PARA LOS QUE ESTEN SUFRIENDO DE LOS ALTIBAJOS DE DESPERTAR DE LA CONCIENCIA.

ENCONTRÉ ESTO EN INTERNET, SEGUN MI OPINION SABE DE LO QUE ESTÁ COMENTANDO. Esta energía se llama en sánscrito, energía kundalini o de la serpiente, y cuando es estimulada o despertada, produce una serie de fenómenos que van a desencadenar la evolución de la conciencia, en los casos de personas preparadas para soportar tal energía en su cuerpo. Es exactamente la energía evolutiva que todos los seres humanos tenemos alojada en la base de la columna vertebral, como si fuese una batería o pila eléctrica (valga el símil). La energía kundalini se puede liberar involuntariamente por varios motivos: el consumo de drogas o medicamentos; el exceso de trabajo; tensiones acumuladas; falta de descanso; abuso de las fuerzas físicas; un golpe o lesión grave en la zona de la rabadilla; la pena, los traumas o el miedo excesivo; prácticas de meditación incorrectas; los ejercicios de desarrollo y el sexo; el embarazo; el parto; etc. Con la subida de esta energía nos encontramos con una amplia variedad de síntomas como pueden ser: nerviosismo; emociones desproporcionadas; a veces euforia, otras veces periodos en los que no se puede dejar de llorar; depresión; aceleración cardiaca; opresión en el pecho; zumbidos en los oídos, pitidos u otros sonidos; aumento de la temperatura corporal; escalofríos; temblores; congestión y dolor agudo en la zona del ano;

adelgazamiento; trastornos intestinales alternándose diarrea con estreñimiento; pérdida de apetito; crisis nerviosas, físicas, emocionales o mentales; cambios alternos en las pautas de energía, se pasa de estar muy energéticos, a sentirse como si se hubiesen "agotado las pilas"; pensamientos un tanto obsesivos y agitados; gran variedad de rarezas; inquietud; una sensación inexplicable e intensa de miedo; cambio en los patrones del sueño; dolores u otras sensaciones en la cabeza; picores en todo el cuerpo o en determinadas zonas; sensación de "bola" en el estómago como si estuviese saturado a veces con ganas de "vomitar" energías; miedo desproporcionado a enloquecer; a veces sensación de que se está muy enfermo y que no queda mucho tiempo de vida; a veces ganas de morir; impulso sexual acentuado; sensación de "vacío" inmenso en la zona del plexo solar; se tienen los sentidos agudizados: el olor, el tacto, el oído, el sabor..., etc. Es como si todo el sistema estuviese recorrido ahora por una corriente de alto voltaje, acostumbrado y preparado sólo para una corriente de 110 voltios, y a la cual tiene que habituarse. Lleva su tiempo asimilar la nueva energía.

Hay que señalar muy especialmente, por la actualidad que tiene el problema, las consecuencias nefastas que están teniendo muchos jóvenes debido al consumo de diferentes drogas, sean de diseño o de otro tipo. Estas drogas producen el despertar prematuro de la energía kundalini, con lo cual al no estar preparado ni maduro su sistema físico y psíquico, para soportarla, funde literalmente los circuitos físicos (los famosos golpes de calor que sufren muchos jóvenes), emocionales y psíquicos, produciendo la muerte o enfermedades mentales, o dejando graves secuelas: depresiones, trastornos psíquicos, alteraciones funcionales, etc.. La kundalini ha existido en todos los tiempos, desde que el hombre habita la Tierra. Es una energía intrínseca a la evolución humana.

Los místicos sufrieron las molestias que esta energía produce, soportándola con Fe en un Fin Superior. No hay más que leer la experiencias de algunos santos: Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz (La llama de Amor Viva), Santa Hildelgarda....o más recientemente Gopi Krishna, Krishnamurti y místicos actuales anónimos.

Llamo místicos, a las personas, que de una manera silenciosa están recorriendo un camino interior de autoconocimiento.

Actualmente son muchas las personas que están sufriendo este proceso, sin saber de qué se trata, con lo cual se alarga el sufrimiento. Su número va en aumento. No hay mucha

información disponible para las personas que ni siquiera han oído hablar de la kundalini y que se preguntan las causas de su sufrimiento o de sus crisis físicas, mentales o emocionales. Son muchas las personas que se les está despertando esta energía de forma natural porque están preparados genéticamente para ello, les ha llegado el momento de que sea así. Por supuesto en estos casos su subida no es tan dolorosa como cuando no se está maduro para ello. No obstante en todos los casos suele conllevar experiencias fuertes, no vividas anteriormente por la persona. Suele comenzar con depresiones y estados de mucho desánimo y abatimiento. Realmente son sensaciones tan desconocidas para una persona hasta esos momentos, que se puede afirmar la imposibilidad de ponerse en su lugar si no se ha pasado por ello. De ahí el sentimiento de sentirse incomprendidas, del que se quejan muchas personas que lo están viviendo. La medicación es necesaria en muchas ocasiones, pero no es la solución definitiva, entonces...¿Por qué no investigar por otra vertiente mucho más esperanzadora? El mejor antídoto para acabar definitivamente con la depresión y el estado de abatimiento, es encontrar un sentido de vida. Buscar las respuestas a las preguntas existenciales: ¿Por qué estoy aquí?, ¿Para qué he venido?, ¿Para qué el dolor y el sufrimiento del mundo?, ¿Por qué de mi tristeza?...¿Qué puedo hacer yo personalmente, para sanar este dolor del mundo que tanto me entristece?...Y ponerse manos a la obra. ¿Y cómo ponernos manos a la obra? Pues hacer alguna actividad, aunque cueste, como puede ser yoga, relajación, salir a la calle y tomar la luz y el calor del Sol, ayuda en alguna ONG..., pero sobre todo empezar a cambiar los pensamientos negativos, haciendo afirmaciones positivas varias veces al día. Por ejemplo unas de las afirmaciones más efectivas: "Cada día me encuentro mucho mejor", "La Vida me ama incondicionalmente como soy", "Yo también soy muy importante para la Vida", o, "Yo me amo y me acepto a mí mismo, cada día mucho más". U otro tipo de afirmaciones que nos recuerde lo contrario del pensamiento o hábito negativo que tengamos. Está comprobado que si se repiten estas afirmaciones positivas, a modo de jaculatoria, varias veces al día, al cabo de un tiempo no muy lejano, la mejoría se produce realmente. Nos encontraremos mucho mejor. Otra característica de esta energía es que se presenta periódicamente una vez despertada, con lo cual se vive cíclicamente sus consecuencias o purificaciones. Una vez que se ha despertado no es posible volverse atrás. Lo único que podemos hacer es conocernos y trabajar en nuestro interior para no bloquear su flujo innecesariamente, pues esto sólo sería retrasar el proceso.

Hay muchos libros que tratan sobre el tema , que van a ayudar a comprender lo que ocurre cuando está actuando, con lo cual se alivia el proceso. También aparece citada mucho en la Biblia con el nombre de Fuego. Ejemplo S. Pedro (4,12-13). Exhortaciones escatológicas ?Amadísimos, no os extrañéis como de algo insólito del fuego encendido en medio de vosotros ordenado a vuestra purificación, sino alegraos más bien en la medida de vuestra participación a los padecimientos de Cristo para que asimismo os podáis alegrar gozosos el día en que se manifieste su Gloria.?

Existen muchos libros que pueden informar sobre esto, entre otros:

1.¿Kundalini y los Chakras? de Genevieve Lewis Paulson. Edaf. 2.¿Kundalini? experiencia personal de Gopi Krishna. 3.Y por supuesto también en internet. ¿Crisis de Kundalini?.

Bueno amigos os deseo que os vaya muy bien con vuestro propio proceso evolutivo. Recordad que no hay que buscar fuera de uno, puntualmente hay personas o situaciones que pueden enseñarnos, pero el Maestro lo tenemos dentro de nosotros. El camino que nos ayuda a llevar este proceso correctamente no es otro que el del autoconocimiento. El hacernos conscientes de nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestros prejuicios, nuestros propios juicios, en definitiva de nuestra propia ?viga en el ojo? a través de la cual vemos el mundo. Pero este ?cristal? a través del cual percibimos el mundo que nos rodea, no quiere decir que sea el perfecto o el verdadero, porque si no habría tantas verdades como habitantes tiene la Tierra.