You are on page 1of 4

Revista de Estudios Sociales, no. 17, febrero de 2004, 115-118.

asedio provendrá de la guerra. lo que alguna vez dijera Eduardo
Violencia y guerra: temas que Pizarro: “Gonzalo es el papá de los
GUERRAS, MEMORIA E HISTORIA constituyen uno de los ejes violentólogos”, esa horrible
Gonzalo Sánchez (2003). Bogotá: ICANH. fundamentales del trabajo de Gonzalo. caracterización de un oficio y que se
Y digo lo de la edad y la experiencia popularizó luego de que una insistente
Álvaro Camacho Guizado* porque a mí también me persigue la periodista amiga, presa del síndrome
imagen de un pueblo gris, triste, frío, de la chiva, nos preguntara a los
somnoliento, sin eso que después se miembros de la Comisión de Estudios
llamaría dialéctica, pero pacífico, que de la Violencia qué estábamos
No entendemos lo que causa que las de un momento a otro se convirtió en haciendo, y para quitárnosla de
cosas sucedan. Historia es la ficción un escenario de violencia en el que el encima, alguno de nosotros le dijo:
que inventamos para persuadirnos partido de gobierno, el conservador de “pues violentología”. Su venganza fue
que los sucesos son conocibles y que Ospina y Laureano, se dedicó a tratar publicar el reportaje y por tanto
la vida tiene orden y dirección. Por de homogenizar políticamente a la popularizar la fea palabreja.
eso los eventos son siempre población, de convertirla en irrestricto
reinterpretados cuando cambian los apoyo gubernamental, y para esto sus Violencia, guerra y memoria
valores. Necesitamos versiones agentes y simpatizantes no vacilaron
nuevas de historia que justifiquen en recurrir a la fuerza de las armas, al Vamos ahora sí a algunos elementos
nuestros prejuicios actuales… amedrentamiento, la amenaza, y, por que componen el almendrón del texto.
Calvin, en diálogo con Hobbes qué no, la muerte. Y todo esto Un tema central se refiere al triple
acompañado de manifestaciones papel de la guerra: en la construcción
Trataré de explicar mis reacciones frente callejeras, con motivo de las cuales se de la historia de la nación, en los
al libro de Gonzalo Sánchez, Guerras, obligaba a todos los habitantes a izar relatos que se tejen en medio de
memoria e historia, y sólo haré unos banderas azules en las ventanas de relaciones de poder y subordinación,
comentarios sobre los temas que con sus casas, so pena de recibir en las huellas que se concretan en lo
mucho atrevimiento considero los más venganzas posteriores. Y claro, esos que Gonzalo llama “lugares de
importantes, aunque en algunos habitantes oían los vivas a la Virgen memoria”. Estas tres dimensiones,
momentos deba desviarme, para hacer del Carmen y a Cristo Rey y los abajos identidad, pluralidad y perennidad
énfasis en una de las cuestiones a los cachiporros, cuyas mamás eran constituyen ejes de construcción de la
nodales del texto: la historia y el reto de objeto de innombrables epítetos. Eran historia, como objetivación de un
la recuperación de la memoria. la época, el departamento y el reinado pasado, y que se diferencia de la
La Violencia como vivencia de los chulavitas. De por allá salieron, memoria en cuanto ésta es militante,
Gonzalo nos introduce al tema con y llegaron al Líbano, donde Gonzalo y construye relatos y es la presencia viva
una muy viva y emocionante referencia su familia los padecieron, y de del pasado en el presente. Abusando
a su infancia y a sus experiencias con quienes, como ocurrió con mi familia, de una metáfora al estilo de Claude
una Violencia que lo asedió en su tuvieron que huir. Lévi-Strauss, podría decirse que la
pueblo, desde niño, junto con su Ahora bien, a diferencia de tantos historia, en tanto cosificación, es
familia. Desde esa época, y a pesar de colombianos que han pasado por “fría”, y que la memoria, como
sus esfuerzos en contrario, el fantasma experiencias similares, Gonzalo ha vivencia, es “caliente”.
lo persigue. Este no es un tema ajeno sabido derivar lo positivo de la Ahora bien, en Colombia historia y
para los colombianos: en mayor o vivencia, y por eso, luego de una vasta memoria se comportan de maneras
menor medida a quienes pasamos de producción intelectual que le ha diferentes cuando se trata de la
cierta edad, no digamos cuál, nos merecido un “Doctorado por obra”, Violencia o cuando se trata de la
persigue y acecha esa sombra de la que, bajo la dirección de Daniel Pécaut, guerra. En la historiografía tradicional
Violencia. Para otros, más jóvenes, el le otorgó la Escuela de Altos Estudios de nuestra Violencia, hasta antes de
en Ciencias Sociales de París, hoy nos que se produjera una nueva literatura
damos el gusto de leer este libro, que científica que desentraña los más
* Sociólogo. Director del Centro de Estudios es una suma de su reflexión histórica, profundos significados de la
Socioculturales e Internacionales de la
Universidad de los Andes.
sociológica y política. Con él se ratifica contienda, y de la cual la muestra más

115

que Gonzalo llama “duelo en el necesidades de reparación de las Probablemente son algunas de las terreno de los discursos”. no desmovilizan Las preguntas de Uribe es “vendepatrias”. fuerzas del orden. LECTURAS• Álvaro Camacho Guizado evidente es la obra general de inmerso en un proceso de paz. tan esta reconstrucción histórica sólo se Y hoy hasta el presidente Uribe parece caros a nuestra historia y tema necesita reconocer los nuevos ricos contagiado de este lenguaje recurrente en el trabajo de Gonzalo: que usufructuaron tierras e hicieron condenatorio. buscan enaltecer a quienes Hoy. la Unos cuantos créditos de la Caja enunciación no es inocente: al defensa territorial. se llegó a que desde dos extremos buscamos e indultos? En el país ya no se llamar a esos campesinos caracterizaciones alternativas. “fascista” sino parcialmente (recordemos a “terrorista de Estado”. y además no resuelven los en las posiciones de comando en la bandidos”. Nuestro más glorioso mismas que Gonzalo se ha formulado criminalización por el lenguaje es un ejemplo es el Frente Nacional: su a lo largo de su vida intelectual. ésta fue una Violencia llamaba “guerrilleros” a las Farc. Podríamos agregar perspectivas tradicionales de amnistías de paz”. es crucial hoy: conservadores y no pocos liberales. agredidos por una minoría de Gonzalo. tanto es así que se pudo solazado ya por años con su revoluciones. Tirofijo y otros En lo que sigue quiero recurrir a una imperialismo”… Y así. mayor gestión a este respecto fue un Primera pregunta: ¿Cómo nombrar al Segunda pregunta: ¿Cómo llamar lo remedo de reparación: la colonización otro? Es claro que en las que tenemos hoy? En los cincuentas del Ariari. contra la sociedad? Los debates son en el supuesto. y locales con escopetas de fisto y Pues bien. diferentes amnistías e indultos. enunciar al otro. y la semántica al respecto luego. epítetos de más). y con sus retóricas y los campesinos de las regiones bajo las impulsaron. cuando no acataban piadosamente hablan de un “conflicto campesinos que se defienden en plenamente las instrucciones de la armado”. el enriquecimiento ilícito. que triunfan o son apaciguar al país a partir de un pacto caracterización de la misma derrotadas. Algunos enfrenta un gobierno con unos “comunistas”. el acaparamiento Agraria y luego una gran oportunidad definirlo. las ¿Una guerra revolucionaria? ¿Una Frente Nacional prefirió el olvido. el los bautizan. Uribe. al otro se le asignan de tierras y hasta las venganzas para que unos cuantos grandes características que a la vez que lo personales. niegan que haya un conflicto. Y bandidos ricos. ¿Y lo demás? No. hoy se han dado nuevos caracterizan el momento como una organizaciones débiles y giros en la nominación. con la condición de que herramientas lingüísticas para que incluían la confrontación fueran “damnificados” de la violencia. quien se ha guerras? A diferencia de las perdedores. en cambio. y sí dejan pendiente las estrategia que me facilita la esta naturaleza llevan la guerra a lo dimensiones judiciales y morales y las presentación: me haré preguntas. Para llegar a su dominio llaman “los muchachos”. ¿estamos ante una guerra civil? sus propiedades. propietarios ganaderos ensancharan satanizan. Sólo que esta partidista. eran “guerrillas efectos políticos. Pizarro y muchos de los miles de tienen su propia retórica: el gobierno militantes de la UP). Carlos