Ileana Poessy Kitchener, Ontario

Abril 15, 2011 Dr. Luis Moreno Ocampo Prosecutor The International Criminal Court The Hague, The Netherlands

Estimado Dr. Moreno Ocampo, Como ciudadana Canadiense residente de la ciudad de Kitchener, Ontario, con todo respeto me dirijo a Usted con el objeto de manifestar mi total y absoluto respaldo a la aplicación sometida a la ICC por los Doctores Christian Sailer y Gert Hetzel para perseguir legalmente al ciudadano alemán, Joseph Ratzinger, conocido como Benedicto XVI. Las razones por las que estimo justo llevar al Sr. Ratzinger a la Justicia, es por su activa participación directa e indirecta- en los cientos de miles de crímenes perpetrados por sacerdotes y monjas alrededor del mundo tales como la violación de menores, tráfico de niños, tráfico de órganos, lavado de dinero, etc. Como Canadiense pido justicia por las víctimas del caso de los Huérfanos de Quebec (http://www.youtube.com/watch?v=AAzTRt1LpOc) donde más de 100,000 niños fueron falsamente llamados ³huérfanos´ para usarlos en experimentos humanos auspiciados por Ordenes Católicas. También, por el Genocidio cometido contra los Aborígenes en Canadá ± donde el Vaticano trabajando aliado con el gobierno Canadiense ± les robaron tierras y asesinaron más de 50,000 niños aborígenes (www.hiddenfromhistory.org). También por los niños del Orfanato ³Mount Cashel´ en St. John¶s, Newfoundland donde fueron abusados sexualmente y algunos asesinados por los ³Hermanos Cristianos´ que llegaron de Irlanda a Canadá para duplicar en este país el mismo sistema de abusos que ellos usaron en Irlanda. Tengo conocimiento de la participación de Joseph Ratzinger en redactar el documento CRIMENS SOLLICITIATONIS donde implemento un proceso a nivel mundial de cómo proteger a los sacerdotes pederastas y de cómo silenciar a las víctimas. Basta ya de abusos por sacerdotes pederastas y monjas en este país. Demando justicia por los miles de crímenes cometidos y encubiertos por el Vaticano y su líder mundial, Joseph Ratzinger. El Sr. Ratzinger merece ser llevado al banquillo de los acusados. Ratzinger es un encubridor de crímenes y tan culpable es el ejecutor de un crimen como el que lo encubre. Sinceramente,

Ileana Poessy c.c. file