You are on page 1of 7

Análisis de un hecho

de Opinión Pública
La credibilidad del INDEC
Nota de referencia

Diario La Mañana Neuquén

http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2010/6/27/70250.php

27.06.2010

Inflación: el INDEC, en otro planeta

Según relevamientos de la entidad de consumidores Adelco, los precios de la canasta


básica aumentaron hasta 11,8% en lo que va de mayo, un porcentaje mayor a la
medición oficial.

Los precios de los productos de la canasta de marcas líderes elaborada por la entidad de
consumidores Adelco subieron 11,8 por ciento promedio en lo que va de junio, mientras
que los de segundas marcas se incrementaron 8,9. Así, las mediciones de las entidades
de defensa del consumidor se siguen ubicando muy por encima de la estadística oficial
que informa el INDEC. Adelco verifica mensualmente la evolución de los precios de 22
productos para alimentación y seis de higiene, a través de dos canastas de compra: la de
marcas líderes y la de las más baratas encontradas en góndolas. Para la medición de
junio, el estudio tomó en cuenta los precios en supermercados e hipermercados entre el
27 de mayo y el 24 de junio. En los productos de marcas líderes, el valor de la canasta
subió de 225,72 a 252,40 pesos, determinando una variación de 11,82 por ciento. Los
cinco productos que más aumentaron fueron fideos secos (48,53 por ciento), papel
higiénico (34,56 por ciento), pollo seco sin menudos (29,93 por ciento), huevos (20,95
por ciento) y tomate redondo larga vida (19,48 por ciento). Los cinco productos que más
disminuyeron fueron zanahoria (-15,76 por ciento), papa (-10,74 por ciento), leche
entera en saché (-3,57 por ciento), queso port salut (-2,02 por ciento) y azúcar (-1,98
por ciento). En el caso del valor de la canasta integrada por los productos más baratos
de la góndola pasó de 192,52 a 209,78 pesos, determinando una variación porcentual de
8,97 por ciento. Los cinco productos que más aumentaron fueron pollo seco sin menudo
(29,93 por ciento), pan de jabón (26,29 por ciento), papel higiénico (19,67 por ciento),
tomate redondo larga vida (19,48 por ciento) y nalga cortada para milanesa (18,06 por
ciento). Los cinco productos que más disminuyeron fueron zanahoria (-15,76 por ciento),
arroz (-9,50 por ciento), galletitas saladas de agua (-4,36 por ciento), dentífrico (-4,31
por ciento) y harina de maíz (-3,79 por ciento). El incremento de precios acumulado por
la canasta de marcas líderes desde el 1 de enero de 2002 asciende a 458,27 por ciento,
pasando de 45,21 a 252,40 pesos. En tanto que el incremento de precios acumulados por
la canasta de marcas líderes desde el 25 de junio de 2009 al 24 de junio de 2010
asciende a 47,13 por ciento, pasando de 171,55 a 252,40 pesos.

2
Análisis

El hecho elegido es el relacionado con el INDEC, la opinión pública radica en si la


institución arroja datos verídicos o no, con respecto al proceso inflacionario de precios
en el país.

Considero que es un hecho de opinión pública, en primera instancia porque es un tema


que si bien tiene ya larga data sigue teniendo aún vigencia, sigue siendo algo actual,
produce interés en los ciudadanos y sigue formando parte de las agendas, tanto de los
medios como del común de la gente. La sociedad se preocupa por los precios, y se forma
una opinión con respecto a la veracidad de los datos que publica el INDEC de forma
oficial todos los meses, comparándolo con su propia situación personal y con lo que
escucha de otra personas y en los medios de comunicación.

Al mismo tiempo, podemos apoyarnos en distintas definiciones formales de la opinión


pública, para ver como entendemos en esta ocasión este fenómeno. Dice Marcelo
Caetano que “La opinión pública está constituida por los juicios compartidos por un gran
número de componentes de un determinado grupo social, de manera tal que un
individuo, al expresar algunos de estos juicios, tenga probabilidad de no verlo
rechazado”. Esta idea del rechazo propuesta por Caetano, nos lleva a la definición de
Noelle Neumann: “la opinión pública puede describirse como la opinión dominante que
obliga a la sumisión de actitud y de conducta, en cuanto amenaza al individuo disidente
con el aislamiento”. También podríamos apoyarnos en García Fajardo, cuando escribe
que la opinión pública “expresa un estado de conciencia expuesto al contagio social y,
por ende, susceptible de ser trabajado mediante el adecuado tratamiento de la noticia y
el recto uso de los medios”

Se eligieron estas tres definiciones en particular, porque hablan del rechazo social que
atraen las opiniones disidentes, o la opinión de las minorías, y del correcto uso de los
medios de comunicación en el tratamiento de temas de opinión pública. Creo que en
este caso se pueden ver ambas características. Si bien en toda formación de opinión
pública, existe la formación de mayorías y minorías, en este caso se podría llegar a
estudiar el efecto de la espiral del silencio planteada por Noelle Neumann, dado que la
minoría en este caso estaría representada por aquellas personas que aún tienen fe en el
INDEC y en los datos que arroja, mientras que la mayoría serían aquellos que piensan
3
que la institución intenta tapar una situación que podría resultar crítica para el
gobierno, de conocerse en forma oficial. La espiral del silencio se forma, en este caso,
porque la opinión mayoritaria se encuentra actualmente tan extendida en la sociedad,
que aquellos de opinión contraria no aparecen, no se justifican, no expresan sus
opiniones de forma libre. En el comienzo, cuando todavía no estaba formada la opinión
formalmente, existían opiniones divergentes, que se conocían tanto en los medios como
en el día a día de cada individuo. Hoy, con la opinión mayoritaria ya conformada y
establecida, no vemos a la minoría expresar su opinión de la misma forma. Y en este
punto es donde comienzan a jugar un importante papel los medios de comunicación de
masas, que han establecido este tema dentro de sus agendas, y que no son imparciales,
sino que (como puede verse en la nota de referencia) hacen juicios de valor acerca del
tema, expresando el punto de vista de la opinión mayoritaria. Resultaría interesante
investigar si esta opinión fue libremente conformada por los ciudadanos que tomaron un
punto de vista a partir de la información que obtuvieron sobre el tema, o si la opinión
mayoritaria fue tan apoyada por los medios que terminó convirtiéndose en opinión
pública.

Ahora bien, centrándonos en Monzón Arribas, el autor plantea que los elementos
constitutivos de la opinión pública son tres: las opiniones y actitudes, el público, y la
conciencia de colectividad. Antes que nada, el autor relaciona el concepto de opinión
con el de actitud, sobre todo cuando plantea que la opinión es una verbalización oral o
escrita, y que las actitudes son la disposición a responder verbal o corporalmente a una
situación. Desde esta concepción, el primer elemento de la opinión pública se ve
plasmado en este hecho, a partir del momento en que los ciudadanos comienzan a
exteriorizar su opinión, que pasa de ser una simple creencia a algo que expresan
verbalmente en todos los ámbitos de su vida. Con respecto al segundo elemento, dice
Monzón Arribas que “pública” se puede entender desde tres perspectivas: pública
referido al sujeto de la opinión pública, como aquella opinión que se exterioriza y llega
a los demás, y como aquella opinión que se dirige a los asuntos de interés público. De
nuevo, podemos ver que el hecho de opinión pública relacionado con el INDEC, cumple
con estas tres perspectivas, al ser una opinión exteriorizada por lo que se ha dado en
llamar “públicos” y que, a su vez, está dirigida a un tema de interés público general, el
bolsillo. Con respecto al tercer elemento, la conciencia de colectividad, podemos decir
que en un principio se vio más claramente la formación de mayorías y minorías con

4
respecto al tema, y sobre todo la mayoría tuvo una gran conciencia de colectividad,
reconociéndose a sí misma. La opinión pública, según el autor, se centra en aquellos
temas de actualidad que son opinables, conflictivos y controvertibles, y este tema en
particular ha cumplido con todas estas características.

Analizando este hecho de opinión pública desde el proceso de formación de la opinión


pública de Tonnies, K. Young, y Carlos Cossio, veremos que este tema no es aún un
hecho de opinión pública conformada.

Según Tonnies

Tonnies plantea que al presentarse ante el hombre un hecho que podría ser de opinión
pública, lo primero que se genera es un dato. Este dato está conformado por el
pensamiento de una persona en particular sobre un tema, es individual y se mantiene en
ese ámbito. En el momento en que la persona exterioriza ese pensamiento, deja de ser
un dato y pasa a convertirse en una opinión individual. La opinión individual supone un
juicio de valor sobre el hecho. La suma de opiniones individuales sobre un hecho llevará,
en un tiempo y lugar determinados, a la conformación de mayorías y minorías. Una vez
conformadas, se produce la toma de decisión acerca del hecho en cuestión, en donde se
afianza la opinión. Según Tonnies, la respuesta producida por esta toma de posición
puede ser una decisión o la formación de opinión pública, aunque no en todos los casos.

Dicho esto, podemos observar que en el hecho de opinión pública del INDEC, se
encuentran medianamente establecidas las mayorías y minorías (sobre todo
manipuladas, o mostradas por los medios de comunicación), pero no se ha llegado aún a
la toma de decisión sobre el hecho, por lo que podemos decir que no existe aún real
opinión pública. La toma de decisión se producirá en el momento en que oficialmente se
tome una posición con respecto al tema, y se haga efectivamente algo sobre esto. Según
la teoría de Tonnies, hasta que no se produzca una “sanción” formalizada por el poder
legislativo o ejecutivo, no existirá opinión pública.

Según Carlos Cossio

Cossio plantea la formación de la opinión pública como la génesis expansiva de un valor,


organizada en cuatro estratos: la creación original, que es la creación de un valor por
parte de una persona; la vocación intelectualizada, que se refleja cuando dos o más
personas se enamoran de ese valor y lo transmiten; la comprensión objetiva, que es el
5
verdadero lugar de la opinión pública, cuando un valor se convierte en algo vital, donde
hay emoción selectiva y ese valor es considerado como una verdad que provoca cambios
sociales en el presente; y la comprensión subjetiva, que tiene todas las características
de opinión del público (pasajera, circunstancial, emocional, subjetiva y sin historia).
Para Cossio la opinión pública tiene historia, está relacionada con la conciencia colectiva
de una sociedad. Esta conciencia histórica de la opinión pública es lo que hace a la
intersubjetividad, que se da de forma necesaria cuando existe verdadera opinión
pública. La intersubjetividad está conformada por las intuiciones semejantes que unen a
los miembros del público interesados en un valor determinado.

En el caso del INDEC, podemos ver que existe una comprensión subjetiva, por parte de
algunas personas; que hay una creación original en el momento en que este tema ingresó
y comenzó a tener vigencia en la agenda setting de los medios; existió una vocación
intelectualizada por parte de algunas personas interesadas por el tema, y por parte de
algunos miembros del gobierno que hicieron de este tema “su causa”. Pero aún no existe
una comprensión objetiva, el valor no se ha convertido en algo vital, no se siente pasión
de forma generalizada por él, y si bien creo que es un hecho que tiene historia y que se
encuentra relacionado con la conciencia histórica de la sociedad argentina, aún no es
algo que se considere de forma unánime como verdad, lo cual significa que no existe
consenso. Como consecuencia de esto, según Cossio, todavía no está conformada la
opinión pública para este valor particular.

Según K. Young

Young plantea que la opinión pública aparece cuando las costumbres y los sentimientos
que sustentan las opiniones sostenidas por un público, son puestos en cuestión, o cuando
surge un conflicto acerca de un valor.

El proceso de formación de la opinión pública según Young comienza con un tema que
plantea un problema, en este caso la veracidad de los datos arrojados por el INDEC. A
partir de este problema se buscarán las posibles soluciones a través de expertos (por
ejemplo, algunos miembros del gobierno), de individuos o grupos que investigan el hecho
(como lo ha hecho la oposición), o de crónicas, editoriales y comentarios en radio y
televisión. Estas soluciones o planes posibles llevan a la formación de apoyos y protestas
(como las producidas en diciembre de 2009, cuando en una protesta los manifestantes
intentaron tomar por la fuerza el edificio del organismo). Finalmente, a través de
6
conversaciones, discursos y debates se llega al consenso (por medio de encuestas, votos
y peticiones), donde se forman mayorías y minorías. Evidentemente, al igual que en el
análisis de la opinión pública según Cossio, este hecho no ha llegado aún al consenso, ni
se han registrado debates serios sobre el tema. El hecho se encuentra aún, creo, en la
etapa de posibles soluciones, donde comienzan a esbozarse las mayorías y minorías, pero
que, según esta teoría, no se encuentran aún conformadas. Por lo tanto, desde este
punto de vista, tampoco existe opinión pública.

Como podemos ver, si bien consideramos que el hecho analizado es un tema de opinión
pública, porque cumple con ciertas reglas y características antes mencionadas, porque
es un tema que tiene vigencia actual y que produce un interés general en los
ciudadanos, no está conformada la opinión pública real. Hay un aspecto en el cual las
tres teorías coinciden, y es que no se ha tomado una decisión, no se ha logrado un
mínimo de consenso que pueda llevar a que la opinión pública quedé realmente
esbozada. Influye mucho que el organismo en cuestión sea estatal, y que como tal, el
gobierno no pueda tomar una postura opuesta a la de, por un lado lo que se viene
esbozando como mayoría, y por el otro los medios de comunicación masiva, que han
tomado parte en este hecho. En una situación de este tipo entran en juego infinidad de
factores externos al hecho en sí, relacionados con la postura gubernamental, la
oposición al gobierno, la relación entre el gobierno y los medios de comunicación de
masas, y la manera en que la toma de una decisión o postura puede afectar la imagen
que el electorado tiene de sus actuales gobernantes. Es por estos factores que,
personalmente, no creo que este hecho llegue a verse conformado como opinión pública
real.