campesinos muertos. Desquite. multiforme y medio ciega en la que no usaba este calificativo a contrapelo Tercera pregunta: ¿Cómo terminan las hubo realmente ganadores ni del general Mora. “lacayo del Chispas. Los es también algo más que purismo nos embarquemos en un proceso de pájaros y paramilitares de ese idiomático. Farc. de que en un futuro cercano que se defendían de la agresión. en la que el Estado mandó confrontaciones violentas las partes se llamó Violencia a esa a las selvas a centenares de deben recurrir a técnicas y concatenación de múltiples procesos campesinos. como el presidente luchas y persecuciones más o menos “oligarquía” liberal. Son los mismos a quienes conflictos que las suscitaron o siquiera confrontación. otros. sobra decirlo. del Estado. Testigos han sido las prácticas la estimularon. En los extremos. ¿caben las entonces. Los guerrilleros. Es una práctica con paz medianamente exitoso. Durante la Violencia. y no baja de ellos no se cumplen (recordemos la fortunas y los centenares de miles de “bandidos” y de terroristas” a las suerte de Guadalupe Salcedo. los guerra de nuevo tipo? ¿Una guerra El tema. nuestras guerras parecen elitario entre quienes habían estado organización como una “cuadrilla de eternas. muy discutible desde llamaron “chusma” a los campesinos candentes. Hoy estamos frente a presidente Pastrana se encontraba millones de colombianos son una confrontación de ejércitos de 116 . Cuando el situación en la que cuarenta y cuatro fragmentadas. arma muy poderosa. La víctimas. desde luego.

Gonzalo llama política. El Tomate. en palabras de hacer olvidar las arbitrariedades hacia regiones no aptas para la Gonzalo. la de nuevo la experiencia del olvido del propiedades agrarias a costa de los rutinización de la guerra y su Frente Nacional: cuando en 1961 campesinos que huyen de sus tierras? consecuente ensuciamiento. en cambio llegaron a confrontación no será una victoria constante a la coacción física de los expresar puntos de vista como que decidida de ninguna de las partes. bien armados. demostrado otras experiencias compartida de futuro: las diferentes ellas. Olvido. la Violencia nos dejó un país reactivan la memoria de la Violencia: Son vívidas expresiones del olvido fragmentado en lo regional. años de lucha armada dónde quedan? frustradas. posibilidades de autonomía de la a este fenómeno “la tribalización de beca y taxi? ¿Y los cerca de cuarenta población civil sean de nuevo la violencia”. amenazante de las guerrillas y los que “Es un relato mañoso. aunque alguno el tema de la justicia transicional. pues. Mapiripán. diversos. las reacciones fueron No tengo muchas herramientas para negociación. lo que fuerzas armadas ilegales tienen Frankenstein. y ciertamente muy ricos. dijera que “El libro estrujándose el cerebro para imaginar Estado de satisfacer las necesidades no parte de una división entre buenos una opción medianamente decorosa. memoria e historia cobertura nacional. pero no tanto: como lo han hay unidad temática ni visión de un orden alternativo. a la manera del doctor recientes. algunas de las anterior. una extorsiones. Sólo me guerrillero su degradación e involución intelectuales y políticos liberales la basta decir que expertos y eruditos en hacen controvertible su condición de colmaron de encomios. sus y malos. o nuestra historia. un acelerado y caótico violencia”. como la de Suráfrica. no permiten y Eduardo Umaña Luna publicaron el Bojayá. De hecho. Y esta necesidad implica los voceros de la población. los adhesión por la convicción o la no sólo que las partes en contienda 117 . masacres. Sexta pregunta: ¿Qué hacer con el ¿Y los millones de desplazados? ¿Y el Quinta pregunta: ¿Y quién podrá pasado como memoria? Recordemos acaparamiento y ensanche de representarnos? Entre tanto. guerra? La pregunta se conecta muy pretensión de representatividad. directamente con las respuestas a la insurgencia y la contrainsurgencia fueron. casa. En este libro hay un acusado: Lo que sí puedo afirmar es que el prácticas de privatización de las la sociedad colombiana”. Pero aún en medio de la dejan así de ser vistas como una reacciones ante quienes quisieron incertidumbre sí podemos afirmar que promesa de paz o nuevo orden y construir una memoria de la Violencia. ellos se configura una situación en la la idea de justicia y de consolidación algo en común: la pretensión de ser que ya no hay posibilidades de democrática. como si quisiera exculpar a la