La búsqueda es la carne, una urgencia de ti, No de pensarte, ni imaginarte.

Sé que no estás: Porque precipité de tus ojos como un ingenuo compuesto Mitad animal, mitad humano y vago por las calles Buscando rabiosamente en mi sombra de perro moribundo La sombra de tu cuerpo extendido.

Porque no callo, el tiempo es una aguja de cristal Tejiendo una piel invisible Pero tu cuerpo es mordisco, Vuela, quédate esta noche. De tus ojos nazco nuevamente En tu boca, uva madura que muerdo, Bebo los silencios. ¡Escucha! ¡El eco de mi voz sobrevive!

Pero necesito tu cuerpo, Instalar el corazón y la saliva Quedarme a vivir una temporada Entre tus piernas de marfil.

que ardo de ti que el olvido es un triste perro sin dueño que nos acompaña.Sé que estoy enfermo. . pero tu cuerpo es imposible de olvidar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful