permite la reproducción parcial o total de este libro, en La fe funciona en dos planos: en DIos y en mí #41
cualquier forma o por cualquier medio, sea electrónico o mecánico,
mediante fotocopias, digitalización u otros métodos, sin el permiso PRINCIPIO 9
previo y escrito del editor. Su infracción está penada por las leyes
11.723 y 25.446. ¿De poca fe en quién? #45

7
PRINCIPIO 10 PRINCIPIO 24
Fe tiene dos elementos: un don y una actitud #49 La gloria de Dios envolverá tu fe #103
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


PRINCIPIO 11 PRINCIPIO 25
La fe se transmite #53 La fe es para ver lo que no es como si fuese #107
PRINCIPIO 12 PRINCIPIO 26
El enojo de fe #57 Fe es el idioma de Dios #111
PRINCIPIO 13 PRINCIPIO 27
Fe agresiva #61 Todo en la vida cristiana tiene que ver con fe #115
PRINCIPIO 14 PRINCIPIO 28
Fe no es emoción #65 La fe es un don, un regalo de Dios #119
PRINCIPIO 15 PRINCIPIO 29
El orden libera mayor fe #69 La fe es una semilla que DIos te da para que
PRINCIPIO 16 la hagas crecer #123
Tengo que hacerme preguntas de fe #73 PRINCIPIO 30
PRINCIPIO 17 Fe + Confesión de fe = Resultados extraordinarios #125
Soltá fe, esperanza y amor #77 PRINCIPIO 31
PRINCIPIO 18 En el lenguaje de Dios, fracasar
La fe es un recurso #81 no es equivocarse, es no tener fe #129

PRINCIPIO 19 PRINCIPIO 32
Fe = Declarar + Poseer #85 La fe eviene por el oír #133

PRINCIPIO 20 PRINCIPIO 33
Fe es ver lo que Él ve #87 Miedo es fe en reversa #137

PRINCIPIO 21 PRINCIPIO 34
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Dios sanará tu corazón y lo llenará de fe #91 Tu fe depende del nivel de búsqueda que tengas #141

PRINCIPIO 22 PRINCIPIO 35
Que tu fe no falte #95 Fe no es opinión #145

PRINCIPIO 23 PRINCIPIO 36
Nunca entregues la fe que está en tu corazón #99 Fe no es experiencia #149

8 9
PRINCIPIO 37 PRINCIPIO 50
Fe no es deseo #153 Fe es acción y movimiento #203
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


PRINCIPIO 38 PRINCIPIO 51
Fe no es repetir #157 Fe es ver, soltar y actuar sistemáticamente #207
PRINCIPIO 39 PRINCIPIO 52
Fe no es dudar #161 Fe es tener la mente a nuestro favor #211
PRINCIPIO 40 PRINCIPIO 53
Fe es resultado #165 Fe es estar enfocado #215
PRINCIPIO 41 PRINCIPIO 54
Fe es soñar #167 Fe es dar valor a la palabra de Dios #219
PRINCIPIO 42 PRINCIPIO 55
Dios quiere elevar tu nivel de fe #171 Fe es estar motivados #223
PRINCIPIO 43 PRINCIPIO 56
En fe te volverás a levantar #175 He guardado la fe #227
PRINCIPIO 44 PRINCIPIO 57
La fe te lleva a expandirte #179 La fe te define #231
PRINCIPIO 45 PRINCIPIO 58
Fe es juntarse con los mejores #183 Fe es libertad #235
PRINCIPIO 46 PRINCIPIO 59
Profecía es fe #187 La fe de Dios es bien fácil #239
PRINCIPIO 47 PRINCIPIO 60
La primera oración es fe, la segunda La fe reconoce el problema,
es incredulidad #191 pero no lo acepta como tal #243
60 Principios de fe

60 Principios de fe
PRINCIPIO 48
Fe es ver todo antes de que sea creado #195
PRINCIPIO 49
Cada etapa es maravillosa si se vive con fe #199

10 11
01

Principio
La fe te hace vivir según la
normalidad de Dios

¿Hasta dónde es el límite de lo normal y lo anormal? Esa es


la gran pregunta de nuestra sociedad, porque lo que para una
persona es normal para otra puede ser anormal, y lo que al-
guien considera represivo, para otro puede ser liberal. Debe-
mos tener en cuenta que el objetivo del enemigo siempre será
confundirnos entre lo normal y anormal.

Nuestra normalidad se basa en lo que Dios dice en su Palabra, porque


esa es nuestra fe. Todo lo que Dios promete es lo normal para nosotros
y todo lo que condena es anormal.

Para los que creemos en Dios, la normalidad pasa


por nuestra fe.
Por ejemplo, si venís de una familia donde todos eran alcohó-
licos o pobres, ésta ya no será tu realidad, es decir “tu normali-
dad”, porque para los que estamos en Dios, todas las cosas son

60 Principios de fe
hechas nuevas, toda nuestra vida es hecha nueva.
Dios te prometió:

“Si alguno está en Cristo nueva criatura es, las


cosas viejas pasaron son todas hechas nuevas.”

13
El gran desafío de Jesús fue tomar a doce “cabezas duras” (como Sin embargo, cuando se convirtió lo primero que hizo Jesús fue
#01 #01
eran los apóstoles), modificar su normalidad cultural, familiar, enseñarle a salir de su mente analítica y entrar en la normali-
moral, estadística y enseñarles la normalidad de Dios. dad de Dios, que es la fe.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Muchos pastores creyendo enseñar esa normalidad, trasmitie- Le dijo: “Felipe ¿cómo haremos para alimentar a estos diez
ron sus valores personales, mezclando la cultura con la fe, pero mil?” Jesús sabía que lo haría, no le estaba pidiendo un plan,
al leer la Biblia, nos damos cuenta cuándo se trata de un valor pensó en enseñarle y quiso saber si había entendido.
cultural o cuándo de un principio de fe. Felipe le dijo: “Despídelos porque es tarde” (¿Por qué le dijo
La Biblia dice: “Todo lo que pidas, Dios te lo dará”. eso, con todos los milagros que había visto? ¿Dónde estaba su
Tu normalidad es que Dios responda a todas tus oraciones, que fe?)
todo lo que hagas te salga bien y camines de gloria en gloria. Hay gente que pudo haber visto muchos milagros y aún duda.
Sin embargo, es necesario que sepas que existen grupos de los Eso le pasaba a Felipe.
que tenés que salir física, emocional y espiritualmente; amigos Felipe somos todos aquellos que experimentamos los milagros
de los cuales tenés que separarte. El Salmo 1 dice: “Feliz el que y sin embargo no creemos. Pero vos y yo, aún estamos a tiempo
no anduvo en consejos de malos, en camino de malvados”. de revertir esta historia.
Es decir, feliz el que no hace conexión, que no se junta con cier-
tos grupos, con los ex-amigos que te arrastraban a lo malo.
Debés salir de allí y juntarte con aquellos que añaden valor a tu
Jesús quería enseñar que la fe era como la comi-
vida. El libro de Proverbios cita: “No te juntes con la gente que da, se da y se come; la fe viene por comer.
habla de más”.
Ahora declará vos: “No tengo mentalidad de grupo para lo Un día le dijeron: “Señor auméntanos la fe”. Y Él les dijo: “para
malo sino para lo bueno, y mi normalidad no es lo que hacen mover montañas tenés que sembrar fe, porque la fe es como
todos, Dios me cambió”. una semilla y para sembrarla debemos hablarla”.

Paráte firme, hacé valer tu derecho de fe, determiná sobre tu ¿Qué haremos entonces para dar de comer a nuestra fe? ¡Ha-
vida: “Ustedes hagan lo que quieran pero yo hago lo que dicta blar victoria!
mi corazón, y esa decisión merece respeto”. Las palabras, cuando las sembramos, son vasos espirituales
En ciertos grupos es necesario poner límites; pero de otros, es que contienen emociones: amor, odio, ira, mansedumbre, todo
mucho mejor irse. Unite a grupos de fe, porque así como lo lo que declaro tiene valor.
malo quiere enfermarte y contagiarte, también la fe se contagia, Por eso, cuando tus palabras están acompañadas por fe, a tra-
te libera y te sana. vés de esa fe todo lo que quieras será posible y real. ¡Hablá
palabras de fe!
Las bendiciones más grandes vendrán en grupo, y nos unimos
en la iglesia para que pasen cosas grandes y dejemos huella en
60 Principios de fe

60 Principios de fe
los próximos años.

Felipe era el encargado de la logística de los doce, por eso,


cuando iban a un lugar él se encargaba de repartir la comida.
Tenía un nombre griego, y como tal era analítico, racional, me-
dido, lógico; decía: “Si lo veo lo creo, si no lo puedo contar no Para los que creemos en Dios, la nor-
existe”. malidad pasa por nuestra fe.

14 15
02

Principio
La fe viene por palabras de
estima

C uando Felipe le dijo a Natanael que había hallado al Me-


sías, él le preguntó: ¿Puede venir algo bueno de Nazaret?
Eso es prejuicio.
Los prejuicios siempre son emocionales, son la proyección de
las propias incapacidades, y como Natanael se sentía menos,
proyectó sus emociones y su valoración sobre Nazaret.
Si una persona te dice que sos agresivo y antipático, segura-
mente es porque está poniendo en vos lo que no acepta de su
vida.

Cuando alguien te juzga, en realidad se está juz-


gando a sí mismo.
Todo lo que nos sucede, lo representamos y transmitimos a tra-
vés de nuestras emociones. Cuando tu familia te dice que no te
acompaña a la iglesia porque te lavan el cerebro, esas palabras
están llenas de sus inseguridades. Necesitás saber que todo lo

60 Principios de fe
que te dicen es porque ellos están proyectando sus emociones
en vos.
Y Natanael hizo justamente eso, pero Felipe con sabiduría, res-
pondió: “Vení y mirá vos.”
Por eso, cuando Jesús vio a Natanael le dijo: “Este es un ver-
dadero israelita en quien no hay engaño”, de esta forma, el Se-

17
ñor se conectó con la parte buena de este hombre; declaró una Recordá cada palabra de validación que hayas recibido, arrai-
#02 #02
palabra de fe, de estima, y lo bendijo centrándose en lo bueno. gala en tu mente y en tu espíritu y no te detengas.
Y una vez dicho esto, Natanael aumentó su fe y dejó de lado La primera persona que debe darse estima sos vos. El primero
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


todos los prejuicios que estaban llenando y contaminando su que debe amarse, valorarse, afirmarse y darse seguridad es uno
mente. mismo.

Si hace varios años que conocés a Dios, es posible que necesi- Por eso ahora, declará, soltá y accioná palabras de valor y de fe
tes volver aprender muchas cosas. Nos enseñaron a predicar sobre tu vida, y sabé que Jesús no hace excepción de personas,
criticando, juzgando; pero esto es un error y como tal hay que vos sos su hijo y como tal estás lleno de su Poder y su Sabidu-
revertirlo. Es tiempo de sembrar palabras de fe porque, creer ría. Sólo te falta accionar la fe que Él ya dispuso dentro tuyo
en uno mismo es tan importante como creer en Dios. desde el mismo momento en que te creó.

Cuando el Señor te llamó, lo primero que escuchaste fue algo Jesús nunca agradó a la gente, sólo activó su fe.
positivo, de fe, de bendición. Por eso, no atacaremos a la gente
diciendo: “Eso es pecado”, “lo que hacés es del diablo”. Dios
no se maneja así.
Nos focalizaremos en la parte buena de los miles que ganare-
mos para Cristo. Nos conectaremos con sus logros, sembrando
fe y ellos también serán discípulos de Jesús.

“El que tiene gracia en hablar tendrá por amigo al rey”, dijo
Salomón en Proverbios 22:11
Cuando ayudes a otros a cumplir sus sueños tendrás una doble
recompensa: la enorme satisfacción de haber ayudado y haber
ganado un amigo.

La palabra de fe no busca agradar sino activar a


la persona
Cuando un psicópata, un manipulador o un estafador descu-
bre que querés agradarle, te va a torturar con frases como: “Es-
peraba más de vos”, “¿querés que me sienta bien…? hacé esto
60 Principios de fe

60 Principios de fe
o aquello.”

Seguramente te habrás cruzado en la vida con personas que


te descalificaron que quisieron formar de vos una imagen de
discapacidad. Lo más difícil es romper con las imágenes nega- Una palabra de fe no busca agradar sino
tivas. No te veas en debilidad, mirá tus fortalezas, ¿qué es lo activar todo el potencial y los sueños
que hacés mejor que nadie?
que esa persona tiene.

18 19
03

Principio
La fe crece con visión amplia

¿Qué tipo de fe tenés?. ¿Está enfocada correctamente?

Esta misma pregunta que hoy te estás haciendo, miles de años


atrás se la formuló Natanael. “¿De Nazaret puede venir algo
bueno?”, su fe estaba desfocalizada.
Su fe no funcionaba para Nazaret, sino para Caná, su lugar de
nacimiento.

¿Entonces cómo puedo darme cuenta si estoy o no yendo ha-


cia el objetivo que espero alcanzar? Cuando pongo nombre a
mi sueño y desarrollo un plan de estrategias y metas factibles
para llegar a mi objetivo.
De esta manera, mi fe estará enfocada hacia la meta. Si por
ejemplo, estoy esperando que me llamen de un trabajo especí-
fico, mi fe estará enfocada hacia esa empresa.
Si lo que quiero emprender es un nuevo negocio, mi fe estará
focalizada en obtener los recursos que necesito para lograrlo.

60 Principios de fe
La Biblia dice: “Por las llagas de Cristo estamos sanos”. En
ningún lugar dice de qué manera lo seremos, si por una pasti-
lla, un milagro o una operación. Lo importante es focalizarnos
en la sanidad, en el resultado. “Para el que cree todo es posi-
ble”, pero no dice cómo lo hará posible.

21
Para el que cree todo es posible En otra oportunidad Jesús caminaba y vino un oficial de Caná,
#03 #03
del barrio de Natanael y le dijo: “-Ven, baja a mi casa que mi
La fe no tiene camino. Simplemente debemos soltarla y ponerla hijo está enfermo”.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


en funcionamiento en lo que queremos que suceda. El camino Jesús le dijo: “Vete, ya está libre”.
se irá haciendo a medida que nos movamos. Y Natanael también estaba allí.
Por eso, no le digas a Dios de qué manera tiene que bendecirte
ni esperes nada especial porque si es así, te frustrarás. Cuando el oficial llegó a su casa, preguntó cómo estaba su hijo,
Reclamá tu promesa, la fe es universal y funciona tanto para y le dijeron:
Nazaret, Caná, Galilea, como para tu trabajo, para los que no “- Está sano, la enfermedad se fue”.
conocen a Dios, para todos. “- ¿A qué hora fue?”, preguntó.
“- A la una”. Esa fue la hora exacta en la que este
Fe se activa hablando a las cosas. Dios no hará nada sin decirlo hombre había estado con Jesús y la Palabra fue dicha.
primero, la fe está para usarla y hablarla. Declará y soltá fe so-
bre tus sueños, tus metas, tus proyectos, tu familia, tus hijos…. A la hora que digas la palabra y hables la prome-
Hacelo sin dudar, sin temor. sa, Dios la pondrá en marcha, “Él cumplirá”.
La fe es vaga, si le decís “hacé lo que quieras”, Dios no hace
nada. Por eso es que tenés que ordenarle y hablarle para que Todo lo que hablemos en el mundo espiritual hará correr el
“esa fe” se mueva a tu favor. reloj.
Jesús maldijo a la higuera; en lo natural no se secó en el mo-
Ampliá tus zonas de fe mento pero en lo espiritual se secó cuando fue declarado por
Jesús. Allí comenzó a correr el reloj.
Jesús eligió a doce hombres que nosotros jamás hubiéramos Nada funciona en el mundo natural si no está conectado con el
elegido; todos eran muy diferentes entre sí, los inscribió en Su mundo espiritual.
escuela durante tres años y medio y así fue como trajeron un
avivamiento.
Natanael era de Caná y los demás discípulos de Galilea; los de
Caná odiaban a los de Galilea y éstos odiaban a los nazareos
(Jesús era de Nazaret).

Fe se activa hablando a las cosas


La fe vendrá a vos cuando hables lo que Dios habla.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Jesús le dijo a la higuera: “Esta higuera me engañó, no tiene
fruto, ¡sécate!”
Y Natanael que estaba detrás suyo, (porque debía ser enseña-
do) vio que la higuera al día siguiente estaba seca, con lo cual
Jesús le enseñó que la palabra de fe tiene la fuerza necesaria
para secar un árbol. Hablá lo que Dios habla y la promesa no
se retrasará.
22 23
04

Principio
LA FE CRECE CON GRUPOS DE FE

¿Cuántas veces te preguntaste cómo podías hacer para que


tu fe creciera? Generalmente, decimos: “Quiero tener más fe,
quiero más fe”.
Ahora bien, una manera de aumentar tu fe no es solamente
pidiéndole a Dios que la aumente porque Él ya te ha dado
una semilla de fe y nosotros somos los encargados de hacerla
crecer.
Entonces, ¿cómo hacemos crecer nuestra fe? Uniéndonos a
gente de fe.

Si querés que tu fe aumente, unite a gente de fe.


Cuenta Marcos capítulo 2, que Jesús estaba predicando cuando
un grupo de hombres bajó una camilla con un amigo de ellos
enfermo desde el techo de una casa, y al ver la fe de ellos, Jesús
sanó al enfermo.
No sabemos cómo se llamaban estos hombres que bajaron al

60 Principios de fe
paralítico, pero no tiene importancia, sólo sabemos que era
gente de fe.
Tus días tenés que caminarlos con gente de fe, que te motive y
no con pesimistas. No camines con quien no tiene tu corazón.
La fe va a hacer que te juntes con los mejores. Todos tenemos
que pertenecer a equipos de fe para que Dios derrame bendición

25
#04
y vida eterna. Nos estamos preparando para que los cielos se “Grandes cosas ha hecho Jehová, con éstos nos #04
abran y Dios nos bendiga en abundancia. gozaremos y alegraremos con Él y los que sembra-
Debés estar cerca de la gente que ama tu libertad.
mos llorando, cosecharemos con alegría”
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


El que ama tu libertad, te quiere ver bendecido, próspero, se
alegra con tu sueño, y está contento en la forma en que Dios
te está usando. Ése será el que te levantará la mano y subirá al
monte con vos, el que no va a venir a sacarte ni a pedirte nada,
sólo vendrá a levantar tu mano cuando estés cansado porque te
ama, porque te quiere ver libre.

Cuando Giezi, el discípulo de Eliseo, se alejó de su señor, le


fue mal. Tu fuente es Dios pero la fe viene cuando te juntás con
gente que tiene también fe. Y esto es un principio espiritual.

La Biblia enseña que hay bendiciones que vendrán de manera


masiva, corporalmente a un equipo, por ende, cuando aprendés
a juntarte y a trabajar en unidad, vos también capturarás la
unción corporal, los regalos que solamente Dios da a un equipo
de fe.
Lot fue bendecido mientras estaba con Abraham. La única
decisión que tomó en su vida fue incorrecta, lo alejó y terminó
en Sodoma y luego Abraham tuvo que salvarlo.
Unite con gente que cree en el Señor, que crece con una visión
clara y avanzá…No te detengas.
Dios eleva a la gente que declara con poder la palabra de fe que
sale de su corazón.

Terminó el tiempo donde no pasaba nada, la fe


va a funcionar como nunca antes.
Nos uniremos y nos potenciaremos en fe y no habrá techo, ni
multitud, que frene el poder de Jesucristo.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
El mundo de las posibilidades es para la gente de fe.
El Salmo 126 dice que cuando Dios nos saca del cautiverio
seremos como los que sueñan, pondrá alabanza en nuestra boca
y risa en nuestro corazón, entonces dirán en las naciones:
Dios levantará una generación que será
conocida por su fe.
26 27
05

Principio
La fe viene a través de quien me
enseña

¿Sabías que estamos inscriptos en la escuela de Jesús? Cuando


aceptamos a Jesús en nuestras vidas, Dios nos inscribe en Su
escuela para enseñarnos, para entrenarnos en la fe, en sus
sueños.
Sin embargo, siempre que quieras ser entrenado habrá
problemas. Todas las personas que fueron entrenadas por Dios,
pasaron por problemas.

Estamos inscriptos en la escuela de Jesús


Ahora bien, cuando solamente podés ver tus problemas, vivís
y respirás el problema, estas situaciones difíciles te parecerán
lo peor que te pueda pasar en la vida. Sólo cuando tomes
distancia de ellos y seas entrenado, todo problema te parecerá
pequeño. Por eso, tomá distancia de estas circunstancias, no
des más vueltas a su alrededor y te aseguro que vas a encontrar
la solución.

60 Principios de fe
En una oportunidad, Jesús asistió a una fiesta en Caná,
ceremonia en la cual se habían quedado sin vino.
María, la madre de Jesús, apenada por esa situación le dijo:
“Señor, no hay más vino”. A lo que Jesús le respondió:
“Tranquila mujer, (una expresión de la época) cuando venga la
hora todo estará arreglado”.

29
Les indicó: “Junten tres tinajas con agua”, y el agua fue dolor, pero la Fe es lo que te levanta y dice: “He caído pero me
#05 #05
cambiada en vino. vuelvo a levantar, siempre Dios abrirá una puerta, Dios está
conmigo, nada me separa de Su amor”.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


En otra oportunidad (Juan 21:5-7), siete de sus discípulos Si no soy entrenado en oír a Dios, siempre haré cosas que Dios
estaban pescando frustrados, amargados, porque Jesús había nunca me dijo y después… lloraré las penas.
muerto y su Maestro ya no estaba más con ellos, pero en ese
momento, Jesús resucitado se les apareció diciendo: “¡Tiren la El libro de 2 Cor. 4: 7 dice: “Estamos atribulados en todo, más no
red para el otro lado!” Lo hicieron y sacaron 153 peces. angustiados; estamos en apuro, más no desesperados; estamos
Luego Jesús les dio de comer (Mateo 26:25-27), y con este acto perseguidos, más no desamparados; estamos derribados, más
les estaba diciendo: “Coman de mí, Yo soy el pan, Yo soy el no destruidos”, ¿qué quiere decir?
agua, Yo soy el muro, Yo soy la comida”. Pablo está haciendo un contraste entre el alma y el espíritu. Está
diciendo: “en mi alma yo estoy atribulado, pero mi espíritu
La Biblia es el alimento y la comida es el que te enseña. no está angustiado; en mi alma, en mis emociones yo estoy
en apuro, pero mi espíritu no está desesperado; mi alma está
“La fe es una semilla, es comida”; dice la Pala- perseguida pero mi espíritu no está desamparado; mi alma está
bra. derribada, pero mi espíritu no está destruido”.
Pablo está diciendo: “Me pasa una cosa por la cabeza, pero me
¿De qué te alimentás? ¿Qué estás comiendo? ¿A quién estás pasa otra muy distinta por el espíritu”.
escuchando?
Hechos 6: 7 dice: “Y crecía la Palabra y el número se
No recibas cualquier alimento, no leas cualquier literatura.
multiplicaba”.
Vigilá qué comés.
Si la Palabra crece en mi espíritu, todo lo de afuera se
Cuando Adán y Eva dijeron: “Estamos desnudos”, Dios les
multiplicará. Si la Palabra crece en tu interior, siempre tu
dijo: “¿Quién les enseñó que estaban desnudos?”
exterior se multiplicará.
Los que te enseñan pueden mostrarte tu desnudez o la gloria de Dios;
pueden tomar tu vida, transmitirte cosas malas y hasta matar tu fe.
La Palabra es una semilla, y vos tenés que hacer que esa Pala-
No oigas a todo el mundo ni te dejes enseñar por cualquiera.
bra crezca.
Entrenamiento no significa encerrarse en un seminario veinte
años de la vida, aislándose de todos, para salir y ser alguien FE es la manera en que Dios te entrena para hacer
que no sabe adonde tiene que ir. cosas grandes para Él.
Nosotros tenemos que ser como Pedro y Juan, ellos caminaron
cuarenta días con Jesús después de resucitado, y donde iban
60 Principios de fe

60 Principios de fe
impartían su entrenamiento, volvían a dar entrenamiento y
volvían a recibir entrenamiento.
La fe te acompaña donde la razón te abandona. Por eso, es que
debés ser entrenado en tu espíritu, porque el alma te acompaña
hasta el día de la prueba pero la fe, te acompaña más allá del
día malo. La fe te acompaña donde la razón te
Las emociones te acompañan y te hunden en el momento de
abandona.
30 31
06

Principio
Serás entrenado en la fe

¿Estás preparado para comenzar a recibir todo lo que Dios


quiere darte?

Él te sorprenderá, recibirás cosas más grandes de las que al-


guna vez imaginaste para tu vida.

Cuando Dios te llama y te da un sueño, hasta el momento en


que el sueño se cumple, hay un proceso que se llama “prepara-
ción”, “entrenamiento”. Mucha gente no alcanza a ver su sue-
ño cumplido, porque no ha sido preparada por Dios, no se ha
preparado, no se ha formado.
Cuando Dios te llama hay un proceso de preparación.

Jesús fue llamado a los doce años, pero enviado a los treinta
años. “Jesús fue preparado”. Moisés fue llamado a los cuaren-
ta, pero salió a los ochenta.
Entre el tiempo en que Dios te llama y Dios te envía, el Señor

60 Principios de fe
tiene que prepararte. No hay nada peor que una persona que
no se ha preparado en el mundo espiritual. Tenés que prepa-
rarte para poder recibir lo que Dios quiere darte.
Dios quiere entrenarte. Por eso, ¡dejate tratar por Dios!
Dios es tu proveedor.
Nunca vas a lograr que el bien y la misericordia te sigan todos

33
los días de tu vida, hasta que no aprendas: “Jehová es mi pas- con una fiesta. Les dijo: “Quédense, en pocos días vendrá el Espí-
#06 #06
tor, nada me faltará”. ritu Santo, caerá sobre ustedes y todo lo que hicimos juntos en tres
Cuando hayas aprendido que Dios es tu proveedor y que nada años y medio será cambiado en bendición, los cielos se abrirán para las
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


te faltará, habrás sido entrenado en uno de los aspectos más cosas grandes”.
poderosos de la fe, porque cuando una persona sabe que Dios
va a proveer, caminará su vida en paz. Viene un avivamiento sobre tu vida
Dios te entrenará en tratar bien a los mentores y a los profetas.
Tenés que aprender a tratar bien al que trae la unción a tu vida. La tercera fiesta de Natanael fue el avivamiento del libro de los
La falta de respeto, el maltrato hace que la bendición y el mila- Hechos, allí no había nada para comer porque ellos eran el pan
gro no te alcancen. Cuando aprendés a respetar a la gente que para la gente.
te ministra y a la gente que tiene una palabra de Dios, Dios trae Cuando cayó el Espíritu, Natanael recordó que vendrían cosas
abundancia a tu casa. grandes, que los cielos se abrirían y vería a los ángeles.
Dios te va a entrenar en estar a solas con Él. Fue entonces cuando una ráfaga, un estruendo llenó el lugar y
Hay gente que no puede estar a solas con Dios, a la que le cues- todos los que estaban allí hablaron en lenguas, Dios los había
ta mucho estar cinco minutos delante de su Presencia. cambiado y fueron llenos del poder del cielo. ¡Se viene la Fies-
Y es importante que sepas que todo lo que sucede en tu vida ta!
pública es el resultado de lo que sucede en tu vida privada con ¡No abandones! Viene el día de tu graduación.
Dios. En cada desafío, Dios te está entrenando. Cuando alcanzás tu
sueño, Dios te va a entrenar para el próximo, y así será como te
Dios quiere entrenarte. ¡Dejate tratar por Dios! irá formando.
Dios ya te está entrenando; Él se ocupa de vos siempre. Tal vez,
Cuando Jesús trató con Natanael, le enseñó tres cosas: hoy no ves nada, pero en cualquier momento vas a ser enviado
para que traigas fruto al ciento por uno.
1. Verás cosas más grandes, maravillosas, de las que viste has- Disfrutá del Rey, comiendo palabra de fe en su fiesta.
ta hoy.

2. Verás abrirse el cielo.


Es decir, experimentaremos su hermosura, contemplaremos su
rostro, caminaremos viendo la Gloria. Él está contigo, te ama, te
acompaña. Para unos los cielos serán de bronce pero para no-
sotros estarán abiertos y la Presencia nos dará descanso todos
los días.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
3. Verás a los ángeles subir y bajar.
Jesús será la escalera para recibir las respuestas a todas tus pre-
guntas. “Sobre mí subirán y bajarán los ángeles”, dijo.
Cuando Jesús lo llamó a Natanael, lo invitó a una fiesta. Pasa-
ron tres años y medio, y Jesús resucitado hizo otra fiesta, un Verás cosas más grandes, maravillosas,
desayuno para los discípulos. El proceso comenzó y terminó
de las que viste hasta hoy.

34 35
07

Principio
Los Mitos de la fe

Primer mito: Algo habrás hecho….

Hay un mito que afirma que si a los hijos del Rey les pasa algo
malo es porque les falta fe en Dios. Esto es Falso. Este es un
concepto legalista. Decimos: “Se enfermó mi hija, ¿será que me
falta fe?”; “se murió tal persona, ¿será que lo maldijeron, o que
le falta ayuno y oración?”; “¿Mmm… le falta más lectura de la
Biblia?”

Segundo mito: La fe es un escudo para que nada


nos pase.

Otro mito y un pensamiento erróneo que muchos tienen es


pensar que “La fe es un escudo para que nada malo te pase.
Hay un mito legalista que afirma: “si mantengo mi fe nunca
tendré problemas ni enfermedades”. Esto es falso.

60 Principios de fe
Hay quienes dicen: “¿Si yo tengo fe, por qué me enfermo?”. Y
la verdad es que nos enfermamos porque estamos viviendo en
un mundo caído. Por eso es que también somos engañados, por
eso no hay justicia; porque estamos pisando un mundo, que no
funciona bajo la autoridad y la justicia de Dios.
Este mito dice que si tenés fe no te va a pasar nada pero esto es

37
erróneo, porque Jesús dijo: “En el mundo tendréis aflicción” caído, pero la promesa es que sobre lo malo tendremos victoria
#07 #07
- es la parte negativa - pero dijo: “Confiad, yo he vencido al y todo Dios lo cambiará para bien.
mundo”. Si buscamos interpretar todo lo malo como un ataque del dia-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


blo entonces los apóstoles murieron en derrota, porque a Pedro
Nos dijo: “Te voy a dar habilidad para que no venga la aflic- lo crucificaron cabeza abajo, a Jacobo lo tiraron en una bolsa al
ción sobre tu vida o si viene, que la atravieses en el nombre del río, Pablo fue azotado. ¿Que pasó cuando lo azotaban? ¿Qué le
Señor”. Sea que Dios quite la aflicción o quede, la victoria es pasaba a Pablo, acaso le faltó fe o intercesores?
nuestra en el nombre del Señor.
En el mundo tendréis aflicción, dijo Jesús. Esa es la verdad. Si tu fe decae, bienvenido al planeta tierra.
La promesa no es que no pasaremos circunstancias malas. Es
una realidad que Satanás quiere ocultarnos “que somos más Dios no va a usar gente “super espiritual”, va a usar a aque-
que vencedores”, que, aunque pasemos por situaciones malas, llas personas que dicen: “me caí, porque siete veces cae el justo
“todo lo que hagamos nos saldrá bien”, “que nada nos separará pero vuelve a levantarse”.
del amor del Padre.” Si tenés problemas no lo ocultes. Si tenés problemas matrimo-
A Pablo lo azotaron tres veces, una vez fue apedreado, tuvo tres niales, con tus hijos, ¡bienvenido al planeta tierra!
naufragios, y sin embargo fue un hombre de super fe. La fe no Si tenés problema de que tu fe decae, si volviste a caer en una
es un escudo para que no te pase nada, sino que es la capacidad adicción, no importa; si volviste a caer en un mal hábito, no
que Dios da para que cuando pasen por problemas, vuelvas a importa, mostráte como sos, porque lo importante es volver a
levantarte, porque “El justo se cae pero vuelve a levantarse”. ponernos de pie una y otra vez, hasta que nuestra realidad sea
la que Dios nos dejó como su herencia.
Fe es la capacidad dada por Dios que dice: “Te golpearon pero
te vas a volver a levantar porque no estás hecho para la derro-
ta sino para la victoria”.

