P. 1
Ciudad Informal Colombiana

Ciudad Informal Colombiana

|Views: 5,812|Likes:
El presente libro continua con la construcción de una reflexión, que inicio con la investigación “Ciudad, hábitat y vivienda informal en la Colombia de los años 90” , en la que se desarrolló una visión amplia de la diversidad regional del país y se aportó en la comprensión de la ciudad, los barrios y la vivienda informal de las principales ciudades de Colombia; sus manifestaciones y tendencias, los elementos discordantes, las particularidades y los aspectos comunes, al igual que las lógicas contenidas en su construcción y consolidación

Ciudad informal colombiana: Barrios construidos por la gente
Carlos Alberto Torres Tovar Coordinador Grupo de investigación Procesos Urbanos en Hábitat, Vivienda e Informalidad
Universidad Nacional de Colombia. FAC U LTA D D E A RT E S MAESTRÍA EN HÁBITAT
El presente libro continua con la construcción de una reflexión, que inicio con la investigación “Ciudad, hábitat y vivienda informal en la Colombia de los años 90” , en la que se desarrolló una visión amplia de la diversidad regional del país y se aportó en la comprensión de la ciudad, los barrios y la vivienda informal de las principales ciudades de Colombia; sus manifestaciones y tendencias, los elementos discordantes, las particularidades y los aspectos comunes, al igual que las lógicas contenidas en su construcción y consolidación

Ciudad informal colombiana: Barrios construidos por la gente
Carlos Alberto Torres Tovar Coordinador Grupo de investigación Procesos Urbanos en Hábitat, Vivienda e Informalidad
Universidad Nacional de Colombia. FAC U LTA D D E A RT E S MAESTRÍA EN HÁBITAT

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/04/2014

pdf

text

original

11,8

17,8

22,8

20,7

13,2

0

5

10

15

20

25

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10 ymás

Número de personas

Aproximadamente el 73,1% de los hogares de Ibagué
tiene cuatro o menos personas.

Fuente: DANE (2007). Boletín. Censo General 2005. Perfil Ibagué.
Bogotá.

Ciudad informal colombiana

238

Mapa No. 52. Localización de asentamientos de origen informal en
la ciudad de Ibagué. 2008

Fuente: Grupo de Revisión y Ajuste –GRAPOT–. Universidad de Ibagué, Departamento
Administrativo de Planeación, Alcaldía Municipal de Ibagué, 2008.

6.8.4. Consideraciones finales sobre barrios de
origen informal para la ciudad

Para presentar las conclusiones de la exploración hecha sobre el de-
sarrollo de la ciudad de Ibagué, es necesario determinar algunas de
las condicionantes que la caracterizan teniendo en cuenta su proceso
de conformación signado por lo que ha sido, lo que es y lo que será.
En primer lugar se puede afirmar que este conglomerado urbano
es relativamente joven aunque su fundación se remonte al siglo XVI;
Ibagué, apenas a mediados del siglo XX, empieza a consolidarse como
una ciudad de economía intermedia dejando de lado la inestabilidad
en su asentamiento apoyado en la dinámica económica comercial ge-
nerada del modelo de producción industrial.
No solo las interacciones generadas de los sectores económicos
son las que dinamizan el crecimiento de las ciudades; ese fue el caso
de Ibagué que conformó su crecimiento a partir de acceder a la posi-
bilidad del suelo servido, es decir, cuando las redes de servicios bá-
sicos –alcantarillado, agua potable y energía– abastecen el territorio.
Así es como se potencializa el crecimiento de las urbes.
La expansión de la mancha urbana dentro de la geografía de la
región ha obedecido a lo expresado anteriormente; es decir, que las
primeras manifestaciones económicas generadas de la importación de
productos agrícolas de los alrededores al núcleo urbano permitieron
la consolidación de los primeros barrios localizados precisamente al
lado de las fuentes hidrográficas en la falda de la región montañosa. Es
preciso señalar, entonces, que dos factores, la dinámica económica y la
gestión del suelo urbano, permiten la conformación de la ciudad.
A partir de los años noventa, se incorporó un tercer aspecto a
esos factores generadores de ciudad, y es el fenómeno de la violencia
originada en la lucha guerrillera y el narcotráfico que ha dado lugar
al desplazamiento de familias campesinas que buscan en los centros
urbanos una posibilidad económica de supervivencia, un lugar de
abrigo materializada en una vivienda y, tal vez lo más importante, la
seguridad de un refugio que les posibilita un anonimato liberador de
posibles represalias y persecuciones.
El perfil urbano de Ibagué se distingue por la conjunción entre
los altos edificios de la nueva arquitectura que busca satisfacer las
necesidades habitacionales de los estratos 4 y 5 y albergar los ser-
vicios institucionales, comerciales y complementarios que exige la
ciudad, y los asentamientos de vivienda unifamiliar de estratos 1, 2 y

la respuesta formal al déficit de vivienda

La respuesta formal al déficit de vivienda se ha dado a
través de las políticas departamentales según el Plan de
Desarrollo (Administración Departamental del Tolima,
2006), el cual señala algunas políticas atinentes al tema
de la vivienda:

En el eje estratégico llamado Desarrollo Humano para
el Progreso Social se distinguen estos propósitos:
Fomentar la construcción de vivienda digna, espacios
públicos adecuados y acceso a los servicios públicos
de calidad y con amplia cobertura, para atender toda
la población tolimense.
El gobierno departamental dispondrá de todos
los lotes de terreno de su propiedad, que sean
aptos para vivienda y cumplan con las respectivas
reglamentaciones y normativas de uso del suelo y
construcciones, en cada uno de los municipios, para
desarrollar programas de vivienda de interés social.
En el numeral 1.1. Correspondiente a la Política No. 5:
Hábitat con Dignidad Social, se resalta lo siguiente:
De acuerdo a cifras del SISBEN 2003, el 25% de los
hogares encuestados pertenecientes a los niveles 1,
2 y 3 de pobreza, manifestaron no poseer vivienda
propia, o viven en hacinamiento (3 o más personas en
un mismo cuarto), o más de 2 o 3 hogares que viven en
una misma casa o apartamento, este valor corresponde
a un déficit de cerca de 70.000 unidades de vivienda
distribuidas así: 55.000 urbanas y 15.000 rurales.
Según el censo de 1993, un 40% de las viviendas en
el Tolima, carecen de alguno de servicios públicos
básicos. Así mismo la distribución por municipio,
de hogares con altos índices de NBI, reporta un 11%
del total de las viviendas, con carencias no solo
de servicios sino estructurales de las viviendas y
también condiciones de hacinamiento.
El programa No. 1 propone:
Construcción y mejoramiento de la vivienda con
sentido social expresa lo siguiente:… el principal
propósito del Gobierno Departamental es contribuir
en la solución del déficit cualitativo y cuantitativo
de vivienda de interés social que permita Mejorar
la calidad de vida de los sectores más pobres,
generar empleo y reactivar la economía, mediante el
desarrollo de dos subprogramas: el subprograma de
impulso a la vivienda urbana y el subprograma de
mejoramiento y renovación del entorno urbano.

asentamientos informales

tabla No. 59. Inventario de asentamientos de origen
informal. 2007

Comuna Uno

Comuna Dos

Comuna tresComuna CuatroComuna Cinco

Baltazar
La Estación
Chapetón
Libertador
La Vega
La Coqueta P.A.
Pueblo Nuevo

Santa Barbara
Ancón
Belén Parte Alta
Clarita Botero
Augusto E. Medina
Malabar
Alaskita
San Diego

La Esperanza
Inem
Las Acacias

Pijao 1
Sorrento
Las Viudas
Cordobita
Gaitán P. Baja
Pijao 2

El Edén
Las Orquídeas

Comuna seis

Comuna siete

Comuna ochoComuna NueveComuna Diez

Portal del Oasis
Delicias Sector II
San José Obrero
Mirador Gaviota

Colucaima
Protecho Plan A
Tierra Firme
Ceiba Sur
San Tropel
Fuente del Salado
Modelia
El País

Protecho Plan B
Palermo
Germán
Huertas
Villa
Magdalena
Villa del Sol

Comuna onceComuna Doce

Comuna trece

Refugio II Etapa
El Bosque
(Playón)
Las Brisas
El Peñón
El Arado
Independiente

Dos Quebradas
San José
Cristalinas
Matallana
Yuldaima
Los Cámbulos
Alberto Santofimio

Potosí
Jazmín
La Unión
Sector la Isla
Darío Echandia
Colinas del Sur
Boquerón
La Florida

Fuente: Grupo de Revisión y Ajuste-GRAPOT, Universidad de
Ibagué. Departamento Administrativo de Planeación. Alcaldía
Municipal de Ibagué, 2008

239

segunda parte. La ciudad informal colombiana desde los años noventa

3 que, bien sea por construcción desde el inicio o por autodesarrollo
progresivo, han alcanzado hasta los dos y tres pisos.
El ritmo de su conformación urbana ha sido signado por ese ter-
cer factor mencionado anteriormente: el desplazamiento de familias
campesinas de los municipios del Tolima, alentados seguramente
por la esperanza de alcanzar al beneficio de los planes de vivienda
de interés social que llevó a cabo el Estado para auxiliar a las víctimas
de la tragedia de Armero en los años noventa.
Es necesario señalar que, seguramente, a diferencia de otras ciu-
dades colombianas que presentan el fenómeno de los conglomerados
informales desapacibles y con signo de miseria, la expresión física de
estas viviendas y barrios y la pertenencia de sus habitante al territorio
evidencian que los procesos de mejoramiento en las viviendas y en la
infraestructura urbana se han asumido y desarrollado de manera proac-
tiva y positiva, con una marcada presencia de la acción comunitaria.
La agricultura urbana, la producción agrícola y la prestación de ser-
vicios son las formas de esa economía informal que ha permitido el
afianzamiento en las diferentes comunas de asentamientos informales.
Por otra parte, las políticas departamentales y municipales hasta
ahora han apostado por la legalización de los barrios y la titulariza-
ción de las viviendas; igualmente, el Plan de Ordenamiento Territo-
rial, en un gran esfuerzo por tratar de delimitar las cotas de servicios
y las redes de comunicación y de garantizar el acceso a los servicios
indispensables como son el agua potable y la energía, pretende so-
lucionar las necesidades habitacionales con los planes masivos de
VIS, pero esta propuesta no puede materializarse si no se procura un
acceso a fuentes de empleo y, por ende, a fuentes de recursos para
que la población más pobre pueda adquirir una vivienda.
La acción futura será, posiblemente, continuar con la dinamiza-
ción y crecimiento de la ciudad como centro facilitador de servicios
y comunicaciones, generar fuentes de empleo y asumir el reto de no
repetir e implantar modelos de vivienda que pueden dar la espalda a
una condición innata de la ciudad de Ibagué: el trabajo colaborativo
y gestor de las comunidades, la convivencia de los ciudadanos y la
relación directa con su entorno agrícola y rural en una buena relación
con el medio ambiente.

los barrios informales

Ciudad informal colombiana

240

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->