EL GRUPO DE DISCUSION

(ESTRUCTURA)

SEGUNDA

PARTE:

PROCESO DE INVESTIGACION (El cómo del grupo de discusión)

«Se llama situación de discurso el conjunto de las circunstancias en medio de las cuales se desarrolla un acto de enunciación (escrito u oral). Tales circunstancias comprenden un entorno físico y social en que se realiza ese acto, la imagen que tienen de él los interlocutores, la identidad de estos últimos, la idea que cada uno se hace del otro (e incluso la representación que cada uno posee de lo que el otro piensa de él), los acontecimientos que han precedido al acto de enunciación (sobre todo las relaciones que han tenido hasta entonces los interlocutores y los intercambios de palabras donde se inserta la enunciación)» ( D U C R O T , en Diccionario enciclopédico de las ciencias del lenguaje). El contexto existencial del discurso del «grupo de discusión» (la situación de discurso) es un proceso de producción. El discurso del grupo es el producto de una producción, no de una recolección: en el discurso queda memoria de las huellas de ese proceso. Y no hay ningún modo de evitarlo: no hay técnica inocente, no es posible que el discurso pase por el contexto existencial como «un rayo de sol pasa por un cristal sin romperlo ni mancharlo» (y que, por cierto, deja huellas, aunque difíciles de captar). Los lingüistas utilizan el contexto existencial como reserva de significaciones: hay que recurrir a menudo a él para deshacer la ambigüedad, para interpretar el discurso. Pero hay un caso en que el contexto existencial —plano de la enunciación— penetra en el contexto convencional —plano del enunciado—: es el caso de los deícticos, y especialmente el de los pronombres personales (la expresión «yo prometo» puede tener la misma significación que la expresión «Fulano promete», si se sustituye la función «yo» por el nombre del que enuncia en una situación particular, si se despeja esa función; pero la primera expresión, además de significar, cumple un acto, y el cumplimiento es una penetración del lenguaje por la situación —entre las dos expresiones se despliega toda la distancia entre la «confesión» y la «convicción»—). Cuando se comunican los resultados de estudios sociológicos o psicosociológicos, se suelen decir cosas como ésta: «El 40 por 100 de

262

Jesús

Ibá'tez

los ciudadanos están satisfechos con la gestión del gobierno.» Estas expresiones constituyen una falsificación, pues se han elidido términos fundamentales; habría que haber dicho: «El 40 por 100 de los ciudadanos dicen que están satisfechos con la gestión del gobierno, y lo dicen bajo tales y tales condiciones»; la expresión «dicen» señala el contexto lingüístico, define el hecho como un enunciado; la expresión —que habría que explicitar— «bajo tales y tales condiciones» señala el contexto existencial, describe la situación de producción del discurso (pues los mismos ciudadanos habrían dicho algo muy distinto en otra situación). La descripción de las técnicas no es un repertorio de prescripciones, no es una descripción normativa. Describir la técnica es estructurar como un sistema de transformaciones el conjunto de los elementos operantes en el contexto existencial en la situación de producción. La técnica aparece como un instrumento manipulable —lo que no es malo, pues con lo que no es manipulable no se puede operar—, pero un instrumento manipulable a conciencia. Aplicar la técnica del «grupo de discusión» para cumplir unos objetivos concretos en una situación concreta no implica el encontrar una forma canónica de proceder. Todas las fórmulas son buenas, pero unas tienen unas consecuencias —producen unos efectos— y otras, otras; el investigador debe estar simplemente en disposición de poder calcular los efectos que produce aquélla sobre la que decide.

5.

EL DISEÑO

Las investigaciones mediante «grupos de discusión» difieren en dos aspectos fundamentales de las investigaciones mediante encuesta estadística: el diseño es abierto, y en el proceso de investigación está integrada la realidad concreta del investigador (constituyen una tecnología «concreta»). En la encuesta estadística (y, en general, en todas las técnicas distributivas) el diseño es cerrado y la suerte está echada antes de empezar —sin que quede ninguna vía de acceso al azar—: cuando se inician las entrevistas tienen que estar formados todos los instrumentos de la investigación (para la producción de datos —muestra y cuestionario— y para el proceso de esos datos —tratamiento o puesta en forma de la matriz, análisis o transformación de esa matriz—); la información excedente del plan de diseño —contexto del posible azar— se pierde como ruido. La realidad concreta de las personas integradas en el proceso de investigación es considerada como coeficiente de rozamiento (hay que reducir su «ecuación personal», robotizarlos): la información excedente del plan de diseño queda retenida en su memoria, canalizada fuera del estudio (al pantano de la «ecuación personal»). El «grupo de discusión» exige, en cambio, un diseño abierto y una integración de los investigadores, como seres concretos, como sujetos en proceso, en el proceso de investigación: frente a la tecnología abstracta de la encuesta supone una tecnología concreta. Precisamente el diseño es abierto porque el investigador interviene en el proceso de investigación como sujeto en proceso: los datos producidos por el proceso de investigación se imprimen en el sujeto en proceso de la investigación —modificándolo—; esta modificación le pone en disposición de registrar la impresión —y digerir mentalmente— de nuevos datos, y así se abre un proceso dialéctico inacabable.

264

Jesús

Ibá'tez

I.

ESTRUCTURA

ABIERTA

DEL

DISEÑO

Podemos considerar —por analogía con la encuesta— tres series básicas de operaciones de diseño: selección de actuantes (análoga al muestreo: es un muestreo estructural en vez de estadístico); esquema de actuación (análogo al cuestionario: es un cuestionario, un repertorio de cuestiones, pero elástico en la forma paradigmática de cada cuestión y en la secuencia sintagmática de las cuestiones); interpretación y análisis (análogos al tratamiento y análisis: pero se refiere al contenido, captado inmediatamente en la interpretación, captado mediante deducción —pues es latente— en el análisis). El diseño se abre al azar al menos por tres puertas: en la selección de actuantes, por la indeterminación de las unidades; en el esquema de actuación, por la retroacción de los fenómenos sobre la estructura y la génesis; en la interpretación y análisis, por la intuición del investigador.

A.

Selección de actuantes y, en general, producción del contexto situacional: acotamiento al nivel de las relaciones y relativa indefinición de este acotamiento (carácter hologramático de la situación)

En el muestreo estadístico las unidades (entrevistados como individuos o como representantes de conjuntos sub o supraindividuales) son seleccionadas en cuanto elementos clasificables (sólo implicados en relaciones algebraicas, como elementos de un conjunto o sujetos de un predicado). En la selección de actuantes para un grupo de discusión se tienen en cuenta más las relaciones —de algún modo se van a reproducir en el grupo— que los elementos. Los criterios del muestreo estadístico (heterogeneidad y representatividad) 1 son criterios de extensión, se refieren al número de unidades y a su dispersión: incluir en la muestra de todo lo que hay, y más de lo que más hay. Los criterios de la selección de actuantes en «grupos de discusión» son criterios de comprensión (de pertinencia), se refieren a los conjuntos —a su estructura y a su génesis—: incluir en el grupo a todos los que reproduzcan mediante su discurso relaciones relevantes. Una metáfora óptica puede aclarar la dife1 «(...) la heterogeneidad garantiza que los valores relevantes en cada variable individual estén representados, y la representatividad garantiza que las combinaciones estarán representadas y, siendo necesario, en la proporción exac-

ta»

(GALTUNG,

1973,

p.

52).

p. La selección de los actuantes pertinentes es un problema de enfoque: cuanto más enfocada esté la selección. y siempre puede venir alguien que nos sorprenda. como la del «láser» en la que todas las radiaciones están en fase). pero como la competencia lingüística de los diferentes individuos y grupos es variable. 163). unas perspectivas permiten una visión diferente de otras (pero no se puede decir que mejor ni peor: no se trata de ordenar las perspectivas. más definida será la información que obtengamos. . p. El modelo hologramático describe la actividad del investigador que trabaja con grupos de discusión desde una perspectiva metodológica abierta. retiene el sentido y no sólo la significación (véase también nota 65 del capítulo 6. pero aún una selección muy desenfocada proporciona alguna información. pues la lengua es común. cada parte del fotograma contiene información sobre una parte del objeto (si se parte por la mitad. obtenemos un discurso que está estructurado —como la luz coherente—. porque — e n esa perspectiva— la significación se supedita al sentido. en el «grupo de discusión». Esta indefinición del proceso de selección deja. los discursos serán diferentes (aunque traducibles unos a otros en el espacio común de la lengua). cada parte del holograma contiene información sobre todo el objeto (si se parte por la mitad. En la encuesta estadística cada unidad de información es independiente de las demás (por eso hay que unirlas después con el cemento lógico del análisis estadístico) —como la luz incoherente—. sino de seleccionarlas con vistas a la posible integración de.todas ellas en una perspectiva más totalizadora). 149: PRIBRAM propone el holograma como modelo de la inscripción según FREUD. queda una información sobre todo el objeto la mitad de definida). Así como en la encuesta estadística debe estar determinada con precisión la probabilidad de selección de cada unidad. utilizando la terminología de WILDEN. en última instancia cualquiera puede hablar de cualquier cosa. Inscripción que. por todas partes. en cambio. Inscripción de una huella —en el sentido de DERRIDA— que.El diseño 265 rencia 2 : entre ambos modos de muestreo (estadístico y estructural) hay una diferencia comparable a la que existe entre un fotograma (obtenido por reflexión de una iluminación incoherente. 2 Véase nota 25 del capítulo 3. en el grupo de discusión es relativamente indiferente. como la luz solar en la que las radiaciones no están en fase) y un holograma (obtenido por reflexión de una iluminación coherente. por lo tanto. h a b r í a que calificar de análoga. lo digital se supedita a lo análogo. queda toda la información de la mitad correspondiente del objeto). puertas abiertas al azar: nunca se sabe muy bien quién va a venir. Los sectores del espacio/tiempo social de los que extraemos a los hablantes funcionan como perspectivas —pues forman parte del contexto existencial de los discursos de los miembros del grupo—.

por ejemplo. Una vez instituido el tema. que produce no sólo las referencias. y todos los elementos de la situación (canal de selección. el grupo es directivo. El preceptor no especifica el marco (no construye el espacio de las respuestas. composición del grupo) tienden a pro-vocarlo implícitamente. democrático o no. El marco referencial —la estructura sincrónica de las cuestiones— es el producto de la puesta en discurso de los deseos del grupo. no hace preguntas: puede provocarlas mediante estímulos —reformulaciones o interpretaciones—.266 B. en general. Es un proceso de construcción de abajo a arriba. tenemos que pedir que le juzguen desde puntos de vista muy definidos: si es listo o no. producción del contexto lingüístico: construcción por el grupo de la estructura y la génesis de la discusión (provocación y revocación institucionales del discurso del grupo) En la entrevista con cuestionario. pero el espacio de la respuesta lo construye el grupo) ni el proceso (el orden de la discusión: el grupo determina de qué se va a hablar y en qué orden). pero a excitarlo dentro de este ámbito. anclan en la realidad las fantasías grupalistas de los participantes. La discusión queda indeterminada en el espacio —en su dimensión paradigmática— y en el tiempo —en su dimensión sintagmática—. el grupo determina los aspectos de él que va a considerar. a través de ellos se instituye el grupo. así como el espacio de las posibles respuestas: esto contribuye a cerrar el habla. estructura del espacio/tiempo de reunión. Si. guapo o no. desde hace mucho o poco tiempo. las preguntas están definidas en su redacción y en su secuencia (en su dimensión paradigmática y en su dimensión sintagmática). las provocaciones están orientadas. Si proponemos a un grupo que hable de SuÁREZ. queremos preguntar mediante encuesta la opinión sobre el presidente S U Á R E Z . competente o incompetente. es abordado por el grupo. Es cierto que los elementos provocadores son factores institucionales. todo está atado y bien atado. etc. En el primer caso inducimos al grupo a considerar aspectos que a lo mejor no son pertinentes y a dejar de lado aspectos que a lo . En el «grupo de discusión» el discurso es provocado: hay una pro-vocación explícita por el preceptor (que pro-pone el tema). Jesús Ibá'tez Esquema de actuación y. sino el marco y el proceso de las referencias. tienden a limitar el ámbito del discurso (para que se ciña a los objetivos del poder que dan razón de la intervención). se produce una revocación del discurso. deseos que inscribe en la demanda al Otro (representado por el preceptor). la situación es un enrejado multidimensional.

destinatario — J .. en general. I. la interpretación y el análisis se abaten sobre la situación de producción del discurso (en la encuesta forman parte de una operación separada). como tarea del grupo.—•). a lo largo de la discusión hay operaciones de interpretación y análisis. al término se funde con la lengua— por la exigencia. y el conjunto.—) recibe la información de retorno que proviene del alocutario ( = receptor. C. Interpretación y análisis y.. la retroalimentación íjeed-back) significa mucho más (. del consenso.. Pero en psicosociología. p. Es una identificación progresiva con el interlocutor y un intercambio personal enriquecedor con éste: el principio ideal de la comprensión. de los fantasmas). hay un plan casi exhaustivo de tratamiento y análisis. constituye el grupo de trabajo (captación. La exigencia de consenso estructura la trama lógica de la discusión del grupo: la urgencia del consenso —como fin— enfila el discurso en un proceso productivo. en una maquinación.). El grupo de discusión puede tener una utilidad también como fase previa en la redacción del cuestionario: para que en esa redacción se tenga en cuenta la estructura del deseo de los que van a contestar. se transforma al hablar 3 . los mecanismos de retroalimentación son rudimentarios (si contesta «x». no el deseo de los que lo contestan). articulación del contexto situacional y el contexto lingüístico: diseminación a lo largo del proceso (relación dialéctica entre empiria y teoría) Así como en la encuesta. En la entrevista con cuestionario.. cada emisión modifica a los receptores —y también al emisor. destinador — J . El discurso abierto (aunque direccionalmente) por la provocación inicial es revocado —cerrado. incorpora esa información a su propia conducta y modifica su emisión de acuerdo con ella. I. por la realidad. durante una discusión (. 114).).El diseño 267 mejor son pertinentes (el cuestionario pone en discurso el deseo del que lo redacta. sino también a cargo de los participantes (sus ' El locutor ( = emisor. El proceso de la referencia (la génesis diacrónica de la secuencia de cuestiones) se produce por iteración retroactiva: como en todo intercambio conversacional. en la interpretación y análisis del discurso del grupo no hay ningún plan previo. cada uno. . pase a «n»). no sólo a cargo del preceptor (y/o observador). que es modificado al evacuarla—. antes de empezar el proceso de producción de los datos. 1977. sería que cada u n o dijera lo que debe decir sólo después de haber re-expuesto las ideas y re-encontrado los sentimientos de su interlocutor con una exactitud suficiente (ROGERS)» (ANZIEU. Por una parte.

su génesis parte de las propiedades de la materia empleada y todas ellas son utilizadas en el esquema de funcionamiento. 259 — t r a d u c i d o por «intuición»—). y cada elemento es. Los conceptos de tecnología abstracta y tecnología concreta han sido construidos por S I M O N D O N 5 : un objeto técnico abstracto es la reificación material de un esquema simbólico (primero se piensa en términos de leyes científicas y luego se buscan los materiales que las apliquen. Es «inteligencia directa.268 Jesús Ibá'tez resultados se integran en la capacidad de «in-sight» del grupo) 4 . resultante de la organización internu y espontánea de una percepción o u n a representación de c o n j u n t o » (PIÉRON. concreta. un objeto técnico concreto es lógicamente más complicado pero prácticamente más simple. 1967. . 1964). II. entre los dos ensamblajes hay contradicciones.). La capacidad de intuición se desarrolla con la «dinámica de grupos». INTEGRACION MOMENTO Y NO DE LA SUBJETIVIDAD DEL INVESTIGADOR: HACIA UNA TECNOLOGIA CONCRETA ESPECIALIZADA El diseño puede estar abierto al azar porque hay un sujeto en proceso (el investigador como ente concreto. se diseminan a lo largo de todo el proceso. a la vez. hay un doble ensamblaje. por lo que es preciso acoplar al esquema inicial una estructura de defensa que disuelva en un espacio de coherencia esas contradicciones •—como el circuito de refrigeración en el caso anterior—). en vez de suponer la aplicación de un esquema previo sobre el material (formalismo metodológico). 19 y sig. La tecnología del «grupo de discusión» es concreta. la de la encuesta. Por otra parte. cada momento interpretativo y / o analítico. una unidad de los dos ensamblajes. lógico y material. entre un investigador que utiliza la encuesta y un investigador que 4 El término «insight» proviene de la psicología gestaltista (véase KOHLER. abstracta. material) que refleja ese azar y lo transforma en sentido. p. Es la diferencia que existe entre una lámpara y un cristal de galena en radiofonía. p. pues como elemento material puede tener relaciones con otros elementos materiales no previstas en el esquema lógico de ensamblaje —como cuando un motor se calienta sin que el calentamiento cumpla ninguna función—. de otro modo la información se perdería (como se pierde la información cuya captación no está planificada en la encuesta). 5 SIMONDON (1969. a través de LEWIN pasa a la psicosociología. implica una relación abierta y retroactiva entre el investigador y su campo: proceso dialéctico abierto entre empiria y teoría.

