You are on page 1of 7

TÉCNICAS DE SUJECIÓN

Todos los lactantes y niños pequeños tienen necesidades fisiológicas y


psicológicas de estar en movimiento. Al igual que en el adulto, la inmovilidad
prolongada de los niños suele producir pérdida psicológica de la fuerza y
flexibilidad muscular. También puede afectar el funcionamiento fisiológico
del cuerpo en otras formas, como influyendo sobre el volumen respiratorio y
la circulación periférica.
Psicológicamente, los períodos prolongados de sujeción pueden producir
incapacidad del niño para desarrollar habilidades motoras y psicosociales
debido a la falta de contacto motor y sensorial con el medio circundante.
En enfermería, la sujeción de los niños es absolutamente necesaria a veces
para examinarlos, para facilitar los procedimientos de tratamiento y para
protegerlos del daño. Estas no deben utilizarse como un sustituto de la
observación de la enfermera.
Para impedir el impacto negativo sobre el niño puede llevar a cabo las
siguientes indicaciones:

* Debe explicarse la razón para aplicar una sujeción tanto al niño como a
los padres. Puede hacerse a un muñeco. El niño podrá comprender la
demostración con mayor facilidad que si es verbal.

* Mientras se aplica la sujeción, se debe hablar suavemente al niño para


dar estimulación y diversión. Aumenta el riesgo sensorial del niño y tiende a
aliviar la sensación de desamparo y soledad.

* Deben realizarse en forma efectiva, lo más flojas posible, para impedir


interferencias con las respiraciones y circulación, para que el niño se mueva
con seguridad.

* Debe utilizarse un almohadillado suficiente por debajo de las sujeciones


de los miembros para prevenir la irritación cutánea.

* Las ataduras deben fijarse al marco de la cuna para impedir la tracción


o lesión del niño cuando la barra de la cuna se levanta y desciende.

* Las sujeciones deben controlarse cada 15 a 30 minutos para determinar


si están logrando su propósito.
* Periódicamente, como mínimo cada 2 horas, debe quitarse al niño las
sujeciones, sostenerlo si es posible y jugar con él, para aumentar el
contacto corporal y el ingreso sensorial.

* Antes de volver a aplicar las sujeciones, debe cambiarse la posición del


niño para mejorar el funcionamiento fisiológico

TIPOS DE SUJECIONES

SUJECIÓN EN CHAQUETA: Para permanecer plano sobre la cama en


posición supina o para impedir que el niño se caiga de una silla alta, silla de
ruedas u otro transporte. La chaqueta se coloca con los cordones en el
dorso de modo que el niño no pueda alcanzarlos. El principal peligro es el de
estrangulamiento a través de la compresión cuando ésta se ha deslizado
fuera de lugar y rodeado el cuello de un niño.

SUJECIÓN CON BRAZALETE: Es un rectángulo de algodón de 25 cm de


largo por 12 cm de ancho, con divisiones donde se introducen abate lenguas
y una arista de 6 cm, que se dobla sobre la abertura de las divisiones. En uno
de los extremos laterales lleva tres pares de cintas largas que sirven para
fijarlo e impedir la flexión del miembro. Se utiliza para inmovilizar
articulaciones en niños postoperados, con venoclisis, etc.

INMOVILIZADOR CON SUJETADOR: Es una tira doble de algodón de 60


CMS de largo, por 8 a 10 cm de ancho aproximadamente. De los extremos
del tercio medio, salen cuatro bandas cortas que se colocan en forma de
brazalete en el miembro que se va a sujetar y en cada una de las esquinas
lleva cuatro tiras más delgadas que sirven para fijarlo a la base de la cuna.
Este se utiliza en pacientes con venocilisis, postoperados de circuncisión.
SUJECIÓN EN MOMIA: Para inmovilizar los brazos y piernas de un
lactante o niño pequeño durante un período breve de tiempo. Se emplea al
examinar o tratar la cabeza o cuello de un niño, cuando se va a realizar una
punción yugular, en caso de insertar una aguja en una vea del cuero
cabelludo o cuando se va a colocar una sonda gástrica o realizar un lavado
gástrico.

SUJECIÓN CON CHALECO: Es un chaleco de algodón, abierta por la parte


posterior, con cintas cortas dispuestas en pares y cuatro cintas largas a los
lados, los cuales se sujetan a la base de la cuna, por debajo del colchón. Está
indicado en postoperados y para brindar protección y seguridad.
SUJECIÓN DE CODO: Para sostener el codo en una posición extendida de
modo que el lactante no puede alcanzar el rostro. Es de especial importancia
en el caso de que haya tenido cirugía del rostro o cabeza, como la
reparación de un paladar hendido, eccema u otro trastorno cutáneo en el
área, o al tener colocada una aguja en una vena del cuero cabelludo. Es
importante cuando se utiliza este tipo de sujeción que el brazo del niño esté
cubierto con una manga de camisa larga para evitar la fricción contra la piel
desnuda.
SUJECIÓN DE EXTREMIDAD: Para inmovilizar una o más extremidades.
El equipo requerido es una tira de venda de gasa de 5 cm de ancho y 1.5 m
de longitud, más acolchado de algodón recubierto con gasa, cortar hasta 5
cm de ancho y lo suficientemente largo para rodear la muñeco o tobillo del
lactante. Para aplicar la sujeción, extender la tira de gasa fuera de la cama
con un extremo hacia el lado más cercano de ella. En la mitad de la Tira
hacer un 8. Colocar lazos de la sujeción alrededor del almohadillado en la
extremidad. Atar los extremos de la gasa al marco de la cuna. Debe ponerse
cuidado en impedir el corte de la circulación y n mantener la venda lo
suficientemente ajustada para que no se deslice sobre la mano o pie del
niño. Se controlará en los dedos de manos o pies de la extremidad sujetada,
la presencia de frialdad o palidez y se observará la piel debajo de la
sujeción buscando signos de irritación.

SUJECIÓN ABDOMINAL: Mantiene al lactante en posición supina sobre la


cama. No debe aplicarse en forma tan ajustada que se inhiban los
movimientos respiratorios. El punto más importante para recordar en el uso
de cualquier sujeción que se ata al marco de la cuna es el peligro que el niño
se enrede en las tiras, con posible sofocación o compromiso de la
circulación.

CUNA CON CÚPULA: Si un lactante o niño pequeño es capaz de trepar los


laterales de la cuna, puede utilizarse una red de cuna o una cúpula plástica
para mantener al niño seguro en la cama.

SUJECIÓN PARA VENOPUNTURA FEMORAL: El recién nacido es


acostado de espaldas y con las piernas abiertas a modo de rana. Se le
controlan y estabilizan las piernas, colocándole las manos en la zona de la
rodilla. Los genitales se cubren con un pañal para evitar la contaminación por
orina en el sitio de punción.
SUJECIÓN PARA PUNCIÓN LUMBAR: Se controlan las extremidades
inferiores con una sábana y se sostiene. El cuello y las rodillas quedan
flexionados.

SUJECIÓN DE SONDAS Y VENOCLISIS


Instalación de Venoclisis pediátrica: Son las maniobras que se realizan para
administrar directamente líquidos en una vena periférica, mediante la
introducción de una aguja o punzocat en la vena, a un paciente pediátrico.

Objetivos:
* Mantener una vena permeable.
* Restaurar el equilibrio de líquidos y electrolitos.
* Como fines de diagnóstico.
Principios:
* La punción de las paredes de la vena causa sangrado y puede producir
hematomas.
* La aplicación de ligadura ocasiona interrupción venosa y de ésta manera
se descienden y permite que la sangre fluya hacia el interior de la aguja.

Precauciones: No contaminar el equipo, No introducir aire al torrente


circulatorio y evitar desgarros en vena.

Procedimiento:
1. Verificar orden médica.
2. Lavarse las manos.
3. Preparar el equipo y la solución indicada:
a) Realizar aseo del tapón.
b) Introducir bayoneta en el orificio más grande.
c) Cerrar la llave de paso, colgarlo en el tripie.
d) Poner el cuentagotas a la mitad de solución.
e) Purgar el equipo.
f) Colocar el membrete a la solución.
g) Llevarlo a la unidad del paciente.
h) Identificar al paciente, aislarlo y ponerlo en posición cómoda.
i) Dar preparación psicológica, elegir la zona de punción.
j) Envolver la mitad del cuerpo del niño con una sabana.
k) Colocar el torniquete de 5 a 8 cm. arriba de la vena.
l) Calzarse los guantes.
m) Realizar asepsia del lugar, colocar el bisel a una altura de 30 grados.
n) Retirar la ligadura, introducir la bayoneta a la solución, sacando el
mandril de la piel.
Material y Equipo:
* Carro pastear con charola que contenga:
* Solución indicada y membrete.
* Jeringa con aguja.
* Equipo de venoclisis.
* Punzocat del 20, 22 y 24.
* Tripie, ligadura, tela adhesiva o micro poro.
* Torundas alcoholadas, tijeras, pluma, guantes.
* Medicamento indicado.

SUJECIÓN DE VENOCLISIS:

Son las maniobras que se realizan con el fin de evitar que el menor tenga
contacto con el catéter, para así evitar puncionar varias venas y evitarle
daño en la vena.

Principios:

* -El mantener bien sujetada la región canalizada, ayudará a mantener


venas permeables seguras.
* -La sujeción correcta de la Venoclisis evitará que se puncione varias
veces la vena y así desgarrarla.
* -El sujetar correctamente el lugar canalizado favorecerá a ahorrar el
mínimo tiempo y dedicárselo a los cuidados de mayor importancia.

Objetivos:

* Nos ayudará a mantener vena permeable segura.


* Evitará que se puncione varias veces la vena.
* Ayudará a dedicar cuidados de mayor importancia en el niño.

Precauciones:

* Utilizar el equipo y material correcto.


* Dar preparación psicológica al niño y mantenerlo sujeto en caso de
inquietud con una sábana a la mitad de su cuerpo.
* No dejarlo solo y vigilarlo constantemente.
* No colocar tela adhesiva en piel porque puede provocar lesiones, utilizar
micro poro.
* No colocar la sujeción en un lugar de fácil desprendimiento.
Equipo de Sujeción:

-Sábana limpia.
-Micro poro y tela adhesiva.
-Benjuí, tijeras, 1 vena elástica y una pluma.

Procedimiento:

a) Colocar la mano en un lugar plano y aplicar benjuí.


b) Colocar micro poro en catéter y posteriormente tela adhesiva.
c) Utilizar 2 corbatas de tela adhesiva de preferencia alrededor del
catéter.
d) Colocar la veda elástica alrededor de la mano del niño en forma
circular.
e) Regular el goteo y hacer las anotaciones en la hoja de enfermería.
f) Poner en la venda la hora, fecha, número de punzocat y las iniciales de
quien la puso.

SUJECIÓN DE SONDA NASOGÁSTRICA:


Son las maniobras que se realizan con el fin de mantener en su lugar la
sonda en los niños y así mejorar su salud mediante su uso adecuado.

Objetivos:
* Evitar la salida de la sonda y así evitar complicaciones.
* Mejorar su estado de salud.
* Proporcionar un medio para brindar atención adecuada.

Principios:
* Una buena sujeción favorecerá a prevenir la salida de la misma.
* La colocación adecuada de la sujeción ahorrando tiempo perdido.
* Si se coloca la sujeción correctamente en el lugar adecuado, evita la
salida de la misma e incrementa la salud del niño.

Precauciones:
* Colocar la sonda en lugares que no permitan el alcance de la misma para
el niño.
* No dejar solo al niño y vigilarlo constantemente, envolver al niño antes
de su colocación.
* Dar preparación psicológica del paciente.
Material y Equipo:
a) Benjuí, microporo y tela adhesiva.
b) Tijeras, pluma, torundas, guantes.
c) Tegaderm, sábana limpia.

Procedimiento:
1. Aplicar benjuí y colocar la sonda en la frente, colocando el tegaderm y
arriba la tela adhesiva o microporo en forma de cinta para sujetar la sonda,
colocar otra tela adhesiva encima de la anterior.
2. En caso de que el niño esté muy inquieto, colocarle una venda en la
frente.
3. Poner la fecha, hora y número de sonda, dejar cómodo al paciente.