Necesitar fe es la confirmación de que tu sueño es de Dios.


¿Cuántos necesitan fe para cumplir el sueño que tienen?
Ponete contento porque si no necesitás fe, no es de Dios. Sin fe
es imposible agradar a Dios.
Por eso Dios te dice: “Te lo dí, porque necesitás fe, porque si te
doy algo que podés hacer, ¿dónde está mi Gloria?”

Tenemos la certeza de que venceremos porque: “Mayor es el


que está en mí, que el que está fuera de mí en el mundo.”
60 Principios de fe

60 Principios de fe
En la circunstancia mala, debemos chequear nuestra santidad,
y si está todo correcto, no busquemos una justificación.

Elías estaba solo y encontró la victoria; siempre habrá una Je- La fe no nos hace inmunes a lo malo,
zabel que nos perseguirá, siempre habrá un día malo, un mo-
mento difícil, algo inexplicable, porque estamos en un mundo el justo cae pero siete veces vuelve a
levantarse

38 39
08

Principio
La fe funciona en dos planos:
en Dios y en mí

E l Humanismo es malo porque dice: “Creé en vos, Dios no


sirve.”
El Legalismo es malo porque dice: “Creé en Dios, vos no
servís”
La Fe verdadera es Fe en Dios y Fe en vos.
Siempre que Dios imparte fe divina, ésta se mezclará con la fe
que cada uno de nosotros tengamos sobre nosotros mismos.
El problema de muchas personas es que creen en Dios pero
no creen en que ellos puedan lograr todo aquello que se
propongan.

Cuando los israelitas investigaron la tierra, dijeron: “Nuestro


Dios es el Dios Todopoderoso, pero nosotros éramos como langostas al
lado de ellos que eran gigantes”.
Creían en Dios pero no creían que ellos eran poderosos.
La religión nos enseñó a creer en Dios pero no en nosotros, nos
decía que “éramos insectos” ¡Y eso es mentira!

60 Principios de fe
Fe en mí no es autoexaltación, no es autobombo, no es narcisismo,
no es autopromoción, tampoco es autodesprecio.
Durante años el legalismo lo único que enseñó era que había que
creer en Dios, y que nosotros sus hijos no éramos merecedores
de su gracia, de su amor y de su misericordia. Y así es como
miles de personas creen en Dios, pero cuando delante suyo hay

41
un gran desafío, cuando delante nuestro está lo que por años le Tu autoestima será positiva o negativa de acuerdo a la medida
#08 #08
hemos pedido al Señor, nos autoboicoteamos y pensamos que en que te determines a creer en vos mismo. Aprendé a cuidar
no podremos alcanzarlo. de vos mismo.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Tu propósito es ser como el árbol plantado a la orilla de un
Cuando Jesús llamó a Pedro le dijo: “Te haré pescador de río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se
hombres” queriéndole decir: “Creo que lo podrás hacer, que marchitan. ¡Y todo cuanto hace prospera!
lo lograrás.” Y si Dios cree en nosotros, ¿cómo no hacerlo Tu felicidad y tu éxito sólo dependen de vos y además… ¡ya
nosotros con nosotros mismos? Confianza y fe en uno mismo están dentro tuyo!, sólo tenés que parirlos y darlos a luz.
es el lenguaje de los exitosos y el que todos necesitamos hablar
cada día de nuestra vida.

Dios cree en vos, creé vos en vos


Estamos hechos de un material indestructible, nuestra esencia
es irrompible. “mayor es el que está en nosotros que el que
está en el mundo”, “mayores cosas” aún a las que Jesús hizo,
nosotros haremos, y eso es una promesa de Dios.
“La confianza es la fe que uno deposita en uno mismo,
es acción, movimiento, resultado, vida”. “Confianza es
convicción y certeza de que todo aquello que uno se proponga
lo va a alcanzar”.
Una cosa es que creas a Jesús y otra es que creas lo que Jesús
cree de vos: Que todo lo que hagas te saldrá bien, que estás
habilitado para la victoria, que podrás tener la familia que
nunca tuviste…. Creé en vos mismo, afianzá tu estima, hablá
palabras de valor, no permitas que nadie hiera tus emociones
ni te haga perder el rumbo hacia tus sueños.
Una buena estima hará que arrebates tu éxito.
Todo lo que creas que podés, será hecho. Sólo cuando creés
en vos mismo estás apto para jugar en los equipos de primera
división.
Y para llegar a eso, no esperes nada de nadie, sé libre de la
60 Principios de fe

60 Principios de fe
gente, llenate de palabras de fe, y creé en Él y en vos mismo. La
limitación no es tu herencia, no es tu casa, no es tu habitación,
no es tu hábitat.

Tu creador anhela verte un ganador, un vencedor,


igual a Él Estás capacitado para hacer cosas más
grandes que las que El Señor hizo.

42 43
09

Principio
¿De poca fe en quién?

¿Te ha pasado de sentirte con poca fe? ¿Qué es lo que nos sucede
realmente, por qué nos sentimos así?
Un día tenemos toda la fe y parece que nos llevamos el mundo
por delante y sentimos que todo lo que queremos es fácil de
conquistar pero al otro día pareciera que no somos capaces de
levantarnos de la cama. ¿Te pasó?
Si te pasó, no desesperes. No sos el único.
Sin ir más lejos, pensá en el apóstol Pedro. Pedro amaba al
Señor, transparente era en su corazón, aunque casi siempre
impulsivo, como muchos de nosotros, dudaba de lo que él
mismo podía hacer aún estando con Jesús a su lado.

En una oportunidad, cuando Jesús caminó sobre las aguas,


Pedro le dijo: “-Si eres tú, manda que vaya a ti”.
¿Para qué quería Pedro caminar sobre las aguas? ¿Te lo
preguntaste? Es porque él también quería eso, Pedro quería
decirle al Señor: “Me prometiste que yo haría todo lo que te

60 Principios de fe
viera hacer, entonces yo también quiero caminar como vos lo
estás haciendo.”
Entonces Jesús, lo miró y le dijo: “-Ven”.
Pedro caminó, pero en un momento determinado miró la
tormenta y se hundió. Sin embargo, al instante Jesús lo levantó
y le dijo: “¿Hombre de poca fe, por qué dudaste?”

45
Pedro dudó de él mismo. No creyó poder lograr caminar sobre te maltrató, sino el Rey de la Gloria, el Yo Soy, el Dios de los
#09 #09
el agua, porque una cosa es que le creas a Jesús y otra, que creas Ejércitos que puso sus ojos sobre tu vida y te dijo:
lo que Jesús cree de vos que es: “Todo lo que hagas te saldrá bien, ¡Sígueme! Y harás todo lo que yo hice”.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


estás habilitado para la victoria, podés ser el papá o la mamá que no
tuviste y lograr la familia que soñaste. Estás capacitado para hacer Por todo esto, recordá: Todo comienza cuando creo en mí
todo lo que te propongas”. mismo.
No importa lo que hayan dicho de vos, la voz del otro no debe
ser límite en tu mente.
El Dios todopoderoso está dentro tuyo y todo lo que creas Dios
Cuando Jesús lo llamó, le dijo: “-¡Sígue-
te lo dará, todo lo que pises será tuyo, y todo lo que confieses me!”, y al instante dejó todo y lo siguió.
creyendo lo lograrás.

Una cosa es que creas a Jesús y otra, que creas lo


que Jesús cree de vos.
En los tres años y medio que los discípulos caminaron con
Jesús, lo vieron sacar demonios, sanar enfermos, restaurar a
los tristes, anunciar el año agradable, dar vista a los ciegos,
traer prosperidad financiera. Sin embargo, cuando Jesús murió
se fueron a pescar deprimidos, pensando que todo había
terminado. Pero Jesús resucitó y se les apareció a los siete que
estaban allí, y les dijo: “¡Síganme!

La gente no los aprobó, pero Jesús les dijo: “Yo creo que ustedes
harán lo que yo logré”.
Pasados unos meses, ciento veinte estaban esperando, apenas
habían entendido algo; pero de repente, de pronto, de golpe,
entró al salón como una ráfaga de viento y cayó el Espíritu
Santo. Fueron revestidos de poder, tuvieron una experiencia
sobrenatural e inexplicable. Fueron tan llenos de la Presencia
de Dios, que Pedro caminó y hasta su sombra sanaba a los
enfermos.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
En ese momento Pedro recordó: “Mi maestro me dijo que
lograría hacer lo que él hizo”.

Lo mismo hoy te dice el Señor a vos: “Lograrás todo lo que te


prometí, alcanzarás la cima, llegarás a la meta, porque el que te
llamó no fue el sistema religioso (que te echó), ni la gente que Ahora te toca a vos, ¡seguilo!

46 47
10

Principio
Fe tiene dos elementos: Un don
y una actitud

C uando aprendemos que la fe que Dios nos regala es un


don que se conjuga con la actitud de nuestra persona y con
Dios mismo; es decir, que tiene una parte divina y una humana,
surge un gran misterio en nuestra mente:
¿Vos encontraste a Dios o Dios te encontró a vos?
Algunos dicen: “Dios me encontró”.
El apóstol Felipe dijo: “Hemos hallado al Mesías” y Jesús
dijo: “Encontré a Felipe”. Ambas afirmaciones son verdades y
totalmente correctas.

“Él me encontró” remite a “la parte divina” y “yo lo encontré”


remite a “la parte humana”.
La fe es dada por Dios, es un don, la actitud es la disposición que
la persona determina para alcanzar sus sueños y sus proyectos.
Las personas deciden creer, o no en Dios.
Actitud es lo que te abre o te cierra puertas. Aprender a reconocer
tus actitudes hacia la vida es el primer paso hacia el éxito. Un
hombre puede tener varios problemas, y esos mismos, hundirlo

60 Principios de fe
o motivarlo aún más, todo dependerá de cómo se pare delante
de ellos. Esto es actitud.

Como citamos anteriormente, la fe es dada por Dios, y como tal


para muchos es un misterio, pero si estás dispuesto a abrir tu
mente y tu espíritu podrás ser lleno. Eso te toca hacerlo a vos.

49
Si el apóstol Felipe dijo: “Hemos hallado al Mesías” y Jesús capacitado y dotado por Dios para ir y tomar lo que te
#10 #10
dijo: “Encontré a Felipe”, las dos son verdades. corresponde.
¿Es Dios quién me tiene que dar fe, o soy yo quién debe creer en Te dejo este cuento para pensar:
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Él?, ¿vos encontraste a Dios o Dios te encontró a vos?
Más de lo que puedes ver
En otro momento, mientras Jesús estaba caminando, se encontró
«La fe es confiar en lo que el ojo no puede ver.
con un hombre llamado Zaqueo, cobrador de impuestos, quien
Los ojos ven al león que acecha. La fe ve al ángel de Daniel.
en su ansiedad de conocer a Jesús se subió a un árbol para poder
Los ojos ven tormentas. La fe ve el arco iris de Noé.
verlo. Sin embargo cuando Jesús lo vio, le dijo: “Zaqueo, quiero
Los ojos ven gigantes. La fe ve a Canaán.
ir a comer a tu casa”. Con estas palabras y con esta invitación
Tus ojos ven tus faltas. Tu fe ve a tu Salvador.
tan simple, este hombre se sintió aceptado y amado.
Tus ojos ven tu culpa. Tu fe ve su sangre.
Jesús le dio una palabra positiva, de fe en sí mismo, e hizo que
Tus ojos miran al espejo y ven un pecador, un fracasado, un
Zaqueo pensara que si Jesús quería comer en su casa él no sería
quebrantador de promesas. Pero por fe miras al espejo y te ves como
tan malo. Él dijo: “si Jesús me ama como yo soy, entonces voy
el pródigo bien vestido que lleva el anillo de gracia en el dedo y el
a cambiar”.
beso del Padre en el rostro» 1
En este caso también podemos formularnos la misma pregunta,
¿quién vio primero a quién?
Lo importante no es el orden de las preguntas, sino el hecho
que cuando comenzás a creer en vos mismo, las cosas y tu
vida misma van a ser cambiadas. Y esto fue lo que le pasó a
Zaqueo.

Cuando comenzás a creer en vos mismo, todo


cambiará a tu favor
Los que tenemos más de cinco años en el Evangelio debemos
reacomodar todas nuestras estructuras mentales. El legalismo
nos dijo que creer en Dios era bueno pero creer en nosotros
era orgullo, vanagloria. Sin embargo, hoy entendimos que
para estar sanos emocional y espiritualmente debemos tener fe
en Dios y en nosotros. Es necesario que creas también en vos
60 Principios de fe

60 Principios de fe
mismo para comenzar a darle vida a todos tus proyectos.
Estás bendecido con toda bendición. Dios te ha hecho conocedor
de sus misterios, sos heredero de sus promesas.
Cuando a la fe que tenés en Dios le sumás tu actitud, entenderás
que todo lo podés en Cristo que te fortalece y que todo lo que hagas te
¿Vos encontraste a Dios o Dios te
saldrá bien. encontró a vos?
Por eso, si estabas durmiendo, ¡¡despierta!!Estás más que
1
Max Lucado; “Cuando Dios susurra tu nombre”, editorial Caribe Betania.

50 51
11

Principio
La fe se trasmite

¿Sabías que la fe que está dentro tuyo se puede transmitir?


Todo aquello que nosotros impartimos en los demás, ya sea en
nuestros hijos, familia, amigos, vecinos, tendrá nuestra marca.
Tu marca será toda la fe que seas capaz de transmitir.
Y no solamente las personas “palparán” tu fe, sino también tus
sueños.
Tus sueños nacerán cargados y llenos de la fe que hayas puesto
sobre ellos. En una oportunidad, Pablo le hizo saber a Timoteo:
“Tu mamá y tu abuela te criaron y te transmitieron su fe”.
“Dejarás una huella de tu fe en los tuyos y todo sueño cumplido
tendrá tu identidad”.

La marca es tu Fe que se transmite


Cuando yo entiendo que mi fe es mi marca y esa marca es única
y la puedo transmitir, no necesitaré compararme con nadie. Por
eso, no trates de hacer las cosas como el de al lado, porque lo que
Dios te asignó a vos tendrá tu sello espiritual y las revelaciones
que te hayan impactado pasarán a tus hijos, a tu familia, y a los

60 Principios de fe
hijos de tus hijos por mil generaciones. Porque la medida de Fe
que alcances, los tocará a ellos también.

Hay una ley, llamada por los investigadores como la “ley de


Pigmalión”que dice: “La expectativa que pongo en una persona,
la persona la tiende a realizar”.

53
Lo que significa que si espero algo positivo del otro, éste lo Por eso, no llames amigo al que te palmea sino al que espera
#11 #11
hará, pero si mi expectativa es recibir algo negativo, eso algo de vos.
recibiremos”.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Amigo es aquel que te presiona y exige porque cree en vos y
“La expectativa que pongo en una persona, ella sabe que podés lograr todo lo que te hayas propuesto.
la tiende a realizar”.
La gente que está huérfana de fe en sí misma, tendrá conductas
Si trato a alguien como un ‘tonto’ (aunque no lo sea) es probable conforme al nivel de expectativas que hayan puesto sobre ellos.
que con el tiempo llegue a convertirse en eso; de aquí surge Si no tuvieron expectativas de “fe”, tendrán expectativas de “no
cuando un papá dice de su hijo: “Este es bueno para nada”. fe”, lo que los convertirá en más buenos para nada y, de hecho,
La cuestión de la expectativa es una ley utilizada por profesores, lo demostrarán.
padres y jefes. ¡Cuánta gente encontramos que hizo un mal negocio y volvió
Por ejemplo: si entro a un lugar y pongo mi expectativa brillante a repetir ese error porque esas personas no tuvieron cerca
sobre alguien, éste tratará de alcanzar ese nivel de expectativa. a alguien que les impartiera un nivel de expectativa de fe
En cambio, si digo y afirmo todo lo contrario, así será. declarándoles: “Yo creo en vos”, “Sé que vas a lograr más de lo que
ya has logrado!”
Cuando alguien que confía en nosotros sabe contagiarnos
esa esperanza, nuestro sistema límbico acelera la velocidad Fe en uno mismo no viene del cielo sino de la expectativa
de nuestro pensamiento, incrementando así nuestra lucidez, depositada por otros sobre mi vida
energía, eficacia y eficiencia. ¿Te das cuenta todo lo que podemos
lograr con sólo transmitir fe? Y para esto están los mentores, es por eso que necesitamos
buscarlos. Ya sea un pastor, un líder, alguien con fe en sí
Si tu jefe desarrolla un alto concepto sobre vos, y te lo hace mismo que espera cosas grandes de nuestra parte. “Cuanto más
saber, es muy probable que exhibas un alto desempeño en grande es la fe del líder, más capacidad podrá transmitirte a la hora de
tus tareas; por otro lado, si no confía en tu capacidad y tiene desafiarte; cuanta más estima se tiene un maestro, un padre, más fe va
bajas expectativas respecto de tu rendimiento, es probable a ser capaz de impartir y transmitir”.
que cometas un error y los resultados que obtengas sean
negativos. Si tomamos a las personas tal como son, las haremos peores de
lo que son, pero si las tratamos como si fueran lo que deberían
El gran problema de muchas personas hoy, especialmente ser las llevaremos hacia donde nunca se han atrevido a ir.
de los jóvenes, es que nadie les trasmitió expectativas, fe en sí
mismos. “Si no toco, no creo”, dijo Tomás; pero Jesús le dijo: “Tomás, toca
mis manos y mi costado”. Y luego le dijo: “No seas incrédulo”.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Fe en uno mismo no viene del cielo, sino de otra persona.
La fe de Dios es un don y viene a mí por la Palabra que hace Jesús desafió a Tomás para que tuviera fe en Dios y en él mismo.
crecer mi fe, pero la fe en mí mismo alguien me la tiene que Le estaba poniendo una expectativa. Por eso le dijo: “¡Vamos a
impartir, es decir, alguien tiene que creer en mí, alguien tiene verlo, sé que podés, sé que sabés! ¡Confío en vos!”
que esperar algo que aún no logré pero que sabe que tengo
capacidades para alcanzarlo. Si tratamos a las personas como si fuesen
lo que deberían ser, las llevaremos hacia
donde nunca se han atrevido a ir.
54 55
12

Principio
El enojo de fe

¿Cuántas veces te enojás al día?, ¿muchas, pocas…?


¿Y qué hacés con todas las veces que te enojás? ¿Se te pasa al
momento o tratás de cambiar lo que te molestó, lo que hizo que
te sintieras de ese modo?.

En una oportunidad, Jesús estaba en la sinagoga un día sábado


y se encontraba allí un hombre con una mano paralizada, seca.
Sabiendo que los legalistas creían que no se podía sanar en un
día sábado, Jesús llamó al hombre delante de la congregación
y preguntó: “¿Está bien o mal ayudar a alguien en día sábado?”
Nadie respondió, entonces Jesús se enojó.
Cada vez que nos enojamos, activamos una emoción que
genera en nuestro cuerpo adrenalina, sustancia que hace que
nos sintamos fuertes y poderosos.
El término utilizado en esta historia para definir “enojo”
significa: emoción con furia; es decir, Jesús estaba furioso. Se
enfureció cuando vio la insensatez de los religiosos, de aquellos

60 Principios de fe
que no amaban a la gente sino a los ritos.
En consecuencia, Jesús le dijo al hombre: “Extiende la mano”, y
lo sanó.
La furia y su enojo lo llevaron a realizar el milagro, a reparar lo
que estaba seco, trayéndole libertad al enfermo.
Con esto podemos decir que todo enojo puede venir e irse

57
fácilmente si sabemos accionarlo a favor de un cambio. te molesta sino que también lo alimentarás de queja. ¿O no
#12 #12
Sin embargo, cuando nos enojamos y nos enfurecemos, notaste que seguramente, de aquello que te molesta, te vivís
pero no hacemos nada, el enojo durará por horas, días, quejando, en vez de modificarlo de una vez y para siempre?
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


haciendo que el mismo crezca y se arraigue en nuestra vida.
Enojate como lo hizo Jesús, por cosas importantes.
La furia llevó a Jesús a realizar un milagro
El Reino de Dios lo arrebatan los valientes, es decir, los enojados
Pensá por un momento, ¿a qué te lleva tu furia? ¿A destruir o de fe.
a construir? ¿A bendecir o a maldecir? ¿A sanar o a gritar y Enojate contra todo lo que Satanás hizo en tu vida, en tu casa,
volverte loco? ¿A huir o a cambiar lo que está mal? ¿A atarte al en tus hijos.
otro o a liberarte de él? No pierdas más tiempo, poné punto final, contale los días que
No hay problema en enojarse, lo importante es que el enojo le quedan.
modifique nuestro enfoque para cambiar así las cosas que no
funcionan y traer bendición de Dios. Rodeate de gente que se enoje con fe, con un objetivo en mente,
con el fin de cambiar la situación. Ya sabemos que todos nos
¿Sabías que todo aquello que te enfurece es a lo que Dios te enojamos, pero no todos nos enojamos por una buena razón.
llamó? Sin ir más lejos, los fariseos también se enojaron, no les gustó
Jesús estaba enfurecido con la enfermedad, por eso sanaba a los para nada lo que hizo Jesús. Pensaban: “¿Quién se creía este
enfermos. Jesús para venir a cambiar las cosas de la manera en que lo
Todo aquello que detestás, que te enoja, es el llamado que Dios hizo?”. Por eso dijeron: “Matemos a Jesús”.
hace a tu vida para sanar, bendecir y edificar. Siempre será echado a un lado aquél que se atreva a revertir las
Enojate como lo hizo Jesús, por cosas importantes, no te cosas, pero vos estás hecho para que aún en medio de aquellos
detengas en los detalles. que te hagan a un lado, aún en medio de los que buscan
destruirte, tu enojo logre revertir la situación.
• Si te enoja el legalismo…Liberá a las personas que están presas de él. Si te enojaste con fe, como lo hizo Jesús, obtendrás sus mismos
• Si te enoja la enfermedad… Orá por los enfermos, ungilos con aceite, resultados. Entonces… ¿qué vas a hacer?, ¿destruir o traer
batallá en su contra, activá el don de sanidad que está en vos. solución?
• Si te enoja lo que el diablo hace… Predicale a la gente y arrebatala
en el nombre de Jesús. Dios no quiere que te conformes, enojate con fe sobre lo que no
• Si te enoja la injusticia laboral… Sé jefe. tolerás, lo que no querés más.
• Si te enoja la pobreza… Prosperá. Si te sentís cansado es porque no estás poniendo tus fuerzas en
el lugar correcto.
Hay mucha gente que no prospera porque no se enoja contra Es hora de trabajar en todo aquello que querés modificar. Dios
60 Principios de fe

60 Principios de fe
la miseria. Vivió en pobreza durante toda su vida, hasta hoy nos dio todo para hacerlo crecer y así avanzar cada día un poco
guarda el recuerdo de no tener para comer en su infancia pero más.
nunca se ha rebelado en su contra; jamás declaró: “Voy a ser
rico en el nombre del Señor y ayudaré a los pobres cuando La furia llevó a Jesús a realizar un milagro,
tenga dinero”. Esto es enojo divino. canalizá y orientá correctamente tu
Si no te enojás así, no sólo guardarás el recuerdo de lo que
enojo.

58 59
13

Principio
Fe agresiva

S i te preguntara, ¿qué es para vos una fe agresiva? ¿Podrías


contestar? ¿Cómo será este tema de que la Fe debe ser
agresiva?
Quizás sean muchas preguntas, pero todas tienen una
respuesta que nos servirá para afrontar aquellas situaciones que
preferiríamos evitar vivir, pero que todos en algún momento
atravesaremos.
Una Fe agresiva te dará la solución a ellas. Por eso, comencemos
a ver de qué se trata.
Para resolver cualquier conflicto, lo primero que necesito es
creer, poner una cobertura de fe a toda esa crisis por la que
estoy atravesando.
Cuando oímos a Dios, estamos ejerciendo fe y es recién allí
cuando necesitamos comenzar a hablar.
La cobertura de fe resuelve los problemas al estilo de Dios.

Lo primero que necesitamos es creer; poner una


cobertura de fe.

60 Principios de fe
El problema en sí no es el tamaño del problema que tengas, sino
el tamaño de tu fe. Tu fe es lo que te da el éxito. “No le hables a
Dios de tu gran problema, háblale a tu problema de tu gran Dios”.
Durante años estuvimos enfocados en los problemas en vez de
enfocarnos en la fe.

61
Tenemos que concentrarnos en la fe, porque en aquello en lo Jesús dijo: “Las obras que Yo hice harán y más grandes”. No
#13 #13
que te estás enfocando crecerá. Si te enfocás en tus problemas, dijo los milagros, dijo las obras. Porque para Jesús un milagro es
ellos seguramente te parecerán gigantes. algo sobrenatural, una obra es algo común. Estamos en tiempo
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


En 1 Juan 5:4 leemos: “Esta es la victoria que vence al mundo, de vivir lo milagroso como algo común. Será común vivir en lo
nuestra fe”. sobrenatural.
La Biblia nos habla de Elías. Él se movió en altos niveles de
Fe es la victoria. Victoria para Dios es tener fe. confesión, altos niveles de fe, cerró el cielo con la palabra que
había oído de parte del Señor. Esperá cosas grandes y Dios te
Jesús es el autor de la fe. El diablo es indeciso, trae duda, hace llevará a un nivel donde recibirás cosas más grandes de lo que tus
las cosas miles de veces de igual manera porque no tiene fe, no manos pueden recibir.
es inteligente como nos dijeron, por eso ataca nuestra fe con
dudas, con palabras que querrán robarnos las palabras de fe de Goliat amenazó durante cuarenta días al pueblo de Israel,
nuestra vida, porque él nunca creyó. y si era tan valiente, ¿por qué no los atacó y los llevó como
Pero quiero decirte que la fe está en tu interior, porque su esclavos?
Creador vive allí, dentro tuyo. La realidad es que no era valiente, no tenía fe y por eso hablaba.
Amenazó a David cuando se paró delante de él: “Te voy a destruir
Por eso, hacé crecer tu fe, disponéte a oír palabras de sabiduría, y entregar a los filisteos, daré tu cuerpo a las aves”, a lo que David
de esperanza, de aliento, de vida para hablar lo que Dios te está respondió: “Yo te cortaré la cabeza y te daré a las aves y a las bestias
mostrando. del campo.”

Jesús dijo: “Entonces –cuando pongan cobertura de fe- dile Enseñanza: Por cada palabra que Satanás nos diga, debemos
a la montaña...,” no dijo: “pedile a mi Padre que te saque la declarar cinco palabras de fe; por cada susurro en el oído, veinte
montaña”. promesas.
Por lo tanto, no le pidas a Dios que te saque el problema, ponete Declará: “No sólo tendré trabajo sino que seré un empresario, lograré
delante de él y declará. mi propia fábrica, y predicaré a todo el mundo”. “No solamente mi
hijo saldrá de la droga sino que ganaré hasta a sus amigos”.
Fe es decretar, ordenar. La fe es agresiva, tosca, decidida. No es Nunca hables palabras que le hagan suponer a Satanás que te
como el amor que es cariñoso y trata bien. La fe es bruta, ruda. está venciendo.
La fe se establece ante la montaña y le dice: “Córrete allá”.
Ahora bien, tenés que saber adónde vas a enviar el problema. El poder se mueve cuando aprendemos y experimentamos.
Hablá ahora, porque alguien habló y lo puso allí para complicar Cuidá tu fe. Hay momentos donde se aprende, es decir, se
tu vida y anular todos los deseos que tenías en tu corazón. entrena; y hay otros momentos donde se experimenta, es decir,
Lo que nace con palabras, con palabras también se quita. se luce.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
El problema fue puesto y generado con palabras negativas, pero
se correrá con un decreto de fe tuya. Detrás de tu problema
nacerá tu bendición.
Esperá cosas grandes y Dios te llevará
La fe audaz espera cosas grandes.
a un nivel donde recibirás cosas más
grandes de lo que tus manos pueden
recibir.
62 63
14

Principio
Fe no es emoción

E moción es la agitación del ánimo, ya sea por un recuerdo,


una idea o conmoción orgánica, por algo que nos dijeron o
una circunstancia que activa el ánimo.
Dios nos creó con emociones para sentir, de lo contrario seríamos ro-
bots; pero no debemos confundir emociones con fe.

La emoción está en la mente, la fe en el espíritu. Nos expresa-


mos mal cuando decimos: “Yo siento que tengo fe”, porque la
fe no se siente, se cree.

Al nacer, Dios nos pone emociones en la mente y fe en el espíri-


tu, por eso no tenemos que pedir fe sino que esa fe sea aumen-
tada a la medida en que se nos otorgó.
La fe crece y se alimenta oyendo la Palabra de Dios. Fe es para
ser creída, no es para una emoción sentida, por eso, no impor-
ta si “no sentimos nada”.
La fe está en el espíritu, en lo más profundo del ser, es por eso

60 Principios de fe
que Jesús dijo que es como un grano de mostaza que hay que
sembrarlo, para que crezca, de lo contrario, se ahogará por la
emoción.
Cuando las emociones negativas nos atan a una persona o a
una situación, nuestra fe se ahoga y si no funciona, nada fun-
cionará, ya que en el Reino nada funciona sin fe.

65
Cuando Agar levantó al muchacho, el ángel le dijo: “Haré de ti • pensemos positivamente,
#14 #14
una gran nación”. • nunca te compares con nadie, sólo buscá ser lo mejor de vos
¡Eso fue extraordinario! Un minuto atrás Agar estaba triste y mismo.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


deprimida y al minuto siguiente había una promesa grande de
parte del Señor para su vida. Aprendamos a ver a través de la Dios quiere abrir tu cabeza y tu corazón para que seas libre.
fe… ¿qué significa eso? Hay un plan divino diseñado para vos, sólo tenés que descu-
Significa que de la manera en la que te sentís es como interpre- brirlo. Tenés que ser un detective de tu propia vida, las perso-
tás la realidad. Por ejemplo, si tenés miedo, tendrás miedo a nas inteligentes antes de hacer un planteo buscan en su interior
casarte, miedo a ir al trabajo, miedo a todo; si estás enojado te porqué piensan lo que piensan y sienten lo que sienten. Confiá
molestará todo; y si tenés baja estima creerás que todos se bur- en tu potencial, tenés talento y habilidad, voluntad y dominio
lan de vos y que nadie te valora, etc. propio para ser vos quien maneje las circunstancias y no sean
Si ves las cosas de forma negativa es porque estarás utilizando ellas las que te manejen a vos.
el mecanismo de la visión. Por ejemplo: si llueve o si hace calor, Recordá todas las veces que te propusiste algo y lo lograste.
ambas cosas pueden ser negativas o positivas según tu modo
de ver las cosas. ¿Dónde estás poniendo el foco? No importa lo complejo que sea el sueño de tu corazón, hay
un plan de Dios y si le obedecés, nunca va a fallar.
Por eso, siempre recordemos que nuestra fe puede contaminar-
se. Si la alimentamos negativamente, la fe muere.
¡Cuidemos lo que oímos, lo que hablamos, alimentemos nuestra
fe con pensamientos positivos. Recordá que fe no es emoción,
por ende, todas las soluciones a nuestros problemas están en
nuestros pensamientos, en lo que creemos, en lo que estemos
confiando. Dios siempre hará todo lo posible para mudarte del
lugar de la carencia y del dolor para llevarte al lugar donde
las cosas suceden, tan sólo con una Palabra. Sin embargo, Dios
no puede obrar en nuestras vidas si no le permitimos que lo
haga. Dios no es emoción…hoy estoy bien y le creo, mañana
me levantaré mal y no le creeré tanto y pasado no le creo nada
y después estoy mejor y le vuelvo a creer. Dios es sí y amén,
Dios es el Principio y el Fin, Dios no cambia ni se arrepiente de
nada de lo que te haya dicho. Por eso, serás libre si tu mente y
tu espíritu son llenos de fe y no de emoción.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
¡Sé libre de la gente porque tu fuente no son las
emociones, sino Dios!
• Entonces, comencemos….
• hablemos positivamente, No te muevas por emoción, movete
• motivémonos positivamente, por fe

66 67
15

Principio
El orden libera mayor Fe

¿Te considerás una persona ordenada o desordenada en tus ta-


reas? ¿Disciplinada o poco constante?
Cuando tu vida está ordenada, ¿se calibra a lo que Dios quie-
re?
Dios trabaja ordenadamente. Esto no significa aburrimiento ni
rutina. Sabemos que Dios es creativo y busca enseñarnos a tra-
vés del orden. Cuando creó los cielos y la tierra, juntando todos
los materiales en un solo lugar, la tierra estaba desordenada,
vacía y en oscuridad.
Esto simboliza la vida de muchas personas que fueron salvadas
por Dios, fueron creadas por su misma mano, pero todavía su
mundo interior continúa desordenado, vacío y en tinieblas. Es
decir, confuso, sin vida y sin luz. ¿Te has sentido así alguna
vez? Si experimentaste esta sensación, no desesperes. Dios va
a darte una serie de pasos para que puedas ordenar aquellos
materiales que hasta hoy estaban juntos pero confusos.

Dios es creativo y busca enseñarnos a través del

60 Principios de fe
orden.
Comencemos y veamos cómo lo hizo Dios.
En primer lugar:

69
#15 • Creó la luz: Una buena atmósfera se crea haciéndonos cargo de que todo lo
#15
Lo primero que necesitó es luz y la luz es la revelación. Es como que sentimos, pensamos y reaccionamos es decisión nuestra.
si Dios dijera: “Tengo esta mezcla, necesito luz para ver, para Para esto, necesitarás tener una atmósfera de perdón, apren-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


ver cómo empiezo a ordenar todo esto que está desordenado”. der que todos herimos, todos lastimamos y a pesar de todo eso
La luz es un símbolo de revelación. podemos volver a perdonar, a soltar a aquel que nos lastimó y
Para definir el término “Palabra” usamos dos vocablos: Logos seguir mirando hacia nuestro objetivo.
y Rhema.
Logos es la Palabra escrita, pero Rhema quiere decir revelación. Para crear una buena atmósfera, necesito desatar-
La revelación es cuando Dios te da una verdad a tu espíritu, me del que me lastimó
cuando Dios se descubre, cuando entendés algo. Cuando por
ejemplo, leés y entendés la Palabra y ese problema o circuns- Y por último:
tancia ya no te preocupa más, quiere decir que el Logos se hizo
Rhema, es decir, recibiste revelación, o sea luz.
• Produjo:
Revelación es la Palabra que cae directo en tu corazón. Te da
La tierra estaba hundida en el agua, entonces Dios sacó las
una luz como nunca antes tuviste; empezás a ver dónde te en-
aguas de la tierra, separó y agrupó las aguas saladas con las
contrás, a comprender quién sos, a qué Dios te llamó, a conocer
saladas, las aguas dulces con las dulces; las acomodó. Juntó a
el propósito para tu vida.
los océanos y sobre la tierra sopló y se secó.
Una revelación es una Palabra que se enciende en tu mundo de
Y así es como Dios va a trabajar en vos, separando todo lo bue-
oscuridad para ordenarlo, para bendecirlo.
no pero que no te sirve para producir. Estás llamado a tener
una mente de fruto.
En una oportunidad, Jesús les dijo a los fariseos: “Ignoran las
Tenés que saber que Dios te ha hecho para producir. Dijo a la
escrituras y el poder de Dios”. En el original es así: “Ignoran el
hierba “produzca según su semilla”. Dios te ha dado la capa-
logos y el rhema de Dios”. Con lo cual, les está diciendo: “Us-
cidad interior de tener todas las semillas necesarias para que
tedes ignoran la Palabra escrita, el Antiguo Testamento, y tam-
alcances todos tus sueños.
bién ignoran la rhema, la revelación, que es poder de Dios”.
Luego Dios ordenó a la hierba, a los árboles que produzcan se-
Podés leer la Biblia y que tu vida siga igual, pero si tenés una
gún su género; porque lo que sembrás, cosechás. Y de acuerdo
revelación, esa misma revelación te cambiará, te bendecirá y te
a lo que hoy estés sembrando, será tu cosecha y tu herencia.
transformará en un nuevo ser.

La revelación te cambia, te bendice y te transfor- Lo que sembrás, cosechás.


ma. En una ocasión, Jesús se encontró con un centurión romano,
éste era un hombre de mucho dinero que tenía un criado en-
60 Principios de fe

60 Principios de fe
En segundo lugar: fermo. Los judíos fueron a pedirle a Jesús para que lo ayudara.
En ese encuentro, el centurión le dijo: “Señor, yo no soy digno
• Hizo la expansión: de que vengas a mi casa, yo también soy un hombre bajo órde-
Es el cielo que vemos, la atmósfera. Lo segundo que tenés que nes”.
crear para ordenar tu mundo interior, es generar una atmósfera Es decir, vio que Jesús era ordenado y le dijo: “Señor, yo tam-
que de vida; una atmósfera tal que el que esté cerca pueda res- bién estoy ordenado, tengo gente a la que le ordeno “ve”, y va,
pirar vida y no muerte.

70 71
16
“ven”, y viene. Por eso, sólo ordena la Palabra y la Palabra lo

Principio
#15
sanará.”
Alejandra y Bernardo Stamateas

Y Jesús dijo a la multitud: “No encontré a nadie con tanta fe”.


Dios sabe que el orden trae bendición. Tenemos que ser orde-
nados en todo, en lo afectivo, en lo sexual, en lo económico. El
desorden trae confusión. En cambio, una persona que camina
bajo orden sabe que en su futuro habrá sanidad, prosperidad, y
restauración y esa persona debés ser vos. Tengo que hacerme preguntas
de Fe

A lguien dijo que el lugar más rico del planeta es el cemen-


terio porque allí están enterrados todos los sueños que no
se concretaron. No es lo mismo morir a que te maten, ya que
morimos cuando liberamos el potencial y nos entierran vacíos,
pero nos matan cuando nos sepultan con todo el potencial de
sueños sin liberar.

El potencial es energía; es una habilidad dormida, una fuerza


oculta que todavía no desarrollamos al máximo pero que logra-
remos en el próximo triunfo.
No es lo que hicimos sino lo que aún no hemos realizado. Por
ejemplo, hay lugares a los que no fuimos, sueños que aún no
alcanzamos, ideas que no soltamos; pero Dios nos llenó de po-
tencial para hacerlo.

Dios nos llenó de potencial.


60 Principios de fe

60 Principios de fe
La pregunta de muchos es cómo soltar su potencial, ya que no
saben la manera de cómo hacerlo. Ésta es la gente que sólo sue-
ña, pero no acciona lo suficiente. Jesús dijo: “El que pide, halla; el
que busca encuentra”. Con esto, Dios nos quiere decir que pida-
mos, hablemos, llamemos, abracemos y no esperemos sentados
El orden trae bendición. que las cosas sucedan.

72 73
#16
Si esperamos que el otro abrace, pregunte, proponga, sugiera Dios quiere provocarte a que te hagas preguntas #16
y haga lo que nos toca hacer a nosotros, es probable que nos de Fe
quedemos en el mismo lugar de siempre. Dios nos llamó a ser
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


iniciadores de aquello que buscamos. Es decir, tengo que tomar Cuando comenzás a soltar fe, tendrás que evaluar lo que tam-
la iniciativa sobre lo que quiero conquistar. Porque el que tiene bién comenzás a recibir. Es decir, el retorno de tu oración. Por
potencial, toma la iniciativa y vos sos uno de ellos, todos tene- ejemplo, hay personas que por años oran lo mismo, de la mis-
mos potencial, todos nacimos con él. Entonces, si necesitás que ma manera y te dicen: “Yo sigo orando porque la Palabra dice
te abracen, abrazá; si necesitás que te llamen, llamá; si cuando orar sin cesar”.
buscás por un lado, te dicen que no, buscá en otro lado y si no, Ahora bien, si en diez años no recibiste respuesta, analizá qué es
avanzá por otro lado; pero ¡movete! lo que está pasando que aún no hubo respuesta. La evaluación
del retorno de cada inversión debe ser permanente, porque este
El que tiene el potencial, toma la iniciativa. es el resultado de tu inversión que es tu oración, entonces: ¿qué
estás haciendo? ¿Qué estás recibiendo por ello?
Para tomar la iniciativa, y movernos hacia lo que buscamos te- La evaluación te desafía a que te hagas preguntas de Fe.
nemos que creer que aquello que esperamos vendrá. Y esto es
lo que se esconde tras la palabra Fe. Es decir, tengo que creer. ¿Qué estás haciendo? ¿Qué estás recibiendo por
¿Estás creyendo en aquello que esperás? ¿Cuánta fe depositás
en aquello que esperás? ello?
La fe siempre siempre libera mayor medida de fe. ¿Cómo es
esto? La fe nos desafía, nos provoca, nos cuestiona, nos pre- Muchas personas poseen el concepto de que cuando llegan a la
gunta y siempre nos lleva a más. Imaginate por un momento y iglesia tienen que cambiar por completo, pero Dios dice: “Yo
respondé las siguientes preguntas: no trabajo así, esa es tu ansiedad”.

• Si te quedaran sólo cinco años de vida, ¿qué harías? Dios tiene paciencia para esperar que aprendamos a escuchar
• Si supieras que morirías en cinco horas, ¿qué harías? su voz y así crecer en Él. Del mismo modo en que lo hace con
• Si tuvieras un millón de dólares y sólo una hora para gastarlo, ¿en nosotros lo hizo con Samuel. La Biblia dice que Dios llamó a
qué lo gastarías? Samuel: “Samuel”. Creyendo éste que era Elí quién lo llama-
ba. Una y otra vez lo repitió, pero en la tercera oportunidad
¿Con cuánta frecuencia pensás en el tiempo que tenés? ¿Sa- Samuel comprendió y dijo: “Habla, tu siervo oye”.
bías que el tiempo es una de las cosas más importantes que Samuel fue desafiado a cambiar. Él podría haber quedado su-
tenemos? ¿O podríamos decir, la más importante? El tiempo es mergido en una vieja oración, en la palabra de su mentor Elí.
vida. El día de hoy no vuelve a suceder. Generalmente, vivimos Pero no, comenzaba a entender que el modelo antiguo estaba
vencido, que todo lo que él sabía ya no le servía, y que, por el
60 Principios de fe

60 Principios de fe
nuestros días esperando que lo que queremos suceda por “arte
de magia” en lugar de provocarlo. contrario, lo venidero sería mejor.
Dios quiere provocarte a que te hagas preguntas de fe, que te Comenzó a obedecer a Dios, a dialogar con Dios, a ser incomo-
desafíes en la situación donde hoy estás. Dios quiere que pien- dado por Dios. Tomó el desafío. Respondió a la provocación de
ses con fe y que la saques de tu interior, porque ella está dentro Dios y Dios lo llevó para que sea su voz.
tuyo. Y así como lo hizo con este hombre, Dios lo hará contigo, Dios
te llevará a más. No hay tiempo para quedarse quieto. Cada

74 75
17
día, Dios ya tiene pensado en cómo bendecirte, cómo usarte,

Principio
#16
qué personas ponerte cerca. ¿Sabías esto? Entonces, ¿vas a ano-
tarte en la aventura que te tiene preparada…?
Alejandra y Bernardo Stamateas

Sólo depende de la respuesta que vos le des. Él está escuchan-


do….

Soltá Fe, Esperanza y Amor

S abemos que Dios se mueve por fe. La fe es el lenguaje que


Dios entiende. Pero no el único, ya que para Dios antes que
la fe, está el amor. Jesús no se entregó por fe, sino por amor. Y
Dios, así como nos dio fe, puso también el amor en nosotros.
El amor es lo más importante que los seres humanos tenemos.
Ahora bien, para muchos su significado puede estar distorsio-
nado.
Hay gente que dice: “Robé por amor”, “Soporto los golpes de
mi pareja porque lo amo”. ¿Conocés a alguien en esta situación?
Estas personas piensan que hacen las cosas por amor, pero, en
realidad, tienen una confusión de lo que es el amor y como tal,
lo usan de manera equivocada. Dios va a enseñarnos el verda-
dero amor. El verdadero amor siempre es inteligente.

El verdadero amor siempre es inteligente


60 Principios de fe

En el libro de 1 Corintios: 13 Pablo lo describe diciendo lo si-

60 Principios de fe
guiente: “El amor no es un sentimiento, no es lo que las cancio-
nes ni la cultura de hoy dice. El amor para funcionar tiene que
ser inteligente.”(parafraseado)

Dios quiere provocarte a que te hagas Y agrega: “Hoy tenemos la fe, la esperanza y el amor, pero el mayor
preguntas de Fe. de los tres es el amor.”

76 77
La fe es la capacidad sobrenatural de la cual Dios nos provee donde ella estaba y creyó que si tocaba el manto de Jesús, se
#17 #17
para mover las montañas. sanaría. Y así ocurrió, porque poder había salido de Jesús.
La esperanza es lo que espero, es la capacidad de visualizar un En esa época, a una mujer en esas condiciones se la considera-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


sueño, es sobre aquello que pongo mi fe. Entonces: “La fe es da inmunda y la Biblia decía que lo inmundo contamina lo santo.
poderosa porque mueve montañas, la esperanza es poderosa Cuando ella tocó a Jesús, éste se detuvo y preguntó: “¿Quién
porque da perseverancia, pero el que abre la puerta a estas dos, me tocó?” Los discípulos respondieron: “¿La multitud te aprieta y
es el amor”, dijo Pablo. decís quién te toca?”
Una persona que se mueve con amor inteligente puede llevar Jesús dijo: “Poder salió de mí.” Por primera vez, ella recibió sa-
una palabra de fe o sembrar un sueño con mucho más resulta- nidad en sus emociones. Cuando Jesús dijo que nadie lo había
do que una persona sin amor. contaminado sino que algo bueno había salido de Él, ella dejó
de dar, se sintió valiosa, y la sangre cesó.
El amor inteligente es el hermano mayor que abre Lo primero que Dios nos da cuando nos acercamos a Él, es ri-
queza afectiva. Dios nos ama tal como somos.
la puerta a la fe y a la esperanza.
Conocemos la historia de la mujer que sufría una hemorragia. Amor inteligente es aceptar al otro como es
Había gastado todo su dinero en los mejores médicos, a cambio
de ser sanada. Hacía doce años que esta mujer sangraba, pero 2º Dios pondrá en tus manos todo lo perdido:
no sólo físicamente, sino emocionalmente. En su mente había
una compulsión por dar, por derrochar. Jesús la bendice por segunda vez: “Vete en paz. Te devolveré todo
¿Sabías que el dinero es símbolo de los afectos? Se maneja afec- lo que perdiste, recuperarás la fe y caminarás en abundancia sin cul-
tivamente. El avaro es avaro de afectos; el derrochador, es de- pa, condenación, ni opresión de nadie.”
rrochador de afectos. Es decir, disfrutarás de todo porque la paz de Dios estará siem-
Si tu corazón no está sano, los afectos serán el patrón que ma- pre en tu vida.
nejarán las finanzas. La mujer dijo: “Si toco el manto, seré sana”. Habló fe primero.
Todo lo que digas será para tu bendición, ahora te toca hablar
La persona que no puede tener dinero, ya sea porque lo derro- y soltar fe a vos.
cha o lo atesora, difícilmente experimenta amor en su corazón. La aceptación interior se logra por fe y una vez que ésta se reve-
Pero ¡tranquilo! Con Jesús tenés la paz suficiente para disfrutar la a tu vida, vas a vivir por siempre prosperado y en victoria.
de lo que tenés, sin guardarlo ni tampoco derrocharlo. Por eso,
nos va a enseñar dos cosas importantes: Jesús la sanó en dos fases. En primer lugar, la sanó física y emo-
cionalmente, en segundo lugar, le dio prosperidad y paz en el
1º Aceptación: corazón. Lo hizo de esta forma para que no olvide que Dios es
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Dios de segundas oportunidades.
Una persona que gasta mucho, en el fondo espera ser amada.
Generalmente, en este grupo encontramos a las mujeres que Quizás hayas recibido un toque de fe, pero recibirás un segun-
piensan en todos y le dan todo a todos, dado que necesitan do toque. En un encuentro con el Señor, siempre hay una nue-
ser reconocidas. Esto le pasaba a la mujer que padecía flujo de va oportunidad.
sangre (Mateo cap.9) , cada vez se sentía más vacía física y emo- Si estuviste buscando aceptación, hoy Dios te quiere revelar su
cionalmente. Pero un día se enteró de que Jesús pasaría por amor. Todo volverá a tu mano.

78 79
18
El amor inteligente pone límites. Cuando sepas dar, sabrás

Principio
#17
recibir. Y Jesús te dará más. Y de lo recibido, volverás a dar.
Alejandra y Bernardo Stamateas

La Fe es un recurso

C uando hablamos de que la fe es un recurso, nos referimos


a aquellas herramientas con las que contamos para usar en
una determinada tarea. Es decir, si yo quiero lograr una meta o
un sueño determinado necesitaré ponerme en acción.
Por eso, es importante que sepamos que la fe es nuestro prin-
cipal recurso a utilizar como hijos de Dios y estemos confiados
en que estará siempre disponible para cuando la necesitemos
poner en marcha.
Cada vez que quieras moverte en fe, tendrás que llenar tu cora-
zón de palabras y luego hablarlas.

La fe me permite hablar lo que quiero.


El Antiguo Testamento narra la historia de cinco hermanas que
sólo se tenían a ellas mismas. En esta familia no había hom-
bres, ni padre, ni maridos, ni hermanos. Sabemos bien que en
60 Principios de fe

la antigüedad nada correspondía a las mujeres en cuestiones de

60 Principios de fe
herencia. Sin embargo, estas hermanas se acercaron a Moisés
para reclamar la parte de tierra que les tocaba en el reparto de
la misma.
Dijeron: “No hay hombres en nuestra familia pero pedimos lo
Cuando sabés dar con amor inteligente, que nos pertenece”. Y así fue como estas mujeres lograron cap-
sabrás recibir con amor inteligente. turar su casa, su tierra, su bendición.

80 81
Usando la fe como recurso, se atrevieron a romper una creencia Siempre habrá un momento donde se repartirá la tierra y allí es
#18 #18
de la época y consiguieron lo que buscaban. donde deberemos estar.
¿Te imaginás cuántas mujeres habrían callado en una situación Si las mujeres no hubieran estado allí, habrían muerto en el de-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


así? Y hoy, ¿cuántas son las personas que se quedan calladas sierto y no hubieron conquistado esa tierra en donde ir a vivir;
por temor a activar su fe? pero ellas estuvieron en el lugar correcto, con la gente correcta,
Cuando entiendas que la fe es tu recurso, sabrás cuándo y a la hora correcta, hablando lo correcto. Y así fue como recibie-
cómo usarla. ron herencia para ellas y para su descendencia.

1. La gente de fe habla con paz. La fe es mi recurso.


Cuando hablamos fe estamos también transmitiendo paz.
En tu peor momento hablá bendición, decretá en el mundo es-
2. La gente de fe habla breve. piritual que lo imposible será realidad y que las promesas son
En una conferencia ofrecida por Winston Churchill, presentado sí para tu vida. Reclamá lo que te pertenece. Usá la fe que Dios
con todos los honores, sólo se remitió a decir: “Nunca, nunca, te dio.
nunca se rindan” y la gente explotó en aplausos.

3. La gente de fe motiva.
Cuando hables… ¡no aburras! Por el contrario, motivá, accioná
a los que te rodean también.
Dios no tiene problemas en que pongas tu nombre en las cosas
que Él hace, no tiene problemas en felicitarte.

4. La gente de fe trabaja en equipo.


Dice la Biblia en Números 27, 2 que las cinco hermanas que re-
clamaron su parte de la tierra que les correspondía se pusieron
de acuerdo.

Cada uno debe saber con los recursos con los que cuenta. No-
sotros también podemos hacer lo mismo que estas mujeres que
supieron aprovechar lo que tenían.

• Ellas aprovecharon su potencial. Es decir, conocían lo que


eran capaces de hacer. Sabían quiénes eran en Dios. Y vos…¿te
60 Principios de fe

60 Principios de fe
preguntaste en qué estás capacitado?, ¿qué sos capaz de ha-
cer?
• Ellas contaban con un recurso que era la fe, la palabra de
fe.
• Ellas tomaron una oportunidad. Dios siempre nos dará
oportunidades.
La fe me permite hablar lo que quiero.

82 83
19

Principio
Fe = Declarar + Poseer

La gente con iniciativa de fe primero declara y


luego posee
El mundo espiritual funciona con palabras y la fe opera bajo la
ley de la palabra.
Fe no es un deseo sino un decreto, una declaración que nace en
el corazón: de la abundancia del corazón habla la boca.

Cuando una persona comete adulterio no es porque “el otro”


se cruzó en su camino y no pudo controlar esa situación, sino
que el hecho de engañar a su pareja ya estaba en el corazón. El
que roba no lo hace porque ve el dinero justo allí arriba de la
mesa, al alcance de su mano y ve una oportunidad. Decide ha-
cerlo porque el robo ya estaba dentro de su corazón.
Por eso, Jesús dijo: “Todo, lo bueno y lo malo, sale del corazón”.

Para moverse en fe, primero hay que llenar el corazón de pala-

60 Principios de fe
bras de sabiduría, de aliento, de fe y después, hablarlas y po-
nerlas en acción.
Primero comemos del Señor (cuando leemos la Biblia, en la re-
unión, en el grupo de crecimiento, en el Indap, al escuchar una
promesa) luego la bajamos al corazón, la hablamos y la posee-
mos.

85
20
La gente que estaba con Moisés le dijo: “Danos la tierra”.

Principio
#19

Tu fe te hará salir del lugar de la esclavitud y te


Alejandra y Bernardo Stamateas

llevará a la tierra donde hay leche y miel.


Desear en gran manera algo, en griego es “epipoteo” que quiere
decir: pasión, intenso deseo que no se apaga, deseo que nadie
borra, deseo que no se va con nada. Entonces, cuando tus de-
seos son grandes, tu excusas ya no estarán ni en tu hablar ni en
tu mente, porque dentro tuyo sólo habrá fe para hablar, soltar y
conquistar lo que en un principio fue sólo una visión.
Fe es ver lo que Él ve
Lo que más pienses y lo que más hables, es lo que se crecerá.
Todas las personas que en algún momento decidieron ser ricas
pensaron durante mucho tiempo en cómo llegar a ser millona-
rios, y es por eso que lo lograron.

Este es un principio psicológico y espiritual. Si yo pienso miedo, E n una oportunidad, los amigos de un paralítico estaban tra-
tando de hacer un agujero en el techo para poder bajar a
su amigo para que Jesús pudiera sanarlo. La gente que estaba
el miedo seguramente crecerá; si pienso dolor, el dolor crecerá.
Si pienso y hablo fe, mi Fe crecerá y por ende los resultados allí reunida vio a cuatro hombres bajando a un paralítico, pero
extraordinarios también. Jesús vio la fe de ellos.

Cuando vos y tu sueño sean lo mismo, una sola persona, te vas Jesús veía y hablaba.
a esforzar más y no te vas a detener hasta verlo cumplido y
nadie ni nada impedirán que lo conquistes. Porque lo viste, lo Si veo como Él ve, hablaré como Él habla; y si yo hablo como Él
tuviste y porque seguirás viendo y soñando aún más en gran- habla, lograré lo que Él logró. Debo saber ver.
de, porque soltaste Fe sobre ese sueño, lo vas a poseer. Jesús vio a la multitud sin pastor y les dijo a los discípulos:
“Oren por obreros”; no dijo: “ oren por los perdidos”, es más,
…Mira a un hombre con grandes sueños y encontrarás a al- nunca oró por un perdido; él oró por líderes.
guien que puede cambiar la historia.
Si sé ver, sabré qué decir.
Un Sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de
60 Principios de fe

despertar, mandó llamar a un sabio para que interpretase su sueño.

60 Principios de fe
“¡Qué desgracia, Mi Señor! Cada diente caído representa la pérdida
de un pariente de Vuestra Majestad”, dijo el sabio. “¡Qué insolencia!
¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí! ¡Que le
den cien latigazos!”, gritó el Sultán enfurecido.
Más tarde ordenó que le trajesen a otro sabio y le contó lo que ha-
Declarar, soltar y poseer: eso es fe. bía soñado. Éste, después de escuchar al Sultán con atención, le dijo:

86 87
“¡Excelso Señor! Gran felicidad os ha sido reservada. mente y a nuestro espíritu y su voz es inconfundible.
#20 #20
El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes”. Se Cuando declaramos: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, eso
iluminó el semblante del Sultán con una gran sonrisa y ordenó que es exactamente lo que Dios vio de vos; por eso lo dejó escrito,
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


le dieran cien monedas de oro. Cuando éste salía del Palacio, uno de para que sepas que eso fue lo que Él vio de tu vida y así puedas
los cortesanos le dijo admirado: ¡No es posible! La interpretación que ver vos lo mismo.
habéis hecho de los sueños es la misma que el primer sabio. Si oís lo negativo, crecerá en tu ser lo negativo; si oís palabras
No entiendo porque al primero le pagó con cien latigazos y a ti con de fe, tu fe también crece.
cien monedas de oro. Lo que oís es lo que se te añade. Por eso Jesús dijo: “Mirad lo
El segundo sabio respondió: “Amigo mío, todo depende de la forma en que oís, porque con la medida que oís así vas a ser medido”.
que se dice. Uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender
a comunicarse. Tal vez, por años te enseñaron a pensar en pequeño, a planificar
De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgra- para que te alcance para el día de hoy y que eso sea suficiente,
cia, la paz o la guerra. La verdad puede compararse con una piedra pero es tiempo de declarar cada una de las promesas que Dios
preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero decretó para tu vida.
si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura
ciertamente será aceptada con agrado”. • Escrito está que ningún arma forjada contra tu vida va a pros-
perar….
Pero además de aprender a comunicarnos, a expresarnos, a ser • Escrito está que iremos de poder en poder y de gloria en glo-
sabios en cómo decimos lo que soltamos, los hijos de Dios ne- ria…
cesitamos aprender a mirar con los ojos de Dios. • Escrito está que mayor es el que está en nosotros, que el que
está en el mundo…
Ahora: ¿Cómo sé lo que Jesús ve…? • Escrito está que no sólo de pan vivirá el hombre sino de toda
Lo que Jesús ve, lo escribió en la Biblia. Si hablo las promesas palabra que sale de Su boca….
que fueron escritas, estoy viendo lo que Jesús vio. Cada prome-
sa de la Biblia es lo que Dios vio de mi vida, de mis capacida-
des, habilidades, dones, potencial y talento.
Cuando digo: “Todo lo que haga me saldrá bien”, lo seré no por-
que soy yo quien lo dijo primero, sino porque fue Dios quien
habló así primero de mí.
Dios lo dejó escrito, y por ende, cuando confieso Su palabra,
veo lo que Él ve y si hablo lo que Él habla tendré todo lo que
me proponga alcanzar. No venimos a la iglesia a estudiar his-
toria, ni a analizar las tradiciones ni mitos de la antigüedad, ni
60 Principios de fe

60 Principios de fe
tampoco venimos a oír a hablar de Dios sino a Dios hablar de
nosotros.
No venimos a aprender de Dios sino a que nos hable, ministre,
enseñe y capacite. En la medida en que más aprendemos y nos
enamoramos de Él, de todo lo que Él dice de nosotros, más cre-
Escrito está, esta es la victoria que ha
ceremos en Fe, en esperanza y en éxitos. Dios habla a nuestra
vencido al mundo: nuestra Fe.

88 89
21

Principio
Dios sanará tu corazón y lo
llenará de Fe

Y continuando con la historia del paralítico, ahora podremos


verla y entenderla desde otra arista.
Hubo una vez un paralítico a quien sus amigos llevaron en
una camilla a la casa en la cual estaría Jesús. Pero como cuando
llegaron el lugar estaba lleno, fueron por detrás de la casa, se
subieron con una escalera y, mientras Jesús hablaba, lo descen-
dieron por el techo.
Dice la historia que Jesús al ver la fe de los cuatro amigos… le
dijo: “Hijo, tus pecados te son perdonados”. ¿Por qué Jesús le dijo
eso, si no tenía fe? ¿Por qué no le habló a los amigos que sí la
tenían…?

Los amigos lo llevaron para que Jesús sanara sus piernas, pero
el problema no estaba en las piernas sino en su corazón lasti-
mado.
Jesús no le habló a las piernas paralíticas y sí al pecado. Porque
el problema de la parálisis era externo y lo que él necesitaba era
sanar una actitud interna: no podía caminar porque su corazón

60 Principios de fe
estaba lleno de odio, de resentimientos, de pecado.

Si tus piernas no pueden conducirte hacia el sueño es porque


ellas son el resultado de que tu corazón está dañado, lleno de
bronca, y un corazón herido no tiene lugar para ser ocupado
por palabras de fe.

91
Jesús le dijo: “Yo perdono tus pecados”, y esa declaración hizo El mago había ocultado la barra de acero flexible que utilizaba para
#21 #21
que la fe que ya estaba dentro de ese hombre, dormida, brotara abrir cerrojos en la correa de su pantalón. Con la oreja pegada al ce-
y comenzara a nacer. rrojo, trató de abrirlo por espacio de 30 minutos… 45 minutos…una
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Fue en ese mismo momento cuando Jesús le dijo: “Levantate, hora. Estaba sudoroso. Sintiéndose agotado al cabo de dos horas, se
toma tu lecho y ve caminando a tu casa”. apoyó contra la puerta y, para su asombro, ésta se abrió. ¡No habían
Quizás no pudiste caminar hacia tu sueño porque tu corazón pasado el cerrojo! ¡Éste fue el truco que le jugaron al gran artista!
no tenía fe, había condenación, broncas, dolores, tristezas; pero
hoy Jesús te dice: “yo te perdono, te libero de todo lo malo que has La puerta sólo estaba cerrada en la mente de Houdini. ¡Únicamente
vivido, cancelo tus errores para que vuelvas a caminar y corras hacia en su mente! 1
los sueños que puse dentro tuyo”.

Si no tenés fe es porque tu corazón tiene condenación.


El paralítico no le pidió perdón de pecados, no le dijo que que-
ría confesarse, pero Jesús lo perdonó igual.
Quieras o no, lo mismo pasa con tu vida, hoy Jesús te perdona;
aunque no se lo pidas, estás marcado para ser libre de tu pasa-
do, porque el que está con Cristo nueva criatura es, las cosas viejas
se cancelan.

Nadie te puede condenar, caminarás, harás y con-


quistarás todo lo que Dios puso en tu corazón.
Muchas personas no pueden caminar por las culpas que sienten
y acarrean dentro suyo, les pertenezcan o no, por pensamientos
erróneos que por años se han anclado dentro de nuestras emo-
ciones y nos han debilitado. Pero el Señor hoy viene a quitarte
todo lo que no te sirve y está ocupando el lugar que sólo la Fe
debe llenar. Por eso hoy viene, te limpia de todo pecado, lo can-
cela, y te dice: “Ahora sí, levantate y caminá”.

Se cuenta que la gente de un pueblo de las Islas Británicas retó al


gran Houdini, excelso prestidigitador y mago, a escaparse en menos
60 Principios de fe

60 Principios de fe
de sesenta minutos de una cárcel a prueba de fugas que el municipio
acababa de construir.

Houdini aceptó el desafío. Le permitieron entrar en la cárcel en ropa


de calle. Los observadores dijeron haber visto al cerrajero dar una “Hijo, tus pecados te son perdonados”.
vuelta extraña a la llave del cerrojo, pero dejaron que Houdini tratase
de abrir desde dentro la cárcel donde estaba encerrado.
1
Cuento “La Mente cerrada”, adaptado de Robert H. Schuller; extraído de Aplícate al cuento,
de Jaume Soler Y M. Merce Conanagla, pág.153; editorial Amat.
92 93
22

Principio
QUE TU FE NO FALTE

J esús le dice a uno de sus discípulos: “Simón, Simón, Satanás


te ha pedido para zarandearte pero tu fe no faltará”.
Pedro se llamaba Simón, que quiere decir vara débil y endeble.
El Señor lo llamó de esa forma, durante tres años y medio por-
que estaba tratando con él; transformando su vida.
El Señor le decía: “Vara débil, vara débil, Satanás me ha pedido
zarandearte, pero yo he rogado que tu fe no falte”.
Como verás, Jesús no le dice: “Satanás me pidió para zaran-
dearte pero te cubro con mi sangre”. ¡No! y tampoco le dijo:
“¡Hacé guerra espiritual, ayuno!”, sino que le dijo: “Oré, para
que tu fe no falte”.

Cuando soltamos una confesión, el diablo la probará y nos pon-


drá a prueba para ver si la mantenemos o no.
Es en Hechos 2 que podemos ver el cambio en la vida de Pedro,
él se pone de pie, evangeliza y trae un avivamiento. Pedro flu-

60 Principios de fe
yó con el río del Señor, porque tiempo atrás Jesús había tratado
con su impulsividad, su orgullo, su independencia y su auto-
suficiencia.

Pero de aquí en adelante, el Señor lo llama “Pedro”, que quiere


decir “Roca fundamental, roca de construcción”.

95
#22 El Señor sabe lo que va a formar en tu vida por Ya es tiempo de que comiences a declarar que en tu vida Él va #22
eso te está tratando. a hacer lo que planeó desde el principio.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Es por eso que necesitamos seguir manteniendo nuestra fe aún
cuando nuestro sueño se esté muriendo; aún si creés que ya
está muerto, enterrado, vendado y le hayan puesto una piedra;
debés pararte delante de la muerte y decir: “Todo lo puedo en
Cristo, voy a mantener mi confesión. Diablo me vas a devolver lo que
me quitaste; levanto lo que se había dormido porque lo que Dios me
prometió, lo cumplirá”.

Siempre volverás de los problemas, de las crisis,


de los momentos difíciles porque tu fe no falta-
rá.
Te pueden pasar muchas cosas a lo largo de tu vida, pero tenés
que saber que tu fe no faltará. Es real que te faltó comida, amor,
tus padres, los amigos; pero en el valle de la sombra de muerte,
alguien estuvo orando por vos y tu fe será la que te sacará de la
prueba y te llevará a la victoria.

Los que están hundidos en un pozo volverán a caminar en la


cima de la montaña; los que están en la pobreza serán prospe-
rados, los que están enfermos, volverán a caminar en salud,
porque Dios mismo oró por Pedro y dice que volverá en victo-
ria para confirmar a otros.
El Espíritu Santo es quien aboga por vos ahora, pero ya es tiem-
po de que vos mismo sueltes una confesión de fe, tu fe.

La fe es como un músculo que debemos ejercitar


todos los días.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Si estás pasando por un tiempo difícil y estás siendo tratado
por Dios no dudes que será para convertirte en el Pedro que
tenés que ser. No te preocupes por tu futuro, Dios lo sabe todo,
Él es eterno, conoce tu porvenir y tu fin desde el principio.
Lo que sigue en tu vida está bendecido y todo te va a salir bien.
Es por eso que en tu presente tenés que caminar en victoria. Dios oró para que tu fe no falte.

96 97
23

Principio
Nunca entregues la fe que está
en tu corazón

S ansón era un gran guerrero, poseía una fuerza incompara-


ble, pero a su vez no era musculoso. Por eso nadie sabía de
donde provenía su fuerza.

Sus enemigos eran los filisteos, quienes buscaban conocer de


cualquiera forma cómo vencerlo y, para ello, necesitaban tener
pleno conocimiento de la raíz de su fuerza, para así quitarle
todo su poder.

 Jueces 13

…Y había un hombre de Sora, de la tribu de Dan, el cual se llama-


ba Manoa; y su mujer era estéril, que nunca había parido. A esta
mujer apareció el ángel de Jehová, y le dijo: He aquí que tú eres es-
téril, y no has parido: mas concebirás y parirás un hijo. Ahora, pues,
mira que ahora no bebas vino, ni sidra, ni comas cosa inmunda.
Porque tú estarás embarazada, y parirás un hijo: y no subirá na-

60 Principios de fe
vaja sobre su cabeza, porque aquel niño será Nazareo a Dios desde
el vientre, y él comenzará a salvar a Israel de mano de los Filisteos.
Dalila, quien había sido enviada por sus enemigos, lo sedujo e inda-
gaba constantemente cuál era el secreto de su poder y lo presionaba a
todo momento para que le dijera el secreto de su corazón; hasta que un
día, él le confiesa que la raíz de su poder nacía en su pelo.

99
Le descubrió pues todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabe- Fe te traerá victoria, y ningún arma que haya sido creada para
#23 #23
za llegó navaja; porque soy Nazareo de Dios desde el vientre ir en contra tuya va a prosperar si tenés fe.
de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, seré
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


debilitado, y como todos los hombres. Es por eso que no importa el problema que tengas, la circuns-
tancia que estés pasando, tu victoria no depende de la circuns-
Pero el poder que Sansón realmente ejercía no estaba en la fuer- tancia, de que tengas recursos o no, sino que dependerá de si
za, o en el pelo – el cual era solamente un símbolo – sino que el sos de fe o no.
poder estaba en la fe que tenía en su corazón. Por este motivo, lo primero que tenés que buscar en momentos
Es cuando Dalila le pregunta del secreto de su fuerza y él se lo de crisis es la victoria, que es fe.
revela que pierde todo el poder que Dios le había dado. Fue Y Fe viene de escuchar la palabra y la voz de Dios, pero esas
vencido por revelar el secreto que tenía guardado en su cora- palabras, lo que Dios te dice a tu corazón y a tu espíritu, guar-
zón. dalo y sé sabio. No lo compartas con aquellos que no tienen ni
La Palabra dice: “Entonces Sansón abrió su corazón delante de tus mismos sueños ni tu fe, porque no lo entenderán y aún más,
Dalila”. lo boicotearán.
Esa revelación es tuya, es el secreto más valioso que hay entre
Dijo Leonardo da Vinci: “Las ostras se abren por comple- vos y Dios.
to cuando hay Luna llena; y cuando los cangrejos ven una os-
tra abierta, tiran dentro de ella una piedrita o un trozo de algo, a Y pensá:
fin de que la ostra no pueda volver a cerrarse y el cangrejo pue-
da devorarla. Éste es también el destino de quien abre dema- Si no entregás tu fe, no habrás entregado tu vic-
siado la boca, con lo cual se pone a merced del que lo escucha”. toria.
El problema de Sansón no fue haberle dado su cabello a Dali- Cuidá tu fe porque puede venir un momento glorioso, don-
la sino haberle dado la fe que estaba en su corazón. de conquistes algo grande, y al otro día el enemigo te envíe la
Él dejó que Dalila tocara la fibra íntima de su ser, y fue en ese gente incorrecta y si vos oís la voz incorrecta y reaccionás a la
mismo momento que su fe dejó de ser inquebrantable; perdió persona incorrecta, tu fe se quiebra.
el poder que Dios le había concedido solo a él. Oí a la gente correcta y cuidá tu fe como lo más valioso que
La fe inquebrantable no volverá a nacer en tu corazón mientras Dios depositó en tu corazón.
sigas lastimado, ofendido, humillado o resentido. Por ese mo-
tivo es que necesitás liberarte de tu pasado, sanar tus heridas
y volver a descubrir el secreto que Dios guardó en lo profundo
de tu ser.
Recordá que la fe inquebrantable nace cuando nadie toca tu
60 Principios de fe

60 Principios de fe
corazón, cuando la gente ha muerto y vos entrás en un nivel de
intimidad con Dios en donde revelaciones y sabiduría nueva
son dadas a tu vida.

La fe viene por el oír, ¡escuchá solo la voz del creador! Ésa será
Si no entregás tu fe, no habrás entregado
la voz que te levantará.
tu victoria.
100 101
24

Principio
LA GLORIA DE DIOS ENVOLVERÁ TU
FE

L a Gloria “Kabod” en hebreo significa éxito. José les dijo a


sus hermanos: “Vayan a la casa de papá y díganle de mi
éxito” (Génesis 45).

Gloria es la manifestación más pesada de Dios y una de ellas es


de éxito. En el éxito, la Gloria de Dios baña tu fe, y tu fe todo lo
que toca lo convierte en oro.
Pablo decía: “Ponte la armadura del soldado, el calzado de la
paz, la coraza de justicia, pero sobre todo el escudo de la fe”.
Porque la fe sirve para apagar los dardos del enemigo que, en
la antigüedad, eran unos dardos envenenados en fuego los
cuales cuando caían encendían el escudo que era de madera y
de hierro, y los soldados, bañaban en agua su escudo para que
cuando cayeran los dardos fuesen apagados inmediatamente.

Pablo nos enseña a dejar que nuestra fe sea bañada por la un-
ción, por la gloria; para que cuando esa gloria sea derrama-
da, todos los dardos sean apagados delante de nuestros ojos,

60 Principios de fe
y entonces sí, avancemos hacia el éxito y hacia cada una de las
promesas que Dios nos habló.

Hay una Gloria que Dios soltará y cuando lo haga, tendremos


éxito en todo lo que hagamos. Los negocios estarán con la Glo-

103
ria del éxito, las decisiones con la Gloria del éxito, las ventas y vida. No esperes a que alguien ratifique lo que Dios puso en tu
#24 corazón. No esperes a nada ni a nadie para declarar fe, oí lo que #24
compras con la Gloria del éxito, porque en avivamiento Dios
abrirá los cielos y todo lo que hagamos nos saldrá bien. los discípulos hicieron: dejaron todo y al instante le siguieron.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Hay tiempos en donde Dios suelta “momentos de fe”, donde
derrama su Gloria, pone algo grandioso sobre nosotros, para
que en el mismo instante en que lo estamos viendo sepamos
capturarlo. Aprovechemos los kairos de Dios, los mejores tiem-
pos de oportunidades estarán delante nuestro… allí será el mo-
mento de soltar esa fe que está dentro nuestro para tomar sin
dudar la conquista. Ese momento será la consecuencia de la fe
que va creciendo día a día en tu vida y que Dios potencia para
que captures algo grande.

La única manera de avanzar y de crecer es moviéndose. A pe-


sar de que haya cosas que no te salen bien, que no te gustan o
dan miedo, seguí caminando.
Date permiso para equivocarte sin castigarte ni torturarte men-
talmente.
Cuando intentes avanzar siempre vendrán a tu mente aquellos
pensamientos negativos que te harán recordar tu equivocación
del pasado, por eso quitá toda duda y declará: “Sigo caminan-
do porque hay algo por lograr, hay una gloria que está cayendo
sobre mi vida y no la voy a dejar pasar, no voy a permitir que
se escape”. ¡No te detengas!

Lo que necesitás en estos tiempos de fe es no esperar que na-


die te confirme lo que tenés que hacer sino tener velocidad de
reacción.

Declará: “Dios me lo dijo, lo creo, lo confieso y lo aplico”.


Aristóteles decía: La inteligencia consiste no sólo en el conocimien-
to, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la prác-
60 Principios de fe

60 Principios de fe
tica.

Jesús mientras caminaba le dijo a Pedro: “Sígueme”. Los discí-


pulos dejaron todo y al instante le siguieron.
Eso es velocidad de reacción. Eso es lo que necesitás activar
Los discípulos dejaron todo y al instante
para no perder las bendiciones que Dios está soltando en tu
le siguieron, ahora, ¡seguílo vos!

104 105
25

Principio
La fe es para ver lo que no es
como si fuese

U n visionario es el que ve lo que otros no ven; es el que ve lo


invisible y, porque lo ve, puede tomar lo imposible.
Años atrás se tomaban tests de inteligencia; estos consistían en
armar palabras, ejercicios matemáticos, etc. y sobre lo que res-
pondías te daban como resultado un número que era el equiva-
lente a tu coeficiente intelectual.
Hoy estos métodos no se usan más. Un investigador descubrió
que existen por lo menos siete tipos de inteligencia y que todos
tenemos al menos potencialmente alguna de ellas.
Por ejemplo, la inteligencia visual sirve para recordar rostros,
lugares y al mismo tiempo también nos permite visualizar
nuestro futuro.

Recordemos a José. En un momento de su vida, este joven ha-


bía tenido un sueño que iba en contra de todas las probabili-
dades que él pensaba para su existencia, inclusive era algo que
escapaba a su imaginación.

60 Principios de fe
A pesar de ello, sin dudarlo, él supo que ese era el plan de Dios
para su vida, por lo que decidió correr tras él.
Aunque todavía estaba muy lejos de llegar a ese futuro que ha-
bía visualizado, él sabía lo que había visto y nadie iba a quitarle
la convicción de que lograría completar el sueño que Dios le ha-
bía dado. Nunca nada ni nadie, por más problemático que haya

107
sido, pudo cerrarle las puertas para llegar a él. Primero vio el Tener fe es declarar: “Yo sé que está sano, aunque no lo vea o no se
#25 #25
futuro que Dios había preparado para él y luego lo poseyó. haya manifestado todavía, yo sé que sucederá”.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Dios te va a mostrar tu futuro porque si lo ves, lo Dios no te va a mostrar todos los detalles; no seas obsesivo, ni
poseés. pidas señales constantemente.
Dios le dijo a Abraham: “Sal de tu tierra, ¡sal!” y Abraham par-
tió, tal como Él se lo había ordenado”.
Nadie puede robarle el sueño a quien ya vio en No dice que Abraham pidió explicaciones, sino que simple-
su espíritu su futuro. mente hizo como Dios le había dicho. Salí de tu lugar, no pidas
todos los detalles, movete en Fe porque Dios te va ir dando
Dios va a hacer que seas un coleccionista de imágenes de tu todo lo que necesitás.
futuro. Tu mente será una biblioteca de fotos de tu futuro. No te preocupes si el diablo te pone obstáculos, porque Dios
El visionario tiene inteligencia visual, es por eso que ve lo que abre todas las puertas. En Hebreos 12 dice que Jesús es el autor
otros no ven, sabe que donde hoy está caminando es solo el y consumador de la fe. Autor es el que va primero; el Señor ya
camino hacia donde va y que nada podrá impedir que llegue a estuvo donde vos vas; Él está delante tuyo. Consumador es el
su meta. que me da lo que necesito. Consumar quiere decir proveer. Por
todo esto, mantenéte confiado. Él te va a dar todo lo necesario
Una persona que ha visto su mañana, es una persona que ja- para que cumplas con tu propósito.
más podrá ser derribada.

Einstein dibujaba sus ideas, Darwin dibujaba árboles.


Van Gogh pintó 800 cuadros y sólo vendió uno en vida; al resto
los cambiaba por materiales. Cuando él se murió, uno de sus
cuadros se vendió en 83 millones de dólares.
Pero vos, no te preocupes, porque nosotros no nos vamos a mo-
rir hasta no ver nuestro futuro de gloria y de victoria. Dios te
va a hacer un artista de tu vida, te va a hacer pintar el cuadro
de tu futuro.

Antes de Dios bendecir una nación tiene que encontrar a al-


guien que haya visto su futuro. José vio una imagen de su futu-
ro y ese fue el anticipo de una nación bendecida.
No dudes de la posibilidad de que tu sueño se cumpla, si
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Dios te dio un sueño es porque lo vas a poder cumplir. Soltá
fe.

Fe es tener esa convicción de que Dios te va a proveer todo lo


que necesitás y que todo te saldrá bien más allá de las circuns-
tancias; lo cual no es lo mismo que esperanza. Cuando decís:
“Yo sé que Dios lo sanará”, eso es esperanza y no fe. Jesús es autor y consumador de la FE

108 109
26

Principio
FE ES EL IDIOMA DE DIOS

E l idioma de Dios es fe: habla fe, entiende fe, responde fe.


Muchas de nuestras oraciones Dios no las entiende porque
no tienen fe. Cuando hablamos fe, hablamos su Palabra, y por
ende, Él las entiende y nos oye.
Es por eso que necesitamos cuidar nuestra fe de palabras equi-
vocadas, incorrectas y negativas.

Cuidá tu fe con las palabras correctas.


No escuches al chismoso, al negativo, al crítico, al amargado.
Cuando te diga que “el Señor le habló”, no le creas, porque
Dios no habla fe con los que no la hablan.
No le des lugar a la gente equivocada, no permitas que ocupen
un lugar en tu vida.

Si la gente errónea ocupa un lugar en tu vida, no


hay lugar para que la correcta pueda entrar.

60 Principios de fe
Hay un principio físico que dice que todo espacio vacío tiende
a llenarse, y una vez lleno no se llena más. Un ejemplo de esto
podría ser que si una persona está sentada en una silla, nadie
más podrá sentarse excepto que quien la ocupa se retire.

111
Y como el enemigo conoce estos principios, tratará de llenar y sanar, que tu familia vendrá a Cristo. No sabemos el “cómo”
#26 #26
de acercar a tu vida la gente equivocada para así bloquear tu fe pero sabemos que “lo haremos”; eso es fe.
y retrasar la bendición.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Perseverá en las palabras de fe, de esta manera verás la bendi-
La gente equivocada tiene que salir de tu corazón para que la ción, seguí declarando fe y recordá lo que decía Napoleón: la
gente correcta tenga acceso. Si alguien entra en tu corazón con victoria pertenece al más perseverante….
dolor, esa persona no será la indicada para estar y caminar cer-
ca tuyo. La gente correcta siempre añade bendición.

Analicemos algunos tipos de personas incorrectas o tóxicas:

• el que inventa algo que no dijiste,


• el que te promete algo y nunca te lo da,
• el que te hizo algo que no esperabas,
• el que critica lo que mejor hacés,
• el que te mantiene en las niñerías.

A todo este tipo de gente debés remover de raíz de tu corazón


y seguir adelante.
No utilices el lenguaje que ellos utilizan; vos siempre confesá fe
ante cualquier situación de la vida. También recordá que nada
de lo que el diablo dice se cumple.
Cuando el diablo le servía a Dios como ángel le dijo: “Subiré al
trono, me sentaré y seré como Dios”. Y Dios lo expulsó, por lo
tanto, no se cumplió lo que había dicho.

En realidad, Satanás necesita de nuestra fe para cumplir sus


palabras, si nos dice: “vas a morir” y le creemos esa palabra,
entonces, tendrá poder; de lo contrario está vencido.
Todo lo que Dios dijo se cumplirá declarando fe. Si creés que
estás pasando por un momento de maldición, no te preocupes,
declará fe. Siempre detrás de una maldición hay una bendi-
ción.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Pablo dijo: Todo lo puedo en Cristo. No dijo: Yo sé cómo lo pue-
do en Cristo. Pablo no sabía “cómo”, sino que sabía que “podía
en Cristo”.
No es necesario saber “cómo”, sino saber que vamos a prospe-
La bendición es el premio a la
rar, no importa la manera; lo importante es saber que te vas a
perseverancia.
112 113
27

Principio
TODO EN LA VIDA CRISTIANA TIENE
QUE VER CON FE

S os salvo por fe, recibís a Jesucristo por fe, te vas al cielo por
fe, creés que la Biblia es la Palabra de Dios por fe, fuiste
justificado por fe, Dios te perdonó los pecados por fe, creés en
tu victoria por fe, creés que Jesús resucitó por fe, creés que el
Señor viene a buscar a su iglesia por fe, creés que viviremos
eternamente con Él por fe. Todo es por fe.
Pablo dice que lo que no es de fe es pecado. Él sabía de esta re-
velación; por eso, un día, mientras estaba predicando comenzó
a ver el espíritu de la gente y al ver a un paralítico que tenía fe
para ser sanado, y observar que ese hombre oía con tantas ga-
nas y que su fe crecía cada vez más, le dijo: “¡Levántate!”.

El milagro se recibe cuando oímos con intensi-


dad a Dios.
Cada uno de nosotros construirá su realidad de acuerdo a lo
que vivió; pero ahora, ¿qué estás determinado a vivir?

60 Principios de fe
Por ejemplo: para unos perder un trabajo puede ser una ale-
gría, para otros un hecho terrible. Esto dependerá de la forma
en que cada uno fue criado. Hoy, te toca decidir a vos, ¿cómo
lo vas a tomar…?

115
Entregá hoy tu vida a Jesús, tus pensamientos, tu alma, tus Cuando su hijo tuvo tres años, fue al mismo lugar donde había
#27 #27
emociones, todo… porque todo lo que consagres a Dios, Él va a llorado y allí mismo entregó a su hijo Samuel, quien fue profe-
devolvértelo bendecido y multiplicado. ta, rey y sacerdote.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Hay imposibles con antecedentes, otro ya lo logró; pero hay
imposibles sin antecedentes. Ana obedeció, se consagró. La obediencia es silenciosa, pero la victoria
Dios te va a dar fe para atravesar crisis y para librarte de gran- es ruidosa. Ella le pidió a Dios en silencio, pero cuando el hijo nació
des problemas. ella saltó de alegría.

Ana, la mamá de Samuel, era una mujer tal vez como vos, una Empezá a negociar con Dios, dale tu vida para que Él desate su poder
mujer a quien las cosas y sus sueños no le habían salido como y todo lo que hagas te salga bien.
ella lo esperaba. Es decir, ella quería tener un hijo, pero ese bebé
no llegaba en el tiempo que ella quería que sucediera. Ana an-
helaba un hijo con toda su alma, pero como el hijo no venía, llo-
raba todo el día, hasta había dejado de comer. Estaba resentida,
así la definía su marido. Y una persona resentida tiene bronca,
se queja y no puede ver que lo mejor aún está por venir, que
Dios es fiel.

Pero un día, mientras ella estaba llorando en el templo, descu-


brió este principio, el de entregar todo a Dios, aún aquello que
no tenía, aquel hijo que todavía no había parido.
Y así fue como Ana, le dijo a Dios que si Él le daba un hijo, ella
se lo consagraría a Él.
Ana supo desatar poder de Dios, porque todo lo que se le en-
trega al Señor hace que se desate su poder. No es por saber, es
por hacer que Dios se mueve.
Cuando te dan un regalo sentís placer; pero cuando vos buscas-
te ese regalo sentís satisfacción.
Sé proactivo, no esperes que las cosas lleguen… salí a buscar-
las.

Cuando a David le dijeron que lleve pan a sus hermanos él


obedeció. Y cuando lo vio a Goliat tomó la iniciativa y corrió
60 Principios de fe

60 Principios de fe
hacia él. Tenés que moverte, porque cuando vos te movés, Dios
se mueve. Dios sigue tu velocidad.

Tenés que insistir hasta tener todo lo que Dios te


prometió No es por saber, es por hacer que Dios
se mueva a tu favor.

116 117
28

Principio
LA FE ES UN DON, UN REGALO DE
DIOS

L os dones son capacidades sobrenaturales que Dios da para


liberar el potencial y alcanzar el éxito. Son las herramientas
y recursos, que de manera sobrenatural vienen a nuestra vida
por el Espíritu Santo.
Son las habilidades dadas por Dios para que las usemos y al-
cancemos bendición y una de ellas es la fe, el “don de fe”.

Ahora bien, la pregunta de muchas personas es: ¿Cómo tengo que


hacer para activar el don de fe?
Y la respuesta es sencilla:

En primer lugar:

Debés mantener la confesión de todo lo que Dios ya te pro-


metió.

A un pastor misionero en México, su esposa le regaló una re-


mera y un calzoncillo de Superman, se los puso y encima se

60 Principios de fe
colocó la ropa. Mientras iba en el coche lo asaltaron, y en un
momento determinado del robo, el ladrón le ordena que se baje
del coche y que le entregue el dinero.
Pero él le dijo: “No me podés robar porque yo soy hijo de Dios
y a un hijo de Dios nadie le roba”.
A lo que el ladrón le contestó: “Ah! ¿Qué nadie te puedo robar?

119
#28 Ya mismo me das el dinero”. “Yo te daré el dinero pero mirá El diablo siempre va a querer robarte la semilla, la cosecha, por- #28
que a un hijo de Dios nadie le roba”. que sabe que si te roba la palabra que escuchás, matará tu fe.
“Ah! ¿No te puedo robar? Dame las llaves del coche”. “No me ¿Por qué tenés problemas para congregarte?, ¿por qué tenés
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


podés robar el coche porque nadie roba a un hijo de Dios, no tantos conflictos?, ¿por qué la gente del barrio o tu familia se
me podés robar”. enojan si venís a escuchar al Señor?
No venís a oír a los pastores, sino a Dios hablar a tu vida. No-
Y el ladrón más se enloquecía, y mientras escuchaba los gritos sotros no tenemos nada para decirte, lo único que somos es un
del pastor se fue con el coche… “A un hijo de Dios no le podés canal que te dice lo que Dios dice, lo que está en su Palabra,
robar”. para bendecirte y bendecirnos a nosotros también.
Entonces, lleno de ira el ladrón volvió y con el revólver en mano
le pidió que le diera también la ropa, pero el pastor seguía con- Dios no te dejará en la cueva sino que bajará, su voz entrará
fesando…. “No me podés robar porque soy un hijo de Dios y a allí mismo y Él te sacará de ese lugar porque hay un guerrero
un hijo de Dios nadie le roba”. dentro tuyo que se está despertando, una guerrera que se está
Cuando se sacó la ropa le ve el calzoncillo y la remera de Su- levantando y lo único que necesitan oír es la voz de Dios que le
perman, con lo cual el ladrón lo miró y pensó que estaba loco. dice: “Levántate, Mujer fuerte y valiente”, “Varón esforzado y
El misionero seguía diciendo que no le podía robar porque era valiente, levántate”.
un hijo de Dios y el ladrón enloquecido le tiró cinco tiros en el
pecho y las balas rebotaron. Cuando vio que las balas rebota- Dios levantó a Gedeón y se juntó con trescientos igual a él. Dios
ron, el ladrón cayó de rodillas y el hombre continuó diciéndole va a ponerte con el equipo ganador. Había veintidós mil muer-
temblando: “Te dije que a un hijo de Dios no le podés hacer tos de miedo y Dios dijo: “¡No, esos no me sirven porque no me
nada”. siguen!” y quedaron trescientos entre los que estaba Gedeón.
Lo abrazó, lo cargó en su coche, lo llevó a la iglesia y este hom- Dios te pondrá en medio de trescientas personas de fe, tres mil
bre se convirtió al Señor. te lastimaron pero trescientos se levantarán para bendecirte,
sanarte, ungirte, para abrir el cielo delante de tu cabeza, para
Confesá hasta el último minuto, mantené tu con- darte una palabra de orientación y para decirte: “Todo lo podés
en Cristo que te fortalece”.
fesión hasta el último minuto. Confesá palabra
de fe. • Un hombre cayó en un pozo y no podía salir.
• Una persona cariñosa se acercó y le dijo “Me identifico con
En segundo lugar: tu situación”.
• Una persona objetiva se acercó y dijo: “Es lógico que alguien
Hacer lo que Dios quiere que hagas, no lo que la gente está haya caído ahí adentro”.
esperando de vos. • Un fariseo dijo: “Por algo será”.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
• Un matemático calculó cómo se había caído en el pozo.
Cuando alguien te pone su ropa es porque quiere que mueras
• Un periodista quería la historia exclusiva del pozo.
en su lugar. No cargues con la ropa de nadie, no le hagas caso
• Un fundamentalista dijo: “Merecés estar en el pozo”.
a la voz humana, obedecé a la voz del Señor. Lo que Dios te
• Un recaudador de impuestos preguntó si estaba pagando
dijo creelo, confesalo y hacelo. No dejes entrar voces ajenas
cada mes por el pozo.
a tu vida, porque solo están ahí para robarte la semilla de tu
• Un optimista dijo: “Confesá que no estás en el pozo”.
bendición.
• Un pesimista dijo: “Las cosas van a empeorar en el pozo”.

120 121
29
Pero vino Jesús y viendo al hombre, lo tomó de la

Principio
#28
mano y lo sacó del pozo. Ese es nuestro rey.
Alejandra y Bernardo Stamateas

LA FE ES UNA SEMILLA QUE DIOS TE


DA PARA QUE LA HAGAS CRECER

L a fe es para usarla, es una capacidad que Dios da para que


la siembres y la uses. No sirve de nada tener fe guardada, a
la fe hay que gastarla.
El apóstol Juan dice: “Esta es nuestra victoria, nuestra fe”, es
decir que la victoria es tener fe; si tenés fe, tenés victoria.

La fe es una semilla que Dios te da y que necesi-


tás sembrar para que crezca.
Es por eso que, con un mismo mensaje, hay gente que recibe
mucha fe y otra gente, poca fe. La búsqueda, la intensidad y la
pasión con que cada uno la recibe y decide ponerla en práctica
son distintas.
Podés pasar toda la vida en una iglesia y nunca crecer en fe,
porque tu nivel de intensidad interior es poco.
60 Principios de fe

Sin embargo, a pesar de tener fe, La Palabra dice que el diablo

60 Principios de fe
vendrá como león rugiente a querer robarnos esa fe. Porque
esta es su meta, dejarte sin esperanza, sin fe, y por ende matar-
te los sueños y todos los proyectos que te propusiste. Por eso
Dios no te dejará en la cueva sino que cuando el diablo nos roba la semilla de fe, vivimos dentro de
bajará, su voz entrará a la cueva y Él te cuevas, nos escondemos temiendo de todo y a todos.
sacará de allí. Muchos cristianos hoy están metidos en la cueva, pero Dios

122 123
30
quiere sacarte de allí, del espíritu de resignación: “¿Cómo

Principio
#29
andás? “Y...bueno…ahí ando”. ¡NO!, respondé: “En victoria y
bendecido”.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Tal vez te digan:“¿Pero si estás destruido?”, “Ya sé, pero no lo


acepto como destino final, eso es circunstancial, yo te hablo de
mi destino, que será bendecido y en victoria, no hablo de lo que
me pasa ahora sino a dónde Dios me va a llevar”. Así debe ser
nuestro hablar y nuestro pensamiento, “de fe”.

No podés seguir viéndote como un siervo, necesitás verte


FE + CONFESIÓN DE FE = RESULTA-
como un heredero y merecedor de la cosecha de las semillas DOS EXTRAORDINARIOS
que hayas plantado.

Tu actitud deber ser de servicio y de amor, no de siervo, ni de


esclavitud, manipulación y miedo.
Fuiste creado con todas las capacidades, talentos, habilidades

M
y potencial necesario para poseer todas las semillas que debés uchas veces nos sucede que nos olvidamos de las prome-
usar para alcanzar y ver realizados todos tus sueños. Porque lo sas que Dios nos hizo. ¿Te pasó alguna vez? Son esos mo-
que siembres, cosecherás. mentos donde todo está mal y creemos que Dios está mirando
hacia otro lado. Pero, en realidad no es así.
Israel estaba en la cueva porque el enemigo le había robado la Él nunca olvida lo que te prometió. Al contrario, te quiere re-
semilla de fe y cada vez que estaban por cosechar venía Madián cordar que sos una tierra llena de semillas y sos el encargado
y les robaba la semilla. El diablo ataca por ciclos, hay tiempos de cuidarlas y hacerlas crecer hasta que den fruto. ¿Cómo las
que te deja pero cuando estás por alcanzar tu sueño, por ver tu cuidás? Con tus palabras, así que ¡¡a hablar bien se ha dicho!!
bendición, por “casi”, ahí te lo sacó de la mano. Necesitás oír y El fruto es la realidad de la promesa.
plantar en tu espíritu una palabra de fe.
Dice que Israel clamó: ¡“Señor! ¿Qué pasa?”. Y Dios levantó a
Gedeón que estaba en la cueva. Dios nunca olvida lo que me prometió.
Era el más miedoso de los miedosos, pero Dios le hizo un tra-
tamiento de sanidad interior, le empezó a hablar palabras de Si la fe es la convicción de lo que espero, esperaré la recompen-
fe, y le dijo: “Varón esforzado y valiente” y esas palabras pa- sa.
recían que nada tenían que ver con él; porque el diablo quiere Ahora bien, tengo que saber qué le pedí a Dios y qué Dios me
amedrentarte para que no confieses, porque al tímido le cuesta prometió acerca de eso. Porque generalmente pasa, que de re-
60 Principios de fe

hablar. Pero hoy, todos juntos estamos derrotando al enemigo pente, nos acordamos y decimos: “Uy, cierto que yo le había

60 Principios de fe
y no le permitiremos que nos robe ni una sola de las semillas pedido esto, pero ya está, ahora quiero otra cosa”. “Uy, aho-
que Dios nos ha dado. ra me vengo a acordar de eso, cuánto tiempo pasó, ya está…”
“Uy, otra cosa más me estoy acordando, pero no la creí mucho,
¿pasarme a mí?, me parece muy loco”.
Tenés que aprender a creer, confesar; Y así Dios no trabaja y tampoco entiende.
creer, confesar.

