Presidente de la Cámara de Diputados H.D.

Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS H.D. Juan José Bustos Ramírez (1935 – 2008)

- “… lo fundamental es que la política que hace la Cámara como institución y los diputados en tal calidad institucional, no se distancie de la ciudadanía, sino que esté inmersa en sus necesidades”. (Discurso del 13 de marzo de 2008, al asumir como Presidente de la Cámara de Diputados). Valiente, rápido, asertivo, vivaz, emprendedor, cercano, meticuloso, justiciero y luchador incansable por los derechos de las personas son sólo algunos de los rasgos que caracterizaron la personalidad del Presidente de la Cámara de Diputados, Juan José Bustos Ramírez, quien asumió su cargo el 13 de marzo de 2008. Y fue elegido como parlamentario por el distrito 12 que corresponde a las comunas de Limache, Quilpué, Villa Alemana y Olmué por el periodo 2006-2010. Nació el 8 de diciembre de 1935, en la ciudad de Santiago, en la casa donde vivía su madre, doña Dorila Ramírez Aristi, en la plaza del Roto Chileno (plaza Yungay), creciendo también junto a los cuidados de su padrastro Manuel Zaragoza. Desde pequeño manifestó un interés por defender a los demás. Casado con Claudia Chaimovich, tuvo siete hijos. Cursó sus estudios secundarios en el Instituto Nacional y los superiores en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile. Durante ese periodo se desempeñó como ayudante en varias cátedras: Historia del Derecho a cargo del académico Jaime Eyzaguirre, quien lo distinguió con su amistad y lo apoyó en su perfeccionamiento de postgrado. Algunos dicen que “nació socialista”, pero es a la edad de 20 años, en 1955, que ingresa oficialmente al partido.

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

En el año 1960 obtuvo el título de Licenciado en derecho con una tesis sobre el Concurso Ideal de Delitos. Ese mismo año se dirigió a España, gracias a una beca del Instituto Cultura Hispánica, allí llevó a cabo el doctorado en derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Posteriormente en 1962, mediante una beca de Deutsche Akademische Austauschdienst (DAA), ingresó a la Universidad de Bonn para estudiar bajo la dirección del Profesor Hans Welzel, quien a la sazón revolucionaba el ambiente jurídico penal con su teoría de la acción finalista. En el año 1965, luego de haber obtenido el grado de Doctor en Derecho en la Universidad de Bonn, con una tesis sobre “Delito culposo”, regresó a Chile, incorporándose como investigador al Seminario de Derecho Penal de la Universidad de Chile, dirigido por Álvaro Bunster. En 1966 fue profesor contratado de la Universidad de Valparaíso. Luego en 1968, asumió como Profesor Titular de derecho penal en la Universidad de Chile. Posteriormente fue designado director del Departamento de Ciencias Penales y Criminológicas de la misma Casa de Estudios, que sustituyó al antiguo Seminario de Derecho Penal. Tras el Golpe Militar viaja a Argentina donde es detenido en octubre de 1975, en la llamada “Operación Cóndor” de las dictaduras del cono sur. Permaneció seis meses en prisión y logró su libertad gracias a las gestiones del profesor Armin Kaufman y a las autoridades alemanas. Retornó a Alemania donde la Fundación Alexander Von Humboldt, le otorgó una beca para realizar un doctora y a su vez dictó clases de derecho penal comparado en la Universidad de Bonn. 1982 se instala en España, gracias a una invitación del académico Juan Córdoba Roda, que le prestó siempre toda su ayuda y se incorporó como profesor adjunto de derecho penal en la Universidad autónoma de Barcelona. Realizo múltiples publicaciones, a través de la editorial Ariel, publicó el Derecho Penal español tanto general como especial, que ha implicado una revisión profunda desde la política criminal y la criminología. En 1989 retorna a Chile, ya que sólo entonces fue eliminado de la lista elaborada por la dictadura y que le impedía volver al país. Retomó su labor como académico de derecho penal ingresando en ese cargo a las Universidades Diego Portales y Andrés Bello. Posteriormente, le fue devuelto su cargo de Profesor Titular de la Universidad de Chile. 1995 Director Doctorado en Derecho y Economía Universidad SEK.
:: Agosto 2008 -2-

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

:: Actividad política Inició sus actividades políticas al integrarse al Partido Socialista, donde ocupó los cargos de Secretario Político de la 1ª comuna de Santiago, 1968 a 1969; y de Secretario Regional Centro, entre 1970 y 1973. Más adelante, en 1996 fue miembro del Comité Central y de la Comisión Política; ese mismo año, pasó a ser Secretario Nacional de Organización. En 1997 fue electo diputado por el Distrito N°12, comunas de "Limache, Quilpué, Villa Alemana y Olmué", V Región, período 1998 a 2002; integró la Comisión Permanente de Constitución, Legislación y Justicia. En diciembre de 2001 fue reelegido diputado, en representación del Partido Socialista, por el mismo Distrito, período 2002 a 2006; integró la Comisión Permanente de Constitución, Legislación y Justicia, la que presidió durante un tiempo; y la de Familia. Miembro de la Comisión Especial Sobre Seguridad Ciudadana. En diciembre de 2005 fue nuevamente reelecto diputado, por el mismo Distrito Nº12, V Región, período 2006 a 2010; continúa integrando la Comisión Permanente de Constitución, Legislación y Justicia; miembro de la Comisión Especial de Libertad de Expresión y Medios de Comunicación. Asumió la presidencia de la Cámara, en marzo de 2008. En misión al exterior, ha ido a China, a la Segunda Reunión de la Comisión de Diálogo Político con la Asamblea Popular China. Y a Indonesia, a la Asamblea de la Unión Interparlamentaria. Miembro del Grupo Interparlamentario Chileno-Alemán, Chileno-Británico, Chileno-Chino, Chileno-Francés, Chileno-Sirio; Chileno Argelino; y Chileno-Austríaco. Entre otras actividades, se ha dedicado a escribir y produce y ha producido, una gran cantidad de monografías, como también, artículos en publicaciones periódicas, especialmente en distintas materias del Derecho Penal; ha publicado y publica, además de Chile, en Argentina, Colombia y España.
:: Agosto 2008 -3-

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

:: Frases destacadas de sus discursos 13 de marzo de 2008 Discurso al asumir como Presidente de la Cámara de Diputados - … lo fundamental es que la política que hace la Cámara como institución y los diputados en tal calidad institucional, no se distancie de la ciudadanía, sino que esté inmersa en sus necesidades. - Luego, nuestra tarea como Cámara y a la que dedicaré todos mis esfuerzos en este período será superar este distanciamiento. Para ello, considero que debemos intensificar la transparencia de la información de nuestro quehacer, en lo relativo a la probidad, como en lo que se refiere a nuestra actividad legislativa y fiscalizadora. 4 de julio de 2008 Discurso al inaugurar las nuevas instalaciones de la Cámara de Diputados en el Ex Congreso Nacional de Santiago - Es este un momento de gran significación para la Cámara de Diputados y para el país. Recibir hoy el recinto que históricamente perteneció a la Corporación, donde ella ejerció sus funciones hasta septiembre de 1973, fecha en que nuestra institucionalidad democrática fue quebrantada por un cruento golpe de Estado, es una demostración más de cómo Chile avanza en un proceso de consolidación de la democracia y de superación de un pasado dictatorial que lo dañó no sólo por el cierre del Congreso Nacional, por la proscripción de los partidos políticos y por coartar las libertades, rompiendo con nuestra cultura política y con valores muy arraigados en nuestra nación, sino que dejando miles de víctimas por la violación sistemática de los derechos humanos. - La fecha en que realizamos este acto tiene otro significado especial. Hoy, 4 de Julio, se cumplen 197 años de la instauración en nuestro país del primer Congreso Nacional, representado por una Cámara de Diputados entre cuyos notables integrantes estaba Bernardo O´Higgins.

:: Agosto 2008

-4-

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

:: Cuadro Resumen Estudios Actividades Académicas . . . . . . . . . . Secundarios 1949 - 1954 Instituto Nacional. Superiores 1954 - 1959 Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Post Grado Doctor Universidad Complutense en Madrid (1961) y Bonn (1965) 1968 Catedrático de Derecho Penal en la Universidad de Chile. 1970-1973 Director Departamento de Ciencias Penales y Criminología. Director de revista de Ciencias Penales de Chile. 1982 Catedrático de Derechos Penales en la Universidad Autónoma de Barcelona. Vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona. Director del Departamento de Ciencias Políticas y Derecho Penal de la Universidad de Barcelona. 1995 Director Doctorado en Derecho y Economía Universidad SEK.

Cargos Públicos

. 1986 - 1987 Ministro Suplente de la Audiencia de Barcelona . 1993 - 1997 Miembro del Consejo Nacional de Televisión. . 1996 Abogado integrante de la Corte de Apelaciones de San Miguel de Santiago de Chile. . . . . . 1955 1968 1970 1997 2001 Ingresa al Partido Socialista de Chile - 1969 Secretario Político Primera Comuna del Regional Centro. - 1973 Secretario Regional Centro. - 1998 Miembro de la Comisión Política del Partido Socialista. - 2003 Vicepresidente Nacional del PS.

Actividad Política

Periodos como diputado

. 1998 - 2002 Primer periodo . 2002 – 2006 Segundo periodo . 2006 – 2010 Tercer periodo . Integrante y Miembro de la Comisión de Familia. . Miembro de la Comisión de Seguridad Ciudadana y de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia. . 2008 Asume como Presidente de la Cámara de Diputados.
-5-

Actividad Parlamentaria

:: Agosto 2008

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

Casos emblemáticos de DD.HH.

. Abogado de la Familia Letelier en el proceso en contra de Manuel Contreras y Pedro Espinoza, por el asesinato del Ex canciller Orlando Letelier. . Abogado querellante del Partido Socialista y familiares de Detenidos Desaparecidos en el proceso contra Augusto Pinochet

Publicaciones

. . . . . .

Abogado familia Aldonay. Derecho Penal Chileno: Delitos Contra la Vida y Salud. Derecho Penal Español, Parte General. Derecho Penal Español, Parte Especial Culpa, y Finalidad. El Delito Culposo, Bases Críticas de un nuevo Derecho Penal, etc. Múltiples Artículos en la Materia, tanto en Latinoamérica como Europa.

:: Proyectos de Ley Periodo 2006 - 2010 Boletín 4114-07 4149-18 4199-07 4201-11 4252-07 4413-07 Ingreso 21/03/2006 12/04/2006 10/05/2006 11/05/2006 21/06/2006 10/08/2006 Materia Establece obligatoriedad de medidas cautelares a los autores de robo por sorpresa. Modifica las normas sobre cambio de apellidos Modifica la ley N° 18.314, que determina conductas terroristas y fija su penalidad (pueblos indígenas) Establece regulación legal de la eutanasia Reforma constitucional que regula los plebiscitos nacionales (RC) Modifica la ubicación sistemática del delito de manejo en estado de ebriedad incorporando nuevo Título al Código Penal y aumenta la penalidad en hipótesis que indica.
-6-

:: Agosto 2008

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

4426-07 4498-07 4500-07 4506-13 4543-07 4581-07 4582-07 4622-17 4687-07 4745-18 4823-07 4829-07 4834-05 4875-18 5097-07 5098-07 5111-07

17/08/2006 07/09/2006 07/09/2006 07/09/2006 03/10/2006 04/10/2006 04/10/2006 18/10/2006 22/11/2006 20/12/2006 10/01/2007 11/01/2007 17/01/2007 06/03/2007 06/06/2007 06/06/2007 12/06/2007

Autoriza levantamiento del secreto bancario en investigaciones de lavado de activos. Reforma constitucional que garantiza la independencia y autonomía de la Defensoría Penal Pública (RC). Garantiza independencia y autonomía de la Defensoría Penal Pública. Precisa facultades al Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, respecto del descanso laboral de los trabajadores bancarios. Establece incompatibilidad a los condenados por actos u omisiones constitutivos de violencia intrafamiliar para pertenecer a los escalafones del Poder Judicial que indica. Reforma constitucional relativa a los efectos del desafuero (RC). Modifica el inciso tercero del artículo 416 del Código Procesal Penal referido al desafuero por delitos de acción privada. Modifica la ley N° 19.992, para incorporar un nuevo beneficio en relación con el Servicio Militar Obligatorio. (hijos de personas afectas a la ley Valech). Modifica el régimen de inscripción ante el Conservador de Bienes Raíces, de los títulos relativos a derechos reales que recaen sobre bienes inmuebles. Modifica el artículo 31 del Código Civil, eliminando el parentesco por afinidad en caso de divorcio. Reforma constitucional que modifica el N° 1 del inciso tercero del artículo 19, en lo relativo a la pena de muerte (RC) Regula determinadas situaciones que atentan contra la fe pública registral (actos y contratos que no es obligatorio inscribir en el Conservador de Bienes Raíces) Modifica el artículo 165 de la ley N° 18.045, sobre Mercado de Valores, respecto de la información privilegiada. Establece un patrimonio especial para quienes vivan en concubinato no obstante mantener un vínculo matrimonial en sociedad conyugal. Reemplaza en los artículos 239 y 240, del Código Penal, la expresión "inhabilitación especial perpetua", por " inhabilitación absoluta temporal". Modifica el Código de Justicia Militar garantizando actuaciones de la justicia ordinaria en hechos de grave trascendencia. Modifica el Código Orgánico de Tribunales con el objeto de facilitar la práctica profesional de los
-7-

:: Agosto 2008

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

5118-14 5129-07 5131-06 5181-07 5185-03 5200-07 5201-07 5215-07 5254-02 5255-06 5268-02 5379-06 5380-07 5401-02 5419-07 5429-07 5430-06 5456-02

13/06/2007 14/06/2007 14/06/2007 10/07/2007 10/07/2007 17/07/2007 17/07/2007 19/07/2007 09/08/2007 13/08/2007 28/08/2007 04/10/2007 04/10/2007 11/10/2007 18/10/2007 30/10/2007 30/10/2007 06/11/2007

postulantes al título de abogado (práctica en los tribunales de justicia). Interpreta los artículos 69 y 7 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones referidos al Plan Regulador Comunal. Establece recurso especial para hacer efectiva responsabilidad para fiscales del Ministerio Público por actuaciones que indica. Sanciona a quien no presenta la declaración de patrimonio al concluir su mandato. Reforma Constitucional en materia de negociación colectiva. Sobre contrato de seguro Modifica el artículo 14 de la ley N° 20.066, sobre violencia intrafamiliar, para facilitar al Ministerio Público el inicio de la investigación del delito de maltrato habitual. Modifica el Código Procesal Penal, estableciendo expresamente la obligación de los fiscales de adoptar todas las medidas necesarias tendientes a acreditar fehacientemente la identidad del imputado. Modifica el artículo 366 quinquies del Código Penal, incorporando un inciso segundo nuevo, con el fin de tipificar como delito la producción de material pornográfico infantil. Modifica la ley de control de armas autorizando su importación a la Policía de Investigaciones. Modifica la ley N° 18.700, estableciendo plazos especiales para acreditar requisitos en materia de declaración de candidaturas. Modifica el Código de Justicia Militar en materia de conductas que comprometen gravemente la dignidad militar. Establece la obligación de publicar en Internet las declaraciones de patrimonio. Tipifica como delito la obstrucción a la justicia cometida por terceros". Establece prohibición absoluta para el uso e inscripción de armas de fuego. Reforma Constitucional, que rebaja la edad para ejercer el derecho a sufragio en las elecciones municipales. Reforma el artículo 51 de la Constitución Política de la República, en lo referido a la elección de Diputados y Senadores. Modifica la ley N° 18.695, Orgánica Constitucional de Municipalidades, en lo referido a la duración del cargo de alcalde y concejal Modifica la ley N° 17.798, incorporando exigencias para el almacenamiento de armas de fuego y
-8-

:: Agosto 2008

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

5474-07 5489-07 5521-07 5523-07 5552-15 5561-07 5565-07 5570-12 5650-07 5708-13 5713-17 5715-03 5716-07 5725-07 5726-18 5727-18 5730-07

13/11/2007 20/11/2007 04/12/2007 04/12/2007 11/12/2007 13/12/2007 13/12/2007 18/12/2007 02/01/2008 15/01/2008 15/01/2008 16/01/2008 16/01/2008 16/01/2008 16/01/2008 16/01/2008 17/01/2008

establece límites para la adquisición de municiones. Modifica la ley N° 18.168, con el objeto de garantizar la libertad de expresión y el pluralismo en medio de comunicación que indica. Elimina las referencias por afinidad en el Código penal, adecuando dicho cuerpo normativo a las modificaciones introducidas por la Ley de Matrimonio Civil. Sanciona como delito de exhibición y distribución a través de Internet, de material que contenga conductas propias de maltrato escolar. Deroga el artículo 476, del Código Penal, y establece un nuevo tipo de incendio en lugares que indica. Establece que cada región administrativa corresponda a una zona primaria del servicio público telefónico local. Reforma la Constitución Política de la República, derogando la facultad presidencial de otorgar indultos particulares. Deroga el artículo 373 del Código Penal Sobre extracción y protección de la tierra de hoja Modifica el artículo 19 N° 1, de la Constitución Política de la República consagrando la protección de los derechos de los niños. Tipifica delitos contra la seguridad del trabajo Crea en el Estadio Nacional, el Museo Abierto, sitio de memoria y homenaje en conmemoración a las víctimas torturadas y asesinadas por la dictadura del General Pinochet. Modifica la ley N° 18.092, sobre letra de cambio, cheque y pagaré, simplificando trámites de la notificación. Garantiza cumplimiento efectivo de penas alternativas establecidas en la ley Introduce modificaciones en el Código Penal, en la regulación de ciertos delitos contra la administración pública (fraude al fisco, negociaciones incompatibles, cohecho, tráfico de influencias). Modifica el delito de incesto Modifica norma sobre violación conyugal y otras disposiciones Modifica el inciso segundo del artículo 20 de la Constitución Política de la República en materia de procedencia del recurso de protección respecto del derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación.
-9-

:: Agosto 2008

Presidente de la Cámara de Diputados H.D. Juan Bustos Ramírez (1935 – 2008)

5732-07 5779-04 5812-18 5837-07 5877-07 5879-07 5917-18 5941-07

17/01/2008 20/03/2008 15/04/2008 30/04/2008 19/05/2008 20/05/2008 12/06/2008 02/07/2008

Consagra la inmunidad en el ejercicio del periodismo, modificando la ley N° 19.733, en el sentido que indica. Establece el día de la manipuladora de alimentos Modifica normas del Código Civil sobre reconocimiento de hijos Sanciona el acoso sexual de menores, la pornografía infantil y la posesión de material pornográfico infantil (agenda contra la Pedofilia- sanciona el groooming - regulan los cyber café). Sanciona las riñas y peleas que se producen en los lugares donde se practica el fútbol. Establece una reforma constitucional que amplía el ámbito de aplicación del plebiscito. Introduce modificaciones en el Código Civil y en otros cuerpos legales, con el objeto de proteger la integridad del menor en caso de que sus padres vivan separados (tuición compartida). Reforma constitucional que establece nuevos requisitos para la promulgación de leyes.
Fuente: Cámara de Diputados

Links Web: www.jbustosdiputado.cl www.camara.cl Facebook: Juan Bustos Ramírez Youtube: Video al asumir como Presidente de la Cámara de Diputados, www.youtube.com/v/lsWso4N0Aqc

Texto preparado por la oficina de comunicaciones Presidencia Cámara de Diputados Año 2008

:: Agosto 2008

- 10 -

JUAN JOSÉ BUSTOS RAMÍREZ
1935 - 2008

El 7 de agosto de 2008 murió en Santiago de Chile el Presidente de la Cámara de Diputados del Parlamento chileno Juan José Bustos Ramírez. El próximo 8 de diciembre hubiera cumplido los 73 años. Era también catedrático de derecho penal de la Universidad de Chile y lo había sido también en España en las Universidades de Lleida, La Laguna y Autónoma de Barcelona. En el año 1973 la persecución a que lo sometió la dictadura de Pinochet lo obligó a exiliarse a Honduras y más tarde a la República Argentina donde finalmente fue detenido en Buenos Aires, a instancias del régimen de Pinochet, por la policía política de la dictadura de Videla. Pudo salir del campo de prisioneros donde fue internado, gracias a las gestiones del prestigioso catedrático de derecho penal de la Universidad de Bonn el profesor Armin Kaufmann que se trasladó hasta la República Argentina para gestionar su libertad, que finalmente obtuvo, y ofrecerle a nombre de la Fundación Alexander von Humboldt una beca para que se trasladara a Alemania. La vinculación del profesor Bustos con la Universidad de Bonn databa desde los comienzos de los años 60, cuando recién Licenciado en Derecho por la Universidad de Chile fue becado primero en España donde obtuvo su doctorado bajo la dirección del profesor Juan del Rosal en la Universidad Complutense de Madrid y después a Alemania donde obtuvo su segundo doctorado esta vez con la dirección del profesor Hans Welzel. En 1976 se incorporó a la comunidad universitaria española que lo acogió con generosidad. En España ganó un concurso para la Cátedra de Derecho Penal en la Universidad de la Laguna y después otro para la Universidad Autónoma de Barcelona. Su gran preparación jurídica y científica social hizo que pronto destacara con sus numerosas publicaciones en la comunidad universitaria de española y sudamericana. En ellas plasmó desde la filosofía política del Estado social y democrático de derecho, un riguroso pensamiento crítico del sistema penal vigente al que paulatinamente han ido adhiriendo numerosos penalistas tanto europeos como sudamericanos. En el año 1990, en los comienzos de la transición chilena abandonó España y volvió a Chile donde se reincorporó, no sin pocas dificultades, a la vida académica y también a la política como miembro del Partido Socialista al que pertenecía desde el año 1965. Ya en Chile en su condición de abogado, se transformaría en un tenaz acusador de los violadores de derechos humanos durante la dictadura. En muchos de estos juicios en representación de las víctimas y de sus familias obtendría la condena judicial de muchos de estos delincuentes. En 1998 el Partido Socialista chileno lo postuló a la Cámara de Diputados donde pronto destacó no sólo por su condición de jurista, sino también por su coherencia y su calidad humana. Sus cualidades le han sido reconocidas por todo el espectro político chileno. Juan

w w w . c i e n c i a s p e n a l e s . n e t

Bustos Ramírez creía en la democracia y en el valor del derecho como un instrumento político para su profundización. Con su muerte se ha perdido un gran jurista, un gran maestro, un gran político y un gran amigo, pero nos queda su obra y su ejemplo.
HERNÁN HORMAZÁBAL MALARÉE
Catedrático de Derecho Penal – Universidad de Girona.

2

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Palabras del Prof. Hernán Hormazábal Malarée en el entierro de Juan Bustos Ramírez.

9 de agosto de 2008. Santiago de Chile.

Juan Bustos Ramírez fue un político y un jurista o si se quiere fue un jurista y un político. Para el tanto en su quehacer político como en el académico debía partir del reconocimiento de la posición antinómica de la persona con el Estado y coherentemente colocaba en el primer plano el principio de la dignidad de la persona humana y el de su autonomía ética, esto es que no era la persona la que debía estar al servicio del Estado, sino al revés el Estado al servicio de las personas. A partir de estas premisas construyó una teoría crítica del sistema penal cuyos postulados van ganando cada día más espacios en el mundo académico. Por eso fue que en coherencia con dichos postulados asumió con entusiasmo la promulgación de un nuevo Código de Procedimiento Penal y la reforma constitucional del gobierno del Presidente Lagos. De un procedimiento inquisitivo se pasó a un moderno procedimiento fundado en el principio acusatorio que ha sido tomado como modelo en numerosos países latinoamericanos. La reforma constitucional con la redefinición del recurso de inaplicabilidad obliga a los jueces a cuidar que sus resoluciones sean dictadas conforme a la Constitución Política de la República de Chile. Su gran preocupación política y académica o académica y política eran los derechos humanos. Estimaba indispensable que Chile adhiriera al Estatuto de Roma y aceptara, en consecuencia, la competencia del Tribunal Penal Internacional. Esa es una tarea pendiente que no es posible postergarla por más tiempo. No es posible, me decía, que un dictador, cualquiera que sea su nacionalidad, aunque haya accedido al poder por vías democráticas, después se mantenga en el poder violando los derechos humanos de las personas. Es necesario, continuaba, que nuestro país contribuya en los foros internacionales a una redefinición del derecho internacional público. Ya no puede ser considerado simplemente como un derecho exclusivamente interestatal, sino que las personas también tienen que ser reconocidas como sujetos de derecho internacional. La violación de un derecho humano ya no es más un asunto interno de los Estados, es un problema de derecho internacional. Fui su amigo y soy su discípulo y por tanto, también esta es mi tarea y a conseguir lo que tu soñabas querido amigo, dedicaré mis esfuerzos. Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

www.cienciaspenales.net

3

JUAN BUSTOS:
EL RECUERDO DE UN AMIGO

Por

Eugenio Raúl Zaffaroni

El jueves 7 falleció en Santiago el Prof. Juan Bustos Ramírez, presidente de la Cámara de Diputados de Chile. Para muchos esta noticias puede ser un dato más de obituario político, pero quienes hemos seguido su límpida trayectoria científica y política a lo largo de décadas podemos testimoniar la magnitud de esta ausencia para la institucionalidad en nuestra región, sin que el peso de la amistad enturbie la objetividad del juicio. Juan Bustos se doctoró por los sesenta en Madrid y luego en Bonn, con el famoso Hans Welzel, siendo uno de los pioneros de la renovación de la dogmática penal en América Latina. Fue luego profesor de derecho penal en la Universidad de Chile y militante desde 1965 del Partido Socialista. El golpe terrorista lo obligó a asilarse en la embajada de Honduras, obteniendo el permiso de salida para ese país. Desde Honduras –ingenuamente- volvió al sur, a nuestro país, donde por presión de la dictadura pinochetista fue prisionero en la cárcel de Resistencia, hasta que merced a los esfuerzos de colegas argentinos y a la mediación personal del profesor alemán Armin Kaufmann (quien vino personalmente a la Argentina a ese efecto), la dictadura lo dejó partir para Alemania, donde fue recibido con una beca de la Fundación Alexander von Humboldt. Pasó luego a España, obteniendo por concurso la cátedra de La Laguna primero y luego de la Universidad de Barcelona. Allí encontró la calma que le permitió escribir las obras más importantes que nos deja, entre las que destaca una magnífica exposición general del derecho penal. En 1990 volvió a Chile, se reincorporó a la vida académica de su patria y también a la actividad política. Desde su regreso se caracterizó como abogado de víctimas de la
Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

1

dictadura –como la familia Letelier- y gracias a su tenacidad y conocimientos obtuvo la condena de varios criminales contra la humanidad. Desde 1998 era diputado y con su saber jurídico y su personalidad equilibrada se ganó el respeto de todo el arco político chileno, lo que le valió que coronara su carrera política como presidente de la Cámara. Entre los colegas latinoamericanos, Juan era una de las voces más respetadas, además del amigo afectuoso y solidario, al que los avatares de su agitada existencia no le habían dejado odios ni rencores, sino sólo la conciencia limpia de una trayectoria coherente puesta reiteradamente a prueba con exilios, envidias y obstáculos, que siempre supo
Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

vencer con tesón y trabajo, como que siempre brilla lo que por fuerza debe brillar. Nos queda su obra, el recuerdo de su amistad y, por sobre todas las cosas, deja a las nuevas generaciones de penalistas su vida como ejemplo del científico auténtico, que se mueve en un mundo real y conflictivo y que hacerlo le vale enormes sacrificios y dolores personales, como que ese ha sido el destino de todos los grandes.

Eugenio Raúl Zaffaroni
Catedrático emérito de Derecho Penal, Universidad de Buenos Aires.

2

Por Eduardo Galeano

De “El siglo del viento”, Siglo XXI Editores, México, 2000, p. 267.-

1

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Llueven peces
Por Alejandro W. Slokar

Los años de su forzado reingreso europeo proyectan una década más tarde el desarrollo de su singular modelo teórico integrado, en donde a la rígida estrechez técnico-normativa supo sumar el compromiso de la crítica criminológica. La melancólica evocación de su recuerdo me devuelve a su visita en la primavera democrática de entonces, cuando recién graduados fuimos permeados por sus ideas de progreso del Derecho y de la sociedad a través de sus lecciones y aportes a la más ambiciosa reforma procesal públicamente encarada desde el que fuera Consejo para la Consolidación de la Democracia, tan necesario entonces como quizás en los días que corren. A partir de ese encuentro, y merced a su inmensa generosidad, tuve el privilegio de recibir sus enseñanzas doctorales durante los imborrables años de Barcelona, en las que el profesor evitaba cualquier grandilocuencia o alarde retórico, y hasta aceptaba humilde y cordialmente algunos desvaríos de becarios sudamericanos, para quienes su presencia –más allá de guía y conducción en el rumbo jurídico– era testimonio de trayectoria y compromiso con los derechos humanos y los valores democráticos. No fue sino esa responsabilidad la que tras el largo destierro lo devolvió a su país para emprender como abogado del foro el reclamo tenaz de verdad y justicia por las atrocidades de la feroz dictadura pinochetista, y así procurar impedir que la muerte y el atropello nunca más volvieran a su tierra. Aunque, sabedor de que para ello un Estado de derecho necesita del mayor fortalecimiento a través de la gestión militante, como buen tributario de las lecciones de Goethe –para quien “pensar es fácil, actuar es difícil, y actuar siguiendo el pensamiento propio es lo más difícil del mundo”— se comprometió para resultar electo tres veces diputado por el Partido Socialista y distinguido en marzo pasado como presidente de la Cámara de Diputados. Desde allí rechazó el embate de la siempre autista derecha securitaria y se empeñó en estimular toda reforma constitucional de la legislación para recuperar en clave contemporánea los dictados del Código Penal tipo en Latinoamérica. Desde luego que para quien tanto pensó e hizo pensar y actuó e hizo actuar, sus ideas y obra trascienden los límites de lo que se empeña –fatalmente, sin éxito– en no ser una sentida necrológica. Hace escasas horas Juan falleció en su Santiago de Chile natal, y no exagero si afirmo que todos cuantos lo admiramos, dondequiera que hayamos estado, nos detuvimos a mirar al cielo para ver llover peces y evocar la memoria de su sereno y luminoso progresismo.

2

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Cuando en la tristeza y desazón del exilio hondureño llovieron peces vivos en la cabeza de nuestro querido Juan Bustos Ramírez, Eduardo Galeano buscó encontrar en su asombro una misteriosa señal que le indicaba el destino. Ocurrió ello cuando no había podido con él aquel Estado terrorista que para practicar cautiverios, torturas y desapariciones había usurpado La Moneda y extendido su plan genocida en todo el Cono Sur. Entonces, gracias al oportuno auxilio de sus colegas de generación en nuestro país, la burocracia no tuvo más remedio que despacharlo sin rumbo, para que prodigara lo que su temprana formación de Bonn le facilitó divulgar sin deformación: los límites a la arbitrariedad pública derivados del finalismo penal.

4

E L M U N D O, V I E R N E S 2 9 D E A G O S T O D E 2 0 0 8

OPINIÓN

TRIBUNA LIBRE

E

l pasado 7 de agosto fallecía en Santiago de Chile a consecuencia de un cáncer hepático, a los 72 años, Juan Bustos Ramírez, penalista y político chileno, que desde hacía unos meses ocupaba la Presidencia de la Cámara de Diputados de su país. El Gobierno de Chile decretó tres días de luto nacional y los funerales de Estado en su memoria, presididos por la jefa del Estado, Michelle Bachelet («Chile está de duelo. Juan Bustos fue un gran demócrata defensor de los derechos humanos, un gran político y un gran amigo»), se oficiaron el 12 de agosto en la catedral de Santiago. En 1955 Bustos ingresó en el Partido Socialista chileno al que ha permanecido fiel hasta su muerte. El presidente Salvador Allende, al llegar al poder en noviembre de 1970, se rodea, entre otros asesores, de tres eminentes catedráticos de Derecho penal chilenos: Álvaro Bunster, Eduardo Novoa Monreal y Juan Bustos. El primero fue nombrado embajador de Chile ante el Reino Unido, y desde allí, a la caída de Allende, parte al exilio en México donde explicó Derecho Penal en la Universidad Nacional Autónoma de México hasta su fallecimiento en 2004; el segundo preparó la Ley de Nacionalización del Cobre, defendiendo con éxito, como abogado del Estado chileno, la legitimidad de esa medida ante tribunales de París y de Hamburgo que habían dictado órdenes de embargo a instancias de la compañía cuprífera norteamericana Braden Copper, falleciendo Novoa en Chile en 2006, a los 90 años, después de un largo exilio que le llevó a Francia, Venezuela y Argentina; finalmente, Bustos consiguió salvar la vida de una manera milagrosa: inmediatamente después del golpe de Estado de Pinochet, fue detenido y obligado a agruparse con otros sospechosos por un destacamento militar cuyo teniente, antiguo alumno de Bustos en la Universidad, al reconocerle, se dirigió a él en voz baja, diciéndole: «Pero ¿usted aquí?, don Juan», cesando en ese momento en las identificaciones y dejándole en libertad, lo que permitió que Bustos pudiera refugiarse en la embajada de Honduras en Santiago, trasladándose, después de unos meses de estancia en esa República centroamericana, a Argentina, donde en 1975, dentro del marco de la Operación Cóndor, fue detenido y encarcelado por orden de la Junta Militar de Videla. La detención de Bustos en Argentina desató una ola de solidaridad entre sus colegas latinoamericanos y europeos, consiguiéndose finalmente su liberación, después de numerosas gestiones, entre las que destaca la del catedrático de Derecho Penal de Bonn Armin Kaufmann, que se traslada a Argentina para negociar con las autoridades militares de aquel país. La misma solidaridad de profesores de Derecho Penal latinoamericanos, españoles, alemanes e italianos se pone de manifiesto con el criminólogo argentino Roberto Bergalli, igualmente detenido por la dictadura argentina, alcanzándose el punto

Juan Bustos Ramírez y su circunstancia
ENRIQUE GIMBERNAT

Con motivo del fallecimiento del penalista chileno, el autor realiza un repaso a su trayectoria profesional y analiza su valía como abogado y maestro del Derecho

LUIS PAREJO

álgido de los esfuerzos para conseguir su liberación con las gestiones que lleva a cabo personalmente en Buenos Aires la catedrática de criminología de Colonia Hilde Kaufmann y la intercesión del profesor de Derecho Penal y en aquel momento presidente de la Democracia Cristiana italiana, Aldo Moro. La supervivencia económica de Bustos y de Bergalli, así como la de los penalistas argentinos Enrique Bacigalupo y Gladys Romero –que en el momento del golpe militar de Videla se encontraban en Alemania– la garantiza, con una admirable generosidad, la Fundación Alexander von Humboldt, que concede a los cuatro profesores una beca en la Universidad de Bonn en principio de carácter indefinido. Un grupo de profesores españoles de Derecho Penal consideramos que estos cuatro penalistas latinoamericanos debían integrarse culturalmente en la Universidad española, lo que conseguimos a partir de 1978, resolviendo los numerosos problemas administrativos y universitarios que se iban presentando gracias a la disposición favorable in-

condicional que encontramos en dos catedráticos españoles de Derecho Penal que en aquel momento ocupaban altos cargos en la Administración de la UCD: Carlos García Valdés, director general de Instituciones Penitenciarias y, muy especialmente, Manuel Cobo del Rosal, secretario de Estado de Universidades. De esta manera tratábamos de corresponder a la hospitalidad que las universidades latinoamericanas habían dispensado a los penalistas republicanos españoles que habían tenido que marchar al exilio perseguidos por la dictadura franquista: las universidades argentinas, a Luis Jiménez de Asúa y a Blasco Fernández de Moreda, y las mexicanas a Mariano Ruiz-Funes (ministro de Justicia y de Agricultura durante la II República) y a Mariano Jiménez Huerta (estos tres últimos discípulos del primero). Una vez en España, Juan Bustos ganó por concurso la cátedra de Derecho Penal de la Universidad de La Laguna y, posteriormente, la de la Autónoma de Barcelona, Bacigalupo la de Lérida, accediendo además, como magistrado de la Sala 2ª, al Tribunal Supremo, y Bergalli una titularidad de Derecho Penal en

la Universidad de Barcelona. Al iniciarse la transición chilena, Bustos renuncia a su cátedra española, regresa a su país en 1989 y se incorpora a la que ostentaba antes del golpe de Estado en la Universidad de Chile. Juan Bustos se había doctorado en Derecho en Madrid, en 1961, bajo la dirección de Juan del Rosal, y en 1965 en la Universidad de Bonn con una tesis sobre el delito imprudente dirigida por el penalista más importante de la época, Hans Welzel. La amplia obra de Bustos se caracteriza por su rigor científico, por su originalidad y por su concepción progresista del Derecho Penal. De entre sus publicaciones aparecidas en España destaca su manual de Parte General (cuyas últimas ediciones las escribe en colaboración con Hernán Hormazábal) en el que se exponen ideas y argumentos tan novedosos que sólo allí pueden encontrarse. En España, además de con su obra, también contribuyó al avance de la ciencia penal fundando una destacada escuela académica a la que pertenecen el ya mencionado Hormazábal (Universidad de Girona) y Elena Larrauri y José Cid (Universidad Autónoma de Barcelona), que hoy lloran su muerte como lo hacemos tantos amigos y colegas de todo el mundo. Al regresar a Chile, Bustos empieza también a ejercer la profesión de abogado, defendiendo la acusación en muchos procedimientos contra los torturadores y asesinos pinochetistas, destacando la representación que asumió de la familia de Orlando Letelier, ex ministro de Allende asesinado en Washington con un coche bomba, consiguiendo Bustos en 1993 la condena de los autores, entre ellos, del general Manuel Contreras, antiguo jefe de la DINA, así como su intervención en Londres, como abogado querellante del Partido Socialista y de familiares de desaparecidos, en el expediente de extradición instruido contra Pinochet. Pero estos méritos de Juan Bustos palidecen si los comparamos con su calidez humana, con su modestia, con su adoración por su esposa y por sus hijos y con que, por encima de todo, fue una persona decente. Guardo entre mis fotografías una tomada en abril de 1973 en la que, con motivo de un congreso internacional celebrado en Chile, aparecemos varios penalistas europeos y americanos –entre ellos, el gran Claus Roxin– visitando, cubiertos con los cascos reglamentarios, El Teniente, la mina subterránea de cobre más grande del mundo, nacionalizada por el Gobierno de la Unidad Popular, atentos a las informaciones que nos va facilitando Juan Bustos; sólo unos meses más tarde, el 11 de septiembre, caería la noche más oscura sobre Chile y sobre todos aquellos que, como Juan Bustos, habían tratado de construir un socialismo en libertad. Que la tierra te sea leve, querido, inolvidable Juan.
Enrique Gimbernat es catedrático de Derecho Penal de la UCM y miembro del Consejo Editorial de EL MUNDO.

CARTAS AL DIRECTOR
Posibles responsabilidades ante el accidente de Barajas
Sr. Director: Un familiar de una víctima del accidente aéreo de Barajas afirmó hace poco que no quiere políticos a su lado. Yo tampoco. Pero como ciudadano quiero ser consciente de los derechos y obligaciones que tengo, también respecto de los demás ciudadanos. Y en vez de preguntar por qué Dios ha permitido una tragedia tan dolorosa, tengo que trabajar para que no se repita algo tan doloroso. Ése es el mejor pésame que esperan los que hoy lloran a sus seres queridos. Y la opinión pública tiene que ser consciente de su fuerza. Y procurar que no se haga realidad el temor de un familiar: «Al final van a echar la culpa al piloto que está muerto y el caso se va a cerrar». Con mi carta quiero contribuir a que no se realice semejante monstruosidad. Que EL MUNDO tampoco lo permita. Con él vamos a luchar los lectores, ciudadanos, pagadores de impuestos. Vamos a pedir y exigir que no quede la más mínima sombra de duda sobre cada una de estas cuestiones: cuántos inspectores estatales hay en Barajas y cuántos deberían haber dado el movimiento de un aeropuerto tan importante. Si es cierto, como se ha dicho, que en Barajas solamente hay cuatro inspectores. Si es cierto que de ellos dos estaban de vacaciones. Si es cierto, como también se ha dicho, que de los dos restantes uno estaba de baja por depresión. Y alguna otra cuestión que tenga cualquier lector. No se debería dar ni un sólo caso en que no interviniera el Estado mediante uno de sus inspectores después de que se haya detectado una incidencia y después de que la haya tratado de arreglar el personal especializado de la compañía de turno. Que los ciudadanos pidan claridad extrema. Es su propia seguridad la que está en juego. Que no permitan, como he leído, que el Gobierno intente (y consiga) desviar la presión sobre la compañía. La que tenga la empresa es suya, pero si alguna tiene el Gobierno, queremos saber cuál es y qué consecuencias acarrea. También aquí, que cada palo aguante su vela. Severiano Talavero Tovar. Casar de
Cáceres.

Fe de errores
Por un error, en la sección Vox Populi de la edición de ayer apareció una fotografía que no correspondía a Juan Carlos Juárez, alcalde de La Línea de la Concepción, tal y como se afirmaba, sino a Juan Carlos Suárez.

La soberbia de Aznar aumenta con los años
Sr. Director: La soberbia que mostraba Aznar en la entrevista publicada ayer en EL MUNDO demuestra, no sólo que sigue respirando por la herida del resentimiento, sino que ha perdido todo el juicio que alguna vez pudo tener para analizar la realidad política. Con declaraciones como las suyas, dudo que el PP vuelva a ganar alguna vez las elecciones. Ana Río. Madrid.

Delmundo.es
Z Debate en La Red:
¿Ha notado usted la crisis económica en sus vacaciones? Las respuestas pueden enviarse por fax, carta, correo electrónico o votando en el portal de EL MUNDO en internet.

Llueven peces
Por Alejandro W. Slokar
Secretario de Política Criminal de Argentina

Los años de su forzado reingreso europeo proyectan una década más tarde el desarrollo de su singular modelo teórico integrado, en donde a la rígida estrechez técnico-normativa supo sumar el compromiso de la crítica criminológica. La melancólica evocación de su recuerdo me devuelve a su visita en la primavera democrática de entonces, cuando recién graduados fuimos permeados por sus ideas de progreso del Derecho y de la sociedad a través de sus lecciones y aportes a la más ambiciosa reforma procesal públicamente encarada desde el que fuera Consejo para la Consolidación de la Democracia, tan necesario entonces como quizás en los días que corren. A partir de ese encuentro, y merced a su inmensa generosidad, tuve el privilegio de recibir sus enseñanzas doctorales durante los imborrables años de Barcelona, en las que el profesor evitaba cualquier grandilocuencia o alarde retórico, y hasta aceptaba humilde y cordialmente algunos desvaríos de becarios sudamericanos, para quienes su presencia –más allá de guía y conducción en el rumbo jurídico– era testimonio de trayectoria y compromiso con los derechos humanos y los valores democráticos. No fue sino esa responsabilidad la que tras el largo destierro lo devolvió a su país para emprender como abogado del foro el reclamo tenaz de verdad y

1

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Cuando en la tristeza y desazón del exilio hondureño llovieron peces vivos en la cabeza de nuestro querido Juan Bustos Ramírez, Eduardo Galeano buscó encontrar en su asombro una misteriosa señal que le indicaba el destino. Ocurrió ello cuando no había podido con él aquel Estado terrorista que para practicar cautiverios, torturas y desapariciones había usurpado La Moneda y extendido su plan genocida en todo el Cono Sur. Entonces, gracias al oportuno auxilio de sus colegas de generación en nuestro país, la burocracia no tuvo más remedio que despacharlo sin rumbo, para que prodigara lo que su temprana formación de Bonn le facilitó divulgar sin deformación: los límites a la arbitrariedad pública derivados del finalismo penal.

justicia por las atrocidades de la feroz dictadura pinochetista, y así procurar impedir que la muerte y el atropello nunca más volvieran a su tierra. Aunque, sabedor de que para ello un Estado de derecho necesita del mayor fortalecimiento a través de la gestión militante, como buen tributario de las lecciones de Goethe –para quien “pensar es fácil, actuar es difícil, y actuar siguiendo el pensamiento propio es lo más difícil del mundo”— se comprometió para resultar electo tres veces diputado por el Partido Socialista y distinguido en marzo pasado como presidente de la Cámara de Diputados. Desde allí rechazó el embate de la siempre autista derecha securitaria y se empeñó en estimular toda reforma constitucional de la legislación para recuperar en clave contemporánea los dictados del Código Penal tipo en Latinoamérica. Desde luego que para quien tanto pensó e hizo pensar y actuó e hizo actuar, sus ideas y obra trascienden los límites de lo que se empeña –fatalmente, sin éxito– en no ser una sentida necrológica. Hace escasas horas Juan falleció en su Santiago de Chile natal, y no exagero si afirmo que todos cuantos lo admiramos, dondequiera que hayamos estado, nos detuvimos a mirar al cielo para ver llover peces y evocar la memoria de su sereno y luminoso progresismo.

www.cienciaspenales.net

2

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Su llegada a Barcelona
Por Mercedes García Arán
Catedrática de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Barcelona

Pero no hubo sólo solidaridad de españoles recién salidos de una dictadura, porque Juan Bustos no se limitó a esperar una ayuda, en todo caso, justa, sino que ganó a pulso el lugar que ocuparía en la Universidad española. Y los penalistas españoles salimos ganando con su magisterio. Al llegar él, yo iniciaba mi carrera académica asistiendo a cursos de doctorado y seminarios para profesores. Cuando la mayoría de nosotros no le conocíamos aún, apareció un día en uno de esos seminarios, junto a Hernán Hormazábal, otro amigo penalista chileno, -hoy Catedrático de Derecho penal en la Universidad de Girona- y se sentó entre los bisoños ayudantes o aspirantes a serlo. Sin ningún afán de protagonismo, sino, más bien, con cierta voluntad de pasar desapercibido para disimular la patente desproporción de su presencia, injustamente igualadora, entre meros aspirantes a penalistas. Al finalizar la sesión, alguien nos los presentó y supimos que, entre quienes iniciábamos la tesis doctoral se había sentado, ni más ni menos que un discípulo directo de Welzel, con sobrado prestigio en Europa y Latinoamérica. Ése fue uno de los rasgos de la actitud de Juan

1

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Juan Bustos Ramirez, Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Chile y Doctor por las Universidades Complutense de Madrid y Bonn, llegó a Barcelona en plena transición española a la democracia. El recuerdo de una recientísima dictadura todavía no definitivamente superada hacía aflorar un sentimiento de solidaridad hacia quienes, a la sazón, eran víctimas de las dictaduras del cono sur latinoamericano y buscaban refugio en España, al igual que muchos españoles habían hecho antes viajando a Latinoamérica. Venía de Alemania, donde la ayuda de Arthur Kaufmann le había permitido esquivar la represión de la dictadura chilena primero y la argentina después. En la Universidad de Barcelona contó con el apoyo inicial de Juan Córdoba Roda, integrándose en el grupo de profesores adscrito a su Cátedra de Derecho Penal, e inmediatamente contó con el apoyo y la amistad del resto de profesores.

Bustos en su etapa en España, hasta que, iniciada la transición chilena, regresó a su país de origen. Sus méritos previos le avalaban para ocupar cualquier puesto, pero su discreción y su espíritu de lucha hicieron que no diera por previamente ganada ninguna etapa y preparara con dedicación y entusiasmo los sucesivos concursos que le llevaron a las Cátedras de La Laguna, Lleida y, finalmente la Universidad Autónoma de Barcelona, donde tuve la satisfacción de coincidir nuevamente con él, gracias también a su decidido apoyo. Entre nuestro primer encuentro y nuestra etapa común en la Autónoma de Barcelona, muchas horas compartidas en comidas y cenas lúdicas con los compañeros, pero también en la charla política y el debate penal, que hicieron confluir nuestras inquietudes críticas y transformadoras de la realidad. La transformación, parece que deberá esperar, pero la amistad, el recuerdo y el agradecimiento hacia su persona ya están aquí y se quedan para siempre.
Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Mercedes García Arán

www.cienciaspenales.net

2

JUAN BUSTOS EN LA UNIVERSIDAD ESPAÑOLA
Por Gonzalo Quintero Olivares
Catedrático de Derecho Penal

Corría el año 1976 cuando Juan Bustos llegó a Barcelona, dando así comienzo a la etapa española de su vida, Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net que sería la última de la terrible peripecia que comenzó para él con el golpe de Estado que aniquiló la democracia en Chile y concluyó cuando pudo regresar definitivamente a su amada tierra. Al conocerlo era tanta la alegría vital que desprendía su persona que costaba imaginar la enormidad del sufrimiento que había padecido. Sorprendía también la disposición de ánimo con la que un hombre de su talla emprendía una nueva aventura académica, con la entrega propia de un voluntarioso joven aspirante al profesorado, cuando él era desde mucho tiempo un gran profesor que gozaba de un justo y merecido reconocimiento en Chile, en toda Latinoamérica y en Europa.

La Universidad española de aquel tiempo vivía una fiebre renovadora que se plasmaba en la lógica aspiración de que la transición política también alcanzara al Alma Mater, y Juan Bustos tuvo que adaptarse, y muy bien que lo hizo, a una situación universitaria muy complicada en todos los órdenes. Así y todo, la Universidad de Barcelona pudo proporcionarle un contrato de docencia que le permitió incorporarse, contrato que, si bien estaba muy por debajo de lo que él merecía, era mucho más de lo que ninguna otra Universidad española le había ofrecido.

Ya como un compañero más, y con enorme generosidad científica ayudaba y regalaba conocimientos a todos cuantos le pedían ayuda, opinión o consejo. Era prodigioso su dominio del pensamiento alemán desde Binding a nuestros días, a la vez que, fiel a su condición de discípulo de Welzel, desarrollaba una permanente adaptación de la ideología finalista a los

1

nuevos problemas de la aplicación de la ley penal. Sin dificultad entró en el ámbito polémico de la ciencia penal española de aquel tiempo, pese a las comprensibles diferencias que tenía que haber, demostrando así que el pensamiento jurídico profundo, como el lenguaje musical, se integra en un todo que está por encima de los concretos sistemas legales.

A la vez que multiplicaba sus contribuciones a todas las actividades académicas, de docencia, de investigación, de organización de eventos, su presencia en Barcelona propició que los mejores intelectuales latinoamericanos que estaban en Europa, la mayoría por motivos análogos a los de Juan, acudieran a Barcelona y a la Facultad, gracias a lo cual disfrutamos de las visitas, por ejemplo, de Julio Maier, Ernesto Garzón Valdés, Raúl Zaffaroni, y tantos otros. Y todo aquello era compatible con el interés prioritario que Juan Bustos tenía por los problemas de su país y por la unión y cooperación entre todo el exilio chileno, para poder mantener tanta actividad política como les permitiera la gran distancia y las dificultades de toda índole en que todos ellos sobrevivían. En ese marco se inscribió, por ejemplo, el Congreso Universitario de Intelectuales y Artistas Latinoamericanos en el exilio, que en verdad eran legión, organizado por la Universidad de Barcelona gracias a la generosidad intelectual del Rector Badía y su equipo, que allegaron alojamientos y algunos fondos. Aquel encuentro hubiera sido inviable con nuestra sola voluntad, y solo fue posible gracias al dinamismo de Juan Bustos, que puso en marcha todos sus recursos para reunir a gente dispersa por toda Europa e incluso por otros lugares de América Latina o Estados Unidos. Pero no todo eran actos tan hermosos y cultos, sino que Juan se implicó en otras demostraciones de denuncia de la tiranía mucho más duras, como por ejemplo la huelga de hambre que un buen número de chilenos protagonizaron en la Iglesia de Santa Cecilia de Barcelona. Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Un honor y placer habría de alcanzarme. A principios del año 1984, el Instituto de Cooperación Iberoamericana organizó una serie de conferencias en Chile y en Argentina, que nos fueron encomendadas a Enrique Gimbernat, Francisco Muñoz Conde, Juan Bustos y a mí. Desconozco los detalles de la historia, pero el caso es que se le concedió a Juan, a la sazón privado de su pasaporte chileno, un permiso temporal para entrar por unos días en su país. Gracias a ello tuve la suerte de estar con él aquel día en que regresaba a Chile por vez primera desde su forzado exilio: la alegría de pisar de nuevo las calles de Santiago le afloraba por los poros, y recuerdo cómo tantas y tantas persona se acercaban a saludarle emocionados. Tuvo que

2

regresar a España, claro está, pero quiero pensar que, aun con la tristeza con que embarcó el día de nuestra partida, lo hizo con la seguridad de que ya estaba cerca el retorno definitivo.

A pesar de la arbitrariedad y el amiguismo, males endémicos de la Universidad española, como era de justicia, pues otra cosa habría sido motivo colectivo de vergüenza, Juan concursó a Cátedra de derecho penal y obtuvo la de la Universidad de La Laguna, desde donde volvería a Barcelona, a la Universidad Autónoma. Allí dejaría amigos y discípulos, antes de emprender el regreso a su amado país, donde a buen seguro habrán de notar su irremplazable falta, pues hombres de ese fuste científico, político y humano solo nacen de tarde en tarde. Los que seguimos en pié tenemos solo el consuelo de haber tenido la posibilidad de conocerlo y ser amigos suyos. Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Que descanse en paz, y ojalá que muchos le quieran imitar.

Gonzalo Quintero Olivares

www.cienciaspenales.net

3

PESAR POR LA PARTIDA DE JUAN BUSTOS

Por J ulio B . J. Mai er
Catedrático Derecho Penal y Procesal Penal, Universidad de Buenos Aires

El 7 de agosto falleció en Santiago de Chile Juan Bustos Ramírez, chileno
Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

hasta los tuétanos y latinoamericano por convicción, presidente de la Cámara de Diputados de su país, notable jurista latinoamericano, defensor de los derechos humanos tanto en la teoría como en la práctica. En este último sentido, representó a la familia del asesinado canciller chileno Orlando Letelier y logró la condena de los jefes de la DINA (servicio secreto chileno en la época pinochetista), generales Contreras y Espinoza, a la familia de Jaime Aldoney, dirigente desaparecido de la Unión Popular, y a su partido, el socialismo, en conjunto con familiares de detenidos y desaparecidos en el proceso contra el dictador Augusto Pinochet. Su vida política estuvo firmemente unida al Partido Socialista y, precisamente, a la defensa de los derechos humanos. Recuerdo que, aun remando en contra de la marea política de la época, que por oportunismo toleraba reglas antidemocráticas en la Constitución chilena dejada como legado al alma por el dictador al deponer su cargo (senaduría ad vitam), él encabezó la resistencia a reconocer esas reglas. Visitó Buenos Aires muchísimas veces, incluso por razones de familia. Pero su vínculo vigoroso con la Argentina y con Buenos Aires, quizás su segunda patria chica, se cimentó en la década del ’70, cuando se exilió aquí, donde fue apresado, encarcelado y separado de su familia,

1

condición en la que permaneció cerca del año hasta que un movimiento internacional de juristas lo rescató y pudo viajar a la República Federal de Alemania, a su capital de entonces, Bonn, cuya universidad lo tuvo entre sus miembros. De esa época proviene la mayoría de los recuerdos y anécdotas argentinos sobre Juan, que seguramente repasaremos con otros amigos una y otra vez en el futuro, para recordarlo. También estoy seguro de que sus amigos argentinos llorarán hoy y extrañarán mañana al Mapuche, como aquí lo apodamos cariñosamente. A su familia, a Claudia y a sus hijos, y a todos los amigos chilenos, nuestro pésame y nuestra compañía en su dolor. A ellos les decimos que creemos, con el poeta español, que, más tarde o más
Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

temprano, nos traerá harto consuelo su memoria.

2

Comunicado del Departamento de Ciencias Penales de la Universidad de Chile.

El cuerpo académico y funcionario del Departamento de Ciencias Penales manifiesta su más profundo pésame por el lamentable deceso de nuestro destacado académico, Prof. Dr. Juan Bustos Ramírez. Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Juan Bustos estudió en estas aulas, comenzando en ellas su vocación por la justicia y la defensa por los derechos humanos, aulas que mas tarde lo recibirían como profesor titular, tras su paso por España, donde llegó a ser catedrático y vicedecano de la Facultad de Derecho y Director del Departamento de Ciencias Políticas y Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Barcelona. Fue miembro e investigador del Instituto de Ciencias Penales y de la Comisión Código Penal Tipo para Latinoamérica.

Dentro de sus numerosas publicaciones se cuentan no solo su Manual de Derecho Penal Español (Ed. Ariel, 1984) y Lecciones de Derecho Penal (Edit. Trotta, 1997), textos de lectura obligatoria para nuestros alumnos, sino también obras tales como Control Social y Sistema Penal. (Edit. PPU, Barcelona, 1987) y decenas de artículos tales como “El delito de práctica ilegal de detención por parte del funcionario público" (Cuadernos de Política Criminal nº19, 1983), "Estado y control: la ideología del control y el control de la ideología" en El Pensamiento criminológico. T. I. Dir. R. Bergalli y Juan Bustos. (Edit Península, Barcelona, 1983), “Las funciones de la policía y la libertad y la seguridad de los ciudadanos” (Rev. Nuevo Foro Penal, nº32, Ed. Temis, Bogotá, 1986), “Los delitos de peligro”; “Los bienes jurídicos colectivos”, "Estado de derecho y Justicia criminal en Chile (1973-1979)” (Todos en Control Social y Sistema Penal)

Su concepción del delito como un conflicto social y un conflicto entre personas, mas que una mera infracción normativa, lo llevaron a proponer una teoría penal alternativa a las tradicionales, a su juicio, mas acorde con un Estado democrático, en las que abarca tres grandes áreas: la teoría del delito o del injusto penal, la teoría del sujeto responsable y la teoría de la reacción social (o determinación de la pena), todas ellas inspiradas en los principios garantistas.

1

Su afán por encontrar los mecanismos que contribuyeran a una solución para problemas sociales y en particular en el área criminal, lo llevaron a asumir como diputado de la República y mas tarde como Presidente de la Cámara de Diputados. Pero a pesar de su intensa actividad política, nunca dejó de concurrir a ésta, su casa, para continuar formando a sus alumnos.

Nuestro Departamento pierde no solo a un gran penalista, de reconocida trayectoria y prestigio en el extranjero, sino también a un entrañable colega y destacado profesor.

Profesor Bustos, nos despedimos como comunidad universitaria garantizándole que sus enseñanzas estarán siempre presentes entre nosotros y serán transmitidas a las distintas generaciones de alumnos.

Departamento de Ciencias Penales

Agosto 7 de 2008

2

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

En fin, esta unidad académica debe continuar y para ello es esencial el recuerdo de sus maestros ilustres. Por ello pensamos en estos momentos que el profesor Bustos tendrá la satisfacción de encontrarse en otro tiempo y espacio con sus ilustres maestros y amigos penalistas, tan ilustres como el prof. Welzel, y tendrá la oportunidad de hacerles saber que todos nosotros nos inspiramos en ellos, tratando de dar acogida a sus sabidurías.

A quien vive con afán no hay nie bla que se lo lleve

Por L U I S A R R O Y O Z A P A T E R O
Catedrático de Derecho Penal, Universidad de Castilla – La Mancha

la

Universidad

de

Colonia

donde

se

alojaba

el

Kriminalwischenschatliches Institut y la Kriminologische Forschungsstelle que dirigían Hans Joachim Hirsch y Hilde Kaufmann. Los nombrecitos de edificios y profesores los pronunciamos hoy de corrido, pero en aquel tiempo, primavera de 1976 yo era un pipiolo de pueblo, recién llegado de la vieja y austera ciudad universitaria de Valladolid, triste de franquismo. De pueblo y con el alemán en primera fase de aprendizaje. Era mi augur Juan Carlos Gardella, filósofo del derecho de Rosario, exiliado de Argentina y de su mujer, acogido por Ulrich Klug y apadrinado por Hirsch. Su carácter tímido y austero, así como su hombría de bien, dificultaba al maestro alemán el comprender el peligro que Gardella pudiera comportar para los dictadores de su patria, hasta el punto de llegar a pensar que Gardella era a ocultas obispo de alguna confesión religiosa protestante, por supuesto. Con su discreta prudencia me ilustró acerca de un grupo de argentinos exiliados que vivían en Bonn, lo que para él resultaba bien lógico, pues en su opinión como rosarino los de Buenos Aires deben exiliarse sólo en las capitales de las naciones de acogida. En aquel entonces no sabía yo quien era Armin Kaufmann, ni que la encantadora Hilde Kaufmann había tomado el apellido del primero, pues en Alemania el nombre del marido es yugo del que no libra ni el divorcio que, además, para las mujeres científicas llega siempre demasiado tarde. Sólo comenzaba entonces a captar que entre Hirsch y Welzel había algo más que una mosca, bichito que había atizado el fuego del debate sobre la teoría de los elementos negativos del tipo. Que a nadie este asunto le resulte baladí, pues para lo que vale realmente la dogmática alemana, lo que la legitima plenamente y lo que la hace insustituible, es porque distingue mejor que nadie entre exculpación y justificación. Un asunto que Juan Bustos conocía ya al dedillo, tras haber hecho su segundo doctorado con el maestro de Bonn.

1

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

Fue en las escaleras del aparcamiento del edificio de

Y así, en el aparcamiento, y no en el seminario, es donde recuerdo al grupo que llegó de Bonn a Colonia para acudir a la cita académica con Hilde Kaufmann: Julio Maier, Leopoldo Schiffrin, Enrique Bacigalupo y Juan Bustos, éste recién traído por los pelos desde la cárcel argentina de Resistencia por los Kaufmann y la Fundación Alexander von Humboldt, lo mismo que ocurriría con Roberto Bergalli unos meses después. Por mi maestro Marino Barbero sabía del numeroso elenco de penalistas españoles exiliados a consecuencia del franquismo, presididos por su principal Don Luis Jiménez de Asúa. O sea, que al conocer aquellos ilustres penalistas latinoamericanos que se encontraban expulsados de su Patria en el principio de su madurez, comencé a sospechar Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net que ser penalista no es una buena opción para una vida tranquila. A todos los capté en ese primer encuentro tal y como se comportaron siempre después. Todos muy inteligentes y sabidos y, además, Julio Maier me pareció buenísima persona, Leopoldo Schiffrin muy bueno pero muy raro –en realidad la Inquisición lo hubiera dejado fritito-, Enrique Bacigalupo, frío y calculador, como buen practicante del esgrima. De Juan Bustos sobre todo recuerdo su mirada tímida y penetrante a la vez, su media y tierna sonrisa y con una apariencia juvenil que le ha acompañado siempre. El que Juan hubiera sido colaborador de Allende le convertía en icono de toda una generación que nació a la política con las ideas que aquel representó: socialismo y democracia o, dicho con los términos de la Constitución de Cádiz, libertad y progreso. En el seminario de Colonia fue el último en hablar. Por vez primera oía el tono de un chileno. Incurrí en el error que cometí con el primero que conocí de la Córdoba argentina, o sea, que no era un defecto individual. No menos se impresionó conmigo Julio Maier, quien decía que yo hablaba castellano como en los libros clásicos. No era para menos, se trataba de un chico de Valladolid de la última generación que se formó en el hablar sin televisión en casa. Un chico de provincias tan poco viajado que estrenaba pasaporte, pues me privaron de él desde que tuve sentido común, y el que tenía en ese momento me lo había dado el Tribunal de Orden Público sólo tras recibir la beca del DAAD, con los oficios cómplices de la condesa de Herberstein de la embajada alemana en Madrid, con la pérfida

2

condición de retornar a la Villa cuando se realizara el juicio que me perseguía desde hacía un par de años. Total, que con aquellos personajes que tanto derecho penal llevaban encima de sus lomos como dentro de sus cabezas, me sentía yo –un puñetero becario- con todas las cartas echadas para ser de mayor un digno penalista. Recuerdos y emociones que me han venido a la cabeza al rememorar al compañero ejemplar. En Castilla se dice que al que vive sin afán se lo lleva la niebla. No será el caso de Juan. El afán lo puso en todo: en hacer sus hijos tan numerosos que ronda lo inconstitucional, pero inspirado no en mandatos vaticanos sino, como diría Cervantes, por el regusto de hacerlos; en el cuidado por sus hijos académicos en ambas orillas del Atlántico y Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net en defender a América Latina y la causa del progreso. A un tal afán no hay niebla que se lleve ni su mirada tímida y penetrante, ni el contorno de su rostro teñido de su media y tierna sonrisa cómplice con las obras que son amores. No hay niebla que se lleve a Juan.

LUIS ARROYO ZAPATERO
Presidente de la Société Internationale de Défense Sociale

Ciudad Real, 9 de Agosto de 2008.

3

Imagen de Juan Bustos

Quienes me han precedido en esta sentida evocación del inolvidable Juan Bustos han vertido en palabras casi todo lo descriptible de su polifacética personalidad. Ni siquiera faltó la bella anécdota reproducida por Eduardo, mi entrañable, fraterno amigo oriental. Me limito, pues, a dejar testimonio de uno de los tantos encuentros imborrables con nuestro digno homenajeado, el de unas vibrantes jornadas compartidas codo a codo con él, en la tierra que ahora velará su reposo. Ocurrió tres lustros atrás, en ese Santiago de cerro y alamedas cuyas calles volvimos a pisar, haciendo realidad el vaticinio de Pablito Milanés. Allí tuve la honra y el placer de dirigirme, junto a Juan, a un maravilloso auditorio colmado de docentes y de estudiantes entusiastas y jubilosos, y de desgranar, palabra por palabra, todo cuanto pudiéramos aportar para conciliar dos términos que, al menos en nuestras realidades, suenan antitéticos, y que componían el título de dicho acontecimiento académico: Derecho Penal y Derechos Humanos. Eran los tiempos en que Chile pugnaba por dejar atrás la noche, dificultado en tal designio por la sombra ominosa del dictador, que reaseguraba su impunidad tras la figura esperpéntica de senador vitalicio; y en la riqueza de los diálogos que siguieron a nuestras intervenciones la figura de Juan creció y creció, lúcida y radiante, como la de un enorme sembrador que, tras su dura faena, curtido en cuerpo y espíritu por los rigores padecidos, viera germinar al fin, en la juventud de su patria, el árbol nuevo de la justicia y de la libertad. En esta hora de dolor para todos nosotros he querido allegar esa imagen, tan comprensiblemente enlazada con todo cuanto aquí se ha dicho. De la proyección de ejemplos como el que nos deja Juan Bustos Ramírez se nutre la esperanza de este querido y maltratado continente. Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

LUIS FERNANDO NIÑO
Catedrático Derecho Penal – Universidad de Buenos Aires.

1

Se van los grandes
Por Carmen Antony

Los grandes méritos de Juan Bustos no se limitaron a su extensa obra como académico, investigador y prolífico autor de imprescindibles tratados y artículos sobre el Derecho Penal, la Criminología y la Filosofía del Derecho. Yo diría que estuvieron más en su consecuencia política, en su defensa de los Derechos Humanos, en su maravillosa calidad humana que lo hizo acreedor a múltiples reconocimientos de la comunidad política, y universitaria de todas las Universidades donde impartió sus conocimientos.

Seguramente muchos de Uds. lo conocieron por su Tratados y artículos de consulta indispensable de los estudiosos de estas ciencias. Obras como sus Tratados de Derecho Penal General y Parte Especial , su Introducción al Derecho Penal, sus monografías sobre Delitos contra la vida y salud, sobre el Delito Culposo, sobre Derecho Penal Español, y tantas otras obras publicadas en Europa y Chile que siguen vigentes y son de examen obligatorio.

Otros-as, como quien suscribe , compartieron y bebieron de sus talentosas fuentes en Seminarios, Encuentros , Conferencias de Criminología en Latinoamérica y en las discusiones académicas en su casa de Chile, donde se juntaban profesores y alumnos en fraternal convivencia, porque así era Juan, acogedor, humilde y sabio. Otros-as más afortunados fueron alumnos-as de sus cátedras de Derecho Penal en Universidades Españolas , Alemanas y Chilenas donde vertió sus conocimientos adquiridos primeramente en becas de la Fundación Alexander Humboldt, y en su doctorado en Derecho Penal Comparado en la Universidad de Bonn.

1

Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

A la partida de Alessandro Baratta, Alvaro Bunster, Eduardo Novoa, los Grandes del Derecho Penal y de la Criminología actuales, se suma ahora, en forma prematura , el Profesor y amigo ,Juan Bustos Ramírez.

Mas allá de estos méritos académicos- que bastarían pos si solos-permítaseme detenerme con este modesto recuerdo de su vida y obra, en su trayectoria política como gran activista de los Derechos Humanos.

Juan Bustos militó desde los 20 años en el Partido Socialista Chileno dentro del cual tuvo una proyección política de gran trascendencia .Su activa participación política le valió dejar su país y asilarse en Buenos Aires donde fue detenido por la policía argentina dentro de la llamada Operación Cóndor. La intervención de sus colegas argentinos y del profesor Armin Kaufman le permiten viajar a Alemania donde imparte clases de Derecho Penal Comparado. Fija su residencia en España durante los años de la dictadura de Augusto Pinochet , sin poder regresar a su Patria. Homenaje a Juan Bustos Ramírez – Portal Iberoamericano de las Ciencias Penales – www.cienciaspenales.net

A su retorno a Chile continúa su activa militancia fungiendo como abogado de célebres casos como el de asesinato de Orlando Letelier en Wáshington quien fue ejecutado por la policía secreta chilena. Recupera además su cátedra de Derecho Penal en la Universidad de Chile donde da clases hasta su muerte.

Retoma su trayectoria política postulando a una diputación y es elegido por dos periodos consecutivos participando en múltiples actividades para consolidar la nueva democracia chilena. Desde su curul como diputado participa en la Comisión de Paz y Justicia de ese hemiciclo y propone innumerables leyes de honda trayectoria social que sería largo enumerar. Su muerte lo sorprende como Presidente de la Cámara de Diputados y como tal es acreedor de públicos homenajes.

Grande entre los Grandes Juan Bustos será recordado por su extensa obra y por su consecuencia política que generosamente compartió con todas las personas que tuvimos el privilegio de conocerlo y llamarlo nuestro amigo.

www.cienciaspenales.net

2

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful