Historia de la Inserción de la Economía Dominicana en la Economía mundial

CIECA Santo Domingo, Republica Dominicana Febrero de 2006

INDICE  

 

HISTORIA DE LA INSERCION ECONOMÍCA DOMINICANA Años 60's y 70's: Los años 80's: Década de 1990's: LA POLÍTICA COMERCIAL DE LA REPUBLICA DOMINICANA PROCESOS DE NEGOCIACIÓN La ICC, CBERA, el CBPTA y el Acuerdo Multifibra  Acuerdo Multifibra Los compromisos ante la OMC  Acceso a mercado de bienes  Comercio de servicios y régimen de inversiones  Compromisos en materia de propiedad intelectual  Rectificación Técnica (RT) El activismo regional  Los Acuerdos de Libre Comercio Con Centroamérica y la CARICOM  La agenda multilateral en la OMC  El Acuerdo Comercial entre la UE-ACP ± Cotonú  Las negociaciones en el ALCA Del multilateralismo al bilateralismo.  Antecedentes DR-CAFTA  Hacia lograr la adhesión al CAFTA  Aspectos generales del US-DR-CAFA LA INSTITUCIONALIDAD DE LA POLÍTICA COMERCIAL

Inserción Económica. 

La inserción de la RD en la economía mundial ha estado determinada, en primer lugar, por las características del establecimiento y desarrollo del modo de producción capitalista y su evolución reciente, y en segundo lugar por los cambios en el contexto internacional.

La Globalización.. 

Las relaciones económicas internacionales se han transformado de forma sustancial durante los últimos 30 años. El término ³globalización´ ha sido acuñado para sintetizar la amalgama de transformaciones que han sufrido las economías del mundo, tanto en sus relaciones con el resto del mundo, como en sus estructuras y regímenes de políticas, sin que esto signifique un aumento de las transferencias comerciales internacionales sin precedentes. 

Aislamiento deliberado
Cabe destacar que durante varias décadas el país vivió un proceso de aislamiento deliberado con breves señales de cambio. El aislamiento se debió a un conjunto de circunstancias históricas que se prolongaron durante décadas y que concentraron la política exterior casi exclusivamente en los temas haitianos y en el seguimiento fiel de la política exterior de los Estados Unidos a fin de garantizar la relación económica existente, a la luz de una inserción caracterizada por la continuación del modelo agro exportador.  

Años 60's y 70's: 

La República Dominicana inició en los años 60's un proceso de transformación institucional y reforma económica que avanzó con muchas altas y bajas, en especial después de la década de los 70's. La reforma económica consistió en la implementación de adelantos técnicos, el surgimiento de nuevos pilares de motorización de la economía y el desarrollo de políticas para la liberalización, unido a la reducción del patrimonialismo que ha caracterizado al Estado dominicano. A finales de la década del 60¶s se comienzan a implementar políticas tendientes a desarrollar el Modelo Sustitutivo de Exportaciones que se basó en lograr un cierto grado de semiindustrialización y en darle prioridad al mercado interno.  

Los años 80's: 

La década se caracterizó como en los demás países de la región, por una situación difícil, la crisis de la deuda externa, el agotamiento del modelo ISI y la situación política y social. La inserción en la economía mundial aunque se modificó junto al cambio del aparato productivo, mantuvo un sesgo hacia la exportación agrícola. Posteriormente se trató de transferir la exportación de productos tradicionales, por productos no tradicionales como frutales. El experimento, sin embargo, no dio los resultados esperados. Los sectores turismo y zona franca tuvieron un impresionante crecimiento en la década de los años 80's, con tasas de crecimiento promedio anual superiores al 20% entre 1980-1989. Lo más importante es que a pesar de la inestabilidad la crisis indicó el camino sobre la necesidad de reconvertir la economía. Se iniciaron un conjunto de políticas de desarrollo que gestarían la transformación estructural a favor de los sectores transables, que sin duda alguna, con su profundización durante los 90's, han configurado el modelo económico y social de la actualidad.   

Década de 1990's:
Se desarrolla y consolida la forma actual de inserción en la economía mundial a través de los sectores terciarios. Las exportaciones de zonas francas y el turismo son los instrumentos predominantes de esta inserción. Se producen los mayores procesos de liberalización. Se realizaron una serie de reformas estructurales que impulsaron la liberalización y la apertura comercial, impulsando este modelo de inserción.
situación de crisis que se vivió hasta 1990 hizo que se implementara un programa de ajuste que daría inicio a las reformas que dicho modelo estaba requiriendo para su sostenibilidad. firmó el llamado Pacto de Solidaridad Económica, que estuvo encaminado a incidir en los desequilibrios monetarios y cambiarios. 
Se La

Las Reformas Estructurales 


La Reforma Arancelaria de 1990 Redujo los niveles arancel, las tarifas arancelarias se fijaron en tasas que iban de 5% a 35%, en comparación con las anteriores que eran de más de 200% en muchos casos. En 1997 se promulga la ley 150-97 que modifica parte de lo establecido en la reforma arancelaria del 1990. Esta ley establece un arancel cero para los insumos, equipos y maquinarias destinados a la agropecuaria y al sector textil. En 1998 el Poder Ejecutivo sometió al Congreso Nacional una nueva reforma arancelaria que simplificaría las tasas, que tenían amplia dispersión en (0%, 5%, 10% y 15 %. La tasa promedio se reduciría a 5.2%, cifra cercana a la de los demás países de la región.   



Reformas al Régimen Textil Desde 1990 con la ley 8-90 se le venían dando incentivos a las zonas francas. Como continuidad ya para el 1997, se promulgó un decreto que engloba a la industria textil local, como zonas francas. Reforma al Código Tributario Una de las reformas más importantes es la que modifica el sistema fiscal dominicano. Durante el 1992 se aprobó y promulgó un nuevo Código Tributario, cuyo objetivo central fue la ampliación de la base del cobro de los impuestos. . Se definen y aplican tres tipos de impuestos: Impuesto Sobre la Renta (ISR), Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) y el Impuesto a las Transferencias de Bienes industrializados y Servicios (ITBIS). En 1995, se aprobó la Ley 6-95 que aumentó las tasas del impuesto selectivo al consumo y estableció tasas iguales a los bienes locales e importados. Las tasas fueron 20 % para cervezas y cigarros, y 25 % para el Ron y bebidas destiladas. 

   



Código Laboral Dentro del mismo marco de reformas se aprobó un nuevo código laboral, Este código conjuga dos elementos: beneficios adicionales para los trabajadores y flexibilidad necesaria para la nueva estrategia del modelo Reforma a la Inversión Externa - Ley 16-95 En 1995 se aprobó la Ley 16-95 para reformar el Régimen de Inversión Extranjera, que entró en vigor en 1996. Liberalizó completamente el ingreso de la inversión extranjera. Rectificación Técnica a los Acuerdos del GATT Este procedimiento estableció un sistema de Arancel- Cuota a las importaciones de los principales productos agropecuarios. Se trata de una Rectificación Técnica presentada 1995 para limitar la importación de ocho productos agropecuarios considerados sensibles: arroz, habichuelas, maíz, carne de pollo, ajo, cebolla, azúcar y leche. 

 

 



Ley General de Telecomunicaciones 153-98. En el año 1998 se promulgó la ley 53-98. Esta ley constituye el marco para regular las telecomunicaciones en el país. Se establece el principio de libre acceso a las redes y servicios públicos de telecomunicaciones. Capitalización de la Empresa Pública 147-97 En 1997 se creo, la Ley General de Reforma de la Empresa Pública, que incorporo al sector privado en el manejo de varias empresas estatales Reforma al Régimen Exportador En el marco de promoción a las exportaciones en 1999 se aprobó un decreto de ventanilla única para las exportaciones. Además, se promulgó la ley de reactivación de fomento a las exportaciones. Ley sobre Prácticas Desleales al Comercio La Ley 01-02 sobre Prácticas Desleales al Comercio y Medidas de Salvaguardia que reglamenta la imposición de derechos compensatorios a las importaciones que son objeto de dumping o subsidios que puedan causar daño a una rama de producción nacional. Esta ley se aprobó en el 2002, es la primera legislación en materia de prácticas comerciales desleales. 

 

 

 



Reforma al Régimen de Regulación de la Competencia Esta ley regula el mercado, en materia de competencia, específicamente en temas como el monopolio, derechos de los consumidores, de la propiedad intelectual y normas antidumping,, entre otros aspectos relacionados. Pero hasta la fecha no ha habido grandes avances en esa materia. Ley de Fomento a las Exportaciones La Ley 84-99 se aprobó en 1999, de Reactivación y Fomento a las Exportaciones. Esta ley permite la compensación del pago del ITBIS, el ISR o algunos aranceles que se aplican sobre los insumos importados. Ley de Mercado de Valores La ley19-00, de mercado de valores del año 2000, creó el marco normativo para las transacciones de valores, 

 



Reformas posteriores a los 90's 


Reforma al Régimen de Derecho de Propiedad Industrial En el año 2000 se promulgaron la Ley 65-00 sobre Derechos de Autor, y la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial, para crear el régimen de protección a los derechos de propiedad intelectual. Refrendan plenamente los Acuerdos sobre Aspectos de los Derechos Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (ADPIC) del GATT, y castigan el uso no autorizado de producciones artísticas, y científicas, y de marcas, nombres y otros. Ley de Seguridad Social La ley 87-01 del 9 de mayo del 2001, crea el nuevo Sistema de Seguridad Social, que incluye las áreas de pensiones, salud y riesgos laborales. Dicho sistema es obligatorio para toda la población dominicana que tendrá que afiliarse en uno de tres regímenes: contributivo, subsidiado y contributivo-subsidiado. Ley Monetaria y Financiera En el 2002 se promulgó la Ley Monetaria y Financiera. Numero 183-02, que consigna la regulación del sistema monetario y Financiero del país. 



. 
 



Ley sobre Turismo La nueva Ley 158-01 del 2001, sustituye la antigua ley de incentivo turístico que sirvió de palanca de desarrollo del sector en décadas anteriores. Reintrodujo nuevos beneficios fiscales al sector, específicamente exenciones del Impuesto sobre la renta y una deducción del 50 por ciento de (ITBIS) a las empresas que inviertan en el sector en las regiones consignadas.

LA POLÍTICA COMERCIAL 

Desde finales de la década de los ochenta, la República Dominicana inició un profundo proceso de cambio en la intensidad y en las formas de vincularse al resto del mundo. Asimismo, en 1990 se inicio un proceso de liberalización del comercio exterior. Las reglas de acceso a mercados cambiaron y empezaron a ser reglamentadas en el ámbito multilateral en la OMC. Finalmente, la entrada de la República Dominicana al acuerdo de Lomé, abrió al país a un nuevo mundo de relaciones internacionales y muy particularmente hacia el Caribe, en la medida en que el nivel y la calidad de la cooperación europea dependen de la capacidad de negociación y concertación de posiciones comunes en el nivel regional y global.   

La Política Exterior en los 90¶s, paso del aislamiento al activismo regional, para posteriormente volver a una posición pasiva de bilateralismo. Pese a todo, el proceso de reformas dirigidas a la apertura comercial y a corregir el ³sesgo antiexportador´, si bien condujeron hacia una reestructuración de la economía en materia de liberalización y privatización, no han conducido a una expansión de las exportaciones de bienes en condiciones de ³mercado´. Se fue desarrollando una nueva superestructura institucional que ha condicionado la dinámica económica interna de los países. En efecto, los resultados de la Ronda Uruguay y la aparición de la OMC en 1995, junto con el posteriormente finado proceso del ALCA, y la formación de la Unión Europea, han creado un entorno donde los países se ven impulsados a ampliar su espacio económico a través de los acuerdos comerciales. En la segunda mitad de la década de los noventa se iniciaron negociaciones con CARICOM y con los países centroamericanos, se firmaron sendos TLC¶s con la región, posteriormente la entrada al grupo de Lomé en 1990.     

Finalmente, a principios del 2002, se produce un gran activismo en materia de negociaciones comerciales bilaterales, abandonando los escenarios multilaterales. Se modificó la posición negociadora en el ALCA, desde una postura activa en procura de construir alianzas regionales para lograr un trato especial y diferenciado para economías pequeñas, a una posición pasiva, de muy bajo perfil que busca mínimos niveles de confrontación con los Estados Unidos, además de hacer innumerables concesiones en el plano de la política internacional. Estos esfuerzos han obtenido como respuesta que en agosto del 2003, el gobierno de los EEUU notificara al Congreso la intención de incorporar a la RD a las negociaciones del CAFTA en una adhesión como muy poco margen de negociación.  

PROCESOS DE NEGOCIACIÓN 

La Iniciativa de la Cuenca del Caribe son un conjunto de medidas y acuerdos que otorgan preferencias comerciales al país a partir de 1983 mediante la "Ley de Recuperación Económica de la Cuenca del Caribe" (Caribbean Basin Economic Recovery Act - CBERA), la cual entró en vigencia el 1 de enero de 1984. La CBERA otorgó unilateralmente un tratamiento comercial preferencial para la mayoría de los productos exportados a EEUU, con la excepción de algunos productos (textiles y de vestido sujetos a otros acuerdos.) Posteriormente la CBTPA otorgó franquicia arancelaria libre de cuotas a las exportaciones de productos procedentes de la región de la Cuenca del Caribe equivalente al otorgado a los productos bajo el régimen del NAFTA, particularmente a los productos de vestido elaborados con telas regionales. La CBTPA finaliza en la fecha que sea más temprana entre el 30 de septiembre de 2008 o la fecha en que entre en vigencia el (ALCA) o un acuerdo de libre comercio similar entre los EEUU y los países beneficiarios de la CBTPA bilateral o multilateralmente.

La ICC, CBERA, el CBPTA y el Acuerdo Multifibra   

Acuerdo Multifibra 

El otro elemento fundamental para el desarrollo de las zonas francas fue la adopción del Acuerdo Multifibras (AMF), el cual se estableció en enero de 1974, prorrogándose en varias ocasiones hasta la Ronda de Uruguay cuando fue sustituido por el Acuerdo de Textiles y Vestido (ATV) de la OMC el 1 de enero de 1995, y que debe integrar plenamente al sector a la normativa de la OMC el 1 de enero del 2005.

Los compromisos ante la OMC 

Los compromisos en la OMC constituyen el marco general para el desempeño de la política comercial de la República Dominicana. En general, los compromisos son generales y específicos y abarcan: a) condiciones de acceso a mercado para bienes y servicios (en este último con implicaciones para el régimen de inversiones), b) un régimen de aspectos de propiedad intelectual relacionados con el comercio, y c) un régimen sobre prácticas comerciales desleales.   

Acceso a mercado de bienes 

‡ Trato de nación más favorecida (NMF). El NMF, Artículo I del acuerdo, significa que el trato más preferencial que cualquier país miembro le otorgue a otro país miembro en el comercio de cualquier mercancía deberá ser extendido al resto de los países miembros de la OMC. ‡ Trato Nacional (TN). Implica que las mercancías importadas desde una de las partes, una vez en el mercado doméstico, deberá recibir un tratamiento similar al de los productos de origen doméstico, de manera que la discriminación contra las importaciones deberán ser sólo en frontera. ‡ Transparencia. Todas las medidas que afectan al comercio internacional deberán ser dadas a conocer a público a través de medios de amplio acceso.   

‡ Consolidación de derechos de aduanas. Los países se comprometieron a no elevar los aranceles y otros derechos aduaneros por encima de un nivel declarado al momento de la firma del GATT 1994. Esto puso un techo a las restricciones arancelarias aplicables. ‡ Prohibición de restricciones cuantitativas. Las partes se comprometieron a no introducir nuevas restricciones no arancelarias al comercio, y a reemplazar de forma gradual sus medidas no arancelarias en arancelarias (³arancelización´). ‡ Negociaciones arancelarias. Las partes también se comprometieron a sostener negociaciones para una reducción progresiva de los aranceles en todo el universo de bienes. Como parte de los compromisos asumidos, la República Dominicana consolidó su arancel en un 40%, Este fue modificado posteriormente para el conjunto de bienes de origen agropecuario contenidos en la ³Rectificación Técnica´.   



Comercio de servicios y régimen de inversiones 

La República Dominicana se comprometió a cumplir con al menos cuatro disposiciones generales: ‡ Trato de nación más favorecida (NMF), lo que obliga al país a eliminar todas las discriminaciones entre suplidores extranjeros de servicios basadas en el país de origen, exceptuando en presencia de acuerdos de integración económica, en cuyo caso deberá cumplir con los requisitos para la excepción del tratamiento NMF según establece el artículo V del GATTS. ‡ Transparencia, que compromete al país a hacer de público conocimiento todas las leyes, reglamentos y disposiciones relacionadas con la provisión de servicios. ‡ Reconocimiento y autorización. Se establece que el país, además de notificar todas las medidas vigentes en materia de reconocimiento para la provisión de servicios, éstas no podrán discriminar entre países, y deberá dar la oportunidad a países que no tengan acuerdos de reconocimiento de adherirse a estos o negociar acuerdos similares. ‡ Pagos y transferencias. En aquellos sectores en los que el país haya asumido compromisos específicos, se prohíben la aplicación de restricciones a los pagos y transferencias internacionales de fondos relacionadas con transacciones corrientes.    

Compromisos en materia de propiedad intelectual 

Los acuerdos en materia de propiedad intelectual en el GATT surgen como resultado de unos esfuerzos por parte de los países desarrollados de reducir las pérdidas de sus empresas asociadas con el uso sin pago de patentes o derechos de explotación de ideas y tecnologías. Con la firma del Acuerdo sobre Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), se crea un régimen global de derechos de propiedad intelectual. El ADPIC clasifica estos derechos en dos: derechos de propiedad industrial y derechos de autor. Con la firma del ADPIC, la República Dominicana, junto con la mayoría de los países en desarrollo, renunció a utilizar un instrumento de promoción de la industrialización muy socorrido en la década de los sesenta y setenta, especialmente por los países de Sudeste de Asia, de copia y adaptación de ideas, diseños y de tecnologías, con el objetivo de elevar el nivel de productividad y competitividad del aparato productivo.   

Rectificación Técnica (RT) 

La RT surgió como consecuencia de la reacción de los sectores productivos del país, a partir de la consolidación de un arancel máximo de 40 % para todas las importaciones. Se procedió a utilizar uno de los mecanismos de protección permitidos en la OMC, dentro del marco de los acuerdos asumidos en la Ronda Uruguay del GATT. La solicitud de RT para Republica Dominicana condujo a una negociación bilateral con los Estados Unidos, como principal suplidor para siete productos y con Dinamarca y Holanda de la Unión Europea, y por Nueva Zelandia, para el caso de la leche en polvo.  

El activismo regional 

En 1996, el país tenía abierto a los menos tres frentes de negociaciones comerciales internacionales: ‡ las negociaciones para la renovación y cambio del acuerdo ACP-UE; ‡ el proceso ALCA que ya empezaba a tomar fuerza, y ‡ las negociaciones multilaterales en la OMC. Sin embargo, en contraste con lo antes mencionados cuyas dinámicas son exógenas, el país abrió dos nuevos frentes de negociación comercial: ‡ Centroamérica, con la propuesta de un acuerdo de libre comercio; y ‡ le CARICOM con la propuesta de un acuerdo de libre comercio.  

  



Los Acuerdos de Libre Comercio Con Centroamérica y la CARICOM 

Los procesos de negociación con Centroamérica y CARICOM se desarrollaron de forma relativamente acelerada. Incorporaron no sólo el comercio de bienes, sino también el comercio de servicios, aspectos de propiedad intelectual relacionados con el comercio, inversiones, mecanismos de solución de controversia, y un conjunto de aspectos técnicos relacionados con acceso a mercados tales como barreras técnicas al comercio. Por razones obvias, las partes más contenciosas de los acuerdos fueron los protocolos, los cuales incorporaron listas negativas (productos excluidos de los acuerdos), listas de desgravación arancelaria, listas de preferencia arancelaria, y listas de exclusión temporal de productos agrícolas.   

La importancia de estos acuerdos no reside tanto en los impactos en los flujos de comercio, sino en dos elementos: Primero, se constituyeron en la primera experiencia negociadora. Segundo, porque por primera vez, el país condicionó su política comercial a tratados internacionales que condicionaron el marco legal doméstico en materia de apertura comercial, especialmente en lo que tiene que ver con acceso a mercado de bienes. Aunque hay que aclarar que el primer acuerdo vinculante para el país fue el GATT 1994, pero los compromisos asumidos con su firma se ajustaron a la legislación doméstica, lo que no se tradujo en cambios importantes en el marco de políticas comerciales. 

 

La agenda multilateral en la OMC 

Una vez concluidas las negociaciones con Centroamérica y el Caribe, con la política de negociaciones comerciales se inició un cambio de dirección hacia las negociaciones multilaterales en la OMC y el ALCA. Adicionalmente, el país junto a otros países en desarrollo asumió posiciones más activas hacia los países desarrollados en el marco de las negociaciones en la OMC, especialmente encaminadas a condicionar cualquier ampliación de la cobertura de la OMC a la resolución de los problemas de aplicación de viejos temas, entre los que se encuentran al menos tres: ‡ Desequilibrios entre los derechos y las obligaciones contenidas en los acuerdos; ‡ Incumplimiento de las disposiciones sobre trato especial y diferenciado para los países en vías de desarrollo, las cuales se habían convertido en declaraciones de buenas intenciones; y ‡ Obligaciones incumplidas en materia de acceso a mercados para productos de interés de países en vías de desarrollo (Cuello, 2001.  

 

El Acuerdo Comercial entre la UE-ACP ± Cotonú
En Junio del 2000 la Unión Europea (UE) firmó un acuerdo de cooperación con el grupo de países de África, Caribe y Pacífico (ACP) conocido como el Acuerdo de Cotonú (antiguo Acuerdo de Lomé). Este crea el marco de cooperación de la UE para los 78 países ACP hasta el año 2020. Para lograr los objetivos definidos en el Acuerdo, los países de la UE y los ACP iniciarán negociaciones a través de los Acuerdos de Asociación Económica (AAE) en Septiembre 2002, las que se prevé finalicen en Diciembre 2007. Los AAE´s, están basados en cuatro principios: sociedad; integración regional, desarrollo, y compatibilidad con la OMC. Sin embargo, existen serias dudas en la habilidad de los AAE para contribuir al objetivo general de la cooperación ACP-UE: la erradicación de la pobreza. Ese proceso se ha reiniciado recientemente.  



Las negociaciones en el ALCA 

Por su alcance temático, por la profundidad que se pretendía, y por el avance alcanzado, el proceso de negociación más relevante hasta hace un tiempo era el del Acuerdo de Libre Comercio de Las Américas (ALCA), que está actualmente estancado. Dadas su profundidad y extensión, y dada la importancia del comercio hemisférico para la República Dominicana, el ALCA podía marcar las pautas a los demás procesos, ya sean aquellos que se desarrollen en paralelo al ALCA o ulteriores a éste. El proceso ALCA se sustentaba sobre una serie de principios, a saber: el proceso de negociación y los acuerdos deben ser congruentes con las normas de la OMC, el ALCA constituiría el marco general de negociación de acuerdos subregionales, y éstos se deben subordinar al ALCA, se reconocía la existencia de economías pequeñas y se tomarían en cuenta las diferencias de desarrollo. Así mismo, se reconocían las diferencias en el tamaño de las economías y la necesidad de reducir los costos de la transición, 

   

se homogenizarían las leyes comerciales internas con las del ALCA, el consenso constituía el principio fundamental para la toma de decisiones; en otras palabras, los 34 países deberían estar de acuerdo en cualquier decisión; las negociaciones eran simultáneas en todas las áreas temáticas; el inicio, la conducción y el resultado de las negociaciones SON PARTES de un compromiso único (single undertaking) que incluya los derechos y obligaciones mutuamente acordados; la interpretación de este principio es que nada está negociado hasta que se esté de acuerdo en todo; los ³países podrían negociar y adherirse al ALCA individualmente o como miembros de un grupo de integración subregional que negocie como unidad´. (Cumbre de las Américas Cuarta Reunión Ministerial De Comercio, San José, Costa Rica, 19 De Marzo de 1998, Declaración Conjunta. Anexo I) Actualmente el futuro de estas negociaciones es incierto, y su rumbo no es alentador.    

Del multilateralismo al bilateralismo
. 

La estrategia de negociaciones comerciales de la República Dominicana cambió bruscamente en mayo de 2002, moviendo el centro de gravedad de los acuerdos multilaterales (OMC, ALCA) a un acuerdo bilateral con los EEUU y centrando el eje protagónico de los sectores productivos casi exclusivamente en la necesidad de proteger a las zonas francas del acuerdo bilateral que negociaba Centroamérica con los EEUU. La intención de EEUU para explorar un acuerdo comercial con Centroamérica fue anunciada por el Presidente Bush el 16 de enero del 2002 y las negociaciones formales empezaron el 8 de enero del 2003, esperando concluirlas al final del 2003. En agosto de 2003, la oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) Robert Zoellick comunica al Congreso de los Estados Unidos la intención de la administración de adherir a la República Dominicana en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica  

Antecedentes DR-CAFTA 

El contexto en que Republica Dominicana se adhiere al US-DRCAFTA es adverso. Los países de Centroamérica ya habían negociado, y el país entró a adherirse a lo ya negociado. En sólo tres meses, después de sufrir importantes cambios en la política comercial, con amplias debilidades institucionales, y con un equipo de negociación poco experimentado y poco confiable, sin estudios de impacto o técnicos y bajo fuertes presiones del sector de maquila, RD solicita su entrada al CAFTA.. El Presidente de los Estados Unidos de América, George W. Bush anunció que su país exploraría la negociación de un Tratado de Libre Comercio con los países de Centroamérica con el objetivo de favorecer ³las reformas sociales y políticas´ de la región centroamericana. Los gobiernos de la región centroamericana como bloque, iniciaron así las pláticas para asegurar la participación plena de todos los países. Desde diciembre se comienza el proceso de intercambio de información, en lo fundamental a través de la realización de ³talleres técnicos´ entre los equipos de los organismos gubernamentales en todos los temas referentes a las negociaciones.    

En esa reacción tuvieron mucho peso los grupos de intereses más fuertes y con mayor capacidad de cabildeo de la región y del país, que son las zonas francas de exportación. Ante este escenario adverso el país se embarcó en un proceso no poco traumático de concesiones de soberanía, y subordinación de los otros objetivos para lograr la incorporación al acuerdo. Así el gobierno dominicano, buscando el favor de la Administración Bush rompió las alianzas regionales y globales. 

Hacia lograr la adhesión al CAFTA 

En agosto de 2003, ya cuando las negociaciones entre los Estados Unidos y Centroamérica entraban en la recta final, la Administración Bush, comunicó al Congreso en Washington su intención de adherir a la República Dominicana a las negociaciones del TLC con Centroamérica. Desde un principio se tenía previsto para el DR-CAFTA no circunscribirse a dar mayor estabilidad al marco regulatorio de las relaciones comerciales entre la región y los Estados Unidos, sino asegurar aspectos sociales, políticos y ambientales y sobre el tratamiento de algunos sectores cardinales de las economías signatarias. Se puede afirmar que la negociación de este Tratado es el resultado de múltiples intentos por consolidar las relaciones comerciales y las preferencias de acceso a mercado como el Sistema Generalizado de Preferencias-SGP, la Iniciativa de la Cuenca del Caribe-ICC y disminuir así las barreras que los Estados Unidos usan para limitar las importaciones de acceso restringido a su mercado, como textiles, etc. Todo esto obviamente se lograría con la amenaza latente para el estratégico sector agropecuario, cuyo escenario liberalizado permitiría la entrada de productos estadounidenses plenamente subsidiados.   

Aspectos generales del US-DR-CAFA 

El DR- CAFTA sigue la línea bilateral del NAFTA, y es el primer acuerdo norte-sur que hace énfasis en la reciprocidad subordinando el desarrollo económico al comercio, y debería ser todo lo contrario. Es un ³acuerdo comercial´, que introduce modificaciones importantes en las regulaciones comerciales, pero que va mas allá, modificando el marco institucional, e influyendo significativamente sobre la economía dominicana. US-DR-CAFTA es una gran modificación al marco institucional de las economías de la región centroamericana y de RD, ya que incluye normativas, regulaciones e implicaciones sobre normativas sobre una amplia gama de temas económicos, sociales, políticos, medioambientales, etc.  

LA INSTITUCIONALIDAD DE LA POLÍTICA COMERCIAL 

El diseño de la política comercial del país ha estado disperso en varias instancias. El diseño se ha estructurado en torno a las reformas arancelarias y a las negociaciones comerciales que se desarrollaron a lo largo de la década de los noventas. Al momento de iniciar las negociaciones con la CARICOM y con Centroamérica, el país no contaba con un marco institucional que estableciera responsabilidad en las negociaciones y no había negociadores. Esta debilidad es enmendada en parte cuando se crea la Comisión Nacional de Negociaciones Comerciales en febrero de 1997 constituida por las principales instituciones públicas relevantes al tema y ³se le encarga negociar los acuerdos comerciales´ con asiento en la Secretaria de Relaciones Exteriores. Inmediatamente se presentaron tensiones interinstitucionales con la Secretaría de Industria y Comercio, quien asumió el liderato de las negociaciones en el ALCA y con Centroamérica mientras que las negociaciones con CARICOM las coordinaba la Cancillería.   

Las negociaciones en la OMC eran responsabilidad del Secretariado Técnico de Presidencia, quien además fue designado el punto focal para las negociaciones de servicios. En 1999, el gobierno decide unificar las negociaciones en la Comisión Nacional de Negociaciones Comerciales (CNNC). Con ello se pretende unificar el mandato de negociación, a fin de garantizar la coherencia, evitar duplicación de esfuerzos, mejorar la eficacia y eficiencia. La CNNC queda así constituida como el eje institucional de las negociaciones con las funciones de identificar claramente los intereses nacionales de negociación, con amplio mandato, garantizando equilibrio entre los diversos intereses nacionales, además de velar por que las entidades competentes diseñen y ejecuten las reformas internas con la debida anticipación, previsión y gradualidad, para minimizar los costos de transición de la apertura. En agosto del 2000, se crea la Subsecretaría de Negociaciones Comerciales en la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores. Anteriormente, había un embajador con rango de Subsecretario de Estado. El decreto (702-00 del 4 de septiembre del 2002) reitera los términos del Decreto 74-99 que unifica en la CNNC todas las negociaciones bilaterales, multilaterales y regionales.    

En octubre de 2000 se emite un nuevo decreto (No. 1067-00), mediante el cual se le transfiere las negociaciones del ALCA a la Secretaría de Industria y Comercio. Mediante otro decreto del 23 de enero de 2001 (No. 123-010 crea un nuevo mecanismo, la Comisión Nacional de Comercio Exterior (CONACEX), que aunque no menciona directamente al CNNC, tiene las mismas funciones. . Esta entidad estaría presidida por el Secretario de Industria y Comercio, la Vicpresidencia recae en la Secretaría de Relaciones Exteriores, y participan otras secretarías de estado. Estas confrontaciones generaron un nuevo decreto en junio 2001 (No. 69001) que devuelve las negociaciones del ALCA a la CNNC, reafirma sus miembros y establece que la Secretaría de Relaciones Exteriores, en su calidad de Presidente de la CNNC, tendrá a su cargo las relaciones con la Organización Mundial del Comercio (OMC), con el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y con el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y los Estados ACP (Acuerdo de Cotonú) y además designará las delegaciones que deberán representar al país en las reuniones y eventos que correspondan a estas instituciones y deroga el decreto que crea el CONACEX.. Por otra parte, hubo un claro arreglo institucional en donde la Secretaría de Industria y Comercio era responsable de la administración de los acuerdos comerciales ya firmados y en vigencia (con Centroamérica y con la CARICOM), mientras que la CNNC era responsable de las negociaciones.    

En resumen, en pocos más de dos años la institucionalidad del proceso negociador ha cambiado unas 6 veces. Se inició con un decreto que nombraba a un subsecretario de negociaciones comerciales y reafirmaba el mandato de negociaciones del CNNC. En menos de dos meses, hay otro decreto que traspasa las negociaciones a la SEIC y otro que crea el CONACEX un órgano paralelo y con las mismas funciones que el CNNC. Unos meses después, en el marco de grandes tensiones interinstitucionales, las negociaciones vuelven a la Cancillería y al CNNC, reafirmando su liderazgo en todas las negociaciones comerciales, mientras que el centro de gravedad se situaba en las negociaciones multilaterales (ALCA y OMC). Una nueva crisis se crea, esta vez porque el objetivo estratégico de las negociaciones se mueve a un acuerdo bilateral con los EEUU, subordinando todos los otros objetivos y escenarios de negociación, quedando como responsable para alcanzar el mismo el Embajador Dominicano en Washington apoyado por la Secretaría de Industria y Comercio. Finalmente, esta última Secretaría desplaza a la Cancillería de las Negociaciones y se le asigna la responsabilidad de negociar con los EEUU. En los últimos años la responsabilidad institucional en la ejecución de la política comercial ha sido difusa, pues leyes, decretos y endosos presidenciales han sido sobrepuestos alterando la institucionalidad en las negociaciones, en la formulación y ejecución de la política comercial, fomentando la improvisación, creando tensiones y conflictos institucionales de diferentes niveles de intensidad, lo cual ha debilitado la coherencia en los objetivos y en el equipo técnico de negociadores, creando desorientación en los actores de la sociedad civil.  

MUCHAS GRACIAS

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful