You are on page 1of 7

Ciprofloxacino

Para que sirve la Butilhioscina, Ciprofloxacino y la Trimetoprima?

• hace 5 años

• http://www.cun.es/areadesalud/medicamentos/infecciones/antibiotico
s/antibioticos-via-sistemica/quinolonas/ciprofloxacino/

Mejor respuesta - elegida por quien preguntó

1)Butilhioscina: Antagonista competitivo sobre los receptores colinérgicos


muscarínicos. Es un potente relajante del músculo liso, con efecto inhibidor
del peristaltismo intestinal, ose que es un medicamento antiespasmódico,
empleado para dolor tipo cólico y el tratamiento de la colitis a base de
bromuro de butilhioscina.

Indicaciones: para el alivio del dolor tipo cólico gastrointestinal,


de vías urinarias, biliar y el relacionado con la menstruación.

2)Ciprofloxacino:es un antibiótico perteneciente a las Fluoroquinolona de


amplio espectro antibacteriano.

Indicaciones:Infecciones renales y de las vías urinarias incluyendo


prostatitis. Infecciones ginecológicas. Infecciones respiratorias altas y bajas.
Infecciones de tejidos blandos y huesos. Infecciones por estáfiloco
resistente. Meningitis por gérmenes Gram-negativos. Profilaxis de
infecciones en pacientes neutropénicos.

3)Trimetoprima: usado en combianción con sulfametoxazol, es un


antibiótico de amplio espectro. El sulfametoxazol es un inhibidor
competitivo de la utilización del ácido para amino benzoico en la síntesis de
dihidrofolato por la célula bacteriana lo que da lugar a un efecto
bacteriostático. La trimetoprima inhibe de manera reversible a la
dihidrofolato-reductasa (DHFR) bacteriana enzima que convierte el
dihidrofolato en tetrahidrofolato. Dependiendo de las condiciones el efecto
puede llegar a ser bactericida. De este modo la trimetoprima y el
sulfametoxazol bloquean dos pasos consecutivos en la biosíntesis del ácido
fólico y por tanto afecta profundamente la síntesis de las purinas esenciales
para la síntesis de los ácidos nucleicos de las bacterias.

Indicado para:
Infecciones agudas de las vías urinarias altas y bajas no complicadas.
Infecciones de vías respiratorias exacerbaciones de la bronquitis crónica y
tratamiento y prevención de la neumonía por Pneumocystis carinii. Otitis
media.
Infecciones del aparato genital incluyendo gonorrea (infección orofaríngea y
anorrectal) chancroide y linfogranuloma venéreo. Infecciones del aparato
gastrointestinal incluyendo el cólera la shigelosis la diarrea del turista y las
gastroenteritis causadas por cepas enterotoxigénicas de Escherichia coli.
Nocardiosis y toxoplasmosis.

Suerte en todo.

• hace 5 años

• Reportar abusos

• 2 personas la calificaron como buena

Calificación de la persona que pregunta:

Comentario de la persona que pregunta:

Exelente, muchas gracias

• Barra de Acción:

• estrellas - selecciónala por ser:¡Interesante!

• Correo

• Comentario (3)

• Guardar

Otras respuestas (4)

Ver:
Ir

• Zifdom

Butil es para el dolor, del abdomen, y el ciprofloxacino y la trimetropina son


antibioticos.

o hace 5 años

o Reportar abusos
• claustro...

La butilhiosina es para los espamos, dolor de estómago y cólicos.

El ciprofloxacino y la trimetroprima son antibióticos, el primero es muy


fuerte y se utiliza en infecciones urinarias.

o hace 5 años

o Reportar abusos

• Babaloo

Son antibióticos

o hace 5 años

o Reportar abusos

• sin sentimientos

CIPROFLORXACINO: para contrarrestar infecciones, sobretodo del sistema


respiratorio

o hace 5 años

o Reportar abusos

Descubre preguntas en Otros - Enfermedades

• ¿tengo los pies inflamados que me recomiendan?

• ¿es posible ser intolerante?

• ¿dosis altas de t4 en hipotiroidismo traen trastornos en el ciclo


menstrual?

• ¿Cada vez qué como me dan ganas de vomitar(?

Quinolonas

Ciprofloxacino

añadir a Mi Dossier

Última revisión viernes 16 julio de 2010


Servicio de Farmacia hospitalaria
CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Grupo

antibióticos, antibióticos vía sistémica, quinolonas.

¿Qué es?

El ciprofloxacino es un antibiótico que pertenece al grupo de las


fluoroquinolonas. Se utiliza para tratar infecciones causadas por bacterias.
Bactericida. Actúa matando a las bacterias por inhibición de su
reproducción; controlando su infección. Es eficaz frente a muchas bacterias
e incluso es efectivo frente a bacterias que tienden a desarrollar
resistencias frente a otros antibióticos. Por este motivo, se debe reservar su
administración a infecciones y tratamientos concretos y no frente a
afecciones comunes y usuales; no sirve para el tratamiento del catarro, la
gripe u otra infección causada por virus.

¿Para qué se utiliza?

• Tratamiento de infecciones provocadas por bacterias sensibles al


ciprofloxacino localizadas en el tracto gastrointestinal, vías
respiratorias, tracto urinario o genital (gonorrea), en la piel y tejidos
blandos, huesos, vías biliares y otorrinolaringológicas (otitis media,
sinusitis).

• Infecciones sistémicas graves: septicemia, bacteriemia, peritonitis,


infecciones en inmunodeprimidos con tumores hematológicos o
sólidos, y en pacientes en UCI con problemas específicos.

