P. 1
Test Rorschach Alessandri

Test Rorschach Alessandri

|Views: 6,478|Likes:
Published by Mariajose Valdivia

More info:

Published by: Mariajose Valdivia on May 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/26/2013

pdf

text

original

ANA MARÍA ALESSANDRI

TEST DE RORSCHACH Y DIAGNÓSTICO DE LA PERSONALIDAD
Manual de Interpretación y Redacción del Informe.

SANTIAGO

LEO EDICIONES
1983

Prólogo.
El diagnóstico psiquiátrico es, en rigor, un diagnóstico psicopatológico y se establece a través de la constatación de conductas y experiencias psíquicas anormales, de acuerdo a los modelos sindromátícos de la nosología clínica. Es sabido que en Psiquiatría, con la excepción de las Psicosis Exógenas u Orgánicas, que traducen directamente un transtomo metabólico o una injuria neuronal, no existe una anatomía patológica conocida ni una fisiopatología objetivable. El diagnóstico, por lo tanto, en las enfermedades propiamente mentales (esquizofrenia, delirios sensitivos, constelación maníaco-depresiva, fobias y obsesiones, perversiones instintivas, transtornos y anomalías de la personalidad, etc.), se fundamenta, única y exclusivamente, en la sintomatología clínica y en las modalidades del curso evolutivo, natural o terapéutico, de la enfermedad. En este marco, estrictamente sintomático, las pruebas estandarizadas de rendimientos mentales, los tests proyectivos y especialmente los métodos psicodiagnósticos como el de Rorschach que exploran la estructura íntima del psiquismo y de la personalidad, constituyen un aporte valiosísimo, muchas veces indispensable, para formular un correcto diagnóstico psiquiátrico. Puede decirse, en este sentido, que los tests psicométricos son el "laboratorio" de la Psiquiatría y que las diversas pruebas y baterías psicológicas reemplazan y suplen, en el diagnóstico de la mayor parte de las enfermedades mentales, la ausencia o la inutilidad de los exámenes biológicos y físico químicos de la medicina somática y visceral. Del conjunto de pruebas psicométricas que se utilizan en clínica el test de Rorschach se destaca, sin duda alguna, por su especial finura y eficacia para establecer la existencia de alteraciones mórbidas del psiquismo y precisar los rasgos anormales de la estructura de la personalidad. Como psiquiatra no puedo opinar sobre la metodología del Rorschach, ni juzgar por consiguiente, el valor intrínseco de este manual. El Rorschach es un test difícil y complejo cuyo aprendizaje requiere, necesariamente, de una larga y cuidadosa especialización. Recuerdo que al iniciar mi práctica hospitalaria se me sugirió la utilización del Rorschach junto a otras pruebas psicométricas que empleábamos de rutina como complemento del examen mental. Sin embargo, al presenciar la aplicación del test por los psicólogos del servicio y observar la enorme riqueza y diversidad de sus posibilidades de tabulación e interpretación, comprendí que el Rorschach no era el Wechsler y que su aplicación idónea desbordaba el campo de exploración psiquiátrica. Pero, al margen de lo propiamente psicométrico, materia del psicólogo especializado, como clínico puedo dar testimonio del enorme valor del test en la orientación y en la decisión final de un diagnóstico difícil, particularmente en la diferenciación de lo histérico, lo orgánico, lo esquizofrénico, lo melancólico y lo epiléptico, patología fundamental del diagnóstico psiquiátrico. En ocasiones, incluso, como hemos visto en casos de distimias comiciales y de pseudo-obsesiones epilépticas, la observación posterior del enfermo nos ha convencido que el test de Rorschach puede tener mayor validez y ser más efectivo, como instrumento diagnóstico, que el propio electroencefalograma. Cuando el Rorschach se utiliza, como en este manual, para el diagnóstico de la estructura de la personalidad, permite una visión descriptiva de gran exactitud de los rasgos esenciales del carácter, del juego dinámico de los impulsos y de las características globales de la afectividad.

El presente manual, que ha sido escrito con el esquematismo y la simplicidad que convienen al pensamiento clínico, tiene el mérito, valioso y original, de ordenar las posibilidades de interpretación del protocolo en fundón de las principales áreas psicológicas de interés diagnóstico, lo que facilita, de modo importante, la elaboración del informe final. El protocolo Rorschach no tiene una interpretación unívoca y no siempre el psicólogo que lo informa extrae toda la riqueza de sus elementos psicopatológicos. A través de los años hemos podido comprobar la claridad y consistencia de los informes que utilizan esta pauta, que permite una exploración sistemática y ordenada de diferentes áreas psicológicas y da una visión muy completa y coherente de la estructura de personalidad. Merece destacarse en la pauta, el lenguaje psicopatológico empleado en la descripción de los rasgos anormales, que coincide con el de la semiología clínica. Por desgracia, es frecuente que los informes psicométricos utilicen términos "comprometidos" que desorientan o inducen a confusión por implicar hipótesis dinámicas o aludir a mecanismos patogénicos subconscientes. La coincidencia semántica entre la clínica y la psicometría es indispensable, ya que los tests constituyen un complemento para el psiquiatra o el psicólogo clínico que es el que tiene, en definitiva, la responsabilidad diagnóstica y terapéutica del enfermo. Pensamos que la publicación de este manual, de gran utilidad para todos los psicólogos que se interesan por la psicometría clínica, reviste un doble interés: el de formación en el difícil aprendizaje de la tabulación e interpretación del test de Rorschach y el de incentivo y motivación para las nuevas generaciones de psicólogos hada la vocación clínica y la formulación diagnóstica. Vivimos una época en que se discute, obstinadamente, la validez del diagnóstico en Psiquiatría y se pretende negar, incluso, la existencia misma de la enfermedad mental. La Psiquiatría contemporánea se debate entre el nihilismo de la Antipsiquiatría y la proliferación masiva de psicoterapias marginales y de técnicas, individuales o colectivas, de desarrollo personal y de manipulación de la conducta. Este verdadero “boom” psicoterapéutico de los últimos decenios, por desgracia seduce a muchos psiquiatras y psicólogos jóvenes que prefieren el camino fácil de la psicoterapia improvisada al rigor de la disciplina diagnóstica y de la formación clínica. Pero el diagnóstico es, y seguiría siendo, el fundamento de la Psiquiatría como especialidad médica. El test de Rorschach, en este sentido, constituye un valioso instrumento para el análisis de las estructuras psicopatológicas. El Rorschach, verdadera "radiografía del alma" al decir de Klopfer, es más que un test proyectivo (como el T.A.T.) o una medición de rendimientos (como el Wechsler); es un test diagnóstico y toda su riqueza de información psicológica se encuentra, precisamente, en su posibilidad de detectar la estructura y las modalidades del vivenciar normal y patológico. Estamos convencidos que la necesidad de diferenciar las estructuras mórbidas del fondo psíquico normal, al igual que distinguir los síntomas de la biografía, aunque tarea difícil, es la clave y el secreto del diagnóstico psiquiátrico. Dr. SERGIO PEÑA Y LULO. Profesor de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile.

Introducción.
Hermann Rorschach, en 1920, publicó las bases y la metodología empírica de un “experimento psicológico” que, con los años, habría de convertirse en un procedimiento psicométrico de extraordinario valor clínico para el diagnóstico psicopatológico y para el análisis de la estructura de la personalidad. Con posterioridad a la aparición de su libro, que continúa siendo el fundamento básico del método, se han efectuado numerosos aportes, variaciones y desarrollos técnicos que amplían las posibilidades de tabulación y de interpretación del test, enriqueciendo su utilización diagnóstica. El Rorschach se ha convertido, en la actualidad, en el principal instrumento de exploración psicométrica y en un test irreemplazable para el diagnóstico psiquiátrico. El test de Rorschach puede utilizarse con una doble finalidad: como prueba diagnóstica propiamente tal, para establecer la existencia de fenómenos patológicos definidos (esquizofrénicos, epilépticos, histéricos, etc.) y como instrumento de análisis de la personalidad, en cuyo caso la prueba se emplea para explorar los rasgos caracterológicos y las disposiciones temperamentales que caracterizan el modo individual, normal o patológico, de ser de un sujeto. En ambos casos, las múltiples innovaciones que han enriquecido las potencialidades metodológicas del test han originado, en la práctica, una cierta anarquía en la tabulación y en el manejo de los datos que complica su interpretación y dificulta la elaboración del informe final. Los diferentes autores no sólo emplean tabulaciones distintas sino que difieren, incluso, en la significación que atribuyen a los mismos datos. Como consecuencia de esta imprecisión, el psicólogo clínico que aplica el test encuentra serias dificultades para tabular e interpretar el protocolo y le resulta difícil y engorroso resumirlo en un informe ordenado y coherente. Estas dificultades existen en cualquier aplicación del test, pero son especialmente notorias cuando la prueba se utiliza como instrumento diagnóstico de la estructura de personalidad. En el año 1970, dictamos en la Escuela de Psicología de la Universidad de Chile, un curso electivo sobre la aplicación del test de Rorschach. En esa oportunidad, basándonos principalmente en los criterios del propio Rorschach y en los aportes de Klopfer, Bohm y Piotrowski, elaboramos una pauta o esquema de tabulación e interpretación que, en el diagnóstico de la personalidad, permite una rápida ordenación de los datos obtenidos facilitando la redacción del informe final. La pauta no tiene mayor utilidad, en cambio, cuando el Rorschach se aplica como instrumento de diagnóstico nosológico ya que, en estos casos, lo que interesa es la constatación de fenómenos psicopatológicos que permitan establecer la existencia de cuadros neuropsiquiátricos definidos (impotencia, perplejidad, perseveración, respuestas combinatorio-confabulatorias, etc.). Nuestra experiencia en el estudio de la estructura de la personalidad mediante el Rorschach, como también la opinión de otros psicólogos que han empleado la pauta, nos ha convencido de la utilidad práctica del esquema de interpretación y nos han decidido a la publicación de este manual que esperamos contribuya a la capacitación de los profesionales que se inician en la aplicación del test y facilite, asimismo, la enseñanza a los estudiantes de Psicología.

En la aplicación del test de Rorschach pueden distinguirse, esquemáticamente, cinco etapas: 1. Instrucciones y presentación de las láminas. 2. Protocolo de Registro. 3. Protocolo de Tabulación. 4. Resumen Cuantitativo y Porcentual de la tabulación. 5. Interpretación del Protocolo y elaboración del Informe. Este manual sólo se refiere a las etapas 3, 4 y 5, que constituyen el tema específico de la pauta. Las etapas 1 y 2 son clásicas y deben efectuarse siguiendo las normas habituales de aplicación del test. Insistiremos solamente en la necesidad de obtener un registro textual y completo sin limitar, salvo casos extremos, el número de respuestas del sujeto y dejar, además, constancia expresa tanto de la actitud y conducta del examinado, como del propio interrogatorio del investigador. Finalmente, debemos insistir en que la pauta, si bien pretende simplificar el análisis del protocolo, no es un modelo mecánico que se pueda utilizar al modo de una computadora. La interpretación debe valorarse frente a cada elemento de la tabulación y debe tener en cuenta las características globales del protocolo. Puede decirse, en este sentido, que el manual es sólo un esquema que contiene el esqueleto fundamental de la interpretación del protocolo. Se limita, además, a la interpretación cuantitativa del test que en el análisis de la personalidad adquiere su máxima utilidad. Pero el psicólogo con experiencia, puede enriquecer la interpretación final de la prueba con la estimación de los modos y actitudes del sujeto y con las explicaciones complementarias de las respuestas. Estos aspectos cualitativos, que son la base de la interpretación fenomenológica del test, tienen su mayor importancia en la aplicación del Rorschach para el diagnóstico nosológico pero son también valiosos en el análisis de la personalidad (rasgos histéricos, fanáticos, sensitivos, paranoides, etc.). Esto no significa que el psicólogo que aplica el test deba hacer una indagación semiológica de tipo clínico. El interrogatorio del Rorschach, como el de cualquier otro test, debe limitarse estrictamente a lo psicométrico. La tentación, frecuente en algunos psicólogos jóvenes dé complementar la información del test con los síntomas y quejas del paciente, aparentemente facilita la tarea, pero tiene el grave riesgo de contaminar lo psicométrico con lo clínico, desvirtuando, de este modo, el valor real y el objetivo específico del test, que consiste precisamente en aportar una visión paralela a la clínica que, coincidente o no con los síntomas, oriente al psiquiatra a confirmar o a cuestionar su hipótesis diagnóstica. Con respecto a las instrucciones, sólo le decimos al sujeto que se le mostrará una serie de láminas con figuras imprecisas y que debe comunicar lo que ve o imagina en ellas, o señalar su semejanza y pareado con algo de la realidad o de la fantasía. Se le indica, además, que las láminas pueden girarse y ser vistas por cualquier lado y que las interpretaciones pueden referirse a partes aisladas de la lámina o abarcar la figura completa. El interrogatorio se efectúa lámina por lámina y sólo se inicia cuando el sujeto comunica, en cada lámina, que ya no imagina o no ve nada más. Una vez obtenido el Registro de

Respuestas, se procede a la tabulación e interpretación de los datos, utilizando la pauta propuesta. Para facilitar la comprensión y manejo de la pauta, la exposición del tema se ha subdividido en cuatro secciones que constituyen los capítulos de este libro. En las dos primeras se señalan, respectivamente, los criterios de tabulación empleados y el resumen cuantitativoporcentual del protocolo. Debido a la variedad de criterios existentes, es imprescindible utilizar una tabulación previamente definida si se quiere informar el protocolo de acuerdo a este manual. En la tercera sección, se transcribe la pauta propiamente tal, o esquema interpretativo de los datos y en la cuarta, que corresponde en cierto modo a un anexo, se ilustra con casos concretos el modo práctico de su aplicación y los pasos sucesivos de la elaboración del informe final.

Capítulo I
CRITERIOS DE TABULACIÓN DE LAS RESPUESTAS La tabulación que describiremos corresponde a una selección y adaptación de criterios de diferentes autores, particularmente de Rorschach, Klopfer, Piotrowski y Bohm. Tal como señalamos en la introducción, existe una gran disparidad en los criterios de tabulación y de interpretación del test de Rorschach. Es por lo tanto absolutamente necesario, si se desea utilizar la pauta propuesta, atenerse lo más estrictamente posible a la tabulación que se expondrá en este capítulo, ya que de otro modo se obtendrá un informe inconsistente y distorsionado. La exposición de este tema es somera y resumida y se restringe a un análisis esquemático de los conceptos fundamentales. Una revisión detallada de estos criterios sobrepasa los propósitos de este libro y se supone, además, que quienes utilicen el manual poseen un conocimiento básico del tema y, en todo caso, pueden recurrir a los textos tradicionales que exponen en detalle las definiciones y características de la tabulación (modos aperceptivos, determinantes, contenidos, etc.).

CRITERIOS DE TABULACIÓN
La exposición de los criterios de tabulación utilizados se efectuará siguiendo el siguiente esquema: I. TABULACIÓN DEL TIPO APERCEPTIVO O MODO DE APERCEPCIÓN: 1. Respuestas Globales (G). 2. Respuestas de Detalle Grande (D). 3. Respuestas de Detalle Pequeño (Dd). 4. Respuestas de Espado en Blanco (s). 5. Respuestas de Detalle Oligofrénico (Do). II. TABULACIÓN DE LOS DETERMINANTES: 1. Forma: F+, F-, .F± y Fv. 2. Movimiento: a. Movimiento Humano (M) y las siguientes variantes cualitativas: M Bloqueadas, M Posturales, respuestas MC, respuestas M en A, Proyección de M. b. Movimiento Animal (FM). c. Movimiento Inanimado o Movimiento Menor (Fm, mF y m) 3. Color. FC, CF y C puras. También se analizan aquí, desde un punto de vista cualitativo, las siguientes variantes de las respuestas de color: C Arbitrarias; C Artificiales; Mención de Color; Proyección de Color; Negación de Color; Descripción de Color; Color Simbólico. 4. Color Acromático y Respuestas de Claro-Oscuro. a. Acromáticas: FC’, CF y C’. b. Claro-Oscuro: - Respuestas de Textura o Superficie: Fc, cF y c. - Respuestas de Perspectiva y de Difuminación: FK, KF y K. - Respuestas “k”: Fk, kF y k.

III. TABULACIÓN DE LOS CONTENIDOS: 1. Según el Terna: humanos, animales, anatómicos, sexuales, objetos, naturaleza, etc. 2. Según la Originalidad: a. Respuestas Populares (P). b. Respuestas Originales: Orig +; Orig -. I. TABULACIÓN DEL TIPO APERCEPTIVO O MODO DE APERCEPCIÓN. Para definir el Tipo Aperceptivo hemos utilizado el criterio clásico de Rorschach con algunas modificaciones propuestas por Klopfer. Según el modo como el sujeto percibe la mancha, se distinguen los siguientes tipos de, respuestas*: 2. Respuestas Globales (G): corresponden a las respuestas, que incluyen la totalidad de la mancha. Si en la interpretación sólo se deja fuera un pequeño detalle, la respuesta puede estimarse como una G “incompleta” y tal como lo propone Klopfer, se tabula con el signo G. Al tabular las respuestas globales, es importante señalar si se trata de una G de buena, regular o deficiente calidad. Asimismo, debe consignarse la presencia de respuestas G patológicas, tales como las Contaminadas, las CombinatorioConfabulatorias, las Confabulatorias, etc. Respuestas de Detalle Grande (D): corresponden a aquéllas en que el sujeto selecciona una parte de la mancha, cumpliendo las siguientes características que son, precisamente, las que permiten diferenciarlas de las respuestas de Detalle Pequeño (Dd): a. Cuando la parte elegida por el sujeto corresponde a una subdivisión obviada la mancha, tanto en su extensión como en su delimitación (Ej. Lám, I, detalle central; “una mujer”); b. Cuando el área seleccionada, sea grande o pequeña, corresponde a una zona frecuentemente elegida por la mayoría de los sujetos (Ej.: Lám. V, la zona final más clara de los detalles laterales: “un pie o una pata de animal”). Respuestas de Detalle Pequeño (Dd): Incluyen todas aquellas respuestas que no son G ni D y que se caracterizan, además de su menor tamaño, por su escasa frecuencia, o por no llegar a constituir subdivisiones obvias de la mancha (Ej.: Lám. IV, zona central inferior, las dos pequeñas salientes del centro: “dos pies”). Respuestas de Espacio en Blanco (s): corresponden a respuestas que utilizan las áreas blancas de la lámina, pudiendo distinguirse los siguientes tipos: a. Gs: Respuestas que incluyen el total de la mancha (G), junto con espacios en blanco (Ej.:Lám. I: “Máscara”, en que todo lo negro es la máscara, pero los “s” son interpretados como los “ojos”, la “boca”, etc). b. Ds: Cuando la respuesta dada abarca únicamente uno de los tres espacios en blanco considerados como D y que aparecen en las láminas II, VII y IX. (Ej.: “avión o cohete”, en el espacio en blanco de la Lám. II).

3.

4.

5.

*

Los valores y porcentajes de estas respuestas se consignan en el capítulo siguiente.

Cuando la respuesta corresponde a un D, sea gris, negro o cromático, que incluye además, un “s” (Ej.: Lám. IX, el área verde: “la cabeza de un animal”, siendo el “s” interpretado como el “ojo”. c. Dds: Se distinguen dos subtipos: Cuando la respuesta abarca exclusiva mente un espacio en blanco, pero éste no corresponde a los tres espacios señalados anteriormente (Láms. II, VII y IX) (Ej.: Lám. I: “un duende” en el “s” superior). Cuando la respuesta corresponde a un Dd gris, negro o cromático que incluye, además, un espacio en blanco. (Ej.: Lám V, en el extremo de los detalles interpretados generalmente como las “alas del murciélago”, seleccionar las dos prolongaciones e interpretarlas como “boca de cocodrilo abierta”, indicando, el sujeto, que lo que le da la sensación de estar abierta es justamente el “s” que hay entre las dos prolongaciones). En el cómputo final, las respuestas "s" se incluyen en las categorías de respuestas G, D y Dd. Entre paréntesis se consigna, además, su número total. (Ver en el capítulo II, la Hoja Resumen). 5. Respuestas de Detalle Oligofrénico (Do): aquí el sujeto sólo percibe una parte o fragmento de una respuesta “popular”, cuando lo obvio es percibir el todo (Ej.: Lám. III: “una pierna”, observada justamente en el área correspondiente a la figura humana estimada como “popular”). Al igual que las respuestas “s”, las respuestas Do pueden darse en áreas D y Dd, debiendo ello consignarse en el cómputo final. II. TABULACIÓN DE LOS DETERMINANTES. Se entiende por determinante, las características, aspectos o elementos de la mancha que evocan en el sujeto la interpretación de la respuesta. Hemos considerado los siguientes determinantes: 2. Forma: Cuando la interpretación surge exclusivamente determinada por la forma de la mancha. Pueden distinguirse los siguientes tipos de respuesta formal: F+ : Cuando existe adecuación entre la forma de la mancha y el contenido evocado. Con reservas, puede aceptarse el criterio de algunos autores que incluyen en esta categoría aquellas respuestas formales que son dadas con mucha frecuencia. F- : Cuando la respuesta evocada es formalmente inadecuada o arbitraria con respecto a la mancha, ya sea por falta de semejanza o por corresponder a respuestas “inexactas” o “imprecisas”. F± : Cuando la semejanza entre la forma y el contenido es dudosa, no alcanzando la exactitud de la F+ y tampoco, la arbitrariedad de las respuestas F-. Fv : Cuando el contenido de la respuesta no posee en la realidad una forma precisa, sino que ésta es vaga o indefinida (Ejs.: nubes, mapas, islas, etc.).

-

3. Movimiento: Son aquellas respuestas en que el contenido es percibido en movimiento, o éste está implícito en una actitud determinada. Se distinguen tres subtipos: a) MOVIMIENTO HUMANO (M): son aquellas respuestas en que el contenido visualizado en movimiento se refiere a un ser humano (completo o incompleto). También se incluyen en este grupo, aquellas respuestas de movimiento en animales, en que el movimiento o la actitud es de carácter específicamente humano (M en A). Por ejemplo: Lám. II: “Dos osos saludándose, dándose la mano”. Dentro de esta categoría de respuestas, se incluyen también las llamadas respuestas de "movimiento en pequeño detalle", que se tabulan en este manual con la abreviatura dM. Desde un punto de vista cualitativo, se distinguen los siguientes tipos de respuestas M: M bloqueadas: corresponden a aquellas en que el movimiento es sólo un supuesto o se encuentra, por así decirlo, “detenido”, debido a que en la respuesta se incluyen simultáneamente, movimientos contrapuestos que se anulan mutuamente: extensión y flexión; hacia arriba y hacia abajo, etc. (Ej.: Lám. III: “Dos personas, cada una tirando un tiesto para su lado”). M posturales o Posturas de M: aluden a la existencia de un movimiento que no está propiamente presente, sino que se encuentra implícito o se deduce de una actitud, ya sea preparatoria o consecutiva a una detención de un movimiento. (Ejs.: “un hombre a punto de saltar”, “una mujer descansando”). - Respuestas MC: estas respuestas están determinadas, conjunta y simultáneamente, por el movimiento y el color, sin que el sujeto sea capaz de precisar cuál de los dos determinantes jugó el rol fundamental (Ej.: Lám. II; “dos payasos bailando”). - Proyección de Movimiento (Mp): son aquellas respuestas en que existe una disociación entre la imagen humana percibida por el sujeto y la sensación de movimiento que es proyectada hacia otro contenido de la lámina (Ej.: “un hombre al lado de rocas a punto de ser lanzadas”). b) MOVIMIENTO ANIMAL (FM): se refiere a contenidos animales percibidos en movimiento, siempre y cuando el movimiento corresponda a una actitud propia de la categoría animal. c) MOVIMIENTO INANIMADO O MENOR (m): Constituyen respuestas de movimiento cuyo contenido no es humano ni animal. (Ej.: “Llamas que se desprenden de un cohete”). En las respuestas “m” se distinguen, según el grado de importancia de la forma en la determinación del contenido, los siguientes subtipos: - Fm: cuando la forma es el determinante más importante (Ej.: Lám. III, en el rojo lateral: “Dos monos cayendo, parecen estar muertos”).

- mF: cuando la forma es secundaria, o el contenido en sí mismo es formalmente vago e indefinido, predominando como determinante el movimiento (Ej.; Lám. III: “Sangre desparramándose”). - m: cuando no existe forma alguna y la respuesta está determinada exclusivamente por la sensación de movimiento (Ej.: “fuerza que divide la lámina en dos partes”; “algo flotando, no podría decir qué, porque no se parece a nada conocido, sólo me da la impresión de flotar”). 3. Color: Siempre que intervenga como determinante de la respuesta el color, sea éste cromático, acromático o los matices claro-oscuros de la lámina. Se distinguen, según este determinante, tres tipos de respuestas: - Respuestas de Color o Respuestas Cromáticas (C). - Respuestas Acromáticas (C). - Respuestas de Claro-Oscuro (c, k, K). a) RESPUESTAS DE COLOR O RESPUESTAS CROMATICAS: son aquellas en que el determinante es el color propiamente tal, con exclusión del negro, del gris y del blanco. Según el grado de importancia que tiene el color en la evocación del contenido se distinguen los siguientes subtipos de respuestas cromáticas: - Respuestas de Forma-Color (FC): Cuando los contenidos están determinados fundamentalmente por la forma, teniendo el color sólo un valor accesorio. (Ej.: Lám. III, en el rojo central: “una mariposa”). Según la concordancia que existe entre la forma real del contenido y la de la lámina, se tabulan como FC+ y FC-. - Respuestas Color-forma (CF): Cuando es el color el que tiene mayor influencia en la elección de la respuesta, siendo la forma, en cambio, un determinante secundario. Existen dos condiciones para tabular CF: 1) Cuando el sujeto en forma espontánea, o en el curso del interrogatorio, manifiesta que ha sido el color lo determinante del contenido y 2) Cuando el color interviene en respuestas de contenido formalmente impreciso (Ej.: “manchas de sangre”). - Respuestas de C Puro (C): Aquí se trata de respuestas cuyo determinante exclusivo es el color, ya que los contenidos carecen en absoluto de forma (Ej.: “sangre”, sin mencionar la palabra mancha; “vegetación”; “atardecer”, etc.). Desde un punto de vista cualitativo, aun cuando no intervienen en la estimación del Tipo Vivencial pero poseen un valor interpretativo, se distinguen los siguientes subtipos: - C Arbitrarias (F ) ; Son aquellas en que el color que determina o influye en C la respuesta, no tiene una concordancia con la realidad (Ej,: “un mapa” (¿por qué?) “porque así se dibujan para diferenciar, mediante los colores, un país del otro”). Las respuestas de color arbitrarias pueden ser FC o CF, según la importancia de la forma y/o del color en la estructuración de la respuesta.

- C Artificiales o C Forzadas (FC): Son respuestas FC en que la forma es el determinante fundamental, pero el sujeto agrega o menciona también el color, en circunstancias que éste es totalmente inadecuado ya que no guarda ninguna relación con el color real del contenido de la respuesta (Ej.: Lám. VIII; “Dos panteras rosadas”). - Mención de C (Cn): Se caracterizan porque el sujeto se limita a dar como única respuesta, los diferentes colores cromáticos que aparecen en la lámina (Ej.: “un color rojo, aquí uno verde”). En la tabulación de este tipo de respuesta se debe ser muy estricto, ya que si el sujeto muestra una duda o esboza el intento de una interpretación, o le atribuye al color una cualidad (“bonitos, armónicos”, etc.), no deben tabularse como Cn. - Proyección de C (Cp): Son respuestas que se dan exclusivamente en áreas acromáticas (grises) y en ellas el sujeto señala como determinantes la forma y un color cromático, que obviamente no aparece en la lámina (Ej.: Lám. I: “Una mariposa” (¿por qué?) “por la forma y por estas partes que las imagino con colores”). - Negación de C (Cd): Aquí el sujeto niega explícitamente y de modo espontáneo, la participación del color como determinante de su respuesta (Ej.: Lám. X, azules laterales: “Dos arañas, pero el color no tiene nada que ver”). Este tipo de negación puede ocurrir tanto en respuestas con color adecuado, como en contenidos con color inadecuado. - Descripción de C (Cdes): En este caso, el contenido de la respuesta es exclusivamente el color pero a diferencia de las respuestas Cn, el sujeto señala características, cualidades o estimaciones valorativas del color (Ej.: “Veo una serie de colores, un amarillo, un verde, un azul... todos ellos son muy armónicos entre sí; realmente es un conjunto bonito de colores”). - Color Simbólico (Csym): Aquí el color se utiliza no por su valor cromático sino por su valor simbólico (Ej.: Lám. II: “Dos animales que se odian” (¿por qué se odian?) “porque estos rojos que aparecen aquí los asocio con agresión, con odio”). b) RESPUESTAS ACROMÁTICAS (C’)*: Corresponden a aquellas respuestas cuyo determinante es el color negro, gris o blanco. Al igual que en las respuestas de color cromático, las acromáticas se clasifican en respuestas FC’, C'F y C’, dependiendo esta tabulación de lo que manifiesta el sujeto sobre la importancia de la forma y/o del color en la estructuración de tas respuestas. Ejemplos de estos subtipos de respuestas son:
*

Las Respuestas Acromáticas y las de Claro-Oscuro son, sin duda, las más difíciles de tabular. El propio Rorschach sólo alcanzó a señalarlas y los autores posteriores por lo general no coinciden en sus criterios de tabulación y en su interpretación. En esta parte utilizamos el criterio propuesto por Klopfer que, a nuestro juicio, delimita mejor las características y la interpretación de estas respuestas. Por lo extenso del tema, sólo se resumen sus aspectos principales.

- FC’: “Dos africanas agachadas sobre una olla” (¿por qué africanas?) “por la forma que poseen y también por su color negro”. - C'F: Lám. VII: “Nubes” (¿por qué?) “más que nada por el color grisáceo y algo la forma”. - C’: Lám. II, espacio en blanco: “Nieve” (¿por qué?) “por el color blanco”.

c) RESPUESTAS DE CLARO-OSCURO: (c, K, k). En estas respuestas, llamadas también por Klopfer “respuestas de sombreado”, el contenido se encuentra determinado, en mayor o menor medida, por la percepción de los matices más claros o más oscuros de la lámina. Las respuestas claro-oscuras son dadas la mayoría de las veces en áreas acromáticas, pero también pueden observarse en interpretaciones de áreas cromáticas, siempre que el determinante esté dado, al menos en parte, por los diferentes matices del color. En este último caso, la respuesta se tabula como Fc y cualitativamente se le destaca como “c en C” (Ej.: “un helado de frutilla” (¿por qué?) “por el color y porque se ve como esponjoso”). Klopfer divide las respuestas de sombreado en tres tipos: - Respuestas "c": son aquellas en que el sombreado da la impresión de superficie y/o textura. - Respuestas "K": aquéllas en que el sombreado da la impresión de profundidad, de perspectiva y de difuminación (algo difuso). - Respuestas "k": el sombreado da aquí la impresión de una extensión o un espacio tridimensional, pero proyectado en un plano bidimensional*. Las respuestas de claro-oscuro se tabulan de acuerdo a los siguientes criterios: Respuestas c: estas respuestas, llamadas también de textura o de superficie, se tabulan en los siguientes casos: 1) Alusiones a la textura, como por ejemplo; blando, duro, peludo, arrugado, lanudo, áspero, suave, etc.; 2) Referencia a aspectos de volumen (redondeado, cóncavo, etc.); 3) Impresiones de transparencia, brillantez, luminosidad, lustre, opacidad, etc.; y 4) Cuando las finas diferenciaciones del sombreado permiten especificar partes del contenido, tales como rasgos faciales, indumentaria, etc., siempre que el determinante "c" no sea usado en el sentido de una delimitación de área.

*

Estas respuestas se tabulan también, según la forma, en: Fc; cF; c; FK; KF; K; Fk; kF; k..

-

Respuestas K: También denominadas de Perspectiva y/o de Difuminación, se tabulan en los siguientes casos: 1) Cuando el contenido es visto en una perspectiva horizontal, de modo que el sombreado da el efecto de profundidad o de distancia (Ej.: Lám. IV global: “Un monstruo visto desde abajo hacia arriba, con la cabeza más lejos que las patas”); 2) Cuando las respuestas aluden a "reflejos" a partir de la línea media de la lámina y colocada ésta en posición “b” o “d”. (Ej.: “Un animal cruzando rocas y agua; acá, se refleja la misma figura, aunque menos clara”). No debe tabularse K, si el reflejo constituye simplemente un efecto de la simetría y no se señalan, explícitamente, diferencias entre el reflejo y la imagen reflejada. 3) Contenidos “vistos desde arriba”, o vistas aéreas (visiones verticales), en las cuales el sombreado contribuye al efecto tridimensional (Ej.: Lám. IV: “Podría ser una isla, con agua a su alrededor, bahías y montañas; las áreas más oscuras serían las montañas, las más claras son las más bajas y planas y las partes blancas, serían las bahías y el agua”). 4) En las respuestas que aluden a “entradas”; por ejemplo, “una entrada hacia una cueva”, o a una visión a través de arcos u hoyos (Ej.: Lám. IX: “dos hoyos”, en los Dd que aparecen en el espacio en blanco). 5) En las respuestas de difuminación, en las que implícitamente está la sensación de lo amorfo, o de lo esfumado (Ej.: nubes, neblina, humo, bruma, etc.). Respuestas k: Existen dos tipos de contenidos precisos que se deben tabular como "k": 1) Las radiografías, y 2) Los “mapas topográficos”, o de “relieve”, en los que lo más oscuro indica el área más alta y lo más claro las áreas más bajas, sin que el sujeto perciba o señale profundidad y/o perspectiva.

-

III. TABULACIÓN DE LOS CONTENIDOS. La tabulación de los contenidos no ofrece en general mayores dificultades ya que prácticamente todos los autores coinciden en su clasificación difiriendo, exclusivamente, en la simbología utilizada para designarlos. Los contenidos más importantes para el diagnóstico de la personalidad pueden describirse del siguiente modo: Según el tema del contenido 1. Contenido Humano: Se tabula del siguiente modo: H = Figuras humanas percibidas completas, o en su totalidad. Hd = Partes de una figura humana. (H) = Figuras humanas “deshumanizadas” (Ej.: gnomo, duende, ángel, dibujo animado, etc.). 2. Contenido Animal: Se tabulan igual que los contenidos humanos en A, Ad y (A).

3. 4. 5. 6. 7.

Contenido Anatómico (Anat.): Señala partes internas o anatómicas, tales como pulmones, corazón, pelvis, etc. Contenido Sexual (Sex): vagina, pene, etc. Contenido Vegetal (Veg): pasto, árbol, flor, etc. Contenido de Objeto (Obj): avión, violín, punta de flecha, etc. Contenido de Naturaleza (Nat): paisajes, caminos, puesta de sol, etc.

Según la originalidad del contenido: 1. Contenidos Populares (P): Aquellos contenidos o respuestas que son estadísticamente más comunes y frecuentes en los protocolos. 2. Contenidos Originales (Orig): corresponden a aquéllos que raramente son proporcionados por los sujetos. Estos contenidos deben clasificarse, según su calidad y/o adecuación, en Orig + y Orig -. IV. FENÓMENOS DE SHOCK. Se han descrito diversas formas de shock, siendo las más importantes, por su valor interpretativo, el shock al rojo, el shock al color y el shock al claro-oscuro. Criterios Generales para Tabular el Shock: Se tabula la existencia de shock cuando el sujeto presenta frente a algunas láminas, sean cromáticas o acromáticas, uno o más de los siguientes fenómenos, ordenados de mayor a menor importancia: 1. Rechazo de la lámina y/o fracaso. 2. Comentarios que indiquen ansiedad, irritación, desagrado o resistencia pasiva frente a la interpretación de la lámina. 3. Exclamaciones emocionales alusivas a los efectos del color o del claro-oscuro. 4. Aumento significativo del tiempo de reacción. 5. Diferencias significativas de la productividad del sujeto. 6. Descenso de la calidad formal de las respuestas. 7. Empobrecimiento de los contenidos. 8. Cambios en la sucesión habitual de las respuestas. 9. Descenso en el número de respuestas populares. 10. Evitación del uso de la textura, color cromático y color acromático.

Capítulo II RESUMEN CUANTITATIVO Y PORCENTUAL Para efectuar la interpretación de la prueba es necesario elaborar primero una hoja que contenga las respuestas ya tabuladas (Protocolo de Respuestas). Posteriormente, debe efectuarse un resumen cuantitativo y porcentual de los datos contenidos en este protocolo, consignando las principales frecuencias, fórmulas, porcentajes y relaciones. El resumen debe contemplar los siguientes rubros y/o datos: 1. TOTALES GENERALES. - R = Número total de respuestas (Promedio normal: entre 20-45). - Det = Número total de determinantes. - Cont = Número total de contenidos. 2. TIPO APERCEPTIVO. Según Rorschach, el Tipo Aperceptivo normal en un protocolo de 34 respuestas, debiera distribuirse aproximadamente de la siguiente manera: 8G, 23D, 2Dd, 1s. Los porcentajes normales del Tipo Aperceptivo, varían según los autores: Resp. G Resp. D Resp. Dd Resp. Do Resp. s Rorschach 23% 68% 6% 0 3% Bochner y Halpner 25% a 30% 60% a 70% 10% como máximo Loosli-Usteri 20% 60% 6% a 10% 0 3%

Aracena, en su libro sobre el Test de Rorschach, transcribe el cuadro propuesto por Bochner y Halpner que por parecernos más completo y ordenado utilizamos en este manual. En este cuadro, “" corresponde al valor promedio o normal; - , = y ==, señalan niveles anormales de aumento progresivo.


G G G G
20% a 30% 30% a 45% 45% a 60% + de 60% D


D D D
60% a 68% 68% a 80% 80% a 90% + de 90% Dd


Dd Dd Dd
Menos de 10% 10% a 15% 15% a 25% + de 25% s s s s


3% 3% a 6% 7% a 12% + de 12%

3. RELACIÓN ENTRE LAS RESPUESTAS G Y LAS RESPUESTAS M:

Aquí se consideran sólo las M clásicas y no las M cualitativas. Para establecer esta relación, se da un punto a cada G y a cada M. Lo normal es que G sea 2 o 3 veces mayor que M. Ej.: G:M = 8:3 4. TIPO VIVENC1AL Corresponde a la relación existente entre las respuestas M y C (FC, CF y C), según la siguiente fórmula: M : C = ___:___ Según la cantidad y/o proporción de las respuestas se distinguen los siguientes tipos Vivenciales: 1. Introversivo: predominio de las respuestas M sobre las C, siempre que estas últimas sean de carácter adaptativo* Ej.: M:C.=3:1 2. Extratensivo: predominio de las respuestas C sobre las M. Se distinguen dos subtipos: -Extratensivo Adaptativo: Predominio de las respuestas C sobre las M, siempre que las respuestas C sean de tipo adaptativo (FC). Ej.: M : C = 1: 3 (4 FC, 1CF) - Extratensivo Desadaptativo-Egocéntrico: Cuando no hay respuestas M, o éstas son muy escasas, predominando las respuestas C desadaptativas (CF y C). Ej.: M : C = 1 : 3,5 3. Coartado: Ausencia de respuestas M y C. 4. Coartativo: Valores entre 0 y 1 de respuestas M y C. Ej.: M : C = 1 : 0 5. Ambigual: Valor igual o muy semejante entre M y C. Ej.: M : C = 3 : 4 6. Dilatado: Alto número de respuestas M y C.
*

2CF 1C

En los textos clásicos no se describe un tipo introvertido desadaptativo, pero se señala que cuando las respuestas C son desadaptativas, se trata de sujetos introvertidos con descargas ocasionales y violentas de emoción acumulada.

Ej.: M : C = 6 : 8 Para establecer los valores o cifras de estas fórmulas, se utilizan los siguientes puntajes: - Resp M = 1 punto - Resp FC = 0,5 puntos - Resp CF = 1 punto - Resp C = 1,5 puntos. 5. RESPUESTAS FORMALES; a) F% : Porcentaje de respuestas F sobre el total de respuestas. b) F+%: Porcentaje de respuestas F+ sobre el total de respuestas F. El porcentaje normal de F+ oscila, aproximadamente, entre 80 y 95%. Existe una gran diversidad de criterios tanto en la tabulación de las respuestas F+, F- etc., como en la estimación de los porcentajes normales. Nuestro propio criterio es el siguiente: Respuestas adecuadas: F+ (un punto cada una). Respuestas arbitrarias o inadecuadas: F- (no se computan en la fórmula). A criterio de Zulliger, una respuesta es F- cuando es claramente inexacta o imprecisa. Respuestas dudosas: F± (2 F± equivalen a 1 F+). Respuestas vagas (o de forma indefinida, como por ejemplo, “mapas”, “nubes”, etc.): 1 Fv equivale a 2/3 de F+. - Fórmula para obtener el F+%: F+% = F+ + 2/3 Fv + 0,5 F± F 6. RESPUESTAS DE MOVIMIENTO (HUMANO, ANIMAL E INANIMADO). a) Número total de M (incluye M, M en A y dM. Según Rorschach lo normal es entre 3 y 5 respuestas M. b) Número total de FM. c) Número total de "m". d) Relación entre M y FM. M : FM = ____ : ____ e) Relación entre M y FM + m: M: FM + m = ____ : ____

-

-

7. RELACIÓN ENTRE RESPUESTAS CROMATICAS Y ACROMÁTICAS. - Cromáticas: FC + CF + C - Acromáticas: Fc, cF, c, FC’, C’F y C’. A las respuestas primarias se les asigna un punto y a las respuestas secundarias, se les asigna medio punto*.
8. PORCENTAJE ENTRE LAS RESPUESTAS K, F, v Fe CON RESPECTO AL TOTAL DE RESPUESTAS (R).

FK + F + Fc R Para establecer este porcentaje sólo se toman e cuenta los determinantes primarios, recibiendo cada uno de ellos un punto. No se incluyen además, en la fórmula, las respuestas KF, K, cF y c. 9. RELACIÓN ENTRE LAS RESPUESTAS F Y LAS RESPUESTAS FK + Fc. Lo normal es que FK + Fc oscile entre 1,4 a 3,4 de F. Al igual que en el caso anterior, no se incluyen aquí las respuestas KF, K, cF y c. 10. RESPUESTAS HUMANAS (H). - Suma total de respuestas humanas (un punto para cada una). - Porcentaje entre las respuestas humanas y el total de respuestas: H + Hd + (H) = H% R Lo normal oscila, aproximadamente, entre 10% y 20%. 11. RESPUESTAS ANIMALES (A). - Suma total de respuestas animales (un punto para cada una). - Porcentaje entre las respuestas anímales y el total de respuestas: A + Ad + (A) = A% R

*

Klopfer habla de “determinantes adicionales” cuando una respuesta está condicionada por más de un determinante. Este autor distingue entre adicionales primarias y secundarias. El determinante es primario cuando es el decisivo en la evocación del contenido y es secundario, cuando su participación es menor.

A% normal = entre 20 y 50% A% patológicamente bajo = menos de 25% A% patológicamente alto = entre 70 y 100% 12. PROPORCIÓN ENTRE LAS RESPUESTAS H Y LAS RESPUESTAS A. (H + A) : (Hd + Ad) = ____ : ____ (1 punto para cada una de ellas) 13. PORCENTAJE DE RESPUESTAS EN LAS TRES ULTIMAS LAMINAS. VIII + IX + X = % R Normal: sobre 30% Bajo 30%: puede indicar shock al color. 14. NUMERO Y/0 PORCENTAJE DE RESPUESTAS POPULARES. Cuando el protocolo es de escasas respuestas, sólo se consigna la cantidad total de contenidos populares (Normal: 5-7). Cuando el protocolo, en cambio, es de un número mayor o normal de respuestas (15-30 según Rorschach), conviene calcular el porcentaje que debe oscilar entre un 20 y 25%.

Los datos de este resumen se ordenan en una hoja especial, de acuerdo al siguiente esquema:

HOJA RESUMEN R Det Cont G D Dd (s F (F+ M FC CF C FM* Fm mF m FC’ C’F C’ FK KF K Fc cF c P H Hd (H) A Ad (A) Anat Sex Obj Veg
*

= = = = = = =

(999 %) Tipo Aperceptivo: 99G-99D-99Dd-99s (999 %) (999 %) G : M = ____ : ____ xx) (999 %) (999 %) = ( -; +; v) F%= F+%= = ) = = Tipo Vivencial: M : C = ____ : ____ = Cromat : Acromat = ____ : ____ = = M : FM = ____ : ____ = = M : FM + m = ____ : ____ = = FK + F+ Fc = % = R = = F : FK + Fc = ____ : ____ = = VIII + IX + X = % = R = = = ( %) = = = = Fenómenos Especiales y/o = A%= Elementos cualitativos = = ____ Shock al rojo = ____ Shock al color = ____ Fabulización = ____ Detallismo, etc.

Tanto en los determinantes, como en los contenidos, se ha trazado una raya que de ahí hacia abajo sólo se consignan estos signos cuando están presentes en el protocolo. Desde la raya hacia abajo, en cambio, es obligatorios consignarlos, aun cuando su frecuencia sea 0.

Nat etc.

= =

Capítulo III PAUTA DE INTERPRETACIÓN Y DE INFORME La pauta o esquema interpretativo que expondremos a continuación, constituye una síntesis y un ordenamiento de las principales características del pensamiento, de la afectividad y de las relaciones interpersonales, que pueden obtenerse en el análisis de la personalidad mediante el Test de Rorschach. El propósito de este esquema es facilitar la interpretación de los datos y, sobre todo, simplificar la elaboración y redacción del informe final. Con este objeto, hemos agrupado los datos interpretativos de acuerdo a las áreas y a los principales rasgos psicológicos que componen el diagnóstico de la personalidad, de tal modo que aplicando la pauta al Resumen del Protocolo de Tabulación, se obtiene de inmediato la descripción ordenada de la estructura caracterológica del sujeto. Se consideran 3 áreas fundamentales; 1. Pensamiento y Actividad Intelectual. 2. Afectividad. 3. Relaciones Interpersonales. En algunos casos es necesario agregar en el informe una cuarta área, que dé cuenta de eventuales elementos psicopatológicos que se observan en el protocolo y que no tienen cabida en las áreas señaladas (fracaso, perseveración, contaminación, confabulación de contenidos, etc.). 1. ÁREA DE PENSAMIENTO Y DE LA ACTIVIDAD INTELECTUAL. TIPO DE PENSAMIENTO: 1. Teórico: G* - D (Siempre que G sea de buena calidad, especialmente combinatorias). - Tendencia a enfocar de un modo teórico la realidad. - Capacidad de abstracción y de imaginación. - Ambición de calidad en los rendimientos. - Desinterés por los detalles y aspectos más concretos de la vida. - Inclinación y aptitud para el razonamiento de tipo abstracto. 2. Práctico: G - D –Dd. - Predominio de las aptitudes práctico concretas sobre las teórico-abstractas o conceptuales. - El pensamiento y la manera de enfocar las situaciones, están dirigidos hacia lo más concreto y tangible de ellas.
*

E1 guión que subraya las siglas del tipo aperceptivo indica un aumento en relación a la frecuencia normal. El paréntesis, en cambio, indica una disminución con respecto al promedio. Ej.: (G) - D - Dd  G bajo con D y Dd altos.

-

Dificultad para integrar los diferentes elementos que componen una situación global, lo que impide una comprensión más completa y enriquecedora. Tendencia a la estereotipia intelectual.

3. Equilibrado: G - D - Dd. - Plasticidad del pensamiento, con un enfoque teórico y práctico de las situaciones. - Adecuado sentido común y práctico, ateniéndose a lo concreto y tangible pero siendo capaz de integrar los diferentes elementos de la realidad. 4. Detallista: (G) - D - Dd; (G) - D- Dd. - Escasa capacidad teórica y de abstracción. - Sujetos buenos observadores, pero que atribuyen más importancia a los detalles mínimos de las situaciones que a su comprensión global. 5.G.-(D)-Dd. - Déficit del sentido común y práctico. - Tendencia a rehuir las situaciones concretas. - Pensamiento original (con G de buena calidad) pero con poca capacidad para realizar sus ideas. 6. (G) - (D) - Dd - s - Sujetos susceptibles y suspicaces. - Tendencia acentuada a la minuciosidad y a la escrupulosidad, con un afán crítico en el enfrentamiento de los problemas diarios. - Tendencia autorreferente o paranoídea que dificulta el ajuste social. 7. D% muy bajo o ausencia de D. - Pensamiento poco concreto y poco realista. CAPACIDAD PLANIFICADORA. BUENA: G alto, de buena calidad, especialmente combinatorias. - Capacidad de planificación y de organización de las tareas, con posibilidades de realización de metas superiores y complejas. - Sujetos que no dejan que las cosas se resuelvan al azar. - Sensibilidad a la crítica y a la alabanza de sus logros. - Afán de poder y elevado nivel de aspiraciones. DEFICIENTE: Pocas G o ninguna. - Falta de iniciativa; apatía y escasa energía potencial para planificar las tareas. - Sujetos que dejan que las cosas se resuelvan al azar.

ENFRENAMIENTO DE LA ACTIVIDAD Y EFECTIVIDAD DEL RENDIMIENTO. ADECUADO: 1. Alto número de G, con C’ menor que C; M alto y de tipo activas (en extensión). - Buena capacidad de ejecución de las actividades que se propone y de realización de sus deseos. - Autoafirmación y confianza en su propia capacidad, con iniciativa personal independiente y sin necesidad de ayuda ajena. - Seguridad en sí mismo y actitud desafiante. 2. Alto número de R, de G% y de F+%. - Muy buenos hábitos de trabajo. - Constancia y persistencia en la ejecución de sus tareas. 3. F+% y A% altos, con M mayor que C; G disminuido. - Sujetos estables en su trabajo, pero que prefieren las actividades rutinarias que no demanden mayor originalidad, planificación o iniciativa. INADECUADO: 1. Alto número de G, con M pasivas (en flexión). - Sujetos poco ejecutivos: existe planificación de las tareas pero no realización de las metas, que quedan en un plano de meros deseos. - Sujetos dependientes, que necesitan del apoyo de los demás para realizar su actividad. - Sumisión, especialmente frente a los que estiman psicológicamente más fuertes. - Miedo a competir con los demás. 2. Alto G y pocas M. - Las metas son superiores a las reales capacidades, supliendo las limitaciones a través del esfuerzo. 3. Respuestas M Bloqueadas. - Indecisión: sujetos vacilantes con dificultad o incapacidad para llegar a una decisión final. Generalmente se trata de personas inteligentes o intelectuales. - Dificultad para actuar consistentemente frente a los problemas vitales. 4. F+% alto, con M y C bajos. - Sujetos rígidos y poco flexibles en la realización de sus tareas. 5. F+% alto, con escasas G y alto Dd. - Meticulosidad y actitud crítica que tienden a inhibir los logros del sujeto. 6. Respuestas “s” con Introversión. - Actitud autocrítica con desvalorización y desconfianza en sus propias capacidades. - Actitud escrupulosa y ansiosa.

-

Flema y ascetismo.

7. Pocas G, con aumento de Dd. - Pasividad intelectual. - El sujeto es incapaz de dirigir activamente su propio programa de trabajo. 8. Escasas M y C. - Necesidad de incentivo; el sujeto necesita del estímulo para ser activo y productivo. - Falta de iniciativa y poco potencial de ejecución. INSEGURIDAD INTELECTUAL. Existen diversos signos, cuantitativos y cualitativos, que indican inseguridad intelectual especialmente referida a la actividad y al rendimiento, dependiendo el grado de inseguridad de la cantidad y magnitud de estos índices: 1. Presencia de respuestas K. 2. Presencia de Do (en sujetos de inteligencia normal o superior). 3. Anat% alto y aumento de los contenidos Nat (tendencia a alejarse de la competencia intelectual). 4. F+% bajo, con el resto del protocolo normal (tensión emocional que disminuye la productividad). 5. Respuestas "s" con mancha (que incluyen otras áreas, cromáticas o acromáticas). 6. Respuestas “o” (Ej.: “un murciélago... o… una mosca”). 7. Crítica del sujeto (“no tengo imaginación”; “no sirvo para esto”). 8. Crítica del objeto (“mariposa, aunque las alas son muy grandes”). 9. Referencias a la simetría. 10. Acentuación constante del centro de la lámina (línea media). 11. Negación de una respuesta dada anteriormente. 12. Respuestas dadas en tono interrogativo (“¿será una cara?”), en pacientes no orgánicos o deteriorados. CALIDAD Y ORIGINALIDAD DEL PENSAMIENTO. 1. M alto, con respuestas Orig + y F+% alto. - Sujetos con pensamiento realista y buen desempeño intelectual. - Pensamiento productivo, original y consistente. 2. M alto y mayor que C’, F+% alto y ausencia de Perserveración. - Buen funcionamiento intelectual. - Mayor creatividad y productividad. - Pensamiento consistente, adecuado y objetivo. 3. Respuestas F -, con G - y/o DG. - Superficialidad del pensamiento. - Falta de exactitud y de sentido crítico. 4. Respuestas Do con protocolo normal. Dd aumentado, Tipo aperceptivo: Dd - Dds y F+% muy alto. - Inhibición del pensamiento por alteraciones afectivas.

-

Incertidumbre interior, con contacto ansioso frente a la realidad.

5. F+% próximo a 100. - Pensamiento rígido y fijo. - Control ansioso del pensamiento. 6. A% muy alto (sobre 53%). - Rigidez de los procesos mentales con dificultad para pasar de una idea a otra. - Pobreza y monotonía de los contenidos. - Pensamiento estereotipado y falta de soltura de las asociaciones. 7. Improductividad intelectual y escasa originalidad del pensamiento. - Hd mayor que H y Ad mayor que A. - Do conjuntamente con dG. - Perseveración (independientemente de Do). - Escasas M. - A% y Obj% altos. 8. Puerilidad del Pensamiento. - Aumento de Contenidos Nat y/o paisajes. 9. Pedantería Intelectual. - Aumento de Orig., pero de escasa calidad y/o repetidas. - F+% muy alto, con M bajo. POTENCIAL CREATIVO. ADECUADO: G proporcionado en relación a M. (Normal: 1 M por cada 2 a 3G). INADECUADO: 1. G menor que 3 M. - Adecuado potencial creativo, pero que no se utiliza plenamente por inoperancia y ausencia de una dirección eficiente y positiva. 2. G alto en relación a M (G mayor que 3 M). - Desequilibrio entre las metas y el potencial creativo. - El nivel de aspiraciones es demasiado alto en relación a la creatividad real del sujeto. CONOCIMIENTO Y COMPRENSIÓN LÓGICA DE LA REALIDAD. ADECUADO: 1. F+% normal (entre 80-90%), R normal, M+, Oríg+ y ausencia de Perseveración. - Buena capacidad para comprender y conocer la realidad. - Pensamiento realista, productivo, consistente y objetivo. - Eficiente control consciente del pensamiento.

2. F% normal (entre. 20 y 50). - Capacidad del sujeto para percibir la realidad de un modo impersonal. - Capacidad para dirigir en forma lógica y razonada tanto la propia vida como el manejo del ambiente y de la realidad. INADECUADO: 1. F% menor que 20%. - Insuficiente capacidad para comprender y conocer la realidad objetiva. - Subjetivismo anormal con incapacidad para mantener una actitud emocionalmente neutra y objetiva. - Las situaciones adquieren un significado personal que oscurece sus juicios. 2. F% alto (próximo a 80%). - Adecuado potencial creativo, pero inhibido o anormalmente controlado por excesiva represión de sus necesidades internas. 3. F% muy alto (próximo a 100%). - Enfrentamiento excesivamente impersonal de la realidad. - Alta superficialidad y pobreza imaginativa. - Dependencia exterior: el sujeto está dirigido principalmente por las demandas del medio ambiente. 4. “s” aumentado con bajo P. - Actitud oposicionista hada las normas del medio ambiente. - Escasa aceptación intelectual de los valores externos. 5. Respuestas DG (sin otras respuestas patológicas). - Tendencia a extraer conclusiones precipitadas de las situaciones, sin una base lógica suficiente. 6. Respuestas DG (con otras respuestas patológicas). - Debilitamiento del juicio y/o sentido de realidad. - Alteración de la estructuración lógica del pensamiento. - Déficit de la crítica intelectual, llegando a conclusiones erróneas o a evidencias inadecuadas. IMAGINACIÓN Y TALENTO. 1. Sujetos imaginativo-productivos, dotados de fantasía creadora. - Abundancia de M y C. - Abundancia de G + y Orig+. - A% reducido, con F+% alto. - Integración de los elementos de la mancha para formar respuestas G combinatoriosecundarias de buena calidad. - Respuestas de escenas complejas: temas de cuentos, asuntos míticos, escenas novelescas, etc.

2. Sujetos imaginativo-confabulatorios. - Combinación distorsionada de los diferentes elementos de la lámina; el sujeto aísla de la lámina dos o más áreas y las combina arbitrariamente, al margen de su posición o situación relativa, sin respetar las formas restantes. - El contenido evocado no proviene de la fantasía sino que de la realidad (hechos concretos). - La formulación del contenido se acompaña de un tono triunfal, manifestando placer y agrado por su propia respuesta. 3. Talento. - Número alto de M. - Tipo Vivencial dilatado o con tendencia a la ambigualdad; poco o nada coartatívos. - El talento científico exige cierta coartividad, pero cuando ésta es demasiado acentuada, indica dogmatismo introversivo, La coartación máxima sugiere formalismo y esquematismo vacuo. - Presencia de respuestas MC (especialmente en el talento para la pintura).

II. ÁREA DE LA AFECTIVIDAD. TIPO VIVENCIAL*. 1. Introversivo: Predominio de M sobre C. (Ej.: M : C = 3 : 0,5). - Inteligencia más diferenciada. - Predominio del pensamiento abstracto y teórico. - Mayor creatividad. - Mayor interioridad (riqueza del mundo vivencial interno). - Afectividad equilibrada. - Menor capacidad de adaptación a la realidad externa. - Relaciones interpersonales más intensivas que extensivas (pocas amistades, pero con vínculo más profundo). - Motilidad moderada. - Riqueza imaginativa (artistas). 2. Extratensivos: Predominio de C sobre M. (Ej.-. M : C = 2 : 5) a) ADAPTATIVOS: Cuando predominan las FC sobre las CF y C. - Buen funcionamiento lógico y pensamiento de tipo práctico. - Buena capacidad de adaptación a la realidad. - Sujetos amistosos y alegres. - Predominio de la vida exterior sobre la interior (Escaso mundo vivencial interno).
*

El tipo Vivencial, que en este manual se incluye en el área de la afectividad, corresponde a un aspecto global de la personalidad que implica, simultáneamente, características emocionales, intelectuales y de la relación interpersonal.

-

Afectividad lábil, pero fácilmente, adaptativa. Relación social más extensiva que intensiva. Motilidad lábil y excitada. Habilidad y destreza.

b) DESADAPTATIVOS: Cuando predominan las CF y C sobre las FC. (Ej.: M : C = 2 : 5,5) (2 FC; 3 CF; 1 C) - Egocentrismo. - Déficit de las funciones lógicas. - La afectividad no está suficientemente regulada por el control intelectual. - Impulsividad y obstinación. - Si se acompaña de F+% alto y Orig.+, mejora la adaptación afectiva. 3. Ambigual: Cuando existe un equilibrio entre los valores de M y C. (Ej.: M : C = 4 : 3,5) - Buena productividad intelectual. - Creatividad. - Relaciones interpersonales tanto intensivas como extensivas. - Excelente capacidad de empatía y adaptación afectiva. 4. Coartado: Cuando no aparecen respuestas M ni C, en ausencia de shock al color. - Afectividad muy empobrecida. - Frialdad afectiva y/o humor depresivo. - Pedantería. - Actividad estereotipada. - Baja capacidad de imaginación. - Rechazo general de las manifestaciones afectivas. - Marcado autocontrol, rígido y automatizado. - Formalismo social. 5. Coartativo: Cuando las respuestas M y C son escasas (no superiores a 1). Ej.: M:C = 1:0 - En general muestran las mismas características que el coartado pero con una intensidad menor. - Afectividad empobrecida. - Sujetos lógicos que saben someterse a una disciplina. - Cuando el F+% es muy alto: humor depresivo. - Cuando el F+% es muy bajo: indolencia, obstinación.

TIPO DE AFECTIVIDAD Y ADAPTACIÓN EMOCIONAL. ADECUADA: 1. Predominio de FC sobre CF y ausencia de C pura. - Afectividad madura. - Capacidad de empatía afectiva (ponerse en la situación del otro). - Afectos armónicos y estabilidad emocional. - Afectividad adecuadamente controlada.

2. Predominio de FC sobre M. - Adaptación emocional fácil. - Buena capacidad de relación afectiva con los demás. - Adecuación afectiva con el ambiente. INADECUADA: 1. Predominio de CF (con o sin respuestas M, FC y C). - Sugestibilidad aumentada. - Las reacciones emocionales dependen fundamentalmente de la influencia exterior. - La presencia de M modula y disminuye la sugestibilidad. 2. Respuestas M en contenidos A. - Afectividad detenida a un nivel infantil. - Inmadurez y puerilidad. 3. Mención de Color (Cn). - Afectividad superficial. - Escasa finura emocional con cambios abruptos del humor. 4. Respuestas de Textura aumentadas ("c"). - Inmadurez afectiva. - Egocentrismo. - Necesidad de afecto de tipo infantil. 5. Falta de respuestas cromáticas (en ausencia de shock al color). - Pobreza e incapacidad de adaptación afectiva. - Si hay M, la adaptación se establece sólo a nivel intelectual. 6. Predominio de CF y C sobre FC (siempre que exista FC). - Las cargas afectivas desadaptativas superan a las adaptativas. - Sujetos exigentes, intolerantes y poco comprensivos. - Egocéntricos y egoístas. 7. Predominio de M sobre C. - Falta de libertad afectiva. - Excesivo sometimiento de los afectos al control consciente. 8. Predominio de C sobre M, con CF y C mayor que FC. - Inestabilidad emocional. - Déficit del control consciente. - Tendencia a la impulsividad. 9. Predominio de C puras. - Franca impulsividad e inestabilidad afectiva. - Afectividad explosiva con descargas motrices.

-

Si el sujeto es introvertido (M con C puras), existe un mayor control consciente, pero siempre es susceptible de descargas emocionales violentas e inesperadas. Si el sujeto es ambigual, no existe este control y predomina la impulsividad.

10. Pocas M con predominio de C puras. - Impulsividad más atenuada. - Las descargas emocionales sólo representan ligeras exageraciones de la impulsividad exaltada de fondo. 11. FM + m mayor que M (especialmente con M pasivas). - Inmadurez emocional. - Tendencia a la imaginería y al ensueño pueril, con escasa realización y/o productividad de tipo adulto. 12. Color Simbólico (Csym). - Alta emotividad con serenidad aparente. - Control emocional más exterior que interior. 13. Shock al Color. - Inhibición o represión neurótica de las emociones. 14. FC Artificiales. - Respuestas emocionales forzadas. - Simulación de aparente adaptación emocional. 15. Pocas FC o ninguna. - Débil capacidad de empatía afectiva. - Ausencia de una genuina adaptación afectiva. 16. Más de 2 FC (con un R aproximado de 25) y sin respuestas CF, ni C. - Escasa autoafirmación. - Adaptación afectiva excesivamente pasiva y dócil. 17. Proporción F : FK + Fc (Lo normal es que FK + Fc oscile entre 1/4 a 3/4 de F). - Más de 3/4 de F: Alta necesidad afectiva que dificulta la adecuada integración de la personalidad. - Menos de 1/4 de F: Negación, represión o falta de desarrollo de las necesidades afectivas. - Si predomina FK sobre Fc: mayor control de la ansiedad. - Si predomina Fc sobre FK: menor aceptación consciente de las necesidades afectivas. 18. Respuestas Acromáticas. - Cuando el determinante es el blanco: Hipersensibilidad, susceptibilidad. - Cuando el determinante es el gris o el negro: Humor bajo; afectividad depresiva. - Respuestas acromáticas amorfas (C’ puras): Indolencia y pasividad extremas.

19. Respuestas de claro-oscuro indiferenciadas en mayor cantidad que las diferenciadas: (K, KF, c y cF, mayores que FK y Fc). - Severa inadaptabilidad. - Escasa integración de los afectos a la personalidad. 20. Respuestas KF + K, superiores a 3. - Ansiedad difusa. - Frustración afectiva. 21. Respuestas FK. - Ansiedad mejor tolerada y susceptible de un cierto control interno. - Estabilización de tipo introspectivo de las emociones. 22. Respuestas k, kF y Fk. - Ansiedad susceptible de un control externo. - Estabilización de tipo intelectual de las emociones. EXPRESIÓN DE LOS AFECTOS. 1. FC, con F+% alto y presencia de M. - Afectividad normal y adecuada. - Facilidad y espontaneidad en la expresión de los afectos. 2. Respuestas “c en C” y/o rechazo a los colores (menos al azul). - Dominio consciente de la expresión de los afectos. - Control de las emociones y de los estados de ánimo. 3. Negación de Color (Cd). - Intentos de control de las manifestaciones emocionales. - Represión consciente de la expresividad afectiva. 4. Predominio de las Respuestas Acromáticas (el doble o más) sobre las Cromáticas. - Interferencia conflictiva y/o traumática de la reactividad emocional. - Alta necesidad de afecto, inhibida en su expresión por temor al rechazo, a la frustración o al repudio. 5. FC Arbitrarías (FC ). - Inautenticidad emocional, adoptando el sujeto una conducta superficial y poco genuina que no tiene relación con su real modo de sentir. - Deficiente integración afectiva frente a las demandas de la realidad. - Puede constituir una evasión neurótica del compromiso emocional en los vínculos Interpersonales. 6. Proyección de Color (Cp). - Intento deliberado y consciente de mostrarse sereno y/o feliz, aun cuando exista un profundo sentimiento de tristeza.

-

Constituye más un disfraz de la depresión que un acto de coraje y probablemente traduce una aceptación de frustraciones que estima inevitables.

7. Descripción de Color (Cdes). - Puede ser un índice de shock al color. - Indica una afectividad mal reprimida y mal modulada, que puede ceder ante impulsos repentinos, aun cuando el sujeto logra establecer un control, al menos externo, sin mostrar lo que siente. 8. Respuestas de Perspectivas (K). - Represión afectiva. - El sujeto, por sentimientos de inestabilidad y de tensión interna, tiende a evadir las situaciones emotivas. PROFUNDIDAD O SUPERFICIALIDAD DE LAS EMOCIONES. Según el contenido de las respuestas de color, las reacciones emocionales frente al color y/o la Negación de Color, se consideran los siguientes criterios: 1. Emociones profundas y positivas: fuegos constructivos, sexo, carne humana, frutas y comida en general. 2. Emociones profundas y negativas: fuegos destructivos, especialmente si son descontrolados. Sangre, heridas, enfermedades, cuerpos destruidos, etc. 3. Emociones superficiales positivas: - Pintura, arte moderno, decoraciones artísticas, objetos de arte o de uso diario, etc. - Reacciones emocionales de agrado frente al color, sin que se aluda a algo concreto (“me gusta, da la impresión de crecimiento”). 4. Emociones superficiales negativas: - Objetos, cuerpos o elementos deteriorados o en estado de descomposición. - Reacciones emocionales de desagrado y/o descalificación, vinculadas o no, a cosas concretas (“paraguas con un colorido muy feo”; “impresión de algo podrido...”). 5. Negación de Color (Cd). Indica cierta superficialidad consciente de las emociones, existiendo insatisfacción por ello, con deseo de experimentar emociones más profundas e intensas. AGRESIVIDAD. 1. Presencia de contenidos (objetos, seres y/o situaciones) de significado agresivo (“cuchillo”; “arma”; “dos hombres peleando”; “animal al acecho”; “monstruo en actitud de ataque”, etc.). 2. Interpretación de las áreas rojas sin que se mencione el color como determinante. - Ambivalencia frente a la propia agresión. 3. Shock al rojo. - Inhibición y/o represión de los impulsos agresivos. - Agresividad reprimida.

-

Miedo a la agresión del otro, especialmente por temor a la propia agresividad.

4. Shock al rojo, sin interpretación de las áreas rojas. - Inhibición más inconsciente y profunda de la agresividad. 5. Respuestas "s" con Tipo Vivencial extratensivo. - Terquedad agresiva, con tendencia a la obstinación y a la disputa. - Oposición hacia el mundo exterior y negativismo. 6. Respuestas "s" con Tipo Vivencial ambigual y/o shock al color. - Oposición frente a sí mismo. - Escepticismo, duda, vacilación o indecisión, con afán perfeccionista (emoción ambivalente). VIDA IMPULSIVA. (Versus vida consciente, personalidad y/o escala de valores). 1. Aumento de las respuestas de movimiento inanimado (“m”). - Existencia de tendencias instintivas profundas (impulsos inconscientes) incompatibles con la personalidad consciente del sujeto, que provocan conflicto interior. Representan modos de conducta infantil e inmadura. - Existencia de impulsos incontrolables por el sujeto, que amenazan la integridad de su personalidad. Indican tensión entre la conciencia y la vida instintiva. Los impulsos no estarían integrados a su escala de valores consciente. 2. Relación entre M y FM. M igual que FM y ambos razonablemente bien representados: - Ausencia de conflicto entre la vida impulsiva y el sistema de valores del sujeto. No hay interferencia mutua entre ambos. - Espontaneidad madura y adecuado desarrollo del sistema de valores. - Existe control, pero con una fácil aceptación de sus propios impulsos y una buena imagen de sí mismo. - Si existen CF: el sujeto puede tener comportamientos infantiles sin perjuicio de su madurez y/o de su dignidad. - En ausencia de respuestas de color: falta de espontaneidad; rigidez y dominio del sistema de valores sobre la vida impulsiva. M superior a FM: La vida instintiva está subordinada al sistema de valores del sujeto. - Si FM no es menor que la mitad de M: La impulsividad es normal; es decir, existe una adecuada relación entre la conciencia y la vida impulsiva, con buena integración de ésta al sistema de valores. El yo es capaz de tolerar impulsos primitivos sin ser abrumado por ellos y es capaz de postergar la gratificación inmediata de sus necesidades, sin sentir frustración, inhibición o conflicto. - Si FM es menor que la mitad de M, especialmente cuando FM tiende a desaparecer, indica que la vida impulsiva ha sido reprimida por los valores conscientes y no existe, por lo tanto, una verdadera integración de los instintos. Tensión y conflicto interno; excesivo control y falta de espontaneidad.

FM mayor que M. (Superior al doble de M). - La conducta del sujeto está determinada por necesidades de gratificación inmediata más que por metas de largo alcance. - Incapacidad para postergar la gratificación de los impulsos y/o deseos. - Si además CF es mayor que FC: la impulsividad conductual es claramente inmadura; el sujeto tiende a expresar sus impulsos sin un control adecuado o socializado, prevaleciendo el principio del placer. - Si no hay énfasis en el color, o si FC es mayor que CF: Preocupación por sus necesidades egocéntricas, las que no son abiertamente expresadas en forma impulsiva. FM mayor que M (entre 1 y 2 veces mayor): Esta relación es frecuente y no tiene la misma significación de inmadurez que en el caso de FM mayor que el doble de M (Se debe examinar el resto del protocolo). III. ÁREA DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES. INTERÉS POR LOS DEMÁS. 1. H% y M normales: Adecuado interés por los demás. - Número alto de C, de tipo positivo: fuerte deseo o interés por contactar con los demás y mayores posibilidades de mantener un vínculo estrecho. - C mayor que M, siempre que las respuestas C sean adaptativas: necesidad y dependencia del contacto interpersonal para lograr bienestar y confort interno. Necesidad de aceptación por el grupo, con inclinación a pensar y actuar en conformidad con las normas del ambiente. 2. H% bajo y escasas M: Falta de interés real por los demás. GRADO DE SOCIALIZACIÓN. (Consideración de los demás versus los propios impulsos emocionales). 1. Predominio de FC sobre CF y C. - Buena capacidad de socialización. - Adecuada consideración del otro: las emociones del sujeto contribuyen a fortalecer una buena adaptación. 2. Falta de FC: - Deficiente socialización. - Menor consideración por los demás y mayor egocentrismo. 3. Exceso de FC. - Convencionalismo. - Exagerado respeto por los demás, que inhibe la experimentación de emociones genuinas y personales.

4. Predominio de FC-. - Disposición efectiva adecuada frente a situaciones convencionales pero que, por limitación intelectual, no se realiza convenientemente o es inefectiva. 5. Predominio de C puras. - Egocentrismo emocional. - Afectividad exclusivamente centrada en sí mismo, prescindiendo de las reacciones, necesidades, derechos y/o confort de los demás. 6. Predominio de CF. - Elementos de egocentrismo. - Los impulsos emocionales son lábiles y están centrados en sí mismo, pero se encuentran suavizados, en parte, por saber o suponer que los demás deben ser considerados. 7. Introversivos. - Tendencia a establecer relaciones interpersonales de carácter más intensivo que extensivo (reducido círculo de amistades, pero con un vínculo más profundo). - Dificultad para establecer contacto, pero una vez logrado, éste permite una relación más estable y profunda. 8. Extratensivos Adaptativos. - Relaciones interpersonales de carácter más extensivo que intensivo. - Facilidad para establecer contactos, pero la relación es más superficial (sujetos amistosos, alegres, etc.). 9. Extratensivos Desadaptativos. - Facilidad para establecer contacto, pero éste es de tipo egocéntrico. 10. Ambiguales. - Excelente capacidad de empatía. - Relaciones interpersonales tanto intensivas como extensivas. ACTITUD FRENTE A LOS DEMÁS. ADECUADA: - Capacidad de empatía afectiva (FC más alto que CF y sin C puras). - Nivel adecuado de interés por los demás (H% alto, M en cantidad normal y alto C adaptativo). - Adecuado grado de socialización (predominio de FC sobre CF y C). - Ausencia de inhibición, egocentrismo, represión neurótica de los afectos, desconfianza, etc.

INADECUADA: 1. Miedo a los demás: - H% muy alto (sobre 20%) o cuando se dan muchas “caras” y/o “perfiles”. - Coexistencia de muchas respuestas C positivas y negativas en el mismo protocolo (dificultad para establecer contacto con los demás, por miedo a establecer lazos estrechos). - Respuestas Posturales de movimiento: cautela en la relación interpersonal; tendencia a evitar los vínculos directos y francos. 2. Preocupación por la opinión de los demás: - Hd aumentado en relación a H. - Respuestas de “ojos” o alusión frecuente de ellos. 3. Falta de espontaneidad: - Respuestas de “máscara”, “disfraz”, “ocultamiento de la cara”, etc. (Tendencia a mostrarse de una manera diferente a lo que se es y/o falta de contacto afectivo franco y directo). - Respuestas FC excesivas: Tendencia marcada a lo convencional; exagerado respeto por los demás, con incapacidad para sentir emociones fuertes y profundas. - Respuestas FC Artificiales: Tensión en las relaciones sociales. Deseo de contacto social pero siempre que sea por la iniciativa de los otros, sin que el sujeto logre establecer vínculos reales o profundos. 4. Tendencias hostiles y críticas hacia los demás: - H% bajo, con (H) y (Hd) aumentados. - Respuestas “s”, especialmente en sujetos extratensivos. 5. Otros: - Diferentes tipos de M en un mismo protocolo: Dificultad para establecer relaciones interpersonales consistentes y exitosas. - Pocas G y muchas M: Narcisismo; la estimación del sujeto por sí mismo le impide una adecuada consideración por los demás.

Capítulo IV EJEMPLOS DE INTERPRETACIÓN DEL PROTOCOLO. Para este capítulo se han seleccionado tres casos clínicos. El primero se transcribe in extenso, incluyendo el Protocolo de Registro, como una demostración del modo de utilizar los criterios de tabulación. En los dos restantes, la interpretación se efectúa exclusivamente a partir del protocolo de tabulación y de su resumen porcentual.. El segundo caso, tiene el interés de corresponder a un protocolo pobre en respuestas y el tercero a un protocolo más rico, con la particularidad de mostrar la coexistencia de elementos normales y patológicos. En el análisis de estos casos se señalan las diferentes posibilidades de interpretación de cada protocolo y es inevitable, por lo tanto, la coincidencia de algunas características de la personalidad que son dadas simultáneamente por diferentes determinantes de la tabulación. En la redacción del informe debe efectuarse, obviamente, una selección y una síntesis, evitando la repetición innecesaria de similares rasgos caracterológicos. Al final del capítulo se incluyen las diez láminas del Rorschach para facilitar la comprensión de quienes no están familiarizados con ellas. EJEMPLO N° 1 17 años. Sexo masculino. Soltero. Estudiante (4° Medio). C.I: 107. PROTOCOLO DE REGISTRO. LAM. I. “Como un insecto en general... no, un insecto tipo mariposa... alado... eso... (se le recuerda que puede girar la lámina y dar interpretaciones en partes de la mancha en total)... V... >... aquí podría ser una cabeza de un animal... V... no más”. 1) Mariposa: G F+ A P. (¿dónde la ve?) “toda la figura” (por qué sería una mariposa?) “por esto que podrían ser las patas, después las alas, la terminación y la cabeza... por eso no más”. 2) Cabeza de animal: D F+ Ad. (>) “Aquí” (mitad superior del detalle lateral) (¿qué le hizo pensar en cabeza de animal?) “por las orejas, la cabeza y el hocico” (¿por algo más?) “no”. LAM. II. ... V... “A ver, esto también lo vería como una cabeza de una cosa, rara, no se de qué... después, como un avión, pero no sé... no estoy seguro si es eso < sí, un avión... <... en las manchas rojas no veo nada... y esto (grises) se me imaginan como manchas de barro... nada más”. 1) Cabeza de monstruo: D F+ (Hd). (V) (¿Dónde lo ve?) “aquí (rojo central) (¿por qué?) como una cabeza de monstruo, los ojos, una nariz, una especie de partidura y cachos, boca no tiene (¿qué quiere decir con la idea de monstruo?) es que es rara, no bien definida, no sé, la conformación... el porte... no sé”.., (¿monstruo animal o humano?)

“humano” (muy impreciso). 2) Avión: Dr F± Ob).  DG. () (Parte del gris) (¿idea de avión?) “por las alas (salientes laterales)... esto (manos de las figuras populares)... no sé, como la cabina (¿por algo más?) no (¿qué sería el resto?) quizás el cuerpo del avión” (se le tapan las áreas correspondientes a las que interpretó como alas) (¿sin esta parte habría pensado en avión?) “... sí... o quizás no... pero sí, sí”. 3) Manchas de barro: D C'F Nat. (Todo el gris) (¿por qué imaginó manchas de barro?) “porque como son negras y no... tienen una forma precisa, sino que como de mancha no más...”. LAM. III. “Esto rojo lo vería como un camino y al fondo el sol y aquí como las partes del lado, cerros... no sé, algo así... V… una cabeza de mosca... éstas, como ramas áe árbol... estas partes, como una letra “t”... ... eso no más”. 1) Camino, al fondo el sol: Dds KF Nat y cerros CF mF (¿Dónde lo ve?) “Aquí, esto (“s” bajo el rojo central) sería el camino y al fondo (zona central del rojo) seria el sol y aquí (laterales del rojo central) las partes del lado del camino... lo veo como en movimiento... como cuando uno va en auto y ve pasar las cosas que hay al lado del camino... el camino lo veo en perspectiva... (¿por qué sol?) porque es rojo y medio redondeado”. 2) Cabeza de mosca: Ds F+ Ad. (V) (detalle central superior) (¿por qué?) “estos grandes serian los ojos, típicos de las moscas e insectos... esto la cabeza, una nariz y las mandíbulas” (incluye áreas blancas). 3) Ramas de árbol: D F+ Veg. (Área de las piernas de las figuras humanas populares) (¿en qué se parecen a ramas?) “por la forma que tienen, largas, más anchas en algunas partes y con ésta saliente como un gancho” (¿por algo más?) “no”. 4) Letra “t”  Hacha: D F+ Obj. (área del tórax de la figura humana P) (<) “No... no una letra “t”, sino que un hacha, aquí la parte donde se toma, el mango, la parte filuda y la otra más redonda”. LAM. IV. “Como una alfombra de animal... V… 1o mismo, otra mitad de alfombra... nada más” (¿Ve una sola alfombra mirada de distinto lado, o ve dos alfombras diferentes?) “dos distintas... ésta así () es una y ésta así (V) es la otra” (¿ve algo más?) “no, nada más”. 1) Alfombra de animal: Do F+ Obj. P. (¿Dónde ve esta primera alfombra?) “Aquí, todo esto (mitad superior de la figura),.. esto la cabeza, típica, como extendido y esta parte las patas delanteras y parte del cuerpo” (¿algo más le dio la idea de alfombra?) “no... se me figuró un animal no más, pero hecho alfombra”. 2} Alfombra de animal: Do F+ Obj. (¿Dónde la ve?) “Así (V) de aquí para acá” (mitad inferior de la figura) (¿por qué

imaginó eso?) “también por lo mismo... las patas aquí, ahora la cabeza acá y el cuello” (¿por algo más?) “No”. LAM. V. ...\/...... “También un insecto, es decir, un murciélago, por las orejas, las alas y las patas...eso seria...no veo nada más”. 1) Murciélago: G F+ A P. (¿Dónde?) “Todo, las alas, cabeza, patas (¿algo más le hizo pensar en murciélago?) las orejas, nada más”. LAM. VI. ..,>.,. ... “Esto también lo vería como una piel, pero sin cabeza... (V) y esta parte de acá... a ver... no sé, lo vería como un palo, pero sin esto... nada más”. 1) Piel: D cF Obj P. (Detalle grande inferior) (¿Por qué piel?) “porque... sería bien fina... bien así” (ademán de textura) (¿qué quiere decir con “así”?) “lisa... suave”. 2) Palo: D Fv Obj. (¿Cuál seria el palo?) “Este (detalle sexual superior) () sin esto del lado” (¿por qué?) “por la forma no más, aunque un palo puede tener otra forma también... pero eso imaginé”. LAM. VII. <... ... \/... “Esto también lo vería mirado en perspectiva; lo veo como algo barroso, barro y al medio como que no hubiera nada... y esto, lo veo como unos muros también mirados en perspectiva... acá (“s”) nada... eso”. 1) Barro: D KF Nat. CF cF (¿Dónde?) “Todo esto” (V) (Detalles superior y detalle medio) (¿qué le hizo pensar en barro?) “por el color mismo, gris oscuro y bien así como blando (ademán) y algo la forma”. 2) Muros: D FK Obj. (V) (Detalle central inferior) (¿Qué le dio la idea de muros?) “La forma así como cuadrada y también mirada como en perspectiva... por eso no más”. LAM. VIII. ... V... >... “Aquí no veo nada,,, ¿puede ser?” (No se apure, fíjese a ver si encuentra algún parecido)... < ... “esto, como dos osos chicos... como caminando... V... así, como un dibujo abstracto de pintura moderna... ... y esto como dos pedazos de trapo”. 1) Dos osos caminando: D FM+ A P. (¿Por qué?) “ésta sería la cabeza, el lomo y las patas... como avanzando”. 2) Dibujo abstracto: D CF Art. (área rosada con naranja) (¿porqué?) “por los colores más que nada y la mancha así” (recorre contornos del área) 3) Dos pedazos de trapo: D FC Obj. () (Detalle verde central) (¿Por qué?) “Por la forma y el color también (¿Qué fue lo primero que le sugirió la idea de trapos?) “la forma, así como extendidos... también después. ...el color”.

LAM, IX. ...V ... “Esto lo vería como una parte de hielo, con puro hielo y a los lados tierra o cerro cayendo hacia abajo (ademán de descenso)... >... < ... >... aquí, dos helados en barquillo...  ... nada más”. 1) Hielo, tierra o cerros: Ds C’ Nat C’w. KF (¿Cuál sería el hielo y qué otra parte la tierra o cerros?) “Este, por el color blanco, el hielo (“s”) y esto (naranjas) la tierra... o cerros... como en dirección hacia abajo (ademán)... en perspectiva”. 2) Helados en barquillo: D F+ Comida. (<) (Mitad del detalle rosado) (¿Por qué?) “porque ésto (redondeces) tiene la misma forma del helado y esto otro la forma del barquillo” (¿por algo más?) “no, por nada más”. LAM. X. “Aquí, explosiones... V... aquí un hombre... esto, como una serpiente... acá, un mapa… ... dos monstruos apoyados en un cilindro... nada más”. 1) Explosiones: D mF Explosiones. (Azules laterales) (¿Por qué?) “por la forma así como ¡Puf! (ademán) y esto (bordea contomos). 2) Hombre: D M+ H. (V) (Área verde central) (¿Por qué imaginó un hombre?) “pero sólo esto (insiste en la parte central)... porque está como así (levanta los brazos sobre la cabeza)... acá la cabeza, los brazos en alto, el cuerpo y las piernas”. 3) Serpiente: D F+ A. (V) (verdes laterales a la figura del hombre) (¿Qué le hizo pensar en serpientes?) “también por la forma,... el cuerpo y la cabeza hacia abajo... por eso no más”. 4) Mapa: D CF Geog CF Arbitrario (V) (¿Por qué mapa?) “Más que nada por el color y algo también por la forma (¿por qué nada más que por el color?) “para identificar el país o el continente”. 5) Dos monstruos apoyados D FM (A). en un cilindro: F+ Obj () (Grises superiores centrales) (¿Por qué monstruos?) “Por su forma algo rara, aquí la cabeza... el cuerpo, sus patas y sus manos agarradas a esto como con forma de cilindro...” (¿En qué pensó en el primer momento que los vio: en monstruos humanos o animales?) “animales... aquí incluso tienen como antenas” (¿por qué cilindro?) “por su forma solamente... larga hacia arriba (¿por algo más pensó en cilindro?) “no, sólo por eso”.

PROTOCOLO DE TABULACIÓN.
LAM. I LAM. II 1) 2) 1) 2) 3) 1) Mariposa. Cabeza de animal Cabeza de monstruo Avión. Manchas de barro. G D D Dd D F+ F+ F+ F+ C’F KF CF mF F+ F+ F+ F+ F+ F+ cF Fv KF C’F cF FK FM+ CF FC C’ KF F+ mF M+ F+ CF FM+ F+ A Ad (Ad) Obj Nat Nat Ad Obj Obj Obj Obj A Obj Veg Nat Obj A Art Obj Nat Comida Explosiones H A Geog (H) Obj P Shock al color. P P P P ¿Shock al rojo?  dD Impreciso.

LAM. III

Camino y al fondo el sol y Dds cerros. Cabeza de mosca. Rama de árbol. Hacha. Alfombra de animal. Alfombra de animal. Murciélago. Piel. Palo. 1) Barro. 2) Muros. Ds D D Do Do G D D D D D D D Ds D D D D D D

2) 3) 4) LAM. IV LAM. V LAM. VI LAM. VII 1) 2) 1) 1) 2)

LAM. VIII LAM. IX

1) 2) 3) 1) 2)

Osos caminando. Dibujo abstracto. Pedazo de trapo. Hielo y cerros. Helados de barquillo. Explosiones. Hombre. Serpiente. Mapa. Monstruos apoyados en un cilindro

C’w

LAM. X

1) 2) 3) 4) 5)

PROTOCOLO CUANTITATIVO Y PORCENTUAL.
R Det Cont G D Dd (s F (F+ M FC CF C FM Fm mF m FC’ C’F C’ FK KF K Fc cF c P H Hd (H) A Ad (A) Art Geog Obj Veg Nat Comid = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = 26 32 27 2 (2 P) (7,7 %) 22 (2 Do)(84,7%) 2 (7,7%) 3) (11,5%) 14 (2 +; 1 v) 11 ) 1 1 2 0 2 2 3 1 1 3 1 5 1 0 1 4 2 1 1 1 8 2 4 1 (18,5 %) (H +A) : (Hd + Ad) = 5 : 2 H%= 7,4% A%= 26% Elementos cualitativos Shock al color ¿Shock al rojo? Tendencia al dD Tendencia a las C’ puras (oscuras) Tendencia a adherirse a cualidades.

Tipo Aperceptivo: (G)-9D -9Dd -9s G:M=2:1 F%= 43,8 F+%= 86%

Tipo Vivencial: M : C = 1 : 2,5 Cromat : Acromat = 3 : 4 M : FM = 1 : 2 M : FM + m = 1 : 3,5 FK + F+ Fc = 58 % R F : FK + Fc = 1 : 14 VIII + IX + X = 38,5 % R

INTERPRETACIÓN DEL PROTOCOLO
(INFORME)

1. ÁREA DEL PENSAMIENTO Y DE LA ACTIVIDAD INTELECTUAL. - Pensamiento de tipo fundamentalmente práctico-concreto, con disminución de las aptitudes teórico-abstractas (Tipo Aperceptivo: (G) – D). - Escasa capacidad panificadora: falta de iniciativa, con apatía y baja energía potencial para organizar y ejecutar las actividades que se propone. Tendencia a dejar que las cosas se resuelvan al azar y bajo nivel de aspiraciones (G bajo, C’ mayor que C y M bajo). - Pasividad intelectual, necesitando del estímulo o incentivo externo para actuar y ser productivo (Escasas C y M). - Equilibrio entre las metas que se propone y sus capacidades reales para llevarlas a cabo (G doble que M). - Algunos índices de inseguridad, pero que por el resto del protocolo no alcanzan a tener mayor confiabilidad (Resp. K, Do; Nat aumentado y "s" con mancha). - Pensamiento más bien pobre que denota cierta puerilidad, con productividad, originalidad y consistencia relativamente bajas (Ausencia de respuestas Orig. + y G combinatorias; Nat aumentado y M bajo). - Adecuada capacidad para conocer y comprender la realidad: normal control consciente del pensamiento y de la percepción de la realidad; ausencia de alteraciones a nivel de la estructuración lógica del pensamiento (F%, F+% y R normales, en ausencia de respuestas bizarras o patológicas). - Actitud algo oposicionista hacia los valores del medio ambiente, con baja capacidad de aceptación intelectual de ellos ("s" aumentado, con P algo bajo). II. ÁREA DE LA AFECTIVIDAD. - Afectividad predominantemente desadaptativa e inmadura (Tipo Vivencial Extratensivo Desadaptativo). - Deficiente capacidad de adaptación emocional frente al medio ambiente y a los demás: sugestibilidad aumentada, dependiendo sus reacciones fundamentalmente de la influencia externa. Escasa vida interior (Predominio de CF; M bajo y menor que C; respuestas claro-oscuras indiferenciadas mayores que las diferenciadas). - Egocentrismo, en el sentido de un alto nivel de exigencias y poca tolerancia frente al acontecer externo (Tipo Vivencial y CF mayor que FC). - Inestabilidad y labilidad emocional, con control consciente poco efectivo (bajo M con respecto a C y predominio de CF). - Inmadurez emocional, con tendencia a la imaginería y al ensueño pueril y desadaptativo (FM + m, mayor que M). - ¿Inhibición o represión neurótica de las emociones? (Sospecha de shock al color). - Negación, represión o falta de desarrollo de las necesidades afectivas (FK + Fc, menor que ¾ de F). - Tendencia a la indolencia y a la pasividad (tendencia a las C’ puras). - Ansiedad difusa con sentimientos de frustración afectiva; sentimientos de inestabilidad y de tensión interna que lo llevan a retirarse de las situaciones emotivas (K y KF superior a 3).

-

Emociones de carácter más bien superficial (contenidos del color). Agresividad reprimida: inhibición y/o represión de sus impulsos agresivos y al mismo tiempo, temor a la agresión de los demás (shock al rojo, sin interpretación del área). Pese a lo anterior, existe en él una terquedad agresiva con tendencia a la obstinación y a la disputa. Oposición hacia el mundo exterior y negativismo (respuestas "m" con Tipo Vivencial Extratensivo). Posible existencia de tendencias instintivas profundas (impulsos inconscientes) incompatibles con la personalidad consciente que le provocan conflicto interno, aunque leve (presencia de mF). Necesidad de gratificación inmediata de los deseos, con dificultad para postergar su satisfacción y tendencia a expresar sus impulsos con escaso control socializado (FM doble que M; CF mayor que FC).

III. ÁREA DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES - Desinterés por los demás (H% y M bajos), con deficiente grado de socialización; escasa consideración por los otros (FC bajo) y relación afectiva inadecuada (predominio de las C inadaptativas). - Impulsos emocionales lábiles y egocéntricos, con despreocupación por las necesidades de los demás. Escasa capacidad de empatía afectiva (Relación CF y FC). - Relación interpersonal de carácter más extensivo que intensiva; facilidad para establecer contactos interpersonales, pero de carácter súperficial (Tipo Vivencial). - No aparecen elementos de desconfianza, temor, cautela o falta de espontaneidad en el contacto interpersonal.

EJEMPLO N° 2 22 años. Sexo masculino. Soltero. Estudiante Universitario (IV año). C.I: 128.

PROTOCOLO DE TABULACIÓN.
LAM. I 1) 2) 3) 4) 5) Aves. Avión. Dos personas bailando. Aguila. Bosque. D dG D D Dd Do D D D Dd D G Dd D C D G D D D D D D D D D D D F+ FMF+ Fv F+ KF F+ F+ Fv F+ F+ F+ F+ F+ F+ F+ F+ Fv F+ F+ FF+ F+ F+ F+ F+ F+ A Obj H A Nat Ad Nat H A Nat A H Ad Ad A Ad A Ad Veg Hd Hd Hd A Nat (Hd) Ad A A P dG M-

LAM. II LAM. III

1) Cabezas de oveja. 2) Perspectiva de una calle. 1) Dos mujeres. 2) Mariposa. 3) Montañas. 4) Insectos. 1) 2) 3) 4) Hombre con pie grande (botas) Cabeza de perro. Cabeza de ave. Murciélago

Do P P

LAM. IV

P P P

LAM. V

1) Cabeza de conejo. 2) Mariposa. 3) Cabeza de cocodrilo. 1) Flor. 2) Cabeza de hombre. 1) 2) Cabeza de mujer. Cabeza de viejo.

LAM. VI LAM. VII

LAM. VIII 1) Ardillas. 2) Cerro. LAM. IX LAM. X 1) Cabeza (caricatura) de hombre. 2) Cabeza de insecto. 1) 2) Caballo de mar. Insecto (escarabajo)

PROTOCOLO CUALITATIVO Y PORCENTUAL
R Det Cont G D Dd (s F (F+ M FC CF C FM Fm mF m FC’ C’F C’ FK KF K Fc cF c P H Hd (H) A Ad (A) Nat Veg Obj = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = 28 28 28 4 (1dG; 2 P) (14,3 %) 21 (1 Do) (75%) 3 (10,7%) 1) (3,6%) 26 (2-; 2+; 3 v) 19) 1 (-) 0 0 0 2 2

Tipo Aperceptivo: (G)-9D -9Dd –9s G:M=4:1 F%= 93 F+%= 84,6% Tipo Vivencial: M : C = 1 : 0 Cromat : Acromat = 0 : 0 M : FM = 1 : 0 M : FM + m = 1 : 0 FK + F+ Fc = 93 % R F : FK + Fc = 26 : 0

0 VIII + IX + X = 21,4 % R 1 6 3 3 1 9 6 0 4 1 1 (21,4 %) (H +A) : (Hd + Ad) = 5 : 2 H%= 25% A%= 53,6% Elementos cualitativos Estereotipia de cabezas 1 Do 1 dG

INTERPRETACIÓN DEL PROTOCOLO
(INFORME)

1. ÁREA DEL PENSAMIENTO Y DE LA ACTIVIDAD INTELECTUAL. - Pensamiento de tipo predominantemente práctico-concreto, con una cierta tendencia al detallismo y escasas aptitudes teórico-abstractas. Dificultad para integrar los diferentes elementos que componen una situación global, lo que le impide llegar a una comprensión más completa y enriquecedora de ella (Tipo Aperceptivo, con G bajo, D y Dd altos; G, además, de calidad pobre). - Deficiente capacidad panificadora; falta de iniciativa personal, apatía, con escaso optimismo y baja energía potencial para planificar sus tareas (G y C bajos). - Elementos de meticulosidad y escrupulosidad ansiosos, con una tendencia crítica que contribuye a inhibir aún más sus logros (F+% alto, con aumento de Dd y “s”). - Desconfianza frente a sus propias capacidades, presentando índices bastante claros de inseguridad intelectual que se acompaña de pasividad en el enfrentamiento y realización de su programa de trabajo. Necesidad del estímulo externo para realizar sus tareas, con falta de constancia y de persistencia (Bajos G, M y C, con aumento de Dd; R relativamente bajo; presencia de respuestas KF, Do; Nat alto y respuestas "s" con mancha). - Tendencia relativamente acentuada a la rigidez asociativa, a la falta de flexibilidad ideativa, con pobreza y monotonía de los contenidos. Bajo nivel de originalidad y creatividad intelectual (A% alto, sin Orig+ y con estereotipia de contenidos). - Pensamiento inhibido por alteraciones afectivas: sentimientos de incertidumbre interior y contacto ansioso con la realidad (Do con C.I. normal; Dd aumentado; Tipo Aperceptivo: Dd - Dds; F+% alto). - Leve desequilibrio entre las metas que se propone y el potencial creativo. Nivel de aspiraciones mayor que sus reales capacidades creativas (M bajo para G). - Enfrentamiento impersonal, superficial y poco imaginativo de la realidad. Dependencia exterior, estando dirigido fundamentalmente por las demandas o situaciones del medio ambiente (F% próximo a 100). - Leve tendencia a extraer conclusiones precipitadas de las situaciones, sin una base sólida (DG). Pese a esto, no hay índices propiamente anormales de la capacidad crítica y de la estructuración lógica del pensamiento (F+% normal; conciencia de interpretación y ausencia de respuestas arbitrarias o psicóticas). II. ÁREA DE LA AFECTIVIDAD. - Coartación de la vida afectiva: afectividad externamente empobrecida, con tendencia al humor depresivo y marcado autocontrol rígido de la emociones (Tipo Vivencial Coartativo). - Inadecuada capacidad de adaptación, con afectos y emociones de carácter claramente desadaptativos. - Gran dificultad para lograr un contacto afectivo con el medio (ausencia de respuestas de color) pudiendo sólo, y con dificultad, lograrlo a nivel intelectual (Predominio de F%). - Negación y represión de las necesidades afectivas por la existencia de sentimientos de inestabilidad y de tensión internos; el paciente tiende a retirarse de las situaciones que puedan tocarlo emocionalmente (FK + Fc con relación a F).

-

Inadecuada expresión de sus afectos (Ausencia de FC, con M bajo). Ambivalencia frente a la agresión, con temor tanto a la agresividad de los demás, como de sus propios impulsos agresivos (interpretación de las áreas rojas sin mencionar el color).

III. ÁREA DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES. - La relación interpersonal aparece severamente interferida especialmente por índices acentuados de temor y desconfianza hacia los demás (H% muy alto, estereotipia de cabezas y caras, ausencia de FC). - Deficiente grado de socialización, siéndole muy difícil llegar a una adecuada relación afectiva (Ausencia total de respuestas de color sin shock). - Preocupación por la opinión de los demás (Hd + (H) aumentados en relación a H) mostrando, al mismo tiempo, tendencias hostiles y críticas hacia los demás (relación entre H y "s").

EJEMPLO N° 3 28 años. Sexo femenino. Casada. Profesión: Auxiliar de Párvulos. C.I: 120. PROTOCOLO DE TABULACIÓN.
LAM. I 1) Murciélago. 2) Cabeza de perro. 3) Emblema: dos mujeres y otra al medio 1) Mariposa. 2) Avión en vuelo. 3) Riñones. 4) Mancha de sangre. 1) Dos mujeres levantando algo. 2) Tórax. 3) Paisaje: camino, cerros y árboles. 1) Zapatillas de ballet. 2) Botas. 3) Perro sentado. 4) Tejido de lana. 5) Gigante caminando vigorosamente. 1) Persona disfrazada. 2) Murciélago volando. 3) Tijeras. 1) Cuero. 2) Sol a medio ponerse. 3) Tótem. 1) Dos mujeres conversando. 2) Nubes dispersándose. Cabeza de un chancho. Mariposa. Animales trepando. Costillas. Sapo. Alas aleteando. Camarones. Cabeza de cocodrilo. Algodón. Hueso. Colorido de una puesta de sol. Ciervo saltando. Paracaidista cayendo. Nubes al atardecer. Ovarios amarillos. Arañas. Tráquea y pulmones. Mapa. G D G D Ds Dd D D D G Dd D D G G G G D G D D D D D D D D D D D D D Dd G D D D Dd D D D F+ F+ F+ FC+ Fm FCF M+ F+ Fv F+ F+ FM+ cf M+ F+ FM+ FF+ F+ F+ M+ KF mF F+ FM+ F+ FFM+ CF F+ cF C FM+ FM+ Fm CF FC F+ F+ Fv A Ad Obj A Obj Anat Sangre H Anat Nat Obj Obj A Obj (H) H A Obj Obj Nat Obj Hd Nat Ad A A Anat A Ad Ad Ad Obj Anat Nat A H Nat Anat A Anat Geog P P P

LAM. II

LAM. III LAM. IV

P

M activa

“Tapadas por algo” P P M activa “Disfrazada” P P P P

LAM. V LAM. VI LAM. VII

3) 4) LAM. VIII 1) 2) 3) 4) LAM. IX 1) 2) 3) 4) 5) LAM. X 1) 2) 3) 4) 5) 6) 7)

P

“c en C” “un poco deforme”

P

PROTOCOLO CUALITATIVO Y PORCENTUAL
R Det Cont G D Dd (s F (F+ M FC CF C FM Fm mF FC FC’ C’F C’ FK KF K Fc cF c P H Hd (H) A Ad (A) Anat Nat Geog Sangre = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = 41 42 41 9 (21,9 %) 28 (68,2%) 4 (9,7%) 1) 22 (3-; 2 v) 18) 3 2 3 1 5 2 1 1

Tipo Aperceptivo: G-9D -9Dd –9s G:M=9:3 F%= 53,6 F+%= 86,3%

Tipo Vivencial: M : C = 3 : 5 Cromat : Acromat = 5 : 1 M : FM = 3 : 5 M : FM + m = 3 : 8 FK + F+ Fc = 53,6 % R F : FK + Fc = 22 : 0

1 VIII + IX + X = 38 % R 2 12 2 2 1 9 5 0 6 5 1 1 (H +A) : (Hd + Ad) = 5 : 2 H%= 12,2% A%= 34,1% Elementos cualitativos Contenidos “tapados”, “disfraz” FC artificial

INTERPRETACIÓN DEL PROTOCOLO
(INFORME)

1. ÁREA DEL PENSAMIENTO Y DE LA ACTIVIDAD INTELECTUAL. - Pensamiento equilibrado con un desarrollo armónico tanto de las aptitudes teóricoabstractas, como de las práctico-concretas (Tipo Aperceptivo). - Buena capacidad de análisis-síntesis, que le permite efectuar una adecuada integración de los diferentes elementos que componen una situación. Denota además, buen sentido común y práctico y un pensamiento concreto y realista (Equilibrio entre G y D, ambos en pro porciones normales). - Buena capacidad de atención y observación de las situaciones, percibiendo con facilidad sus más mínimos detalles pero incorporándolos al marco general a que pertenecen (Dd normal). - Pensamiento productivo y consistente, con un adecuado nivel de profundidad, flexibilidad, creatividad y rapidez asociativa (M normal, F+% alto, C’ menor que C y M; ausencia de perseveración o de estereotipia; A% bajo). - Adecuada capacidad panificadora: tendencia a organizar previamente las tareas de tal modo que sus pensamientos y acciones contribuyen directamente al logro de las metas que se propone. Elevado nivel de aspiraciones (G alto y de buena calidad, M normal y predominantemente activas; presencia de respuestas de color). - Eficiente enfrentamiento de las actividades, con una buena capacidad de ejecución; conducta autoafirmativa, independiente y activa en el plano intelectual, con iniciativa personal y seguridad en sí misma (G alto, M activas, C’ menor que C). - Buenos hábitos de trabajo, revelando consistencia y persistencia en el desarrollo de sus actividades (R, G y F+% altos). - Equilibrio entre su nivel de aspiraciones y la capacidad real para llevar a cabo sus metas (G tres veces mayor que M). - Actitud crítica normal, con preocupación y orden en el enfrentamiento de sus tareas (equilibrio entre F+%, Dd y G). - Adecuada captación y comprensión lógica de la realidad: eficiente control consciente del pensamiento y normal capacidad para percibir la realidad desde un punto de vista intelectual-racional (F% y F+% normales, con ausencia de respuestas patológicas). - Adecuado enfrentamiento crítico de la realidad y normal estructuración lógica del pensamiento (M, F%, F+% normales: ausencia de DG u otras respuestas anormales). - Buena capacidad de comprensión y aceptación intelectual de las normas y valores del medio ambiente (D y P normales, con "s" bajo). II. ÁREA DE LA AFECTIVIDAD. - Tipo vivencial extratensivo-desadaptativo, lo que implica las siguientes características: o Predominio de los afectos Desadaptativos sobre los adaptativos. o Presencia de egocentrismo; alta sugestibilidad ante los estímulos ambientales y tendencia a la impulsividad emocional. o Debilitamiento de la capacidad de empatía afectiva.

-

-

Todas estas características negativas o anormales de su vida afectiva se atenúan por la existencia de un control racional y consciente bastante efectivo lo que no significa, eso sí, que pueda lograr una adecuada adaptación emocional (F+% alto, M normal). Signos de inmadurez emocional con tendencia a la imaginería y al ensueño pueril y escasa realización de tipo adulto (FM + m superior al doble de M). Tendencia a las respuestas emocionales forzadas y/o a la simulación de una aparente adaptación emocional (FC Artificial). Tendencia a la negación o represión de sus necesidades afectivas (FK + Fc menor que ¼ de F; "c en C"). Ausencia de emociones ambivalentes, con nivel de agresividad normal ("s" normal, ausencia de shock al rojo). Conflictiva clara, en cambio, entre la vida impulsiva y la escala de valores consciente: existencia de tendencias instintivas profundas (impulsos inconscientes) que representan modos de conducta inmaduros y que son incompatibles con su personalidad consciente ("m" alto en relación a M).

III. ÁREA DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES. - Interés relativamente adecuado por los demás, pero con un deficiente grado de socialización (H% y M normales, pero con respuestas de color desadaptativas). - Disminución de la consideración por los otros (bajo FC). - Elementos de egocentrismo: tendencia a la afectividad centrada en sí misma con prescindencia emocional de las reacciones, necesidades y derechos de los demás (C pura), pero atenuada por el conocimiento de que los otros necesitan ser considerados (predominio de CF sobre C). - Tendencia a establecer relaciones de tipo extensivas: facilidad para contactar con muchas personas pero de un modo superficial (Tipo Vivencial). - Actitudes inadecuadas frente a los demás. - Muy poca capacidad de empatía afectiva (CF y C mayores que FC). - Falta de espontaneidad en el contacto interpersonal tendiendo a mostrarse de una manera diferente a la que es, no pudiendo establecer una relación afectiva franca y directa (FC Artificial; contenidos de disfraz, ocultamiento, etc.).

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->