como Iván Orozco. y qué nos dejará la inversamente proporcional a su documentos secretos”. del lado fuertes y encontradas: algunos examinar esta perspectiva. “la herencia negativa de la propias y negar las posibilidades de agricultura. Los eventual resultado de la actual funciones del Estado y su recurso conservadores. la Germán Guzmán. insultos.Guerras. más deletéreos aún: en las lógicas popular por parte de las guerrillas es Hoy enfrentamos situaciones contemporáneas se encuentra que no impedir la movilización social en pro diferentes. “los autores…se ganan la vida más que el tema tendrá que romper en dos Y esto es así porque el potencial indignamente que las cortesanas”. Tienen. y aunque reclaman de ellos. han creado su propio realmente está en juego es la programas independientes. Trujillo y crear identidades colectivas primer tomo de La violencia en tantas otras masacres? guerrilleras indispensables en una Colombia. monstruo: los paramilitares. y con ella de incongruentes. actores políticos. intereses. Orlando Fals Borda ¿Y los humillados y ofendidos de ausencia de paradigmas. que las víctimas pudieran construir su proceso de urbanización. secuestros. y ciudadanos anulan su pretensión. suspensión de penas. representantes legítimos de sus simpatía: ahora es el temor lo que organizados. sin embargo. andan luchar contra la incapacidad del dirigencia política. de la población más pobre. La exoneración de responsables. respaldado por unos la violencia. Esta expropiación de la permite a los extremos armados ¿Será que el proceso terminará con voluntad y vocería popular se reclamar la aquiescencia de las una negociación de favorabilidad traducirá sin duda en que las poblaciones sometidas. y Cuarta pregunta: ¿Qué nos ha dejado paramilitares sobre la población es acomodaticio. como recurso de poder: se pretendía expansión de la frontera agrícola todo lo que constituye. En cambio. Y que la Probablemente la peor consecuencia memoria y buscar así aunque fuera guerra probablemente dejará efectos de la expropiación de la voluntad una modesta reparación. Y con necesidad de memoria.

sólo encontré dos punticos: Europea serán absolutamente traduce en la barbarie paramilitar. negocio y en su confrontación con el La crítica que han formulados intelectuales e Estado. En mi caso. LECTURAS• Álvaro Camacho Guizado intenten al menos desarrollar una internacionalización. damnificados puedan al menos degradación del conflicto y a la Pero esto no es todo lo que se puede reconocer que la guerra fue eso: política estadounidense. memoria. Dejar esto de lado. y se refiere a la negociada a la guerra. se primero. a las críticas a las que desplegaron en defensa de su violaciones a los derechos humanos. cuando aboca el tema necesarias en una salida política y combina con el papel del mercado internacional. El paso de la guerra porvenir valga la pena. Pero empresarios y comerciantes ilegales. y que se rebusqué. negociada. ilícito en el fortalecimiento de las internacionalización negativa de Y segundo. Dice construcción de nuestra memoria. la mención se refiere parece. a la guerra que ahora tarea sin señalar algo que no le gustó apreciación. y cuando trata el espinoso narcotráfico aparezca sólo al final del degradación. que me parece ineludible. sorprende que el tema del arcas de la guerrilla y su acelerada Colombia. preferiría hablar de su Gonzalo con justicia que “bajo el 118 . en la que actuaron como iglesias del viejo continente. que permita que exclusión de Europa significa hegemonía norteamericana tiende a la reconstrucción del pasado sea desconocer las críticas que la Unión borrarse la distinción entre terrorismo menos traumática. historia y que el reconocer los apoyos a la paz nuestra guerra. puesto que la impacto de la universalización de la “ética de la guerra”. me tema de los efectos de la guerra libro. No puede un comentarista terminar su implica hacer caso omiso de la como “gremio”. y que los Europea ha formulado a la y narcotráfico”. En efecto. a la estrategia del Plan Colombia y su solamente el papel que desempeñará Gonzalo habla de la metamorfosis del plan antinarcóticos el narcotráfico en la futura “continentalización” de la guerra. Consideremos colombiana sobre los países vecinos. Significa no decir del papel del narcotráfico en pasado. es una falla. Yo en estrategia contrainsurgente. por más que de que las gestiones de la Unión propietarios de tierras. activan en su condición de del libro.