En el grupo de discusión (tecnología concreta). la subjetividad del investigador. las modificaciones que experimenta son momentos del proceso de investigación. el sujeto en proceso es eliminado del proceso de investigación (queda confinado en su vida privada). reduciéndola) hay comunicación entre la vida privada y la actividad investigadora —el científico necesita analizar sus componentes inconscientes para llegar a una mayor objetividad en la percepción y tratamiento de la realidad objetiva—. Max P A G É S 6. p . está escindida del proceso objetivo de su trabajo. El primer momento (corresponde al desarrollo metodológico de las ciencias físicas y naturales: el enfrentamiento con una realidad no hablante) hay separación entre la subjetividad del investigador y su investigación objetiva. coeficiente de rozamiento o ruido de fondo. pero ambos planos permanecen separados. parafraseando a R O G E R S . sino interlocutor humano— (cada 11 Max PAGÉS ( 1 9 7 6 . pues el cerebro humano (aunquea sea superable en dimensiones particulares por máquinas de información artificiales) es el mejor transductor de la información en sentido. En la encuesta (esquema teórico abstracto). a la que se trata de silenciar poniendo entre paréntesis el habla. 79) . Por una parte. en dinero o en prestigio. el dispositivo práctico de investigación concreto tiene una capacidad mayor de captar información que el dispositivo práctico de investigación abstracto. Por otra parte. pues capta los deseos (las pulsiones libidinales están representadas en el objeto de deseo) y no sólo los intereses (la retribución. que se le asigna como compensación exterior a su trabajo).El diseño 269 utiliza el «grupo de discusión» en sociología. El tercer momento (corresponde al desarrollo metodológico de las ciencias sociales: el enfrentamiento hablante a una realidad hablante) no hay separación entre la actividad profesional y la subjetividad del investigador —que ya no es investigador. El segundo momento (corresponde al desarrollo metodológico de las ciencias humanas: el enfrentamiento con una realidad hablante. es sujeto gramatical. pero no sujeto en proceso). el investigador es integrado en el proceso de investigación como sujeto en proceso. señala tres momentos ea el proceso histórico de despliegue de la investigación en las ciencias sociales. no son precisas (o lo son en menor grado) las estructuras de defensa: en este caso la presión burocrática para que todas las personas que participan en el proceso de investigación marquen el paso (para reducir su ecuación personal y adaptarlos al esquema abstracto). El proceso de investigación tiene una cierta dinámica interior.

La actividad del que trabaja con grupos de discusión se adapta al segundo modelo. Es el sino que corresponde a todas las generaciones perdidas. Del algoritmo Siglo X X I de E s p a ñ a . 7 IBÁÑEZ. el psicoanalista y el terapeuta no directivo podrían ser modelos de los tres modos de proceder.270 Jesús Ibá'tez acto incluye ideas. una persona muy narcisista (con una gran hipertrofia del «yo» y muy sensible a las heridas que pueda sufrir su omnipotencia). para ser reabsorbido más tarde: cuando el conocimiento sobre los grupos se formalice. según A N Z I E U . 1985. el trabajo sobre los grupos será un trabajo tan impersonal (abstracto) como otro cualquiera. que se defiende contra los grupos tratando de conocerlos. sentimientos y valores). soñando con planear omnipotentemente sobre ellos. aunque la ideología grupalista pretenda que se adapta al tercero 7. El que trabaja en grupos es. inventándola e introduciéndola. El investigador académico. Su trabajo constituye uno de los residuos del trabajo artesano (del trabajo concreto) en un mundo en el que ya no hay lugar para este tipo de trabajo. . Cumple provisionalmente una tarea necesaria al sistema. al sujeto (perspectivas de la investigación social).

salida de él para no caer en él. controlar su 1 Por eso hemos sustituido la denominación usual de «reunión de grupo» por la denominación «grupo de discusión». la única vía de acceso al grupo y la única vía de salida del grupo.6. cogiendo. pues representa al poder instituido. La única vía de salida del grupo. apurarlo hasta las heces. a la vez. sólo les estará asignado el espacio de la reunión mientras dure el tiempo de la d i s c u s i ó n p a r a ser en el espacio —y el grupo es del espacio— tendrán que agarrarse al tiempo. la segunda se refiere al hecho real de tener que discutir. pues la primera es ideologizante (ya que se refiere al grupo básico. Manipulable. Simulado porque es un grupo sólo imaginario. ESTRUCTURA Y FORMACION DEL GRUPO DE DISCUSION El «grupo de discusión» es un grupo simulado y manipulable. el «preceptor» se adelanta a agarrar a los otros mediante la «escritura» (los tiene cogidos. como grietas por las que podrían caer al abismo— sólo puede ser conjurada hablando. la jerarquía f u n d a d a en un adelantamiento (connotaciones presentes en «preceptor» —pedagógico— y en «precepto» —legal—). Tiene poder para asignarles el espacio y. 2 Por eso hemos sustituido la denominación usual de «monitor» por la . porque el «preceptor» 2 tiene en la mano todos los hilos que mueven el grupo. un «precepto» es una «prescripción» ( = pre + escritura). .de «preceptor». pues sólo podrán estar reunidos mientras hablen. pero ¿por qué y para qué?. El grupo se convoca para que discuta y se les deja estar reunidos sólo el tiempo en que discuten. pues la amenaza de la fusión y del ensarte —cuya posibilidad se manifiesta en los silencios y discontinuidades de la discusión. ¿en nombre de quién? «Preceptor» (de «pre» + «capere» = adelantarse a asir —a agarrar los hilos—) designa el sentido de ese papel: la relación asimétrica. La única vía de acceso al grupo. adelantándose a coger. un grupo que sólo llega a ser grupo como esperanza. los hilos de la escritura). Emparedados entre la angustia que produce la posibilidad de entrar en y de salir del grupo: entrada en el grupo para no salir de él. ambas posibilidades sólo se dan en el discurso. a la esperanza y al deseo de estar reunidos). controlando el tiempo de esa asignación. el discurso es un modo de tapar esos silencios y esas discontinuidades. «Monitor» (de «monere» = avisar) designa el papel manifiesto: avisa-indica lo que hay que hacer. Sobre el deseo de regresión a la madre pesa la urgencia del trabajo: el trabajo —producción de un discurso— es.

como para todos los pequeños grupos. Tamaño del grupo: por qué de cinco a diez actuantes Para el grupo de discusión. Veamos ahora cuáles son esos hilos y cómo se manejan. Por estas razones el número y el grado de dispersión deben ser limitados» (1974. especular 4 . • Composición del grupo: clases de actuantes entre los que la interacción verbal es posible. de la misma manera es necesario que todos los miembros del grupo puedan comprobar elementos en los que se f u n d a m e n t a n las interpretaciones.272 Jesús lbáñez tiempo. Señalaremos las fronteras del grupo en cuatro dimensiones: • Tamaño del grupo: número de actuantes. domine totalmen- . Pero tiene también poder para determinar el grupo: él prescribe cuántos y quiénes van a venir. inefable. página 136). y. 4 Uno actúa como espejo para el otro: en la medida en que este espejo carezca de accidentes —sea u n a pantalla totalmente «neutral». para ello. Luego veremos el sistema de variaciones («generación») —de combinación de elementos— en el que se definen los casos particulares entre los que se puede optar para engendrar un grupo singular. Primero («estructura») señalaremos los invariantes: componentes —universales— que se repiten en todos los grupos. deben estar ni muy próximos ni muy alejados. BION dice: «Sólo si los individuos se acercan suficientemente unos a otros es posible dar una interpretación sin necesidad de gritar. • Duración de la reunión: duración acotada o no acotada y recorrido de la acotación. y ser ni pocos ni muchos 3. A. I. El grupo nace y muere dónde y cuando quiere el «preceptor». • Relaciones entre el preceptor (que «provoca» la reunión y la «preside». Es obvio que dos no forman grupo: una relación entre dos es dual. ¿Por qué? El número de actuantes es una característica espacial: es necesario que los actuantes puedan hablar unos con otros. A partir de tres surge la posibilidad 3 H a b l a n d o del grupo terapéutico. como instancia verdaderamente instituida por el poder) y el grupo (que verosímilmente devora al «preceptor» para salir de la historia del padre y regresar al cuerpo de la madre). se suele prescribir un tamaño de cinco a diez actuantes. ESTRUCTURA: LAS FRONTERAS DEL GRUPO El repertorio de manipulaciones está limitado al ámbito de posibilidades de existencia del grupo.

B) c a b e u n a relación (AB). se esquizofreniza en subgrupos. hombres/mujeres. 16). p. D) caben seis relaciones (AB. LACAN p r o p o n e i m a g i n a r «lo q u e p a s a r í a en un p a c i e n t e q u e viera en su analista u n a réplica exacta de sí m i s m o » : c o m p a r a la situación con u n a experiencia de «doble». p. E n t r e tres (A. contra esa triangulación: para que cada actuante recupere la «libertad». El pequeño grupo mínimo sería de cuatro actuantes: pero un grupo de cuatro (número mínimo para que haya la redundancia suficiente para permitir alguna permutación) para funcionar ha de estar a la máxima tensión. Pero los pequeños grupos se construyen. la capacidad de permutarse con otros. Un grupo de más de siete sólo funciona —sin esquizofrenizarse— si una parte se calla. BC). E n general. en 115). B. Es la triangulación edípica. el número de canales posibles crece en proporción geométrica —con diez actuantes hay cuarenta y cinco posibles canales—. C. sin n a d i e q u e los m i r e ? S ANZIEU (1977. u n o e n f r e n t e del otro. BC.l ) / n ! » relaciones. El análisis posible 4 dos (A. C D ) . B. vivos/muertos) están congeladas. la discusión de un grupo exige para cada actuante la sincronización de las recepciones de las actuaciones de los otros. E n t r e c u a t r o (A. estructural— con un razonamiento cuantitativo —distributivo—: sólo a partir de cuatro actuantes el número de canales posibles es mayor que el número de elementos 6 . C) c a b e n tres (AB. q u e desencadena u n a angustia irreversible (1966. HARÉ (1962). Pero a medida en que el tamaño crece. A C .Estructura y formación del grupo 273 de un grupo: las diferencias entre dos se articulan sobre el tercero. A D . como término excluido (falo). p. BD. puede ' GREIMAS . La especularidad p u r a se refleja en esta i m a g e n de LAUTREMONT: ¿ Q u é r e f l e j a n dos espejos. un receptor (o destinatario) sólo puede captar simultáneamente un máximo de seis términos. 109). A partir de cinco el grupo puede funcionar. y es imposible atender a más de seis hablando. El grupo se fragmenta. En el triángulo edípico las relaciones (definidas por sus tres aristas: hijos/padres. verá al otro lado del espejo algo idéntico a sí mismo. precisamente. 5 7 te la c o n t r a t r a n s f e r e n c i a — . Entre relaciones AC. Un razonamiento convergente es proporcionado por B R A N D A L . c u a n t i t a t i v o del n ú m e r o de canales y de relaciones interindividuales encontrarse (1973. en el momento de la recepción de una cadena sintáctica. A N Z I E U complementa este razonamiento —cualitativo. que todos participen con el máximo de atención (sólo funciona si todos sus canales están saturados). entre «n» caben « n ( n . B R A N D A L se refiere a la capacidad de sincronización.

el momento en que se inicia. La duración «normal» suele ser de una a dos horas. juega el papel de una escansión que tiene todo el valor de una intervención para precipitar los momentos concluyentes» (1966. del espacio. Pero se ensayan técnicas en las que la reunión dura días enteros (hasta un fin de semana). la suspensión de la sesión. el tiempo del grupo se abate sobre el tiempo de ocio de los actuantes en la realidad: su duración reproduce las longitudes de sus segmentos de ocio.274 B. Saben. Los límites de la variación están comprendidos entre dos urgencias prácticas: el hueco que pueden hacer los actuantes en su vida real y la envergadura del trabajo que tienen que cumplir en el grupo. página 252). las urgencias reales exigen a los actuantes el conocimiento de la extensión de ese paréntesis («obligaciones» laborales. como en los cuentos medievales. tiene cuerpeo. el grupo de discusión está en el espacio. el discurso del tiempo. sólo la limitación del tiempo —concluido el tiempo su espacio se reabsorbe— instituye la urgencia: sólo un conocimiento anticipado del tiempo de concluir precipita el consenso. el momento en que va a terminar: el grupo de discusión se empotra en la realidad como un paréntesis —puesta entre paréntesis de la realidad—. cuya separación de la Sociedad Psicoanalítica se jugó en una discusión sobre la duración de la sesión: «Por eso. sólo el tiempo en que habla. familiares. El grupo es del espacio. obviamente. Sólo se le asigna espacio durante un breve segmento de tiempo: la convocatoria y la revocatoria están provocadas por el preceptor (que dice: «Vamos a empezar» y «Ya podemos terminar»). El tiempo que puede transcurrir entre el inicio y el término —la longitud del vector temporal asignado— puede variar. también. Los hilos que señalan los límites del tiempo de reunión están en las manos del preceptor. ' LACAN. Pero suelen saber. etc. de la que la técnica actual hace u n a parada puramente cronométrica y como tal indiferente en la trama del discurso. En general. Jesús Ibá'tez Duración de la reunión: necesidad de puntuar el principio y la conclusión Duración es el tiempo en que se asigna al grupo de discusión un espacio en el que pueda hacer cuerpo: es el tiempo del discurso. y. insertándolo en un vector de urgencia (en la convergencia de la realidad y el placer sobre ese momento se juega la muerte del grupo) 8 . y los actuantes lo saben. pues es la hora a que han sido citados. Si el deseo es.). . es preciso que el deseo sepa el plazo que se le asigna para su realización. como el grupo.

El grupo es un espacio de «encuentro» (de ahí el nombre de «reunión» de grupo —traducción de «meeting»—).Estructura C. Para que la Interacción verbal —la discusión— se produzca es necesario que pueda producirse: su positividad se funda en su posibilidad. El grupo —que como objeto para el deseo se inscribe en un horizonte de homogeneidad absoluta. identificación y permutabilidad— se abre como posibilidad entre la articulación de dosis variables de homogeneidad y heterogeneidad. El «campo» es un espacio concreto y el «espacio de fase» es un espacio abstracto. pp. y formación del grupo 275 (homogeneidad Composición del grupo: clases de actuantes y heterogeneidad —excluyente e inclusiva—) En el grupo de discusión se articulan la homogeneidad (la significación) y la heterogeneidad (la información): es una fábrica de producción de homogeneidad. La estructura topológica del campo social genera clases algebraicas de individuos. tales como los grupos. las barreras. el consenso—. los miembros. los canales de comunicación. pero el encuentro en la microsituación del grupo sólo se produce entre «clases» de hablantes cuya interacción verbal no está proscrita en la macrosituación (sociedad global). Podemos distinguir una heterogeneidad excluyente (relaciones sociales generadas por una ' LEWIN (1959.») y «espacio de fase» —concepción algebraica— («sistema de coordenadas correspondiendo cada una a diferentes valores de intensidad de una sola propiedad»). Pero una excesiva heterogeneidad hace imposible la interacción verbal —y. mucho más. Al plantear la «selección» de actuantes para un grupo de discusión se abate un espacio algebraico (el espacio de las «clases» de actuantes) sobre u n espacio topológico (el campo concreto del grupo). los subgrupos. pero a partir de lo heterogéneo (que es homogeneizado en la realidad por mediación de una homogeneización imaginaria). y la posibilidad y la probabilidad de interacción verbal entre ellos ha de ser tenida en cuenta en la estrategia de composición del grupo. 245-246) distingue entre «campo» —concepción topológica— («se considera el acontecimiento social como produciéndose en — y siguiendo el resultado de— un conjunto de entidades sociales coexistentes. Claro que antes — p a r a generar las «clases»— ha habido que abatir el espacio topológico sobre el espacio algebraico. el espacio de las técnicas de investigación social que se inscriben en la perspectiva distributiva es abstracto (algebraico). que se «intercambian»). etc. En general. Una excesiva homogeneidad entre los actuantes puede potenciar el grupo básico pero inhibir el grupo de trabajo: por eso es necesario que haya diferencias entre los actuantes (diferencias y/o contradicciones que se homogeinizan en el proceso de consenso. El campo social se abate sobre el campo del grupo 9 . .

«centro/periferia»)— tienen. niño. siempre dentro de un fondo de heterogeneidad que no se resuelve. Las oposiciones fundamentales ecológicas —que constituyen una especie de transporte a un contexto secundario de las relaciones edípicas primarias («ciudad/campo». respectivamente. como «castrable». Para que el grupo funcione es preciso una composición heterogénea (un grupo homogéneo no produciría discurso o produciría un discurso totalmente redundante): pero la heterogeneidad tiene que ser inclusiva (para que permita la transacción y/o el intercambio).276 Jesús Ibá'tez barra [ / ] como la que separa el significante del significado) y una heterogeneidad inclusiva (relaciones sociales generadas por un guión [—] como el que articula los códigos que se combinan): relaciones. y es. reproduzcan esa relación). también. aunque en las zonas intermedias de la estructura de clases —clases medias y/o intermedias— se genera un espacio para la transacción y el intercambio. Entre las relaciones excluyentes tenemos: las relaciones de clase social. La oposición fundamental de clase («propietarios/proletarios») hace imposible la interacción verbal: entre los dos polos sólo cabe el silencio —«echar balones fuera»— o la guerra. por su diferencia de edad. y es. cállate cuando hablan las personas mayores»—). El grupo funciona siempre como exclusión del «padre» (del «poder». por ejemplo. que el grupo devora —aunque sea su verdadero representante en la realidad—. simulacro imaginario del padre. centro/periferia). las relaciones edípicas (edad. asimétricas y simétricas. aunque no sobre todos los temas). la interacción verbal entre personas de diferentes nacionalidades. que destruiría el grupo—. el caso de la presencia en el grupo del «preceptor». . por ejemplo. Pues el grupo produce la transversalidad. ningún grupo es posible entre padres e hijos (o personas que. de lo que está al otro lado de la barra): por eso sólo puede estar presente como castrado o castrable. sexo). Las oposiciones fundamentales edípicas («padres/hijos» y «hombres/mujeres») tienen un valor diferente: la oposición entre «padres/hijos» es excluyente (el hijo es designado precisamente como «in-fans» —el que no habla: «tú. un valor diferente: es prácticamente imposible la interacción verbal entre hombres de la ciudad y hombres del campo. el caso de los grupos de hombres y mujeres en que todos ellos aparecen como «unisexo» —para que haya agrupamiento y no copulación. las relaciones ecológicas (ciudad/ campo. como «castrado». la comunicación en las direcciones y en los sentidos en que es posible: la producción de la homogeneidad por intercambio de diferencias heterogéneas. pero entre hombres y mujeres existe al menos una relación en profundidad de penetración. que puede ser sublimada en discurso (lo que hace posible la interacción verbal. pero es posible.

Pero en la escena juega el papel de títere: es el simulacro del p a d r e que el grupo devora (alimentándose del tema que le propone). En este caso es p a r a quejarse. . poner al grupo en la pista de la autodisciplina y de la autocomprensión (para que se autoordene y se autointerprete). provocar indirectamente.. sintagmática y paradigmática. El «preceptor» tiene los hilos de la fábrica. en el análisis de su discurso) hace imposible el intercambio de su verdad por su verosimilitud: destruye la ideología del grupo (sobre la que el grupo puede funcionar como un «nosotros» — s o p o r t e del consenso—). Pero ambas tienden a bloquear el funcionamiento del grupo. Cualquier signo que revele la verdad del grupo (el preceptor devora al grupo consumiéndolo. dirige el proceso de producción del discurso. de partera. respectivamente. Pero la relación franca de don —servicio gratuito prestado por los actuantes— hace imposible ese trabajo: ¿por qué trabajar a cambio de nada? 11 Venir a un grupo es pagar una deuda: nadie 10 Las provocaciones autoritarias más frecuentes son: la llamada de atención c u a n d o h a b l a n todos al mismo tiempo o en subgrupos. Pero el terreno en que se manifiesta y / o se oculta simbólicamente la verdad del grupo es el intercambio de productos —desde el pago franco de sus servicios a la espiral de don y contra don entre la instancia instituyente del grupo y sus miembros—. para qué se les ha convocado («No.Estructura y formación del grupo 277 D. pero aparece verosímilmente como una escena (en la que se representa el deseo de regresar a la m a d r e ) .». en una dirección. de los médicos y d e . Verdad y verosimilitud al desvelamiento de la del grupo: verdad límites de tolerancia El g r u p o de discusión es v e r d a d e r a m e n t e una fábrica (fábrica de discursos). El pago franco en moneda contante y sonante revela peligrosamente la verdad del grupo: que el grupo trabaja para la institución. el GD-1 se seleccionó entre amigos de los técnicos de la empresa encargada de su realización. la interpretación manifiesta. El preceptor no puede manifestar su autoridad (que desvelaría su condición de autor del grupo): a no ser que esa manifestación sea una provocación consciente. como sujeto en proceso). » —el final de la frase . El papel del preceptor — s u papel visible— debe ser «mayéutico». no. los actuantes se confinan en un discurso crítico (su sujeto es «yo» consciente: sujeto trascendental) o poético (su sujeto es «yo». A m b a s manifiestan el poder del preceptor. . Desde el primer m o m e n t o cuestionan la situación: por qué se les ha seleccionado a ellos precisamente («y ¿qué motivos habéis tenido para escoger a las personas?»). nosotros. 11 En el estudio «Conciencia sanitaria. una amenaza suspendida sobre el grupo 10. pidiéndoles su asistencia como un favor..

FORMACION: DEL GRUPO ESTRATEGIA PARA LA INSTITUCION Dentro de sus fronteras —aunque el grupo necesita también darse contra sus límites— queda un amplio repertorio de posibilidades. la explicitación del «contrato» manifiesta la relación real con la institución (dar algo equivalente a lo que se recibe). la explicitación de la «avidez» manifiesta la relación imaginaria con la madre (recibirlo todo).278 Jesús Ibá'tez vendría si no se viviera inconscientemente como culpable. el consenso aplana las diferencias—. y corporalidad ecológica —por incorporación de una base material. donde se sacian las avideces. soportes de la doble corporalidad del grupo: corporalidad biológica —por incorporación de los cuerpos de sus miembros—. Por eso se suelen intercambiar prestaciones semánticamente ambiguas —que no despejan el carácter de pago o de don—: un regalo en forma de «cheque-regalo» (pues es «regalo» y/o «dinero»). En los dos extremos —don y cambio— se trabaja demasiado (los actuantes se ponen en la perspectiva de la institución que instituye el grupo: al querer hacer un buen trabajo hacen un trabajo vacío —su posición es demasiado razonable. La estrategia de formación maneja sobre todo los componentes del espacio que se asigna al grupo. de un territorio—. . Espacio que se concentra en dos círculos concéntricos. queda ahogado en risas—). para la estrategia de formación de los grupos. los grupos a cuyos miembros se paga discurren con perfecto orden. invitación a comer y beber («pago en especie» y / o «don gratuito»). 1.a dinámica de! grupo está subtendido de una fuerte agresividad: la agresividad que se manifiesta siempre que se da una prestación gratuita. manejando los diferentes elementos. se sitúan a nivel meta en posición «irónica»: «nosotros» define un conjunto de individuos que se preguntan y no un grupo. Pero es también venir a un lugar donde se puede pedir todo: el lugar de la madre. El exceso o el defecto de emociones inhiben el desarrollo del grupo. lo reprimido por la institución insiste convulsivamente). producen un discurso tautológico) o se trabaja demasiado poco (los actuantes se afirman en su posición subjetiva de deseo. La explicitación de la «deuda» manifiesta la relación imaginaria con el padre (darlo todo). toda manifestación emocional queda bloquead». II. Los hablantes adoptan una posición crítica. En el extremo"opuesto. etc.

Para una muestra . Para una muestra estadística las clases de unidades son relevantes en función de su extensión: las clases de tamaño reducido son dejadas de lado (con lo que se deja de lado tanto el poder en la cúspide como la marginación en la base). Tanto al determinar las clases de actuantes como su predistribución en grupos. los participantes de. En la estrategia de selección hay un primer movimiento algebraico y un segundo movimiento topológico: primero se determinan las «clases» de actuantes y se pre-distribuyen en grupos. la relación entre el subconjunto y el conjunto es homológica (homomórfica).Estructura y formación del grupo 279 A. la relación entre el conjunto y el subconjunto es analógica (isomórfica). Estrategia de selección: determinación abstracta y relación concreta con. Para una investigación realizada mediante grupos de discusión hay que decidir —además de sobre la selección de las clases de actuantes— sobre su distribución en grupos. a. 1. La selección de una muestra estructural está regida por la comprensión: se busca el subconjunto pertinente para generar el conjunto de relaciones que se investigan. Determinación de las clases de actuantes: tendencia a la saturación estructural y no a la representatividad estadística La selección de una muestra estadística está regida por la extensión: se busca un subconjunto de una población que reproduzca la forma extensiva del conjunto. En la muestra estadística el paso de las informaciones producidas sobre la muestra a las informaciones sobre la población se opera mediante una inducción analógica: la simple extrapolación mecánica (limitada por un borde de incertidumbre ligado al error de muestreo). En la muestra estructural el paso se opera mediante una proyección transductiva. realizamos operaciones algebraicas mediante un cálculo simbólico (estamos en el dominio de lo abstracto). Operación algebraica: determinación de las clases de actuantes y de su contexto de actuación En una encuesta estadística se seleccionan sólo clases de informantes y representantes individuales de cada clase. luego se ponen en funcionamiento canales concretos de relación topológica por los que acuden al grupo.

pero que está experimentando un gran crecimiento industrial»). Distribución de los actuantes en grupos: tendencia al manejo de la heterogeneidad posible Cuando se han determinado las clases de actuantes. El criterio de pertinencia señala. y en dirección al tiempo las fases transicionales (tiempo de manifestación del cambio) 12. El acceso estadístico es un acceso desde la extensión: se reconstruye la «lengua» desde el habla desplegada en extensión (frecuencia de los términos y de sus combinaciones). b. .280 Jesús Ibá'tez estructural son relevantes los términos de cualquier oposición y las fases de cualquier proceso (lo minoritario y lo emergente señalan la presencia del poder y del cambio: lo mayoritario y lo tradicional existe como fondo y/o inercia contra lo minoritario y lo emergente que se destaca). «habitantes en una zona recientemente paralizada. de profesión emergente. Dos grupos de composición semejante discutiendo sobre un mismo tema producen un discurso monótono y redundante: apenas 12 Por ejemplo. en dirección al espacio. la presencia de un término implica la del término opuesto. en una gran ciudad con desarrollo del sector terciario de producción») y transicionales (por ejemplo: «inmigrantes de una zona agraria subdesarrollada a una zona industrial desarrollada». con relativamente pocos grupos se puede realizar una investigación. en una pequeña ciudad de la meseta». lo que exige una gran extensión. las zonas polarizadas (lugar de manifestación de las contradicciones). hay que distribuirlos en grupos. Lo que plantea dos problemas: cuántos grupos se forman y cómo se componen. «jóvenes m. en el polo progresivo. Número de grupos de discusión: tendencia a un número reducido de grupos (monotonía y redundancia del discurso del grupo) Contra lo que piensan los que consideran el problema desde una óptica estadística (dominada por la ley de los grandes números). «personas de edad. El acceso estructural es un acceso desde la comprensión: detección del sistema de oposiciones (la frecuencia de los términos constituye un problema menor). en el estudio «Remodelación de la imagen de "Calisay"» —se trata de transformar la imagen de un licor generado en el capitalismo de producción y acumulación a las condiciones del capitalismo de consumo— se buscan conjuntos polares (por ejemplo: en el polo regresivo. de clase media tradicional. Queremos saber cómo se articulan las diferencias —en el espacio y en el tiempo— y no cómo se repiten las identidades.

utilización técnica de las diferencias —acopladas a los aparatos de producción y consumo— en un contexto mítico de ausencia de diferencias). lugares de manifestación de la incoherencia. • Clases de actuantes incluidos en cada grupo La distribución del conjunto (algebraico) de actuantes en grupos (concretos. basta un grupo o dos para cada composición. El grupo homogéneo es el verdadero grupo. de «ya no existen las clases sociales»: la sociedad de consumo tiende a producir identidades imaginarias por homogeneización. Pero si el estudio es realizado por los alumnos. El lenguaje del inconsciente es monótono y redundante. «sólo de alumnos».Estructura y formación del grupo 281 el segundo grupo añade nada al primero. de las contradicciones). Composición de cada grupo: grupos homogéneos para el reflejo de la identidad y grupos heterogéneos para la comunicación de las diferencias La distribución de los actuantes en grupos plantea dos problemas: las clases de actuantes incluidas en cada grupo y el número de actuantes de cada clase incluida. pero su discurso es más redundante. 11 En el estudio «Relación alumnos/profesores en la facultad de Sociología» se plantea la posibilidad de realizar grupos de discusión: «sólo de profesores». o presentes en la figura del preceptor o ausentes — c o m o oyentes . Determinadas las composiciones de grupos que parecen convenientes. lo reprimido insiste idéntico aunque con distintos ropajes (pues los significantes se desplazan y/o condensan: en un proceso continuo de metonimias y/o metáforas). Un grupo heterogéneo (composición a partir de partes heterogéneas) es menos coherente pero su discurso es más rico para el análisis (precisamente porque el análisis se apoya en los huecos y discontinuidades. «de alumnos y profesores» (no hablan igual —semiótica ni simbólicamente— los profesores y los alumnos cuando están solos que cuando están unos con otros). topológicos) juega con la homogeneidad y la heterogeneidad. El grupo homogéneo refleja la identificación que se produce por la ablación imaginaria de las diferencias (ideología de «unisexo». la presencia del preceptor -—en cuanto «intruso» o «explorador» en el sentido de C O N S E N T I U S — es siempre un elemento de heterogeneidad (un agujero en el grupo) 13 . éstos están en el grupo. pues el grupo corta siempre las diferencias. Un grupo homogéneo es más coherente. de modo que todos los elementos sean equivalentes y conmutables. La insistencia se puede captar a partir de dos repeticiones.