¿Cómo se utiliza?

Existen formas comercializadas de ciprofloxacino para su administración


sistémica: vía oral (comprimidos, sobres, suspensiones), y vía parenteral
(viales, ampollas, frascos); y también para su administración local: vía
oftálmica (ver ciprofloxacino oftálmica), y vía ótica (ver ciprofloxacino ótica).
La dosis adecuada de ciprofloxacino puede ser distinta para tipo de
paciente; ésta, depende de la edad, de la patología que se desea tratar y de
la gravedad de la misma, de la situación del paciente (funcionamiento del
riñón) y de la vía de administración. A continuación se indica la dosis más
frecuentemente utilizada, pero si su médico le ha indicado otra dosis
distinta no la cambie sin consultar con el o con su farmacéutico:
Dosis oral usual en adultos:

• De 250 a 750 mg cada 12 horas durante un periodo de tiempo de 7 a


14 días para que el tratamiento sea efectivo.

Dosis intravenosa usual en adultos:


• De 200 a 400 mg cada 12 horas durante un periodo de tiempo de 7 a
14 días para que el tratamiento sea efectivo.

La utilidad en niños se reserva únicamente para casos en los que se


considere estrictamente necesarios.
Los comprimidos deben ingerirse enteros (no masticarlos), con mucho
líquido y preferiblemente 2 horas antes o después de las comidas.

¿Qué precauciones deben tenerse?

• Debe tomar todas las dosis que se le ha recetado, aunque se sienta


bien después de unos pocos días de tomar el antibiótico.

• Es importante respetar el horario pautado. Si ha olvidado tomar una


dosis, tómela tan pronto como sea posible. Pero si falta poco tiempo
para la siguiente, no la duplique y continúe tomando el medicamento
como se le había indicado.

• Si sus síntomas no mejoran en pocos días o se siente peor, consulte


con su médico.

• Si usted tiene una edad avanzada o presenta problemas renales


puede necesitar dosis menores de lo habitual. Consúltelo.

• Deberán controlarse y llevar una especial vigilancia clínica los


pacientes con bajos niveles de la enzima glucosa-6-fosfato
deshidrogenasa (riesgo de padecer anemia), con historial de epilepsia
y/o demencia.

• Puede interferir con algunas pruebas analíticas como las de detección


de enzimas hepáticos.

• Tenga especial cuidado si sufre miastenia grave o antecedentes de


arritmias

• Debe evitar las exposiciones prolongadas al sol. El ciprofloxacino


puede aumentar la sensibilidad, más de lo normal, al sol.

• Evite la injestión conjunta de leche o derivados lácteos con


ciprofloxacino.

• El uso de ciprofloxacino en niños menores de 16-18 años no está


recomendado, aunque algunos médicos sugieren que pueden
utilizase con precaución en adolescentes con crecimiento óseo
completo. La utilización en niños menores, se acepta tras la
valoración beneficio-riesgo y tras descartar otras medidas
terapéuticas.

• Evite la conducción de vehículos y el manejo de maquinaría peligrosa


o de precisión durante el tratamiento con ciprofloxacino.

¿Cuándo no debe utilizarse?


• En caso de alergia al ciprofloxacino u otras quinolonas.

• No administrar con tizanidina.

• Si siente cualquier tipo de reacción alérgica deje de tomar el


medicamento y avise a su médico o farmacéutico.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

• Si está tomando antiácidos que contienen aluminio y magnesio como


el alginato, o sucralfato, no los tome conjuntamente a ciprofloxacino.
Es preferible que los tome por lo menos 4 horas antes.

• Además de interferir con los antiácidos, puede reaccionar o modificar


el funcionamiento normal de otros medicamentos como:
anticoagulantes (warfarina, acetocumarol), antiinflamatorios no
esteroideos (indometacina, naproxeno), antineoplásicos
(ciclofosfamida, cisplatino), cafeína, ciclosporina, cimetidina,
diazepan, didanosina, fenitoína, foscarnet, metoprolol, pentoxifilina,
piridostigmina, probenecid, quinidina, sales de hierro, sales de zinc,
teofilina, acido ursodesoxicólico.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

• El ciprofloxacino es generalmente bien tolerado.

• Los efectos nocivos más frecuentes varían entre nauseas, diarreas,


vómitos, dolor abdominal, dolor de cabeza, nerviosismo y erupciones
exantemáticas.

• Algunos pacientes tienen que abandonar el tratamiento debido a


efectos secundarios tales como alteraciones digestivas, cutáneas y
neurológicas.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

• En humanos no se han realizado estudios adecuados y bien


controlados. Sin embargo, su uso durante el embarazo no se
recomienda ya que se ha descrito que las fluoroquinolonas provocan
problemas en el desarrollo de los huesos en animales.

• El ciprofloxacino pasa a la leche materna, y debido al riesgo de


alteraciones óseas en el lactánte, se recomienda suspender la
lactancia materna o tratar la patología con otra medida alternativa.

¿Necesita receta médica?

Si

¿Cómo se conserva?
• Mantener en lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz
directa.

• No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Aceoto®, Baycip®, Belmacina®, Catex®, Ceprimax®, Cetraxal®, Cipobacter®,


Ciprok®, Cunesin®, Estecina®, Felixene®, Globuce®, Huberdoxina®, Inkamil®,
Quipro®, Rigoran®, Sepcen®, Septocipro®, Tam®, Ultramicina®, Velmonit®.
Existen también comercializadas distintas especialidades farmacéuticas
genéricas.