´ ´ MECANICA CUANTICA

Jos´ A. Oller e
Departamento de F´ ısica Universidad de Murcia E-30071 Murcia

E–Mail: oller@um.es

´ Indice general
I La mec´nica cu´ntica y el proceso de medida a a
cu´ntica a . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

6
7 8 17 20 23 26 29 29 32 35 42 44

1. El proceso de medida y la interpretaci´n estad´ o ıstica de la mec´nica a 1.1. El experimento de Stern-Gerlach . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.2. Formalismo de la matriz densidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.2.1. Mec´nica estad´ a ıstica cu´ntica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a 1.3. Propiedades de coherencia de los estados que siguen a un experimento . 1.4. Interpretaci´n estad´ o ıstica de la mec´nica cu´ntica . . . . . . . . . . . . a a 2. Estados y observables. Descripciones equivalentes ´ 2.1. Algebra de la medida . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.2. Probabilidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.3. Vectores estado y operadores . . . . . . . . . . . . . 2.4. La relaci´n de incertidumbre . . . . . . . . . . . . . o 2.5. Descripciones equivalentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

II

Simetr´ ıas

50
51 51 55 57 61 66 66 69 74 74 79 79 85

3. Desplazamientos en el tiempo y ecuaciones de movimiento 3.1. El operador de evoluci´n temporal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 3.2. Im´genes de Schr¨dinger y Heisenberg . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a o 3.3. Imagen de Dirac o de interacci´n y la teor´ de perturbaciones dependiente del tiempo o ıa 3.4. Teor´ de perturbaciones independiente del tiempo . . . . . . . . . . . . . . . . . . ıa 4. Desplazamientos espaciales 4.1. El operador de traslaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4.2. Sistemas con an´logos cl´sicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a a 5. Invarianza de Galileo 5.1. Transformaciones de Galileo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6. Rotaciones y momento angular 6.1. Rotaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6.2. Autovalores y autoestados del momento angular . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2

6.3. Adici´n de momento angular . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 6.4. Matrices de rotaci´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 6.4.1. Descomposici´n del producto de matrices de rotaci´n o o 6.4.2. Relaci´n entre el grupo de rotaciones SO(3) y SU (2) o 6.5. Arm´nicos esf´ricos como matrices de rotaci´n . . . . . . . . o e o 6.6. Modelo oscilatorio de Schwinger para el momento angular . 6.6.1. F´rmula expl´ o ıcita para las matrices de rotaci´n . . . o 6.7. Integrales con matrices de rotaci´n . . . . . . . . . . . . . . o 6.8. Operadores tensoriales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6.8.1. Teorema de Wigner-Eckart. . . . . . . . . . . . . . . 6.9. Estados de helicidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7. Paridad 7.1. Paridad o inversi´n espacial . . . . . . . . . . . . . o 7.2. Reflexi´n en un plano . . . . . . . . . . . . . . . . o 7.3. Propiedades de paridad para autoestados de energ´ ıa 7.4. Reglas de selecci´n en multipolos el´ctricos . . . . o e 7.5. Reglas de selecci´n en multipolos magn´ticos . . . o e . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

88 94 96 97 99 101 103 105 108 110 112 115 115 119 121 121 124 127 127 128 132 133 137 137 141 144 145 146 147 148

8. Inversi´n temporal o 8.1. Inversi´n temporal en mec´nica cl´sica . . . . . . . . . . . . . . . . . o a a 8.2. Inversi´n temporal en mec´nica cu´ntica . . . . . . . . . . . . . . . . o a a 8.3. Operadores antiunitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8.4. Degeneraci´n de Kramers y otras consecuencias de inversi´n temporal o o

9. Part´ ıculas Id´nticas e 9.1. Permutaci´n como un operador de simetr´ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o ıa 9.2. Conexi´n esp´ o ın-estad´ ıstica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9.3. L´ ımite cl´sico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a 9.4. Propiedades de simetr´ de la combinaci´n de dos espines de part´ ıa o ıculas id´nticas e 9.5. Intercambio de los constituyentes al intercambiar dos part´ ıculas α . . . . . . . . 9.6. Emisi´n inducida de fotones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 9.7. Medidas de correlaciones de esp´ y desigualdades de Bell . . . . . . . . . . . . ın

III

Teor´ de Colisiones ıa
de . . . . . . . . colisi´n o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . y ligados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

153
154 154 158 163 167

10.Consideraciones fundamentales sobre estados 10.1. Movimiento libre de un tren de ondas . . . . 10.2. Forma integral de la ecuaci´n de Schr¨dinger . o o 10.3. Secci´n eficaz . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 10.4. Teorema optico . . . . . . . . . . . . . . . . . ´

3

11.M´todos aproximados e 11.1. La aproximaci´n de Born . . . . . . o 11.1.1. La serie de Born . . . . . . 11.2. La aproximaci´n eikonal . . . . . . o 11.2.1. La aproximaci´n semicl´sica o a 11.2.2. La aproximaci´n eikonal . . o

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .

169 169 173 174 174 177 182 182 186 189 190 191 194 196 199 202 204 207

12.Desarrollo en ondas parciales 12.1. Ondas esf´ricas de part´ e ıcula libre . . . . . . . . . . . 12.2. La ecuaci´n radial integral . . . . . . . . . . . . . . . o ( ) 12.2.1. C´lculo de Gk (r, r ) . . . . . . . . . . . . . . a 12.2.2. Desfasajes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12.2.3. Amplitud de colisi´n . . . . . . . . . . . . . . o 12.3. Forma asint´tica de las funciones de onda radiales . . o 12.4. Propiedades anal´ ıticas de las amplitudes de colisi´n . o 12.4.1. Dispersi´n resonante . . . . . . . . . . . . . . o 12.5. Desarrollo de alcance efectivo . . . . . . . . . . . . . 12.6. Colisiones con sistemas complejos . . . . . . . . . . . 12.7. Relaci´n con la aproximaci´n eikonal . . . . . . . . . o o

IV

Simetr´ de las amplitudes de colisi´n ıas o

209
210 210 213 214 216 218 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221 221 223 225 226 226 227 229 229 230

13.Ecuaci´n de Lippmann-Schwinger o 13.1. Matriz T de colisiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13.2. Matriz S de colisiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13.2.1. Unitariedad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14.Factores de forma 15.Simetr´ en las amplitudes de colisi´n. Part´ ıas o ıculas sin esp´ ın 16.Simetr´ en las amplitudes de colisi´n. Part´ ıas o ıculas con esp´ ın 16.1. Colisi´n de part´ o ıculas con esp´ . . . . . . . . . . . . . . . . . . ın 16.2. Transformaci´n de M bajo simetr´ o ıas . . . . . . . . . . . . . . . 16.2.1. F´rmula de balance detallado . . . . . . . . . . . . . . . o 16.2.2. Forma general de M para el caso de esp´ 1/2 . . . . . . ın 16.2.3. Imposici´n de simetr´ en el Hamiltoniano . . . . . . . o ıas 16.3. Polarizaci´n producida tras la colisi´n . . . . . . . . . . . . . . . o o 16.4. Dispersi´n de part´ o ıculas id´nticas . . . . . . . . . . . . . . . . . e 16.4.1. Bos´n-bos´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o o 16.4.2. Fermi´n-fermi´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o o

4

V

Colecci´n de problemas o

234
235 237 240 243 247

A. Primer bolet´ ın B. Segundo bolet´ ın C. Tercer bolet´ ın D. Cuarto bolet´ ın E. Quinto bolet´ ın

5

Parte I La mec´nica cu´ntica y el proceso de a a medida 6 .

El a a objeto cuyas propiedades queremos medir y el aparato utilizado para este prop´sito se tratar´n o a como un sistema din´mico cerrado interactuante. Esto nos permite determinar el momento magn´tico del sistema at´mico. Se ver´ m´s en a a detalle qu´ se entiende por medida y profundizaremos en el proceso de preparar un sistema en e un estado espec´ ıfico. En ultima estancia pretendemos ilustrar la cita de Bohr: “La imposibilidad ´ de cualquier distinci´n meridiana entre las propiedades de los sistemas at´micos y la interacci´n o o o con los instrumentos de medida que fijan las condiciones bajo las que aparecen los fen´menos”. a   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡   ¡                   | α> MEDIDA | λ> λ Figura 1.1: Proceso de medida indicado por el cuadrado rayado a partir del estado inicial |α . |λ representa un conjunto gen´rico de autoestados con los respectivos autovalores λ. Es por eso que debemos considerar c´mo un sistema at´mico n ´ e o o 7 . e As´ estudiaremos este proceso y verificaremos la consistencia del formalismo de la MC que ı interpreta el producto escalar de dos estados como amplitud de probabilidad. o Estudiaremos en detalle el experimento de Stern-Gerlach donde el sistema pasa por un campo magn´tico no homog´neo.Cap´ ıtulo 1 El proceso de medida y la interpretaci´n o estad´ ıstica de la mec´nica cu´ntica a a Aplicamos el formalismo de la mec´nica cu´ntica (MC) para describir el proceso de medida. e e e o T´ ıpicamente los campos aplicados var´ de forma despreciable sobre distancias del orden del ıan tama˜ o de los atomos o mol´culas.

As´ el t´rmino de energ´ cin´tica queda ı. definido como R = (m1 x1 + m2 x2 )/(m1 + m2 ) o y llamando M = m1 + m2 .2) Estudiamos primero el caso electrost´tico A = 0 y procedamos a separar las coordenadas del a CM y relativas teniendo en cuenta las expresiones (1. tenemos las siguientes igualdades: ∂R ∂ ∂r ∂ ∂ ∂ m1 ∂ = + + = . Teniendo en cuenta este resultado podemos expresar el Hamiltoniano (1. sumando sobre las part´ ıculas 1 y 2. e 1. El Hamiltoniano del sistema. la masa reducida de las dos part´ ıculas. ∂x1 ∂x1 ∂ R ∂x1 ∂r M ∂ R ∂r ∂R ∂ m2 ∂ ∂r ∂ ∂ ∂ = = . respectivamente. 2 H= i=1 1 p i − e i Ai 2mi 2 + e i Vi + U12 (r) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. m2 y cargas e1 . Tomemos un sise tema de dos part´ ıculas de masas m1 .1) donde Ai = A(xi ).4) sumando y restando QV (R). (1.2). es. Adem´s: e a P = −i ∂ ∂R ∂ .3) con µ = m1 m2 /M . (1.5) 8 . + − ∂x2 ∂x2 ∂ R ∂x2 ∂r M ∂ R ∂r (1. − 2m1 ∂x2 2m2 ∂x2 2M ∂ R2 2µ ∂r 2 1 2 2 (1. Este cap´ ıa ıtulo cumple a su vez con la finalidad de tener que considerar en los an´lisis que se exponen distintos aspectos a del curso pasado de F´sica Cu´ntica. (1. Oller e se comporta en un campo aplicado que var´ espacialmente de forma lenta. e2 . la masa total del sistema. Vi = V (xi ) y r = x1 − x2 . constituyendo un excelente campo de aplicaci´n de muchos ı a o de los conocimientos y t´cnicas aprendidos en el mismo. Introduciendo adem´s o a el vector de posici´n del centro de masas (CM) R. El experimento de Stern-Gerlach Sean A(x) y V (x) los potenciales electromagn´ticos aplicados externamente.1.1) como: 1 2 1 H= P + QV (R) + p 2 + U12 (r) + 2M 2µ 2 i=1 ei (Vi − V (R)) . e ıa e reducido a: − 2 2 2 ∂2 ∂2 ∂2 ∂2 − =− . el vector de posici´n relativa. con Q = e1 + e2 la carga el´ctrica total del sistema. p = −i ∂r .

1 2 P + QV (R) . ´ o As´ tomemos la soluci´n prueba: ı o 9 . En la expresi´n (1. (1. H1 (R) = 2µ H0 = (1.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. t) . x1 = R + M m1 x2 = R − r.10) deba de seguir siendo util a la hora de caracterizar la evoluci´n del sistema. R.9) con Ψ(r.10) de modo que el movimiento del CM viene descrito por un tren de ondas. de la separaci´n de o o niveles de energ´ de estados ligados por la presencia de un campo el´ctrico externo. t) = Φn (r)e−iEn t/ f (P )eiP R/ e−iP 2 t/2M d3 P . t) la funci´n de onda del sistema de las dos part´ o ıculas.8) Para el caso del atomo de Hidr´geno. (1. de modo que d er.7). los momentos del CM y relativos. respectivamente. As´ tenemos H = H 0 + H1 + o ıa o ı 2 O(r ). puesto que V es un campo e externo que s´lo var´ apreciablmente en distancias macrosc´picas. ∂t (1. e = e1 = −e2 y m2 ´ o m1 . Para E = 0. R. t) = HΨ(r. 2M 1 2 p + U12 (r) − d · E(R) . Oller e es decir. Como E(R) var´ muy lentamente para distancias t´ ıa ıpicas at´micas. el CM se mueve libremente como se sabe de F´sica Cu´ntica y as´ la soluci´n de la ı a ı o ecuaci´n (1. La interacci´n d · E presente en H1 es la responsable del efecto Stark. H0 o involucra unicamente coordenadas de CM mientras que H1 se escribe en t´rminos de coordenadas ´ e relativas y depende param´tricamente de R a trav´s de E(R).7) donde d es el momento dipolar el´ctrico de dos part´ e ıculas en el CM. es de esperar que la estruco tura de Ψ en (1. o o i ∂Ψ(r. O(r 2 ). esto es. R.6) r) − V (R) = M M donde se han despreciado t´rminos de orden r 2 y superiores. M (1. R. Teniendo en cuenta adem´s las iguala dades: m2 r. ıa e Tomemos la ecuaci´n de Schr¨dinger. ausencia de campo externo. V (x1 ) − V (R) = V (R + M M M m1 m1 V (x2 ) − V (R) = V (R − E(R) · r .9) para un estado estacionario Φn de H1 se puede escribir con toda generalidad como: o Ψ(r. M m2 m2 m2 r) − V (R) = r · V = − E(R) · r . e e El momento dipolar el´ctrico viene dado: e d= e 1 m2 − e 2 m1 r.

R) ∂t Φn (r. (1.12) Despreciamos ∂Φn (r. R) + H1 un (R. o a 10 .11) La funci´n Φn es una autofunci´n de H1 con autovalor En (R). o e De nuevo QV (R) + En (R) var´ muy lentamente sobre distancias at´micas e intuitivamente se ıa o concluye que la aproximaci´n cl´sica para el estudio de la trayectoria del CM es lo suficientemente o a precisa para nuestras necesidades presentes de determinar aproximadamente la localizaci´n del o tren de ondas del CM. t) + En (R)un (R. (1. R) . t)Φn (r. (1.14) donde se ha estimado la derivada como un momento t´ ıpico involucrado. R. R)i (1.13) frente a ∂un (R. (1. t) 3 Φn (r. R) ∂Ei (R) ∂Ei (R) ∂R . Para |∂Φn /∂ R| este momento se ha llamado q y es del orden de /L. que es una propiedad cu´ntica del sistema relativa a su o a estado interno. t)Φn (r. t) = H0 un (R. t)/∂ R. R) . R) H0 un (R. Recordemos que o e o E(R) es un campo el´ctrico externo que se grad´ a de acuerdo a aparatos macrosc´picos de forma e u o que var´ de forma despreciable sobre una longitud de onda de de Broglie. y ello nos va a permitir determinarlo a partir de medidas macrosc´picas. t): o ∂ un (R. As´ o o ı: ∂Φn /∂ R ∂un /∂ R ∼ q P /L = P PL 1. t) un (R. Oller e Ψ 0 = un (R. La fuerza responsable del movimiento del CM se deduce teniendo en cuenta que el Hamiltoniano que aparece en la ecuaci´n de Schr¨dinger para el CM (1. R) se conoce o como aproximaci´n adiab´tica y se emplea siempre que haya un conjunto de variables “lentas”. o o F =− ∂ ∂R QV (R) + En (R) .15) Es fundamental la aparici´n de En (R). R) ∂R = i=1 ∂Φn (r. H1 (R) − En (R) Φn (r. Es decir. t)Φn (r. siendo L la distancia macrosc´pica t´ o ıpica de variaci´n del campo el´ctrico externo E(R).12) es H 0 + En . o a a La aproximaci´n que hemos empleado para determinar Ψ(r. que depende param´tricamente de o o e R que s´lo entra en H1 a trav´s de E(R) y su dependencia es pues macrosc´pica. t) da lugar a un o movimiento macrosc´pico en R que depender´ de cu´les sean los valores de En (R). Argumentos de ordenes de magnitud indican que esta aproximaci´n es ´ o buena debido a la variaci´n macrosc´pica espacial de E(R). o con el transcurso del tiempo la funci´n de ondas del centro de masas un (R. t)Φn (r. Del sistema anterior de ıa ecuaciones podemos determinar la ecuaci´n diferencial satisfecha por un (R.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.

16) podemos distinguir el Hamiltoniano magn´tico. B e/2me B = . teniendo en cuenta (1. 4 2. Mostremos que e ıa en efecto se obtiene este resultado. a a a distancias macrosc´picas modificar´ esta trayectoria s´lo debido a que B =constante. o e Hmag : e2 e1 (1. Dado que B depende s´lo macrosc´picao o mente de la posici´n. n e a e ∼ B e1 Ba2 0 ∼ .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.20) con lo que resulta despreciable para campos magn´ticos de laboratorio.5 × 109 Gauss 0 0 (1. y no microsc´picamente. (1.19) mientras que t´ ıpicamente en los laboratorios B 105 Gauss y as´ el efecto Zeeman#1 s´lo afecta ı o d´bilmente a los niveles at´micos. o A nivel pr´ctico lo que hemos hecho no es muy relevante ya que la mayor´ de los sistemas en a ıa su estado fundamental son invariantes bajo paridad y.16) Tomemos en lo que sigue el gauge de Coulomb. en analog´ con el caso electrost´tico. el valor esperado de d es 0 en dicho estado.6 × 109 Gauss (1. Hagamos a continuaci´n una estimaci´n de ordenes de magnitud del t´rmino lineal en B con o o ´ e respecto a los niveles de energ´ t´ ıa ıpicos para el atomo de Hidr´geno. De hecho ya o a o sabemos de f´ ısica cl´sica y.17) 2 Con lo que en el Hamiltoniano de la ecuaci´n (1. e e Consideremos as´ el experimento de Stern-Gerlach. e Volvamos de nuevo a nuestro sistema de dos part´ ıculas. Recordemos que 1 Tesla=10 4 ´ o −12 Gauss y que el radio de Bohr a0 ∼ 10 cm. En el fondo es un problema de separaci´n de escalas.17): e #1 Separaci´n de los niveles en un atomo debido a la presencia de un campo magn´tico externo. Es mucho m´s importante considerar el momento dipolar magn´tico a trav´s de un a e e campo magn´tico no homog´neo.16). que corresponden en nuestro a ejemplo a r. cu´les deben ser sus ecuaciones a ıa a a de movimiento: la fuerza de Lorentz + el nuevo t´rmino de la energ´ interna. El CM se mover´ semicl´sicamente y. o ´ e 11 . A = 0. para sistemas neutros. Sea el Hamilı toniano de una sola part´ ıcula de masa m1 y carga e1 : H= 1 2 e2 1 e1 (p1 − e1 A)2 = p1 + 1 A2 − (p1 · A + A · p1 ) . frente a otras “r´pidas”. lo tomaremos constante en el Hamiltoniano H 1 que o o rige los grados de libertad internos. 2 /4π a e 2. Oller e que en nuestro ejemplo corresponden a R. as´ que p1 A = Ap1 . Para un campo ı magn´tico uniforme podemos tomar: e 1 A= B×r . para el que V = 0 y A = 0. Sumando para dos part´ ıculas el Hamiltoniano (1. e o Consideremos ahora el tama˜ o relativo del t´rmino cuadr´tico respecto del t´rmino lineal. tenemos para el caso de un campo magn´tico externo. 2m1 2m1 2m1 2m1 (1. Hmag = − 2m1 8m1 que se anula para B = 0.18) B + 1 (B × r)2 . por tanto.

Teniendo en cuenta las igualdades siguientes a que se derivan directamente de las formulas (1. R. t)Φn (r. como en el atomo de Hidr´geno. tomemos la soluci´n: o a o Ψ(r. En esta expresi´n i es el e a o momento angular orbital de la part´ ıcula i-´sima. junto con P 2 /2M .23) obtenemos la siguiente expresi´n para el Hamiltoniano “interno” H1 . 2m1 L. R) . (1. e1 + e2 = 0. e − e1 B(R) e1 B(R) R×p− r×P .28) En principio H0 = H − H1 debiera contener.26) Procedamos an´logamente al caso electrost´tico y siguiendo el esquema desarrollado anteriormente a a correspondiente a la aproximaci´n adiab´tica.11). por e lo tanto el CM no tendr´ fuerza externa de Lorentz. p1 = M m2 p2 = P −p . 2µ (1. (1.27) como en (1.22) M se concluye que: Hmag = − e1 B(R) 2M m2 m1 − m1 m2 L− e1 B(R) e1 B(R) R×p− r×P .21) despreciando los t´rminos cuadr´ticos en B como ya se ha discutido. ´ o M (1.12): a o i ∂un (R.24) m2 . que s´lo depende de r. R) . el t´rmino.29) . t) 0 = un (R. p y param´tricamente de R: o o e H1 (R) = donde M es el momento magn´tico: e M= Si m1 e1 2M m2 m1 − m1 m2 e1 L. Tomemos un sistema neutro. (1. 2µ 2M (1. H1 (R) − En (R) Φn (r. 2µ 2M 12 (1. (1. Oller e Hmag = − B(R) 2 e1 m1 1 + e2 m2 2 . R) o o o an´loga a la ecuaci´n (1.25) 1 2 p + U12 (r) − B(R) · M . De (1. (1. t) .23) siendo L = r×p el momento angular orbital del sistema en el CM. Llegamos a la siguiente ecuaci´n de Schr¨dinger para la funci´n del CM u n (r.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. t) ∂t H0 + En (R) un (R.2): m1 P +p .

23). 1 2 p + U12 (r) = 0 . dt ∂R H0 = Expl´ ıcitamente Φn (r. φ). No obstante. en este caso la dependencia de Φn (r. Es util escribir la energ´ como: ıa o ´ ıa 0 En m (R) = En − µ0 mB(R) .30) De nuevo. su velocidad var´ sobre distancias macrosc´picas aunque la aceleraci´n dependa ıa o o 13 . R) . 2µ (1. Por o otra parte. la proyecci´n ı. y su m´dulo es igual al magnet´n de Bohr si la part´ o o ıcula en cuesti´n es o un electr´n. debido a la rapidez de los movimientos at´micos en comparaci´n o o con los macrosc´picos. Oller e presente en (1. L2 y de L ≡ L · B/|B|. a o del momento angular orbital sobre el vector B. De este modo es directo comprobar que: L · B. que s´lo o ´ dependa del m´dulo de r. (1. µ0 = e1 /2m1 . = µ0 m dt2 ∂R (1. (1.35) con lo que la aceleraci´n que act´ a sobre el CM da lugar a un movimiento macrosc´pico del o u o mismo. L2 = 0 . L · B. da lugar a la siguiente aceleraci´n en el movimiento del CM: o M d2 R ∂B(R) . H1 = 0 . p y r se promedian a cero y (1. Un caso t´ ıpico es que U12 (r) = U12 (|r|). que volvemos a reiterar que se trata de una dependencia macrosc´pica. Por lo tanto. tal que. 2µ (1. Esta ser´ una convenci´n o a a o habitual. Dichas autofunciones las podemos designar por Rn (r)Y m (θ. los m´dulos de los vectores se designar´n por la misma letra que indica el vector pero o a sin la flecha. de acuerdo a (1.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.29) puede ser despreciado a la hora de o estudiar el movimiento del CM. o El sub´ ındice n en Φn (r.30).34) 0 ıa e donde En es la energ´ en ausencia de campo magn´tico. s´lo queda la contribuci´n de En (R) al potencial o o final que sufre el CM con: 1 2 P . φ) . R) = En (R)Φn (r. L · B. que satisfacen: µ0 B(R)L Rn (r)Y m (θ. que en adelante designaremos sin m´s r.31) (1. La dependencia en R de En m . φ) = µ0 B(R) mRn (r)Y m (θ. R) satisface: 1 2 p + U12 (r) − µ0 L · B(R) Φn (r. 2m ∂En (R) d2 R M 2 = − . es decir.33) con lo que la autoenerg´ En m (R) depende del autovalor de L y del campo magn´tico B(R) que ıa e var´ macrosc´picamente con R.32) As´ se pueden buscar autofunciones simult´neas [1] de H1 . R) hace referencia a un conjunto completo de observables que caracterizan el estado interno del sistema. R) respecto de R es param´trica debido a la e dependencia de B.

Detallemos estas afirmaciones en ecuaciones. a del estado interno del sistema y ´ste es el punto fundamental. R)|2 = 1 . t)|2 = 1 . Esto se e o indica en la figura 1. R) = δm. R. En la figura 1. algo muy importante ha ocurrido. De este modo.2 en el panel de la derecha donde se han realizado orificios para dejar pasar selectivamente los haces con m diferentes. ver la f´rmula (1. No o obstante. t) del tipo (1. ya que cada tren de ondas final um (R. t)Φn (r. no dependen de R ni tampoco las Φn . t)Φn (r) → un (R. m 14 . designadas a ıas gen´ricamente por En . Oller e z m y m’ m=0 placements x Fuente Colimador Im´n a Pantalla con orificios Filtro Figura 1. (1.2 se representa e esquem´ticamente el proceso de un dispositivo de Stern-Gerlach: a Al principio el CM se mueve sin influencia del im´n ya que las energ´ internas.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.35). Los distintos elementos est´n indicados en la figura. Todas las funciones de onda est´n normalizadas a uno: a d3 rΦ∗ (r. m d3 R|um (R. t)Φm (r.37) Para tiempos posteriores. t)Φm (r. d3 R d3 r |um (R. Las part´ ıculas se mueven de izquierda a derecha. t) m Cm e−iEm t/ Φm (r) . Hemos designado por u0 (R.2: Experimento de Stern-Gerlach. Luego el CM pasa por el im´n e a con lo que tenemos la transici´n u0 (R. podemos o distinguir entre distintos momentos magn´ticos internos del sistema. R) . t) el tren de ondas a libres inicial correspondiente al movimiento del CM. la linealidad de la ecuaci´n de ondas implica: o Ψ0 (t) → Ψ(t) = Cm um (R.10): Ψ0 (t) = u0 (R.2. t) es diferente de cero en una regi´n Vm (t) que no se solapa con Vm (t) para m = m. A la o izquierda del im´n B = 0 y tenemos como funci´n de onda gen´rica del sistema una superposici´n a o e o lineal de las funciones de onda Ψ(r. (1.36) Sigamos la evoluci´n del tren de ondas siguiendo el esquema indicado en la figura 1. R)Φm (r. Cuando se pasa totalmente por el im´n de a nuevo el movimiento macrosc´pico del CM y el interno se desacoplan y tenemos un (R. R) y el movimiento del CM se ve o afectado por el estado cu´ntico interno del sistema. t)Φn (r).m .

(1. e A la derecha del im´n.39) Teniendo en cuenta que um (R.40) m Vm (t) Se ha empleado que um (R.43) . R. e a Ψ(t) = n Cm um (R.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. R)|2 . t)| = Vm (t) 3 2 dR 3 dr m 3 Cm um (R. a |Cm |2 = 1 . resulta: a o W (r. Vemos que es la probabilidad de que el momento magn´tico sea µ0 m para un conjunto de sistemas cuyo e estado viene dado por m Cm Φm y por lo tanto. t)Φm (r). t) representan trenes de ondas localizados para el movimiento del CM y dado que Vm (t) Vm (t) = ∅ para m = m . t)Φm (r) .38) Queda establecida pues una correlaci´n entre el movimiento del CM y el estado interno del o sistema. t)Φm (r. t) = m |Cm |2 |Φm (r)|2 . e |Cm |2 d3 R |um (R. Haciendo uso de nuevo de la interpretaci´n del m´dulo al cuadrado de la funci´n de onda como distribuci´n de probabilidad de o o o o presencia espacial. t) est´ localizada en Vm (t). ´ tiene un momento magn´tico µ0 m y por lo tanto est´ en el estado interno Φm . R. tras pasar por el im´n. t)| en el instante de tiempo t sobre la regi´n Vm (t).42) Donde se integra sobre todo valor posible de R ya que ´ste no se detecta. t) a est´n localizadas en la regi´n Vm (t). los t´rminos de interferencia en la expresi´n e o anterior se anulan puesto que los distintos trenes de ondas no se solapan. m (1. e a ¿Qu´ fracci´n del haz pasa a trav´s de la pantalla con un orificio que deja pasar aquellos e o e atomos contenidos en Vm (t)?. tenemos que la correspondiente distribuci´n de probabilidad es: o W (r.41) m La misma interpretaci´n de Cm como amplitud de probabilidad se sigue de obtener la probo abilidad de encontrar la coordenada relativa r sin detectar R. esto es: o 2 dR Vm (t) 3 d r|Ψ(r. (1. teniendo en cuenta de nuevo que las distintas funciones de onda um (R. S´lo permanece la suma o de los t´rminos diagonales. t) = d3 R | Cm um (R. t)|2 = |Cm |2 . As´ si encontramos un atomo en Vm (t) esto implica que ı. (1. 15 (1. Oller e Al salir de nuevo a la zona sin campo magn´tico. y esta correlaci´n es un´ o ıvoca. (1. Para ello hemos de integrar la distribuci´n de probabilidad espacial ´ o 2 |Ψ(r. adem´s. a Se llega pues a la siguiente conclusi´n importante sobre el significado f´ o ısico de |Cm |2 .

44) En el estado original u0 (R.48) .2. pero esto no ocurre para la misma distribuci´n de probabilidad calculada o o despu´s de la medida. En la direcci´n z este ensanchamiento m´ o o ınimo ∆Z(t) viene dado aproximadamente por: ∆pz ∆Z(t) a . t) m Cm e−iEm t/ Φm (r). ı e Fij´monos que antes de entrar en la zona del im´n esa probabilidad es: e a W0 (r.45) t . Tomando ∂Em /∂Z constante. aM ya que la velocidad es pz /M . Si los colimadores en el plano x-z tienen una anchura a.43). (1. Designando por Z la o tercera coordenada del movimiento del CM.30) tenemos: o M ∂Em d2 Z . el haz se ir´ ensanchando con el tiempo debido a la relaci´n a o de incertidumbre posici´n-momento.47). Oller e As´ |Cm |2 aparece de nuevo como la probabilidad de que el sistema est´ en el estado Φm (r). Esto a ser´ un ejemplo de la llamada relaci´n de incertidumbre energ´ a o ıa-tiempo.49) ∆Z(t) . ver expresi´n (1. (1. la desigualdad anterior implica: t2 ∂Em ∂Em | − | 2M ∂Z ∂Z 1 ∂(Em − Em ) at| | 2 ∂Z 16 t . 2M ∂Z (1. como consecuencia de la realiazaci´n o del experimento. las fases relativas entran en la distribum ci´n de probabilidad. m (1. Analicemos a continuaci´n cu´l es el tiempo m´ o a ınimo necesario para llevar a cabo el experimento de Stern-Gerlach que estamos discutiendo y que est´ representado en la figura 1. Es decir. =− 2 dt ∂Z (1. ha tenido lugar una p´rdida de coherencia al e o e desaparecer la interferencia inicialmente presente en (1.2 y estudiamos o ıa a la trayectoria correspondiente al estado interno m-´simo. (1. aM .47) Para que se puedan distinguir los distintos haces es necesario que: |Zm (t) − Zm (t)| empleando (1.46) no hay aceleraci´n en otras direcciones debido a la geometr´ del im´n en la figura 1. t) = | Cm e−iEm t/ Φm (r)|2 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. de la ecuaci´n (1.44). La separaci´n entre haces producida por B debe ser mayor que la ∆Z. e Zm (t) = − 1 ∂Em 2 t .

No hemos incluido en nuestro estudio el aparato necesario para medir la coordenada del CM R.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.54) . No obstante se ha de tener en cuenta que el tiempo es s´lo un par´metro en la teor´ y no es un o a ıa operador can´nicamente conjugado de la energ´ o ıa. L (1. ¿Hasta qu´ punto o e son independientes ambos hechos?. a 2. ¿Qu´ consecuencia conlleva engrandecer el sistema incluyendo a su vez dicho aparato en e el estudio din´mico del proceso de medida?. ıas La desigualdad anterior tambi´n se puede escribir como tmin ∆E e recordando la relaci´n de o incertidumbre de los operadores momento-posici´n que veremos m´s en detalle en el cap´ o a ıtulo 2. (1. (1. (1. y sustituyendo (1. t)d3 x d3 x Ψ(t)|x x|A|x x |Ψ(t) d3 x d3 x = x|A|x x |Ψ(t) Ψ(t)|x d3 x d3 x . ρ(t) = |Ψ(t) Ψ(t)| .2. Formalismo de la matriz densidad Podemos citar dos cuestiones relevantes no respondidas adecuadamente en el apartado anterior: 1.52) donde las diferencias de energ´ se han tomado del orden del eV . o t . El valor esperado e a de cualquier observable A es: Ψ|A|Ψ = = Ψ(x.50) Teniendo en cuenta que a < L. Oller e Si L es la longitud caracter´ ıstica de variaci´n de B. 17 (1.4. Para concluir que Cm es una amplitud de probabilidad hemos empleado la interpretaci´n de o Born de la funci´n de onda como amplitud de probabilidad de presencia. introo o ducimos el formalismo de la matriz densidad.51) |Em − Em | 2 con lo que el tiempo m´ ınimo tmin debe satisfacer: tmin |Em − Em | ∼ 4 × 10−15 s . a lo largo de la cual B var´ apreciablemente.50) en la ıa o condici´n (1. En relaci´n a estas cuestiones. 1. ya que si no diferentes partes del haz estar´ sometidas a ıan campos distintos y no valdr´ nuestra descripci´n del experimento. Hasta ahora hemos tratado con estados que vienen dados por un vector o ket dentro de un espacio de Hilbert. t)∗ x|A|x Ψ(x . tratadas adecuadamente en las dos pr´ximas secciones. Esto se aplica cuando describimos sistemas id´nticamente preparados encontr´ndose todos ellos en el mismo estado. resulta. El operador proyector sobre el estado |Ψ(t) .49).53) = T r (A|Ψ(t) Ψ(t)|) . o ıa ∂(Em − Em ) ∂Z Em − E m .

53) y a la definici´n (1. i=1 wi = 1 . (1.57).58) El resultado anterior lo podemos reescribir como: N A = i=1 wi j.59) con {|bj } una base. En el espacio de coordenadas.53) para designar el elemento de o o matriz de un operador gen´rico en la base de posiciones x|A|x . de modo que hay una probabilidad w1 de e a estar en el estado puro |α1 . se define como: e 1 A = l´ ım N →∞ N N ai . (1. Por ejemplo. (1. t)∗ . De acuerdo a la expresi´n (1. para el operador e ı. no todos los sistemas vienen descritos por un ket. as´ por ejemplo. o Sin embargo.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.j αi |bj bj |A|bj bj |αi . ı si pensamos en un haz de part´ ıculas ´ste corresponde a un estado puro cuando todas sus part´ e ıculas est´n en el mismo estado y a una mezcla cuando cada part´ a ıcula pueda estar en un estado puro distinto con una cierta probabilidad. Recordemos que en MC cuando tenemos N sistemas id´nticos preparados de igual modo el valor promedio de un observable A. En una mezcla cada uno de los N e sistemas id´nticos est´ en un estado puro determinado. t)Ψ(x .55) ´ Esta es la misma notaci´n que la empleada en la ecuaci´n (1. i=1 18 . no son estados puros sino que corresponden a una mezcla de estados.j bj |A|bj bj | i=1 wi |αi αi | |bj = T r (ρA) . es decir. (1. T r(ρ(t)) = 1 . Es directo comprobar que: ρ2 (t) = |Ψ(t) Ψ(t)|Ψ(t) Ψ(t)| = ρ(t) . (1. La expresi´n anterior la podemos reordenar como: o N A = j. tenemos simplemente x|X|x = x δ(x − x ).56) (1.61) wi = 1 .57) con ai el resultado de la medida de A en el i-´simo sistema. x|ρ(t)|x = Ψ(x. i=1 (1. otra posibilidad w2 de estar en |α2 y as´ sucesivamente. de posici´n X. Oller e se suele designar como operador densidad para el estado puro o ket |Ψ(t) . que es un operador local.60) siendo ρ la matriz densidad para una mezcla de estados: N ρ = i=1 n wi |αi αi | . A . o o tenemos: n n n A = i=1 wi αi |A|αi = wi A i=1 i .

dado que 0 ≤ wi < 1. Adem´s. (1. p. ρ † = ρ. H .62) as´ pues T r(ρ) = 1. ni tan siquiera linealmente independientes. wi = 1 . dt (1.67) d|α(t) = H|α(t) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. S´lo para estados puros se tiene que T r(ρ2 ) = 1. (1.14).63) 2 De la expresi´n anterior queda claro que para estados mezcla T r(ρ2 ) = o wi < 1. o 19 . i T r(ρ) = i=1 j wi αi (bj )αi (bj )∗ = (1.#2 o o i con H el Hamiltoniano. El primero se a a a a expresa en t´rminos del conmutador entre ρ y H y el segundo en t´rminos de los corchetes de e e Poisson de ambas variables din´micas: a ∂ρcl´sica (r. ρ(t)] = − [ρ(t). t > 0. (1. Supongamos que los |αi son ortogonales (por ejemplo correspondientes a distintas proyecciones de esp´ y calculemos ρ2 : ın). t). t) a = − ρcl´sica (r. tenemos: i dρ(t) = ∂t wi H|αi (t) αi (t)| − wi |αi (t) αi (t)|H (1. t = 0 .61) que ρ es un operador autoadjunto.j wi wj |αi αi |αj αj | = ij wi wj |αi δij αj | = i 2 wi |αi αi | = ρ . Matem´ticamente se puede demostrar teniendo en cuenta que T r(ρA) > 0 para cualquier operador a definido positivo A. (1. w a > 0 .63) y se deduce con toda generalidad que T r(ρ2 ) < 1 para estados mezcla.66) i i = [H.68) a ∂t #2 Ver la ecuaci´n (3. wi |αi (t) αi (t)| .64) El que los autovalores wa han de ser positivos se sigue inmediatamente del significado f´ ısico de ρ. tambi´n vemos de (1. a|a = δaa . a wa = 1 . Este resultado es o completamente general dado que al ser ρ herm´ ıtica podemos proceder a su diagonalizaci´n: o ρ= wa |a a| . En la base ortonormal en que ρ diagonaliza podemos seguir el procedimiento de (1. H] . Este resultado cu´ntico es an´logo al Teorema de Liouville de mec´nica cl´sica. Oller e Introduciendo de nuevo la resoluci´n de la identidad 1 = o N j |bj bj |. p. como hemos visto.65) ρ(t) = i Teniendo en cuenta la ecuaci´n de evoluci´n de los estados. o ρ(0) = i wi |αi αi | . Consideremos ahora la evoluci´n temporal de ρ. ρ2 = i. ı a e Los estados |αi que aparecen en ρ no necesitan ser ortogonales.

no se puede transitar de un estado puro a una mezcla de estados y viceversa seg´ n las leyes de la mec´nica cu´ntica.75) T r(AB) = T r(BA). (1.1. con A y B dos operadores lineales 20 .. 1. = + |Sx + .2. En efecto: i dρ(t) d T r(ρ2 (t)) = 2T r i ρ(t) dt dt = 2T r ([H..60) tenemos los siguientes valores esperados para las distintas componentes o de esp´ que definen la polarizaci´n del haz: ın o Sx Sy Sz = T r(ρSx ) = T r = T r(ρSy ) = T r = T r(ρSz ) = T r 7/8 1/8 1/8 1/8 7/8 1/8 1/8 1/8 7/8 1/8 1/8 1/8 2 2 2 0 1 1 0 0 −i i 0 1 0 0 −1 = 8 .. 1. (1.71) Aplicando la f´rmula (1. ρ= #3 1 diagonal(1.. . ρ= 3 4 1 0 1 0 + 1 8 1 0 + 0 1 1 0 + 0 1 = 7/8 1/8 1/8 1/8 . . tenemos: ın u Sx = Sx |Xx + |Xx + Por lo tanto.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.. = 3 . =0.72) 2 0 1 1 0 .25 . w(Sx +) = 0. 1.67) es que T r(ρ2 ) es un invariante de o movimiento.70) Trabajando en la base con tercera componente de esp´ definida seg´ n el eje z. 1) . (1. Como consecuencia. si tenemos un estado mezcla completamente aleatorio. 2 1 1 = √ |Sz + + √ |Sz − . Mec´nica estad´ a ıstica cu´ntica a ρ = diagonal(0.73) 1.. .75 . (1. 2 2 (1.. u a a Ejemplo: Matriz densidad para un haz de part´ ıculas de esp´ 1/2. ρ(t)]ρ(t)) = 0 . Por otra parte. N (1..0. ın Tomemos los siguientes pesos o probabilidades respecto de estados con componentes de esp´ ın seg´ n los ejes z y x: u w(Sz +) = 0. 8 (1. Oller e Una consecuencia fundamental de la ley de evoluci´n (1.74) Un estado puro viene dado por: siendo el estado puro parte de la base en que se ha representado ρ. 0) . 0.69) debido a la propiedad c´ ıclica de la traza#3 .

76) dado que las dos matrices densidad anteriores son diagonales...77) Dado este hecho.an | . Oller e Veamos una magnitud que caracteriza el grado de desorden de pasar de un estado puro al caso de m´ximo desorden correspondiente al estado aleatorio.. Para un estado puro (1.|an . propiedad o e a fundamental de la entrop´ Para demostrar esta afirmaci´n supongamos que los estados vienen ıa. .an |a1 . S = kσ = −kT r(ρ log ρ) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A... (1... siendo k la ıa constante de Boltzmann.. ..74) σ = 0 ya que o bien ρkk = 0 o log ρkk =0 dado que ρkk = 1 o 0.. (1...... o C´lculo de ρ para un sistema en equilibrio t´rmico... ∂t 21 (1. .78) La aparici´n de log ρ en S hace que ´sta sea una magnitud de car´cter extensivo.p(an ) ... i=1 ρi = ai |ai pi (ai ) ai | .an p(a1 . N σ=− k=1 1 1 log = log N . a2 . Cuando se alcance el equilibrio t´rmico se debe tener... · |an p(an ) an | = ρi .an = |a1 |a2 . an ) a1 .. en lo que sigue definimos la entrop´ del sistema como S = kσ.83) . N N (1... (1... n (1.. e ∂ρ =0.82) y en efecto S es una magnitud extensiva.an |a1 p(a1 ) a1 | · |a2 p(a2 ) a2 | · . Para el estado aleatorio. an que son independientes entre s´ ı: ρ= a1 . Tomemos el caso de un conjunto can´nico a e donde la energ´ se conserva as´ como la probabilidad de presencia o n´ mero de part´ ıa ı u ıculas.81) Con este resultado para la matriz densidad la entrop´ S es una suma sobre las entrop´ asociadas ıa ıas con las distintas variables independientes ai : n n n n S = −kT r(ρ log ρ) = −kT r ρi i=1 j=1 log ρj = j=1 −kT r(ρj log ρj ) = Si . o caracterizados por las variables a1 ..79) se puede reescribir de una forma m´s simple como: a n (1. p(a1 .79) La suposici´n de independencia. an ) = p(a1 )p(a2 ). a σ = −T r(ρ log ρ) = − ρnn log ρnn . De esta forma (1. i=1 (1. implica que: o |a1 a2 .80) ρ = a1 ..

84) δρkk (1 + log ρkk ) .87) con β y γ los multiplicadores de Lagrange asociados a las condiciones (1.86). k (1. δρkk . o (1.92) . Z 22 (1. ´sta se conserva: e δρkk Ek . respectivamente.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.67). k δT rρ = 0 = (1. Imponiendo k (1.89) ρkk = 1 obtenemos: exp(1 + γ) = k exp(−βEk ) . ρ(t) y H conmutan y por lo tanto se puede encontrar una base conjunta que diagonalice simult´neamente a ambos operadores. Para una energ´ dada. k ρkk = 1.91) se puede escribir a nivel operacional como: ρ= e−βH . Oller e con lo que de (1. E = ıa k ρkk Ek .85) y (1. ρkk = exp(−βEk − 1 − γ) . de la ecuaci´n anterior resulta: o log ρkk + 1 + βEk + γ = 0 .85) Conservaci´n del n´ mero de part´ o u ıculas. Dado que las ρkk se consideran ahora arbitrarias. tenemos: δρkk (1 + log ρkk + βEk + γ) = 0 .86) Empleamos el m´todo de los multiplicadores de Lagrange dado que las ρkk est´n sujetas a las e a condiciones adicionales (1.88) (1. despejando.85) y (1.90) con lo que: ρkk = e−βEk .86).91) Los desarrollos anteriores se han realizado en la base que diagonaliza la energ´ La expresi´n ıa. Adem´s tendremos que satisfacer el siguiente a a conjunto de ecuaciones: El sistema alcanza el equilibrio cuando S = δS = 0 = k k ρk log ρk es m´xima: a (1. −βEl le (1. k δ E =0= (1. (1.

a Calculemos finalmente la energ´ libre. Una vez pasado el campo a magn´-tico la funci´n de onda se puede escribir como: e o Ψ(r. =− −βEl ∂β le (1. La matriz densidad correspondiente al estado (1.95) donde hemos tenido en cuenta la expresi´n anterior para la energ´ interna por constituyente U . (1. (1. U . R. r R |A|rR . a o ıa U = T r(ρH) = k Ek e−βEk ∂ log Z . m m (1. Por otra parte β = 1/kT .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.96) es r R|ρ(t)|r R = m. ıvocamente nos fija dicho estado interno. (1.3. o ıa 1. Oller e siendo Z = T r(e−βH ) . 23 (1.94) Que es la misma f´rmula que se obtiene en mec´nica estad´ o a ıstica cl´sica identificando β = 1/kT . t) = m Cm um (R.38). Esta identificaci´n se deduce sin m´s que comparando con o a mec´nica estad´ a ıstica cl´sica la f´rmula para la energ´ interna del sistema por constituyente. ∂β Z e−βH [−βH − log Z] Z (1. ya que dichas trayectorias son macrosc´picamente separables para o m distintas. Las distintas trayectorias de los atomos est´n un´ ´ a ıvocamente vinculadas con el estado interno del sistema. o Supondremos que el operador A no mezcla regiones separadas macrosc´picamente y as´ o ı.93) la funci´n de partici´n para un conjunto can´nico.m ∗ Cm Cm um (R.97) con lo que el valor medio de cualquier operador A es: A = T r(ρA) = d3 r d3 r d3 R d3 R r R|ρ(t)|r R r R |A|rR .96) tal y como hemos visto (1.98) donde se ha insertado la resoluci´n de la identidad 1 = d3 r d3 R |rR Rr|. Propiedades de coherencia de los estados que siguen a un experimento Sigamos con nuestro an´lisis del experimento de Stern-Gerlach. t)Φ∗ (r ) . t)Φm (r)u∗ (R . As´ R nos sirve como el distintivo que un´ ı. siendo k la constante o o o de Boltzmann y T la temperatura. F : ıa F = U − TS = − ∂ log Z ∂ log Z e−βH e−βH =− + kT T r log + kT T r ∂β Z Z ∂β ∂ log Z 1 = − − T r(He−βH ) − kT log Z = −kT log Z . t)Φm (r) .99) .

´stos se encuentran en su estado fundamental χ 0 (zm . t). Por simplicidad o a consideramos que cada uno de los 2 + 1 contadores posee s´lo el grado de libertad z m (en realidad o los contadores son sistemas complejos en s´ mismos y poseen un inmenso n´ mero de grados de ı u libertad). ya que a o o de lo contrario R y R pertenecen a regiones macrosc´picamente separables que no son conectadas o por A. R. Antes de que los atomos o ´ proyecci´n del momento angular o entren en contacto con los contadores. la funci´n de onda es: o Ψm (r. una vez pasados los atomos. Se deduce de esto una importante consecuencia: Es imposible distinguir la matriz densidad ρ (1. Introduzcamos ahora en nuestro estudio los aparatos de medida “contadores” empleados para determinar la posici´n del CM una vez pasada la zona del im´n en el experimento. as´ que los atomos seguir´n su trayectoria semicl´sica. e e e permanecen en su estado fundamental y tenemos: Ψm (r. tenemos a la funci´n de onda (1. t)e−iEm t/ Φm (r) n χ0 (zn .100) para todos aquellos tiempos t en que Vm (t) y Vm (t) est´n macrosc´picamente separados. t) = u0 (R. Sin embargo no podemos ˆ distinguir experimentalmente entre ρ y ρ y ello lleva a decir que las fases se destruyen en el acto ˆ de medida. t) . t) = um (R. t) . La e interacci´n atomos-contadores es de la forma U (zm . menos el m-´simo que queda excitado. todos ellos. Dicho estado χ1 es macrosc´picamente distinguible de χ0 (tenemos de nuevo o en mente que dichos estados no se solapan dado que son no nulos s´lo en regiones del espacio de o los grados de libertad zm macrosc´picamente distinguibles). El haz cruza el im´n del aparato de Stern-Gerlach y antes de llegar a los contadores.98) a no ser que R y R pertenezcan a una misma regi´n Vm (t). Oller e no dar´ contribuci´n a (1. Z. (1. Z.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Z.101) En ρ las fases de los coeficientes Cm son relevantes.97) de la matriz densidad ρ que no involucra t´rminos de interferencia. En ρ se han perdido. t)Φm (r) n χ0 (zn .102) donde Z = {zm }. tomando un solo estado interno Φm por simplicidad en la escritura. t) = um (R. ρ corresponde a un estado mezcla ya que: ˆ T r(ˆ2 ) = ρ m |Cm |4 < 1 . t) n=m χ0 (zn . Fij´monos e o e que como consecuencia de la p´rdida de las fases de Cm en ρ. m m (1. Lo verdaderamente o ı ´ a a importante es que esta interacci´n obliga al contador correspondiente.104) 24 . t).102) evolucionada temporalmente: o Ψm (r. Hablamos de 2 + 1 contadores porque son 2 + 1 el n´ mero de posibles valores de la u ( + 1) en una direcci´n cualquiera. (1. o Antes de entrar en el aparato de Stern-Gerlach. R) y var´ muy lentamente con respecto a las o ´ ıa dimensiones at´micas.103) Despu´s de pasar a trav´s de los contadores. (1. o ´ a ir al estado χ1 (zm . ˆ e rR|ˆ(t)|r R = ρ m |Cm |2 um (R. (1. tambi´n llamada p´rdida de coe ˆ e e herencia. R. t) . t)Φ∗ (r ) . R. t)Φm (r)χ1 (zm . t)Φm (r)u∗ (R .

t)χ∗ (z1 . t) = u0 (R. o a Analicemos a continuaci´n otro experimento para profundizar m´s en las propiedades de coo a herencia que siguen a un experimento y veamos un experimento que conlleva una ruptura parcial de 25 . t)∗ χi (zm . t)χ∗ (zm . R. t)u0 (R .107) pero χ1 (z1 . Por ejemplo el t´rmino de interferencia que involucrase e ∗ C1 C2 ir´ multiplicado por: ıa χ1 (z1 . Tambi´n se desprende de nuevo a o e e de dicha expresi´n el car´cter estad´ o a ıstico de los coeficientes |Cm |2 . por una discusi´n an´loga a la empleada en (1. t) . Z. t)∗ m |Cm |2 Φm (r)Φ∗ (r ) χ1 (zm . puesto que cualquier valor 2 esperado que s´lo involucrase variables internas del sistema se reducir´ a o ıa m |Cm | A m . o o A nivel general. (1. La fase νm depender´ en a general del camino recorrido para llegar a esa situaci´n desde que el haz abandon´ los contadores. La e o o expresi´n anterior (1. t) 0 1 n>2 χ0 (zn .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. La linealidad de la MC implica que tras el paso de los contadores tengamos la siguiente funci´n de onda final: o Ψ(r. t)eiνm e−iEm t/ . es una o consecuencia de la din´mica de interacci´n entre ´stos y el haz.1 . t) → u0 (R. (1. t) m 1 . t) son funciones de onda que no se solapan en el espacio Z puesto que est´n recluidas a regiones macrosc´picamente separadas. t) m Cm eiνm e−iEm t/ Φm (r)χ1 (zm . t)χ∗ (zn . resulta pues que la matriz densidad a o correspondiente al estado puro anterior no se puede distinguir de aquella que resulta de eliminar los t´rminos de interferencia. Es decir. t) . t) = 1. tras la medida no podemos distinguir nuestro estado puro del estado mezcla correspondiente a la matriz densidad ρ: ˆ rRZ|ˆ(t)|r R Z ρ = u0 (R. de acuerdo a nuestra noci´n cl´sica del valor medio de una magnitud. t)χ∗ (zn . t)χ∗ (z2 .105) um (R. t) y χ0 (zm .108) × χ0 (zn . en lugar de un unico estado interno Φm tendremos una superposici´n lineal de ´ o estados m Cm Φm (r). t´ngase en cuenta la condici´n de normalizaci´n dzm χi (zm .100) pero trasladada e o a ahora a los estados de los contadores χ0. t) 0 n=m Fij´monos que esta matriz densidad se reduce a: e u0 (R. t)χ0 (z2 . Oller e Para terminar supongamos que el haz resultante se redirige mediante un campo magn´tico apropie ado. t) n=m χ0 (zn . tal que: (1. t) y χ∗ (z1 . t)∗ m |Cm |2 Φm (r)Φ∗ (r ) . m (1.109) no es una consecuencia de si analizamos o no los contadores. t)u0 (R . t) no pueden conectarse por ning´ n observable microsc´pico y estos t´rminos u o e 0 de interferencia desaparecen. de forma que el haz vuelve a moverse en la misma forma que inicialmente. 0 (1.109) cuando evaluemos valores esperados de observables que no involucren las variables z m de los contadores.106) Como χ1 (zm .

Por lo tanto.. proporcional a µ1 .111) El aparato de medida capaz de medir Λ obliga a la funci´n de onda a correlaciones biun´ o ıvocas entre el estado final del aparato y los estados internos del haz u objeto: Ψ(t) = m χm C m Φ m .. Definimos a continuaci´n una o nueva matriz densidad ρ(t). zN ). y suponemos que µi = µj para i = j. 2.. De la misma forma encontrar´ n ´ ıamos las distancias b´sicas d 2 ... 1...Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. z2 . Al ir ajustando la separaci´n de los dos ´ o orificios ver´ ıamos que para m´ ltiplos de una cierta distancia d1 . correspondiente a una mezcla de estados. un conjunto de autofunciones ortonormales del “objeto” de estudio correspondientes al observable gen´rico Λ.. . e Sean Φm . k. n . Interpretaci´n estad´ o ıstica de la mec´nica cu´ntica a a Resumamos y generalicemos los resultados del apartado anterior para un proceso de medida gen´rico. e a µi ( i − 2). . µi ( i − 1). (1.110) donde para cada es conocido que hay 2 + 1 estados con proyecciones distintas de momento angular sobre un eje arbitrario. Sean χ0 (z1 . esto podr´ ser un contador Geiger por ejemplo. Cm = |Cm |eiαm . Tomemos de nuevo un aparato de Stern-Gerlach con una pantalla detr´s del im´n dotaa a da de dos orificios colocados sim´tricamente respecto al eje del haz. t) la funci´n de onda inicial del e o “aparato” de medida con variables (z1 . Oller e coherencia..113) .112) Sea ρ(t) = |Ψ(t) Ψ(t)| la matriz densidad del estado puro |Ψ(t) . zN .. dada por: ˆ 2π ρ= ˆ 0 dα1 dαk .. z2 .... Detr´s de esta pantalla colocamos un detector que s´lo nos dice si ha pasado por ´l a o e un atomo pero sin decirnos por cu´l agujero. . . como corresponder´ al caso de tener un mismo ıa tipo de atomos pero en estados distintos con distintas i .. justamente o o porque se han dejado dos orificios simult´neamente abiertos y sim´tricos respecto a la direcci´n a e o de movimiento libre inicial del CM... La ´ a ıa funci´n de onda que representa el haz la escribimos como: o Ψ= . m = 1. El momento magn´tico asociado a cada i ser´: µi i .4. ρ . con una separaci´n ajustable e o entre ambos. 2π 2π 26 (1... (1. Esto ha sido as´ porque se trata de un aparato para medir el e ı m´dulo del momento angular y no el signo de la proyecci´n del momento angular. el detector u se˜ ala la llegada de atomos. manteniendo los orificios a una distancia proporcional a di habremos determinado que el momento angular es i y no habremos destruido la coherencia en la superposici´n de los dos estados con proyecciones de momento angular opuestas y cuyo haz o pasa a trav´s de los dos orificios. (1. dn a correspondientes a 2 . . Antes de la medida el sistema global objeto+aparato est´ en el estado puro: a Ψ(t) = χ0 m Cm Φm ..m C mu mΦ m .

o 27 .114) Este cambio suele ser conocido como la “reducci´n del tren de ondas”. Cuando esto es as´ T r(ρA) = T r(ˆA) para todo observable A concebible. ˆ (1. a pesar de que T r(ρ 2 ) es una rigurosa constante de movimiento. el aparato se describe por estados complejos. debido al ensanchamiento del tren de ondas. En este sentido. tal y como se se˜ al´ ano n o teriormente en (1. ρ Por consiguiente. se puede estimar f´cilmente a partir del principio de incertidumbre de Heisenberg. Oller e Es decir.109). As´ mismo. debe ser pr´cticamente perfecto. La diferencia es que ahora no hemos hecho uso de la interpretaci´n de Born de la funci´n de onda como amplitud o o de probabilidad en el espacio de coordenadas. As´ siempre aparecen t´rminos de o ı. o Si una medida ocurre en el tiempo t0 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. el ´nfasis se pone en el incontestable o e 2 hecho matem´tico de que T r(ρ ) es una constante de movimiento y no se emplea en absoluto a que χm y χm deban ser macrosc´picamente distinguibles. a a a Una vez establecida la indistinguibilidad de ρ y ρ despu´s del proceso de medida. Si el tama˜ o de a n dicho tren de ondas es a entonces tendremos una dispersi´n en el momento ∆p o /a. la interˆ e pretaci´n de Cm como amplitud de probabilidad se sigue de forma natural. tomando a 10 −4 cm. e Un arreglo experimental es un proceso de medida si y s´lo si los diferentes χm son macrosc´picao o mente distinguibles. promediamos sobre las fases de los Cm con lo que se eliminan los t´rminos de interferencia. e a con lo que finalmente es f´cil pensar que resultar´ un valor fant´sticamente grande para T . Adem´s el o o a solapamiento en las distintas variables. El mantenimiento dentro de esta interpretaci´n de que C m sea de a o hecho una amplitud de probabilidad junto con la consistencia de la teor´ llev´ a von Neumann ıa. T es del orden de 103 a˜ os para R 10−2 cm. De este modo se requiere un solapamiento ı en el espacio de configuraci´n N -dimensional y no s´lo en el espacio tridimensional. El punto relevante es que en ρ s´lo aparecen los m´dulos al cuadrado |C m |2 . cuando ´stas son muchas. En la formulaci´n de von Neumann del proceso de medida. No obstante. s´ se ha utilizado el hecho de que el ı aparato de la medida se debe encontrar en una regi´n espacial donde no se anule la funci´n de o o onda en el espacio de coordenadas. es permisible ˆ decir que el proceso de medida transforma un estado puro en uno mezcla. El tiempo T necesario para que dos trenes de ondas separados una distancia R se solapen. Sin embargo esto es una estimaci´n insuficiente dado que no n o tiene en cuenta la complejidad de los granos de plata que involucra much´ ısimos grados de libertad. e interferencia y la interpretaci´n de Cm como amplitud de probabilidad no se puede basar en o nuestra experiencia cl´sica. el estado puro ρ y la mezcla ρ son indistinguibles.1. Esta interpretaci´n de o Cm como amplitud de probabilidad tambi´n fue obtenida en el cap´ e ıtulo 1. ˆ o o de la misma forma como las probabilidades lo hacen en f´ ısica estad´ ıstica. Para granos de plata. La velocidad asociada es ∆p/M con lo que T aM R/ . independientemente del tiempo que dispongamos para realizar dicho experimento. el estado cambia abruptamente de acuerdo a la prescripci´n: o ρ(t0 ) → ρ(t0 ) . Veamos que en un experimento realista es imposible determinar el hecho matem´tico de que ρ = a ρ. Supongamos ˆ de entrada que tratamos nuestro objeto como un solo cuerpo. o a aumentar el cuerpo de leyes b´sicas de la MC: a Entre experimentos el estado del sistema evoluciona causalmente de acuerdo con la ecuaci´n o de Schr¨dinger. ı.

tanto para un estado puro como para un estado mezcla. 28 . con ∆t el intervalo temporal transcurrido desde el paso del sistema por los contadores.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Podemos decir que nuestro error al reemplazar despu´s de una medida ρ por ρ. La clara ventaja que obtenemos con el an´lisis seguido en la secci´n anterior y generalizado en ´sta. Tambi´n como ya dijimos. La naturaleza estad´ ıstica de la MC no se puede eliminar empleando una teor´ m´s refinada. Oller e De todos modos. a Finalmente recalcamos que la informaci´n m´xima que disponemos de un sistema viene dado o a por su matriz densidad. es que la interpretaci´n habitual a o e o de Cm dentro de la MC como amplitud de probabilidad la hemos obtenido sin m´s que requeriendo a la linealidad de la MC y de nuestros conceptos habituales de mec´nica estad´ a ıstica cl´sica. Incidiremos m´s a a a adelante en este interesante punto cuando consideremos las desigualdades de Bell en la secci´n o 9. debe ser e ˆ del orden de ∼ ∆t/T del que se puede decir que es arbitrariamente preciso. se debe tener claro que no se observa ρ sino T r(ρA) y que T r(ρA) = T r(ˆA) ρ despu´s del experimento como se ha discutido.7. para distinguir entre ρ y e e ρ debemos esperar a que la coherencia se restablezca y eso involucraba un tiempo T incre´ ˆ ıblemente grande. por ejemplo haciendo ıa a entrar m´s variables “ocultas” sobre las que se construye a continuaci´n una “mec´nica estad´ a o a ıstica cl´sica” que al promediar sobre la misma nos reproduzca los resultados cu´nticos.

o tal y como ocurrir´ en el experimento de Stern-Gerlach si tap´semos todos los orificios de la ıa a pantalla final.. Posteriormente se generalizar´ la a discusi´n a espectros continuos.}. a (2. Tal cantidad f´ ısica la llamaremos observable siendo el conjunto {a } el espectro de dicho observable A.. .. ıa a a 2. Supongamos por ahora espectros discretos. con lo que: M (a ) = 1 . o Definamos la suma de filtros. ´ Algebra de la medida Sea {a } = {a .2) En el extremo opuesto tenemos la operaci´n ∅.1) que representa un filtro que acepta sistemas que tienen el valor a o el valor a del observable A. etc. mientras que la mec´nica ondulatoria pierde su validez. Pensemos por ejemplo en un experimento Stern-Gerlach en el que la ıa pantalla final tiene un orificio que s´lo permite pasar el haz con el momento angular m.. Por supuesto si sumamos sobre todo el espectro dejamos pasar todos los sistemas. {b }. a . Es muy o importante recalcar que este formalismo abstracto sigue siendo v´lido en el r´gimen relativista a e (teor´ cu´ntica de campos). La mec´nica ondulatoria. o Designemos por M (a ) el proceso de filtro en virtud del cual se seleccionan sistemas que tienen el valor a del observable A. familiar del curso de F´sica Cu´ntica. 29 .Cap´ ıtulo 2 Estados y observables. aparece como a ı a una realizaci´n particular de las ecuaciones abstractas de la MC en la base de posiciones. B.1.. para designar aquel filtro que rechaza todo sistema. {c }. C . (2. con espectros {a }. de modo que si se hiciese a continuaci´n una medida de A su valor o ser´ con toda seguridad a . A. el conjunto de valores reales que una cierta cantidad f´ ısica del sistema objeto de estudio puede tomar. Descripciones equivalentes A partir de un an´lisis muy general de los resultados de un proceso experimental de medida a llegaremos en este cap´ ıtulo de forma natural al formalismo est´tico de la MC formulado en un a espacio de Hilbert. En general hay infinitos observables. M (a ) + M (a ) = M (a ) + M (a ) .

. M (a1 a2 ) = M (a1 )M (a2 ) = M (a2 a1 ) . a ). Para cumplir este objetivo. hemos de introducir algo m´s aparte de los s´ a ımbolos considerados hasta ahora para completar el algebra de la medida asociada con las relaciones de multiplicaci´n ´ o y suma de filtros. A2 . es decir. a ) = M (a ) . M (a . A2 . De su definici´n tenemos las o siguientes propiedades: M (a . o Si A y B son dos observables no compatibles. respectivamente.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.. a 30 .3) (2.. a1 . . As´ la aplicaci´n sucesiva de dos filtros A1 . de lo contrario se dice que son observables incompatibles. el s´ ımbolo de la primera filtraci´n se sit´ a a la derecha y el s´ o u ımbolo de la segunda a la izquierda. Es importante destacar que las relaciones expresadas en (2. Af un conjunto completo de observables compatibles.. ai ) . Dicho proceso lo designamos por M (a1 a2 ).. (2. M (a )M (a ) = δ(a . af ) = i=1 δ(ai . a ) . un conjunto completo de observables compatibles o ofrecen una informaci´n maximal sobre el sistema.6) para un s´lo opo erador. a ) = δ(a . Sean A1 . Es decir. A2 . a )M (a ) . En lo sucesivo emplearemos tambi´n la notaci´n e o f m´s compacta... (2. con A1 y A2 dos observables compatibles.6) de las dos ultimas relaciones se aprecia pues que la multiplicaci´n de los s´ ´ o ımbolos M (a ... sigue conservando dicho valor tras pasar por un filtro asociado con el observable A2 . af . a ) = δ(a . Es decir.5) y es conmutativo dado que los observables A1 y A2 son compatibles y en ambas ordenaciones se finaliza con aquellos sistemas con valores a1 . introduzcamos el proceso en virtud del cual dado un observable A se aceptan sistemas en el estado a y todos ellos son transformados finalmente en sistemas en el estado a . a )M (a . a2 para A1 . Dos observables A1 y A2 son compatibles si todo sistema que haya sido preparado con un valor determinado. ¿con qu´ se puede identificar el producto e M (a )M (b )?. que representamos por M (a . M (a . aIV ) M (a . a ) = 0 si a = a . IV (2.5). M (a )M (b ). a ) no es conmutativa. N´tese el punto y coma dentro del argumento como o diferencia con respecto al s´ ımbolo M (a1 a2 ) introducido en (2. . Oller e Dos filtraciones sucesivas de un mismo observable corresponden al producto de dos M (a ). a1 . 1 si a = a δ(a . a ) . selecciona ı o un sistema en el que A1 y A2 tienen los valores fijos a1 y a2 . a ) M (aIV . N´tese que a nivel experimental. proporcionan una informaci´n completa del sistema y cualquier otro observable compatible con ellos se puede o expresar como funci´n de los mismos.. es perfectamente posible pasar un sistema o sucesivamente por dos filtros asociados a A y a B. siguen siendo v´lidas si consideramos a su vez que A de hecho est´ representando a un a a conjunto completo de observables compatibles.4) Observables compatibles. es tal que tras el paso por el primer filtro se seleccionan sistemas con valor fijo b de B y luego de estos se escogen sistemas con el valor fijo a de A. δ(a1 . de A1 . F´ ısicamente. a )M (aIV .

d ). M (a . d ) = b |c M (a . b )M (d ) = c . c ) = a a |b M (a . b )M (c . este proceso podr´ corresponder a un experimento de Stern-Gerlach con un campo magn´tico giratorio que ıa e rota la orientaci´n del momento angular aceptado. tenemos las siguientes propiedades: M (a )M (b ) = M (a .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (2. Ly L2 . b )M (c . esto no sucede con M (a . conmuta con los s´ ımbolos M . donde no existe ese proceso intermedio de pasar por el filtro de C y despu´s por el filtro de B. M (a . una medida de la incompatibilidad de B y C. c ) . En general tendremos que: ı M (a . c ) b |c . b ) = c M (a .2). c ) = M (a . a )M (b . por tanto. b |c est´ necesariamente relacionado con la fracci´n e a o de sistemas con valor definido c que son aceptados por el filtro que selecciona b . b ) . La desviaci´n de b |c de 0 o 1 es. como en (2.11) (2.6) y (2.7) y consideremos M (a . As´ escribimos: ı M (a . b ) = c . d ) = M (a . a )M (b .12) De la primera igualdad vemos que hemos cumplido nuestro objetivo de poder expresar el producto de dos filtros M (a ) y M (b ) asociados con observables mutuamente incompatibles y hemos cerrado el algebra introduciendo los s´ ´ ımbolos adicionales M (a . d ) es aceptado por un filtro M (b ).6) sabemos ya que: a |a = δ(a .9). que tomaremos come u plejo. M (c )M (a . M (a )M (b .9) dado que no todo el sistema que sale con c de M (c . b ) y los n´ meros b |c . Lz . . c ) .10). Oller e Sea B un conjunto completo de observables incompatibles con A. Por otra parte de (2. d ) . c ) . c ) = a M (a )M (b . (2. Teniendo en cuenta (2. De este modo.8) aunque el resultado final sea el de seleccionar sistemas con d y obtener sistemas con a definido. y que. d ) . por ejemplo otros dos experimentos de Stern-Gerlach rotados entre s´ y rotados respecto de los primeros. el proceso en virtud del cual se aceptan sistemas con el valor b de B todos los cuales son finalmente liberados como sistemas con el valor a de A. b ) = a |b M (a .13) 31 . todav´ o ıa de un modo sin especificar. d ) . b ). b )M (c ) = b |c M (a . se sigue que: a o M (b . (2. (2. (2.10) Supondremos que en general b |c es tambi´n un n´ mero. Considerando u adem´s la relaci´n de completitud (2. Consideremos adicionalmente otros conjuntos o completos de observables C y D.d M (a . Por ejemplo. a ) (2. c ) = a |b M (a . Por contra.d c |a b |d M (c . por ejemplo: B ≡ A ≡ L2 .

d ) .19) s´ que es invariante bajo la transformaci´n (2.9) queda ´ invariante: M (a .18) y en efecto los lados derechos de las dos expresiones anteriores son iguales y (2. (2. d ) → λ(b ) λ(d ) (2. La transu formaci´n.19) cumple la propiedad: a p(a . (2. b )M (c . As´ interpretamos p(a . λ(b ) λ(d ) 1 1 b |c λ(c ) λ(a )M (a . b |c M (a .9) se cumple en t´rminos de los s´ e ımbolos de medida y funciones de transformaci´n cambiados seg´ n (2.20) seg´ n hemos visto en (2. a ) = b a |b b |a . b ) = a |b b |a . (2.17). Esta propiedad permite identificar cualquier conjunto de n´ meros u u positivos que la satisfagan como probabilidades.15) Si c corresponde a a .16). tenemos: a δ(a . Probabilidades Sean {λ(a )}. Oller e Esta identidad muestra que los s´ ımbolos de medida del tipo A − B. c ) = con lo que. (2. ı p(a . d ) .10). o M (a .17) y cabe pensar en otorgarle un significado f´ ı o ısico. b ) 1 1 λ(c )M (c . d ) → λ(a )M (a .2. o o M (a )M (c ) = a |c M (a .16) 2. (2. Para ello es suficiente con ver que el producto (2. No obstante. b ) → λ(a )M (a . c ) . se relacionan linealmente con aquellos de cualquier otro tipo.17) deja invariante el algebra de la medida. De o u este resultado concluimos que b |c no tiene un significado f´ ısico en s´ mismo. (2. a |b → λ(a )−1 a |b λ(b ) . b ) = a |b b |a como ı 32 . a ) = 1 . {λ(b )} conjuntos arbitrarios de n´ meros complejos distintos de cero. El conjunto de n´ meros a |b efect´ a la u u transici´n entre ambos conjuntos completos de observables compatibles y por eso los designamos o como funciones de transformaci´n. y teniendo en cuenta adem´s (2. o A continuaci´n deducimos una propiedad muy importante de las funciones de transformaci´n.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Adem´s (2. b ) = b b a |b b |a = δ(a . por ejemplo C − D. a |c = b M (a )M (b )M (c ) = b b a |b b |c M (a .14) a |b b |c . b )λ(b )−1 .

b . p(a . . b |a y tomando al final b = a = (2. b ) debe a o ser funci´n s´lo de la combinaci´n a |b b |a . . o Adem´s dado que tiene que ser invariante bajo la transformaci´n (2. Oller e la probabilidad de encontrar un sistema en el estado b cuando se realiza una filtraci´n B en o un conjunto de sistemas con valor definido a y en adelante supondremos que a |b b |a ≥ 0.24) llegamos a la identidad.26) (2. 33 . a ) = 0 = f0 . Recordemos que desde su introducci´n en (2. se pueden construir juntando los segmentos del mismo tipo encontrados en α.. β. b )p(b .. .#1 o e Plante´monos. B . Para ello determinemos la probabilidad de que un sistema con un valor definido c pase una filtraci´n B con o valor b y a continuaci´n una filtraci´n A de valor a : o o p(a . b ) = f ( a |b b |a ) y o o o hacemos un desarrollo en serie de potencias de a |b b |a tenemos: f ( a |b b |a ) = f0 + f1 a |b b |a + f2 ( a |b b |a )2 + . #1 (2. . As´ mismo. m!fm = 0 .24) donde hemos tenido en cuenta (2. (2. Notemos que por su propia e definici´n p(a . a ).20). b ) = 1 = f1 + f2 b b p(a . Como ya se ha indicado nos restringimos al ´ o caso en que a |b b |a ≥ 0. compuestos de segmentos menores de tipo A.. .25) Diferenciando m veces la expresi´n anterior respecto de a |b o a llegamos a.. . por ende.28) Pensemos que tenemos unos segmentos lineales α. Luego si escribimos p(a . (2.18) se sigue que p(a . sumando sobre b tenemos la unidad: ı p(a . o 0= k>1 b fk ( a |b b |a )k − 1 . para b → a .. Entonces la misma componente de segmento de A en α es la que hay en A de α y as´ para cualquier otro ı par de segmentos de los dos conjuntos.. (2. b ) = a |b b |a e o es la unica definici´n posible para dicha magnitud.21) (2. b ) = a |b b |a . c ) .22) Para b → a y a = a tenemos: Por otra parte..9) ya establecimos que a |b debe estar relacionado o con la p´rdida de sistemas al pasar de un filtro M (b ) a otro M (a ). en pro de mayor generalidad. La probabilidad p(a .23) ( a |b b |a )2 + f3 b ( a |b b |a )3 + . a ) = 1 = f1 + f2 + f3 + .23) y (2.27) Veamos ahora que la definici´n dada de p(a . y que a su vez segmentos enteros A. p(a . b ) debe ser una funci´n de a |b y de b |a . Restando las ecuaci´n (2.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. si la definici´n anterior para p(a . b ) da lugar a los conocidos efectos cu´nticos o a de interferencia de amplitudes de probabilidad ya mencionados en el cap´ ıtulo anterior. es sim´trica si se intercambian los papeles de A y B como debe ser. . (2. β.. con lo fk = 0 para k ≥ 2 y. . . b ) = p(b .. c ) = p(a . B.

Queda claro que (2. cuando se detecta por cu´l orificio pas´ la part´ a o ıcula el esquema de interferencias desaparece de A y estamos en el caso (2. b ).17). c ) = b p(a .1 de forma que el producto M (a )M (b ) quede contenido en ellos. por ejemplo emiti´ndose un fot´n. p(a . c ) = a |c c |a = bb a |b b |c c |b b |a .30) donde hemos hecho uso de las relaciones (2.9). c ) = b a |b b |a c |b b |c .29).1: Cuando no se discierne el camino seguido por la part´ ıcula a trav´s de B. b )p(b . Por el contrario.29) es simplemente una suma sobre el producto de probabilidades. como cabr´ esperar cl´sicamente mientras que en ıa a (2. s´lo se e o detecta la part´ ıcula que llega a a a partir de c . Este es un resultado inesperado desde un punto de vista cl´sico y resulta relevante que a lo hayamos podido deducir del formalismo presente sin m´s que realizar un an´lisis muy general a a del algebra de la medida y la definici´n de probabilidad p(a . en la ´ u a existencia de operadores incompatibles que nos han forzado a extender nuestros s´ ımbolos de la medida dados en la secci´n 2.30).29) Si por otra parte no se introduce el filtro B.30) no ´ son iguales. (2. Oller e Si el filtro B opera pero no observamos el valor resultante b .30) tenemos el efecto cu´ntico de interferencia.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.1 donde un haz de part´ ıculas pasa a trav´s de una pantalla e intermedia perforada B. seg´ n nuestro an´lisis. tenemos un ejemplo t´ ıpico de fen´meno de interferencias en la pantalla A. entonces el esquema de interferencias desaparece de A y esta e o situaci´n corresponde a (2.15). se tiene: p(a . B. Queda claro que las expresiones (2. La raz´n de que las o o expresiones anteriores no sean iguales reside en ultima instancia. Si el sistema tiene un valor fijo a de A. en virtud de (2.30). (2. entonces es seguro que al medir A obtendremos a . Este efecto cu´ntico es el que se observar´ en el a a ıa experimento presentado en la figura 2. 34 ¤£ ¢£ ¤ ¢£ ¤£ ¢£ £¢¤¢¢¤¤  ¡  ¡¡ . b ) en t´rminos de las funciones de ´ o e transformaci´n tal que resulte invariante bajo las transformaciones (2. El valor medio de un observable. correspondiendo a (2. o Si por el contrario se determina mediante un mecanismo cu´ndo pasa la part´ a ıcula por un orificio.29).29) y (2. caso (2. o B A a’ c’ Figura 2. por ejemplo como resultado de aplicarle M (a ). Si no se determina por cu´l orificio de B ha pasado realmente la part´ a ıcula. se obtiene una muestra t´ ıpica de interferencias en la pantalla A. Por el contrario. o M (a )M (b ) = a |b M (a .

entonces no obtendremos un unico valor de A. a ) . que el algebra de la ´ medida se resume en la ley de composici´n. donde f (A) representa una funci´n arbitraria del observable A.33) que debe ser un n´ mero positivo entre 0 y 1. por otra parte.32) 2.3. como aspectos fundamentales de las dos secciones anteriores. b ) = a a 2 − A 2 b p(a . y.34).31) b = a f (a )p(a . (2. ´ dado que para vectores normalizados a 1. b ) = a b |a a a |b . Es por eso que en este tema sobre el algebra de la medida hemos analizado estrictamente a ´ resultados de experimentos simult´neos. Vectores estado y operadores Tarea esencial de la MC es determinar las funciones de transformaci´n. d ) . “estad´ o ıstica cu´ntica”. la desigualdad de Schwartz implica 35 . vamos a ver que se cumplen si se considera un espacio de Hilbert y se identifican las funciones de transformaci´n a |b como el producto escalar de los o vectores |a . o M (a . ya que son ´stas las o e que relacionan resultados entre los distintos experimentos.34) (2. As´ mismo definimos la dispersi´n o ı o o incertidumbre del observable A cuando el sistema tiene un valor fijo b como: (∆A)2 b = (A − A b )2 b = a a 2 − 2a A b + A 2 b p(a . No estamos todav´ interesados en su ıa evoluci´n temporal. b )M (c .35) (2. Oller e si preparamos el sistema con una filtraci´n M (b ) correspondiente a un observador B incompatible o con A. Tambi´n hemos visto las siguientes propiedades u e importantes de las funciones de transformaci´n: o a |c a |a = b a |b b |c . (2. (2. La probabilidad de obtener a es p(a .2). la definici´n de probabilidad. (2.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. b ) . ´ a t´ ıpicamente de dimensi´n infinita. A continuaci´n veamos que se consigue una realizaci´n a o o del algebra de la medida empleando como soporte matem´tico de la MC un espacio de Hilbert.36) = δ(a . Todos estos requerimientos. b ) de ´ modo que el valor medio del observable A en un sistema preparado tras un filtro de B es: A f (A) b = a a p(a . o Hemos visto. Esto ultimo es necesario para que se cumpla (2. b ) . junto con (2. se trata de determinar la estructura de la MC a un tiempo dado. |b normalizados a la unidad. b ) = a |b b |a . a (b )|a (b ) = 1. o p(a . d ) = b |c M (a .

Un operador O es lineal si satisface: O (λ1 |α + λ2 |β ) = λ1 O|α + λ2 O|β . y |β = µ|b . Los vectores duales est´n en correspondencia uno a uno a ∗ con los vectores |a . (2. e A todo par de vectores |a . (2. |b le asociamos el producto escalar. As´ introducimos los dos siguientes postulados: i) Cada estado de un sistema especificado por ı un conjunto completo de n´meros cu´nticos a . (2. siendo Oa a = a |O|a los elementos de matriz de O en la base {|a }.40) con λ1 . Por otra parte tambi´n tenemos que (2. relativos a un conjunto completo de observables u a compatibles. su dual es β | = a Ca a |. Si |β es el vector gen´rico dado anteriormente. a |b = b |a ∗ .39) Dado un espacio vectorial o en general un espacio de Hilbert. ii) Las funciones de transformaci´n a |b corresponden al producto escalar de dos de o tales vectores referidos al mismo o a distintos conjuntos completos de observables compatibles.37) Es conveniente recordar que puesto que {|b } es una base ortonormal satisface la resoluci´n de la o identidad b |b b | = 1 . viene descrito por un vector |a . esto es. Este conjunto de vectores. tal y como se requiere. Tambi´n introducimos el espacio vectorial dual que tiene como base los vectores duales a |. o O|β = a Ca |a = O = aa a Ca |a = a a Ca O|a = aa Ca |a a |O|a (2. con Ca = a |β un n´ mero complejo. entonces β|α = µ∗ λ b |a + µ∗ λ b |a . es una base ortonormal del espacio de Hilbert para el caso gen´rico de dimensi´n e o infinita.38) siendo una forma sesquilineal. A nivel de componentes o ı a en la base dada la relaci´n anterior se puede escribir simplemente como: o Ca = a Oa 36 a Ca . podemos a su vez construir operadores que nos transforman unos vectores en otros. Oller e que 0 ≤ a |b b |a = a |b a |b ∗ = | a |b |2 ≤ a |a b |b = 1. Esta notaci´n fue la utio lizada en la secci´n 1. (2.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. para todos los valores posibles de a . De este modo cualquier vector |β de dicho espacio de Hilbert puede escribirse como |β = u e a Ca |a . λ2 n´ meros complejos. (2.42) .35) se satisface dado que para {|b } una base ortonormal del e espacio de Hilbert se tiene: a |b b |c = a |b c |b ∗ b b = a |c . La actuaci´n de un operador lineal queda fijada una vez se determina u o la actuaci´n del mismo sobre los vectores de la base {|a }. Especial menci´n merecen en este curso los o operadores lineales que ocupan un lugar relevante en la MC dado que las magnitudes conservadas son siempre extensivas. si |α = λ|a + λ |a .41) Oa Ca |a .2 suponiendo el bagaje del curso de F´sica Cu´ntica.

(2. tenemos: o T r(O) = a a |O|a = a Oa a . M (a ) = |a a | es un operador de proyecci´n y como {|a } es una base ortonormal del o espacio de Hilbert inmediatamente se obtiene que M (a ) = a a |a a|=1 . O † :#2 OT = O∗ = O† = #2 aa |a |a |a a |O|a a |O|a a |O|a ∗ ∗ a |. Es tambi´n util introducir la siguiente representaci´n de un operador lineal gen´rico O. a |. tenemos o e (|b a |)|α = |b a |α . Oller e Consideremos el operador |b a | y su actuaci´n sobre un vector gen´rico |α .9) que para los operadores M (a . o 37 .44) y tenemos la misma ley de producto (2. conjugado. Si componemos dos de tales operadores tenemos: (|a b |)(|c d |) = b |c |a d| .46) de acuerdo a (2.45) Entonces. O ∗ y herm´ ıtico. (2. Es por ello que identificamos M (a . De la misma forma deben resultar igualmente esperables las definiu ciones del operador transpuesto.49) Definici´n por otra parte esperable de nuestra experiencia con matrices.41) y escribiendo Ca = a |β . (2.43) de modo que este operador primero proyecta cualquier vector seg´ n |a y luego lo orienta seg´ n u u |b . Hae ´ o e ciendo uso de (2. O T . herm´ ıtico y autoadjunto se tomar´n como sin´nimos suponiendo a o la igualdad de los dominios de definici´n del operador y de su adjunto. (2. a |. Dada una base ortonormal {|a } y un operador lineal O. tenemos: O|β = aa |a Oa a a | |β . (2. (2.47) dado que esta igualdad es v´lida para cualquier vector |β tenemos: a O= aa |a Oa a a| . a no ser que se diga lo contrario.50) aa aa En este curso. b ). (2. La genere o alizaci´n es obvia.2).48) Tambi´n ya hemos hablado de la traza del operador matriz densidad en la secci´n 1. (2. b ) = |a b | . Dejamos al lector que o demuestre la propiedad de que el valor de la traza es el mismo independientemente de la base ortonormal en que se eval´ e.2.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.

55) dentro del espacio de Hilbert. Adem´s otra propiedad relevante es que dados a dos autovectores de un operador herm´ ıtico ´stos son ortogonales si sus autovalores son distintos. En efecto.52) de donde se sigue que a = a ∗ y por tanto es real. como consecuencia de (2. |c . Oller e De las definiciones anteriores se tiene que (|a b |)† = |b a | y por lo tanto M (a .54) y dado que |b es un elemento arbitrario de la base ortonormal {|b }. u o Observables. (2. a |A|a = a a |a = Aa |a = a ∗ a |a . se sigue que al observable A se le debe hacer corresponder el operador. Los primeros son reales.55) se tiene que: a (A − a )|a = 0 . si |a es un autovector de A con autovalor a entonces. Seg´ n vimos al final de la secci´n anterior. Fij´monos tambi´n que de e e la expresi´n anterior se sigue que cualquier observable cumple que A† = A y es herm´ o ıtico Adem´s. b )† = M (b . a ).b = a a b |a a a |b = b | a |a a a | |b . (2. asociados a bases ortonormales arbitrarias. Tambi´n se deduce f´cilmente que (XY )T = Y T X T y (XY )† = Y † X † siendo X e Y dos operadores e a lineales arbitrarios. Tambi´n se deduce que si |α = O|α y |β = O |β entonces: e α |β = α|O † |β = β |α ∗ . |b .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Desde un punto de vista matem´tico el espectro. La implicaci´n inversa o tambi´n se cumple. a |(A − a ) = 0 . si satisface X T = X se dice que es sim´trico y si X ∗ = X se dice que e † es real. (2. etc. corresponde as´ al conjunto de autovalores del operador herm´ ı ıtico asociado.55). (2. e A= a a |a a| . o conjunto de valores reales posibles que un observable puede tener en a una medida. o a pa . seg´ n se ha visto u 38 . Un operador que satisface que X † = X se llama herm´ ıtico. (2.51) Una propiedad de los operadores herm´ ıticos es que sus autovalores son reales. (2. el valor medio del observable A en un estado con valor definido b . resultante por ejemplo de una filtraci´n M (b ). viene dado por. si satisface X † = −X se llama antiherm´ ıtico.53) por lo tanto a |a = 0. que proporciona correctamente el valor medio de la cantidad f´ ısica A en estados |b . que a su vez representa una base gen´rica. entonces a |A|a = a a |a = a a |a . una vez hallados sus autovalores y autovectores. todo operador herm´ e ıtico es un observable dado que se puede escribir en la forma (2.56) Con lo que |a es un autoestado del operador A con autovalor a . Ya hemos dicho que un observable corresponde a un operador herm´ ıtico. e Sean |a y |a dos autovectores de A con autovalores a y a tal que a = a .

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

en (2.52), y los segundos constituyen una base ortonormal. Es importante recalcar en este punto la consistencia del formalismo, en particular con el postulado i), introducido tras (2.37). All´ se ı dijo que el conjuto de vectores {|a }, con a tomando cualquier valor dentro del espectro multiple de un conjunto completo de observables compatibles, constitu´ una base ortonormal del espacio ıa de Hilbert. Ahora hemos visto que, de hecho, determinar el espectro de un conjunto completo de observables compatibles supone resolver el problema de autovalores de tales observables, y por otra parte, del conjunto de autovectores de un operador herm´ ıtico se puede extraer una base ortonormal del espacio de Hilbert. No obstante, hemos de recordar que parte de ese postulado se ha utilizado para llegar a que un observable f´ ısico corresponde a un operador herm´ ıtico y por ello no es superflua. Por otra parte, dado un vector arbitrario |β del espacio de Hilbert H normalizado a la unidad, β|β = 1, siempre lo podemos considerar como miembro de una base ortonormal {|b } y, por tanto, hacerlo corresponder a un estado del sistema f´ ısico, en virtud de i). Baste para ello darse cuenta de que |β es un autovector del operador herm´ ıtico (observable) |β β| con autovalor 1. El vector |β se puede completar con otros vectores hasta formar una base ortonormal del espacio de Hilbert, asociada a la cual siempre se puede definir un conjunto completo de observables compatibles que completen el observable anterior. Por otra parte, la relaci´n entre vectores del o espacio de Hilbert y estados de un sistema f´ ısico no es uno a uno puesto que dado un vector |β entonces |β = eiφ |β , con φ real, tambi´n es autovector del observable |β β| = |β β | con e autovalor uno, normalizado a la unidad y por tanto le corresponde el mismo estado f´ ısico. Por eso es que existe una ambig¨ edad en la fase global del vector que se le asocia a un estado f´ u ısico, que se ha de fijar de una vez para siempre a conveniencia. En este punto se concluye la realizaci´n del algebra de la medida, secci´n 2.1, y de la definici´n o ´ o o de probabilidad, secci´n 2.2, en un espacio de Hilbert como soporte matem´tico. o a Recordemos que dado un operador herm´ ıtico A en un espacio vectorial de dimensi´n finita su o espectro se calcula resolviendo la ecuaci´n: o det(A − λ) = 0 . (2.57)

Operadores unitarios. Un operador lineal U se dice que es unitario si satisface U U † = U † U = 1. El conjunto de operadores unitarios constituye un grupo como se demuestra f´cilmente. Como a consecuencia directa de su definici´n se deduce una propiedad muy importante de los operadores o unitarios y es que conservan los productos escalares. Sea |α = U |α y |β = U |β , entonces: α |β = α|U † U |β = α|β . (2.58) A todo operador unitario se le puede asociar un cambio de base y viceversa. Sean {|a } y {|b } dos posibles bases ortonormales en el espacio de Hilbert. Designemos por Uab el operador asociado con dicho cambio de base tal que: Uab |ak = |bk . (2.59) De este modo Uab = k |bk ak | como se puede comprobar sin m´s que haciendo actuar dicho a † k k operador sobre la base {|a }. Por otra parte Uab = k |a b | y efectivamente es un operador uni† tario dado que Uab Uab = 1. Tambi´n se demuestra f´cilmente que dado un operador unitario U , los e a k k vectores |b = U |a , transformados de la base original {|a }, constituyen una nueva base ortonormal puesto que dado un vector |φ del espacio de Hilbert se tiene que U |φ = k |bk bk |U |φ 39

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

y bk |bl = ak |al = δkl . Por supuesto el espacio de Hilbert transformado por U coincide con el original dado que U tiene inversa. Consideremos a continuaci´n el transformado de un operador bajo una transformaci´n unitaria. o o Dado un operador X arbitrario tal que |αX = X|α , su transformado ser´ aquel operador X que a realice la misma transformaci´n que X pero en el espacio vector transformado por U , es decir, o que verifique X U |α = U X|α y por lo tanto, X = U X U† . (2.60) Si designamos por {|bk } a la nueva base transformada de {|ak } por U , tendremos para X un operador lineal: X =U
kq

|ak ak |X|aq aq | U † =

kq

|bk ak |X|aq bq | ,

(2.61)

con lo que los elementos de matriz de X en la base transformada son los mismos que los elementos de matriz de X en la base original. Otras propiedades que se pueden demostrar f´cilmente son: a |detU | detX T r(X ) X† = = = = 1, detX , T r(X) , (X † ) = U X † U † .

(2.62)

Una propiedad muy relevante es que los operadores unitariamente equivalentes tienen el mismo espectro. Si |a es un autoestado de A con autovalor a , (A − a )|a = 0, entonces U |a es un autoestado de A = U AU † con el mismo autovalor a , dado que A (U |a ) = U AU † U |a = U A|a = a (U |a ). Esta implicaci´n se puede demostrar tambi´n del mismo modo en el sentido o e −1 † opuesto pero empleando el operador unitario U = U . As´ pues los autoestados o autovectores ı est´n en una relaci´n uno a uno y los autovalores se conservan y con ellos los espectros son iguales. a o Otra propiedad que se conserva en una transformaci´n unitaria es que el producto entre opero adores transformados es igual al transformado del producto de los operadores, A B = U AU † U BU † = U ABU † . (2.63)

Desde el punto de vista del formalismo es pues indistinguible considerar que los estados f´ ısicos y observables correspondan a vectores y operadores herm´ ıticos o a sus transformados unitarios, dado que los productos escalares entre vectores se conservan, as´ como las relaciones algebraicas entre ı operadores. Se habla as´ de representaciones equivalentes (isomorfas) en cuanto a la descripci´n de ı o los fen´menos f´ o ısicos.#3 Del mismo modo que en mec´nica cl´sica las transformaciones can´nicas a a o relacionan conjuntos de variables din´micas igualmente aptas para una descripci´n hamiltoniana a o de los sistemas.
T´ngase en cuenta que U (α|δ +β|γ ) = α|δ +β|γ (con |δ = U |δ , |γ = U |γ ), δ |γ = δ|γ , αA +βB = e U † (αA + βB)U (con A = U † AU y B = U † BU ), A B = U † ABU y A |α = U A|α . Por ello es por lo que se habla de representaciones isomorfas a aquellas que son unitariamente equivalentes.
#3

40

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Espectros continuos. El esquema que hemos considerado anteriormente supon´ que el espectro ıa de un operador era discreto. Sin embargo muchos observables relevantes en f´ ısica tienen espectros continuos como el observable momento o la energ´ Designemos tal observable por un operador ıa. ξ. Dado que su espectro es continuo, siguiendo el mismo procedimiento que dio lugar a (2.55), tendremos ahora: ξ = ξ M (ξ )dξ = dξ ξ |ξ ξ | , (2.64) es decir, se sigue representando un observable como una suma sobre los posibles filtros de ξ, pero ahora dado que el espectro es continuo estos filtros fijan que el estado posee un valor ξ del observable ξ que est´ dentro de un intervalo de longitud ∆ξ /2 alrededor del valor ξ y al sumar a sobre todos esos intervalos, se da lugar a la integral (2.64) en el l´ ımite ∆ξ → 0. De la representaci´n o anterior se sigue que ξ es un operador herm´ ıtico, y viceversa, todo operador herm´ ıtico de espectro continuo corresponde a un observable dado que se puede expresar como en (2.64). Al igual que en (2.2), sumando sobre todos estos filtros se deja pasar a todos los sistemas, por lo que: M (ξ )dξ = dξ |ξ ξ|=1. (2.65)

Esta resoluci´n de la identidad fija la normalizaci´n de los vectores |ξ de un espectro continuo o o a deltas de Dirac, es decir, ξ |ξ = δ(ξ − ξ ). Para ello multipl´ ıquese (2.65) por la derecha por |ξ , |ξ = dξ |ξ ξ |ξ ,

(2.66)

y por tanto ξ |ξ = δ(ξ − ξ ). Como consecuencia de esta propiedad y de (2.64), es inmediato comprobar que |ξ es un autovector de ξ, con autovalor ξ . Finalmente nuestra definici´n de probabilidad p(a , b ) dada en (2.34) requiere ser reinterpreo tada cuando alguno de los vectores no se puede normalizar a la unidad, como es el caso cuando corresponde a un autovector de un espectro continuo. Estos vectores no corresponden a estados f´ ısicos, que deben estar normalizados a uno para garantizar la interpretaci´n estad´ o ıstica. No obstante, s´ que se pueden emplear estos vectores generalizados como extensi´n del espacio de Hilbert ı o original ya que suelen presentar propiedades de transformaci´n simples bajo la actuaci´n de alg´ n o o u o algunos observables relevantes, constituyen bases completas para expresar cualquier estado f´ ısico y ´stos se pueden aproximar arbitrariamente a autovectores de espectros continuos reduciendo la e longitud ∆ξ de indeterminaci´n del observable ξ (como ejemplo consid´rese un tren de ondas). o e e Para reinterpretar (2.34) pensemos por ejemplo en |pi , un autovector de la componente i-´sima 2 del operador momento lineal o impulso p, entonces | pi |α | dpi representa la probabilidad de que el estado |α del espacio de Hilbert tenga un valor de pi centrado en pi y de longitud dpi . Esta interpretaci´n da lugar a la expresi´n correcta para calcular el valor medio de p i para el estado o o |α , pi
α

= α|pi |α =

dpi | pi |α |2 pi ,

(2.67)

teniendo en cuenta la expresi´n (2.64) para pi . Por otra parte, si |xi es el autoestado de la o componente i-´sima del operador de posici´n x entonces | xi |α |2 dxi nos da la probabilidad para e o 41

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

encontrar el sistema en el intervalo (xi − dxi /2, xi + dxi /2) con lo que x |α = ψα (x) es la funci´n o de onda de mec´nica ondulatoria. a Sistemas compuestos. Sean dos sistemas I y II con espacios de Hilbert H1 , H2 . El espacio de Hilbert del sistema que engloba dichos subsistemas es el espacio producto directo, H = H1 ⊗ H2 . Si {|a1 } y {|b2 } son bases de H1 y H2 , respectivamente, entonces una base de H es: {|a1 ⊗ |b2 } ≡ {|a1 b2 } , (2.68) la llamada base producto directo. T´ngase en cuenta que en general un vector del espacio producto e directo no se puede escribir como el producto directo de un vector de H1 por otro vector de H2 aunque siempre se puede escribir su desarrollo en la base producto directo (2.68). Sea X1 un operador lineal que act´ a sobre H1 y X2 un operador lineal que act´ a sobre H2 , u u entonces sus elementos de matriz en la base producto directo son: a1 b2 |X1 X2 |a1 b2 = a1 |X1 |a1 b2 |X2 |b2 . Por lo tanto la traza del operador anterior viene dada por: T r(X1 X2 ) =
ab

(2.69)

a1 b2 |X1 X2 |a1 b2 =

a

a1 |X|a1

b

b |X2 |b = T r(X1 )T r(X2 ) .

(2.70)

El operador X1 X2 es tal que X1 y X2 act´ an separadamente sobre los espacios de Hilbert H1 y u H2 . Sin embargo tambi´n pueden existir operadores que acoplan ambos espacios de Hilbert. Por e ejemplo, pensemos en dos electrones que interact´ an mediante el potencial de Coulomb que es u −1 proporcional a |x1 − x2 | que es un operador que act´ a simult´neamente sobre ambos espacios de u a Hilbert. La generalizaci´n de lo expuesto aqu´ para el producto directo de dos espacios de Hilbert o ı se generaliza f´cilmente para el producto directo de un n´ mero arbitrario de espacios de Hilbert. a u

2.4.

La relaci´n de incertidumbre o
∆A = A − A , ∆A|α = A|α − α|A|α |α . (2.71) (2.72)

Sea el operador tal que,

Al valor esperado de (∆A)2 se le conoce como dispersi´n, varianza o desviaci´n cuadr´tica media o o a del observable A en el estado en que se toma el valor medio, (∆A)2 = (A2 − 2A A + A 2 ) = A2 − A
2

,

(2.73)

tal y como ya introdujimos en (2.32). La relaci´n de incertidumbre afirma que dados dos observables A y B entonces se satisface: o 1 (∆A)2 (∆B)2 ≥ | [A, B] |2 . 4 Para probar la desigualdad anterior haremos uso de tres lemas. 42 (2.74)

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

1.- La desigualdad de Schwartz, que afirma que dados dos vectores |α y |β , se tiene: α|α β|β ≥ | α|β |2 . (2.75)

Para demostrarla sea λ un n´ mero complejo, se tiene que ( α| + λ∗ β|) (|α + λ|β ) ≥ 0 . Tomando u λ=− se sigue, α|α − 2 de donde se deduce que en efecto, α|α β|β ≥ | α|β |2 . (2.78) | α|β |2 | α|β |2 + ≥0, β|β β|β (2.77) β|α , β|β (2.76)

2.- El valor esperado de un operador herm´ ıtico es real, cuya demostraci´n dejamos al lector. o 3.- El valor esperado de un operador antiherm´ ıtico es puramente imaginario: α|A|α = A† α|α = α|A† α

= − α|A|α

.

(2.79)

Para demostrar la relaci´n de incertidumbre (2.74), apliquemos la desigualdad de Schwartz a o |α = ∆A|φ y |β = ∆B|φ con |φ un vector arbitrario. De (2.78) se deduce: (∆A)2 (∆B)2 ≥ | ∆A ∆B |2 . Dada la igualdad: ∆A ∆B = 1 1 1 1 [∆A, ∆B] + {∆A, ∆B} = [A, B] + {∆A, ∆B} , 2 2 2 2 (2.81) (2.80)

donde {X, Y } = XY +Y X, se denomina el anticonmutador de X e Y . Notemos que el conmutador de dos operadores herm´ ıticos es antiherm´ ıtico mientras que el anticonmutador es herm´ ıtico. Por lo tanto: 1 1 ∆A ∆B = [A, B] + {∆A, ∆B} , (2.82) 2 2 siendo el primer valor esperado puramente imaginario mientras que el segundo es puramente real. De este modo el m´dulo al cuadrado del n´ mero complejo anterior es: o u 1 1 | ∆A ∆B |2 = | [A, B] |2 + | {∆A, ∆B} |2 . 4 4 Utilizando este resultado en (2.80), 1 1 (∆A)2 (∆B)2 ≥ | ∆A ∆B |2 = | [A, B] |2 + | {∆A, ∆B} |2 , 4 4 43 (2.84) (2.83)

No se trata por tanto de que en la transformaci´n se conserven los productos escalares sino los o m´dulos de los mismos.80). dado que los cuadrados de ´stos son los que determinan las probabilidades o e de transici´n. En nuestro caso tenemos: ∆A|φ = −λ∆B|φ . φ|∆A∆B + ∆B∆A|φ = −(λ∗ + λ) φ|(∆B)2 |φ = 0 .88) 2.85) se debe tener la igualdad con lo que el estado sobre el que se calcula el valor medio debe cumplir φ|{∆A.1 se deja como ejercicio comprobar que el tren de ondas gaussiano satisface dicha condici´n considerando los operadores de momento lineal y posici´n. es decir. En la transformaci´n (2. respectivamente.74) se tiene la igualdad. Descripciones equivalentes Sean O y O dos observadores con sus correspondientes representaciones completas. B]|φ |2 . a otro rayo de O . (2. 4 es que ∆A|φ = µ ∆B|φ . en lugar de tener la desigualdad en (2.5. De este modo la condici´n que debe satisfacer u o un estado |φ para tener la relaci´n de incertidumbre m´ o ınima. Oller e por lo tanto. o o (2. deben ser vectores proporcionales. donde o cualquiera de sus elementos es adecuado para describir el correspondiente estado f´ ısico del sistema.87) con lo que λ debe ser un n´ mero imaginario puro. 4 (2. 1 φ|(∆A)2 (∆B)2 |φ = | φ|[A. en lugar de la desigualdad en (2. hemos de tener el signo de igualdad. Queremos determinar el operador que relaciona a ambas representaciones equivalentes: O |u O → |u .89) con µ un n´ mero imaginario puro.78). 4 1 (∆A)2 (∆B)2 ≥ | ∆A ∆B |2 ≥ | [A. apto para describir el mismo estado del sistema desde el punto de vista de O .86) Por otra parte. (2. ∆B} |2 ≥ 0. como 1 | {∆A.90) con |u y |u pertenecientes a los espacios de Hilbert asociados a los observadores O y O .85) Es interesante determinar las condiciones bajo las cuales en lugar de una desigualdad como en (2. u En el problema 3. o 44 . Para ello. procedente de la desigualdad de Schwartz (2. ∆B}|φ = 0. De la demostraci´n anterior de la desigualdad de o ∗ Schwartz se debe tener que ( α| + λ β|) (|α + λ|β ) = 0 y por lo tanto |α = −λ|β .90) lo importante es que pasamos de un rayo de O. (2. Entonces se dice que se satisface la relaci´n de incertidumbre m´ o ınima. B] |2 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (2.

(c1 |α1 II) Transformaciones antiunitarias: (2.91). = c∗ |α1 + c∗ |α2 .91) es directo demostrar que el nuevo conjunto de vectores transformados {|a n } es o ortonormal y completo ya que si hubiere alg´n vector no nulo |α tal que an |α = 0 para todo n entonces el u vector |α ser´ linealmente independiente a la base ortonormal original {|a n }.91) se puede o representar el espacio de Hilbert por un operador de dos tipos posibles: I) Transformaciones unitarias: α|β + c2 |α2 ) = α |β . |α = |an an |α . #4 (2. Empleando dichas bases podemos por tanto escribir |α = |an an |α . o | α|β | = | α |β | . = c1 |α1 + c2 |α2 . Veamos que podemos elegir la fase de o los vectores transformados |ϕn y |an de O tal que ´ste sea |ϕn = |a1 + |an . donde hemos aplicado la condici´n fundamental (2. ıa 45 . de modo que tenemos: |ϕn = |a1 + ei(rnn −r1n ) |an .93) Demostraci´n. e |ϕn = = e m ir1n |am am |(|a1 + |an ) = |a1 + e irnn m |am eirmn (δm 1 + δm n ) = (2.96) Dada la condici´n (2. e El Teorema de Wigner establece toda transformaci´n biyectiva que satisfaga (2. Las fases de los estados de estos conjuntos completos de vectores se pueden elegir a nuestra conveniencia.91) Sea {|an } una base de HO y {|an } la base de HO transformada de la anterior de HO y que por tanto corresponde a los mismos estados f´ ısicos pero vistos desde el punto de vista de O .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.94) |an .92) (c1 |α1 α|β + c2 |α2 ) = β |α = α |β ∗ . |β los vectores de HO que describen los mismos estados f´ ısicos desde el punto de vista de O .90) sea tal que. (2. |β dos vectores pertenecientes a HO (el espacio de Hilbert asociado a O) y |α . con #4 las fases de |α y |α tambi´n arbitrarias. (2. en contra de lo supuesto. Oller e Sean |α .95) Redefinimos entonces la fase del vector |an tal que se reabsorba el factor de fase ei(rnn −r1n ) con lo que llegamos al resultado deseado. 1 2 (2. Consideremos el estado |ϕn = |a1 + |an . Como se ha dicho imponemos que la transformaci´n (2. |ϕn = |a1 + |an . Redefiniendo la fase de |ϕn siempre se o puede reabsorber el factor eir1n .

Elegimos la fase global de |α tal que c1 = c1 .98) = n cn = cn = De modo que en virtud de (2. o (2. se obtiene que | ϕn |α | = |c1 +cn | y | ϕn |α | = |c1 + cn | son iguales. Oller e A continuaci´n consideremos el estado |α y su transformado |α . soluci´n b) .#7 Procedamos por reducci´n al absurdo.99) (2.102) Demostremos a continuaci´n que si se tiene la soluci´n a) o b) para un cierto coeficiente c n entonces o o se tiene la misma soluci´n para cualquier otro coeficiente.96). 3 #5 (2.91). soluci´n a) . o |α |α = n cn |an . soluci´n b) .91) y (2.100) (2. tal que se tiene que ck = ck y cl = c∗ .101) Elegimos la fase de |α tal que c1 sea real. Weinberg en su libro [6] o donde completa la demostraci´n. c∗ (cn )2 − cn (c1 c∗ + c∗ cn ) + c1 |cn |2 = 0 . cumple autom´ticamente esta condici´n. (2. n 1 1 multiplicamos la igualdad anterior por cn . |cn | = |cn | .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o n cn = cn .#5 con lo que elevando al cuadrado la igualdad |c1 + cn | = |c1 + cn |. soluci´n a) .97) (2. cn |an . o o Supongamos que existen dos coeficientes ck y cl . |c1 + cn | = |c1 + cn |. cuyas fases ya han sido fijadas. o c∗ n 1 = cn .103) Si |α es uno de los |ϕn o un elemento de la base transformada {|an }. Wigner tal y como hace notar S. o l Consideremos entonces el vector: 1 |Φ = √ (|a1 + |ak + |al ) . 1 n 1 ´ Esta es una ecuaci´n de segundo grado en cn cuyas dos soluciones son: o cn = cn c1 ∗ c . tenemos: c1 c∗ + c∗ cn = c∗ cn + c1 (cn )∗ .#6 de modo que la ecuaci´n anterior se simplifica a: o cn = c∗ . Del mismo modo. ambos complejos (ya que de lo contrario no habr´ ıa distinci´n entre los casos a) o b) para el coeficiente real). teniendo en cuenta (2. o #7 Este paso falta en la demostraci´n original de E. a o #6 Esta condici´n se satisface de forma directa si |α es un elemento de la base {|a n }. o 46 . an |α . o (2.P. an |α .

| α |β |2 = | Desarrollando. c∗ cm d ∗ d n = n n m. entonces. n. o bien ck o bien cl o ambos son reales en contra de la suposici´n.n m.l (2.106) l que es equivalente a.n n c ∗ d ∗ |2 = | n n c∗ dn |2 = | α|β |2 . o (2. se ı. transformaci´n antiunitaria.108) Por lo tanto. n m (2. si fuese el primero basta o con intercambiar los papeles jugados por |α y |β .102). Tambi´n dado que c1 es real desarrollando la ecuaci´n e o anterior tenemos. (2. n n k.110) es decir.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Im(ck )Im(cl ) = 0 . 3 Igualando | Φ|α |2 = | Φ |α |2 . o n cn |an . es: u 1 |Φ = √ (|a1 + |ak + |al ) . Supongamos que no es as´ es decir. Im(ck )Im(c∗ ) = Im(ck )Im(cl ) . l es decir.112) 47 . Re (ck c∗ ) = Re (ck cl ) . m.109) c∗ d n cm d ∗ . que si |β = n dn |an .n c∗ cm (d∗ dm − dn d∗ ) = 0 .105) donde hemos tenido en cuenta que c1 = c1 .(2. n (2. Oller e por lo que su transformado seg´ n la ec. Con esto hemos o demostrado que dado un vector |α se ha de tener una de las dos transformaciones siguientes.104) = 1+ c ck + l c1 c1 2 . n n m (2. transformaci´n unitaria. a) |α = b) |α = c∗ |an . Supongamos que tenemos el segundo caso. y al ser todos los coeficientes reales. (2. resulta por tanto la condici´n: o Im (c∗ cm ) Im (d∗ dm ) = 0 . tenemos la ecuaci´n: o 1+ cl ck + c1 c1 2 (2. (2. ∗ ∗ tiene que dn = dn para cn = cn o bien que dn = dn para cn = cn con n ≥ 1.111) Agrupando en pares m. Veamos entonces que llegamos a una contradicci´n.107) Todav´ queda por demostrar que dado un nuevo vector arbitrario |β = n dn |an tenemos el ıa mismo caso a) o b) que para |α .

116) an |α |an = an |α Λ|an = an |α |an .115) (2. Finalmente. en contraposici´n con la ecuaci´n (2. {|an } → {|an } debe ser unitario o antiunitario. fm y fl complejos con fases distintas y el resto de coeficientes o iguales a cero. Oller e La condici´n anterior se podr´ satisfacer en principio para dos vectores estados determinados o ıa |α . coeficientes fj = 0.113) Para ver que efectivamente esta elecci´n de un vector |γ es siempre posible consid´rese primero o e ∗ ∗ el caso en que cn cm es complejo para alg´ n m. l es igual al par m.114) n n n n n n por lo tanto cualquier operador antiunitario lo podemos escribir como Λ = U K. n m. fl complejos con fases distintas y el resto de ı. o cualquier otra e ıa combinaci´n pero siempre con dos sub´ o ındices iguales de los los conjuntos (m.113). pero si ´ste es el caso siempre podemos elegir un tercer vector estado |γ = k fk |ak tal e que. (2. ∗ Im (fn fm ) Im (c∗ cm ) = 0 . pero en tal caso no hay distinci´n o entre transformaci´n unitaria y antiunitaria sobre |β . n) y (k. n en cuyo caso t´mese fn y fm complejos y con fases distintas y el resto de o coeficientes nulos. la excepci´n al razonamiento dado para que la transformaci´n sobre |β sea del o o mismo tipo que sobre |α es que los coeficientes de |β sean reales. u Esta representaci´n de Λ depende de la base que se ha tomado puesto que K act´ a sobre los o u coeficientes. implican por tanto que la o o misma elecci´n a) o b) se ha realizado para los vectores |γ y |α y an´logamente para los vectores o a |γ y |β .n ∗ Im (fn fm ) Im (d∗ dm ) = 0 . Λ|an = |an . En este caso t´mese fn . fk . e Por supuesto. (2. Como el vector |γ es com´ n se sigue por tanto que la misma elecci´n se ha tenido que u o hacer tambi´n para los vectores |α y |β . Con esto se concluye la demostraci´n del o o teorema de Wigner. Unitario: |α = Λ|α = Λ Antiunitario: |α = Λ|α = Λ an |α |an = an |α ∗ Λ|an = an |α ∗ |an . Las ecuaciones (2. l) y el resto distintos. |β .n (2. para garantizar que se satisface la ecuaci´n (2. tambi´n podr´ darse el caso de que n = k y m = l. fm .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Podr´ ocurrir que el par o ıa k. que por supuesto dependen de la base. siendo U un operador unitario y K el operador que cambia los n´ meros complejos en sus complejos conjugados.112). n m. n y que dk dl es tambien complejo para alg´ n k. 48 .113). l u u distintos entre s´ entonces basta tomar fn . en contra de lo supuesto. De acuerdo con este teorema cualquier operador Λ que transforma las bases de dos observadores equivalentes.

a Λ ϕ = Λ ϕ2 · Λ ϕ1 . ello implica que finalmente Λϕ es unitaria.117) donde los ϕ representan par´metros continuos. debe a a ser unitaria. (2.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. etc. por ejemplo rotaciones. 49 . Oller e Veremos en los cap´ ıtulos posteriores que la naturaleza unitaria o antiunitaria de la transformaci´n Λ se podr´ determinar atendiendo a las caracter´ o a ısticas f´ ısicas del problema. Dado que el producto de dos transformaciones a antiunitarias o unitarias es unitario. nos encontramos en condiciones de comprobar que si dicha transformaci´n Λ depende de uno o o m´s par´metros continuos. traslaciones espacio-temporales. No obstante. El razonamiento se basa simplemente en que una transformaci´n dependiente de un o par´metro continuo se puede expresar como el resultado de aplicar dos transformaciones sucesivas.

Parte II Simetr´ ıas 50 .

En el caso de sistemas cerrados. y otros relacionados con la posibilidad de cambiar de unos obo servadores a otros. Inicialmente en t = t0 se tiene preparado un conjunto de estados {|a t0 }. El operador de evoluci´n temporal o El tiempo t es un par´metro continuo de la teor´ −∞ < t < +∞. ıas Esto es de sumo inter´s. donde los a se refieren a los n´ meros cu´nticos de un conjunto completo de u a 51 . estando ´stos relacionados por dichas transformaciones de simetr´ y que por e ıa tanto no tienen contenido din´mico relativo a una interacci´n dada. podemos generar ıas o muchas otras soluciones sin conocer los detalles din´micos del problema sin m´s que explotando a a las simetr´ conocidas del mismo. conocida una soluci´n. base del u espacio de Hilbert. aunque en general no sea as´ tales cantidades siguen siendo empleadas para el estudio de los ı. que en muchas ocasiones ser´n constantes de movimiento y a que en todas constituyen observables valiosos para caracterizar los sistemas f´ ısicos. m´s adelante a ıa. Las simetr´ nos indican que tales observables existen.1. aunque no nos proporcionan una ıas expresi´n de los mismos en t´rminos de las variables din´micas.2 que t no se puede asociar con el espectro de ning´ n operador herm´ o u ıtico. sistemas que no interact´ an con u ning´ n otro. a veremos en la secci´n 4. a o Otro aspecto de inter´s para el estudio de las simetr´ es que conducen a la existencia de e ıas observables asociados a las mismas. De hecho. y rotaciones en sistemas cerrados son exactas para todas las interacciones conocidas. ya que nos permite distinguir entre aspectos puramente din´micos. De hecho algunas de estas simetr´ como traslaciones espacio-temporales ıas. esto es. que e a conducen a una cierta soluci´n. a 3. El estudio de dichas simetr´ es de gran importancia puesto que. mismos. Consideremos primero el caso de sistemas cerrados. Esto se conseguir´ t´ o e a a ıpicamente mediante el empleo del principio de correspondencia a partir de sus expresiones cl´sicas. que de hecho pueden ser comunes a otras muchas interacciones. todas estas cantidades son conservadas pero incluso en sistemas no cerrados.Cap´ ıtulo 3 Desplazamientos en el tiempo y ecuaciones de movimiento Este cap´ ıtulo ¡unda parte del curso que constituye un amplio bloque dedicado al estudio de transformaciones que dejan invariantes las ecuaciones de movimiento para un conjunto muy amplio de interacciones.

#1 Dicho operador unitario.6) (3. s´lo depender´ de la diferencia entre o o a el tiempo t y el tiempo inicial t0 y lo indicaremos por U (t − t0 ). ser´n estados distintos.3) Procedamos a construir expl´ ıcitamente dicho operador. que depende del par´metro continuo o a t.7) con lo que δU (δt) es lineal en δt y.4) (3. U (t − t )U (t − t0 ) = U (t − t0 ) .1) y. a U −1 (t − t ) = U † (t − t ) = U (t − t) . U (t.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. 52 . se sigue a a a partir del teorema de Wigner que el operador de evoluci´n temporal U (t − t 0 ). Como consecuencia de las relaciones anteriores se tiene que.3. (3. a U (δt) = 1 + δU (δt) . de modo que para t > t 0 .5) (3. por lo tanto. Oller e observables compatibles. U (t − t )U (t − t) = U (t − t) = U (0) = 1 . por lo tanto.8) En mec´nica cl´sica es bien sabido que la evoluci´n temporal en el espacio de fases se puede considerar como a a o un simple cambio de sistema de referencia. proporcional a δt. el origen de tiempos es arbitrario y el espectro de cualquier observable A independiente de t no debe depender del instante de tiempo en que se determine. Estos estados evolucionan con el tiempo. t . debe ser un operador unitario. Manteniendo este aspecto fundamental en mec´nica cu´ntica. U (δt1 )U (δt2 ) = 1 + δU (δt1 ) + δU (δt2 ) = 1 + δU (δt1 + δt2 ) . Dicho operador cumplir´ que: a U (0) = 1 . como e vimos en la secci´n 2. Tomemos t−t0 = δt un intervalo de tiempo infinitesimal y. Imponiendo unitariedad y conservando cantidades a orden δU ∝ δt: (1 + δU )(1 + δU † ) = 1 + δU + δU † = 1 . (3. En particular para t > t0 se deber´ seguir teniendo el a mismo espectro y. dado que el sistema es cerrado. (3. t0 ≤ t ≤ t . Sin embargo. y por ser unitario cumple adem´s que. U (δt) − 1 ser´ un operador infinitesimal δU . δU (δt1 + δt2 ) = δU (δt1 ) + δU (δt2 ) .2) (3. es razonable establecer que la transformaci´n (3. |a t0 → |a t0 . dado que ´stos conservan los espectros de los observables. t = 0. #1 (3.3) se sigue a primer orden en δU que. t = U (t − t0 )|a t0 . en general. por lo tanto. t0 ). De modo que si inicialmente (A − a )|a t0 = 0. De (3. Por lo tanto: |a t0 . se tendr´ en a a general que (A − a )|a t0 .1) debe venir o dada por un operador unitario.

Llegamos pues a la existencia del observable H aunque. s´lo nos dicen que existe. o i de modo que dU (t) d |ψt0 . t = e−iH(t−t0 )/ |ψt0 . se puede o o resolver de forma sencilla dado que H conmuta consigo mismo y su soluci´n es: o i U (t) = e−iHt/ . e o o La condici´n inicial que se impone en su soluci´n es o o |ψt0 . t = H|ψt0 .9) con H un operador herm´ ıtico que se conoce como el generador de las traslaciones temporales o Hamiltoniano. dt (3. (3.16) obteni´ndose la misma ecuaci´n que (3. Oller e por lo tanto δU + δU † = 0. o o dU (t) = U (t + δt) − U (t) = U (δt)U (t) − U (t) = −i dU dt = −iH U . con lo que δU es un operador antiherm´ ıtico. los argumentos de simetr´ no ıa nos dicen qu´ forma debe tener dicho observable.11) dt Esta ecuaci´n diferencial de primer orden en t. como debe ser. como anunciamos. (3. ıa 53 . t0 = |ψt0 . (3. se tiene: ıa |Et0 . Hδt U (t) = dU δt . junto con la condici´n inicial U (0) = 1.15) De nuevo la soluci´n de (3.17) Para sistemas cerrados el Hamiltoniano coincide con la energ´ del sistema. es directa dado que H al no depender o o de t conmuta consigo mismo. H no depende de t. t .12) Como consecuencia de (3.13) d |ψt0 . t .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.2) y de (3.#2 H|Et0 = E|Et0 . (3. dt dt i (3. (3. t = e−iE(t−t0 )/ |Et0 . Teniendo en cuenta que δU ∝ δt y su car´cter antiherm´ a ıtico escribimos: δU = −iHδt/ . #2 (3. |ψt0 . e o Estudiemos a continuaci´n la ecuaci´n diferencial satisfecha por U . t = i |ψt0 = H|ψt0 . Para el caso particular en que |ψt 0 ≡ e o |Et0 sea un autoestado del Hamiltoniano con energ´ definida E.2).15).11) se puede deducir la ecuaci´n de Schr¨dinger que dicta o o la evoluci´n temporal de cualquier estado.14) con la condici´n inicial (3. Dado que estamos considerando sistemas cerrados. (3.14) dt siendo ´sta la conocida como ecuaci´n de Schr¨dinger (ES) con H el Hamiltoniano del sistema.10) Por lo tanto: dU (t) = H U (t) .

Se habla de estados o estacionarios dado que el rayo asociado al vector |Et0 no cambia con la evoluci´n temporal. De o hecho.20) (3. o o o i dU (t.22) con H(t) un operador herm´ ıtico correspondiente al Hamiltoniano. t = ei(E −E )(t−t0 )/ E t0 |B|E t0 . (3. t1 ) . t0 ) para ino o dicar el operador unitario de evoluci´n desde el instante de tiempo inicial t0 al tiempo t. t|B|E t0 . As´ mismo. tenemos la ecuaci´n de evoluci´n temporal de U (t. t1 ) = U (t3 .23) De donde se sigue la ecuaci´n de Schr¨dinger para los estados. t0 = H(t)|ψt0 . dt U (t0 . por lo tanto. Seguimos o hablando de operador de evoluci´n temporal unitario dado que el espectro de cualquier observable o independiente del tiempo debe seguir siendo el mismo independientemente del instante de tiempo considerado t incluso para sistemas no cerrados. t dt |ψt0 . La diferencia principal es que para sistemas no cerrados el o origen de tiempo no es una mera convenci´n y por ello empleamos la notaci´n U (t. t) = 1 − H(t)δt . Vamos a generalizarlos a continuaci´n para sistemas no cerrados.21) con δU (t.18) Los resultados anteriores se han referido a sistemas cerrados. ıa E t0 . e a 54 . podemos escribir: i U (t + δt. (3. t0 ). (3.17). ya que el espectro es una propiedad intr´ ınseca #3 del operador. t) = 1 + δU (t. t1 ) . ı o U (t3 . t0 ) = 1 . U (t + δt. δt) antiherm´ ıtico y proporcional a δt y. δt) . t .24) #3 V´ase la nota a pie de p´gina #1. (3.11). t1 ≤ t2 ≤ t3 . = |ψt0 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Sin embargo para sistemas no cerrados H = H(t) depende expl´ ıcitamente de t en general. Oller e es decir la evoluci´n temporal simplemente cambia la fase asociada al vector. (3. como consecuencia de (3. Del mismo modo que se dedujo la ecuaci´n (3. t0 ) . se deben seguir la ley de multiplicaci´n. t2 )U (t2 . (3. y como consecuencia U (t1 . del mismo modo que se dedujo o o (3.14). t2 ) = U −1 (t2 . i d |ψt0 . se obtiene una expresi´n sencilla para expresar la dependencia o temporal de los elementos de matriz de un operador arbitrario B independiente de tiempo en la base de autoestados con energ´ definida.19) Tomando desplazamientos de tiempo infinitesimales δt y argumentando como en el caso de sistemas cerrados. t0 ) = H(t)U (t.

primero consideramos la soluci´n trivial a (3.29) como se puede demostrar expl´ ıcitamente aplicando el desarrollo en serie de la exponencial de un operador o comprobando que trivialmente se satisface (3. (3.. (3. + H(tn+1 ) t0 t0 H(tn ). U (t.26) t0 que es la soluci´n a (3. t0 ) = 1 + ∞ n=1 −i n t t0 tn t2 .14). A continuaci´n. (3. t0 t0 H(tn )H(tn−1 ). de modo e a que.25) de forma iterativa. t0 ) = exp −i t H(t ) dt t0 . t0 ). De este modo. t0 ) dt t0 −i −i t H(t1 ) dt1 + t0 n+1 t −i 2 t t2 H(t2 ) t0 tn+1 t0 t2 H(t1 ) dt1 dt2 H(t1 ) dt1 dt2 .. La serie de Dyson se expresa finalmente como. No obstante. por ejemplo en sistemas pr´cticamente a en reposo con potenciales muy d´biles. Esta o serie s´lo podr´ ser empleada cuando H(t)(t − t0 ) o a ..28) Fij´monos como el producto de los distintos Hamiltonianos est´ ordenado temporalmente. t0 (3. Primero act´ an los Hamiltonianos evaluados en instantes de tiempo menores. t0 )dt . 3... t0 ) sin m´s que sustituir en la integral ´ste ultimo.. esta ultima ecuaci´n admite la soluci´n integral: a ´ o o U (t. Im´genes de Schr¨dinger y Heisenberg a o o o Imagen de Schr¨dinger..12) o no es v´lida para (3..25) Este tipo de ecuaciones integrales admiten como soluci´n formal la llamada serie de Dyson.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Un+1 (t. u Si [H(t). de izquierda a derecha. En la secci´n anterior hemos establecido el operador de evoluci´n temo o o poral U (t. t0 ) = 1 − = 1+ i t H(t )Un (t. con a o lo que resulta i t U1 (t.25) para U (t . t0 ) = 1 − H(t )dt . t0 ) = 1 − i t H(t )U (t ..H(t2 )H(t1 ) dt1 dt2 . la soluci´n (3. a e ´ Un+1 (t.. el argumento temporal del Hamiltoniano va disminuyendo. Este 55 . La serie de Dyson se construye resolviendo la ecuaci´n e o integral (3. (3.25) a primer orden en H.25) U 0 (t. H(t )] = 0 la serie de Dyson se puede sumar y su resultado expl´ ıcito es: U (t.. t0 ) se construye iterativao mente a partir de Un (t. Oller e Dado que H(t) en general no conmuta consigo mismo para tiempos distintos.2.23). t0 ) actuando sobre los estados que cumplen la ecuaci´n de Schr¨dinger (3. insertamos U0 = 1 en la integral (3.27) t0 +.23)..dtn . t0 ) = 1 o v´lida para H(t) = 0.dtn+1 .

t0 ). t S . se deduce la siguiente ecuaci´n de evoluci´n temporal o o o de los operadores AH (t): dAH (t) dU † (t.60).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.31). t S =S ψt0 |U AS (t)U |ψt0 S . (3. o Del mismo modo dado un operador A(t) indicaremos por AS (t) que lo estamos considerando en la imagen de Schr¨dinger.34) y de la ecuaci´n o o de evoluci´n satisfecha por U (t. (3.32) En (3.23). Los elementos de matriz de un operador AS (t) evolucionan con el tiempo o de acuerdo a: † (3. t0 )HS (t)U (t.33) donde el sub´ ındice H se refiere a que estamos tomando la imagen de Heisenberg para estados y operadores. t0 ) dt dt dt ∂t ∂AS U .31) S ψt0 .31) se ha considerado el caso gen´rico en que AS (t) pueda depender expl´ e ıcitamente del tiempo. ψt0 . t0 ) dU (t. t0 )|ψt0 .35) = −U † HS AS U + U † AS HS U + U † i ∂t Insertando U U † = 1 entre los productos de AS por HS . t|AS (t)|ψt0 . t0 )i U (t. t S . t S = U (t. (3. t|ψ t0 . (3. AH (t) = U † AS (t) U . S donde el sub´ ındice se refiere a que estamos considerando estados en la imagen de Schr¨dinger. t0 ) + U † (t. 56 . podemos tambi´n considerar la situaci´n en que los operadores son los e o que evolucionan temporalmente mientras que los estados permanecen constantes. (3.30) mientras que los productos escalares no cambian con el tiempo. t0 ) .36) con HH (t) = U † (t. resulta finalmente: i dAH (t) ∂AS (t) = [AH (t). t0 ) ∂AS (t) i = i AS (t)U (t. t S =S ψt0 |U † AS (t)U |ψt0 S =H ψ|AH (t)|ψ H . Notemos como la ley o anterior para transformar a un operador desde la imagen de Schr¨dinger a la imagen de Heisenberg o es un caso particular de la transformaci´n unitaria de un operador (2. HH (t)] + U † (t. Imagen de Heisenberg. t0 )i U (t. La evoluci´n o temporal de los operadores debe ser tal que d´ lugar a los mismos elementos de matriz que en la e imagen de Schr¨dinger dados en (3. |ψ H = |ψt0 S = U † (t. De este modo. t0 )AS (t)i + U † (t. t0 ) (3. |ψt0 . De (3. Oller e esquema corresponde con la imagen de Schr¨dinger en la que los estados evolucionan con el tiemo po y los operadores que no dependen expl´ ıcitamente de t permanecen constantes. t0 )|ψt0 . o S ψt0 . Teniendo en cuenta que las magnitudes observadas se calculan a partir de productos escalares. t S =S ψt0 |ψ t0 S . dt ∂t (3.34) y la imagen de Heisenberg es unitariamente equivalente a la de Schr¨dinger. t|AS (t)|ψt0 .

En la imagen a e e de Dirac tanto operadores como estados evolucionan temporalmente. o Conviene tambi´n recordar la ecuaci´n de evoluci´n temporal para la matriz densidad (1.3. (3. de forma que. Tomando t0 = 0 como origen de tiempos. BH ] = U † (t. (3. (3.37) a o o apreciamos la existencia de un signo menos. ρS (t)] . Recordemos que ρS (t) en la ecuaci´n (1. t 57 S . Supondremos en lo que sigue que H0 es independiente de t. t I = eiH0 t/ |ψ. (3. independientes de la imagen en que se calculen. definimos: o |ψ.40) Si hay dependencia temporal.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. BS ]U (t. la ecuaci´n de o movimiento (3.67).38) En general cualquier relaci´n algebraica entre operadores en la imagen de Heisenberg se obtiene o de transformar la misma relaci´n algebraica en la imagen de Schr¨dinger.29). e o o i dρS (t) = [H. o H = H0 + H . t0 ) .12) [U (t − t0 ). de (3. y de una perturbaci´n H . t0 )[AS . H] = 0. Oller e Para un sistema cerrado donde HS (t) es independiente de t. H(t )] = 0.36) se reduce a: dAH (t) i = [AH (t). de nuevo se tiene que HH (t) = HS (t) ≡ H(t) teniendo en cuenta la expresi´n de U (t. el caso m´s habitual es que ´sta est´ contenida en H (t). dado que la ley de o o transformaci´n (3. t0 ) para este caso (3. Para el caso de sistemas no cerrados tales que [H(t). AH (t) = AS = A y no hay dependencia temporal en los elementos de matriz del operador A. De nuevo la correspondencia entre la imagen de Dirac y la de Schr¨dinger se establece a trav´s de un operador unitario.39) Compar´ndola con la ecuaci´n de evoluci´n de un operador en la imagen de Heisenberg (3. o A nivel general es importante se˜ alar que dados dos operadores AH y BH entonces se cumple: n [AH . Imagen de Dirac o de interacci´n y la teor´ de pero ıa turbaciones dependiente del tiempo La imagen de Dirac es de gran utilidad cuando el Hamiltoniano al que est´ sometido el sistema a se puede descomponer como la suma de un Hamiltoniano no perturbado H0 . si [AS .67) est´ dao a da en la imagen de Schr¨dinger. que se sabe resolver exactamente. H] .37) dt Por lo tanto.41) . 3. En la imagen de Heisenberg la matriz densidad no evoluciona o temporalmente. para simplificar la notaci´n. tal que se o e garantiza que los productos escalares y elementos de matriz sean invariantes. dt (3.34) es unitaria. adem´s de dependencias a expl´ ıcitas temporales que puedan afectar a los operadores. Adem´s si AS no depende expl´ a ıcitamente de t. HS ] = 0 y por lo tanto HH (t) = HS ≡ H.

t dt d|ψ. por lo tanto US (t2 . UI (t2 .41) sobre los estados. t1 ) = 1 .60). y que por tanto involucra o o el Hamiltoniano total H = H0 + H . t1 )eiH0 t1 / . t se deduce de (3. con el operador de evoluci´n UI en la imagen de interacci´n. La ecuaci´n de evoluci´n de los estados en la imagen de Dirac o o = −H0 eiH0 t/ |ψ. para que las im´genes de Dirac y o a de Schr¨dinger sean unitariamente equivalentes. t1 )eiH0 t1 / .48) que s´lo involucra HI (t). t1 ) = UI (t2 .41) tenemos.44) ´ste ultimo obedece: e ´ i dUI (t.25). t1 a S S = UI (t2 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. i d|ψ. t1 ) = e−iH0 t2 / UI (t2 .44) De la expresi´n anterior y de (3. t S eiH0 t/ H e−iH0 t/ I . La ecuaci´n (3. (3. t dt I I = |ψ. la perturbaci´n o en la imagen de interacci´n. (3.46) (3. (3.42) y (3. t1 )dt .43) Operador de evoluci´n y serie de Dyson. As´ en lugar de (3. Oller e si H = 0 entonces |ψ.42) i I y |ψ. t1 como la igualdad es v´lida para todo |ψ. t1 I . t . En (3. o eiH0 t2 / US (t2 . t1 )|ψ.48) es del mismo tipo que (3. t1 )eiH0 t1 / |ψ. de acuerdo a (2. t2 I = UI (t2 . tenemos ahora: o ı.49) 58 . S + eiH0 t/ (H0 + H )|ψ.41). El operador de evoluci´n en la imagen de interacci´n o o o ser´ tal que. t H. viene dada por: AI (t) = eiH0 t/ AS (t)e−iH0 t/ . t = = HI (t)|ψ.23) ya discutida cuando o o consideramos Hamiltonianos dependientes de tiempo para sistemas no cerrados en la imagen de Schr¨dinger. (3.45) se obtiene la siguiente relaci´n entre operadores o (3. que nos relaciona el operador de evoluci´n en la imagen de Schr¨dinger. t1 ) = 1 − i t2 t1 HI (t )UI (t .42) hemos designado por HI (t) = eiH0 t/ H (t)e−iH0 t/ . t1 S . a |ψ. o o De las expresiones (3. t1 ) . entonces la transformaci´n unitaria sobre los o o observables. t1 ) = HI (t)UI (t. t1 )|ψ. (3. o Dada la transformaci´n unitaria (3. dt UI (t1 . t eiH0 t/ |ψt S S = eiH0 t/ H |ψ. (3. t0 S .47) eiH0 t2 / US (t2 . t0 I = |ψ.

La serie de Dyson a a a da lugar a la teor´ de perturbaciones dependiente del tiempo.51). Aplicando la serie de Dyson para resolver (3.49) s´lo involucra la perturbaci´n H I y no todo el o o o Hamiltoniano.. la expresi´n anterior se reduce a: o | b |US (t)|a |2 = | b |H |a | 2 4 sen2 (Eb − Ea )t/2 . (3. de modo que HI = O(λ) y la serie de Dyson es por lo tanto una serie de potencias en el par´metro peque˜ o a n λ. (3. por lo tanto. (3. o | b |US (t)|a |2 = 1 2 0 t 2 ei(Eb −Ea )t / b |H (t )|a dt . La ventaja que presenta o la imagen de Dirac es que la ecuaci´n integral (3. dado que US (t)|a es el estado evolucionado temporalmente del estado inicial |a . Dado que los o o estados son ortogonales y teniendo en cuenta la definici´n de HI . ıa Dicha probabilidad viene dada por | b |US (t)|a |2 . podemos obtener una soluci´n de (3. e e Ejemplo. t0 )|a |2 = b |1 − i t 2 0 HI (t )dt |a .dtn . la serie anterior se trunca en sus primeros t´rminos y esta truncaci´n a e o ser´ tanto m´s precisa cuanto menor sea el par´metro λ sobre el que se perturba. incluyendo H0 . por ejemplo λ u a n 1. mientras que en la aplicaci´n que hicimos de la serie de Dyson (3. el o e 59 . t0 )U0 (t0 − t0 )|a |2 = | b |UI (t. siendo ´ste ultimo el que se calcula en teor´ de perturbaciones de acuerdo a la serie de e ´ ıa Dyson a primer orden en HI . En aplicaciones pr´cticas..49) en serie de Dyson. Por supuesto. tenemos por lo tanto. Debido a la perturbaci´n H se pide o determinar la probabilidad de transici´n del estado |a al estado |b tras un tiempo t a primer o orden en teor´ de perturbaciones. (Eb − Ea )2 (3.50) T´ ıpicamente HI involucra alg´ n par´metro peque˜ o adimensional.HI (t2 )HI (t1 ) dt1 dt2 ..47) entre a o US y UI .51) En la expresi´n anterior hemos tenido en cuenta que el operador de evoluci´n correspondiente a o o H0 (el Hamiltoniano sin perturbar) es U0 (t − t0 ) = e−iH0 (t−t0 )/ .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. De este modo: u † | b |US (t)|a |2 = | b |U0 (t − t0 )UI (t.54) Esta expresi´n se puede utilizar incluso cuando Eb = Ea dado que como consecuencia de la o integraci´n sobre el tiempo t se obtiene que el numerador tambi´n se anula. t1 ) = 1 + ∞ n=1 −i n t2 t1 tn t1 tn−1 t2 .52) y las exponenciales de m´dulo unidad desaparecen al tomar el m´dulo en (3.. t1 t1 HI (tn )HI (tn−1 ).28) o para la imagen de Schr¨dinger era necesario que el Hamiltoniano total pudiese ser considerado o peque˜ o.53) Para el caso relevante en que H no dependa de t.28).. Sean |a y |b dos autoestados distintos de H0 . Oller e Y. seg´ n se nos pide. Tambi´n hemos hecho uso de que e los estados |a y |b son autoestados de H0 . consistiendo la aproximaci´n en ıa o truncar la serie de Dyson despu´s de calcular unos pocos t´rminos. (3.49) en lugar de (3. El punto esencial est´ en emplear la relaci´n (3. tendremos: n UI (t2 .. de modo que e−iH0 t/ |a (b ) = e−iEa (b ) t/ |a (b ) .

Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.57) es el n´ mero de estados contenidos en el elemento infinitesimal dE. Haciendo adem´s el cambio de variable o e a x= resulta P∆E | b |H |a |2 P (E)4 | b |H |a |2 P (E) t 2 2t sen2 x .53) cuando Ea = Eb . x2 −∞ dx t (E − Ea ) .56) es decir. los elementos de matriz de la perturbaci´n deben ser mucho menores que las diferencias o entre las energ´ del Hamiltoniano no perturbado. Lo mismo supondremos a n continuaci´n tambi´n para P (E). (3. que es cuando la funci´n que multiplica al elemento de matriz es o m´xima.58) donde hemos supuesto que el elemento de matriz b |H |a es una funci´n suave de la energ´ E o ıa y que para intervalos suficientemente peque˜ os se puede extraer fuera. (3.60) Donde hemos cambiado el l´ ımite de integraci´n bajo la suposici´n razonable que o o ∆E t 1. y dado que la probabilidad debe ser menor que uno.61) que siempre se cumplir´ para tiempos suficientemente grandes. ıa o P∆E | b |H |a |2 dE P (E) ∆E 4sen2 (E − Ea )t/2 . Haciendo dicho l´ ımite. x2 ∞ sen2 x dx . se tiene que el resultado anterior es a v´lido para. a 2 | b |H |a | t2 / 2 1. P (E)dE .62) .54) es para el caso del espectro continuo.59) (3. Finalmente tenemos: a P∆E P (E)| b |H |a |2 60 2πt . (3. o ı a Para Ea = Eb la situaci´n es m´s favorable dado que de (3. 2 (3. ıas Una aplicaci´n muy importante de la f´rmula (3.55) esta restricci´n es as´ m´s estricta conforme el tiempo aumenta. o a 4| b |H |a |2 (Eb − Ea )2 1. o o Supongamos que Eb est´ contenido en el intervalo Ea − ∆E/2 < Eb < Ea + ∆E/2 y que P (E) e sea la funci´n de distribuci´n de estados de energ´ tal que o o ıa. (E − Ea )2 (3. (3.54) en dicho u intervalo de energ´ nos da la probabilidad de que tenga lugar la transici´n.54) se require que. (3. Oller e resultado obtenido en este l´ ımite es el mismo que resulta de calcular directamente (3. La integral (3.

64) restricci´n con sentido en la medida en que ∆E sea del orden de cualquier elemento t´ o ıpico de matriz de H0 que se suponen mucho mayores que aquellos de H . o pueden ocurrir ciertas supresiones de origen puramente cinem´tico y no din´mico que haga que a a ∆E sea inusualmente peque˜ o. esta f´rmula es o o aplicable para el caso en que: | b |H |a |2 t/ ∆E 1. por ejemplo los m´s habituales ser´ el potencial de Coulomb. p | (0) (0) (0) (0) (0) (0) | Em . Teor´ de perturbaciones independiente del tiempo ıa Salvo casos contados.4.66) donde el super´ ındice (0) indica que las energ´ y autovectores lo son de H0 y los ´ ıas ındices p(q) se refieren a otros n´ meros cu´nticos que caracterizan las autofunciones adem´s de la energ´ y que u a a ıa son compatibles con H0 . Por eso Fermi la bautiz´ como “Regla de Oro”. q − En . (3.65) de gran importancia ya que de ella se puede obtener la vida media del sistema sin mas que ˙ linealizando la ley de desintegraci´n exponencial.61). q|H |En .63) es importante tener en cuenta a su vez que la restricci´n (3. exp−tΓ = 1 − tΓ + · · · e identificado Γ = −P∆E . Oller e Esta f´rmula debida a Dirac ha tenido muchas aplicaciones para el estudio en teor´ de perturbao ıa ciones de procesos de transiciones entre estados estacionarios de sistemas diversos. p|H0 |En . No obstante. (3. p | . 61 . Es necesario recurrir a la teor´ de perturbaciones e ıa estacionaria que presentamos en este punto descomponiendo H en la suma de un Hamiltoniano cuya soluci´n es conocida. oscilador a ıan arm´nico. y de una perturbaci´n H o o H0 (en el sentido especificado en (3.62) respecto del tiempo se obtiene la probabilidad de transici´n o o por unidad de tiempo. o Introduciendo este tiempo en la expresi´n anterior: o | b |H |a |2 (∆E)2 1. (3.64) se prev´ que e se cumpla en buena aproximaci´n en el intervalo de tiempo que cumpla (3. Supondremos que H es peque˜ o comparado con H0 tal que. n (0) (0) | Em . no se pueden obtener algebraicamente las auto ofunciones de un Hamiltoniano gen´rico H. (3. e Supongamos que H = H0 + H . Em = En . o 3. potenciales delta y pozos cuadrados. Presentamos aqu´ un formalismo compacto que enı a ı globe tanto subespacios degenerados como no degenerados de H0 . H0 . donde H0 se sabe resolver y son conocidas sus autofunciones. n Diferenciando la ecuaci´n (3. 2π ˙ P∆E = P (E)| b |H |a |2 .61) queda violada para t ∼ /∆E. Dado que P∆E debe ser mucho menor que uno.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.66)). q|H0 |Em . Por lo tanto (3. El estudio de la teor´ de perturbaciones independiente del tiempo ya se ha realizado en ıa el curso de F´sica Cu´ntica del tercer curso. Nos centraremos en el espectro discreto de H0 dado que el espectro continuo es propio de teor´ de colisiones y en el cap´ ıa ıtulo 11 desarrollaremos m´todos aproximados para resolver el problema de colisiones.

Multiplicando por En . p (0) = 0.68) es cero. Por otra parte. p + Qn |En . p = En .70) tenemos. (3. Tengamos en cuenta que H no conmuta con los observables que caracterizan al (0) ´ ındice p.67). p } puesto que su componente sobre cualquier a (0) estado base |En . p }. p .67) l´ |En . p . que s´ lo hacen con H0 . q|En . (0) El ´ ındice p en los autoestados |En . p (En − En ) + En . Oller e Buscamos nuevos autoestados tales que. la ecuaci´n (3. (H0 + H − En ) |En .67) tenemos. q|∆n − H |En . q| a (3. sumar y restar En en (3. q|En . q|H |En . (0) l´ En = En . Veamos que (∆n −H )|En . p #4 = 1 H0 − E n (0) (∆n − H )|En . por lo tanto. Por otra parte.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Qn |En . p y tener en cuenta el resultado anterior de que (∆n − H )|En . p En . p se refiere a que dicho vector tiende a |En . p . u (0) (0) el operador H0 − En tiene inversa en el subespacio ortogonal a En y por lo tanto de (3. p cuando H → 0#4 . p est´ contenido en el subespacio ortogonal a a (0) {|En . Qn = 1 − Pn es ıa (0) entonces el proyector sobre el subespacio ortogonal y ∆n = En −En . (0) La primera de las ecuaciones (3.68) que nos permite calcular En una vez conocido |En . p ∆n − En . (0) (3. p (0) (H0 − En )Qn |En . p = Pn |En . q es nula. su inversa es singular. expresar |En . = (∆n − H )|En . a 62 . p ım H →0 (0) = |En . el operador H 0 −En conmuta con Pn y Qn por la propia definici´n de ´stos y. ı 0 = En − (0) En (0) (0) (0) En .69) y por la primera de las expresiones en (3.70) Para ello. = En . q|H |En .70) se cumple trivialmente dado que la base {|En . (3. a (0) El operador H0 − En tiene al menos un autovalor nulo y.67) se descompone en o e o los subespacios paralelo y ortogonal en: (0) (H0 − En )Pn |En . p (0) (0) . dado que entonces es v´lida para el caso en que el subespacio de En sea no degenerado y a el l´ ımite H → 0 es m´s suave dado que el denominador tiende a 1. p (0) est´ contenido en el subespacio ortogonal a {|En . por lo tanto. q|H |En . Es conveniente emplear esta ecuaci´n para o (0) p = q. haciendo a tender a cero un par´metro multiplicativo que aparezcan en H . p . p } que (0) genera el subespacio sobre el que proyecta Pn tiene autovalor com´ n En de H0 . (3. p . ım H →0 (3. p = 0 . (0) Sea Pn el proyector sobre el subespacio de autoestados de H0 de energ´ En . q|En .71) El l´ ımite H → 0 se debe hacer sin variar la dependencia funcional de H con las variables din´micas. p . (0) (0) (0) En .

.74)   . 63 . T´ngase en mente que en el caso de subespacio no degenerado este proceso e es trivial. Oller e Notemos que los pasos seguidos hasta ahora han sido exactos. p ∆n − En . (3. p|En .  (0)  En + H11 − En. p .. por lo tanto.75) ´ Esta es una ecuaci´n algebraica de grado g que tiene por soluci´n los autovalores E n.71) tenemos. de (3. la ecuaci´n anterior tiene sentido para p = q pero no o o 2 para p = q puesto que el primer t´rmino es O(H ) mientras que el segundo es O(H ).. . .. .70) para la componente Pn |En .73) Esta ecuaci´n es exacta. No obstante si pensamos resolver (3.λ I) = 0 . λ = 1. p }. para (0) poder proseguir con el desarrollo perturbativo. no fija el coeficiente delante de e (0) |En . p . . (3. Por tanto.λ H23 . (3.λ I =   . o o determinados los cuales se obtienen las correspondientes autofunciones de H que ser´n las que a hay que emplear para poder hacer cualquier c´lculo perturbativo.76) donde N es una constante de normalizaci´n tal que En .72) y en la nueva notaci´n (3.     . q|H |En . p (0) = N |En .67) como una serie en potencias de o H (la perturbaci´n en el sentido de (3.λ . p + 1 H0 − E n (0) Qn (∆n − H )|En . H1g   (0)   H21 En + H22 − En. (3.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. H2g     . (0) Hg1 Hg2 Hg3 . o Reescribimos (3.71) donde se plantea la parte perturbativa del problema. p . g. e (0) (0) se requiere necesariamente que En .66)). q|En ..68) es. p = 0 para p = q y por ende hay que tomar en (0) el subespacio degenerado En la base que diagonalice a H (restringido a dicho subespacio).λ sean iguales. mediante el procedimiento de Gram-Schmidt se tomar´n siempre ıas a autoestados ortogonales. p = 1. p }.λ que como es bien sabido s´lo tiene soluci´n no trivial si o o det(H − En.. . p = (∆n − H ) |En . (3. p es homog´nea y. En el supuesto de que algunas a de las energ´ En. |En . Matricialmente si dicho subespacio tiene una degeneraci´n de rango g entonces se ha de o (0) resolver el problema de diagonalizar H restringida al subespacio {|En .67) como.λ H12 H13 . . Dado que H0 ya es diagonal e igual a En I en el (0) subespacio {|En . H − En. Es en la soluci´n de la componente o normal dada por la soluci´n de (3. (0) H0 − En |En . Supongamos primero el caso no degenerado. podemos plantear el problema como la diagonalizaci´n del Hamiltoniano o total H. p . En + Hgg − En. q|H |En . o (0) (0) 0 = En .. Notemos que la ecuaci´n o o (3.

78) y (3. Recordemos que en este (0) caso hemos de resolver primero (3. e o o (0) Ahora consideremos el caso en que En sea un autovalor degenerado. p hasta orden O(H ). Primer orden (1) (0) (0) (0) En = En + En .λ .78). 0 |En . Por la misma raz´n hemos o eliminado ∆n en (3.67) o o (0) no dice nada m´s sobre el subespacio de autovalor En . . tomando la base {|En. p (3. .68) para p = q. (2) Segundo orden Para hallar En hemos de expresar |En . con λ = 1. o aunque ´ste es s´lo una condici´n necesaria para el buen comportamiento de las series anteriores. p |2 (0) (0) En − E m 1+ 1 Qn H .m=n | (0) En − H 0 (0) (0) Em . p = 1 + (0) Qn H |En . p .λ = N |En.66). .λ + (0) notemos que la serie anterior a segundo orden siempre es negativa si se trata de estudiar el efecto de la perturbaci´n sobre la energ´ del estado fundamental. p y sustituirlo en (3. para obtener En hay primero que hallar |En . o |En. p En − H 0 (0) (0) Em . (0) (0) ıa Por lo tanto. la resoluci´n de la ecuaci´n (3. m = n. dado que de otro modo no tiene sentido el desarrollo perturbativo. q . p|Em . q|H |En . Para la parte ortogonal se procede igual que en el caso no degenerado. ya que simplemente se transforma en la a primera de las ecuaciones (3.78) tenemos: (2) En = (0) (1) En .79) forma que en esta base H sea diagonal en el subespacio {|En . ıa (0) (0) En = En + En . q|H |En . q = 0 al pertenecer a subespacios ortogonales. Oller e La autoenerg´ viene dada por (3. escribimos la soluci´n al problema de autofunciones de (3.70) que se cumple trivialmente. p }. p|H |En .67) como. g. de (0) 1 H0 − E n 64 (0) Qn (∆n − H )|En. (3. Aparte de este hecho. .λ } para el subespacio de autovectores de energ´ En de H0 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. 1 (1) (0) |En .75) y determinar las autofunciones |En. o ıa Si consideramos las series (3. (3. p /N . p + (0) (0) En − E m q. p|H |En . p (0) (0) |Em . Este es un hecho (n) (n−1) general.m=n (3.77) Procedamos con el desarrollo expl´ ıcito en potencias de H . p|H (1) = En + q.78) El autovector anterior est´ normalizado adecuadamente a O(H ) dado que en la serie anterior a (0) (0) En . = |En .79) queda clara la imposici´n del requerimiento (3.λ . p = (0) (0) = En + En .80) . p|H |En . De (3.77).

82) est´ correctamente normalizado.λ = En.λ es el autoestado que para H → 0 se transforma en |En. En − H 0 (1) (0) (0) (3. la serie de segundo orden da ıa lugar a una contribuci´n negativa.λ /N . (0) (3.λ + | q.λ .λ (3.λ + (0) Qn H |En.λ . o 65 .λ = |En.λ |H|En.83) T´ngase en cuenta que a este orden el autoestado (3.λ |H |En.λ |En.λ = 1.λ . Oller e donde N es una constante de normalizaci´n tal que En.λ |H |En. 1 (1) (0) (0) |En.m=n (0) Em .λ = En. De la segunda de las relaciones (3.λ (0) Em = En.λ |H (2) (0) 1+ 1 (0) En (0) |En.λ = En + En. e a Segundo orden: (0) En. q|H En − (0) − H0 |2 Qn H .λ .λ = En + En.68).λ = En + En.λ |H |En.82) puesto que una vez resuelto el problema de autovalores (3. Es importante recalcar que o (0) |En.81) Calculemos la serie para En.λ hasta segundo orden en el desarrollo en potencias de H .λ = En + En.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tenemos adem´s que: a (0) En.75) se tiene que (0) En. Primer orden: (0) En.84) (0) De nuevo para las correcciones a la energ´ del estado fundamental. (0) (0) (0) (0) (3. |En.

si designamos por U (a) el operador de traslaci´n por un vector o tridimensional a. donde el sub´ ındice se refiere a la part´ ıcula j-´sima. Desde un punto de vista cu´ntico e a imponemos la conservaci´n de los m´dulos de los productos escalares bajo una traslaci´n. U (a)|c = |c .5). o o o | a |b | = | a . El operador de traslaciones Consideremos dos observadores O y O desplazados uno del otro por un vector a. tal y como se indica en la figura 4. queda a e PSfrag replacements −a O’ O Figura 4. Es decir.2) dicho operador ser´ unitario o antiunitario.1. por ejemplo a trav´s de sus componentes en una base cartesiana. a|b . Cl´sicamente una traslaci´n para un sistema de part´ a o ıculas se caracteriza por r j = rj + a y p j = pj . De o o acuerdo al teorema de Wigner. a . a } la base de estados de O que prepara id´nticamente a como O prepara los {|c }. (4.Cap´ ıtulo 4 Desplazamientos espaciales 4. {|c .1. a 66 . a | .1) en virtud de nuestra caracterizaci´n de descripciones equivalentes dadas en la secci´n (2. Designemos por {|c } una base ortonormal de O y por {|c . (4. No obstante como a viene dado por un conjunto de a tres par´metros continuos. a } es la e base de estados formada por los transformados de los estados |c de HO .1: Los sistemas de referencia asociados a los observadores O y O est´n desplazados a.

implica que δU (δa) = −iδaP / . y debe satisfacerse independientemente del espacio vectorial o o de Hilbert sobre el que las traslaciones act´ en. (4. ∂ai 67 δaP U (a) = ∂U (a) δa . U (δa) = 1 + δU (δa) .8) con P = (Px . Teniendo en cuenta adem´s el probado car´cter antiherm´ a a ıtico de δU (δa).10) En componentes cartesianas: i (4. U † (a) = U (a)−1 = U (−a) .5) implica que δU (δa1 + δa2 ) = δU (δa1 ) + δU (δa2 ) y por lo tanto δU (δa) es lineal en δa.7) (4. Si consideramos un desplazamiento infinitesimal por un vector δa escribimos U (δa) como. dado que U (δa1 )U (δa2 ) = U (δa1 + δa2 ) . de (4. ∂a U (0) = 1 . U (0) = 1 . Dicho operador P se llama momento lineal total del sistema. Imponiendo el car´cter unitario de U (δa) y a primer orden en δU . ya que constituye una propiedad intr´ u ınseca del grupo de traslaciones espaciales. aplicando (2. (4.6) (4. a3 = a1 + a2 . De lo que se deduce que δU (δa) es antiherm´ ıtico. P2 . El operador U (a) satisface la siguiente ecuaci´n diferencial. (4. Py . De hecho U (a) debe satisfacer: U (a3 ) = U (a1 + a2 ) = U (a1 )U (a2 ) . hecho ´ste bien conocido de la actuaci´n de las traslae o ciones en R3 . Por otra parte.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o δU (a) = U (a + δa) − U (a) = U (δa)U (a) − U (a) = −i Se llega as´ a la ecuaci´n diferencial: ı o i ∂U (a) = P U (a) .9) (4. ∂U (a) = Pi U (a) . Por otra parte.3) se sigue que.3) dado que esta misma regla de composici´n de traslaciones es la satisfecha por los operadores de o traslaci´n en el espacio ordinario.4) y por lo tanto las traslaciones conmutan. a U (δa)U † (δa) = 1 + δU (δa) + δU † (δa) = 1 . U (a1 )U (a2 ) = U (a2 )U (a1 ) . ∂a (4. (4. Pz ) ≡ (P1 .11) . P3 ) un operador herm´ ıtico vectorial cuyas componentes son los generadores de los desplazamientos espaciales. Oller e claro que dicho operador debe ser unitario.117).

tal y como ocurre para sistemas cerrados. Oller e Como Pi no depende de a y conmuta consigo mismo.13) se puede expresar simplemente como: o −i 2 i Pi − 1 2 Pi2 1 ( 2 Pj2 j Pj j i + O( 3 ). ψ.16) Como consecuencia de este resultado. Pj ] ısico es invariante bajo Si |p es un autoestado de P .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. se ı puede demostrar sin m´s que evaluando el conmutador [U ( i ei ). (4. es ˆ ˆ u e directa e igual a: U (ai ei ) = e−iai Pi / . la expresi´n (4. o o 3 3 U (a) = U ( i=1 ai e i ) = ˆ i=1 U (ai ei ) = e−ia1 P1 / e−ia2 P2 / e−ia3 P3 / . ello implica que las distintas componentes del momento lineal conmutan entre s´ [Pi . tal que Pi |p = pi |p . que debe resultar evidente a partir de (4. A] .19) Si el Hamiltoniano conmuta con P .14) i j [Pi . Pj ] = 0 . la integraci´n de la ecuaci´n diferencial o o anterior para un desplazamiento ai ei . [U ( i ei ).18) Si [A. a = ψ|U † (a)AU (a)|ϕ = ψ|A|ϕ . entonces el estado f´ traslaciones. con ei el vector unitario seg´ n el eje cartesiano i-´simo. Este hecho es an´logo ı a al de mec´nica cl´sica por el que los generadores de cualquier grupo continuo de transformaciones a a can´nicas. (4. U (a) = e−iaP / . es: A = U (a)AU (a)† . bajo las cuales el Hamiltoniano es invariante. (4. Pj ] = 0. dado que el vector asociado a dicho estado s´lo experimenta un cambio de fase: o e−iaP / |p = e−iap / |p . (4. (4. [H.13).18) a primer o o orden en δa se reduce a: i A = A − δa[P . de acuerdo a (2. resulta entonces ı que H es independiente de traslaciones as´ como sus elementos de matriz.60).17) Dado un operador A su transformado por traslaciones. entonces son observables compatibles y el operador P es independiente del tiempo en la imagen de Heisenberg as´ como sus elementos de matriz.20) 68 . Este hecho.13) Al conmutar las traslaciones espaciales. Y viceversa. a|A|ϕ. dado que [H. U ( j ej )] = 0 haciendo el desarrollo a ˆ ˆ de U ( ) hasta segundo orden en .12) Teniendo en cuenta la ley de composici´n (4. P ] = 0. (4. ˆ (4. son constantes de movimiento. U ( j ej )] = 0 = [1 − i ˆ ˆ = con lo que efectivamente [Pi .3) se obtiene la siguiente expresi´n para U (a). P ] = 0 dicho operador es invariante bajo traslaciones ya que A = A.15) (4. 1 − i − + O( 3 )] 2 2 2 2 + O( 3 ) . ˆ (4. P ] = 0. En este caso sus elementos de matriz son invariantes bajo traslaciones dado que. o Bajo una traslaci´n infinitesimal U (δa) = 1 − iδa P / y la ley de transformaci´n (4.

o e |x → |x .26) Este modo de introducirlo es el m´s directo.1. es: o X = U (a)XU † (a) = d3 x x |x + a x + a| = d3 x (x − a)|x x |=X −a . que lo designamos por X. o o [Xi . (4. Pj ] = i δij . la existencia del operador posici´n se puede establecer a o haciendo uso de invarianza galileo. G(P ) Pi .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o Como consecuencia de estas reglas de conmutaci´n. [Pi . si G(P ) y F (X) son funciones que admiten o un desarrollo en serie de potencias en funci´n de P y X. transformado de X por una traslaci´n. Oller e 4.15) y de la representaci´n espectral de X (4. [Xi . No obstante. v´ase la figura 4. (4. De este modo. (4.21). Pj ] = 0 . Xj ] = 0 .25) se dice o que son can´nicamente conjugados. En la expresi´n anterior el signo de proporcionalidad tiene en cuenta la posible o −iaP / diferencia de fase entre e |x y |x + a . ya que. F (X) #1 ∂G . De la descomposici´n espectral (4. (4.22) ya que si |x es un autovector de O con autovalor x . ∂Pi ∂F = −i . V´ase el o e tema 5.23) Considerando una transformaci´n infinitesimal δa y manteniendo t´rminos lineales a primer o e orden en δa. #1 o Como consecuencia de una traslaci´n. Todo ´ o par de operadores que satisfacen relaciones de conmutaci´n como las expuestas en (4. el operador vectorial de posici´n. X] = X − δa . e o X= R3 d3 x x |x x |. ´sta implica los generadores K j en t´rminos de los cuales es trivial definir e e operadores con las propiedades adecuadas para ser las componentes cartesianas del operador de posici´n.24) e Xe =X −i j=1 de donde se siguen las relaciones de conmutaci´n can´nicas de los operadores P y X. entonces se sigue que: o Xi . 3 δaj −iδaP / iδa P / [Pj . ∂Xi = i (4. a = e−iaP / |x ∝ |x + a . Sistemas con an´logos cl´sicos a a Introduciremos el observable posici´n haciendo uso del principio de correspondencia con mec´nica o a cl´sica. entonces desde el punto de vista de O su autovalor es x +a. (4.21) con |x el autoestado de posici´n definida x .21) se sigue que o el observable X .25) Las dos ultimas igualdades se siguen de (4. lo definimos en a o t´rminos de su descomposici´n espectral como. 69 .2.

25). A partir de las relaciones de conmutaci´n (4.26). (4. es un autovector de X con autovalor x + a. −X).28) con lo que fijamos la fase de |x + a presente en (4.31) siendo el estado |0P el vector con momento lineal nulo. es e ıa 70 .22). [τ. Identificando p = 0 y q = p tenemos que los autoestados del operador de momento lineal P vienen dados por: |p = eip X/ |0P . El cuadrivector momento en relatividad especial se compone de P µ = (H. (4. De este modo. De hecho o definimos. Consistentemente para a = 0. concluir´ ıamos que el espectro del Hamiltoniano tambi´n incluir´ cualquier valor de la recta real. ∂M .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (4. mientras que el cuadrivector posici´n consta de Xµ = (τ. con lo que siguiendo el mismo o o ´ tipo de razonamiento empleado para demostrar que el espectro de Pi es −∞ < pi < ∞. siendo τ el hipot´tico o e operador cuyo espectro es la variable tiempo.33) para toda funci´n M (H) que se puede expresar en desarrollo de potencias de H. e−iaP / = 1. M (H)] = −i ∂H (4. de forma que el estado eiqX/ |p tiene como autovalor p + q. Pν ] = −i gµν .25). e−iaP / ] |x −iaP / = x +i ∂ ∂P e−iaP / |x (4. Oller e Autoestados de X y P . Identificando x = 0 y a = x tenemos que los autoestados del operador de posici´n X vienen o dados por: |x = e−ix P / |0X .30) y como q es un vector arbitrario se sigue que el espectro del operador momento lineal P coincide con R3 .27) = (x + a) e Por lo tanto e−iaP / |x |x . Imponiendo covarianza Lorentz. se sigue que o o [Xµ . −∞ < t < ∞. de hecho definimos: |x + a = e−iaP / |x . H] = −i . Por analog´ a los razonamientos anteriores para determinar el espectro y autoestados de X ıa y P podemos determinar que t no es la variable can´nicamente conjugada de H. (4. |p + q = eiqX/ |p . siguiendo un o razonamiento debido a Pauli.26). [τ. y dadas las relaciones de conmutaci´n can´nicas satisfechas por X y P en (4. Podemos proceder de id´ntica manera con el observable P dada la dualidad en las relaciones e de conmutaci´n (4. Esta ultima o ´ relaci´n de conmutaci´n es del mismo tipo que la ultima en (4. se sigue que: o Xe−iaP / |x = e−iaP / X + [X.32) (4. −P ).29) siendo el estado |0X el vector localizado en el origen de coordenadas.

t) no es m´s que la o a componente del vector |ψ(t) sobre el vector base |x ..Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.35) ψ(x ) . as´ como las a a o ı correspondientes ecuaciones de evoluci´n temporal en cualquiera de las im´genes. la funci´n de onda se transforma como un escalar. empleando la o a base de posiciones {|x } o de momentos {|p }. Oller e decir. = δ(p − p ) . ∂x (4.25).. sus autoestados est´n normalizaa dos a deltas de Dirac tal y como vimos en la secci´n 2.. Bajo una traslaci´n como la considerada o en la figura 4. o o Establezcamos la funci´n de onda de un autoestado de momento lineal definido para un sistema o de N part´ ıculas. la funci´n de onda se transforma como: o ψ (x ) = x |ψ. a = x − a|ψ = ψ(x − a) . por lo tanto.4. por lo tanto. o a ψ(x − a) = e−a ψ(x ) = e−ia(−i comparando esta expresi´n con (4. aspecto ´ste ıa ıa e insostenible para cualquier teor´ f´ ıa ısica. y..29) tenemos: N x 1 . dado que. De (4.37) )/ (4.16).. la energ´ no estar´ acotada inferiormente. (4. (4. p| = 1.p N .1) o o no se puede equiparar con la relaci´n de incertidumbre de posici´n y momento. a La relaci´n anterior se puede reescribir como. Llegamos por lo tanto a la conclusi´n de que el tiempo o t no es el espectro de ning´ n operador τ can´nicamente conjugado con H y que la usualmente u o denominada relaci´n de incertidumbre energ´ o ıa–tiempo (que nos apareci´ al final de la secci´n 1.p N = 0X | i=1 eiPi x i / |p 1 .p N = e i=1 ip i x i / 0X | e j=1 ip j X j / |0P = 0X |0P eip i x i / ..39) 71 . o x |x d3 x |x d3 p |p p |p = δ(x − x ) .. −∞ < E < +∞ y.34) x| = 1. Pero adem´s. a Mec´nica ondulatoria. tenemos: o P = −i = −i ∂ .3. ı o o Dado que los operadores X y P poseen un espectro continuo. i=1 (4.38) donde |OX es el estado en el que todas las part´ ıculas est´n localizadas en el origen de coordenadas.37) verifica las relaciones a de conmutaci´n can´nicas (4. La mec´nica ondulatoria consiste en expresar las relaciones entre estaa dos y operadores propias de la mec´nica cu´ntica y expuestas en la secci´n (2. o N N N N e i=1 ip i x i / 0X |p 1 . Es directo comprobar adem´s que P dado en (4. o en general con o o la de cualquier par de operadores que no conmuten entre s´ que se estableci´ en la secci´n 2. La funci´n de onda ψ(x . (4.x N |p 1 .3).1.36) en la base de posiciones..

p N |x 1 .p N 1 = (2π )3N/2 N eip i x i / .....x N |p 1 .40) Haciendo uso del resultado (4....42) 1 ..39)..x N x 1 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A....34).37) el operador momento lineal en base de posiciones. El factor 0X |0P lo determinamos imponiendo la condici´n de normalizaci´n de los estados con momento lineal o o definido (4.p N . (4.43) con lo que la funci´n de onda (4..44) Una vez obtenida la funci´n de onda de un estado con momento lineal definido podemos detero minar la relaci´n entre las funciones de onda en espacio de momentos y posiciones de un estado o arbitrario |ψ . (4.d xN i=1 N 3 3 e −ip i x i / j=1 eip j x j / = | 0X |0P |2 de donde se deduce que: i=1 (2π )3 δ(p i − p i ) . x |P |x = −i ∂ δ(x − x ) . i=1 (4.. N i=1 δ(p i − p i ) = p 1 . (4. Hemos visto que es proporcional al operador gradiente.. de modo que sus elementos de matriz son. ψ(x ) = x |ψ = d3 p x |p p |ψ = 1 (2π )3/2 d3 p φ(p )eip x / ..p N |p 1 . o que de (4..46) φ(p ) = (2π )3/2 Ya hemos determinado en (4.45) donde hemos denominado por φ(p ) = p |ψ a la funci´n de onda en el espacio de momentos.41) | 0X |0P | = Fijando la fase de |0P siempre podemos tomar 0X |0P = (4. 1 d3 x ψ(x )e−ip x / .d3 xN p 1 . ∂x (4. N N N i=1 δ(pi − pi ) = | 0X |0P | 2 d x1 .38) es finalmente: o x 1 ..x N |p 1 .. Oller e con |0P el estado en el que todas las part´ ıculas tienen momento lineal nulo. (2π )3N/2 (4.45) vemos que es la transformada de Fourier de la funci´n de onda en el espacio de o coordenadas ψ(x ). (2π )3N/2 (4.p N = d3 x1 . 1 .47) 72 ..

Oller e puesto que x |P |ψ = −i ψ(x ) = d3 x x |P |x x |ψ = d3 x x |P |x ψ(x ) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (4. su representaci´n en el espacio de momentos vendr´ dada por: o a p |X|p =i ∂ δ(p − p ) .48) de donde se sigue (4. Dado que −X es el generador de las traslaciones en el espacio de momentos. como se desprende de (4.30).47). de la misma forma que P es el generador de las traslaciones espaciales.49) 73 . ∂p (4.

esto es.1. Transformaciones de Galileo Consideremos dos observadores O y O tal que el segundo se mueve con una velocidad −v respecto del primero. a a o Las transformaciones que relacionan las observaciones entre dos observadores que se mueven con una velocidad relativa v son las transformaciones de Galileo. as´ como las restrico ı ciones que debe obedecer todo Hamiltoniano tal que se tenga invarianza bajo una transformaci´n o de Galileo.Cap´ ıtulo 5 Invarianza de Galileo En mec´nica cl´sica dos observadores inerciales son equivalentes. ver figura 5.1: Los sistemas de referencia asociados a los observadores O y O est´n desplazados vt. Si x es un vector de posici´n y p un vector trimomento. De este modo si |x es un estado de O localizado en x como consecuencia de la transformaci´n de Galileo corresponder´ a un estado localizado en x + vt seg´ n o a u PSfrag replacements −vt O’ O Figura 5. o o 5.1) siendo M la masa de la part´ ıcula. de forma que las leyes de la a a mec´nica cl´sica son invariantes bajo toda transformaci´n entre uno y otro sistema de referencia. (5.1. o entonces sus transformados por una transformaci´n de Galileo son: o x p = x + vt . a 74 . = p + Mv . que la transformada por una transformaci´n de toda soluci´n de la ecuaci´n o o o de Schr¨dinger siga siendo una soluci´n de la misma. En este cap´ ıtulo se determinar´ la a representaci´n de dichas transformaciones en el espacio de Hilbert de la MC.

v) el operador que en el espacio de Hilbert realiza las transformaciones de Galileo tendremos pues: Γ(t.6) (5. v)† = = P − Mv .4) Por lo tanto. (5. Dos transformaciones de Galileo. Oller e O . expresamos P a trav´s de su descomposici´n espectral y. se e o sigue que: P = Γ(t. Del mismo modo. Del mismo modo. o 3 Γ(t. δ δv) = Pi − i † δvj j=1 [Kj . (5. (5. v2 ) satisfacen la ley de composici´n: o Γ(t. podemos aplicar los o mismos razonamientos empleados para los desplazamientos temporales y espaciales infinitesimales para concluir que: δv K Γ(t. v)|p ∝ |p + Mv . v)P Γ(t. independiente de v. u Procediendo del mismo modo que el empleado para determinar X bajo una traslaci´n espacial o en (4. Γ(t.2) donde el factor de normalizaci´n es debido a una posible fase de diferencia (que de hecho la hay) o entre el estado de la izquierda y el de la derecha de la igualdad.7) con K un operador herm´ ıtico. δv)Pi Γ(t.3) con el factor de proporcionalidad un n´ mero complejo de modulo unidad. v)|p p |Γ(t. δv)Xi Γ(t. (5. Por lo tanto: δvj j=1 [Kj .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Si designamos por Γ(t. An´logamente. tendremos la transformaci´n: o Γ(t. δv) = 1 − i .5) d3 p p Γ(t. Xi ] = Xi − δvi t . v)XΓ(t. dado que el origen de velocidades es arbitrario.23). v)† = d3 p (p − Mv) |p p | (5. si consideramos una transformaci´n de Galileo infinitesimal.2) determinamos que: ız X = Γ(t.10) 75 .5). v1 )Γ(t. (5. v1 ) y Γ(t. Pi ] = Pi − M δvi . para un autoestado a de momento lineal |p . (5. v1 + v2 ) . tenemos: o 3 (5. teniendo en cuenta (5.9) Γ(t.8) [Kj . δv)† = Xi − i de (5. Xi ] = −i tδij .3). v)† = X − vt . v2 ) = Γ(t. Estudiando la transformaci´n de los observables X y P bajo transformaciones de Galileo o infinitesimales podemos determinar las relaciones de conmutaci´n de K con X y P . v)|x ∝ |x + vt .4). a ra´ de (5. teniendo en cuenta la ley de transformaci´n (5.

(5. v) = l´ ım v Γ(t. N (5. (5.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. la transformaci´n de Galileo o resultante ser´ el producto de las transformaciones de Lorentz sobre cada part´ a ıcula de modo que: Γ(t.4. o De (4.11). Las relaciones de conmutaci´n anteriores quedan satisfechas por el operador o Kj = tPj − M Xj . o Invarianza de las ecuaciones de movimiento bajo una transformaci´n de Galileo. i (5.14) se llega a que: Γ(t. Esta regla de superselecci´n se o o puede evitar aumentando el algebra de Galileo introduciendo un operador que conmute con el resto de generadores ´ y cuyos autovalores sean las masas totales de los estados. No obstante. puesto o o que la relaci´n anterior es entre operadores y no debe dar lugar a fases relativas. v) = exp −iv K1 / donde K= i=1 N · .18) m i Xi . proporciona las correctas transformaciones de los operadores X y P bajo una transformaci´n de Galileo infinitesimal.12) est´ indefinida en una constante a partir de (5.9) y (5. M es el operador vectorial posici´n del CM..17) donde P = i Pi es el momento total del sistema. Oller e y por lo tanto: [Kj . #1 76 . ver problema 3.26) queda claro que (5. de forma que se prohibe la superposici´n de estados con masas distintas..#1 Dado que una transformaci´n de Galileo con velocidad o o finita en un instante de tiempo fijo se puede obtener como aplicaci´n sucesiva de transformaciones o infinitesimales.12) (5. v) = e−iv K/ . (5.15) Si en lugar de una part´ ıcula tenemos un sistema de N part´ ıculas. Adem´s dado o o a que exp{−iKv/ } exp{−iP a/ } = exp{iM va/ } exp{−i(Kv + P a)/ }. (5.11) que. se tiene que. se establece una regla de superselecci´n en MC no relativista. dicha a variaci´n siempre se puede reabsorber en una redefinici´n de la fase global de los estados de O . ) N N N →∞ = l´ ım N →∞ vK 1−i N N .16) Ki = t i=1 Pi − i=1 m i Xi = t P − M R . y conocida la igualdad: N →∞ l´ (1 + ım A N ) = eA . Pi ] = −i M δij . por lo tanto. M = R= i mi es la masa total y (5.13) donde en el ultimo paso hemos despreciado t´rminos O(N −2 ) dado que quedan suprimidos al ´ e menos por N −1 . Γ(t. · exp −iv KN / N N = exp(−iv K/ ) .

(5. por lo tanto. v). (5.22) constituyen el contenido de la invarianza de las ecuaciones de movimiento bajo transformaciones de Galileo.27) R(t) = R + (t − t0 ) . v) = U (t1 − t0 )Γ(t0 . v)U † (t1 − t0 ) . Las expresiones (5. ı ındice O y O para referirnos al operador de evoluci´n. H] = [P .21) y (5. |ψ (t1 ) es el evolucionado temporal de |ψ (t0 ) desde el punto de vista del observador O . M 77 . t0 )|ψ(t0 ) . t0 )|ψ (t0 ) . tenemos. la expresi´n anterior se puede simplificar como: o M R. |ψ (t1 ) = Γ(t1 . lo cual es siempre cierto para sistemas cerrado. Consideremos esta misma transformaci´n un tiempo posterior o t1 > t 0 .23). v) = Γ(t1 . v) es el operador transformado temporalmente del operador inicial Γ(t0 . U (t − t0 )] = 0. Oller e Por otra parte. o o UO (t1 − t0 ) = UO (t1 − t0 ) . y manteniendo t´rminos o e de primer orden en δv. se ha de cumplir que HO = HO y. o dado que es el mismo en ambos sistemas de referencia. t0 ) al operador de evoluci´n temporal para O y por UO (t1 .25) Si suponemos adicionalmente invarianza bajo traslaciones espaciales. que afirma que dos sistemas de referencia a inerciales deben tener las mismas ecuaciones de movimiento. llegamos a la relaci´n: o UO (t1 − t0 )Γ(t0 . de la expresi´n o anterior se tiene que: P (5. y sea |ψ (t0 ) = Γ(t0 . el estado evolucionado temporalmente seg´ n O y transformado entonces a O por medio u de una transformaci´n de Galileo. (5. v) = Γ(t1 . U (t − t0 ) = {tU (t − t0 ) − t0 U (t − t0 )} P . t0 )P . Considerando una transformaci´n de Galileo infinitesimal en (5.23) es decir. suprimimos el sub´ ı.26) Teniendo en cuenta que en la imagen de Heisenberg R(t) = U † (t − t0 )R U (t − t0 ). v)|ψ(t1 ) = Γ(t1 . para que tanto O como O tengan la misma ecuaci´n de Schr¨dinger. v)UO (t1 − t0 ) .19) donde hemos designado por UO (t1 . v)U (t1 − t0 ) . U (t1 − t0 )Γ(t0 . (5. (5.21) Imponemos adem´s el principio de relatividad de Galileo. (5.20) Sea |ψ(t0 ) un estado preparado por O en el instante de tiempo t0 . v)|ψ(t0 ) el estado correspondiente para O . t0 ) o al operador correspondiente para O. por tanto. De este modo. M R.24) y expresa simplemente que Γ(t1 . t0 ) − t0 U (t. v)UO (t1 . U (t − t0 ) = tP U (t.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. es el mismo estado que transformado desde un principio a O o donde evoluciona temporalmente hasta el mismo instante de tiempo.22) As´ de aqu´ en adelante. |ψ (t1 ) = UO (t1 . (5. Por lo tanto. La relaci´n anterior se pede reescribir como: o Γ(t1 . [P . (5.

. X2 . XN ) .32) en (5. . a Esta restricci´n adicional se cumple de forma directa imponiendo que V sea funci´n s´lo de o o o las diferencias entre los operadores vectoriales de posici´n de las distintas part´ o ıculas. con lo que H = H(P ). . sino s´lo de Xi . Introduciendo (5.30) llegamos a que. De este modo: M R. (5. . esto es. A la funci´n V se le suele denominar potencial. [ P . (5.32) es soluci´n de (5.27) para sistemas cu´nticos tambi´n.33) que se cumple trivialmente dado que V . H = i P . Recordeo o mos que para llegar a (5.26) o resulta: iδt H] = P δt . (5. (5.30).29) hemos impuesto adem´s invarianza bajo traslaciones. o 78 . 1 − a primer orden en δt. o N mi i=1 ∂V ∂ Pi =0. Retomemos de nuevo el caso general de varias part´ ıculas y veamos que H dado por. . hemos deducido el importante resultado de que el t´rmino de energ´ cin´tica de una part´ e ıa e ıcula libre viene fijado por invarianza bajo transformaciones de Galileo. 2mi (5. Por lo tanto. En este supuesto H no puede depender de X. N H= i=1 Pi2 + V ( X1 . ya que por invarianza bajo traslaciones [P . .29) Expresando el operador R en base de momentos. Esta conclusi´n queda generalizada en (5. Oller e que es completamente an´loga al movimiento libre del CM en mec´nica cl´sica para un sistema a a a cerrado.31) ∂P cuya soluci´n es H(P ) = P 2 /2M + cte.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. por definici´n. de (5. . H] = 0. . la expresi´n anterior implica para un sistema de o N part´ ıculas: N ∂H mi − Pi = 0 .28) M [R. V ≡ V (X1 − X2 . La constante cte la podemos eliminar ya que no influye o en las ecuaciones de movimiento. S´lo dar´ lugar a una fase global com´ n a todos los vectores del o ıa u espacio de Hilbert que no tiene implicaciones f´ ısicas. (5. no depende de Pi . XN −1 − XN ). o a e Volviendo de nuevo a la imagen de Schr¨dinger y tomando t − t0 = δt infinitesimal. De este modo la ecuaci´n anterior se reduce a: o ∂H M = P.30) ∂ Pi i=1 Consideremos el caso de una unica part´ ´ ıcula libre. H] = 0.

N Rik Rij = δkj . |x |2 = En lenguaje matricial: N (xi )2 = i=1 i=1 x2 . i (6. Sea R una rotaci´n.1.3). entonces o o N N x = Rx . que se pueden tomar como el angulo de giro y las coordenadas del eje a ´ de giro n. i=1 RT · R = R · RT = 1 . por lo tanto . se obtiene que (detR)2 = 1 . a diferencia de las traslaciones espaciales no conmutan entre s´ tal y como se muestra en la figura 6.4) . Dado que las rotaciones satisfacen (6.3) Como es bien conocido. 79 (6.1) N N xi = j=1 Rij xj .2) por lo tanto las rotaciones corresponden al grupo de transformaciones ortonormales O(N ) que verifican. las rotaciones a o vendr´n por tanto representadas por operadores unitarios (que para espacios vectoriales reales a son equivalentes a matrices ortonormales). |x | = 2 Rik Rij xk xj = i. visto en la secci´n 2.j. las rotaciones. Como consecuencia del teorema de Wigner. (6. Otro conjunto tambi´n habitual son los angulos de Euler que trataremos en detalle ˆ e ´ m´s abajo.5. o par´metros continuos.k=1 i=1 x2 . i (6.1.Cap´ ıtulo 6 Rotaciones y momento angular 6. Para especificar una rotaci´n son necesarios tres ı. Rotaciones Las rotaciones en RN constituyen el grupo de transformaciones que dejan invariante el producto escalar de un vector consigo mismo o m´dulo al cuadrado.

o En lo que sigue estudiaremos el subgrupo de rotaciones propias. lo o habremos hecho tambi´n con las rotaciones impropias. o e e Por el contrario. y consideremos la expresi´n en tres dimensiones para una rotaci´n alrededor o o del eje z de angulo φ. La primera raz´n es que o son ´stas las unicas que est´n conectadas continuamente con la identidad. de lo contrario o se llama impropia. Sigamos adelante. z 0 0 1 z   cos φ −senφ 0  senφ cos φ 0  . Como es bien sabido: ´      x cos φ −senφ 0 x  y  =  senφ cos φ 0   y  .5) 0 0 1 80 . siendo R un rotaci´n propia y P la inversi´n espacial o o o o paridad. En el siguiente cap´ ıtulo estudiaremos el operador paridad. Esto es debido a que la e ´ a identidad tiene determinante +1 y. Las rotaciones propias constituyen un subgrupo del grupo de rotaciones dado que el producto de dos rotaciones propias vuelve a ser una rotaci´n propia. Si el detR=+1 la rotaci´n se llama propia. La segunda raz´n es que una vez caractericemos las rotaciones propias. Rz (φ) = (6. la inversa de una o rotaci´n propia tambi´n tiene determinante +1 y la identidad tambi´n tiene determinante +1. y por lo tanto su determinante es ±1. Oller e z Rx( π ) 2 Rz ( π ) 2 x z Rz ( π 2 ) Rx( π ) 2 x Figura 6. dado que ´stas se pueden escribir como el e e producto de una inversi´n espacial por una rotaci´n propia.1: En esta figura se muestra c´mo dos rotaciones sucesivas de 90o alrededor de los ejes x o y z no conmutan.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Este hecho es evidente si escribimos o o la rotaci´n impropia como Ri = P · R. Como el operador P tiene inversa siempre existe una matriz R que satisface la ecuaci´n o anterior con detR = +1 puesto que detRi = −1 = detP detR y detP = −1. como estamos considerando aquellas rotaciones que se conectan continuamente con la identidad. necesariamente estas rotaciones han de tener determinante +1 ya que de lo contrario se producir´ un salto discontinuo en el determinante pasando de +1 a −1 ıa violando continuidad. Por otra parte. las rotaciones impropias no constituyen un subgrupo del grupo de rotaciones dado que el producto de dos rotaciones impropias tiene determinante +1 y es una rotaci´n propia. T tambi´n es directo comprobar que R es de hecho una rotaci´n ya que R T R = Ri P T P Ri = 1 y e o P T = P = P −1 .

Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. obtenemos la siguiente expresi´n para Jz . (6. y por lo tanto Rz es unitario. T Rz ( )Rz ( ) = 1 = 1 − i T Jz Jz + O( 2 ) .9) 0 0 0 Jx  Jy De forma compacta podemos expresar. Ry (φ) =  (6. temporales y transformaciones de Galileo que Rz ( )−1 es proporcional a y escribimos.5) hasta primer e o orden en φ y comparando con (6. 0 senφ cos φ   cos φ 0 senφ 0 1 0  . Desarrollando la matriz Rz (φ) dada en la expresi´n (6.7) entonces T Jz = −Jz . (6. (6. como tiene que ser debido al teorema de Wigner y el hecho de que los par´metros que caracterizan las rotaciones son a continuos. Rz ( ) = 1 − i Imponiendo a su vez que Rz sea ortonormal.6) −i Jz + O( 2 ) . φ ≡ . Oller e Si consideramos que el angulo φ es infinitesimal. (6. y dado que una rotaci´n sobre un mismo ´ o eje conmuta consigo misma y es unitaria.   1 0 0 Rx (φ) =  0 cos φ −senφ  . Al operador Jz se le denomina generador de las rotaciones alrededor del eje z.11) .6). (6. a e establecen que Jz es un operador herm´ ıtico.12) . junto con el car´cter antisim´trico de dicho operador.8) La presencia de la unidad imaginaria i en Jz .10) −senφ 0 cos φ y para los generadores Jx y Jy . Del mismo modo podemos proceder para Rx (φ) y Ry (φ). (6. ya sabemos por el cap´ ıtulo dedicado a las traslaciones espaciales. 0 1 0   0 0 1 = i  0 0 0  . o   0 −1 0 Jz = i  1 0 0  .  0 0 0 = i  0 0 −1  . −1 0 0 (Ji )jk = −i 81 ijk una matriz antisim´trica.

13) nos indica que el generador de una rotaci´n arbitraria alrededor de un cierto o o eje es la proyecci´n del vector de momento angular J seg´ n el eje de giro n. J3 ). Como consecuencia de (6.15) 82 . o tenemos la f´rmula an´loga a (5. Por otra parte.k=1 ijk nj rk = −i δφ j. La expresi´n (6. dado que una rotaci´n alrededor de un eje n de angulo o ˆ ´ φ se puede obtener como una aplicaci´n sucesiva de rotaciones alrededor del mismo eje de giro. J2 y J3 como generadores.12) para expresar los generadores de las rotaciones. Finalmente. ˆ 3 3 3 δri = δφ j.12) satisfacen las relaciones de conmutaci´n. o ´ ˆ siendo ijk el tensor completamente antisim´trico en dimensi´n 3 con 123 = +1. ´ Algebra de momento angular.13) Tambi´n hemos tenido en cuenta la expresi´n (6. (6. Oller e n ˆ PSfrag replacements r φ r Figura 6. e o Consideremos a continuaci´n una rotaci´n gen´rica alrededor del eje n y con un angulo de giro o o e ˆ ´ φ. y y z recuperamos las matrices J1 . ver figura 6. dado que el argumento de la exponencial es una superposici´n lineal arbitraria de o o los generadores Ji y cualquier otra combinaci´n lineal e invertible de los mismos ser´ igualmente o ıa v´lida para expresar cualquier rotaci´n. ˆ k=1 (6. Como caso particular o u ˆ vemos que para las rotaciones anteriores alrededor de los ejes x.14) los generadores Ji constituyen una base de un espacio vectorial de dimensi´n tres. o 3 [Ji . se demuestra directamente que los generadores Ji dados en (6.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.2. Rn (φ)r = r . Jj ] = i =1 ij J . N →∞ (6. Ji tal que J = (J1 . simplemente cambiar´ los par´metros que definir´ a o ıan a ıan entonces a las rotaciones.k=1 (Jj nj )ik rk = −i δφ (J n)ik rk .14) donde de nuevo se ha empleado el resultado (5. Sea el caso infinitesimal con angulo de giro δφ y manteniendo hasta primer orden ´ en δφ tenemos: δr = δφ n × r .2: Rotaci´n de angulo de giro φ alrededor del eje n. e o o momento angular.13) pero ahora aplicada a rotaciones: o a Rn (φ) = l´ ım 1−i φ (J n) ˆ N N ˆ = e−iφJ n/ .14). J2 .

A continuaci´n en 2) se ˆ ˆ ˆ o hace la rotaci´n alrededor de y2 tal que z1 coincida con z2 = z3 . Queda claro que las relaciones o ˆ (6. funciones de onda. o En particular. alrededor del eje z1 .3 n2k n [Jk . Oller e que definen el algebra del momento angular. Esto o ˆ ˆ ˆ ˆ ˆ siempre es posible puesto que los ejes x2 e y2 son perpendiculares a z3 y. o ´ ˆ 2) Una rotaci´n de angulo β. los vectores en R3 constituyen un espacio vectorial de dimensi´n 3 mientras que los tensores de o rango 2 constituyen un espacio vectorial de dimensi´n 9. se realiza en 3) la o ˆ ˆ ˆ ˆ rotaci´n alrededor del eje z final hasta que los vectores x2 e y2 coincidan con los ejes x3 e y3 . (6. β ∈ [0. Por ejemplo. o ´ ˆ ˆ y 3) Una rotaci´n de angulo γ.16) corresponde a una rotaci´n de angulo φ1 pero sobre el eje n = Rn2 (φ2 )ˆ . Hay que destacar que las relaciones de conmutaci´n anteriores son intr´ o ınsecas a los operadores Ji . Rz1 (α).16) donde φ1 y φ2 son infinit´simos O( ). α ∈ [0. independientemente de que ´stas act´ en sobre vectores de Rn . e u etc. con z3 = Ry2 (β)ˆ1 . que es el eje o ´ ˆ n que resulta de aplicar la rotaci´n Rn2 (φ2 ) al eje de giro original n.15) ´ ´ o actuando sobre un par de Ji es cerrada y bilineal. y1 y z1 . Desarrollando el producto (6. Para ello consid´rese el producto de u e rotaciones. El paso de la triada inicial a la final se puede conseguir aplicando el siguiente ˆ ˆ ˆ conjunto de rotaciones: 1) Una rotaci´n de angulo α. para que el lado derecho en la ultima l´ o ´ ınea sea una rotaci´n de acuerdo a su expresi´n gen´rica dada en (6. Tambi´n se llega al mismo resultado teniendo en cuenta que el producto dado e en (6. Ry2 (β). necesariamente ˆ ˆ ˆ est´n contenidos en el plano perpendicular a z3 donde est´n contenidos los ejes x e y finales. Rn2 (φ2 )Rn (φ1 )Rn2 (φ2 )T . Rz3 (γ). J ] + O( 3 ) (6. tenemos: e Rn2 (φ2 )Rn (φ1 )Rn2 (φ2 )T = 1 − i φ1 (J n) ˆ − ˆ 1 φ2 ( J n ) 2 φ1 φ2 1 − 2 2 2 P k. =1.16) hasta O( 2 ). z3 . Consideremos los ejes de coordenadas x1 . se debe tener que [J k .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tensores. alrededor del eje z2 = z3 . no sean las mismas.15) entre los generadores de las rotaciones Ji son caracter´ ısticas del grupo de rotaciones como tal. 2π[. π]. y3 . ´ Angulos de Euler.14). 2π[. Finalmente. a ˆ a ˆ ˆ 83 .J ] + O( 3 ) . aun cuando las matrices que representen los generadores Ji . alrededor del eje y2 . por tanto. puesto que es una consecuencia de la ley de multiplicaci´n del grupo de rotaciones. Se denomina algebra dado que la operaci´n (6. Con ello las matrices correspondientes a o los generadores Ji son en el primer caso matrices 3 × 3 mientras que en el segundo son matrices 9 × 9. los coeficientes Ck i (las llamadas constantes de estructura del grupo de rotaciones) las hemos deducido en (6. o ´ ˆ ˆ ˆ z Con 1) se consigue que y2 sea perpendicular al plano formado por z1 -z3 . que tras una rotaci´n se transforman en los ˆ ˆ ˆ o ejes x3 . independientemente de los estados sobre los que act´ en. J ] = i i Ck i Ji o o e y que esta relaci´n debe ser independiente del espacio vectorial o espacio de Hilbert donde act´ en o u las rotaciones. De la expresi´n anterior se deduce que.17) ˆ = e−iφ1 (J n)/ e−φ1 φ2 n2k n [Jk .15) teniendo en cuenta la expresi´n expl´ o ıcita de los generadores para tres dimensiones. con y2 = Rz1 (α)ˆ1 . k. γ ∈ [0.

a A diferencia de la mec´nica cl´sica. en MC nuestra descripci´n de los procesos f´ o ısicos se establece en un espacio de Hilbert. hablamos de una representaci´n u otra del grupo de o o o rotaciones.3: Angulos de Euler.18) La expresi´n anterior se puede simplificar de modo que todas las rotaciones est´n referidas a los o e ejes iniciales. o Introduciendo (6. donde dicho grupo de rotaciones act´ e. β. Ello implica que hayamos de desarrollar un lenguaje algebraico abstracto donde hablemos del grupo de rotaciones.20) donde no se han indicado los sub´ ındices que especifican los ejes dado que todas las rotaciones est´n referidas a los ejes iniciales. Como grupo. o como lo es una rotaci´n. En la expresi´n anterior hemos tenido en cuenta que rotaciones sobre un mismo eje conmutan. γ) = exp(−iγJz3 / ) exp(−iβJy2 / ) exp(−iαJz1 / ) .60).19) ) exp(−iγJz1 / ) exp(iβJy1 / ) exp(iαJz1 / ) . por una parte. Oller e z1 β α z3 y1 x1 ´ Figura 6.18). as´ como los angulos β y α. R(α. En la figura se indican el sistema de referencia inicial y el eje z3 del ˆ sistema de referencia final. o exp(−iβJy2 / ) = exp(−iγJz3 / ) = = × = exp(−iαJz1 / exp(−iβJy2 / exp(−iαJz1 / exp(−iγJz1 / exp(−iαJz1 / ) exp(−iβJy1 / ) exp(−iγJz1 / ) exp(−iβJy1 / ) exp(−iαJz1 / ) exp(−iβJy1 / ) exp(iαJz1 / ) . ı ´ Una rotaci´n dada en funci´n de los angulos de Euler la designaremos por R(α. 2) y 3). tenemos finalmente: R(α. Teniendo o o ´ en cuenta la secuencia de rotaciones de 1).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Las rotaciones pueden u 3 actuar sobre vectores. y por otra del espacio de Hilbert. o o 84 . seg´ n las propiedades del espacio en u cuesti´n bajo transformaci´n por rotaciones. γ). viene dado de acuerdo a (2. β. De este modo. el producto de dos rotaciones R1 ·R2 corresponde a una rotaci´n R3 . si tenemos en cuenta que el operador transformado por una transformaci´n unitaria. β.19) en (6. (6. ) exp(iβJy2 / ) ) exp(iαJz1 / ) ) exp(iβJy1 / ) exp(iαJz1 / ) (6. donde el espacio de configuraci´n de una part´ a a o ıcula es el propio espacio R3 . γ) = e−iαJz / e−iβJy / e−iγJz / . (6. Pero en toda representaci´n se conserva la ley de composici´n de dos rotaciones. u o y ´sta es una relaci´n entre las rotaciones como elementos pertenecientes al grupo de rotaciones e o e independiente del espacio de Hilbert donde act´ en dichas rotaciones. tensores en R o sobre otros objetos y.

o D(R1 )D(R2 ) = D(R1 R2 ) = D(R3 ) . β. (6.15) se deduce directamente que.19) en o relaci´n a Pi y H. en lo que sigue designaremos por D(R(α. como se argument´.11) para el caso especial de a actuaci´n del grupo de rotaciones sobre vectores de R3 . β. ´ste es una constante de movimiento de e acuerdo a (3. Por supuesto. (6. [J. 3 J = i=1 2 Ji2 . para sistemas cerrados el Hamiltoniano es invariante bajo rotaciones con lo que. pero los generadores a Ji corresponder´n a matrices distintas a las dadas en (6. (6.21) si R1 R2 = R3 . Los operadores D(R) son unitarios como consecuencia del teorema de Wigner. J 2 ] = 0. Como la ley de composici´n entre matrices se debe o o conservar independiente de representaci´n.2. En particular.9) y (6.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.15) dado que. X] = 0. o o 85 .24) es invariante bajo rotaciones dado que [Ji . γ).37).22) Para una rotaci´n infinitesimal y a primer orden en δφ. por lo tanto. un observable X es independiente bajo rotaciones si conmuta con el momento angular J. o simpleo mente por D(α. o o viene dada por: X → X = D(R)XD(R)† . o X = 1 − iδφ Jn ˆ X 1 + iδφ Jn ˆ n ˆ = X − iδφ [J .14) o por (6.25) y H conmuta con el momento angular y. γ)). Autovalores y autoestados del momento angular Como consecuencia del algebra del momento angular (6. (6.15) construimos en esta secci´n los espa´ o cios vectoriales m´ ınimos que son cerrados bajo la actuaci´n sobre ellos de una rotaci´n cualquiera. (6. Vemos de nuevo un ejemplo de dos generadores de grupos uniparam´tricos de e transformaciones que son invariantes bajo las transformaciones asociadas a los mismos al conmutar entre ellos. [J. Oller e Teniendo en cuenta esta discusi´n.23) Por lo tanto. como ya hemos empleado en (6. dado que establecen descripciones equivalentes y son operadores que dependen de par´metros continuos. se dice que X es un escalar. γ) en R3 . o 6. u La transformaci´n de los operadores bajo una rotaci´n. X] .20). se tiene que.19). es intr´ ´ o ınseca al grupo e independiente del espacio vectorial o de Hilbert sobre el que act´ e el grupo de rotaciones. De (6. a la matriz que act´ a sobre el espacio de Hilbert soporte de la MC y que u corresponda a la rotaci´n R(α. los operadores Ji seguir´n o a cumpliendo el algebra del momento angular (6. H] = 0 . Esta situaci´n ya es conocida en mec´nica anal´ o a ıtica como se indic´ tras (4. En este caso. β. a Los operadores D(R) seguir´n dados por las expresiones (6.

(6. Los autovalores a ı a de ambos operadores los designaremos por a y b respectivamente. o De (6.30) Por lo tanto J± |a. b = a − b2 = #1 1 † † a. deducimos las siguientes importantes relaciones de conmutaci´n: o [J+ . b Jz |a. J− ] = 2 Jz . b ± J± |a. b . 86 . No obstante n no puede hacerse arbitrariamente grande puesto que de lo contrario el operador definido positivo 2 2 2 J 2 − Jz = Jx + Jy acabar´ teniendo autovalores negativos. b = aJ± |a. [Jz . b. ıa 2 a. entonces J± |a. mientras que a no cambia.31) En lo que sigue J 2 ≡ J 2 . J± ] = ± J± . b = J± J 2 |a. Por convenio. Como consecuencia de (6. que como sabemos es invariante bajo cualquier rotaci´n. Jz .26) A partir de los operadores Jx y Jy podemos construir los operadores escalera J+ y J− definidos por: J± = J x ± i J y .29) De las relaciones de conmutaci´n anteriores deducimos.30) aumentamos en n el autovalor de Jz . b|J+ J+ + J+ J+ |a.28) De (6. J 2 . En efecto.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o e u Supongamos que aplicamos sucesivamente n veces J+ sobre un autoestado |a. b . y a los autovectores por |a. b ± e siendo c± una constante que determinaremos m´s adelante. J± = 0.15) queda claro que las distintas componentes de momento angular son observables mutuamente incompatibles dado que no conmutan. a no ser que J± |a. b Jz J± |a.#1 o J 2 J± |a. busquemos los autovalores y autovectores de la tercera componente del momento angular. Si ´ste no es el caso.27) de donde se sigue que † J− = J + . b|J 2 − Jz |a. (6. a Nos encontramos en situaci´n de deducir qu´ valores pueden adoptar los n´ meros reales a y b. b de forma que: J 2 |a. b . b es un autoestado de Jz con autovalor b ± . Oller e Dichos espacios vectoriales vendr´n caracterizados un´ a ıvocamente por el autovalor que J 2 adopta sobre los mismos. b = (b ± )J± |a. = J± Jz |a. Dado que J 2 conmuta con todos los Ji . (6. (6. 2 (6. b sea cero.15). b . b = c± |a. = δaa δbb . = b|a. b . (6. lo har´ en particular con Jz y as´ diagonalizaremos simult´neamente a Jz y J 2 . b a b |ab = a|a. b ≥ 0 .

tal que 2 2 Teniendo en cuenta que J− J+ = (Jx − iJy )(Jx + iJy ) = J 2 − Jz − Jz y que J+ J− = J 2 − Jz + Jz . As´ de (6. bmax = (a − b2 − bmax )|a.36) max min con dos soluciones posibles. Por lo tanto. bmin = 0 . La segunda soluci´n se descarta o dado que necesariamente bmax ≥ bmin . b por |jm . o bmax = −bmin o bmax = bmin − 1.30) debe existir un bmax tal que ıa ı. b = jz = m.32) Del mismo modo.31).38) Designando finalmente a los estados |a. a a= 2 j(j + 1) . para n suficientemente grande. cumplen que − j ≤ m ≤ j tal que la diferencia ı entre dos de tales autovalores es un m´ ltiplo entero de y por lo tanto hay 2j + 1 autoestados u con m entero o semientero. son ortogonales a no ser que los dos autovalores j y m sean iguales tal y como vimos en la secci´n 2. ıa bmin = bmax − n . (6.34) J− |a. Oller e Por lo tanto.33) se sigue que: bmax − n = bmin = −bmax → bmax = n 2 . −j ≤ m ≤ j .39) Como los vectores |jm son autoestados de los operadores autoadjuntos J 2 y Jz . 2 (6.30) b = (j − n) tras aplicar n veces J − . (6. Adem´s de (6. b2 ≤ a y si al aplicar sucesivamente J+ pasamos de b a b + n para n suficientemente grande queda claro que se violar´ (6.37) con n ∈ N. se tiene en resumen: J 2 |jm Jz |jm = = j(j + 1)|jm .31). bmin = (a − b2 + bmin )|a. bmin = (J 2 − Jz + Jz )|a. Mediante el operador escalera J− pasamos del estado con j a cualquier otro.26). tal y como expresamos en (6. (6. y por lo tanto de (6. J+ |a. a partir del estado anterior podemos aplicar J− sucesivamente y. se sigue que: 2 J− J+ |a.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. bmax = 0 .3. de (6. j es semientero o entero. De (6. (6. bmax − n violar´ (6. j m |jm = δjj δmm .30) debe existir un bmin .35) resulta. As´ todos los autovalores de Jz . De este modo. (6. Adem´s o a puesto que el espectro es discreto los normalizamos a la unidad. o Igualando tenemos: b2 + bmax = b2 − bmin .35) De la primera ecuaci´n deducimos que a = bmax (bmax + ) y de la segunda que a = bmin (bmin − ). bmax max 2 J+ J− |a.33) (6. bmax = (J 2 − Jz − Jz )|a. Es costumbre designar a bmax por j. m|jm . bmin min (6. (6. = 0 = 0.40) 87 .

(6. su producto vectorial ij kij x x que se transforma como un vector. Por ejemplo. 1. Eligiendo la fase de |jm tal que c+ sea real y J+ |jm = j(j + 1) − m(m + 1)|jm + 1 . u ın 1/2. . esp´ 3/2 como los bariones ∆(1232). Como es bien sabido.. tenemos: 2 (j(j + 1) − m(m + 1)). teniendo en cuenta (6. suma de los dos momentos angulares independientes.41) Por lo tanto |c+ |2 = positivo.27). otras ın tienen esp´ 1 como los fotones. o 2 jm|J− J+ |jm = jm|J 2 − Jz − Jz |jm = 2 (j(j + 1) − m(m + 1)) . vienen caracterizados por un n´ mero entero o o u semientero j. hay part´ ıculas como los electrones que tiene esp´ 1/2. que es invariante bajo rotaciones. (6. (6. se puede deducir la actuaci´n de Jx y Jy sobre los estados |jm .3) al hablar de sistemas compuestos que el proceso de consido erar sistemas m´s complejos pasa por el producto directo de los respectivos espacios de Hilbert a de las part´ ıculas individuales.42) 2 (J 2 − Jz − Jz )|jm − 1 J− J+ |jm − 1 = j(j + 1) − m(m − 1) j(j + 1) − m(m − 1) J− |jm = = j(j + 1) − m(m − 1)|jm − 1 . los espines de dos part´ ıculas) como suma de espacios vectoriales con esp´ bien definido ın del momento angular total.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. etc. vemos que los espacios vectoriales m´ ınimos cerrados o irreducibles#2 bajo la actuaci´n de los Ji y. e 88 . El n´ mero j define el esp´ del sistema y sus valores pueden ser por tanto 0. ın ın 6.43).43) De las simples actuaciones de los operadores J+ y J− dadas en (6. Para ello. u [J1 i . J2 j ] = 0 .30). vamos a determinar la constante c± que introdujimos tras (6. y xi xj − δ ij x x /3 que se transforma como un esp´ de rango 2. son de dimensi´n 2j +1 y cualquier autoestado |j(j −m) se puede obtener aplicando o m veces el operador escalera J− sobre |jj seg´ n (6. o Dado que dichos espines act´ an sobre espacios vectoriales independientes deben conmutar. y de la definici´n o de los J± en (6.42) † Una vez definida la actuaci´n de J+ queda definida la de J− pues este operador no es m´s que J+ .. o a En efecto. Adici´n de momento angular o Ya establecimos en la secci´n (2.43). Nos planteamos en esta secci´n el problema de descomponer el o producto directo de dos momentos angulares asociados a grados de libertad independientes (por ejemplo. o Resumiendo. Estos razonamientos ın los vamos a generalizar en esta secci´n para el caso de combinar dos espines arbitrarios j 1 y j2 .42) y (6. 3/2.3.44) Tambi´n denominados multipletes. si en R3 consideramos el tensor cartesiano de rango dos xi xj a partir de ´l podemos formar la traza e i i i j x x . por tanto. #2 (6. calo culemos el m´dulo al cuadrado de J+ |jm . que fija las fases de todos los estados |jm u excepto la de |jj . Oller e A continuaci´n. de las matrices D(R). .

El cambio de base lo expresamos como: j2 j1 |j1 j2 jm |j1 m1 j2 m2 = m2 =−j2 m1 =−j1 j j1 m1 j2 m2 |j1 j2 jm |j1 m1 j2 m2 . como tambi´n se puede demostrar expl´ ´ e ıcitamente. el operador de momento angular total J o satisface el algebra de momento angular (6.15).48) con lo que constituyen una base ortonormal al igual que la base producto directo {|j 1 m1 j2 m2 }. Oller e Por lo tanto. una rotaci´n que act´ e sobre el espacio producto directo H1 ⊗ H2 . dado que el n´ mero de grados de libertad para caracterizar un sistema se debe conservar. Los autovectores de J . o Al igual que en la secci´n anterior 6.45) dado que la base producto directo se transforma bajo una rotaci´n como: o |j1 m1 |j2 m2 ˆ ˆ → e−iφJ1 n/ |j1 m1 e−iφJ2 n/ |j2 m2 n = e−iφ(J1 +J2 )ˆ / |j1 m1 j2 m2 . por lo tanto. composici´n de dos momentos angulares. puesto que conmutan. Los estados de la nueva base. J1 z .46) hemos introducido la notaci´n |j1 m1 j2 m2 ≡ |j1 m1 |j2 m2 . En (6.49) = j m=−j j1 j2 jm|j1 m1 j2 m2 |j1 j2 jm . J1 y J2 . junto con los operadores escalares J1 y J2 2 que por tanto conmutan tambi´n con todas las componentes Ji del momento angular total. Merece la pena remarcar la conservaci´n del n´ mero o o u de operadores que constituyen el conjunto completo de observables mutuamente compatibles empleado. dado que son autovectores de operadores herm´ ıticos de espectro discreto se pueden elegir que satisfagan: j1 j2 jm|j1 j2 j m = δj1 j1 δj2 j2 δjj δmm . los l´ ımites en la suma sobre j ser´n establecidos m´s abajo. u 2 2 Inicialmente ten´ ıamos el conjunto completo de observables compatibles J1 . (6. diagonalizaremos simult´neamente los operadores J 2 y o a 2 Jz . (6. Jz . (6. ˆ ˆ = e−iφJ1 n/ e−iφJ2 n/ |j1 m1 |j2 m2 (6. J = J1 + J2 .46) puesto que J1 y J2 conmutan y. J2 y J2 z y de ´ste e 2 2 2 pasamos a J . Jz . el momento angular total es.2. J1 y J2 los designaremos por |j1 j2 jm . como tambi´n se puede come e 2 2 2 probar expl´ ıcitamente. ser´ el producto o u a directo de las rotaciones que act´ an sobre los espacios de Hilbert individuales.47) As´ J = J1 + J2 es el generador de las rotaciones en el espacio producto directo resultante de la ı.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Los coeficientes implicados en el cambio a a de base j1 m1 j2 m2 |j1 j2 jm se denominan coeficientes de Clebsch-Gordan. Por lo tanto. Estos estados constituir´n la nueva base de momento angular total definido y determinaremos en esta a secci´n los coeficientes del cambio de base. Como Jz = J1 z + J2 z . u ˆ ˆ D(R) = e−iφJ1 n/ e−iφJ2 n/ . (6. 89 .

para este j.43) se sigue que. A continuaci´n calculamos todos los estados con j = j1 + j2 − 1 aplicando sucesivamente J− o al estado con m m´xima. Aplicando J− a a o (6.51) El siguiente valor m´s alto de m ser´ j1 + j2 − 1 y hay dos estados. Dicho estado se obtiene imponiendo que sea a ortogonal a (6.51) generamos todos los 2(j1 + j2 ) + 1 estados con j = j1 + j2 . con lo que dicha suma involucra unicamente sumar sobre m1 o sobre m2 . j1 + j 2 (6. c) Dado que Jz = J1 z + J2 z entonces el elemento de la base producto directo |j1 m1 j2 m2 tiene autovalor de Jz igual a (m1 + m2 ). o a e a habiendo s´lo un estado que tenga m1 = j1 y m2 = j2 . Para ello tengamos en cuenta los resultados o obtenidos en la secci´n anterior que se aplican a cualquier momento angular. J− |j1 j2 (j1 + j2 )(j1 + j2 ) = 2(j1 + j2 )|j1 j2 (j1 + j2 )(j1 + j2 − 1) = (J1 − + J2 − )|j1 j1 |j2 j2 = 2j1 |j1 j1 − 1j2 j2 + 2j2 |j1 j1 j2 j2 − 1 . (6. con lo que identificamos: o |j1 j2 (j1 + j2 )(j1 + j2 ) = |j1 j1 j2 j2 . Este proceso deja libre una fase que fijaremos tal que el 90 . aplicando sucesivamente J− al estado (6.51) de (6. j1 + j2 − 1.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. De c) el valor m´s alto de j es j1 + j2 dado que ´ste es el valor m´ximo de m. (6.53) De este modo.53) y de norma unidad. a a con lo que |j1 j2 (j1 + j2 )(j1 + j2 − 1) ser´ combinaci´n lineal de ambos estados. b) Para cada valor de j tenemos que m ha de cumplir (6. Aplicamos el m´todo basado en los operadores escalera. Debido a que ambas bases son ortonormales se ´ cumplen las siguientes relaciones de ortogonalidad: j1 m1 j2 m2 |jm jm|j1 m1 j2 m2 jm|j1 m1 j2 m2 j1 m1 j2 m2 |j m = δ m1 m1 δ m2 m2 δ j1 j1 δ j2 j 2 . similarmente a como hicimos en la e secci´n anterior. |j1 j1 j2 j2 − 1 y |j1 j1 − 1j2 j2 . = δjj δmm .50) jm m1 con m2 = m − m1 . o a) La base consta de (2j1 +1)(2j2 +1) vectores que es el n´ mero de vectores en la base producto u directo de Hj1 ⊗ Hj2 .52) con lo que: |j1 j2 (j1 + j2 )(j1 + j2 − 1) = j2 |j1 j1 j2 j2 − 1 + j1 + j 2 j1 |j1 j1 − 1j2 j2 .39) y por tanto −j ≤ m ≤ j con m entero o semientero. (6. Estudiemos a continuaci´n el espectro de J 2 y Jz . Oller e en la suma primera sobre m1 y m2 se debe cumplir que m = m1 + m2 .

Cumpli´ndose.58) en pasos de uno en uno. en (6. se determinan los coeficientes del cambio de base o coeficientes de Clebsch-Gordan. As´ para determinar los estados con un cierto j. Podemos por tanto completar el sumatorio sobre j en (6. Este procedimiento est´ basado en la actuaci´n de J− dada en (6. |j1 j2 (j1 + j2 − 1)(j1 + j2 − 1) = j1 |j1 j1 j2 j2 − 1 − j1 + j 2 j2 |j1 j1 − 1j2 j2 . e | j1 m1 j2 m2 |jm |2 = 1 .. .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.55) Determinemos a continuaci´n el valor m´ o ınimo de j. Con ello. los coeficientes o de Clebsch-Gordan son reales. j1 + j2 y m = j. El resto de vectores con el mismo autovalor j se obtienen aplicando sucesivamente J− hasta obtener el estado |j − j . j = j=|j1 −j2 | m=−j j1 m1 j2 m2 |j1 j2 jm |j1 j2 jm . Este proceso se aplica de forma iterativa. por lo tanto. De este modo. |j1 − j2 | ≤ j ≤ j1 + j2 . Para ello. j + 2. Por lo tanto.54) y.49) se tiene que.43) sobre el estado (6. j1 + j 2 (6.59) donde se ha tenido en cuenta que m2 = m − m1 .51) a o |j1 j2 (j1 + j2 )(j1 + j2 ) y en el proceso posterior de ortogonalizaci´n. el resto de los estados se obtiene aplicando sucesivamente J− a este estado. por lo tanto. ı determinamos el estado |j1 j2 jj con m = j m´xima tal que sea ortogonal y de norma unidad a a los estados ya fijados con j = j + 1. j=jmin 2 2 De aqu´ se sigue la ecuaci´n j1 + j2 − 2j1 j2 = jmin cuya soluci´n es ı o 2 o (6. y.60) . 91 (6. j=jmax 2j + 1 = (2j1 + 1)(2j2 + 1) . Oller e coeficiente que multiplique al estado con m1 m´ximo sea positivo. (6.57) (6. De este modo. j1 j2 jm|j1 m1 j2 m2 = j1 m1 j2 m2 |j1 j2 jm . hemos de asegurar que el n´ mero u de estados en las dos bases deben coincidir. (6. tanto al sumar sobre m como sobre m1 .49) y reescribirla como: j1 |jm |j1 m1 j2 m2 = m1 =−j1 j1 +j2 j1 m1 j2 m2 |jm |j1 m1 j2 m2 .56) jmin = |j1 − j2 | . (6. puesto que jmin > 0... Espec´ a ıficamente para nuestro caso con j = j1 + j2 − 1 se tiene.

Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.61) m1 Dado que J+ |jj = 0 resulta la siguiente condici´n.64) De las propiedades anteriores se pueden deducir: j1 m1 j2 m2 |j3 m3 #3 = (−1)j2 +m2 2j3 + 1 j3 − m3 j2 m2 |j1 − m1 . t´ngase en cuenta que m1 = j − m2 y que el valor m´ a e ınimo de m2 = −j2 . 2j1 + 1 Para hallar dicho valor m´ximo de m1 . (6. ıa Existen muchos textos dedicados exclusivamente al estudio de las rotaciones y sus representaciones en MC que estudian exhaustivamente las propiedades de los coeficientes de Clebsch-Gordan. o j1 m1 j2 m2 |j3 m3 j1 m1 j2 m2 |j3 m3 j1 m1 j2 m2 |j3 m3 = (−1)j1 +j2 −j3 j1 − m1 j2 − m2 |j3 − m3 . Igualando a cero cada uno de los sumandos del t´rmino de la derecha.62) + j1 m1 j2 j − m1 |jj (j2 − j + m1 )(j2 + j − m1 + 1) |j1 m1 j2 j − m1 + 1 .63) se pueden obtener todos los coeficientes de Clebsch´ Gordan para el estado |jj en funci´n del coeficiente de Clebsch-Gordan con m1 m´ximo. que m1 |max = j + j2 . seg´ n nuestro convenio. Disponemos de dos m´todos para calcular los coeficientes de Clebsch-Gordan.60) sumando sobre m1 y fijando la fase ´ tal que sea positivo. m1 |max . El resto de coeficientes de Clebsch-Gordan para m u menor y el mismo j se obtienen aplicando sucesivamente J− a |jj . As´ dado j + j2 se tienen dos opciones: i) j + j2 > j1 con lo que m1 |max = j1 o ii) j + j2 ≤ j1 con lo ı. (6. Aplicando sucesivamente (6. Oller e Relaci´n de recurrencia de los coeficientes de Clebsch-Gordan. a |jj = j1 m1 j2 j − m1 |jj |j1 m1 j2 j − m1 . 2j2 + 1 (6. Consideremos el estado de m o m´ximo para un cierto j. 92 . = (−1)j1 −m1 2j3 + 1 j1 m1 j3 − m3 |j2 − m2 . Uno de ellos e basado en la aplicaci´n sucesiva del operador escalera J− y el otro basado en la relaci´n de o o recurrencia (6. = (−1)j1 +j2 −j3 j2 m2 j1 m1 |j3 m3 . e j1 m1 − 1j2 j − m1 + 1|jj (j1 − m1 + 1)(j1 + m1 ) + j1 m1 j2 j − m1 |jj (j2 − j + m1 )(j2 + j − m1 + 1) = 0 .63) se obtiene una relaci´n de recurrencia que relaciona el coeficiente de Clebsch-Gordan de m 1 con o el de m1 − 1. Propiedades de simetr´ de los coeficientes de Clebsch-Gordan.#3 Este o a ultimo Clebsch-Gordan se determina tal que se cumpla (6. o 0 = m1 j1 m1 − 1j2 j − m1 + 1|jj (j1 − m1 + 1)(j1 + m1 ) (6.63). Aqu´ enumeramos algunas de las m´s importantes y remitimos el lector interesado a [9] para su ı a demostraci´n y un listado muy completo de referencias.

j1 j2 j3 m1 m2 m3 . 1 1 ⊗ =1⊕0 . De este modo los estados del triplete son sim´tricos mientras que los estados e del singlete son antisim´tricos.67) o Ejemplo. La relaci´n entre ambos tipos de coeficientes es: o j1 j2 j3 m1 m2 m3 = (−1)j1 −j2 −m3 √ j1 m1 j2 m2 |j3 m3 2j3 + 1 (6. o ın ın.43).70) podemos comprobar las relaciones de simetr´ cuando se intercambian j 1 ↔ j2 ıa de acuerdo a (6. 2j2 + 1 2j3 + 1 j2 − m2 j3 m3 |j1 m1 .69) y (6. Oller e j1 m1 j2 m2 |j3 m3 j1 m1 j2 m2 |j3 m3 = (−1)j1 −m1 = (−1)j2 +m2 2j3 + 1 j3 m3 j1 − m1 |j2 m2 . (6. o u 93 . 2 22 2 = | (6.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. 0 y 1.70) De (6.66) que se obtienen considerando la suma sim´trica J1 + J2 + J3 = 0 en lugar de la antisim´trica e e J1 + J2 = J3 que hemos tomado como punto de partida para estudiar los coeficientes de ClebschGordan.65) Simplemente mencionamos los s´ ımbolos 3 − j o coeficientes de Wigner.58) se deduce que. (6. Triplete: 11 11 22 11 | 10 22 11 | 1−1 22 | Singlete: | 1111 . 22 2 222 2 2 2 222 (6. 2j1 + 1 (6. e Es interesante recalcar que para todo j1 y j2 el estado |j1 j2 (j1 + j2 ) − (j1 + j2 ) viene dado por |j1 − j1 j2 − j2 . ´ El que se pueda descartar el signo menos se debe a que |j1 j2 (j1 + j2 ) − (j1 + j2 ) es proporcional a (J− )2(j1 +j2 ) |j1 j2 (j1 + j2 )(j1 + j2 ) con el coeficiente positivo dada la actuaci´n de J− seg´ n (6.69) 1 111 1 1 1 111 11 00 = √ | − −√ | − . de ah´ que se llame un ın ı triplete de esp´ mientras que s´lo hay un estado con esp´ nulo que se llama singlete de esp´ ın.68) 2 2 Con esp´ total igual a 1 hay tres estados posibles con m = −1. 2222 1 111 1 1 1 111 = √ | − +√ | − . De (6. 2 222 2 2 2 222 1 11 1 = | − − .64). Calculemos los coeficientes de Clebsch-Gordan de la composici´n de dos espines 1/2. Queda claro que |j1 j2 (j1 + j2 ) − (j1 + j2 ) s´lo puede ser ±|j1 − j1 j2 − j2 o puesto que es el unico estado con m = −j1 − j2 y los coeficientes de Clebsch-Gordan son reales.

o de forma que los subespacios triplete y singlete no se conectan bajo la actuaci´n del grupo de o 2 rotaciones dado que tienen distintos autovalores de J . ın jm|D(α. ´se se puede expresar como la suma directa ⊕ j1 +j12−j2 | Hj . las matrices de rotaci´n D(R) se descomponen como. Este no es el caso cuando se componen ı o dos momentos angulares. γ) = e−iαJz / e−iβJy / e−iγJz / ..73) donde es el elemento de matriz de una rotaci´n de angulo β alrededor del eje y.71) De la expresi´n (6. Entonces. (6.. Oller e 6. γ) son matrices (2j + 1) × (2j + 1) y conectan entre s´ los 2j + 1 estados ı |jm con −j ≤ m ≤ j y constituyen la que se llama representaci´n irreducible 2j + 1 del grupo de o rotaciones. que involucra subespacios e j=|j con distintos autovalores de J 2 . Recordemos que el m´dulo del momento angular no cambia cuando se aplican rotaciones. D (|j1 −j2 |) (R) (6. (6. D(R) = D (1) (R) 0 0 D (0) (R) . (j) (j) (j) (6. Por lo tanto. γ)|jm = Dmm (α. Por ejemplo.. 0  .4. Este resultado es gen´rico. Dado el espacio vectorial producto directo de dos momentos angulares e Hj1 ⊗ Hj2 .. (6. 0  . (j) Las matrices Dmm (α.75) que da lugar a una estructura diagonal a bloques:  (j +j ) D 1 2 (R) 0  0 D (j1 +j2 −1) (R) D(R) =   0 0 0 0 94  . hemos visto en la secci´n anterior que 1/2 ⊗ 1/2 = 1 ⊕ 0.72) (6. β. β. Por lo tanto.. El adjetivo de irreducible se refiere sencillamente a que no hay estados con esp´ j que ın ´ no se puedan conectar entre s´ mediante alguna rotaci´n.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. β.. β..74) dmm (β) = jm|e−iβJy / |jm . 0 . Matrices de rotaci´n o D(α. o j1 +j2 D(R) = ⊕ j=|j1 −j2 | D (j) (R) ..76) . γ) = jm|e−iαJz / e−iβJy / e−iγJz / |jm = e−iαm dmm (β)e−iγm . cualquier matriz de rotaci´n o D(R) actuando sobre 1/2 ⊗ 1/2 se descompone en forma diagonal a bloques.20) se tiene que: o Consideremos la actuaci´n de la matriz de rotaci´n anterior sobre el espacio vectorial de los estados o o con esp´ definido j y calculemos sus elementos de matriz. En las expresiones o ´ anteriores hemos introducido el super´ ındice j para indicar que las rotaciones est´n actuando sobre a el espacio vectorial de estados con momento angular definido e igual a j. el problema o de determinar los elementos de matriz de las matrices de rotaci´n D (j) queda resuelto una vez o (j) deduzcamos los elementos de matriz dmm (β).  .

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Dado que las rotaciones son transformaciones unitarias y con ello las D (j) , se tiene que:
j

m =−j

Dmm (α, β, γ)Dm m (α, β, γ)∗ = δmm .
(j)

(j)

(j)

(6.77)

Por la misma raz´n, o ya que

Dmm (−γ, −β, −α) = Dm m (α, β, γ)∗ , D (j) (α, β, γ)D (j) (−γ, −β, −α) = 1 . Dado un estado base |jm , ´ste se transforma bajo una rotaci´n como: e o
j j

(j)

(6.78) (6.79)

D (R)|jm =

(j)

m =−j

jm |D (R)|jm |jm =

(j)

m =−j

|jm Dm m (R) .

(j)

(6.80)

Las componentes de un vector se transforman de forma distinta. De, D (j) (R) se sigue que:
j

m

Cm |jm =

mm

Cm |jm Dm m (R) ,

(j)

(6.81)

Cm =
m =−j

Dmm (R)Cm .

(j)

(6.82)

Ejemplo: Matrices de rotaci´n para esp´ 1/2. o ın Los generadores para esp´ 1/2 vienen dados en funci´n de las matrices de Pauli σi como, ın o Ji = 2 σi . (6.83)

Teniendo en cuenta que las matrices de Pauli#4 cumplen: {σi , σj } = 2δij ,
3

[σi , σj ] =
k=1

ijk σk

,

(6.84)

se obtiene que en efecto las Ji dadas en (6.83) verifican las relaciones de conmutaci´n del momento o angular (6.15).
#4

σ1 =

0 1 1 0

, σ2 =

0 −i i 0

, σ3 =

1 0 0 −1

.

95

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

De (6.72) basta con conocer d(1/2) (β) para fijar los elementos de matriz Dmm (R). De las relaciones (6.84) deducimos, e
−iβJy /

(1/2)

= e

−iβσy /2

=

∞ n=0

1 n!

β −i σy 2

n

,

(6.85)

separando entre n pares e impares, e
−iβJy /

(−1)m = (2m)! m=0

β 2

2m

(−1)m β − i σy 2 m=0 (2m + 1)!

β 2

2m

= cos β/2 − iσy senβ/2 . Por lo tanto, teniendo en cuenta (6.72) y el resultado anterior, D (1/2) (α, β, γ) = e−i(α+γ)/2 cos β/2 −e−i(α−γ)/2 senβ/2 ei(α−γ)/2 senβ/2 ei(α+γ)/2 cos β/2 .

(6.86)

(6.87)

6.4.1.

Descomposici´n del producto de matrices de rotaci´n o o

Consideremos de nuevo el producto directo de dos espines j1 y j2 y tengamos en cuenta el cambio de base entre la base producto directo y la de momento angular total definido dado en (j) (6.59). De este modo podemos escribir Dmm , con j = j1 + j2 , j1 + j2 − 1, ..., |j1 − j2 | como combinaci´n lineal de D (j1 ) (R)D (j2 ) (R): o Dmm (R) = × Dmm (R) =
(j) (j)

j1 j2 jm|D(R)|j1 j2 jm =
m1 ,m1

j1 m1 j2 m2 |j1 j2 jm (6.88)

j1 m1 j2 m2 |D

(j1 )

(R)D

(j2 )

(R)|j1 m1 j2 m2 j1 m1 j2 m2 |j1 j2 jm ,
(j )

donde m2 = m − m1 y m2 = m − m1 . Por lo tanto,
m1 ,m1

j1 m1 j2 m2 |jm Dm1 m (R)Dm2 m (R) j1 m1 j2 m2 |jm . 2 1
1 2

(j )

(6.89)

Del mismo modo, se puede deducir la relaci´n inversa, o
j1 +j2 j

Dm1 m (R)Dm2 m (R) = 2 1
1 2

(j )

(j )

j=|j1 −j2 | m,m =−j

j1 m1 j2 m2 |jm Dmm (R) j1 m1 j2 m2 |jm ,

(j)

(6.90)

es importante notar que s´lo hay una suma sobre el valor del momento angular total j dado que o las rotaciones no conectan J 2 distintos. La expresi´n anterior representa de forma expl´ o ıcita la f´rmula (6.75) y se conoce como deo scomposici´n en coeficientes de Clebsch-Gordan del producto de Kronecker (o directo) de dos o representaciones del grupo de rotaciones. La expresi´n (6.89) muestra que cualquier matriz de rotaci´n D (j) (R) se puede obtener a partir o o de las matrices de rotaci´n de esp´ 1/2 (6.87) sin m´s que aplicando reiteradamente 2j veces o ın a dicha ecuaci´n, puesto que todo momento angular j se puede obtener componiendo 2j espines o 1/2. 96

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

6.4.2.

Relaci´n entre el grupo de rotaciones SO(3) y SU (2) o
u1 u2

Sea el espacio espinorial compuesto por vectores columna de dos filas, , (6.91)

con u1 , u2 ∈ C. Definimos el grupo SU (2) como el conjunto de matrices complejas 2 × 2 unitarias y unimodulares (detU = 1). Veamos la forma gen´rica de una de tales matrices. e U = U −1 = de donde se deduce que: Imponiendo adem´s que detU = 1, se sigue que, a d = a∗ , − b = c∗ , − c = b∗ . ad − bc = |a|2 + |b|2 = 1 . Por lo tanto, podemos escribir, U= a b ∗ −b a∗ , |a|2 + |b|2 = 1 , (6.95) (6.93) a b c d d −b −c a , = U† = a ∗ c∗ b∗ d ∗ , (6.92)

(6.94)

con lo que una matriz U ∈ SU (2) tiene tres par´metros libres. Se habla de grupo dado que el a producto de dos matrices unimodulares unitarias sigue siendo una matriz unitaria y unimodular como se comprueba f´cilmente. a Comparando con las matrices de esp´ 1/2 dadas en (6.87), vemos que ´stas son de la forma ın e (6.95) con, a = e−i(α+γ)/2 cos β/2 , b = −e−i(α−γ)/2 senβ/2 , (6.96)

y as´ a una matriz D (1/2) (R) le corresponde una matriz U (a, b) ∈ SU (2). Por lo tanto {D (1/2) (R)} ⊂ ı SU (2). Sin embargo, la correspondencia no es biun´ ıvoca ya que de (6.96), a las matrices R(α = 0, β = 0, γ = 0) y R(α = π, β = 0, γ = π) les corresponden respectivamente la identidad y menos la identidad de SU (2), de acuerdo a (6.96). Sin embargo, tanto R(α = 0, β = 0, γ = 0) como R(α = π, β, γ = π) corresponden a la rotaci´n identidad. De este modo, a D (1/2) (R) y o (1/2) a −D (R) les corresponden la misma matriz de rotaci´n. Esto se consigue de las relaciones o dadas en (6.96) sin m´s que pasar α → α + 2π o γ → γ + 2π. Si se realiza la transformaci´n a o simult´neamente en α y γ se deja invariante (6.96). a De forma m´s concreta procedamos a hallar α y γ a partir de (6.96) en funci´n de a y b, a o tenemos: α+γ Ima α−γ Imb tan =− , tan =− . (6.97) 2 Rea 2 Reb 97

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Por lo tanto, −Ima α+γ = x1 = arctan + nπ , 2 Rea −Imb α−γ = x2 = arctan + n π , con arctanφ ∈ [0, π] , 2 Reb donde n y n son n´ meros enteros. Se llega pues a, u α = x1 + x 2 + (n + n )π , α ∈ [0, 2π[ . 2 x1 − x 2 x1 − x 2 + (n − n )π = + (n + n )π − 2n π , γ ∈ [0, 2π[ . γ = 2 2

(6.98)

(6.99)

El punto esencial est´ en que x1 y x2 son invariantes si cambiamos de signo independientemente a a a y a b, es decir, a U (a, b), U (−a, b), U (a, −b) y U (−a, −b) les corresponden las mismas x 1 y x2 . Sin embargo, a partir de (6.99) s´lo generamos dos soluciones de las cuatro posibles, puesto que dados o x1 y x2 podemos generar dos α ∈ [0, 2π] a partir de (6.99) y una γ asociada a cada α. Las otras dos soluciones perdidas difieren de las dos obtenidas por (6.99) en un signo global. Por ejemplo, √ √ para U (a = −i/ 2, b = −1/ 2), con α y γ obtenidas de (6.99), s´lo se pueden generar U (±a, b), o √ √ con lo que se pierden U (±a, −b), esto es, U (±i/ 2, 1/ 2). El origen del problema radica en la restricci´n impuesta en el dominio de valores permitidos de α y γ. Basta aumentar este dominio o de definici´n tal que, o α ∈ [0, 4π[ y/o γ ∈ [0, 4π[ , (6.100) para generar las cuatro posibles soluciones U (±a, ±b). Obs´rvese que de (6.99) ahora hay cuatro e valores posibles de α, y por cada valor de α, dos valores de γ (tomando la y en (6.100)). Por supuesto ahora hay soluciones repetidas, aquellas a que tanto a α como a γ se les haya variado simult´neamente m´dulo 2π. Es por ello que las soluciones son id´nticas dos a dos y se generan a o e s´lo 4 posibles distintas (a no ser que a o b sean cero, en cuyo caso s´los son dos) y no 8. #5 o o En relaci´n con (6.100), n´tese que en R3 una rotaci´n R(α, β, γ) y R(α +2π, β, γ) o R(α, β, γ + o o o 2π) representan la misma matriz. Sin embargo, esto no ocurre para las matrices D (1/2) (R) dadas en (6.87), puesto que D (1/2) (α + 2π, β, γ) = D (1/2) (α, β, γ + 2π) = −D (1/2) (α, β, γ). Por lo tanto, si R1 R2 = R3 en general tendremos que en el espacio de espinores el producto de las matrices de rotaci´n de esp´ 1/2 (6.87), D (1/2) (R1 ) y D (1/2) (R1 ), no ser´ igual a D(R3 ) sino, o ın a D (1/2) (R1 ) · D (1/2) (R2 ) = ±D (1/2) (R3 ) .

(6.101)

Debido a la presencia del signo ± en la expresi´n anterior se dice que la representaci´n de esp´ 1/2 o o ın (1/2) (1/2) (1/2) del grupo de rotaciones es bivaluada. Por ejemplo, D (π, 0, 0) · D (π, 0, 0) = −D (0, 0, 0). La ley de composici´n (6.101) no s´lo es propia de j = 1/2 sino de todo esp´ semientero. La o o ın raz´n se puede ver en la relaci´n (6.89) que permite obtener cualquier matriz de rotaci´n D (j) (R) o o o como el producto directo de 2j matrices de rotaci´n de esp´ 1/2. Por lo tanto, como para j o ın semientero 2j es un n´ mero impar, el posible signo menos en (6.101) se mantiene, mientras que u para j entero, 2j es un par y s´lo se tiene el signo m´s. o a
En teor´ de grupos la discusi´n anterior se resume en que SO(3) = ıa o por ±I.
#5 SU (2) Z2 ,

con Z2 el subgrupo discreto formado

98

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Para j entero aumentar el dominio de acuerdo a (6.100) es superfluo dado que pasar de α(γ) a α(γ) + 2π conduce a la misma matriz de rotaci´n, pero no as´ para j semientero. o ı Para recuperar la simetr´ inicial entre los dominios de α y γ, en lo que sigue tomaremos, ıa α ∈ [0, 4π] , γ ∈ [0, 4π[ . (6.102)

6.5.

Arm´nicos esf´ricos como matrices de rotaci´n o e o

La ecuaci´n de Schr¨dinger estacionaria asociada con un potencial central en mec´nica onduo o a latoria da lugar a autofunciones de energ´ que se determinan mediante el m´todo de separaci´n ıa e o de variables. r |n, m = Rn (r)Y m (θ, φ) , (6.103) donde Rn (r) es la funci´n de onda radial y los Y m (θ, φ) ≡ Y m (ˆ ) son los arm´nicos esf´ricos o n o e que dependen de cos θ y de φ, que fijan la direcci´n de n, y corresponden a la parte angular de la o ˆ autofunci´n de energ´ o ıa, r|n r| m ˆ = Rn (r) , = Y m (θ, φ) ,

(6.104)

siendo |ˆ el autoestado con variables angulares de posici´n bien definidas y | m un autoestado r o del momento angular orbital, r|Lz | m ˆ r |L2 | m ˆ ∂ m Y (θ, φ) = mY m (θ, φ) , ∂φ 1 ∂ ∂ 1 ∂2 = − 2 senθ + senθ ∂θ ∂θ sen2 θ ∂φ2 = −i
2π +1

(6.105) Y m (θ, φ) =
2

( + 1)Y m (θ, φ) .

Los arm´nicos esf´ricos son funciones angulares ortonormales. Esto se puede deducir de: o e m| m = δ δmm =
0


−1

d(cos θ)Y m (θ, φ)Y m (θ, φ)∗ (6.106)

=

dΩ Y m (θ, φ)Y m (θ, φ)∗ ,

donde dΩ es el diferencial de angulo s´lido. ´ o Teniendo en cuenta que, |ˆ = D(R)|ˆ = D(φ, θ, 0)|ˆ , n z z | m m|=1 ,

(6.107)

tal y como se indica en la figura 6.4. Introduciendo la resoluci´n de la identidad o
,m

en (6.107), tenemos: |ˆ n = D(φ, θ, 0)|ˆ = z
∞ =0 m =−

D(φ, θ, 0)| m

m |ˆ , z

(6.108)

99

0)| m = δ Dmm (φ. 4π 4π Y m (θ. θ.111) en (6. θ. 0) 4π 2 +1 . θ. θ. 4π (6. por lo tanto. o o e Particularizando para φ = 0 tenemos. 0)| 0 2 +1 ( ) = Dm0 (φ. se obtiene como consecuencia la siguiente expresi´n de o relaci´n entre arm´nicos esf´ricos y matrices de rotaci´n. seguida por una rotaci´n alrededor del eje z de angulo o ˆ ´ o ˆ ´ α=φ.110) y (6.4: Angulos de Euler para obtener el vector unitario n a partir del eje z mediante una ˆ ˆ rotaci´n sobre el eje y de angulo β = θ. φ) = Dm0 (φ. θ. Oller e z θ n y φ x ´ Figura 6. φ)∗ . θ. φ)∗ = n m|D(φ.111) ( ) (6. 0)∗ . 0) = P (cos θ) . 4π (6.109) Teniendo en cuenta que el valor de L2 no se modifica como consecuencia de una rotaci´n. o o e o m|ˆ = Y m (θ. m|ˆ = Y m (θ.m m|D(φ. φ)∗ = n . 2 +1 (6. o m|D(φ. φ) = Y 0 (0)δm 0 = z 2 +1 δm 0 .112) Por lo tanto llegamos a las relaciones. 0) . 0)| m m |ˆ . θ. 0) = ( ) 2 +1 ( ) Dm0 (φ. 2 +1 100 (6.110) Introduciendo (6. y que de la misma definici´n de arm´nicos esf´ricos [12]. se sigue que: o o e m |ˆ = Y m (0.109). dm0 = d00 (θ) = ( ) ( ) 4π Y m (θ.113) De forma que obtenemos una expresi´n para las matrices de rotaci´n con j entero y uno de sus o o sub´ ındices iguales a cero en funci´n de los arm´nicos esf´ricos. Y m (θ.114) . 2 +1 4π Y 0 (θ.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. 0)∗ . z (6.

0 = a+ |0.117) Dado que los autovalores de N+ y N− s´lo pueden ser positivos se sigue que debe existir un o estado |0. o De (6. a† |n+ . a− ] = −a− . n− + = a† |n+ . n− = n− |n+ . N+ = a † a+ . n− = 1 (a† )n+ (a† )n− |0.121) .118) (6. 0 tal que a− |0.120) + + + + + (6. n− − 1 . a† = a † + + N− . n− = n+ |n+ . n− los autoestados de los operadores n´ mero. n− + 1 . a+ ] = −a+ [N− .6. a† ]|n+ = n+ + 1 .119) y an´logamente para a† . a† ] = 1 [a− . a− ] = 0 . N+ . (6. − − Sean |n+ . En las expresiones (6.119) se llega a la siguiente expresi´n para los autoestados |n+ .43) para determinar la actuaci´n de los operadores escalera J ± .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. √ a− |n+ . 0 = 0 puesto que de lo contrario aplicando a+ o a− sobre un autoestado |n+ . Este procedimiento es muy similar al ıces empleado en (6. dado que: √ a+ |n+ . n− un n´ mero suficientemente grande de veces se obtendr´ un autovalor u ıa negativo. N− ] = 0 [N+ . u N+ |n+ . (6. a† ] = 1 .115) donde los sub´ ındices ± distinguen entre los dos osciladores arm´nicos. − + n+ !n− ! 101 Las expresiones anteriores se deducen teniendo en cuenta las relaciones de conmutaci´n (6. + − (6. n− − n+ + 1|n+ + 1. o o † [a+ . N− = a † a− . 0 . con sus correspondientes opero adores de creaci´n y destrucci´n. a− ] = [a+ . a† = a † .42) y (6. n− . = n− |n+ . + − que como consecuencia de (6. a† n+ |a† n+ = n+ |a+ a† |n+ = n+ |a† a+ + [a+ . = (6. n− . n− .119) se ha elegido la fase de los o o estados tal que delante de las ra´ cuadradas se tenga +1. El mismo tipo de razonamiento se puede emplear para deducir la aca − tuaci´n de los operadores destrucci´n a± . Modelo oscilatorio de Schwinger para el momento angular Introduzcamos dos osciladores arm´nicos simples desacoplados. n− + 1|n+ .117) y o que. [a+ . Los operadores n´ mero de o u ambos osciladores se definen como. o |n+ . n− . n− = n+ |n+ − 1. Oller e 6.116) (6. n− .115) cumplen las siguientes reglas de conmutaci´n: o [N+ . n− N− |n− .

123) (6. |n+ . En efecto.122) calculemos la actuaci´n de J+ . De este modo.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.128) 2 (n+ − n− )|n+ . J− ] = 2 Jz .124) como se deduce directamente de las relaciones de conmutaci´n (6.117). (6. + a † a+ . e J 2 |jm = 2 2 (n+ + n− )(n+ + n− + 1)|jm = 102 2 j(j + 1)|jm .129) obtenemos de (6. + (6. n− Jz |n+ . u [Jz . n− . (6.115) y (6. n− + 1 .127) J 2 = Jz + (J+ J− + J− J+ ) = N ( + 1) .39). J+ ] = N+ − N − .39). 2 2 2 De la definici´n de Jz en (6. se tiene que: (6. si a partir de sus definiciones (6.43).126) 2 1 N 2 (6. n− → j − m . En total crea + unidades de momento ın angular.122) se sigue que podemos interpretar que cada cuanto del oscilador + o corresponde a una unidad fundamental de momento angular /2 y que cada cuanto del oscilador − corresponde a − /2 de tales unidades. o 2 Introduciendo el operador n´ mero total. (6. 2 2 2 (6. (6. J+ destruye una unidad o cuanto de esp´ ın abajo (− /2) y crea una unidad de esp´ arriba (+ /2). De (6. (6.29) de los operadores momento angular dado que: o [Jz . [J+ .42) y (6. n+ → j + m .125) N = N + + N− . n− J+ |n+ . De la misma forma J− destruye − unidades de momento angular. o ´ El conjunto de operadores. J− |n+ . a† a− = + 2 a† a− + + 2 a† a− = J+ .43).128) exactamente (6. n− .130) . = + n+ (n− + 1)|n+ − 1.122) 2 satisfacen las relaciones de conmutaci´n (6. J+ = J− = Jz = a † a− . Por ejemplo. n− = = = a† a− |n+ . n− − 1 . J− y Jz sobre o los estados |n+ . n− (n+ + 1)|n+ + 1.127) podemos calcular los autovalores de J 2 y comprobar que en efecto ´stos son 2 j(j + 1). n− → |jm Comparando las igualdades anteriores con (6.42) y (6. (6. − a† a+ − a † a− = + − 2 (N+ − N− ) . y realizando las identificaciones. J± ] = ± J± . n− . De hecho. Oller e Obtenci´n del algebra del momento angular.

131) En definitiva. a− )T que se transforma de acuerdo a la representaci´n j = 1/2. podemos ver del o mismo modo que esta analog´ no s´lo es v´lida para transformaciones bajo rotaciones alrededor ıa o a del eje y sino para cualquier otra rotaci´n. Del mismo modo podemos estudiar la transformaci´n de a† . F´rmula expl´ o ıcita para las matrices de rotaci´n o Tomemos desde un principio que α = γ = 0 puesto que para obtener las matrices de rotaci´n o (j) el unico aspecto no trivial es la obtenci´n de los elementos de matriz dmm (β). − (6. Por lo tanto podemos agrupar a+ y a− .134) teniendo en cuenta las expresiones dadas en (6. 0)a† D † (0. 0)a† D † (0. 0 .6.23) bajo la cual a+ se transforma seg´ n. 0 tiene j = 0 es invariante bajo rotaciones. 0) = a† cos β/2 − a† senβ/2 . β. 0) = a† cos β/2 + a† senβ/2 . β. a† ] + = a+ + δβ † a . Oller e Por lo tanto de (6. As´ teniendo en cuenta (6. β.136) 103 .122).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. + − (6. − − + (6. en cuanto a sus propiedades de transformaci´n bajo el grupo de rotaciones se refiere.87). o − a† → a † − − − δβ † a . hemos caracterizado cada estado |jm como compuesto de n+ unidades b´sicas de a esp´ arriba + /2 y n− unidades b´sicas de esp´ − /2. β. dado que (6. 0 = |0. 0 . y por tanto D(R)|0. 0) como: o D(0. 0)|jm = † j+m † 1 D(R)a† D † (R) + (j + m)!(j − m)! (D a† D † )j+m + j+m (D(R)a† D † (R) − j−m D(R)|0. Esta imagen de los estados de momento angular definido se o conoce como modelo oscilatorio de Schwinger.1.86) tenemos: o ı D(0. D (a† )j−m D † .133) Tomemos una rotaci´n infinitesimal (6. 2 + (6. como un espinor o (a+ . ´ o El estado |jm (6. ya que D (a ) D = y an´logamente para a el estado |0. o u a† → a† − iδβ + + [Jy .131) se transforma bajo una rotaci´n D(0. β. 6. unicamente desde el punto de vista de ın a ın ´ sus propiedades de transformaci´n. β. Vemos que a† se transforma como la com+ ponente primera de un espinor de acuerdo a (6.121). + + − D(0. 0 . De hecho. se deduce que: |jm = 1 (j + m)!(j − m)! (a† )j+m (a† )j−m |0.135) y lo hace como la componente segunda de un espinor. 2 − (6.132) Por otra parte.

l=0 β cos 2 j+m−k+l β cos |0. de modo que sustituimos la suma sobre l en (6. (6.137) Como los operadores a† y a† conmutan podemos aplicar la regla de binomio de Newton para + − desarrollar los t´rminos entre par´ntesis. 0 . β.138) β sen 2 (−1)j−m− .137) queda: ı 1 (j + m)!(j − m)! × β cos 2 2j−2k+m−m j k=0 m =−j (j + m)! (j − m)! (j + m )(j − m )! k!(j + m − k)! (j − m − k)!(m + k − m)! (−1) m +k−m β sen 2 m −m+2k (a† )j+m (a† )j−m − + (j + m )!(j − m )! |0. e e D(0. (6.l=0 β −a† sen + 2 1 j−m−l j +m k l j−m l a† cos + β 2 j+m−k a† sen − β 2 k a† − (j + m)!(j − m)! k.138) por una suma sobre m y as´ (6. podemos reescribir (6. D(0. 0)|jm = m dmm (β)|jm dmm (β) m (j) (j) = 1 a† + (j + m )!(j − m )! j+m a† − j−m |0. β.138) y (6. β.140) y de ambas igualdades se sigue que l = j − m − k. (6.141) 104 . tal que: o o D (j) (0. (j) Hemos de comparar la expresi´n anterior con la definici´n de las matrices dmm (β). En las sumas anteriores el l´ ımite superior para k y l es tal que los factoriales no sean negativos.139) Comparando las potencias de a† y a† en las expresiones (6.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. 0)|jm = × 1 (j + m)!(j − m)! a† cos − a† + β β cos + a† sen − 2 2 |0. 0 . 0 (6. j+m β β − a† sen + 2 2 j−m (6.139) se tiene que: + − 2j − k − l = j + m j−m = k+l .132) como. 0 2 j +m k j+k−l j−m l a† + 2j−k−l a† − l+k |0. 0 . Oller e Por lo tanto. 0)|jm = × = × 1 (j + m)!(j − m)! k.

γ) = e−im α dm m (β)e−imγ . o Para demostrar el resultado para la integraci´n sobre cos β tomaremos m = m = 0 puesto que o en caso contrario la integral sobre α y γ da cero como hemos visto. aunque notemos que para j semientero es necesario que en efecto el dominio de integraci´n se aumente hasta 4π para α y γ. dado que los polinomios de Legendre son ortogonales.114) con lo que la integraci´n en β es simplemente la integral de P (cos β) con P0 (cos β) = o 1 y. γ ∈ [0. y β ∈ [0. Dada la posibilidad de representaciones o multivaluadas. las d (β) son puramente reales y con ello el resultado de aplicar sucesivamente (6.143) lo haremos con α. (j) (j) De (6.139) y tenemos: o dm m (β) = k=0 (j) (−1)k+m−m sen β 2 2k−m+m (j + m)!(j − m)!(j + m )!(j − m )! (j + m − k)!k!(j − k − m)!(k − m + m ) . π]. cos β 2 2j−2k+m−m × (6. Para j semientero (6.101). (6.143) el resultado de las integrales sobre α y γ es evidente.142) con la suma sobre k tal que los factoriales se refieren a n´ meros mayores o iguales a cero. Esta u (j) expresi´n expl´ o ıcita para las dmm (β) pone de manifiesto que son reales.143) para los elementos de matriz de las matrices de rotaci´n.7.102). β. de acuerdo a (6.144) se puede a demostrar haciendo uso de (6. γ) = δm 0 δm0 δj0 .89) y por tanto d(j) (β). tenemos π j dβ senβ 0 (j) d00 (β) = k=0 4(−1)k (j!)2 [(j − k)!]2 (k!)2 105 π/2 dx(cos x)2j−2k+1 (sen x)2k+1 0 .72) tenemos la expresi´n o (6. Este hecho se puede demostrar haciendo uso de argumentos m´s gen´ricos dado que todo momento angular j se puede a e obtener mediante la combinaci´n de 2j espines 1/2 y con ello las matrices de rotaci´n. 2 (6. β. j (j) d00 (β) = k=0 (−1)k (j!)2 [(j − k)!]2 (k!)2 cos β 2 2(j−k) sen β 2 2k .142).145) Introduciendo el cambio de variable x = β/2. 6. es decir que se tiene en general (6. a la hora de integrar (6. se sigue que dicha integraci´n s´lo o o ser´ distinta de cero para = 0 valiendo uno en este caso. Como las o o 1/2 σy son puramente imaginarias. Vamos a demostrar que: 4π 0 dα 4π 4π 0 dγ 4π π 0 d cos β (j) Dm m (α. Para j entero se puede aplicar (6. 4π[.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.144) De (6. Integrales con matrices de rotaci´n o Dm m (α. Oller e Por lo tanto la identificaci´n es directa con (6.

Por supuesto que esta demostraci´n es tambi´n v´lida para j entero. (j ) (j) (6.153) Teniendo en cuenta (6.m2 . se sigue que.148) Para ello. 2j1 + 1 (6. Oller e j = k=0 j 2(−1)k k (j!)2 Γ(j − k + 1)Γ(k + 1) 2 (k!)2 [(j − k)!] Γ(j + 2) j k=0 = k=0 j! 2 2(−1) = (j + 1)(j − k)!k! j+1 (1 − 1)j = 0 . en caso contrario (6. As´ para j1 = j2 . (6.147) (j ) δj1 .154) (6. designamos por o dR = y veamos que: dR Dm1 m (R)∗ Dm2 m (R) = 1 2 1 2 1 dα dγ senβ dβ . dado que.152) Para obtener (6. ı j1 m1 j1 − m1 |00 = (2j1 + 1)−1/2 (−1)j1 −m1 . a (j ) (j ) dR Dm1 m (R)Dm2 m (R) 2 2 1 1 (6. Para o o o simplificar la notaci´n. se tiene: 1 Dmm (R)∗ = eimγ eim α dmm (β).148) demostremos a continuaci´n la siguiente propiedad de las matrices de o rotaci´n: o (j) (j) Dmm (R)∗ = (−1)m−m D−m−m (R) . o e a Probemos a continuaci´n la relaci´n de ortogonalidad entres dos matrices de rotaci´n. dR Dm1 m (R)Dm2 m (R) = 1 2 1 2 (j ) (j ) j dR j1 m1 j2 m2 |jm Dmm (R) j1 m1 j2 m2 |jm .150) = Como los momentos angulares j1 y j2 est´n acoplados al momento angular total j = 0 se sigue a que j1 = j2 . 2 4π 4π (j ) (6. evaluemos primero la integral. como se obtiene f´cilmente de las relaciones de recurrencia de (6. dmm (β) = (−1)m−m d−m−m (β) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (6.144) tenemos por lo tanto: dR Dm1 m (R)Dm2 m (R) = 2 1 1 2 (j ) (j ) j1 m1 j2 m2 |jm δj0 δm0 δm 0 j1 m1 j2 m2 |jm j1 m1 j2 m2 |00 j1 m1 j2 m2 |00 . (j) (6.149) Haciendo uso de (6. (6. 2j1 + 1 (6.146) como quer´ ıamos demostrar.143) y que las d(j) (β) son reales. 106 (j) (j) .155) Veamos que.m2 δm1 .63).j2 δm1 .150) se anula.151) δj1 j2 δm1 −m2 δm1 −m2 (−1)m1 −m1 = .

(6. γ < 2π. dR Dm1 m (R)∗ Dm2 m (R)Dm3 m (R) = 2 3 1 1 2 3 (j ) (j ) (j ) (j ) (j ) j2 m2 j3 m3 |j1 m1 j2 m2 j3 m3 |j1 m1 . Sin embargo.153). Finalmente. o 2 2 1 1 | 1 − 1 se transforma a −| 2 + 2 debido a D(0. e−iJy π/ |jm = (−1)j−m |j − m .2) como resultado de aplicar J− sucesivamente m o veces sobre |jj y. su fase ya est´ fijada.155) puesto que: a d−m−m (β) = (j) |jm ∝ e−iJy π/ |j − m . 2j1 + 1 (6.160) sin m´s que o e a tener en cuenta la expresi´n (6. 3 2 1 1 2 3 (j ) (j ) (j ) (6. Teniendo en cuenta este resultado se sigue autom´ticamente (6.156) (6. (6. 0). por lo tanto.156) a hagamos uso de nuevo del hecho de que todo estado con momento angular j se puede construir 1 componiendo 2j espines 1/2.148) u 3 3 2 2 se obtiene. π. El resultado es: o dΩY m1 (Ω)∗ Y m2 (Ω)Y m3 (Ω) = 3 2 1 (2 2 + 1)(2 3 + 1) 4π(2 1 + 1) 2 m2 3 m3 | 1 m1 2 0 3 0| 1 0 . En particular.161) Notemos que en la expresi´n anterior estamos integrando sobre el elemento de angulo s´lido o ´ o dΩ = d cos β dαdγ con 0 ≤ β ≤ π.159) Descomponiendo seg´ n (6.160) La frecuente integral de tres arm´nicos esf´ricos se deduce directamente de (6. Por lo tanto. Existe una expresi´n expl´ o ıcita para 1 0 2 0| 3 0 107 .152) tenemos (6.90) el producto directo Dm2 m (R)Dm3 m (R) y teniendo en cuenta (6.148) y de la descomposici´n del producto directo o de dos matrices de rotaci´n en (6.158) ya que las rotaciones sobre un mismo eje conmutan.157) = (−1)m−m dmm (β) . j − m|e−iJy π/ |j − m = (−1)m−m jm|eiJy π/ e−iJy π/ e−iJy π/ |jm (j) (6.155) se sigue (6. Oller e Fij´monos que. el estado con m = j s´lo involucrar´ estados | 2 1 o a 2 que de (6.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Conforme jz vaya siendo menor en pasos de 2 2 o tendremos un signo menos debido a la aparici´n de un estado m´s | 1 − 1 en la composici´n de o a 2 2 |jm − 1 respecto a |jm . Combinando dicho resultado con (6. Para determinar la fase presente en (6. π.148).154).90) es: o dR Dm1 m (R)∗ Dm2 m (R)Dm3 m (R) . (6. e puesto que una rotaci´n de 180o alrededor del eje y pasa el operador Jz a −Jz . el o estado |j(j − m) fue definido en la secci´n (6. de los resultados (6. en general tenemos. 0 ≤ α.113) que expresa los arm´nicos esf´ricos en funci´n de las matrices o o e o de rotaci´n. 0). Otra integral que se deduce directamente de (6.87) vemos que se transforman a +| 1 − 1 bajo una rotaci´n D(0. Por el contrario.

. Por supuesto si o o ıa consideramos el producto de varias componentes de x o de p tendremos un tensor cartesiano de rango superior. j1 .163) con n = 1.165) por lo tanto.. si en lugar de considerar la rotaci´n R... Tensores irreducibles de rango s.jn .163) Como ejemplo de tensores cartesianos de rango 1 tenemos xi o pi . (s) Un tensor irreducible de rango s es un conjunto de 2s + 1 operadores Ox que bajo una rotaci´n o se transforman como.in ... 6. 3}. Bajo una rotaci´n x → D(R) xD(R)† : o D(R) xD(R)† = = d3 x x D(R)|x d3 x R−1 (x )|x x |D † (R) = x |. La misma demostraci´n se aplicar´ para p i .164) en componentes se desprende que: 3 D(R)xi D (R) = † −1 Rij xj .. a partir de los cuales podemos construir tensores de rango superior sin m´s que multiplicar las componentes dando estructuras a del tipo xi1 ... (6.Rin jn Tj1 j2 . + + 3 )! × para 1 ( 1 + 2 − 3 )!( 2 + 2 3 ( 1 + + − 3 1 )!( 3 + 1 + 1)! − 2 )! . Un tensor cartesiano de rango n es un conjunto de operadores Ti1 i2 . √ L! 2 1 + 1 = (−1) 1 +L (L − 1 )!(L − 2 )!(L − 1 2 3 = 0 .xin . Veamos que efectivamente xi se transforma de acuerdo a (6. 2.in D(R) = † Ri1 j1 Ri2 j2 . Operadores tensoriales Tensor Cartesiano. (6.. que bajo una rotaci´n se transforman como: o 3 D (R)Ti1 i2 .. d3 x x |R(x ) R(x )| (6.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tenemos en cuenta la rotaci´n R −1 se llega o o a la ley de transformaci´n (6....j2 .. s (s) D(R)Ox D † (R) = y=−s (s) (s) Dyx (R)Oy . con im ∈ {1.8..166) 108 .. j=1 (6...pim .162) + 2 + 3 par y 2L = 1 + 2 + 3.163). Oller e [9]: 1 0 2 0| 3 0 1 0 2 0| 3 0 impar .jn =1 (6.

y Ejemplo. a partir de las cuales de hecho se puede construir cualquier rotaci´n finita. Para ello apliquemos (6. o e n Recordemos que: n| m = Y m (ˆ ) .174) Estas relaciones de conmutaci´n se pueden tomar tambi´n como definici´n alternativa de un o e o tensor irreducible de rango s puesto que caracterizan c´mo ´stos se transforman bajo una rotaci´n o e o infinitesimal. Establecemos a continuaci´n una caracterizaci´n infinitesimal de los tensores irreducibles de o o rango s. O x Jn ˆ (s) Ox 1 + iδφ Jn ˆ s = (s) Ox −i δφ y=−s Jyx n ˆ (s) Oy .170) se sigue por tanto que: D(R)Y m (ˆ )D † (R) = Y m (R−1 (ˆ )) = n n n Dm m Y m (ˆ ) . (6. (s) (6.167) De hecho el estado Ox |jm se transforma igual que el producto directo de estados |sx |jm . (j) (6. su transformado viene dado por: o D(R)Y m D † (R) = dΩ Y m (ˆ )|ˆ n n n|= ˆ dΩ Y m (R−1 (ˆ ))|ˆ n| . (s) (s) D(R)Ox |jm = D(R)Ox D † (R) (D(R)|jm ) = (s) (s) Dyx (R)Dm m Oy |jm . es muy importante darse cuenta de o que el t´rmino de la derecha es completamente an´logo a la transformaci´n de un autoestado de e a o momento angular |sx teniendo en cuenta (6. Por si queda alguna duda.80).168) m . As´ desde el punto de vista de transformaci´n ı o bajo una rotaci´n podemos hacer la identificaci´n o o (s) Ox ↔ |sx . Veamos que los arm´nicos esf´ricos Y m (ˆ ) son tensores irreducibles de rango .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (6. n n n ( ) (6. o 109 . ver (6. ( ) (6.171) Teniendo en cuenta (6. ˆ n (6.169) y bajo una rotaci´n: o n|D(R)| m = ˆ m =− Dm m (R)Y m (ˆ ) = D † (R)ˆ | m = Y m (R−1 (ˆ )) .173) s = y=−s (s) (Ji )yx Oy . Oller e El t´rmino de la izquierda corresponde a la forma gen´rica (2.166) a una transformaci´n infinitesimal y a primer orden en δφ.14).60) de transformaci´n de un e e o operador bajo una transformaci´n unitaria. Por otro lado. o 1 − iδφ de donde se deduce: (s) Ji .170) Haciendo uso de la representaci´n espectral de Y m .172) m =− y en efecto Y m es un tensor irreducible de rango . n n ˆ (6.

Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Los n´ meros cu´nticos indicados globalmente por α y β. f (j . α . α . β.177) donde los s´ ımbolos α. De este modo (6. de modo que: o ıa O |jm.179) Por otra parte. α. α = (s) s jm|j m + j j m . α = s jm|j m (s) j .166).175) verifica (6. O (s) . −k constituyen un tensor irreducible de rango k. α.175) q = k.175) se interpreta como la composici´n de los autoestados de o momento angular |k1 q1 y |k2 q2 para dar lugar al autoestado de momento angular total |kq . 6. j. j m .167). j. α . (6. (6. ıa Como ejercicio se deja al lector comprobar expl´ ıcitamente que (6.. j. Designando. Oller e Teorema.. (k ) (6. j m . k − 1. α se denomina elemento de matriz irreducible. . α = (s) s jm|j m + j |j m + . Sean |j m .167).180) 110 .176) y j . que dado un tensor irreducible de rango s se tiene que: j m . Teorema de Wigner-Eckart. (6. Entonces el teorema de Wigner-Eckart establece ın. Dados dos tensores irreducibles X (k1 ) y Z (k2 ) de rango k1 y k2 respectivamente. α = δj j δm m+ f (j . O (s) . dado que al ser un producto escalar es invariante bajo rotaciones es por lo que los argumentos de f no incluyen ni m ni m . j. O (s) . j y O (s) nos indican el origen del estado con momento angular total definido j . β|O |jm.. su carga. β||O (s)||j. Por lo tanto. O (s) ) . u a o podr´ referirse a propiedades intr´ ıan ınsecas del sistema como la masa de la part´ ıcula. β|j m + . β|j m + . Entonces los 2k + 1 operadores: Tq(k) = q1 2 (k k1 q1 k2 q2 |kq Xq1 1 ) Zq−q1 . (6. no cambian en una rotaci´n. respectivamente. su esp´ tambi´n. β||O (s) ||j.178) Dado que autoestados de momento angular con distintos autovalores son ortogonales. Por ejemplo. β||O (s)||j. e u ıa.8. que (k) finalmente corresponde a Tq en virtud de la analog´ (6. a su energ´ etc. (6. α dos autoestados de momento angular total j y j. Para su demostraci´n haremos uso de nuevo de la analog´ (6. α . seg´ n casos. β. β y |jm. O (s) ) = j . β|O |jm. La demostraci´n es directa si tenemos en cuenta la analog´ ya establecida entre operadores o ıa irreducibles y autoestados de momento angular en cuanto a sus propiedades de transformaci´n o bajo rotaciones.1. j.

181) = j . 3/4π (6. α||r|| . 1 A A 1 .182) son tensores esf´ricos de rango 1. β = 10 | . 11 11 11 1 1 11 . α||r|| . α|z| 1 2 . α||r|| 2 . β||O (s) ||j. 2 2 Para ello hemos de construir los tensores irreducibles de rango uno asociados con el operador cartesiano de posici´n x. α (s) = j δj j δm s jm|j m m+ j . β = . 22 22 22 22 2 2 1 1 1 1 11 1 1 11 . β = − 2A . β = 1 − 1 − | . 8π Y1−1 (θ. β||O (s) ||j.184) 22 2 2 2 2 22 2 2 1 1 De la primera igualdad podemos despejar 2 . φ) = − 3 senθ e−iφ 8π 3 senθ eiφ .186) (6. 11 11 = 2 2 10 2 2 | 2 2 − 1/3 (6. o Ejemplo. 2 1 y = − √ (x+ + x− ) .187) . α . β = 0 . α s jm|j m + (6. √ 1 1 11 . α|x+ | − . Como aplicaci´n del teorema de Wigner-Eckart (6. α|z| . α|x− | − . 3/4π r Y1+1 . β|O |jm. β = A. y de las expresiones de Y11 (θ. φ) = y Y10 (θ. se sigue que los operadores. Adem´s teniendo en cuenta las expresiones expl´ e a ıcitas anteriores para los arm´nicos esf´ricos se sigue que. β = 11 − | .172). Teniendo en cuenta que los arm´nicos esf´ricos son tensores irreducibles o o e de rango 1 como vimos en (6. α||r|| . z = x+ = x− = r Y10 . β . α|x| 2 − 2 . Oller e e insertando (6. o e 1 x = − √ (x+ − x− ) .183) tenemos el resultado buscado.185) Por lo tanto.176). 11 1 1 .178) llegamos a: j m . φ) = 3 4π cos θ. 22 2 2 y de (6. (6. α|x+ | − . calculemos el elemento de 11 1 1 1 1 matriz 2 2 . α|x| − .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.179) en (6. β = A . (6. 22 2 2 2 2 22 2 2 11 1 1 1 1 11 1 1 . 22 2 2 111 (6. β suponiendo conocido 2 1 . β . α||r|| . β . 3/4π r Y1−1 .183) 2 Considerando el teorema de Wigner-Eckart tenemos.

Oller e 6. ˆ (6.189) Por lo tanto.. Por otro lado.. p] = 0. λ|pˆ. λ .. jλ. pj ] = 0. λ p. λ conmuta a con s2 y p dado que [si . jjz s = mssz |jjz |p. o λ = p·s . ˆ los estados con helicidad bien definida no podr´n ser autoestados de 2 . n Seg´ n las propiedades de transformaci´n del momento lineal bajo rotaciones y dado que λ es u o un escalar. en lo que sigue omitiremos este n´ mero cu´ntico. z (6. m 112 4π n p |pˆ Y m (ˆ )∗ .193) Si particularizamos (6. s. π.. jλ. El momento angular total es j = + s y de (6.193) para part´ ıculas sin esp´ nos queda: ın |pˆ = n ∞ =0 m =− |p. aunque cualquier otra elecci´n hubiese implicado un e o cambio de fase global en el estado. s − 1. 0)|pˆ.191) como: |pˆ . ´ e ˆ Hemos tomado tambi´n por convenio γ = 0. La helicidad se o define como la proyecci´n del esp´ intr´ o ın ınseco en la direcci´n del momento p. p /2m. λ . Dado que el valor del esp´ ın 2 s es una propiedad intr´ ınseca de la part´ ıcula.191) con el convenio de que φ = 0 para θ = 0. (j) (6. Podemos. λ = e−iφJz / e−iθJy / |pˆ. λ .192) De este resultado podemos reescribir (6. n (6. jz . jjz s se caracterizan por tener los n´ meros cu´nticos j 2 . junto con p que da la energ´ de una part´ ıa ıcula libre.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Designando.9. Estados de helicidad Supongamos una part´ ıcula libre de esp´ intr´ ın ınseco s y momento angular orbital . λ = D(φ.194) . por lo tanto. |pˆ . Notemos que |pˆ. expresarlo como serie de autoestados con j definido y u ˆ jz = λ: |pˆ. los autovalores de la helicidad son los mismos que sz . 2 y s2 bien ı u a 2 definidos. jλ. n z z (6. λ|pˆ.−s. λ . (6. λ Dm λ (ˆ ) p. z 2 +1 (6. p = pˆ .190) los autoestados que queremos construir los indicaremos por |pˆ . λ = n ∞ j j=|λ| m =−j n z |p. como lo es por ejemplo su masa. Como [ 2 . λ tiene tambi´n jz = λ puesto que para este caso el momento est´ orientado z e a seg´ n el eje z . λ = z ∞ j=|λ| |p.59) los autoestados de momento angular total vienen dados por: |p. podemos identificar. u a Consideremos ahora la construcci´n de estados con helicidad (λ) bien definida. θ. mssz .188) m As´ los estados |p. jm . Los angulos φ y θ son las coordenadas esf´ricas de n.

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

teniendo en cuenta la relaci´n entre las matrices de rotaci´n y los arm´nicos esf´ricos (6.113). o o o e El resultado anterior nos expresa el estado de una part´ ıcula sin esp´ con momento bien definido ın como superposici´n de estados con momento angular orbital bien definido. La distribuci´n angular o o de cada uno de los ultimos viene dada por el conjugado del correspondiente arm´nico esf´rico. ´ o e Haciendo uso de la relaci´n de ortogonalidad entre matrices de rotaci´n (6.148) podemos invertir o o (6.193). Esta relaci´n de ortogonalidad hay que matizarla para nuestro caso particular puesto que o la matriz de rotaci´n en (6.193) no depende de γ, que ha sido fijado a cero. Con lo cual la integral o sobre γ en (6.148) se transforma en, 4π dγ =1, (6.195) 4π 0 y la obviamos. Por otra parte, como en nuestro caso ambas j son o bien semienteras o enteras simult´neamente, puesto que provienen de componer los mismos momentos angulares + s, no a hace falta en (6.148) integrar de 0 a 4π sino que es suficiente hacerlo de 0 a 2π, puesto que m 1 −m2 siempre es un n´ mero entero. Por lo tanto, en nuestro caso tenemos, u
4π 0

dα 4π

π 0

1 1 (j) (j ) senβdβ Dmλ (ˆ )Dm λ (ˆ )∗ = n n 2 4π
(j) (j )

π


0 0

senβdβ Dmλ (ˆ )Dm λ (ˆ )∗ , n n

(j)

(j )

(6.196)

y resulta, dˆ Dmλ (ˆ )Dm λ (ˆ )∗ = n n n

4π δjj δmm . 2j + 1
(j)

(6.197)

Teniendo en cuenta este resultado, multiplicando por Dm λ (ˆ )∗ a (6.193) e integrando sobre angulo n ´ s´lido llegamos a: o |p, jm, λ = N n n dˆ Dmλ (ˆ )∗ |pˆ , λ , n (6.198)
(j)

N =

1 2j + 1 . 4π p, jλ, λ|pˆ, λ z

En estas relaciones se expresan por tanto estados |p, jm, λ con momento angular total bien definido en funci´n de estados con momento lineal p bien definido, |pˆ , λ . Fij´monos que como o n e la helicidad es un escalar e independiente bajo rotaciones, los estados |p, jm, λ tienen tambi´n e helicidad definida aunque no direcci´n definida de momento lineal. El coeficiente N lo podemos o fijar, salvo una fase que se reabsorbe en la definici´n de |p, jm, λ , a partir de la normalizaci´n, o o p, jm, λ|p , j m , λ = δjj δmm δλλ Por otra parte los estados |pˆ , λ satisfacen: n pˆ , λ|p n , λ = δ(p − p )δλλ . n ˆ Calculando (6.199) a partir de (6.198) y teniendo en cuenta (6.200), tenemos: p n λ |pˆ λ ˆ n = |N |2 = |N |2 δλλ n dˆ dˆ Dm λ (ˆ )Dmλ (ˆ )∗ δλ λ δ(p − p ) n n n δ(p − p ) 4πδm m δj j , p2 2j + 1 113 (6.201)
(j ) (j)

1 δ(p − p ) . p2

(6.199)

(6.200)

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

donde hemos hecho uso de la relaci´n de ortogonalidad entre matrices de rotaci´n (6.197). De la o o relaci´n anterior (6.201) se deduce que: o N= 2j + 1 , 4π (6.202)

eligiendo la fase en N tal que sea real y positivo. Entonces reescribimos (6.198) como: |p, jm, λ = 2j + 1 4π dˆ Dmλ (ˆ )∗ |pˆ , λ , n n n
(j)

(6.203)

que es una relaci´n entre estados de helicidad bien definida y momento angular total o momento o lineal tambi´n bien definidos. Del valor anterior de N y de (6.198) deducimos el valor de los e coeficientes p, jλ|pˆ, λ : z 2j + 1 . (6.204) p, jλ, λ|pˆ, λ = N = z 4π Teniendo en cuenta (6.193) y (6.202) se sigue que: |pˆ , λ = n
∞ j=|λ|

2j + 1 (j) |p, jm, λ Dmλ (ˆ ) . n 4π m=−j

j

(6.205)

Del desarrollo anterior es evidente que, p , jm, λ |pˆ , λ = n 2j + 1 δ(p − p ) (j) δλ λ Dmλ (ˆ ) . n 2 4π p (6.206)

Conocido el coeficiente p, jλ, λ|pˆ, λ de (6.204) lo insertamos en (6.194) y completamos el z desarrollo de una onda plana en estados de momento angular orbital bien definido para part´ ıculas sin esp´ ın, |pˆ = n
∞ =0 m =−

Y m (ˆ )∗ |p, m . n

(6.207)

114

Cap´ ıtulo 7 Paridad
7.1. Paridad o inversi´n espacial o
P (r) = r = −r . Con lo que el operador de paridad en R3  −1 P = 0 0 corresponde a la matriz:  0 0 −1 0  , detP = −1 . 0 −1 (7.1)

En R3 dado un vector r la operaci´n de paridad P se define como, o

(7.2)

Consideremos a continuaci´n el operador paridad definido en un espacio de Hilbert gen´rico. o e Dicho operador debe satisfacer, P xP −1 = −x , P pP −1 = −p ,

(7.3)

con x y p los operadores de posici´n y momento, respectivamente. o Como consecuencia del teorema de Wigner (2.5) sabemos que P ha de ser o un operador unitario o antiunitario. Adem´s, puesto que P no depende de ning´ n par´metro continuo no a u a podemos concluir que se trate de un operador unitario como en el caso de traslaciones espaciotemporales, transformaciones de Galileo y rotaciones, ya vistos en temas anteriores. Para fijar esta ambig¨ edad calculemos las relaciones de conmutaci´n de los operadores transformados por u o paridad de posici´n y momento lineal. Teniendo en cuenta las propiedades de transformaci´n en o o (7.3) tenemos: P [xi , pj ]P −1 = [xi , pj ] = P (i δij )P −1 . (7.4) De este modo si P fuese antiunitario llegar´ ıamos al resultado contradictorio, P [xi , pj ]P −1 = [xi , pj ] = i δij = P i δij P −1 = −i δij . S´lo para el caso en que P sea unitario no se llega a contradicci´n. o o 115 (7.5)

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Otro argumento m´s intuitivo para concluir que P debe ser un operador unitario es considera ar un sistema aislado que evoluciona temporalmente mediante un Hamiltoniano invariante bajo paridad. Para nuestros prop´sitos es suficiente considerar por ejemplo el Hamiltoniano de una o #1 part´ ıcula libre. Dada la invarianza bajo paridad de las ecuaciones de movimiento tenemos, U (t)P = P U (t) , e P = P e−iHt/ ,
−iHt/

(7.6)

donde se ha tenido en cuenta (3.12). Considerando un desplazamiento temporal infinitesimal se llega a que si P es unitario, [H, P ] = 0 , (7.7) mientras que si es antiunitario, Sea |E un autoestado con energ´ E bien definida y sea P |E ıa {H, P } = 0 . (7.8) su transformado bajo paridad. (7.9)

H(P |E ) = ±P H|E = ±E (P |E ) ,

en virtud de (7.7) y (7.8). Por lo tanto, si P fuese antiunitario el espectro de energ´ no estar´ ıa ıa acotado inferiormente. Concluimos as´ que P debe ser unitario. ı Al actuar dos veces consecutivas el operador paridad en R3 se vuelve al vector inicial dado que P 2 = I de (7.2). En el espacio de Hilbert de los estados f´ ısicos en general podremos tener que P 2 = P · I, con I el operador identidad y P un n´ mero complejo de m´dulo unidad. No obstante, u o 1/2 puesto que P es unitario, siempre podemos definir el nuevo operador P/ P , tal que: P2 = I . (7.10)

Adem´s, dado el car´cter unitario de P se tiene, por tanto, que P = P † = P −1 . Como consecuencia a a de esta relaci´n se sigue a su vez que los autovalores de P s´lo pueden ser ±1 puesto que P 2 = I. o o Veamos la transformaci´n bajo paridad de los autoestados de posici´n. Dado que P |x es un o o autoestado del operador de posici´n x con autovalor −x debido a (7.3), se tendr´ que, o a P |x = ηx | − x , (7.11) siendo ηx un n´ mero complejo de norma unidad. Vamos a demostrar a partir de la definici´n de u o |x dada en (4.29), que de hecho ηx = ±1 independientemente de x, P |x = P e−ip x
/

|0X = P e−ip x

/

P −1 P |0X = eip x

/

η|0X = η| − x

.

(7.12)

Por lo tanto, el factor ηx es en efecto independiente de posici´n e igual a η. De hecho η = ±1 dado o que el estado |0X es un autoestado de paridad. Es trivial comprobar que aun cuando η = ±1 sea un n´ mero complejo de m´dulo unidad, no u o se puede reabsorber mediante una redefinici´n de la fase de |0X . En efecto, si designamos por o |0X P |0X
#1

= eiγ |0X , = P eiγ |0X = η|0X

,

(7.13)

Todas las interacciones excepto las d´biles, responsables de ciertos procesos de desintegraci´n nuclear y sube o nuclear, conservan paridad.

116

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

y, por lo tanto, η se mantiene y tiene significado f´ ısico. Consideremos a continuaci´n la transformaci´n de autoestados de momento lineal, veamos que, o o P |p = η| − p . (7.14)

Para ello consideremos la base de posiciones donde ya se ha fijado la actuaci´n de P (7.12), o P |p =P d3 x |x (2π )−3/2 eip
x /

=

d3 x η|x (2π )−3/2 e−ip

x /

= η| − p

.

(7.15)

Es importante recalcar que η es el mismo n´ mero complejo de m´dulo unidad que en (7.12) y se u o denomina paridad intr´ ınseca, puesto que es una caracter´ ıstica propia de la part´ ıcula en cuesti´n o del mismo modo que su masa, su carga, su esp´ etc. ın, Dado que la transformada de una rotaci´n Rn (φ) por paridad es la misma rotaci´n, tenemos: o o
ˆ ˆ P e−iJ nφ/ P −1 = e−iJ nφ/ ,

(7.16) (7.17)

con lo que se sigue, P JP −1 = J , [P, J] = 0 . Como caso particular de (7.17) consideremos el momento angular orbital = r × p. Teniendo en cuenta las propiedades bajo transformaci´n por paridad dadas en (7.3) se tiene que, o P P −1 = , (7.18)

como en (7.17). Si generalizamos la ley de transformaci´n de los estados (7.15) teniendo en cuenta la presencia o de esp´ del hecho de que [P, J] = 0 se sigue que, ın, P |p, sm = ηm | − p, sm , (7.19)

puesto que el estado P |p, sm es autoestado de la tercera componente de esp´ con el mismo autoın valor. Vamos a demostrar a continuaci´n que de hecho ηm no depende de m. Para ello combinemos o la actuaci´n de los operadores escalera (6.42) y (6.43) con el operador de paridad, o P J+ |p , sm = = ηm (s − m)(s + m + 1)ηm+1 | − p , sm + 1

(s − m)(s + m + 1)| − p , sm + 1 ,

(7.20)

donde en la primera l´ ınea primero hemos hecho actuar J+ y despu´s P , y luego al rev´s en la e e segunda. Por lo tanto, se concluye que, ηm = ηm+1 ≡ η , (7.21)

es decir, η s´lo puede depender de las propiedades intr´ o ınsecas de la part´ ıcula, entre ellas s. A continuaci´n analizamos la transformaci´n de los autoestados de momento angular orbital o o definido | m , r|P | m = η −ˆ| m = ηY m (−ˆ) = η(−1) Y m (ˆ) , ˆ r r r (7.22) 117

a ıa. respectivamente. Matem´ticamente. Fijada la paridad intr´ ınseca de una part´ ıcula podemos fijar la de otras part´ ıculas haciendo uso de de (7. (7. se transforma en ηη φ (−r)φ (r)|0. tambi´n debe ser nulo. e Tambi´n se puede determinar experimentalmente la paridad intr´ e ınseca del pion a partir de la desintegraci´n. cargas. dado que el vac´ tiene momento angular total nulo. o intercambiamos la part´ ıcula con la antipart´ ıcula. Por ejemplo.27) Existe un resultado en teor´ cu´ntica de campos que afirma que las paridades intr´ ıa a ınsecas de un fermi´n y su antifermi´n correspondiente son opuestas. φ (r)φ (−r)|S = 0. s1 s1 .22) y de invarianza bajo inversi´n espacial. ηη φ(ap) (−r)φ(p) (r)|0. dicho a factor es simplemente una consecuencia de las propiedades de los arm´nicos esf´ricos bajo paridad o e que han sido utilizadas para deducir (7. debido al movimiento orbital espacial de la misma ´sta adquiere adicionalmente el factor (−1) .28) Recordemos que una part´ ıcula y su antipart´ ıcula tienen la misma masa y esp´ difiriendo en el signo de las ın. por lo tanto. (7. (7. el par part´ ıcula/antipart´ ıcula deben poder tener los mismos n´ meros cu´nticos que el u a vac´ De este modo. Dado que el esp´ intr´ ın ınseco de la ρ es 1. por lo tanto su paridad es. donde los super´ ı o ındices (p) (ap) (p) (ap) indican part´ ıcula/antipart´ ıcula.24) Experimentalmente se determina que en el sistema en reposo de la ρ.22). en orden. mientras que para impares el factor es −1. el esp´ ıo. para e pares dicho factor es uno. mientras que son las mismas para el o o caso de bos´n y antibos´n. +1. se dir´ que ser´ una part´ ıa ıa ıcula axial. Con ello. como de hecho tambi´n las hay. la funci´n de onda. ın total S = s1 + s1 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.25) Los fotones en el sistema de referencia en reposo del π 0 tienen una distribuci´n espacial que de o nuevo corresponde exclusivamente a = 1 y por lo tanto 2 ηπ0 = ηγ (−1)−1 = −1 . (7. siendo η y η las paridades intr´ ınsecas de la part´ ıcula y la antipart´ ıcula. ρ → ππ . o π 0 → γγ . e ıo (p) (ap) (p) (ap) As´ bajo paridad. tenemos. 2 ηρ = ηπ (−1)1 = −1 . se dice que es una part´ ıcula vectorial. e 118 . Si a continuaci´n. por ejemplo el de la carga el´ctrica. Si su paridad intr´ ınseca fuese opuesta. la part´ o ıcula ρ(770) se desintegra en dos piones π. los piones tienen un movimiento angular orbital correspondiente a = 1. Por lo tanto.#2 Este resultado lo podemos deducir admitiendo que una part´ o o ıcula y una antipart´ ıcula pueden crearse a partir del vac´ administr´ndose la suficiente energ´ Si este ıo. s1 s1 (p) (ap) . s1 s1 . para dar lugar a un sistema espacialmente con simetr´ esf´rica. s1 s1 #2 (ap) (p) = (−1)2s1 ηη φ(ap) (−r)φ(p) (r)|0. es el caso. como debe ıo. (7.23) es decir. los estados | m son autoestados de paridad con autovalor (−1) η . Oller e y. junto a las propiedades intr´ ınsecas de la part´ ıcula que fijan η.26) (7. ıa e tener el vac´ se requiere que el momento angular orbital del sistema sea = 0. y se concluye que ηρ = −1.

−1 −1 πxy Rz πxy = Rz → πxy Jz πxy = Jz . entonces la reflexi´n en dicho plano.32) . y → y. ηyz . respectivamente. a diferencia de P . 119 (7. (7. Al igual que para o P se puede ver que el n´ mero complejo de m´dulo unidad. Esta transformaci´n corresponde a lo que se observar´ en un espejo o ıa plano situado en el plano yz. que designamos por πyz .2. A nivel general las relaciones de conmutaci´n de π con las componentes o del momento angular se pueden deducir teniendo en cuenta que las rotaciones y π no conmutan en R3 . o o 7.k ijk xj pk . el operador de reflexi´n en un plano π no conmuta con todas las o componentes del operador de momento angular. hemos de esperar que ηxy dependa de la componente de esp´ m. Ello es obvio si consideramos el momento angular orbital i = j. implica la transo formaci´n: o x → −x . πxy (Sx + iSy )|sm = (s − m)(s + m + 1)ηm+1 |sm + 1 . es u o una constante. An´logamente tendr´ a ıamos para πxy y πxz . En el ultimo paso hemos o ´ empleado las propiedades de simetr´ de los coeficientes de Clebsch-Gordan dadas en (6.64). respectivamente.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.29) por lo tanto detπyz = −1. no depende de punto. Sigamos con πxy . Sin embargo. Puesto que ahora πxy no conmuta con todas las componentes del momento angular. (7. Determinemos esta ın dependencia. −1 −1 −1 πxy Ry πxy = Ry → πxy Jy πxy = −Jy . Oller e con lo que la funci´n de onda resultante es proporcional a la original. Como ıa la funci´n de onda del vac´ es invariante bajo las operaciones realizadas. (7. pera o manecen inalteradas. z → z. πyz donde s´lo J2 y J1 . Aplicando el operador escalera J+ . es decir.31) Relaciones an´logas se pueden deducir para πxz . An´logamente podemos definir las reflexiones en los planos xy y xz. = ηyz | − px py pz . −1 −1 −1 πxy Rx πxy = Rx → πxy Jx πxy = −Jx . y en efecto las paridades intr´ ınsecas de fermi´n/antifermi´n son opuestas mientras que aquellas o o de bos´n/antibos´n son las mismas. De este modo tenemos. Al igual que para P tenemos la leyes de transformaci´n: o πyz |xyz πyz |px py pz = ηyz | − xyz . a πxy y πxz . Para fijar ideas sigamos con πyz . Reflexi´n en un plano o Sea el plano yz. se tiene que (−1) 2s1 ηη = o ıo +1.30) donde el sub´ ındice yz en η indica que se trata de la reflexi´n en el plano yz.

al igual que en paridad.35) donde el factor (−1)s−m es debido exclusivamente al esp´ de la part´ ın ıcula. ın πxy = ηxy σz . De hecho fijaremos ηxy de forma que tengamos que: P = πyz πxz πxy .43) (7. Por ejemplo.38) πxz = Rx ( )πxy Rx ( ) . es directo comprobar que (7. (7. Si lo hici´semos as´ perder´ e ı ıamos relaciones sencillas con el operador de paridad ya introducido.42) . πxy (Sx + iSy )|sm = −(Sx + iSy )πxy |sm = −ηm ηm+1 = −ηm . o operadores ya determinados y no entran en juego nuevos par´metros asociados a η yz y ηxz . As´ todo queda fijado en funci´n de o ı.37) πyz = Ry ( )πxy Ry ( ) . De este modo. si queremos determinar u o ´ πyz . Para esp´ 1/2.36).35) se cumple si tomamos.31). (7.39) En un principio podr´ ıamos imponer que π 2 = 1. Para part´ ıculas sin esp´ volvemos a tener s´lo el factor ηxy . a Particularizando de nuevo para part´ ıculas de esp´ 1/2.32) y (7. Oller e Teniendo en cuenta (7. (7. la reflexi´n sobre cualquier otro plano. πxz = ηxz σy . 2 2 −1 puesto que una rotaci´n Rx (π/2) lleva al eje z al eje y. en t´rminos de dicha reflexi´n.33) se deduce que. ın o Para el caso de part´ ıculas de esp´ 1/2. sm .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. a partir de (7. ın ηxy = η 1/3 . siendo una soluci´n o ηm = ηxy (−1)s−m . ın 3 3 πyz πxz πxy |p sm = ηxy (σx σy σz )| − p.41) comparando con (7. No obstante no lo vamos a hacer para no restringir el dominio posible de valores de ηxy simplemente a ±1.33) (7.40) (7. o tendremos: π −1 π (7. 120 (7. puesto que el plano yz se obtiene al aplicar una rotaci´n de 900 sobre el eje y al plano xy. (7. los e o o distintos n´ meros η se expresan en funci´n unicamente de ηxy . π −1 π (7. sm = ηxy i| − p. (7. Una vez hemos fijado la actuaci´n de πxy podemos hacer uso de invarianza bajo rotaciones y o definir.19) se deduce que: ηxy = (−iη)1/3 . Para part´ ıculas sin esp´ tenemos por lo tanto. (7.37) y (7.38) ın llegamos a que: πyz = ηxy σx . 2 2 Del mismo modo para πxz .34) Comparando (7.36) (s − m)(s + m + 1)|sm + 1 .

puesto que: 1 1 P √ (|p ± η| − p ) = ± √ (|p ± η| − p ) . Reglas de selecci´n en multipolos el´ctricos o e En la presente y siguiente secci´n se analizar´n las restricciones impuestas por conservaci´n o a o de momento angular y paridad en las transiciones electromagn´ticas que tienen lugar entre los e distintos niveles de energ´ at´micos o nucleares. Oller e 7. 7.44) ´ Este es un autoestado de paridad bien definida y autovalor ±1. e Para demostrarlo consideramos el estado. dependiendo de si η = ±1. |n ∝ (a† )n |0 . |n es tambi´n un autoestado de paridad bien definida.45) Una part´ ıcula libre de momento nulo tiene funci´n de onda constante e invariante bajo o paridad. los estados. por tanto. o Los estados anteriores corresponden a ondas planas de la forma cos px y senpx. 2 tienen paridad igual a ±1. y sea |n un autoestado de H no degenerado. e Ejemplos.47) (7. Podemos construir a partir de ondas planas estados con paridad bien definida. [H. Tambi´n es un autoestado de la e misma autoenerg´ que |n . dado que [H.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. un autoestado de paridad con autovalor +1. 2 2 (7. Puesto que |n es no degenerado se sigue que ıa 1 e necesariamente |n y uno de los estados √2 (1 ± P )|n son proporcionales con lo que |n es tambi´n 1 un autoestado con paridad bien definida. El otro estado √2 (1 ± P )|n es id´nticamente nulo. Supongamos que r es el vector que indica la e 121 . 2 (7.3.4. Entonces. Si la paridad intr´ ınseca de la part´ ıcula es η. Consideremos primero el caso el´ctrost´tico. respectivamente. 1 √ (|p ± η| − p ) . El estado fundamental de un oscilador arm´nico unidimensional tiene una funci´n de onda o o gaussiana y es. P ] = 0. 1 √ (1 ± P )|n .46) Dado que a† es una combinaci´n lineal del operador x y p se sigue que posee paridad (−1)n . P ] = 0. Los autoestados de energ´ se obtienen aplicando el operador de creaci´n a† reiteradamente sobre el estado ıa o fundamental |0 . Propiedades de paridad para autoestados de energ´ ıa Teorema: Sea un Hamiltoniano invariante bajo paridad. (7. Los ıa o e a momentos multipolares aparecen como consecuencia de la bien conocida expansi´n en arm´nicos o o esf´ricos de la distancia entre dos puntos r y r .

a 1 Φ(r) = 4π 0 = donde Qm= d3 r r ρ(r ) Y m (ˆ )∗ . o Sean |i y |f dos autoestados con paridad bien definida.55) .48) Por lo tanto el potencial electrost´tico admite el desarrollo. Reglas de selecci´n de paridad.51) El operador densidad de carga es tal que en el espacio de posiciones sus elementos de matriz vienen dados por. 122 (7. P |f = ηf |f . r son los multipolos el´ctricos. Oller e posici´n de las fuentes el´ctricas y que ´stas se encuentran recluidas en una regi´n tal que |r | < R o e e o con R finito. se sigue por tanto.53) Como consecuencia de la definici´n de Q o P Q m P −1 = m d3 r r ρ(−r ) Y m (ˆ )∗ = r d3 r r Y m (ˆ )∗ ρ(ˆ ) r r = (−1) = (−1) Q m . se sigue de (7. Bajo una transformaci´n de paridad. r r 2 + 1 r +1 (7. Para |r| R. De la relaci´n Y −m = (−1)m (Y m )∗ los multipolos el´ctricos satisfacen. d3 r r Y m (−ˆ )∗ ρ(r ) r (7. puesto que ri → −ri . (7.50) 1 0 ∞ =0 m=− 1 ρ(r ) = d r |r − r | 0 3 ∞ =0 m=− d3 r ρ(r ) (r ) m Y (ˆ )∗ Y m (ˆ) r r 2 + 1 r +1 (7. P |i = ηi |i . (7.52) i donde ri es el operador de la i-´sima part´ e ıcula de carga ei . e o e Q∗m = (−1)m Q −m . r |ρ|r = δ(r − r ) ei δ(r − ri ) = δ(r − r )ρ(r ) . tenemos la serie.54) (7. 1 = |r − r | ∞ =0 m=− 4π (r ) m Y (ˆ )∗ Y m (ˆ) . r (7.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.52) que: o P ρ(r )P −1 = i ei δ(r + ri ) = ρ(−r ) .49) (2 + 1)−1 Y m (ˆ)r − −1 Q m .

J||Q ||i. (7.172). Y m (D (1) (R)−1 r ) = en (7. o Si los estados |i y |f poseen adem´s momento angular total definido. J M En particular se sigue por lo tanto que.61) Dmm (R)Q m . f |Q m |i = ηf ηi f |P Q m P |i = ηf ηi (−1) f |Q m |i . Para ello. se tiene que: Rρ(r )R† = i ei δ(D (1) (R)(r − ri )) = ρ(r ) . por lo tanto. el multipolo el´ctrico Q m es un tensor irreducible de rango . o ηf ηi (−1) = +1 . Tendremos por lo tanto que. JM . Por lo tanto para para impar. |i.62) (7. Se llega de este modo a la relaci´n. J . el elemento de matriz es distinto de cero s´lo si ηf ηi = +1.56) ei δ(r − Rri R−1 ) = ei ρ(r − D (1) (R)ri ) . Con ello se concluye que: RQ m R−1 = d3 r Y m (D (1) (R)−1 r ) r ρ(r ) . |f. = mJ M |JM f. o Rρ(r )R† = i (7.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.58) Si designamos por r = D (1) (R)r . s´lo o Demostremos a transformaci´n de o (7. M =m+M . (7. e Reglas de selecci´n de momento angular. ˆ ( ) (7. podr´ ıamos tener que los estados |i y |f correspondan a estados de momento angular definido | m . estudiemos la o e ρ(r ) bajo una rotaci´n. a tendremos como consecuencia del teorema de Wigner-Eckart (6. J M . a continuaci´n que Q m es un tensor esf´rico de rango . (7. insertando esta propiedad (7.63) 123 . Oller e Por ejemplo. Por el contrario o ser´ distinto de cero para ηf ηi = −1.176): f.57) par.59) puesto que |detD (1) (R)| = 1.60) ˆ Tal y como vimos en (6. |J − | ≤ J ≤ J + .60) se tiene: RQ m R−1 = m=− m r Dm m (R)Y m (ˆ ). JM |Q m |i. ( ) y.

siendo ΦM el potencial magn´tico. M (x) = mi . A(x) = µ0 4π d3 x J (x ) + × M (x ) .5. definimos el campo magn´tico. (7.69) que es la ecuaci´n de Poisson de la magnetost´tica y ρM = − M es la densidad de carga magn´tica o a e efectiva.67) se debe e cumplir. (7. µ0 ×M .64) i De [11] el potencial vector viene dado por. |x − x | (7. Oller e 7.67) se satisface.72) .48) se tiene que: ΦM (r) = ∞ =0 m=− (2 + 1)−1 Y m (ˆ)|r|− −1 M m . (7. De este modo ρM (x) e es un pseudoescalar y por lo tanto: P ρM (r )P −1 = −ρM (−r ) . (7.68) (7. 2 ΦM = M = −ρM . Dado que B = 0. |x − x | (7.67) En el caso de ausencia de corrientes J = 0.66) y (7.69) viene dada por: o o ΦM (x) = 1 4π d3 x ρM (x ) .67) se sigue que H y M tambi´n lo son.70) Dado que B es un vector axial. o JM = ×M . de (7.71) Realizando el desarrollo en arm´nicos esf´ricos para 1/|r − r | en las condiciones discutidas en o e (7.66) De la inducci´n magn´tica B y de la imanaci´n M . r 124 (7. × B = µ 0 J + µ0 1 B−M . Reglas de selecci´n en multipolos magn´ticos o e Para medios macrosc´picos adem´s de la densidad de corriente expl´ o a ıcita J(x). de (7. La soluci´n de la ecuaci´n (7. (7.65) Podemos por tanto hablar de una densidad de corriente efectiva debida a la imanaci´n. por lo tanto × H = 0. y podemos escribir que H(x) = − ΦM (x). se tiene adicionalmente la imanaci´n promedio debido a los momentos magn´ticos intr´ o e ınsecos de los constituyentes del medio material. ×H = J . o e o e H= Por lo tanto de (7.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.

75) Adem´s.1 que muestra la potencia de argumentos basados en e los principios de simetr´ En esta tabla se muestran los valores esperados permitidos y prohibidos ıa. f ||M ||i. por el teorema de Wigner-Eckart. (7. indica u e e el rango del correspondiente multipolo. a P M m P −1 = (−1) +1 M m .73) los multipolos magn´ticos. J .54) y (7. Por lo tanto. r (7.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. y (7. Tambi´n podemos demostrar. de igual modo que en el caso electrost´tico. (7. por las reglas de selecci´n para los multipolos el´ctricos y magn´ticos debido a invarianza bajo o e e paridad y rotaciones.62) para los e multipolos el´ctricos.74) As´ M m con par s´lo conecta a estados con paridades opuestas mientras que para impar s´lo ı. a f. pero en este caso tenemos un signo menos adicional e dado el car´cter pseudoescalar de ρM (r ). o o conecta a estados con igual paridad. J M = mJ M |JM J. el´ctrico o magn´tico respectivamente.54). Oller e j 0 E0 s´ ı M1 no E2 no M3 no s´ ı s´ ı no no 1 2 1 s´ ı s´ ı s´ ı no s´ ı s´ ı s´ ı s´ ı 3 2 2 s´ ı s´ ı s´ ı s´ ı Cuadro 7. ( ) (7.1: Momentos esperados de los multipolos el´ctricos E y magn´ticos M entre distintos e e estados de paridad y momento angular total definidos. (7. se pueden repetir los mismos pasos que en el caso de los o multipolos el´ctricos condujeron a (7.77) aplicando el teorema de Gauss dado que estamos suponiendo que el medio material est´ contenido a dentro de un radio R finito. e e Bajo una transformaci´n por paridad. N´tese que no se ha considerado M00 puesto que: o 1 M00 = − √ 4π dr M (r ) = 0 . RM m R−1 = d3 r Y m (D (1) (R)−1 r )(r ) ρM (r ) = ˆ m =− Dm m (R)M m . se obtiene la tabla 7. que al igual que los multipolos el´ctricos satisfacen M −m = M ∗m . 125 . El n´ mero que sigue a E o M .76) Teniendo en cuenta estas propiedades para los multipolos magn´ticos. JM |M m |i. Por lo tanto. que los multipolos e a magn´ticos son tensores irreducibles de rango puesto que ρM (r ) se transforma bajo rotaciones e igual que ρ(r ) al ser un pseudoescalar. con Mm= d3 r r Y m (ˆ )∗ ρM (r ) .

78) siendo q su carga el´ctrica. (7.66) para medios e o materiales donde J → J + × M . o e 1 1 q .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (7. µ = qr × v = 2 2m (7. Notemos la similitud con la expresi´n (7.000000000004 . 126 . s. Oller e Para una part´ ıcula sola su imanaci´n total se llama momento magn´tico.0023 . La expresi´n anterior no tiene en cuenta la contribuci´n del esp´ e o o ın intr´ ınseco de la part´ ıcula. (7. debido a las propiedades intr´ ınsecas del medio.001159652187 ± 0. Experimentalmente se tiene que g/2 = 1.81) Este n´ mero resulta impresionante por su precisi´n al igual que el hecho de que la teor´ est´ de u o ıa a acuerdo con la experiencia una vez que correcciones de orden superior en potencias de α son consideradas en (7.78) hay que a˜ adirle una contribuci´n extra debido n o al esp´ de la part´ ın ıculas. de modo que a (7. Para el caso particular del electr´n la teor´ actual de las interacciones electromagn´ticas (QED) predice: o ıa e g = 2 1+ 1 e2 + O(e4 ) 2π 4πc 0 = 2 1+ α + O(α2 ) 2π 2.79) µ= 2m donde g es el factor giromagn´tico.80) siendo α la constante de estructura final. q ( + gs) .80).

t) = H(q. adem´s de cambiar el signo de t.1. t) ∂H(q . Por ejemplo. La curva que se indica con o o (I) corresponde a la trayectoria original mientras que la curva indicada por (II) corresponde a la transformada de acuerdo a (8.1) y (8. t) qi (t) = ˙ . −p. p (t). p. (8.5) ∂pi (t) ∂qi (t) donde el punto sobre las variables din´micas indica que se ha tomado la derivada temporal. pi (t) = − ˙ . se define tal que: o o a t → −t . Para a su demostraci´n.1).1) dr(−t) dr (t) = = −v(−t) . esto es. o entonces la transformaci´n q(t) → q(−t). r (−t) = r(t) . se tomar´n igualmente las expresiones (8. La o operaci´n de inversi´n temporal. puesto que.2) (8.Cap´ ıtulo 8 Inversi´n temporal o 8. o ∂H(q (t). p .3) dt dt La figura 8. t) es invariante bajo inversi´n temporal. p. (8. t → −t deja invariante las ecuaciones o can´nicas. o o o si H(q.1).1 representa pict´ricamente la ley de transformaci´n (8. si q(t) y p(t) son soluci´n a las ecuaciones de movimiento. si cumple. p (t). de modo que las variables transformadas cumplen. d(−t) ∂pi (−t) ∂pi (t) ∂H(q (t). p (t). desde el punto de vista del formalismo can´nico.6) . p(t) → −p(−t). entonces. v (t) = p (−t) = −p(t) . p (t). t) dpi (−t) =− . En el caso en que x y p no sean funciones del tiempo sino variables din´micas independientes.2) como definiciones de a a la operaci´n de inversi´n temporal. t) dqi (−t) =− = . t) ∂H(q (t). Como consecuencia. (8.4) (8. −t) . (8. pi (t) = ˙ d(−t) ∂q (t) qi (t) = − ˙ 127 H(q. o o ∂H(q (t). Inversi´n temporal en mec´nica cl´sica o a a Sean x(t) y p(t) la posici´n y el momento lineal de una part´ o ıcula en funci´n del tiempo.

(8. m dt2 m Veamos que r (t) = r(−t) y p (t) = −p(−t) no satisfacen. m d2 r (t) e d2 r(−t) d2 r(−t) e =m =m = p(−t) × B(−t) = − p (t) × B(−t) . Pero esto no ocurre para un campo e magn´tico externo. t) = ∂t 2 2 Consideremos la ecuaci´n de Schr¨dinger para un potencial V (x). Inversi´n temporal en mec´nica cu´ntica o a a ∂ψ(x. o o i − 2m 128 + V (x) ψ(x.1: Representaci´n gr´fica de la ley de transformaci´n (8.7) = p(t) × B . t) . e d2 r(t) (8. que la transformada o de la soluci´n no es soluci´n a su vez de las ecuaciones de movimiento. las variables din´micas q = q y p = −p son de hecho variables can´nicas con el a o mismo Hamiltoniano original H(q . p .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.8) Que no es (8. t). que es de hecho el caso o ıa cuando el campo magn´tico est´ generado por el propio sistema. Oller e t ( I) x (II) Figura 8. Un ejemplo sencillo que viola invarianza bajo inversi´n temporal.10) . es el caso del movimiento de o o una part´ ıcula en un campo magn´tico externo dado. o Por lo tanto. S´lo se cumplir´ en el supuesto que B(t) → −B(−t). j(t) → −j(−t).2. Dicha part´ e ıcula satisface la ley de movimiento de Newton.8). pues entonces las corrientes e e electromagn´ticas asociadas cambian de signo. m En efecto. e 8. 2 2 2 dt dt d(−t) m m (8.9) d2 r (t) e = p (t) × B(t) . dt2 m (8. es decir.4). La curva (II) es la transforo a o mada por inversi´n temporal de la curva (I). Para llegar a esta conclusi´n hemos hecho uso de que se o cumple (8.1).

14) Si θ fuese unitario. −t) = ∂t 2 − 2 2m + V (x) ψ ∗ (x. (8. −t) = ∂(−t) 2 − 2 2m + V (x) ψ(x. o o o momento lineal y momento angular.13) siendo |α un vector arbitrario. ı o o i ∂ψ ∗ (x. tenemos pues que Hθ = −θH. (8.12) Por lo tanto. −t) . −t) no satisface la ecuaci´n de Schr¨dinger dada la presencia de −t en la derivada o o temporal. Esta expresi´n simplemente afirma lo que se puede ver directamente o en la figura 8. si ψ(x. para θ antiunitario de (8. El hecho de que haya sido necesario tomar el complejo conjugado en la funci´n o de onda transformada claramente indica que el operador de inversi´n temporal ser´ un operador o a antiunitario. si a continuaci´n tomamos el o complejo conjugado de (8. Oller e Si pasamos de t a −t en la ecuaci´n anterior tenemos: o i ψ(x. tenemos de (8. t) es soluci´n de la ecuaci´n de Schr¨dinger entonces ψ ∗ (x. Sin embargo. −t) . Supongamos un sistema cerrado para el que las ecuaciones de movimiento sean invariantes bajo inversi´n temporal. (8. esto es. respectivamente. Los transformados por inversi´n temporal de los operadores o de posici´n y momento lineal son: o θxθ −1 = x .14) se tiene que [H. Por el teorema de Wigner sabemos que el operador de inversi´n temporal θ ser´ unitario o antiuo a nitario. el espectro de energ´ ıa ıa ıa no estar´ acotado inferiormente. En el caso en que θ fuese unitario tendr´ ıamos un espectro que ir´ desde −∞ hasta +∞ que no es permitido.15) de forma que dados dos autovectores |x y |p de posici´n y momento lineal sus transformados o bajo inversi´n temporal pasan a ser autoestados con los autovalores x y −p . Entonces se tiene: o U (−t)θ|α = θU (t)|α .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Si consideramos un t infinitesimal y manteniendo t´rminos e hasta primero orden en t. θ] = 0 y θ|n tiene tambi´n como e autovalor En y no se llega a contradicci´n. o Estudiemos a continuaci´n las reglas de conmutaci´n de θ con los operadores de posici´n. (8. por lo tanto.11) s´ que volvemos a recuperar la ecuaci´n de Schr¨dinger. (8. ıa Por el contrario. que implica un signo menos delante de i .1.13) la condici´n: o iHθ = −θHi . que si dejamos evolucionar el sistema invertido temporalmente hacia tiempos menores se obtiene el mismo estado que si invertimos temporalmente el sistema original evolucionado hacia tiempos mayores. con lo que si |n es un autoestado de H con energ´ En entonces θ|n es un autoestado con energ´ −En y. Pensemos sencillamente en una part´ ıa ıcula libre. −t) tambi´n lo es o o o e ∗ y decimos que ψ (x. θpθ −1 = −p . o 129 . −t) es la funci´n de onda transformada por inversi´n temporal de la funci´n o o o de onda inicial.11) con lo que ψ(x.

con |η| = 1. (8. y entonces considerando una traslaci´n infinitesimal se llega por tanto a.1) conduce a la operaci´n identidad. θ 2 = ηθηθ = ηη ∗ θ 2 = θ 2 = T . de forma an´loga a como lo hicimos para el caso de paridad P haciendo uso de (8. considerando una rotaci´n infinitesimal se llega a. (8. o o La ley de transformaci´n θpθ −1 = −p se sigue tambi´n del hecho bien conocido de que una o e inversi´n temporal y una traslaci´n espacial conmutan. De a e o este modo. o 1 − iα Jn ˆ θ = θ 1 − iα Jn ˆ . Sin embargo.21) donde ξ es un n´ mero complejo de m´dulo unidad. y porque θ es un u o operador antiunitario. Dado el car´cter antiunitario de θ dicho factor u o a puede reabsorberse en una redefinici´n del estado |0X . o a con T un n´ mero complejo de m´dulo unidad. S´lo para θ antiunitario no se llega a contradicci´n. [xi . θpθ −1 = −p .29) tenemos: o θ|x = θe−ip x / |0X = e−ip x / θ|0X = ξe−ipx / |0X = ξ|x .16) donde el signo + se aplica para el caso de operador unitario mientras que el signo − se aplica para el caso de operador antiunitario.15). que θ 2 = T I. o |0X θ|0X = λ|0X . (8. = λ∗ θ|0X = (λ∗ )2 ξ|0X 130 . (8. Al igual que ocurre con paridad. la aplicaci´n sucesiva de la operaci´n de inversi´n temporal o o o (8. An´logamente sucede con las rotaciones pues ´stas conmutan con una inversi´n temporal. o o U (a)θ = θU (a) .19) θ Jθ −1 = −J .20) Estudiemos a continuaci´n la actuaci´n de θ sobre estados de part´ o o ıculas sin esp´ Procederemos ın. al igual que en paridad. que para llegar a un tratamiento consistente de las relaciones de conmutaci´n can´nicas se requiere que θ sea antiunitario. pj ]θ −1 = θi δij θ −1 = ±i δij . o o θ[xi . a De la definici´n (4. De hecho. Oller e De hecho de (8. a diferencia de P .18) teniendo en cuenta que θ es antiunitario. o pθ = −θp . −pj ] = −i δij . (8.15) se sigue.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (8. se sigue que T no puede ser reabsorbido en una redefinici´n de θ tal que o θ → θ = ηθ. por lo tanto. A nivel cu´ntico tendremos.22) .17) (8. si calculamos θ 2 tenemos.

31) .29) y (8. x |(θ|p ) = θx |θp = x |p ∗ . Como consecuencia. (8. La ley de transformaci´n de una funci´n de onda se obtiene de forma directa dado que. a θ|p = d3 x |x x |(θ|p ) = d3 x |x (2π )−3/2 e−ip x / =|−p . ´ Esta constituye una relaci´n de recurrencia cuya soluci´n es: o o ξm = ξj (−1)j−m . (8. o θ|jm = ξm |j − m . t) = x|(θ|ψt ) = x|ψt . con lo que θ|jm = ξj (−1)j−m |j − m . Para fijar ξm hagamos uso de J+ .30).33) (8. La relaci´n fundamental es (8. Utilizando la base de posiciones podemos determinar f´cilmente θ|p .26) que establece como el momento angular se transforma bajo inversi´n temporal. (8.23) donde hemos empleado en virtud de (8.30) y por lo tanto. Oller e √ con la soluci´n λ = ξ ∗ . u o o J3 θ|jm = −θJ3 |jm = − mθ|jm .28) (8. x|(θe−iHt/ |ψ ) = x|eiHt/ (θ|ψ ) = eiHt/ ψ ∗ (x.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.21) que.27) se deduce de. o θJi θ −1 = −Ji .26) y de que θ es antiunitario tenemos tambi´n: e θJ+ |jm = −J− θ|jm = −J− ξm |j − m = −ξm (j − m)(j + m + 1)|j − (m + 1) . o ξm+1 = −ξm .27) Haciendo uso de (8. En lo que sigue supondremos que dicha redefinici´n se ha realizado y o o tomaremos ξ = 1. o o ψ(x.29) (8. −t) . se tiene. 131 (8.25) tal y como establecimos al principio de esta secci´n. (8. 0) = ψ ∗ (x. de la comparaci´n entre (8.19). La expresi´n (8. o Ahora generalizamos nuestras consideraciones anteriores para el caso de part´ ıculas con esp´ ın. (8.24) al ser θ antiunitario. donde ξm es un n´ mero complejo de m´dulo unidad. (8.32) (8. θJ+ |jm = (j − m)(j + m + 1)θ|jm + 1 = (j − m)(j + m + 1)ξm |j − (m + 1) .

41) m ∗ = ψ1 |ψ2 . Sin embargo. Antilinealidad. (8. Si |ψ1 = θ|ψ1 y |ψ2 = θ|ψ2 entonces ψ2 |ψ1 = ψ2 |ψ1 2. m´s que definir ξj = (i)2j .35) dΩ |ˆ (−1)m Y −m (ˆ ) = (−1)m | − m = (i)2m | − m . (8. vimos tambi´n que ´ste no era el caso e e para T . resulta. sin o ın. n n Ambas leyes de transformaci´n son iguales si tomamos ξ = (−1) = (i)2 .36) (8.37) se puede generalizar a cualquier esp´ como es usual.37) (8. (8. dado que. Entonces. Oller e Como ya discutimos en torno a (8. y en efecto ξj no aparece como debe ser. su transformado viene dado por: ∗ θ|ψ1 = Cm |am . θ(λ1 |α + λ2 |β ) = λ∗ θ|α + λ∗ θ|β . (8. Por supuesto.33) calculamos.39) 132 . Si particularizamos (8.22).93) las transformaciones antiunitarias se caracterizan por: 1. Por otra parte. Si a partir de (8. dado el car´cter antiunitario de θ sabemos que el n´ mero a u complejo de norma unidad ξj no tiene implicaciones f´ ısicas ya que puede ser reabsorbido en una fase global en el conjunto de estados |jm . ∗ θ 2 |jm = θξj (−1)j−m |j − m = ξj (−1)j−m θ|j − m = (−1)2j |jm .38) 8. θ| m = ξ (−1) −m | − m .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. el vector transformado por θ es independiente de base. Operadores antiunitarios Como vimos en (2.33) para el caso de momento angular orbital. o La regla de transformaci´n (8. tambi´n sabemos.40) Consideremos a continuaci´n la actuaci´n de un operador antiunitario θ en una base dada o o {|am }. a θ|jm = (i)2j (−1)j−m |j − m = (i)2j−2j+2m |j − m = (i)2m |j − m . Designemos por |am = θ|am . para un vector arbitrario |ψ1 = m Cm |am .3. θ 2 = (−1)2j . el transformado del vector |am perteneciente a la base. pero la forma matricial del operador no. e θ| m = = dΩ |ˆ n|(θ| m ) = n ˆ dΩ |ˆ Y m (ˆ )∗ |ˆ n n n (8. 1 2 (8.34) dado que este resultado es independiente del estado |jm .

45) 1 o Tomando los vectores {| 2 m } como base. ın 133 . se define la actuaci´n de θ sobre el espacio dual como. particularizando (8. tenemos que θ = σy K. por lo 2 1 tanto. (8. 2 2 (8.47) 1 2 dando lugar a un operador antilineal en el espacio dual. sin embargo su actuaci´n conjunta es independiente de base.46) es decir. Por lo tanto. resulta por tanto que en una base dada. dependiendo de si dicho operador act´ a sobre el bra o el ket. el operador de conjugaci´n de los n´ meros complejos. En lo que sigue. puesto que transforma una base ortonormal en otra.43) con a y b reales. (8. o Por ejemplo. θ=UK .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. θ actuando sobre un bra es el dual del ket transformado por θ. 1 1 θ| m = (i)2m | − m . e dado un operador antiunitario se supondr´ siempre que act´ a sobre el ket.48) Vemos aqu´ una clara limitaci´n de la notaci´n de Dirac cuando se trata de manipulaciones con ı o o operadores antiunitarios puesto que. Si |n es un auo toestado de H entonces los estados θ|n y |n tienen la misma energ´ y son distintos para ıa esp´ semientero. De este modo. Oller e Por lo tanto. ψ|(θ|ψ ) = ψ|ψ = ψ |ψ ∗ = ( ψ|θ)|ψ ∗ . Dado que m |am am | representa a un operador unitario.4. ( ψ1 |λ1 + ψ2 |λ2 )θ es el dual de θ(λ1 |ψ1 + λ2 |ψ2 ) = λ∗ |ψ1 + λ∗ |ψ2 .44) siendo U un operador unitario. 2 Si θ|ψ1 = |ψ1 . ( ψ1 |λ1 + ψ2 |λ2 )θ = λ∗ ψ1 | + λ∗ ψ2 | . a no ser que se especifique mediante un par´ntesis. o u K(a + ib) = a − ib . a u 8. la ley de transformaci´n anterior corresponde a la matriz de Pauli σy que es unitaria.44) dependen de la base elegida. (8. (8. en la base de estados {| 1 m }. Por otra parte. (8. Tanto K como U en (8. Degeneraci´n de Kramers y otras consecuencias de o inversi´n temporal o 1) Sea H un Hamiltoniano invariante bajo inversi´n temporal.38) para j = 1/2 .42) siendo K : C → C. podemos escribir: θ= m |am am | K . u se obtiene un resultado u otro. θHθ −1 = H. o ψ1 |θ = ψ1 | . (8.

Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Oller e Dado que θHθ −1 = H.51) deja de serlo ya que. ıa Hθ|n = θH|n = En θ|n . |n y θ|n dejan de tener o la misma energ´ Esto ocurre por ejemplo en presencia de un campo magn´tico externo. θH θ −1 = θH0 θ −1 − θ S Bµ0 θ −1 = H0 − θ Sθ −1 θ Bθ −1 µ0 = H0 + µ0 S B = H . (8. Entonces. o θOθ −1 = ±O . a Supongamos lo contrario. (8. donde |α = θ|α y |β = θ|β . γ ∈ R. se dice que es par o impar bajo inversi´n temporal si satisface.54) (8. es evidente que θ|n tiene la misma energ´ que |n . entonces sus elementos de matriz satisfacen β|O|α = α|θO † θ −1 |β . entonces. entonces θ|n = eiγ |n . u 2) Como consecuencia de la ley de transformaci´n de la funci´n de onda (8.49) El punto est´ en demostrar si en efecto se tiene que θ|n y |n son dos estados distintos. Pero.52) y los estados |jm y |j − m no tienen la misma energ´ En este ejemplo. entonces: θ 2 |n = θeiγ |n = |n . β|O|α = O † β|α = α|θO † |β = α|θO † θ −1 |β .55) . O † = O. que θ|n = eiγ |n .50) Sin embargo de (8.53) Un observable.35) sabemos que θ 2 = (−1)2j y por lo tanto para j semientero llegamos a una contradicci´n porque (−1)2j = −1. siempre se puede reabsorber el n´ mero complejo eiγ y. e tal y como indicamos en la secci´n 8. Por lo tanto. (8.25). o Designemos por |n el autovector de energ´ En . Redefiniendo la fase o global arbitraria en ψ(x). u ∗ ψ (x) = ψ(x). ıa o Si el Hamiltoniano se modifica de forma que deja de ser invariante bajo inversi´n temporal.1 a nivel cl´sico. ıa. 3) Sea O un operador arbitrario. por tanto. La demostraci´n sigue as´ o ı. (8. es decir. A nivel de funci´n de onda resulta por lo tanto que. la proyecci´n del ıa. o entonces la degeneraci´n de Kramers desaparece y. 134 (8. ψ ∗ (x) = eiγ ψ(x). salvo accidente. para j semientero θ|n = eiγ |n y el o nivel de energ´ |En presenta al menos una degeneraci´n doble. o momento angular de los estados |jm se ha tomado seg´ n el vector axial B. (8. H = H0 − µ0 S B . Si H0 es invariante bajo inversi´n o a o temporal. θ|n tiene la misma energ´ dado ıa ıa que θHθ −1 = H. real para Hamiltonianos invariantes bajo inversi´n temporal. se sigue que o o la funci´n de onda de un estado no degenerado de energ´ sin esp´ siempre se puede elegir o ıa ın. como el autovalor En es no degnerado.

0)(j) |jm. y consideremos los elementos de matriz. se sigue de (8.38) a la expresi´n anterior tenemos. jm . |j − m. π. α . con lo que cos θ de (8. jm. o jm. Por el contrario.57) (8. π. 0)T0 D(0.59) salvo una fase. s´lo hace falta conocer un elemento de matriz. (1) j =0 (8.166). π. (8. Aplicando (8.53) y (8. α = 0 . Por lo tanto. α tenga paridad bien definida. α|Tq(1) |jm.60) Para deducir la expresi´n anterior hemos hecho uso de la propiedad de transformaci´n de o o un tensor irreducible de rango k.56) donde los estados en la expresi´n anterior tienen el mismo momento angular j y n´ meros o u cu´nticos adicionales invariantes bajo rotaciones α e inversi´n temporal. es obvio que los elementos de matriz anteriores ser´ nulos e ıan puesto que cos θ es impar. 0) = (k) (k) (k) (k) (k) (k) (k) (k) (8.61) empleando (6. Si ´ste fuera el caso. α ∝ D(0. α = ± jm. Tq . tenemos que k = 1 y cos θ es par. entre estados con el mismo momento angular total. α|T0 |j − m. o (k) (k) (k) (k) Teniendo en cuenta que T0 † = T0 y que θT0 θ −1 = ±T0 . que ya fijamos en (6.58) dm 0 (−π)Tm = d00 (−π)T0 m (j) (k) (k) (k) (k) = (−1)k T0 (k) . D † (0.62) Este resultado es muy potente. No obstante. jm . 0)T0 D(0. (8.55).61) y con ello todos los elementos de matriz. que aqu´ no es relevante puesto que al calcular el ı valor esperado anterior desaparece. π. jm. α|T0 |jm. α . (6.114) para obtener las matrices de rotaci´n dm0 (β). mientras que x es par. Por el teorema de a o (k) Wigner-Eckart. α|T0 |jm. α|T0 |jm.157). si T (k) es impar s´lo tendr´ elementos de matriz no nulos en el espacio de o a momento angular total j si k es impar. α = ± j − m. α|T0 |jm. (8. α|T0 |jm. 0)|jm. α . Pero ´sto no es requerido. α|D † (0. a u o Por lo tanto. α = ±(−1)k jm. supongamos que el observable par/impar O es un tensor o (k) irreducible de rango k.53). dado que ni siquiera se requiere que |jm. Por ejemplo. (8. p es impar. α|Tq(k) |jm. tomemos T0 = cos θ. α . α . Oller e respectivamente. en este caso (−1)k . En nuestro caso tenemos. excepto quiz´s por un n´ mero complejo de m´dulo unidad. π. Como aplicaci´n de (8. Por otra parte.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. es trivial o (k) o reconocer que bajo una rotaci´n de 180 alrededor del eje y actuando sobre T0 se volver´ a o a (k) tener T0 . α . α = ± jm. que tomaremos jm. si T (k) es par s´lo tendr´ elementos o a de matriz no nulos para k par. Por ejemplo. α|T 0 |jm. Pensemos por ejemplo en un estado e 135 .

136 . 1 1 1 1 1 . El estado anterior no tiene paridad bien definida puesto que la onda S al tener = 0 tiene paridad +1. o ın o 1 consideremos en concreto el estado | 2 m . mientras que la onda P . (8. Por lo tanto.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Este estado se puede obtener bien de combinar = 0 (onda S) con s = 1/2 (´ste ultimo es fijo) o bien de combinar = 1 (onda P ) con e ´ s = 1/2. Recu´rdese la expresi´n (7. Para fijar ideas.63) | m = CS | m.22) que establece el comportamiento de los arm´nicos esf´ricos e o o e bajo paridad. S + CP | m. al tener = 1 tiene paridad −1. P 2 2 2 2 2 con |CS |2 + |CP |2 = 1. Oller e del atomo de hidr´geno |jm. s que tiene momento angular total bien definido obtenido a ´ o partir de la combinaci´n del momento angular orbital y del esp´ del electr´n.

.. a cu´l de a esas part´ ıculas indiquemos con el ´ ındice 1. PH(1. .. N ) . N )P −1 = H(2. 2.3) para que PHP −1 = H tal y como se requiere en (9....1.. 3. De hecho. Por lo tanto.1) siendo P un elemento del grupo de permutaciones de N elementos. e 9. De este modo: PH(1.. N .. ya que es e ı. . . El Hamiltoniano que da lugar a la evolue ci´n temporal de dicho sistema.1). P es una simetr´ conservada para un sistema arbitrario de part´ ıa ıculas id´nticas. Como P conmuta con H.. 3. iHt/ e = U (−t) P antiunitario.. es por tanto o suficiente que −1 Pij HPij = H . 1. donde aparecen nuevos fen´menos del m´ximo inter´s.. tanto a o a e a nivel cualitativo como cuantitativo..Cap´ ıtulo 9 Part´ ıculas Id´nticas e Mientras que en f´ ısica cl´sica el estudio de un sistema de part´ a ıculas no supone ning´ n aspecto u cualitativamente nuevo y no implica m´s que consideraciones t´cnicas. N ) = H(1. e Por ejemplo... (9. la situaci´n es dr´sticaa e o a mente diferente en f´ ısica cu´ntica. PU (t)P −1 = Pe−iHt/ P −1 = e−iHt/ = U (t) P unitario.. (9. 2. N ).. 2. 3. ı a a completamente arbitraria la enumeraci´n que hagamos de dichas part´ o ıculas.. 2. .2) Como toda permutaci´n se puede escribir como el producto de transposiciones. . que como sabemos contiene N ! permutaciones.. es decir. P = P12 es la transposici´n de las part´ o ıculas 1 y 2... veremos o a en este tema que para abordar el estudio de sistemas con part´ ıculas id´nticas debemos aumentar e el conjunto de principios b´sicos de la teor´ con un nuevo postulado sobre el comportamiento de a ıa los estados f´ ısicos bajo el intercambio de part´ ıculas id´nticas. N ) . . H(1. 3. (9.4) 137 . 2. (9. N )P −1 = H(1. 2. Permutaci´n como un operador de simetr´ o ıa Consideremos un sistema de N part´ ıculas id´nticas. es invariante bajo el intercambio de cualesquiera o de las part´ ıculas id´nticas entre s´ Esto es as´ tanto a nivel cu´ntico como cl´sico. . y que no tienen parang´n cl´sicamente.

dado que e ´stos son una suma sobre los momentos angulares y lineales de cada una de las part´ e ıculas por separado.6) donde {|ξ } es un conjunto completo de los estados de una part´ ıcula.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.. P12 U (t.7) El estado en que se encontraba la part´ ıcula segunda pasa a ser ahora el estado de la primera part´ ıcula y viceversa..ξN = |ξ2 1 |ξ1 2 |ξ3 3 .ξN = |ξ2 ξ1 ξ3 . para que la evoluci´n temporal sea invariante bajo una permutaci´n de las N part´ o o ıculas id´nticas. (9. estas propiedades no se alteran en la evoluci´n temporal o o a o del sistema. Cada uno de estos estados monoparticulares tambi´n se denomina orbital por razones hist´ricas del estudio de las configurae o ciones electr´nicas en f´ o ısica at´mica.5) conmuta con las traslaciones y rotaciones.8) con lo que los estados |ξ1 ξ2 ± son autoestados de P12 . P ha de ser unitario. con εij una fase.. (9. (9. Ejemplo. |ξ1 ξ2 ± 1 = √ [|ξ1 ξ2 ± |ξ2 ξ1 ] . Esto implica propiedades simples bajo la actuaci´n de una permutaci´n. t0 )|ξ1 ξ2 ± = U (t.. P12 |ξ1 ξ2 2 ± = ±|ξ1 ξ2 ± . 2 Como Pij es unitario y Pij = εij . y por tanto.. Adem´s. tal y como se representa en la figura 9. En esta base tenemos. se tiene la igualdad Pij = Pij = Pij . P12 |ξ1 ξ2 ξ3 . e El operador P tambi´n conmuta con el momento angular y lineal total del sistema. De aqu´ se deduce que dado el car´cter unitario de ı ı a † −1 Pij . t0 )|ξ1 ξ2 ± .9) 138 . Oller e 1 2 1 2 2 1 1 2 Figura 9. (9. Caso N = 2. t0 )P12 |ξ1 ξ2 ± = ±U (t. (9. siempre podemos redefinir dicho operador 2 tal que Pij = 1 y as´ sus autovalores son ±1. |ξ1 ξ2 . P LP −1 = L → Pe−iLθ/ P −1 = e−iLθ/ .. Para el espacio de Hilbert de N part´ ıculas id´nticas tomemos como base o conjunto completo e de estados de N -part´ ıculas la base producto directo..1: Intercambio de los estados en los que se encuentran las part´ ıculas 1 y 2.ξN = |ξ1 1 |ξ2 2 .. El sub´ o ındice en | i se refiere a que estamos considerando la i-´sima part´ e ıcula. Y al ser unitario.|ξN N ..1..|ξN N . P P P −1 = P → Pe−iP a/ P −1 = e−iP a/ .

. (9.. en la ultima suma. se tiene que C = 1/ N !.ξN + − . .. |ξN 1 1 ± 1 = √ (|ξ1 ξ2 ξ3 ± |ξ2 ξ1 ξ3 ± |ξ1 ξ3 ξ2 ± |ξ3 ξ2 ξ1 + |ξ2 ξ3 ξ1 + |ξ3 ξ1 ξ2 ) .|ξN son o√ ıcitamente. En la expresi´n anterior.ξN + = C σ |ξσ(1) ξσ(2) .ξN |ξ1 .. .. dichas propiedades simples de transformaci´n bajo el intercambio de part´ o ıculas se conserva en la evoluci´n temporal puesto que o [P.ξN + − = +|ξ1 ..11) donde σ es una permutaci´n arbitraria de N elementos y la suma se extiende sobre las N ! distintas o permutaciones.. (σ)|ξσ(1) ξσ(2) .. para el caso espec´ ıfico de dos part´ ıculas.. S´lo para N = o o 2...12) 3! Pij U (t. Los estados o a antisim´tricos |ξ1 .... Fij´monos que tales estados f´ e e ısicos son invariantes bajo una permutaci´n arbitraria.. .. H] = 0.11) para N = 3.ξi .. en subgrupos cerrados bajo la actuaci´n de dicho grupo. expresados en la base producto directo de orbitales monoparticulares... |ξ1 ξ2 ξ3 y por supuesto.ξN = −|ξ1 .. . e e Pij |ξ1 ..ξi .. .... e Junto con los estados |ξ1 ... se e pueden construir en forma de determinante.. cuando todos los estados monoparticulares |ξ 1 . Por otra distintos...ξi .ξj . |ξN N .. (9.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. .. Como ya se ha indicado ´ o anteriormente en (9. t0 )|ξ1 ξ2 ξ3 ± .ξi . La construcci´n de dichos estados es directa..ξN − . estos estados con propiedades de transformaci´n m´s complicadas no aparecen. |ξN 2 2 2 ... empleando tres orbitales mutuamente distintos.ξj .. de lo contrario C debe ser calculada expl´ parte... (σ) es la signatura de la permutaci´n σ. σ − 1 = √ N! (9.ξN ± .ξN − 1 =√ N! 1 |ξ1 |ξ2 ..ξσ(N ) .13) |ξ1 ξ2 ...ξi ..10) | + es totalmente sim´trico bajo el intercambio de dos part´ e ıculas cualesquiera mientras que | − es totalmente antisim´trico bajo dicho intercambio. es decir.ξi .. Construyamos los estados | + y | − de (9.. o |ξ1 .. ya que los vectores transformados son proporcionales a los o iniciales. (9.14) 139 . Estos N ! − 2 estados no tienen propiedades simples bajo la actuaci´n del grupo de permutaciones y se descomponen en varias representaciones o irreducibles.. ..ξj .9). |ξ2 N . Dado N arbitrario podemos construir f´cilmente e a los estados completamente sim´tricos y antisim´tricos. podemos tambi´n construir N ! − 2 estados extra a partir de |ξ1 .... permutando las part´ ıculas entre ellas.ξj ..ξN Pij |ξ1 ..ξj ..ξj .ξσ(N ) . Oller e Notemos que |ξ1 ξ2 + es completamente sim´trico bajo los intercambios de las dos part´ e ıculas mientras que |ξ1 ξ2 − es completamente antisim´trico. t0 )|ξ1 ξ2 ξ3 ± = ±U (t. .. (9... |ξ1 |ξ2 . |ξ1 N ..ξN .

P23 Ψ1 = Ψ1 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. P13 Ψ2 = Ψ2 y a P13 Ψ3 = Ψ1 . 6 1 Ψ5 = √ (Ψ2 − Ψ3 ) . An´logamente P12 Ψ1 = Ψ2 .15) De este modo. P23 Ψ5 = −Ψ5 . Mediante el intercambio o Ejemplo. Ψ3 = φa (1)φa (2)φb (3) . Dado que H y P conmutan. Degeneraci´n de intercambio. [H. si P|Ψ = eiν |Ψ . (9. 2 (9. entonces el autovalor EΨ est´ degenerado.17) Notemos que ΨS es el estado completamente sim´trico y. e P23 Ψ3 = Ψ2 . P] = 0. HP|Ψ = PH|Ψ = EΨ P|Ψ . Estos son: o o ´ 1 ΨS = √ (Ψ1 + Ψ2 + Ψ3 ) . Ψ5 } o se transforman entre ellos: P23 Ψ4 = Ψ4 . el estado e completamente antisim´trico es cero dado que que tenemos dos orbitales iguales.18) Para llegar a estas expresiones t´ngase en cuenta que P23 Ψ2 = φa (1)φa (2)φb (3) = Ψ3 . + √ (2Ψ3 − Ψ2 ) = − Ψ4 + √ − Ψ2 + Ψ3 = − Ψ4 − 2 2 2 2 2 6 6 (9. 3 1 Ψ4 = √ (2Ψ1 − Ψ2 − Ψ3 ) . e Es directo comprobar que ΨS no se transforma bajo una permutaci´n arbitraria y que {Ψ4 . 140 . en nuestro ejemplo presente. φa y φb . 1 1 1 P12 Ψ4 = √ (2Ψ2 − Ψ1 − Ψ3 ) = − √ (2Ψ1 − Ψ2 − Ψ3 ) − √ (Ψ2 + Ψ3 ) 6 2 6 2 6 √ 1 3 3 1 3 1 1 Ψ2 − Ψ3 = − Ψ4 + Ψ5 . P13 Ψ1 = Ψ3 . + √ (2Ψ1 − Ψ3 ) = − Ψ4 + √ 2 2 2 2 6 6 2 1 1 1 P13 Ψ4 = √ (2Ψ3 − Ψ2 − Ψ1 ) = − √ (2Ψ1 − Ψ2 − Ψ3 ) − √ (Ψ2 + Ψ3 ) 6 2 6 2 6 √ 1 3 1 3 1 3 1 Ψ5 . ıculas y s´lo dos orbitales distintos.16) De estos estados base podemos formar combinaciones lineales con propiedades m´s simples de a transformaci´n bajo una permutaci´n. Ψ2 = φa (1)φb (2)φa (3) . Dicha degeneraci´n se a o denomina de intercambio. P|Ψ es tambi´n un autovector de H con la misma ıa e energ´ ıa. (9. Oller e Son los denominados determinantes de Slater. entonces si |Ψ es un o autoestado de H con energ´ definida EΨ . P12 Ψ2 = Ψ1 . P12 Ψ3 = Ψ3 . Sean tres part´ de las tres part´ ıculas podemos construir los siguientes estados distintos: Ψ1 = φb (1)φa (2)φa (3) .

Conexi´n esp´ o ın-estad´ ıstica Experimentalmente se ha determinado que dado un sistema de N part´ ıculas id´nticas su estado e ha de ser completamente sim´trico o antisim´trico bajo el intercambio de dos cualesquiera de sus e e 141 . 4 4 (9.5 = 0 . salvo presencia de degeneraci´n accidentalmente. se demuestra que ΨS |H|Ψ4. De (9. Ψ5 |H|Ψ4 Ψ4 |H|Ψ4 y por tanto. el Hamiltoniano se puede escribir como:   ES 0 H =  0 E2 0  0 0 E2 (9. 1 3 −1 Ψ4 |P12 HP12 |Ψ4 = Ψ4 |H|Ψ4 + Ψ5 |H|Ψ5 .20) (9. (9. Ψ5 }. al conjunto {Ψ4 .15). al menos respecto a la o simetr´ de intercambio de part´ ıa ıculas id´nticas.24) (9. e −1 ΨS |H|Ψ4 = ΨS |P12 HP12 |Ψ4 = − Por otra parte.21) (9.19) Por una parte. Pero de hecho el Hamiltoniano queda diagonalizado en esta base dado que. (9. Ψ5 }. Oller e Como consecuencia de estas propiedades de transformaci´n bajo P y aprovechando que [H. −1 ΨS |H|Ψ5 = ΨS |P23 HP23 |Ψ5 = − ΨS |H|Ψ5 . 1 ΨS |H|Ψ4 . Ψ5 |H|Ψ5 = Ψ4 |H|Ψ4 . Este resultado no es m´s que una muestra del teorema a general que afirma que dados dos observables que conmutan siempre es posible diagonalizarlos simult´neamente [1]. Los conjuntos de estados que no resultan conectados entre s´ por P son en ı general no degenerados.26) siendo Es = ΨS |H|ΨS y E2 = Ψ4 |H|Ψ4 .21). ΨS |H|Ψ4 = 0 . (9.2. 2 donde tambi´n hemos tenido en cuenta (9. Con todo ello. e 9. a o todos los estados conectados por P tienen la misma energ´ y esto se aplica en nuestro ejemplo ıa.22) se deduce igualmente que.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. P ] = o 0. como consecuencia de la degeneraci´n de intercambio (9.25) = = −1 Ψ5 |P23 HP23 |Ψ4 = − Ψ5 |H|Ψ4 = 0 .23) De este modo el Hamiltoniano queda expresado como una matriz diagonal a bloques en los subespacios ΨS y {Ψ4 . En general.22) y por tanto ΨS |HΨ5 = 0 .

El atomo de He se compone de 2 neutrones(n). de modo que para energ´ mucho ıas menores. Oller e part´ ıculas. Por ejemplo. tomando ´stos como grados de libertad. podemos considerar ambas part´ ıculas como bosones elementales. Las ın primeras obedecen la estad´ ıstica de Fermi y las segundas la de Bose. dado que su esp´ es ın nulo. Pauli prob´ que las teor´ o ıas cu´nticas relativistas s´lo son consistentes si las part´ a o ıculas de esp´ semientero son fermiones y ın las de esp´ entero son bosones. o que permiten que las componentes de estos sistemas compuestos se rearreglen entre ellos. las part´ ıculas α tienen cargas +2e con lo que para aproximar dichas part´ ıculas lo suficiente. Eso. Recordemos que tal principio afirma que dos electrones en un sistema dado no pueden ocupar el mismo orbital. Si dos orbitales son iguales y. Debido a que los protones tienen carga +e y los neutrones son neutros. obviamente. Por ejemplo. estamos intercambiando uno a uno los 6 fermiones de o un 4 He al otro. esto es. As´ pues. Existe una conexi´n biun´ o ıvoca entre el esp´ de una part´ ın ıcula y la estad´ ıstica que obedece. de modo que se solapen sus funciones de onda. Aquellas otras part´ pletamente antisim´trico se dice que obedecen la estad´ e ıstica de Fermi y se llaman fermiones. Estos sistemas se comportan como “part´ ıculas” y seg´ n su momento angular total sea entero o semientero. aplicar la simetr´ de part´ ıa ıculas id´nticas. dado que el estado debe ser totalmente antisim´trico puesto que los e electrones son fermiones. el n´ cleo u −15 −10 at´mico. y a bajas temperaturas ın o 3 exhibe superfluidez. e Como ejemplo consideremos la figura 9. e Mec´nica estad´ a ıstica. 2 p y 2 e− . Cuando es util emplear la base de orbitales monoparticulares. mientras que el atomo de 3 He consta de 1 n. as´ part´ ı ıculas con esp´ semientero son fermiones y part´ ın ıculas con esp´ entero son bosones. Consideremos sistemas ligados con dimensiones t´ menores que aquellas que estamos explorando con nuestros experimentos. ´ 142 . el He tiene esp´ 1/2. o los atomos desde ´ el punto de vista de la termodin´mica o mec´nica estad´ a a ıstica. A la regla enunciada en el p´rrafo anterior sobre la clasificaci´n de sistemas compuestos como a o fermiones y bosones a partir de su esp´ existe la siguiente excepci´n: Si las interacciones son tales ın.2 donde se representa una part´ ıcula α que es un n´ cleo u 4 at´mico de He compuesto de dos protones (diagram´ticamente indicados por los c´ o a ırculos rellenos) y por dos neutrones (c´ ırculos vac´ ıos). y su comportamiento ın o 4 a bajas energ´ es completamente distinto. ∼ 10 o m. ´ ı 4 si intercambiamos la posici´n de dos He. seguir´n la estad´ a ıstica de Bose (bosones) o de Fermi (fermiones). a ese nivel. debido por ejemplo a que aumentamos la energ´ de dichos sistemas tal que ´stos se pueden aproximar ıa e m´s. entonces. requiere una energ´ m´ a ıa ınima. 2 ıas ´ protones(p) y 2 electrones(e− ).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. ın El principio de exclusi´n de Pauli es una consecuencia de la estad´ o ıstica de Fermi. Adem´s esta propiedad es independiente del n´ mero N de part´ a u ıculas y s´lo depende o del tipo de part´ ıcula. ´ o ıpicas espaciales mucho Sistemas compuestos. 10 o m. la unica soluci´n es que sea cero. En la secci´n 9.5 se estudia con m´s detalle el intercambio de los fermiones constituyentes o a de una part´ ıcula α. Para el 3 He s´lo hay 1 n por n´ cleo y queda un unico par que da lugar a un signo o u ´ menos. es por lo tanto un bos´n. es un fermi´n. hay que vencer la repulsi´n Coulombiana de origen o electrost´tico. el 4 He tiene esp´ nulo. respectivamente. Aquellas part´ ıculas cuyo estado ha de ser completamente sim´trico se dice que obedecen la e ıculas cuyo estado es comestad´ ıstica de Bose-Einstein y se llaman bosones. estos estados compactos dejan de ser “part´ a ıculas” y hay que estudiar los sistemas desde sus constituyentes elementales y. n´ mero par o impar de u u fermiones constituyentes. desde el punto de vista de la f´ ısica at´mica. Por el contrario.

ψ(r1 − r2 ) = Bajo el intercambio de las dos part´ ıculas. Φ(R) → Φ(R) . Por ejemplo.. r n. ´ Sea un sistema de dos part´ ıculas id´nticas de esp´ nulo. Oller e Figura 9. Es la estad´ ıstica de Fermi. e ın o φ(r1 . nb . En ambos casos hay una correspondencia un´ ıvoca entre los n´ meros de ocupaci´n y la funci´n de onda. se determina e e 143 . debido a que para energ´ suficientemente altas se pueden poner lo suficientemente pr´ximas tal que se solapen sus ıas o funciones de onda. Rn (r) → Rn (r) .m (9.28) para e que la funci´n de onda sea sim´trica bajo el intercambio de las dos part´ o e ıculas. ha de ser impar en (9.29) Se sigue. (9. Si el estado o funci´n de onda es antisim´trico los n´ meros de ocupaci´n s´lo pueden ser 0 o o e u o o 1. r2 ) = Φ(R)ψ(r1 − r2 ) . Y m (ˆ) → Y m (−ˆ) = (−1) Y m (ˆ) .28) (9. que son bosones. u o o Determinaci´n experimental de la simetr´ de intercambio.. o part´ u ıculas α. En la figura se representa el ıa o intercambio aislado de dos protones. que si las dos part´ ıculas id´nticas son bosones.27) siendo Φ(R) la funci´n de onda del CM y ψ(r1 − r2 ) la funci´n de ondas asociada al movimiento o o relativo de ambas part´ ıculas que desarrollamos en base de momento angular orbital definido. Para un estado totalmente sim´trico cualquier n´ mero de ocupaci´n e u o es posible. es la estad´ ıstica de Bose.2: Rearreglo de los constituyentes en los n´ cleos de 4 He. Se especifican los n´ meros de ocupaci´n na .. .28) para que sea antisim´trica.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. con funci´n de onda. la mol´cula 12 C2 se compone de e u e dos atomos de 12 C. o ıa Espectroscop´ rotacional. ha de ser par en (9. Para el caso de la mol´cula 12 C2 . u o b. por lo tanto. . Si son fermiones.. venciendo la energ´ de repulsi´n Coulombiana. entonces no se necesita escribir la funci´n o ´ de onda sino que basta con especificar el n´ mero de part´ u ıculas en cada orbital. de los orbitales a. cuando las part´ ıculas son d´bilmente interactuantes y se pueden emplear en buena aproximaci´n e o los orbitales monoparticulares para caracterizar el estado. Este es el m´todo e de la mec´nica estad´ a ıstica. Consideremos los estados de movimiento espacial de dos n´ cleos en ıa u una mol´cula homonuclear (mismo tipo de n´ cleos). . r r r Cn m Rn (r)Y m (ˆ) .

En el l´ e ımite cl´sico los estados son trenes de a onda localizados que no se solapan. En particular. tal y como se deduce o ıa o de la teor´ electr´nica del n´ cleo at´mico. que es siempre par de acuerdo a que el n´ cleo de 12 C es un bos´n.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. hoy en d´ sabemos que el n´ cleo de 14 N se compone u ıa u de 7p y 7n.3. 1) = φ2 (1)φ1 (2) . 1)) . estudiando el o u o o 14 espectro de la mol´cula homonuclear N2 .32) (9. Por ejemplo. 2)Ψ(2. aqu´ el espectro s´lo contiene impar mostrando e ı o que los n´ cleos de 3 H son part´ u ıculas id´nticas de esp´ semientero o fermiones. Ya e ıas veremos m´s adelante las desigualdades de Bell que han proporcionado un m´todo para descartar a e experimentalmente la existencia de variables ocultas. L´ ımite cl´sico a El unico modo de distinguir las part´ ´ ıculas id´nticas cl´sicamente es seguir sus trayectorias. Esto es un argumento muy fuerte contra la existencia de variables ocultas ya que si estas variables existiesen. su esp´ e ın ın es 1/2. Oller e experimentalmente. ıa o u o 9. 2) = φ1 (1)φ2 (2) . Si las dos part´ ıculas est´n descritas por el estado. Pero dado que la mec´nica cu´ntica nos dice cu´ndo ´stos son id´nticos. Experimentalmente se establece que su espectro rotacional s´lo contiene pares y por o lo tanto es un bos´n. mediante el an´lisis del espectro de los estados rotacionales del movimiento a de los dos n´ cleos. por tanto. se sigue que dichas variables ocultas son totalmente superfluas. 2) ± Ψ(2. 144 (9. Es la falta de tales trayectorias bien definidas en mec´nica cu´ntica la que a a a da lugar a efectos de intercambio. tal y como se e a a a e e verifica experimentalmente. si las dos funciones de onda se solapan en el espacio y en el tiempo no se puede. 1)∗ ] . todav´ modificar´ la simetr´ de la funci´n de onda respecto al intercambio de sistemas ıa ıan ıa o id´nticos. tomemos Ψ(1. 2 La densidad de probabilidad es: 1 |Ψ(1. aun cuando no tuviesen influencia en la energ´ y din´mica estad´ ıa a ıstica del sistema. (9.31) 2 S´lo si hay solapamiento de las dos funciones de onda el t´rmino de interferencia persiste en general o e y hay efectos de intercambio en el espacio de posiciones. Otra importante aplicaci´n de la simetr´ de intercambio de part´ o ıa ıculas id´nticas. fue descartar e el modelo electr´nico del n´ cleo at´mico. Si los n´ cleos no fuesen id´nticos. 2)|2 + |Ψ(2. tal y como establece la teor´ actual y no un fermi´n. que e a est´n bien definidas. El modelo electr´nico del n´ cleo at´mico establece que e o u o 14 − el n´ cleo de N se compone de 14 p y 7 e . Ψ(2. u u o Otro caso relevante es el de la mol´cula de 3 H2 . a 1 √ (Ψ(1. al menos para el r´gimen de energ´ para el que dichos sistemas se comportan como elementales. 1)|2 ± 2Re[Ψ(1. distinguir entre las dos orbitas y puede suceder el ´ intercambio de una part´ ıcula id´ntica por la otra. De hecho. anterior al descubrimiento del neutr´n. no tendr´ u e ıamos esta clara caracterizaci´n en los espectros o rotacionales.30) .

de las que no se ha seguido su trayectoria. si hay solapamiento habr´ t´rminos de interferencia. Por lo tanto. 1)] = 1 |φ1 (1)|2 + |φ2 (1)|2 . s1 s1 . En (9. Dado que el estado P12 (Y m |SM. P12 |JM.33) 2 Este resultado coincide con el c´lculo cl´sico para determinar la probabilidad de detectar una a a part´ ıcula entre dos part´ ıculas id´nticas. j1 j1 = m1 j1 m1 j1 m2 |JM |j1 m2 j1 m1 = m1 (−1)2j1 −J j1 m2 j1 m1 |JM |j1 m2 j1 m1 (9. j1 j1 . s1 s1 . 1)|2 ± 2Re[Ψ(1. 1)|2 ± 2Re[Ψ(1.37) Si aplicamos este resultado a la combinaci´n de dos espines id´nticos. P (1) = dξ2 |Ψ(1. s1 s1 ) = (−1)2s1 −S (−1) Ym |SM. seg´ n sea fermi´nico o bos´nico. Oller e Si los orbitales φ1 y φ2 no se solapan. Propiedades de simetr´ de la combinaci´n de dos esıa o pines de part´ ıculas id´nticas e Consideremos el estado de momento angular total definido J compuesto de dos estados de momento angular j1 id´nticos. (9. 2)Ψ∗ (2. Por el contrario. tenemos. y adem´s teniendo en cuenta (9.33) se integra sobre los grados de libertad continuos y se suma sobre los discretos.35) m1 con m2 = M − m1 . (9. (9. e |JM. no se anulan. s1 .29) referente al movimiento orbital. y se sabe que e s´lo pueden aparecer en dos regiones disconexas donde las distribuciones de probabilidad. |φ1 (1)|2 o y |φ2 (1)|2 . a e P (1) = = dξ2 |Ψ(1. Actuando sobre el estado anterior con P12 resulta: P12 |JM.34) y a no ser que φ1 y φ2 sean dos funciones de onda ortogonales los efectos de interferencia persistir´n. para dar lugar al esp´ o e ın m total S. (9. 2)|2 + |Ψ(2. 2)Ψ∗ (2. (−1) Y . 1)] 1 |φ1 (1)|2 + |φ2 (1)|2 ± 2φ1 (1)φ2 (1)∗ 2 dξ2 φ2 (2)φ1 (2)∗ .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. entonces la distribuci´n de probabilidad de encontrar una o part´ ıcula viene dada por. j1 j1 = (−1)2j1 −J |JM.4. (9. 2)|2 + |Ψ(2. a 9.36) = m1 (−1)2j1 −J j1 m1 j1 m2 |JM |j1 m1 j1 m2 . 145 . a P12 (Y m |SM. s1 s1 ) = Y m |SM. S es el esp´ total y M es la tercera componente del esp´ ın ın u o o total.38) donde s1 es el esp´ de las part´ ın ıculas. j1 j1 = j1 m1 j1 m2 |JM |j1 m1 j1 m2 .

η4 . η3 . son las que finalmente dar´n contribuci´n. ξσp (4) . para dos protones con s1 = 1/2 se tiene que para S = 0. ξσp (2) . η2 .38). o ın) mientras que las ηi son los grados de libertad correspondientes a los neutrones.40) Si las part´ ıculas α est´n mucho m´s separadas que las distancias t´ a a ıpicas de sus tama˜ os.2 para determinar cu´ndo un sistema compuesto se comportar´ como un bos´n o o a ıa o fermi´n de acuerdo con su esp´ En este caso. ησn (1) . como as´ ocurre.39) Al hacer la funci´n de onda totalmente antisim´trica bajo el intercambio de un par de protones o o e de un par de neutrones entre s´ tenemos: ı. t)ΦII (ξ3 . η1 . mientras que para S = 1. entonces es par y si S = 1. donde las ξi se refieren a los grados de libertad (posici´n y esp´ relativos a los protones.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tenemos una funci´n de esp´ antisim´trica con lo que la funci´n o ın e o de onda orbital tiene que ser sim´trica y por tanto ha de ser par. ησn (4) . t)ΦI (ξ3 . η1 . ξ2 . o aquellas otras que intercambien en bloque todos los p y n de una part´ ıcula α a la otra. η3 . pase de la part´ ıcula α II a la I. s´lo o hay que considerar la segunda posibilidad. mientras que en el segundo e caso. Como para S = 0 s´lo hay un estado mientras que para S = 1 tenemos un o triplete de estados. t)ΦII (ξσp (3) .5. ξ4 . Dado que las funciones de onda a o ΦI y ΦII ya son funciones de onda antisimetrizadas bajo el intercambio interno de los p y n. η4 . η4 . t) es la funci´n de onda de la segunda part´ o ıcula α. An´logamente a ΦII (ξ3 . As´ por ejemplo. por ejemplo. ξ4 . = par. t)) (9. ησn (2) . t) . aquellas permutaciones que hagan que uno de los protones. ξ4 .41) Esta es la prescripci´n que dimos anteriormente en el subapartado de sistemas compuestos de o la secci´n 9. ı 9. As´ si S = 0. η1 . t) + ΦII (ξ1 . η3 . ξ2 . Dado que tenemos dos part´ ıculas α consideramos la base producto directo: ΦI (ξ1 . = impar. t) la funci´n de onda de una de las part´ o ıculas α representadas en la figura 9. Intercambio de los constituyentes al intercambiar dos part´ ıculas α Sea ΦI (ξ1 . no dar´n contribuci´n ya que la funci´n de onda resultante ser´ pr´cticamente a o o a a nula pues los protones dentro de una misma part´ ıcula α estar´ mucho m´s separados que las ıan a distancias t´ ıpicas de su tama˜ o. t)ΦII (ξ3 . Ψ = const× σp . u ı. En el primer caso. η3 . entonces es impar. η2 . (9. Ψ = const (ΦI (ξ1 . alrededor n −13 de ∼ 10 cm. ello fijar´ la suma + S en funci´n de s1 de acuerdo con (9.2. Oller e respectivamente. t) . η2 . el signo m´s en la suma se obtiene debido a que o ın. ησn (3) . ξ2 . η1 . a o ı. a hemos cambiado en bloque los dos protones y neutrones con lo que el producto de signaturas es 146 . ξ4 . la funci´n de esp´ es sim´trica y por ende ha de ser impar.σn (σp ) (σn )ΦI (ξσp (1) . S´lo aquellas permutaciones que intercambien los p y n dentro n o de una misma part´ ıcula α. (9. η4 . o ın e Retomando de nuevo la discusi´n para el caso de mol´culas homonucleares. consideremos el o e 3 caso de He2 donde cada n´ cleo tiene s1 = 1/2. η2 . se debe observar el triple de intensidad en las lineas espectrales con impar respecto a las de par. ξ2 .

1 n (9.γn |UI (t)|A1 . 1 2 n y |f el estado final del sistema atomos+fotones..3. el sistema X resultante de la colisi´n α + α → X.A∗ |2 .An γ1 ..γn |1 − 1 n 0 (9. a o 9.γn .. por tanto..An γ1 . El fot´n n s´lo se podr´ emitir del atomo que quede sin emitir... u Esto implica que un sistema formado por dos part´ ıculas α.44) = 1 2 t | A1 .41) es sim´trica.6.A∗ ..... (9. 1 n teniendo en cuenta que en la imagen de interacci´n UI = eiH0 t/ US (t)e−iH0 t/ . .45) Supongamos que la probabilidad de emitir un fot´n por un atomo es independiente del atomo o ´ ´ (todos ellos se encuentran en un mismo estado que se desexcita emitiendo un γ). Designamos dicha probabilidad elemental por | Aγ|O1 |A∗ |2 .An γ1 ..An γ1 .. los fotones o resultantes no est´n localizados y por lo tanto son indistinguibles.43) (9...An |2 1 n t i HI (t )dt + ...|A∗ . Oller e m´s.. bosones.A∗ |2 = | A1 ....γn |eiH0 t/ UI (t)e−iH0 t/ |A∗ . cada uno de ellos est´ localizado en un nodo de dicha red... A los atomos los designamos a ´ por Ai y a los fotones por γi . o ´ El fot´n 2 se podr´ emitir desde cualquiera de los otros n − 1 atomos o a ´ . s´lo podr´ tener o a momento angular orbital par y.A∗ |2 = | A1 . y dado que: El fot´n 1 se puede emitir desde cualquiera de los n atomos..A∗ |2 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A..An γ1 .. Emisi´n inducida de fotones o Consideremos una red de atomos.. que tienen s1 = 0.. ´ a y con ello los atomos son distinguibles. .γn |Us (t)|A∗ . Por contra.. o o a ´ 147 ..An γ1 ..γn | 0 HI (t )dt |A∗ .... tenemos: o P = | A1 .. La funci´n de onda resultante en (9. ´ |i = |A∗ A∗ .42) Calculemos la probabilidad de transici´n empleando teor´ de perturbaciones dependiente del o ıa tiempo (serie de Dyson en la imagen de interacci´n) tal y como vimos en la secci´n 3. o o P = | A1 . Sea |i el estado inicial de los n atomos excitados. dado que las a o e a part´ ıculas α contienen un n´ mero par de fermiones constituyentes y son... como ya esper´bamos.. Supongamos que n de estos atomos se encuentran en el ´ ´ mismo estado excitado y emiten un fot´n retornando al estado fundamental.. ´ |f = |A1 . por tanto. s´lo o o podr´ tener momento angular total par dada la conservaci´n del momento angular total.

con esp´ total S = 0: ın 1 |S = 0 = √ (|ˆ+. z ˆ z ˆ 2 (9. por ın Correlaciones en los estados singlete de esp´ Consideremos dos part´ ın. Los observadores se dibujan diametralmente opuestos puesto que 148 .3. n! (9. o Consideremos dos observadores A y B que miden el esp´ de las dos part´ ın ıculas. dado que o ıa. hay un 50 % de probabilidad de obtener el esp´ ˆ ın arriba/abajo. tal y como se representa en la figura 9. En este caso.. Esta es la base f´ ısica del funcionamiento de un l´ser. z − − |ˆ−.46) la podemos reescribir como: o P = (n!)2 | Aγ|O1 |A∗ |2 = n! × n! probabilidad elemental . por lo tanto. Medidas de correlaciones de esp´ y desigualdades ın de Bell ıculas de esp´ 1/2.(n − 2) Aγ|O1 |A∗ |2 . z + . vemos que debido al modo particular de u ´ calcular probabilidades en MC. el factor de aumento final ´ es n! . Sin embargo. dado que s´lo la onda parcial = 0 e o est´ permitida debido a la conservaci´n simult´nea de paridad (Pη = −1 y el µ+ es la antipart´ a o a ıcula − del µ ) y de momento angular total. u a ıa tase linealmente con el n´ mero de atomos emitentes. z + ) .48) Si medimos S · z = Sz de uno de los electrones. el par de protones final est´ en el estado S0 . (9. Es de destacar que estas correlaciones z ˆ z ˆ persisten incluso si las part´ ıculas est´n muy separadas. De nuevo esta a correlaci´n se mantiene despu´s de la interacci´n y aunque los p se hayan separado enormemente o e o (distancias macrosc´picas). dado que se selecciona uno u otro de los estados |ˆ+.. La f´rmula (9. Oller e De este modo P viene dada por. o o LJ . (9.46) donde el factor 1/n! procede de la normalizaci´n de la funci´n bos´nica completamente sim´trica o o o e de los n fotones.49) donde el esp´ de la η es sη = 0 y el esp´ de los dos muones µ es s1 = s2 = 1/2. como sucede por ejemplo entre los dos a muones (µ) que resultan de la desintegraci´n de una part´ o ıcula η. donde = 0 y. η → µ + µ− .47) As´ mientras que seg´ n consideraciones cl´sicas se esperar´ que dicha probabilidad se incremenı. P = 1 |n(n − 1). son fermiones S = 0 para que la funci´n de onda total del sistema sea antisim´trica. una vez determinada la proyecci´n del esp´ de una de la part´ o ın ıculas sabemos con certeza que la proyecci´n del esp´ de la otra part´ o ın ıcula es la opuesta. los ın ın dos espines de los muones se correlacionan tambi´n con S = 0. para as´ tener J = sη = 0. empleando o e 2S+1 1 la notaci´n espectrosc´pica.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. z − o |ˆ−. a 9. Otro ejemplo de correlaci´n de ı o espines es la colisi´n de protones a baja energ´ pp → pp. ejemplo dos electrones. a partir de amplitudes de probabilidad.7.

50) |S = √ |ˆ+ . x+ .48) se expresa de forma e e an´loga : a 1 x ˆ x ˆ (9. B tambi´n mide Sz y de nuevo obtiene que el 50 % de las medidas corresponden a e tener la componente hacia arriba y el otro 50 % hacia abajo. no hay correlaci´n. A no hace ninguna medida. 2 B Figura 9.3: Dos observadores A y B observan dos part´ ıculas correlacionadas con esp´ total nulo.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. El observador A puede decidir c´mo orientar su aparato de medida cuando quiera. o 149 . en particular cuando las part´ o ıculas est´n muy separadas. tal que c2 (∆t)2 − (∆r)2 < 0. +→ −→ + − + − 50 % 50 % 50 % 50 % . A mide Sz . ın en el sistema del CM las dos part´ ıculas viajan con momentos opuestos. x− − |ˆ− . B mide Sx y observa 50 % de probabilidad de obtener arriba o abajo. o o − → + 50 % 3. Sin embargo. todo sucede como si 2 conociese cu´l es la componente de e a esp´ medida de la part´ ın ıcula 1. 2 A continuaci´n expresamos los resultados de las mediciones de B sobre el estado (9. El principio de localidad de Einstein y las desigualdades de Bell. o 2. B mide Sx . B mide Sx + → . 1 Part. Recordemos que A y B pueden encontrarse arbitrariamente lejos uno del otro. Los observadores no s´lo o miden Sz sino tambi´n Sx . Principio de localidad de Einstein: La situaci´n del sistema S2 es independiente de lo que le o ocurra al sistema S1 cuando est´n separados espacialmente. total correlaci´n (anticorrelaci´n). En t´rminos de autoestados de Sx el estado (9. A mide Sx . Oller e A Part. siendo e ∆t y ∆r la separaci´n en el tiempo y en el espacio de ambos sistemas.48) en funci´n o o de la medici´n realizada por A: o 1.50 % .

ın ˆ de ser z −. por tanto. as´ obtenemos la misma tabla de a ı correlaci´n 9. ˆ componente de esp´ seg´ n la direcci´n a hacia abajo. ˆ c−). Debe haber un ajuste perfecto para que el esp´ sea cero. as´ que la otra part´ ˆ ın ı ıcula ser´ (ˆ+. As´ si en A se mide que la tercera componente de esp´ es z +.51) Si P (ˆ+. en B debe ı. e Sin embargo. x+ y que. a Adem´s tenemos el siguiente tipo de desigualdades: a N3 + N4 ≤ (N2 + N4 ) + (N3 + N5 ) . sino que el resultado de la medida a est´ prefijado tanto si se mide Sx como si se mide Sz .1: Tabla de correlaci´n entre las medidas de esp´ de A y B. ˆ 8 es N1 / i=1 Ni . ˆ c+) a b+. Podemos pensar cl´sicamente que el sistema ha resultado de un filtro tal que a globalmente Sz = 0. hacia arriba seg´ n ˆ y hacia arriba tambi´n ın u o ˆ u b e respecto de c. las a a ıan as´ llamadas variables ocultas. De hecho. Supongamos que una de las part´ ıculas es (ˆ−. la probabilidad de tener la part´ o ıcula 1 en (ˆ+. En la columna de m´s a la izquierda se indica el n´ mero de sucesos a u medidos para cada caso. que se podr´ pensar que las dificultades inherentes con la naturaleza estad´ ıa ıstica de la mec´nica cu´ntica se podr´ superar introduciendo nuevas variables deterministas. Lo novedoso es que en B podemos decidir medir tambi´n Sx . Oller e Componente medida por A z z x x z z etc A Resultado + − + − + + etc Componente medida por B z z x x x x etc B Resultado − 100 % + 100 % − 100 % + 100 % − 50 % − 50 % etc Cuadro 9. ˆ es la probabilidad de que A mida + para S1 · a y el observador B mida tambi´n + a b+) ˆ e 150 . estando en acuerdo manifiesto con el principio de localidad de ı Einstein. x− . lo dicho hasta ahora sobre las correlaciones de esp´ para estados singletes no es ın tan extraordinario. Pero z ˆ z ˆ a cada part´ ıcula le estamos asignando valores fijos relacionados con observables no compatibles. Pero incluso en este caso ˆ e dir´ ıamos que tenemos part´ ıculas |ˆ+. estas variables ocultas parecen resultar superfluas.1 que a nivel cu´ntico. a la luz del comportamiento de los estados de o part´ ıculas id´nticas. tal y como discutimos en el segundo cap´ a ıtulo. tal y como se hace cl´sicamente. ˆ u a todas las posibles combinaciones de direcciones medidas de esp´ seg´ n los tres vectores unitarios ın u para las dos part´ ıculas. ˆ c+). Con esta notaci´n. Esta tabla puede ser o ın reproducida tanto a nivel cu´ntico como cl´sico. Ya hemos discutido en la secci´n 9. es decir tiene a b+. a a a De hecho.2 consideramos a a b−. o a Es por ello. el modelo cl´sico determinista conduce a predicciones distintas al caso cu´ntico a a ˆ y c. la otra tiene que ser |ˆ−. b ˆ a ˆ mutuamente ortogonales. que en general no son para situaciones m´s complicadas. y an´logamente para el resto de los casos. En la tabla 9. seg´ n el modelo cl´sico que estamos siguiendo. Tomemos 3 vectores unitarios a. (9. respet´ndose el principio de localidad de Einstein. Aunque. no se dice con esto que se pueda medir simult´neamente Sx y Sz .2 que.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.

ˆ c−) a b−.2: Estados posibles de esp´ para dos part´ ın ıculas y tres ejes de medici´n de la componente o de esp´ tal que el esp´ total sea nulo.48) o (9. Modelo cl´sico.52) ´sta es una desigualdad de Bell. ˆ c+) a b+. c+) = a ˆ i Ni N3 + N 7 P (ˆ+. ˆ c+) a b−. ˆ b+ (9. c+) + P (ˆ+. ˆ (ˆ−. b−. ˆ c+) a b+.4. Sea θab el angulo formado por ambos ´ vectores. ˆ a b+) = i Ni N2 + N 4 .50). ˆ c−) a b−. ˆ c−) a b+. ˆ (ˆ+. e θab θab θab θab Ry (θab )|ˆ+ = |ˆ = cos a b+ − i sin σy |ˆ+ = cos a |ˆ+ + sen |ˆ− .53) (9. ˆ (ˆ−. en B tendremos un estado con a− definido. que se sigue del principio de localidad de Einstein. ın ın a para S2 · ˆ se sigue. o an´logamente si a consideremos autoestados de la componente de esp´ en cualquier otra direcci´n. Apliquemos las ın o reglas de la mec´nica cu´ntica para calcular P (ˆ+. dado que es como si sac´ramos bolas de una urna que contiene a a dos bolas. ˆ a a a b+). N3 + N 4 . ˆ (ˆ+. Si sabemos una sabemos la otra. ˆ c+) a b−. ˆ c+) a b−.51) se sigue que: P (ˆ+. ˆ (ˆ−. ˆ c−) a b−. v´ase la figura 9. ˆ c+) a b+. Mec´nica cu´ntica y las desigualdades de Bell. ˆ (ˆ+.54) Si en A detectamos a+. ˆ (ˆ−. ˆ c b+) = . ˆ ≤ P (ˆ+. pero todo ha sido prefijado de antemano. una negra y otra blanca. ˆ c−) a b+. ˆ Cuadro 9. ˆ (ˆ+. luego la probabilidad de ˆ ˆ ˆ en B es tener un estado b+ | a − |ˆ |2 = sen2 θab /2 . ˆ . Oller e N´ mero u N1 N2 N3 N4 N5 N6 N7 N8 Part´ ıcula 1 ˆ c+) (ˆ+. a a En mec´nica cu´ntica no hablamos de part´ a a ıculas que tienen para Sz y Sx unos valores prefijados. ˆ a (ˆ+. ˆ c+) a b−. sino que el estado singlete viene caracterizado por un vector (9. i Ni teniendo en cuenta (9. Tomemos el eje x paralelo al vector a y el eje y paralelo a a × ˆ De este modo. ˆ (ˆ−. ˆ (ˆ+. ˆ c−) a b+.55) 151 . podemos ˆ ˆ ˆ ˆ b. ˆ (ˆ+. ˆ c−) a b+. Este principio e se conserva en el modelo cl´sico. a a 2 2 2 2 (9. ˆ Part´ ıcula 2 ˆ c−) (ˆ−. a b+) a ˆ c b+) (9.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. ˆ (ˆ−. b. ˆ a (ˆ−. P (ˆ+. escribir. b+. P (ˆ+.

(9. P (ˆ+. simplemente confirmando la MC. Despu´s ˆ ˆ e de cambiar A su decisi´n. o ıa o 152 .5 ≤ 2sen 2 π/8 = 0. existen configuramos de los vectores considerados para las que o las probabilidades dictadas por la MC no cumplen la desigualdad de Bell (9.56) Pero esto no ocurre si a. 2 2 2 Por ejemplo. Pero lo sabe porque cuando estaban juntos se comunicaron la informaci´n util. De todas formas. Se podr´ pensar en una comunicaci´n si A cambiase la orientaci´n de su detector o ´ ıa o o y en lugar de medir Sz midiese Sx . Entonces A midiendo sabe lo que obtiene B. ˆ π θab = 2θ . Esto se ha visto experimentalmente midiendo las correlaciones de espines entre los protones finales en la dispersi´n o de protones a bajas energ´ entre otros experimentos. mientras que las predicciones cu´nticas se han encontrado a a a dentro del margen de los errores experimentales. el asunto dista mucho de ser una trivialidad. Se cambiaba tan r´pidamente el a analizador en A que la decisi´n de A sobre qu´ medir no pod´ comunicarse a B con ninguna se˜ al o e ıa n que viajase con una velocidad menor que la de la luz. por m´s de 9 desviaciones est´ndar. si A y B pueden estar separados muchos a˜ os luz?. 0 < θ < . B seguir´ obteniendo lo mismo.53). Esto tambi´n se ha n e visto experimentalmente (experimento realizado por A.57) 2 Se tiene.58) sen2 θ ≤ sen2 + sen2 ≤ 2sen2 . θ θ θ (9. esto no se puede utilizar para transmitir ninguna informaci´n util entre dos puntos a velocidades supralum´ o ´ ınicas. no se ha transmitido informaci´n. Oller e a ||x b θ y z Figura 9. Es decir. 2 2 2 (9. Sin embargo. para θ = π/4. ˆ = sen2 θab /2. Aspect).292 y obviamente entramos en una contradicci´n. ˆ a ˆ ˆ por a y b. Y la desigualdad de Bell (9. ¿C´mo la part´ o ıcula 2 sabe de los resultados de 1. es decir. θac = θcb = θ .4: El eje x es paralelo al vector a.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tendr´ ıamos que 0. Primero B obtiene un 50 % de z + y otro 50 % de z −. La desigualdad de Bell se ha visto violada ıas.53) implicar´ a b+) ıa: sen2 θac θcb θab ≤ sen2 + sen2 . Supongamos que A y B se ponen de acuerdo para medir Sz . El eje y es paralelo a a × ˆ ˆ ˆ ˆ ˆ b. ˆ c est´n en el mismo plano y c bisecciona las dos direcciones definidas ˆ b.

Parte III Teor´ de Colisiones ıa 153 .

y estudiemos su evoluci´n libre. estudiadas e en los cap´ ıtulos anteriores. esto es. que tambi´n e han dado lugar al descubrimiento de los portadores de las interacciones d´biles y fuertes. que son e parte del modelo actual de las interacciones entre part´ ıculas elementales. como nuclear y subnuo clear. Supongamos un tren de ondas localizado en el espacio. 2m m (10. i 1 dxt = [xt . El Hamiltoniano libre es H = p 2 /2m y en la imagen de Heisenberg.3) . En estas dos ultimas partes del curso discutimos ´ la teor´ cu´ntica no relativista adecuada para estudiar este tipo de procesos f´ ıa a ısicos. S´lo al final de este punto supondremos que dicho o o tren de ondas sea gaussiano.2) (10.Cap´ ıtulo 10 Consideraciones fundamentales sobre estados de colisi´n y ligados o Los experimentos de colisiones de un proyectil sobre un blanco han jugado un papel primordial en el descubrimiento de la estructura de la materia tanto a nivel at´mico. H]e−iHt/ = eiHt/ [x. H] = eiHt/ [x. Acabaremos estudiando las poderosas restricciones que operan sobre las amplitudes de colisi´n como consecuencia de la o invarianza bajo las simetr´ espacio-temporales e intercambio de part´ ıas ıculas id´nticas. Movimiento libre de un tren de ondas Comencemos este tema con una revisi´n del caso m´s simple de un problema de teor´ de colio a ıa siones. dt m La soluci´n de la ecuaci´n diferencial anterior es simplemente: o o xt = p t+x . m 154 (10.1. 10. cuando el potencial interactuante es nulo.1) por tanto: dxt p = . desde el descubrimiento del n´ cleo hasta las evidencias m´s directas sobre la existencia de u a los quarks que forman los protones y neutrones. p 2 ]e−iHt/ dt 2m 1 iHt/ ip = e (i p + pi )e−iHt/ = .

Oller e La diferencia de xt respecto a su valor medio. por lo tanto.4) Tomamos el sistema de referencia para el cual x = p = 0. y en el sistema de referencia particular empleado. = m2 m (10. 2 m m (10. el t´rmino lineal en t y s´lo queda. o ∆pi |Gauss = λi ∆xi |Gauss . En cualquier sistema de referencia.10) En el tren de ondas gaussiano desaparece. (10. ∆pi ∆xi + ∆xi ∆pi = 0. dado que cumple en t = 0 la relaci´n de incertidumbre m´ o ınima (ver secci´n 2. 2 m m t p 2 t2 + x2 + px + xp . En cualquier otro sistema de referencia.6) Por tanto expresamos (10.4). m ∂x ∂x d3 x = (10. en virtud de (10.5) como: (∆xt )2 = p 2 t2 + x2 + 2t m2 d3 x x j(x . (10.9) con λ imaginario puro.8) Para el tren de ondas gaussiano. (10. pi xi + xi pi = λ∗ (∆xi )2 + λ(∆xi )2 = 0 . tenemos: (∆x)2 = (∆p)2 2 t t + (∆x)2 + ∆p∆x + ∆x∆p . viene dada por: ∆xt = xt − xt = p ∆p p t+x− t− x = t + ∆x .7) Recordemos que estamos en el sistema de referencia con x = p = 0.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.4). 0) . El t´rmino lineal lo podemos escribir o a e como: ∂ ∂ t ∗ Ψ (x . Por tanto. 2 m 155 (10. ∆xt = (∆xt )2 (∆xt )2 p t+x . m m m (10.5) Vemos que la dispersi´n aumenta cuadr´ticamente con t. donde ∆x t = xt y ∆p = p. λ∗ = −λ .12) . e o (∆xt )2 = (∆p)2 2 t + (∆x)2 . 0) . 0) −i x + x (−i ) Ψ(x 0) m ∂x ∂x −i t ∂ψ ∗ ∂Ψ d3 x − x Ψ + Ψ∗ x = 2t d3 x x j(x .11) (10. m p 2 t2 t = + x2 + (px + xp) .

(10. basta con considerar el contorno de integraci´n para x > 0 mostrado en la figura o 10. 0) = √ 2π siendo A(k) = ∞ −∞ dk eikx A(k) . Para ello.18) 156 . u ∆xt=0 ∼ 10−13 cm a 10−11 cm. No obstante. siendo protones y neutrones los constituyentes de los n´ cleos at´micos. con lo cual no hay o o o frentes de onda abruptos m´s all´ de los cuales la funci´n de onda se anula. Oller e Consideremos la contribuci´n del t´rmino cuadr´tico en t.13) Para el caso del tren de ondas gaussiano en lugar de la desigualdad anterior tenemos la igualdad. (k − k0 + iκ)n (10. o u o t t ∆p ∼ 6. s´ que se a a o ı pueden construir trenes de onda para los que. que es muy aproximadamente igual a la masa o del neutr´n mn . con mp la masa del prot´n. (10. Mediante el teorema de integraci´n de Cauchy es f´cil demostrar que Ψ(x.16) es: o 1 Ψ(x. N = 4 y si la tomamos inicialmente recluida en un n´ cleo. como se comprueba expl´ ıcitamente tras realizar la integraci´n de (10. (10. el tiempo necesario para obtener la unidad en la expresi´n anterior ser´ tan grande que la dispersi´n ser´ insignificante incluso a una escala o ıa o ıa astron´mica.1. o La evoluci´n temporal para t > 0 de (10.17). Si ponemos m = N mp . m ∆x N ( ∆x )2 (10. la probabilidad de encontrar la part´ ıcula m´s all´ del supuesto frente de ondas es despreciablemente peque˜ a. o u En la ecuaci´n de Schr¨dinger no aparece ninguna velocidad de propagaci´n. t ∼ 10−22 − 10−17 seg . Para una part´ o ıcula α.14) con t en segundos y ∆x en cm. tomemos el cociente: (∆xt )2 (∆x)2 = t m (∆p)2 (∆x)2 t . tenemos. En este l´ ımite. 0) = 0 para o a x > 0. m (∆x)2 (10.3 × 10−4 .17) dk ei(kx− k 2 t/2m) A(k) . tendr´ ıamos la unidad para.16) con A(k) dada en (10. que ciertamente dominar´ para tiempos o e a a suficientemente grandes. t) = √ 2π ∞ −∞ A .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. distancia que alberga much´ a ısimos n´ cleos ya que u ´stos poseen un tama˜ o t´ e n ıpico de unos ∼ 10−12 cm (del orden de 10−8 /10−12 ∼ 104 n´ cleos ) y u as´ a tales velocidades el proceso de ensanchamiento cu´ntico del tren de ondas es inoperante en ı a el proceso de una colisi´n individual con un n´ cleo. Si N ∼ 1023 . Si κ |k0 | tenemos un tren de ondas muy picado alrededor de k k0 . durante largos per´ ıodos de tiempo. a a n Tomemos el siguiente ejemplo en una dimensi´n: o 1 Ψ(x.15) Si la part´ ıcula se mueve con v = c/30 en una colisi´n part´ o ıcula α−n´ cleo. en 10 −17 segundos u −8 habr´ recorrido aproximadamente 10 cm.16) con κ > 0.

tal que si x > v0 t la funci´n de onda se anula.21) = Ψ(x − vt.19) Si despreciamos O(∆) = O(κ2 ). donde la energ´ va como ıa k. tal y como hemos o discutido en (10. 0)e 2 i k0 t/2m +e 2 i k0 t/2m 1 n! ∂ + k0 ∂x Ψ(x − vt. 2n (10.17). 0) . t) = √ ei 2π 2 k0 t/2m ∞ −∞ eik(x−v0 t) A(k)dk = ei 2 k0 t/2m Ψ(x − v0 t. dado que A(k) est´ muy picada alrededor de k0 esta aproximaci´n a o 2 es v´lida para tiempos tales que t a 2m/ κ ∼ /δE.20) y tenemos el frente de onda en x − v0 t = 0. En (10. (10. t) = √ ei 2π 2 k0 t/2m ∞ −∞ dke ik(x−v0 t) 1+ ∞ n=1 ∞ n=1 (k − k0 )2n n! − i t 2m n i t − 2m i n A(k) . 157 . tendr´ o ıamos: 1 Ψ(x. mientras que la serie es la responsable de la distorsi´n del tren de ondas y o de su ensanchamiento (10. tenemos: 1 Ψ(x. 0) .1: Contorno de integraci´n en (10. Oller e PSfrag replacements k0 − iκ ∞ Figura 10. tendr´ ıamos ik(x − ct) y el frente de ondas seguir´ siendo abrupto en x = ct).20). Haciendo un desarrollo en ∆ = (k − k0 ) en la expresi´n (10. El primer t´rmino da lugar a la propae gaci´n del tren de ondas con su frente de ondas intacto y localizado en v0 t.7).1) dado que aparece el cuadrado de k (en electromagnetismo. Consideremos los ıa siguientes desarrollos. 2 kx − k 2 t/2m = −k0 t/2m + kx − k0 (k − k0 ) t/m − ∆ t/2m 2 = k0 t/2m + k(x − k0 t/m) − ∆ t/2m .18) no podemos aplicar el teorema de Cauchy siguiendo el contorno de integraci´n de la o figura (10. Tambi´n se indica la posici´n del polo o e o en (10. (10. 2 k 2 = k0 + 2k0 (k − k0 ) + ∆ . El o resto de t´rminos descartados en el exponente dan lugar a la deformaci´n del tren de ondas con e o 2 el tiempo.16) para x > 0. ∆ = (k − k0 )2 . donde hemos empleado que keik(x−v0 t) = −i∂eik(x−v0 t) /∂x.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. recordemos que k = p.18).

seg´ n el signo del valor de la energ´ para el espectro del u ıa Hamiltoniano: a) El continuo. entonces k es imaginario puro con lo que k 2 < 0. En nuestro caso. a Consideremos la ecuaci´n de Schr¨dinger estacionaria para un sistema de dos cuerpos de masa o o reducida µ: ( 2 + k 2 )ψ(r) = U (r)ψ(r) . una selecci´n natural del origen de energ´ es E = 0. como los potenciales sufridos por los electrones en los o s´lidos. 158 (10.25) 2µ si E < 0. r→∞ l´ V (r) = 0 . dando lugar a funciones de a onda normalizables. Por ejemplo. Oller e 10. orbitas abiertas cl´sicas. Forma integral de la ecuaci´n de Schr¨dinger o o Junto con la ecuaci´n de Schr¨dinger se han de incorporar las condiciones de frontera adecuadas o o en la resoluci´n de un problema concreto. ( 2 + k 2 )Gk (r. La forma est´ndar de incorporar las condiciones de frontera en una ecuaci´n diferencial es a o convertirla en una ecuaci´n integral. consideremos la funci´n de Green de la ecuaci´n o o o de Helmholtz o de oscilaciones forzadas. Para ello. ´ a b) Los valores de E son discretos. emplearemos la normalizaci´n a δ(k − k ) . el autovalor de la energ´ ıa es. estas soluciones describen procesos de colisi´n y las soluciones no est´n o a localizadas alrededor de r = 0.23) donde hemos designado por U (r) = 2µ V (r)/ 2 . estas soluciones son estados ligados cuyas funciones de onda est´n localizadas alrededor de r = 0.2. en orden: a) Una onda plana φk que incide sobre el centro de dispersi´n y una onda saliente dispersao da de tipo esf´rico. E ≤ 0.22) Esto excluye sistemas peri´dicos infinitos. Debido a la condici´n anterior. o b) Soluciones que se cancelan suficientemente r´pido para r → ∞. U (r) → 0.24) siendo V (r) el potencial. (10. Supongamos que. 2 2 k E= . t´ ıpicamente a δ(k − k ) o δ(p − p ) = δ(k − k )/ 3 .26) . E ≥ 0. las orbitas cerradas de mec´nica a ´ a cl´sica. Analicemos dichas condiciones de contorno para los o problemas de colisiones y estados ligados. Distinguimos dos tipos de soluciones. dado o o o ıas que el potencial se anula en r → ∞. (10.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Por otra parte como para r → ∞. Estas soluciones se normalizan a deltas de e Dirac. Por ejemplo. ım (10. (10. Establezcamos las condiciones de contorno para los casos a) y b). r ) = δ(r − r ) . exp(ikr)/r para r → ∞.

r ) ≡ Gk (r − r ). ∂2 ∂2 ∂2 + 2 + 2 − |kx |2 − |ky |2 − |kz |2 φ = 0 . r ) = 1 (2π)3 eiq(r−r ) gk (q)d3 q . Analicemos primero esta ultima y expresemos Gk en t´rminos de su transformada de Fourier gk (q).27) Fij´monos que ψ(r) aparece en la expresi´n tanto a la derecha como a la izquierda del signo e o de la igualdad y corresponde por tanto a una ecuaci´n integral. (10. (10. r )U (r )ψ(r )d3 r . (10.28) tambi´n es soluci´n.23). Sin embargo. E < 0 ). y restringirnos al t´rmino integral (10.30) La soluci´n de dicha ecuaci´n diferencial se puede expresar como superposici´n lineal de las soluo o o ciones.32). φ = (e|k1 |x + αe−|k1 |x )(e|k2 |y + βe−|k2 |y )(e|k3 |z + γe−|k3 |z ) . Oller e Dado que no hay superficies donde se especifiquen las condiciones de frontera. (10. tenemos como soluci´n de (10. e e Veamos que las condiciones de contorno se cumplen con las adecuadas φ y Gk para a). Para ello.28) la podemos escribir o de forma expl´ ıcita como.31) que para r → ∞ divergen exponencialmente y no son normalizables ni a 1 ni a deltas de Dirac. o o ( 2 + k 2 )Gk = 1 (2π)3 eiq(r−r ) (−q 2 + k 2 )gk (q) d3 q = 1 (2π)3 eiq(r−r ) d3 q . o ψ(r) = Gk (r. si φ satisface la ecuaci´n homog´nea.33) por lo tanto: (k 2 − q 2 )gk (q) = 1 . extenderemos la integral a k complejos y al final tomaremos el 159 . ya que por invarianza bajo traslaciones espaciales. sino que estamos considerando todo R3 . φ.27) con k → ik. ∂x2 ∂y ∂z (10. (10. ´ e Gk (r. Gk (r. r )U (r )ψ(r )d3 r . ya que para este caso la ecuaci´n diferencial (10. satisfecha por Gk . dado que estamos o considerando un dominio infinito.34) Hay que discutir el tratamiento de la singularidad para k 2 = q 2 .26). eso s´lo es v´lido para k real y no para k imaginario puro e o o a (estado ligado.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.32) Donde hemos hecho uso de que Gk s´lo puede depender de la diferencia entre los vectores r y o r . tenemos. As´ pues. cuando consideremos estados ligados hemos de quitar la soluci´n de la ecuaci´n ı o o homog´nea. (10. Introduciendo la expresi´n anterior en la ecuaci´n diferencial (10. o e ( entonces ψ(r) = φ(r) + Gk (r. (10. puesto que integramos sobre todo q 2 de 0 a ∞ en (10. Sin embargo.29) 2 + k 2 )φ = 0 .

Gk (r) = 1 1 −k ikr −k ikr 2πi e + e 2 ir 8π 2k 2k 1 ikr = − e . 4πr eiqr − e−iqr . e o a) Imk > 0. Resulta. En este caso la posici´n de los polos simples de (10.37) donde.36) (10. como debe ser debido a invarianza bajo rotaciones.36) se indica en la figura de o la derecha de 10. en el argumento de Gk . correspondientes de hecho a distintas condiciones de contorno.36).2 junto con los contornos de integraci´n empleados para cada una de las o exponenciales presentes en el numerador de (10. Oller e Plano q Plano q e iqr q=−k q=k e iqr q=k e −iqr q=−k e−iqr Figura 10. se ha expresado expl´ ıcitamente que ´sta s´lo depende del e o m´dulo de r. Gk (r) = 1 1 8π 2 ir 1 eiqr d3 q = 3 (k − q)(k + q) (2π) (2π)2 ∞ ∞ 0 1 (2π)2 q 2 dq 0 0 −∞ −i (2π)2 r 1 e (k − q)(k + q) iqr e −e .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.32) con gk dada en (10. Las Gk resultantes son distintas seg´ n que la parte imaginaria de k tienda a u ± cero por arriba o por abajo (0 ). (k − q)(k + q) iqr −iqr iqr cos θ eiqr cos θ q dq d cos θ (k − q)(k + q) −1 2 1 1 = −1 1 −i (2π)2 r ∞ qdq 0 eiqr − e−iqr (k − q)(k + q) (10.35) qdq ∞ −∞ dq q Para realizar la integral anterior empleamos el m´todo de integraci´n por residuos. l´ ımite de Imk → 0± .2: Posici´n de los polos y contornos de integraci´n empleados para integrar (10. La o o figura de la izquierda corresponde a Imk < 0 y la de la derecha a Imk > 0.36).34): o Gk (r) = = = Por lo tanto. (k − q)(k + q) (10. o 160 . Tomemos pues Imk = 0 y procedamos a la integraci´n de (10.

ım Gk (r. u ikr + mientras que e /r (Imk → 0 ) corresponde a ondas dispersadas salientes cuando la introducimos en la ecuaci´n integral (10. Oller e b) Imk < 0. 4π |r − r | (10. 2 4π r (10.40) satisface la ecuaci´n diferencial (10.2.41) que corresponde a una onda estacionaria. As´ mismo para r → ∞.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. √ k|r − r | = k r 2 + r 2 1 eik|r−r | . Vamos a demostrar que la funci´n de Green que est´ de o a acuerdo con las condiciones de contorno a) para el espectro continuo es l´ →0+ Gk+i . Gk (r) = 1 1 k −ikr −k −ikr 2πi e + e 2 ir 8π 2k −2k 1 −ikr e .26). como veremos a continuaci´n.29). = − 4πr (10.39) 4π r para Imk positiva o negativa. r ) = Gk (|r − r |) = − Para ello. 2 + O((r /r)2 ) |r − r | r 1 − r r /r r 161 (10. dado que es distinta seg´ n Imk → 0 por arriba o por abajo.43) − 2r r = kr 1+ kr 2 rr + O( ) = kr − k r + O(r −1 ) . ım →0 As´ pues.29).42) 1 4π d3 r eik|r−r | U (r )ψk (r ) .44) (10. = kr − k r r donde k = kˆ. (10. Por lo tanto. e−ikr /r (Imk → 0− ) da lugar a ondas o o entrantes. Gk presenta una discontinuidad para k > 0 e Imk = 0. r ı 1 1 1 1 = = + O(r /r 2 ) . Se procede an´logamente al caso anterior empleando la figura de la izquierda de a 10. analicemos la resultante ψ(r) de (10. respectivamente. c1 + c2 = 1 . En este caso el resultado es. En particular: o l´ + ım →0 1 1 cos kr (Gk+i + Gk−i ) = − .45) . De hecho cualquier combinaci´n: o Gk (r) = − l´ + (c1 Gk+i + c2 Gk−i ) . ψk (r) = φk (r) − cuando r → ∞. Por una parte.38) 1 e±ikr . |r − r | r 2 rr rr − 2 2 = kr 1 − 2 + O(r −2 ) r2 r r (10. En este l´ ımite. ı (10.

La notaci´n habitual es escribir la expresi´n anterior o ´ o o como: 3/2 1 eikr f (k . Con este convenio la o funci´n de Green (10. Se trata de una colisi´n el´stica.49) es la energ´ de ligadura.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. r→∞. tenemos. E = − 2µ (10. Por el contrario.50) .43). hemos de eliminar de dicha expresi´n la onda plana incidente. U ψk ) = − 2 (φk . Oller e Introduciendo los desarrollos (10.44) y (10.6.47) ψk (r) = eikr + 2π r La funci´n f (k . φk (r). se produce una onda esf´rica saliente modulada a e por una funci´n dependiente de angulo. y hacer el cambio k = iα. ψE (r) = C e−αr .39). V ψk ) d3 r 4π 2 µ 2 ≡ − φk |V |ψk . k) . Aplicamos (10. Para ello. por ejemplo imaginemos un centro o e dispersor o blanco con estructura interna. k) se le llama amplitud de colisi´n y comparando con (10.3. ıa o o a Estados ligados. El resultado que se obtiene es: ψE (r) = − e−α|r−r | 1 d3 r U (r )ψE (r ) . en la o o a a secci´n 12. adem´s de la onda plana incidente. ψk (r) = φk (r) − eikr 4πr d3 r e−ik r U (r )ψk (r ) .45) en (10. Se habla entonces de colisi´n inel´stica.43). se sigue que |k | = |k|.46) se deduce que: o o f (k .43). r → ∞ . ver figura 10. r → ∞ . calculada ıa o para Imk < 0. ıa dispersada en la direcci´n k . 4π |r − r | α2 2 . α > 0.46) Por lo tanto. de forma que ´ste pueda quedar excitado a un estado e de energ´ superior como consecuencia de la colisi´n.46) en el caso de ıa espectros continuos. M´s adelante. si o se hubiese tomado α < 0. o Por la propia definici´n de k . Los mismos desarrollos empleados para llegar a (10. como discutimos anteriormente. (10. (10.48) Donde |φk corresponde a una part´ ıcula libre incidente de vector de propagaci´n k .42) decrece exponencialmente para r → 0 como e−α r /r. consideraremos tambi´n el caso en que |k | < |k|. se habr´ de utilizar la funci´n de Green retardada en (10. (10. F´ o ısicamente esta igualdad corresponde a la conservaci´n de energ´ La energ´ inicial de la onda φk es la misma que la de la onda o ıa. k) = −2π 2 e−ik r U (r )ψk (r ) (2π)3/2 4π 2 µ = −2π 2 (φk . y |ψk a la o soluci´n (10. implican ahora que. r 162 (10.

En el caso de dispersi´n E > 0. Oller e θ r=0 Figura 10. n como se requiere para un estado ligado. Dado un ıa proceso de colisi´n la secci´n eficaz diferencial se define como: o o dσ dNdisp /dΩ = .53) ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢£¢¤ £££££££££££££££££££¢ ¡ ¡ k d cos θ dσ .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. De la definici´n (10. el sistema (10. dando lugar a una funci´n de onda de cuadrado integrable o que se normaliza a la unidad.43) es no homog´neo y o e no hay condici´n de cuantificaci´n. se sigue que el n´ mero de part´ o u ıculas dispersadas en el elemento de angulo solido dΩ viene dado por. se requiere una condici´n de cuantificaci´n.4. (10.51) donde dNdisp es el n´ mero de part´ u ıculas dispersadas en el cono de angulo s´lido dΩ = senθdθdφ.3: Una onda plana incidente en la direcci´n k es dispersada por un blanco localizado o alrededor de r 0. u o esto es. dΩ dNinc /dA (10. Secci´n eficaz o La secci´n eficaz diferencial de un proceso de colisi´n es un concepto de directa aplicaci´n o o o experimental y constituye el punto de contacto entre teor´ de colisiones y experimento. a distancias mucho mayores que el rango de la interacci´n entre los sistemas y que el o tama˜ o de los mismos. y dNinc es el n´ mero de part´ u ıculas incidentes que atraviesan el elemento de area ´ dA perpendicular a k. como el sistema es hoo mog´neo. dΩ ¥¦ £¥   §¨ £§ k’ (10. que el determinante de la matriz e o o correspondiente sea cero. ´ o ver figura 10.51). o o 10. La secci´n eficaz total se define como: o 2π +1 σ= 0 dφ −1 se llama total puesto que se integra sobre todas direcciones. La ecuaci´n integral (10.49) es homog´nea y se podr´ sustituir por un sistema de ecuaciones o e ıa lineales (discretizando la integraci´n de r como suma sobre una red) y. ´ dNdisp = dNinc dA 163 dσ dΩ dΩ .3.52) . Las part´ ıculas dispersadas seg´ n la direcci´n k son observadas en r → ∞. es decir.

obtenemos el n´ mero total o o u de part´ ıculas dispersadas en todas las direcciones. de angulo s´lido. dΩ (10. El ojo colocado a o o la derecha indica un detector gen´rico que cuenta el n´ mero de part´ e u ıculas dispersadas contenidas en el elemento de angulo s´lido dΩ. Oller e k’ dΩ θ ¡ k dA r=0 Figura 10.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. e por tanto. Fij´monos que. n Se habla de ∆Ω y no de dΩ dado que experimentalmente se toman elementos finitos. Φ inc . part´ ıculas por la secci´n eficaz diferencial. es justamente d2 Ninc Φinc = .54) = dt dt dA dΩ El significado de esta relaci´n se clarifica si recordamos que el flujo de part´ o ıculas incidentes. (10. y si lo multiplicamos por la secci´n eficaz total. dNdisp = Φinc · dt dσ dΩ = Φinc · σ . obtenemos el n´ mero de part´ o u ıculas que se dispersan en una cierta direcci´n. (10.55) dt dA con lo que nos queda que el n´ mero de part´ u ıculas dispersadas por unidad de angulo s´lido y tiempo ´ o en la direcci´n (θ. φ) es: o dσ d2 Ndisp = Φinc · . en un cierto ele#1 mento de angulo s´lido ∆Ω durante un intervalo de tiempo T mucho mayor que cualquier ritmo ´ o caracter´ ıstico de los sistemas y sus interacciones.4: Elementos en la definici´n de la secci´n eficaz diferencial (10. n ´ o #1  ¡   164 .57) que es igual al n´ mero total de part´ u ıculas dispersadas por unidad de tiempo. Experimentalmente se cuenta el n´ mero de part´ u ıculas dispersadas.φ) dΩ Si integramos sobre todas las direcciones. ∆Ndisp . la secci´n eficaz constituye el area activa de interacci´n. dσ d2 Ninc dNdisp dΩ .56) dΩdt (θ. ´ o De este resultado podemos obtener tambi´n el n´ mero de part´ e u ıculas dispersadas por unidad de tiempo. por ejemplo T puede ser incluso meses o a˜ os.51). As´ al multiplicar el flujo de o ´ o ı. aunque suficientemente peque˜os. (10.

Para la onda plana incidente jinc = vk /(2π)3 con vk = k/µ. t) tiene direcci´n paralela al area del elemento de esfera contenido en el e o ´ elemento de angulo s´lido dΩ. (10.61) Para r → ∞ la corriente de probabilidad de la soluci´n dispersada (10. k) CM 2 .63) en la definici´n (10. k)|2 vk r + O( 3 ) . t). Por tanto. aunque su valor depende del sistema de referencia utilizado.61) y (10. (2π)3 (10. Fij´monos que la definici´n o e o de secci´n eficaz diferencial (10.51) se aplica a cualquier sistema de referencia y simplemente se o basa en un proceso de contaje de part´ ıculas. ∆Ω Φinc ∆Ω T (10. la interpretaci´n de Born de la funci´n de onda. ∂t (10. k)|2 vk r ˆ (2π)3 r 2 = dΩ vk |f (k . Por el contrario.47) corresponde a: o jdisp (r.59) ∂ρ(r. vamos a expresar la secci´n eficaz diferencial en t´rminos de nuestra descripo o e ci´n del proceso de colisi´n. t) = ϕ∗ ϕ − ϕ ϕ∗ . Se hace entonces uso de (10.60) con ρ(r. 2mi cumpli´ndose la ecuaci´n de continuidad.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tal que o o o o su cuadrado corresponde con la distribuci´n de probabilidad de presencia de la part´ o ıcula. por lo tanto. k)|2 T . t)ϕ(r.56) para obtener la secci´n eficaz diferencial.63) Sustituyendo (10. t) =0. (10. tiene un valor independiente del sistema de referencia. dado que cuenta el n´ mero total de part´ o u ıculas dispersadas. ˆ 3 r2 (2π) r (10. t) = ϕ∗ (r. dNinc = |vk | dA (2π)3 T dt = 0 |vk | dA T . Para ello. e o j+ j(x.64) En la expresi´n anterior se ha incluido el sub´ o ındice CM puesto que recordemos que el proceso de colisi´n lo estamos describiendo en el sistema de referencia del CM.62) Fij´monos que jdisp (r. 165 . la secci´n eficaz total. o 1 ∆Ndisp ∆σ = . t) = 1 |f (k . que queda establecido dadas las caracter´ e ısticas del experimento. Oller e Tambi´n se conoce el flujo incidente Φinc .51) tenemos que: o dσ dΩ = f (k . juega un papel fundamental.58) A continuaci´n. (2π)3 (10. ´ o T dNdisp = dΩr 2 r ˆ 0 dt |f (k . Asociada a la conservaci´n de probabilidad existe una corriente de o probabilidad.

p 1 p1 = p2 cos θ = 1 M M 1 m2 |p 1 × p1 | = p2 senθ = q q1 senΘ . aquellos en el sistema de referencia del CM. tanto a nivel te´rico como experimental. de acuerdo a (10. Vemos que V es paralela a q1 y por tanto al eje z. V = q1 /M . el angulo acimutal φ no cambia en la ´ transformaci´n de un sistema de referencia al otro. La relaci´n (10. As´ pues. lo unico que cambia es el elemento diferencial de angulo s´lido en ambos o ´ ´ o sistemas de referencia. Oller e Otro sistema de referencia que se suele emplear. e dσ dΩ = lab dσ dΩ CM · dΩCM dΩCM = |f (k . con V la velocidad del centro de masas. si denominamos por p 1 y p 2 los momentos finales en a a ı CM y por q 1 y q 2 los momentos finales en laboratorio.69) cos θ + m1 /m2 de donde se deduce que.68) 1 M 1 siendo Θ el angulo entre las direcciones inicial y dispersada en el sistema de laboratorio. p2 . e 166 . p 2 = q 2 − m2 V . (10. La relaci´n es simplemente o o geom´trica. (10. ´stos est´n relacionados con aquellos por: e a p 1 = q 1 − m1 V . podemos calcular la secci´n eficaz diferencial en el sistema de referencia de labo oratorio una vez determinada la amplitud de colisi´n f en el CM. p2 = −m2 V .51). constituido por las part´ ıculas incidentes. dΩlab dΩlab (10. Entre ambos conjuntos de momentos lineales existe la relaci´n. En este sistema de referencia el blanco se encuentra en reposo mientras que el proyectil. k)|2 . es o el sistema de referencia de laboratorio.67) (10. Puesto que p1 + p2 = 0 se concluye que. (10. Sean q1 . Por lo tanto. (10. senθ tanΘ = . de (10. En el sistema de laboratorio tomamos el eje z en la misma direcci´n y sentido que la velocidad o inicial del proyectil.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o p 1 = q 1 − m1 V . De estas ´ expresiones deducimos.70) dΩCM d cos θ puesto que al ser V dada en (10. los momentos lineales iniciales de las part´ ıculas en el sistema de laboratorio y sean p1 . d cos Θ dΩlab = . tiene velocidad no nula. (10. dado que el n´ mero de part´ u ıculas dispersadas en un cierto lugar geom´trico es independiente del sistema de referencia.66) paralela al eje z.65) Por lo tanto.70) es suficiente para establecer o o la relaci´n a su vez entre las secciones eficaces diferenciales de CM y laboratorio. Como es bien sabido. en un sistema cerrado el CM se mueve de acuerdo a un movimiento libre tanto cl´sica como cu´nticamente. q2 = 0.71) De este modo.66) con M = m1 + m2 la masa total del sistema.67) obtenemos las nuevas relaciones: m1 2 m2 q1 q1 cos Θ − q .70).65) y (10. puesto que de o la definici´n (10.

Puesto que: eikr(x−1) ikr 1 1− 1 (δθ)2 2 1 − eikr(δθ) = ikr 2 /2 . Su origen radica en los efectos de interferencia en la direcci´n o hacia adelante.inc y jr. o a o Hasta entonces. en el l´ e ˆ a ımite r → ∞ podemos utilizar (10. jr. al integrar jr.43) sea despreciable en dicha a o regi´n. µ r r r r2 −3 −ikr cos θ Podemos distinguir de la expresi´n anterior varias contribuciones r → ∞. Oller e 10.3. Sin embargo.int depende dram´ticamente de cos θ puesto que a r → ∞.disp = (2π)−3 2 |f |2 + O( 3 ) . o Calculemos la corriente de probabilidad j(r. k) f (k . Es por ello que. Para jr. o 1 r dΩjr. k) es una funci´n angular suave.disp . Por el contrario.74) donde cc se refiere al complejo conjugado. k) (10. de las corrientes de probabilidad asociadas a la parte dispersada e incidente de ψk (r) (10.int = (2π) r r (10. Experimentalmente. s´lo la regi´n alrededor de θ = 0 ´ o o o dar´ contribuci´n. rr 2 dΩ. k).75) Hemos de tener en cuenta que estamos ante un doble l´ ımite. Posterio ormente. la situaci´n que se tiene es que primero se toma el l´ o ımite r → ∞ y 167 .47) para determinar j · r = jr .disp son funciones suaves del angulo de dispersi´n θ. ˆ jr eikr e−ikr ∗ ∂ ikr cos θ e + (2π) Im e + f (k . Para potenciales de corto alcance. t) de la soluci´n ψk (r) y consideremos s´lo su o o componente radial. incluida en el elemento de angulo s´lido a o o ´ o δΩ = 2πδθ. la corriente de interferencia jr. con R finito. 1 vk jr.4. dado que involucra la amplitud de colisi´n.73) Por una parte. (10. θ = 0. (10. en la secci´n 12.inc es evi´ o dente. potenciales de corto alcance ser´n aquellos que por encima de una cierta distancia a radial se anulan suficientemente r´pido tal que su contribuci´n a (10. f (k .43) para que se satisfaga el teorema de conservaci´n de la probabilidad de presencia.80). esto es siempre cierto.int δΩ 2 (2π) vk rIm i f (θ = 0) 1−(δθ)2 /2 −2 ∗ dx eikr(x−1) − cc . el potencial de Coulomb es un ejemplo t´ ıpico de potenciales que no son de corto alcance. Ejemplo t´ o ıpico es un potencial que se anula para r > R. o jr.int sobre angulo s´lido. entonces. Peierl y Placzek. mientras que para jr.inc = (2π)−3 vk cos θ . Adem´s. se dar´ una definici´n precisa de potencial de corto alcance en (12. jr. y supongamos que f (k . Estudiemos entonces la regi´n θ 0.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.72) = µ r ∂r r |f |2 eikr(1−cos θ) eikr(cos θ−1) ∗ eikr(1−cos θ) = (2π)−3 Im ik cos θ + ik 2 + ik f + ik cos θ f − f . esta afirmaci´n o o depende del tipo de interacci´n. dado que es la que contribuye para calcular el flujo de part´ ıculas que atraviesan un elemento de superficie esf´rico. Teorema optico ´ Se debe a Bohr. r r 1 ikr(1−cos θ) −3 vk Im ie f + i cos θeikr(cos θ−1) f ∗ + O( 2 ) . por un lado r → ∞ y por otro δθ → 0.

76). resulta el teorema optico. ´ σ= 4π Imf (θ = 0) . debido a la sombra a del blanco.78) jdisp ds = (2π)−3 vk S S jint ds = −(2π)−3 vk 4π Imf (θ = 0) . entonces por conservaci´n de probabilidad de presencia.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. dΩ dσ = (2π)−3 vk σ . k Al sumar las tres contribuciones e igualar a cero el resultado total. con lo que suponemos que kr(δθ)2 1. r → ∞ . es negativo puesto o que en virtud de (10. y representa un flujo hacia atr´s. (10. De este modo tenemos finalmente.76) Sea S la esfera de radio r. En este caso. con r → ∞.76). Imf (θ = 0) ≥ 0. k (10.int δΩ (2π)−2 vk rIm f ∗ (θ = 0) − cc kr = −(2π)−3 vk 4π Imf (θ = 0) .inc = 0 . tenemos: jinc ds = r 2 S dΩjr. dΩ (10. el exponente de la exponencial oscila enormemente con lo que se promedia a cero dentro de cualquier integral sobre k (pensemos en un tren de ondas).79) Es ´sta una relaci´n muy importante que liga la secci´n eficaz total con la dispersi´n hacia adelante e o o o en un proceso de colisi´n. dado en (10.73) y (10. r 2 dΩjr.79). 168 . El flujo debido a la interferencia. k (10. o d3 r S j = r2 dΩjr = 0 .77) Teniendo en cuenta (10. Oller e finalmente se hace δθ → 0.

potencial central. fB (k .Cap´ ıtulo 11 M´todos aproximados e En este tema vamos a desarrollar m´todos aproximados de soluci´n de (10.2) con q = (k − k ). Obtenemos as´ la llamada amplitud de Born. ı fB (k . Primero. k) s´lo depende o o de q para un potencial central. bajo ciertas e o condiciones. la transferencia de momento.43) que. Supongamos que V (r) ≡ V (r). 2π 2 (11. estableceremos el proceso de mejorar orden a orden la ı aproximaci´n en los correspondientes desarrollos. o f (k . k (11. o a 11. k). y V (q) la transformada de Fourier del potencial V. (2π)3/2 Si el potencial lo podemos considerar como d´bil (aspecto ´ste que especificaremos con detalle e e m´s adelante). fB (k .1) e ik r .48) la amplitud de colisi´n f viene dada por. k) = − µ 2π 2 d3 r ei(k−k )r V (r) = − µ V (q) . 2π 2 (11. k) = − φk (r) = d3 r φ∗ (r)V (r)ψk (r) . Dos aspectos hay que destacar de la expresi´n anterior para fB . podemos pensar que una buena aproximaci´n ser´ sustituir ψk (r) ≈ φk (r) en la a o ıa integral. Concretamente veremos la aproximaci´n de Born o o y la aproximaci´n eikonal o semicl´sica. Por invarianza bajo rotaciones s´lo se podr´ esperar que f B fuese o ıa 169 . As´ mismo. fB (k . k) = − µ 2 1 d cos θ −1 ∞ 0 0 ∞ r 2 drV (r)eiqr cos θ = − 2µ 2q ∞ 0 rdrV (r)senqr = − µ V (q) . son aplicables.3) 4π V (q) = q rdrV (r)senqr . La aproximaci´n de Born o 4π 2 µ 2 De (10. y calculemos para este importante caso f B .1.

51) y la interpretaci´n que hemos o o dado a rengl´n seguido (10. Esto se o a muestra en la figura 11. Haciendo este cambio en (11. hacia adelante.4) tomamos el l´ ımite α → 0. Segundo. (11. es dσB = dΩ 2µV0 2 α3 2 α2 θ 4k 2 sen2 2 + α2 2 .3) se sigue por tanto que para el potencial de Yukawa. Se ha de recalcar que secciones eficaces muy picada hacia adelante donde tiene un polo.5) Por lo tanto. ambos se relacionan de modo que fB s´lo depende o o de q.4) dreiqr e−αr = (11.6) ∞ 0 e−αr . Oller e una funci´n de k y de cos θ. Esta 2 2 secci´n eficaz es isotr´pica cuando α o o k . Calculemos fB para el potencial de Yukawa. la secci´n eficaz correspondiente a esta aproximaci´n. 2 dσB 1 (Z1 Z2 e2 µ)2 (2µZ1 Z2 e2 )2 1 = . tambi´n llamada secci´n eficaz o o e o de Born. θ4 infinitas son absolutamente posibles a partir de su definici´n (10.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. sin embargo. el potencial de Yukawa se convierte en el de Coulomb correspondiente a la interacci´n entre dos cargas Z 1 e y o Z2 e. una propiedad caracter´ ıstica de fB . esto es. Notemos que para r 1/α la exponencial decae muy r´pidamente y estamos ante un potencial de corto alcance dado por 1/α. tal que V0 /α = Z1 Z2 e2 /4π 0 . Cuando en (11. (11. la secci´n de colisi´n activa es infinita y por tanto el n´ mero de o o u 170 . por lo tanto. a cuando k 2 α2 .8) = θ θ dΩ (4π 0 2 )2 16k 4 sen4 2 4π 0 4p4 sen4 2 con p = k. V (r) = V0 Entonces. Esto es. el momento relativo. 2 α3 q 2 + α2 (11.7). resulta claro que la desigualdad anterior se refiere a que dicha longitud de onda debe ser mucho mayor que el rango del potencial. la secci´n eficaz est´ muy picada hacia θ = 0. Esta importante propiedad la entenderemos en toda su generalidad cuando en la secci´n 12. obtenemos la secci´n eficaz de Born para el potencial de o Coulomb. y no gen´rica de los potenciales e centrales. La expresi´n anterior corresponde a una secci´n eficaz diferencial o o 1 . αr (11. 4πV0 ∞ 4πV0 eiqr − e−iqr V (q) = = Im dr e−αr qα 0 2i αq 4πV0 α2 = . fB es real.1 para un valor arbitrario de α.56).2. Simplemente hace referencia a que para un flujo incidente dado o Φinc que llena todo el espacio.3 introduzcamos la relaci´n de unitariedad satisfecha por las amplitudes o o de colisi´n. o Ejemplo. si pensamos en t´rminos de la longitud de onda de de e Broglie 1/k.7) En esta ultima expresi´n hemos expresado expl´ ´ o ıcitamente q 2 = |k − k |2 = 4k 2 sen2 θ/2 . 1/α. fB (q) = − 2µV0 α2 . α3 q 2 + α2 De (11. Por el contrario.

De ah´ que hablemos de condiciones necesarias. Se aprecia el distinto comportamiento seg´ n el valor o u de k. puesto que para potenciales de corto alcance ´ste es un punto seguro dentro de su rango. o ı Para un pozo cuadrado caracterizado por una profundidad V0 y rango a. pero al n final no se puede aplicar la aproximaci´n de Born. tanto en el caso cl´sico como en el cu´ntico.5 3 Figura 11. para k = 0. por lo tanto. e C(k) = φk (0) − ψk (0) (2π)3/2 φk (0) 4π ∞ 1 = dr eikr senkr U (r) . estableceremos por qu´ no es obvio e que (11.1: Secci´n eficaz diferencial de Born para un potencial de Yukawa en funci´n del angulo o o ´ de dispersi´n. puede ocurrir que el rango o o e del potencial sea grande comparado con la longitud de onda incidente y que se vayan acumulando peque˜ os cambios a lo largo del camino seguido por la part´ n ıcula.8 α k = 5α 0.5 1 1.9) Intuitivamente. La expresi´n anterior es la f´rmula de Rutherford que proporo o ciona correctamente la secci´n eficaz diferencial. su movimiento se debe distorsionar ıa menos. |C(0)| = ∞ dr rU (r) 1.4 0. en general. No obstante. La aproximaci´n de Born s´lo o o n puede ser buena si en la regi´n de interacci´n la diferencia |ψk − φk | es peque˜ a. Sigamos cono o siderando potenciales centrales y evaluemos esta cantidad en r = 0. Cuando a continuaci´n determinemos o condiciones necesarias de aplicabilidad de la serie de Born. la restricci´n m´s fuerte de imponer que |C(k)| o a 1. debe ocurrir. de forma que finalmente se tenga un cambio apreciable en la fase de la amplitud.8 0.2α dσB (θ)/dσB (0) 0. normalizada a 1 para θ = 0. En este caso. o o Condici´n necesaria para la validez de la aproximaci´n de Born.6 0.10) 0 Esta condici´n s´lo hace hincapi´ en un punto. part´ ıculas dispersadas es infinito. (11. |C(k)| puede ser peque˜ o. r = 0. cuanto mayor sea la energ´ del proyectil. o a a cuando el potencial de Coulomb se resuelve exactamente. k 0 d3 r 1 eikr U (r)φk (r) = r 4π d3 r eikr U (r)eikr r (11.5 θ 2 2.2 PSfrag replacements k = 0.8) constituya de hecho un buen resultado. Oller e 1 k = 0.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tal que V (r) = 0 para 171 .

tendr´ una a energ´ cin´tica m´ ıa e ınima. (11. o α en (11. Tomando el l´ ımite α → 0 en (11. tenemos: C(k) 2µV0 k 1 + i + O(k 2 ) 2 α2 α . #1 Para bajas energ´ haciendo la aproximaci´n k ıas.13).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.14) As´ pues para k → ∞. excepto en la zona del origen donde sabemos que ψk − φk → 0. C(k) → 0 y la aproximaci´n de Born es muy precisa en este l´ ı o ımite. la expresi´n anterior viene dominada por: o C(k) 2k µV0 π + 2i ln 2 αk 2 α . por tanto. Si el potencial fuese repulsivo. |V0 | o /µa2 . con la sustituci´n V0 /α = Z1 Z2 e2 /4π 0 .13).11) Esta desigualdad tiene una clara interpretaci´n f´ o ısica.4). Teniendo en cuenta la expresi´n para el potencial de o Yukawa (11. o ıa Fij´monos que |C(0)| puede violar la condici´n de ser mucho menor que uno y todav´ |C(k)| e o ıa 1. con s > 2. o Esto no es as´ dado que la integral (11.15) La aproximaci´n de Born no siempre se puede calcular. podr´ ser que al sumar las peque˜as perturbaciones producidas en una longitud de ıa n de Broglie a lo largo de todo el camino de la part´ ıcula finalmente no se pudiese aplicar la aproximaci´n de Born. Imaginemos un estado ligado y lo suponemos localizado dentro del pozo cuadrado con radio a. para momentos suficientemente grandes. El principio a a de incertidumbre Heisenberg implica que su momento es al menos /a y. n ıa que ser´ atractivo.10) es o 2µ 2 0 a rV0 dr = µV0 a2 2 1. tal y como dicta la mec´nica cl´sica. Oller e r > a y V (r) = V0 para r < a. que |V0 | T y no puede existir un estado ligado localizado en el tama˜ o del pozo. y por tanto demasiado d´bil para producir estados ligados. la condici´n (11. tenemos C(k) o para el potencial de Coulomb.16) Se podr´ pensar que cuando k → ∞ el n´mero de longitudes de de Broglie contenidas en la zona de interacci´n ıa u o tiende a infinito y. (11. con ello. 172 . ıa e La funci´n de energ´ |C(k)| se puede calcular para el potencial de Yukawa de forma exacta. (11. C(k) = #1 µ Z1 Z2 e 2 1 2 4π 0 k 2k π + i l´ ln 2 ım α→0 2 α . Hay potenciales demasiado singulares o para tener transformadas de Fourier y no se puede aplicar la aproximaci´n de Born.11) implica que. (11. o sea. entonces se tomar´ −V 0 . (11.1) viene cancelada entonces por una supresi´n oscilatoria para k ı o 1/α.13) Para altas energ´ tal que k ıas. Por ejemplo. C(k) = 2µV0 2 αk ∞ 0 dr eikr senkr e−αr 2k µV0 4k 2 2arctan + i ln(1 + 2 ) = 2 r 2 αk α α . (11. o todo potencial que para r → 0 se comporte como V0 ( rr0 )s . α.12) T 2µ 2a2 µ 2 La condici´n (11. 2 p2 .

la amplitud de Born s´lo es aplicable para potenciales suficientemente o d´biles. Para finalizar con un par´metro o o a adimensional. Por ejemplo. De este modo. se necesita multiplicar por una longitud al cuadrado y el par´metro natural para ello a es el propio rango del potencial α−1 . El potencial de Coulomb es el caso por antonomasia donde opera la restricci´n expuesta anteriormente acerca de la validez de la condici´n (11. si pensamos en el potencial de interacci´n electrost´tico sufrido por un o a electr´n en su colisi´n con un atomo para r mayor que el tama˜ o t´ o o ´ n ıpico del mismo.43). En ocasiones ocurre que existe un cut-off natural que apantalla el potencial de Coulomb para r > R. Es por ello conveniente e extraer expl´ ıcitamente del potencial un par´metro adimensional que caracterice la peque˜ ez del a n mismo y es por ello que reescribimos V (r) → gV (r). 3] se obtiene que el m´dulo de la amplitud de colisi´n es exactamente el mismo que el o o dado por la primera aproximaci´n de Born. los electrones apantallan el potencial de Coulomb del n´ cleo.10).17) 11.18) × Gk (r − r )U (r )φk (r ) + O(g 4 ) . como se dijo en relaci´n a (11. Oller e Con lo que la parte imaginaria es divergente para α → 0 y |C(k)| → ∞. La serie de Born Como ya hemos discutido. Notemos que la aparici´n de 2µ/ 2 en g es natural puesto que es U = o 2 2µ/ V la funci´n que aparece en la ecuaci´n integral (10.1. (11. Sin embargo.1. para el caso del potencial de Yukawa (11. 173 . al resolver exactamente la dispersi´n de o o Coulomb [2.7).43).16) u hacemos la sustituci´n α → 1/R y tenemos.4) podemos tomar g = 2µV0 / 2 α2 . al ser un potencial o o de rango infinito. Para g = 0 recuperamos el caso libre. o ψk (r) = φk (r) + g = φk (r) + g + g2 + g3 d3 r d3 r d3 r Gk (r − r )U (r )ψk (r ) d3 r Gk (r − r )U (r )φk (r ) d3 r Gk (r − r )U (r ) Gk (r − r )U (r )φk (r ) d3 r d3 r Gk (r − r )U (r ) Gk (r − r )U (r ) (11. De hecho. Por ejemplo. la secci´n eficaz de Born no es s´lo o o o una buena aproximaci´n sino que es exacta. con la suposici´n de que |g| o 1. as´ obtenemos la expresi´n anterior dada para g. 2 4π k 2 0 π2 µZ1 Z2 e2 + (ln 2kR)2 1 → 2 4π k 4 0 1.50). similarmente a como planteamos la serie de Dyson (3. De o este modo obtenemos la soluci´n como un desarrollo en serie de potencias de g. en lugar de α → 0 en (11. mientras que la fase es una funci´n bastante patol´gica o o o y da lugar a esa divergencia. o C(k) |C(k)| µZ1 Z2 e2 π + i ln 2kR .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Llegamos por tanto a la conclusi´n de que la aproximaci´n de Born no es en ning´ n caso v´lida para el potencial de o o u a Coulomb. Se puede por tanto pensar en una serie de potencias en el potencial. Resolvamos ı o iterativamente la ecuaci´n (10.

a con |gc | el valor m´ ınimo necesario que d´ lugar a la presencia de estados ligados. ´ 1 ≤ m ≤ n − 1.23) . Ello es debido a que el teorema optico implica ´ una relaci´n no lineal entre las amplitudes de colisi´n. θ = 0) .2. f2 es en general compleja puesto que debe cumplir. gU ψk ) = −2π 2 (φk . la presencia de dichos estados para potenciales suficientemente atractivos hace que el desarrollo en potencias de g tendr´ un rango de convergencia finito correspondiente a |g| < |g c |.22) k y as´ sucesivamente para ordenes superiores en g. gU φk ) − 2π 2 g 2 (φk . k) . e La aproximaci´n calculada a un orden finito en potencias de g no cumple el teorema optico o ´ (10. ψ(x. como funci´n de g. manteniendo t´rminos a e orden g 2 en (11.21) y por lo tanto la amplitud de Born hacia adelante es real independientemente del potencial.20). t) .2. U Gk U Gk φk ) + O(g 4 ) = ∞ g n fn (k .20) El t´rmino de la izquierda s´lo empieza a orden g 2 .4 que los estados ligados corresponden o a polos de f y s´lo ocurren para valores de g que impliquen un potencial suficientemente atractivo. o Por tanto. Veremos posteriormente en la secci´n 12. U Gk U φk ) − 2π 2 g 3 (φk . involucrando en el lado izquierdo de (11. k. o f (k . a orden g. k) .79). Oller e Insertando esta serie en (10. k) ≡ ImfB (k. k) n 4π Im g n fn (k.79) exactamente sino de forma perturbativa.1. g). (11. sea anal´ o ıtica en el plano complejo de g alrededor de g = 0. puesto que la secci´n eficaz es cuadr´tica en o o o a f . k) = −2π 2 (φk . (11. θ = 0) . La aproximaci´n eikonal o La aproximaci´n semicl´sica o a i Tomemos la siguiente expresi´n para la funci´n de onda de una part´ o o ıcula. 11. dΩ ∞ n=1 2 g fn (k . t) = exp 174 S(x. 11. (11.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.19) n=1 La serie de Born es un desarrollo de Taylor en serie de potencias de g alrededor de g = 0 y por tanto ello implica que f (k . Por lo tanto. 4π dΩ |f1 |2 = Imf2 (k. (11. Escribiendo expl´ ´ ıcitamente (10.48) obtenemos la serie de Born para la amplitud de colisi´n. = k n=1 ∞ (11. mientras que el lado de la derecha del teorema optico es lineal en f . Por otra parte. tenemos: e o 0 = g Imf1 (k.20) las amplitudes fm . Si calculamos f hasta orden f n satisfaremos el ı ´ teorema optico hasta orden g n . empleando la serie de Born.

30) ρ(x. y la corriente de probabilidad.24) Realizando las pertinentes manipulaciones llegamos a la siguiente ecuaci´n para S. por lo tanto. m (11.32) S0 . S = S0 + S1 + ( )2 S2 + .28) A orden 0 . (11. ∂t 2m ∂S1 1 1 − = S0 S1 + ∂t m 2 − 2 S1 . o − ∂S 1 = ( S)2 + ∂t 2m i 2 S +V . j= Dado que cl´sicamente p = a S0 2S1 e + O( ) . 175 (11. t)vcla . obtenemos hasta O( ): O( 0 ) : O( ) : 1 ∂S0 = ( S0 )2 + V . t) . obtenemos la ecuaci´n cl´sica de Hamilton-Jacobi cuya o a soluci´n es S0 y es real al igual que S1 . ∂t 2m (11.27) i i Sustituimos el desarrollo anterior en (11. (11.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. |ψ(x. o o a a − 1 ∂S = ( S)2 + V .31) (11. a j = ρ(x. Oller e y la sustituimos en la ecuaci´n de Schr¨dinger.33) . i De (11.29) S0 (x. en el l´ ı ımite semicl´sico de la mec´nica cu´ntica es de esperar que un desarrollo en a a a potencias de tenga sentido. (11. t) = e2S1 (x.25) y resolviendo orden a orden. t) = eiS0 / eS1 . (11. la corriente semicl´sica adopta la forma. e →0 (11.t) + O( ) . a As´ pues. Fase(ψ) = S0 / . ln ψ(x. .25) Esta ecuaci´n es muy similar a la ecuaci´n de Hamilton-Jacobi en mec´nica cl´sica [13]. como ya hemos comentado.26) la diferencia reside en la presencia del t´rmino proporcional a que en la ecuaci´n de Hamiltone o Jacobi est´ ausente.29) tambi´n podemos calcular la densidad de probabilidad. t)| = eS1 . o o i 2 ∂ψ = − ∂t 2m 2 +V ψ .. Hasta orden en S se sigue que o ψ(x.. t) = l´ ım (11.

o a son peque˜ as supuesto que en la ecuaci´n (11. el l´ u a ımite semicl´sico de la ecuaci´n de a o Schr¨dinger se puede visualizar como el movimiento cl´sico de una distribuci´n continua de masa o a o total m. como o ´ | 2 S0 | = | p| (11.25) se tenga. ρm (x. y as´ aun cuando ∆p/p fuese incluso de orden uno. ım (11. es decir. a 2 (∆xt ) 2 = dx x e 3 2 2S1 (x . p (11. o E= 1 ( W )2 + 2m i 176 2 1. y (11. se seguir´ o ı. p∆x ∼ . y sustituyendo en (11. t) = l´ m|ψ(x. corresponden a ordenes superiores en potencias de .35) y es O( 0 ). como por ejemplo el ena o sanchamiento del tren de onda (10.25) llegamos a la ecuaci´n.34) →0 Los efectos no cl´sicos en el movimiento de la distribuci´n de masas.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.41) . De ´ hecho vemos en (10. Oller e como es de esperar seg´ n argumentos cl´sicos.39). a a o Para potenciales que no dependan de t. escribimos S = −Et + W (x) .37) la podemos reescribir como. tenemos ∆p . S0 = p. entonces se requiere que ∆p/p o tenemos que cuanto mayor sea p es m´s f´cil cumplir la condici´n (11.36) Para estimaci´n de ordenes de magnitud. ∆x (11. Para este caso t´ o ıpicamente p∆x . Por lo tanto. el ensanchamiento con el tiempo del tren de ondas implica t´rminos de orden mientras que en el l´ e ımite semicl´sico.39). tal que V var´ apreciableo ıa mente en un ∆x. puesto que p∆x es un momento angular macrosc´pico.39) Sistemas macrosc´picos. n o 2 S0 ( S0 )2 . Por lo tanto.37) donde ∆x es una distancia caracter´ ıstica de variaci´n de V . la condici´n (11.5) que. ıa cumpliendo la desigualdad (11. ∆p . Las correcciones a la aproximaci´n semicl´sica. (11. correspondientes a O( 2 ) en (11. Sistemas microsc´picos.27).t) .5).t) − dx x e 3 2S1 (x . como poco. En este caso.38) (11. t)|2 . (11.40) W +V . o ∆p ∆x o equivalentemente p∆x p2 .

Para un o a ejemplo concreto v´ase la siguiente secci´n. 2m (11. la ecuaci´n anterior se reduce a. es: a o o x W (x) = ± dx 2m[E − V (x )] . se reemplaza V por ıa e E + (x − x(E))dV (xE )/dx. o Consideremos el caso m´s sencillo de una sola dimensi´n. a trav´s de su dependencia con el potencial. a 11. en los puntos de retroceso o u cl´sicos. 177 (11. Oller e que corresponder´ a la ecuaci´n (11. y estas soluciones se pueden entonces casar suavemente con las formas semicl´sicas a ambos lados de x(E) [8]. donde la energ´ cin´tica es nula.45) con λ(x) = / 2m[E − V (x)]. donde p = 0.2. es de esperar que la aproximaci´n semicl´sica a la ecuaci´n de a o a o Schr¨dinger no sea aplicable en virtud de (11. dada su relevancia pr´ctica. x(E).39). (11. La ecuaci´n de Schr¨dinger se resuelve entonces anal´ o o ıticamente y de forma exacta para un potencial lineal. o ´ e ´ La forma semicl´sica para la funci´n de onda (11. dado que su funci´n o ıa e o de onda debe ser muy pr´xima a una onda plana. En el ıa o l´ ımite = 0.25) pero para el problema de estados estacionarios. se han desarrollado t´cnicas especiales para u e casar las soluciones semicl´sicas en las zonas cl´sicamente permitidas y prohibidas. (11.42) donde la soluci´n W de esta ecuaci´n se conoce en mec´nica cl´sica como funci´n de Hamilton o o a a o caracter´ ıstica.45) tambi´n es aplicable en zonas prohibidas a o e cl´sicamente.45) es la que se esperar´ para un proyectil muy energ´tico. en a a las proximidades del punto de retroceso.42). Para ello.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. e Este aspecto es muy similar a la relaci´n entre optica geom´trica y optica ondulatoria.46) . (11.44) donde la constante de integraci´n se fijar´ dependiendo de las condiciones de contorno.43) Esta desigualdad implica las mismas condiciones para la validez del desarrollo en potencias de que las ya discutidas en relaci´n con (11. la aproximaci´n semicl´sica para la funci´n de onda u o o a o como soluci´n de la ecuaci´n de Schr¨dinger estacionaria viene dada por. Por lo tanto. e o x ψ(x.2. por o a ejemplo en procesos de desintegraciones α de n´ cleos. o 1 ( W )2 = E − V . entonces la soluci´n de (11.39). dentro de la integral. donde decae exponencialmente puesto que p es imaginario puro pero no es cero. La mejora se sit´ a en considerar el momento o u lineal p dependiente de punto. La aproximaci´n eikonal o Seg´ n hemos visto en la secci´n anterior. La expresi´n (11. o o o ψk (r) eiW (r)/ . Esto a da lugar a los conocidos fen´menos de efecto t´ nel. Para que las correcciones cu´nticas sean peque˜ as se requiere. En estos casos. t) = exp ±i dx λ(x ) e−iEt/ . Por el contrario. a n | 2 W| ( W )2 .

2: El proyectil incide con momento k y par´metro de impacto b. Desarrollando la ra´ cuadrada en (11. Procedamos a resolver (11.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.39). Supongamos que se trata de proyectiles muy eno a erg´ticos y.51) −∞ 178 . (11. Supongamos adem´s que V es un potencial central. (11. El m´dulo de b. pero consistente con las condiciones de validez de la aproximaci´n semicl´sica (11. (11. Wk z Siguiendo con la hip´tesis de proyectiles muy energ´ticos.50) √ U ( b2 + z 2 ) dz .49) z .47) y hemos sustituido m por la masa reducida µ. por lo tanto. a donde W satisface la ecuaci´n de Hamilton-Jacobi (11.50) obtenemos. Imponiendo que ˆ S´lo existe gradiente en la direcci´n z puesto que o o ψk → φk para z → −∞. e r(t) = b + k (t − t0 ) .2. W = p y p k y k (11. podemos escribir.47) de forma aproximada. Oller e PSfrag replacements Figura 11. Resolver esta ecuaci´n diferencial es en s´ mismo o ı un problema que puede resultar muy complejo para potenciales realistas donde se quiera aplicar la aproximaci´n eikonal justamente como un m´todo de aproximaci´n que conduzca a soluciones o e o tratables de forma sencilla. ver figura 11.42).47) se reduce a. µ (11. a o ∂W = ∂z √ 2µ[E − V ( b2 + z 2 )] . b. supondremos adicionalmente que k 2 o e |U (r)|. ız Wk = kz − 1 2k z ¢ ¢ ¢  ¡ ¡ ¡ ¡¡¡ ¢ ¢ ¢ ¢  ¡ ¡ ¡ ¡¡¡ ¢ ¢ ¢ ¢  ¡ ¡ ¡ ¡¡¡ ¢  ¢  ¢  ¢ ¡¡¡ ¢ ¢ ¢¨ ¢  ¡ ¡ ¡ ¡¡¡ ¢ ¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡¤¡£¤¡£¤ ¡¡ ¢ ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¥¦ £¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡£¡¡  ¡ ¡ ¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡¥¡ ¡§  ¢¡¢ ¨¡¢ § ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ § ¡ ¡ ¡ ¢ ¨¡¢ §  ¢¡¡¡ ¢ § ¡ ¡ ¡ ¢ ¨¡¢ §  ¢¡¡¡ ¢ § ¡ ¡ ¡ ¢ ¨¡¢ §  ¢¡¡¡ ¢ § ¢ ¢ ¨¡¢ §  ¡ ¡ ¡ ¡¡¡ ¢ § ¡§ b k = kz + −∞ b + kt/µ 1 √ 2µ[E − V ( b2 + z 2 )] − k dz . tomemos una trayectoria recta. se denomina par´metro o o a de impacto.48) tal que para t t0 tiene lugar el proceso de interacci´n. En lo que sigue denominamos por z = k (t − t0 )/µ. o | W (r)| = 2µ[E − V (r)] . La ecuaci´n (11.

48) tenemos. al o ı o final se obtenga una amplitud de colisi´n muy picada hacia adelante. (11.53) puesto que q = k − k .52) ˆ ˆ Notemos que φk (b + kz) = φk (kz) . que es la situaci´n que n o ˆ nos ocupa. o i ˆ ˆ ψk (b + kz) = φk (b + kz) exp − 2k z −∞ √ U ( b2 + z 2 ) dz . o e dado que dicho comportamiento est´ tenido en cuenta autom´ticamente en (10. resulta.55) θ2 ka Tengamos en cuenta que la variable z est´ restringida en la integral (11.53) al rango propio de la a interacci´n ∼ a. 1 .52) no se comporta como una onda esf´rica para z → ∞.46).56) .3: El angulo θ es el angulo de dispersi´n y el angulo acimutal χ. consistentemente con nuestras hip´tesis. o ˆ q(b + kz) = −bkθ cos χ . Lo que s´ que debemos esperar es que. Sin embargo. o u s´lo es suficiente suponer que en efecto (11. θ) seg´ n (10. f (k. Empleando (11.47).54) donde θ es el angulo de dispersi´n. de hecho s´lo a a o se necesita una buena aproximaci´n para ψk a la hora de obtener f (k. kz − k kz = kθ 2 z/2 + O(θ 4 ) = O(θ 2 ) y puede ser eliminado de (11. θ) 1 − 4π d b dz e 2 ˆ iq(b+kz) U( √ b2 + z 2 ) exp i − 2k z −∞ √ dz U ( b2 + z 2 ) . Por ello.48).52) o en (10. o o Insertando esta expresi´n en (11. y χ es el angulo acimutal que fija la direcci´n de b en el plano ´ o ´ o perpendicular a k. (11. tenemos por tanto a orden θ que. 179 (11.54) siempre que se cumpla.3. Oller e k’ χ b θ k Figura 11. (11. v´ase la figura o e 11. Finalmente.52) es una buena aproximaci´n para z o o 0 (zona de interacci´n).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. ˆ ˆ q(b + kz) = kz − k b − k kz k b = bk senθ cos χ bk θ cos χ . θ 0. De este modo. (11. en el plano perpendicular ´ ´ o ´ a k. En la ultima l´ ´ ınea se ha hecho uso de que senθ θ para θ peque˜ o. Se toma la proyecci´n de k sobre dicho plano para medir χ. se mide desde la proyecci´n de k en dicho plano hasta la orientaci´n de b. La funci´n de onda (11.

no dan contribuci´n porque exp(2i∆(b)) − 1 → 0. Como ejemplo consideremos el potencial gaussiano.2) con la hip´tesis de que θ 2 o Teniendo en cuenta (11. U ( b 0 en (11.53).59) bdb J0 (kbθ)ei∆(b) sen∆(b) . ˆ r(k − k ) = (k − k )(b + kz) = −bkθ cos χ . tenemos: f (k. con ∆(b) = − 1 4k ∞ −∞ (11.62) que de hecho coincide con la amplitud de Born (11. f (k. o o f (k. U (r) = U0 exp −r 2 /a2 . despreciando O(θ 2 ).60).61) 1/ka. o fija o 2 + z 2) puesto que para b a. Por o otra parte. (11. la dependencia en θ en la expresi´n (11. que de hecho es o e una funci´n muy picada para argumento nulo. Oller e Sustituyendo este resultado en (11. 2 0 −∞ (11.56). o 1 J0 (x) = 2π 2π e−ix cos χ dχ . cos θ) −ik = 2k 0 ∞ 0 ∞ bdb J0 (kbθ) e2i∆(b) − 1 (11.63) que en efecto coincide con (11.59). θ) = − 2π ∞ ∞ √ 1 dφ e−bkθ cos φ U ( b2 + z 2 ) dz bdb 4π 0 0 −∞ ∞ √ 1 ∞ = − bdb dzJ0 (kbθ)U ( b2 + z 2 ) . 0 (11.60) Esta funci´n de b de hecho√ el rango de valores que dan contribuci´n en la integral de (11. para esos valores de b se tiene que ∆(b) 0. √ U ( b2 + z 2 )dz . 180 (11. a (11. cos θ) k 2πi ∞ 0 2π bdb 0 dχ ∞ −∞ dz e−ikbθ cos χ ∂ exp ∂z −i 2k z −∞ √ U ( b2 + z 2 )dz . (11. o Conexi´n con la aproximaci´n de Born. (11. o o Si |∆(b)| 1.59).59) entra a trav´s de J0 (kbθ).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.59) se reduce en primer orden a.61). Por lo tanto. Sustituyendo este resultado en (11. Ve´moslo. que al sustituir en (11.57) Teniendo en cuenta que la funci´n de Bessel de orden cero se puede representar por.64) . θ) = − 1 2 ∞ 0 bdb ∞ −∞ √ dz J0 (kbθ)U ( b2 + z 2 ) .2) tenemos: fB (k.58) llegamos al resultado final de la aproximaci´n eikonal para la amplitud de colisi´n.

o 181 . que en virtud del resultado anterior (11.66). f (k.59) hacia adelante. teniendo en cuenta que o J0 (0) = 1. Para ello calculemos la secci´n eficaz total resultante de (11. b db sen2 ∆(b) . 0) = 2k 0 Comparando (11.65) Por un lado la aproximaci´n de Born implica que 2|∆| o se traduce en. 1 ∆(b) = − 4k ∞ −∞ U0 e −b 2 +z 2 a2 dz = − √ π U 0 a − b2 e a2 . (11. 0) = 2k 0 ∞ ∞ b db ei∆(b) sen∆(b) .79) se satisface en ´ la aproximaci´n eikonal. Mientras que la aproximaci´n eikonal requiere.68) Cuando la aproximaci´n eikonal est´ justificada. o σ = 2π 0 ∞ bdb e2i∆(b) − 1 2 = 8π 0 ∞ bdb sen2 ∆(b) .59). Teniendo en cuenta adem´s la relaci´n. |U0 | k/a . ´ o 1 σ = 2πk 2 −1 d cos θ 0 ∞ bdb 0 ∞ b db J0 (kθb)J0 (kθb )[e2i∆(b) − 1][e−2i∆(b ) − 1] .71) Imf (k. reemplazamos senθ por θ y extendemos la integral en θ de 0 a ∞. e a La aproximaci´n eikonal y el teorema optico. resulta. puesto que el dominio adicional de integraci´n est´ suprimido por la dependencia angular de las o a funciones J0 . la distribuci´n angular est´ fuertemente picada o a o a hacia adelante. o |U0 | k2 .70) y (11.71) obtenemos que en efecto el teorema optico (10. (11. 4 k (11.70) Por otra parte. Por lo tanto.67) que para proyectiles muy energ´ticos es siempre un requisito m´s accesible de cumplir que (11. θ = 0. (11.66) (11.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. la amplitud de colisi´n (11.60). x (11.69) obtenemos la siguiente expresi´n para σ. Oller e Calculemos ∆(b) de (11. a o ∞ 0 J0 (xθ)J0 (x θ)θdθ = δ(x − x ) . o ´ Veamos a continuaci´n una propiedad muy interesante de la aproximaci´n eikonal y es que ´sta o o e satisface el teorema optico. 1.

se puede calificar tambi´n de m´todo aproximado para resolver el problema de colisiones. p2 r + 2µ pr = con E la energ´ de la autofunci´n. Es por ello por lo o ´ que hemos eliminado el sub´ ındice E en la funci´n de onda radial. Sin embargo. especialmente indicado para el caso de potenciales centrales.3) 2 dρ ρ dρ ρ2 de modo que la dependencia en E s´lo entra en la variable adimensional ρ.1) k .43) y. la ecuaci´n (12. Es en u este sentido que el desarrollo en ondas parciales. 2µr 2 1 ∂ + . u 182 . la serie que da lugar al cambio de base se trunca tras un n´ mero finito de ondas parciales. (12.48) hay que o pasar de la base de momento angular orbital definido a las soluciones (10. Obtenemos entonces la siguiente ecuaci´n para la parte radial. Esta es una ecuaci´n diferencial o o ordinaria de segundo orden cuya soluci´n se puede expresar como la combinaci´n lineal de dos o o soluciones linealmente independientes que se caracterizan seg´ n su comportamiento para ρ → 0. Introduciendo la variable adimensional ρ = kr. r ∂r 2 2 (12. aunque exacto en principio.1) se u o reescribe como ( + 1) 1 d 2 d ρ − + 1 R (ρ) = 0 .2) 2µ y k el n´ mero de onda. φ). de la forma ψE m (r) = RE (r)Y m (θ. para obtener la amplitud de colisi´n (10. ıa o E= i 2 ( + 1) − E RE = 0 . Ondas esf´ricas de part´ e ıcula libre Consideremos la ecuaci´n de Schr¨dinger estacionaria sin potencial.Cap´ ıtulo 12 Desarrollo en ondas parciales El desarrollo en ondas parciales consiste en el estudio del proceso de colisi´n (10.43) en la base o de funciones de onda con momento angular orbital bien definido. t´ ıpicamente. Como el Hamiltoniano o o de part´ ıcula libre es invariante bajo rotaciones espaciales buscamos soluciones con 2 y z bien 0 o definidos. e e 12. (12.1.

ı j0 = n0 senρ senρ cos ρ 3 1 3 cos ρ . j2 = ( 3 − )senρ − . j (ρ). h∗ (ρ) = j (ρ) − in ρ) . ρ ρ ρ ρ ρ ρ2 (12. ∞[. (12. 1 π sen(ρ − ) . ρ 2 ρ . que o e cumplen. j (kr)j (k r)r 2 dr = 2k 2 0 j (kr)j (kr )k 2 dk = 183 ∞ (12. n (ρ). debido a que las derivadas de 1/ρ +1 dan lugar a singularidades inaceptables para ρ → 0. 2r 2 0 ∞ π δ(k − k ) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.5) se sigue. ρ→0. Estas son las funciones de Hankel.6) eiρ . puesto que p2 no es un operador r herm´ ıtico actuando sobre n (ρ). ρ (12.4) y (12. ρ → ∞ .7) Aqu´ presentamos la funciones de Bessel y Neumann de menor . h (ρ) → 1 i +1 ρ (12. o h (ρ) = j (ρ) + in (ρ) . n2 = −( 3 − ) cos ρ − = − . ρ 2 +1 1 n (ρ) → −(2 − 1)!! . Para ρ → ∞ de (12. 1 π n (ρ) → − cos(ρ − ) . Se trata de las funciones de Bessel esf´ricas.5) A partir de las funciones de Bessel y Neumann podemos formar otras dos soluciones irregulares en el origen pero con un comportamiento asint´tico para ρ → ∞ muy interesante para los procesos o de colisi´n. Se trata de las funciones de Neumann. j1 = 2 − . ρ ρ ρ ρ ρ ρ2 cos ρ senρ 3 3senρ 1 cos ρ . Oller e Soluci´n regular en el origen.9) . ρ = 0. que cumplen.8) Las funciones de Neumann no son funciones de onda radiales. π δ(r − r ) . Las funciones j forman un conjunto completo de funciones en el dominio [0. j (ρ) → (2 + 1)!! j (ρ) → (12. ρ→0. ρ → ∞ .4) Soluciones divergentes en el origen. n1 = − 2 − .

o e 0 ψE m (r) = 2k 2 dk π dE 1 2 j (kr)Y (θ. resulta. sobre e ıa.10) se sigue que.14) Como vimos en la secci´n 4. teniendo en cuenta la ortogonalidad de los arm´nicos esf´ricos. r r ˆ (12.11) En efecto. e d3 k φ∗ (r)φk (r ) = δ(r − r ) .10). 3 φk (r) = (2π)− 2 eikr . (12. Oller e 0 Por lo tanto. o z z φkˆ(r) z = −i ∂ φkˆ(r) = 0 . una part´ o ıcula libre con momento lineal bien definido viene descrita por una onda plana.16) A continuaci´n establecemos el cambio de base entre los sistemas de funciones completas {φ k } y o 0 ıa o a o {ψE m } . viene dada por. a el que se determina z . Puesto que una onda plana φk posee energ´ definida. (12. si hacemos coincidir el eje z. z ∂φ (12.15) que tambi´n constituyen un conjunto completo de funciones. y de la relaci´n de completitud de los arm´nicos esf´ricos. o 0 0 (ψE m . E = 2 k 2 /2µ. k d3 r φ∗ (r)φk (r) = δ(k − k ) . 0 0 d3 r (ψE m )∗ ψE m 2k 2 dk 2 2k 2 dk 2 = r dΩY m (ˆ)∗ Y m (ˆ) r π dE π dE dk = δ δmm δ(k − k ) = δ δmm δ(E − E ) . φ) . (12. (12. k (12.2.9). o ∞ =0 m=− 0 ∞ 0 0 dE ψE m (r)ψE m (r )∗ = δ(r − r ) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.13) 0 se sigue la resoluci´n de la identidad de las funciones ψE m (r). con la direcci´n de k ≡ kˆ. dE 1 1 ∞ 0 r 2 drj (kr)j (k r) (12. la funci´n de onda esf´rica libre. ψE m ) = δ(E − E )δ δmm . ψE m (r). φ) = m 2 µk π 2 1 2 j (kr)Y m (θ.9) y la definici´n o e o (12. e o o e ∞ =0 m=− Y (ˆ )Y (ˆ) = r r m m ∗ ∞ =0 m=− r| m ˆ m|ˆ = δ(ˆ − r ) .17) 184 .10) La constante se ha fijado de forma que dichas funciones satisfagan la condici´n de ortonormalidad. (12. s´lo ser´ combinaci´n lineal de ondas esf´ricas libres con la misma energ´ Adem´s.12) Tambi´n en virtud de (12. (12.

Aplicando entonces (12.20) Sustituyendo este resultado en (12.23) 2 +1 ˆr En nuestro caso. aparece Y 0 (cos θ) = P (kˆ). φkˆ). De este modo. r π (12. a P (kˆ) obtenemos. obtenemos finalmente. no necesariao mente paralela a z . r r 2 + 1 m=− (12.18) se puede escribir como. (12. φkˆ(r) es una autoestado de z z con autovalor cero.19) 2 + 1 2 dk k 4π dE r drj (k r) −1 2 El c´lculo de la integral sobre x en la expresi´n anterior es directo si tenemos en cuenta que a o j (ρ) = 1 2i 1 eiρx P (x)dx . φ) dx eikrx P (x) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.19).9). (12. 4π dk 1 2 (12. ˆ o o e P (ˆ1 r2 ) = r ˆ 4π Y m (ˆ1 )Y m (ˆ2 )∗ .22) Procedamos a generalizar el resultado anterior para cualquier otra direcci´n de k. C = i k 2 + 1 dE . De la primera de las dos series se lee directamente.22) se ha tomado 4π ˆ ˆr z ||k. Oller e y. z C δ(E − E ) = (2π) 1 = π 3 −2 C ψE 0 (r) . k 2 dk E m 2 m ˆ ∗ Y (k) j (kr)Y m (ˆ) . la serie (12. por tanto. podemos escribir. k 2 dk 185 (12. 0 (ψE m . (12. Para ello. ˆ ˆ ˆ ˆ ˆ φk (r) = φk (r) = ∞ =0 m=− ∞ =0 m=− i 1 dE 0 ˆ ψ (r)Y m (k)∗ . teniendo en cuenta (12. con r1 ≡ r y r2 ≡ k.21) Por lo tanto. hagamos uso del teorema de adici´n de los arm´nicos esf´ricos.22). φk ) =i 1 dE ˆ δ(E − E )Y m (k)∗ . ∞ =0 φkˆ(r) = z Calculando el producto escalar (ψE 0 .18) 2k 2 dk π dE 1/2 0 ∞ 0 ∞ r 2 drj (k r) 1 dΩ eikr cos θ Y 0 (θ.25) . dado que en (12.23). φkˆ = z ∞ =0 2 + 1 1 dE 4π k 2 dk 0 i ψE 0 (r) .24) i Cada una de las ondas esf´ricas que contribuyen en la serie anterior son denominadas ondas e parciales. −1 (12. (12.

Se obtiene de forma o o e directa. el resultado (12.24) y consideraremos que la onda entrante es una onda parcial libre. Oller e ˆ ˆ Las series en (12. m´ximo. y tercera componente m#2 .24) son f´cilmente invertibles. En esta secci´n vae o mos a hacer uso del cambio de base (12. la probabilidad de obtener el momento lineal k en dicho estado viene dada por: 1 ˆ |(φk .25).26) dE Esta serie es muy relevante pues nos dice que dado un sistema con momento angular orbital y ˆ energ´ E = 2 k 2 /2µ. 12. Υm= 0 χ(E)ψE m dE . ıa o Como ejemplo tomemos un tren de ondas esf´ricas con distinta energ´ e ıa. a o tanto menor cuanto mayor sea . si las part´ a o ıculas tienen un n´ mero de ondas k. su distribuci´n angular en el espacio de momentos viene dada por Y m (k). e Resultante por ejemplo de la desintegraci´n de una part´ o ıcula de esp´ ın con jz = m y. Por lo tanto. La ecuaci´n radial integral o En la secci´n 10. (12. De entrada. por conservaci´n de o momento angular total. tal que para mayores las correspondientes ondas parciales no sufren perturbaci´n.28) µ k Si pensamos que el tren de ondas (12.27) corresponde a un sistema de dos part´ ıculas de masa reducida µ y sin esp´ que se encuentran en un estado con momento angular orbital definido ın. (12. podemos emplear un argumento semicl´sico que nos indica cu´ntas ona a das parciales quedan distorsionadas significativamente en un proceso de colisi´n.#1 dk 0 ˆ ˆ ψE m (r) = i− k 2 dk Y m (k)φk (r) . (12. De (12. Supongamos que o el potencial tiene rango a.27) normalizado a la unidad.28) da la probabilidad de que el momento relativo entre ambas part´ ıculas sea k.2. (12. a max #1 ka . Dicho max vendr´ dado aproximadamente por. u o ka . Υ m )|2 = |χ(E)|2 |Y m (k)|2 . estos n´meros cu´nticos deben coincidir con y z para el estado final de dos part´ u a ıculas sin esp´ ın #2 186 . basta para ello realizar la integral dkY m (k)φk (r) a y hacer uso de la relaci´n de ortonormalidad de los arm´nicos esf´ricos. As´ podemos hablar de un momento angular a ı.29) se ver´n afectadas por la presencia del potencial.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. max . (12.25).2 planteamos el proceso de colisi´n en t´rminos de una onda plana incidente o o e que es dispersada y como consecuencia se originan ondas esf´ricas salientes. s´lo aquellas ondas parciales cuyo momento angular verifique. con lo que s´lo aquellas part´ o ıculas que incidan con un par´metro de a impacto menor o del orden de a se ver´n afectadas por la colisi´n.30) Resultado que tambi´n se obtiene trivialmente de (12.

θ) (10.43) hemos llegado a la siguiente ecuaci´n integral para resolver el problema de colisiones. v´lida para V = 0. o ψk (r) = ∞ =0 2 +1 i A (k. r). a a o A (k. empleamos (12. En (10. ˆ φk (r) = ∞ =0 2 +1 i j (kr)Y 0 (θ) . se debe cumplir (aspecto a o que comprobaremos posteriormente de forma expl´ ıcita) que. V (r). al tener en cuenta la colisi´n en lugar de la funci´n o o z de onda radial j (ρ). se tendr´ otra funci´n de onda radial a determinar. r).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.33) Por lo tanto.31). debido a la conservaci´n de momento angular. r)Y 0 (θ) . en lugar de escribir φzk (r) escribimos simplemente φk (r). depende angularmente de cos θ = rr y admite por lo tanto un desarrollo o ˆˆ en polinomios de Legendre. Entonces. Por lo tanto. Por lo tanto. A j .24). V (r)] = 0.48) y (iii) verificar que en efecto se satisface (12. Oller e Al estudiar el problema de colisi´n para potenciales centrales. max .31) ˆr con cos θ = kˆ. asociadas a la variable radial. tampoco cambia la o tercera componente del momento angular orbital y por eso s´lo aparecen arm´nicos esf´ricos con o o e m = 0. se obtiene la ventaja de que hay que resolver varias ecuaciones ´ diferenciales ordinarias para ıpicamente un max . Tenemos.24). Dado que estamos considerando potenciales centrales. 2π 2 (12.34) eik|r−r | .32) Tal y como se ha indicado. En virtud del argumento cl´sico esbozado al principio de esta secci´n.43). o ψk (r) = φk (r) + d3 r Gk (|r − r |)U (r )ψk (r ) . en lugar de utilizar la serie general (12. 2π 2 (12. (12. correspondiente al mismo momento angular en la serie (12. si max no es demasiado grande. Gk .22) y. Este es t´ problema mucho m´s sencillo que resolver una ecuaci´n diferencial en derivadas parciales con tres a o variables independientes. (12. [Li . Gk (|r − r |) = − 4π|r − r | La funci´n de Green. para simplificar la escritura. (ii) obtener f (k. Siempre podemos considerar que las ondas planas incidentes lo hacen paralelamente al eje z. entonces dada una onda esf´rica incidente con y z bien definido. en la base de autofunciones o de momento angular (12.33). llegamos a la siguiente serie en ondas parciales para la soluci´n (10. el problema completo de colisi´n queda resuelto una o vez determinemos unas pocas ondas parciales. Haciendo de nuevo uso del teorema de adici´n de los arm´nicos esf´ricos o o e 187 . Nuestro objetivo debe ser: (i) determinar A (k. la onda que resulte tambi´n es una autofunci´n de 2 y e e o con los mismos autovalores.

2 dr 2 r dr r r2 ( ) (12.39) 2 dr r dr r2 ( ) Y m (ˆ)Y m (ˆ )∗ r r . de (12. a e ( 2 + k 2 )Gk (|r − r |) = ( = 2 + k2 ) . (12. ψk (r) = × i . r ) r r 1 d 2d ( + 1) ( ) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. r). r). δ(r − r ) = δ(r − r ) r2 Y m (ˆ)Y m (ˆ )∗ . r) para un mejor entendimiento de dichas funciones. Gk (r.34) llegaremos a una ecuaci´n o integral para A (k. r ) .m ∞ 0 2 m ˆ ∗ Y (k) j (kr)Y m (ˆ) + r π ( ) i . r )U (r )A (k.m Ahora bien. r r m (12.40) llegamos a (12.m Y m (ˆ)Y m (ˆ )∗ Gk (r.36) r 2 dr Gk (r.35) en (12. r ) y A (k. r).31). Oller e (12. Comparando con (12.38) es decir.m 2 m ˆ ∗ m Y (k) Y (ˆ) r π (12.37) Dado que en (10. r ) es la funci´n de Green asociada la ecuaci´n de Schr¨dinger radial.37) ya contiene las condiciones de contorno adecuadas para o A (k. Demostremos que ( + 1) δ(r − r ) 1 d 2d ( ) r − + k 2 Gk (r.26) sin m´s que expresar el operador laplaciana en coordenadas esf´ricas. r − + k 2 Gk (r. Gk (|r − r |) = Y m (ˆ)Y m (ˆ )∗ Gk (r.32) y (12.39) con (12.13) podemos escribir. recu´rdese de nuevo el teorema de adici´n de los arm´nicos esf´ricos e o o e (12. r ) (12. r) .32). 2 dr r dr r2 188 (12.43) ya se tuvieron en cuenta las condiciones de contorno adecuadas referente al problema de colisiones. r) = U (r)A (k. ı o A (k.41) . r) = j (kr) + 0 ∞ r 2 dr Gk (r.38). r )U (r )A (k. Veamos a continuaci´n que. r ) = . la ecuaci´n (12. Este resultado o o o se deduce de (10.40) Igualando (12.m ( ) (12. Teniendo esto en mente.35) Introduciendo los desarrollos (12. es interesante no obstante determinar las ecuaciones diferenciales ( ) satisfechas por Gk (r.23) podemos escribir. r r . ( ) (12. r ) . r ) . llegamos as´ a la siguiente ecuaci´n integral para A (k.23) en lo relativo a la suma sobre m. o 1 d 2d ( + 1) r − + k 2 A (k.

44) y dada la ortonormalidad de los arm´nicos esf´ricos.37) satisfecha por A y (12. se deduce. consideremos la expresi´n integral de Gk (|r − r |) dada en (10.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o o ( + 1) d2 − + k2 ψ = U ψ . r) 2 dr r dr r2 ∞ δ(r − r ) r 2 dr U (r )A (k. (2π)3 k 2 − q 2 + i ( ) Para ello. r ) a d3 q eiq(r−r ) .24). o e Gk (|r − r |) = Y (ˆ)Y (ˆ ) r r . Teniendo en cuenta el desarrollo en ondas parciales de una onda plana (12. que corresponde al producto de una misma onda plana con momento q en los puntos r y r . r2 0 = (12.35) con Imk > 0 . r ) = U (r)A (k. o Gk (r. o Gk (|r − r |) = = 0+ .42) A la hora de abordar ecuaciones radiales de Schr¨dinger resulta conveniente hacer el cambio de o funci´n ψ = rA y de la ecuaci´n anterior se sigue. tengamos en cuenta que j (qr ) = [h (qr ) + h∗ (qr )]/2 y consideremos primero la contribuci´n de h (qr ). q 2 dq 2 k − q2 + i −∞ q 2 dq ∞ (12. y por tanto. o (12. localizados en q = ±(k + i ).46) donde en la ultima igualdad se ha utilizado que el integrando es par por involucrar las mismas j . k2 − q 2 + i ( ) (12. r) . 2 dr r2 Con la condici´n de contorno de que A (r) sea regular en r = 0.2. Cuando q → ∞ de (12. o Supongamos que r > r.38).44) En la integral anterior aparece eiq(r−r ) /(2π)3/2 . A (k. teniendo o o en cuenta la ecuaci´n integral (12.1. r ) = ( ) 2 π 1 = π j (qr)j (qr ) k2 − q 2 + i 0 ∞ j (qr)j (qr ) .35) obtenemos la siguiente expresi´n integral para Gk (r.43) 12. ψ (0) = 0. (12.45) Comparando con (12. se llega a. r ). insertando un desarrollo para cada onda plana en la integral (12. Oller e es decir. o 1 d 2d ( + 1) r − + k 2 A (k. r) satisface la ecuaci´n de Schr¨dinger para la variable radial. Para ello.m m m ∗2 ∞ 0 π q 2 dq j (qr)j (qr ) . las unicas singularidades del integrando ´ se deben a los ceros del denominador. ´ Puesto que las funciones de Bessel son funciones anal´ ıticas. C´lculo de Gk (r. A la hora de hacer la integral anterior emplearemos un contorno de integraci´n del tipo mostrado en la figura 10.2.7) se sigue que h (qr )j (qr) decae expoo nencialmente y la integral se puede cerrar por arriba despreciando la contribuci´n del semic´ o ırculo 189 .

ıa Gk (r.2.4). r )r 2 dr 2ikr 0 (12.51) . se tiene. o A (k.50) y (12. en el l´ ımite r → ∞ podremos suponer que r > r en el dominio de integraci´n. (12. aplicando el teorema de Cauchy. Aplicando o entonces (12. Por lo tanto. 1 − 2ik ∞ j (kr )U (r )A (k. (q − k − i )(q + k + i ) 2 k h∗ (qr )j (qr) = −i h (kr )j (kr) . se desprende el siguiente comportamiento asint´tico para A (k. Sustituyendo este resultado en (12. r) = 1 π eikr ∞ j (kr )U (r )A (k. 1 − 2π Para el segundo.52) 0 Las funciones de energ´ δ (k) ∈ R se denominan desfasajes.2.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. dado que el coeficiente que acompa˜ a a exp(−i(kr − π/2)) n es 1. (q − k − i )(q + k + i ) 2 Gk (r. Desfasajes En la integral de (12. Debido a conservaci´n de probabilidad de presencia. se procede de igual modo y se obtiene el mismo resultado anterior dada la simetr´ bajo el intercambio r → r en (12. r ) = −ikh (kr> )j (kr< ) .50) 12. Para el primer caso.37) dado que estamos suponiendo que U (r) es un potencial de corto alcance. r )r 2 dr = e2iδ (k) .51) ıa tenemos el siguiente comportamiento asint´tico para r → ∞. − 1 2π ∞ −∞ ∞ −∞ dqq 2 k h (qr )j (qr) = −i h (kr )j (kr) .49) para r > r. donde r> (r< ) se refieren al mayor(menor) entre r y r . Oller e de radio infinito. r) para o r → ∞. A (k.53) 190 . se sigue que el coeficiente que acompa˜ a a exp(i(kr − π/2)) tambi´n debe tener m´dulo n e o unidad. ( ) (12. Para la contribuci´n de h∗ (qr ) la integral se cierra por abajo siguiendo el mismo o tipo de razonamiento.46). En el supuesto en que r > r . Por lo tanto.47) dqq 2 (12. (12. r )r 2 dr sen(kr − ) − kr 2 ri 0 ∞ π π 1 e−i(kr− 2 ) − ei(kr− 2 ) 1 − 2ik = − j (kr )U (r )A (k. r ) = −ikh (kr)j (kr ) . r) = π −1 e−i(kr− 2 ) − ei(kr− 2ikr π eiδ sen(kr − +δ ) . el flujo de onda saliente y el flujo de onda o entrante debe ser igual. = kr 2 π ) 2 e2iδ (k) (12. ( ) (12.48) sumando ambas contribuciones obtenemos.

dada en (12.2. Otra estrategia es determinar la secci´n eficaz ı o diferencial (10. En cuanto ´sta deje de serlo.64) truncando la serie (12. (12.54) r→∞ donde θ es el angulo entre la direcci´n k y k . 0≤σ = 4π 4π (2 + 1)sen2 δ ≤ 2 (2 + 1) . r) − j (kr) = Sustituyendo este resultado en (12.58) k =0 =0 Dado que 0 ≤ sen2 δ ≤ 1. r) en (12. Si se mide σ y ´sta resulta que e 2 es mayor que 4π/k . r )r 2 dr . por tanto. (12. (12. se sigue. r) − j (kr))re−ikr . Notemos que cuando no hay interacci´n.52). o A (k. de ´ o ah´ el nombre de desfasaje. δ = 0 + modπ. = 0.56).47) y (12. En el l´ o a ımite en que s´lo sea relevante la o onda S.32).3.59) Este resultado se puede emplear en ocasiones a modo de prueba para determinar el n´ mero de u ondas parciales que puedan contribuir a un determinado proceso. ∞ ∞ 4π σ = dΩ|f (k. el unico efecto de la interacci´n para r → ∞ es introducir un cambio de fase.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.56) La combinaci´n eiδ senδ /k se puede expresar directamente a partir de (12. Oller e Por lo tanto. (12. como se sigue ı o de (12.53).30). r → ∞ . Conforme el n´ mero de ondas parciales consideradas u aumenta. ´ o Dado el comportamiento asint´tico para A (k. 2i +1 kr (12. θ) = l´ ım i 4π(2 + 1)Y 0 (θ) (A (k. θ)|2 = 2 (2 + 1)sen2 δ ≡ σ . esto implica o o e que otras ondas con ≥ 1 son relevantes.55) 4π(2 + 1)eiδ senδ Y 0 (θ) . θ) = k ∞ =0 eikr (e2iδ − 1) . 1 f (k. aumenta con la energ´ y. Amplitud de colisi´n o ∞ =0 Comparando entre (10. queda claro que hay m´s ondas parciales adem´s de = 0 u onda S y a a as´ sucesivamente para ondas parciales superiores. 2 k k (12. o 1 iδ e senδ = − k ∞ 0 j (kr )U (r )A (k.54). 12. la secci´n eficaz diferencial es is´tropa. es de o ıa 191 .57) La secci´n eficaz total tambi´n adquiere una expresi´n como suma de contribuciones de distintas o e o ondas parciales. Recordemos que seg´ n el argumento cl´sico presentado u a al principio de esta secci´n max .52) como. f (k. la distribuci´n angular se hace m´s compleja.

θ) = f (k) = ∞ k=0 f (k)Y 0 (θ) . 4π(2 + 1) iδ e k (k) senδ (k) . (12. 2 +1 (12.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.60) k σ. κ)∗ = κ dˆ κ 1 f 1 (k) m=− 1 4π ˆ Y m (k )Y m (ˆ )∗ κ 1 2 1+1 1 f ∗2 (k)Y 0 (ˆ ) .56) a f (k . κ)∗ .65) k 4π(2 + 1) 192 |f |2 Y 0 (θ) . e Imf (k) = k σ (k) . Introduzcamos otro n´ mero de onda intermedio. En primer lugar es conveniente escribir (12.58). (12. = 4π comparando con (12. o Como sabemos θ es el angulo entre k y k. S´lo cuando la longitud de u e o de Broglie 1/k a.62) y esta relaci´n se conoce como unitariedad en ondas parciales. Imf (k. f (k. la dispersi´n vendr´ dominada por la onda S unicamente.64) κ 2 2 De la ortonormalidad de los arm´nicos esf´ricos tenemos.23) a Y 0 (k κ).61) y las funciones f (k) se suelen denominar amplitudes de colisi´n de onda parcial . κ)f (k. 0) = k ∞ =0 (2 + 1)sen2 δ (12. κ. o a ´ Tambi´n es interesante comprobar expl´ e ıcitamente que el desarrollo (12. Oller e prever que el n´ mero de ondas parciales involucradas crezca con ´sta.56) satisface el teorema optico (10. ´ u y evaluemos dˆ f (k . 4π(2 + 1) (12. Resulta.79).61) que. ´ 1 Imf (k. Notemos adem´s o a 2 que σ (k) = |f (k)| . y apliquemos el ˆ ˆˆ teorema de adici´n de los arm´nicos esf´ricos (12. κ (12.(12.63) Al evaluar la integral anterior tomemos el eje z paralelo al momento inicial k.56) como. Tambi´n es directo de (12. κ). κ)f (k.66) . De hecho este resultado es un caso particular de otro m´s general que a se aplica para θ = 0 y que se conoce con el nombre de unitariedad. θ) = ∞ =0 4π ˆ |f (k)|2 Y 0 (k ) . κ)f (k. 1 dˆ f (k . κ)∗ = κ Comparando este resultado con. que surge de hacer el desarrollo o o e 1 en ondas parciales (12. o e dˆ f (k .

37).57). e2iδ (k) . a La funci´n de k. κ (12.43). y esto no altera las secciones eficaces. ka) tal que para > max .69) donde como el potencial es d´bil hemos aplicado la aproximaci´n A e o j (similarmente a como se hace en la aproximaci´n de Born (11. κ)f ∗ (k. θ).79) como caso particular. para δ → 0. por o (12. r) y a eiδ senδ .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. u donde U0 caracteriza la intensidad del potencial y a su rango. hay un signo global o arbitrario en la determinaci´n de los desfasajes puesto que pasar de f a f ∗ es equivalente. Su reproducci´n en funci´n de la energ´ o o ıa constituye un campo de prueba para los potenciales V (r). y evitar saltos de m´dulo π en funci´n de k invocando o o continuidad.3) el potencial centr´ o ıfugo 193 . (12. Tambi´n hay a e que destacar que la transformaci´n δ → δ + π deja invariante f (k. Experimentalmente se determinan los desfasajes mediante los experimentos de colisi´n conoo ciendo las secciones eficaces diferenciales y totales. que en principio pueden ser desconocidos. el signo de δ est´ directamente vinculado con el signo de V para potenciales a suficientemente d´biles. 4π(2 + 1) (12.2)). ı. De (12.67) Para k = k recuperamos el teorema optico (10. aunque la relaci´n ´ o anterior es v´lida para todo θ y se conoce como unitariedad. j y δ se aproximan tanto como se quiera a A (k. Recordemos que en la ecuaci´n diferencial satisfecha por j (12. (12.68) de (12. por ejemplo el potencial Coulomb que se sabe calcular exactamente. siempre existe un max (U0 a2 . No obstante. en la ecuaci´n de Schr¨dinger radial (12. Imf (k.70) recordemos que a 2 ( + 1)/2µr 2 se le denomina potencial centr´ ıfugo. No obstante el convenio o habitual es que δ (k) → 0 para k → 0.56). El potencial centr´ ıfugo aumenta como ( + 1) y as´ dados dos n´ meros cualesquiera U 0 a2 y ka. θ)|2 . Oller e concluimos. Este signo global s´lo se puede o determinar mediante experimentos adicionales que impliquen interferencia con otros potenciales conocidos que sirvan de referencia. θ) = k 4π dˆ f (k . a pasar de δ a −δ . Por lo tanto. Dado que en dichos experimentos s´lo se determina dσ/dΩ = |f (k. κ) . W (x) = U (x) + = 0 ( +1) x2 x>0 x<0. o S (k) = e2iδ (k) =1+ 2ik f (k) . que es equivalente a un problema dimensional o o 2 con el potencial W (x)/2µ. se tiene. Pensemos en lugar de la ecuaci´n integral (12. respectivamente. e δ (k) −k ∞ 0 j 2 (kr)U (r)r 2 dr . Veamos a continuaci´n que δ → 0 para o o max . se suele denominar S (k). resultado que tambi´n se suele denominar unitariedad e en ondas parciales.61) y satisface que S (k)S (k)∗ = 1. si U nunca cambia de signo queda claro que o δ ser´ positiva para potenciales atractivos y negativa para potenciales repulsivos.

r→∞. al estudiar el comportamiento asint´tico de A en (12. o a) Consideremos el conjunto de potenciales que satisfacen r→∞ l´ r 2 U (r) = 0 . e 12. Por lo tanto. r →∞ . a o A (k.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. en primer orden en la serie de Born para ondas esf´ricas. o a dado que el potencial centr´ ıfugo es id´nticamente nulo. puesto que las funciones de onda no o pueden diverger exponencialmente para r → ∞. En este caso. a o r < a. supusimos que r o r para r → ∞ en todo el intervalo de integraci´n. Veamos ahora con m´s detalle la condici´n o a o suficiente que deben cumplir los potenciales para que esto se pueda realizar.71) Entonces para r → ∞ el t´rmino proveniente del potencial centr´ e ıfugo ( + 1)/r 2 domina y tenemos el comportamiento libre asint´ticamente.7) y. kr 2 (12. Este caso queda englobado en la e siguiente discusi´n. la soluci´n para r → ∞ o o ser´ combinaci´n lineal de las funciones de Bessel y Neumann. A o j . α > 0.57). A (k. r) = C tal y como establecimos en (10. e−αr . r (12. Oller e est´ presente pero U = 0. En esta discusi´n el caso en que = 0 est´ excluido aunque el potencial satisfaga (12.4) y (12. r) = a (k)j (kr) + b (k)n (kr) = π γ sen(kr − +δ ) . y por ello. ı Para un estado ligado hay que hacer la sustituci´n k → iα .5). o Para dichas ondas podemos aplicar la aproximaci´n de Born. o b) Consideremos ahora la clase de potenciales que cumplen. expresamos o la soluci´n como combinaci´n lineal de las funciones de Hankel. (12.43).51). r → ∞ .71). θ) hemos supuesto que el potencial est´ confinado a una regi´n finita.74) 194 .72) Aqu´ se ha hecho uso de las propiedades (12. y escribir (12. Empleamos para ello la ecuaci´n radial (12. Esta condici´n m´s elaborada o a suele ser equivalente a la condici´n que discutimos anteriormente para establecer max en (12.30). Forma asint´tica de las funciones de onda radiales o A la hora de obtener f (k.73) Teniendo en cuenta las propiedades asint´ticas (12. Lo que estamos planteando es que para una onda parcial con suficiena temente alto existe insensibilidad a un potencial de corto alcance. o o A (k. como (12. ım (12. r) = a h (iαr) + b h∗ (iαr) .50).69). se sigue que b = 0 y por lo tanto.3.

1≤s≤2.43) para r → ∞ se simplifica a. volvemos a recuperar el comportamiento asint´tico o (12. con el signo + en (12.80) que es la definici´n precisa de nuestra reiterada afirmaci´n de potencial de corto alcance.76) es una combinaci´n lineal de ondas esf´ricas salientes (signo +) y o o e entrantes (signo −). Notemos que la soluci´n (12. En este supuesto. dado que todo momento (derivada) inducido por la variaci´n o espacial del potencial es mucho menor que k . hasta llegar a la ecuaci´n o diferencial (12. (12. e o Tenemos.77) Eliminando u y (u )2 frente a u . o du U0 + =0. ψ(r) = exp ±i kr − 195 U0 log kr 2k .78). o a ı ψ (r) = e±i(kr+u(r)) . En este supuesto s > 1 y est´ claro que las soluciones anteriores est´n a a bien definidas.81) . o Como consecuencia de los casos a) y b) podemos por tanto afirmar que las formas asint´ticas o (10. r→∞.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.53). o o No ocurre lo mismo para s = 1. por tanto.79) l´ rU (r) = 0 . (12. dr 2kr −U0 u(r) = log r 2k + A . (12. hemos de reemplazar k → iα. Oller e U0 . r→∞. r → ∞ . (12.50). que la ecuaci´n (12. 2 dr r (12.76) nos queda simplemente la ecuaci´n. de (12. U0 du + = 0. dr 2kr s Para s > 1 la soluci´n es: o u(r) = − U0 r 1−s +C .78) ψ (r) = exp ±ikr 1 − 2k 2 (1 En la expresi´n anterior se debe entender la aparici´n del s´ o o ımbolo ± en el sentido de que la soluci´n general de (12.53) se cumplen para todo potencial que satisface. U (r) domina sobre el potencial centr´ ıfugo (para s = 2 el potencial centr´ ıfugo simplemente modifica la constante U0 y este caso tambi´n queda incluido en la presente discusi´n).50) y (12. α > 0. podr´ ıamos seguir con nuestro razonamiento del caso b). 2k(1 − s) (12.75) rs Para r → ∞. y de nuevo se recuperan las formas asint´ticas discutidas (10. que corresponde al importante caso del potencial de Coulomb. De nuevo.71) pero = 0. o U (r) = U0 d2 − s + k2 ψ = 0 .79) es aplicable para el caso excluido en el caso a) cuando se o cumple (12.76) Dado que para r → ∞ el potencial var´ muy lentamente podemos pensar en la validez de la ıa aproximaci´n semicl´sica y as´ establecemos la siguiente forma para ψ . Para estados ligados. por tanto.79). r→∞ U0 − s)r s e±ikr . ım (12.

Para k → k0 de la ecuaci´n integral (12. polos correspondientes a estados ligados para ciertos valores de k sobre el eje imaginario positivo de energ´ E = − 2 |k|2 /2µ. r → ∞ . en la soluci´n anterior. (12. r )r 2 dr . Tan pronto como Imk = 0. (12.83) y podemos identificar R (k0 . R (k0 . a → ∞. eliminando o el t´rmino de onda libre. el t´rmino puro de dispersi´n. o R (k0 . identificando k0 = iα. no se puede truncar la serie despu´s de considerar unos cuantos t´rminos. recuperamos la ecuaci´n integral de estado ligado o (12.82) y esta funci´n de onda de estado ligado se desvanece muchas m´s lentamente que para el caso o a s > 1. por tanto. r). r) = −ik0 j (k0 r< )h (k0 r> )U (r )R (k0 . r) e o es un coeficiente. α > 0. (12. o ψ = C exp[−(αr + U0 U0 log αr)] = (αr)− 2α e−αr . r) tuviese polos en el semiplano superior de k. llegamos al o comportamiento asint´tico para los estados ligados. A (k. Es tambi´n muy o o e apropiada a la hora de estudiar las propiedades anal´ ıticas de A (k. Sin embargo. ıa Por lo tanto. dado que j (kr) diverge como una exponencial para r → ∞. r) con k complejo tiene. En la expresi´n anterior R (k0 . no podemos determinar un rango propio de la interacci´n. no contenidos en el eje imaginario 196 . Es. 2α (12. r) = + reg .84) (k − k0 )m donde m > 0 y reg indica t´rminos regulares alrededor de k0 . r )r 2 dr . Por ıa otra parte. r) ≡ R (α.4. α > 0. si A (z. e 12. r) con k una variable compleja. r) no es de cuadrado integrable. r) en funci´n de k. con m´todos propios para este caso particular. con energ´ E = − 2 α2 /2µ. con el signo +. dado el car´cter peri´dico de la exponencial compleja.83) Esta estrecha relaci´n entre soluciones de dispersi´n y estados ligados nos sugiere que ser´ muy o o a provechoso el estudio de A (k. A (k. o y en el desarrollo en ondas parciales se debe sumar sobre todas ellas. o recordemos que para k = iα. Dado que el potencial de Coulomb no es un potencial de corto alcance.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.37) se llega a. Supongamos que. proporcional a U (r ) en e o (12. r) = α 0 ∞ j (iαr< )h (iαr> )U (r )R (α. esto es. Haciendo el cambio k → iα . posiblemente. pasamos a la soluci´n de estado ligado R (α.37). r). De hecho. Propiedades anal´ ıticas de las amplitudes de colisi´n o La ecuaci´n integral (12. porque h (kr) decae exponencialmente ı en el plano superior de k. e R (α. el t´rmino logar´ a o e ıtmico no se puede despreciar. que es puramente una exponencial decreciente.37) nos permite calcular las soluciones de dispersi´n. r) A(k. α > 0. s´ que es convergente cuando |kr| → ∞ e Imk > 0. Oller e Por supuesto.85) De este modo. necesario tratar el caso del e e potencial de Coulomb separadamente.

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

puro, tendr´ ıamos soluciones a la ecuaci´n de Schr¨dinger estacionaria de cuadrado integrable o o pero con energ´ imaginaria. Este aspecto est´ en contradicci´n con el car´cter autoadjunto del ıa a o a Hamiltoniano que obliga a que sus autovalores sean reales y, por lo tanto, no pueden existir tales polos. ´ Los polos de la amplitud de colisi´n son de hecho polos simples. Esta es una propiedad gen´rica o e para cualquier potencial y tiene su origen en la funci´n de Green de la ecuaci´n de Schr¨dinger. o o o Notemos que la funci´n de Green (10.34) es la inversa de k 2 − 2µH0 , siendo H0 el Hamiltoniano o libre. Podr´ ıamos haber tomado igualmente la inversa de cualquier otro Hamiltoniano no perturbado y el resto, H − H0 har´ las veces de potencial en las consideraciones seguidas hasta ahora, ıa similarmente a como procedimos en teor´ de perturbaciones en las secciones 3.3 y 3.4. La inversi´n ıa o de E − H0 implica una integral sobre las autofunciones del espectro continuo m´s una suma a sobre las autofunciones del espectro discreto del Hamiltoniano H0 . Los polos son simples en la energ´ puesto que en la base que diagonaliza a H0 , (E − H0 + i )−1 es diagonal y los polos para ıa E son aquellos valores que coinciden con algunos de los autovalores de H0 . La validez de esta argumentaci´n, para entender el por qu´ los polos de las amplitudes de colisi´n son simples, reside o e o en que sea posible elegir H0 tal que la diferencia pueda ser tratada como una perturbaci´n. o Los estados ligados corresponden a polos aislados para ciertos valores de Imk > 0, dado que constituyen el espectro discreto. Por otra parte, est´ el espectro continuo y, por tanto, se deben a esperar un continuo de singularidades en la inversi´n de E − H0 + i , para valores de E contenidos o en el espectro continuo de H0 , y que, por tanto, den lugar a un corte en f (E), E = k 2 /2µ. √ Matem´ticamente esto se comprueba de (12.52), donde aparece k = 2µE/ 2 . Dado que E a es una funci´n bivaluada, es necesario definir en qu´ hoja de Riemann se toma la misma. En la o e hoja f´ ısica o primera hoja, k es positivo para E > 0, lo que implica que kI (E) = 2µE/ 2 = |2µE|/ 2 eiφ(E)/2 , con φ(E) la fase de E entre [0, 2π[. En la segunda hoja, kII (E) = −kI (E) y se comprueba de forma directa que kI (E ∗ ) = −kI (E)∗ . En lo que sigue suprimiremos el sub´ ındice I en kI (E) y escribiremos simplemente k(E), manteniendo la notaci´n que se ha seguido hasta o ahora. Con este pre´mbulo, veamos que en efecto S (E) dada en (12.52) es discontinua para E > 0, a l´ + [S (E + i ) − S (E − i )] = S (k(E)) − S (−k(E)) . ım
→0

(12.86)

Para calcular la diferencia anterior, consideremos la soluci´n formal iterativa de (12.52) a todos o los ordenes en potencias de U (r ). Se procede an´logamente a la serie de Born (11.19), pero ahora ´ a para ondas parciales al resolver iterativamente (12.37) y sustituyendo orden a orden en (12.52). Tenemos, S (k) = 1 − 2ik(j , U j ) − 2ik(j , U Gk U j ) − 2ik(j , U Gk U Gk U j ) + ... ,
( ) ( ) ( )

(12.87)

con la misma notaci´n que en (11.19) pero integrando s´lo sobre la variable radial. Recordando o o +1 +1 ∗ ıticas en que j (−kr) = (−1) j (kr) y que h (−kr) = (−1) h (kr), y que son funciones anal´ kr, es directo comprobar que, S (−k) = 1 + 2ik(j , U j ) + 2ik(j , U Gk
( )∗

U j ) + 2ik(j , U Gk

( )∗

U Gk

( )∗

U j ) + ... ,

(12.88)

197

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

puesto que siempre aparece un par expl´ ıcito de funciones j en (12.87) y G−k (r, r ) = Gk (r, r )∗ , como se desprende de (12.50). Por lo tanto se tiene, S (−k) = S (k)∗ , k > 0 . Introduciendo este resultado en (12.86) obtenemos el valor de la discontinuidad, l´ + (S (E + i ) − S (E − i )) = 2i ImS (k) . ım
→0

( )

( )

(12.89)

(12.90)

A partir de (12.57) obtenemos la expresi´n f (E) = − 4π(2 + 1)(j , U A ). De este resultado o podemos proceder an´logamente a como hemos hecho para S (E) y llegamos a que a l´ + (f (E + i ) − f (E − i )) = 2iImf (E) = ım
→0

ik σ (k) , 4π(2 + 1)

(12.91)

teniendo en cuenta (12.62). Desde un punto de vista f´ ısico no deben existir en el plano complejo E m´s singularidades a de S (E) o f (E) impuestas por la estructura de (12.52) y v´lidas para cualquier potencial. No a obstante determinados potenciales, por ejemplo, singulares en el origen, dan lugar a cortes adicionales en S (E) debido a la din´mica particular contenida en el mismo. De esto se concluye que a S (E) es una funci´n que cumple el teorema de reflexi´n de Schwartz, dado que es una funci´n que o o o s´lo tiene como discontinuidades cortes y polos, y adem´s en alg´ n fragmento del eje real de E es o a u real, por ejemplo para un segmento de E < 0 que no contenga ninguno de los valores discretos de energ´ de enlace de estado ligado ni incluya un hipot´tico corte asociado a U (r ). Por lo tanto, ıa e aplicando dicho teorema de variable compleja se deduce que, S (E)∗ = S (E ∗ ) , f (E)∗ = f (E ∗ ) . (12.92)

Una vez hemos llegado a (12.92) se recobran (12.90) y (12.91) tomando en las expresiones anteriores E →E+i . Dado un potencial V que acepte transformada de Fourier, siempre podemos multiplicarlo por un par´metro adimensional λ suficientemente peque˜ o tal que la aproximaci´n de Born sea aplicable. a n o Vimos en (11.21) que la amplitud de colisi´n de Born, fB (k , k), es proporcional a la transformada o de Fourier de V , y ´ste no ser´ herm´ e ıa ıtico si en el espacio de momentos, es decir su transformada de Fourier, tuviese cortes que se solapasen con el corte debido a (12.90), para E > 0. Por lo tanto los cortes de f inducidos por V no se solapan con el corte que distingue entre la primera y segunda hoja de Riemann debidos a la forma de la funci´n k(E). o En la segunda hoja de Riemann seguimos teniendo el corte (12.90), que distingue entre esta hoja y la f´ ısica, y las posibles singularidades dependientes del proceso dadas por V . Adem´s, a podemos tener tambi´n polos en A (kII (E), r) para valores de k con Imk < 0. De hecho, se puede e utilizar el mismo argumento que anteriormente utilizamos para los estados ligados para concluir que es posible que (12.37) pueda tener polos para k0 = kr − i ki , con ki > 0. En este caso, el coeficiente del polo satisface la ecuaci´n, an´loga a (12.85), o a R (k0 , r) = −ik0 j (k0 r< )h (k0 r> )U (r )R (k0 , r )r 2 dr . 198 (12.93)

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Plano k

PSfrag replacements

f ,I (E), ImE < 0 f ,II (E), ImE > 0

f ,I (E), ImE > 0 f ,II (E), ImE < 0

Figura 12.1: En el plano complejo k, se indican las distintas hojas de Riemann en funci´n de la o energ´ E para la amplitud de colisi´n f (E). ıa o

No obstante, para r → ∞ estas funciones de r divergen para potenciales que se anulan para r > a, por ejemplo pozos cuadrados, debido al comportamiento asint´tico de h (k0 r) con Imk0 < 0, o ver (12.7). Cuando kr = 0, los polos anteriores se denominan estados ligados virtuales o estados antiligados debido al comportamiento exponencial creciente para r → ∞ al que hemos aludido, mientras que para un estado ligado el comportamiento es exponencialmente decreciente, seg´ n u hemos visto en la secci´n (12.3). Cuando kr > 0 los polos se denominan resonancias. En la figura o 12.1, haciendo uso del principio de reflexi´n de Schwartz (12.92), se han indicado las distintas o hojas de Riemann en la variable E, pero en plano complejo k. El tr´nsito entre la hoja f´ a ısica y la segunda se indica mediante flechas. La verificaci´n de esta figura se deja como ejercicio al lector. o

12.4.1.

Dispersi´n resonante o

Analicemos a continuaci´n el significado de la divergencia exponencial presente en (12.93) o cuando se tiene un polo correspondiente a una resonancia. Para ello, consideremos que inicialmente se dispone de un tren de ondas que suficientemente lejos de la zona de interacci´n, evoluciona o temporalmente seg´ n el Hamiltoniano libre, u ψ(r, t) = d3 k χ(k)eikr−
2 k 2 t/2µ

.

(12.94)

La funci´n χ(k) determina la distribuci´n del tren de ondas en el espacio de ondas planas de o o acuerdo a su energ´ Supondremos en lo que sigue que se trata de una funci´n muy picada ıa. o alrededor del valor k = kr , tal que, para k = kr − iki , se tiene una resonancia en onda S, = 0. Una vez tiene lugar la interacci´n con el blanco, cada onda plana del tren de ondas φk (r) debe o ser reemplazada por ψk (r) de (10.43) que, para r mucho mayor que el rango del potencial, adopta la forma asint´tica (10.47). Sustrayendo de la soluci´n completa la parte libre (12.94), con lo que o o nos centramos unicamente en la parte dispersada proporcional a f (k , k), resulta, ´ ψ(r, t)dis = 1 2π
3 2

1 r

d3 k χ(k)ei(kr−

2 k 2 t/2µ)

f (k , k) .

(12.95)

199

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Como hemos supuesto una resonancia en = 0 y que χ(k) est´ muy picada alrededor de ´sta, a e tomamos la siguiente aproximaci´n para f (k , k), o f f0 R0 1 , k k − k r + i ki (12.96)

y supondremos que ki es mayor que la anchura de χ(k) alrededor de kr . Por ejemplo podemos tomar χ0 χ(k) = , (12.97) k − kr + iκ tal que κ ki . A continuaci´n reescribamos la dependencia temporal de (12.95) como, o
2

k2 =

2

(k − kr + kr )2 =

2

2 (k − kr )2 + kr + 2kr (k − kr ) .

(12.98)

Se trata de despreciar el t´rmino cuadr´tico frente al lineal puesto que como hemos dicho χ(q) e a est´ muy picada alrededor de kr . Esta aproximaci´n es posible para tiempos t tales que, a o
2

(k − kr )2 t 2µ

,

(12.99)

es decir, para tiempos t que sean mucho menores que el tiempo de ensanchamiento de un tren de ondas gaussiano, de acuerdo a (10.12) con ∆p ∼ κ. Una vez se desprecia el t´rmino cuadr´tico en e a (12.98) el remanente se puede escribir como,
2

k2

2 2 kr

2

+

kr k . µ
2 2 kr /2µ

(12.100) y por vr = kr /µ .

En lo que sigue para simplificar la notaci´n denominaremos por wr = o Teniendo en cuenta (12.100) reescribimos (12.95) como, ψ(r, t)dis 2 1 iwr t e πr
+∞

dk kχ(k)
−∞

R0 eik(r−vr t) . k − k r + i ki

(12.101)

En esta integral hemos aumentado el dominio de integraci´n de [0, ∞[ a ] − ∞, ∞[ dado que o χ(k) est´ limitado a un entorno de kr . Puesto que el polo expl´ a ıcitamente mostrado en (12.101) est´ en el semiplano inferior de k, as´ como el de χ(k), seg´ n (12.97), se sigue que para r > v r t a ı u la funci´n de onda dispersada es nula. Esto se sigue de calcular la integral (12.101) aplicando el o teorema de Cauchy de integraci´n completando el circuito de (12.101) con un semic´ o ırculo infinito en el semiplano superior de k. Esto implica, que si hay un observador situado en r0 ´ste no e recibir´ ninguna part´ a ıcula dispersada hasta que haya transcurrido un tiempo m´ ınimo de recepci´n o tr = r0 /vr . Para r < vr t procedemos de igual modo, pero cerrando el circuito de integraci´n en el o semiplano inferior de k, y obtenemos entonces el siguiente resultado: r > vr t r < vr t ψdis (r, t) =
√ 8π − r eiwr t R0 χ0 κ−ki

ψdis (r, t) = 0 , (kr − iki )ei(kr −iki )(r−vr t) − (kr − iκ)ei(kr −iκ)(r−vr t) 200

(12.102) .

Mec´nica Cu´ntica a a

Jos´ A. Oller e

Vemos por tanto que el tren de ondas mantiene una estructura de frente de onda habiendo un tiempo bien definido de llegada de la funci´n de onda, al igual que para el caso libre que ya o discutimos en la secci´n 10.1. o Claramente hay dos contribuciones de estructura an´loga en (12.102) dada la forma similar a de las funciones χ(k) y f0 (k). Supongamos que ha transcurrido el tiempo tr y que el frente de ondas ya ha llegado a la posici´n de los detectores y que ha transcurrido un intervalo de tiempo o suficientemente grande tal que t tr = r0 /vr , recordemos que tambi´n hab´ e ıamos impuesto la condici´n (12.99). Para estas circunstancias realistas de observaci´n, y dado que recordemos que o o κ ki , los detectores comprobar´ la siguiente probabilidad de presencia en funci´n de tiempo, ıan o |ψdis (r, t)|2 →
2 2 C R0 χ2 kr 8π −2ki vr (t−tr ) 0 e ≡ 2 e−(t−tr )/τn , 2 κ2 r r

(12.103)

t

tr

con τ = 1/2ki vr y C una constante positiva. Es decir, mucho despu´s de haber pasado el frente e de ondas en tr , los contadores continuar´ midiendo la llegada de una distribuci´n esf´ricamente ıan o e sim´trica de part´ e ıculas que decae exponencialmente en el transcurso del tiempo de acuerdo a una ley de desintegraci´n de vida media τ , inversamente proporcional a ki . o Esta misma ley exponencial de desintegraci´n, se obtiene si la funci´n de evoluci´n temporal o o o para una estado estacionario, exp(−iEt/ ), la aplicamos para E igual a la posici´n del polo de la o 2 2 resonancia en la segunda hoja de Riemann, E (kr − 2ikr ki )/2µ para ki kr . As´ obtenemos ı, la funci´n exponencialmente decreciente con el tiempo, o |e−iEr t/ |2 = e−
2kr ki t/µ

= e−t/τ .

(12.104)

Para finalizar estas consideraciones sobre dispersi´n resonante, calculemos la secci´n eficaz para o o la amplitud de colisi´n dominada por una resonancia (12.96) pero en una onda parcial arbitraria. o La secci´n eficaz viene dada por, o dσ dΩ 1 R2 |Y 0 (θ)|2 , 2 k 2 (k − kr )2 + ki (12.105)

Ello induce la aparici´n del arm´nico esf´rico Y 0 (θ) en virtud de (12.61). En la figura 12.2 se o o e muestra la dependencia en k de (12.105) para = 0 normalizada a 1 en el pico. Se aprecia claramente un m´ximo localizado en kr y una anchura en la distribuci´n dada por ki , tal que para a o k = kr + ki el valor obtenido es aproximadamente el valor en el pico dividido por 2. Esto hace que 2 si ki kr podamos aproximar 1/k 2 en (12.105) por 1/kr y obtenemos, dσ dΩ 1 R2 |Y 0 (θ)|2 , 2 2 kr (k − kr )2 + ki (12.106)

que corresponde a una lorenciana. A partir de la secci´n diferencial anterior, obtenemos la secci´n o o eficaz total, R2 1 σ= 2 , (12.107) 2 kr (k − kr )2 + ki que corresponde a la gr´fica en 12.2. a 201

105) cumple el o requerimiento de unitariedad en ondas parciales (12. con n´ meros de onda independientes. o o a o Consideremos la ecuaci´n de onda radial (12.109) . El momento angular al que est´n adscritas.43) particularizada a nuestro caso concreto: d2 2 + k1 − U dr 2 y d2 2 + k2 − U dr 2 202 u2 = 0 . ki (12. a u 12. Bethe [18] o ofreci´ una demostraci´n m´s sencilla en la que nos vamos basar en esta secci´n.108) Entonces para k = kr . o Por tanto. s´lo unas pocas ondas parciales son suficientes para deıas. otra forma posible de determinar el momento angular de la resonancia que domina el proceso de colisi´n. (12. la secci´n eficaz diferencial.6 PSfrag replacements ki 0.4 0. Escribimos u (12. Para este valor se alcanza precisamente el m´ximo posible de σ . se puede detera o a minar midiendo la distribuci´n angular. respectivamente. Schwinger. Oller e 1 0.110) u1 = 0 .8 σ 0.5. f es en un n´ mero puramente imaginario y positivo.58). f´rmula original del desarrollo de alcance efectivo fue debida a J. las resonancias se pueden distinguir experimentalmente mediante la presencia de m´ximos en la secci´n eficaz total. A este respecto es o o interesante darse cuenta que para k = kr la amplitud de colisi´n resonante (12. n o scribir el proceso de colisi´n.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. k1 y k2 . lo que corresponde a u un m´ ltiplo impar de π/2.62) con: R =− 4π(2 + 1) . Por lo tanto. pero H. (12.2 6 8 10 12 14 16 k Figura 12.43) para = 0 y sean u1 y u2 dos soluciones que o se anulan en r = 0. s´lo unos pocos par´metros son o a o a suficientes para caracterizar los desfasajes de cada onda parcial en funci´n de la energ´ La o ıa. v´ase u a e (12. esto es.2: Secci´n eficaz total dominada por una resonancia localizada en kr y de anchura ki . Desarrollo de alcance efectivo A bajas energ´ con max peque˜ a. adem´s. es comprobar el valor en el m´ximo y ver que aproximadamente o a corresponde al valor m´ximo de σ para alg´ n . En tales circunstancias.

117) donde el sub´ ındice 0 indica que las funciones de onda correspondientes se han de evaluar en k = 0.115) Puesto que las ψi (r) vienen dadas por (12.109) por u2 y (12. en orden.112) Los n´ meros A1 y A2 se pueden determinar comparando con (12.113) Esta elecci´n de los coeficientes Ai fija a su vez la normalizaci´n de las funciones ui (r). (12. o ψ1 (r) = A1 sen(k1 r + δ(k1 )) .113). Notemos que la integral anterior est´ restringida a la zona de colisi´n donde se diferencian las a o funciones ui y ψi .111) donde el l´ ımite superior R es arbitrario.116) Esta ecuaci´n es exacta. para nuestras u consideraciones presentes.115) como.114). ψi (r) = sen(kr + δ)/senδ(ki ) .110) por u1 . puesto que fuera de dicha zona tienden a ser iguales. Hagamos a continuaci´n que k1 → 0 y designemos en lo que sigue a k2 o o simplemente por k. kcotδ (k) = l´ k1 cotδ (k1 ) + k 2 ım k1 →0 0 ∞ (ψ0 ψ − u0 u)dr . (12. obtenemos: 2 2 u2 u1 − u1 u2 |0 = (k2 − k1 ) R R u1 u2 dr . Consideremos a continuaci´n las funciones de onda auxiliares ψ1 y ψ2 que son iguales al como portamiento asint´tico de u1 .114) Sustrayendo (12. es conveniente ajustarlos de modo que ψ1 (0) = ψ2 (0) = 1. ımite de bajas 2 energ´ puesto que la energ´ potencial V en esta zona es mucho mayor que k . 0 (12. No obstante. y teniendo en cuenta que est´n normalizadas a uno en r = 0 podemos escribir (12.53). u2 . (12. dado que k → 0.111) a (12. ψ2 (r) = A2 sen(k2 r + δ(k2 )) . Por lo tanto.114). a 2 2 k2 cotδ(k2 ) − k1 cotδ(k1 ) = (k2 − k1 ) ∞ 0 (ψ1 ψ2 − u1 u2 )dr . As´ en el l´ ı. es trivial calcular su derivada normal en r = 0. Por lo tanto tomaremos. (12. ıa la dependencia de la integral anterior en energ´ es muy d´bil. para r → ∞. Las ψi satisfacen (d2 /dr 2 +ki )ψi (r) = 0 o y por lo tanto se obtiene una relaci´n an´loga a (12. ya que las ψi o o 2 han de coincidir con el comportamiento asint´tico de las ui .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (12. 0 (12. a bajas energ´ ıas e ıas 203 . o a 2 2 ψ2 ψ1 − ψ1 ψ2 |0 = (k2 − k1 ) R R ψ1 ψ2 dr . As´ mismo se ha indicado con una prima la derivada ı radial. Oller e Multiplicando (12. restando e integrando por partes. teniendo en cuenta que ui (0) = 0 y que para R → ∞ ui (R) → ψi se tiene que 2 2 (ψ1 ψ2 − ψ2 ψ1 )r=0 = (k2 − k1 ) ∞ 0 (ψ1 ψ2 − u1 u2 )dr . ıas.

a1 tiene dimensiones de volumen. se obtiene que en efecto los desfasajes para peque˜ as energ´ van como k 2 +1 teniendo o n ıas en cuenta (12. n´ cleos. 0 (12. 0 (12. puesto que el integrando es s´lo apreciable dentro de la o zona de colisi´n y. por ejemplo.118) 1 . en este l´ ımite de dispersi´n d´bil a bajas energ´ tendremos. o Sin embargo. En estos sistemas. a (12. k→0 a0 fija la longitud de dispersi´n de onda S. Teniendo en cuenta o (12. podemos reescribir (12.122) con a la longitud de dispersi´n de onda -´sima aunque se debe tener en cuenta que sus dimeno e siones son las de (espacio)2 +1 y as´ para las ondas P. Por lo tanto. o e ıas k→0 l´ k 2 +1 cotδ (k) = − ım 1 . atomos.119) r0 = 2 2 (ψ0 − u2 )dr ..123) . Puede incluso ocurrir que el proyectil quede absorbido ıa ıa por el blanco y emita nuevas part´ ıculas. por ejemplo. por ende. el estado ´ u inicial del sistema.120) A r0 se le conoce como alcance efectivo. Para el resto de ondas parciales con > 0 el l´ ımite kcotδ (k) es cero [2]. Nosotros nos conformaremos en este texto con justificar dicho comportamiento para el l´ ımite de dispersi´n debida a o un potencial d´bil en el sentido especificado para la aplicabilidad de la serie de Born. etc.119) y (12. si el intercambio de energ´ durante la colisi´n es suficientemente elevado. a0 . pasando el blanco. ı 12.6.4). π − + O 16 → N 14 + n + n .120). muchos de los resultados obtenidos hasta ahora se pueden generalizar para incluir las colisiones con sistemas complejos. El resto en la expresi´n o o 4 3 anterior es de hecho de orden k r0 [18]. Oller e dicha integral est´ dominada por la contribuci´n que proviene de sustituir u por u0 y ψ por ψ0 y a o tenemos.118) como.. r0 debe ser del orden del rango del potencial. En este caso e podemos sustituir A (kr) por j (kr) en (12.121) expresi´n que se conoce con el nombre de desarrollo de alcance efectivo.52) y desarrollando en serie de δ el lado derecho de la f´rmula. kcotδ = − 1 1 + r0 k 2 + . puede ıa o cambiar. Colisiones con sistemas complejos La teor´ de colisiones que hemos presentado hasta ahora se basa en la ecuaci´n de Schr¨dinger ıa o o para un cuerpo con un Hamiltoniano herm´ ıtico que conduce a la conservaci´n de probabilidad. k1 →0 l´ k1 cotδ(k1 ) + k ım 2 0 ∞ 2 (ψ0 − u2 )dr . o l´ kcotδ(k) = − ım ∞ 0 (12. kcotδ(k) El l´ ımite. 204 (12. as 2 (12.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Mientras que es habitual denotar por. a un estado interno excitado con mayor energ´ que ıa tomar´ de la energ´ inicial del proyectil.

23). a A partir de este punto. entre todos ıa.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. los δ ser´n complejos. ıo ¯ π−π+ → K K . (12. (12. Por lo tanto. θ) = 4π(2 + 1)(|η |e2iδ − 1)Y 0 (θ) . cuando no se especifique el m´dulo de η (k). en lugar de que |η | = 1 tendremos en general menor flujo de part´ ıculas salientes que entrantes y. Suponiendo que el potencial sea invariante bajo rotaciones.126) η = |η |e2iδ . e2iδ |η | − e−i(kr− π ) 2 . la probabilidad de volver a obtener el canal inicial no es 1 sino menor que 1. tal y como se discuti´ despu´s o e de (12. la secci´n eficaz el´stica es.51). ıo 205 . η = e2iδ . es decir.125) A |η | ≤ 1 se le llama inelasticidad. Onda inicial Onda final ∗ j (kr) → h (kr) + η h (kr) . (12. por o a supuesto. r) = 1 ei(kr− 2ikr π ) 2 Para los sistemas estudiados hasta el punto anterior.53) tenemos: A (k. (12. debe conservarse el momento angular orbital inicial. Seguiremos considerando sistemas sin ız esp´ ın. obtenemos el desarrollo de la amplitud de colisi´n para el canal el´stico en o a ondas parciales. (12. entonces los desfasajes δ (k) son complejos con una parte imaginaria positiva tal que se obtenga el m´dulo apropiado de o η (k). de otros procesos permitidos) la discusi´n no es tan o simple como la desarrollada hasta ahora a ra´ de (10. No obstante. contenga las mismas part´ ıculas y con la misma energ´ interna que el estado inicial. independientemente de si el blanco es o no complejo. sustituyendo e2iδ por |η | en (12. seguiremos hablando de sistema complejo para hacer la discusi´n m´s intuitiva.128) 2ik =0 Por lo tanto. en el caso. Si insistimos en expresar η (k) = e2iδ (k) . Por o a el contrario. de presencia de otros canales inel´sticos. por tanto. En nuestro caso presente esto no es as´ puesto que debido a la apertura de nuevos ı.127) Aplicando (12. a los procesos posibles y abiertos para una cierta energ´ seguiremos estudiando el estado final que ıa. Por ello. o a aun cuando todo lo que se diga aqu´ es v´lido para cualquier reacci´n donde el estado final tras ı a o la colisi´n no contenga necesariamente las mismas part´ o ıculas o sistemas en los mismos estados internos de energ´ En este punto seguiremos estudiando el canal el´stico. ıa debido a la apertura de otros canales (esto es. Oller e En f´ ısica de altas energ´ es corriente la generaci´n de nuevas especies de part´ ıas o ıculas a partir del #3 vac´ sin necesidad de disponer de un blanco complejo. (12. Cuando se escribe expl´ ıcitamente el m´dulo de η se tomar´n los desfasajes δ (k) reales. para r → ∞. o a π σel (k) = 2 k #3 ∞ =0 (2 + 1)||η |e2iδ − 1|2 .54). |η | ≤ 1 . canales. ∞ 1 fel (k.129) El vac´ real es de hecho en muchos aspecto similar a un blanco muy complicado.124) No obstante.

σinel y σtot tambi´n se a e anulan. cuando ´ste fuese suficientemente energ´tico y se excitase el atomo.130) El c´lculo de σtot se puede realizar mediante la aplicaci´n del teorema optico. Oller e La secci´n eficaz total tendr´ dos contribuciones. para el caso puramente el´stico. (12. ıa a En esta secci´n hemos obtenido tan s´lo una parametrizaci´n de la amplitud de colisi´n el´stica o o o o a (12. y as´ sucesivamente se van explorando distancias menores. o 4π d3 r j(r. har´ necesario considerar los constituyentes elementales del n´ cleo. cuando ´sta o ıa o e fuese suficientemente alta. (12. la integral no se anula en general. o a ıas la probabilidad se conserva y la integral primera se anula.132) y (12. hay que tomar el ´ n´ cleo y los electrones que forman el atomo como grados de libertad y hacer el estudio completo u ´ con el electr´n incidente. tambi´n hemos desarrollado una teor´ din´mica que nos permite obtener e ıa a las amplitudes de colisi´n para cualquier potencial central. Es interesante recalcar que σinel = 0 siempre que |η | = 1 y. a u nos da la secci´n eficaz inel´stica. si pensamos en las colisiones de un atomo con un o ´ electr´n. De este modo. ıa u protones y neutrones.2). σtot = σel + σinel = k De (12. De (12.132) (2 + 1)(1 − |η | cos 2δ ) .128). en cuyo caso. Menos este n´ mero.128) es directo obtener. 206 . a o a σtot = σel + σinel . En (10.129) σel est´ siempre presente excepto cuando η = 1. para energ´ suficientemente bajas. Por ejemplo. En el caso m´s general que estamos a considerando ahora. σinel = −σel + σtot 2π = k2 π k2 ∞ =0 ∞ =0 (12. Sin embargo. se estableci´ que. la secci´n eficaz el´stica y la secci´n eficaz o a o a o inel´stica (la que corresponde a la producci´n de canales inel´sticos). t) = r 2 dΩjr = −(2π)−3 vk Imfel (θ = 0) + (2π)−3 vk σel .133) σinel = (2 + 1)(1 − |η |2 ) . consistentemente para energ´ inferiores a la apertura de los canales inel´sticos σinel = 0. (12. por contra. se podr´ ı e ıa calcular las amplitudes de colisi´n. dividido por el flujo inicial. as´ como las de ´ste con el proyectil. Para el caso de sistemas complejos o habr´ que disponer de una teor´ din´mica que incluyese el blanco y sus interacciones propias que ıa ıa a caracterizan su estructura interna.77) y f´rmulas a o ´ o posteriores. adem´s del importante resultado de extender el a a teorema optico para sistemas complejos.131) k En el caso en que s´lo se tenga abierto el canal el´stico. Dicho flujo es (2π)−3 vk con lo que de (12. el estudio de estos o e e ´ procesos requiere dejar de considerar al atomo como elemental y. analizado ´ a en detalle en (12. v´lida en presencia de otros canales. y es igual al n´ mero de part´ u ıculas perdidas respecto al canal el´stico por unidad de tiempo. por tanto. N´tese que la ı o longitud de de Broglie del electr´n para ser sensible a la estructura interna del n´ cleo debe ser del o u orden del f m = 105 Amstrong.131) se obtiene: o a 4π Imfel (θ = 0) → k 4π Imfel (θ = 0) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Si la energ´ del electr´n incidente continua aumentando.

δ (k) = ∆( /k) .136) d (η − 1)J0 (2 sen ) . (ii) las ondas parciales con grande est´n amplificadas por el factor 2 + 1 y (iii) a no se espera ninguna raz´n din´mica por la que en el l´ o a ımite de proyectiles energ´ticos el factor e η − 1 tenga que estar suprimido para 1.135) que es v´lida para sen2 θ/2 a 1 con 1. o fel (k. o δ (b) = ∆(b) . Este es un m´todo efectivo mediante el cual el Hamiltoniano deja e de ser autoadjunto y permite as´ que haya p´rdida de probabilidad correspondiente a otros canales ı e abiertos. llegamos a la siguiente expresi´n para fel (k.59). Oller e 12. A los potenciales complejos se les suele denominar potenciales opticos. (12.137) Esta relaci´n se convierte en el resultado para la aproximaci´n eikonal (11.56).138) Como kb = . nos proporciona el m´todo eikonal para calcular los desfasajes. De (12. θ) −ik ∞ 0 db bJ0 (qb)(e2iδ(b) − 1) . puesto que estamos considerando e dominante el comportamiento para grandes. se sigue por tanto.60) debe ser complejo.56) tenemos: fel = 1 2ik ∞ =0 4π(2 + 1)(η − 1)Y 0 (θ) = 1 2ik ∞ =0 (2 + 1)(η − 1)P (cos θ) .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.139) que.134) tenemos: θ 1 ∞ (12. 2 (12. Relaci´n con la aproximaci´n eikonal o o En el m´todo de ondas parciales. Estas dos aproximaciones se espera que sean buenas en el l´ ımite de aplicabilidad de la aproximaci´n eikonal puesto que (i) hay que sumar sobre infinitas o ondas parciales. teniendo en cuenta (11. q = 2ksen θ . La aproximaci´n eikonal es v´lida si 1/k o a a.134) por una integral. θ). o en la aproximaci´n eikonal los procesos de colisi´n se distinguen seg´ n el par´metro de impacto y o o u a se integran sobre todos ellos (11. Por otro lado. ´ 207 .59) realizando la ideno o tificaci´n. Si en la integral anterior hacemos adem´s el cambio a de variable kb = . fel ik 0 2 donde adicionalmente hemos despreciado el t´rmino 1 frente a 2 . Adem´s hacemos uso de la igualdad a P (cos θ) θ J0 (2 sen ) .7. En este l´ ımite. puesto que ak 1 se max sigue que en el l´ ımite de validez de la aproximaci´n eikonal se debe sumar sobre muchas ondas o parciales. Dado que max → ∞ o sustituimos la suma sobre en (12. el potencial e ´ V en (11.134) Apliquemos esta serie al l´ ımite de validez de la aproximaci´n eikonal.60). e Fij´monos que para obtener δ (k) compleja. Introduciendo estas aproximaciones en (12. se descompone el proceso en varios subprocesos con bien e definido y se suma sobre todos ellos para obtener la amplitud de colisi´n (12. (12. 2 (12. como se requiere para sistemas complejos. (12.

b>R.137) tenemos para este caso: R fel = ik 0 θ R 2 J1 (2kRsen 2 ) db bJ0 (qb) = ik J1 (qR) = iR k . (12. Oller e Ejemplo: La esfera opaca. Finalmente la secci´n eficaz inel´stica. Queda claro que el efecto sorprendente de que σ tot sea e o dos veces el area geom´trica de la secci´n transversal de la esfera es porque la secci´n eficaz el´stica ´ e o o a no se anula debido a la contribuci´n de part´ o ıculas no dispersadas que se alejan del blanco.129) calculamos la secci´n eficaz el´stica sin m´s que pasar de serie a integral en . Por tanto. dado que de (12.132). puesto que el flujo ´ o e o final de part´ ıculas hacia fuera es nulo y eso es distinto con respecto a la situaci´n inicial. o a σinel = σtot − σel = πR2 . (12. = 1. De (12. o ı o a 208 . ´ σtot = J1 (2kRsen θ ) 4π 2 Imf (k.140) con b el par´metro de impacto.142) = 2πR2 . x → 0 . 0 (12. La secci´n eficaz σel = 0 . cuentan part´ ıculas para r → ∞ procedentes del flujo inicial que pasan el blanco sin interaccionar.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Tenemos: a a σel = π k2 ∞ 0 db 2k 2 b|η(b) − 1|2 = π k2 R db 2k 2 b = πR2 .127) la onda resultante del blanco s´lo consta de ondas que asint´ticamente o o para r → ∞ se comportan como ondas esf´ricas entrantes. Haciendo uso de (12. Nuestra intuici´n s´ que se aplica a la secci´n eficaz inel´stica.142) es dos veces el area geom´trica de la esfera ´ e opaca. tambi´n se podr´ calificar e e ıa este potencial como sumidero de radio R. Al ser η(b) = 0 para r < R es por lo que a la esfera se le denomina a opaca.137). b < R .144) que es igual al area de la secci´n geom´trica. o a a despreciar el +1 frente a 2 y hacer el cambio de variable kb = . (12. Consideremos la colisi´n de un sistema con un potencial tipo esfera opaca de radio R tal que: o η(b) = 0 .143) 2 Es remarcable destacar que σtot calculada en (12.145) Tambi´n es igual a la secci´n transversal. θ = 0) = 4πR2 l´ ım θ θ→0 k 2kRsen 2 (12. teniendo en cuenta que 1 J1 (x) → x .141) Aplicando el teorema optico (12. tal y como hemos hecho antes para obtener fell . As´ se o ı. m´s r´pido que calcular dΩ|fel |2 con fel dada por (12. θ q 2kRsen 2 (12.

Parte IV Simetr´ de las amplitudes de colisi´n ıas o 209 .

Ek ≡ z. ıtulo 16. sin u restringirnos a la mec´nica ondulatoria. Designemos por |k+ una de dichas soluciones que debe satisfacer. Este formalismo. tanto fermiones como bosones. H|k+ = Ek |k+ . podemos escribir (H0 − Ek )|k+ |k+ = −V |k+ . Matriz T de colisiones Al igual que en la secci´n 10. el cap´ ıtulo 16 con la colisi´n de part´ o ıculas id´nticas. esto es. Para ello.Cap´ ıtulo 13 Ecuaci´n de Lippmann-Schwinger o Con este cap´ ıtulo se inicia la cuarta y ultima parte del curso donde exploramos las restricciones ´ y consecuencias que sobre las amplitudes de colisi´n supone la imposici´n de las simetr´ espacioo o ıas temporales y de intercambio de part´ ıculas id´nticas. discutidas en los cap´ e ıtulos 3–9. que consten de una plana incidente o m´s ondas esf´ricas salientes. en el cap´ ıtulo 15. designaremos a e 2 por H0 = p /2µ al Hamiltoniano libre. (13. es m´s adecuado para estudiar la colisi´n con sistemas de muchos cuerpos (factores de a o forma) y proceder a estudiar a continuaci´n las restricciones que sobre las amplitudes de colisi´n o o imponen invarianza bajo rotaciones. e 13.34) y la soluci´n fue tomar o o Imz > 0 y despu´s pasar al l´ e ımite Imz → 0. como para part´ ıculas con esp´ en el cap´ ın. se habr´ generalizado a el proceso de colisi´n discutido en los cap´ o ıtulos anteriores a la presencia de esp´ Concluiremos ın.1) con energ´ Ek = ıa 2 2 k /2µ. tanto para part´ o ıculas sin esp´ ın. = (Ek − H0 )−1 V |k+ . (13. Este mismo ı problema ya fue considerado en la secci´n 10. buscamos soluciones estacionarias que cumplan las condiciones o de contorno adecuadas para el proceso de colisi´n.2.1. paridad e inversi´n temporal.2 para dar sentido a (10.2) La inversa del operador (H0 − Ek )−1 para E > 0 es singular puesto que los autovalores de H0 constituyen un continuo de 0 a ∞. m´s general al tratar directamente con a a operadores. Para ello. No obstante. cumpli´ndose entonces las correctas condiciones de e 210 . redescribiremos el proceso de colisi´n en el presente cap´ o ıtulo seg´ n el formalismo abstracto. entonces s´ que se puede proceder con la inversa del operador H0 − Ek . con Imz = 0. Descomponiendo H = H0 + V . extendiendo Ek al plano complejo. Sea H el Hamiltoniano del sistema. En lo que sigue.

referentes a las proyecciones de los a u a espines.5) La integral anterior es muy similar a (10. r|(z − H0 + i0 ) |r + −1 2µ eik|r−r | . la soluci´n buscada es. |k+ . =− 4π 2 |r − r | (13. (13. o r|k+ = ψk (r) = φk (r) + Evaluemos.2) podemos formar una nueva soluci´n. Al igual que en dicha secci´n notemos. |k.6) z − 2 q 2 /2µ + i0+ d3 r d3 r r|(z − H0 + i0+ )−1 |r r |V |r ψk (r ) . Es m´s. r |V |r = V (r )δ(r − r ) . De hecho.8) (13. pero la ecuaci´n (13. (13. λ2 + .4) se reduce a (10.2. |k → |k.8) en (13. |k+ + |k .10) 211 . λ2 .5) obtenemos de hecho (10. Esta es la conocida como ecuaci´n de Lippmann-Schwinger.4) no cambia. (13. Con ello aparece 2µz/ 2 que es igual a k 2 y. De este o o modo. (13.2. Estos o o resultados ya deben sernos familiares por su similitud con aquellos discutidos y presentados en la secci´n 10.6) y entonces u ambas coinciden salvo un factor constante de proporcionalidad.7) entonces sustituyendo la funci´n de Green (13. r|(z − H0 + i0+ )−1 |r = d3 q 1 r|q q|r = 2 q 2 /2µ + i0+ z− (2π)3 d3 q eiq(r−r ) . en el esp´ de las part´ ın ıculas involucradas. basta sacar factor com´ n 2µ/ 2 en (13. de modo o a o que. que se especifica expl´ o ıcitamente en la expresi´n anterior con 0+ . si como en esa secci´n suponemos que V es un potencial local. adem´s. s´lo que los estados o o |k+ y |k pasar´n a tener nuevos n´ meros cu´nticos λ1 .43).3) entonces de la soluci´n |k+ de (13. tambi´n permite generalizar de forma directa el proceso de e colisi´n para sistemas con esp´ puesto que entonces V es un operador potencial con dependencia o ın.4) tomando el l´ ımite Imz → 0+ al resolver esta ecuaci´n. veamos que en efecto en la base de posiciones (13. o ψk (r) = φk (r) − 1 4π d3 r eik|r−r | U (r )ψk (r ) .4) reside en el empleo de un lenguaje abstracto que no requiere de o ninguna base en especial.42) obtenemos.32). de (10. (13. ahora estamos considerando vectores y operadores dentro del espacio de Hilbert o sin establecer las ecuaciones anteriores en la base particular de posiciones. por lo tanto. λ2 . o |k+ = |k + (z − H0 + i0+ )−1 V |k+ .9) La ventaja de la ecuaci´n (13.7) y (13. λ1 . Por completitud en la exposici´n. que si |k es una onda plana soluci´n o a o de (H0 − Ek )|k = 0 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. (13. Oller e contorno. |r − r | Que da lugar a la funci´n de Green con el comportamiento asint´tico adecuado seg´ n se vio en o o u la secci´n 10. λ1 .43).

a o T =V +V 1 T .4) en la base de momento lineal bien definido. para el potencial a n de Coulomb ´ste es la constante α de estructura fina. o T =V +V 1 1 1 V +V V V + O(λ4 ) . + + + E − H0 + i0 E − H0 + i0 E − H0 + i0 (13.1.1. llegamos a. o y as´ tenemos: ı Φk (k ) = δ(k − k) + 1 k |V |k+ E − 2 k 2 /2µ + i0+ 1 d3 k k |V |k = δ(k − k) + E − 2 k 2 /2µ + i0+ Φk (r ) .12) Para ver que esta definici´n no es vac´ es obvio que en el l´ o ıa.1. o V |k+ = T |k = V |k + V 1 T |k . la ecuaci´n (13. en el sentido e discutido en la serie de Born.14) se puede resolver iterativamente.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. secci´n 11. ımite de potencial d´bil. (13.15) es entonces la misma que la serie de Born (11. (13. como vimos en la secci´n 11. En las dos ultimas relaciones hemos e o ´ empleado la notaci´n habitual de expresar (E − H0 + i0+ )−1 ≡ 1/(E − H0 + i0+ ).1.15) siendo λ un par´metro peque˜ o adimensional que caracteriza a V . ya hicimos al introducir φk (r) en (10. Al calcular los elementos de o matriz de T entre estados de part´ ıcula libre. α = e2 /4π 0 c. podemos hacer |k+ o |k y. dada la relaci´n δ(p − p ) = o 3 δ(k − k ) . ello simplemente implica u eliminar el factor −3/2 en las funciones de onda de los estados con momento lineal definido en (4. Como ejemplo de lo dicho. (13. E − H0 + i0+ (13. La funci´n de onda en el espacio de momentos la designamos por Φk (k ) = k |k+ .4).44).43).14) tambi´n conocida como ecuaci´n de Lippmann-Schwinger.19). salvo el factor global constante −4π 2 µ/ 2 con que habr´ que multiplicar (13. E − H0 + i0+ (13. k) .16) 212 . la serie (13. En lugar de impulso seguiremos hablando de n´ mero de onda. Oller e respectivamente. o o V |k+ = T |k . De este modo resulta la importante relaci´n. y para el potencial de e Yukawa (11. Por ejemplo.12). para este caso T V.4) por la izquierda por V y apliquemos la definici´n (13. es λ = 2µV0 / 2 α2 .15) ıa para que fuesen id´nticas. o De nuevo si el potencial V se puede considerar peque˜ o en el sentido discutido en la secci´n n o 11. como de hecho. expresemos (13.13) que como es v´lida para todo |k se convierte en una ecuaci´n operacional para T . e o 2 k |T |k = − 4π 2 µ f (k . por tanto.11) Definimos a continuaci´n el operador de transici´n T tal que. Multipliquemos (13.

Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. tenemos: |k+ = 1+ 1 T Ek − H0 + i0+ |k (13.17) se puede simplificar muy notablemente. |ψk1 ˆ |ψk2 ˆ = 0 ∞ ∞ 2 k1 dk1 χ1 (k1 )|k1 . El operador S es un operador unitario. La relaci´n de S y T dada en (13.20) d3 k|k+ k + |S|φ . por tanto. 2 ki (13.17) ≡ S|k . (13. |φ S|φ = = d3 k|k k|φ = d3 k S † |k+ k + |S|φ . Debido a la presencia o del operador singular (Ek − H0 + i0+ )−1 y dado que la matriz de colisi´n T s´lo conecta a estados o o con la misma energ´ se tiene. el resultado divergente k |S −1|k → 1/i0+ para (13. = 0 (13. ıa Para solventar este problema calculemos los elementos de matriz de (13. Al final del c´lculo tomaremos el l´ a ımite χi (k) → 1 δ(k − ki ) .4) y seg´ n la definici´n del operador de transici´n T o u o o (13.22) El elemento de matriz viene dado por la integral.23) 213 . El operador S transforma los estados base {|k } al conjunto de vectores {S|k }. ψk2 |S − 1|ψk1 = ˆ ˆ ∞ 0 2 k2 dk2 χ∗ (k2 ) 2 ∞ 0 2 k1 dk1 χ1 (k1 ) 1 2 k2 1 2µ − 2 k2 2 2µ + i0+ k2 |T |k1 . (13.18) (13. Matriz S de colisiones Consideremos de nuevo la ecuaci´n (13.12). que es una nueva base del espacio de Hilbert H. (13.17). 2 k2 dk2 χ2 (k2 )|k2 . Oller e 13.17) entre dos trenes de ondas en energ´ ıa.19) S † S = SS † = 1 . k + |k+ por tanto. = δ(k − k) = k |S † S|k .21) con χi (k) funciones centradas alrededor de ki > 0 y que consideraremos arbitrariamente picadas en torno a dicho valor.2. En efecto.

Por otra parte. De este modo. tenemos la relaci´n.2. similar a los circuitos mostrados en la figura 10. tal que para ki < 0 son nulas. En esta secci´n vamos a a o profundizar en la demostraci´n de (12.2. teniendo en cuenta los elementos de matriz de S dados en (13.67).3 obtuvimos la relaci´n de unitariedad (12. (13.24). Notemos o que la contribuci´n del semic´ o ırculo en el infinito es nula puesto que χ2 (k2 ) se anula para valores suficientemente alejados de k2 .2. como o hemos visto en la secci´n (12. k2 |S − 1|k1 = −i 2µπk1 δ(k1 − k2 ) k2 |T |k1 .26) y simplificando. Por lo tanto (13.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.25).4).67) mediante el empleo del deo o sarrollo en ondas parciales que es v´lido para potenciales centrales.28) 214 . 2 (13. podemos pensar en realizar la integral anterior empleando el a teorema de Cauchy con un circuito cerrado por un semic´ ırculo en el infinito. o k |T |k − k |T † |k = −i 2πµk 2 ∗ = −i 2πµk 2 ˆ dk k |T |k k|T |k ∗ . tomaremos o Imk1 > 0 . Oller e El dominio de integraci´n. El contorno de integraci´n lo cerramos por arriba puesto que. Tomando el l´ o o ımite (13. Debido a la singularidad en 1/(Ek1 − H0 ). Procedamos a primero a realizar la integraci´n de k2 . la amplitud de colisi´n f (k. dado que o o χ2 (k2 ) est´ picada alrededor de k2 .23) resulta. de ah´ que se hable de unitariedad en referencia a (12.24) En la expresi´n anterior ya hemos tomado tambi´n el l´ o e ımite de k1 real y hemos representado por ˆ k2 k1 el vector en la direcci´n de k2 pero con m´dulo k1 . a ı.25) donde δ(k1 − k2 ) asegura la conservaci´n de energ´ o ıa.1. tal y como se ha discutido en esta secci´n y en la secci´n 10. Unitariedad En la secci´n 12. de modo que obtendremos que es una consecuencia del o car´cter unitario de S y. o a k |T |k − k|T |k La relaci´n anterior es equivalente a.27) ˆ dk k |T |k k |T † |k .2. se puede extender de −∞ a +∞ puesto que las o funciones χi (ki ) est´n centradas alrededor de ki > 0. 2 2 k1 (13. k |SS † |k = δ(k − k ) = δ(k − k ) − i + 4µ2 π 2 4 2µπk δ(k − k ) k|T |k 2 k2 ˆ dk +i 2µπk δ(k − k ) k |T |k 2 k2 ∗ ∗ δ(k − k) ˆ ˆ k |T |k k k|T |k k . θ) tiene un corte para k > 0 y los o o valores f´ ısicos se obtienen de hacer el l´ ımite Imk → 0+ .26) Introduciendo este resultado en (13. ψk2 |S − 1|ψk1 = −i ˆ ˆ 2µπ 2 0 ∞ 2 ˆ k1 dk1 χ1 (k1 )k1 χ∗ (k1 ) k1 k2 |T |k1 . tanto en k1 como en k2 . (13. tenemos entonces los elementos de matriz de S entre estados |k1 y |k2 .22) en (13. 13. v´lida para k = k. el polo k2 = k1 es el que da contribuci´n (recordemos que Imk1 > 0) al aplicar el teorema de los residuos.67). tenemos. † Dado que SS = 1 y. (13.

dado que f ( k. combinando invarianza bajo paridad (15. por lo tanto. k )f ∗ (k.#1 k 4π ˆ dk|f (k. k) = f (k. k ) − f (k . tambi´n obtenemos que f ( k .8) e inversi´n temporal (15. k ). Oller e dado que k|T |k f implica.30). Teniendo en cuenta (13. como hicimos para obtener (12.30) De hecho no es necesario suponer invarianza bajo rotaciones para obtener el mismo resultado anterior.29) Si suponemos invarianza bajo rotaciones. As´ ı. k ) ≡ f (k. k ) (13.27) en t´rminos de o e f (k. k ) − f (k . k ) y.67).5). (13.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o e con lo que obtenemos de nuevo (13. se sigue que f (k . cos θ). θ)|2 . la ecuaci´n (13. (13. θ) = y recuperamos (12. θ).16). ∗ = k |T † |k . ya que. k)∗ = i k 2π ˆ dk f (k . k)∗ = 2iImf (k. f (k. #1 215 . k) = f (k. Imf (k.67).29) se puede reescribir como.

. N V (r) = i=1 V (r − ri ) . n Por ejemplo.. . rN )ψn (r1 .. un electr´n interactuando con un conjunto de N electrones experimenta un potencial o total del tipo. rN ) i=1 ei(k−k )ri × −4π µ 2 2 d3 r e i(k−k )r (2π)3 V (r ) ..n (k ..3) 216 .. . (14. .. fn . rN ) d r (2π) 3 −3 i=1 ei(k−k )(r −ri ) × e = i(k−k )ri N V (r − ri ) 3 ∗ r s ψn N d s=1 (r1 . k) = − × = 4π 2 µ 2 N k n| N ei(k−k i=1 )ri |kn = −4π 2 µ 2 N N d3 r i=1 s=1 d3 rs (2π)−3 ei(k−k )r ∗ ψn −4π 2 µ 2 (r1 . o Consideremos la transici´n en el proyectil |k → |k . .2) Notemos que el factor de la ultima l´ ´ ınea no es m´s que la amplitud de Born (10. . (14.. y en el blanco |n → |n ... .Cap´ ıtulo 14 Factores de forma Supongamos que una part´ ıcula interact´ a con un objeto compuesto y su longitud de onda de u de Broglie es lo suficientemente peque˜ a para ser sensible a la estructura interna de dicho objeto.. rN ) d s=1 3 ∗ r s ψn N (r1 . rN )V (r − ri )ψn (r1 .1) siendo ri la posici´n del i-´simo electr´n (part´ o e o ıcula) en la nube electr´nica (sistema). (14....48) para un cuerpo a mientras que el t´rmino entre corchetes es el elemento de transici´n e o N N F (q) = n | ei(k−k i=1 )ri |n .. Entonces. Para el caso o 2 de la colisi´n de Coulomb. rN )ψn (r1 ... V (|r − ri |) = −e /4π 0 |r − ri |. a o primer orden en la serie de Born.

Pensemos por ejemplo en los estados fundamentales del atomo de Hidr´geno o de un potencial ´ o esf´rico. e 1 F (q) = 1 − q 2 6 1 N N 2 n|ri |n i=1 + O(q 3 a3 ) . pero en este caso se habla de los factores de forma asociados con los distintos operadores que acompa˜ an a las estructuras de esp´ permitidas en el Hamiltoniano.4.k=1 qj qk ri.6) en (14. v´ase por ejemplo el n ın e Hamiltoniano (16.31).k + O(q 3 a3 )|n (14. como necesariamente ocurre para sistemas no polarizados que tambi´n es muy habitual. tal y como vimos en la secci´n 8. 217 .k=1 qj qk n|ri.4) y es el promedio de las transformadas de Fourier de las densidades monoparticulares. De (14.3) y haciendo un desarrollo en potencias de q en la exponencial n tenemos. |n → |n .j ri.5) tenemos. o n ıa Tambi´n se puede tener en cuenta grados de libertad de esp´ a la hora de definir factores de e ın forma. N N n| i=1 1+ i=1 N 3 1 iq ri − 2 N 3 i=1 j. es muy o a interesante el desarrollo para bajas energ´ puesto que nos proporciona informaci´n directa sobre ıas o el tama˜ o del sistema.k |n + O(q 3 a3 ) . Si q = 0 entonces se tiene que F (0) = 1 y por eso es por lo que se incluye el factor de normalizaci´n N en o (14. que el estado |n es invariante bajo paridad o que tenga momento angular total bien definido y por inversi´n temporal.7) 2 El coeficiente N n|ri |n /N corresponde al radio cuadr´tico medio del sistema y.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.k |n = δjk 1 2 n|ri |n .j ri.3). e e De hecho para sistemas esf´ricamente sim´tricos el factor de forma s´lo puede depender del m´dulo e e o o de q. ψn = ψ(ri ). puesto que entonces es simplemente. Oller e y F (q) se conoce como factor de forma de la transici´n |n → |n y q = k − k . el valor medio anterior se o o anula. Hemos supuesto que n|ri |n = 0 admitiendo. La funci´n F (q) o o tiene un significado muy claro si pensamos en que ψn = ψn y viene dada por el producto de funciones de onda de un solo cuerpo.6) puesto que el tensor identidad es el unico que podemos formar si el estado |n es esf´ricamente ´ e sim´trico. Adem´s por invarianza bajo rotaciones se sigue que. donde a es el tama˜ o t´ n ıpico del sistema compuesto. (14. Introduciendo (14. as´ se obtiene a ı. Siguiendo para el caso de transici´n el´stica para el sistema compuesto. (14. 3 (14. i=1 informaci´n sobre el tama˜ o del mismo a partir de la dependencia en energ´ del factor de forma.j ri.5) = N− 1 2 i=1 j. a n|ri. 1 n| F (q) = N N e i=1 i(k−k )ri 1 |n = N N d3 ri ei(k−k i=1 )ri ρi (ri ) . por ejemplo.

Pero por otra parte. Por una parte. y. con |k = U | k . T´ngase en o ı e mente que cuando decimos que una simetr´ se conserva por una cierta interacci´n. a a o 218 . UV U† = V .2) (15. todas las interacciones fundamentales conocidas entre part´ ıculas (gravitaci´n. est´ la verificaci´n experimental de o a o que.14) se deduce.1) entonces se deduce que las amplitudes de colisi´n permanecen invariantes bajo la transformaci´n o o de simetr´ ıa. dichas transformaciones son invariantes y en este ultimo aspecto las afirmaciones ´ no pueden ir m´s all´ de la precisi´n de los experimentos llevados a cabo hasta la fecha. por tanto. (15. Por lo tanto. la teor´ f´ o ıa ısica que actualmente describe la interacci´n es o invariante bajo dicha transformaci´n. De (13. | k = U |k . rotaciones e inversi´n temo o poral. k |T |k = k |U † T U |k = k |T |k . interacciones fuertes e interacciones d´biles) son invariantes bajo o e rotaciones. esta transformaci´n constituye una simetr´ din´mica si. esta afirmaıa o ci´n tiene dos frentes. En el caso unitario. (15. Sin embargo. dados dos estados de part´ ıcula libre |k y |k . ıas o Part´ ıculas sin esp´ ın Supongamos una transformaci´n de simetr´ que por el teorema de Wigner corresponde a un o ıa. Para un sistema cerrado. o ıa a U H0 U † = H 0 . que s´ son conservadas por el resto de interacciones fundamentales. ıa ıa Discutiremos a continuaci´n en detalle invarianza bajo paridad. electromagnetismo.3) En estas circunstancias se habla de invarianza bajo dicha simetr´ o que dicha simetr´ se conserva.Cap´ ıtulo 15 Simetr´ en las amplitudes de colisi´n. las interacciones d´biles violan maximalmente paridad y tambi´n invere e si´n temporal. UT U† = T . se cumple que U HU † = H. en efecto. operador unitario U o antiunitario θ en el espacio de Hilbert.

9) (15. Oller e Para el caso de inversi´n temporal. E − H0 + i0+ (15. f (k . o f (k .10) y la amplitud de colisi´n es un escalar. Como ya sab´ o ıamos. Como H0 es trivialmente invariante resulta. Adem´s. = T † .15) para determinar θT θ −1 . E − H0 − i0+ Haciendo uso de este importante resultado se deduce. −k|T | − k = k |T † |k = k|T |k (15. −k ) .6) donde hemos hecho uso de (8. an´logamente a (15. que se debe cumplir θV θ −1 = V . f s´lo puede depender de k y del o producto escalar k k . por lo tanto. como sabemos. −k) . k ) = f (−k. por tanto. k |T |k = = k |θT |k ∗ f (k. Rk) .8) (15. |k = θ|k y |k = θ|k . o θT θ −1 = θV θ −1 + θV θ −1 θ = V +V 1 θ −1 θV θ −1 + . o ıa La inversi´n temporal es una buena simetr´ din´mica cuando el Hamiltoniano sea invariante o ıa a bajo θ. −k) = f (k. θHθ −1 = H. k) = f (−k .4) 1 V + .. Hagamos uso de la soluci´n formal (13.7) . Se sigue por tanto. P θ 219 (15. si tomamos como estado inicial para el proceso de colisi´n a o un estado con momento angular orbital bien definido |E m . como consecuencia de conservaci´n de paridad. k) = f (Rk .3). (15.11) (15.. hemos empleado la notaci´n a o Invarianza bajo paridad: k |T |k = k |P T P −1|k = −k |T | − k ..Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. el que T sea invariante bajo rotaciones es una nueva forma de verificar que las ondas parciales no se mezclan.38) y.5) (15. Si combinamos invarianza bajo paridad e invarianza bajo inversi´n temporal. k) = f (−k . sin imponer ino varianza bajo rotaciones. el operador de la simetr´ es antiunitario. k ) . Invarianza bajo rotaciones: k |T |k = k |D(R)† T D(R)|k = Rk |T |Rk .. se llega a que: f (k . que.

o 220 . dado que al actuar con paridad invertimos los momentos. de modo que si invertimos temporalmente obtenemos una distribuci´n de momentos o de acuerdo a un proceso de colisi´n con el estado final intercambiado por el inicial. o dσ(k → k) dσ(k → k ) = . (15.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. es sim´trica bajo el intercambio a e de los mismos. dada una interacci´n invariante bajo o o paridad e inversi´n temporal se tiene. dΩ dΩ (15. k) = f (k. Este resultado es muy intuitivo.12) Este resultado implica la importante conclusi´n de que. f (k . Oller e con lo que. Esta es la f´rmula de balance detallado que nos dice que la secci´n eficaz a o o es independiente de cu´l de los dos estados sea el inicial o el final.13) ´ para transiciones el´sticas. k ) .

Al tener las part´ ın ıculas esp´ el potencial V ser´ un operador en el espacio de esp´ Para s = 1/2 lo escribimos como. la soluci´n de (10.4) con (10. o fνµ (k . ψ− )T evoluciona independientemente.µ (r ) − 1 4π eik|r−r | Uµν (r )ψk.2.3) que incorpora las correctas condiciones de contorno discutidas en la secci´n 10.2) Notemos que si los potenciales no diagonales son nulos.4) La ecuaci´n (16.Cap´ ıtulo 16 Simetr´ en las amplitudes de colisi´n.5) 221 .µ (r) = φk. ıas o Part´ ıculas con esp´ ın 16. o o o Comparando (16. t) = − 2µ + V++ − 2µ 2 V−+ V+− 2 + V−− ψ+ (r.µ (r) ∼ φk.µ − 4πr s e −ik r ν=−s U (r )µν ψkν (r )d3 r . t) ψ− (r. V+− = V−+ = 0. o En general. t) . para espinores de rango s. (16. a ın.2). V ψk ) . (16. para o r → ∞ y considerando un potencial de corto alcance. puesto que tenemos entonces dos ecuaciones de Schr¨dinger desacopladas. entonces cada componente del espinor (ψ+ . ın. |r − r | ν=−s s (16. o o ∂ i ∂t ψ+ (r. t) ψ− (r.3) para s = 1/2 es equivalente a la ecuaci´n de Schr¨dinger (16. se deduce que la amplitud de colisi´n es. o ψk. (16. (16. eikr ψk. tenemos. V ≡ 2 V++ V+− V−+ V−− 2 . De hecho.ν (r )d3 r . Colisi´n de part´ o ıculas con esp´ ın Para fijar ideas consideremos primero que el haz incidente tiene esp´ 1/2.43) es.1) La ecuaci´n de Schr¨dinger en este caso queda.47).1. k) = − 4π 2 µ 2 (φk .

k) se refieren a las componentes de esp´ del estado inicial ın y final respectivamente. χµ al o o estado |k . Por supuesto. la polarizaci´n despu´s de la colisi´n seg´ n k para un haz de esp´ 1/2 es. (16. o ρk = M (k .9) dΩ ν.µ=−s dado que la matriz densidad inicial es ρ = µ |χµ wµ χµ | . (16. (φk . k) .12) . Este s´lo implicar´ la existencia de ´ ın o a ındices matriciales discretos en V y T . Notemos que el producto escalar tambi´n tiene en cuenta los grados de e libertad de esp´ ın. para calcular la secci´n eficaz diferencial hay que sumar sobre ın o todos los espines finales y promediar sobre los iniciales. k)|χµ wµ χµ |M † (k . k). se sigue. se dispone de toda la informaci´n posible sobre el haz dispersado en la direcci´n de k .β . o ın. k)/tr(M ρM † ) . por tanto. Por ejemplo. (16. la secci´n eficaz diferencial correspondiente al proceso de colisi´n de un estado o o inicial |k. E − H0 + i0+ es un operador diagonal en el espacio de espines. de acuerdo a su peso relativo w µ .14) es una relaci´n opo o eracional que involucra V y 1/(E − H0 + i0+ ) y su estructura es independiente de la presencia ´ del esp´ o no. k)|χn = m=−s fmn (k .11) o o Determinado ρk . o e o u ın Pk = tr(σρk ) = 222 tr(σM ρM † ) . k)|χµ |2 = χν |M |χµ χµ |M † |χν . Dado que la amplitud de transici´n del estado inicial |k. s dσ (k → k ) = χν |M |χµ wµ χµ |M † |χν = tr(M ρM † ) .α αβ )ψk.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. V ψk ) ≡ d 3 r φ∗ k αβ V (r .6) Es importante destacar que la ecuaci´n de Lippmann-Schwinger (13. que la matriz densidad del haz dispersado en la direcci´n k es.7) De este modo. s M (k . y as´ se ı obtiene. (16. (16. χµ a otro final |k .10) con N un factor de normalizaci´n que se determina tal que tr(ρk ) = 1. k) en el espacio de esp´ tal que. o ρk 1 = N s µ=−s M (k .8) Si en el estado inicial cada estado de tercera componente de esp´ µ tiene un peso wµ y no se ın detecta el esp´ en el estado final. Es conveniente introducir un operador de colisi´n M (k . (16. Oller e donde los sub´ ındices µ y ν en fµν (k . tr(M ρM † ) (16. χν es igual a: | χν |M (k . χν es proporcional a fνµ (k . k)|χm . Respondamos a continuaci´n a la pregunta de ¿cu´l es la matriz densidad resultante del haz o a dispersado en la direcci´n k ?. De esta forma. k)ρM † (k .

ın Inversi´n temporal: Ya hemos visto en la secci´n anterior que θT θ −1 = T † .13) fµν (k . As´ en lugar de hablar de estados de esp´ |s χµ . χν = 2 χµ |M (k . −k)|χν . Rotaciones: − 2 χµ |M (k . (16. χν = − 4π 2 µ 2 −k . χµ |T | − k. presente en M . Rs)|χν .16) establecimos la relaci´n entre los elementos de matriz del operador de transici´n T o o y la amplitud de colisi´n f (k . k. χν = k . χν = = k . s)|χν 4π 2 µ (16. Sigamos el mismo o o razonamiento que en (15. χµ |T † |k.16) = 4π 2 µ Por lo tanto.5).17) . (16. M (k . χν = Rk . −k. Rk. (16. tendremos estados de esp´ ı. k) = k . No obstante. χRˆ. ın. −k) . Transformaci´n de M bajo simetr´ o ıas En (13. k) = fµν (−k . Oller e A lo largo de este punto y en el resto del cap´ ıtulo seguiremos considerando que el esp´ del blanco ın es nulo.15) k . ın ın total |S χµ . χµ |P T P |k. − 2 −4π 2 µ T |k. (16. 16. χµ |T |k. χRˆ. Paridad: P T P −1 = P T P = T .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. s) = M (−k . todo lo que se diga en estas secciones se puede generalizar directamente a este otro caso m´s general sin m´s que trabajar en la base de esp´ total definido del sistema a a ın proyectil+blanco. k . M (k . χν 223 ∗ = k . χµ | 2 4π µ Veamos una a una las restricciones que sobre M imponen las simetr´ tratadas en la secci´n 15. s) es un operador escalar construido a partir de los vectores k . k)|χν . χν ∗ . − 4π 2 µ 2 k . χµ |D(R)† T D(R)|k.2. χµ |θT |k. k). Su generalizaci´n para incluir los grados de libertad de esp´ es o o ın directa. donde se ha especificado expl´ ıcitamente el operador de esp´ s. k. ıas o pero ahora generalizadas al caso con esp´ ın. k.14) Por lo tanto. fµν (k . s) . k (son autovalores) y del operador vectorial de esp´ s. χµ |T |k. χν = χµ |M (−k .ν z z 2 − χµ |M (Rk . s1 s2 .µ |T |Rk.

(16. −sx .spin (π)† T Dy. k) . χν |Dy. (16. −k) . −k . con lo que el generador sy siempre ser´ una matriz imaginaria pura mientras que sx y a #1 sz ser´n reales . −sz . a o fµν (k . −k . χ−ν |T | − k .11) no est´n dados en la base esf´rica sino en la cartesiana. si denotamos por γ todos los posibles coeficientes complejos a que hayan en M . (16. −sx . De la relaci´n o ın o (6. sy . Ry (π)sy . χ−µ . χµ |T |k. La expresi´n (16. k) = i2(ν−µ) f−ν−µ (k . −sz )|χν ∗ .9) y (6. −k) o (+ rotaciones) Cuadro 16. sy . Si adem´s imponemos inversi´n bajo paridad resulta. Oller e Teniendo en cuenta las leyes de transformaci´n bajo inversi´n temporal (8. −k. −k . Por lo tanto. −sz )|χµ 4π 2 µ − 2 χµ |M † (−k. fµν (k . −sx . χν = i2µ (i2ν )∗ −k.1: Cuadro resumen de las restricciones impuestas por la conservaci´n de la simetr´ o ıa correspondiente. o M † (−k.21) = 2µ 4π donde se ha tenido en cuenta la ley de transformaci´n de los operadores cartesianos (6. k) = i2(µ−ν) f−ν−µ (−k . k) = i2(ν−µ) f−ν−µ (−k .23). Ry (π)sz )|χµ 4π 2 µ − 2 = χν |M (−k. k. −sx .19) Rotaciones M (k . tendremos la relaci´n. #1 (16. s) es un escalar Paridad M (k . o Dado que los coeficientes de Clebsch-Gordan son reales y. −sz . s) = M (−k .19) se puede simplificar para esp´ 1/2 de forma notable.157) podemos escribir. cualquier matriz de rotaci´n asociada a la representaci´n o o o irreducible j se puede construir a partir del producto de 2j matrices de rotaci´n de esp´ o ın 1/2. sy .spin (π)| − k .22) Los generadores para esp´ 1 dados en (6. ın a e 224 .89). o o k . χ−ν |T | − k . k . γ)∗ = M (−k. χν = i2(ν−µ) −k.20) (16. −k . −k . χµ − 2 = χν |M (−k. χ−ν |T | − k . χ−µ = i2(ν−µ) −k.18) que implica.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. k.163). γ) . −sy . χµ |T |k. χ−µ = i2(ν−µ) (−1)j−µ (−1)j−ν −k.38) y (8. Ry (π)sx . s) Inversi´n temporal fµν (k . en virtud del producto de Kronecker de matrices de rotaci´n (6.

k)|2 . −sy . podemos pasar de −µ(−ν) a ν(µ) en (16.26). χµ |T |k. Puesto que para el c´lculo de la secci´n eficaz hay que dividir por a o el flujo de part´ ıculas iniciales y estamos permitiendo que |k| = |k |. respectivamente. tenemos. −s) . podemos generalizar el resultado del balance detallado dado en (15.21). o dσ |k | 1 |fµν (k . 225 . = dΩ |k| 2s + 1 µ. De hecho. se tiene que la secci´n eficaz viene dada por. Para dar mayor generalidad a nuestros resultados no se ha supuesto que necesariamente |k| = |k |. y. ni tan siquiera se requiere que el contenido en part´ o ıculas de los sistemas inicial y final sea el mismo.25) 16. s) = M (k . donde no se determina el ın.24) Combinando a su vez invarianza bajo paridad llegamos al resultado v´lido para esp´ 1/2.27) donde si y sf son los espines inicial y final. −sx . 4π 2 µ (16. como consecuencia de (16. −k . k. (2si + 1) k dσ k dσ (k → k ) = (2sf + 1) (k → k) . (16. −k. Dado que estamos sumando sobre todos o los espines. s) = M (−k . ya que las velocidades en (10.1. Oller e t´ngase en cuenta adem´s que para part´ e a ıculas de esp´ 1/2 M s´lo puede depender linealın o mente de s ya que el producto de dos matrices de Pauli vuelve a ser una combinaci´n de la o identidad y de matrices de Pauli. resulta la siguiente igualdad entre secciones eficaces.2.ν=−s s (16. γ)|χν .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. k dΩ k dΩ 2 dσ 2sf + 1 k dσ (k → k ) = (k → k) . k. −sz . ya que.9) con wµ = 1/(2s + 1).13) para el caso de part´ ıculas con esp´ En una colisi´n no polarizada. (16. −s) . k. M (k .20) desaparece al calcular el m´dulo al cuadrado.20). k . Insertando este resultado en (16. cualquier paridad intr´ ınseca que podr´ aparecer ıa en (16. o esp´ de las part´ ın ıculas finales y todas las proyecciones de esp´ del estado inicial son igualmente ın posibles. Resumiendo.63) no son entonces iguales y no se cancelan al calcular la secci´n eficaz. es por lo que aparece el factor k /k en (16.26).23) puesto que los estados |χµ(ν) no inducen factores complejos adicionales ya que son vectores columna reales. a ın M (k .61) y (10.20). F´rmula de balance detallado o Empleando (16.26) de (16. dΩ 2si + 1 k dΩ (16. χν = − 2 χµ |M (−k.

Por lo tanto. n (16. en la naturaleza existen fuerzas o dependientes de esp´ muy conocida es la interacci´n esp´ orbita en f´ ın. por lo tanto.24). rotaciones. M = g + (σˆ )h . p. k 2 . Por lo tanto. y ın establezcamos las estructuras permitidas en un Hamiltoniano invariante bajo rotaciones. y de posici´n. Oller e 16. garantiz´ndose as´ invarianza bajo transformaciones de a ı Galileo. (16. σp . puesto que. puesto que violan paridad y la segunda estructura. paridad e inversi´n temporal.29) donde n es el vector director de k × k y g y h son funciones de k. El Hamiltoniano ser´ una funci´n de σ. A partir de ellos podemos construir los siguientes escalares. Finalmente. cualquier t´rmino cuadr´tico y de grado superior en σi se puede expresar e a como combinaci´n lineal de la estructura general en (16. k y cos θ. lineal. sino tambi´n o ı o e g3 = 0. Imposici´n de simetr´ en el Hamiltoniano o ıas Si la interacci´n no depende de esp´ vimos en el cap´ o ın. esto implica que g4 = 0. cuando se trat´ la invarianza bajo o las transformaciones de Galileo. esto es. σr .28) donde gi = gi (k 2 .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.30) no considerando t´rminos posibles de interacci´n cuadr´ticos en el operador p y de potencias e o a superiores.2. es suficiente considerar o o estructuras lineales en σ. x. o σ(r × p) . k. s) para esp´ 1/2.3. En la expresi´n anterior se ha o hecho uso de que las matrices σi y la identidad constituyen un algebra cerrada bajo el producto de ´ matrices. 2µ (16. ˆ 16.etc. de esp´ de momento a o ın. k k) son funciones escalares de los momentos. inversi´n espacial (16. al a o cambiar de signo los momentos y σ.28). o De invarianza bajo rotaciones se sigue. o H= p2 + V0 (r) + V1 (r)σ .31) donde no hemos considerado σp ni σr . o Si adem´s imponemos inversi´n temporal (16. imponiendo ın ın invarianza bajo paridad. podemos escribir el Hamiltoniano como. adem´s a inversi´n temporal. la imposici´n de todas estas simetr´ implica una estructura en esp´ muy limitada o ıas ın para M . por tanto. Sin embargo.2. Forma general de M para el caso de esp´ 1/2 ın Determinemos la forma general del operador de esp´ M (k . que el potencial debe ser una funci´n escalar de las coordenadas o relativas de las part´ ıculas del sistema.2. rotaciones e inversi´n temporal. en esta aproximaci´n. Las funciones V0 y V1 son escalares y. Por la misma raz´n que para el caso del operador M . s´lo pueden depender en o o 226 .15) implica por s´ misma que no s´lo g4 = 0 . o ın ´ ısica at´mica y nuclear o o fuerzas tensoriales en la interacci´n nucle´n-nucl´on. o o e Consideremos a continuaci´n un sistema de dos part´ o ıculas de masa reducida µ y esp´ 1/2. ıtulo 5. paridad e inversi´n temporal. (16. aparece un signo menos afectando a la estructura proporcional a g4 . M = g1 + σ(k × k )g2 + σ(k + k )g3 + σ(k − k )g4 .

Si s´lo hubi´semos impuesto invarianza bajo inversi´n temporal. por tanto. en lugar de n en (16.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Por u ıan o lo tanto. que conservan inversi´n temporal pero violan paridad. Si permitimos la violaci´n adem´s de inversi´n temporal. 16. la polarizaci´n del haz resultante en o la direcci´n k viene dada por. trM ρM † |g| + |h|2 (16. la estructura σp estar´ pero e o ıa mitida y dar´ lugar a un t´rmino adicional en el Hamiltoniano (16.2 para colisi´n de part´ o ıculas de esp´ 1/2. el haz dispersado en una cierta direcci´n s´ que puede resultar polarizado dado o ı que la interacci´n puede favorecer unos valores de la proyecci´n de esp´ sobre otros.29) y que conserva paridad.3. rp. donde da lugar a correcciones relativistas en el o espectro.34) y es perpendicular al plano de la interacci´n. a El termino σ es el denominado acoplamiento de esp´ orbita y como se ha mencionado es ın-´ fundamental en f´ ısica nuclear y en f´ ısica at´mica. Siguiendo o o ın con el caso del haz no polarizado y con M dada en (16.29).34). (16. para M dada (16. pr .28) de la forma σ(k − k ) que ıan violan T y P . Polarizaci´n producida tras la colisi´n o o Aplicamos a continuaci´n las restricciones impuestas sobre M que hemos tratado en la secci´n o o 16.31). de la forma σ(k ± k ). tendr´ ˆ ıamos vectores directores seg´ n k ± k que dar´ lugar a componentes en Pf contenido en el plano de colisi´n. ıa e 1 [V2 (r)σp + σpV2 (r)] . No obstante. p y de su producto escalar. tendr´ o a o ıamos t´rminos en el Lagrangiano e de la forma V3 (r)σr .33) Vemos. Notemos que si hubi´semos considerado t´rminos o e e que violasen paridad en M . 2 (16. Oller e general de r.9) de un ın o haz no polarizado.32) donde la estructura sim´trica anterior garantiza que H sea herm´ e ıtico. inversi´n temporal y rotaciones.28). o e 227 . en el Hamiltoniano anterior s´lo se o han supuesto dependientes de r dado que es el caso m´s habitual y sencillo de resolver. que dar´ lugar a contribuciones en M (16. Calculemos primero la secci´n eficaz (16. 1 1 1 dσ = tr(M ρM † ) = trM M † = tr [(g + σˆ h)(g ∗ + σˆ h∗ )] = tr |g|2 + |h|2 n n dΩ 2 2 2 2 2 = |g| + |h| . o Pf = tr σM ρM † 2Regh∗ =n 2 ˆ . De hecho. o como hemos visto en (16. Estos t´rminos dan lugar a e contribuciones a M de la forma σ(k + k ) . ´ o No obstante. as´ se procedi´ en el descubrimiento experimental o o ı o de la violaci´n de paridad por las interacciones d´biles [17]. que para la colisi´n de un haz no polarizado la secci´n eficaz diferencial es o o independiente del angulo acimutal que distingue entre distintos planos de colisi´n. o Resulta. la medida de la polarizaci´n del haz resultante se puede emplear para hacer pruebas de o violaci´n o conservaci´n de paridad.2.

Con esta inforo u maci´n se puede conocer |Pi | a partir de (16. y o e ∗ midiendo entonces la polarizaci´n resultante. la probabilidad de que ocurra el suceso de la figura o 16. que o corresponde al de colisi´n.36) que se denomina asimetr´ izquierda–derecha. el haz resultante s´lo o e o puede tener polarizaci´n con componentes en el plano perpendicular al de colisi´n. se determina Regh seg´ n (16. Estas operaciones dan lugar a las figuras 16.1. entonces o o 1 dσ = tr (1 + Pi σ)(g ∗ + σˆ h∗ )(g + σˆ h) n n dΩ 2 = |g|2 + |g|2 + 2Pin Re(g ∗ h) . se indican mediante flechas.1. Se sigue. o De hecho. se cancelan las componentes de la polarizaci´n en el plano o de colisi´n que tienen signo opuesto en las dos figuras. ausente como hemos o visto para el caso de polarizaci´n inicial nula.36). v´ase (16. Hagamos las siguientes transformaciones sobre la figura 16. dσ dΩ k dσ dΩ k − + dσ dΩ k dσ dΩ k = 2|Regh∗ ||Pi | .1d es la misma y. Para ello. Mediante el estudio de haces no polarizados iniıa cialmente podemos conocer |g|2 + |h|2 (medida de la secci´n eficaz diferencial). consideremos o e o la figura 16.33). por tanto. (ii) una rotaci´n de angulo 180o alrededor del eje z y (iii) una rotaci´n de angulo o ´ o ´ 180 alrededor del eje x.1: Explicaci´n de por qu´ para un haz inicialmente no polarizado. Sea Pi la polarizaci´n del haz inicial. el estudio de la dependencia acimutal en procesos de colisi´n.c y d respectivamente. constituye un m´todo experimental adecuado para o e determinar la polarizaci´n inicial. ˆ (16. o o Existe una explicaci´n pict´rica muy adecuada de que la polarizaci´n del haz dispersado en una o o o cierta direcci´n est´ contenida en el plano perpendicular al de colisi´n.1a: (i) una reflexi´n o en el plano yz.34).b. Si la interacci´n conserva rotaciones y paridad. mientras que la componente seg´ n el eje z o u se se˜ ala mediante las flechas circulares.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A.35) Dado un cierto vector n´ mero de onda dispersado k . o 228 . En esta figura las componentes xy de la polarizaci´n en el plano de la figura.1a y 16. |g|2 + |h|2 (16. tal que el sentido z positivo corresponde al giro de ´stas en n e sentido antihorario. sea k el vector reflejado de k por el plano u que contiene a k y es perpendicular al plano formado por k y k . Oller e a) b) c) d) Figura 16.

k). Dispersi´n de part´ o ıculas id´nticas e Bos´n-bos´n o o Consideremos la dispersi´n de part´ o ıculas id´nticas de esp´ nulo. θ) + f (k. −k) = f (−k . o dσ = dΩ σ = f (k . (16. (16.43) Cl´sicamente se esperar´ s´lo un factor 2 y no un factor cuatro.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Desarrollo en ondas parciales En este caso el desarrollo en ondas parciales se debe hacer sobre f (k. jdisp (r. k) . e no se puede distinguir entre ambas configuraciones en el contaje experimental. k) + f (−k . dσ = 4|f (k.37) Cada onda plana da lugar a una onda esf´rica saliente modulada por la amplitud de colisi´n e o f (k . 16. k) 2 . dΩ θ= π 2 (16. (16. t) = vk r ˆ f (k . k) + f (−k . k) + f (−k . Por lo tanto. −k) r r r . Se sigue de (10. o a 1 √ φk (r) + φ−k (r) . al ser part´ u ıculas id´nticas. π − θ). tendremos una interferencia constructiva: ı. θ) + f (k. 1 f (k.62) que la corriente dispersada de probabilidad para r → ∞ es. De (12. π − θ)|2 + 2Ref (k. e dσ = |f (k. (16. (16. la secci´n eficaz diferencial es.1.42) dΩ este t´rmino de interferencia no tiene an´logo cl´sico y produce efectos experimentales muy ime a a portantes. π/2)|2 . θ)f ∗ (k. k) 2(2π)3 r 2 2 2 f (k . puesto que desde el punto de vista a ıa o cl´sico sumar´ a ıamos part´ ıculas dispersadas seg´ n θ y π − θ dado que.56) se sigue.41) Es importante destacar el t´rmino de interferencia que aparece en el c´lculo de las secciones eficaces e a para bosones id´nticos.44) .4. π − θ) .39) . Oller e 16.38) Dado que f es un escalar. el comportamiento asint´tico para r → ∞ de ψk (r) es. 2 (16. la parte libre de la funci´n de onda ser´. k) dΩ f (k .40) Procediendo igual que en el caso de part´ ıculas distinguibles. π − θ) = k ∞ =0 4π(2 + 1)eiδ senδ Y 0 (θ) + Y 0 (π − θ) . o 1 √ 2 1 2π 3 2 eikr + e−ikr eikr eikr f (k . As´ para θ = π/2. Dada la simetr´ de la funci´n e ın ıa o de onda bajo el intercambio de dos bosones.4. k) + + f (k . 229 (16. θ)|2 + |f (k.

en la medida en que se conserve paridad.4. ın ρ= 1 1 + σ 1 P1 + σ 2 P2 + 4 σ1α σ2β Qαβ αβ (16.48) dado que cualquier otro t´rmino de mayor grado en las σi. f (k.9) por: dσ = trMρM† . podemos abordar el problema de colisi´n de o dos fermiones de esp´ 1/2 como un doble proceso de colisi´n disjunto para los estados triplete y ın o singlete. (16. trρσ1 = P1 trρσ2 = P2 . k) + Mt (k . (16. Haciendo o = 2n. que podemos escribir como: M(k . k) = Ms (k . (16.45) 16. Por lo o e tanto. para que de este modo la funci´n de onda total sea antisim´trica. 230 (16. Oller e teniendo en cuenta que Y 0 (π − θ) = (−1) Y 0 (θ). ıculas de esp´ 1/2. π − θ) = 2 k ∞ n=0 0 4π(4n + 1)eiδ2n senδ2n Y2n (θ) . ın De la combinaci´n de dos espines 1/2 obtenemos las representaciones triplete (spin=1) y sino glete(esp´ ın= 0) de esp´ Las funciones de onda de esp´ son respectivamente sim´tricas y antiın. −k) . Ambas se calculan como si las part´ ıculas fuesen distinguibles (al igual que hicimos en bos´n-bos´n) tal que la matriz de esp´ es M (k . como as´ lo supondremos en esta secci´n. Denotamos por el sub´ ındice t las amplitudes de colisi´n referidas a los estados triplete o y. Si pensamos en ondas parciales. aquellas otras referidas al singlete.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. por el sub´ ındice s. Es trivial comprobar que. −k) + Mt (k . o o ın La secci´n eficaz diferencial cuando el estado inicial.α se puede expresar como combinaci´n e o de los t´rminos dados por la misma raz´n que se adujo en (16.46) donde Ms es una matriz que s´lo afezca al estado singlete y Mt es una matriz en el espacio de o estados triplete. con n entero.28). ın e sim´tricas bajo el intercambio de los dos espinores. que incluye blanco y proyectil. As´ consideremos que se trata de part´ o ı. La amplitud de colisi´n es una matriz o cuatro por cuatro en el espacio de espines.47) . los estados e triplete s´lo podr´n incluir ondas parciales impares mientras que los estados singlete requieren o a ondas parciales pares. s´lo las ondas pares contribuyen.49) . tomemos el supuesto m´s simple respecto al resto e o a de variables que entran en el proceso de colisi´n. es la presencia de dos o fermiones id´nticos en el proceso de colisi´n. puesto que la ondas parciales impares tienen paridad −1 mientras que las pares la tienen +1. k) = Ms (k . tiene la o matriz densidad ρ en el espacio de espines viene dada en virtud de (16. Fermi´n-fermi´n o o Dado que el aspecto novedoso y el que recalcamos en esta secci´n. Por lo tanto. los ı o estados singlete y triplete no se mezclan. e o trρ = 1 . θ) + f (k. k) + Ms (k . k) .2. dΩ La forma m´s general de ρ para dos part´ a ıculas de esp´ 1/2 es. k) − Mt (k .

definidos por: Pt = Ps 1 (1 − σ1 · σ2 ) . comprobar que Ps se anula cuando act´ a sobre estados u triplete y Pt se anula sobre los estados singlete. (16.51) MρM† . 0. ρk = Tambi´n es directo calcular que.55) nos permite calcular σ1 · σ2 y. Mt = P t M P t . Oller e T´ngase en cuenta que la traza se ha de tomar sobre el espacio directo del producto de los dos e espines. 1 2 (16. 3.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. trMM† (16. u o Dado el diferente comportamiento de los estados singlete y triplete es interesante introducir un formalismo m´s compacto. y σ1 · σ2 = −3. 1. ın S 2 = s2 + s2 + 2s1 s2 . trMρM† (16. haz inicial no polarizado. 4 1 = (3 + σ1 · σ2 ) . 4 (16.54) teniendo en cuenta que el esp´ total al cuadrado.56) .52) MM† . trMM† (16.53) (16. respectivamente. Adem´s es directo comprobar que. con ello. u ρk = Si ρ = 1/4.11) la matriz densidad de un haz dispersado seg´ n k es. a Ps2 Pt2 Pt Ps Pt + P s trPs trPt Por lo tanto podemos escribir. Pt y PS . o De (16. S 2 . Esto se consigue mediante el empleo de los proyectores sobre los a subespacios triplete y singlete. El tensor Qαβ describe las correlaciones entre los espines de las dos part´ ıculas id´nticas e en el estado inicial y tambi´n se puede generar en la matriz densidad de los haces finales tras la e colisi´n aunque el estado inicial sea no polarizado. De hecho. σ1 · σ2 = 1 para S = 0. Pt . viene dado por.57) = = = = = = Ps . 1.50) para el haz dispersado seg´ n la direcci´n k . e Qαβ = trσ1α σ2β MM† . Ms = P s M P s . 231 (16.

θ) − ft (k. θ) + fs (k. y con ello la secci´n eficaz diferencial queda como. 1 dσ = |f (k. queda claro que el potencial o ın anterior conserva el esp´ total. (16. 1 − trσ1α σ2β σ1 · σ2 = −δαβ .58) Dado que σ1 · σ2 . (16.3. por lo tanto.59) (16. −δαβ . fs (k.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. =1.44). π − θ)|2 trρPs + |ft (k. π − θ) = 2 k 2 k 4π(2 + 1)eiδ senδ Y 0 (θ) . o o Si el proceso es independiente de esp´ V2 = 0. θ) + fs (k. π − θ)|2 + 3|ft (k. es una funci´n del esp´ total S 2 ..59). 4 trMM† σ1α σ2β = |ft (k. π − θ)|2 .63) Calculemos Qαβ resultante de la dispersi´n para haces no polarizados inicialmente. θ) − ft (k. θ) + f (k.56) y. |fs (k.60) 4π(2 + 1)eiδ senδ Y 0 (θ) . procediendo an´logae a mente que en (16. se llega a. π − θ)|2 . tal que: M = (fs (k. o es directo comprobar que. θ) − ft (k. =0. (16. e ın Tambi´n el desarrollo en ondas parciales es directo a partir de (12. se tiene que fs = ft = f y. θ) + fs (k. θ) + fs (k.41).64) 232 . De esta forma podemos hablar de una unica amplitud de transici´n para singlete-singlete ´ o y de otra para triplete-triplete. (16.. π − θ)|2 δαβ . V (r) = V1 (r) + σ1 · σ2 V2 (r) . (16. π − θ)|2 + |fs (k. Si el estado inicial es no polarizado tenemos sencillamente dσ 3 1 = |ft (k.55). θ) − ft (k. tanto su magnitud (triplete o singlete) como su componente ın tercera. θ) − ft (k.5.. Oller e En lo que sigue consideramos el caso simple de un potencial cuya dependencia en el esp´ de ın las dos part´ ıculas es de la forma.. δαβ . θ) − ft (k. o dσ ˜ ˜ ˜∗ ˜ = trρ(fs Ps + ft Pt )(fs Ps + ft∗ Pt ) dΩ = |fs (k. π − θ)|2 − |fs (k. supuesto. De (16.62) dΩ 4 igual que en la colisi´n de part´ o ıculas id´nticas de esp´ nulo (16.2. θ) + fs (k. π − θ))Ps + (ft (k. π − θ)|2 . en virtud de (16. en este ın. MM† trMM† trσ1α σ2β Ps trσ1α σ2β Pt = = = = ˜ ˜∗ ˜˜ fs fs Ps + ft ft∗ Pt .4.61) dΩ 4 4 N´tese que hay tres estados triplete y uno s´lo singlete. π − θ) = ft (k. (16. θ) + fs (k. π − θ)|2 trρPt . π − θ))Pt ˜ ˜ ≡ f s Ps + f t Pt .

o a Q = −1. Q=− Ref (k.61).52) se sigue. Q(k. espines paralelos .68) con dσ/dΩ dada en (16. θ) − ft (k. π − θ)|2 (16. π − θ)|2 . π − θ)|2 − |fs (k. Oller e Teniendo en cuenta estos c´lculos. espines antiparalelos . o Q = −1 s´lo singlete. π − θ)|2 + 3|ft (k. θ) f (k. 233 . (16. θ) = |ft (k. por ıas o a tanto s´lo habr´ estado singlete. y en este caso f (k. a Qαβ = Q(k. de (16. θ) + fs (k. θ)f ∗ (k.67) 3 Es importante destacar que la correlaci´n de esp´ es no nula incluso en el caso de que las fuerzas o ın sean independientes de esp´ Sustituyendo ft = fs = f en (16. dσ/dΩ (16.65).Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. θ) − ft (k. π − θ) . ın. o o ın Q = 1/3 s´lo triplete. θ) + fs (k. como debe ser.66) 1 . Por ejemplo. o en general −1 ≤ Q ≤ (16. θ) δαβ . |fs (k.65) Si el proceso de colisi´n s´lo tiene lugar en uno de los dos canales de esp´ total. π − θ) y los espines son antiparalelos. a muy bajas energ´ s´lo la onda S contribuir´.

Parte V Colecci´n de problemas o 234 .

b) Lo mismo que en el apartado anterior pero para el caso eB/m → 0. 235 Sup´ngase que la funci´n de ondas del sistema es χ+ χ− . a0 − iσ · a donde a0 es una variable real y a es un vector tridimensional con componentes reales. ´ o e 3. determinar la probabilidad de obtener /2. o o . a) Prueba que U es unitaria y unimodular. Considera la matriz 2 × 2 definida por: U= a0 + iσ · a . Si lo es determ´ ınese su autovalor y si no su valor medio. Sup´ngase que un electr´n est´ en un estado. determinar si la funci´n de onda anterior es un autovalor o de H. b) En general. una matriz unitaria 2×2 representa una rotaci´n en 3 dimensiones. eB/m = 0. Encuentra o el eje y el angulo de rotaci´n para U en t´rminos de a0 y a.Ap´ndice A e Primer bolet´ ın 1. Si se mide Sy . Encuentra los autovalores y autovectores de σy = 0 −i i 0 . El Hamiltoniano dependiente de esp´ de un sistema formado por un electr´n-positr´n en la ın o o presencia de un campo magn´tico uniforme B en la direcci´n z se puede escribir como: e o H = AS (−) · S (+) + eB (−) (+) (S − Sz ) . o o a α β . 2m z (−) (+) a)En el l´ ımite A → 0. A = 0. 2.

Sy y Sz ?. Utilizando un espectr´grafo de masas y un aparato de Stern-Gerlach demostrar que L z y el o Hamiltoniano son observables compatibles para un atomo aislado. e a 6. Consid´rese un estado mezcla de sistemas de esp´ 1. Sz y el signo de Sy . Oller e 4. Mostrar c´mo podemos determinar el correspondiente o vector estado y justificar por qu´ es necesario conocer s´lo el signo de S y . Sup´ngase conocidos los valores e ın o medios Sx . e o b) Considera un estado mezcla de sistemas de esp´ 1/2. Construir la correspondiente matriz densidad. Sy y Sz .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. 5. ´ 236 . Supongamos conocidos los valores ın medios Sx . La matriz densidad es ahora una matriz e ın 3 × 3. a) Consid´rese un estado puro de un sistema de esp´ 1/2. u a ¿Qu´ debemos conocer adem´s de Sx . Determinar el n´ mero de par´metros reales para caracterizar la matriz densidad.

No hay degeneraci´n. Demostrar: ∂G(p) . o 3. 2. ∂pi ∂F (x) . correspondiente a los autovectores del observable A. Haced uso del desarrollo en serie de potencias de la exponencial como definici´n de e−iA . G(p)] = i [pi . o a) Probar que: (A − a ) = 0 . a −a a =a c) Ilustrar a) y b) utilizando como A el operador Sz . F y G son funciones que se pueden o expresar en serie de potencias de x y p. a b) Determinar el significado de: A−a . Sea {|a } una base ortonormal del espacio de Hilbert. F (x)] = −i donde x y p son los operadores de posici´n y momento. tercera componente del esp´ para ın sistemas de esp´ 1/2. demostrar: l´ ım 1−i A N N N →∞ = e−iA . respectivamente.Ap´ndice B e Segundo bolet´ ın 1. Sea A una matriz arbitraria. ∂xi [xi . ın 237 .

Justificar el resultado por simple inspecci´n de las matrices o A y B. La imagen de interacci´n se emplea usualmente para calcular probabilidades de transici´n en o o sistemas que se perturban d´bilmente. a) El espectro de A es degenerado. 1 0 c. ´ ¿Cu´l es la intensidad del haz final con Sz = − /2 cuando la intensidad del haz con Sz = a + /2.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. serie de potencias en K(t). b) Mostrar que A y B conmutan. ´ a. y para t > 0 suponemos que la respuesta se puede tratar por la serie de Dyson en imagen de interacci´n. entonces los operadores A y B se representan por:   a 0 0 A =  0 −a 0  0 0 −a   b 0 0 B =  0 0 −ib  . consideremos un oscilador arm´nico e o o unidimensional que se perturba por una fuerza d´bil. Si un cierto conjunto de vectores ortonormales. Un haz de atomos de esp´ 1/2 recorre una serie de medidas Stern-Gerlach como sigue: ´ ın b. pero espaciale mente uniforme K(t). se normaliza a 1?. ´ ´ Encontrar los autovectores normalizados a uno y los autovalores. o 238 . 0 ib 0 donde a y b son ambos reales. ¿ocurre lo mismo con el de B?. Oller e 4. ´ ´ donde Sn es la componente del esp´ seg´ n el vector director n contenido en el plano xz y ın u ˆ que hace un angulo β con el eje z. ¿Hay degeneraci´n?. Considera un espacio tridimensional. La segunda medida acepta atomos con Sn = + /2 y rechaza atomos con Sn = − /2. c) Encuentra un nuevo conjunto de kets que sean autovectores comunes de A y B. superviviente del primer experimento. 6. ¿C´mo se debe orientar el o segundo aparato de medida si queremos maximizar la intensidad del haz final con Sz = − /2?. |2 y |3 . dependiente del tiempo. donde K(t) = 0 para t < 0. ¿Especifican los autovalores completamente a los autovectores?. La tercera medida acepta atomos con Sz = − /2 y los rechaza con Sz = + /2. 5. digamos |1 . se emplea como base. d) Sea un nuevo observable que viene dado  0 1  √ 1 2 0 por:  1 0 0 1  . La primera medida acepta atomos con Sz = + /2 y rechaza atomos con Sz = − /2. Dar o un ejemplo f´ ısico donde el resultado obtenido sea relevante. Como ilustraci´n. Inicialmente (t < 0) el sistema estaba en su estado fundamental |0 .

Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Sea el Hamiltoniano de un sistema de part´ ıculas de esp´ 1/2: ın p2 −M ·B . el sistema o no puede ser excitado m´s all´ del estado excitado n-´simo |n . Si |1 es el primer estado excitado del oscilador cuando K = 0. a a e b) A primer orden en K. Com´ntese el resultado. 2m w 3 si wτ 1. (B. determinar a primer n orden en la serie de Dyson la probabilidad de transici´n de un estado | z +1/2 a | z −1/2 o cuando B||ˆ. o o d) Consideremos un oscilador que est´ en un campo de fuerzas uniforme y constante K a y designemos por |0 a su estado fundamental. S es el esp´ y gs una constante. considerando B como peque˜ o. ın 2 a) Justificar que . 2m w K(t) = c) Para t ≥ 0. sea K(t )eiwt dt . p1 (t) 2 K0 . Compara el promedio temporal de esta funci´n oscilante con la f´rmula anterior. 2m e e M = + gs S . z Sz En lo que sigue consideramos la base de estados | . o 239 . mostrar que p1 (t) oscila indefinidamente. en la o aproximaci´n m´s baja en que dicho resultado es diferente de cero. o a e 7. z y Sz conmutan con el Hamiltoniano anterior si B es paralelo al eje z. 2m 2m H = donde es el momento angular orbital. en la imagen de b) Determinar la evoluci´n temporal de la polarizaci´n del haz P = 2S/ o o Heisenberg siendo B||ˆ. 0 K(t) = K0 (1 − e−t/τ ) . x d) Obtener el resultado anterior de forma exacta para una perturbaci´n −egs Sx B /2m .1). Si τ = 0. Mostrar que para tiempos grandes. Oller e a) Mostrar que en la aproximaci´n en que truncamos la serie de Dyson a orden K n . z c) Haciendo uso de la imagen de Dirac. mostrar que la probabilidad de encontrar el sistema en |1 en el tiempo t es: p1 (t) = donde t 1 |K(t)|2 . mostrar que | 1|0 |2 viene dado por la ecuaci´n anterior.

Con λ un n´ mero imaginario puro. Dicho tren de ondas satisface la relaci´n de incertidumbre m´ o ınima: (∆x)2 (∆p)2 = 2 . con λ un n´ mero complejo. cualquier funci´n de ondas que satisfaga el principio o de incertidumbre m´ ınimo debe ser un tren de ondas gaussiano. u c) Un tren de ondas gaussiano puede escribirse como: x |α = (2πd2 )−1/4 exp ipx − (x − x )2 4d2 .Ap´ndice C e Tercer bolet´ ın 1. u b) Mostrar que el signo de la igualdad en la relaci´n de incertidumbre generalizada se cumple o s´lo si el estado en cuesti´n satisface: o o ∆A|α = λ∆B|α . a) Consideremos la desigualdad de Schwartz α|α β|β ≥ | α|β |2 . imaginario puro) x |∆p|α . Demuestra que la igualdad se cumple si y s´lo si: o |α = λ|β . es decir. u d) Probar el resultado inverso. Probar que se satisface en este caso el teorema del apartado b): x |∆x|α = (n´ m. 240 .

Demostrar que en el espacio de Hilbert tambi´n se tiene esta e relaci´n salvo una fase global: o exp −iKv exp −iP a = exp iMav 2 exp −i Kv + P a . c) En t = 0 la part´ ıcula est´ en el lado derecho con toda certeza. donde M es la masa de la part´ ıcula. Utilizando la imagen de Heisenberg. (Ayuda : hacer uso del apartado b) del problema anterior.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o d) Escribir las ecuaciones de Schr¨dinger acopladas para las funciones de onda R|α. t . b) Empleando la base de autoestados del Hamiltoniano del apartado anterior. En t = 0 satisface la relaci´n de incero o tidumbre m´ ınima: (∆x) Adem´s se sabe que: a x = p = 0 (t = 0) . Cl´sicamente el producto de una traslaci´n x → x + a y una transformaci´n pura de Galileo a o o x → x + vt es x → x + vt + a. 4. que se caracteriza por el Hamiltoniano: o u H = ∆ (|L R| + |R L|) . [A.B]/2 si [A. determinar el estado |α. Mostrar que la soluci´n de dichas ecuaciones es la misma que del apartado b). Ayuda : Hacer uso de la relaci´n eA eB = eA+B e[A. t ≥ 0. separados por una fina partici´n. donde ∆ es real y tiene dimensiones de energ´ ıa. El estado vector m´s general viene dado por: a |α = |R R|α + |L L|α . Una caja que contiene una part´ ıcula se divide en dos compartimentos. o e) Supongamos que H = ∆|L R|. ¿Se conserva la probabilidad a lo largo del tiempo?. Discutir la regla de superselecci´n a que la relaci´n o o anterior da lugar en el espacio de Hilbert. Los autovectores de posici´n |R (|L ) representan estados o o de la part´ ıcula en los que con seguridad ´sta se encuentra en el lado derecho (izquierdo) de e la caja. B]] = [B.) 3. t en un tiempo posterior t. La part´ ıcula puede atravesar la partici´n por efecto t´ nel. izquierdo y derecho. [A. calcular (∆x)2 t como funci´n de t (t ≥ 0) tomando o (∆x)2 t=0 conocido. Se considera que para t = 0 |α es el vector dado arriba. 2 (∆p) 2 2 = 4 . Oller e 2. t y o L|α. a) Encontrar los autovalores y autovectores normalizados a 1 de H. donde R|α y L|α se pueden considerar como funciones de onda. ¿Es herm´ ıtico este Hamiltoniano?. Consid´rese una part´ e ıcula libre en una dimensi´n. B]] = 0 o 241 . ¿Cu´l es la probabilidad a a de encontrar la part´ ıcula en el lado izquierdo como funci´n del tiempo?.

dt dQ = [Q. dt d) ¿Qu´ masa debe tener la part´ e ıcula |p para que F | dQ |0 = 0?. a) Siendo |0 un estado invariante bajo traslaciones y con energ´ nula (vac´ dar una ıa ıo). Expresar p|Q|0 en funci´n de o p|J 0 (0. Sean O y O dos sistemas de referencia inerciales. Calcular la funci´n de onda del vector estado resultante de una transformaci´n de Galileo o o en t´rminos de la funci´n de onda del vector estado original. (2π )3 con f (p) en una funci´n arbitraria de cuadrado integrable. 0)|0 . 0)|0 para que 0|Q|0 e o sea finito?. Se utiliza la imagen de Heisenberg. z) las matrices de momento angular si = Ji / de esp´ 1. J 3 ) es una corriente. haciendo uso de invarianza bajo traslaciones o o y desplazamientos temporales. β. t) un operador densidad asociado a una carga Q tal que se satisface la ecuaci´n o de continuidad: ∂J 0 (x. 0 expresi´n de 0|Q|0 en funci´n de 0|J (0. dt e) Llegar a la misma respuesta del apartado anterior haciendo uso de: i 8. ∂xi donde J(x. γ) = e−iαsz 1 − i sin βsy − (1 − cos β)s2 e−iγsz y 242 . t) + ∂t 3 i=1 ∂J i (x. Utilizar el resultado obtenido para calcular F |Q|0 siendo |F el tren de ondas: |F = d3 p |p f (p) . Sean si (i = x. J 2 . 0)|0 . y. ¿Qu´ condici´n debe cumplir 0|J 0 (0. Sea J 0 (x. t) . t) =0.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. o c) Demostrar haciendo uso de la ecuaci´n de continuidad que o dQ =0. e o 6. 7. t) = (J 1 . Mostrar que ın 3 ı si = si y de aqu´ deducir que: D (1) (α. La carga Q viene dada por la integral de la densidad: Q= d3 x J 0 (x. Oller e 5. Demostrar que HO = HO . H] . b) Sea |p un estado de una part´ ıcula de momento p.

´ o R10 (r) = R21 (r) = siendo a0 el radio de Bohr. = 0.Ap´ndice D e Cuarto bolet´ ın 1. De la definici´n de D(R). 2 2 3/2 a0 exp−r/a0 . 1− r 2a0 exp−r/(2a0 ) . o o a) ∂ Jz D(R) = −i D(R) .? o c) Calcular en primer orden en teor´ de perturbaciones la probabilidad de transici´n desde ıa o el estado n = 1. que act´ a para tiempos t > 0. = 0 al estado n = 2. ∂γ donde: Jξ = Jz cos β + 1 −iα e J+ + eiα J− senβ . Calcular los coeficientes de Clebsch-Gordan j m j − m|00 . ¿qu´ momentos angulares puede tener el estado final tras e actuar la perturbaci´n un tiempo t. u a) Calc´ lese a primer orden en teor´ de perturbaciones el cambio en la energ´ del estado u ıa ıa fundamental n = 1. 2 (2a0 )3/2 243 . ∂β ∂ Jξ D(R) = −i D(R) . b) Si el estado inicial tiene = 0. derivar en sucesi´n las siguientes relaciones. 3. 2. siendo B una constante. ∂α Jy ∂ D(R) = −i D(R) . Ayuda: Funciones radiales del atomo de hidr´geno. Sea el estado fundamental de un atomo de hidr´geno y consid´rese la perturbaci´n δV (r) = ´ o e o 2 Bz . = 1 tras un tiempo t.

244 . Oller e Jy b) [Jξ . dβ 2 dβ sen2 β 4. c) De las relaciones anteriores derivar que las matrices d(j) satisfacen la ecuaci´n diferencial: o d m2 + (m )2 − 2mm cos β d2 (j) + cotβ − + j(j + 1) dmm = 0 . u a c) n j m |Vk | n jm = [j(j + 1)]−1 n j m |V · J | n j m j m |Jk |j m .Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. No obstante podr´ ıamos introducir una fase global eiw(t) tal que: P U (t) = eiw(t) U (t)P . Sea P el operador de paridad. Demostrar que si ´ste fuera el caso se tendr´ que e iw(t) = 1 o e ıa para todo t. Jz ] = −iJy senβ . i iα e J− − e−iα J+ . = 2 2 2 2 J 2 = cosec2 β Jz + Jξ − 2 cos βJz Jξ + Jy + i Jy cot β . 5. Los operadores correspondientes a los n´ meros cu´nticos n conmutan con J. El producto escalar de dos tensores esf´ricos del mismo rango se define como: e √ T (k) · U (k) = (−1)k 2k + 1 Mostrar las siguientes igualdades: a) n j m |T (k) j+k k (k) k m k − m|00 Tm U−m . donde w es una funci´n real de t. j(j + 1) . Invarianza bajo paridad implica que si U (t) es el operador de evoluci´n temporal de un sistema tenemos que o P U (t) = U (t)P . Ayuda: Hacer uso del resultado del problema 1 de este bolet´ ın. (k) m=−k ·U (k) |n j m δjj δmm = 2j + 1 (−1)j−j n j =|j−k| (2j + 1)(2j + 1) × n j||T (k) ||n j b) n j||J||n j = −δnn δjj · n j ||U (k) ||n j .

o 8. ˆ 2 t. . x2 − y 2 y 3z 2 − r 2 como las componentes de un tensor esf´rico irreducible e de rango 2. supuestamente conocido. en t´rminos de Q y de los correspondientes coeficientes de Clebsch-Gordan. En la expresi´n e o anterior m = j. Se ha de obtener: P (t) = P cos(wt) + u(P · u)2sen2 ( ˆ ˆ wt ) + (P × u)sen(wt) .92 para el neutr´n y 5.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. xz. j − 1. b) El valor esperado: Q ≡ e α. -1. Evaluar: e α. −j. El Hamiltoniano es: ˆ p2 −M ·B .. ρ(770) → π + π − .. j. 2. Oller e 6. 7. m |x2 − y 2 |α.0023). M = 2m 2m H = donde es el momento angular orbital y s el esp´ El factor giromagn´tico de Lande gs ın. π (carga positiva). ın Determinar la evoluci´n temporal del vector de polarizaci´n del haz P (t) = 2s/ o o A t el valor medio del operador A en el tiempo t. j. = At ρ(770) → π + π − . 2 . m = j|3z 2 − r 2 |α. Estudiar invarianza bajo rotaciones. m = j . Las amplitudes de desintegraci´n corresponden a: o π 0 π 0 |U (t)|f0 (600) π + π − |U (t)|ρ(770) = At f0 (600) → π 0 π 0 . 2m e e + gs s . j. Los piones π (neutrones). 245 c) Particularizar para: . j.59 para el o o prot´n. m = j . Considerar los procesos de desintegraci´n: o f0 (600) → π 0 π 0 . Consideremos un haz de part´ ıculas de esp´ 1/2 sometidas a un campo magn´tico uniforme ın e y estacionario B = uB. 2. es conocido como el momento cuadrupolar. e α. e vale muy aproximadamente 2 para el electr´n (2. w = µB con µ el llamado o momento magn´tico intr´ e ınseco de la part´ ıcula e igual a egs /2m. 0|x2 − y 2 |α. π (carga negativa) son pseudoescalares (J = 0 y P = −1). todas ellas part´ o ıculas de esp´ 1/2. a) Escribir xy. P = +1) mientras que la ρ(770) es una part´ ıcula 0 + − vectorial (J = 1 y P = −1). siendo siendo P el vector de polarizaci´n inicial.. paridad e inversi´n temporal aplicada a los procesos anteriores. La f0 (600) es una part´ ıcula escalar (J = 0.

−1/2|x|1/2. m.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. ın a o |1/2. m. a b) Calcular 1/2. α = Tomemos el caso s = 1/2. −1/2|z|1/2. ¿Cu´nto vale A?. c) Si suponemos que el estado |1/2 m. Sea |1/2. s es el o esp´ y n est´ relacionado con la funci´n de onda radial. s n . a) Calcular 1/2. 1/2 y 1/2. Sup´ngase conocido el elemento de matriz o 1/2. m. s n . 1/2 = A . c) Demostrar que aun as´ suponiendo invarianza bajo inversi´n temporal. m. A = 0. −1/2 . 1/2|z|1/2. ı. −1/2|z|1/2. e b) Demostrar que dicho estado no es en general invariante bajo paridad. 246 . donde es el momento angular. α es autoestado de paridad. 1/2 . Oller e 9. α el vector correspondiente al estado de un sistema de momento angular total 1/2 y tercera componente m. a) ¿Qu´ valores puede tomar ?. d) Sup´ngase que el estado anterior no es invariante bajo paridad sino que viene dado por o una combinaci´n lineal de estados |1/2. o C |1/2.

(γ > 0) . Calculando la amplitud de colisi´n a primer orden en la serie de Born y a partir de ella o la secci´n eficaz total. ¿Es la prescripci´n E → E + i ( > 0) todav´ correcta?. Suponer que tenemos una onda incidente desde la izquierda: x|φ = eikx / 2π. extendiendo k al plano complejo. por ejemplo. Mostrar que las amplitudes de reflexi´n-transmisi´n computadas tienen o o polos de estado ligado en el valor esperado de k. o c. El potencial unidimensional anterior admite para γ > 0 un unico estado ligado para ´ cada valor de γ. Calcular dicho valor resolviendo la ecuaci´n diferencial de Schr¨dinger estacionaria o o directamente. Resolver la ecuaci´n integral para obtener las amplitudes transmitidas y reflejadas.Ap´ndice E e Quinto bolet´ ın 1. Aplicando el teorema optico. 247 . b. calculando la amplitud de colisi´n a segundo orden en la ´ o serie de Born. 2. ¿ C´mo hemos de tratar la singularidad en el operador 1/(E − H0 ) para tener s´lo una onda o que se propaga hacia la derecha para x > a y onda reflejada e incidente para x < −a?. o b. Considerar el caso especial del potencial de una delta de Dirac atractiva: V =− γ 2 2m δ(x). apliqu´mosla para V (x) = o o e 0 s´lo en 0 < |x| < a. Obtener una expresi´n para o ıa o (+) la correcta funci´n de Green y escribir una ecuaci´n integral para x|Ψ o o . k 2 |x − x |2 siendo V un potencial central. Probar que: σtot m2 π 4 d3 x d3 x V (r)V (r ) sen2 k|x − x | . o √ o a. La ecuaci´n integral de Schr¨dinger la podemos aplicar a problemas unidimensionales de o o transmisi´n-reflexi´n con un potencial de rango finito. a.

+1 (2 + 1)!! ξ 2(2 + 3)ξ +3 ( + 1)( + 2)( + 3)( + 4) .. Utilizando el m´todo de ondas parciales. la secci´n eficaz es isotr´pica y que la secci´n eficaz total viene dada por: o o o σtot = 16π 9 m2 V02 R6 4 . y V = V0 para r < R. Utilizar la f´rmula del desarrollo: o Q (ξ) = ! 1 ( + 1)( + 2) × + . Consid´rese el potencial tridimensional V (r) = gδ(r − a). mostrar que para |V0 | e E = 2 k 2 /2m y kR 1. + 2 · 4(2 + 3)(2 + 5)ξ +5 1 2 1 −1 P (ξ ) dξ . . siendo r la variable radial: e a) Disc´ tase para qu´ valores de g se puede aplicar la aproximaci´n de Born. o Q (ξ) = b. e o o c) Obtener a partir del apartado b) la longitud de dispersi´n en onda S. obtener una expresi´n para δ en t´rminos de o e la funci´n de Legendre de segunda especie. ξ−ξ con |ξ| > 1. Considerar el potencial.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. u e o b) Obt´ngase la amplitud de colisi´n en la aproximaci´n de Born. 4. Vimos que la amplitud de colisi´n de o Born a primer orden es: f (1) (θ) = − 1 2mV0 . donde V0 puede ser positivo o negativo. V = V0 e−µr /µr. Obtener el mismo resultado aplicando la serie de Born a primer orden y desarrollar en serie de qR 1 a primer orden no nulo. dΩ Obtener expresiones aproximadas para A y B. 2 µ 2k 2 (1 − cos θ) + µ2 a. Una part´ ıcula sin esp´ es dispersada por un potencial de Yukawa d´bil. Mostrar entonces que la distribuci´n ıa o angular puede escribirse como: dσ = A + B cos θ . Suponer que la energ´ se incrementa ligeramente.. para probar: i) δ es negativa (positiva) cuando el potencial es repulsivo (atractivo). δ es proporcional a k 2 +1 . 5. ii) Cuando la longitud de onda de de Broglie es mucho mayor que el rango del potencial. Oller e 3. Utilizando f (1) (θ) y suponiendo que |δ | 1. Encontrar la constante de proporcionalidad. o 248 . ın e donde µ > 0 pero V0 puede ser negativo o positivo. V = 0 para r > R.

a. para obtener el desfasaje δ a altas energ´ ıas 2 2 para un potencial gaussiano. Derivar una expresi´n para el desfasaje en onda S. 2 8.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. Determinar el factor de forma. o e 7. o b. con b = /k. Obtener dentro de la aproximaci´n de Born los o coeficientes a0 y a2 para el potencial dado. Comparar con la secci´n geom´trica πa 2 .. Oller e 6. θ) = a0 + a2 q 2 + . 249 . Nota: ∞ 0 exp(−x2 )dx = π . Utilizar el resultado δ = ∆(b). Considerar la dispersi´n de una part´ o ıcula por una esfera impenetrable: V (r) = 0 r>a.. con V0 una constante. Verificar la afirmaci´n que δ → 0 muy r´pidamente al aumentar (k o a fijado) para kR. Dar la secci´n eficaz total en el l´ o ımite k → 0. Considerar la dispersi´n el´stica de un electr´n r´pido por un atomo de hidr´geno en su o a o a ´ o estado fundamental a primer orden en la serie de Born. siendo R el rango del potencial. b) En el l´ ımite de baja energ´ la amplitud de colisi´n se puede desarrollar en serie de ıa o potencias de q 2 : f (k. Considerar el potencial gaussiano V = V0 exp(−r 2 /a2 ). V = V0 exp(−r /a ) y para un potencial de Yukawa. 9. ∞ r<a. a) Determinar qu´ relaci´n deben satisfacer los valores de V0 y a para que la aproximaci´n e o o de Born sea aplicable. V = V0 exp(−µr)/µr.

D. 5. Academic Press. Bethe and R. [8] L. Vol. 3. 1999. Advanced Book Classics. P. Partial Differential Equations in Physics. Addison-Wesley. B. The Quantum Theory of Fields. Advanced Book Program. Landau y E. Landau y E.A. Modern Quantum Mechanics. Mec´nica Cu´ntica. From Isospin to Unified Theories. Gottfried. Mec´nica. J. [10] H. Editorial Revert´. Vol. Reading Massachusetts. Dover Publications. a a [15] F. a e [14] A. Feynman. S. [6] S. Vol. R. Quantum Physics. Georgi. Inc. 2000. M. Lifshitz.Bibliograf´ ıa [1] P. Leighton y M.. a a [12] A. 1985. Benjamin/Cummings Publishing Company. a a e [9] M. 1991. Galindo y P. S. Lifshitz. S. D. Cambridge University Press. Vol. Intermediate Quantum Mechanics. Sands. 1989. 1958. Mec´nica Cu´ntica. 250 . 1967. Alianza Editorial. 1982.. M. III: Mec´nica Cu´ntica. Sommerfeld. [4] H. Gasiorowicz. [7] R. Mec´nica Cu´ntica. Vol. [2] K. AddisonWesley Publishing Company. A. Elementary Theory of Angular Momentum. The Ado vanced Book Program. Eudema Universidad. Pauli. 1988. Alhambra. 1997. F´sica. [5] W. Pauli Lectures on Physics. J.. Sakurai. 1986. Fundamentals. [3] J. 2nd edition. a a [16] S. Dirac. Fundations. 1995..A. E. 1995. Dover Publications. Jackiw. Wave Mechanics. Inc. Electrodin´mica Cl´sica. Addis´n-Wesley Publishing Company. 1987. Oxford University Press..A. 1. Addisonı a a Wesley Iberoamericana. I. The Principles of Quantum Mechanics. Vol.M. John Wiley&Sons. Lie Algebras in Particle Physics. Editorial Revert´. I. 1995. Jackson. D. Advanced Book Classics. Quantum Mechanics.A. Inc. Vol. 1989.. Weinberg. [11] J. [13] L. Yndurain. VI. Rose. Pascual.

N. D76. 251 . Rev. Rev.. A. Phys. 38 (1949). Wu et al. 258 (1956). Phys.S. 105. Bethe.Mec´nica Cu´ntica a a Jos´ A. 104. C. Lee and C. Rev. Yang. Phys. D. Oller e [17] T. [18] H. 1413 (1957) .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful