P. 1
Violeta 14 | Maltrato infantil

Violeta 14 | Maltrato infantil

4.86

|Views: 7,152|Likes:
Revista del Instituto Estatal de la Mujer
Revista del Instituto Estatal de la Mujer

More info:

Published by: Gobierno de Nuevo León on Sep 02, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/10/2013

pdf

text

original

DIRECTORIO

CONSEJO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA Carmen Touché
Presidenta

EDITORIAL
Toda violencia contra las niñas, niños y adolescentes es prevenible. . . Los Estados tienen la obligación de garantizar que los que cometan actos de violencia rindan cuentas. Estos postulados, visibles en el informe del Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la violencia contra los niños, reflejan dos tareas insoslayables y esenciales para la erradicación de este flagelo: la prevención y la atención resolutiva. La responsabilidad de desarrollar las estrategias, programas y acciones necesaria para alcanzar ese objetivo es de toda la sociedad en conjunto. Si queremos vivir en un medio social adecuado, seguro, en el que impere la equidad y el acceso igualitario a los beneficios del desarrollo, tenemos que comprometernos todos y todas para actuar como uno solo en pos de un mismo fin: salvar a nuestras niñas, niños y adolescentes de la vivencia de conductas abusivas que atentan contra sus derechos humanos y les afectan en su desarrollo biopsicosocial. Recordemos que la niñez no es el futuro de la sociedad, sino una realidad hoy. Siendo la niñez uno de los doce temas prioritarios de la agenda mundial de las mujeres, es un honor para el Instituto Estatal de las Mujeres presentar en esta edición de nuestra revista institucional las aportaciones de especialistas en el tema maltrato infantil, quienes desde sus conocimientos y experiencias abordan en sus textos todos los aspectos de la problemática: casos concretos y reales, conceptos, lugares de incidencia, sujetos protagonistas, causas, tipos, consecuencias, estadísticas y propuestas de abordaje y solución. Con esta entrega reiteramos nuestra visión de contribuir a erradicar todas las formas de discriminación, entre ellas la violencia contra la infancia. Lic. Sylvia Puente Aguilar Coordinadora Jurídica Instituto Estatal de las Mujeres

Graziella Fulvi
Vicepresidenta

Antonio Romero Erwin von Nacher Hiram de León Lilia Luna Linda Muñoz Manuel Ribeiro Margarita Dávalos Mónica Rodríguez CONSEJO EDITORIAL Alejandra Rangel Felipe de Jesús Rodríguez Vértiz Francisco Gómez Graciela Ríos Jorge Villegas Rosaura Barahona JUNTA DE GOBIERNO Lic. José Natividad González Parás Gobernador Constitucional del Estado Sra. Cristina Maiz de González Parás Invitada especial Lic. Rodrigo Medina de la Cruz Secretario General de Gobierno Comisario Jefe Antonio Garza García Secretario de Seguridad Pública Lic. Luis Carlos Treviño Berchelmann Procurador General de Justicia Lic. Rubén Martínez Dondé Secretario de Finanzas y Tesorero General Dr. Reyes Tamez Guerra Secretario de Educación Dr. Gilberto Montiel Amoroso Secretario de Salud Ing. Alejandro Páez Aragón Secretario de Desarrollo Económico Lic. Alejandra Rangel Hinojosa Presidenta del Consejo de Desarrollo Social Profra. Gabriela del Carmen Calles González Directora General del Sistema DIF

INSTITUTO ESTATAL DE LAS MUJERES María Elena Chapa H. Presidenta Ejecutiva María del Refugio Ávila Carmona Secretaria Ejecutiva Guadalupe Elósegui Coordinadora de Difusión e Imagen Angélica Valle Dirección general Margarita Flores Coordinación de diseño Antonio Romero Ilustración Lidia Saavedra Fotografía Lidia Saavedra Fotografía de portada
Violeta es una revista trimestral del Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León. Es un espacio de libre expresión. Las opiniones aquí vertidas no reflejan necesariamente la postura de la institución. Certificado de Reserva de derechos al uso Exclusivo Número 04-2004072014370400-102. La correspondencia se recibe en Morelos 877 Ote.entre Dr. Coss y Diego de Montemayor, Barrio Antiguo, Centro, Monterrey, N.L. C.P .64000. Tels: 83-45-77-71, 20-20-97-73 al 76. Lada 01800-00-EQUIDAD ( 01800-003784323) E-mail: instituto.mujeres@mail.nl.gob.mx Violeta se reserva los derechos de los artículos que publica. Pueden reproducirse siempre y cuando se cite el nombre de esta revista. Se aceptan colaboraciones.

ÍNDICE

2

ASUNTO PÚBLICO VIOLENCIA Abuso sexual infantil ¿Qué es? ¿Dónde sucede y quién es el agresor? ¿Qué hacer? Antonio Romero Garza

20 23

A CAPELA TESTIMONIO Cambian sonrisas por angustia y dolor Angélica Valle

5

GRANO DE ARENA DEBATE Violencia infantil: rebasa los hogares nuevoleoneses y se convierte en un problema de salud pública

MONERÍAS COMIC Sergio Flores

24

DESDE LA REDACCIÓN NOTAS El Instituto informa

11

CENTRAL VIOLETA MALTRATO INFANTIL Un mal que no respeta culturas, clases sociales ni niveles educativos.

17

ENTRE DOS OPINIÓN Maltrato infantil: crónica de una muerte anunciada Miguel Villegas y Maribel Sáenz

ASUNTO PÚBLICO VIOLENCIA

Abuso sexual infantil
¿Qué es? ¿Dónde sucede y quién es el agresor? ¿Qué hacer?
- POR ANTONIO ROMERO GARZA

El presente artículo tiene como objetivo sensibilizar y aportar recomendaciones que la familia y los profesionales deben fomentar en aras de la prevención del abuso sexual infantil, tema del que en nuestra comunidad se omite hablar, ya que no se quiere reconocer o aceptar su presencia en nuestra sociedad, por lo que no es percibido en su real dimensión. ¿Qué es el abuso sexual infantil? Es cuando el agresor hace uso de su autoridad, chantajea, despierta la curiosidad y la fantasía del menor; se exhibe, hace proposiciones sexuales, provoca la desnudez, toma fotografías (o videos) del niño o la niña desnudos, que pueden incluir poses sexuales; exhibe material pornográfico, proporciona regalos a cambio de que se dejen acariciar o para que el o la menor le acaricie el cuerpo, le atemoriza, hace uso de la fuerza y puede llegar a violar al infante. Una creencia errónea con respecto al abuso sexual infantil es considerar que existe sólo cuando el o la menor ha sido objeto de violación; abuso sexual infantil son todas aquellas acciones que le permitan al agresor someter, ya sea a través del engaño o de la fuerza física, a una niña o un niño. Debo enfatizar que la niñez no es culpable de los actos en los que sufre un ataque sexual, ya que generalmente el agresor recurre al engaño no sólo del infante sino incluso de la familia, y una vez sometida su víctima le hace sentir culpable y partícipe de los hechos, le obliga a callar a través de la amenaza. El agresor no actúa por impulso, o por estar bajo los efectos del alcohol u otras drogas: planea y ejecuta el ataque, procura no dejar marcas ni rastros de la agresión. Recuerde que el abuso sexual infantil no es sinónimo de violación, ya que existen diversas maneras de agredir a la niñez.

¿Por qué sucede? Nuestra cultura hace énfasis en el respeto de la niñez hacia las personas mayores, se les inculca la obediencia, sin embargo, no se les educa en sus derechos, es decir, cuando las y los menores se niegan a dar afecto (un abrazo, un beso, etc.) a un familiar, compadre, amigo de la familia, ésta le obliga a realizarlo, y si el menor se niega, recibirá una sanción.

2 VIOLETA

ASUNTO PÚBLICO VIOLENCIA

Se debe fortalecer en la niñez su derecho a dar afecto y cariño, de hecho, forma parte de su desarrollo psicoemocional, y sin embargo, debe saber que se expresa bajo ciertas reglas, por ejemplo, que cuando lo brinde no debe ser a solas, siempre debe estar presente su madre o su padre; que en caso de no estar ellos, puede saludar, ser cordial, pero no dar un abrazo o un beso si está a solas, sin importar que la persona sea cercana a su familia o sea padre, hermano, hermana de un amigo de él o ella, o de sus padres. Otro elemento que incide es que los padres de familia no participan en la educación sexual de sus hijas e hijos, ya que consideran que la niñez de hoy está bien informada sobre “sexo” y no requiere de información; dan por hecho que la escuela educará a la niñez en la prevención del abuso sexual infantil. Sin embargo, debemos hacer énfasis que esto no es así, los

programas educativos han relegado esta rama de la educación formal. Si bien es cierto que los menores de hoy tienen mayores conocimientos técnicos de la sexualidad, carecen de la experiencia de vida que les impide anticipar situaciones que le exponen a sufrir agresiones, por ello debemos fortalecer la prevención desde el hogar. Otro elemento que favorece la vulnerabilidad de los menores, es la escasa fortaleza física para enfrentar a personas de su propia edad, mayores que él o ella, así como su inexperiencia para detectar situaciones de riesgo, hecho que favorece a los agresores. La sociedad espera que los menores tengan habilidades para identificar riesgos, evadirlos y comunicar a sus padres y maestros lo acontecido, sin embargo, nadie les dice cómo hacerlo, todo se encierra en tres palabras: “Ten mucho cuidado”. No existen programas educativos-

preventivos en las escuelas públicas y privadas de Monterrey, la sociedad desea que no sucedan las agresiones, mas las instituciones no incorporan políticas educativas preventivas para la protección de la niñez. ¿Dónde sucede y quién es el agresor? Las agresiones suceden en lugares cerrados, en espacios que se consideran seguros por parte de los padres e incluso de la niñez: la casa de ellos, de un familiar, del padrino, de los abuelos, del líder del grupo religioso, del entrenador del equipo deportivo, etcétera. Las estadísticas señalan que en 85% de los casos de abuso sexual infantil el agresor es un familiar o una persona muy cercana a la víctima, generalmente un hombre, el padre o padrastro, un amigo de la familia; en sólo 6% de los casos el abusador es un desconocido y la víctima generalmente tiene entre 8 y 12 años; por cada niño agredido se dan cuatro agresiones a las niñas. ¿Qué hacer? Es lamentable la dimensión de la problemática en nuestra sociedad. El trabajo que he realizado desde 1992 con la niñez de nuestra sociedad me permitió conocer sus experiencias, los intentos de engaño, persuasión y seducción que viven; en ocasiones en presencia de sus padres, en su hogar, camino a la escuela, etcétera, y que no informan a sus padres y maestros señalando que no les pasó nada, que ellos pudieron salir de la situación. Un 30 por ciento de los niños de cada aula narran situaciones de intento de engaño, de seducción que han sufrido ellos, su amigo, su hermano o su primo.

VIOLETA 3

ASUNTO PÚBLICO VIOLENCIA

Recuerde: La niña o el niño siempre buscan apoyo, lo expresan con cambios en su comportamiento, con miedo a determinadas personas, o lugares. Quienes están cerca, no le creen cuando solicita ayuda y protección ya que consideran que “lo e s t á i n v e n t a n d o ” . La víc tima generalmente no miente cuando expresa que ha sido objeto de abuso sexual. Habitualmente la denuncia ante la autoridad no se presenta cuando el agresor es parte de la familia o alguien estimado y muy cercano a ella: La complicidad en este problema social se da en dos direcciones:

1) Cuando se ayuda al agresor a cometer el ataque y, 2) Cuando se detecta el abuso sexual, o el menor solicita ayuda, pero la apatía, el “miedo a involucrarse”, a “hacer más grande el problema”, o evitar “entrometerse en problemas ajenos”, dejan al infante sin protección. Desafortunadamente la complicidad no sólo es ejercida por familiares, también por profesionales e incluso por instituciones, motivada por las circunstancias psicológicas, sociales, económicas y jurídicas que esto implica. Cuando no se realiza la denuncia, la víctima pierde la confianza y la credibilidad en la persona o institución en la que confió. Ningún hecho puede ser tan dañino como el ser cómplices del abuso sexual infantil, acción que no es aislada sino que en ocasiones se presenta de manera repetida. Es difícil denunciar un suceso que involucra el abuso sexual y más, si está implicado como agresor un familiar o amigo de la familia. Es una responsabilidad social denunciar el hecho. La prevención es nuestra principal herramienta para apoyar a la niñez a tener una vida alejada de riesgos. Cultivemos con el ejemplo. La niñez hace lo que ve, si usted incorpora las medidas básicas de prevención, las y los menores las realizarán toda su vida.
El autor es sociólogo, Egresado de la UANL; Presidente de la Asociación de Sociólogos en el Estado de Nuevo León A.C, 20052007. Integrante de la Asociación Latinoamérica de Investigadores en Reproducción Humana (ALIRH).Autor de los libros Aprende a cuidarte! y Prevención de Abuso Sexual Infantil.Elementos Prácticos.

4 VIOLETA

-ILUSTRACIONES : ANTONIO ROMERO

Violencia Infantil
Rebasa los hogares nuevoleoneses y se convierte en un problema de salud pública. Opinan expertos en la materia y recomiendan pasos a seguir para abatirla.

GRANO DE ARENA DEBATE

En los últimos tiempos la prensa local ha reseñado diversos casos de violencia familiar, entre éstos, destaca la violencia hacia los más pequeños e indefensos, son los niños y niñas golpeados, ultrajados y humillados, infantes que en lugar de disfrutar lo mejor de sus años registran en sus cuerpos las huellas del dolor, huellas que desaparecerán con el tiempo, pero que en su mente quedarán como cicatrices que les recordarán el cruento episodio. Tratar de analizar esa problemática es el motivo de este panel escrito, en el que participan profesionales de diversos ámbitos, pero cuyo eje de trabajo son los menores. Definir qué es la violencia infantil, cómo detectarla, cuáles son sus consecuencias y en qué forma la sociedad en su conjunto puede participar para combatir esta problemática social, son las interrogantes a las que se pretende dar respuesta.

- Facultad de Psicología UANL · Maribel Sáenz · Miguel Villegas · RENACE · Martín Carlos Sánchez · Eliseo Julián Pineda · Educación · Manuel Antonio García · DIF Nuevo León · Oralia Picazo · Alma Olga de Lira · Magistrada · Graciela Buchanan

1.¿Cuáles son las causas que se conside r an gene r ado r es de violencia infantil?
Facultad de Psicología UANL Respecto a la cultura y a la sociedad, hablamos de una organización social desigual que facilita la violencia y hasta la favorece al otorgar privilegios a unos, menospreciando a otros. Existe otra organización, la familiar, en la que el abuso y el maltrato se convierten en el único medio de comunicación e interacción y también de dominio, donde se distingue preferentemente la confusión de roles. O también podemos atribuir la violencia a personas con alguna psicopatología importante, cuya característica principal reside en el hecho de tener dificultad en la expresión del afecto y los sentimientos tiernos, así como en el pobre control de sus impulsos agresivos y sexuales. RENACE Partiendo del entendido de que violencia infantil es cualquier acto u omisión que afecte algún derecho básico de un menor. La violencia infantil, como la mayoría de los problemas sociales, tienen una gama muy amplia de causas, pero de acuerdo a mi experiencia en consulta privada e institucional en la atención de estos casos, las principales causas que he observado son: que las personas (generalmente algún familiar cercano) quienes ejercen violencia sobre las y los menores, en su infancia también fueron violentados. Otro factor significativo es que, al momento de ejercer la violencia sobre un menor, la persona que violenta se encuentra bajo el influjo del alcohol y/o drogas y el último, por mencionar los más significativos, es la falta de atención y/o cuidados necesarios hacia el o la menor.

Secretaría de Educación La violencia es un concepto complejo y con múltiples significados y rasgos; es un problema social antiguo pero cada día más preocupante y que afecta a todos. Con el término violencia se incluyen diversas situaciones que van desde agresiones y ataques verbales y físicos, hasta situaciones que representan riesgo para la vida de la persona agredida o víctima. En nuestra sociedad, niños, niñas y jóvenes se encuentran cada vez más expuestos a la violencia como víctimas pero también como agentes. La violencia se manifiesta en el entorno social y en los medios de comunicación, al interior de la vida familiar y afecta de modo especial al ambiente escolar.Los análisis acerca de la violencia infantil y escolar han identificado diversas causas o factores externos e internos que la generan. En términos generales se identifica en los orígenes de toda forma de violencia una dinámica social y cultural marcada por profundas desigualdades, desequilibrios de poder y ausencia de valoración y respeto hacia los derechos de las personas en condición de vulnerabilidad (como es el caso de las niñas y los niños, de las mujeres, de las personas con discapacidad, de las poblaciones indígenas o de miembros de grupos étnicos o sociales minoritarios o desfavorecidos), así como la repetición de experiencias de violencia semejantes sufridas con anterioridad por quienes se convierten posteriormente en victimarios o agentes de la violencia, los cuales son generalmente padres, madres, familiares, maestros u otros adultos cercanos que deberían garantizar el desarrollo sano de los menores; sin embargo, en muchas ocasiones

VIOLETA 5

GRANO DE ARENA DEBATE
también son agentes de la violencia infantil niños o jóvenes que repiten patrones familiares y culturales de agresión y abuso con sus pares o compañeros. DIF Nuevo León · Por aprendizaje o imitación: niños en cuya familia los miembros se enojan fácilmente o no tienen formas de autocontrol, o por ser testigos de violencia. · Como mecanismo de adaptación, identificándose con una persona que ejerce maltrato como una forma de lidiar con situaciones difíciles, como sería un divorcio, por ejemplo. · Por fallas parentales en el establecimiento de límites y reglas. · Por represalia o venganza, ya que son niños víctimas previas de otros niños agresores o adultos maltratadores. Magistrada Como un factor común en todos los casos de violencia hacia infantes, nos encontramos que los conflictos emocionales de las personas adultas (padres, parientes y en general cualquier persona que detente la custodia material de los menores de edad), son la principal causa generadora de maltrato infantil. El padecer y desconocer un efectivo tratamiento para erradicar traumas, complejos y frustraciones en los adultos, hace a los infantes presa fácil para ser el centro de escape de estos conflictos emocionales, pues por su indefensión biológica y psicológica, son más vulnerables a padecer los efectos de los desórdenes emocionales, ya que de forma natural carecen de la fuerza física suficiente para defenderse y además, en algunas ocasiones por el inmenso amor que a menudo sienten por sus agresores, o bien porque son amenazados por éstos, temen delatar la situación de la que son objeto. Otra causa muy común de la violencia infantil es el trato que los padres o la persona que tiene bajo su custodia a un menor recibieron en la infancia; generalmente las

personas que ahora son violentadores, en algún momento de su vida sufrieron episodios violentos y tienden a repetir esas conductas en la adultez, bajo la desacertada creencia de que es la manera correcta de educar o de desahogarse.

2. ¿Qué tipos de violencia infantil podemos encontrar al interior de la familia, la escuela o el entorno del infante?
Facultad de Psicología UANL Maltrato físico: Acción no accidental de algún adulto que provoca daño físico o enfermedad en el niño, o que le coloca en grave riesgo de padecerlo como consecuencia de alguna negligencia intencionada. Abandono físico: Situación en que las necesidades físicas básicas del menor, (alimentación, higiene, seguridad, atención médica, vestido, educación, vigilancia), no son atendidas adecuadamente por ningún adulto del grupo que convive con él o ella. Abuso sexual: Cualquier clase de placer sexual con un niño por parte de un adulto desde una posición de poder o autoridad. No es necesario que exista un contacto físico (en forma de penetración o tocamientos) para considerar que existe abuso, sino que puede utilizarse al niño como objeto de estimulación sexual, se incluye aquí el incesto, la violación, la vejación sexual (tocamiento/manoseo a un niño o una niña con o sin ropa, alentar, forzar o permitir a a un niño o una niña que toque de manera inapropiada al adulto) y el abuso sexual sin contacto físico (seducción verbal, solicitud indecente, exposición de órganos sexuales a un niño o una niña para obtener gratificación sexual, realización del acto sexual en presencia de un menor, masturbación en presencia de un niño, pornografía...) Maltrato emocional: Conductas del padre/madre o cuidadores, tales como insultos, rechazos, amenazas, humillaciones, desprecios, burlas, críticas, aislamiento, temor

MARIBEL SÁENZ ELIZONDO

6 VIOLETA

MIGUEL VILLEGAS

GRANO DE ARENA DEBATE
que causen o puedan causar deterioro en el desarrollo emocional, social o intelectual del niño o niña. Abandono emocional: Situación en la que el o la niña no recibe el afecto, la estimulación, el apoyo y protección necesarios en cada estadio de su evolución y que inhibe su desarrollo óptimo. Existe una falta de respuesta por parte de los padres/madres o cuidadores a las expresiones emocionales del niño o la niña (llanto, sonrisa...) o a sus intentos de aproximación o interacción. Maltrato institucional: Se entiende por malos tratos institucionales cualquier legislación, procedimiento, actuación u omisión procedente de los poderes públicos o bien derivada de la actuación individual del profesional, que comporte abuso, negligencia, detrimento de la salud, la seguridad, el estado emocional, el bienestar físico, la correcta maduración o que viole los derechos básicos del niño y/o la niña. RENACE Violencia física, psicológica, sexual, explotación y negligencia. En la familia se pueden dar todas, siendo las tres primeras las de mayor frecuencia. Secretaría de Educación En el ámbito familiar y en el entorno social de los infantes, pero también en muchas ocasiones en el contexto escolar, la violencia puede tener diversas manifestaciones y tipos; puede expresarse de manera muy visible como agresión física, pero también de manera menos tangible como manifestación psicológica o maltrato emocional o moral; puede expresarse a través de golpes, abusos sexuales o violación, pero también a través de expresiones verbales, gestos o acciones simbólicas denigratorias, de burla, rechazo y segregación, de intimidación o de acoso moral; de las figuras adultas hacia las niñas o niños, y en algunos casos, entre los mismos infantes.

ELISEO JULIÁN PINEDA GARCÍA

Magistrada La violencia física se pone de manifiesto a través de golpes, azotes, castigos excesivos y crueles, constituyendo un maltrato. En la violencia psicológica se despliega una conducta u omisión tendiente a deteriorar la autoestima del niño/niña, maltratando y sobajando su dignidad como ser humano, al hacerlo objeto de insultos y trato autoritario, obligándolo en ciertos

VIOLETA 7

MARTÍN CARLOS SÁNCHEZ BOCANEGRA

DIF Nuevo León El comportamiento agresivo de los niños, que en las escuelas a veces es llamado bullying (en inglés) pero no es exclusivo, es una situación presente en diversos contextos de niños, niñas y adolescentes, así como en casa: niños que golpean a sus hermanos, culpan a los menores de travesuras que ellos hacen o a veces golpean a sus padres, etc. Este comportamiento puede ser desde insultos leves hasta una conducta hostil, agresiva e intensa. · Esto incluye agresiones físicas como golpes o empujones, patadas, mordidas, jalones de cabellos o amenazas de daño físico. · Agresiones de tipo emocional como ayudar a los compañeros o excluir a un hermano o hermana en los juegos o ciertas actividades, evitándolo o hablar mal de él o ella, la intimidación o el control, no respetar sus cosas personales y dañarlos, así como el hostigamiento. · Agresiones verbales: el burlarse de su origen o de sus tradiciones culturales haciendo burlas o chistes o realizar gestos ofensivos o burlarse de alguna capacidad diferente, o incluso su forma de vestir, poner sobrenombres ofensivos. · Agresiones sexuales que un niño puede realizar en contra de otro menor, involucra el contacto físico sin consentimiento o sin resistencia, pero no con un niño de la misma edad. También incluye comentarios sexuales inapropiados e incluso existen adolescentes que han realizado el acto sexual completo.

GRANO DE ARENA DEBATE
casos a llevar a cabo actos o conductas sexualizadas. La violencia sexual hacia los menores puede presentarse desde hacerlos objeto de atentados al pudor, hasta violaciones y objetos de prostitución infantil a través de chantaje o amenazas.

3.¿Cuáles serían las consecuencias que provoca la violencia infantil?
Facultad de Psicología UANL El maltrato físico o psicológico afecta el desarrollo psicosocial de los niños, con graves secuelas para el resto de su vida, dejando huellas y cicatrices visibles e invisibles.Los niños y niñas maltratados verbal o físicamente presentan un deterioro en su desarrollo psicomotor, un mal estado nutricional, se enferman más, son más inseguros y les cuesta adaptarse al medio social que los rodea, ya sea en el jardín, la escuela, el barrio, etcétera. Presentan además un menor desarrollo cognitivo y dificultades de aprendizaje y rendimiento escolar. RENACE Las consecuencias al igual que las causas son múltiples, sin embargo me permito enumerar las más comunes: Físicos: Problemas del sueño (pesadillas), cambios en los hábitos de comida, pérdida del control de esfínteres. Conductuales: Hiperactividad, bajo rendimiento. Emocionales: Miedo generalizado, hostilidad y agresividad, depresión, ansiedad, desconfianza y rencor hacia los adultos, trastorno de estrés postraumático. Sexuales: Conocimiento sexual precoz o inapropiado para su edad, masturbación compulsiva, excesiva curiosidad sexual, conductas exhibicionistas. Sociales: Déficit en habilidades sociales, retraimiento social. Estos efectos varían en función de la gravedad, cronicidad del acto violento y de las características individuales de el o la menor.

Secretaría de Educación La violencia hacia la infancia afecta la identidad y la autoestima de las niñas y los niños que la experimentan como víctimas o como agentes, comprometiendo su salud física y mental o emocional y su desarrollo. A su vez, la violencia en el ámbito escolar deteriora las relaciones entre el personal directivo, padres y madres, docentes y alumnos y de éstos entre sí, afectando el ambiente para la enseñanza y perjudicando la calidad de los aprendizajes y el desempeño académico del alumnado. DIF Nuevo León En los niños que son agredidos puede generar reacciones psicosomáticas (dolores de cabeza, ansiedad, palpitaciones…), depresión y bajo autoestima. Algunos inventan enfermedades para no ir a la escuela, si es ahí donde los están agrediendo. O si es en casa, piden que no los dejen en compañía de alguno de los hermanitos, primos o amigos circunvecinos. Otros dicen que los juguetes o útiles escolares se les han perdido (cuando se los han quitado o dañado). Algunos niños agredidos pueden perder el control de esfínteres, tener problemas para dormir, se pueden mostrar irritables, bajar en el rendimiento escolar, perder la concentración, empezar a tener dificultades en realizar sus deberes escolares. Incluso pueden desarrollarse trastornos a largo plazo, como un cuadro depresivo en el adolescente o adulto y en ocasiones, abuso de sustancias. Los niños agresores pueden desarrollar conductas abusivas hacia los demás menores como una forma de resolver conflictos o como una forma rígida y naturalizada de interactuar; o bien desencadenar conductas antisociales en el adolescente o adulto que podrían ir desde faltas administrativas hasta comportamientos delictivos y un estilo de vida muy destructivo.

ORALIA PICAZO ALCALÁ

8 VIOLETA

MANUEL ANTONIO GARCÍA TREVIÑO

GRANO DE ARENA DEBATE
Magistrada En la escuela y a través de la familia extensa, muchos de los niños, maestros y parientes, tienden a rechazar a niños “problema”, los hacen objeto de burlas y apodos, por lo tanto, afectan la autoestima de los menores y eso genera que con el tiempo, tiendan a desarrollar resentimientos que en otra etapa (adolescencia o adultez) busquen liberarlos a través de vicios o conductas violentas. De hecho, podemos hablar de dos tipos de consecuencias: Inmediatas: Se genera un estado emocional que impide el adecuado desarrollo integral del infante, ya que al vivir episodios de violencia las y los menores se tornan inseguros e introvertidos, tienen problemas de integración, retraso escolar, pueden llegar a ser sujetos de depresión y en casos extremos, hasta pensar en el suicidio. Mediatas: En la etapa de adolescencia o adulta, es factible que los menores que fueron violentados padezcan de inseguridad en su persona, se muestren introvertidos; es dable también, que tengan problemas para desarrollarse interpersonalmente y entablar una relación sana y madura. Empero, la consecuencia más dañina es que la mayoría de estos niños violentados, en caso de no recibir un tratamiento adecuado y oportuno, corren peligro de ser violentadores potenciales en el futuro, delincuentes e incluso abusadores.

4.¿Qué soluciones podría proponer para disminuir esa situación?
Facultad de Psicología UANL Un trabajo de prevención se establece en tres niveles de atención:

Prevención Primaria: Dirigida a la población general con el objetivo de evitar la presencia de factores estresores o de riesgo y potenciar los factores protectores del maltrato infantil. Se incluyen: · Sensibilización y formación de profesionales de atención al menor. · Intervenir en la psicoprofilaxis obstétrica (preparación al parto). · Intervenir en las escuelas para padres, promoviendo valores de estima hacia la infancia, la mujer y la paternidad. · Prevenir el embarazo no deseado, principalmente en mujeres jóvenes, mediante la educación sexual en centros escolares y asistenciales. · Búsqueda sistemática de factores de riesgo en las consultas de niño sano. Así como evaluar la calidad del vínculo afectivo padres-hijos/as, los cuidados del niño/a, actitud de los padres en la aplicación del binomio autoridad- afecto. · Intervenir en las consultas y exponer los derechos de la niñez y la inconveniencia de los castigos físicos. Ofrecer la alternativa de la aplicación del castigo conductual. · Identificar los valores y fortalezas de los padres, reforzando su autoestima. Prevención Secundaria: Dirigida a la población de riesgo con el objetivo de realizar un diagnóstico temprano y un tratamiento inmediato. Atenuar los factores de riesgo presentes y potenciar los factores protectores. Se incluyen: · Reconocer situaciones de maltrato infantil, estableciendo estrategias de tratamiento. · Reconocer situaciones de violencia doméstica o de abuso a la mujer y buscar soluciones. · Reconocer las conductas paternas de maltrato físico o emocional, considerando la remisión de la familia a una ayuda especializada en el manejo de la ira y la frustración. · Remitir a centros de salud mental a padres con adicción a alcohol y drogas.

GRACIELA BUCHANAN

VIOLETA 9

ALMA OLGA DE LIRA

GRANO DE ARENA DEBATE
Prevención Terciaria: Consiste en la rehabilitación del maltrato infantil, tanto para los menores víctimas como para los maltratadores. Para ello se debe disponer de un equipo multidisciplinario (pediatras, psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, orientadores familiares, terapeutas, jueces de lo familiar, maestros, cuerpos policiales, etcétera). RENACE A nivel macro (cultura) y de prevención: establecer programas de promoción de respeto a los derechos de los menores. Denunciar los casos en los que identifiquemos se comete violencia contra un/a menor (aun y cuando quien violenta sea un familiar). No fomentar la explotación de menores (no darles dinero en los cruceros, no darles trabajo, no permitir ni involucrarnos en el comercio sexual de menores). A nivel de prevención terciaria (cuando ya fue cometida la violencia contra un/a menor), establecer programas de atención psicológica integral, enfocados a atender los conflictos generados en el/la menor como producto del acto violento (para evitar que éste/a violente en un futuro) y atender a quien cometió la violencia contra el menor a fin de evitar la reincidencia del acto. Secretaría de Educación Como sucede con otros fenómenos sociales, para disminuir la violencia infantil desde el ámbito escolar conviene enfatizar el empleo de medidas y acciones preventivas para reducir sus probabilidades de manifestación y desarrollar un trabajo concurrente, multisectorial e interinstitucional de intervención para disminuir o eliminar las causas y consecuencias de la expresión de la violencia en los distintos contextos, promoviendo la participación de docentes, psicólogos, trabajadores sociales y otros profesionales, de los padres y madres de familia, así como de los propios niños y niñas. Dentro del sistema educativo, es necesario que las instituciones de educación superior y, de manera especial, las instituciones formadoras de docentes y de otros profesionales de la educación, desarrollen programas de investigación que permitan ampliar el conocimiento acerca de las causas y manifestaciones de la violencia infantil y escolar, que diseñen y pongan a prueba modelos; programas innovadores de intervención preventiva y remedial que mejoren la calidad de los servicios disponibles actualmente. Que se realicen programas de formación de profesionales y acciones de difusión social acerca de los derechos de la infancia, ejemplos de buenas prácticas de crianza y cuidado de la niñez, y programas de fortalecimiento de valores cívicos y éticos, de desarrollo de competencias sociales y emocionales. Además de realizar talleres dirigidos a distintos grupos y sectores de la población infantil y juvenil, labores de sensibilización y de formación de padres y madres de familia, con la participación comprometida del personal de las escuelas de educación básica, de las organizaciones de la sociedad civil y de los medios de comunicación. DIF Nuevo León Podrían ser medidas a nivel familiar, educativo, institucional y de la sociedad en general en forma más ecosistémica, a nivel de microsistema (individual y familiar), exosistema (comunitario e institucional) y macrosistema (cultura y sociedad).Por ejemplo, con el/la niño/a agredido, es conveniente que los padres sepan escuchar a sus hijos, los tranquilicen y calmen, transmitirles que se les puede ayudar, que no son responsables de lo que les hacen, demostrándoles su afecto y apoyo, sin minimizar la situación, pero sin que se den cuenta de su gran enojo. Es bueno decirles que los niños que agreden a otros puede ser que se sientan confundidos o no sean felices en ese momento. Es conveniente preguntar sobre lo que ocurre cada vez que sale y va a la escuela o juega en la casa con los niños/as que lo agreden, quién lo amenaza y cómo, etcétera. En las escuelas se pueden usar estrategias grupales en alguna plática, actividades de arte o dibujos. Hay otros niños que pueden hablar directamente. Es importante ayudarles a recuperar su dignidad y su autoestima que se ha dañado. Padres, maestros u otros cuidadores, deben enseñar al niño/a a controlar el enojo y que predomine el autocontrol, no reaccionar con violencia física, alejarse de la situación, actuar con valor, hablar del tema con un adulto o apoyarse con otros compañeros. Si el menor es el agresor, es importante conservar la calma y no actuar en forma defensiva preguntarle cómo se siente, cómo trata a los demás, buscar ayuda psicológica. Especialmente se debe aceptar y buscar una solución del problema, así como examinar las relaciones y el comportamiento del niño/a con la familia y entre la familia. Reconocer con el niño o niña que agredir es un problema serio y se debe tratar a los demás con respeto, establecer límites adecuados e inmediatos al comportamiento agresivo, observar a el/la menor en su interacción y reforzar sus conductas positivas. A nivel familiar y escolar pueden favorecerse actividades creativas y de juego, reaprender nuevas formas a través de programas o estrategias de intervención que favorezcan interacciones positivas y una educación asertiva de los hijos. A nivel de Institución es importante la detección y la intervención temprana en las familias violentas con dinámicas grupales. Diseñar programas de prevención con padres, maestros o cuidadores que impliquen un entrenamiento efectivo para establecer o reforzar las relaciones interpersonales no violentas, especialmente modificar los programas y contenidos existentes en los talleres de escuela para padres, ya que éstos no son efectivos, pues consisten en la exposición de conocimientos y carecen de un entrenamiento que ofrezca habilidades a los

10 VIOLETA

CENTRAL VIOLETA MALTRATO INFANTIL

Un mal que no respeta culturas, clases sociales ni niveles educativos
Diversos son los estudios y análisis realizados a nivel mundial sobre la violencia en contra de las y los niños, tema central de esta edición de la revista Violeta. En esta sección, denominada estadística, más que presentar gráficas de representación numérica, queremos plasmar verdades que engloban la situación de la niñez a nivel mundial, ya que, por desgracia, la violencia en contra de ella existe en todos los países del mundo, independientemente de las culturas, clases sociales, niveles educativos, ingresos, origen étnico. En contra de las obligaciones que exigen los derechos humanos y de las necesidades de desarrollo de las y los menores, la violencia contra éstos está socialmente consentida en todas las regiones, y frecuentemente es legal y está autorizada por el Estado. El aceptar la violencia contra las niñas y niños como una “tradición” o disfrazada como “disciplina” es también una situación destacada. Para la Organización de las Naciones Unidas un Niño/a se define como: todo ser humano menor de 18 años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad. Convención de los Derechos del Niño.
· La OMS ha calculado, basándose en un número limitado de datos a nivel nacional, que alrededor de 53.000 niños murieron en todo el mundo como consecuencia de homicidios en el año 2002. · En documentos elaborados en numerosos países de todas las regiones del mundo se señala que entre un 80 por ciento y un 98 por ciento de los niños sufren castigos corporales en el hogar y que un tercio o más de ellos reciben castigos corporales graves aplicados con utensilios. · Basándose en un amplio abanico de países en vías de desarrollo, la encuesta mundial de salud realizada en las escuelas ha mostrado recientemente que entre el 20 por ciento y el 65 por ciento de niños en edad escolar dijeron haber sufrido maltrato físico o verbal durante los 30 días anteriores a la encuesta. El acoso entre los compañeros es frecuente también en los países industrializados. · La OMS calcula que 150 millones de chicas y 73 millones de chicos menores de 18 años tuvieron relaciones sexuales forzosas o sufrieron otras formas de violencia sexual con contacto físico en 2002. · De acuerdo con los cálculos de la OMS, entre 100 y 140 millones de chicas han sufrido algún tipo de mutilación/corte genital. Los cálculos aproximados publicados por la UNICEF en 2005 indican que en el África subsahariana, Egipto y el Sudán cada año 3 millones de muchachas o mujeres son sometidas a mutilación/corte de genitales. · Cálculos realizados recientemente por la OIT indican que en el año 2004, 218 millones de niños trabajaban y 126 millones realizaban trabajos peligrosos. Los cálculos relativos al año 200 indican que 5.7 millones realizaban trabajos en la prostitución y la pornografía y 1.2 millones eran víctimas de la trata de niños. Sin embargo, comparando estos datos con los cálculos publicados en 2002, la incidencia de trabajo infantil ha disminuido en un 11 por ciento y el número de niños ocupados en trabajos peligrosos se ha reducido en un 25 por ciento. · Algunos estudios indican que los niños pequeños corren mayor riesgo de sufrir violencia física mientras que la violencia sexual afecta principalmente a los que han alcanzado la pubertad o la adolescencia. Los chicos corren mayor riesgo de sufrir violencia física que las chicas,

VIOLETA 11

CENTRAL VIOLETA MALTRATO INFANTIL

Relación Jurídica del agresor con el menor 2005
2% 2% 0% 2%

5% 0% 1% 9%

MADRE PADRE AMBOS HERMANOS MADRASTRA PADRASTRO TÍOS ABUELOS MAESTROS OTROS

Reportes de maltrato de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia 2005 Rubro Reportes recibidos Reportes atendidos Reportes comprobados Reportes descartados Familias atendidas Menores maltratados Total 3259 1032 541 491 4187 949

18%

61%

Relación Jurídica del agresor con el menor 2006

Reportes de maltrato de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia 2006 Rubro Reportes recibidos Reportes atendidos Reportes comprobados Reportes descartados Familias atendidas Menores maltratados Total 3245 2016 847 1169 3863 1282
21% 2% 1% 5%

1% 0% 2%

1%

MADRE PADRE
46%

AMBOS HERMANOS MADRASTRA PADRASTRO TÍOS ABUELOS MAESTROS OTROS

21%

Relación jurídica del agresor con el menor 2007 (Enero - mayo)

3% 7% 4% 2%

2%0% 2%

Reportes de maltrato de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia 2007 (Enero - mayo)
MADRE

40%

PADRE AMBOS HERMANOS MADRASTRA PADRASTRO TÍOS

Rubro Reportes recibidos Reportes atendidos Reportes comprobados Reportes descartados Familias atendidas Menores maltratados

Total 1686 1006 446 560 1211 719

16%

ABUELOS MAESTROS OTROS

24%

12 VIOLETA

CENTRAL VIOLETA MALTRATO INFANTIL
mientras que éstas están expuestas a sufrir violencia sexual, abandono y prostitución forzosa. Los modelos socioculturales de conducta y los estereotipos de comportamiento, así como factores socioeconómicos tales como el nivel de ingresos y el nivel educativo tienen gran importancia. · La mayor parte de las veces, la violencia física contra menores, ejercida en el seno de la familia no es fatal, ni causa daños físicos de carácter permanente o grave. Sin embargo, la violencia ejercida contra los niños muy pequeños dentro de la familia, causa daños permanentes e incluso la muerte, aunque no fuera ésa la intención de los agresores. Investigaciones realizadas en varios países indican que el “síndrome del niño sacudido” (el maltrato a los niños pequeños consiste en sacudirlos repetidamente) a menudo trae consigo heridas en la cabeza y lesiones cerebrales graves. · Cada vez se reconoce más la existencia de la violencia sexual en el hogar. De acuerdo con varios estudios realizados en 21 países (en su mayoría desarrollados) entre el 7 y el 36 por ciento de las mujeres y entre el 3 y el 29 por ciento de los hombres dijo haber sido víctima de agresiones sexuales durante su infancia, y según la mayoría de estos estudios la tasa de abusos sufridos por las niñas es de 1,5 a 3 veces la de los varones. · La mayoría de los abusos suceden dentro del círculo familiar. De modo similar, un estudio multipaís realizado por la OMS, en el que se recogieron datos tanto de países desarrollados como países en vías de desarrollo, mostró que entre el 1 por ciento y el 21 por ciento de las mujeres manifestaban haber sufrido abusos sexuales antes de los 15 años, en la mayoría de los casos por parte de varones miembros de la familia que no eran ni su padre ni su padrastro. · En algunos países, la no existencia de una edad mínima legal para el consentimiento sexual y el matrimonio puede exponer a los niños al trato violento de su pareja. Se calcula que 82 millones de niñas contraen matrimonio antes de cumplir 18 años. Un número considerable contrae matrimonio a edades mucho más tempranas, a menudo de manera forzosa, y corren riesgos de sufrir violencia incluidas las relaciones sexuales forzadas.

Informe del experto independiente para el estudio de la violencia contra los niños, de las Naciones Unidas. Paulo Sérgio Pinheiro. Asamblea General ONU, Agosto 2006

El registro de datos proporcionado por el DIF Nuevo León en cuanto a la relación jurídica del agresor con el menor, señala en forma sorprendente, que es la madre quien en un alto porcentaje arremete contra el pequeño.

En el año 2005, de 949 casos atendidos el 61. 2 por ciento del total, esto es 581 ocasiones, la madre fue el agresora y el padre lo fue en un 17.6 por ciento, equivalente a 167 sucesos.

Para el 2006, de los casos reportados y atendidos, la incidencia de la madre como agresora disminuyó a un 44.7 por ciento, pero siguió siendo la primera en propiciar la violencia en contra de los niños; pero la participación del padre subió al 20.9 por ciento. De enero a mayo del presente año los datos señalan un incremento de la participación del padre biológico como agresor, subió a 23.5 por ciento, en tanto que la presencia de la madre como agresora registra un 40.5 por ciento.

Conforme a las estadísticas que se anexan, la figura de la madre, el padre y ambos como agresores, representan los porcentajes más altos; sin embargo, destaca –en los tres años- que cuando no existe relación consanguínea del padre con los hijos, (figura del padrastro) es éste quien realiza el mayor número de agresiones, fuera de las figuras paternas.

Así, observamos que en el 2005 el padrastro registra el 4.5 por ciento del total de las agresiones, en el 2006 el 5.5 con 70 ocasiones; y de enero a mayo del 2007 el 7.2 por ciento.

VIOLETA 13

CENTRAL VIOLETA MALTRATO INFANTIL

Dependencias e instituciones que brindan apoyo a la familia
Consejo de Desarrollo Social Prados Santa Rosa Calle Pirul, entre Laurel y Trueno, Apodaca, N.L. 8148 75 76, 9:00 a 18:00 hrs. Consejo de Desarrollo Social Santa Fe Calle Teléfonos entre Alburquerque y Uruguayos Apodaca, N. L. 9:00 a 18:00 DIF Apodaca Abasolo 701 Col. Moderno Apodaca, Apodaca, N.L. 1161 1220 al 24, 8:00 a 17:00 Centro Comunitario Ampliación Nogales, García Calle Maravilla, entre Nogal y Durazno, García, N.L. 9:00 a 18:00 DIF Escobedo Eliseo Villarreal entre Gaspar Fernández y M.F. Martínez, Col. Fomerrey 9 8384 4570, 8384 4510, 8:00 a 17:00 Centro de Salud Las Encinas Donato Elizondo 104, Col. Los Encinos Escobedo, N.L. 8058 1741, 8:00 a 15:30 DIF Guadalupe Nemesio García Naranjo 50, Col. Adolfo Prieto, Guadalupe, N.L. 8007 6394, 8007 6359, 9:00 a 17:00 Centro de Salud Fomerrey 7 Circunvalación 4302 Col. Fomerrey 7, Guadalupe, N.L. 8327 9446, 8:00 a 15:00 CAFAM DIF Nuevo León Monterrey Luis G. Urbina 2801 Col. Fabriles, Monterrey 2020 8720 al 24, 9:00 a 17:00 Consejo de Desarrollo Social Centro Comunitario Alianza Sector Q Calle Prensistas y Estibadores 1168 68 99, 9:00 a 18:00 Centro de Justicia Familiar COPAVIDE Hidalgo 274 Pte. Centro, Monterrey 2020 59 59, 8:00 a 20:00 DIF Nuevo León Av. Morones Prieto No. 600, Col. Independencia 2020 83 62, 2020 83 85, 9:00 a 18:00 DIF Monterrey CAMVIO Valle Verde Tórtola y Ruiz Cortines, Valle Verde CAMVIO Pío X San José y Priv. Miguel Nieto Col. Pío X 8106 3173, 9:00 a 18:00 Facultad de Enfermería UANL Av. Gonzalitos No. 1500 Nte., Col. Mitras Centro 8348 1847, 9:00 a 16:00 Facultad de Psicología UANL Av. Mutualismo No. 110, Col. Mitras Centro 8347 4687, 9:00 a 16:00 Hospital Universitario Av. Madero y Gonzalitos 8348 0585, 9:00 a 16:00 Instituto Estatal de las Mujeres Calle Morelos No. 877 Ote. Barrio Antiguo, Monterrey 2020 97 73 al 76, 8:00 a 18:00 Instituto de Salud Mental de N.L. Rayón 438 Sur, entre 5 y 15 de Mayo 2020 5412, 8:00 a 18:00 Instituto Mexicano del Seguro Social Félix U. Gómez y Gregorio Torres No. 1950, Monterrey 8342 8527, 8:00 a 16:00 Alternativas Pacíficas, A.C. Zaragoza 555 Nte. Segundo Piso, Monterrey 8372 90 66, 9:00 a 17:00 Forkados Facultad de Psicología de la UANL 8393 3215, 19:00 a 21:00 (lunes) Comisión Estatal de Derechos Humanos Av. Morones Prieto 2110 Pte., Edificio Manchester Local 2, 8345 8968, 8:00 a 17:00

14 VIOLETA

GRANO DE ARENA DEBATE
niños y a los adultos para no utilizar formas violentas de relación. Magistrada Promover la cultura de la denuncia. Comenzar educando a los infantes acerca de la violencia; poner en sus manos un acceso sencillo y oportuno hacia las autoridades o dependencias gubernamentales que les pudieran brindar auxilio en situaciones violentas. Sería adecuado tipificar un delito donde se sancionara penalmente a los maestros o doctores encargados de los centros educativos o de atención de menores (hospitales, consultorios, guarderías, etcétera), que tuvieren conocimiento de que un menor es violentado y fueren omisos en denunciar a las autoridades dicha situación. También se requiere crear en las personas la cultura sobre la necesidad de, en caso de ser víctima de violencia, recibir un tratamiento psicológico para afrontar y superar el daño recibido. · La redoterapia social como ente social de acompañamiento en mujeres con situaciones de riesgo o mujeres solas, con hijos pequeños y con problemas de economía o laborales. RENACE Estableciendo un compromiso personal, con su familia, en su colonia, en su estado y en su país de no tolerar la violencia como forma de solución de un problema. Asimismo, asimilar que un/a menor está en un proceso de formación y en desventaja en relación a un/a adulto, por lo que la violencia sobre estos bajo ninguna circunstancia es justificable. La transmisión y la asimilación de valores de respeto y tolerancia a las normas sociales se dan día a día en la convivencia con los demás en nuestros diferentes círculos de relación, por lo que es importante entender que estos valores de respeto y tolerancia se forman en el seno de una familia, pero se transmiten y se retroalimentan a nivel cultural. Como ya comenté, la denuncia y no aceptación de la violencia en menores también permite disminuir el índice de incidencia. Secretaría de Educación En todos los ámbitos y contextos sociales pueden y deben desarrollarse acciones para prevenir o eliminar la violencia hacia la niñez, así como para reducir las manifestaciones violentas de infantes y jóvenes. Es importante identificar y transformar las causas estructurales que propician la violencia social y cultural, como lo son la pobreza y las desigualdades socioeconómicas, la discriminación por razones de género o edad, por prejuicios étnicos, por las capacidades físicas o la apariencia; fomentar el respeto a la diversidad cultural y humana y promover estrategias para la solución pacífica de los conflictos y las diferencias en los ámbitos públicos, en la amplia e impactante programación de los diversos medios de comunicación, al igual que en la dinámica cotidiana de la vida familiar, escolar y de aula. También resulta importante promover el conocimiento y respeto de los derechos humanos y fomentar la cultura de la legalidad y de la denuncia institucional en los casos de evidente maltrato o abuso de menores o de discriminación. DIF Nuevo León Algunas formas serían: · Demandar una cultura de la no violencia de los diferentes medios de comunicación. ·Cambios en la forma o práctica de crianza. · Desnaturalizar los comportamientos violentos, sobre todo desde una perspectiva de género y que esto se generalice buscando formas de culturizar en los diferentes contextos a la población. Magistrada Al igual que en el anterior apartado, para combatir este mal social es menester promover y dar continuidad a una cultura de denuncia, para ello es preciso comenzar a educar a nuestros hijos, sobrinos, parientes, vecinos, en este ámbito; enseñar a los más chicos a estar alertas y saber reconocer a tiempo las características de la violencia; educar a los infantes sobre

5.-¿ De qué forma la sociedad puede sumarse para disminuir los índices de violencia infantil?
Facultad de Psicología UANL · Prevención primaria, dirigida a la población en general con el objetivo de evitar la presencia de factores de riesgo y fomentar los factores protectores. Se recomienda: · Sensibilización y formación de profesionales de Atención Primaria en la prevención del maltrato infantil. · Intervenir en la preparación al parto incrementando las habilidades de los padres en el cuidado de los hijos, en las relaciones educativas y afectivas que se establecen en la relación padres-hijos. · Intervenir en las "escuelas de padres" y centros comunitarios promoviendo valores de estima hacia la niñez, la mujer y la paternidad. · Prevenir el embarazo no deseado, principalmente en mujeres jóvenes, mediante la educación sexual en escuelas públicas y privadas. · Búsqueda sistemática de factores de riesgo y factores protectores en la apertura de los expedientes clínico-médicos, recabando información de aspectos psicosociales, dinámica familiar, etcétera. Igualmente se debe actualizar dicha información en los controles sucesivos, evaluando la calidad del vínculo afectivo padres-hijos/as, los cuidados al niño/a, presencia de síntomas que sugieren abandono o carencia afectiva, actitud de los padres frente al establecimiento de normas y límites: nalgadas, castigos o correcciones verbales desproporcionadas. · Crear una guía del desarrollo desde el aspecto emocional que sea entregado durante las visitas al Programa del Niño Sano, con los comportamientos propios por edad, sexo, escolaridad, cultura. · La promoción y aplicación de campañas permanentes de actividades recreativas, culturales y sociales donde se ventilen aspectos de arte, autoestima, valores familiares y comunitarios siempre resaltando la empatía en redes de apoyo familiares.

VIOLETA 15

GRANO DE ARENA DEBATE
este aspecto es preciso, para que no sean víctimas de una conducta violenta. También se debe fomentar la creación de centros de atención y apoyo tanto a víctimas como victimarios de violencia, atendidos por especialistas. Se debe exigir a las autoridades para que, además de otorgar una pronta atención a cualquier conflicto de violencia infantil, se encuentren preparadas de forma multidisciplinaria para dar una mejor solución a la problemática a dilucidar.

RESUMEN LABORAL PANELISTAS
Facultad de Psicología UANL Maribel Sáenz Elizondo Es la Coordinadora General de la Unidad de Servicios Psicológicos de la Facultad de Psicología. Cuenta con un posgrado en Psicología Clínica con Orientación Psicoanalítica, es especialista en Psicoterapia Psicoanalítica. Ha laborado en diferentes instituciones gubernamentales y no gubernamentales en casos de atención a la violencia familiar y abuso sexual infantil. Profesionista en materia de atención al maltrato infantil desde 1987. Miguel Villegas Lozano, Es Coordinador de la Extensión de Equidad y Género de la Unidad de Servicios Psicológicos de la Facultad de Psicología de la UANL; Maestro de la Facultad de Psicología de la UANL. Profesionista en materia de atención a la violencia familiar, específicamente la violencia masculina desde 1997. Fundador de la primera Asociación Civil en Nuevo León que trabaja con hombres agresores: Los Forkados A. C. Autor del libro: "El Destino del Macho: ¿guía práctica? ". RENACE Martín Carlos Sánchez Bocanegra, Es licenciado en Psicología con acentuación en el área clínica, egresado de la Facultad de Psicología de la UANL, tiene un posgrado en Psicoterapia Breve Sistémica y en Hipnosis Clínica Eriksoniana. Ha laborado como psicólogo en el Consejo Estatal Para Menores, Centro Preventivo de Readaptación Social Topo Chico, Centros de Integración Juvenil A. C., catedrático en la Universidad Regiomontana y en la UANL. Ahora es el director de RENACE, ABP, institución con 13 años de trabajo para la reintegración de personas que han cometido un delito menor por primera vez. Eliseo Julián Pineda García, Es licenciado en Psicología con acentuación en el área clínica, por la Universidad Autónoma de Nuevo León, es master en Psicoterapia Breve Sistémica. Se ha desarrollado en la labor docente y actualmente es Coordinador del Departamento de Psicología de la Institución Renace ABP. Secretaría de Educación Manuel Antonio García Treviño Es profesor de Educación Primaria, licenciado en Educación Especial y en Letras Españolas, con estudios de posgrado en Educación. Actualmente es Director de Educación Especial en la Secretaría de Educación de Nuevo León. DIF Nuevo León Oralia Picazo Alcalá Es Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia desde diciembre de 2006, se ha desempeñado como Defensora de Oficio, abogada del Centro de Atención Psicológica y Familiar, escribiente de Agencias del Ministerio Público Civil y Familiar, adscrita a juzgados penales de San Nicolás, Guadalupe y Monterrey. Alma Olga De Lira Es psicóloga clínica egresada de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, psicóloga adscrita a la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, especialista en intervención eco sistemática en violencia familiar y psicoterapeuta familiar y de pareja en entrenamiento (CIFAC). Magistrada Graciela Buchanan Es licenciada en Derecho por la Universidad de Monterrey, se ha desarrollado como abogada postulante y catedrática tanto de la Universidad de Monterrey como de la Facultad Libre de Derecho. También ha tenido la oportunidad de ser Magistrada Presidenta del Tribunal Estatal Electoral y, desde septiembre de 2004 a la fecha, se ha desempeñado como Magistrada de la Quinta Sala del H. Tribunal Superior de Justicia en el Estado. Cabe destacar que la licenciada Graciela Buchanan ha participado como ponente en diversos foros y diplomados relativos al tema Derecho familiar.

16 VIOLETA

-FOTOGRAFÍAS : LIDIA SAAVEDRA

ENTRE DOS OPINIÓN

Maltrato infantil Crónica de una muerte anunciada
- POR MARIBEL SÁENZ Y MIGUEL VILLEGAS

La obra del escritor Gabriel García Márquez, Crónica de una muerte anunciada, nos lleva a reflexionar acerca de la historia de un hombre, que, si bien amaba, tuvo la desdicha de no saber cómo expresar ese sentimiento de manera apropiada. Todos en el pueblo, excepto él, sabían de su destino fatal e incluso conocían la hora y el lugar de la muerte de ese hombre, pero nadie hizo nada para evitarla; por el contrario, creyeron que se trataba de un rumor infundado y asumieron que no era problema de ellos, o al menos eso dijeron después del asesinato. Qué extraña manera de titular un artículo teórico- técnico y sobre todo, en un escrito social. Definir el maltrato a las niñas y los niños nos llevaría a gastar más tinta de la ya derramada por tantos. Existen desde 1975 definiciones oficiales establecidas por la Organización de las Naciones Unidas, ONU. Qué sentido tiene detenernos en ellas, dejemos

mejor el espacio para dar cauce a la asociación de este texto con el título sugerido. Cualquier maltrato y/o abuso son formas de violencia que dañan la integridad bio-psico-social de quienes lo padecen, quedando desprotegidos y en algunos casos, en riesgo de muerte. ¿Cuáles son los factores que lo ocasionan? Son muchos y muy variados. Sin embargo, pudiésemos encasillarlos de la siguiente forma: Respecto a la cultura y a la sociedad, hablamos de una organización social desigual que facilita la violencia y hasta la favorece al otorgar privilegios a unos, menospreciando a otros. Existe otra organización,la familiar, en la que el abuso y el maltrato se convierten en el único medio de comunicación e interacción y también de dominio, y donde se distingue preferentemente la confusión de roles. O también podemos atribuir la violencia a personas con alguna

VIOLETA 17

ENTRE DOS OPINIÓN

psicopatología importante, cuya característica principal reside en el hecho de tener dificultad en la expresión del afecto y los sentimientos tiernos, así como en el pobre control de sus impulsos agresivos y sexuales. Cuántos de nuestros casos atendidos en la clínica nos muestran una y otra vez la incesante necesidad de encontrar ahí un espacio de ayuda a los malestares, quejas, consignas y sinsabores de un maltrato precedente nunca atendido, nunca escuchado. Y también, donde los instrumentos y herramientas que decimos (aparte nos lo creemos), son útiles en la atención de nuestros pacientes, pero para lo único que sirven es para cerrarnos los oídos a la especificidad discursiva de cada persona. Por ejemplo: buscar con insistencia perfiles nosológicos del maltratador. El maltrato a menores es una parte de la violencia, que constituye una serie de condicionamientos sociales, económicos e ideológicos existentes en la familia, ya que aquélla no se manifiesta únicamente en situaciones extremas, sino que es parte constante en la vida humana, por lo que su primer rasgo es el de la invisibilidad, ¿Por qué se dice esto?, porque a pesar de que existe, no queremos darnos cuenta de que está ahí; pensamos que está muy lejos de nosotros, que eso sucede en otros países, y no: la tenemos entre nosotros y por mucho que pudiéramos decir o actuar, nos quedamos callados, aceptando tácitamente la existencia del maltrato infantil. Rara vez denunciamos los malos tratos; somos vecinos, amigos, parientes y nada hacemos al respecto, y si se llega a denunciar o a poner una queja sobre el caso es con el propósito (decimos), de crear más problemas y por ende, más violencia y, en el caso

que las víctimas se atrevan a presentar una denuncia, llegan a ser golpeadas por haberlo hecho y por consiguiente, se ponen a negarlo, además que poco se habrá hecho al respecto, pues la sociedad, al crear ese velo invisible sobre estos hechos, quiere que pensemos y aparentemos que entre las familias todo es amor y paz. Lo que aquí se plantea, entonces, es que múltiples actos de maltrato tendrían como trasfondo un predominio exacerbado de lo imaginario, frente a una incapacidad para asumir, para aceptar las limitaciones que la realidad ofrece y una incapacidad para darle un cauce no violento a las contradicciones que se manifiestan entre lo ideal y la realidad. Esta realidad social que reclama ya una respuesta a esto que ha sido llamado maltrato infantil, y que yo llamo a partir del título “Crónica de una muerte anunciada”. Por lo tanto, se determina la necesidad inherente de un abordaje que implique a todos los personajes en escena. Un abordaje que nos permita poner a salvo a la niñez y le devuelva la palabra, no sólo a ella, sino además y en igual nivel de importancia, a sus agresores padres. ¿Qué nos hace falta? Escucharlos, atender sus adicciones: olvidarnos de la nosografía psiquiátrica y comprometernos como servidores de

salud mental a acompañarlos en la búsqueda de Su verdad, no de la nuestra. Ayudarles a encontrar esa palabra que falta, ese eslabón reperdido. Parafraseando al autor de la Crónica: “Nadie oyó una muerte tan anunciada”, “nadie quiso atender, cerraron sus oídos al miedo y callaron”. Claro, no es tan fácil, no cualquiera es capaz de “sentarse frente al espejo roto de la memoria”. (Crónica de una muerte anunciada, Gabriel García Márquez, México, 1981) Ciertamente el tema y el caso seducen, pero no podemos quedarnos solo con esto, tenemos que ir más allá; ahora mismo es necesario poner un punto en el camino y dar vuelta a la hoja de la historia. Dar fin es justamente el objetivo. Es nuestra tarea, es nuestra propia crónica. Por todo lo anterior se propone: · Que en las facultades de Salud Pública, Enfermería, Medicina, Derecho, Criminología, Sociología, y Psicología, de la UANL y de otras instancias de educación superior, se lleven a cabo cursos de acreditación curricular en materia de violencia familiar y sus variantes, donde su participación profesional contemple

18 VIOLETA

ENTRE DOS OPINIÓN

técnicas específicas en materia de prevención, detección y atención especializada. · Se propone que la atención y rehabilitación psicológica para casos de maltrato infantil, sea considerada de una manera integral y con apoyos multidisciplinarios, con el aval jurídico de la Secretaría de Salud · Es importante resaltar la necesidad de que todos aquellas personas que están brindando atención a casos de maltrato infantil, cursen con una especialización en el área (la Facultad de Psicología ofrece una maestría en ciencias con especialidad en casos de violencia familiar). · Asimismo, y no como algo utópico sino real, una Secretaría de Atención a la Familia que sea centro de recepción y gestión de servicios, donde otros centros de atención (gubernamentales o no gubernamentales), o de prevención y detección, demos respuesta, siguiendo la ruta de la víctima con referencias y contrarreferencias; todos encaminados a un solo objetivo: la atención multidisciplinaria a la familia que vive la violencia. · Otro punto de relevancia es la investigación, como engrane importante para seguir desarrollando técnicas y herramientas de aplicabilidad en nuestro entorno social nuevoleones. Por lo que se sugiere sea la Universidad Autónoma de Nuevo León el centro de investigaciones base. · Que se brinde capacitación continua al profesorado que imparte educación preescolar en materia de prevención y detección de abuso sexual infantil, pues maestros y maestras son el principal filtro de escucha. · Se propone que cada vez que un/a menor acuda a la Secretaría de Salud

a cualquier clínica de atención médica en el Programa del Control del Niño Sano, se cuente con el apoyo de atención emocional que permita ir un poquito más allá del cuerpo.
Los autores son Coordinadores de la Unidad de Servicios Psicológicos, de la Facultad de Psicología de la UANL.

VIOLETA 19

-FOTOGRAFÍAS: LIDIA SAAVEDRA

A CAPELA TESTIMONIO

- POR ANGÉLICA VALLE

“Me quieren pegar otra vez”, fueron las primeras palabras de una pequeña de tres años ante la fiscal encargada del caso, luego de ser encontrada encerrada en un clóset de su casa. Su corta edad y lenguaje no fueron impedimento para testimoniar. Desde la cama donde era atendida de golpes y heridas en todo su frágil cuerpo, su débil voz parecía retumbar en la sala de emergencias. Su pecado fue tener un gran parecido con su padre biológico. Paulina, una pequeña, quien a tan sólo tres años de vida conoce ya los sinsabores de la violencia infantil, es uno de tantos casos que suceden a diario en el país y que, por desgracia, quedan impunes por falta de denuncia.

Cambian sonrisas

por angustia y dolor

20 VIOLETA

A CAPELA TESTIMONIO
Múltiples fueron las ocasiones en que su madre y su padrastro la golpearon, tantas, que ninguna parte de su pequeño y frágil cuerpo quedó libre de una cicatriz o un moretón. Con graves síntomas de desnutrición, caída de cabello, golpes y heridas en cada milímetro de su cuerpo, Paulina fue encontrada encerrada en un clóset donde su madre la dejaba luego de severas golpizas. Aún para las propias autoridades del DIF Nuevo León, las condiciones en que encontraron a Paulina son de asombro e insólitas. La pequeña fue encontrada por la hermana de su padrastro, Aracely García Flores, quien denunció a la madre ya que en reiteradas ocasiones le había pedido tener compasión con la niña y no maltratarla más, pero el ver que sus palabras quedaban en el aire y la deplorable situación de Paulina, la llevaron a pedir ayuda aquella tarde. “Tengo miedo” Con una voz entrecortada Paulina narró, en el lenguaje de su edad, lo que pasaba en su casa. “Me pegó con una chancla, porque ella no me quiere mucho”, dijo refiriéndose a su madre, “siempre me pega en la noche". En tanto del hombre a quien llama padre, señaló: "Anoche, pegó papá con una chancla en el ojo". En su inocencia, Paulina platicó con la fiscal, bastaron cuatro preguntas, que realmente cumplían con un trámite. Las huellas del maltrato eran más que evidentes. "A mi papá y a mi mamá les tengo miedo. Yo tengo miedo en mi casa, porque mi papá y mi mamá me quieren pegar otra vez", dijo para dar por terminada la entrevista que conforme contestaba, quizá, regresaba a su mente esos dolorosos momentos al lado de quien llama “mamá y papá”, perturbando la tranquilidad recuperada. Recuperación en Capullos Luego de ser encontrada dentro del clóset, Paulina fue atendida en el Hospital Universitario, donde se le dictaminó un alto grado de desnutrición, quemaduras en la espalda y heridas en cada milímetro de su cuerpo. "Pocas ocasiones hemos visto que una niña llegue en este grado, con esa cantidad de lesiones, de todos niveles, hay ocasiones que hay lesiones, hay fractura, una quemadura, una cicatriz, pero en este caso, la niña está lesionada en prácticamente todo su cuerpo", señaló Alejandro Morton, director de Protección al Menor y la Familia del DIF Nuevo León, al conocer del caso. "Tiene lesiones en el cuero cabelludo, el tórax, el abdomen, la parte lumbar, las piernas, trae un grado de desnutrición y cicatrices de todos tamaños, moretones, equimosis, rasguños, que nos hablan de una situación de maltrato físico crónico, permanente", explicó Tras ser dada de alta en el Hospital Universitario, Paulina fue llevada al centro infantil Capullos, en donde se ha recuperado con satisfacción. Las huellas psicológicas del maltrato recibido motivaron su silencio en los primeros días de su estancia en el centro, sin embargo, la inocencia y fantasía de Paulina se manifestaron cuando fue visitada por Santa Clos, quien logró volviera a platicar: “¿Qué quieres que te dé Santa?”, le preguntó el hombre de la barba blanca, a lo que la pequeña contestó: “Una muñeca”. Paulina fue encontrada el 18 de diciembre. Proceso legal Alejandra Hernández Martínez y Alfredo García Flores, ambos de 27 años, son la madre biológica y el padrastro de Paulina. Al momento de su detención fueron acusados por los delitos de tentativa de homicidio y violencia familiar. Hoy, casi seis meses después, Alejandra está internada en el Penal del Topo Chico, donde espera

VIOLETA 21

A CAPELA TESTIMONIO
ser juzgada por tentativa de homicidio, delito que le impide salir bajo fianza. En tanto su pareja sentimental, Alfredo García Flores, al ser exonerado por la propia Alejandra, y tener a su favor la modificación de la acusación de tentativa de homicidio por el de encubrimiento, salió libre bajo fianza con un monto de 20 mil pesos. Sin embargo, la Procuraduría de Justicia en el Estado, apeló el auto de formal prisión, situación que a la fecha está sin definir. El Ministerio Público consideró que no se debió haber variado la acusación contra el padrastro de Paulina porque una de las principales pruebas en su contra es la denuncia de la niña, quien afirmó que él y su madre, Alejandra Hernández Martínez, la golpearon. Muy probablemente la madre de Paulina permanecerá en el Reclusorio durante varios años. Al conocer de su detención Alejandra dijo estar arrepentida y que quería a su hija; sin embargo, diversas acusaciones pesan sobre ella y su arrepentimiento llegó tarde. Paulina sigue en el Centro Capullos, ha vuelto a sonreír, su frágil cuerpo gana peso y con la ayuda de los avances médicos las cicatrices en su piel podrán desaparecer, ojalá que las de su alma también. Acalla la muerte el dolor de Manuelito Para Manuelito la ausencia de su madre durante casi toda la semana representaba su mayor angustia. Sabía que al irse ella, su padre desquitaría sus celos y rencores con él. A sus cinco años no podía comprender porqué el coraje de su padre, coraje que lo llevaría a la muerte. Un año atrás la ira de Manuel Antonio Antonio, de 25 años, lo llevó al extremo de quebrarle las piernas a su otro hijo, Daniel, de tres años, pero ante el perdón de su esposa, Eusebia González Cruz, quedó libre, sin antecedentes penales y bajo tratamiento psicológico. La madre de los pequeños trabajaba como empleada doméstica y la mayor parte de la semana los dejaba al cuidado del padre. Para ella la violencia de Manuel no era desconocida, durante los siete años de matrimonio siempre la golpeó al igual que a sus hijos. Ante la supuesta revelación de Eusebia de que Manuelito no era su hijo, el hombre desquitaba su furia con los pequeños, pero el 6 de noviembre de 2006, su fuerza y rabia fue tal que al aventar al pequeño, éste rodó por las escaleras y murió. Antonio Antonio quiso ocultar la muerte del pequeño y lo mantuvo por cuatro días en su propia casa; al saber que Eusebia regresaría, simplemente embolsó el cuerpo y lo arrojó al Arroyo Topo Chico. La ausencia de Manuelito motivó a su madre a denunciar ante las autoridades las investigaciones se iniciaron un mes después el cuerpo del niño sería encontrado en el Río Pesquería, en Apodaca. Su padre al verse descubierto tuvo que aceptar la responsabilidad: él lo había asesinado. Manuel Antonio Antonio fue detenido y remitido al Penal del Topo Chico, cinco meses después fue condenado a 40 años de prisión, la pena máxima que establece el Código Penal del Estado de Nuevo León por homicidio calificado y violencia familiar.
La autora es Licenciada en Ciencias de la Comunicación, ha sido Directora de Noticias en TVAzteca Noreste; Multimedios Televisión y actualmente labora en el mismo puesto para WRadio Televisa Radio Monterrey.

22 VIOLETA

-FOTOGRAFÍAS: LIDIA SAAVEDRA

MONERÍAS COMIC
- POR SERGIO FLORES

VIOLETA 23

DESDE LA REDACCIÓN NOTAS

EL INSTITUTO INFORMA
Dentro de la serie Mujer y Poder el Instituto publicó su más reciente libro “El Deporte en Nuevo León. Mujeres Deportistas” compilación de 29 entrevistas realizadas por Guadalupe Elósegui. Deportistas en activo en diversas disciplinas, mujeres que presiden asociaciones deportivas y el Instituto Estatal de Cultura Física y Deporte comentan su experiencia. El evento de presentación fue presidido por el Gobernador José Natividad González Parás, la Presidenta del IEMUJERES, Lic. María Elena Chapa y como invitada de honor asistió la medallista olímpica Soraya Jiménez. Con la meta de crear los 51 Institutos de la Mujer en igual número de municipios en el Estado, se realizó la segunda reunión de enlaces.Temas como el fondo de inicio y fortalecimiento del Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas y la realización de convenios estado – municipios fueron los tratados con las asistentes de los municipios que integran Nuevo León. Por Nuevo León asistieron representantes de los municipios de Ciénega de Flores, Rayones, Juárez, Allende, General Terán, Santa Catarina y San Nicolás de los Garza. Un total de mil 573 personas –mil 73 mujeres y 500 hombres- fueron capacitados en los diversos cursos y talleres realizados por el Instituto durante los meses de abril a junio. En abril se llevó a cabo la Feria del Niño DIF EN CINTERMEX, en donde el Instituto instaló un stand y difundió sus actividades entre las personas asistentes, que se calcula fueron alrededor de 8 mil personas.

La instauración del programa a nivel municipal permitirá ampliar la red de apoyos a todas las mujeres, acercar programas de capacitación y adiestramiento y trabajar en conjunto en proyectos que les beneficien. Con sede en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, el pasado 21 de mayo se realizó la Reunión Nacional de Instancias Municipales. En ella se estableció la agenda de colaboración y coordinación con el INMUJERES; Instancias Municipales de las Mujeres en las Entidades Federativas, Municipales ante la Política de Igualdad.

Asimismo, durante el desarrollo de la Expo Mujer los días 1,2 y 3 de junio también se instaló un stand de exhibición de productos artesanales de las mujeres de proyectos productivos y se informó de los servicios del Instituto a cerca de 10 mil visitantes, la mayoría mujeres. Por otra parte, el IEM atendió a 721 personas 338 con asesoría legal y 383 con atención psicológica, dentro de las acciones de combate a la violencia.

24 VIOLETA

El deporte en Nuevo León
Mujeres deportistas
- POR REYNA RAMÍREZ

Los logros y la trayectoria de mujeres deportistas y de mujeres que trabajan a favor del deporte dejaron de ser el tema perdido al final de las páginas de los periódicos. Adquirieron presencia y visibilidad gracias al libro Mujeres deportistas que recientemente publicó el Instituto Estatal de las Mujeres, de mano de la periodista Guadalupe Elósegui. Este documento forma parte de la Colección Mujeres y Poder y lo integran 29 entrevistas a mujeres destacadas en los ámbitos directivo, de liderazgo y de la práctica deportiva en el Estado de Nuevo León.

En Mujeres deportistas se destacan no sólo la trayectoria y los logros de estas mujeres, sino que a través de un cuestionario planteado desde la perspectiva de género, los testimoniales nos permiten conocer el potencial que el deporte tiene para las mujeres, desde la etapa formativa hasta la competitiva; sus trayectorias de vida, los valores y fortalezas que han desarrollado en esta actividad. Asimismo permite dimensionar el esfuerzo y las contribuciones que las mujeres deportistas hacen a la sociedad a través de esta experiencia vital. Las voces entrevistadas son: Melody Falcó, Directora General del Instituto de Cultura Física y Deporte de Nuevo León (INDE). Ocho presidentas de Asociación: Ana Lilia Morton (tiro con arco), Blanca Vargas (gimnasia), Lourdes Mata (triatlón), Lourdes Martínez (handball), Marina Rodríguez (remo), Mónica Villegas (aikido), Nora A. Caldera (físico-constructivismo) y Rosa María Adam (taekwondo). Por otra parte, se incluye a dos entrenadoras de Selección Nacional: Pilar Sotelo (handball) y Teresa López (gimnasia), y finalmente, a 18 deportistas, campeonas mundialistas o participantes en Juegos

Olímpicos (JO): Carla Salinas (canotaje), Claudia Verónica Leal (ciclismo), Elsa García (gimnasia artística), Evelyn Guajardo (nado sincronizado), Laura del Carmen Moreno (Gimnasia artística, JO Atenas 2004), Leticia Montoya (Karate), Lourdes Villaseñor (natación), Marcela Lobo (equitación, JO Atenas 2004), Marisela Cantú (gimnasia artística), Maricela Montemayor (canotaje), Myriam del Pozo (futbol), Martha Hernández (tiro con arco), Nancy Tovar (halterofilia), Sandra Góngora (boliche), Selene Sifuentes (handball), Silvia Graziano de Andonie (ultra-atleta), Soirée García (judo) y Verónica Elías (patinaje de velocidad). El libro fue presentado el 2 de julio pasado por Sanjuana Martínez, Premio Nacional de Periodismo 2006 y por Ximena Peredo, editorialista, en un evento al que acudió el Gobernador José Natividad González Parás en el Museo Metropolitano, teniendo como invitada especial a la medallista olímpica Soraya Jiménez.

MUJERES DEPORTISTAS

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->