La misma perspectiva — a u n q u e en un sentido inverso— opera en casi todos los grupos: la realidad del preceptor. . La heterogeneidad que es posible manejar en la estrategia de composición de grupos es la heterogeneidad inclusiva. «amas de casa y cabezas de familia» (situación heterosexual en contexto familiar: reunión en casa y excursión a la Sierra). un grupo homosexual. como vicario del poder. empleados» y «hombres. masculino o femenino. sala de fiestas. tenderá a referirse a las situaciones respectivas homosexuales de consumo. Las posibilidades de juego están limitadas por las posibilidades de correlación entre la microsituación y la macrosituación. hombres de diferentes clases. por la transversalidad. La perspectiva institucional del estudio r o m p e necesariamente la intimidad del grupo. empleadas» (situación más o menos simétrica para el otro sexo). un grupo heterosexual tenderá a referirse a las situaciones heterosexuales de consumo. El feminismo puede intersecar con la lucha de clases: una «mujerobrera» es «mujer» y «obrera». obreros» (situación homosexual masculina. es presentida. en las que pueden comunicarse las diferencias o estar el grupo escindido por la tensión que producen las diferencias no comunicadas 14 .. en el estudio «Imagen de una marca de bebida de cola» se realizaron grupos de: «hombres. 14 Por ejemplo. referencial de la situación de consumo en grupos de hombres: que puede manifestar la huida de las mujeres — f r e c u e n t e en ciertos tipos de casados—.. hombres y mujeres de las mismas y de diferentes clases). uno comercial y uno político. su condición femenina puede ser excluyente de su condición proletaria («mujer u obrera») o incluible con ella («mujer y obrera»). entre la presentidos— aunque se utilice un preceptor sustituto. identificándose los miembros del grupo con ellas o manifestando la herida de la ausencia del otro sexo (por no ser el falo o no tenerlo). o «padres/hijos» en la perspectiva del deseo—) inhibe la interacción en grupo. mujeres de diferentes clases. La heterogeneidad excluyente (presencia en el grupo de partes separadas por relaciones de exclusión —«propietarios/proletarios» en la perspectiva del interés. hombres de la misma clase. «chicos y chicas de los que van a clubs» (situación heterosexual grupal: guateque. El grupo homogéneo refleja la homogeneidad producida.282 Jesús Ibá'tez El grupo heterogéneo proporciona un espacio para la comunicación de las diferencias. y el grupo heterogéneo el proceso de producción de la homogeneidad.). Un producto del mercado puede consumirse en situaciones homosexuales (masculinas o femeninas) o heterosexuales. «amas de casa» (contradicción entre los papeles de «mujer» y «madre»). una investigación sobre el feminismo debería utilizar grupos que explicitaran todas las combinaciones entre «clase» y «sexo» (mujeres de la misma clase. «mujeres. Veamos dos ejemplos. o la herida de su ausencia —frecuente en grupos de jóvenes tradicionales reprimidos—). Pero también para su comunicación verosímil. para la homogeneización.

tenderán a callarse. o un grupo femenino para hablar de «fútbol». Un hombre y seis mujeres no constituyen un grupo heterosexual: es un hombre embutido en un grupo homosexual femenino (un intruso). ni los grupos heterosexuales de pequeños propietarios (las diferencias sexuales tienden a ser. " Por ejemplo. una que tendría más tendencia a callar (por estar atada por relaciones de poder: en la dirección niños. el «fútbol» es en España masculino como actividad. respectivamente. El número de componentes de cada clase en un grupo no es indiferente. y tres el tamaño mínimo conveniente. Aunque siempre será posible jugar con estos límites como provocación: hacer que el grupo se dé contra sus propios límites para investigar la dimensión de lo posible (la reivindicación por el otro sexo del tema. una más coherente y otra menos coherente con el tema de discusión. 15 . hay que reforza. relativamente más pertinente para los hombres. no como «cantidad» 15: o tiene un umbral inferior cualitativo y un umbral superior cuantitativo (como ya hemos analizado al hablar del tamaño del grupo). Si. el «tricot» se atribuye en España a las mujeres. en el estudio «Estructura del mercado automovilístico». en nuestra sociedad. • Número de miembros de cada clase incluidos en cada grupo El número juega en la composición del grupo como «cualidad».Estructura y formación del grupo 283 composición del grupo y el tema de discusión.. 7 si las mujeres son menos que los hombres. se incluyen en un grupo dos partes. pues en la macrosituación no suelen darse los grupos homosexuales de estudiantes. por ejemplo. Un grupo homosexual de estudiantes universitarios y un grupo heterosexual de campesinos pequeños propietarios siempre resultarán chocantes. resultarían igualmente chocantes (el baile que no implica una comunicación de las diferencias sexuales es sospechoso.) y otra que tendría más tendencia a hablar (pues el estar al lado de acá de la baira les Véase LEVI-STRAUSS (1970a).—significativamente—• la posición de las mujeres en el grupo. Un grupo homosexual para hablar de «bailes». se pueden incluir más miembros de la parte menos coherente con el tema 16. Si. por ejemplo. los grupos heterosexuales incluían más mujeres que hombres: el tema «automóvil» es. o un grupo masculino para hablar de «tricot». Dos parece el tamaño mínimo absoluto para una parte. proletarios. marginados. y unisexo —o masculino— como espectáculo). por ejemplo). Pero se abre otra posibilidad de juego combinando la relativa no pertinencia cualitativa con la cantidad. supercomunicadas o infracomunicadas).. se incluyen en el grupo dos partes. mujeres.

de que el canal sea una red implicando relaciones asimétricas (y que su sentido sea ascendente o descendente) o una red implicando relaciones simétricas. para que el grupo funcione como lugar de emergencia de la palabra reprimida. de que el canal sea «artificial» (producido como producto «primario». por el proceso de investigación) o «natural» (recogido como producto secundario de un proceso de producción exterior al proceso de investigación). Por una parte. la irrupción aleatoria del entrevistador es metodológicamente coherente. a. y estos caminos son más efectivos cuanto más inesperados. La . El poder se reserva siempre la posibilidad de abrir caminos de información («vinieron de madrugada». 2. encontrar un lugar fuera del alcance de la mirada del padre (del poder). Cualquier irrupción aleatoria —cualquier «atraco con escalo»— manifiesta la fuerza de lo que irrumpe. Por otra parte —tanto en la hipótesis de que el canal sea «artificial» como en la de que sea «natural»—. habrá que cargar cuantitativamente la parte silenciada. precisamente. como canta María del Mar B O N E T ) . El grupo de discusión es un espacio aparente de libertad: el sueño que subtiende a todo grupo es. hay que poner en funcionamiento redes topológicas concretas de selección: producción de un canal por el que nos vamos a comunicar con ellos y por el que van a venir al grupo. En la medida en que la encuesta es un examen (y el examen pone de manifiesto que los subditos están siempre y en todo lugar al alcance del punto de mira del poder).284 Jesús Ibá'tez confiere la posición de sujetos). Operación topológica: puesta en funcionamiento de redes concretas de relación con los actuantes Una vez determinados (abstracta y algebraicamente) los actuantes. discutiremos las consecuencias de la forma del canal. discutiremos las consecuencias del contenido del canal. Forma del canal: tendencia a utilizar una red preexistente de relaciones (el canal construido como agujero para el padre) En la encuesta estadística los canales de relación con los entrevistados son construidos por el proceso de investigación: el entrevistador irrumpe en el territorio del entrevistado por una vía imprevista (la irrupción es un verdadero «escalo»).

el nombre está). y que los acoge y oculta) La red de relaciones que constituye el canal de comunicación con los actuantes puede tener más o menos pasos. con el nombre mediante el cual el orden simbólico nos identifica.. vecinos. Redes que pueden ser públicas o privadas. compañeros de trabajo. y ya no le queda nombre con que jugar.. aunque ausente..de un amigo . porque se lo roba o se lo mata. La red privada —de familiares. pero si a alguien le llama por su nombre uno que no le conoce (pero ha leído ese nombre en una lista —guía telefónica. La red de pocos pasos (el mínimo son dos. La red pública —sólo utilizable para hombres o mujeres públicos— coloca al grupo en un ámbito de visibilidad (designa el desierto —en el que todo se ve—. 17 Un hombre público seleccionado por una red privada como persona — p r i v a d a — que como papel —público—. éste no podrá jugar el papel de padre ausente) puede ser inconveniente. pues si los actuantes conocen al preceptor. censo general o profesional—).») parece el canal más conveniente.de. La red privada de varios pasos («de un vecino . de militancia política o sindical. fuera del alcance de las miradas. para investigar una situación en la que nadie está seguro de que cuando llaman a la puerta a las seis de la mañana sea el lechero: el nombre se pierde por el mismo agujero por el que el grupo se derrama)— se utilizan como canal de comunicación con los actuantes redes de relaciones preexistentes (la producción del canal es una deducción de lo ya producido). la rendija por la que se filtra el ojo del padre: el grupo es un juego perverso con el nombre (jugar al escondite con el nombre.. o le llama sin pronunciar su nombre (llama simplemente a la puerta: «llama un inspector»). tanto porque se corre el riesgo de que los actuantes se conozcan (y el grupo no puede preexistir en la macrosituación).de un compañero de trabajo . paradójicamente. en ambos casos le está inutilizando el nombre. seleccionado por una red pública —en la medida en que al grupo como papel más que como persona (henchido de vendrá al grupo más Un hombre privado es posible— vendrá carga representativa). en vez del círculo que se cierra sobre los hermanos. pero. Por eso —a no ser que se quiera provocar el horror de la pérdida del nombre (por ejemplo.— es más coherente con las fantasías que permite desplegar el grupo: regreso a un recinto clausurado.Estructura y formación del grupo 285 convocatoria «anónima» revela. amigos. como porque las relaciones concretas puestas en juego por la red pueden interferir en el funcionamiento del grupo. .

de una convocatoria de empleados a través de la dirección. Este tipo de canal viene obligado en toda situación en que la posición social del preceptor (y la de los órganos burocráticos encargados de la selección de actuantes) es «inferior» a la posición social de los actuantes. pueden ser descendentes (de arriba a abajo) o ascendentes (de abajo a arriba). pero en cualquier caso su funcionamiento se producirá en el elemento del orden. o de fieles a través del párroco ls . y en situación subordinada respecto al preceptor —al que interpretan conscientemente como representante del poder central— (lo que. El grupo está en posición de poder respecto al preceptor en el orden de las relaciones sociales. Este tipo de canal —a no ser que sea elegido por razones estratégicas.286 b. Los actuantes aparecían en el grupo como papel —«fuerzas vivas»— (y por eso es difícil que traten sus problemas personales). por vía de economía (en tiempo y dinero). Un canal asimétrico ascendente tiende a provocar una homogeneización de segunda potencia en el grupo: fijación de la jerarquía en su papel de jerarquía. 215 (grupo de discusión en Z a m o r a para el estudio «Conciencia sanitaria de la población española») se utilizó para la selección de actuantes la colaboración de la directora de una prestigiosa institución cultural paraoficial: el canal era semipúblico e implicando relaciones asimétricas descendentes. de vecinos a través del Ayuntamiento. Si las relaciones implicadas son asimétricas (de poder: vía jerárquica). facilita la estructuración de su discurso como demanda al Otro. por cierto. Situación conflictiva. Un canal asimétrico descendente tiende a provocar la homogeneización del grupo: imposición del orden instituido. . El grupo puede aceptar ese orden o rebelarse contra él —o echar balones fuera—. por ejemplo. Jesús Ibá'tez Contenido del canal: redes conteniendo relaciones asimétricas —descendente (canal represivo) o ascendente (canal depresivo)— y redes conteniendo relaciones simétricas —coherentes con el orden instituido (canal conversivo o diversivo) o no coherentes con el orden instituido (canal subversivo)— El contenido de las relaciones implicadas en la red de comunicación por la que los actuantes vienen al grupo tiene un efecto homogeneizador o heterogeneizador sobre él. aunque esté subordinado a él en el orden de las relaciones técnicas. Es el caso. pero inhibe la posibilidad de que el grupo tome una posición de sujeto). de militantes a través de los cuadros. para analizar el efecto de una praxis represiva— viene determinado. como cortocircuito o circuito de facilidad: es un modo de «obligar» a los actuantes a participar. p. por ambivalente. que puede generar una agresión sádico-masoquista —o afirmar la 18 En el caso discutido en la nota 216 del capítulo 3.

rigurosamente clandestino. recoge la normalidad producida sin sobredeterminarla ni potenciarla. El espacio (la base material ecológica. el efecto homogeneizador es obvio: es el caso de selección de consumidores a través del tendero. si son abiertas. 179). y fuera de la ley. El canal topológico de relación con ellos fueron las «Comisiones Obreras» —era en 1974 y este sindicato. o no coherentes con el orden instituido (contra la ley. pero verdaderamente marcado. Un canal simétrico coherente con el orden tiene un efecto «cero» sobre el grupo. pueden ser coherentes con el orden instituido (según la ley. La conquista " En el estudio «Conciencia de clase de los trabajadores españoles» se formó un grupo de discusión en el que eran potenciados todos los componentes subversivos: se trataba de estructurar una situación que permitiera explorar el límite de la conciencia posible. era la vanguardia de la lucha obrera—. igual que la biológica) le es asignado al grupo de discusión sin que haga ni pueda hacer nada para conquistarlo. de una profesión y de una zona en que el paro es endémico (construcción/Sevilla). pues recoge su sueño. Es el canal «normal»: aunque normalizado (por ser implícitamente normativo). el efecto homogeneizador es relativo (canal diversivo): es el caso de los canales que implican relaciones de «amistad» (incluido el «amor»). 25 KAES (1977. liberador del desorden 19. B. Si las relaciones implicadas son simétricas (de cooperación). para generar una complicidad subversiva entre el grupo y la instancia investigadora. el espacio lo organiza. de vecinos a través de vecinos o de trabajadores a través de un compañero de trabajo. el canal es verosímilmente «neutro». con la ambigüedad de todos los valores «cero» (valores de las posiciones «neutrales». Estrategia de asentamiento: del espacio significado ecología y semiología El grupo sólo existe por y para el espacio: «el espacio es su compulsión y su pulsación fuera de él. p.Estructura y formación del grupo 287 discusión en un plano rígidamente técnico. pues «cero» es el centro de todo poder invisible). El efecto es invisiblemente homogeneizador si el canal es abierto (canal conversivo). por emergencia de un mecanismo de control de esa agresión—. clandestinas). si son íntimas). el grupo es un móvil en busca de su lugar. . En la determinación algebraica de los actuantes. Si el canal es íntimo (en la «intimidad» se refugia la heterogeneidad). Un canal simétrico no coherente con el orden instituido tiene un efecto heterogeneizador sobre el grupo: es subversivo. se decidió buscar una zona en la que se reificase el polo de la explotación: trabajadores parados. al que ordena y desordena sin cesar» 20.

Contradicción que puede resolverse: en la realidad. 1. 21 En cierta ocasión. en la imaginación. porque la posición del micrófono y el magnetofón. como recinto que se habita.288 Jesús Ibá'tez del espacio es sólo imaginaria. la «marca» —«sema»—). dijo a sus oyentes: «Por favor. que lo habiten permanentemente. que habita —su habitar— con sus gestos y sus movimientos. el espacio como falo. desplegando fantasías o fantasmas de ocupación imaginaria. Topología del espacio asignado: la mesa y las sillas como elementos rectores La mesa (más o menos circular) y las sillas (más o menos confortables) son los elementos rectores de esa disposición. a. represiva y depresiva. como «casa» —«oikos»—) y la semiología (su aspecto convexo. Pero la habitabilidad del espacio no sólo está limitada en el tiempo: en la disposición espacial de los elementos hay una doble presión. porque la estructura topológica del espacio configurado por la disposición de las sillas y la mesa inhibe los movimientos del grupo. a su cátedra. Analizaremos la ecología (su aspecto cóncavo. Depresiva. el espacio como útero o matriz. Antes de llegar el público pidió a los bedeles que colocaran las sillas en el extremo del salón opuesto a su asiento. es el lugar que ocupa —provisionalmente—. el difunto Eugenio D'ORS tenía que dar una conferencia en la Universidad de Verano de Santander. Cuando las sillas estaban llenas. Disposición topológica del recinto: rección asignada y posibilidades de corrección conquistada Cuando el grupo llega al local de reunión se encuentra ya con las sillas y la mesa en una disposición determinada. signos del gran ausente —el padre—. acérquense. Ecología del local de reunión: disposición de las cosas y acoplamiento de las personas El espacio. Represiva. lo que se ve desde fuera. modificando la topología 21 .» . como recinto asignado al grupo. constituyen agujeros por los que la historia penetra en el grupo y por los que el grupo se derrama en la historia. es un despliegue de los fantasmas del grupo concomitante a la compulsión a estrellarse contra los límites del espacio asignado. Se inicia una contradicción entre ese espacio —asignado— y el espacio conquistable. pero la provisionalidad de la ocupación no permitirá que esos gestos y movimientos lleguen a constituir hábitos. para que podamos estar en 'más intimidad.

p.Estructura y formación del grupo 289 La mesa confiere al grupo su forma topológica. al limitar los movimientos. 219). pero sus puntos interiores pueden estar ocupados por una materia rígida —la mesa— o quedar libres para el movimiento de los cuerpos —como debió de ocurrir en la memorable reunión en casa de Polemarco—. 65 y sig. de la proximidad. dice: «Ocupamos a su lado los asientos que estaban dispuestos en círculo» 22 —en realidad estaban dispuestos en circunferencia—. contra la fusión del grupo. El espacio del grupo es un círculo: los cuerpos de los asistentes cierran el espacio de un círculo. La mesa se puede suprimir —para provocar la amenaza de la fusión. para provocar. p. • La mesa: su circularidad como designante de la circularidad del grupo y rectora de la circulación en el grupo La circunferencia (indiferencia total de sus puntos en relación al centro invisible: simetría) es la forma arquetípica del grupo: la circunferencia que describen los cuerpos de los actuantes completa en la mesa sus puntos interiores. la distocia y el estallido. Por una parte. Cuando S Ó C R A T E S cuenta la conversación que mantuvo en casa de Polemarco —cuyo relato constituye «La República»—. distendiendo el centro— o de las mesas hiperbólicas y parabólicas —que abren el espacio hacia afuera—. el discurso es una defensa contra la fusión. pero a la vez cierra a los actuantes el acceso al círculo. Ya L E W I N 23 señalaba la tensión que produce en el grupo la «falta de espacio de libre movimiento». Y se puede jugar —metafóricamente— con su forma: con el juego perverso de las mesas ovales y elípticas —que estiran el espacio por dentro. 23 24 LEWIN (1959. 436). orienta la expresión del grupo hacia un contexto lingüístico —detrayéndola de un contexto proxémico y controlando sus contextos kinésico y prosódico— 24 . con el juego 22 PLATÓN (1976. Por otra parte. su círculo. p.) . en vez de hundirse en su espacialidad— y como producto del trabajo del grupo. GUIRAUD (1972. para liberar la expresión proxémica—. La mesa cierra el círculo. aun imaginaria. La mesa inhibe el grupo básico y potencia el grupo de trabajo: el discurso como defensa contra el grupo —enfilarse en su temporalidad. respectivamente. La mesa es una defensa imaginaria y una barrera real contra el exceso de aproximación entre sus miembros. Las sillas acoplan a esa forma el cuerpo biológico de cada actuante.

«televisión tridimensional».son su confortabilidad y su movilidad. Cuanto más grande más visible es su papel rector. «masajista. la mesa ampulosa de los Consejos de Administración no es sólo una exhibición fálica hacia fuera. incluso con el juego humorístico de la mesa perfectamente redonda (pastiche de la «mesa redonda». en todo caso. . Una silla rígida inhibe la emergencia del grupo básico y recuerda la obligación de trabajar. de mantener a los actuantes en el camino recto (puede ser tan grande que el grupo sea expulsado del espacio —encajonado—). una silla fija los inhibe.. una llamada Compañía Sillera fabrica y vende un artefacto para la regresión absoluta: al que se adapta para el descanso cada músculo del cuerpo y que además tiene algunos curiosos accesorios («sistema musical multifónico incorporado». musculatorio y circulatorio». rígido y balizado.). Y se puede jugar —metonímicamente— con su tamaño (altura y radio). Las dimensiones de su manejabilidad •—-en la estrategia de formación de grupos-—. y su movilidad —cara convexa— como vehículo para circular por el grupo Las sillas son los ámbitos de asentamiento de cada cuerpo individual. Una silla móvil facilita los movimientos. impidiendo el intercambio de papeles y de plazas. y que. H. constituye una frontera para el grupo: frontera que el grupo puede modificar realmente (en cuanto incluye elementos rectores móviles. • Las sillas: su confortabilidad —cara cóncava— como designante de la regresión al grupo.. puede modificar imaginariamente desplegando sus fantasmas a través de ella. como las sillas). 23 En «La silla» (cuento de ciencia-ficción de O. «La silla» es el asentamiento imaginario del individuo en la sociedad de consumo.290 Jesús Ibá'tez irónico de las mesas cuadradas o rectangulares (que manifiestan la cuadriculación real frente a la circularidad imaginaria). Una silla confortable •—el cuerpo se adapta y se hunde— potencia la regresión 2S . Correcciones conquistadas y corrección imaginaria del espacio asignado: corrección real El espacio asignado. sino también hacia dentro •—-manifiesta el falo de la madre pregenital que encaja a los consejeros en su papel—. «inodoro automático con Sanitized Quimic-o-Magic». «sistema alimento-o-Matic». modelo fantasmático y cultural del grupo). Una mesa baja y breve —ya signo más que cosa— produce la máxima distensión en el grupo: baliza el espacio imaginario sin apenas balizar el real. LESLIE). «refrigerador y suministrador de bebidas».

179). p. En el movimiento de las sillas (aproximación o alejamiento al o del centro en dirección radial y/o aproximación o alejamiento entre los interlocutores en dirección circular) se condensan las posibilidades de corrección del dispositivo rector del grupo. la descomposición bajo la apariencia de unidad. Pero quizá. extendida en el suelo. En la exposición montada por el grupo urbanístico de BOFILL para la presentación de la «Ciudad en el espacio». amenazante. • Corrección real: las sillas como vehículo El espacio asignado se puede modificar en la realidad topológica. " KAES (1977. para facilitar la transversalidad aparentemente. El espacio topológico es el espacio donde el grupo trabaja: como una frontera —pero también como un espejo— devuelve continuamente al grupo su propia imagen. 179). pero potencia también la formación de subgrupos (la esquizofrenización del grupo). significa y provoca la apatía o la agresión esterilizadora.Estructura y formación del grupo 291 Esta frontera es necesaria para el grupo («la frontera asegura al grupo su identidad y su distinción contra la incertidumbre de sí y de los demás. por inasible. Dejar que cada actuante ocupe espontáneamente su asiento potencia el despliegue imaginario del grupo —espacio de «libertad»—. el espacio de asentamiento para el grupo de oyentes era un espacio sin fronteras: u n a estera blanca. considerada infranqueable. p. • Corrección imaginaria: la frontera entre el espacio real y el espacio imaginario como lugar propio del grupo de discusión Pero el espacio vivido por el grupo no es un espacio topológico. Demasiado fluctuante e inasible. Asignar asiento a cada miembro (como se hace en los banquetes de postín. pero en realidad para fijar los cuerpos al protocolo) es coartar manifiestamente la libertad de movimientos y producir artificialmente una situación tensa. Inmovilizada. . pero el grupo necesita traspasar la frontera. pasar al otro lado del espejo («El revés de la mesa de discusión es el espacio donde cada cual vive secretamente») 27 . Un modo dramático de prefigurar la mercancía ofrecida: un asentamiento móvil (horizontal y verticalmente) que contrasta con la rigidez de las casas tradicionales. Los dos vectores de modificabilidad vienen determinados por las sillas: elección espontánea o reglada de asiento y cambio de lugar del asiento. El grupo construye en lo imaginario su «propio» espacio: un 26 KAES (1977. inquieta y anonada todo deseo y todo orden» 26. Esta movilidad prefigura la permutabilidad de los miembros.

un agujero cronológico en el dispositivo topológico: por ellos —oído del padre— la historia penetra en el grupo (el registro de la historia como coagulación del padre ausente) Para registrar el discurso del grupo —y en general su expresión— son necesarios receptores mecánicos. las raíces: bodegas y graneros» 2S. p. de encuentro. además de esta función técnica necesaria. sólo se espacializa en la memoria —subconsciente o inconsciente—). la transgresión de la frontera— es el verdadero asentamiento del grupo: ambigüedad entre el verdadero estar a este lado y el verosímil estar al otro lado. el magnetofón cumple una función mítica. Y. grupos de contacto. adelante/atrás). Al oído del padre se suma el ojo del padre. y trabajo en la realidad. Ibidem. que es transgresión (incesto sublimado) en el deseo. pues en él se va a depositar el producto de su trabajo.292 Jesús Ibá'tez «espacio para la memoria. 125).. de eutonía. " Para liberar el deseo latente de proximidad se han desarrollado. Indica la dimensión laboral del grupo.. El paso continuo de uno a otro espacio —el paso a través del espejo. Y. en cuanto tal. B I O N observa cómo el padre —designado como ausente en el supuesto básico de dependencia— se coagula en el registro de la historia del grupo: «un grupo que se queja por su falta de habilidad para recordar lo que había sucedido en ocasiones previas. pues el discurso —y la expresión— para ser analizados deben tener una forma espacial (el cuerpo humano escande la recepción en el tiempo. en el que cada plaza esté descentrada y sea permutable con todas las otras 29 . . izquierda/derecha. ya está en la historia (de ahí los temores a su indiscreción: rompe la intimidad del grupo). ya en un campo terapéutico de intervención. se estabiliza al hacer un registro de sus reuniones» 31. 31 21 BION (1974. transforma el grupo en historia. El micrófono y el magnetofón. b. y respecto a él direcciones y sentidos (arriba/abajo. Mediante «tomavistas» o «video-tape» se pueden registrar sus auxiliares kinésico y proxémico. numerosas técnicas: expresión corporal. el olvido. Sobre este espacio el grupo debe excavar en lo imaginario un espacio apropiado: un espacio sin estructura. El dispositivo más normal de registro —sólo para la expresión lingüística— es el magnetofón 30 . como registro. Pero. 30 El magnetofón registra el componente lingüístico del discurso y su auxiliar prosódico. El dispositivo rector centra a cada uno en la realidad: define un centro (el centro del círculo). Es el espacio en que se produce el discurso. de relajación.

Cuando los actuantes vienen al grupo tienen enfrente esa marca. 2.Estructura y formación del grupo 293 así surgen las «biblias». En grupos creativos —la creación del grupo reifica el supuesto básico de apareamiento— se producen respuestas plásticas: murales. le marca (pues es la marca del espacio en el que toma cuerpo). ¿es un policía?»). Los locales pueden ser privados. su escritura. Estas relaciones pueden ser: según la ley (es el caso de los «hogares» privados.. en los que se encarna el padre muerto.. Muchos investigadores piensan que el micrófono y el magnetofón deben ser ocultados 33 . Esa marca. una escritura para el «Otro» 32. exterior al grupo.. el preceptor tuvo que negarse a continuar la investigación y rescindir el contrato. LAPASSADE (1971.. y el proceso de estrellarse contra ella e intentar pasar al otro lado enriquece la vida del grupo. graffiti. Semiología del local de reunión: tipología de los locales según su marca social (locales privados —asignados a relaciones según la ley. fuera de la ley o contra la ley—. pero es una escritura invisible. El local de reunión es también un significante. Es también una de las fronteras del grupo. conexión invisible del cliente con el preceptor a través de un sistema miniaturizado de radiotelefonía. que permite enfocar al investigador social como «vidente» y no como «mirón». filmes. 33 Ya en la pendiente del ocultamiento. En el estudio «Introducción en España de u n nuevo fármaco».): estos registros constituyen u n a superficie mediúmnica de expresión. asignados por el orden institucional a relaciones heterogéneas. fuera de la ley (es el caso de los «hoteles». . recintos más allá de la normatividad —por eso pueden acoger 32 El registro magnetofónico es upa memoria para el padre (en la dimensión del supuesto básico de dependencia). la práctica comercial de la técnica del grupo de discusión produce u n a catarata de aberraciones: cristales polarizados que el grupo ve como espejos y a través de los cuales el cliente observa al grupo. una presencia patente es asimilada por el grupo como uno de los componentes de su situación real. por la actitud inquisitorial de u n observador representante del cliente (los actuantes —médicos— preguntaban: «Y este señor. recintos de la intimidad normativizada). pero una presencia sospechada es inasimilable. su frontera temporal. p. los «textos». Aparte de razones éticas (el derecho de los actuantes a sus imágenes acústica y visual). 51 y sig. y locales públicos —asignados a relaciones instituidas o conquistados por relaciones instituyentes—) El local asignado al grupo portará una marca social: esa marca es un signo que se ve e interpreta desde fuera. el ocultamiento es técnicamente peligroso: en ciertos casos (que más adelante discutiremos) cabe la desconexión provisional. El registro es la huella del grupo.

precisamente. a los que se aplica la ideología de la supuesta neutralidad. Son los locales de entidades de investigación. En el caso de locales asignados a relaciones privadas según la ley o públicas instituidas. la marca social es ambigua.294 Jesús Ibá'tez relaciones tanto normativizadas como no normativizadas—). Su neutralidad es suficiente cuando la investigación se emprende en un contexto de manipulación: propaganda política o publicidad comercial. la marca social es positiva. la marca social es negativa: generan un contexto subversivo (subversión libidinal si la reunión es en una «casa de citas». respectivamente. En el caso de locales asignados a relaciones privadas fuera de la ley. generando. Pues reunirse en uno de esos locales es asumir la posición de objetos —que la investigación asigna al grupo—. locales relativamente neutros. En el caso de locales asignados a relaciones privadas contra la ley o públicas instituyentes —relaciones precisamente generadoras de la ley—. . efectivamente. pero el espacio privado potencia la heterogeneización (y la transversalidad) y el espacio público potencia la homogeneización. Pero el orden instituido instituye locales que se caracterizan. Estas relaciones pueden ser instituidas (políticas —es el caso del «Ayutamiento»— o civiles —es el caso de un «casino» o un «club»—) o instituyentes (es el caso de la sede de un sindicato o partido revolucionarios). subversión ideológica si es en la sede de un sindicato o partido revolucionarios). renunciar a la posición de palabra. por una marca social que tiene la apariencia de no marca: el valor de esa marca es «cero» (ni «más» ni «menos»). Y son. un contexto diversivo y conversivo. contra la ley (es el caso de las «casas de citas». Los locales pueden ser públicos: asignados por el orden institucional a relaciones homogéneas (sobre el modo de la castración: por ablación de las diferencias). recinto de relaciones no normativizadas).

pues el resto producido por el trabajo de análisis se recicla en nuevos procesos de manipulación —a nivel macro— que serán investigados mediante nuevos grupos de discusión. de su proceso como momento del proceso social. asignándole su espacio— y continúa después del grupo: cuando el preceptor se convierte en analista. que es una macroonda. PROCESO DE FUNCIONAMIENTO DEL GRUPO El grupo es del espacio. En este capítulo («Funcionamiento del grupo») analizaremos la historia que se representa en el grupo.7. En el siguiente —y final— («Análisis del discurso del grupo») reemprenderemos el análisis de la historia del grupo. . el primero constituye una microonda del segundo. cerrando su discurso como texto-para-analizar. Y no termina. El grupo representa —se escenifica— una historia al hacer su trabajo: el ámbito de esa historia es cerrado por el campo grupal —campo de intervención—. y así en un proceso dialéctico inacabado. Es la historia de la reabsorción de lo instituido y de su inscripción en el fantasma del grupo —el grupo actuando con arreglo al principio de placer—. el relato de esa historia es el producto ideológico — y / o mitopoético— del grupo (el contenido manifiesto de su discurso). La verdadera historia empieza antes del grupo —cuando el preceptor empieza a mover los hilos para formar el grupo. objetiva el producto de su trabajo —lo espacializa—. La temporalización del grupo de discusión se escande en dos momentos: un momento interior al grupo (una historia en el grupo) y un momento exterior al grupo —interior a la historia de la institución— (una historia del grupo). pero el discurso del grupo (su trabajo) se produce en el tiempo. Pero esa historia es un momento —un eslabón en la cadena— de otra historia (historia verdadera frente a la primera verosímil): la historia del fantasma del grupo trabajando para un fin socialmente útil.

y de unos con otros (competencia transitiva. Entre ellos (más la entidad fantasmática que produce la situación: el grupo) se anudan relaciones simétricas y asimétricas. muertos o vivos. la catectización de sus pulsiones—) están sometidos a una instancia parental ambivalente. al polo imaginario. que se siente con una felicidad (o infelicidad) muy desigual. representado en el grupo). Hay una relación simétrica entre los miembros del grupo: en cuanto el grupo se constituye efectivamente y todos ellos pasan a ser sus piezas reversibles y transitorias (el grupo como entidad transnarcisista). o articularse como letra en el conjunto de los otros y el mundo (buscando su sentido en la interrogación a un otro singular mudo. 177) . o qué lugar ocupa su "presencia"» Cada uno quiere. p. Relaciones asimétricas: de poder Los miembros del grupo de discusión están sometidos en dos dimensiones: por la relación de transferencia (que se juega en una dialéctica oscilante entre la transferencia real al preceptor —que controla su trabajo— y la transferencia imaginaria al grupo —que hace posible su vinculación afectiva a la situación. adelantándose a ellos). En todos los casos la aceptación de la asimetría —la dialéctica de las relaciones de poder— es producto del deseo de ser y del temor a caer en la nada: cada uno «se pregunta. qué vacío haría aparecer su desaparición. en su manera singular. de proyectos de dominación unos sobre otros. Hay una doble relación asimétrica de los miembros del grupo: a los polos de transferencia (al polo real.296 Jesús Ibá'tez I. en la que cada uno intenta asumir una posición de poder respecto a los otros. A. y en suma. representado por el preceptor. se sitúa en la red de los otros "cada uno". cómo él. o en la competencia con un 1 LECLAIRE (1970. siendo uno más o menos distinguido. subtendidos por la envidia) están sometidos cada uno al otro como instancia fraternal. RELACIONES INTERNAS A LA SITUACION Los actuantes presentes en la situación son el preceptor y los miembros del grupo. por la comunicación (que se juega en una dialéctica transitiva y circular.

pero el concepto acaba centrándose en la relación analista/analizado y cubriendo todo el espacio de la relación psicoanalítica 4 . es significado como falo. que aparece en la transferencia. p. el término letra es utilizado como función tética de un sistema que comprende correlativamente una función estable y una función oscilante» (LECLAIRE. como acabamos de verlo. 188). o negar su literalidad (fundiéndola).. 178). 1970. Esta articulación articula dos modos: uno estable y otro oscilante 2 . en dos dimensiones: la dimensión de la permutación con los otros (como colectivo). por la reversibilidad de la relación «yo/tú». cada sujeto. a la vez. en el espacio. Al principio habla de transferencia como un síntoma al lado de los otros. en el orden simbólico. 3 «Pero si el falo como letra (u objeto) subraya la juntura. constituye el trazo de unión que representa comúnmente el hecho de la articulación.. La transferencia El término «transferencia» significa originalmente transporte (de «trans» + «ferre»). es significante y significante del significante. 1970.). * Pero arrastrando las dos dimensiones esenciales del concepto: transporte de una situación a otra.. el punto de vista de la castración pone el acento. la dimensión de la castración que gira sobre el cero (lo que falta y a la vez el nexo de unión). significante del pene y significante de la falta del pene —de la castración—. el intervalo o la falta (separación. sólo puede existir en una fórmula o cifra que articula con las fórmulas o cifras de otros «cada uno» el «uno» que quiere ser y el «cero» que le cerca. de un objeto a otro («El medio de vencer la transferencia es demostrar al enfermo que sus sentimientos no son productos de la . el ser permanece como ser. Desde 2 «(. 1. En este sentido lo utiliza F R E U D para designar el transporte de la energía de catexia de unos representantes a otros de la pulsión: el afecto aparece en una situación. p. en la que uno permanece como uno. pérdida) que hace aparecer la articulación privilegiada entre el término fálico y el conjunto de los otros términos» (LE- CLAIRE. Cada uno. pues. La fórmula que constituye al sujeto se despliega. diferente de aquellos en que se generó.. estable se manifiesta en la permanencia a lo largo del proceso sintáctico de las permutaciones alternativas: es el modo de la comunicación con cada uno de los otros miembros o hermanos (con los que puede permutarse. el falo es. El modo.Proceso de funcionamiento del grupo 297 conjunto plural de otros hablantes). apareciendo como el mismo al término de cada permutación).) Lo que hay que analizar en la vida psíquica es la relación del sujeto con el conjunto teórico de las letras (. Pero la permutación de «uno» con cada uno de los otros «uno» gira sobre un «cero» —el guión o el nexo—: cero que. letra y guión que significa la articulación de las letras 3. y referido a un objeto.

s Efecto no sólo del silencio (que puede descansar en su voluntad subjetiva). y en ese sentido la situación es transferencial. 1966. 249). sino que reproducen una situación anterior de su vida» —1967. a la persona del médico. que no responde a la demanda—. por la falta: mónada incomunicable. Esta segunda relación es la que no puede nunca reabsorberse (pues se quedaría sin trabajo): el preceptor-en-el-grupo permanece siempre como preceptoren-potencia en el campo institucional o en el del mercado. situación del momento ni se refieren. El preceptor que no participa en el grupo ocupa una posición semejante a la del psicoanalista —posición de padre silencioso. por la nada. al que debe seducir con su supuesto-saber. a. aun y sobre todo aprobadora. lo que genera una valencia que le deja disponible para recibir encargos para intervenir en nuevos grupos de discusión.298 Jesús Ibá'tez L A C A N esta relación se concibe como un efecto de la no respuesta del analista a la demanda del analizado 5 . como castrado irreversible: su palabra será eternamente una palabra debida. a la palabra vacía. En el grupo de discusión. Cada uno queda rodeado por el cero. Pero el grupo es también para cada miembro término de una relación transferencial: como recinto o útero. El preceptor debe provocar otra relación transferencial a él: la transferencia del cliente. p. («¿No se trata más bien de una frustración que sería inherente al discurso mismo del sujeto?») El ser del sujeto no es más que su obra en lo imaginario. en realidad. . que no hay nada que interpretar (que el sentido es efecto y no causa. y ese silencio pesa sobre el grupo (señalando el camino de la búsqueda eterna del padre perdido). El preceptor no ayuda a comprender al grupo la falta de sentido de su demanda: su silencio es el del que «sabe-todas-las-respuestas-pero-no-quiere-decirlas». experiencias anteriores. p. 475). El grupo de discusión repite. que es algo a analizar). la relación transferencial al preceptor no se reabsorbe: deja un resto y este resto se recicla. sino de la imposibilidad de responder — « u n a respuesta. para sus miembros. Esa transferencia da que decir: hace hablar al grupo sin parar. muestra a menudo por sus efectos que es mucho más frustrante que el silencio»—. Y anonada a cada miembro. y por eso no puede reposar sobre ninguna certidumbre (LACAN. como simetría de los miembros. Transferencia al preceptor: el silencio del preceptor como poder y la palabra de los actuantes como deber La relación transferencial con el psicoanalista se reabsorbe en la cura sin dejar resto: cuando el analizado comprende que no hay respuestas posibles a su demanda. repite la experiencia de la relación con la madre (en cuyo interior —como posibilidad— se esconde otro padre).

en lugar de un análisis.si quieren. N o . él no se ha referido a izquierdas ni a derechas.. ya te hemos comprendido». precisamente. En el estudio «Desarrollo posible en el contexto español de un comic sudamericano».. Al final de los grapos es el simulacro de la iluminación: terminan bañados por la transparencia del consenso. Si analizamos la conjugación de las personas.. —¿Comics o revistas de humor? — N o . Devoración simbólica que constituye la discusión del tema propuesto. como algo deducido. no. 7 Los grupos no terminan en una posición práxica: no alumbran una decisión: el supuesto básico de apareamiento impide cualquier resultado genital.. no. veremos que el campo práxico global está designado en tercera persona («.. como el resultado de una interpretación. haciéndole preguntas. la primera persona (singular.. no como algo producido. —Es que lo ha dicho usted al revés. — A ver. El grupo se confirma como sujeto de un discurso y objeto de u n a práctica... o plural. .. eso es verdad (. Inmediatamente es interpelado: «¿A qué llamas histo. . Transferencia al grupo: la respuesta del grupo como cifra del padre En el grupo hay escondido otro padre (en la dimensión del supuesto básico de dependencia): está escondido. eliminándole 6 . «hemos comprendido») sólo tiene como referente la práctica discursiva.. si quieren. el preceptor plantea el tema de discusión sobre el término «historietas a base de dibujos». poco a poco...). sino como el hallazgo de un objeto perdido que ya estaba allí... por el consenso. la presencia del preceptor va siendo olvidada y los miembros hablan entre ellos. — . producto de un trabajo.. yo. yo. él se ha referido no a izquierdas ni a derechas. indica una posición meramente receptiva (en dirección a la m a d r e que satisface todas las necesidades). «me». entonces no conseguiremos nada. él .. 2.. sino . por u n a luz que alumbra sin que se sepa de dónde viene ni para qué alumbra.. — N o . si quieren que los de la izquierda suban y los de la derecha se queden donde están. el único momento en que la primera persona plural aparece designando u n campo práctico («conseguiremos»). de la discusión. .. b. en la discusión («de la discusión sale la luz»). 6 Los grupos de discusión suelen empezar interpelando al preceptor.Proceso de funcionamiento del grupo 299 Situación de la que no podrán salir más que devorando al preceptor.. En el estudio «Conciencia de clase de los obreros españoles». Pero se despliega también en dirección a los hermanos —a los otros miembros del grupo— en cuanto competencia transitiva.. el GD-10 (Barcelona) termina así: «.» Pero.. — N o . historietas a base de dibujos? — P u e s yo. — N o me he referido a puntos políticos.. saldrá la respuesta. no de escritura 7. especifiquemos.»).. La comunicación: el proceso de comunicación entre los actuantes está subtendido por una guerra larvada La discusión se despliega en una dimensión parental en cuanto constituye una búsqueda de la luz. Su posición es de lectura. En la discusión el grupo está a la escucha de la voz que le ilumine.

Sobre grupos-sujeto.). 11 GUATTARI distingue entre grupos/sujeto (los que tienen derecho a la palabra) y grupos/objeto (grupos sometidos: que alegan. p. ' HEGEL (1973. Para el grupo básico el lenguaje es sólo una forma de acción. 11 GUATTARI (1965). demandan o se quejan). p. el lenguaje del «Rrollo». El grupo no es un ser que trascienda a los miembros. véase nota 38 del capítulo 4.» El grupo básico rebaja el lenguaje: una vez más. nunca una totalidad hecha. 150). La comunicación no es nunca transparente. El grupo se constituye contra la serie —contra la dispersión— y el proceso de constitución del grupo es un proceso siempre inacabado: el grupo es un proceso de totalización. Lo que distribuye a los grupos posibles es su posición de discurso. 643 y sig. otros escuchan). p. afirmándose como uno (como participando de la esencia humana). «El grupo de trabajo entiende la particular manera de usar los símbolos que está implícita en la comunicación. ' 10 SARTRE (1960). un arma. su distribución entre vencedores y vencidos distribuye la palabra y el silencio (no todos hablan al mismo tiempo: mientras unos hablan. S A R T R E analiza el paso de la serie (conjunto que recibe su unidad desde fuera: como la cola de un autobús o el público de un cine) al grupo de fusión (que constituye la emergencia de un principio de unidad interna frente a la dispersión de la serie). 8 HEGEL y S A R T R E 9 han sentado las bases para pensar el proceso dialéctico de la generación de los grupos. 233. como ejemplo. no. sino un acto: el trabajo permanente del grupo sobre sí mismo. Relaciones simétricas: fusión y degradación del grupo Esta distribución entre la palabra y el silencio genera los grupos y su distribución entre las diferentes clases de grupos. Su modelo es la guerra: el enfrentamiento de los contrincantes sincroniza la emisión y la recepción. . que hablan para otro.300 Jesús Ibá'tez En la discusión se invierte el deseo de cada uno de ser reconocido por los otros: deseo que sólo puede manifestarse en la urgencia de adelantarse a ellos. El trabajo del grupo está siempre condicionado por la producción de un discurso: «el intercambio verbal es una función del grupo de trabajo» 10. BION (1974. el grupo de supuesto básico. B.

contra la sociedad global. El grupo de discusión. El grupo juega el papel que le ha sido asignado por el orden institucional: el rol que le confiere la división social del trabajo (o del consumo). Son grupos paranoicos porque reifican fundamentalmente el supuesto básico de ataque y fuga: tratan de someter a los que no son del grupo y de aterrorizar a los que son del grupo. Juega el papel que se le ha asignado en la producción (como microgrupo: la producción de un discurso para ser analizado) y en el consumo LOURAU U LOURAU (1975. El grupo de discusión nunca asume verdaderamente el estatuto de grupo-sujeto. Son las sectas (productos de la escisión de otro grupo: el narcisismo del grupo tiende a mantener perpetuamente abierta. la herida que lo generó) y las bandas (productos de una huida —«paren el mundo. tratando de congelar —en una dimensión diacrónica o histórica— todo cambio. que me quiero bajar»—. tratando de excluir —en una dimensión sincrónica o estructural— a los desviantes. en vez de meramente expresarlo.Proceso de funcionamiento 1. El grupo paranoico se contempla en el espejo de una unidad positiva. 266). en la medida en que llega a constituirse como grupo. p. del grupo 301 Grupos-sujeto: el grupo de discusión como sujeto sólo lingüístico El grupo-sujeto se constituye mediante la liberación de la transversalidad contra la verticalidad formal y jerárquica y la horizontalidad informal y cooperativa. es un grupo predominantemente depresivo. a la autoridad. ven en la sociedad global sólo el peligro de la desbandada). Cada miembro se pone en situación de reflejarse en el grupo como en un espejo: en posición de interpretarlo. 2. de interpretarse y analizarse a sí mismos. Son grupos depresivos porque reifican fundamentalmente el supuesto básico de dependencia: tratan de someterse a las normas. Sus miembros no estarán nunca en posición de interpretar y analizar el grupo. Grupos-objeto: grupos depresivos (burócratas) y grupos paranoicos (sectas/bandas) 12 señala la posibilidad de dos tipos de grupo-objeto: depresivos y paranoicos. El grupo-sujeto es el paradigma del grupo terapéutico. . El grupo nunca será para ellos el instrumento de una práctica. a no ser la práctica discursiva. El grupo depresivo no se reconoce a sí mismo como unidad positiva: sólo como reflejo de una unidad más vasta (de la sociedad global).

).». sin participar en él. como horizonte de posibilidad: prefigura la secta de los que han cambiado de marca o de partido. las consumidoras de un arroz largo profundizan la ruptura sectaria con la masa de las consumidoras: «A mí me dio el americano una c a j a . aquí no lo venden. o la banda de los que.. hacia lo .. . En el estudio «Pretest de un anuncio de agua de colonia para hombres» entre el grupo de consumidores de una conocida marca —«Varón D a n d y » — .. . «70 pesetas»). tienden a jugar a consumir desmarcándose del círculo del consumo 13. .. se alejan de la masa en una dirección super-normalizadora. A C T U A C I O N E S EN E L GRUPO En este marco situacional se producen las actuaciones en el grupo: la actuación autónoma del preceptor (en la medida en que se la permite el poder institucional exterior al grupo) y la actuación de los miembros del grupo.) y me sabe muchísimo más. pues los que hablan no tienen poder para hablar (pero sí obligación). provocando y catalizando la emergencia de ese discurso: en el análisis.. El grupo paranoico puede aparecer como límite.302 Jesús Ibá'tez (como macrogrupo: el consumo del buen objeto). la caballerosidad como ellos la entienden. irónicamente... El preceptor actúa de dos modos: por una parte —y es su actuación manifesta— actúa a cuerpo descubierto. provocando la emergencia del tema de discusión y catalizando su discusión. personales (observador) y no personales (magnetofón y/o cámara). Situación paradójica.. II. hay una configuración de banda camp: «a u n sector que sea un tanto romántico. .». que viene en unas cajas que cuestan 70 pesetas (. por otra parte actúa —como sujeto invisible— mediante dobles escindidos de él. 15 En el estudio «Imagen del arroz». era un arroz extranjero. en parte inducida o controlada por la del preceptor (que. ¿no? (. enfatizando la asunción de los valores dominantes («extranjero». A.. aunque no habla. Actuación del preceptor El preceptor trabaja sobre el discurso del grupo. cuando el discurso del grupo se convierte —para su trabajo— en puro objeto. y el que tiene poder para hablar no puede hablar.. está en todo momento en posición de palabra). El trabajo lo realiza en dos momentos: durante el tiempo de la discusión. vueltos hacia lo de antes.

el preceptor se adelanta para ocupar el lugar superior. en forma de elaboraciones de una respuesta racionalizada al tema. colocando al grupo en el campo lógico del discurso. en este caso para ocupar el lugar de la palabra legítima. Lo que tiene dos posibles inconvenientes. uno a nivel consciente y otro a nivel inconsciente. colocando al grupo en el campo semántico del discurso (en un campo que lleva al discurso por un desplazamiento metonímico o por una condensación metafórica). 273).Proceso de funcionamiento 1. Propuesta del tema a discutir: directa (al mismo ¡superior lógico) o indirecta (por vía metafórica/metonímica) nivel La propuesta del tema implica la colocación del grupo en el campo del discurso. Su etimología (de por « p r o » + «vo- care» = llamar antes. p. Y debe controlar (mediante reformulaciones y/o interpretaciones) la discusión de ese tema. a. el preceptor debe provocar al grupo con la propuesta del tema a discutir: en esto se diferencia esta técnica de cualquier técnica no directiva. su inserción subjetiva (de sus deseos y sus intereses) en la situación. es el planteamiento de un tema que lleva al tema sin contenerlo. con el grupo de trabajo y con el grupo básico. que lo contenga: proponer «bebidas» para estudiar la cerveza o proponer «partidos» para estudiar el partido comunista). de modo que la referencia consciente coincida con la referencia inconsciente. respectivamente. . Provocación inicial La provocación 14 inicial del preceptor incluye dos niveles: un nivel visible. el planteamiento del tema. del grupo 303 Actuación personal: provocación y catalización de la discusión En el grupo de discusión. 185) y LOURAU (1975. p. Inconveniente a nivel consciente: se pierde en parte el contexto de emergencia del tema (lo que se puede obviar planteando un tema de mayor potencia lógica. Inconveniente a nivel inconsciente: el planteamiento franco del tema permite defensas narcisistas. un nivel invisible. El segundo camino. Lo que puede hacerse: directamente. indirectamente. No por la vía consciente de la inclusión " El término provocación es introducido por LEWIN (1959) y recogido KAES (1977. Que embragan. El primer camino es el planteamiento patente del tema. adelantarse a sacar el tema por su boca) indica ya el carácter instituyente — c o m o reflejo de lo instituido— de esta intervención: como en toda relación de poder.

