You are on page 1of 6

Ladrillos huecos y bloques ceramicos portantes

1. ¿Existe algún Reglamento o Normas de consulta oficial sobre ladrillos y/o mampostería?
Las normas existentes tratan sobre los Bloques y Ladrillos Cerámicos como productos, proponiendo las características que deben
cumplir y los tipos de ensayos para comprobarlas.
Son Normas IRAM y se encuentran en proceso de actualización.
Las Normas le permiten al comprador de los bloques y ladrillos cerámicos fijar un nivel de calidad que debe cumplir el fabricante.
Las Normas no son obligatorias a menos que se especifiquen en los contratos.
Claramente para cumplir las Normas de manera constante los procedimientos de fabricación deben ser también constantes, esto se
consigue con la fabricación industrial.
Los reglamentos cubren los aspectos de la seguridad, y por lo tanto son obligatorios.
Existen Reglamentos de solicitaciones v.gr.: Cargas (CIRSOC 101), Viento (CIRSOC 102) y Sismo (INPRES-CIRSOC 103); y
Reglamentos que deben cumplir las Estructuras resistentes, v.gr.: Hormigón (CIRSOC 201), Acero (CIRSOC 301 y siguientes).

En la República Argentina aún no se han desarrollado reglamentos para todos los materiales de construcción. Por ejemplo faltan los de
Madera y el de mampostería.
Se encuentra actualmente en preparación el Proyecto de Reglamento CIRSOC 501 "Reglamento Argentino de Estructuras de
Mampostería"
Mientras tanto el profesional debe ajustarse a los valores de ensayo considerando un conservador coeficiente de seguridad. (Ver mas
adelante).
Esta precaución estará del lado de la seguridad hasta que un Reglamento permita tomar valores más altos de resistencias.
La Pastoriza S.A., junto a otros fabricantes y la Cámara Argentina de Cerámica Roja, actualmente participa en forma activa en la
elaboración y discusión de los diferentes proyectos tanto del Reglamento CIRSOC como de la actualización de las Normas IRAM,
conciente que ordenar y regular la actividad, permitirá un mejor control de la calidad de los productos cerámicos que se utilizan desde
hace tanto años en la construcción.

2. ¿Cuál es la tensión admisible de los Bloques Portantes para las cargas concentradas y para las cargas distribuidas?
Los valores de ensayo de laboratorio más actualizados dan una resistencia característica a la compresión de los bloques portantes
cerámicos de 18 cm (BP18) de ~ 5,0 MPa (~ 50 Kg./cm2).
Se suele tomar como valores admisibles para cargas distribuidas la décima parte de la resistencia del bloque. O sea para nuestro caso
0,5 MPA (5 Kg. /cm2).
Se debe analizar especialmente donde hay concentración de cargas.
Para cargas concentradas se toman los mismos valores y habrá que tener en cuenta dados o encadenados de hormigón armado que
distribuyan las cargas.
En ningún punto de la mampostería deberá superarse el valor de la tensión admisible.
Además este valor rige para alturas del muro de hasta 3 metros, a medida que se aumenta la altura, por posibilidad de pandeo se debe
restringir la resistencia.
Finalmente todo muro para ser considerado portante debe contar con un encadenado superior que distribuya las cargas y con
encadenados verticales que inhiban fisuras ante posibles fuerzas horizontales.
Lo expresado no está escrito en ningún reglamento de nuestro país pero es lo que suelen utilizar los reglamentos de tipo empírico de
otros países.

3. ¿Hasta cuantos pisos en altura permite construir el sistema constructivo que integran los bloques portantes La Pastoriza?
En principio y hasta tanto no entre en vigencia el Reglamento CIRSOC 501 "Reglamento Argentino de Estructuras de Mampostería",
no podemos delimitar la cantidad de pisos que soporta el sistema, toda vez que en muchos países europeos que utilizan sistemas
similares construyen más de 5 pisos habitualmente. Sin embargo si incluimos en forma provisoria y conservadora a este sistema
constructivo dentro de las estructuras de mampostería de bajo compromiso estructural (hasta la vigencia del Reglamento CIRSOC 501
que permitirá su correcto encuadre), los edificios no deberían sobrepasar los 10 mts de altura es decir tres pisos.

4. ¿Obtengo alguna ventaja o ahorro al revocar sobre mampostería de bloques y ladrillos huecos cerámicos, en lugar de hacerlo
sobre mampostería de ladrillos comunes?
Al revocar sobre mampostería de bloques o ladrillos cerámicos huecos se obtiene, como mínimo, una economía de al menos 1 cm en el
espesor del revoque, comparado con el espesor de revoque resultante al aplicarlo sobre mampostería de ladrillos comunes.
Esto se debe a que los bloques y ladrillos cerámicos huecos presentan superficies más regulares y mejor aplomadas, con un menor
número de juntas.
El ahorro por cada m2 de revoque utilizando Cemento de Albañilería (1:5) alcanza los 2,85 Kg. de C° de Albañilería y unos 0,027 m3
de Arena.

5. ¿Por qué debo mojar los ladrillos antes de colocarlos?


Porque si no los mojamos previamente, no reducimos la natural succión que tienen los cerámicos y los ladrillos absorberán el agua de la
mezcla de asiento, alterando el fragüe y reduciendo la adherencia.

6. ¿Se pueden reemplazar los ladrillos comunes por bloques portantes del 12 (BP12) en una pared tradicional de 15 cm?
¿Obtengo alguna economía?
Se pueden reemplazar los ladrillos comunes por bloques portantes del 12 (BP12) en una pared de 15 cm., sin problemas. El ahorro en
mano de obra es superior al 200% y en mezcla de asiento puede alcanzar una economía superior al 300%, según la siguiente tabla
comparativa:
Bloques Portantes BP12 x m² Ladrillos comunes x m²
Insumo Unidad Insumo Unidad
Mampuestos 15,2 Bloques 60 Ladrillos
Mano de Obra
Oficial
0,40 hh/m² 213% 0,85 hh/m²
Ayudante
0,35 hh/m² 243% 0,85 hh/m²
Mezcla de asiento
C° Albañilería
2,50 Kg. (1 Volumen) 320% 8 Kg.(1 Volumen)
Arena
0,013 m³ (5 Volumen) 331% 0,043 m³ (7 Volumen) AHORRO

7. ¿Se pueden reemplazar los ladrillos comunes por bloques portantes del 18 (BP18) en una pared tradicional de 30 cm?
¿Obtengo alguna economía?
Se pueden reemplazar los ladrillos comunes por bloques portantes del 18 (BP18) en una pared de 30 cm., sin problemas. El ahorro en
mano de obra es superior al 400% y en mezcla de asiento puede alcanzar una economía superior al 600%, según la siguiente tabla
comparativa:

Bloques Portantes BP18 x m² Ladrillos comunes x m²


Insumo Unidad Insumo Unidad
Mampuestos 15,2 Bloques 120 Ladrillos
Mano de Obra
Oficial
0,40 hh/m² 425% 1,70 hh/m²
Ayudante
0,35 hh/m² 486% 1,70 hh/m²
Mezcla de asiento
C° Albañilería
2,50 Kg. (1 Volumen) 608% 15,2 Kg.(1 Volumen)
Arena
0,013 m³ (5 Volumen) 885% 0,115 m³ (7 Volumen) AHORRO

8. ¿Cuándo debo usar los Bloques Columna (BC) La Pastoriza en los muros portantes?
En los muros ejecutados con los Bloques Portantes BP18 La Pastoriza, los Bloque Columna (BC) se colocan en todas las esquinas, en
paños de muros largos cada 4 mts como máximo y en encuentros con otros muros de bloques portantes.

9.¿Qué armadura mínima debo colocar en los macizados ejecutados con los Bloques Columna (BC) de La Pastoriza?
Como mínimo se emplea una armadura compuesta de 3 varillas de acero aletado de 8 mm con un estribo en espiral de 4,2 mm cada 15
cm. Nunca se deben llenar los BC con cemento de Albañilería, ni con hormigones que contengan cal.

10. ¿Qué armadura mínima debo colocar en dinteles ejecutados con los Bloques Dintel (BD) de La Pastoriza?
Para definir el tipo de armadura se debe contemplar la luz de vano y las cargas sobre el vano. En situaciones de luces importantes y
grandes cargas se deberá realizar el cálculo estructural. Habrá vanos de más de 2 metros y con cargas significativas o muy importantes,
que no se podrán resolver con una viga dentro de los Bloques Dintel, sino que deberá emplearse una viga de hormigón armado de
mayor altura o perfiles de acero.
Considerando lo expresado previamente, la armadura orientativa a utilizar puede ser:

Puertas hasta 1 ml sin carga superior 2ø6 sup + 2ø8 inf + estr ø 4,2 c/15 cm
Ventanas hasta 2 ml sin carga superior 2ø6 sup, 2ø10 inf + estr ø 4,2 c/15 cm

Puertas hasta 1 ml con carga superior 2ø6 sup + 2ø10 inf + estr ø 4,2 c/15 cm
Ventanas hasta 2 ml con carga superior 2ø6 sup, 2ø12 inf + estr ø 4,2 c/15 cm.

11. ¿Cómo evito las fisuras de revoques exteriores producto de la dilatación de las losas cerámicas?
La dilatación se produce por un aumento en la temperatura de la losa debido a la radiación solar, por lo tanto ese efecto se debe
minimizar al máximo aumentando lo más posible la aislación térmica de la losa. Con esto se evita que la masa de la losa alcance
elevadas temperaturas con sus consecuentes variaciones de volumen (dilatación). Además siempre es conveniente garantizar un espacio
entre el hormigón de la losa y el revoque, a fin de permitir la libre dilatación de los diferentes materiales que integran el techo o
entrepiso. A tal efecto podemos aplicar una hoja de metal desplegado al momento de ejecutar los revoques exteriores con papel de bolsa
entre la losa y el metal desplegado. Las dimensiones de la hoja deben permitir cubrir holgadamente el sector tratado. Normalmente los
pliegos de metal desplegado vienen de 1 x 2 mts, siendo suficiente recortar al medio cada hoja, obteniendo piezas de 0,50 x 2 mts.

12. ¿Cómo resuelvo los pases de ventilación y de instalaciones en las losas cerámicas?
Los pases deberán ubicarse, ajustándolos a la modulación de los Bloques de Techo (BT) La Pastoriza. Una vez presentadas las viguetas
pretensadas y los bloques de techo, se replantean los pases de acuerdo a proyecto. Se retiran los bloques que coinciden con la posición
de cada pase, y antes de volcar el hormigón de la capa de compresión, se debe materializar el perímetro de cada uno para no perder
mezcla en el llenado y emprolijar la losa. Se emplean normalmente "cajoncitos" de madera como encofrado de borde.

13. ¿Qué cuidados debo observar con los bloques portantes en la distribución de las diferentes instalaciones?
Los bloques cerámicos huecos basan su capacidad portante en su particular diseño y ubicación de las celdillas.
Por eso es importe no romper estas celdillas, evitando "cortar" horizontalmente los muros. Debemos tomar conciencia de ello desde el
inicio mismo del proyecto, al definir los muros portantes: hay que tener presente la posterior y necesaria distribución horizontal de las
diferentes instalaciones.
Por todo ello deberemos pensar en realizar la mayor cantidad de tendidos por losa y tratar de reservar solo acometidas y bajadas
verticales sobre los muros de bloques portantes (conviene evitar que las cañerías eléctricas pasen por el piso: no se debe producir "U"
en el tendido, por las acumulación de agua de condensación). Es ideal que estas canalizaciones verticales estén en su mayoría en
coincidencia con una tira de Bloques Columna (BC).
En general entre el hormigón del encadenado horizontal y de dinteles y el asiento de los bloques portantes, podemos ganar un espacio
para el pase de instalaciones a través de muros portantes sin afectar su resistencia.

14. ¿Cuál es la comparación de la Transmitancia Térmica (K) de muros construidos con bloques portantes BP La Pastoriza,
versus los muros de ladrillos comunes?
Según la norma IRAM 11605, el Kmáx de los muros, no debe superar 1,85 W/m2 °K para temperaturas mínimas de diseño mayores de
0 °C, en zonas templadas.
Tanto los bloques portantes BP 12 y BP 18 de La Pastoriza cumplen con los parámetros exigidos en la citada norma IRAM. En cambio
los muros de 15 y 30 cm. no verifican a la norma IRAM 11605, como se puede comprobar en la siguiente tabla:

Resist. Térmica Transm. Térmica Norma IRAM 11605


Tipo de Muro m2. °K / W W / m2. °K Kmáx = 1,85 W / m2. °K Observaciones
BP 12 0,55 1,80 VERIFICA Resistencia Térmica total de muro revocadocon 2,5 cm al exterior y 1,5 cm al interior.Transmitancia
Térmica de muro revocado con 2,5 cm al exterior y 1,5 cm al interior incluyendo las resistencias superficiales.
común de 15 0,32 3,19 NO VERIFICA BP 18 0,64 1,55 VERIFICA
común de 30 0,49 2,02 NO VERIFICA

15. ¿Cómo calculo la resistencia de una losa cerámica?


Para el cálculo estructural nos auxiliamos normalmente con las tablas de cálculo e información técnica que suministran los fabricantes
de las viguetas. Sin embargo es oportuno destacar que la resistencia de una losa cerámica dependerá de la luz a salvar, la carga a
soportar, la altura del ladrillo cerámico de techo, el espesor y armadura de repartición de la capa de compresión y de la cantidad, tipo y
calidad del acero utilizado en la fabricación de las viguetas premoldeadas. Conforme como manejemos y combinemos estas variables,
obtendremos una mayor o menor resistencia y rigidez de la losa cerámica.

16. ¿Qué es la contraflecha en las losas cerámicas?


Es el sobre apuntalamiento que se practica en el apuntalado previo de las viguetas, para contrarrestar la deformación natural que se
produce por la acción del peso propio del hormigón de llenado de la capa de compresión. Normalmente los fabricantes de viguetas
indican de acuerdo al tipo de vigueta, la luz y la carga de compresión, los milímetros necesarios de contraflecha necesarios al apuntalar.

17. ¿Puede construirse un muro en cualquier parte de una losa cerámica?


No, no podemos. Las losas cerámicas deben estar calculadas previamente para recibir cargas concentradas como tabiques y/o muros
portantes. Los fabricantes de viguetas proporcionan tablas que contemplan estos casos.

18. ¿Debo colocar en la azotea aislación térmica e hidráulica?


Sí debemos. Las losas cerámicas por sí solas no están preparadas para dar respuestas a problemas térmicos ni hidráulicos. A tal efecto
debemos resolver por un lado la aislación térmica necesaria y por el otro definir la mejor solución para lograr una exitosa aislación
hidrófuga.

19. ¿Qué es una viga de arriostramiento?


En las losas cerámicas se define como viga de arriostramiento a la que cruza perpendicularmente a las viguetas premoldeadas
cumpliendo función de refuerzo estructural y actúa como elemento vinculante para el trabajo solidario del resto de las viguetas.
Constructivamente se logra, disponiendo en la ubicación deseada y en forma transversal a las viguetas, una fila de bloques de techo de
menor altura (BT 11), que permiten el posicionado posterior de las barras de acero adicionales.

20. Si pongo un cielorraso aplicado; ¿Qué debo hacer para que no se marquen las viguetas de la losa cerámica?
Las viguetas se marcan por los cambios dimensionales que les originan las variaciones de temperatura. Se puede reducir y hasta anular
los efectos visuales mediante la aplicación de una adecuada aislación térmica en la azotea.
Además cuando la luz a salvar es superior a los 4 metros conviene manejarse con una viga de arriostramiento que al actuar
solidariamente en forma transversal, impide el movimiento excesivo de las viguetas premoldeadas

Fuente: La Pastoriza www.lapastoriza.com


Fabricación de ladrillos

Proceso de elaboración Hoy día, en cualquier fábrica de ladrillos, se llevan a cabo una serie de procesos estándar que
comprenden desde la elección del material arcilloso, al proceso de empacado final. La materia prima utilizada para la
producción de ladrillos es, fundamentalmente, la arcilla. Este material está compuesto, en esencia, de sílice, alúmina,
agua y cantidades variables de óxidos de hierro y otros materiales alcalinos, como los óxidos de calcio y los óxidos de
magnesio.

Las partículas de materiales son capaces de absorber higroscópicamente hasta el 70% en peso, de agua. Debido a la característica de
absorber la humedad, la arcilla, cuando está hidratada, adquiere la plasticidad suficiente para ser moldeada, muy distinta de cuando está
seca, que presenta un aspecto terroso.

Durante la fase de endurecimiento, por secado, o por cocción, el material arcilloso adquiere características de notable solidez con una
disminución de masa, por pérdida de agua, de entre un 5 a 15%, en proporción a su plasticidad inicial.

Una vez seleccionado el tipo de arcilla el proceso puede resumirse en:

• Maduración
• Tratamiento mecánico previo
• Depósito de materia prima procesada
• Humidificación
• Moldeado
• Secado
• Cocción
• Almacenaje

[Maduración

Antes de incorporar la arcilla al ciclo de producción, hay que someterla a ciertos tratamientos de trituración, homogeneización y reposo
en acopio, con la finalidad de obtener una adecuada consistencia y uniformidad de las características físicas y químicas deseadas.

El reposo a la intemperie tiene, en primer lugar, la finalidad de facilitar el desmenuzamiento de los terrones y la disolución de los
nódulos para impedir las aglomeraciones de las partículas arcillosas. La exposición a la acción atmosférica (aire, lluvia, sol, hielo, etc.)
favorece, además, la descomposición de la materia orgánica que pueda estar presente y permite la purificación química y biológica del
material. De esta manera se obtiene un material completamente inerte y poco dado a posteriores transformaciones mecánicas o
químicas.

Tratamiento mecánico previo

Después de la maduración que se produce en la zona de acopio, sigue la fase de pre-elaboración que consiste en una serie de
operaciones que tienen la finalidad de purificar y refinar la materia prima. Los instrumentos utilizados en la pre-elaboración, para un
tratamiento puramente mecánico suelen ser:

• Rompe-terrones: como su propio nombre indica, sirve para reducir las dimensiones de los terrones hasta un diámetro de entre
15 y 30 mm.
• Eliminador de piedras: está constituido, generalmente, por dos cilindros que giran a diferentes velocidades, capaces de separar
la arcilla de las piedras o chinos.
• Desintegrador: se encarga de triturar los terrones de mayor tamaño, más duros y compactos, por la acción de una serie de
cilindros dentados.
• Laminador refinador: está formado por dos cilindros rotatorios lisos montados en ejes paralelos, con separación, entre sí, de 1
a 2 mm, espacio por el cual se hace pasar la arcilla sometiéndola a un aplastamiento y un planchado que hacen aún más
pequeñas las partículas. En esta última fase se consigue la eventual trituración de los últimos nódulos que pudieran estar,
todavía, en el interior del material.

Depósito de materia prima procesada

A la fase de pre-elaboración, sigue el depósito de material en silos especiales en un lugar techado, donde el material se homogeiniza
definitivamente tanto en apariencia como en características físico químicas.

--

Almacenaje
Antes del embalaje, se procede a la formación de paquetes sobre pallets, que permitirán después moverlos fácilmente con carretillas de
horquilla. El embalaje consiste en envolver los paquetes con cintas de plástico o de metal, de modo que puedan ser depositados en
lugares de almacenamiento para, posteriormente, ser trasladados en camión.

El ladrillo como elemento constructivo

La arcilla La arcilla con la que se elaboran los ladrillos es un material sedimentario de partículas muy pequeñas de silicatos hidratados
de alúmina, además de otros minerales como el caolín, la montmorillonita y la illita. Se considera el adobe como el precursor
del ladrillo, puesto que se basa en el concepto de utilización de barro arcilloso para la ejecución de muros, aunque el adobe no
experimenta los cambios físico-químicos de la cocción. El ladrillo es la versión irreversible del adobe, producto de la cocción a
altas temperaturas.

Geometría

Nomenclatura de las caras y lados de un ladrillo.

Su forma es la de un prisma rectangular, en el que sus diferentes dimensiones reciben el nombre de soga, tizón y grueso, siendo la soga
su dimensión mayor. Así mismo, las diferentes caras del ladrillo reciben el nombre de tabla, canto y testa (la tabla es la mayor). Por lo
general, la soga es del doble de longitud que el tizón o, más exactamente, dos tizones más una junta, lo que permite combinarlos
libremente. El grueso, por el contrario, puede no estar modulado.

Existen diferentes formatos de ladrillo, por lo general son de un tamaño que permita manejarlo con una mano. En particular, destacan el
formato métrico, en el que las dimensiones son 24 x 11,5 x 5,25 / 7 / 3,5 cm (cada dimensión es dos veces la inmediatamente menor,
más 1 cm de junta) y el formato catalán de dimensiones 29 x 14 x 5,2 / 7,5 / 6 cm, y los más normalizados que miden 25 x 12 x 5 cm.

Actualmente también se utilizan por su gran demanda, dado su reducido coste en obra, medidas de 50 x 24 x 5 cm.

Tipos de ladrillo Según su forma, los ladrillos se clasifican en:

• Ladrillo perforado, que son todos aquellos que tienen perforaciones en la tabla que ocupen más del 10% de la superficie de la
misma. Se utilizan en la ejecución de fachadas de ladrillo.

• Ladrillo macizo, aquellos con menos de un 10% de perforaciones en la tabla. Algunos modelos presentan rebajes en dichas
tablas y en las testas para ejecución de muros sin llagas.

• Ladrillo tejar o manual, simulan los antiguos ladrillos de fabricación artesanal, con apariencia tosca y caras rugosas. Tienen
buenas propiedades ornamentales.

• Ladrillo aplantillado, aquel que tiene un perfil curvo, de forma que al colocar una hilada de ladrillo, generalmente a sardinel,
conforman una moldura corrida. El nombre proviene de las plantillas que utilizaban los canteros para labrar las piedras, y que
se utilizan para dar la citada forma al ladrillo.

• Ladrillo hueco, son aquellos que poseen perforaciones en el canto o en la testa que reducen el peso y el volumen del material
empleado en ellos, facilitando su corte y manejo. Aquellos que poseen orificios horizontales son utilizados para tabiquería que
no vaya a soportar grandes cargas. Pueden ser de varios tipos:
o Rasilla: su soga y tizón son mucho mayores que su grueso. En España, sus dimensiones más habituales son 24 x 11,5
x 2,5 cm.
o Ladrillo hueco simple: posee una hilera de perforaciones en la testa.
o Ladrillo hueco doble: con dos hileras de perforaciones en la testa.
o Ladrillo hueco triple: posee tres hileras de perforaciones en la testa.

• Ladrillo caravista: son aquellos que se utilizan en exteriores con un acabado especial.

• Ladrillo refractario: se coloca en lugares donde debe soportar altas temperaturas, como hornos o chimeneas.
Usos

Los ladrillos son utilizados en construcción en cerramientos, fachadas y particiones. Se utiliza principalmente para construir muros o
tabiques. Aunque se pueden colocar a hueso, lo habitual es que se reciban con mortero. La disposición de los ladrillos en el muro se
conoce como aparejo, existiendo gran variedad de ellos.

Aparejos

Artículo principal: Aparejo (construcción)

Aparejo inglés. Aparejo a sogas. Aparejo palomero.

Aparejo a tizones.
Aparejo a panderete.

Aparejo es la ley de traba o disposición de los ladrillos en un muro, estipulando desde las dimensiones del muro hasta los encuentros y
los enjarjes, de manera que el muro suba de forma homogénea en toda la altura del edificio. Algunos tipos de aparejo son los siguientes:

• Aparejo a sogas: los costados del muro se forman por las sogas del ladrillo, tiene un espesor de medio pie (el tizón) y es muy
utilizado para fachadas de ladrillo cara vista.

• Aparejo a tizones o a la española: en este caso los tizones forman los costados del muro y su espesor es de 1 pie (la soga). Muy
utilizado en muros que soportan cargas estructurales (portantes) que pueden tener entre 12,5 cm y 24 cm colocados a media
asta o soga.

• Aparejo a sardinel: aparejo formado por piezas dispuestas a sardinel, es decir, de canto, de manera que se ven los tizones.

• Aparejo inglés: en este caso se alternan hiladas en sogas y en tizones, dando un espesor de 1 pie (la soga). Se emplea mucho
para muros portantes en fachadas de ladrillo cara vista. Su traba es mejor que el muro a tizones pero su puesta en obra es más
complicada y requiere mano de obra más experimentada.

• Aparejo en panderete: es el empleado para la ejecución de tabiques, su espesor es el del grueso de la pieza y no está preparado
para absorber cargas excepto su propio peso.

• Aparejo palomero: es como el aparejo en panderete pero dejando huecos entre las piezas horizontales. Se emplea en aquellos
tabiques provisionales que deben dejar ventilar la estancia y en un determinado tipo de estructura de cubierta.

Exigencias para la colocación de ladrillos:

Colocarlos perfectamente mojados. Colocarlos apretándolos de manera de asegurar una correcta adherencia del mortero. Hiladas
horizontales y alineadas. Las juntas verticales irán alternadas sin continuidad con espesor de 1,5 cm. Los muros que se crucen o
empalmen deberán ser perfectamente trabados. Se controlará el “plomo” y “nivel” de las hiladas. No se permite el empleo de clavos,
alambres o hierros para la traba de paredes o salientes. Las paredes irán unidas a las estructuras por armadura auxiliar (hierro 6mm de
diámetro).