124 125
#30 Si Dios te prometió que “por su llaga fuiste sanado”, hasta que te lo vas a ver cumplido. Tu boca tiene que hablarlo hasta que se #30
mueras tenés que confesarlo: “Por su llaga estoy sano”, aunque cumpla sí o sí.
hoy tu salud no sea la mejor, volvé a decir: “Por su llaga estoy
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


sano”. El problema aparece cuando, por ejemplo, no querés sa- Las promesas en Dios son sí y Amén.
narte o no creés que Dios pueda hacerlo.
¿Sabías que hay gente que prefiere quedarse como está? Tienen No creas lo que se dice por ahí, ni lo que la gente diga. Las per-
la posibilidad de estar mejor, pero la rechazan. sonas cambiamos todos los días. Hoy podemos pensar una cosa
Pero si vos hoy querés sanarte y lograr lo que hace años estás y mañana otra. Sólo necesitás de una voz, de la voz que te dice
necesitando, tenés que confesar lo que Dios te prometió y man- que creas, confieses, te mantengas y vayas directo a tomar lo
tenerte en la confesión que hiciste. Muchas cosas no llegan a que Él te prometió. “Todo lo que hagas te saldrá bien”.
nuestra vida porque las abandonamos a mitad de camino. Las
dejamos de esperar o de llamar y Jesús dijo: “Llama a lo que no
es como si fuese”.
¿Seguís llamando a las cosas que esperás? ¿O te cansaste? ¡No
te canses ni desmayes!

Tenés que confesar lo que Dios te prometió y


mantenerte en la confesión.
Aunque estés pasando hambre, declará: “Mi Dios suplirá todo
lo que necesito conforme a sus riquezas”. Mantené tu confesión
aunque no la creas, mantenéla porque el enemigo sabe que si
mantenés tu confesión, él deberá darte lo que te robó.
Si te mantenés firme, deberá devolverte lo que te quitó. NO
cambies tu confesión.
Eso sí, ante todo, decidí qué querés que Dios te traiga.
Al “lugar” de la confesión es hacia donde la respuesta de Dios
se dirige. ¿Vas a estar allí?

No te corras de donde te propusiste estar.


Por eso, si Dios te dio un sueño, comenzá a decir: “Lo haré en
60 Principios de fe

60 Principios de fe
su nombre”, “Todo lo puedo en Cristo”. Si todo te fue al revés,
no es un problema, seguí manteniendo tu confesión.

Pablo dice que el espíritu de fe es: “creí, por lo cual hablé”.


Ahora te toca a vos. Creé y hablá, alineá tu corazón a tu boca.
Ponelos en sintonía. Cuando hablás lo que Dios te prometió y Tenés que confesar lo que Dios te
no lo dejás de confesar, sino que te enfocás en eso cada vez más, prometió y mantenerte en la confesión.

126 127
31

Principio
EN EL LENGUAJE DE DIOS, FRACASAR
NO ES EQUIVOCARSE, ES NO TENER FE

E n el lenguaje de Dios, victoria es tener fe. Por eso, no im-


porta el problema que tengas, la circunstancia que estés pa-
sando, tu victoria no depende de las circunstancias, de si tenés
recursos o no, sino de si sos una persona de fe o no.
Por eso, lo primero que tenés que buscar es la victoria, que es
fe.
Cuando tenés fe estás feliz porque tenés la victoria, porque sa-
bés que “Ningún arma forjada contra tí prosperará”, que “Pa-
sarás por el valle de la sombra de la muerte y el Señor estará
contigo”, “y que el bien y la misericordia te alcanzarán a donde
vayas”.

Cada fracaso, cada error o dificultad, cada situación inesperada


por la que atravesemos podrá ser una derrota o un trampolín
hacia un nuevo nivel de fe, de expectativa y de conquista. El
fracaso y el error no dependen ni de las circunstancias ni de los
hechos transcurridos, sino de la manera en que te pares delante

60 Principios de fe
de ellos y los evalúes.
Tu capacidad es ilimitada, como lo es tu Creador. No hay fra-
casos que con fe no puedan ser revertidos.
Crecé con cada oportunidad, sea buena o no, pero no te de-
tengas. El error no es una condena, sino una nueva oportuni-
dad para alcanzar todo aquello que te propongas. Fracaso es no

129
conquistar tu sueño, tu visión. Fracaso es no poder transformar …Imposible atravesar la vida... sin que un trabajo salga mal hecho,
#31 #31
ese error cometido. sin que una amistad cause decepción, sin padecer algún quebranto
Pensá que los ganadores, simplemente, hacen lo que no quie- de salud, sin que un amor nos abandone, sin que nadie de la familia
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


ren hacer los perdedores por más tiempo. Buscá, generá y pe- fallezca, sin equivocarse en un negocio. Ese es el costo de vivir.
dile a Dios ideas de oro. Sin embargo lo importante no es lo que suceda, sino, cómo se reaccio-
na.
¿Qué son las ideas de oro? Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes, vivirás
como un pájaro herido incapaz de volver a volar.
• Son aquellas ideas inspiradas de Dios para que tengas Uno crece...
resultados, ideas brillantes que vienen del trono de Dios para Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de
resolver un problema personal, laboral, económico o espiritual, voluntad, ni pérdida de fe.
para revertir un error o un fracaso. Ideas que Dios te da para Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla.
que triunfes, para que te llenes de fe, porque la voluntad de Cuando acepta su destino, pero tiene la voluntad de trabajar para
Dios es que todo lo que hagas prospere y te salga bien. cambiarlo.
• Son ideas que te sacarán las culpas y las cargas, te lle- Uno crece asimilando lo que deja por detrás, construyendo lo que tie-
varán a la libertad y te promocionarán a un nuevo nivel de con- ne por delante y proyectando lo que puede ser el porvenir.
quista y de fe en todas las cosas. Crece cuando se supera, se valora y sabe dar frutos.
• Son ideas que te hacen tener más fruto, más paz, más Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila experiencias...
victoria. ¡Y siembra raíces!
Dios es una fuente de ideas de oro, y nosotros somos una vasija Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios ne-
que con una idea de oro que tengamos de parte de Él, el fracaso gativos, ni prejuicios, cuando da ejemplos, sin importarle burlas, ni
será sólo un recuerdo. desdenes, cuando cumple con su labor.
Uno crece cuando se es fuerte por carácter, sostenido por formación,
Gütemberg: asoció la prensa de vino y una máquina y descu- sensible por temperamento...¡Y humano por nacimiento!
brió la imprenta. Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas,
Newton: pensó en los movimientos y la caída de una manzana recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levan-
y descubrió la ley de gravedad. te el polvo.
Salvador Dalí: unió los sueños y el arte y creó el surrealismo. Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones,
Alguien asoció el fuego con la comida, e inventó la cocina. capaz de perfumarse con residuos de flores...
Muchos se quejan y desean lo que otros tienen, pero no todos ¡Y de encenderse con residuos de amor!
están dispuestos a pagar el precio. El tema no es fracasar o no Uno crece ayudando a sus semejantes, conociéndose a sí mismo y dán-
fracasar, sino que no abandonemos con facilidad. dole a la vida más de lo que recibe.
Uno crece cuando se planta para no retroceder...
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Sé constante, perseverante. Cuando se defiende como águila para no dejar de volar...
Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.
Un pez no se cansa de nadar; un conquistador no se cansa de Entonces... Uno Crece
conquistar; fuimos creados para dominar, para conquistar y
todo, todo, todo lo que haga prosperará.
Crecé, avanzá y no te detengas…
130 131
32

Principio
LA FE VIENE POR EL OÍR...

¿Te pasó de escuchar a alguien que dice que Dios lo bendice


constantemente, siempre tiene cosas para contar y vos hace me-
ses que no vivís nada nuevo? Si respondés que sí, significa que
hay algo que no estás haciendo y ese alguien sí.
¿Qué es seguramente lo que no estás haciendo? Oír.
Hay gente que oye y hay gente que no. Y si lo que estás espe-
rando es empezar a vivir a lo grande, necesitás oír. Porque la
fe viene por el oír, el oír la palabra de Dios y tenés que usar y
hacer propia cada palabra que escuchás para que esas palabras
que producen fe, crezcan.
La fe es un lenguaje de todos los días y cuando practicás este
lenguaje todo se transforma porque la fe se incorpora en el pro-
blema o la situación que atravesás.
¿Estás listo para oír a Dios? Porque Él está dispuesto a hablar-
te.

La fe viene por el oír, y el oír la Palabra de Dios.

60 Principios de fe
Cuando hablamos de oír, hablamos en tiempo presente. Es de-
cir, Pablo se refiere por el oír de hoy, y no, por el haber oído. La
fe es hoy, es la certeza, es la convicción. La fe es ahora.

Hubo una mujer llamada María que supo cómo hacer crecer

133
su fe. Ella había entendido el principio del oír. En cambio Mar- Determinate: “Al único que voy a oír, va a ser a Dios. Mi fuen-
#32 #32
ta, su hermana, si bien amaba mucho a Jesús, cuando fue a su te es Él.
casa se puso a limpiar mientras que María, se tiró a los pies del Todo lo que oiga de Dios será lo que piense, crea y confiese, y
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Maestro para oír. todo lo que confiese, Dios me lo dará. Mi fuente no es el pro-
Ante esta situación, Marta se enojó y con bronca le dijo a Jesús: nóstico del tiempo, ni el dinero, ni los noticieros. Mi fuente
“Señor, decile a María que me ayude porque yo antes de oírte quiero es Jesucristo. Mis oídos son sólo para Él”.
tener la casita limpia”.
A lo que Jesús le dijo: “Marta, Marta estás con mucha ansiedad, Dios nos va a enseñar cómo oír su voz, y para esto necesitare-
María eligió la mejor parte”. ¿Cuál era la mejor parte? mos tener ganas de aprender. Tenemos que apasionarnos por
Oír... su voz. Porque siempre detrás de una gran victoria, puedo co-
Como María, nosotros también necesitamos oír y oír, para que meter el mayor error de mi vida por no estar oyendo lo correc-
así, nuestro nivel de fe crezca y nos traiga la victoria que esta- to.
mos esperando. ¡Buscá a Dios, Él siempre te estará hablando!

Cuando no oímos a Dios, caminamos solos nuestras batallas.


A mayor fe, mayor victoria. Dios nunca perdió una batalla, pero Dios no está en todas las
batallas..
El oír siempre es en el espíritu. Es captar la Palabra, tomarla y
hacerla tuya. De otra manera sólo habrás escuchado almática-
mente, te habrás emocionado un poco y la Palabra en ningún No cierres tus oídos a Dios.
momento habrá penetrado en tu corazón y esto, ¡no te sirve!
Un mentor le dijo a su discípulo: “Si obedecés a Dios, Él te puede
dar mucho más de lo que perdiste.
El oír siempre es en el espíritu.
Dios puede darte mucho más de lo que vos pagaste si sabés oír
Entonces… ¿Cómo me doy cuenta si estoy oyendo la Palabra?
al Espíritu Santo de Dios. “¿Perdiste tu casa?” Jesús te puede
Por mi hablar.
dar una casa mejor si sabés oír a Dios. “¿Perdiste un hijo en la
La gente que oye fe, habla fe. Todo comienza por el oír.
droga?” Jesús te lo puede devolver mejor que antes si sabés oír
Imaginá a una persona que se te acerca y te habla de un amigo
a Dios.
tuyo y te dice: “No sabés lo que dijo de vos”. ¿Qué hiciste vos
en ese momento? Oíste. Y tu fuente fue la persona que te hizo
OÍR y OBEDECER. No es oír y seguir haciendo lo que quere-
el comentario, y lo empezaste a pensar, lo empezaste a creer, y
mos. Si Dios te sanó, pero después de esa sanidad vas a ir a con-
a confesar. Antes te llevabas bien con él, pero alguien te habló
sultar el tarot, no vas a ver grandes resultados. Por eso, tenés
mal, y ahora lo que oíste, lo pensaste, lo creíste, y por ende, lo
que aprender a obedecer la voz del Señor.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
confesaste. Así funciona el oír. Por eso, sería bueno que en este
momento te preguntaras: ¿qué estás oyendo? ¿A quién estás
escuchando?

Si oigo al Señor y le obedezco, recibiré


Dios va a levantar personas cuya fuente no será
mucho más que todo aquello que
la gente, su fuente será Dios.
perdí.
134 135
33

Principio
MIEDO ES FE EN REVERSA

¿A qué le tenés miedo? Seguramente no podemos decir: ¡a


nada!, porque todos tenemos miedo a algo o tuvimos miedo
en algún momento de nuestra vida. Y es natural, todos lo he-
mos sentido en alguna situación de nuestra vida; pero aún con
miedo debemos lanzarnos hacia nuestro objetivo, hacia lo que
tanto anhelamos conquistar.
Lo importante no es no sentir miedo, sino no dejarnos vencer ni
dominar por la emoción “miedo”.
El miedo es sólo eso, una emoción, una reacción momentánea
y no hay razón para que se vuelva permanente. Todos nosotros
podemos enfrentarlo.

Aún con miedo hay que lanzarse hacia lo que


uno quiere.
¿Sabías que el miedo también tiene miedo? Aunque suene re-
dundante, el miedo también tiene miedo.
¿Te imaginás a qué? A la fe. Porque la fe destruye al miedo, la

60 Principios de fe
fe elimina el miedo. Así que, si tenés miedo, a pesar de él, Dios
nos dio fe para arrasar con todo lo que nos paraliza.
Él tomará todo lo negativo y lo transformará en positivo. Si hay
miedo, hay fe. Y por eso, estás calificado para hacer algo gran-
de para Dios. El Señor hará que tomes todas las fuerzas mal
usadas, las canalices y las destines hacia el sueño que Él te dio.

137
#33 Dios reorientará todas nuestras fuerzas usadas Cuando el médico te diga que estás enfermo, reconocé lo que te #33
equivocadamente. dice pero no te pongas de acuerdo con la enfermedad; cuando
te diga que esta enfermedad te va a durar toda la vida, decí:
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


El enemigo siempre enviará a alguien para llenarte de miedo. “Reconozco lo que me dice pero no me pongo de acuerdo con
Esto es lo único que él conoce y sabe hacer. Querrá proyectarte esa palabra”. Ponete de acuerdo con gente que te habla palabra
su miedo a través de cualquier persona. Pero nosotros no nos de fe.
movemos por temor; nos movemos por el amor de Dios y no
por el miedo que otros nos han puesto y han querido soltar so- Y ponete de acuerdo con Dios porque el Salmo 1 dice que si de
bre nuestra vida. ¡Liberá la fe que hay en tu corazón! día y de noche me pongo de acuerdo con lo que Dios me dice,
todo lo que haga me saldrá bien.
¿Cómo funciona el miedo? El miedo funciona con los pensa-
Entonces, ahora:
mientos negativos. Por ejemplo, hay gente que comienza a pen-
sar en algo negativo y se queda todo el día con ese pensamien-
• Cuando la gente sea negativa, yo buscaré al Señor.
to.
• Cuando la gente me critique, yo buscaré al Señor.
Si un día no le alcanza, estará una semana, un mes pensando en
• Cuando la gente se enferme, yo buscaré al Señor.
lo que le dijeron. Pero esto no le sirve a nadie.
• Cuando mis hijos se droguen, yo buscaré al Señor.
Aprendé a quitar de tu mente los pensamientos negativos rá-
• Cuando la gente chusmee, yo buscaré al Señor.
pidamente. Ya sea que alguien te critique o hable mal de vos,
• Cuando mi madre enloquezca, yo buscaré al Señor.
ponele un alto a tu mente.
No generes vida sobre esos pensamientos. No los creas, porque
de esta forma los harás crecer y de manera equivocada estarás Hay algo que está naciendo nuevamente en tu vida, dones que
poniendo fe en ellos. se están avivando, fe que se está renovando, sueños que es-
Eliminalos de tu mente. ¿Cómo? Con tu espíritu. tán creciendo. Hay algo de Dios que se está moviendo, porque
Tu espíritu tiene que supervisar tu mente, y evaluar lo que tu aunque estuviste dormido y sin fuerzas, Dios no te ha dejado.
mente piensa. Porque es tu espíritu quién gobierna tu mente; Dios no olvida el pacto que hizo con tu vida.
no al revés.

Pablo conocía una forma de deshacerse de los pensamientos


que lo acosaban: “Cuando vienen pensamientos negativos los
llevo cautivos a Jesucristo”, decía. Entonces, como Pablo, si te
dicen que vas a perder el trabajo, si te encontrás viendo algo
negativo, atá ese pensamiento y llevalo esclavo a Jesucristo,
60 Principios de fe

60 Principios de fe
porque tu mente no está hecha para pensamientos negativos
sino para declarar: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, “Soy
como un árbol plantado en las corrientes de las aguas que todo lo que
hace le sale bien”. No actives el miedo, activá la fe.

Jesús dijo: “Si dos se ponen de acuerdo, todo lo que pidan a Dios
se los dará”. Nunca te pongas de acuerdo con lo negativo. No actives el miedo, activá la Fe.

138 139
34

Principio
TU FE DEPENDE DEL NIVEL DE BÚS-
QUEDA QUE TENGAS

A
ré.
hora que sabemos que la fe viene por el oír a Dios, pode-
mos afirmar que: cuanto más busque a Dios, más fe logra-

Entonces, ¿con cuánta frecuencia hoy estás buscando a Dios?


¿Hay un momento en el día, aunque sean sólo cinco minutos,
que están dedicados a Él?
Esta pregunta no busca incomodarte, sino despertarte. Hacerte dar
cuenta de que cuanto más conozcas de Dios, más crecerás.
La fe desata lo que anhelamos. Por ejemplo, si le pedimos a
Dios conocer más de Él, seguramente comenzará a revelarse de
distinta manera en nuestra vida a como lo venía haciendo. Y
Dios se alegra y responde; Dios quiere que le busquemos.

Cuanto más busque a Dios, más Fe lograré.


En una oportunidad, Pablo mientras estaba predicando, al ver
a un paralítico que tenía fe para ser sanado, y observar que ese

60 Principios de fe
hombre oía con entusiasmo y su fe estaba creciendo, le dijo:
“¡Levántate!”. Y así lo hizo.
El milagro se recibe cuando oímos con intensidad a Dios.

En una de sus cartas, Pablo escribe: “Les tuve que dar leche y
no carne porque ustedes son niños”.

141
Es decir, hay palabras de Dios que son leche y otras que son José fue alguien que conoció bien a Dios. En sus peores mo-
#34 #34
carne. Pablo quería dar alimento sólido y revelaciones podero- mentos, él descansaba en Dios. Cuanto más descansaba, más
sas que le levantarían aún más la fe a ese pueblo, pero ellos no aumentaba su fe.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


buscaban comer lo sólido todavía. Preferían leche, lo que signi-
fica, quedarse solamente con lo que habían conocido de Dios. La Biblia relata:
Por eso, todo dependerá del nivel de búsqueda que tengas. Con
tu búsqueda determinás si la palabra que oís va a ser leche o “Y lo tiraron al pozo, pero Dios estaba con él”.
carne. “Lo metieron en la cárcel, pero Dios estaba con él”.

Todo depende del nivel de búsqueda que ten- No importa la situación, si buscás a Dios habrá descanso, por-
que la fe crecerá. Y así entrarás a la conquista.
gas.
Pablo dice: “Este leve problema que tengo ahora, pasará por-
Es decir, puedo decirte que Dios te ama, pero el nivel de recep- que cuando pase por el fuego, Tú estarás conmigo”.
ción que hagas sobre esa palabra, y el nivel de búsqueda que
tengas del Señor hará que esa palabra eleve grandemente tu fe Si buscamos primero el Reino del Dios, todas las demás cosas
o sólo la eleve un poco. nos serán añadidas. La palabra añadido quiere decir: “las cosas
te van a buscar a vos y no vos a las cosas”.
Es por eso que, hay gente que recibe mucha fe y otra gente con
la misma palabra poca fe. La búsqueda, la intensidad y la pa- Buscá primero a Dios. Ponelo en primer lugar y
sión con que cada uno la recibe son distintas.
Podés pasar toda la vida en una iglesia y nunca crecer en fe, tu fe crecerá.
porque tu nivel de intensidad interior es bajo.
Cuando se te revele lo que el Señor hizo por vos, tu corazón
Determinate y empezá a buscar a Dios como nunca antes lo
querrá agradarle y decir: “Yo estuve preso, secuestrado pero hubo
habías hecho. Tu espíritu debe estar activado a la velocidad e
alguien que me amó, murió por mí y resucitó y hoy tengo vida eterna.
intensidad divina.
Lo único que hago es dar y hablar lo que Dios hizo por mí”.
Ser pasivo con Dios no sirve, por eso una persona activa es
aquella que corta con lo que no sirve. Tenés que salir del lugar
donde las cosas no suceden, para ir a la tierra donde las cosas sí
suceden, y Dios te diga: “TE BENDECIRÉ”.
Si sos activo en buscar a Dios, Dios te consagra y te saca de lo
común que hace todo el mundo. ¿Sabés que grandioso es salir
de la manada y estar en el altar de la Presencia de Dios?
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Cuando soltás las promesas de Dios que están dentro tuyo,
podés vencer cualquier obstáculo y por esto ser elevado a un
nuevo nivel de fe y por lo tanto, de fortaleza espiritual. Dios no
tiene límites, siempre nos empujará a más. Dios no quiere que
me conforme con lo que ya conozco. Todo depende del nivel de búsqueda
Hay más de Dios, hay mucho más de Dios. que tengas.

142 143
35

Principio
FE NO ES OPINIÓN

C onstantemente en la vida conocemos gente, lugares, cosas


que merecen siempre una opinión nuestra ¿no es así?
Si nos ponemos a meditar por un momento en esto, no hay
nada sobre lo cual no opinemos. Comentamos las cosas: “Así
está bien”, “Así está mal”, “Me gustó esto”, “No me gustó
aquello”, y así vivimos.

Muchas de las veces no nos dejamos enseñar, por el contra-


rio, cuando conocemos o nos encontramos con alguien que
sabe más que nosotros, en lugar de cerrar la boca, preguntar y
aprender, ¿qué hacemos? Queremos convertirnos en el profe-
sor de ese que sabe. ¿Conocés gente así…?
La gente que hace mucho “ruido” por fuera probablemente
esté llena de opinión.

Hay gente que vive su vida en el nivel de la opi-


nión.

60 Principios de fe
Si te pregunto, ¿qué es la opinión?, ¿qué es opinar sobre algo?,
¿todas las opiniones son iguales? ¿todas las opiniones son dife-
rentes? ¿por qué necesitamos opinar…?
¿Qué me dirías?

145
• La opinión es lo que una persona o un grupo de perso- tralia que tiene los mismos recursos naturales que Argentina,
#35 #35
nas dice sobre una determinada cosa. es un país del primer mundo y nosotros no. Y llega a la conclu-
• La opinión no es algo absoluto, ni verdadero, sólo es la sión que: “la cultura o determinado nivel de pensamiento es lo
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


versión de algo comentada por alguien. que hace que un pueblo prospere o viva pobre”.
Sin embargo, nosotros como hijos de Dios, no nos movemos ¿Te das cuenta? De nosotros dependerá comenzar a funcionar
ni nos moveremos por opinión jamás. La fe que Dios nos dio en la fe y sólo la Fe nos impulsará a emprender la conquista
está por encima de la opinión porque la fe sí es verdad, sí es hacia las cosas grandes.
certeza. La fe no es lo que alguien dijo por ahí. Acerca de la fe La fe nos expande, nos proyecta, nos da propósito y destino.
no se opina ni se discute, sobre la fe solamente se cree. Nos convertiremos en aquello en lo que pensemos la mayor
Si entre nosotros discutiéramoss sobre la fe, el único que sal- parte del día.
dría ganando sería el enemigo. ¡No le demos el gusto!
Por eso, si cuando le oro a Dios, hablo mis palabras, es decir, ¿Qué vas a hacer, entonces? ¿Vas a seguir opinando o vas a
“opino”, Dios no se moverá; Él sólo lo hará cuando hablemos comenzar a soltar fe?
lo que Él dice, es decir cuando comencemos a declarar la fe y
no a opinar sobre ella. La fe es lo que Dios dijo que va a hacer con tu
vida.
Cuando escuchás que alguien dice: “Yo opino que Dios”, “Me
parece que la iglesia católica”, “Opino de los evangélicos”, esa Jesús tuvo que enfrentarse a varios “opinólogos” durante el
persona se está muriendo en el nivel de la opinión. Y a Dios tiempo de su ministerio. Detrás de cada sanidad y milagro que
no le importa lo que opinamos sobre las cosas porque la fe no hacía tenía fariseos, que según ellos hacían las cosas mejor que
funciona por opinión. Él, y entonces opinaban: “¿Qué hizo, cómo va a hacer eso?”,
“¿Quién se cree que es?”, “ ¿En día sábado hace eso?”
La persona que opina cree que sabe todo y, generalmente, así Inclusive, hasta sus más íntimos como Pedro opinaban y le de-
como opina, critica. Y así como critica, también envidia. Perso- cían que no se vaya, que se quedara con ellos...
nas hipersensibles... Tienden siempre a ver problemas por todos Pero Él no hizo caso, Jesús sabía que estaba para algo mayor. Él
lados, y hablan del problema, piensan en el problema y lloran se movía en fe. No es lo que les parecía a los demás, es lo que Él
debido al problema. sabía que tenía que hacer. Y esto es lo que nos deja a nosotros,
saber que estamos para algo mayor, y que nosotros tampoco
En cambio, la persona que habla lo verdadero, la fe, siempre debemos movernos por opinión ni sugerencias, sino por fe.
ve y habla la solución. Porque habla lo que es certero, lo que es
cierto. Es el visionario que sabe que va de gloria en gloria.

La persona que habla fe siempre ve y habla la


60 Principios de fe

60 Principios de fe
solución.
La fe hace que cambies tu manera de pensar y, por lo tanto, de
actuar.
El escritor americano Harrison publicó un libro que se llama: La fe nos eleva por encima de la
“El subdesarrollo está en la mente”. Allí analiza por qué Aus-
opinión.

146 147
36

Principio
FE NO ES EXPERIENCIA

Como ya sabemos, la fe es una semilla que Dios sembró en cada


uno de nosotros a la cual hay que hacer producir si queremos
ver la cosecha. ¿Y cómo hago para que produzca? Activándo-
la.

Tenemos que activar la Fe.

Cuando declaro fe, esa semilla comienza a germinar, y una vez


que comience a crecer podré obtener mi cosecha.
Lo que hacemos es simplemente soltar una palabra, activarla y
ver el resultado final que es la cosecha.
Así funciona la fe, yo la hablo y ella comienza a producir.

Activá fe.
Muchas personas confunden la fe, creyendo que fe es experien-
cia. Pero no es así. La fe es un principio, un regalo de Dios y no

60 Principios de fe
una experiencia con Dios.
A menudo las personas dicen: “Lo que veo, huelo, siento y toco,
eso creo”, “el dolor no lo veo pero lo siento”, “esta es la verdad
porque yo lo vi con mis propios ojos, lo olí, lo palpé”. Esta gen-
te no se está moviendo con fe, sino que lo está haciendo en el
nivel de los sentidos.

149
Y la fe no se mueve en este plano. Una cosa es que Dios nos Todo lo que aprendamos de parte de Dios, lo usaremos me-
#36 #36
de una experiencia con Él y otra cosa muy distinta es que nos diante la fe. Nosotros no nos moveremos por lo que nos parece
enseñe fe. o nos dicen u opinamos o sentimos o porque hoy nos levanta-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Por eso, sepamos que es imposible experimentar fe. mos con ganas o sin ellas, ¡no! Funcionaremos en y por la fe.
A la fe la activo, la uso, la gasto pero nunca la experimento. Si Cree solamente, dijo Jesús. No permitas que tu fe se vuelva
yo digo: “Yo siento una fe enorme”, esto es erróneo. No es que conocimiento. Creé, renová tu fe, practicá tu fe, aplicá tu fe.
estás sintiendo fe, sino que una palabra determinada te motivó, Tu Fe es para agradar a Dios y está creciendo, y pronto tendrás
te emocionó, y hasta te despertó. Y esto es bueno, pero no siem- momentos de Fe gloriosos, oportunidades grandes, sobrenatu-
pre alcanza, porque la emoción como llegó también se irá. Y no rales.
es la emoción la que nos acompaña y saca de nuestras peores
situaciones, sino la fe. Disfrutarás los resultados, la cosecha de tu fe. Creé solamente,
Soltar una palabra que cambie lo que estoy atravesando es lo la fe es la certeza de que lo verás hecho.
que me pone en pie nuevamente.
La fe es el recurso con el que cuento para persistir donde otros
abandonan. Mis emociones podrán variar pero no mi fe.

Sepamos que es imposible experimentar fe.


Si no experimento la fe, ¿qué se experimenta entonces? A Dios,
como antes dijimos. Experimentamos la persona de Dios. La fe me
permite experimentar a Dios. Pablo dice que para acercarse a Dios,
tenemos que creer que hay Dios. Y eso hacemos cada vez que
nos disponemos a estar con Él.

Dios te ha dado fe, nadie puede decir que no tiene fe, por eso,
cuanto más la actives, más fe descubrirás. En Dios, todo se
mueve por fe, todo fue hecho por una palabra de fe.

Si sabemos que Dios se mueve por fe, ¿escuchará Dios mi llan-


to? ¡No! ¿Escuchará Dios mi problema? ¡No! Entonces, ¿qué va
a escuchar Dios? ¿Qué necesito a la hora de declarar?
Fe.
Mi espíritu antes de orar, antes de declarar necesita fe y no ne-
60 Principios de fe

60 Principios de fe
cesariamente tengo que experimentar algo con mi oración.
Cuando soltás fe, Dios te dice qué tenés que hacer. ¿Sabías que
tu oración no empieza ni tampoco termina? Todo el tiempo
está mezclada con la acción. Es decir, orás y accionás, accionás
y orás.
Cree solamente, dijo Jesús.

150 151
37

Principio
FE NO ES deseo

T odos deseamos cosas. Nadie puede decir que no desea


nada, porque es natural querer tener o lograr cosas. Como
seres humanos, buscamos permanentemente satisfacer nues-
tros deseos. Aunque muchas veces, no nos detenemos a pensar
si son deseos que realmente buscamos alcanzar, verdaderos o
genuinos.
Podemos desear cosas, pero nunca confundir deseos con fe.

Si hablamos de deseo no hablamos de fe y vice-


versa
Si alguien dice: “Vamos a brindar, pidamos tres deseos”. Esto
no es fe.
Si alguien dice: “Tengo ganas de que mi hijo venga a la iglesia”.
Esto no es fe.
Si alguien dice: “Te deseo lo mejor del mundo”. Esto no es fe.

60 Principios de fe
El deseo, generalmente, muere en deseo. No hay quien lo sus-
tente. Al deseo nadie lo acciona.
La palabra deseo no es una palabra del mundo de la fe, no es
una palabra de acción. Porque la fe es lo certero y el deseo está
librado al azar. Es como cuando, de repente, tenemos ganas de
algo y... ¿qué hacemos? nada. Porque con las ganas no alcanza.

153
#37 Tener “ganas” tampoco es fe. ¿Cuál es tu motivo? ¿Qué estás esperando? #37
Si deseaste algo en el mundo de la fe, ¡nada va a pasar! Porque Como dijimos, el deseo no puede ser comparado con la fe. Nun-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


lo que esperás no lo activa tu deseo, sino tu fe. Tener fe es te- ca podrán caminar juntas. La fe resiste donde el deseo muere.
ner certeza, seguridad, determinación, afirmación sobre lo que Hoy podés desear algo y al cabo de unos días, cambiar de de-
estás esperando; es la convicción de lo que no se ve. Fe es certeza seo, con esto te darás cuenta que no era algo realmente verda-
y convicción. Por eso, necesitás moverte en lo que sabés que es dero aquello que deseabas.
así, que es lo que Dios dijo y nada más. Pero cuando descubrís algo por lo cual vivís o morís, encon-
traste no un deseo sino una pasión, un motivo; entonces, llena-
Cuando un hijo de Dios, un día cree y al otro día no, significa lo de fe. No lo pierdas.
que no tiene certeza. Porque certeza es decir: Cuando tenés motivos grandes, habrás puesto en tu futuro un
imán poderoso que te absorberá. Es como levantarte cada ma-
“Yo sé que sé que sé, que Dios me va a bendecir ñana sabiendo que hay un futuro que te está esperando, al cual
abundantemente”. le pusiste nombre.

Hay una fe que se mantiene en desarrollo por ese motivo que


Si una persona te pregunta: ¿cómo hacés vos para estar motiva-
está delante tuyo. Es grande y poderoso y te mantiene vivo.
do siempre?, seguramente esa persona con la cual te encontras-
Seguilo, no te detengas…
te ha estado viviendo su vida en pos de deseos frustrados.
Y si le decís que siempre estás motivado, te puede llamar loco,
pero a vos esas palabras no deben importarte. Sabés bien que
motivos hay para estar en carrera.
El motivo es empujado por la misma fe, es el motor que te man-
tiene en acción, y que te hace mantener seguro que el motivo
que esperás te va alcanzar sí o sí:

“Mi familia estará toda en Cristo”. Esto es fe.


“Dios me dará prosperidad”. Esto es fe.
“Tendré mi casa propia”. Esto es fe.
“Tendré los mejores contactos para mi negocio”. Esto es fe.

El motivo es empujado por la misma fe.


60 Principios de fe

60 Principios de fe
Un motivo gigante es una automotivación gigante. Lo más po-
deroso que puede tener un ser humano es un motivo, es decir,
algo grande por lo cual esperar. “Yo estoy esperando cosas gran-
des y sé que vienen en el Nombre del Señor, tengo la certeza y la con-
vicción que será así en el nombre de Jesús”.

La fe resiste donde el deseo muere.

154 155
38

Principio
FE NO ES REPETIR

H emos aprendido y tenemos bien en claro que la fe da re-


sultados cuando la usamos, la declaramos y la soltamos.
Es decir, confesé aquello que oí, y por lo tanto, creí.
Hasta aquí podemos decir que vamos muy bien, pero dejame
preguntarte algo: ¿Estás disfrutando los resultados de la pa-
labra que soltaste? ¿Estás viviendo de la manera que Dios te
prometió y te dijo que ibas a vivir? Si decís que no, hay algo que
no está funcionando. Veamos qué es.

¿Estás disfrutando los resultados de la palabra


que soltaste?
¿De qué se trata lo que no funciona y no me está permitiendo
tener en mis manos lo que declaré?
Muchas veces sucede que declaramos algo con fe y con el tiem-
po esa declaración se vuelve una repetición. Es decir, conver-
timos una palabra de fe en un disco rayado, y el disco deja de
tener fe porque no la hemos utilizado como sabemos que hay

60 Principios de fe
que utilizarla. Una mera repetición termina por acabarse y por
vaciarse porque no hay nada verdadero en ella que la susten-
te.

Si yo repito una palabra constantemente sin depositarle fe, es


posible que me aburra y me enoje por soltar algo de lo cual no

157
obtengo ninguna cosecha, por lo que seguramente, la daré por Quizá ya estés cansado, tal vez llores tu declaración y así es
#38 #38
perdida. como la fe vuelve a dejar de funcionar.
Por ejemplo, si digo: “Me va a ir bien, me va a ir bien…”, “Yo Sabemos que la fe es tosca, la fe se arremete, es poderosa. En-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


puedo, yo puedo, estoy seguro, sí, yo puedo”, pero así, no fun- tonces, ¿cómo estás hablando lo que estás soltando para tu vida?
ciona la fe. ¿Qué estás haciendo para renovar la palabra?
Fe no es repetir hasta el cansancio, es declarar lo que creí. Cuando oís a Dios, tu fe crece y eso hace que te determines a
Antes de decir “me va a ir bien, me va a ir bien”, declará: “Todo ponerte de acuerdo con lo que Él dice.
lo que haga me saldrá bien”. Esto es fe, es hablar lo que Dios ¡Ponete de acuerdo con Dios! Cuando lo hacés, estás haciendo
me prometió y usar las palabras que Él usa. No es cuestión de un pacto con el dueño de todo, así que por ende, da por hecha
repetir, es cuestión de poner fe a lo que estoy determinando. tu bendición.

“Todo lo que haga me saldrá bien”. ¡Ponete de acuerdo con Dios!


¿Entonces con sólo declarar una vez alcanza? Muchas veces sí ¿Estás creyendo lo que Dios te dijo? Porque Él sí cree lo que ha
y otras no. Hay momentos donde soltás una palabra para una dicho de vos. Tu Fe se sostiene por Su fe. Si creo en mí mismo,
situación de tu presente y hay momentos donde soltás la pala- es porque un día Él creyó en mí.
bra para algo que vendrá con el tiempo. Él me ha dado fe para creer. Tu boca es poderosa, abrila y con-
Sin embargo, aunque esa palabra no sea para hoy, porque qui- fesá la palabra.
zás me tenga que preparar para ella, tampoco necesito repetirla. La vida de un hijo de Dios es una aventura, es un riesgo a tomar
Lo que necesito es acrecentarla, hacerla crecer con fe y no perderla. todos los días y da resultados cuando uno se dirige a accionar
¿Cómo hacemos para no perderla? Visualizándola. Tengo que con Fe, creyendo y no repitiendo sin sentido alguno. ¡No hay
verla, tengo que soñarla, tengo que agregarle cosas, sumarle, límites para los hijos de Dios!
tal vez, otra declaración, refrescar la palabra. Cuando una pala-
bra crece, se vuelve más certera, y es imposible no concretarla
porque la palabra está envuelta de la fe que ha estado crecien-
do y alimentándola.
Habacuc escribe: “Aunque la visión tardare, se cumplirá”.
No dejes de esperar la visión que Dios te dio. Se cumplirá. Cada
vez que la ves, la estás creyendo más y más.

“Aunque la visión tardare, se cumplirá”.


60 Principios de fe

60 Principios de fe
Muchas otras veces, nos sucede algo en particular con aquello
que soltamos y no dejamos de esperar. Y es que nos atamos,
nos acostumbramos de una manera incorrecta a una palabra.
Por años puedo estar declarando lo mismo y no obtenerlo. Por
esto, es probable que tengas que desatarte de ella, no de la pa-
labra, no de la promesa, sino de la manera en que estás decla- De parte de Dios, da por hecha tu
rando o esperando. bendición.
158 159
39

Principio
FE NO ES DUDAR

¿Qué le sucede a una persona que no cree en sí misma?


Una persona que no cree en sí misma, tendrá vagancia. La va-
gancia es la creencia de que no podemos hacer las cosas; el vago
es un experto en poner excusas, vive todo el día dormido.
Proverbios dice: “¡Hasta cuando has de dormir, vago!”
El vago no tiene acción, porque no se cree capaz de conquistar
aquello que está dentro suyo, no tiene fe.
Un filósofo dijo: “un hombre es tan miserable como piensa que es”, a
lo que otro afirmó: “ellos pueden porque piensan que pueden”.
La Biblia dice, “El vago desea pero nunca alcanza”.
“El vago pone la mano en el plato, pero no lleva el bocado a la boca
porque le pesa”, dice Salomón. Es decir, al vago todo le pesa.
“La codicia del vago lo lleva a la muerte”, Prov. 21: 24, lo que signi-
fica que se muere del corazón por el estrés de no hacer nada.
Y a la vez, Prov. 26,16 cita: “Se cree más sabio que siete sabios”,
y no sabe ni quiere reconocer su vagancia.
Y como la persona no cree en sí misma, será pesimista.

60 Principios de fe
El pesimista siempre idealiza lo que pasó, llora
su presente e idealiza su pasado; cuando va al fu-
turo idealiza su pasado y llora su presente.
Siempre pensará negativamente: “A mí nunca me toca una ben-
dición”; “¿Es que mi fe no alcanza? ¿Qué tengo que hacer?”

161
El negativo se enfrenta a tres enemigos importantes: que teniendo motivos para creer decide no hacerlo; pero duda
#39 #39
es cuando no sabe.
1. No tiene sueños: Incredulidad es cuando ya viste bendiciones en tu pasado por-
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


que Dios ya lo hizo.
Como no sabe a dónde quiere llegar, su fe no crece. La fe es para Dios aborrece al incrédulo. Le dio evidencias para creer y sigue
ser usada, para alcanzar una meta y para bendecir a alguien. Si dudando...
no sabe a dónde se quiere llegar, ¿cómo va a utilizar la fe? Por ejemplo: si el Señor te ayudó económicamente en tu pasado
El problema reside en que Dios nunca te va a dar provisión si en muchas oportunidades, por qué no lo hará en el presente?
primero no hay visión. Tenés evidencia para creer y no lo hacés.
No es que la provisión no esté, sino que no la podés ver porque
la visión no está clara. Dios te dio evidencias para que creas por eso te dice: “Si te cuidé
en el pasado ¿cómo te voy a abandonar ahora?
Si no tenés visión nunca vas a liberar fe, porque Si te di la corbata te daré el saco; si te dí la silla te daré la mesa; si te
la visión trae provisión. abrí las puertas de tu trabajo te daré la gerencia, si te dí la llave te daré
la casa. Yo te bendeciré por completo”.
La visión desata la fe.
Lo primero que tenés que restaurar en tu vida son tus sueños, Comenzá a creer en vos y a activar la fe que Dios ya puso en tu
recuperar las ganas de soñar, de alcanzar metas grandes en to- corazón. Soltá palabras que activen tu capacidad de soñar para
das las áreas de tu vida. Si no tenés sueños no tenés fe. ver la visión y atraer así más fe a tu vida.

2. Egoísmo:

Egoísmo quiebra la fe, la gente egoísta no tiene fe. Tenés que


aprender a mirar más allá de vos mismo, de lo contrario nunca
podrás ver al otro. Por ejemplo: si tenés que abrir puertas y ya
viste quién es tu contacto de oro pero no sabías cómo hacer
para acercarte, llevale un regalo.
Salomón dijo: “Con regalos se abren todas las puertas y se llega
delante de gente importante”.
Este es un principio que usan los negociadores que saben de
marketing; saben que si te dan algún beneficio te asegurarán
como cliente. Pero eso no lo descubrió el marketing moderno,
60 Principios de fe

60 Principios de fe
lo descubrió Salomón.
Otro ejemplo, en Proverbios 21:14 dice: “El regalo secreto apa-
cigua el enojo”. Si hay alguien enojado con vos y querés arre-
glar esa situación, llevale un regalo.
3. Incredulidad:
Dios no tiene problemas con nuestras dudas sino con nuestra “Si te cuidé en el pasado ¿cómo te voy a
incredulidad. La diferencia es que incrédulo es aquella persona
abandonar ahora?”
162 163
40

Principio
FE ES RESULTADO

D urante muchos años la religión nos enseñó equivocada-


mente que dar testimonio era portarse bien, no decir malas
palabras, sonreír ante una muerte y decir: “no importa, está con
Dios”; pero eso no es testimonio.
Testimonio, en la Biblia, es que le muestres al mundo que tu fe
conquistó los imposibles.

¡Hay una fe que conquista!

Muchas veces cuando hablamos contamos lo que Dios hizo


por nosotros: “Dios me sacó de la droga”, “Dios me prosperó”,
“Dios arregló mi familia”, “Dios me dio trabajo”. Pero Hebreos
11 no es un relato de lo que Dios hizo por la gente sino de lo
que la gente hizo por Dios. Se puede contar lo que Dios hizo
por uno, o lo que uno conquistó para Dios.

Por la fe, Abel ofreció más excelentemente sacrificio que Caín.

60 Principios de fe
Excelencia es resultado de tu fe; siempre que hay excelencia es
porque hay fe; cada vez que hay fe vas a traer excelencia.
Si no estás en el camino de la excelencia es porque hay un po-
tencial dentro tuyo dormido, que está apagado. Es tiempo de
descubrir qué es lo que te apasiona. Excelencia es el resultado
de la fe.

165
41
Perfeccionismo es una meta que dificultará tus avances; exce-

Principio
#40
lencia es un camino, es un hábito, es un estilo de vida.
Excelencia es ser cada día mejor; es poder mirar tu vida espiri-
Alejandra y Bernardo Stamateas

tual y decir: “he crecido intensamente en los últimos seis me-


ses”, es poder mirar hacia atrás y decir: “estoy más próspero”,
“más bendecido”, “hoy estoy mejor en mi familia”, “mejor en
mi salud”. El aprendizaje continuo es la llave de tu éxito. Mien-
tras más aprendemos, más podremos aprender y más podre-
mos desechar lo que no nos sirve. Alimentá tu intelecto y tu
espíritu para poder avanzar. Sólo si te formás cada día lograrás
llegar. El secreto es aprender bien y siempre. FE ES SOÑAR
Entramos en el camino de la excelencia cuando descubrimos las cosas
que nos apasionan. Sé excelente, no perfeccionista.

Excelencia es descubrir lo que te gusta.


¿Cuándo entramos en el camino de la excelencia?: cuando des-
cubrimos las cosas que nos apasionan. S i no sabés a dónde querés llegar ¿cómo vas a usar la fe?
Cuando no sabés a donde querés ir, tu fe no crece, porque a
la Fe hay que usarla. La fe es la herramienta que nos ayudará a
El lugar donde hoy te encontrás es el lugar de tu proceso y de llegar a la meta y nos permitirá bendecir a quienes desean ser
tu preparación para llegar al lugar de tu propósito. contagiados por esa fe.

El profeta Daniel oraba tres veces por día. En una ocasión, el Para hacer crecer tu fe, activá tu capacidad de so-
rey lo mandó matar porque había ordenado que nadie podía ñar y accionar.
orarle al Dios de Israel pero Daniel se rehusó a hacerlo y siguió
orando. Daniel tenía hábitos de excelencia (venir a la reunión, Por ejemplo: nosotros no teníamos camarógrafos, cuando los
escuchar cd, leer la Palabra, llegar quince minutos antes de la contratamos, comenzamos a trasmitir y nos multiplicamos de
actividad que tenés que realizar, irte último). Hábitos de excelen- forma inesperada; sin contar las personas que nos ven a diario
cia que te van a traer resultados. por Internet. Pero… ¿por qué antes no contábamos con todas
Esforzate y sé valiente y te vas a dar cuenta de que cuando estas personas? Porque no filmábamos. La gente siempre es-
empieces a moverte, todo lo que hagas va a tener resultados ex- tuvo, pero no se habían manifestado debido a que la visión no
traordinarios. Las mejores conquistas y los mejores resultados existía.
60 Principios de fe

te están esperando. Por ende, cuando tuvimos la visión de filmar apareció la gen-

60 Principios de fe
Dentro tuyo hay una fe que te va a llevar a lograr cosas grandes, te.
te va a traer resultados para que en cada reunión que asistas di-
gas: “Señor acá está lo que yo te entrego a vos como resultado
Visión = Provisión
de mi fe”.
Cuando tengamos en claro la visión que Dios nos da, cuando
sepamos hacia dónde nos estamos enfocando, Dios proveerá
Fe es obtener resultados extraordinarios

166 167
#41 todo lo que necesitamos. Tal vez, la provisión ya está, pero no Tenés que creer siempre la primera palabra, no la #41
la vemos porque la visión no está clara. segunda, porque ésa es del diablo; mientras que
la primera es de fe.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


La visión va a liberar fe, la visión traerá provi-
sión. Si acabás de escuchar una palabra de destrucción, buscá en vos
mismo. Dios ya te dio una palabra de fe y ésa es la palabra que
La visión desata fe. tenés que escuchar, creer y hacer parte de tu vida.
Lo primero que tenés que restaurar en tu vida son los sueños,
recuperar las ganas de soñar y de alcanzar metas ya sean eco-
nómicas, ministeriales, etc. Si no tenés sueños no tenés fe.
Tal vez puedas sentir un poco de temor, y no está mal sentirlo,
sólo detenete por un momento y redireccioná tu fe, oí a Dios.
De esa forma, vas a estar constantemente motivado y tu falta
de sueños no bloqueará más tu bendición. Cuando una persona
espera cosas buenas, siempre va a estar motivado. Así no sólo
vas a reactivar tu fe sino que vas a tener más fuerzas para llegar
a la meta.
Es un círculo en donde vas a activar la ley del fluir, que dice:
“cuanta más energía gasto, más energía tengo; y cuanta más
energía tengo, más conquisto.” Esto aplicado a la fe, resulta
así:

“Mientras más sueños tengo, más motivación,


cuando más motivación tengo, más fe activo”.
“A mayor fe, mayores cosas conquisto”.
Las personas motivadas hablan sobre el lugar a donde van. No
hables de dónde venís, no hables lo que te pasó. Hablá hacia a
dónde vas, hablá tu meta. Y no hables sólo delante de la gente,
hablá para vos mismo.
Tenés que saber que cada vez que Dios te da una palabra, Sata-
60 Principios de fe

60 Principios de fe
nás te va a dar otra opuesta.

…Cada vez que Jesús te dice de ir al otro lado, el diablo te va invitar


a ir hacia atrás.
…Cada vez que Jesús te dice que va a prosperarte, el diablo te dice que
vas a perder el trabajo.
Fe= Visión= Provisión

168 169
42

Principio
DIOS QUIERE ELEVAR TU NIVEL DE FE

R omanos 12 nos dice que Dios nos da medidas de fe.


La fe crece por niveles y Dios quiere que crezcamos en fe
hasta que tengamos su fe. Dios todo lo creó por fe, dijo: “Sea
la luz, y fue la luz”; dijo “Sea la tierra…, los animales…”, y así
fue, porque Dios funciona en fe; y Él quiere que tengamos Su
fe. No importa que hoy tu fe sea débil, sea pobre, inconstante,
lo importante es que crezcas, que puedas avanzar al próximo
nivel y para eso te hace falta oír y oír con intensidad la Palabra
de Dios.

Necesitás hacer crecer tu medida de Fe.


Todos necesitamos hacer crecer nuestra fe hasta el tercer nivel
de fe. Veamos cada uno de ellos.

Jesús dice que la fe es como un grano de mostaza que cae en la


tierra, crece y se hace un árbol. Es tan grande el árbol, que vie-

60 Principios de fe
nen pájaros a cubrirse en él y la gente vendrá a buscar sombra
debajo de él.
Por eso el primer nivel de fe es:
1. Fe como un grano de mostaza:
En este estadío, la Fe es una semilla. Es la primera fe que Dios
te da.

171
Cuando recibís a Jesús Dios te da la Fe del grano de mostaza, es La Biblia es un libro completo de historias de gente que empe-
#42 #42
pequeñita; es la fe que te enseña a adorar, la fe que te enseña a zaron con una semilla de mostaza y Dios trabajó en sus vidas
orar, a pedir por la ropa, por la comida, es la fe de los primeros hasta que fueron grandes conquistadores.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


pasos.
En esta primera etapa, cuando recibís a Jesús, Dios empieza a Josué fue un hombre tomado de la nada, del medio del desier-
entrenarte en una nueva manera de pensar. Te da nuevos pen- to; sin embargo, fue llevado a ser un conquistador.
samientos, aprendés a pensar de otra manera: ahora no robás, Moisés fue un loco, asesino, que fue tomado por Dios, entre-
no mentís, pensás con los pensamientos de Dios, declarás la nado en la fe hasta que llegó a ser un libertador de millones de
Palabra de Dios, aprendés a leer la Biblia, a congregarte, a dar, judíos.
a servir, a adorar al Señor… Así es la fe que se asemeja a un Saulo de Tarso fue un asesino que tomado por Dios, usado en
grano de mostaza. la fe llegó a convertirse en el conquistador de toda Asia para el
Esta fe es para las cosas cotidianas, para que cuando aprendas Señor.
a pensar como lo hace El Señor estés listo a pasar a la segunda
etapa, donde la semilla se hace planta. ¿Cuál es el objetivo de Dios y las historias que están en la Bi-
blia?
El segundo nivel de fe es: Enseñarnos que todos podemos pasar de ser semilla de fe a
2. Planta de fe: es la fe para las crisis planta de fe, para después pasar a ser árbol de fe y llegar a ser
La semilla crece y se hace planta. Cuando Jesús dice “tu fe es así un gran conquistador.
como un grano de mostaza”, no quiere decir que tiene que ser
pequeñita sino como un grano que cuando es plantado, crece y El objetivo de Dios es llevarnos al tercer nivel de fe. Pero para
llega al tercer nivel. llevarte al tercer nivel, tenés que pasar por el segundo, porque
Cuando te vienen pruebas, ataques, luchas, dificultades, tu fe si no tenés carácter y sos un conquistador, vas a conquistar co-
crece, se fortalece, porque ya no es semilla, ahora es planta que sas pero con el tiempo seguramente se escaparán de tus ma-
resiste pruebas, presiones y luchas. Y es justamente aquí en el nos.
lugar donde Dios va a formar tu carácter.
En el nivel uno Dios cambió tu manera de pensar pero ahora
tiene que formar tu carácter y para eso hacen falta pruebas, ha-
cen falta luchas.
El nivel dos, no es el último de Dios. Dios quiere que tu fe sea
planta, que crezca y de allí escales al nivel tres.

El tercer nivel de fe es 3:
3. Fe para conquistar cosas grandes
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Dios te va a hacer pasar por el nivel uno, por el nivel dos, para
que tu fe crezca, y sea árbol. No sea semilla, no sea planta, sea
árbol y dejes de ser un consumidor, para ser alguien que sopor-
ta la prueba a alguien que conquista los sueños y cosas gran-
des. ¿En qué nivel de fe te estás moviendo?,
¿qué estás anhelando conquistar…?

172 173
43

Principio
EN FE TE VOLVERÁS A LEVANTAR

C on fe y constancia, tendremos la victoria, sin embargo du-


rante el interín nos encontramos con problemas y dificul-
tades que hacen temblar nuestra fe. A pesar de ello, tenemos
que recordar que todo problema tiene una solución y está en
nosotros el tener la fuerza necesaria para encontrarla. ¿De dón-
de proviene esa fuerza? De la fe y la esperanza. Sin ellas te será
imposible levantarte.

En los momentos en que sientas que caíste ante un problema


recordá que:

1° No debés perder la esperanza.

Un pintor muy famoso, al envejecer, tuvo artritis en sus manos


y cada vez que tomaba un pincel le resultaba sumamente do-
loroso. Le preguntaron por qué siendo un hombre ya grande
y padeciendo esa enfermedad seguía pintando. Y él respondió

60 Principios de fe
algo impactante: “El dolor se va, pero la belleza, la grandeza,
queda”. Eso es esperanza, es tener en claro qué quiero y que a
pesar de las circunstancias voy a lograrlo.

Con fe existe la posibilidad de ver la solución.

175
Miguel Ángel estaba pintado la Capilla Sixtina y cada vez que Jesús durante la tormenta en el barco, dormía; cuando a
#43 #43
bajaba de ese techo, sólo quería dormir porque estaba muy can- David lo perseguían, se fue a dormir; en su mayor mo-
sado, pero se angustiaba pensando que no podría levantarse. mento de crisis, un ángel le dijo a Elías: “come y duerme”.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Durante esos momentos escribía sonetos y, al finalizar uno, es- Eso es lo que tenés que hacer, porque cuando tu cuerpo está
cribió: “No sé pintar”. cansado, tu espíritu se apaga. Tenés que aprender a dormir en
Pero al día siguiente subía nuevamente la escalera recobrando tiempos de tormenta.
sus fuerzas cuando iniciaba la tarea.
A pesar de que el problema le hablaba internamente, no obe- Dormir significa, generar un clima de paz y confianza.Si sos lí-
deció. der de un grupo ellos tienen que verte tranquilo, descansando.

Nunca pierdas la esperanza porque en Dios todo Paz no es no tener conflictos.


problema tiene solución. Paz es estar tranquilo en medio de los conflictos.
2º Para los problemas terrenales hay soluciones divinas.
Paz es un arma de victoria, porque lo
Queremos ver los problemas con códigos terrenales en vez de que el diablo no tiene es paz.
verlos con códigos celestiales. Creemos que todo lo debemos
hacer como lo hicieron nuestros padres, y bajamos a Dios a Ante el momento de crisis no busques que Dios te dé una nue-
nuestro problema terrenal; en vez de hacer de Dios una solu- va palabra, buscá la palabra que Él ya te dio, porque siempre
ción lo integramos al problema y pensamos que Dios no puede en tu ayer hay una palabra que Dios te había dado para vencer
hacer algo. la tormenta de hoy.

En lugar de ver a Dios como la solución lo vemos como dificul-


tad.
Fe es saber que la grandeza de Dios está hasta en las cosas que
ni nos imaginamos. No tengas en tu mente un Dios pequeño,
no le restes poder.

Después del problema, una vez que lo hayas traspasado, los


hechos que te molestaban del día a día te resultarán insignifi-
cantes, no tendrán importancia y las situaciones negativas ya
no te harán daño. Sabrás, por experiencia propia, que aunque
60 Principios de fe

60 Principios de fe
te caigas vas a volver a levantarte.
Después del momento más oscuro de la noche, viene el ama-
necer. ¡Alegrate que para cuando pase esta crisis vas a ser una
persona renovada y mejorada!

Siempre después de la tormenta viene la promo-


ción. El justo cae pero vuelve a levantarse.

176 177
44

Principio
LA FE TE LLEVA A EXPANDIRTE

M uchos de nosotros hemos pasado por momentos en la


vida donde la angustia, la presión y las dificultades pa-
recieran no ceder, sin embargo, hay un principio espiritual que
dice a mayor presión, mayor bendición.
A mayor presión, necesitamos soltar mayor fe.

A mayor presión, mayor bendición.


En Isaías 54:2-3 Dios dice:

“Ensancha el espacio de tu carpa, y despliega las cortinas de tu mora-


da. ¡No te limites! Alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas. Porque
a derecha y a izquierda te extenderás; tu descendencia desalojará na-
ciones, y poblará ciudades desoladas”.

Tenés que extenderte a derecha y a izquierda, hacia arriba y ha-

60 Principios de fe
cia abajo, no limitarte nunca, no ceder, todo lo contrario, debés
buscar continuamente nuevos techos que romper. En los mo-
mentos de crisis Dios te está subiendo las exigencias y aunque
parezca que no das más, ¡expandíte! Si sos capaz de expandir
tu mente, verás tu milagro con rapidez.

179
#44 Estrechez = Maldición naciste para permanecer caído, sino para levantarte y volver a #44
Grandeza = Ensanchamiento = Bendición empezar las veces que sean necesarias hasta llegar a la meta.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Ahora bien, ¿cómo hacer para no desmoronarse en momentos Fe y sabiduría, dos componentes potentes e irre-
de presión? Muchas personas anhelan salir de la prisión de sus
emociones sin saber cómo hacerlo. Así como la luna eclipsa la
sistibles.
luz del sol, los obstáculos y las crisis no hacen más que cubrir
nuestra vista, nuestro potencial, nuestras capacidades y todo
lo que significa tener confianza en nosotros mismos. Por eso,
pedile a Dios sabiduría.

Usá sabiduría. Recordá que Dios oró por nosotros para que
nuestra fe no nos falte.
Con sabiduría podremos actuar exitosamente en todas las si-
tuaciones, ya que ésta es un don que Dios nos dio a todos para
que podamos resolver todas las circunstancias en la que nos
encontremos.

…Sabiduría no es información, sabiduría es saber vivir.


…La sabiduría es aprender el “por qué” de las cosas.
…Sabiduría se adquiere con ganas de aprender y crecer.

En momentos de presión desarrollemos fe y sabiduría, para po-


der así, traspasar cualquier crisis. Y a mayor crisis, expandí tu
adoración, tu fe, tu visión. Hoy Dios te dice: “Te bendeciré con
abundancia porque te he dado el poder de hacer riquezas, te he dado el
poder de hacer el bien. Iglesia, caminaste al ras del agua pero hoy te
estoy levantando”.
Aunque te sientas mal, seguí perseverando, porque una ener-
gía divina activará tu vida hasta que llegues a los sueños que
Dios puso en tu corazón.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
La Palabra dice que Dios no te dejará que pases prueba más
grande que tu fe. Si tu prueba es grande, es porque tu fe es
más grande, y dice que junto a tu prueba, te dará la salida. ¡No
desmayes! En Dios siempre habrá una nueva oportunidad, una
salida.
Tu sangre es la sangre del campeón, del Rey de Reyes. Dios Fe y sabiduría, la esencia de un
te va a dar la salida, sos un luchador, aceptá los desafíos, no campeón.

180 181
45

Principio
FE ES JUNTARSE CON LOS MEJORES

T enés que estar integrado a un grupo, bajo la autoridad de


un pastor, porque Dios va a usar a tus guías espirituales
para conducirte a un nuevo nivel de fe. De ellos vas a escuchar
palabra de fe, lo cual, va a potenciar aún más lo que ya tenés.
Los mentores te van a ayudar a liberarte de viejas ataduras y
te enseñarán a no atarte a nada que impida tu crecimiento y
debilite tu estima. Una de las cosas que necesitamos hacer para
sanar nuestro ser es sacar lo que nos pasa o pasó en palabras, y
para lograrlo podemos hacerlo tanto con Dios como con nues-
tro mentor.
Está bien confesarle a Dios lo que nos pasó; pero en la Biblia
también dice “confesaos los unos a los otros para que seáis sana-
dos”.
Muchas veces no nos abrimos en confesión ante otra persona
porque tenemos prejuicios, miedo a que nos lastimen o simple-
mente vergüenza, pero la Biblia nos enseña que:

60 Principios de fe
Tenemos que confesar frente a aquel que nos merece
autoridad y respeto, para que decrete libertad en el
nombre del Señor.

Cuando erradicamos de nuestras vidas todas las palabras guar-

183
#45 dadas podremos traer la gloria de Dios a nuestra vida para le- si lo hacés, podrás hablar fe. No sólo busques poder contar con #45
vantar vuelo y paralelamente elevar nuestra fe. tus mentores, buscá constantemente la intimidad con Dios.
Entonces, además de al confesar liberarte de una carga, tu men- Porque la intimidad con Dios es lo que más va a llenar tu
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


tor te dará una palabra de fe, la cual va a darte más fuerzas para espíritu. Cuando se te revela lo íntimo de Dios, vas a sentir
seguir adelante. sobre tu vida la gloria y cuando la gloria te toca, todo se trans-
Si cuando tenés que hacer una confesión, tenés miedo a salir forma.
lastimado, no te preocupes porque…
…Nadie puede lastimarte si estás enfocado hacia la bendi- Dicen que en una oportunidad encontraron un dibujo de un
ción. caballo sin terminar que se vendió en 12 millones de dólares
porque era de Da Vinci. Ahora pensá: Si un papel dibujado por
Cuando Dios te da una palabra profética por medio de un pas- Da Vinci vale 12 millones de dólares, cuánto más nosotros que somos
tor procurá no generar ansiedad en vos mismo. Tomá esa pala- la obra de arte de Dios.
bra en fe y aunque pasen veinte años, esperá a verla concreta- Sos un ser valioso, y como tal, necesitás ser alimentado con lo
da, porque Dios siempre cumple su palabra. mejor. Los mejores mentores, las mejores palabras, lo mejor de
Tus palabras deben coincidir con tus deseos. Declarar, hablar la intimidad de Dios.
de manera positiva respecto de nuestro deseo nos mantendrá
en el nivel de entusiasmo y energía necesario para alcanzarlo.
“Si piensas que estás vencido, lo estás. Si piensas que no te
- A Tomás Edison se le quemó el laboratorio, perdió millones de dóla- atreves, no podrás.
res y le preguntaron qué iba a hacer y él dijo: Comenzaré a construirlo
mañana por la mañana. Si te gustaría ganar, pero piensas que no puedes… con certeza
no lo harás.
-En Gran Bretaña, opinando sobre la televisión, dijeron: “Todo un
truco, un mero montaje, un tino absoluto”. Las batallas de la vida no siempre son ganadas por el más
fuerte o el más rápido. Tarde o temprano el hombre que triunfa
-Harold Spencer John, astrónomo de Gran Bretaña, dijo: “Los viajes es el hombre que piensa que puede hacerlo”. 1
espaciales, son una bobada imposible”.

Sólo tenés que abrirte ante las personas que añadan valor a tu
vida.
La intimidad es para la persona que nos ayuda. Nunca abras
tus sueños, opinión y emociones a cualquiera.
Abrazá a las personas que te ayudan a ser la mejor versión de
60 Principios de fe

60 Principios de fe
vos mismo.

También para limpiar tu alrededor y sólo rodearte de aquellos


que eleven tu vida, liberate de la gente a la cual querés demos-
trarle algo. Sos valioso por ser creación de Dios.
Tu mente sólo tiene que tener en vista tu sueño, y tu bendición;
1
Maxwell, John; “El talento nunca es suficiente”, ediciones Grupo Nelson, Inc; 2007; pág. 24.
poema extraído de Walter. D. Wintle, “The man who thinks He can”, pag. 310
184 185
46

Principio
PROFECÍA ES FE

D ice en Génesis que el poder de la vida y de la muerte está


en la boca y el que ame las palabras de vida vivirá. Palabra
de vida es la palabra de Dios. El evangelio de Mateo dice que
de la abundancia del corazón habla la boca. Por lo que, si res-
guardamos nuestro corazón con la palabra de Dios, termina-
remos hablando más palabras de fe y declarando bendiciones
sobre nuestro futuro.
Salomón dice: “Si así buscares como al oro mi palabra, te daré
inteligencia y sabiduría”.
Conocé la Biblia, cada una de sus palabras están inspiradas y
los conceptos están ungidos para vos.

El mejor profeta que existe sos vos mismo, apren-


dé a profetizarte las promesas de Dios.
La palabra de Dios tiene vida, Jesús es la palabra y El habita en
tu corazón. Por ende, vos, gracias a la palabra tenés la posibi-

60 Principios de fe
lidad de crear. Eso es profecía.

Dios creó el mundo visible del invisible. Por medio de la pala-


bra, Dios materializó el mundo invisible. Dios dijo ‘sea la luz’
y la luz se materializó.

187
Tu futuro está escondido en tu boca, tu fe es el No te preguntes si podrás lograr aquello que te hayas propues-
#46 #46
to alcanzar, comenzá a dar gracias por lo que ya tenés, profeti-
puente para tu mañana. zá aún sobre las rocas, pero hacelo y siempre sé agradecido. Y
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


luego, accioná, y aunque se tarde y te cueste, tenés por delante
Cuando hablás, construís tu futuro.
vida, dentro tuyo potencial y capacidades, dones y talentos ili-
Las promesas de Dios están incompletas y te corresponde
mitados para terminar lo que te propusiste.
a vos completarlas, por ejemplo: “Todo lo que hagas prospera-
Sé perseverante y llegá hasta el final, y recordá, que cosas ma-
rá”. ¿Qué es ‘todo’? “Todo” es lo que vos digas que es “todo”;
yores a las que Jesús hizo, Él nos prometió que nosotros tam-
el “todo” para vos, no es lo mismo que para otra persona.
bién haríamos.
Dice que si permanecemos en su palabra tendremos mucho
fruto. ¿Cuánto es mucho? Poné vos el valor. De acuerdo a tu
Recordá:
nivel de fe vas a completar la promesa. Es por eso que tu Fe
debe ser grande.
• Tu futuro está escondido en tu boca.
Todos en algún momento de nuestras vidas, podremos ser los
• Tu futuro está esperando nacer a través de tu palabra de fe.
líderes de nuestros sueños, de nuestros proyectos, y aún de los
Hablale, accioná, ¡no esperes más!
de otros. Una persona de fe, sabe que las cosas llegan cuando se
las reclama con autoridad. Y autoridad es la palabra de fe.

Permanecer en la palabra significa que aún cuan-


do no te funcione debés confesarla.
Pero esa palabra de fe no tiene que morir en vos. Si querés co-
sas grandes de Dios, tenés que saber que Dios quiere cosas aún
más grandes. Cuando Dios te bendice fracasa si vos no bende-
cís a otro. Profetizá bendición en otros, no dejes que la palabra
de fe muera dentro tuyo.
Constantemente pedile sabiduría y discernimiento a Dios, ellas
son las llaves para saber cuándo, a quién y dónde debemos sol-
tar las palabras de Fe; para que caigan en tierra fértil.

El libro de Proverbios 7:4 cita: “Di a la sabiduría: «Tú eres mi


hermana», y a la inteligencia: “Eres de mi sangre”.
Tenés que hacer de la búsqueda de la sabiduría uno de tus
60 Principios de fe

60 Principios de fe
principales objetivos, porque la sabiduría de Dios, tiene mejor
fruto que el oro fino, su cosecha sobrepasa a la plata refinada y quién
la encuentra halla la vida y recibe el favor de Dios.

Declará que la sabiduría de Dios es parte de tu vida, profetizá Profecía = Hablar Fe = Mayor Fe =
bendiciones para vos y la de los que te rodean. Declarar bendi-
ciones en tu porvenir es hablar en Fe. Bendiciones.

188 189
47

Principio
LA PRIMERA ORACIÓN ES FE, LA SE-
GUNDA ES INCREDULIDAD

¿Qué quiere decir esto? Un ejemplo bien claro:


Cuando estás enfermo y decís: “Padre, por las llagas de Cristo
me declaro sano”, eso es fe; pero en el momento en que volvés
a orar y decís: “Padre, sáname”, esa oración es incredulidad,
porque la segunda demuestra que no creíste la primera.
Orá: “Padre, por las llagas de Cristo me declaro sano, próspero,
bendecido” y tu segunda oración tiene que ser: “Gracias Pa-
dre porque lo he recibido en el Nombre de Jesús, ya lo veo en
el mundo espiritual y declaro que está viniendo en el mundo
natural, declaro hecho todo lo que te he pedido porque tu pala-
bra dice que todo lo que te pido en el nombre de Jesús ya está
hecho”.

Agradecé anticipadamente lo que le pediste en la


oración anterior.
Cuando el profeta Daniel fue desterrado y llevado delante de la

60 Principios de fe
corte de los brujos tenía quince o dieciséis años.
El rey le ofreció su comida pero Daniel no quiso contaminarse,
dijo: “Esa comida no la voy a comer”. Y tomó agua y comió ver-
duras.
En el texto original literalmente dice: “No quiso contaminarse con
las palabras de la comida del rey”.

191
Tu vida debe ser llena de las palabras que acompañan la comi- lo que sea y seguir hacia lo que Dios le dijo.
#47 #47
da de Dios: Todo lo que hagas te saldrá bien; irás de gloria en gloria Seguir el sueño de Dios es una convicción. Si en fe declaraste
porque todo es posible para el que cree y todo lo puedo en Cristo que bendición y prosperidad, tené la seguridad de que así será.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


me fortalece. Que tu próxima oración sea de agradecimiento para Aquel
que cumplió lo que habías decretado.
Pero también en la Biblia, en el libro de Santiago dice: “Herma-
nos míos, ¿de qué le sirve a uno alegar que tiene fe, si no tiene obras? Tiene que llegar un momento en que eches raíces profundas y
¿Acaso podrá salvarlo esa fe? Supongamos que un hermano o una te juegues por las verdades del Señor. No dudes jamás, porque
hermana no tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario, y si accionaste fe con tu boca y obraste en convicción, conquista-
uno de ustedes les dice: Que les vaya bien; abríguense y coman hasta rás todo lo que te propongas.
saciarse, pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá
eso? Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muer- Obrá y movete como si lo que deseás, ya hubiera
ta”.
Por ende con sólo declarar una palabra de fe no es suficiente. Si
pasado.
bien tu boca es el instrumento que va a activar dentro tuyo más
fe, es sólo una de las herramientas que tenés a tu disposición.
También tenés que obrar en favor de esa palabra, actuar con la
convicción de que lo que declaraste ya ha pasado.

Además de constantemente declarar en fe las


bendiciones de tu porvenir, tenés que vivir y mo-
verte de la misma forma. Vivir bajo convicción.
Pablo era un hombre fuerte, él no se movía por ideas sino por
convicciones.
Una convicción es la determinación y la seguridad de algo. Te-
nés que moverte por convicciones, por la certeza de que la pa-
labra de fe que soltaste será consumada, no dudes de que Dios
vaya a cumplir cada una de sus promesas. Cuando orás la prime-
ra palabra estás soltando bendición por tu fe, pero si tus sentimientos
y miedos se interponen, anulás tu bendición con la segunda oración.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Convicción no es un rito que se defiende a rajata-
bla sino una verdad divina que se ha hecho raíz
en tu vida.
Fe es convicción que lo que pedís
Cuando Dios encuentra a alguien con convicciones, esa perso- sin dudar en el nombre de Jesús será
na puede estar en cualquier lugar, con cualquier persona, pasar hecho.
192 193
48

Principio
FE ES VER TODO ANTES DE QUE SEA
CREADO

E l visualizar tu sueño terminado, te garantizará el poder al-


canzarlo.
Cuanto más veas tu sueño cumplido en tu corazón, más se-
guro será el verlo cumplido con tus ojos físicos. Tenemos
que aprender a desatar un principio poderoso: el princi-
pio de la visualización, de la visión. Nunca vas a poder cum-
plir tu sueño, si primero no lo ves cumplido en tu espíritu.
Esa visión tiene que ser frecuente, clara e intensa. Todas las
personas que lograron sus sueños, tenían en común una carac-
terística: entusiasmo. Sólo alcanzaremos nuestro sueño cuando
el deseo de verlo cumplido sea muy intenso. La visión debe ser
duradera, tenés que ver primero en tus ojos del espíritu el final
completo de la historia.
Analicemos cómo alcanzarlo:

1º Debo sellar con la promesa, en el mundo espiritual, lo


que no tengo.
Todas las cosas ya están creadas en dos mundos: el natural (vi-

60 Principios de fe
sible) y el sobrenatural o espiritual (invisible).
Lo que vemos fue hecho de lo que no vemos, dice la Biblia.
El mundo invisible era eterno y ya estaba creado, luego Dios
creó todo lo visible; por eso, todo lo que necesitamos ya está
creado en lo natural y lo que no, se encuentra en el mundo es-
piritual.

195
#48 Por ejemplo, si lo imposible es tener una casa, ésta, ya está crea- embarazarnos de ello, verlo en el espíritu. #48
da en el mundo natural, pero si digo que necesito una sanidad, “Tendré un hijo, no importa la crítica de Penina, y se lo entre-
nuestra salud no está creada aún en lo natural pero sí en lo garé a Dios”, fue la declaración de Ana.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


espiritual. Mirate en una película caminando por tu casa, manejando tu
coche, sano, en buena forma, atlético; hacelo visión y será he-
Dios nos enseñó un principio poderoso: fe. cho.
La diferencia entre foto y visión es que en la visión está Dios y
Fe es hablar, sellar lo que existe o lo que no existe con Su pala- en ella Dios te habla.
bra, porque todo lo que necesitamos está en el mundo espiri- Me habló en visión: “pasa y ayúdanos”, dijo Pablo; Jeremías vio la
tual aunque hoy no lo está en el mundo visible. visión de la olla, el almendro.
Entonces…¿Cómo hacemos para que se materialice en el mun- Dios te hablará en la adoración, ¡mirate a su lado! Él te dará
do natural? ¿Cómo hago para que lo ya creado (la casa, el co- las indicaciones y te guiará hasta obtener la visión donde Dios
che) venga a mí? Hablando fe. está.
Embarazarse es verlo hecho.
Cita el libro de Hebreos: “Todas las cosas creadas (en lo natu-
ral y espiritual) se mueven por el poder de Su palabra”, 3º Entregarlo al Señor.
Dios sustenta (Hebreos 3:1) y atrae las cosas por su palabra, Ana dejó de llorar y dijo: “Señor, el hijo que me darás te lo en-
porque todo lo creado, visible o invisible, obedece a Su Crea- tregaré para siempre”, y dejó de llorar porque antes de tenerlo
dor. se lo entregó.
Entregale la visión al Señor: “La casa que me darás la usaré
Jesús dijo: “Boga mar adentro y tira la red”. Esa misma voz orde- para recibir gente y hablarle de vos.”
nó a los peces que se junten y entren en la red. Cuando Ana lo declaró, el hijo empezó a venir en camino; en-
Otro día dijo: “Pedro quiero que busques un pez y saques la moneda tregó un hijo que no tenía pero ya lo había atado porque lo vio.
que encontrarás en su boca”. Y así fue, todo le obedece. Lo crió durante tres años y lo llevó al templo, lo entregó al sa-
Cuando hablamos lo mismo que Él, todo lo creado y aún lo que cerdote para ser un hombre de Dios.
no ha sido creado nos tiene que obedecer, porque nos dio el Dios tomó a un niño y devolvió a un sacerdote, a un juez que
privilegio de hablar con Su voz. ungiría a David, que vencería a Goliat y traería a Jesús.
La fe es la certeza (garantía) de lo que se espera.
Cuando hablamos lo mismo que Dios tenemos el título de
propiedad de lo que llamamos, la garantía de lo que espera-
Todo lo que entregamos a Dios, Él lo devuelve
mos. multiplicado y bendecido.
Si digo: “Ato a mis hijos al reino”, ellos obedecerán a esa voz
que es palabra de Dios y por sellarla la recibiremos. Salomón dijo: si hacés un voto a Dios, cumplilo. Si lo vas a dar,
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Cuando el diablo te diga que no lo obtendrás declará: “Sí, es hacelo realmente y Dios te lo devolverá multiplicado. Y no sólo
mío, tengo el título de propiedad en las promesas de Dios y las tuvo a Samuel sino que Dios le dio cinco hijos más. En un mo-
declaro con mi boca, es una garantía que me pertenece”. mento espiritual difícil, Samuel fue un hombre que oyó la voz
“Llamo a la sanidad, me declaro sano en el nombre de Jesús”. de Dios.

2º Tengo que embarazarme de lo que estoy esperando. 4º Descansar.


Debemos sacar una foto a lo que esperamos, esté creado o no, y Ana se levantó y secó sus lágrimas.

196 197
49
Descansar es desconectarse y meterse en otro imposible. Si te

Principio
#48
quedás sólo en un imposible lograrás eso únicamente, pero si
te sumergís en mil imposibles, lograrás los mil.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Cuando Ana lo entregó, se olvidó, y descansó, lo que había pe-


dido por tanto tiempo lo tuvo en sus manos.

Salmo 23 “Jehová es mi pastor, nada me faltará, me hará descan-


sar…”

¿Por qué primero me hace descansar?


CADA ETAPA ES MARAVILLOSA SI SE
Para que, cuando pase por el valle de muerte, ya esté descansa- VIVE CON FE
do, pastoreado, y sin nada que me falte.
Descansar no significa no hacer nada, sino que es paz, flotar, ha-
cer la plancha; porque cuando descansamos veremos lo que no
veíamos.
En el mundo natural, cuando nos bañamos, caminamos, nos
animamos, y nos distraemos, nos bajan ideas creativas (el 95 %
de las ideas creativas vienen cuando no hacemos nada)
Y además está probado que, al estar libre, imaginamos el impo-
D ios es un Dios que mide el tiempo de una manera diferente
a como lo medimos nosotros. El tiempo de Dios es la eter-
nidad y Él no divide el tiempo como nosotros lo hacemos.
sible que pedimos, y nos concentramos en la manera en como Nosotros tenemos semanas, meses, años, horas, estaciones del
Dios lo hará. año; mañanas, tardes y noches.
Pero en el tiempo en que Dios se mueve no hay pasado, presen-
Ana significa “gracia” Dios nos dará todos los imposibles. te o futuro, para Dios todo es Eterno.
Primero declaremos lo creado y lo no creado. “Por el poder de Dios vive en la dimensión de la eternidad, y todas sus promesas
la fe llamo a las finanzas, la prosperidad, los clientes, la abun- no viven en nuestro tiempo, sino en la eternidad. Cuando Dios
dancia, los hijos, la salud a los órganos de mi cuerpo, a mis decreta una Palabra para tu vida, lo hace para la eternidad.
hijos adorando, a las multitudes postradas a los pies de Cristo …Cuando tu tiempo se une al tiempo de Dios esa promesa se
y todo se lo entrego a Dios”. hace realidad en tu vida. Tal vez haya cosas que hoy no ves
pero ellas están en la eternidad de Dios, y cuando tu tiempo
Ana dejó de llorar. “Señor todo es tuyo: mi liderazgo, mi llama- se junte con la eternidad de Dios, con el momento y el tiempo
do, la gente, te entrego todo”. justo del Señor, se va a cumplir.

Ana se levantó y se fue en paz. Por eso es que no hay una etapa de la vida mejor que otra, cada
60 Principios de fe

etapa tiene sus encantos: ser adolescente, ser joven, ser niño,

60 Principios de fe
ser adulto, ser anciano. Sólo tenemos que descubrir las bendi-
ciones de cada etapa y disfrutarlas.
Por eso, no quieras volver a la etapa anterior, sino pensá que
en el lugar y en la etapa en la que estás podés bendecirla y en-
riquecer así tu tiempo cronológico.
Fe es decir: Hecho está, Consumado es.
198 199
#49 “Quitá las cosas viejas para que puedas entrar en nueva, y no vas a tomar más el colectivo, vas a ir en tu propio #49
la bendición”. auto y vas a ir manejando, porque lo que Dios determina te lo
da.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Todo lo que quieras que te ocurra mientras estás vivo,
tiene su hora, no decaigas, no desmayes, soltá fe. Enriquecé tu presente hablando palabras de fe.
Las promesas de Dios que en algún momento recibiste en tu
vida, para Dios son Sí y Amén. Hablá bendición sobre tu presente, hablá fe sobre tu vida; ale-
Eso significa que cuando Dios te promete algo, Él lo sella y te jate de la gente criticona, chismosa y negativa.
dice: “Esto que te prometí, es sí o sí. Pase lo que pase, mi pro-
mesa la vas a ver cumplida en tu vida”. Todo lo que El te pro- David venció a Goliat, no con la piedra, sino cuando le dijo
mete, lo cumple; no te va a mentir. en fe: “Yo vengo a ti en el nombre de Jehová”. Goliat ya había
muerto en el mundo espiritual. Por eso, si querés lograr cosas
Apoc. 1: 18 “Yo vivo por los siglos de los siglos”. grandes tenés que aprender a confesar bendición y fe sobre tu
Heb. 13: 8 “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos”. presente. Declará: “Soy la persona más maravillosa de la tierra, voy
de gloria en gloria, no anhelo lo que se fue sino lo que viene, porque
Dios es el mismo siempre, El sabe dónde estuvimos, dónde es- lo que viene Dios me dice que será más grande que lo que pasó. Estoy
tamos y dónde estaremos. viviendo el mejor momento de mi vida, hablo bendición sobre mi pre-
Decía David: “En tus manos están mis tiempos”. sente”.
“Señor, la verdad que no sé lo que pasará en el futuro, no sé que va a
pasar hoy a la noche, Señor en tu mano están mis tiempos”.

Josué y Caleb fueron los únicos que creyeron en la promesa


de Dios y a pesar de caminar por cuarenta años por el desierto
ellos tenían en su poder la promesa de Dios y se decían a sí mis-
mos: “Si Dios me lo prometió, Dios lo dará porque todo tiene
su tiempo, todo lo que desee tiene su tiempo”. Y dice la Palabra
que pasaron cuarenta años en el desierto, hasta que un día Dios
les dijo: ¡AHORA! Y entraron en la Tierra Prometida.
…Va a llegar el día y la hora de Dios para tu vida. Va a llegar el
momento en el que el Señor te va a decir, “se terminó el tiempo
de espera, ahora entrá a tomar lo que te prometí”; y ese ahora
de Dios va a llegar cuando tu tiempo se junte con la eternidad
60 Principios de fe

60 Principios de fe
de Dios. Y te vas a levantar una mañana y la palabra de sanidad
que Dios declaró sobre tu vida estará hecha en tu cuerpo; y vas
a decir “Estoy totalmente sano, lo que Dios me prometió Dios
lo cumplió”.
Te vas a levantar una mañana y vas a verte próspero, lo que
Dios te prometió, lo cumplió. Todo tiene su tiempo, no decaigas, no
Te vas a levantar una mañana y te vas a levantar en una casa desmayes, soltá Fe.

200 201
50

Principio
FE ES ACCIÓN Y MOVIMIENTO

T enés que moverte.


El problema de los cristianos es que venimos, celebramos,
escuchamos, danzamos, adoramos, oramos, pero no hacemos
nada para alcanzar nuestro sueño. Tenés que pelear, dormir
una hora menos, pero hacer, empezar a trabajar, a correr detrás
de tus metas, a moverte, accionar.

Dios se mueve con los que se mueven, no con los que se quedan
quietos. La nube en el Antiguo Testamento – que era la presen-
cia de Dios- se movía y cuando se movía, el pueblo se movía
y cuando la nube se detenía, el pueblo se detenía, porque Dios
siempre se está moviendo. Dios quiere que hagamos cosas, que
nos movamos con Él.

La ley del uso dice que todo lo que no uses te será

60 Principios de fe
quitado. Nada de Dios viene si no hay esfuerzo.
Accióná.
Para soltar el poder de la fe es preciso dejar nuestro pasado
negativo. ¡Dejá lo que tenés atrás y mirá hacia adelante, propo-
néte metas y corré en pos de ellas!

203
#50 No te detengas nunca. Detenerse es perder. ¿Te perdiste? ¿No Te tomé de los confines de la tierra, te llamé de los rincones más remo- #50
sabés para dónde ir? No importa, seguí caminando porque a tos y te dije tú eres mi siervo. Yo te escogí, no te rechacé, así que no
algún lugar vas a llegar. temas porque yo estoy contigo, no te angusties, porque yo soy tu Dios,
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


El secreto es moverse, porque a medida que lo hacés -no im- te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con mi diestra victoriosa.
porta que no conozcas el rumbo- estás haciendo algo, estás li- El Señor dijo: “Mi presencia está contigo y te daré descanso”.
berando poder y no estás esperando que las cosas simplemente Marcharé al frente de ti y allanaré las montañas, haré pedazos las
suceden por arte de magia. puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro, te daré los tesoros
de las tinieblas y las riquezas guardadas en lugares secretos para que
Tu destino es el éxito y nadie lo puede cambiar. sepas que yo soy el Señor.
En los últimos tiempos daré a vosotros de mi Espíritu, hombres y
El éxito es tu derecho de nacimiento. mujeres hablarán de mi parte, a los jóvenes les hablaré en visiones y a
Dios nos hizo para el éxito y a los seres humanos nos cuesta los ancianos en sueños pero yo salvaré a todos los que me reconozcan
creerlo -aun más que fracasar-, porque pensamos que no esta- como su Dios.
mos preparados. La tierra que van a poseer es tierra de montañas y valles regado por la
Desde el día de tu nacimiento Dios te selló con éxito. Éxito es tu lluvia del cielo, el Señor su Dios es quien la cuida, los ojos del Señor
identidad, y todo lo que hagas será exitoso tarde o temprano. su Dios están sobre ella del principio al fin. Pero el que se refugia
en mí recibirá la tierra por herencia y tomará posesión de mi monte
El Señor te irá mostrando hacia dónde moverte, se abrirán puer- Santo.
tas insospechadas, raras, y delante de ellas dirás: “Esto no tiene No temas porque no serás avergonzada, no te turbes porque nunca
nada que ver con lo que oré, ni con mis dones, ni para lo que jamás serás humillada.
me preparé; me siento miserable, no lo voy a poder hacer”.
Pero tendrás coraje y cuando atravieses estas puertas soltarás Nos moveremos en fe sin detenernos.
un potencial que no sabías que tenías.
El Señor te dirá: “Entrá” y de allí saldrán las riquezas y los te- Decretamos que saldremos rápidamente de las dificultades, en-
soros, el potencial que estaba escondido dentro tuyo esperando tenderemos que cada día tiene su bendición, tomaremos estas
salir. palabras y no las soltaremos.
Declaramos que seremos prosperados económicamente, que
Éxito es tu identidad. lograremos lo que queremos y aún más.
No habrá escasez en ninguna casa y toda nuestra familia será
Podrás atravesar cualquier crisis, pero siempre en fe resurgirás. bendecida.
Hemos pasado situaciones difíciles, complicadas pero estamos
acá y esa es la señal de que volvimos a levantarnos.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Los exitosos se juntan con exitosos porque han resurgido, Dios
les dio Su calor y se han vuelto a poner de pie para continuar
con lo que Él comenzó.

Cuando decimos “eso es para mí”, lo tomamos en fe y activa-


mos esa palabra, el resultado es: recibirlo. Cuando determines tu mover, Dios te
dará la guía de hacia dónde ir.

204 205
51

Principio
FE ES VER, SOLTAR Y ACTUAR SISTE-
MÁTICAMENTE

L
gro.
a mujer que fue sanada de flujo de sangre; primero se vio
tocando el manto, luego declaró y después tomó el mila-

Abraham a los noventa y nueve años se vio como papá y tuvo


un hijo, no miraba su cuerpo muerto, caído literalmente, sino
que se veía fuerte y vivió hasta los cientos setenta y cinco años
porque se vio joven. Tenés que verte joven y vigoroso.

Dios dice: “No me hagas pequeño delante de tus ojos porque


soy grande. No me pongas límites, no digas cómo actué hasta
acá porque quiero actuar más allá, créeme”.

¡Renová tu visión!

Hay personas que se ahogan en un vaso de agua porque se


detienen en detalles insignificantes que los hacen dar vueltas y
perder tiempo.

60 Principios de fe
Si estás ansioso, angustiado, tapando tus emociones, es porque
no tenés una visión grande. Vivir la vida en los extremos es
estar un día bien y otro mal, un día feliz y otro infeliz, un día
tocando el cielo y al siguiente el infierno, un día de alegría y
otro de llanto.

207
¡Equilibrá tus emociones! rá fruto al ciento por uno. Extiéndete, ensánchate, abre tu cami-
#51 #51
no buscando lo que te hace feliz.
Si nada te motiva es porque no conocés el propósito de Dios Si estás cómodo con vos mismo, el mundo irá detrás de ti y tu
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


para vos y las pequeñeces te destrozan. No estás hecho para lo luz alumbrará a todos.
pequeño sino para lo grande y si te detenés y bajás la mirada
perderás la visión. Mejorá tu aspecto espiritual

¡Visión clara de Dios! ¡Y vas a ganar! La mejor manera es haciendo crecer tu fe de


manera firme.
Tener clara la visión estabiliza las emociones. Con visión y con Esto tocará la vida de tu familia. Las familias tienen solución
fe podrás sobrevolar las circunstancias pequeñas. La gente no cuando mantenemos la fe y cuando sabemos que todos los días
se muere por los grandes problemas sino por aquellos que se hay un milagro esperándonos.
han acumulado. Pasá tiempo con Dios y con tu familia, poné una cobertura de
“Dejá lo pequeño, sos una persona de visión, no habrá límites en tu fe sobre ellos e irán de gloria en gloria. Soltá fe en todo lo que
vida”. hagas.

Jesús les dijo a sus discípulos: “¿Hasta cuándo los voy a so- Pablo decía en Filipenses 3: “Me olvido de lo que está atrás y
portar generación incrédula?” Y los discípulos le preguntaron: me esfuerzo por alcanzar lo que está adelante”.
¿Por qué no pudimos liberar a ese endemoniado?” No es fácil olvidarse, pero debo hacer un esfuerzo para alcan-
Jesús contestó: “Porque este género sale con oración y ayuno”. zar lo que está por venir. Hay mucho por descubrir en la vida,
Al decir “género” se refería a incredulidad, que sólo se irá y la vida tiene que descubrir muchas cosas en mí. …Pasé por
cuando tengas una relación íntima con Dios. Oración habla de experiencias duras y difíciles pero ahora soy diferente.
relación íntima.
La incredulidad es la que vive en vos, porque el demonio al ¡Ponele un diez a tu vida!
expulsarlo en el nombre de Jesús se va pero por la falta de co-
munión íntima con Dios la incredulidad permanece.
Sólo la fe te abre el mundo de las posibilidades y de las oportu-
nidades; la incredulidad te mantiene bien lejos.

Viví una fe continua y sistemática, soltándola en cada circuns-


tancia y apuntando a lo grande.

¿Habrá algo imposible para Dios?


60 Principios de fe

60 Principios de fe
Cuando recibimos una visión de Dios, una palabra, lo que no
daba fruto comenzará a tenerlo. En una visión renovada todo
lo dormido se activará.
¡No pierdas tiempo! No sos pequeño delante de los ojos de
Dios, lo pequeño se va a resolver solo. La visión renovada trae-
Viví una fe continua y sistemática.

208 209
52

Principio
FE ES TENER LA MENTE A NUESTRO
FAVOR

F e es esperanza. Esperanza es una visión del futuro. Si no


tenés esperanza es porque te falta imaginar, visualizar. Pero
una vez que lo hayas visto, tranquilo, aunque tarde vendrá.
El libro de Habacuc expresa: “aunque tarde, espérala, ven-
drá”.
“Fe es la certeza de lo que se espera”, es decir: fe va ligada a
visión.

Hay personas que no reciben nada porque no esperan nada. No


tienen sueños porque creen que no se los merecen o piensan
que nunca van a lograr nada. Poseen una visión limitada acerca
de si mismos y de su potencial.
Su vida es como una botella de champagne, pero con el corcho
puesto, están hechos para la gloria, pero al ignorarlo les es im-
posible disfrutar.
Si creés que “no sos capaz”, tu mente detectará todos los erro-
res, sólo hablarás de ellos y no de los aciertos porque sólo te
estarás focalizando en tus fallas.

60 Principios de fe
Si creés que nadie te quiere, que todos te abandonan, observa-
rás las señales de rechazo de los otros sin acordarte de las cosas
buenas, de las bendiciones que te dejaron.
Si estás convencido de ser torpe, dirás: “A mí se me cae todo,
se me rompen las cosas”. Recordarás todas las situaciones de

211
torpeza y nunca aquellas que hablan de tu habilidad, de tu po- najas. No pidió una para hacer un “milagrito” sino todas las
#52 #52
sibilidad. Tu mente trabajará en tu contra, y así es como actúa tinajas y las llenó con el mejor vino porque Dios quiere lo mejor
y se mueve una mente que no tiene sueños, ni proyectos, ni fe. para cada uno de nosotros, no quiere lo mediocre.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


El espíritu debe ser quien empuje la mente y no la mente quien
empuje el espíritu. Creé que Dios tiene lo mejor para tu vida.
Pero tenés que saber que Dios quiere que brilles. Tus pensa- Dios dice: “Ángeles, quiero darle lo mejor a mis hijos, no cual-
mientos deben estar llenos de Dios para que nadie gobierne tu quier cosa, no lo que sobró, sino lo mejor, llévenselo”.
vida. Muchas veces, ante un pequeño problema nos ahogamos en un
Cuando dejes de hablar negativamente en la mente las mura- vaso de agua, y nos amargamos, nos deprimimos porque no
llas se caerán y los tesoros de la ciudad vendrán a tu vida. creemos que Dios tenga lo mejor.
Y el Señor te dirá: “Ahora sí, las murallas de lo que te prohibía Aprendé madurez en todo momento, reí en los momentos de
tomar la bendición caerán, y tomarás tus riquezas”. La mente bendición; cuando las cosas no estén tan bien, reí. Llorá un
es poderosa, rica y tiene cosas preciosas. tiempo, agotá la emoción y después reí.

Tu mente debe estar a tu favor.


Recordá el momento de más emociones negativas que tuviste y
la confusión que sentías por la falta de respuestas. ¡No vuelvas
inoperante la fe aplastándola con las quejas! Cuando la mente
está en paz, se atreve a creerle a Dios, ver la fuente y las res-
puestas esperadas.
Cuando la orden nace del espíritu querrá adorar, cantar a Dios,
soltarse delante del rey, decir cosas hermosas, y hablar fe a tu
favor.

La Biblia dice: “Comprá la verdad y no la vendas”. Invertí en


la verdad de Dios.
¡No te conformes con lo que alcanzaste hoy! ¡Sos un hijo del
rey! No tengas mente estrecha, no te dejes dominar por los pen-
samientos negativos, siempre proyectate a más. La fe es ilimita-
da, al igual que las bendiciones…
60 Principios de fe

60 Principios de fe
¿Podés contar las estrellas? Así es tu bendición, tu herencia… y
así deberá ser tu fe.

Dios extiende sus manos y derrama hasta que so-


breabunde.
Jesús estaba en las bodas y pidió que le trajeran todas las ti- Creele a Dios.

212 213
53

Principio
FE ES ESTAR ENFOCADO

S i a un jugador de basket le vendan los ojos y le dicen: “¡en-


cestá!”, va a lanzar la pelota hacia cualquier dirección, por-
que no podrá ver hacia dónde está dirigiendo su tiro. Pero si
le sacamos la venda, verá el aro y podrá medir su fuerza, la
distancia, la precisión, porque lo que necesita es ver.
Con la fe pasa lo mismo, no vas a tener prosperidad si no te
ves próspero, si no te imaginás sano; por ejemplo: si nunca te
imaginaste orando por los enfermos y que ellos sean sanados,
nunca se sanarán.
Si nunca te imaginaste hablándole a la gente de Jesús, nunca
vas a tener frutos.
Cuando aprendemos a verlo por dentro, podremos luego po-
seerlo fuera y para dar en el blanco y recibir lo que esperamos
es preciso estar determinados.

Sucede muchas veces, que debemos apuntar a un blanco y nos


pasamos toda la vida apuntando hacia otro lugar y aunque lo
intentamos de mil maneras no lo logramos ya que estamos ti-

60 Principios de fe
rando a un blanco equivocado.
¿A qué apunta tu vida? ¿A tener dinero? ¿Una familia? ¿A tener
salud? ¿A tener felicidad?
Ahora preguntate: ¿Estoy apuntando hacia el lugar correcto?
¿Estoy tomando las decisiones correctas para lograr ese objeti-
vo que me propuse alcanzar o estoy viviendo por vivir?

215
Es muy fácil desenfocarse del objetivo, cualquier palabra, indi- No cedas tus sueños, tu meta, tu identidad, tu propósito. No
#53 #53
cación, sugerencia de otra persona puede hacerte desviar de tu abandones tu fe por nada ni por nadie.
meta. Tal vez en la vida estés ganando premios que no tienen
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


nada que ver con lo que querés y te acostumbrás a conformarte
con poca cosa. Pero una persona de fe y de destino no se con-
forma, siempre quiere y persigue más.
Tu tesoro es tu blanco, a donde apuntás, la meta que querés lograr, allí
está tu corazón y hacia allá debés enfocar tu fe.

…Cuando uno tiene un blanco correcto puede definir qué es


lo que va a aceptar y qué va a rechazar. Cuando sabés adonde
apuntás, vas a saber a qué decirle que “sí” y a que “no”, porque
no toda propuesta que llegue a tus manos te ayudará a alcanzar
el objetivo.

Cuando sabés tu blanco específico, sabés con


quién relacionarte.
Si tu objetivo no es claro, vas a hacer lo de siempre, lo conocido,
porque creés que es un buen camino pero recordá que lo que
hiciste siempre, no te ayudó a ganar lo que “sí” quisiste ganar
en la vida.
Aprendé a decir que “no” cuando quieras decir que “no” y
aprendé a decir que “sí” firme y seguro cuando quieras decir
que “sí”.
Cada vez que digas que “sí”, cuando querés decir que “no”,
es porque has dejado tu meta y has priorizado el propósito de
los otros antes que el tuyo, esa decisión debilitará tu fe. Y si no
sabés cuál es tu blanco serás un blanco fácil de manipular.

Tu fe tiene que estar orientada hacia el blanco


que querés conquistar.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Cuando te movés en fe, sabés hacia dónde caminar, y por ende,
sabés a quién elegir, con quién estar, en qué medio moverte.
Tenés que tener claro el objetivo en la vida, con quién juntarte;
con quién hablar; qué leer y qué no…

Fe es tener el objetivo a la vista.

216 217
54

Principio
FE ES DAR VALOR A LA PALABRA
DE DIOS

De todo lo que te rebaje, te menosprecie, aprendé a reírte, a no


valorarlo; aprendé a valorar solo las palabras de fe. Aprendé a
descalificar lo que te descalifica, a calificar lo que te califica y a
no esperar nada de nadie.

Necesitamos aprender a escuchar, y aprender a quién escu-


char y a quién no.
Y muchas veces, debemos aprender a reconocer las voces in-
teriores, nuestras propias voces que son quienes finalmente
terminan autoboicoteando todos nuestros proyectos. Veamos
qué voces son las que atentan permanentemente contra nuestra
palabra de fe:

1. La voz del “relacionista público”.

Supongamos que una persona quiere llevar adelante una em-

60 Principios de fe
presa, pero para comenzar con el proyecto tiene que dejar su
trabajo actual, debe tomar una decisión. Es un buen deseo, el de
“tener su propio emprendimiento” pero surge la duda de “si
le conviene o no dejar lo que hace”. Entonces se preguntará:
“¿Me arriesgo o no me arriesgo?” Ante esta situación esta voz
le hará pensar, le hará decidir entre dejar el trabajo y abocarse

219
#54 al emprendimiento o continuar con el trabajo y dejar de lado Por todo esto, hoy determinate a: #54
la nueva empresa. Este personaje cuida la imagen y reflexio-
na: “¿Cómo me veré en la nueva ocupación?, ¿podré soportar • Luchar con las voces exteriores e interiores.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


el emprendimiento?, ¿favorecerá mi imagen?, ¿lo hago o no lo • Cuidarte de la peor voz interna; el autoboicot.
hago…? Y lamentablemente esta voz se quedará solo en los
cuestionamientos. Nos hacemos tantas preguntas que no nos damos cuenta que
al hacerlo, estamos posponiendo nuestro futuro y nuestra feli-
2. La voz del “economista”. cidad.

Dirá: “Me parece que no conviene, ¡hay que desembolsar mu- Sólo vos administrá tu vida.
cho dinero! ¿Cómo haré para pagar el alquiler del local? ¿Y la
materia prima? No tenía esos gastos hasta ahora, ¿con qué voy Determiná que todo lo que te decidas a escuchar quitará las
a pagar?; ¿Y si no vendo? ¡No va a andar!” voces negativas que están dentro tuyo. Es hora de que termines
Esta voz me aconseja que me quede en el trabajo actual, que lo que estás haciendo porque al finalizar habrás pasado por un
no me conviene, pero por lo menos tengo un “sueldito” seguro proceso e irás por más.
todos los meses”. Josué 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no te-
mas ni desmayes porque yo Jehová, tu Dios, estaré contigo por donde
3. “La voz familiar”. quiera que vayas”. Y Josué estaba yendo a la tierra prometida.
Dios le quiso decir: No abandones porque estaré con vos don-
Me dice que debo agradar a todo el mundo, y siempre ven- dequiera que vayas. Hoy Dios te dice: “Tomá la decisión, no
drá con otra pregunta: “Ah! ¿Le preguntaste a tu mamá, a tu desmayes, no abandones porque si te mantenés firme vas cum-
esposo, a tu mujer, a tus hijos, a tus hermanos, qué tenés que plir tu gran sueño”.
hacer?”, “Y tu pareja, ¿está de acuerdo?”¡No te conviene!
Sólo escuchá a la voz que te alienta, la voz de la fe. Contestá
4. “La voz de la salud”. todas las preguntas desde tu posición, desde el lugar del hijo
de Dios, desde la fe.
Es el médico interno. “Conviene que deje este trabajo que me
demanda tantas horas, porque estoy muy cansado”. El nuevo Contestá todas las preguntas desde tu posición
emprendimiento es óptimo, trabajaré menos tiempo, estaré más de hijo de Dios.
con mi familia, podré dedicarme más a mi. Creo que es justo.

Imaginemos las cuatro voces hablando simultáneamente, es


60 Principios de fe

60 Principios de fe
para enloquecer y gritar: “¡Basta!”. Llegará un momento en
que no sabremos a quién obedecer, si a la economía, a la salud,
a las voces familiares…y es allí donde debemos detenernos y
decidir sólo creerle y escuchar a la voz de Dios, a la voz que te
dijo que lo ibas a alcanzar, a la voz que te habla de progreso, de
superación, de metas, de estima, de valor, de fe.
Fe es escuchar la voz de Dios.

220 221
55

Principio
FE ES ESTAR MOTIVADOS

D ios quiere verte bendecido y prosperado y quiere motivar-


te a que vos veas lo mismo para así poder automotivarte,
ya que la fe crece y se manifiesta por el poder de la visión.
El legalismo nos castró diciendo que “no imaginemos” porque
eso era de la “nueva era”. Y no es así, la “nueva era” nos lo
robó, porque la Biblia dice que “derramará su espíritu y ten-
drán visiones”.
Jesús fue motivado por una recompensa grande: nosotros. So-
mos la motivación del Señor. Él fue a la cruz porque se motivó
al vernos, y dijo: “Vale la pena.”

Para estar motivado debés tener un objetivo y es preciso que


te apasione. La pasión es el motor de la motivación. Con estos
ingredientes tenemos la receta para que ningún obstáculo nos
detenga...
Todos somos capaces de defender nuestros objetivos si prime-
ro los vemos cumplidos en nuestro interior.

60 Principios de fe
¡Y no dejaremos de luchar por nuestros sueños y dedicarles
todo el empeño necesario hasta lograrlos si estamos motivados
y apasionados!

¡Una buena motivación puede llevarnos a logros insospecha-


dos!

223
En cierta ocasión, un hombre fue invitado a cruzar un preci- cambiar, que estará a tu favor porque es la promesa de Dios.
#55 #55
picio existente entre dos edificios de cincuenta pisos a través Que nadie arranque de tu espíritu la motivación. Declará, ben-
de una cuerda de dos centímetros de ancho: -¡NO!- fue su res- decite.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


puesta inmediata-, claro que cambió de opinión rápidamente
cuando supo que su hijo de dos años lo esperaba del otro lado Dios no te dejará en esa situación, te sacará con sus carros de
a punto de caerse: -Lo haré sin dudas, afirmó. fuego y te elevará alto, en medio del dolor, de la angustia, y te
¿Cuál es la razón por la que una persona puede hacer cosas que llevará a lugares preciosos. Dios tiene un lugar grande, y allí
comúnmente no haría? Motivación. hay una fuente para darte de beber.
Esta motivación está basada en la visualización del sueño cum- Defendé tu motivación, arriesgate con la sabiduría de Dios y
plido, y la fe se encargará de aumentar esa motivación más y todo lo que hagas te saldrá bien.
más.
Fe y motivación = dinamita. El cielo está a tu favor, esa debe ser tu motivación.

Una persona con metas no tiene tiempo para pensar en enfer-


medades, porque su tiempo lo ocupará en pensar cómo cum-
plir su meta para alcanzar el sueño que Dios le dio. Y si la en-
fermedad llegara a su vida, la pasará rápido, porque aún tiene
mucho por conquistar. Eso es fe, eso es motivación.
Jesús nos da las fuerzas para seguir adelante. Sos la motivación
de Jesús.

Motivate cada día al levantarte. Cuando escuchás la Palabra de


Dios, crecés y también crece la motivación, porque la Palabra
cae y quebranta el círculo negativo que hay en tu vida.
Sólo la palabra de Dios te llena de fe para seguir adelante. Creé
en las palabras de fe que salen de tu boca; creé en vos, porque
Dios es fiel y estás hecho para producir.
Concentrate en el mover de Dios, en lo fortalecido que saldrás
de esta situación, y atravesá tus miedos con esa motivación.

No importa cuántas guerras se levanten en tu vida, Dios siem-


pre te dará la salida, no te va a dejar en medio de la crisis, vas a
salir porque Dios pelea la batalla por vos.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
La vida es tuya, es Gloriosa y Dios te la dio, mo-
tivate desde adentro.
Fe y motivación es dinamita que derriba
Usá la fe de que todo saldrá bien, que en algún momento todo todo obstáculo para que alcances tus
debe ponerse en orden, que todo tiene que ser distinto y va a sueños.

224 225
56

Principio
HE GUARDADO LA FE

2 Timoteo 4:7-8
“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.
Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará
el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos
los que aman su venida”.

Más grande es terminar algo que empezarlo. Tenés que decir


como Jesús: “Consumado es”; o como Pablo que le dijo a la
muerte: “He acabado la carrera, he guardado la fe, terminé
todo lo que Dios me dijo, así que me voy a vivir la otra etapa de
mi vida con el Señor para siempre”.
La gente de fe no empieza las cosas, las termina. Si empezaste a
orar por sanidad, orá hasta que Dios te sane; si Dios te dio un sue-
ño de prosperidad, no empieces a verlo, terminalo, llegá al final.
¿Cuántas cosas empezamos y las dejamos por la mitad? Segu-
ramente muchas porque no estuvimos determinados a llegar a
ver el objetivo cumplido.

60 Principios de fe
Desde nuestro ministerio no vamos a detenernos hasta ganar a
Buenos Aires para Jesucristo, a las naciones, hasta verte prós-
pero y bendecido.
El que llega a la meta es una persona activa y de fe, porque a la
acción, hay que ponerle fe.

227
No seas pasivo: Qué bueno va a ser escuchar al Señor decir: ¡Bien, buen siervo
#56 #56
El pasivo vive cansado de nada. fiel, has corrido la carrera, has dado todo, has guardado la fe,
El pasivo no se deja enseñar. vení y sentate a mi mesa!
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


El pasivo es llevado.
El pasivo se acepta como es….

Pero una persona de fe, es activa y llega a la meta.

Una persona de fe tiene expectativas y logros.


Se levanta temprano y se prepara.
Planifica el día con anticipación.
Da todo su esfuerzo.
Tiene una mente profesional que vive entrenándose para llegar
al objetivo.
Es dedicado y se diferencia del resto.
Es sabio, siempre sale del lugar donde nada sucede para ir al
lugar en donde sí las cosas pasan.
Tiene mente de superación, de herencia y de éxito…

Evaluá permanentemente si lo que estás haciendo te permite


llegar a la meta, trabajá sin pausa, con fluidez y si hacés algo,
dedicate por entero a eso y no te distraigas del objetivo.
Desarrollá una compulsión por concluir las tareas, poné en
práctica la sabiduría de cierre para terminar las cosas y no de-
jarlas por la mitad. Cuando concluyas algo que empezaste, ese
resultado te dará estima y seguridad en vos mismo. Necesitás
saber que cuanto más rápido te movés, más rápido termina-
rás y más rápido te sentirás bien. Tus pensamientos deben ser
nuevos cada mañana, cada día es un nuevo comienzo y cada
mañana estás un paso más cerca de la meta.

Las cosas no suceden solas porque simplemente las soñemos,


sino que se concretan cuando le ponés fe, acción y dinamismo
60 Principios de fe

60 Principios de fe
y nada ni nadie te distrae del objetivo. No te detengas, lo de
hoy ha sido bueno, pero lo que viene será mejor.
Esforzate un poco más, sé valiente, y vas a darte cuenta de que
cuando empieces a moverte todo lo que hagas va a tener resul-
tados sorprendentes.

Guarda la FE.

228 229
57

Principio
LA FE te define

D urante años la filosofía griega que se enseñó en los semi-


narios teológicos establecía que hay líderes y seguidores
de líderes; o líderes y laicos. Pero esto es falso. La Biblia nos
enseña que todos los hijos de Dios somos líderes y que todos
tenemos que soltar nuestro liderazgo e impartir la unción del
Señor a la gente que lo necesita.
Todos estamos llamados a ser líderes, campeones de la fe, por-
que todos provenimos del mismo Padre: Dios.

Un campeón es alguien lleno de fe.


Jesús dice: “Tened fe en Dios”. Literalmente es “tened la fe de
Dios”.
Dios tiene fe, todo lo que Dios hizo, lo hizo por fe. Dios es fe
y para ser un campeón, no solamente tenés que tener “fe en
Dios”, sino la “fe de Dios”; porque cuando tenés la fe de Dios
sos un campeón.

60 Principios de fe
Un campeón se llena de fe, porque sabe, piensa y
confiesa que “para el que cree todo es posible”.
Accionando la fe de Dios, entraremos en la ley de las posibili-
dades donde en Dios todo es posible.

231
Cuando decís “no puede ser”, es porque no tenés fe, porque Cuando David decía a su gente: vamos a tomar el arco, vamos
#57 #57
la fe te sumerge en la ley de las posibilidades: es posible estar a usar la honda, vamos a tomar el país, vamos a ser millonarios,
sano, es posible prosperar, es posible ser bendecido, porque Je- vamos a hacer un templo que va a valer millones (como salió
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


sús dijo: “Te he dicho que si crees... porque para el que cree el templo que hizo Salomón), para esa gente esas palabras eran
todo es posible”. imposibles, pero esa gente igual le creyó.
Dios no busca hombres que tengan conocimiento, Dios busca
¿No te he dicho que si crees verás la Gloria de hombres que le tengan un poco de fe, y digan Señor YO TE
VOY A SEGUIR A VOS.
Dios?
Vienen días emocionantes. Somos del equipo ganador, y todo
Creer es fe. lo que hagamos prosperará.
Si entrás en el mundo de las posibilidades, nunca más estarás
limitado por nada, reconocerás la realidad pero no la aceptarás,
lo que aceptarás son las promesas de Dios en su Palabra.
Un campeón se llena de fe, lo visualiza constantemente hasta
que se realice, porque el que lo ve lo posee. Por ejemplo, la
depresión no se irá hasta que no te visualizás sano. Antes te
iba mal porque los que fueron tu autoridad espiritual, nunca
te vieron bendecido. Nosotros podemos tener defectos pero te
vemos ungido, lleno de la gloria del Señor, y lo que ves, lo po-
seerás en el Nombre de Jesús.

Fe es verte como un campeón.


No te veas más como una mujer o un hombre débil, como una
víctima, sos un campeón, sos hijo de Dios y Él es el campeón de
los campeones. Cambiá cualquier imagen negativa que tengas
de vos mismo, rompé con maldiciones, con palabras de baja es-
tima, tenés que comenzar a verte como el hijo del Rey de Reyes
y Señor de Señores. Sos un campeón, gente de fe, no porque lo
decimos aquí, sino porque Dios nos creó a su imagen y Él es un
campeón.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Dios sanará tu estima y caminarás seguro sabien-
do que estás en el equipo ganador.
Tu cueva será cambiada en breve, no te detengas. Vas a ser un
valiente, hoy tal vez te preguntes: quién ¿yo?
¡Sí!…vos sos un campeón. Fe es verte como un campeón.

232 233
58

Principio
FE ES LIBERTAD

E l profeta Elías periódicamente pasaba por la casa de una


mujer, hasta que un día decidió entrar. Ella le preparó una
habitación para que él descansara y se estableciera.
La mujer le hizo un espacio a la Palabra de Dios, el profeta
se quedó en su casa y le dijo: “De aquí a un año abrazarás a un
hijo”.

Cuando le hacemos un lugar en el corazón, la Palabra prospera,


sana, activa los sueños, bendice. Le dijo: “Abrazarás un hijo” y
la mujer respondió: “Te estás burlando” (porque ya era de edad
avanzada).

La Palabra de fe siempre romperá tu molde mental, quebrará la estruc-


tura de lo que “se puede” y “no se puede”; no es un gatito para acari-
ciar sino un león que te despedazará. Te dirá: “Abrazarás tu sueño”,
“Lograrás lo que nunca habías alcanzado”.

60 Principios de fe
Hay palabras de Dios que se quedarán a vivir en tu corazón,
nuestra mente podrá estar cerrada, pero esa palabra romperá
todos los paradigmas que te habías formado. Te confirmará:
“Podés lograrlo, prosperar, ser un buen papá, superar el abuso
sexual, levantarte de la caída”.

235
La mente estará abierta o cerrada de acuerdo a “Diablo”, que significa: acusador, de falso testimonio, chismo-
#58 #58
so, crítico, mentiroso.
las palabras que hayamos recibido. Mateo dice: “El sembrador salió a sembrar (semilla-palabra) echó
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


la palabra, algunas cayeron entre espinos, otras al costado…y otras
Muchas veces Dios trae una palabra y no la creemos, decimos vino el diablo y las robó”.
“esto no es para mí”, porque en nuestra mente habrá cosas que Jesús entró al desierto y el diablo le dijo: “Si eres hijo de Dios, dí
cabrán y otras que no. (palabras)”
En los próximos meses Dios las cambiará con palabras de ben- Y Jesús le dijo: “No sólo de pan vivirá el hombre”.
dición, y de aquí a trescientos sesenta y cinco días habremos Satanás querrá robarte una Palabra con otra palabra.
abrazado el sueño. Él tiene poder en el infierno y lo único que puede hacer es sem-
brar en nuestra mente una palabra porque es ladrón y homici-
Aprendamos a ver con nuestros oídos. da.

Los cristianos miramos lo que oímos, pues la Palabra es para Hay gente que oyó una Palabra y mientras oía, otra palabra le
ver. robó: “Qué vas a prosperar”, “Si siempre te fue mal”, “Si no en-
“Todo lo podés en Cristo”, debemos vernos pudiendo; “Vas a tendés nada y tu familia está deshecha, nadie te quiso jamás”.
prosperar”, nos vemos prosperados. Pero hoy sabemos que todo es mentira, el diablo no tiene poder. Jesús
No veo lo que ven mis ojos sino lo que oigo de parte de Dios, es el único que tiene poder. La sangre de Cristo nos limpia de todo
eso es fe. pecado y estamos perdonados por Jesús.
“Fe es la certeza de lo que no se ve”. El problema no es el pecado sino la necesidad de que alguien
Somos gente de Palabra y vemos por los oídos, por la Palabra limpie las palabras equivocadas que nos dijeron.
declarada: “Dios suplirá todas mis necesidades conforme a sus ri- La sangre limpia el pecado y la Palabra de Dios todas aque-
quezas en gloria en Cristo Jesús”. llas palabras que nos ataron.
Veo lo que oigo, y todo lo que haga me saldrá bien, Dios no me hará Jesús les dijo: “¿No creéis en mis palabras…?”
faltar pan en mi casa, habrá aceite, y abundancia.

“Te estás burlando de mí”, le dijo la mujer, y el profeta no respon-


dió porque la Palabra le dinamitaría la cabeza.
Muchos fueron prosperados y al tiempo no recibieron nada
más, entonces dijeron: “Dios se ha olvidado de mí”. Es que re-
cibieron prosperidad pero, al no añadir más Palabra, su mente
hizo un retroceso y volvió a ser como antes.
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Dios nos da palabras y más palabras para adqui-
rir un lenguaje propio hasta romper todos nues-
tros esquemas.
En el Antiguo Testamento, se menciona al enemigo con el vo- “Conoceréis la verdad y la verdad os hará
cablo “Satanás” pero Jesús trajo una nueva revelación, lo llamó libres”.

236 237
59

Principio
LA FE DE DIOS ES BIEN FÁCIL

“Dios dijo y creyó”, “dijo y creyó”.


Hebreos dice: “Dios dijo sea la luz y creyó que se haría la luz”;
dijo “sean los peces, sea la tierra, dijo y creyó”.
Todo lo que confieses creélo y tendrás la fe de Dios.
Si decís “estoy sano por Cristo”, creelo.
Si decís “todo me saldrá bien”, creelo.

Cuando confesás y creés, entonces tenés la fe de Dios. Fe no es


negar la realidad.
El tema es que a mucha gente le cuesta confiar. Seguramente
si alguna vez te estafaron o hirieron o se aprovecharon de vos,
hayas cerrado la puerta y hayas dicho: “No voy a confiar en nadie
más”, “no quiero saber nada más con nadie”, “no voy a confiar más
porque no quiero que me lastimen ni volver a ser herido” y en ese
cerrar las puertas a los otros también lo hiciste con la fe. Y así es
como sin darnos cuenta generamos en nuestras vidas espacios
vacíos que nos hacen presa fácil de los manipuladores quienes
estudiarán tu área vulnerable para que les entregues todo lo

60 Principios de fe
que ellos necesitan de vos.

¿Cuál es tu necesidad hoy? ¿Estás carente de afectos, de finan-


zas? ¿Tenés problemas emocionales?
Si no trabajás en esa área y soltás fe, un manipulador vendrá a
decirte que te suplirá tu fe a cambio de algo.

239
• Aprendé a calmar tus emociones: esto no significa que las • No permitas que nadie te convierta en una persona negati-
#59 #59
elimines de tu vida, sino que no te llenes de ellas. va, soltá fe sobre tu vida.
• No permitas que nadie bloquee ni paralice tus sueños.
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


• Aprendé a vivir, a discernir: ya tenés la mente de Cristo, • No cedas el control de tu vida a nadie, y mucho menos tu
usala a tu favor. fe.
• Tenés dominio propio, voluntad, propósito y fe para mane-
• Aprendé a calmar tu cerebro emocional a través de tu cere- jar tu propia vida.
bro pensante: reflexioná cuidadosamente, preguntá, buscá in-
formación. Si nos engañaron fue porque no investigamos, nos Administrá lo que Dios te dio, seguí tu sueño, tu objetivo, tu
movimos emocionalmente y creímos todo lo que nos dijeron. fe y no dejes espacio vacío para que el enemigo lo use en tu
contra.
• No tengas miedo a preguntar: ¿Por qué querés hacer este
negocio conmigo? ¿Por qué no lo hiciste antes? ¿Por qué no pe- ¡La fe es sencilla, no la compliquemos!
diste el préstamo en el banco en lugar de pedírmelo a mí?

Muchas veces, las personas suelen decir que tuvieron fe, solta-
ron fe, pero igual fracasaron, ahora bien… ¿fe en qué?, ¿fe en
quién?

No permitas que nadie te apure, tomá tiempo y pensá en qué


estás dispuesto a soltar fe. Tenelo en claro, asesoráte. Actuá con
sabiduría y disfrutá de lo que Dios te dio, hacélo crecer.

Dice el Señor:
No permitas que nadie te quite la alegría, la paz,
la familia, las emociones porque todo es tuyo.
Y por último, no idealices a nadie. La idealización es como un
cuadro al que admirás, te dejás llevar por la emoción pero no
podés cambiar nada en él porque ya está terminado. De igual
manera nos pasa cuando idealizamos a una persona: “no pre-
guntamos”, “no nos asesoramos”...
60 Principios de fe

60 Principios de fe
Nadie tiene derecho a manipularte, ni a burlarse de vos. El sue-
ño de tu corazón fue dado por Dios, no renuncies. Sos el edi-
ficador y el constructor de tu propia vida. Las circunstancias
difíciles no pueden destruirte sino que deben ser flechas que se
disparen aún con más fuerza hacia el objetivo.
Fe es eficacia, resultados y sencillez.

240 241
60

Principio
LA FE RECONOCE EL PROBLEMA,
PERO NO LO ACEPTA COMO TAL

L a fe no acepta el problema como resultado final. Podemos


decir: “reconozco que estoy mal, que mi matrimonio está
en crisis, que tengo pruebas, pero no lo acepto. Acepto como
autoridad final lo que Dios me dijo y eso es lo que sucederá en
mi vida. Lo digo y lo creo”. Algunos lo dicen pero no lo creen,
y otros lo creen pero no lo dicen.

• Dios trabajará en tu declaración de fe y te levan-


tará a un nuevo nivel.
Muchas veces pensamos negativamente porque ya lo hemos
incorporado desde nuestra infancia, porque ese era el lenguaje
utilizado por nuestros padres y abuelos. Aquel que piensa en
negativo vive una depresión crónica. Al principio dice: “Soy
melancólico, es mi temperamento”, pero no se da cuenta de
que ya esos dichos y esa forma de relacionarse se convirtieron
en una costumbre.
“Con el tiempo se me va a ir”, pero el tiempo no cura las heri-
das sino que las anestesia y por ende las personas viven en una

60 Principios de fe
frustración constante.

• Dios te llamó para vivir de Gloria en Gloria y de


Poder en Poder.
Las personas dicen: “Me va a ir mal”, “no lo voy a lograr”,
“¡ojo! te van a hacer algo malo”, “te traicionarán”, “cuidado

243
con quién te juntás”. Y no se dan cuenta de que pensando de Cada nivel tiene un poder que se sumará al siguiente: el poder
#60 #60
esta manera no disfrutan de nada y sólo generan una perma- de lo que digo se suma al poder de lo que pienso y si lo sosten-
nente sensación de vacío y tristeza. go en el tiempo sumará más poder. Obtendré lo que es para mí,
Alejandra y Bernardo Stamateas

Alejandra y Bernardo Stamateas


Necesitamos saber que la negatividad es una lucha interior cuando piense, diga y sostenga en el tiempo la confesión de mis
en contra de la felicidad. Ser feliz es tu derecho, una promesa labios, la confesión de fe.
que te pertenece, tu herencia y Dios quiere que la experimen-
tes, no luches en su contra. Esta regla funciona tanto en bendición como en maldición.
Soltar un pensamiento es sembrar una semilla en el mundo es-
Aprendamos entonces cómo deshacernos de la frustración piritual y mantenerla en el tiempo, la hará realidad o no. No
constante y de la mentalidad negativa: son “ideas locas” ni “delirio de grandeza”; es la siembra en el
mundo espiritual que, regándola todos los días; Dios la dará
En primer lugar, rompamos la herencia familiar negativa que por la declaración de tu boca.
hemos incorporado a nuestra vida. Pensá a lo grande, positivamente, como Dios piensa y todo será
tuyo.
• Cortemos todas las maldiciones que se declararon en nuestro Tus palabras y pensamientos generan tu mundo: hoy estás en
círculo familiar y que hemos recibido como herencia para que el lugar que hablaste un día y mantuviste. Dios nunca te ve
no la reciban nuestros hijos. negativamente.
• No critiquemos a nadie, miremos sólo lo bueno, lo positivo,
porque criticar a los demás activa la autocrítica y el ser exigente En tercer lugar, rodeate de bendición.
con otros nos hará autoexigentes.
• Nos enseñaron que sufriendo lograríamos recibir lo que es- No importa que se burlen, sostené en el tiempo tus palabras de
tábamos esperando, pero no es así. Nacimos para ser felices y fe a pesar de la crisis. Hay gente que tiene miedo por eso dice:
recibir la bendición de Dios. “Confesé esto, y ahora me va a pasar algo”. El ataque vendrá
Pablo decía: “Algunos predican por envidia, otros por predicar si la confesión negativa permanece en el tiempo. Si el enemigo
a Cristo y me alegro, porque Cristo es predicado. No me intere- te ve seguro, y te escucha seguir confesando palabras de fe en
sa con qué astucia lo hacen, sólo que se predique de Cristo”. el tiempo a pesar de lo que pases, si seguís confesando victoria
Sé feliz, arriesgate a equivocarte, te puede ir mal en un negocio, pero y bendición, terminará fastidiado y alejado, y no querrá ni tole-
Dios te llevará de su mano hacia la victoria final. rará escucharte más.

En segundo lugar, cuidemos nuestros pensamientos. El secreto del éxito:


• No es protegerse de la gente para no ser lastimado,
• Seleccioná tus pensamientos. Dios es eterno y sus promesas • No es pensar de todo negativamente para no desilusionarse.
se cumplirán sí o sí; lo que Él piensa se mantiene en el tiempo y Si no controlás tu hablar, si callás cuando debés hablar y hablás
60 Principios de fe

60 Principios de fe
así es como debemos actuar. cuando debés callar; si no te defendés, no lograrás nada. Vida
En un discurso hay tres niveles: gloriosa es aprender a vivir, a hablar, a pensar y a sostener las
palabras gloriosas.
• lo que pienso,
• lo que digo Reemplazá:
• lo que sostengo en el tiempo. • Cada palabra negativa por una gloriosa,

244 245
#60 • Cada palabra de enfermedad o muerte por la de salud y
vida,
Para enviarnos tu consulta, comentario o sugerencia,
• Cada palabra de fracaso por victoria,
escribinos a:
Alejandra y Bernardo Stamateas

• Cada palabra de desilusión por ilusión en Jesucristo.


Declará con tu boca que saldrás del lugar pequeño para llegar
al espacioso. iglesia@presenciadedios.com

Señor Jesús, declaro con mi boca pensamientos de prosperidad y con- o visitá:


fieso que seré prosperado económicamente, que nada me faltará, que
tendré sobreabundancia, que no mendigaré nunca más, y cosecharé a
lo grande y tendré para dar. www.presenciadedios.com
www.alejandrastamateas.com
Dios te dio un potencial para hablar bien, mantenelo en el tiem-
po hasta que sea realidad. o contactá con nuestras oficinas en:

José Bonifacio 346


Capital Federal, CP 1424
Buenos Aires - Argentina
Tel: (54011) - 4923-0700
60 Principios de fe

Fe es pensar, decir y mantener en el


tiempo lo que Dios te dijo que iba a
hacer.
246
#61

Related Interests