LOCKE hablaba de asociación de ideas por similaridad y contigüidad. en los grupos de discusión se pasa a menudo de un término a otro 15.304 Jesús Ibá'tez lógica. El conjunto de entradas al tema puede representarse en el siguiente gráfico: Si queremos tratar el tema A podemos designar como tema: «A». en DUBOIS (1970. englobados en el campo semántico de cada uno: productos «modernos». Tanto en la metáfora como en la metonimia. de hecho muchas veces. o «D». de hecho. Anthony WILDEN (1972b. «Coca-Cola» y «Avecrem» están en relación metafórica. designación del propio tema. por intermedio de un campo semántico que los engloba: «el mundo del motor».. 48) generaliza a todos los procesos comunicacionales: pues toda comunicación exige dos. " La «metonimia» y la «metáfora» son definidas con rigor. «Metáfora» y «metonimia» son los dos polos del lenguaje. p. sino por la vía inconsciente del desplazamiento metonímico o de la condensación metafórica. en los grupos de discusión. el ataque a uno de ellos es un desplazamiento del ataque al otro.por intermedio de semas comunes. 118). el término intermediario es englobante —un campo semántico que los incluye a los dos—. En la metonimia. designación de su contexto. . el término intermediario está englobado —una intersección de sus campos semánticos—. En la metáfora. del que forman ambos parte. JAKOBSON y LACAN han desarrollado hasta el límite la intuición lockeana. «automóvil» y «gasolina» están en relación metonómica. que tienen la estructura de «simulacro». En una dirección metonímica es posible plantear un tema con el que está incluido en otro tema de mayor potencia. p. por primera vez. selección de códigos (operación metafórica y paradigmática) y combinación en el mensaje (operación metonímica o sintagmática). por ejemplo. operaciones. un término es sustituido por otro con el que se relaciona a través de un tercer término intermediario (común a los campos semánticos de ambos). En una dirección metafórica es posible plantear como tema de un grupo de discusión otro que tenga partes comunes con él. por ejemplo.

Proceso de funcionamiento del grupo 305 ambas designaciones son directas y patentes. un grupo de discusión reunido en un «Ayuntamiento» tenderá más a temas públicos que a temas privados). La estructura del campo existencial genera las líneas de fuerza por las que se producen los desplazamientos y condensaciones en el campo lingüístico. — E s que cuando hay varios hombres reunidos así n o r m a l m e n t e no h a b l a n de cosas así. «C» = ¿la publicidad engaña o no?. . el grupo masculino se desmarca del tema: «No.Cola». «A» = «Coca . " En el estudio «Pretest de c a m p a ñ a publicitaria para un agua de colonia para hombres». Provocación emocional: la transferencia al preceptor en el grupo el deseo de discutir el tema (control de la contratransferencia) provoca La provocación inicial del preceptor no se limita a la propuesta del tema. La provocación de un tema no pertinente potencia el carácter de intruso del preceptor: el grupo se pone a la defensiva 16. «D» = el consumo en la sociedad de consumo. Podemos designar conjuntos de temas entre los que se dan esas relaciones. . por ejemplo: «A» = P S O E . Desde el punto de vista concreto. «B» = P C E . que planea sobre el tiempo. «B» = «Avecrem». designación de un tema metonímico. es más fácil pasar de «crisis energética» a «inflación y paro» —en una dirección metonímica— que a la inversa (pues el efecto es más visible que la causa). por cualquiera de estas vías. es un tema que n o . — E s que hay otros temas más habituales.. aquí y ahora es más posible que se hable de la «solidez de la democracia» o del «paro e inflación». El del automóvil principalmente.» El preceptor debe utilizar casi fórceps para que el grupo para el discurso. la estructura del campo existencial es también determinante del tema. Por ejemplo: es más fácil pasar de « I ' S P » a « P S O E » —en una dirección metafórica— que a la inversa (lo mismo que en la vida « P S P » se ha ido a « P S O E » y no a la inversa). del aquí y ahora en que se instituye el grupo. «B». no se está h a b i t u a d o a ello. temas que se consideran referenciales legítimos para unos u otros grupos. Hasta ahora hemos considerado sólo la estructura del campo lingüístico (lógica y semántica). El tema planteado. ambas designaciones son indirectas y latentes. que de la «tortura» o de la «corrupción» —temas de los que tanto se hablaba no hace mucho—. puede ser coherente o no con la composición del grupo: hay modelos socioculturales de pertinencia.. «C» = elecciones municipales.. tratas con frecuencia. No sólo a nivel micro (por ejemplo. designación de un tema metafórico. sino también a nivel macro (por ejemplo. . «D» = izquierda. o «C»..

LOURAU ( 1 9 7 5 . ya que las posibles desviaciones introducidas por inversiones ideológicas o libidinales no controladas juegan en el mismo sentido de la intervención. pero su observación se puede transportar a nuestro campo. B I O N habla del análisis terapéutico. obviamente. para lo que tienen que articularse con el deseo y/o el interés del preceptor. y sig. 2 7 3 BION (1974. que será puesto en escena en el curso del proceso grupal por él organizado» 17. 18 LOURAU subraya la necesidad de que el analista realice un análisis permanente de la demanda (de las condiciones del campo social global —macrosituación— en el que su intervención es requerida) y de la relación transferencia/contratransferencia (de las condiciones del campo de su intervención —microsituación—). p . 1 8 5 ) . el conjunto de los miembros o algunos de ellos van a responder a su planteamiento porque ese tema —o la persona del que lo propone— provoca su deseo en la dimensión de alguno de los supuestos básicos: «los que así articulan su deseo inconsciente con el del preceptor pasan a ser los portadores del fantasma organizador del grupo. como se trata de una intervención manipuladora (sólo parcial y/o aparentemente analítica). Incluso las interpretaciones del preceptor se apoyan en su contratransferencia: «las interpretaciones cuyas mayores evidencias se apoyan no en los hechos observados en el grupo.306 Jesús Ibá'tez Su propia presencia en el grupo es provocadora: tanto como papel (pues figura el papel del «intruso»: posible «explorador» en nombre del «padre») como persona (pues sus deseos —libidinales— y sus intereses —ideológicos— están invertidos en la situación: de ahí el juego de la contratransferencia).) . p. 121). p . Desde que el preceptor entra en la sala —e incluso mientras le esperan— se produce una tupida red de complicidades. pero lo que dice es aplicable al tipo de intervenciones que aquí tratamos: aunque. en la que se catectiza la energía libidinal de los interlocutores: el manejo de esa red implica el manejo de la contratransferencia por el preceptor. inconscientes. No basta poner el tema sobre la mesa: es preciso anudar a él el deseo de y/o el interés en discutirlo. y/o enfrentamientos. Se refiere al análisis institucional. tienen mayor posibilidad de encontrar su explicación en la psicopatología del analista que en la dinámica del grupo» 19 . pues en la " " " KAES ( 1 9 7 7 . Cuando se plantea el tema. aquí el riesgo es menor. sino en las reacciones subjetivas del analista.

el contenido. y al no responder reproduce la figura del padre. sí interviene en su catalización.Proceso de funcionamiento del grupo 307 interpretación juega un papel preponderante la intuición del preceptor. que. y esto es bueno. debe mantener el ámbito de la discusión en el recinto del tema (que el grupo no se salga: aunque. 20 LAPASSADE propone el ejemplo siguiente —en un contexto diferente. La segunda respuesta es represiva (manifestación de la autoridad del padre. «en la misma situación. se confía a un amigo. " LAPASSADE (1977. Por otra parte. deshaciendo bloqueos y controlando en cierto modo su desarrollo. debe provocar positivamente la catálisis de la discusión: deshaciendo los bloqueos o nudos que la inhiben (reprimen). como hemos visto. . a lo que hace o dice al actuar. quien responde: "A mí también"». que remite al contexto existencial. recoge el discurso del grupo (sus actuaciones son un reflejo —en forma equivalente— de ese discurso). interindividual y pedagógico. La actuación del preceptor se orienta hacia dos objetivos. la posible salida puede ser un modo de estar en el tema. por ejemplo: "Crees que tu padre no te comprende"». silencioso y perdido). La primera respuesta es subversiva (complicidad subversiva de los hermanos contra el padre). a la relación transferencia/contratransferencia. que remite al contexto lingüístico. Podemos discutir la forma y el contenido de sus actuaciones: la forma. como pantalla. consiste en decir al niño. pero debe ser controlada a posteriori. su profesor respondería: "No debes decir eso"». pero convergente—: «un niño golpeado por su padre. Provocación continuada: catálisis y control Aunque el preceptor no interviene en la discusión (trabaja a nivel «meta». p. Posición central del preceptor ante el grupo: pantalla que refleja el discurso (frente a posiciones normativas: positivas —represivas— o negativas —subversivas—) Las provocaciones del preceptor oscilan sobre una posición «neutral»: semejante a la del analista. 304). La tercera respuesta se sitúa más allá del bien y del mal: escucha e interpreta (aunque es una respuesta ambigua. por desplazamiento metonímico o condensación metafórica). sobre el discurso del grupo). que es la fuente de todos los valores). pues al dejar hablar se comporta como alternativa al padre que hace callar. «es posible una tercera actitud. Por una parte. b.

el magnetofón y / o la cámara constituyen instrumentos de registro (temporal y / o espacial) para la objetivación del discurso (necesaria para el análisis). Consiste en repetir (en los mismos términos: literalmente) actuaciones o partes de actuaciones de los miembros del grupo. Todas sus provocaciones deben girar sobre ese punto. el pivote sobre el que giran todas las provocaciones.308 Jesús Ibá'tez Esta tercera respuesta es el punto de equilibrio. por cierto jan del slogan. . monopoliza la discusión. "2.» La señoril vuelve al rango y las demás señoras empiezan a hablar. del deseo latente. también. El preceptor intei preta: «Parece que usted quiere quedar como una reina también aquí. Esas partes proyectadas fuera de sí juegan un papel técnico y un papel mítico. Mediante la interpretación se asegura. La reformulación es una devolución al grupo de su deseo manifestado.» Unii señora. que debe ser el punto de retorno. Mediante la reformulación se asegura la discusión sólo del tema (reformulando una actuación anterior cuando el grupo se sale del tema) y de todo el tema (reformulando una actuación en relación a un aspecto por el que el grupo pasa como sobre alfileres). La interpretación es una devolución al grupo. sobre ellos proyecta el grupo los objetos malos 21 En el estudio «Pretest de un anuncio de sopas en sobres» se analiza un slogan que dice: «Quede como una reina con una sopa que lo tiene todo. Contenido de las actuaciones: reformulación (reflejos del deseo manifestado o latente) y/o interpretación El preceptor puede reflejar el discurso mediante dos tipos de actuación: reformulación y/o interpretación. Técnicamente: los observadores constituyen puntos de vista subjetivos alternativos (con ellos puede discutir después). la síntesis final. la discusión sólo del tema y de todo el tema y la participación de todo el grupo 21 . Consiste en deshacer nudos sintácticos (el silencio del grupo o de una de sus partes) o semánticos (el embarullamiento terminológico y/o conceptual). Actuación no personal: escisiones del preceptor La persona del preceptor está escindida en el grupo: en cuanto proyecta fuera de sí partes personales (observadores) o no personales (magnetofón y/o cámara). El preceptor debe tender a lo largo de todo el grupo a mantener una posición de pantalla: recogiendo el deseo manifiesto o interpretando el deseo latente. en forma manifiesta. Míticamente.

controla el desarrollo del estudio).Proceso de funcionamiento del grupo 309 del preceptor. en el orden de las relaciones sociales de producción. Figura —en el fantasma de escena primitiva— al niño (y. ignorándolo) y una posición paranoica (integrarlo para. de parte visible en parte invisible (visiblemente. Pero el control de estas actuaciones es muy complejo y escapa de la competencia de los que no sean psicoanalistas (o esquizoanalistas) profesionales. Por eso muchas veces —cuando el preceptor no es competente en su control— lo esconde. en el orden de las relaciones técnicas de producción. El observador cumple una función técnica y una función mítica. integrar al preceptor). La integración del observador después de haber concluido la discusión. como respuesta a esa actitud paranoica. por tanto. como hermano: «happy end» de la escenificación imaginaria que se representa en el grupo). El observador: semejanza (metafórica) y contigüidad (metonímica) de los observadores al preceptor Es frecuente la introducción de un observador en el grupo de discusión. Incluso algunos profesionales utilizan falsos observadores que participan en la discusión para cumplir algún papel provocador asignado. la reabsorción del preceptor en el grupo. El observador es un elemento traumatizante para el grupo. cuyo svJencio pesa). Con lo que se convierte de metáfora del preceptor en metonimia. mediante él. puede ser un alumno o colega (y entonces la observación se inscribe en el proceso didáctico asimétrico o simétrico). El grupo orienta en él al principio sus agresiones: pidiéndole cuenta de su silencio o tratando de inducirle a hablar (juega aquí como metáfora del preceptor. lo que puede restaurar una relación de confianza (y. 203) . atender al magnetofón y/o la cámara. p. etc. hace posible una post-discusión como colofón (al modo de un «acting out») del grupo. en el límite. 22 KAES (1917. facilita la comunicación entre las instancias cliente e investigadora. en instrumento o apéndice). Es una parte escindida del preceptor. asignándole una función complementaria: suministrar explicaciones técnicas complementarias. La demanda de esa inclusión viene determinada por las relaciones del preceptor en el campo social total: puede ser un representante de la instancia cliente (que. La relación con el observador oscila entre una posición perversa (mantenerlo en su lugar. a. a cada uno de los miembros del grupo) que observa las relaciones sexuales de la pareja progenitora 22 . que.

Pero. analizándola. etc. cabría plantear la posibilidad de utilizarlos de otro modo: aquí son el oído y el ojo del padre (lo que se graba queda fuera del alcance del grupo). y cuando voy a beber por la mañana. en posi- 2J Alfonso ORTI (en un trabajo inédito) articula tres componentes en la relación de cada «ego» con el «otro» (representado por el preceptor): R / l sería la relación convencional (relaciones de clase). Jesús Ibá'tez El magnetofón (y/o la cámara): función técnica —registrar las actuaciones— y función mítica —superficies mágicas de puesta en memoria— El magnetofón y/o la cámara constituyen memorias del grupo. 58). En el estudio «Desarrollo del mercado de una bebida carbónica en Canarias». pues la psicopatología del preceptor puede inhibir su atención a elementos pertinentes.. . para que funcione así. para la inscripción de su deseo. desconectarlos durante un momento. son partes malas del preceptor proyectadas fuera (la escisión proyecta la agresividad hacia los aparatos y facilita la reabsorción del preceptor como casi-hermano). la cámara el kinésico y el proxémico) de la discusión.). ¡aún tiene fuerza!» Desconectado el magnetofón. Por una parte señalan la intrusión del padre en el grupo: en cuanto tales. 24 LAPASSADE (1971. en un momento de la discusión pide que se desconecte el magnetofón y cuenta una anécdota: «Por las noches dejó un vaso en la mesilla por si tengo sed.. en relación a las posibles superficies de inscripción imaginaria de su deseo. Por otra parte. en el doble sentido de suplirla (pues su extensión es más amplia) y acusarla (hacerla más aguda. Esas memorias cumplen una función técnica: retienen el contenido lingüístico (magnetofón) y el no lingüístico (el magnetofón el prosódico. Así funcionan como auxiliares de la memoria corporal del preceptor. superficies para la expresión del grupo.. R / 3 sería la recuperación del «otro» (del vicario del «otro») como hermano —desposeídos ya de «superyó»—. uno de los actuantes atribuye a esa bebida una gran «fuerza». o desplazarla a elementos no pertinentes). cierra el círculo de la intimidad 21. murales. se recupera una complicidad fraternal con el preceptor. 24 LAPASSADE ha planteado la posibilidad de «técnicas mediúmnicas» (de «médium»: «técnicas que se apoyan sobre mecanismos analizadores para explorar y liberar lo imaginario social»).310 b. Ambos instrumentos son proyecciones mineralizadas del preceptor: su oído y su ojo mecánicos. El análisis exige una textura espacializada de su objeto: las cintas y las películas (y sus transcripciones) se la proporciona. el grupo ha de estar. p. pero podrían ser (junto a carteles. Pero cumplen también una función mítica. R / 2 sería la relación proyectada sobre el magnetofón (como parte escindida del «otro»: en la que se reifica el «superyó»). como parte superyoica.

En el grupo de discusión son sólo instrumentos de lectura. la discusión. No tiene padre (en el contexto del supuesto básico de dependencia) ni hijos (en el contexto del supuesto básico de apareamiento). a.sólo como borde de la situación: esperanza o amenaza de la fusión. El grupo como proceso de producción del grupo: imposibilidad de su preexistencia y de su subsistencia El grupo existe —apenas—. Actuación de los miembros del grupo: un discurso entre el grupo que no fue y el grupo que no será colectivo En el campo de discurso abierto por la provocación del preceptor. El grupo no coge ni deja ninguna huella institucional. retroacción. y sólo para.Proceso de funcionamiento del grupo 311 ción de escritura. Peligros de la preexistencia del grupo: preajuste ritualizado del discurso Si el grupo preexiste (si hay relaciones topológicas grupales previas entre sus miembros). B. la dimensión genética (el grupo emerge de la nada para retornar a ella. . el grupo inicia la discusión. El grupo no puede preexistir ni subsistir. lo que plantea el problema del ciclo temporal de su generación y degeneración). la dimensión estructural (el discurso está subtendido por una lógica colectiva. 1. producto de la urgencia que estructura la situación: el colectivo se defiende del grupo a la vez que desea el grupo). No debe subsistir: debe disolverse una vez terminada la discusión. propiamente. todos saben lo que va a venir. El que no preexista y el que no subsista manifiestan claramente el dominio del preceptor (y de las instancias a que representa): la institución del grupo es para. No puede preexistir: no deben existir relaciones grupales previas entre los miembros del grupo. Analizaremos tres dimensiones de la actuación de los miembros para producir el discurso: la dimensión institucional (el grupo debe formarse y desformarse en la situación de discurso). el discurso del grupo está ya estereotipado: no hay.

Peligros de la subsistencia del grupo: metodológico (el grupo no debe ser realidad) y epistemológico (el grupo no debe tomar la palabra) El grupo se disuelve cuando termina la discusión. Cualquier intento de hacer. y tomar la palabra) 26 . El tipo intermedio es el límite máximo de preexistencia: lo que le excluye del ámbito de posibilidades. al menos laxas y esporádicas. en una universidad. Es inevitable que entre los miembros existan relaciones. En mayo de 1968 ese grupo constituyó el detonador de la insurrección. b. La preexistencia del grupo puede ser de varios tipos: el grupo presente es parte de un grupo más amplio. hay en el grupo presente subgrupos preexistentes. o dejar. no debe preexistir el conocimiento del tema de discusión: se acentuarían las racionalizaciones y las defensas (incluso —si el tema es provocativamente no pertinente— puede inhibir la venida al grupo). . satiriza una de estas situaciones (su intención es reforzada por la versión que ofrecieron «Los Goliardos»). en una empresa. En todo caso. subsistir al grupo —lo que implicaría una institucionalización real— niega los fundamentos metodológicos de la técnica (el grupo básico que alimenta al grupo de trabajo no puede tener padre ni hijos) y desborda sus presupuestos epistemológicos (pues. en «La boda de los pequeños burgueses». podría devenir gruposujeto. no hay lugar para el acontecimiento 25 . si subsiste. el grupo presente preexiste tal cual como grupo. 16 Edgar MORIN realizó un estudio sobre la comuna de Plodemet (Finistére) en 1965 (1967). casi ni siquiera como provocación. esta práctica facilita la venida al grupo de personas de ciertos estratos sociales. El primer caso se da siempre que se quiere utilizar el grupo de discusión en contextos secundarios (en el sentido de C O O L E Y ) : en un pueblo. " BRECHT. Ese equipo subsistió al estudio para emprender la toma de decisiones pertinentes teniendo en cuenta sus resultados. Aunque se puede admitir en el grupo pares (o incluso tríos) preexistentes como gérmenes de agrupamiento.312 Jesús Ibá'tez el curso temporal del grupo está ritualizado. El tercer caso genera un peligro de esquizofrenización del grupo. Para su realización se constituyó un equipo de trabajo —sujeto del estudio— con habitantes de la comuna. sujeto de una praxis. Lo mismo que no debe preexistir el grupo.

Como analizador podemos considerar el uso de los nombres de los miembros en la discusión. desde el punto de vista del grupo de " FREUD (1969. el uso de nombres propios revela. Estructura colectiva del discurso del grupo: el nombre propio como indicante de la frontera entre la colectividad y la singularidad La forma colectiva del discurso genera una relación circular transitiva entre los miembros del grupo. Desde el primer punto de vista. el peligro que el grupo representa para su narcisismo. 76 y sig. p . 2. Los actuantes rivalizan por apropiarse lo general humano —por reflejarse en los valores dominantes—. Desde el segundo punto de vista. Aunque entre ellos se llamen por sus nombres. Al usar el nombre se arriesgan a perderlo (el anonimato permite acariciar la fantasía de que el nombre —y la identidad— está a salvo). respectivamente. buscando cada uno el reconocimiento de los otros cada uno. La situación se mantiene en el borde entre el colectivo (de individuos) y el grupo (que funde las individualidades). ¿cómo llamar al preceptor? Si está en el lugar del padre muerto. su nombre es impronunciable. peligros.Proceso de funcionamiento del grupo 313 Sólo como «acting-out» se le puede asignar un breve colofón de subsistencia después de terminada la discusión y apagado el magnetofón: en este momento el preceptor y los observadores se reabsorben en el grupo. ¿Es conveniente comunicar a cada uno los nombres de los otros y que en la discusión se llamen por su nombre? El nombre (pues cada uno recibe su identidad —simbólica— en el nombre del Padre) es el soporte simbólico de la individualidad. se genera un ámbito de confianza «fraternal». porque se lo arrebaten— de la propia identidad. No hay duda de que. los enfermos obsesivos hacen tabú su nombre propio. para los actuantes. el uso de nombres propios revela la radical asimetría entre el preceptor y los miembros del grupo.) . de resurrección del muerto o de la pérdida —al perder el nombre. F R E U D 27 señala el tabú del uso del nombre propio en muchos pueblos primitivos y en muchos neuróticos obsesivos: los pueblos primitivos hacen tabú el nombre de los muertos. El uso del nombre propio manifiesta la situación de frontera entre la individualidad y el grupo: deseo narcisista de conservarlo y peligro —transnarcisista— de perderlo.

qué discurso tener y por dónde empezar— y un final sintagmático —el sintagma se refunde en el paradigma. La temporalidad —imaginaria— del grupo: que se funde. la otra... y resuelva como quiera.». Nunca el grupo accederá a la lengua: sólo el preceptor. el problema) parece una solución ecléctica. Pero el grupo —básico— no acepta la propuesta. La posibilidad de acceder a la lengua mediante el grupo está encerrada en el tiempo-asignadopara-hablar. 29 Exactamente. pero coherente con la estructura ambivalente de la situación. contenidos en el tiempo de la institución. que se despliega entre un comienzo paradigmático —que envuelve la elección del discurso. El despliegue imaginario del fantasma del grupo se pliega al tiempo del discurso. Dos problemas: por dónde comenzar y quién comienza. Pero los traumas inherentes a los peligros imaginarios del uso del nombre podrían —en una perspectiva inconsciente— inhibirla. En definitiva. La temporalidad del grupo se pliega a la temporalidad del discurso: habla arrancada de la lengua. en la lengua. El comienzo determina la con28 BION (1974. Comenzar un discurso en un grupo es. con. por el análisis. En el estudio «Conciencia de clase. Cuyo comienzo y cuyo fin están instituidos. también. adelantarse a los interlocutores: afirmarse como ser humano antes de que los otros convenzan a uno de que no lo es. pero paréntesis controlado. 118) analiza un grupo terapéutico en el que se plantea la cuestión: no hay duda —dice— de que «la discusión se vería facilitada si los miembros se llamaran por sus nombres». el habla se refunde en el silencio—. Dejar que el grupo decida (se plantee o no se plantee. La temporalidad —real— de la institución: en la que el grupo es sólo paréntesis.314 Jesús Ibá'tez trabajo. El comienzo: adelantamiento a los otros para ser reconocido por ellos Comenzar un discurso es una operación paradigmática: atribuirse algo que decir. cómo se ha comenzado el discurso que es este trabajo (en el «Prefacio»). en sus dos bordes. a. Los grupos de discusión suelen empezar patinando: comienzan preguntándose por el comienzo 29 . Contradicción entre dos temporalidades. 3. el uso de nombres propios facilita la discusión 2S . Tiempo de actuación: plegamiento al tiempo del discurso Durante su proceso de actuación. el GD-9 empezó así: . una sola temporalidad. el grupo pasa del no ser al ser y del ser al no ser: es una actuación con comienzo y término. p.

casi subrepticiamente. —Pues cada uno en su empresa tendrá problemas. en tanto que entre lo que se puede decir hay que elegir una cosa.Proceso de funcionamiento del grupo 315 tinuación («salir con pie derecho»): pues sobre lo primero que se diga se anudará el discurso.. a lo mejor (. Quién habla primero y qué diga es un acontecimiento cargado de azar. Es una aplicación de la lengua (de la ley). 3.» Tres momentos: 1. un tanto.. Demandan al «otro» (temor a empezar. a atribuirse una posición de palabra)... frente a ellos. Grupal: cuando el que se adelanta.». El comienzo puede ser colectivo o grupal... 31 En el estudio «Conciencia de clase. tipo «Ronson».. Colectivo: cuando uno se adelanta en nombre propio para marcarse un tanto sobre los otros cada uno. ¿eh?» Lo que dice lo podría decir cualquiera. La espera y el adelantamiento tienen un valor lógico (la espera funda la certidumbre del adelantamiento como aserción) y práctico (esperar el tiempo justo.. y trabajo casi. Pero es también una transgresión. pues uno al adelantarse con premura puede adelantarse en falso): tienen un valor metodológico y epistemológico. Preguntan por el comienzo (por dónde comenzar). el preceptor no puede más que esperar: esperar a que los interlocutores hagan su juego. y asumir. pero al decirlo se marca. estamos de acuerdo. — H o m b r e . ni menos.. Esperar el momento de adelantarse: el momento en que uno se ha cerciorado (mediante la espera) de que ninguno podrá adelantarse con mayor derecho. pues se adelantaría el que ha esperado el tiempo justo. —Entonces. en GD-8 un participante empieza así: «Yo quiero decir una cosa: me levanto todos los días a las seis de la m a ñ a n a . porque también el azar está cargado: cargado estructuralmente por la composición del grupo. tipo «Flaminaire» y tipo «Bic». Intuyen que el comienzo enfrenta a «cada uno» con todos los demás (quién empieza). y trabajando..... extrae su «Bic» (con el que no puede pisar a nadie.. Así ocurre en GD-1: un usuario de «Dupont» saca inmediatamente su encendedor como diciendo: «ahí queda eso». ni más. diferentes (. usted nos ambienta un poco. En el momento del comienzo. En GD-2 no ha venido ningún usuario de «Dupont»: hay una vacilación inicial hasta que un usuario de «Ronson» enseña su instrumento (ha esperado por si hubiera alguno mejor.. en tanto que se dice algo de lo que se puede decir. 30 En el estudio «Usos y sentidos del encendedor» se pide que en cada uno de los tres grupos de discusión haya usuarios de encendedores tipo «Dupont». . de todos modos.. . En GD-3 no hay ni «Dupont» ni «Ronson»: se tarda bastante hasta que uno. joder. que genera el juego de adelantamientos y esperas. tenemos que empezar por cada uno. 2. y no meter la pata). Pero no es de azar.).. entre una cosa y otra. y el que primero lo dice impide que los otros lo digan antes que él (en cuanto es un acto de afirmación temática o individual).. «Es decir. una posición de poder 30 . .). se adelanta en nombre de los otros cada uno. para representarlos 3 '.. catorce horas... pero puede ser pisado por todos).

respondiendo a la provocación inicial del preceptor. será líder aquel que embrague sus fantasmas personales con los fantasmas personales del preceptor (aquel que. subtendida por la búsqueda inconsciente de una figura sustitutiva. Pero va siendo suplantado por el tema y. El «nosotros» de la comunicación perfecta es el verdadero sujeto grupal. generar al hijo que nunca nacerá). el consenso. pueda llegar a jugar como organizador del fantasma grupal). al fin y al cabo. . pero también directamente interpelado —«Y usted. La discusión del tema es una devoración simbólica del preceptor. sino también porque su presencia como cuerpo carga la situación. En el juego del grupo de discusión. se está grabando»—-. El preceptor aparece en figura de padre al provocar el tema y el deseo de discutir el tema. pero también y por eso de la articulación. objetos permutables en el cuerpo de la madre). acaba siendo olvidado (aunque esporádicamente resucite. padre ideal que sólo aparece en el elemento de la idea. en la discusión. La competencia entre los interlocutores (para ser reconocidos como líderes) se establece en un campo cargado por la presencia del preceptor: pues. del nexo) hace posible la articulación entre ambos planos. Jesús Ibá'tez La continuación: articulación de la competencia transitiva entre los interlocutores y la demanda al preceptor como representante del «Otro» Pero juega un papel marcado —porque carga los dados— en la continuación: no sólo cuando visiblemente interviene (mediante reformulaciones y/o interpretaciones) como parte del discurso. ¿no dice nada?»—). al producir un discurso. Así el grupo renuncia a buscar el acuerdo del preceptor. para ponerse ellos de acuerdo (y ese acuerdo es como un ámbito maternal que los constituye como hermanos. que se juega entre el despliegue imaginario de sus fantasmas (que obedece al principio de placer) y el trabajo real de los cuerpos (que. Relación inicial de transferencia que —a lo largo de la dinámica del grupo— se va reabsorbiendo. c. de la discontinuidad. generalmente representado por el magnetofón —«¡atención!. La conclusión: valor lógico y práctico de la asignación de un tiempo-para-concluir Si la discusión no tuviera un término asignado podría ser infinita (pues infinito es el tiempo que necesita un grupo para cumplir sus deseos: encontrar al padre que siempre estuvo perdido.316 b. obedece al principio de realidad). el preceptor juega un papel privilegiado: su presencia (significante de la falta.

34 . que al tener la palabra tiene todas las respuestas. Pero el preceptor del grupo de discusión no es responsable de alumbrar la responsabilidad de los interlocutores: inscribe su práctica en un campo en el que más bien se trata de fijarlos a su alienación. 300). 3! H a b l a n d o de la suspensión de la sesión psicoanalítica. sino que. a su juicio. LACAN observa: «La suspensión de la sesión no puede dejar de ser experimentada por el sujeto como una puntuación de su propio progreso» (1966. Si puntúa el grupo. es por eso responsable ante el analizado (pues no sólo aprueba o rechaza lo que el otro dice.Procesodefuncionamiento del grupo 317 Es necesario que se le asigne un límite. en tono algo despectivo—•.. 3J LACAN ( 1 9 6 6 .. como sujeto lingüístico. del que se espera la respuesta. el momento de la conclusión es el punto final. y. sino que cada vez que interviene puede «reconocerle o abolirle como sujeto») Su misión consiste en restituirle la palabra. en particular. una indicación de que. es el dueño del significante. ¿comprendes? — L a cuestión es — d i j o Alicia— si puede usted hacer que las palabras signifiquen tantas cosas distintas. como lo comprendía 34 HUMPTY-DUMPTY . p. ¿Quién puntúa? Si puntúa el preceptor. el consenso nunca llegará. eso es todo» (CARROLL. El curso temporal de la discusión está puntuado: los signos de puntuación son las balizas temporales. que no es un significado del que estaría a la escucha. por eso puede jugar con los signos de puntuación. responsable de él. p. «Detrás del espejo». por tanto. «Cuando yo empleo una palabra — d i j o Humpty-Dumpty. el consenso está logrado 32 . te equivocas. 313). La cuestión es saber quién es el amo aquí. 261). — N o . Una puntuación establecida de antemano —instituida— permite al grupo organizar el tiempo del consenso. p. decir «ya basta» o «necesito más». En psicoanálisis es preceptivo: el analista. hacerle comprender que no hay respuestas y nadie es. precipitarlo o dilatarlo. su decisión sería un signo de aprobación. fijar el momento de la conclusión. y ese límite lo puede asignar (cuando crea que el discurso está maduro) el preceptor o puede haber sido asignado de antemano. esa palabra significa exactamente lo que yo quiero que signifique.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful