You are on page 1of 10

EL TERCER MIÉRCOLES EN EL PATILLAS.

DE MUJERES Y
PARA MUJERES
18/05/2011

http://eltercermiercoles.blogspot.com/
YOLANDA (Pablo Milanés)

Esto no puede ser no mas que una canción,


quisiera fuera una declaración de amor.
Romántica sin reparar en formas tales,
que ponga freno a lo que siento ahora a raudales.
Te amo, te amo.
Eternamente te amo.
Si me faltaras no voy a morirme.
Si he de morir quiero que sea contigo.
Mi soledad se siente acompañada,
por eso a veces se que necesito,
tu mano, tu mano,
eternamente tu mano.
Cuando te vi sabía que era cierto
este temor de hallarme descubierto.
Tu me desnudas con siete razones,
me abres el pecho siempre que me colmas
de amores, de amores,
eternamente de amores.
Si alguna vez me siento derrotado,
renuncio a ver el sol cada mañana.
Rezando el credo que me has enseñado,
miro tu cara y digo en la ventana:
Yolanda, Yolanda,
eternamente Yolanda.
Yolanda,
eternamente Yolanda.
Eternamente Yolanda.
OLEO DE MUJER CON SOMBRERO (Sílvio Rodríguez)

Una mujer se ha perdido


conocer el delirio y el polvo,
se ha perdido esta bella locura,
su breve cintura debajo de mí.
Se ha perdido mi forma de amar,
se ha perdido mi huella en su mar.

Veo una luz que vacila


y promete dejarnos a oscuras.
Veo un perro ladrando a la luna
con otra figura que recuerda a mí.
Veo más: veo que no me halló.
Veo más: veo que se perdió.

La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes.
Los amores cobardes no llegan a amores,
ni a historias, se quedan allí.
Ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.

Una mujer innombrable


huye como una gaviota
y yo rápido seco mis botas,
blasfemo una nota y apago el reloj.
Que me tenga cuidado el amor,
que le puedo cantar su canción.

Una mujer con sombrero,


como un cuadro del viejo Chagall,
corrompiéndose al centro del miedo
y yo, que no soy bueno, me puse a llorar.
Pero entonces lloraba por mí,
y ahora lloro por verla morir.
DE ALGUNA MANERA (Luis Eduardo Aute)

De alguna manera
tendré que olvidarte,
por mucho que quiera
no es fácil, ya sabes,
me faltan las fuerzas,
ha sido muy tarde
y nada más, y nada más,
apenas nada más.

Las noches te acercan


y enredas el aire,
mis labios se secan
e intento besarte.
Qué fría es la cera
de un beso de nadie
y nada más, y nada más,
apenas nada más.

Las horas de piedra


parecen cansarse
y el tiempo se peina
con gesto de amante.
De alguna manera
tendré que olvidarte
y nada más, y nada más,
apenas nada más.
ANGÉLICA (Los Chalchaleros)

Angélica, cuando te nombro,


me vuelven a la memoria
un valle, pálida luna en la noche de abril,
y aquel pueblito de Córdoba.

Si un águila fue tu cariño,


paloma mi pobre alma;
temblando, mi corazón en tus garras sangró
y no le tuviste lástima.

No olvidaré cuando en tu Córdoba te vi


y tu clavel bajo los árboles robé,
Mis brazos, fueron tu nido; tu velo: la luz
de la luna entre los álamos.

Tus párpados, si por instantes


te vuelven los ojos mansos,
recuerdan, cuando en el cielo de pronto se ve
que nace y muere un relámpago.

La sábana, que sobre el suelo


se tiende cuando la escarcha,
no es blanca como la tímida flor de tu piel,
ni fría como tus lágrimas.
MENOS TU VIENTRE (Miguel Hernández/ J.M. Serrat)

Menos tu vientre
todo es confuso.

Menos tu vientre
todo es futuro
fugaz, pasado,
baldío, turbio.

Menos tu vientre
todo es oculto,
menos tu vientre
todo inseguro,
todo postrero,
polvo sin mundo.

Menos tu vientre
todo es oscuro
menos tu vientre
claro y profundo.
MANDA UNA SEÑAL (Maná)

Te quiero, sí te quiero Ay, no lo puedo soportar,


voy andando como fiera tras tus pies no me quiero derrumbar,
amor mándame un mensaje, una señal,
te veo y te deseo mándame tu luz amor,
pero tú tienes tu dueño manda una señal amor.
y no te puedes zafar.
Vivir sin ti vivir,
Los días se pasan sin ti estarse muriendo sin morir,
las noches se alargan sin ti estar sin ti estar,
sin tu amor sin tus besos. estarse muriendo sin morir.

Ay, si tuvieras libertad Amor dónde estarás,


a tu lado yo estaría amor, manda un mensaje, una señal
hey, dame dame una señal y no, no pararé no viviré sin ti amor.
cuándo seas libre mi amor.
No.
Ay, no lo puedo soportar,
no me quiero derrumbar,
mándame un mensaje una señal,
manda una señal mi amor
manda una señal amor.

Te veo acorralada
de unos brazos que no te dejan mover,
te deseo y me deseas
pero estás muy aprisionada corazón.

Y no viviré sin tu amor


y no pararé hasta tener tu amor y tus besos.

Hey, estoy viviendo sin vivir,


estoy muriendo sin poder morir,
hey, dime dime, tell me tú
cuando seas libre mi amor.
PA’ TODO EL AÑO (María Dolores Pradera)

Por tu amor que tanto quiero y tanto extraño,

que me sirvan una copa y muchas mas.

Que me sirven de una vez pa todo el año,

que quiero seriamente emborrachar.

Si te dicen que me vieron muy borracho,

orgullosamente dile que es por ti. Porque yo,

tendré el valor de no negarlo. Gritare que por tu amor

me estoy matando y sabrán que por tus besos me perdi.

Para de hoy en adelante ya el amor no me interesa,

gritare por todo el mundo mi dolor

y mi tristeza, porque sé que este golpe ya no

voy a levantarme, aunque ya no lo quisiera,

voy a morirme de amor.


BLANCO Y NEGRO (Malú)

Sé que faltaron razones, Te regalo mi amor, te regalo mi vida,


sé que sobraron motivos, a pesar del dolor eres tu quien me inspira,
contigo porque me matas, no somos perfectos, solo polos opuestos
y ahora sin ti ya no vivo… te amo con fuerza te odio a momentos…
tú dices blanco, yo digo negro te regalo mi amor te regalo mi vida,
tú dices voy, yo digo vengo te regalo el sol siempre que me lo pidas,
miro la vida en color y tu en blanco y no somos perfectos solo polos opuestos
negro… mientras sea junto a ti siempre lo intentaría,
dicen que el amor es suficiente, y que no daría?
pero no tengo el valor de hacerle frente
tú eres quien me hace llorar,
pero solo tú me puedes consolar.
te regalo mi amor, te regalo mi vida,
a pesar del dolor eres tu quien me inspira,
no somos perfectos, solo polos opuestos
te amo con fuerza te odio a momentos…
te regalo mi amor te regalo mi vida,
te regalo el sol siempre que me lo pidas,
no somos perfectos solo polos opuestos
mientras sea junto a ti siempre lo intentaría,
y que no daría?
me odias, me quieres, siempre
contracorriente…
te llevo en mi mente desesperadamente,
por mas que te busco,
eres tu quien me encuentra…
dicen que el amor es suficiente,
pero no tengo el valor de hacerle frente
tu eres quien me hace llorar,
pero solo tú me puedes consolar.
te regalo mi amor, te regalo mi vida,
a pesar del dolor eres tu quien me inspira,
no somos perfectos, solo polos opuestos
te amo con fuerza te odio a momentos…
te regalo mi amor te regalo mi vida,
te regalo el sol siempre que me lo pidas,
no somos perfectos solo polos opuestos
mientras sea junto a ti siempre lo intentaría,
y que no daría? si eres mi mundo
si con tus manos curas mis heridas, que no
daría
si solo a tu lado, puedo llorar
y reír al sentir tus caricias…
Y NOS DIERON LAS 10 (Joaquín Sabina)

Fue en un pueblo con mar una noche después de un concierto,


tú reinabas detrás de la barra del único bar que vimos abierto,
cántame una canción al oído y te pongo un cubata
con una condición, que me dejes abierto el balcón de tus ojos de gata.
Loco por conocer los secretos de tu dormitorio
esa noche canté al piano del amanecer todo mi repertorio.
Los clientes del bar, uno a uno, se fueron marchando
tú saliste a cerrar, yo me dije, cuidado chaval te estás enamorando.
Luego todo pasó de repente, tu dedo en mi espalda
dibujó un corazón y mi mano le correspondió debajo de tu falda.
Caminito al hostal nos besamos en cada farola.
Era un pueblo con mar, yo quería dormir contigo y tú no querías dormir sola.

Y nos dieron las diez y las once,


las doce y la una, y las dos y las tres
y desnudos al anochecer nos encontró la luna,

Nos dijimos adiós, ojalá que volvamos a vernos,


el verano acabó, el otoño duró lo que tarda en volver el invierno.
Y a tu pueblo el azar, otra vez, el verano siguiente
me llevó y al final del concierto me puse a buscar tu cara entre la gente
y no hallé quien de ti me dijera ni media palabra
parecía como si me quisiera el destino gastar una broma macabra.
No había nadie detrás de la barra del otro verano
y en lugar de tu bar, me encontré una sucursal del banco hispanoamericano,
tu memoria vengué, a pedradas contra los cristales,
sé que no lo soñé, protestaba mientras me esposaban los municipales
en mi declaración alegué que llevaba tres copas
y empecé esta canción en el cuarto donde aquella vez te quitaba la ropa.

Y nos dieron las diez y las once,


las doce y la una, y las dos y las tres
y desnudos al anochecer nos encontró la luna.

Related Interests