EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA

Editorial Popular LaPajarilla Santiago de Chile Julio del 2008 Este formato esta hecho exclusivamente para regalarse, a los compitas que andan por ahí subvirtiendo la vida. Ningún derecho reservado. Reconocemos autoría, no así la propiedad privada intelectual. Esta es una copia pirata. LaPajarilla@gmail.com www.lapajarilla.tk www.lapajarilla.blogspot.com

1

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA Necesaria explicación de una Irreverencia. Como suele ocurrirnos, la cosa ésta se fue haciendo de varios orígenes. El principal de ellos, mirándolo desde ahora, fue un poco dar cuenta -con un producto concreto estas "cartillas"- de ciertos mitos latentes y acumulados en parte no pequeña de los mapucistas y lautarinos. Es decir, lo pensamos como un material para nosotros, respondiendo a una demanda que nos hacían como cuadros prisioneros, pero, y aquí está su intención original de transformación política, con la certeza de que al ir evacuando el producto empezaríamos a toparnos con ésos mitos fondeados en nosotros mismos. ...Algo de sortilegios y embrujos tiene éstas cartillas... (mito 1). En nuestra intimidad de Lautarinos y Mapucistas existe una suerte de reclamo histórico acerca de nuestra supuesta debilidad profunda en la formación de los cuadros y para sustentar aquello se recurre a los varios que, en diferentes momentos de nuestra historia, se nos han ido y han dejado de ser...Hecho absolutamente cierto por lo demás... Ocurre, sin embargo que nuestra costumbre militante a menudo nos oculta dos evidencias que son claves y que tienen que ver con integralidad profunda : Primero: Que "Lautaro" nunca ha logrado ser penetrado -con soplones e informantes activos y permanentes- por la inteligencia enemiga. Nosotros no conocemos hasta ahora de los traidores que han terminado como funcionarios del poder..y ello es por algo, porque ganas, esfuerzos y recursos de los bichos no es lo que ha faltado... Segundo: Las evidencias de nosotros mismos y nuestras vidas -todos y cada uno de los militantes y dirigentes mapucistas y lautarinos- siempre creciente contra la "corriente" aparente de las cosas; consecuentes hasta las patas y locos plenamente enamorados de nuestras cosas..Tamaña porfía y locura -y ya durante casi 24 años y con un buen lote con varios años de Prisión- no puede ser obra de una mera casualidad. Obviamente hay debilidades, vacíos y muchísimos errores y carencias, entre ellas la falta de sistematización a la que responden éstas "cartillas", pero los cuadros lautarinos existen y, modestia aparte, no son cualquier "cosita"..Irradian y marcan..de eso no hay duda.. (mito 2). Una cierta sensación en no pocos, de que nuestra Política y nuestros conceptos son de poco "rigor científico", "poco serios teoricamente" y, así, ésta suerte de impresión en militantes y también de gente que nos quiere y nos ronda, de que somos una "volada rica" en sus locuras pero con finales inciertos dado éste "vacío"..Algo sabroso para momentos pero no para toda la vida.. 2

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA Y, bueno, aquí el debate es más global porque se entromete con visiones muy afincadas en la izquierda antigua que no han logrado aún ser borradas en su totalidad y que siguen operando incluso en sectores muy nuevos- como Concepciones de la Política y la Revolución. Además, y por sobre todo, la intromisión es con posiciones ideológicas que el Poder ha logrado introducir en los subversivos, los revolucionarios y los rebeldes de ahorita..Es decir, una cosa "grossa" pero a la vez muy concreta y vital, que tiene que ver con la dialéctica marxista y la Concepción y utilidad política de la teoría en su sentido subversivo y revolucionario..Ni más ni menos que los asuntos de la vida, la experiencia, los sueños y las ganas de los Pueblos en su hacerse como Gigantes, sujetos efectivos de su propia historia. Porque es hora de declararnos también "marginales" -en el sentido de intrinsicamente fuera y alternativos- en relación a los dogmas que en los terrenos de "lo cientifico" y la "seriedad teórica", ha establecido el Poder. Es decir, no estamos ni ahí con ésto de que la ambición inacabable de la Felicidad; el hacerse de los Pueblos como sujetos; la importancia decisiva para la vida plena -por tanto para la política- de las sensaciones, las ganas y los sueños; la posibilidad efectiva de la transformación ininterrumpida de la realidad usando toda su potencia contenida...Con que la Revolución y, como ellos llaman a las locuras del vivir y hacer, las utopías..hayan sido decretadas como imposibles y cavernarias por la supuesta "modernidad" de la nueva religión del Dios Mercado.. Y, por ello mismo, no estamos ni ahí con esta moda de que lo "cientifico" es sólo detallar lo posible, traduciéndolo en interminables cifras, estadísticas, esquemitas y "sistemas" que van operando como moldes explicativos de realidades planas e incambiables y que interesa eternizar como tales en íntima armonía con los requerimientos de desarrollo del capitalismo.. En nada nos interesa ésa "ciencia" del poder y su supuesta "seriedad teórica".. Y fue ello lo que nos llevó a recrear y dibujar nuestros propios conceptos, mirándolos en su desenvolvimiento interno, penetrando en su fluidez dialéctica marxista, escarbando su poco y con más detención en nuestro peculiar "leninismo",..y, en ése ejercicio, observar el producto como conjunto en su totalidad de "teoría Concepción de la Revolución Chilena" haciéndose, siempre haciéndose. Asimismo, el esfuerzo fue la integración simultánea de una "segunda lectura" ya en el plano de su utilidad política concreta y en el asunto clave de la validez de lo nuestro como una forma subversiva de "MIRAR" la historia, el presente y los asuntos del ir haciéndose del futuro deseado. Considerando que el material de éstas "cartillas" (nunca nos ha gustado y no nos sigue gustando éste término) es parte de un Plan de Trabajo que aún no esta terminado en su primer diseño y que lo que se presenta son sólo trocitos de nuestro pensamiento y lógica, tenemos que decir que el producto nos deja muy contentos y con la certeza de que lo aquí contenido -a la vez- manda efectivamente a la cresta las concepciones tradicionales y los dogmas del poder y. además, contiene una visión de "Teoría y política" subversiva sólida y "seria".

3

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA (mito 3). ...Más bien una especie de "tic nervioso" en nosotros de que "lo nuestro" (nuestras cosas, lenguaje y lógica política..) cuesta mucho entenderlo y sólo "pesca" en un grupo pequeño.. Nosotros nunca hemos creído ésto y lo que vemos más bien son nuestras incapacidades recurrentes para "más llegar" con nuestras ideas y propaganda en el Pueblo, con instrumentos estables y permanentes..Parte de ésa deuda acumulada de Lautaro se intenta empezar a pagar con éste cuadernillo. Y en ésto estábamos cuando se nos introdujo un segundo origen-sentido para éste material que en Diciembre del 96 empezamos a trabajar en el CAS. (porque los "redactores" de éste producto mapucista-lautarino somos transitoriamente habitantes prisioneros en éste boliche de mierda)..El asunto es que se nos ocurrió la onda de hacer éstas cartillas, inicialmente pensadas para adentro, un material para nuestro Pueblo, particularmente los rebeldes y subversivos enamorados sin vuelta con la Revolución de la Felicidad. Es decir, tirarnos el salto y meternos en las voladas, las discusiones y los ambientes; en las vivencias de las búsquedas de un lote amplio y ...ver que pasa, como impactamos, como somos recibidos y que debates surgen de ése "contacto" tan íntimo. De éste modo la pega original se fue haciendo sabrosa y excitante, terminando por ahora es éste cuadernillo que te estamos regalando y que esperamos disfrutes, lanzándote a más vivir y hacer en lo que deseas y en y con el Pueblo. Para terminar ésta "explicación", señalar lo siguiente : a). El Plan de trabajo que tenemos que terminar por evacuar, comprende 6 "ciclos" generales, cada uno con un set de cartillas. Las cinco que se presentan ahorita en ésta publicación son las siguientes: Ciclo I: "Fundamentos generales"; cartilla 1: "La ambición de la Felicidad como la concepción de la Política Lautarina", y cartilla 2: "Acerca de nuestro marxismo leninismo-mapucista lautarino". Ciclo II: "La Concepción de la Política como Bloque Histórico"; cartilla 1: "La Concepción del B.H."; y cartilla 2: "El Movimiento Popular de la Revolución Trunca"; agregamos además una del Ciclo VI: "Acerca de una Lectura Lautarina de Lenin y nuestro leninismo".. b). Se ha tratado de que cada cartilla abarque una "unidad temática" de manera exhaustiva aunque concentrada, desglosando tanto la historia, el devenir, el significado y la utilidad política concreta nuestro "MIRAR"- de los conceptos fundamentales que se presentan. Con todo, hay que señalar que éste acotamiento no es más que metodológico y que el conjunto del cuadernillo constituye un solo "todo junto en el dibujo de lo que denominamos como nuestra "Teoría Concepción" en la fusión de la estrategia y la táctica. Leerlo, meterse en él, comprenderlo, discutirlo, compartirlo y hacerlo correr es lo que te pedimos..Y, bueno, proceder según tu gusto y parecer..La invitación es a que te entrometas con nosotros y, si así

4

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA te parece, nos des duro..también si te gusta, que te calientes y seas más subversivo...una vida fantástica y que, de verdad, vale la pena con todo. Eso sería todo. !SEÑORES DEL PODER : METANSE SU CAPITALISMO POR EL CULO! Colectivo Prisioneros Lautarinos. CAS.-Bastión. Junio 19, 97.

5

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA

6

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA Ciclo I : Fundamentos Generales. Cartilla 1 . LA FELICIDAD EN LOS ASUNTOS DE LA POLITICA Y LA REVOLUCION. 1. La idea -aspiración- sentimiento de la FELICIDAD es, ni más ni menos, la piedra angular de toda la concepción de la política y el "ser" mapucista y lautarino. En efecto, sobre ella se articulan nuestras definiciones vitales del "Chile Popular"; de la "Revolución"; del "Poder" Subversivo y Popular Revolucionario; de la "forma de ser y vivir" en el irnos haciendo como sujetos, vanguardia y Pueblo, es decir, el instante de la transformación de la realidad donde la práctica ebulle en conciencia. Asimismo, la noción de Felicidad es la que hace de nuestra Concepción de la Política una Totalidad de reivindicaciones, derechos, necesidades, ganas, sentimientos, sensaciones y sueños a ser instalados, creados e inventados con la fuerza del Gigante que hace posible el proceso de la Toma de todo y para todo, que es la subversión revolucionaria. 2. Se produce el acceso a ésta clave Lautarina cuando el III. Congreso del P. Mapu, en 1988. Allí queda establecido el dibujo fundamental y su movimiento, con la definición de " La Política y la Revolución" : Esa Fábrica de ganas que transforma a los Pueblos en Gigantes, la vida en esperanza alegre y los sueños en realizaciones". Derechamente, Revolución y Felicidad -a partir de allí y para los Lautarinos pasan a ser pareja indisoluble. La Revolución, con su proceso de hacerse ininterrumpido, es el "PODER DE LA FELICIDAD" y la política -cual fábrica de ganas y sueños, en el tomarse las cosas y asuntos de la vida- el arte del dibujo y la Toma de la Felicidad de los Pueblos en todo instante y momento. Durante ese 88, ya terminado el Congreso y con la excitación de los Copamientos Territoriales Armados (CTA), el asunto se precisa aún más con la definición del asunto "lautarino como " LA TOMA DE LO COTIDIANO : LA POLITICA DE LAS COSAS CONCRETAS Y UTILES PARA EL PUEBLO". Ese mismo año Lautaro se define como "¡ Rebeldes, Alegres y Armados ¡"; en el 89 es el "Sexo y la Felicidad Plena"; en 1991, ya "Somos Fuerza para el Poder de la felicidad" y el dibujo de la política se contiene en la convocatoria de "¡A desparramar ahorita la alegría, la sensualidad y los sueños del Poder de la Felicidad¡". En 1993, el Tercer Pleno Nacional del P. MAPU se condensa en la siguiente consigna : "¡En la orgía de los sueños, ya somos Gigante Subversivo, viviendo y haciendo la Felicidad¡". 3. La dimensión de la felicidad, a la vez, catapulta, condensa e impulsa en nosotros experiencias, certezas y búsquedas que decantan en toda una "forma de ser y vivir" - verdadero acceso y logro de un "estado de cultura lautarina"- que subvierte en sus raíces las concepciones tradicionales de la izquierda y los revolucionarios chilenos, dotando a Lautaro y los Lautarinos de un rostro y personalidad muy propia e inconfundible. De este modo, la afirmación es que el salto a la conciencia del ser y la política de Lautaro , la constitución del "fenómeno" del lautarismo propiamente tal y, por tanto, el acto constitutivo y punto 7

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA de origen de la "huella" se encuentra en ésta Toma de la Felicidad para nuestras ganas, ambiciones y sueños. Esta forma de Lautaro de ser y vivir -que es hacer- la Revolución, rompe con la visión meramente reivindicativa-económica de la política, dando paso a una nueva Totalidad en el comprender, gustar y sentir masivo, con la introducción de toditos los asuntos del vivir ( sensaciones, placer, sexo, música, colores, espacios, sentidos..) en las luchas y combates del Pueblo y dotando a estos de la ambición del derecho, la aventura del experimento creativo y la necesidad del hacerse siempre plenos. Es la Revolución sin límites ni cortapisas; sin inhibiciones, ataduras ni cartuchismos. Es la política alegre, porque satisface, desatando ganas y ambiciones de más y más. La Toma es el acto revolucionario y subversivo y el dibujo de la Felicidad se va haciendo concreto y útil con la política de los "productos revolucionarios"... y como ésta es con armas y en los CTA., la guerra lautarina pasa a llamarse la "guerra de los sueños" y nuestros instrumentos, "las armas de la vida". Concreta y útil -alegre en la Toma- la Revolución deja de ser un horizonte borroso, siempre "para después" y medio sufriente por las "exigencias del compromiso y la lucha", pasando a transformarse en un "aquí y ahora"; instante de fiesta y orgía desbordante de Pueblos, un hacerse que se va viviendo y aspirando con todos los poros de nuestro ser. 4. La Felicidad "Lautarina" es un asunto siempre "en y con el Pueblo", mezcla del irse haciendo de vidas concretas -la tuya, la mía, las nuestras...- con las cosas y "callampazos" de avance del Gigante. Así toma forma el "todo junto" de la Revolución con la fusión del crecimiento de cada uno y las cuestiones de la política popular.. La subversión lautarina se hace una forma de vida cada vez más querida y deseada en su aspirar pleno. La militancia -con sus deberes y exigencias- se transforma así en un asunto de olores, tacto y deseos, en un desate ininterrumpido -que es crecimiento integral de sensualidad ebullente en los asuntos de ¡ VIVIR Y HACER LA FELICIDAD !.

8

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA

9

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA Cartilla 2 : EL "MARXISMO-LENINISMO, MAPUCISTA-LAUTARINO". (supone trabajo cartilla 1). 1. El "Lautarismo" es un producto marxista leninista producto de la experiencia revolucionaria del Pueblo Chileno. Es expresión concreta del "nuevo ciclo revolucionario" abierto en la década de los 80 y el nuevo capitalismo y, en ello heredero de nuestro Movimiento Popular histórico. 2. Nuestra "ideología" (entendida como forma de ser, lógica e instrumental teórico) resulta de una situación histórica en la que el marxismo tradicional de nuestro Pueblo colapsa con la derrota y la dictadura y - a la vez - se inicia una nueva práctica que asume de la realidad creada para su transformación. La referencia del parto es así a un nuevo tiempo global, la vivencia abierta de una nueva totalidad.. 3. Estamos iniciando los 80, con una dictadura ya conocida en la vivencia de todos los días y una crisis y derrota popular que empieza a hacerse tediosa..Habían ganas de protagonismo, de pelear y de expresar en la Juventud Popular. La conciencia es de un presente insuficiente que podía y debía ser más.. el miedo ya se había ido.. Allí empieza -con lo nuevo- el "Lautarismo". Su átomo está en las ganas; éstas se hacen práctica vivencia catapultadas por la voluntad de lanzarse a hacer.. El paso primero es la decisión de vivencia de la aventura de la rebeldía : Es el estado de la autoconstitución como sectores avanzados del Pueblo(SA). La experiencia ebulle con la práctica -vivencia que es la conciencia- va surgiendo la creación de la Política y el dibujo de la nueva forma de ser y vivir, en su retroalimentación múltiple. La base de este debate de lo nuevo" es lo popular, el sentido y la autoidentificación de sentirse y querer ser Pueblo. Allí se asimila la herencia de lo histórico -con sus raíces clasistas y marxistas- y, también, se produce el "corte" que deja antiguo al pasado. Así, el "Lautarismo" fue concebido con los "genes" de lo "popular"; la "revolución y el "socialismo", también del marxismo y nuestro "ADN" es VIVIR Y HACER LA AVENTURA DE LA REVOLUCION. La forma de ser nace con un privilegio muy marcado de la práctica por sobre el acceso tradicional a la "teoría"; el respeto a la tradición, las costumbres de la izquierda y las "modas" instaladas y, también, de las modalidades de antes del sectarismo, el burocratismo y el aparatismo..Lautaro es ya para siempre movimiento haciéndose.. 4. La concepción de la "realidad como una totalidad posible de ser penetrada y revolucionada por Pueblos capaces sí se lo proponen y de la "política" como el arte-vivencia de la transformación , instalación y creación de lo Popular en la TOMA de todo, con todo y para todo, son los pilares fundamentales de donde arranca nuestro "marxismo" y, también, nuestro "leninismo". El "marxismo", introduce la "política" ya como arte y concepción de la realidad y su transformación. Es decir, articula la esencia del movimiento interno que, en su orientación de Pueblos que se toman su historia y crean sus necesidades, hace posible la Revolución en la época del capitalismo. 10

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA El "marxismo" es así el invento de la Revolución de los Pueblos y la formulación del impulso vital (el método dialéctico) que lo hace posible. El "leninismo", introduce la "política" ya como arte y concepción elaborada que resulta victoriosa, básicamente con su noción del Partido y su apuesta a los "Soviets", que revoluciona la visión tradicional bolchevique y posibilita el "leninismo" desde Abril de 1917. De la experiencia-vivencia de los Soviets como espacios de poder masivo y su fusión como cuerpo con el Partido, surge el afluente y el espacio de la Política -el "leninismo"- que posibilita la primera revolución socialista victoriosa. Aquí se encuentra el origen de la concepción del BLOQUE POPULAR REVOLUCIONARIO (BPR). 5. El Marxismo-leninismo de lautaro supone: a). Una Concepción de la realidad y la certeza de su transformación revolucionaria. b). El instrumental fundamental para la transformación práctica. c). La vivencia del acto de la transformación con las exigencias de creatividad política integral (el proceso del hacerse de la revolución y del BPR. que la hace posible.. 6. Nuestro MLML. se determina por las obseciones constituyentes (en los marcos de la certezanecesidad-viavilidad de la Revolución Chilena y, por tanto, de la "posición" anticapitalista y popular") del movimiento del irse haciendo del Pueblo como un Puño de Combate masivo, capaz e incontrolable y con las cualidades de integralidad requeridas para ello. Es la imagen-concepto del "GIGANTE POPULAR", noción que es acuñada el mismo Mayo del 83 en medio de la vivencia intensa y espectacular de la irrupción del "Pueblo en llamas". El punto de partida del MLML está pues en el impacto de nuestras ganas con la irrupción del gigante Popular. Allí se forja la "nueva totalidad subversiva", ya propiamente Lautarina y nuestro enamoramiento con locura con la subversión y toma del futuro.(sólo haciendo un simil, podemos afirmar que este impacto nuestro es algo así como el que tuvieron los proletarios del tiempo de Marx con la noción de la lucha de clases. EL GIGANTE POPULAR ES EL "CORTE HISTORICO" su irrupción como "Pueblo en llamas" establece la diferenciación entre lo "antiguo" y lo "nuevo" Empieza el "relato "lautarino" (nuestra "Teoría -Concepción"), nuestra concepción de la "época" nuestra, con su historia, sus diferentes presentes y sus futuros posibles..Toma forma la "Dialéctica Lautarina.. 7. Las certezas pilares que componen el MLML. son las siguientes Primero : La Concepción de la Revolución (el proceso de transformación global) como una aventura de Pueblos convencidos de su necesidad y realización. (el "convencimiento supone enamoramiento, es decir, un estado masivo integral que supera cualquier noción vanguardista o economiscista.)

11

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA Segundo : La noción de "Pueblo" y del Pueblo Joven. (contiene una cualificación del concepto de "clase" en su versión difundida tradicionalmente..Es un predominio de lo popular por sobre lo puramente obrero y que asigna a la juventud un espacio protagónico). tercero : La noción de la conciencia como un producto de la "experiencia" subversiva y revolucionaria y en el que la vivencia de la sensibilidad-sensualidad de la Revolución juega un rol predominante. (El todo junto de lo "subjetivo" y lo "objetivo"). Es decir, la conciencia es una resultante del ir viviendo y haciendo la aventura, en la que se instala irresistiblemente la necesidad, que es el enamoramiento con la transformación creativa. (el concepto de "necesidad" contiene una formulación globalizante, de todo, que supera la visión tradicional de la pura reivindicación o la satisfacción parcial o momentánea). Cuarto : El arte de hacer masiva la necesidad (el todo junto de los producto-sabores de la revolución subversiva y de crear la capacidad para desatar la creatividad transformadora, son los dos componentes de la Concepción de la Revolución y de la política de Lautaro. De allí que el vehículo del impulso revolucionario sea la TOMA (que es poseción-instalaciónsaboreó-desate de más capacidad y potencia para transformar..). La TOMA, en el marco capitalista, supone una concepción político-militar del movimiento transformador. ("Posición Trinchera" en el hacerse de la Felicidad). Quinto : La Toma, que es transformación de la realidad, en su proceso de creciente poseción es lo que define el hacerse de la Revolución. Lo que hace posible nuestra concepción de la política subversiva y revolucionaria (la revolución: como acto-proceso consciente del Pueblo, querido, buscado y creado, de la transformación) es la noción de la realidad como un todo junto de "realidad y potencia". De ésta noción arranca la internalización práctica de la política Lautarina, su verdadera "marca de fábrica". Así, para los lautarinos, la "política" es el arte de "posesión" de la potencia y la concentraciónapuesta en la "potencia" radica esencialmente en la "necesidad". Es decir, la política Lautarina es el arte del trabajo (hacerse) de la necesidad del Gigante. De allí nuestra "política de las sensaciones", con su formulación de las "cosas concretas" y los "productos" en la TOMA DE LO COTIDIANO.. que desemboca en su formulación globalizante como movimiento práctico en los CTA. como expresión concentrada de la GIM. Sexto : Lautaro establece la "época presente" como un tiempo de Revolución activa y globalizante; con una contradicción radical e integral con el capitalismo y su "democracia" cartucha y en la que la "necesidad" fundamental es la del despliegue de un nuevo Bloque Histórico..EL BLOQUE POPULAR REVOLUCIONARIO (BPR.). La afirmación del BPR. se afirma así en la tesis implícita de un "nuevo ciclo revolucionario global" que contiene, a la vez, las certezas de un capitalismo antagónico e insoportable, con las evidencias inevitables de la marginalidad extendida, de represión, pobreza e inhibición del ser, las ganas y los

12

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA sueños populares; asimismo, de memoria histórica no destruida y de instalación, desde Mayo 11 del 83, de "lo nuevo". De éste modo se desata la identidad -en la nueva forma de ser haciéndose- del proceso irresistible del "A VIVIR Y HACER LA FELICIDAD" que cruza de punta a cabo a todo el "Lautarismo". LAUTARO NACE EN EL "NUEVO CAPITALISMO" Y PARA VENCERLO EN Y CON EL PUEBLO. LA POLITICA LAUTARINA ES EL BPR. TODO PARTE Y DECANTA AQUI, TANTO EN EL SENTIDO Y LAS DIMENSIONES DE LA AVENTURA; DEL METODO DE NUESTRO MARXISMO Y DE LAS APUESTAS DEL IRSE HACIENDO -COMO POSICION TRINCHERA SUBVERSIVA- DE LA TEORIA CONCEPCION. Séptimo : La lógica-concepción del BPR. pasa a ser, en Lautaro, la expresión concreta -en cada instante- del irse haciendo de la "nueva forma de ser masiva", es decir, el método de construcción de una nueva "totalidad concreta", subversiva y revolucionaria, por el Gigante..la forma histórica de nuestra práctica de transformación revolucionaria, también el espacio y las dimensiones de la ambición de nuestra aventura... El BPR. es entendido, a la vez, como proceso de adelantamiento ("Toma" que traera para acá) del futuro victorioso en el irse haciendo de la Revolución y, también, como espacio de cada instante del despliegue de "lo nuevo". Es decir, está contenida en esta noción de BPR. una concepción del hacerse y transformación de la realidad (base del método; configuración y acceso a la totalidad concreta), en la que ésta -la realidad- es entendida como un todo junto de "realidad" (lo evidente desde una postura popular y anticapitalista) y "potencia" (lo subterráneo y esencial en curso, por sobre todo, la energía subversiva de las ganas y los sueños) y donde la apuesta de la transformación (la política y su arte) debe hacerse a ése todo junto. EL BPR. ES ASI -EN CADA INSTANTE- EL ESPACIO SUBVERSIVO Y REVOLUCIONARIO INSTALADO Y EN CURSO POR EL GIGANTE.(PTS. masiva). En su dinámica de escenario, el acceso a lo Nacional encuentra su punto siempre determinante en lo que el Bloque Popular quiere y va siendo capaz de hacer -sueños y ganas por cierto incluidos rompiendo con la visión antigua del previlegio en el ocupamiento de posiciones superestructurales..El teatro de la subversión revolucionaria está en las calles y territorios, particularmente en aquellos que se han ganado el derecho a ser Bastiones y su motor efectivo está constituido por los sectores avanzados del Pueblo, dado que aquí es donde se concentra la "potencia" de la transformación y su avance.

13

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA

14

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA Ciclo II. La Política como Bloque Histórico. Conceptos claves de la Teoría Concepción de la Revolución Chilena.

Cartilla 3 : EL CONCEPTO DE "BLOQUE HISTORICO". SU IMPORTANCIA Y SENTIDO EN LA POLITICA LAUTARINA. . 1. El concepto de BLOQUE HISTORICO es formulado por Antonio Gramsci - por los años 30 - y en él se contiene la sistematización de la experiencia teórica - práctica revolucionaria acumulada por Marx, con una especial atención en la revolución Rusa y la situación italiana - europea de ése entonces. de éste modo - por usar una imagen - constituye una especie de "concentrado" en los asuntos de la "Totalidad revolucionaria", permitiendo un salto sustantivo en la concepción de la política y la Revolución. Hablamos así de una categoría globalizante, de "teoría - concepción" marxista. En su desenvolvimiento ha resultado ser un concepto controvertido, dada la utilización de algunos de sus componentes centrales (la hegemonía y su hacerse) para dar paso a visiones revisionistas e, incluso, justificándose abandonos y renuncias al campo revolucionario. La Política Revolucionaria es concebida como "BH" por vez primera en la Revolución Rusa. Es esta visión de Pueblo capaz y enamorado, la que hace posible y victoriosa esa revolución y, por tanto, constituye la médula del aporte de la concepción "leninista" al marxismo. El instante que va desde la irrupción de la realidad masiva de los Soviets (1905) a Abril de 1917, con la definición de poder revolucionario de los bolcheviques exigida por Lenin, es el que contiene la contribución de ése BH. como Bloque Popular Revolucionario, catapultándo como Puño de Combate de millones que resulta capaz y victorioso. Empezamos a hacer Lautarino el concepto de BH. el 88, en el III. Congreso del P. MAPU. A partir de ése momento, ha pasado a constituir nuestra concepción clave de la Política y la Revolución, en sus diferentes dimensiones. 2. En lo fundamental, el concepto de BH. se refiere a la dimensión de la "Totalidad Dialéctica", es decir, establecer la concepción de la REALIDAD y de su movimiento transformador y todo ésto en su versión práctica concreta, su "hacerse" y sus diferentes espacios. Esta dimensión de "totalidad" pasa a enriquecer el método marxista revolucionario, tanto en sus expresiones de diágnóstico de una situación o etapa histórica; de lo especifico del movimiento enemigo y del poder; de una interpretación global o particular del recorrido y, muy especialmente, de los requerimientos para el desarrollo de la política revolucionaria. EL BLOQUE HISTORICO ES ASI UNA CONCEPCION DE LA VIDA Y LA HISTORIA, EL SUCEDER, EL HACERSE Y LA VIVENCIA TRANSFORMADORA TANTO DEL PODER DE LA DOMINACION. de allí su carácter necesariamente integral. 15

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA

3. Asimismo y en su dimensión práctica, el concepto de BH. es, por sobre todo, El ESPACIO (etapa o momento; correlaciones de fuerzas con sus movimientos estratégico - tácticos..) de los desenvolvimientos de la dominación y la Revolución; de sus fronteras; de sus disputas y combates y de lo particular del hacerse de cada cual. La "política" es entendida como "forma de ser" o "concepción del mundo" de fuerzas masivas y, a la vez, como proceso práctico que hace a estas fuerzas como capaces de hacer dominantes sus formas de ser y concepciones del mundo. De allí la noción de "Bloque"..Lo de "histórico", da cuenta de la relación con lo fundamental, lo determinante.. El "todo" compuesto por ésta concepción - forma de ser y la fuerza - capacidad de constituirnos, ser y realizar, es lo que Gramsci define bajo el concepto de la HEGEMONIA, La que pasa a ser la columna vertebral que hace posible y sustenta toda la concepción del BH. La idea de HEGEMONIA - cual "forma de ser" - integra a la política, además de las reivindicaciones económico - materiales, las necesidades, las ganas y los sueños, con todo el sentimiento y la pasión que ellas acarrean.. Es la dimension Lautarina de la "locura", del enamoramiento pertinaz y siempre caliente con la subversión y la "Toma de todo".. el "Con todo y para todo", es decir, la fuerza político - militar del Gigante como Puño de Combate, es el otro componente de ésta pareja escandalosa. La radicalidad de la crítica Lautarina al "Movimiento Popular de la Revolución Trunca" se contiene fundamentalmente en éste punto: la concepción, las ambiciones y el hacerse de ésa hegemonía revolucionaria en el Pueblo Chileno y, sólo de allí a la evidente incapacidad para resolver victoriosamente la contradicción con el poder enemigo que causa la gigantesca derrota del 73. asimismo, en ésta concepción lautarina de la hegemonía como LOCURA POTENTE, CAPAZ Y SIN LIMITES, asume forma concreta el impulso de la "Toma de la Felicidad".( ver cartillas sobre "La Felicidad y el "Movimiento Popular de la Revolución Trunca"). 4. El "VIVIR Y HACER" masivo es el alimento y la energía de la "forma de ser": La Revolución es un proceso ininterrumpido de Pueblos que cada vez se van posesionando más intensamente de su "aquí y ahora". El sentimiento, las ganas y la experiencia penetran la teoría haciéndola práctica, útil y de masas..De allí arranca la noción de Gramsci del "intelectual colectivo", es decir, la capacidad para soñar y realizar.."Intelectuales" son los subversivos y los revolucionarios, aquellos ya enamorados con locura y sin vuelta de la Revolución de la Felicidad.. 5. El concepto Lautarino del "instante", pasa a ser formulado en la dimensión del "GIGANTE POPULAR" _ QUE ES NUESTRO BH., EL BLOQUE POPULAR REVOLUCIONARIO (BPR)., haciéndose - como "POSICION TRINCHERA". La "Posición - Trinchera constituye una categoría analítica básica de nuestra Teoría - Concepción que funde la "táctica" con la "estrategia"; integraliza con la introducción de las ganas, los sueños y 16

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA las necesidades, la noción tradicional de las "correlaciones de fuerza" y articula en un mismo movimiento el presente con el futuro.. La revolución deja así de ser un algo siempre borroso y "para después"; una cosa ajena que depende de inalcanzables "condiciones objetivas", pasando a constituirse en presente concreto que se vive a concho, desatando interminables capacidades y ganas de más y más. La "Posición trinchera Subversiva"(PTS.) es lo acumulado y haciéndose por el Gigante, desplazándose como "bomba de poder" y "poder móvil", esparciendo y dibujando la "locura".. 6. El "Bloque", en nuestro Pueblo, es para Lautaro el "Gigante popular", ejemplificado en el Primer Pleno Nacional del P. MAPU en 1989, con las dimensiones fundamentales de "los 5.000.000 de pobres; con una franja de 500.000 sectores avanzados (rebeldes y subversivos) y asentado en los 30 y más frentes y territorios bastiones del Pueblo". Es éste el "espacio" de la Política Lautarina y allí es de donde surge, se alimenta y se "ancla" haciéndose semilla y huella nuestra locura de subversión y revolución. HACER DE ESTE CUERPO DE GIGANTE UN SOLO PUÑO DE COMBATE EMPAPADO DE RAZONES, GANAS Y SUEÑOS DE REVOLUCION, CON LA CAPACIDAD Y POTENCIA PARA IRLOS HACIENDO REALIDAD EN EL COMBATE Y LA DESTRUCCION ENEMIGA ES, NI MAS NI MENOS, LA FORMULACION DE NUESTRA AVENTURA REVOLUCIONARIA, SU DESAFIO INELUDIBLE Y LO QUE DEFINE NUESTRO QUE HACER ESTRATEGICO - TACTICO. De este "todo junto" es que ebulle la definición del BPR. que cruza de punta a cabo la "totalidad Lautarina".

17

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA

18

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA Cartilla 4 : EL MOVIMIENTO POPULAR DE LA REVOLUCION TRUNCA. 1. El Movimiento Popular antiguo se conforma en Chile como Bloque Histórico, es un proceso de 50 años más o menos, que van desde las salitreras con Recabarren, en los inicios del siglo, hasta el Gobierno Popular encabezado por el Presidente Salvador Allende. 2. Desde muy temprano - y éste es el aporte clave concentrado en L.E. Recabarren -este hacerse de nuestro Pueblo como sujeto, adquiere una forma de ser y auto identidad marxista, popular y clasista que pasa a copar, con el PC. y posteriormente el PS., el espacio de la "izquierda chilena", desplazando las referencias anarquistas y, también troskistas. De la "forma de ser antigua" - además de la muy rica y potente experiencia de su largo recorrido los pilares constituyentes que resaltan son : a). La raíz clasista y popular, que opera como columna vertebral y estructura ósea de ése B.H.; posibilita la organización y alimenta el forjamiento de la identidad, ensanchando la base potencial de crecimiento.(..Desde las salitreras y las minas hasta las poblaciones y los campesinos, pasando por las industrias y las Universidades, es el recorrido del hacerse de ésa identidad..). b). El sentido centralizado y activo de la fuerza organizada, que da una connotación muy nítida al espacio del Bloque, con la CUT las Federaciones y los Sindicatos obreros; las Federaciones Universitarias; los Bastiones poblacionales y, en fin, las organizaciones campesinas..Todo ésto con referenciación nacional orgánica y partidaria. c). El sentido de autopertenencia y solidaridad, con referencias en "lo social" y "lo político"..Un ser "Pueblo" y de "izquierda" que empapa al Bloque (millones) de certeza colectiva de pasado, presente y también de futuro común, en los horizontes de disputa del Gobierno..El Bloque se hace "posición" cuantificable númericamente.. ni más ni menos un tercio de la Sociedad Chilena. 3. Desglosando el hacerse de éste Bloque "por dentro" y en su "dimensión de cuerpo social" (dimensiones sólo posibles de separar a modo de análisis ya que constituyen un innegable "todo junto"), el salto fundamental (que responde por cierto a todo un proceso previo) está en la constitución de la CUT en 1953. Otros hitos significativos están en el Movimiento estudiantil - universitario (la FECH; el movimiento de la "Reforma" en los años 67 y 68) que opera en los hechos como caja de resonancia y referente para sectores más amplios del Pueblo. En la década de los 60 hay una integración como tal del movimiento poblacional (con sus bastiones históricos de la J.M.Caro; La Legua; La Victoria, etc, pero además adquiriendo ya una dimensión más amplia) y, en los últimos años de ésa decada y en cuanto a su carácter de espacio de "izquierda", del movimiento campesino (el aporte del naciente MAPU. es clave en éste aspecto, así como la integración de toda una nueva generación de intelectuales que llegan a "lo popular y revolucionario" altamente marcados por los sucesos de "Mayo 68" en París y Europa).

19

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA En el "PLANO POLITICO, es claro que la columna vertebral de ése BP. está en el "eje PC-PS". En sus dimensiones frentistas, sus hitos son la constitución del FRAP.(1956) y de la "Unidad Popular", el año 69. La afirmación es que el instante preciso de constitución de ése Bloque Histórico es el tramo que va desde la constitución de la CUT (1953) al FRAP (1956)..Allí es donde la "política" termina por fundirse con un cuerpo y espacio popular. 4. El concepto Lautarino del "MOVIMIENTO POPULAR DE LA REVOLUCION TRUNCA", cubre y define todo el período y desarrollo de ése BP. En él está contenido, a la vez, nuestra valoración y respeto por sus esfuerzos, logros y experiencias; nuestra diferenciación radical y global con respecto a ése pasado hecho antiguo y los componentes centrales de nuestra crítica superadora, es decir, la definición de las dimensiones de lo nuevo abierto a partir del "corte histórico" del 83. Este concepto central es acuñado en nuestro III.Congreso y así es recogido en el Programa del P. MAPU en 1988. Así, la médula de nuestra visión de la historia popular está contenida en la afirmación de que en la mañana del 11-973 termina agotada y colapsada toda una forma de ser y vivir la Revolución Chilena, forjada y recorrida por nuestro Pueblo; quedando allí abierta la nueva necesidad global, la que irrumpe como evidencia telúrica la noche del 11 de mayo de 1983 con el "Pueblo en Llamas", instante del parto de lo nuevo, bajo la forma que empieza a hacerse del "MOVIMIENTO POPULAR DE LA VICTORIA Y EL PODER". Así, el concepto del "Movimiento Popular de la Revolución Trunca", da cuenta de una "posición popular global" que se dimensionó en una política de transformacion revolucionaria que resultó ser globalmente equivocada y sobrepasada en la experiencia y vivencia histórica.. Lo "trunco" es el resultado y la evidencia del colapso..Allí está contenida la exigencia ineludible de la superación cualitativa.. 5. Nuestra crítica a ésta experiencia es global. la derrota es brutal, avasalladora y no queda sino recoger sus enseñanzas. El centro de la crítica y la superación se ubica en la concepción de la Política y la Revolución, en su forma y fondo. Es la crítica a una visión estática, sin potencia de la realidad, la que queda cazada en una concepción inmóvil de las "correlaciones de fuerza", en una coyuntura de sobrevivencia sin movimiento que termina operando como una verdadera telaraña. Está visión proviene de una concepción "etapista" de la Revolución que al final termina diluyendo en la nada el objetivo revolucionario. Es la política despojada de toda pasión, en que la coyuntura se hace totalidad en sí misma y termina determinando todo y en la que el "objeto revolucionario" - la Revolución que instala lo nuevo Popular haciendo mierda al capitalismo - desaparece como referencia real y concreta. Junto a ella está la visión de conquista y transformación de la Sociedad "por dentro" (eje electoral parlamentarista), que es mucho más importante y vital - como concepción globalizante - que la deformación del debate de las "vías" armadas o pacíficas. 20

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA La esencia está en que no construye, no genera ni desparrama alternativa. Es una visión de INHIBICION constante del Pueblo que termina depositando el motor efectivo de avance en "la dirección" (los Partidos). De éste modo se cercena la fuerza y potencia del Bloque como todo junto y la acumulación termina siendo no armónica, parcial y carente de integralidad (tanto para defenderse como para seguir avanzando, que fué el drama, la tragedía de todos los días de ése bello Gobierno Popular..). La acumulación es vitalmente reivindicativa y su concepción contiene en sí misma una ruptura de la integralidad de la vida al determinar todo en las condiciones económico - materiales. Los sueños y las ganas - por ende la pasión y la locura - se desatan acotadas, inhibidas en su plenitud y siempre funcionales al "objetivo táctico" establecido por la "dirección"... El torbellino revolucionario no contiene - en su memoria y retina - una dimensión totalizante que haga incontenible, avasalladora, la instalación y recreación de una nueva y superior concepción colectiva de la vida y el ser, restringiendo en su raíz el despliegue de la hegemonía. Es, en definitiva, el debate sobre la "direccionalidad de la Política", es decir, de su devenir en todo instante y momento como totalidad revolucionaria. Es también el problema de la relación del Pueblo con la Vanguardia, la relación y "distancia" entre ambos componentes del Bloque y, en particular, la necesidad de romper con la división tradicional establecida (de las izquierdas tanto "reformistas" como "revolucionarias") que concentran el arte de la política en las vanguardias y remiten al Pueblo a un rol de acompañente pasivo (votando en las elecciones de cualquier cosa o siendo retaguardia de apoyo de las guerrillas y los aparatos.).

21

EDITORIAL POPULAR LAPAJARILLA ANEXO. PORTADA ORIGINAL.

22