You are on page 1of 5

Primeros Auxilios Básicos

Elaborado y adaptado por: Melissa Rodríguez Montero (Docente de Educación Preescolar- Año 2011)

¿Qué son los primeros auxilios?


Es la atención inmediata y temporal que se presta a
una persona que ha sido herida o que se enferma
repentinamente

Si la herida está sucia, hay que lavarla primero bajo el agua


fría del grifo.

Si sangra, elevar a ser posible la zona lesionada y hacer


presión sobre ella con gasas o con una bolsa de congelados o
Cortes y hielo envuelta en una toalla durante dos minutos o hasta que
cese la hemorragia. Si no se consigue contener en cinco o a lo
rasguños sumo 10 minutos, acudir a urgencias, sin dejar de comprimir
la herida.

Una vez que haya cesado la hemorragia, lavar con agua y


jabón y aclarar con agua fría.

Si la herida es profunda o sus bordes quedan separados,


puede ser preciso poner unos puntos de sutura o unas tiras
especiales para aproximarlos; esto debe hacerse antes de que
hayan transcurrido seis horas y hayan empezado a cicatrizar.

Cuando la herida es superficial y sus bordes están juntos, es


suficiente con poner un antiséptico como la clorhexidina, y
cubrirla con una gasa estéril, repitiendo la cura diariamente
hasta que se forme costra. Si no está en una zona de roce,
puede dejarse al aire y en todo caso, debe mantenerse
siempre seca.

El enrojecimiento, la hinchazón, el aumento de temperatura


en la zona o la aparición de pus son signos de infección.

Los pinchazos profundos pueden causar una lesión interna,


algo que debe descartar el pediatra.
1
Si más que un corte limpio parece una erosión y no se sabe
cómo se ha producido, debe valorarse la posibilidad de que se
Cualquier caída en un niño merece una consulta con el
pediatra y la visita se hace imprescindible si ha perdido el
conocimiento, aunque haya sido brevemente, y muy
aconsejable si se ha golpeado en la cabeza o el abdomen.

Aplicando lo antes posible hielo envuelto en plástico o una


bolsa de alimentos congelados en dos o tres tandas de diez
minutos separadas por otros diez, se minimizará la
Traumatismos
hemorragia y el consiguiente chichón.

Es normal que tras el sobresalto y el llanto provocado por una


caída, el niño se duerma; pero si presenta vómitos repetidos,
no deja de llorar o, por el contrario, se queda adormilado o
tan profundamente dormido que cuesta despertarle más de lo
habitual, se le debe llevar inmediatamente a urgencias.

Cuando tras un traumatismo se observa una deformidad o


determinados movimientos provocan el llanto del niño, es
posible que se haya producido una fractura; en ese caso, se
ha de inmovilizar lo mejor posible la zona afectada en la
postura que parezca menos dolorosa antes de transportarle al
hospital.

Si son de reducido tamaño y sólo han causado el enrojecimiento de la piel, basta con
aplicar compresas de agua fría durante diez minutos y poner luego una crema
hidratante normal. En cualquier otro caso, se debe consultar con el pediatra o acudir al
hospital, especialmente si la quemadura es extensa o ha afectado la cara, las manos,
los pies o la zona de los genitales.

Si se forman ampollas, es mejor procurar que no se rompan y esperar a que el médico


decida la mejor forma de tratar cada caso.

Nunca se deben utilizar ungüentos, pomadas, cremas, ni remedios caseros de ningún


tipo.
Quemaduras
En quemaduras importantes, después de quitar la ropa que pueda sacarse fácilmente
pero no la que haya quedado adherida, sumergir la zona en agua fría o ponerla bajo el
grifo y luego aplicar compresas empapadas con agua fría hasta que el niño sea
visitado, lo más pronto posible.

Si se hubiera encendido la ropa del bebé, hacerle rodar sobre el suelo o envolverle con
una manta para que las llamas se apaguen al faltarles oxígeno; pero nunca intentar
quitársela antes de que esté completamente apagada, pues eso avivaría el fuego.

Cuando la quemadura es muy extensa y grave, envolver al niño con una sábana limpia,
abrigarlo con una manta y salir urgentemente hacia el hospital, poniéndole compresas
frías durante el traslado.

En quemaduras causadas por sustancias químicas, quitar la ropa y lavar la zona con
abundante agua al menos durante veinte minutos, cubrirla con una gasa o una sábana
2
limpia y acudir a urgencias, sin olvidarse de llevar el envase o la etiqueta del producto
que la ha causado.
Lavar con agua y jabón y acudir al médico, puesto que
puede ser necesario utilizar antibióticos y ponerle una
inyección para prevenir el tétanos.

Mordeduras
de animales

Sacar al niño al aire libre y, si es necesario, iniciar la


reanimación cardiopulmonar, mientras se pide ayuda para
trasladarle al hospital.

Inhalación de
humo

Lavárselos inmediatamente con agua abundante antes de


llevarle a urgencias.

Quemaduras
oculares con
productos
químicos

3
Conviene tener presente que cuando un niño se intoxica
no siempre es bueno hacerle vomitar ni darle leche; lo
mejor es llevarle inmediatamente al hospital o telefonear
al Servicio de Información Toxicológica. Aunque su número
consta en los envases de numerosos productos de limpieza
para uso doméstico, conviene tenerlo en la agenda telefónica o
Intoxicaciones anotarlo en la puerta del botiquín.

En los últimos años, se viene divulgando un método para ayudar a expulsar de las vías
respiratorias cualquier cosa que las pueda haber obstruido, consistente en efectuar con el
puño una serie de compresiones rápidas en el centro del abdomen, justo por debajo de las
costillas. Esa técnica, conocida como "la maniobra de Heimlich" -por ser ese el apellido del
médico que la ideó- ha salvado muchas vidas, pero en niños menores de un año se efectúa
de otra forma. Sigue siendo más conveniente empezar por los clásicos golpes en la espalda,
si es que resultan imprescindibles, porque cuando un niño no consigue sacar lo que le ha
atragantado pero aún puede ir respirando, lo mejor es llevarle a urgencias.
Si el bebé no puede respirar o le cuesta muchísimo:
- Pedir ayuda para trasladarle al hospital más cercano.
- Inclinar al niño cabeza abajo en un ángulo de unos 45º, apoyado en el antebrazo y
sujetándolo bien por la barbilla, de modo que su cabeza quede más baja que el tronco pero
no flexionada, y en esta posición, darle cinco golpes entre la paletillas de la espalda con la
parte de la mano más cercana a la muñeca.
- Si con esto no expulsa lo que le ha atragantado, darle la vuelta para que quede con igual
inclinación, pero boca arriba y con la cabeza ladeada, y apretarle cinco veces en el centro del
pecho, un dedo por debajo del nivel de los pezones, con los dedos medio y anular. Lo que se Asfixia por
pretende con cada empujón es que el aire ascienda por la tráquea y despeje las vías
respiratorias.
- Si persiste la obstrucción, abrirle la boca poniendo el pulgar de una mano sobre su lengua y
atragantamiento
los otros dedos bajo la mandíbula para tratar de ver y sacar lo que le asfixia usando un dedo
como gancho. Ahora bien, no se debe intentar extraer nada que esté tan profundo que el
dedo no pueda pasar por debajo.
- Si no es posible sacarlo, intentar la respiración artificial.
- Repetir los golpes en la espalda y las compresiones en el pecho.

En niños de más edad: Recurre a la maniobra Heimlich. Colócate detrás del niño y pasa tus
brazos alrededor de su cintura con tu puño contra su estómago, entre el ombligo y las
costillas. No es recomendable en menores de 2 años.
Sujeta la mano empuñada con la otra mano y da cuatro apretones continuos hacia adentro y
hacia arriba (ajusta tu fuerza al tamaño del niño). Si el objeto no es expulsado, asegúrate de
que alguien más llame al 065, mientras continúas con las maniobras de desobstrucción.

4
REQUISITOS PARA UN BUEN BOTIQUÍN
 Evita guardar los medicamentos en el cuarto de baño o en un lugar caluroso, ya que la humedad y las altas

temperaturas alteran el material del botiquín.

 Renueva el material de curación conforme lo vayas ocupando.

 Incluye dentro de tu botiquín y coloca junto al teléfono los números de emergencia (ambulancias, Cruz Roja,

policía, bomberos).

 Si tienes dudas sobre el uso de instrumentos, material de curación y la conservación y caducidad de

medicamentos, asesórate con tu médico

 Gasas
 Compresas
 Vendas
 Esparadrapo
 Algodón
 Tiritas de diferente tamaño


Alcohol
Suero fisiológico fisiológico
Contenido
 Jabón
 Agua oxigenada
 Analgésicos: acido acetil salicílico, ibuprofeno, paracetamol...
 Sobres de suero oral
 Crema para picaduras e inflamaciones locales
 Antidiarreicos
 Antiespasmódicos
 Tijeras
 Pinzas
 Termómetro
 Guantes estériles
 Linterna

Referencias bibliogr ficas: á


http://bebe.consumer.es
http://revistadelconsumidor.gob.mx/?p=3870
http://www.saludalia.com