Lo reconozco.. es momento de decir adios Creé dolor sin saber lo que hacía...

que aún cuando te busqué aquella noche nunca supe q ue te había perdido. Me diste dolor... al dejar que tus ojos me expresaran tu desa mor...

Sé que te vas... no te voy a detener... por que hay que ser mujer de verdad para d ecir adiós mi vida... para toda la vida.

Sin saber cuánto he perdido, te puedo decir que desearía que todo te fuera bien...ta l vez te diría que te extrañaré.

¿Que esperas para irte?... si ya no puedo tan siquiera tener las fuerzas para agua ntarte fuerte y darte un beso... un último beso que te marque la vida...sé fuerte y valiente y acaba ya con esto...

Cruza la puerta y no te detengas ni tan siquiera a mirarme, porque no sé si tan si quiera una lágrima pueda soltar para que esto parezca una despedida. Al menos reco nozco que siento incertidumbre de pensar si todo esto mereció mi pena...disculpa s i bostezo al hablar de este momento...

El momento de despedida entre tu vida y la mía... tal vez así mis ojos humedezcan en ese proceder.

¿Qué si he de recordarte?... la mente humana te juega malas pasadas y es posible que al escuchar aquella primera canción tenga la sensación de que un recuerdo me aflora .

No te preocupes por mi...déjame mirarte por última vez. Pronto habrá alguien que te mi re como yo te miraba un día... reconozco que siento celos de ese día... celos de que haya dejado de mirarte así, hace mucho tiempo ya...

¿Qué será de mí?... puedes tener la seguridad de que luego que tu aroma salga de este lu gar, sentiré paz...

Sabes que estaré bien...de sobra sabes que el martirio nunca ha sido mi costumbre. ..no buscaré un clavo, no ya no... buscaré tu reemplazo.

¿Por qué le temes tanto a cruzar esa puerta?... si detrás de ella está ese mundo infinit o que espera por ti...yo no deseo lanzarme a él, no ya no... deseo esconderme para

que nunca me encuentres...

Ni tan siquiera sepas que te amé tanto, que preferí soltarte y hacerme así la más fuerte , para darte esta fuerza que te estoy dando para que logres irte y muestres en e l mundo tu luz... aún cuando me duele tanto.

Yo te seguiré desde aquí... a lo lejos siempre seré tu sombra.

Lo reconozco... es momento de decir adiós... porque siento que una lágrima podría sali rme en cualquier instante... Adiós... Amor de Mi Vida... Sé Feliz