Daniel – Ange

Creados para amar
Dios te dio un cuerpo para el amor

Título del original en francés: TON CORPS FAIT’ POUR L’AMOUR

1990 2

El amor abraza el cuerpo humano y el cuerpo hace partícipe del amor espiritual.

Juan Pablo II, Familiaris consortio

3

EL AMOR DESPIERTA EL AMOR / 82 1. ¡Liberados de las desviaciones! / 137 4 .ÍNDICE INTRODUCCIÓN /5 1. Extrañas fisuras: una sexualidad herida / 36 1. Un horror: ¡despiértate! / 10 3. TIENEN LA PALABRA LOS TESTIGOS / 116 1. EL CUERPO EN EL RADAR DEL CORAZÓN / 21 1. ¿La homosexualidad: diferencia o desviación? / 51 3. ¿La impureza = engranaje. Una felicidad: ¡levántate! / 18 2. La masturbación: una sexualidad herida / 37 2. Mi cuerpo ¿Qué es? ¿Quién es? / 22 2. UNA URGENCIA: RE-INVENTAR EL AMOR / 7 1. Resistir = existir / 43 4. Amarse = familiarizarse / 102 4. Un esplendor: ¡maravíllate! / 8 2. Reencontrar-volver a hallar los caminos del amor / 117 2. La pubertad = pureza y libertad / 84 2. esclavitud? / 40 3. Co-habitar = co-vacilar / 97 4. ¿Ligar: trampear? / 87 3. ¡Mi carne se consume! / 31 3. Una luz: ¡alúmbrate! / 13 4.

Segundo: conoce también la cruz y la dicha de guardar la fidelidad a su cónyuge en el transcurso de los días. Y para aquellos de vosotros que estéis bautizados. Me dirás: ¿Con qué derecho un sacerdote puede hablar de estas cuestiones? Primero: un sacerdote que conoce las mismas luchas y tentaciones que cualquier joven. Lo escribo como hombre. profesor. asistente social. Un hermano que tiene un corazón como el tuyo: hecho para amar y ser amado. Sé lo que es la impureza y la castidad. la misma carne y la misma sangre de Jesús nuestro Señor. un gurú. pero ¡qué tonificador al mismo tiempo! Este hermano pequeño es también. a quien la Iglesia osa pedir que viva su sexualidad sin ejercerla físicamente antes del don total de sí mismo. como tú sediento de dicha y de belleza. La humillación del desliz. sacerdote de Jesús. la misma carne y la misma sangre que el resto de la humanidad. implorar el Perdón para recomenzar desde el principio: sé lo duro que es. educador especializado. la violencia de las tentaciones.INTRODUCCIÓN SOBRE LA SEXUALIDAD. Luchar para mantenerse en la luz. Esto en cuanto se refiere al compromiso matrimonial. psicólogo experimentado? ¿O quizá un extraterrestre? Simplemente un hermano pequeño de carne y sangre. 5 . desde fecha reciente. experto. Lo escribo como hombre que se ha «casado» con la persona de Dios una vez por todas y para siempre. Un cuerpo como el tuyo: hecho para vivir y dar la vida. consejero técnico. A LA LUZ DEL SOL QUIEN TE HABLA Y POR QUÉ… ¿Es un maestro. pero también la felicidad apacible de la pureza.

Y dejaré sobre todo que otros jóvenes te respondan por sí mismos. Y me gusta cuando personas casadas escriben o hablan de los consagrados y viceversa. Es el rayo láser de la mirada divina el que proyectaré sobre estas cuestiones candentes. Cualquier otro enfoque deforma la realidad. tal y como es. pues. Cualquier otra mirada es miope. Él que da y vuelve a dar la Vida? Ver la sexualidad en la luz de sus ojos.Tercero: las dos condiciones de la vida (matrimonio y celibato por amor de Dios) aclaran la una y la otra. ¿Y quién mejor que él sabe lo que quiere decir amar? ¿Él. pues ¿no eres acaso único en el mundo? A pleno sol. ¿Quién mejor que Él sabe lo que es nuestro cuerpo? ¿Quién mejor que Él sabe lo que es nuestro cuerpo? Él lo inventó… Él lo hizo con sus propias manos. ¿Por qué confiarme cosas tan íntimas que confesabas no haberte atrevido jamás a decir a otro? Tu confianza me ha conmovido. en Él. es verla cara a cara. después de numerosas veladas consagradas a «Dios te dio un cuerpo para el amor». lo hago como miembro del Cuerpo diplomático de Dios. sociológica. sois centenares los que me habéis confiado —de viva voz y por escrito— problemas y dificultades. la sexualidad A lo largo de estas páginas es. Como si estuvieras solo en el mundo. Trataré de contestar a tus preguntas. «Es obsceno 6 . experta en humanidad. dime? ¿Quién mejor que Él sabe lo que es vivir. ¡Fascinante experiencia humana y divina! El fruto de mil confidencias Sí. En fin. o de la lectura de mi folleto del mismo título.. para hablar de ello. Y para ello tengo la competencia espiritual que da la experiencia de la Iglesia. a Dios mismo a quien osaremos interrogar. de materia y espíritu… Con su propio cuerpo —puesto que vino a vivir nuestra tierra— lo rehizo para siempre y en el amor. Cuarto: si bien carezco de competencia médica. Me permito tutearte: que mi palabra te alcance personalmente.. Quisiera ser digno de ella. psicológica. ¿Cómo no iba a tener sobre nuestro cuerpo ningún derecho de autor? De autor y de salvador. como si los dos estuviésemos mirándonos a los ojos. cuyo único oficio es ése?. ¿Qué puede hacer sino amar. sobre todo: como joven sacerdote recibo multitud de confidencias tanto de personas casadas como de jóvenes. Tiemblo de pensar que pueda decepcionarte.

Participa en el juego: lee como si efectivamente existiera. pasajera y vacía. eterna. para alcanzar el misterio más íntimo de la sexualidad. De todas formas. nº 2093. eso no cambiará para nada la realidad. Acepta la apuesta: si Él existe. Mientras nuestra sexualidad no se mire con una óptica divina. Luz de las Naciones. El erotismo es un alto en el trayecto»1. Perdóname. no podrá ser más que una práctica pasional. después de haber ahondado en ella.lo que se detiene a mitad de camino del misterio. y no mensajera de vida. «El mayor favor de que se puede hacer a la sexualidad es exponerla a la luz. sino a plena luz. no le cierres la puerta. A tus ojos ha podido parecer caricaturizado. France Catholique. Él cree en ti. Entonces. al leer este libro no te encabrites. Que eso no te hiera. en el Templo de Jerusalén. y no a una luz tenue y difusa. habrá que sobrepasarla. Proyectar la sexualidad a plena luz es restituirla a esa aurora donde ha nacido. aunque tú no creas. Tu hermano Daniel-Ange 2 de febrero del año Mariano de 1988 Fiesta de María ofreciendo al Padre su único Hijo. 7 1 . lo sepas o no. que es un misterio oculto en la Trinidad misma. pues ha nacido en el corazón de Dios. que hable tanto de Dios aquí. Cuando se la haya mirado cara a cara.» Jean Guitton.

UNA URGENCIA: RE-INVENTAR EL AMOR 8 .1.

por su parte. UN ESPLENDOR: MARAVILLATE Como otros muchos deportistas. al único personaje a quien deseo acercarme es a Jesús.» 2 9 . No tengo más que un modelo. habla de él como de «nuestra Eva». a Él dedico cada uno de los partidos en que juego. Ahora ya muchos de los que me tratan han sido conmovidos por mis convicciones y mi manera de vivirlas. Por otra parte. Cuerpo sin el cual no puedes ser lo que eres. del que es un magnífico estuche. Tu cuerpo ¡qué obra maestra! Nada es más grande. Compañero de fatigas del que cuido.1.» Bernardo de Claraval. Lo que cuenta es la búsqueda de Dios. lo quiero como a un hermano por respeto a Aquel que nos ha reunido. el dinero. Puedo perder todo aquí abajo salvo la fe. seguir adelante. que me esfuerzo por difundir en torno mío. Lo respeto como a un coheredero. Después del corazón del hombre. pues hemos heredado luz y fuego.» Me gustaría que amaras tu cuerpo. A mí el fútbol me brinda la posibilidad de propagar mi fe en Dios. uno de Oriente y otro de Occidente. Sólo Él me permitió salir de tal situación. despreciarlo! Ese cuerpo te ha sido confiado como inseparable compañero de camino. dirigiéndola con gran afecto. las ovaciones y la fama no tienen gran peso. Ella me importa mucho más que mi carrera deportiva. hablan de esto como sigue: Gregorio Nacianceno estaba obsesionado por ese misterio que lo unía a un cuerpo: «Lo quiero como a un compañero de cautiverio. Ante esta evidencia. ¡Es tan fácil rechazarlo. compañera fiel destinada a la gloria: «La preparo para ello. fue al descubrir todas las posibilidades de su cuerpo cuando Francisco Cruz —campeón mejicano de fútbol en el Mundial 86 de Méjico— descubrió con alegría quién le había dado eses cuerpo: «Descubrí a Dios a los diez y siete años. nada es más bello2. durante un período delicado de mi vida. ¿Eso no te maravilla? ¿No sientes afán por conocerlo mejor? Los mil descubrimientos de la medicina y de la biología ¿te dejan indiferente? ¿O provocan tu encomio y tu alegría? Cuando heridas Dos santos. La amo y amo a Dios con ella.

Contento de ser hombre o mujer. ¡Ojala nunca. cuando no responda a lo que tú esperas de él. tan grande. ¡Qué drama para muchos seres no aceptar ni su cara ni su sexo! ¡Qué difícil es ser feliz con lo que Dios nos ha dado! Siéntete contento del medio en que vives. en el que tu cuerpo es el lugar de encuentro del amor y de la vida. Y cuando te haga sufrir. Mucho más amado (a) de lo que te imaginas. ¿Cómo cesar de dar gracias? Nada hay tan hermoso. «Ha hecho en mí maravillas. sus inconvenientes. Y además hacerlo en un acto en el que se expresa y se entrega tu corazón. No sueñes con otra. Quisiera decir a cada uno: eres mucho más bello. Contento con tu estatura. Contento con el color de tus ojos y de tus cabellos. lo más increíble. a inventar el porvenir. tan conmovedor como la eclosión de una vida. Sólo Dios podía inventarlo. a una persona que no ha existido todavía. y que existirá siempre. Mucho más capaz de amar y de vivir de lo que crees. No lo violentes. a expresar tu amor. tu ciudad o tu pueblo.. tu país. No lo fuerces. no nos cabe en la cabeza. mediante ese cuerpo. a gozar tu cuerpo. más bello de lo que piensas. lo más inaudito. lo más inconcebible es que. tus manos que pueden trabajar la tierra. tu voz que puede cantar y por tus oídos que pueden escuchar el ruido del viento entre los árboles? ¿Y qué decir de tu cerebro? ¿Sabes que posee cien mil millones de informaciones? Y como si todo eso no fuera nada todavía. Siéntete contento de tu cara. sus debilidades. por tus ojos que pueden contemplar el sol poniente. tu ambiente. siempre. nos deja estupefactos. lo más fantástico.» 10 . tus labios que pueden besar a un niño. debe parecerte hermosa. a crear belleza. Acéptate tal y como Dios te ha hecho. nos desconcierta. puedes hacer existir a alguien. ¿te das cuenta del tesoro que representa su funcionamiento armonioso? ¿Das con frecuencia las gracias a Dios por tus piernas que te permiten caminar por una montaña.. tu época. Acéptalo tal y como se te ha confiado. Es como una prolongación de tu cuerpo: tu familia. nos maravilla. sigue bendiciendo al Señor por ese hermano: tu cuerpo. a forjar la vida. Sea cual sea. Y que al terminar de leer este libro. Misterio que nos fascina.o enfermedades perturban su ritmo normal. Quisiera que tu cuerpo te hiciera sentirte loco de alegría. ¿Das algunas veces las gracias a Dios por vivir aquí y hoy? Es mi sueño ayudarte a curar tus heridas. por muy desconcertantes que sean. Con sus límites. Cuídalo. nunca jamás nos habituemos a ello! Sondeemos en cambio cada vez más su inmensidad y su majestad. llegue a tu corazón este grito de una plegaria que María y Jesús cantaron.

adónde va la vida.3 ¿Y qué fuego más abrasador que el del amor? La energía sexual no dominada puede acarrear la muerte… el SIDA. La primera cuna de la vida se transforma en tumba: ¡cuántas pequeñas víctimas entregadas al capricho del egoísmo! Lo que afecta a lo más íntimo es sacudido: el cuerpo. Todo lo abusivo es corrosivo. Despreciar una ecología elemental del cuerpo. Y precisamente de lo que es más su entraña misma. La autodestrucción. la propia vida! Cada día aporta los últimos experimentos en lo referente a la procreación humana: niños probeta. A la transmisión de una vida eterna se mezcla el contagio de un virus mortal. El fuego. ¿por qué ha habido que llegar a tales extremos para tomar conciencia de ello? Allí donde se desdeña la ecología.. madres de alquiler. se vuelve contra el hombre.2. el amor. Pues allí ya no se trata del medio.. ¿Y la mejor prevención del Sida no será acaso el Sexo como Parte del Amor? 3 El texto de este capítulo ha sido resumido del libro original. Ya no se sabe ni siquiera qué es el hombre. Se cierne la angustia donde debiera desplegarse la alegría. ronda la muerte. Paradoja patética: la experiencia física del amor es cortociruitada por el miedo. Un horror: ¡despiértate! La energía atómica puede servir al hombre o causarle la muerte: Chernobyl. En torno del lugar donde se da la vida. las propias fuentes por donde circula la vida y se transmite: la sangre y el esperma. ¡Sí. Pues es obvio que cualquier cosa buena desviada de su fin. embriones congelados o excedentes. una educación elemental del corazón supone la destrucción. tan agradable para calentarse. qué hacer del propio cuerpo. sino del hombre mismo. etc. 11 . Pero. puede arrasarlo todo. qué es el amor. y sobre todo la vida. la fauna y la flora están amenazadas.

Sanear el terreno del amor es hoy el primer servicio social de nuestros pueblos de Occidente. Es una simple comparación. fingiendo ignorar que es la propia sangre la que está contaminada.Nuestra humanidad. más todo continúa igual que antes. Se procura prevenir el contagio con los medios de que se dispone. de personales. 12 . no hay tiempo de aleccionar. Ya no hay problemas. ebria de su poder. No hay tiempo de barrer el camino. Y para preservar la vida. que todo es posible. han pasado a ser propiamente sociales. se acude a remediar lo más urgente y eso hay que hacerlo. de sociedad. juega al aprendiz de brujo. se divierte con el cuerpo. reservémonos para el amor. que no arreglan nada. como si nada sucediera… Y francamente ¿no es acaso un medio de propagar el mal alentando los comportamientos mismos que lo transmiten? «Sexo seguro» quiere decir: puedes continuar jugando. cree que todo le está permitido. O bien: vamos por una carretera sembrada de cascos de botella. coquetea con la muerte. efectivamente. ¿Curar con una mano y facilitar con la otra el contagio? Pero ahora que los daños de una sexualidad desbocada aparecen con toda claridad. no hay tiempo de suprimir las causas… No hay tiempo de ir al fondo de las cosas… Nos contentamos con condones. Médicos que se contentan con desinfectar indefinidamente una herida. de sus riquezas y de su ciencia. pero traen sin cuidado las causas. Se distribuyen en abundancia condones. Su tratamiento precisa de una prioridad social. Arrancar la vida al amor pone al amor en contra de la vida. cuando nos tenemos que preservar nosotros mismos por entero. seguidos por caminos llenos de ruedas de recambio. gasta burlas con el amor. La castidad ¿no es acaso el único tratamiento profiláctico que permite intervenir antes? Antes de que sea demasiado tarde. ¿El verdadero tratamiento del Sida no será acaso el Sexo como parte del Amor? Todo esto para decir: los problemas de la sexualidad. Juega con su vida. incitando al mismo tiempo los comportamientos que lo trasmiten.

calculado? Y con cinismo y frialdad. ¿Qué se diría de un Estado que penalizara las infracciones en el Código.Cuando la policía estimula las infracciones al código Ante los daños monstruosos el pánico es grande. Una mano tiene el cebo y la ora el palo: no hay peor cinismo. con la otra se os golpea por ese mismo acto: no hay peor sadismo. Con una mano se os empuja a cometer el acto. programado. ¿Pero quién lo ha querido? ¿De quién es la culpa? ¿Todo eso no se ha deseado. Se os acusa por las mismas cosas con que no han cesado de proponeros: no hay peor hipocresía. pero que dejase a lo largo de los caminos todas las incitaciones a infringir la ley? 13 .

para escapar a la Muerte? Nada de huelgas para los controladores aéreos A cada avión se le atribuye un pasillo de vuelo preciso. 14 . Pues bien. Por la experiencia. eutanasia. prostitución.. este drama ¿no es también un llamamiento urgente a iniciar una nueva etapa de su crecimiento? ¿A redescubrir lo que significa amar? ¿Pero quién lo guiará para que cruce ese umbral? Hace unos días. una invitación a reinventar el amor. Fue un choque terrible: el mundo se hundía. 4 5 Testimonio aparecido en La Croix... que en una operación de supervivencia descubrieron de pronto que iban en dirección diametralmente opuesta al itinerario ordenado. tropecé con dos jóvenes miliares. divorcios. ¿Qué brújula devolverá a la humanidad su Norte. la torre de control que te guía y te da las coordenadas de seguridad es la Iglesia. Pero en definitiva esta noticia me parece hoy un acontecimiento que me ha hecho pasar a una etapa nueva de mi vida. del 15 de marzo de 1987. maltratos.3. su Aurora. de quien viene toda vida y todo amor.. UNA LUZ: ¡ALÚMBRATE! ¿Qué conclusión sacar de este tremendo drama?4 Sólo un joven que se contagió de Sida tiene el derecho a decirlo: «Fue el 8 de diciembre de 1985 cuando lo supe oficialmente. dentro del cual puede volar libremente sin amenaza constante de colisión. envejecimiento poblacional. Ese día recibí una bomba atómica en la cabeza. nuevos reclutas. A redescubrir lo que significa amar.. ¡Ella ve al hombre con los ojos de Él! Sida. madres solteras. violaciones. aborto.»5 Para nuestro mundo occidental. en una cima de dos mil metros. Un verdadero redescubrimiento de Dios ha llegado a través de esta prueba como una invitación a crecer. Habían confundido en su brújula las dos flechas Norte y Sur. pornografía. manipulación de embriones.. Dos mil años de experiencia sobre el hombre ¿no es acaso suficiente para ser fiable?6 Y sobre todo ella sabe lo que piensa Dios. Ella sabe lo que es la vida. a vivir.

por reaccionaria. por la vida. No puede callarse. 15 7 6 . mientras que en la Iglesia el individuo alcanza la plenitud de su desarrollo. Igual que ya es la Iglesia. El aborto es una contra-ofensiva de la muerte contra la vida. cuyas demandas acaban de oírse. esos pobres y esos pequeños. clínicas y maternidades católicas serán los únicos lugares en que podamos estar seguros de que toda la prodigiosa técnica médica se pondrá exclusivamente al servicio de la vida.» (Nosotros. Se contra-hacen sus obras maestras. por la verdad. para prevenir la propagación del Sida. promover la vida. Toma su defensa. Frente al mal. los convertidos de la Unión Soviética). en ocasiones significa gritar: «¡Atención! ¡Terreno minado! ¡A vuestra cuenta y riesgo!» Ella lo hace siempre y por todas partes. por la libertad. La Iglesia se está convirtiendo en el único lugar en el que la vida será protegida incondicionalmente. Por lo que dura siempre. antes de ser acusada mañana de complicidad con los culpables del Los obispos de los Estados Unidos: «La abstinencia fuera del matrimonio y la fidelidad conyugal son los únicos medios válidos. Cuando un hombre se avergüenza. La contra-cepción es contra-vención que penaliza la vida. La ideología deforma la personalidad. Se ha convertido en la antítesis de toda ideología mortificante o embrutecedora. ella ruge. Se hace la voz de los sin voz. Donde nunca jamás se dará la muerte. como lo era Tatiana Goritcheva descubren la Iglesia: «Ella se nos ha aparecido como el único islote puro de la vida en un océano de muerte. Miles de jóvenes ateos. en el que la libertad del hombre —oprimido. Vivimos en un estado en el que el poder de la ideología es total. proteger la libertad. Si no ¿por qué es casi siempre ella el enemigo n° 1 de toda dictadura?7 ¿Un tren con retraso? ¡Nos adelantamos al mañana! Pero salvaguardar el amor. bajo los regímenes totalitarios —tanto de izquierda como de derecha— el espacio. Por lo que tiene la claridad del día.Por eso siempre está por el amor. por el cuerpo. Prefiere pasar hoy por retrógada. Ella repercute los gritos de todos esos jóvenes. Se contra-ponen a su plan de amor. neutralidad es sinónimo de complicidad. a veces el único. se está fácilmente contra: se contra-dice la palabra de Dios. Pronto los hospitales. aplastado— puede expresarse. Fuera de ella.» (11-XII-67). moral y médicamente. valorizar el cuerpo.

a veces por decenas de millares. incondicionales. Las hijas que quisieron consagrarse a Dios debieron oponerse trágicamente. los primeros hospitales. hasta derramando su sangre a veces. Ante la esclavitud de la mujer en el imperio romano. simplemente por sus certidumbres absolutas. leproserías. ¿Retrasada en algún problema? ¡Adelantada más bien! ¿Dura y pura? ¡No. escuelas. ¿Quién creó en Europa y luego en el Tercer Mundo. ese pedestal de existencia al que amarrar con toda seguridad nuestras embarcaciones. hasta fecha muy reciente.autogenocidio contemporáneo. Las patricias cristianas que liberaban a sus esclavos. en sus tomas de posición. Igual empeño de la Iglesia contra el asesinato de niños: las romanas solían guardar sólo a los hijos para el servicio militar. tardando en ello cuatro siglos. En África se comprueba por doquier. Restituir la vida al cuerpo es una cuestión de amor. Durante el primer siglo. que hacen agua por todas partes y se dejan arrastrar por la corriente. se alzó fieramente8. sin compromisos? Y es que en cosas tan graves como las manipulaciones genéticas o las perversiones del amor se juega la supervivencia misma de la especie humana. provocaron verdaderas bancarrotas financieras y desestabilizaron por completo el orden establecido. la Iglesia defendió a la mujer y al niño contra la absoluta potestad masculina y paterna. orfelinatos. También fue la Iglesia la que logró hacer abolir la esclavitud. amor y vida. 16 8 . «¡Nosotras somos libres!» Son ellas las que abrieron valientemente la brecha de la libre elección amorosa en el matrimonio. y a una sola hija para la reproducción. universidades? La Iglesia. no quedaría nada humano en la humanidad. tierna y verdadera! ¿Comprendes ahora por qué la Iglesia puede parecer tajante a veces. Dentro de unos años se entenderá que si la Iglesia no hubiera estado allí. En el inmenso naufragio de todos los valores hace falta esa roca de diamante. Cada vez más no creyentes son atraídos hacia ella. cuando ella habla de cuerpo. ¿La Iglesia en un tren con retraso? ¡Nada de eso! Se adelanta al mañana. Para ella: Arrancar el amor a la muerte es una cuestión de vida. al autocratismo abusivo de sus padres. a la deriva.

menos ley. cuanta más comunión. no hay conciencia sin conocimiento. menos egoísmo.Para ella no hay ciencia sin con-ciencia. Te estima según tu propio valor. ¡Que en ti verdad y amor se enlacen en un abrazo que nada Pueda romper! Entonces su criatura será la felicidad. Su gran pregunta cuando debe hablar es cómo evitar el divorcio entre amor y verdad. Ámala para hacerla hermosa Comprende que la aparente «severidad» de la Iglesia no es sino el reverso de su inmensa ternura. cuanto más heroísmo. La verdad sin el amor. Se atreve a pedirte mucho. menos erotismo. Pues para ella aún: cuanta más fe. Sus exigencias son las de tu propio corazón. exigencia y misericordia: dos «parejas» para siempre unidas en el corazón de Dios. Pero la victoria de la verdad es el amor» (San Agustín). sin dejar de preocuparse muy de cerca de tu problema concreto. El amor sin la verdad es coqueteo. le es tan difícil hablar al mismo tiempo para todos los pueblos de la tierra. Y que eso corresponde a lo que hay en ti de más grande. no hay ciencia genética sin sentido eucarístico. aunque deba protegerte contra ti mismo. No comprometer nada de la verdad. Aspira para ti al máximo de lo que 17 . «Sólo la verdad triunfa. menos consumo. y cuanto menos egoísmo. no hay vida sexual sin vida espiritual. aquí y ahora. falta de tacto. y no hay esperanza para el hombre sin experiencia de Dios. pues sabe que eres lo bastante mayor para responder. ¡Pero déjales que se enlacen! En fin. en función del porvenir de la humanidad. cuanta más confianza. Y también: no hay ética sin mística. Ve lo mejor en ti. atendiendo a cada uno como si fuera el único en el mundo. no mancillar nada del amor. quiere protegerte a toda costa. El amor exige que se grite la verdad. menos violencia. baladronada. comprende que en su manera de expresarse ella puede ser torpe. no hay conocimiento sin esperanza. inhábil. Hablar viendo muy lejos.

me atrevo a preguntarte: «¿Quieres perdonarla? ¿Te comprometes a hacerla más transparente para Jesús? ¿Tal como tú la sueñas? 18 . tan pecadores como tú—.eres capaz. Si alguna vez la Iglesia ha podido decepcionarte. herirte —por sus miembros.

Para ello la familia debe responder a todas estas esperanzas no satisfechas. de la familia. para estimularla. 19 9 . Abre el paso a la tercera vía. a lo imprevisible. y por lo que se les querría explotar. machacante. Segundo: estar en seguridad en un mundo agresivo. Tantos jóvenes. odiosa ingerencia en su intimidad. Se niegan a dejarse manipular. Si hoy los jóvenes esperan tanto en lo que a la familia se refiere. escarnecidos.4. Se alían contra esa pornografía insolente. reclaman la verdad. Estos jóvenes rechazan lo que ni los animales hacen. pero con firmeza: haz y procura que hagan el boicot a los artículos que utilizan la pornografía para vender más. triunfante. Cada vez hay más chicas jóvenes que se reservan para el muchacho al que amarán verdaderamente. sobre todo muchachas. la única que tiene porvenir: la pureza. vale demasiado para que acepten verlo prostituido a toda costa. Quieren arrancar el amor a la oferta «consumo-programación» a fin de restituirlo a la gratuidad. ultrajados. Están hartos de mentiras. se sienten continuamente humillados.9 Dicen no a la presión social que invade lo que quieren guardar como su jardín secreto. omnipresente. es porque ésta puede satisfacer tres de sus necesidades fundamentales. obsesionante. de la vida. La juventud auténtica rechaza el dilema mortal: preservativos o contagio. en su opinión. Primero: ser reconocido como único en un mundo. Exigen la belleza. Compra de de preferencia en el kiosko que exponga menos obscenidades y explica tu actitud a la buena señora a quien pertenece. UNA FELICIDAD: ¡LEVÁNTATE! Muchos jóvenes se alzan frente a esta marea negra. Lo rechazan en el nombre mismo de su calidad humana. El sexo. En ellos ha quedado intacto el sentido del amor. Da gracias a las revistas que quieren seguir siendo limpias. No vaciles en reaccionar sin agresividad. Tercero: hallarse rodeado en un mundo de soledad.

para experimentos de todo género. Quieren que sea deseado y no programado. la caída libre de los precios. disponible en abundancia. ¿Con cada hijo no comienza algo nuevo? Quieren familias proféticas. Quieren padres libres y no técnicos que decidan arbitrariamente a quien hacer vivir y a quien hacer morir. fabricado en serie y tratado como materia prima. material biológico. la tersura de su rostro y la virginidad de su corazón. ¿El amor no es acaso el único patrón-oro de todos los demás valores? Rechazan el envejecimiento prematuro. Aceptado si es conforme. Arrancar el niño a los manipuladores científicos antes de su nacimiento. Quieren preservar la intimidad amorosa y nupcial de la intromisión de las técnicas. A los explotadores cínicos. Recibido y no producido. No quieren muchachas de 16 años que representan 30. ni la vida desconectada del amor. No quieren un hijo —obra maestra por excelencia— reducido a no ser más que un objeto programado. sino que será del todo purificada por nuestra conciencia de su valor infinito. sin ninguna cobertura-oro. Quieren proteger la claridad de sus ojos. de la libertad y del amor. eliminado si no lo es. Y esos hijos los desean para arrancar a nuestro mundo de su narcisismo. la senescencia juvenil. Sujeto de alegría y de amor y no objeto de contrato. Quieren tomar todas las medidas para poner remedio a una gigantesca bancarrota financiera: a fuerza de emitir toneladas de billetes de papel. Saben que no será rescatada por nuestro silencio. Arrancar la esperanza a la senescencia Se rebelan contra todo desbarajuste del amor y de la vida. Ni otro lugar de eclosión de la vida que el cuerpo. después. para devolverlo a su porvenir. de selección y de comercio. Todos. pues están asqueados por esas parodias amorosas en que el hombre se vuelve más inerte que una estatua de sal. que aparentan 50! Quieren seguir pareciendo jóvenes. ¡Ni de 30. simplemente como personas humanas. Han decidido arrancar la propia palabra «amor» del fango y de la ceniza. viene la inflación.Arrancar a los laboratorios los niños-regalo Se revuelven contra esas manipulaciones genéticas ante las cuales todos nosotros sentimos vértigo de repente. 20 . No quieren esos embriones obtenidos en laboratorio. Como si todo fuera uno. No quieren que el amor sea separado del cuerpo.

a comportamientos obsoletos. acosados sin cesar por una publicidad vergonzosa. es una de las más fuertes impugnaciones de un mundo encerrado en sí mismo y por eso mismo condenado a la asfixia espiritual. la humanidad se destruye. A la medida de los medios satánicos empleados para corromperos: ¡necesitáis al Espíritu de Dios! ¡Tenéis que saber quiénes somos! Y tenéis que ser lo que sois. En tantas mujeres que debían vender su cuerpo para vivir y que ahora lo han confiado a su Señor para siempre. ahora consagradas a Dios y que han alcanzado su plenitud. Jóvenes y muchachas magníficamente libres. Pero el heroísmo es la verdadera respuesta al erotismo. Para Él nadie es nunca demasiado sucio. No quieren seguir apegados a viejos clichés superados. Hoy día la pureza. Y aparece de nuevo una especie que parecía en vías de desaparición: ¡los novios! Impugnar la impureza afirmando la libertad Adolescencia. jóvenes. algo luminoso que no engaña. Ella es la respiración a pleno pulmón en un mundo que se ahoga. 21 . Por lo tanto. Rechazan las provocaciones de la impureza al precio que sea. a ideas hechas. Un excedente de fuerza a la medida de vuestra fragilidad. a consignas rancias. Para vosotros. Y pienso en muchas prostitutas. Realiza. Antes se decía: ¡No al matrimonio! ¡Viva la cohabitación! Hoy se dice: sin matrimonio. Nadie está nunca demasiado lejos para Dios. esta experiencia. Hoy es para vivir el amor y servir a la vida. la más exaltante de todas: la del dominio de ti mismo. la de la pureza. la de la libertad. Antes el sexo era para divertirse. Eres mayor de lo que crees. No quieren ser gregarios. un valor extraordinario el decir simplemente: «No me acuesto contigo porque te quiero demasiado para eso». su rostro. demasiado perdido. Muchos la realizan. juventud: es la edad de las grandes experiencias. Eres capaz.Protestan contra el conformismo necio y ciego. ser casto es un heroísmo. Necesitáis un excedente de ternura a la medida de vuestras tristezas. Tienen una pureza que no se la puede dar sino el Señor. como la no-violencia. Su felicidad tiene algo de radiante. Se sienten felices y orgullosos de ello. eso exige una libertad interior. demasiado lacerado. pues. En un mundo hipererotizado.

¡Glorificad. París. para el cuerpo. nunca! ¿Desprecio del cuerpo? ¡Tampoco! ¿Dominio del cuerpo? ¡Sí! ¿Transfiguración del cuerpo? ¡Más aún!» Juan Pablo II a los jóvenes. por tanto. 1980 22 . EL CUERPO: EN EL RADAR DEL CORAZÓN «El cuerpo es para el Señor y el Señor. 13-20 «¿Adoración del cuerpo? ¡No. a Dios en vuestro cuerpo!» San Pablo a los Corintios 1ª epístola 6.2. Vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo que está en vosotros. Parque de los Príncipes.

Tienen en común el despreciar el cuerpo. eterno. MI CUERPO ¿QUÉ ES? ¿QUIÉN ES? Sucinta teología para una sana ecología del cuerpo Derivaciones y desviaciones Son muchos los conceptos erróneos y las verdades a medias sobre el cuerpo que se difunden por las calles. es una especie de envoltura intercambiable. y uno se pregunta qué es lo que les une. un objeto de lujo. Para las filosofías extremo-orientales. Pues el alma transmigra de la una a la otra. y el maniqueísmo cargará aún más las tintas. Un animal no tiene un alma imperecedera (después de la 23 . El cuerpo es en este caso una cosa francamente mala. es una especie de prisión en la que la desdichada almita se pasea y de la que procura librarse lo antes posible. El cuerpo. infinito. o bien un mecanismo de placer. si no centenares de formas corporales diferentes. Ese cuerpo que yo soy El cuerpo no es una cosa. Cada una de estas derivaciones conceptuales implica y acarrea desviaciones sexuales. Para el occidental medio. Es la persona que yo soy. hasta tal punto lo mide en su justo valor. desligado de la persona.1. Pero en el fondo ¿qué es verdaderamente? ¿Cómo ve Dios ese cuerpo que me ha dado. de una existencia a otra. el reducirlo o algo exterior a uno mismo. Para el Platonismo. generalmente no es más que un instrumento de trabajo. que ha modelado con sus propias manos? Tanto más que Él quiso para Sí un cuerpo. lo que permitiría tener decenas. Es mi propio yo. Pero mi persona no se reduce a mi cuerpo: yo no soy un animal perfeccionado. tan en estima lo tiene. está completamente desvinculado del alma. en este caso también. Es alguien. tanto lo ama. a algo al menos muy secundario: una especie de accesorio.

y la palabra alma es la que expresa lo que san Pablo llama el espíritu. El cuerpo es expresión del alma. sin que uno excluya al otro. 10 24 . vida que ella recibe del soplo mismo de Dios (Gen 2. así como al amor y al don mutuo de sí. El espíritu se recibe directamente de Dios. 22). por ejemplo. son necesarias para que existan esos alimentos que me sustentan!) Ese cuerpo que me une a los demás Mi cuerpo me hace dependiente de la sociedad y me permite ser yo mismo. Si yo no fuera un cuerpo. (¡Cuántas personas de carne y hueso. El cuerpo humano es le manifestación de la persona misma. Entre alma (pysché) y espíritu (pneuma) hay una distinción. ni para existir. lo que en sí es espiritual y eterno. En el lenguaje corriente actual (como en este libro). celda y preso. En la Biblia. es cosa de la carne (así al cadáver nunca se le llama cuerpo). ni para alimentarme. ni una inteligencia capaz de dominar el universo. «Un alma es una persona. es más bien la palabra psiquismo la que designa lo que la Biblia entiende por alma (del griego psyché). del cuerpo del pecado que se lleva la muerte. el alma y el cuerpo son inseparables para siempre. en relación con los demás. 7-7. Cristo nos despoja del cuerpo carnal. Pero yo para los demás. Mi persona no se reduce tampoco a mi alma: yo no soy ni un ángel ni un espíritu. un signo que trasmite al mundo visible los misterios invisibles.muerte un animal no se le aparece nunca a nadie como los santos lo hacen a veces). no tendría ninguna necesidad de los demás. lo que es perecedero (como el pecado). Lo que caduca. Es eterno. A través de él se ejerce la complementariedad. Las personas son seres de carne en quienes se ha depositado una simiente de vida. Por ser sexuado. El soplo es inseparable del cuerpo al que anima. Para san Pablo. Mi cuerpo es mi yo. El cuerpo es la persona misma en su visibilidad. Alma y cuerpo no existen sino en mutua relación. Por él la humanidad es mi familia11. En mí. sino que juntos constituyen lo que yo soy en una integración mutua10. es la sangre misma. enraizado en una situación concreta. expresa la vocación a la reciprocidad. es alguien. 11 El cuerpo es un sacramento primordial. anclado en la historia. el alma-soplo (nephesh) es sinónimo de vida. El alma anima al cuerpo. el cuerpo expresa a la persona. No continente y contenido. Integración que la biología y la medicina contemporáneas vienen a confirmar. Por mi cuerpo estoy unido al cosmos. integrado en la trama del tiempo y del espacio. Por mi cuerpo me entrego a los demás y soy recibido por ellos. Yo no habito mi cuerpo. Yo soy mi cuerpo. Por eso el alma se identifica con la sangre. un germen de eternidad».

puede convertirse en una máscara. es alguien. la manifestación del alma. de maquillarse crea un personaje: ¿el que uno es realmente o el que quiere parecer? En una palabra. Pues el cuerpo es mi yo. nubes o relámpagos en los ojos. tics involuntarios. Mi cuerpo me programa en el espacio y el tiempo. que puede hacerme prisionero del cuerpo. Uno tiene miedo de mostrarse. de desbaratarlos. de peinarse. Asimismo. Pues en mi ser físico estoy algo condicionado por los elementos atmosféricos y planetarios. pre-condicionado. Y el slalom es más deportivo que el simple descenso directo («shuss»): con él ejerzo el dominio de mi cuerpo. Nunca estoy preprogramado. el cuerpo es para mí opacidad y diafanidad: oculta mi intimidad y revela al propio tiempo mi identidad. Sonrisa o rictus en los labios. La manera de vestirse. Él me protege del mundo exterior al tiempo que me encierra en su universo interior.Mi cuerpo soy yo como ser vinculado a la creación. de dominarlos. La cara misma puede engañar. que tienen la impresión de que su cuerpo es un lastre pesado. Mediante él me expreso y a la vez es él quien impide que me entregue totalmente. Por mi cuerpo estoy sometido a todas las imposiciones geográficas e históricas. Algunas personas se sienten tan mal. tono de la voz: ¡cuántos signos espontáneos que traicionan a uno! Es el lenguaje de mi ser: la ternura que anida en mi corazón va a expresarse en un beso. un movimiento sexual. una barrera entre ellos y los demás. Hay una relación perturbada. ambigua entre ambos. Este se convierte en una especie de cámara de tortura en la que estoy encerrado. pero sin dejar de ser el terreno mismo en el que adquiero mi libertad. y a la vez es también algo. palabras que se escapan. Dispongo del poder de jugar con los datos primarios. Como un esquiador en una prueba de habilidad (slalom): los obstáculos se convierten en otras tantas victorias. Lo que hago de mi cuerpo revela lo que soy. Yo lo siento con el dolor físico. ¡Pero sé tan poco lo que soy! Al mismo tiempo hay una especie de distancia entre mi cuerpo y mi alma: no me reconozco totalmente. pues me permite preservar mi jardín secreto. y por lo tanto. Por mi cuerpo hundo mis raíces en el cosmos que es como un gran cuerpo prolongado. un abrazo. lo que vive mi cuerpo va a marcar profundamente mi ser: ¿quién negará los efectos positivos de la relajación en el psiquismo de las personas? Que vela mi intimidad y desvela mi identidad El cuerpo es la expresión. Y Dios sabe que el sufrimiento 25 .

una jaqueca y ya no puedo pensar! Yo formo mi cuerpo y mi cuerpo me forma El cuerpo es tan único como el alma. Yo lo creo con el tiempo. lo que es completamente distinto. y que es una con la carne. Una enfermedad.» Proverbios 14. pues es duro vivir sin más. de tu cara y a veces tus huellas dactilares. En sentido inverso. o mejor dicho. modelada según la imagen de Dios (Irineo de Lyon). Cambiar de cuerpo equivaldría a convertirse en otro ser. Crecen juntos el uno por el otro. la manera como yo empleo mi cuerpo me convierte en cosa o me personaliza12. puede abatirme. compuesta del alma que recibe el Espíritu del Padre. en cambio. Es duro vivir con el propio cuerpo. por los que se puede adivinar — adivinar solamente. Poseen en cierto modo un anonimato. ¡La cara y las manos! Son los únicos miembros verdaderamente transparentes de la persona. 30. Cara y manos en los que se trasluce el corazón ¿Por qué no hay en tu Documento Nacional de Identidad una foto de tu rodilla o de tu hombro? Hay la de tu efigie. incluso un simple malestar. lo personaliza. Los otros miembros. Son los mismos en todos los seres humanos. el alma forja al cuerpo poco a poco a su imagen. una impersonalidad. Son algo propio de la especie. cuando estamos en plena mutación. los únicos en que me traiciono a mí mismo. «El corazón manso es vida del cuerpo. pero adivinar en fin — quién soy. 15. ¡Un dolor de muelas. salvo algunos detalles morfológicos. El cuerpo no se me ha otorgado prefabricado. El uno forma al otro en una nueva transparencia. sobre todo en la adolescencia. Cuál es mi corazón profundo. El hombre perfecto acabado es un conjunto que forma una unidad. El alma individualiza al cuerpo. 13 ¡Qué duro esa veces vivir con el propio cuerpo! Aceptarlo como es. no revelan nada. Es duro llegar a ser verdaderamente lo que soy.» «Corazón alegre hace buena cara. 12 26 . y que el alma no consigue siempre asumirlo. en que me entrego. Si bien el cuerpo es el lenguaje del alma.corporal puede ser destructivo también.

Y de repente. Lo que se llama el pudor — una palabra menos gastada que si fuese nueva porque se ha olvidado — es ese instinto de preservación de una intimidad. De sexo. Adán y Eva se dan cuenta de pronto de que están desnudos. cuando la virgen ya no es virgen.. ni por coquetería. Las ventanas que les permitían ver a uno y a otra su intimidad respectiva. alienado. Él da la alarma y luego protege del peligro. una admiración contemplativa como ocurría en el Paraíso. Y no sólo para protegerse de las intemperies. el hombre se viste. un no a la violación» (Francis Volle). Miedo de ser rebajado a la categoría de objeto y. no es algo nuevo! Es su mirada la que ha cambiado. La ropa se ha convertido así en un componente «Cuando la castidad ya no es casta. se abrían al mismo también sobre la interioridad de Dios. fue el descenso. La mujer vio. El animal no siente vergüenza de estar desnudo: no tiene alma. Como uno se siente glotón de un fruto o de una ostra. Miedo de ser mirado fuera de su mirada con la que se da y comunica. una protesta. Espontáneamente uno se retira para unirse..De ahí esa vergüenza natural de la desnudez: uno teme que vean otra parte de su cuerpo que aquéllas en que precisamente se revela al máximo. Ella se miraba a su vez en los de su marido. sus ojos no se bañan más en la luz14. Esa ropa que ennoblece el cuerpo Por eso en todos los países. en todas las épocas. La mujer se consideró envilecida por el deseo que se tenía de ella. «Vieron que estaban desnudos» significa: no se miraron más a la cara13: Sus cuerpos han perdido su transparencia. la que de contemplativa se ha vuelto intencionada. Descendían. para su marido que hasta entonces la había abrazado con ternura. probablemente la primera que los ojos ya no miraban su cara. finalmente. 14 27 . una afirmación de nobleza. el cuerpo está verdaderamente desnudo.» (Madre Teresa de Calcuta) 13 «Hasta ese momento la mujer era mirada en los ojos. Un reflejo del amor trinitario los embellecía a ambos. sino en virtud de un extraño instinto que nunca han poseído los animales. Pues la belleza del desnudo no produce una emoción desinteresada. El amor verdadero reclama la desnudez. «La desnudez está íntimamente vinculada al amor. pero se la reserva». a medida que sale de la animalidad. Era «objeto». Excita a consumir. ¡Constancia patética! ¿Qué descubren sus ojos si no es su sexo? ¡Sin embargo. ansiosa. Como se siente ávido de un objeto. Era un instinto de defensa. Su vergüenza se debía a la agresividad de que era objeto. consumidora. En el libro del Génesis. Mostrar la propia desnudez sin sentirse molesto equivale a una agresión. Se volvían agresivos y glotones. Empuja a la copulación. incluyendo la dimensión carnal. instinto de defensa ante la ruptura de esa intimidad. de su sexo.

«Uno no se ruboriza de lo que le es extraño». Por eso la cara y las manos son las únicas partes del cuerpo que la ropa no oculta habitualmente. en las piernas. una cara adorable. Una ausencia. tú! 28 . El nudismo integral conduce a la animalidad. alguien tenga exactamente los rasgos de mi cara. que valoriza admirablemente el cuerpo sin dejar de mantener la atracción de los sexos: una luz tamizada permite ver sin que el resplandor del sol ciegue. Por un lado: fallas camufladas. en ninguna parte. pues nadie ha tenido nunca ni tendrá mi corazón. Es retornar al estado primitivo. Impasibilidad obtenida. Pero para comprender en su meollo la diferencia radical del concepto cristiano del hombre y el de las religiones orientales. Un silencio replegado sobre sí mismo. desdeñadas por el hinduismo. basta con comparar la faz etérea. El pudor es lo que permite que lo miren a uno a la cara. entre los millones de seres humanos que pueblan el mundo. La ropa en cambio expresa maravillosamente no sólo los gustos. una Presencia: dos mundos. Factor de belleza. una máscara bien lograda. sino también toda una cultura. vulnerabilidad acogida. se revela por el traje. Por el otro: heridas consentidas y ofrendadas. ¡Te das cuenta! Eso quiere decir: ¡no hay dos como tú! ¡Nadie. Una regresión. Una decadencia.esencial de la civilización. Las posturas del HachaYoga. Y aún más: entre los miles de millones de los miles de millones de personas que han existido o existirán. la fineza de una persona. ni una cara será idéntica a la mía. ¡No hay dos como tú! Algo me turba sin cesar: la idea de que en ninguna parte del mundo. belleza herida. Serenidad aséptica. es decir. un recogimiento abierto a los demás. que lo miren y nada más. Es uno de los más bellos lenguajes que se nos ha otorgado. neutralizada del Buda y la —comprometida hasta la desfiguración — del Sudario de Turín. y no al sexo. las tonalidades de mi mirada. nunca jamás serás. Cada época. y si sientes vergüenza de la desnudez de tu cuerpo es precisamente porque él es tú mismo. Las manos: los ademanes litúrgicos cristianos se centran en la actitud de los brazos y de las manos. Manos y cara son privilegiadas por el cristianismo. la entonación de mi voz. expresión natural del nuestra humanidad. la pelvis y la columna vertebral. como cada medio social. Una interioridad hermética. una interioridad accesible por sus heridas mismas.

Y si Dios cesara de poner en ti. Eric o María Mamela. La Palabra de Dios en la Biblia: «Desde el seno materno te he elegido» quiere. uno solo va a fecundar al óvulo. pues.Maravilla de profusión y de precisión tan en el estilo de Dios: de los 50 a 100 millones de espermatozoides que contiene cada eyaculación de esperma. Pero. sabe todo por instinto. 15 29 . de las huellas digitales y de la sangre. No tiene necesidad de aprender. tus zapatos de deporte y quizás unas gafas. el código genético memoriza todos los datos que contribuyen a la construcción de un individuo. delante de mí. sería varias veces la distancia de la Tierra a la Luna..15 Eso quiere decir también: eres amado con un amor absolutamente único. una mirada que te da —instante tras instante— la vida. Igualmente el mono. único entre miles de millones de seres. una galaxia de 1011 estrellas que es tan simple como un montón de piedras con respecto al Partenón). Pero el hijo de Mozart no tiene el solfeo inscrito en su código. el cual sólo tiene un punto vulnerable de su envoltura para acogerlo. nada de nada. una mirada llena de ternura. Hasta el punto que la policía consigue ahora detectar a violadores a parir del análisis combinado del esperma. así como el cerebro está constituido por células que van a morir (el soma). Y a pesar de esta programación extraordinariamente miniaturizada. Y esas particularidades están tan individualizadas que no hay más que una probabilidad entre cuatro millones de hallar dos personas que posean las mismas características. Tu existencia depende de un amor incesante. en cada fracción de segundo. Y tú no lo sabes. Pero de Florencia Marcos. La abeja nace con toda la colmena en su código genético. en efecto. desplegado. Además. Para que tú seas. (En comparación con tal complejidad. Nuestra libertad es crear. por el cual has sido concebido. mi libertad es mayor que la de un animal. Todo está ya inscrito en él. cesarías en ese momento mismo de existir: yo no vería más que tus vaqueros. nada más. ¿Lo oyes? Nada más. únicas también en el mundo. ni el de Einstein. cada uno tan único como tú. ahí en el suelo. El código genético. el germen) se reproducen perpetuamente con una duración infinita. verdadero punto de partida del ser. las células sexuales de la reproducción (o células germinales. desde el color de los ojos a las huellas digitales.. decir: es Él efectivamente quien ha escogido ese único espermatozoide entre miles de millones. completamente separado de sus padres y de todo. Y ya está potencialmente inscrito en ese código nuestro cerebro con sus 1500 cm3 que comprenden 100 mil millones de neuronas y 1013 de sinapsis (conexiones nerviosas). es un agregado de células que. la relatividad.

comunicar un reflejo de lo que soy y pienso.Redescubrir mi cuerpo «No temáis luchar — actualmente es una lucha — contra todas las caricaturas del amor... capaz de dar lo más hermoso de ti: ¡la vida. Dios ha venido a restablecer la armonía conmigo mismo no hace mucho. Una noche yo había ido a rezar con los demás y durante la oración. Y como la cara. tu vida! No sólo mostrar (como por las manos y el rostro). ¿por qué jugar con tu sexo? Ese sexo capaz de transmitir un poco de lo que tú eres.. Dios ha venido a reunirse conmigo en esa herida que había en mí. 27 años . Pero es con la oración y el sacramento del Perdón como todo se reequilibra. Se oye decir: eso es como el acto de comer o de beber. y no sólo en su libertad. Aquí se percibe bien hasta qué punto es afectada la persona en su identidad más profunda.. como la mirada.. pues por el óvulo o el esperma se da una parte de uno mismo. sino una substancia ya casi personificada. Y por lo tanto no es una materia neutra. Pero obligar a un adolescente a tragarse la sopa. y aún menos con tu alma. ¿va a perturbarlo hasta ese punto? ¿Va a arriesgar la eclosión de una vida? «Afirmar que el acto sexual es un acto instintivo como el sueño o el hambre es el colmo de la ignorancia» (Gandhi) 30 ... Los órganos genitales son pues miembros infinitamente preciosos. pero de lo que no nos percatamos por estar habituados a las cosas más extraordinarias: el esperma — o el óvulo — es portador de mí mismo. Me atrevería a decir que ya se perfila una cara de posible niño del que yo podría ser el co-creador.. No jugarías con tus ojos. sino hacen salir de mí un poco de lo que soy para hacer otra persona. como los ojos. estaba dislocado. y de tener una piel nueva. al ver mis manos. en «trance» de convertirse en alguien. por donde pasa algo de mí mismo. de un valor incalificable. ¡No juegues con tu cuerpo que es algo tan bello! Ahora lo he descubierto. me toqué la piel y tuve la impresión de redescubrir mi cuerpo. ¡Y de dónde puede brotar una existencia! Piensa en esto tan turbador. Antes me preguntaba: ¿qué es este armazón en que me han ensartado? No me encontraba bien.» Christophe.

Y Dios quiera que se halle esa perla rara. Puede ser comienzo del amor. un temperamento arrogante.. lo ideal es la armonía perfecta entre ambas: ¡se soñará con ello toda la vida! Gracias a Dios. Prueba lo indisociablemente unidos que están el cuerpo y el corazón. Puede no corresponder a la belleza interior. Simplemente con el tiempo. el encanto físico se borra. Y uno tiene la impresión de haber sido engañado. un amor auténtico puede a veces comenzar y aumentar sin gran atracción física. un ser violento. Sobre todo no te imagines que un movimiento sexual espontáneo ante tal muchacha o tal muchacho sea por sí solo una señal que advierta del amor. Pero en general. Pero también y aún más rápida y tristemente. Nunca he podido aceptar esa distorsión. Toda belleza física es un reflejo de la belleza más allá de toda belleza del Creador. mientras que una violenta atracción física puede no implicar ni acarrear ningún amor verdadero. eso existe.. ¡qué estrecha es esa mutua imbricación entre el sentimiento interior y sus repercusiones en el cuerpo! 31 . por el desgaste de una sexualidad desenfrenada: nada envejece más. pero también trampa para el corazón. que debe venir de un fallo original. Claro. Y además. ¿Entonces qué queda si tu amor no tenía más mira que la morfología? Muy extrañamente.¿Un señuelo? La atracción física es algo magnífico. Pero también puede suceder que tras el encanto físico se descubra un corazón cerrado. Y se produce la paradoja: desfloras esa belleza misma que te atraía. esa frescura que te fascinaba: «¡El hombre mata lo que ama!» O bien puede sobrevenir el impedimento físico. la enfermedad que desfigura o simplemente altera los rasgos.

la forma principal —con su diferencia y su complementariedad— en que va a manifestarse mi relación con los demás y con Dios. es la sexualidad. querida como tal por Él mismo. la unión sexual es mucho más que la simple cópula. en los hechos. Mi carne y mi corazón se consumen. que una relación sexual nunca se reducirá a un acto neutro. son explicables las reacciones que tienden a desvalorizar el sexo. sin embargo. como si por naturaleza fuera indigno del hombre. aunque estrechamente vinculadas.2. En una palabra. La genitalidad implica el aspecto fisiológico de la transmisión de la vida. 17 32 . Roma 1983. sino también en el psicológico y el espiritual. Ese cuerpo eres 16 Orientaciones educativas sobre el amor humano. una de sus maneras de existir. Caracteriza al hombre y a la mujer no sólo en el plan físico. mientras que la sexualidad engloba al ser por entero. Sexualidad y genitalidad. de comunicar con los demás. de sentir.»16 Y la expresión más fuerte de la sexualidad en el plan físico es la «genitalidad»: el acto sexual propiamente dicho17. «La sexualidad es un componente fundamental de la personalidad. La sexualidad es una riqueza de toda la persona —cuerpo. Dado que el hombre.» Salmo 72. espléndido regalo divino. Toda la persona está implicada en él. sentimiento y alma— y manifiesta su significación íntima al llevar a la persona al don de sí en el amor. se inclina a reducir la sexualidad solamente a la experiencia genital. de manifestarse. no se confunden. ¡MI CARNE SE CONSUME! «Estando contigo no hallo justo ya en la tierra. de expresar y de vivir el amor humano. ¿Pero qué quiere decir todo lo anteriormente expuesto? Pues bien. 25 Ese acto en el que me altero todo yo En ese cuerpo. No se puede desconectar el alma. marcando cada una de sus expresiones.

sobre todo la violación de un niño. ¿Quién le asegura entonces que es por su gracia interior y su belleza profunda por lo que su amigo la desea. de dominar: «¡Mira qué fuerte soy!» En la joven. «es más fácil para una joven creer que su cuerpo es deseable. Heridas tales que sólo el Señor puede curarlas. Puede dejar lesiones psíquicas para toda la vida. Entre tanto. se siente uno cada vez menos seguro. Te falta confianza en ti mismo. se lanza el grito: «¿Te importo. de manejarlo a su antojo. pero. puede ser la necesidad de afirmar su poder. se busca seguridad.» Por parte de la joven es más bien: «¿Gustaré? ¿Atraeré?»... como se corta también en seco. me contento con tu cuerpo. finalmente?» Pero existe la paradoja: «En el coqueteo se busca ser importante para el otro y no se considera al otro importante. de ser incapaz. ¿qué significa? ¿qué es lo que denota? ¿No esconde una angustia que busca ser calmada? En el muchacho es la sorda inquietud de no ser bastante viril. La prueba: hasta qué punto traumatiza una violación. esperanza en lo que puedas ser. Pero no son las relaciones sexuales las que le demostrarán que su persona es amable y que ella es importante. De dominar al muchacho.» En efecto. como me decían recientemente algunos jóvenes. la necesidad de desquitarse. De ahí las hondas.. Y eso es lo que le confiere toda la gravedad y toda la majestad. De manipular a su vez. podrían testimoniar de esos terribles estragos tanto espirituales como psicológicos. muy hondas repercusiones en las profundidades del alma. » 33 . por eso no puede haber ningún intercambio físico sin que tu alma participe. Descifrar ese grito del cuerpo Esa necesidad tan violenta de pasar con tal rapidez a la expresión genital. «Entonces viene en seguida la desesperación». Terminaré por alcanzar tu corazón. Quiere probar que es atractiva. «Quiero acostarme contigo» se traduce por: «¿Soy un hombre? ¿Puedo dar la vida?» Podría ser también: «Puesto que no me abres (aún) tu corazón. Y sin que el alma de tu pareja sea afectada. al menos penetro tu cuerpo. Y añadían: «Se liga para tranquilizarse.tú.. «¡Dime que soy bonita! Que alguien me desea. impotente. que aceptar que su persona es amable. Los médicos y los sacerdotes que reciben algunas confidencias. y no por la atracción de su cuerpo?» En el muchacho. Por una y otra parte. Duda de sí misma.

. Cada acto sexual —incluso impuro— como cada acto de violencia.» ¿Su corazón no buscaba lo infinito? 18 34 . un S. en el que Dios es rechazado. es un gigantesco llamamiento a la vida. se puede conocer un amor grande.S. transitorio siempre: ¡no es ni lo infinito ni la eternidad! En lo más profundo del deseo sexual ¿no hay como la nostalgia de un lugar donde solo exista la dicha de amar? ¿De una persona de la que nadie podrá separamos nunca? ¿De una belleza que jamás nada ajará? ¿De una cara que ninguna arruga vendrá a marchitar? ¿Nostalgia de una plenitud. como en un negativo. mostrar abnegación por los más débiles. a Su Vida. de puro. no queda más que el sexo. ¡cómo debe de conmoverlo esa necesidad loca de dar amor y de recibirlo! Reconoce.. cuyos más hermosos momentos de amor no son sino una aproximación titubeante? Los sex-shops prueban el vacío del corazón y su espera de un más allá. Claro. esa dicha fuera.O.S.: Sociedad obsesionada por el sexo. buscar mil empleos al amor. de hermoso y de fuerte. El goce sexual que indefinidamente se renueva: ¿no es un «remedo» de infinito? Mientras dura. desgarrador. tus ansias de amor no se transfieren sino se exacerban18. en una palabra. prodigarnos haciendo pequeños favores por amor. luchar por la paz y la justicia. esa cara. bello y fuerte sin conocer. a Dios. esa belleza. ese más allá. Gritan que el hombre sueña siempre y muere de amor. rabiosa por la ausencia de su presa. su Cara. ¡Necesidad tan raramente satisfecha! De ahí su perpetua insatisfacción. ¡Pero cuánta más dicha cuando se sabe! Amar. como tú lo sueñas ¿puedes hacerlo realmente fuera de Él? S.Obsesionado por lo sexual al estar frustrado en lo esencial «Dejar libre curso al deseo sexual en un mundo cercado por la muerte. Mas aunque no se sepa la fuente. porque no halla finalmente lo que busca» (Obviar Clément). Dios? Al no querer reconocer a Dios. Gigantesco Frank nos escribía: «Creo que es a Dios a quien buscaba en todas esas parejas multiplicadas hasta lo infinito. ¿Qué original el tremendo éxito del mercado del sexo? La loca necesidad de ternura que anida en el corazón del hombre. Se puede vivir sin saberlo. puro. el tiempo no cuenta: ¿plagio de eternidad? Pero precisamente hay que volver a empezar siempre. esa plenitud. es como si se soltara una fiera rabiosa.O. es de Dios mismo de donde viene todo lo que ese amor tiene de grande. soledad abierta al Señor Como somos tan poco capaces de movilizarnos por una gran causa humana. ¿Y si ese amor. Y en cuanto a Él.

Mientras tanto. Tienes deseo de hacerlo saltar todo. ¿Y si tú también dejaras a Jesús ofrecerse como el refugio de tu reposo. Tantas mujeres que debían vender su cuerpo para subsistir. gritas. el mayor de los sufrimientos es que nadie realmente recurre a ti. Para nada existes. No te arranca a un 35 . Conocerás las estaciones siempre renovadas del amor. sino rebosante de un amor que nunca ha hallado a nadie en quien pueda derramarse. demasiado herido para Dios. Buscas un compañero que esté a la altura de lo que exige tu corazón. Jesús quiere ser para ti ese primer amor con el que sueñas desde siempre.absceso de fijación de un mundo que se aburre. Llamamiento a los espacios infinitos. gritar forma parte del amor. para aflojar los músculos crispados del corazón! Confiésalo. Tu corazón no está vacío. ¿Será realmente colmado alguna vez? Tu corazón grita que está hecho para otra cosa que el dinero. un amor que nunca te han dado. ¿no? ¡Llorar. Y no lo encuentras. demasiado sucio. Mayor que el mundo. Todo conduce a él. Sí. Lloras. un amor que esté a la altura de lo que exige tu corazón. el horizonte del amor es ilimitado. otra cosa que el sexo. pero dando. lo han confiado ahora a su Señor para siempre. este mundo es demasiado pequeño para tu corazón. sea cual sea el aspecto de tu corazón o los azares de tu vida. Por esto todo deseo del corazón que no esté equilibrado por un inmenso deseo de Dios corre el riesgo de resultar decepcionado un día u otro. no puedes vivir sin apoyarte en alguien. Que él es mayor que sus problemas. gritar. hallar a alguien que sea digno de tu amor. Tal vez ajado ya. soñando siempre con un primer amor. No ve más que un solo punto. Sí. No cuentas para nadie. Tú estallas. ¡Nadie te necesita! No eres útil. ¡Qué amargo volver atrás! ¡Y cada vez te hallas aún más solo que antes! Mi corazón que sueña con un primer amor Quienquiera que seas. Llorar. Entonces todo amor hallará su profundidad. no eres necesario para nadie. Que se aburre por no saber dónde ni cómo emplear sus capacidades de amar: el campo visual se reduce. digno de tu fabulosa capacidad de amar y de tu entrega. Desesperadamente. su sabor y sus colores. donde quiera que estés. Nadie está nunca demasiado lejos. Entonces ¿para qué existir? En cada relación sexual es tu corazón el que grita: «¿Existo para ti? ¿Cuento para ti? ¡Dime que no estoy solo en el mundo! » Buscas arrancarte a tu soledad. el reposo de tu corazón? Tu corazón quizá esté ya gastado de amar mal. No eres irreemplazable para nadie.

le da una apariencia de primavera. 36 . los arranca a sus subterráneos. humaniza el amor.amor humano. lo lanza a pleno sol.

» Génesis 3. a un seísmo original: al primer pecado que originó todo lo que vino después. pero tan apasionante! Trabajo recreador. En todos los niveles ¡cuántos fallos posibles! Todos debidos. Entre la atracción del sexo y la transmisión de la vida puede producirse una trágica desconexión. Entre corazón y cuerpo. Entre sexo y persona. como se cura a la víctima de un accidente. pues sólo él la hace verdaderamente humana. por tanto. ¡Trabajo de larga duración. cómo precaverse. Cierta opacidad. O. 37 . asumir una sexualidad herida. estos impedimentos de la vida para saber cómo curarlos. Es fascinante dedicarse a hacer emerger el amor de sus caricaturas. Una sexualidad con fisuras. Entre alegría y goce.3. simplemente. en última instancia. que ha de reconstruirse como una casa siniestrada. brecha por donde el mal se volcó sobre el mundo. Entre sexualidad y genitalidad.. que debe curarse. La sexualidad debe ser orientada. cierta pesadez la alteran. Entre amor y fecundidad. 8-10 ¡Pero todo no es tan sencillo! Nuestra sexualidad no es ya transparente a la luz. a hacer brotar la vida de sus falsificaciones. Y entonces se ve como la sexualidad recobra poco a poco su integridad. Pero ante todo hay que mirar cara a cara estas enfermedades del amor. elevada e integrada por el amor. Una sexualidad degradada que debe restaurarse como se restaura un cuadro deteriorado. Librar a la persona de sus enajenaciones. EXTRAÑAS FISURAS: UNA SEXUALIDAD HERIDA Yahvé Dios se paseaba por el jardín a la hora de la brisa Yahvé Dios llamó al hombre y le dijo: —¿Dónde estás? Este contestó: «Te oí andar por el jardín y tuve miedo porque estoy desnudo. Debemos. como librarse de ellos..

en última instancia depende de un acto deliberado de consentimiento (cualesquiera que sean los compromisos con nuestra debilidad). Lo que. 1.. a través de lo negativo. Ver lúcidamente el mal hace presentir la limpidez de la belleza. Un movimiento sexual espontáneo es inocente si no se procura continuarlo para llegar hasta el orgasmo. No confundamos. eyaculación involuntaria y excitación voluntaria.. accidental. natural.. precisemos varias cosas (perdona los detalles. el equilibrio físico. Por contraste con estos ejemplos. cuando la voluntad no está alerta. ¡Y además. Parece inocente. 2. y más o menos profunda. LA MASTURBACIÓN: ¿MADURACIÓN O PERTURBACIÓN? El autoerotismo: ¿Un circuito cerrado? Es más una perturbación que una perversión. Como si él mismo engendrase el siguiente. masturbarse es menos grave. en efecto.Estas múltiples distorsiones nos hacen comprender mejor. como de una desventaja que no saben cómo superar! Me hablan como de una humillación personal. Mantiene las capacidades sexuales para ejercerlas mejor con los demás. 1. Ni se interroga: «Es inevitable. ¿Y quién no ha resbalado nunca sobre esta cáscara de plátano aunque sólo de pasada? Pero el problema está en que el acto puntual se multiplica muy fácilmente.). Y el hábito se adquiere tan pronto. Lo mismo si sucede en un duerme-vela. 38 . provocado. La masturbación implica un orgasmo deseado. Claro es que. ¡Cuántos me hablan de ella. Primero. se pondrá más de relieve el esplendor de nuestra sexualidad humana. es tan fácil y tan divertido! Uno lleva siempre consigo a todas partes un juego con placeres nunca gastados». Uno se hunde como en una ciénaga: cuanto más te remuevas para salir. pero para ser claro. hasta qué punto el amor y la vida son inherentes al misterio de nuestro cuerpo. por no decir benéfica. de manera inhabitual. por una debilidad pasajera. Su sufrimiento no debe tomarse a la ligera. más te encenagas. hay que ser preciso). el bienestar general.. (como las bebidas alcohólicas que cada vez se toman con más frecuencia. Ya ni se fija uno en ella. Es necesaria para el desarrollo psíquico. pues. No tenemos el derecho de sonreír o de fingir ignorancia.

Cuando la masturbación se convierte en hábito. ¿no es acaso un fenómeno de compensación frente a las decepciones? Te desquitas contigo mismo. pero de hecho encierra sobre sí mismo. te repliega en ti mismo. rechazarlo aún más lejos en su soledad. Rechazo y soledad que lo empujarán a evadirse en lo imaginario: la droga es la masturbación de lo imaginario. herido por los demás?: «Si los demás no me quieren. Pero encerrarse en un ghetto. se acobarda.. el deseo pasa. tan poco equilibradora? ¿Por qué no proporciona verdadera alegría. y a toda costa se busca olvidar. Se huye de una realidad demasiado dura. decepción ¿Por qué. La sexualidad —y por lo tanto todo tu ser— se desvincula de una persona a quien amar. la masturbación es tan poco gratificadora. ¿No sientes deseos de ella sobre todo en los períodos de soledad cuando no te sientes rodeado. Cuando hay otros contigo. de los educadores que ante un fenómeno importante de masturbación de un adolescente que se ha confiado a ellos. amado. ¿impulsará a volver a partir de cero? ¡Ay de los padres. es al joven a quien no toman en serio. una realidad que se teme afrontar. La masturbación parece sacar de sí. siquiera un momento. en fin de cuentas. puede retener tu impulso hacia otro. Cierran sus oídos a un grito. Trivializar el acto es marginar al joven. Y al no tomarlo en cuenta.. Otra forma de desprecio. Te refugias en un caparazón: el tuyo. En definitiva. 1. recuperación. y ¿quién sabe?. Finalmente. entonces uno se deprime. Te vuelve hacia ti mismo. te recuperas un poco. pero de una ternura imposible: cómo amarse a sí mismo sin caer en el narcisismo. yo al menos me quiero» (Sintomático: la practicas en los lugares y momentos en que estás efectivamente solo. cuando es satisfacción física? Y eso todos pueden afirmarlo.. en el egoísmo que es su hermano gemelo. En este caso 39 . 2. hacia otros. es una búsqueda —desesperada a veces— de simple ternura. lo abruman con reproches o sarcasmos! O tal vez peor: que quitan importancia al fenómeno.. padece. ¿Y qué sacas? ¿Qué retienes? ¿Un Ghetto para salir del punto cero? Alarma que señala haber sobrepasado un nivel de peligro. sino rechazado. por quien sacrificarse. Si es que no lo estimulan. y la masturbación la droga de lo imaginario. Y gozar de ti mismo acaba por hacerte difícil regocijarte de otro.Masturbación: compensación. o la vergüenza te lo impide). si son sinceros consigo mismos. a quien entregarse.

si la carne está demasiado excitada. y quizá la tuya. conseguirán alcanzar la verdadera madurez y podrán asumir una responsabilidad en las luchas más profundas de nuestro mundo» (Jean Vanier. pero en 40 . los órganos genitales no son el más divertido de los juguetes. más en el orden de cosas querido por el Creador. La inmadurez afectiva es el deseo de ser amado sin hacer el esfuerzo de amar y sin asumir ninguna responsabilidad respecto de otro.O.. Hombre y mujer él los creó).también hay que descifrar el S. La experiencia precoz de la sexualidad ¿no detiene acaso el proceso necesario para la maduración de la personalidad? Sólo en la medida en que los adolescentes luchen por la pureza del amor.. con goce físico por añadidura. Sofismas carentes de realidad Se oye decir a menudo: si la obsesión es demasiado violenta. es mejor pasar rápidamente al acto para poder aliviarse. porque eso sería más «natural». grita exactamente lo contrario: cuando tu corazón siente ternura ¿te pones espontáneamente a escupir? ¿Te da vergüenza sonarte en público? ¿Te acuerdas de cada circunstancia en que has tragado? Pero basta simplemente un poco de sentido común: saliva o lágrimas ¿puede hacer existir a una persona humana? ¿Puede salir de ellas una eternidad? No y no. Se oye decir a menudo que masturbarse es tan anodino como salivar o llorar. Los que la padecen viven en su cuerpo y en su psiquismo realidades que en verdad no pueden asumir e integrar. «La masturbación comenzada desde la infancia engendra el riesgo de encerrarse en una sexualidad genital orientada no hacia la comunión con el otro. Y para muchos es precisamente eso lo que justifica sus aventuras de cama: más vale evadirse en lo real que en lo imaginario. sino hacia el placer sentido sólo para uno mismo. ¿Pasaría entonces de la impureza la pureza de la imaginación? Eso supondría contradecir el realismo más elemental.S. Puede reforzar el miedo de la relación con el otro. Y sin embargo la experiencia. pues el acto a su vez va a provocar una nueva imagen: otra vez el círculo vicioso. Se oye decir a menudo que tener una relación sexual con un/a compañero/a es menos grave que consigo mismo. ¿De dónde viene ese temor de lo real que impulsa a la afectividad a girar en un circuito cerrado? La masturbación interrumpe la maduración Pues ésta supone la apertura hacía el otro y el enfrentamiento con lo real. En teoría tal vez sea cierto. el deseo demasiado exacerbado.

y el amor mucho menos oblativo que en la sexualidad sana (homosexualidad que puede dar la impresión de unir apertura al otro y placer egoísta).. la masturbación es seguramente un mal menor. En el que deberás aprender a respetar los ritmos de él. ESCLAVITUD? Cualesquiera que sean sus diferentes expresiones. Estás asustado y te preguntas si no sería mejor reanudar esas relaciones. Pero antes debemos ver aún algunos datos que conciernen a la impureza en general. que se halla anestesiada. convertida en costumbre. No vayas a creer que no podrás tener relaciones sexuales sanas si no te ejercitas la masturbación. Es posible que. la impureza se convierte en un atentado a tu libertad: ¡se convierte tan rápidamente en obligación! (un poco como el hachís o la marihuana: tobogán para la heroína). 2. sino a tu voluntad. Los veremos dentro de poco a propósito de combate. Y ahora has caído en la masturbación. El deseo ya no es deseo. al final escapa a todo control. Existen los medios de librarse de ello. Y que desaparecerá por sí solo en cuanto hayas encontrado a aquella con la que vincularás tu vida. eso dificulta la relación conyugal en el matrimonio. en la que la búsqueda de sí es mucho más fuerte. tu falta de respeto sólo te altera a ti: no hieres y no dañas a otro/a. Confirman lo que acabamos de decir. a veces renunciando a ti mismo. No te desanimes por ese fenómeno de transferencia que es una especie de compensación. tu propia satisfacción a los deseos de tu cónyuge. Ese riesgo. Muchas personas casadas afirman que sus relaciones no han planteado ningún problema.. aunque no habían conocido la masturbación. pero van mucho más allá de la masturbación propiamente dicha. se ha convertido en necesidad. 19 41 . ha terminado por desembocar en la homosexualidad. Se mete el dedo y todo el cuerpo va detrás. Al menos. Igual que esos patinazos controlados que se convierten en pasos conducentes al abismo. Y poco a poco viene la dependencia. en ese dilema. Y eso no atañe sólo a tu cuerpo. donde deberás posponer tu propio placer. hayas interrumpido las relaciones sexuales para prepararte de manera efectiva al matrimonio. ¿LA IMPUREZA = ENGRANAJE. Algunas veces la masturbación.realidad. 19 Alta dosis = Grandes riesgos Otros dos riesgos que examinar lúcidamente: si se convierte en inveterada. no es inevitable ni mucho menos. y entregarte tú mismo. claro está. animosamente. de ella. pero para amar mejor. Al comienzo se controla.

Se acaba por no poder pensar en nada más. Decepcionado porque a cada caída prometes no recomenzar y secretamente sabes que vas a reincidir. decepcionado de ti mismo por haber caído más bajo. pues nos ataca en ese punto neurálgico en el que se anudan las relaciones entre el alma. pero esa es la pendiente. Decepcionado por un adversario que te ha engañado. ¡Qué deterioro de una juventud! La impureza no es el pecado más grave.» Si le abres la puerta de vez en cuando. de no poder dormir. Pero poco a poco se instala en tu casa. la impureza se presenta a ti como un amigo: «Aquí estoy para servirte. nada orgulloso. Se le da vueltas en la cabeza al último acto vivido. se convierte en un invitado ocasional. para darte felicidad. el corazón y el cuerpo: en lo más íntimo de nosotros mismos. Ya no eres ni siquiera dueño de tus ojos. te consumes. se te escapa: reflejo condicionado. Te impone sus caprichos. incapaces de resistir. confiésalo. Imposible desalojarlo. Ahí peco contra mí mismo. ¡Es el dueño en tu hogar. ¡Terrible estrechamiento del espíritu! No vayas a decirme que no se refleja en la vida cotidiana. se escapa. ¡Y cómo te ha engañado! Te lanzas. Te conviene obedecer si no quieres represalias. Queda paralizada para el despliegue de sus demás facultades. El campo visual de nuestra imaginación tiende a reducirse. Y de lo más resbaladiza. como longitudes de ondas interferidas por una emisora pirata.El engranaje: ¡qué esclavitud! Como todo pecado. ¡La mirada lo sufre! Tu mirada va del rostro al sexo. ¿Casos extremos? Tal vez. Breve embriaguez y la tristeza después. pero en cierto sentido es el más perturbador. A pesar de hacer prodigios de buena voluntad y de voluntad simplemente. La obsesión: infestación de la imaginación La impureza se convierte fácilmente en obsesión. Se imagina el siguiente. ¡Y ni te das cuenta! 42 . La mente es parasitaria por imágenes malsanas. si no es el déspota! Cuántos me confiesan hallarse completamente sometidos a la dependencia de sus deseos sexuales. que te ha atraído con el señuelo de algo estupendo. Algunos han sufrido fracasos escolares a fuerza de tener esa obsesión durante horas. te arrojas y te hundes. Además. Se siente como Pedro por su casa. La impureza ¿no te deja acaso un gusto amargo — incluso un disgusto— algo así como las «resacas» después de la droga? Te sientes humillado. de dominarse y de elegir: no son ya libres para detenerse.

Con ello te percatas hasta qué punto la sexualidad no sólo compromete al cuerpo. nº 76.. lancinantes. sus imágenes. tal frescura. 3. Se puede estar obsesionado por el sexo sin sucumbir a él forzosamente..» Orientaciones educativas sobre el amor y la sexualidad. RESISTIR = EXISTIR «Los niños son atraídos por la pantalla de la televisión y perciben más deprisa y mejor que nadie las emociones y los sentimientos que en ella se expresan». con una imaginación inagotable: espiral sin fin. Juan Pablo II. sino a tu ser todo entero. 20 43 . Unas veces la imagen precede y provoca el deseo.En último extremo. vídeos. Intensidad tanto más violenta a veces cuanto que son actos contra natura. se te vienen a la memoria con tal impetuosidad. La imaginación está en connivencia con la memoria. El pasado revive en el presente. sin que se pase por ello al acto. si es que no provoca el acto. Lo imaginario y el acto están en constante interacción. La vista es excitación: presiona. nuestro Salvador puede limpiar nuestra memoria leprosa. Lo imaginario incita a la experiencia. Pero eso es raro. un deseo sexual espontáneo hace surgir fantasmas que a su vez incitan a ir más lejos. ni forma lo imaginario. es lo contrario: mientras que la imaginación está clara. Y con tal profundidad que nada puede desarraigarlo. explotan a fondo este hechizo. películas. pero ellos quedan clavados para siempre. 23-5-79. Daño irreparable que una actitud irresponsable puede causar. Nada como los actos sexuales para marcar la memoria con un hierro al rojo. Decenios más tarde. ¡Es pavoroso el poder de la imagen! Nada hiere la imaginación. Y sólo Jesús. ¡Cuántas connivencias tienen la carne y el espíritu! Rápidamente comienzas a imaginar quimeras sobre otros muchos trucos para variar o aumentar el goce. tal viveza como si fuera ayer. la imaginación puede ser desvergonzada. Muchísimos acontecimientos de tal o cual período de la vida pueden olvidarse. El sonido también contribuye con algunas músicas rock (algún concierto tiende a provocar el máximo de orgasmos). revistas. TV. «Quizá sea más perjudicial el material gráfico y audiovisual cuando presenta crudamente realidades sexuales para las que el alumno no está preparado y que provocan en él impresiones traumatizantes o suscitan curiosidades malsanas que los conducen al mal. Otras. ni alimenta las quimeras como las cosas vistas20. Lo oído es exhortación. Esos ojos que aclarar Imaginación y memoria se alimentan con la mirada. Roma 1983. La palabra es información: impresiona. Y la experiencia a su vez excita lo imaginario: círculo vicioso. lo visto es incitación y lo vivido es desolación.

» La sexualidad es mucho más fácil de dominar de lo que se cree.. sino como siervos de Dios. de sancionar la sexualidad. Afirmar que es tan compulsiva como el hambre y la sed es poco serio. Como se canaliza un torrente impetuoso para construir sobre él una central eléctrica. incluso entonces. Por débiles que nos sintamos ¿quién no puede dar un paso? En la impureza. «Habéis sido llamados a la libertad. pero es posible. Cuando la pasión triunfa por su vehemencia. La prueba: yo no he tenido relaciones sexuales desde hace un año. de contener. sino por el contrario de invertirla al máximo en el punto preciso en el que puede estar al servicio del amor y de la vida. ¿Podría igualmente abstenerme de comer y de beber durante el mismo período?» Compréndeme bien. Puede llegar a obnubilar nuestra voluntad. no se trata en absoluto de reprimir. Uno puede quedar como sumergido. no una necesidad. cuyos estragos hemos visto. como los de un torrente al derretirse las nieves. 19 años. la capacidad de un acto voluntario disminuye en proporción. Elegir libremente la lucha ya es un paso hacia la libertad. Sin embargo. no como quienes hacen de la libertad un pretexto para la maldad.13). Algunas desviaciones sexuales mucho menos irremediables de lo que se afirma. en el fondo del 44 . Francisca.. Es cierto que la abstinencia es muy dura de soportar. dice con simple sentido común: «El acto sexual es un deseo. Les prometen libertad. Evitando sus desbordamientos destructores. arrebatado por las pulsiones del instinto. «Seducen con las pasiones de la carne y el libertinaje.«Obrad como hombres libres. ¡Ante todo es una cuestión de libertad! ¡La verdadera! Liberarte de la esclavitud.18) Luego es una cuestión de voluntad: la decisión de luchar pone en juego nuestra voluntad. Los deseos sexuales son mucho menos compulsivos de lo que se dice. sólo que no toméis de esa libertad pretexto para la carne» (Gál 5. mientras que ellos son esclavos de la corrupción» (II Pedro 2. Orientar. dominar la energía sexual para hacer de ella una fuente de fuego y de luz: de amor y de alegría. el grado de la falta está relacionado con el grado de voluntad empleada.

No vayas a creer que una vez iniciado un movimiento sexual. Ha de hallar los sencillos truquitos que están a su alcance. Sin ningún control directo sobre ellos. ya en el cielo). a veces en lugares y momentos inesperados. busca compañía en vez de aislarte (si por la noche. Y tu paso provoca los suyos. Entonces. te respeta demasiado para eso. o al menos de desear no ceder. Tu colaboración y su intervención. un juego. Eso quiere decir: no te des nunca por vencido de antemano. Sois indispensables el uno al otro. piensa en todos los que te rodean sin que tú los veas: ángeles. Cada cual ha de preparar. antes de haber intentado algo para resistir. santos. Y de pequeñas victorias en pequeñas victorias. sus pequeñas técnicas de resistencia. Multiplica esas pequeñas victorias. y un momento de relajación y de distracción basta para que eso cese. ocupa tu mente. Para dar mil pasos. tú no puedes nada. y que da a tu voluntad tan magnífica ocasión de forjarse en una ruda escuela. toma un libro. A cada cual sus pequeñas técnicas estratégicas. sino luchar. recuerda las veces que ya has evitado con relativa facilidad una caída. incluso por muy poco. A menudo es difícil orar.. levántate.. El lapso entre ambos por breve que sea en algunos casos. Pero por otra parte. Por otra parte. que nada impedirá que llegue hasta el final.corazón queda intacta la posibilidad de no consentir. Y con frecuencia todo pasa sin más. Y sin Él. feliz de haberte probado a ti mismo que eras más fuerte de lo que hasta entonces creías. Y qué orgulloso te sentías. reza. con la experiencia. no hay nada que hacer. a menudo evitado. haz un trabajo que te interese. A menudo se puede estar próximo a un orgasmo. distráete. Por una parte. En una palabra. acabarás por salir vencedor (como el alcohólico que consigue privarse de un vaso. Cuando sea posible. Él espera el paso que tú eres el único en poder dar. pero que Él quiere dejarte darlo a ti. Él no hará nada sin ti. Esto en todas las esferas de la vida. luego de dos). es 45 . Eso es derrotismo y cobardía. Escuela de valor. para vencer la tentación. halla derivativos. ¡Lánzate. casi todo el tiempo el orgasmo puede ser controlado. Se producen por sí mismos. No capitules. alaba a Dios que ha puesto en ti tal desbordamiento de vida.. Cuando los deseos son tan violentos. Dos elementos que nunca deben separarse actúan en este trabajo de liberación: tus propios esfuerzos y la fuerza de Dios. los deseos sexuales naturales son en sí independientes de nuestra voluntad. haz que funcione tu imaginación! Cuando llega la tentación.. parientes o amigos.

Ahí puede uno ejercitarse en el dominio de sí mismo. etc. Limpiarlas de tanto polvo volviéndolas a colocar en plena Luz. de tus piernas. El redescubrimiento de la imagen religiosa ayudará a tomar conciencia de lo urgente que es reaccionar contra los efectos despersonalizadores y degradantes de eses múltiples imágenes que condicionan nuestras vidas. Si el motor está en marcha. Si no siempre eres dueño de tu imaginación o de tus órganos genitales.. Tú puedes mandar en ellos. Debes privarte radicalmente de todo lo que puede inducirte a la tentación: películas. exigente! ¡Apasionante! Es importante al respecto purificar nuestras miradas contemplando el Cuerpo de Jesús. Una táctica de conjunto Habitualmente. Percibir en su tranquila belleza el esplendor del rostro del ser humano. te cure.). ¡Ascesis ruda. En un momento debes poner en juego tu libertad de decisión. Emplea los medios para preservar la virginidad de tu mirada. En cuanto tus ojos vean de pasada una publicidad pornográfica o sorprendan una escena erótica. Si acaricias a víboras. en la publicidad y en los medios de información. ten el coraje de desviar la mirada inmediatamente. Y sobre todo. ¿cómo no van a picarte? Sabes lo que puede hacerte caer. Ahí se juega el consentimiento o el rechazo. ese rostro odiosamente caricaturizado por nuestros medios de comunicación de masas. emisiones. No la dejes vagar. por ejemplo. emplea esos pequeños medios sencillos que están siempre en tu poder para evitar provocarte tú mismo o provocar a los demás (algunas posturas. de tus manos. Es en él donde refleja más fielmente la claridad virginal de la Faz del Señor y su Madre. Ante una imagen la Santa Faz.. lo eres de tus ojos. no olvides que tú controlas la corriente que lo alimenta. mensajes. actitudes o movimientos de gimnasia21. recurrir a la oración y a los pequeños medios sencillos que están a su alcance. deja que la dulzura de la Faz de Jesús se adueñe de ti. ¡La Cena de Jesús cura de las escenas obscenas! Mirar también con frecuencia y por largo tiempo esas imágenes. alimentos afrodisíacos. el deporte son excelentes derivativos. Estos no se mueven por sí solos. Sé fuerte contra ti mismo. en general. Conoces tu debilidad. Sé sincero contigo mismo. vídeos. ¡Lánzate a hacer deporte! 21 46 .precisamente la tronera para el combate. Por el contrario. pantalones demasiado ajustados o minifaldas. déjate seducir por la más viva y más bella de las imágenes: el rostro de un niño. carteles. una sana gimnasia o.

Debes saber que cada compromiso abre brechas. Tu deseo. Y resistir ¿no es existir? Una prueba de habilidad más apasionante que el descenso directo Nada nos hace más fuertes que ese combate.No un ordenador sino un gladiador Esos medios existen. ¡Tú no eres un ordenador sino un gladiador. Sé que no es fácil. Arrastra —brutal maremoto— todos nuestros deseos resoluciones y las intenciones más firmes. no son infalibles. desde dentro. Hoy día amar parece realmente un combate. Mi cuerpo me programa en el espacio y el tiempo. hallarás la fuerza y el entusiasmo por una vida pura. Tengo el poder de jugar con los datos brutos. menos fácilmente se resiste. Eso le da aún mayor valor. origina fallas. Y el slalom es más deportivo que el descenso directo: con él ejercito el dominio de mi cuerpo. Hay en nosotros tantas complicidades que nuestra voluntad misma está en connivencia con nuestra extremada fragilidad. tus conspiraciones internas. precondicionado. El hecho de ser alertado siempre y por doquier. Y que cada caída es una grieta en nuestras murallas. Nunca estoy preprogramado. en que la pureza debe adquirirse en reñida lucha. El combate por permanecer en la Luz exige hoy tanto. Se va a la tronera. Estar alerta (ojo avizor) y ser persona alerta (suelta. ¡Que el soplo del Espíritu Santo fortifique. ágil). nuestra voluntad. No se deben dejar para mañana. de dominarlos. Luchar en la esfera de la pureza. Cuanto más fácilmente se cede. Que te forma como hombre o mujer libre y dichoso. Desde luego. Te equilibra. Y a menudo la debilidad triunfa. un luchador. Es el precio que hay que pagar si no quieres quedar plantado. pero es también el terreno mismo en el que adquiero mi libertad. de desbaratarlos. que es magnífico terreno en el que ejercer el libre dominio de sí. Con el alma despierta. con tanta frecuencia debilitada! 47 . En el contacto frecuente e íntimo con el Señor. ¡Y qué tesoro te preparas en el cielo por una victoria conseguida. te forja. Están al alcance de la mano. te estructura. Imposible arrellenarse en un sillón. por mínima que parezca a tus propios ojos! Nada mantiene tan joven como una actitud de lucha. un soldado de la Luz! ¡Qué apasionante es luchar! Gracias por vivir en una época en que somos agredidos sin cesar. nos fortalece en todas las esferas. Como un esquiador en la prueba de habilidad: los obstáculos se transforman en otras tantas victorias. Barridas de golpe. Y son cosas que no se ordenan. tu voluntad. Eso nunca es automático. volverse comodones. y sobre todo la gracia de Dios: todo está en juego en este caso. obligan a estar siempre y por quieren en pie de guerra.

Para volver a partir de cero; no mires el retrovisor Si sucumbes, no te espantes. Lo peor no es derrapar, sino quedarte en la cuneta... ¿Has resbalado? No te dejes llevar. No te sientas abrumado ni abatido. ¡Vuelve a coger el volante! No mires de reojo el retrovisor (no te deleites después de lo hecho con lo que has hecho). Vuelve a tomar la carretera. El desaliento que viene después es más pernicioso que el acto mismo. Debilita un impulso, rompe un dinamismo. Aplasta contra el suelo. Aprisiona la alegría. Cristo está allí, sí, en ese instante preciso. Te tiende la mano, para levantarte, para ponerte de nuevo en pie «Un santo no es el que no cae, sino el que siempre se levanta», Santa Teresa de Lisieux. Cristo te hace la misma pregunta que hizo a Pedro después de que éste lo negara, cuando ambos se encuentran al amanecer a la orilla del lago: «¿Pedro, me amas?» Las caídas por debilidades, presionado por la pasión, como Pedro lo estaba por el miedo, no afectan el fondo mismo de tu amor por Cristo. Él lo sabe. Espera que se lo digas. Con simple impulso de tu corazón, arroja todo en su Corazón. En efecto, todo lo que lastima el amor traspasa su Corazón. Todo que degrada el cuerpo, hiere su Cuerpo. Todo lo que rechaza luz, aleja de sus hermanos. Sobre todo, reza. Confíate a la Purísima Madre de Dios. Contra ese cáncer, pasa las cuentas de tu rosario. Confía en los Santos que el Señor ha arrancado de la impureza. Numerosos santos fueron grandes libertinos antes de que Jesús los convirtiera en seguidores suyos. San Agustín (que tuvo un hijo ilegitimo). Charles de Foucauld, cuya fortuna dilapidó en los clubs nocturnos. Ambos es convirtieron hacia los treinta años. Para Dios, lo que cuenta no son los errores, los deslices, sino que se persista en la lucha. Nuestros deseos, nuestras resoluciones ¿no son actos en germen? Caer no es grave si se cae subiendo. Cero siempre puede ser un punto de arranque Si eso está muy arraigado en ti, si es ya una vieja costumbre, busca entonces con un hermano sacerdote o algunos fieles, bajo mirada del Señor, las causas —cercanas o lejanas— que puede haberlo originado. Con frecuencia se debe al primer despertar de la sexualidad física, en la pubertad; la primera experiencia mal aceptada. Es como un «fallo» del que uno no se ha rehecho aún. Entonces pide a Jesús que venga él mismo a curar esta herida de tu infancia o de tu adolescencia. Y si eres presa de una costumbre que te parece inveterada, te lo ruego: no digas nunca «no me libraré de ella». Lo peor de todo es creer que es 48

irrevocable, irreducible, irreversible. Son legión los que han conocido este problema durante años. Y hoy apenas lo recuerdan, habiéndose librado de él un buen día por una especie de merced imprevisible, o bien a la larga, poco a poco, con reincidencias cada vez más espaciadas. Aquí es donde interviene con tanta fuerza la terapia de la Eucaristía. Volveremos a ello antes de terminar. Pero hemos de decir esto por el momento: de perdón en perdón, de recuperación en recuperación, lentamente, acabarás por librarte de ello22. Poco a poco, Jesús evangelizará tu capacidad de amar, la liberará del eventual instinto de posesión, de goce, que podría mancillarla aún. De Él aprenderás a dar la vida en vez de transgredirla. Te hará descubrir tu propia belleza, la que está escondida en el fondo de tu corazón. Entonces será menos loca el ansia de correr tras de bellezas reales, cierto, pero tan engañosas, tan a menudo decepcionantes. ¡Y tan hirientes, tan hirientes! Ese rayo láser que da luz Entre los que se deslizan hacia la impureza (bien sea en el matrimonio o en el celibato), los hay que caen por debilidad23. En este caso, ellos son los privilegiados por el amor de Dios, porque son los hijos del perdón de Dios, si quieren abrir a él su pecho. Y hay los que pecan contra la luz por principio. Se justifican ellos mismos, se crean una filosofía, incluso una «teología», difunden toda clase de teorías para justificar desviaciones y vagabundeos. Eso no tiene remedio, pues no hay siquiera recurso al perdón, ya que no se sienten pecadores. ¿Qué hacer de un Salvador? ¿Ser salvado de qué? El pecado es un mito. Todo es natural. Todo es bueno. Para ellos no hay esperanza más que en el arrepentimiento. ¡Arrepentirse o perecer en el pecado! ¡Pero qué alivio al reconocerse por fin pobre y pecador! Uno se siente sincero. Coincide consigo mismo. Deja de hacer teatro. Pienso en tantos jóvenes sexualmente hastiados que han podido curarse. Han dejado que salga a su encuentro un amor a la altura, por fin, de las exigencias de su corazón. Se han curado por Amor. Se han dejado lavar por
La castidad de los jóvenes como preparación adecuada a la castidad matrimonial, será una ayuda decisiva para los esposos. Hay que distinguir entre castidad y continencia La continencia es el hecho de abstenerse completamente de actos sexuales. La castidad es el espíritu en que se vive la propia sexualidad. Incluso las relaciones sexuales de los esposos deben estar mercadas por esa luminosa y gozosa castidad.
22

Hay que decirte que los pecados de orgullo, de odio, de egoísmo son, en general, mucho más graves.
23

49

la Sangre de Dios, purificar por la Mirada de Jesús. Esa mirada está puesta en todo momento en ti, como sobre Pedro en el momento de renegar. Puedes apartarte. Puedes no darte cuenta nunca. Infinita decepción para Él, triste sin nombre para ti. Pero puedes también volverte, dejar que esa mirada de dulzura inimaginable entre en ti y descienda hasta los recovecos más secretos de tu vida. ¡Sus ojos son un rayo láser! De tal intensidad que es capaz de operar quirúrgicamente. (Los desprendimientos de retina se curan ahora con láser: ¡la luz devuelve los ojos a la luz!) Por purulentos que sean tus abscesos, no vaciles en ofrecerlos a ese láser de la Mirada de Jesús. Él descifrará la música secreta de tu corazón. El perdón es el más humano de los sacramentos. He perdido una batalla, ganaré la guerra Muchos jóvenes y muchachas pueden dar testimonio de ello. Creían que permanecerían para siempre encenagados, pues no sabían cómo salir de ese atolladero, y ahora están libres. Felices y orgullosos de estarlo. ¡Sí, uno puede librarse! «Lucho con furia, mas no siempre con éxito: cuando Satán tiene una presa, no la suelta fácilmente. ¡Señor, qué duro es librarse de tal enfermedad, de tal mal! Quedan los recuerdos, los hábitos, las tentaciones, las recaídas, etc. No ya cuando no se hace nada en contra, sino cuando uno quiere librarse, ese mal no nos suelta. Pero hay algo seguro: Él está Vivo, y por tanto, Vencedor. Pase lo que pase, Él ha ganado ya. Por eso, un combate así es una buena escuela de humildad, de esperanza, de confianza, de abandono, en fin. Los momentos más difíciles corresponden en efecto, a aquellos en que me creía fuerte... siempre ese maldito orgullo. Pero ahora ya no digo: "Estoy salvado". Digo: "Dios me salva y me guarda". Y realmente, cuando me hallo más o menos voluntariamente (debo reconocerlo) en situaciones peligrosas, mis ángeles guardianes hacen que la situación se solucione. Antes, esta protección me ponía nervioso y me humillaba. Ahora, alabo al Señor y la busco. ¡Qué alegría sentirse amado así y respetado! Y que lección de caridad y de compasión esta debilidad "a flor de piel". Para compartir los sufrimientos y las flaquezas de los demás, nada hay mejor que ser uno mismo débil y enfermo. En definitiva, me hallo con un corazón herido — y desdichadamente, mancillado —, pero su Misericordia lava y venda mejor que nada. ¡Alabado sea el Señor!» 50

pero el que se resiste a la impureza. Pero no por sí misma. pero puedo atestiguar que sólo Cristo. la tentación es grande. especialmente mediante los Sacramentos de la Reconciliación y de la Eucaristía. el cristiano debe mantener la lucha contra sus poderes destructores. Además. En este sentido. De día en día. Ámala por amor de alguien.Felipe. El diablo la ha emprendido con los jóvenes desviando sus placeres y sus necesidades de amor. muy duro. por supuesto. heroísmo estéril. Hay que llegar a serlo. Claro está que el instituto. me siento llamado a ir hacia esos pobres que no se tienen suficientemente en cuenta: los maníacos sexuales. El simple hecho de desearla es ya un primer don. a quien pertenece tu cuerpo en primer lugar. sentirá gran dicha y alegría. se amase). eso sería insostenible. Primero del Señor. Ama pues la castidad. Y si ha dado ese deseo. 19 años Y si a ti también te han curado. te han librado de ese demonio de la impureza. Eso sería estoicismo. debes saber que la castidad es un don gratuito del Señor. Sí. Hay que pedírsela a Él sin cesar. no temas proclamar a tu vez el poder del Señor. No se es casto. sé que es duro. No puedes mirar a un lado o a otro sin ver besarse a "parejas" que tratan de demostrarse su amor (como si ya con sólo besarse. No se reduce a un buen dominio de sí mismo. como por una fidelidad anticipada. 23 años (acaba de abandonar su homosexualidad) «En cuanto al combate contra la impureza. 51 . de afecto y de amistad. de ayudara otros a hacer suya la victoria de Cristo: «Y si tuviera la dicha de ser ordenado sacerdote. acabará por dar la realidad. Yo lo he sido y llevo aún los estigmas.» Juan Bautista. puede transfigurar esas heridas y santificar nuestro cuerpo. Pero también por amor de tu futuro esposo (esposa) y de tus futuros hijos. y aún más con el comienzo de la primavera y el buen tiempo.» Francisco La gozosa castidad: una fidelidad anticipada En fin. la castidad amorosa es caridad. Y me atrevería a decir.

libertad. Ahora tenemos que entrar en una esfera en la que se comprueban también las heridas de una sexualidad accidentada. o si causo la impresión de no respetarte. asumirla como un impedimento irremediable. corro el riesgo de herirte. Aunque su lectura pueda ayudar a comprender a sus hermanos y hermanas homosexuales. Y sin embargo ¿cómo voy a callarme? ¿Cómo voy a hacer como si ignorase lo que te sucede? ¿Cómo olvidar que en torno tuyo hay toda una masa. He vacilado mucho en insertarlo aquí. hacer resueltamente un volumen aparte. cada año más numerosos? ¡Tantos de vosotros habéis venido a confiaros a mí con sencillez y sinceridad! Esperáis amor y verdad. esperando hallar en ella tu plenitud sin problemas. tan íntimas! Tiemblo de abrir heridas. sufrir como de una enfermedad que crees incurable. pero también hay que ser lúcido y objetivo. despertar recuerdos tan dolorosos. Tiemblo de hacerte daño. 1. puedes rechazar admitirla. Este capítulo es mucho más largo que los demás. Al hablar. Pablo. hay que desdramatizar todo lo posible. Razones inciertas. Bernardo o Chantal. desarrollándolo. O estar satisfecho con ella como con un equivalente legítimo de la heterosexualidad. preguntas a centenares Tu tendencia homosexual te puede parecer una secreta humillación. Al callar. Pero en vista de la importancia creciente de esta desviación. de decepcionarte. era imposible no tratarla aquí. Pueden «saltar» el capítulo. 52 . Silvia. Habría podido colocarlo al final del libro o. Pido disculpas a quienes no les atañe. aunque sea evidente. perdóname de antemano si mis palabras son torpes o impropias. ¿LA HOMOSEXUALIDAD: DIFERENCIA O DESVIACIÓN? DE AHÍ PUEDE NACER UNA ESPERANZA A ti que estás afectado por la homosexualidad ¡Tiemblo al tocar cuestiones tan delicadas. centenares de millares. Pues esperas una palabra de verdad. fidelidad y no puede ser sino apaciblemente gozosa. de no comprenderte. Sí. El «no» a la impureza no es más que un «sí» al amor. 4. Una esfera que abarca a un número creciente de seres: la homosexualidad.

tu inclinación homosexual puede estar simplemente relacionada con la fase de la pubertad. 53 . es el otro sexo el que empieza a atraerme!» La homosexualidad no habrá sido más que un paso transitorio. un paréntesis. eso se llevaba en silencio. O más simplemente. y eso desde siempre. Pero relativamente pronto se precisa y se hace exclusiva. y que desde entonces ésta se haya orientado en dicha dirección. En una primera etapa. ejercido ya. o simplemente preferencial. se busca. la pregunta: ¿será estructural? ¿Irreversible? ¿Irremediable? En ambos casos. Muchos chicos de 12 ó 13 años pueden estar enamorados de su profesor del mimo sexo. como puede haber tendencia sin pasar el acto). no te importe: eso pasará por sí solo. Tantea. ya de una manera más frecuente y habitual. o incluso antes. ¿Paréntesis o prótesis? ¿Ocasional o estructural? Si tienes entre 15 y 20 años. ya de forma esporádica y como de paso. O bien eso puede ser mucho más profundo. es frecuente que la homosexualidad sea ambivalente: atraída hacia uno u otro sexo. ahora se puede hablar de ello con gran sencillez. Todas las visiones van en esa dirección. lancinante. La tendencia homosexual de la pubertad es un proceso psicológico normal en la evolución hacia la edad adulta. Es una inmensa ventaja. o con un período prolongado de adolescencia. Tienes la impresión de que forma parte de tu propio ser. Si tal es el caso. hasta convertirse en una costumbre difícilmente desarraigable. el de una fase transitoria o el de un enraizamiento profundo. difícilmente controlable (puede también haber acto sin que exista verdadera tendencia. duradero. confesarlo sin rubor. eso puede no pasar de ser una tendencia menor. Ceder a una tendencia significa correr el riesgo de quedar aprisionado por ella. También puede haberse practicado. como una vergüenza inconfesable. de verdadera información en ese período de ambivalencia. como arraigado en la hondura de tu ser. No hay que llegar por eso a la conclusión de que se es homosexual.Antaño. Y eso. Entonces surge. puede deberse a una falta de esclarecimiento. Es posible que esa primera tendencia esté relacionada con un acto cometido o sufrido con el despertar normal de la actividad genital. y a veces sin que te des cuenta siquiera hasta después: «¡Anda. una inclinación. si no lleva vinculadas connotaciones sexuales y si es sobrepasado después.

Al rechazar ese arquetipo que se les impone como única manera de ser hombre. A veces es imposible reconocer por la cara si se trata de un muchacho o de una chica. En una palabra: los afines se reúnen y se aíslan de los demás. se los margina. despersonalizado: el hombre se afemina.. de delicadeza. Vivimos en un mundo que recusa. condicionarte. todo es igual. marcarte. Cultivan y se dejan atraer por esa especie de dulzura. se desconfía del que es totalmente Otro: Dios.. En tales condiciones. medio familiar— y finalmente. el impedido. Rechazan ese modelo masculino caricaturizado. el adulto adula al adolescente. Pero es bueno tomar rápidamente conciencia de ello. Es ejemplo típico: el que muchos jóvenes del mundo occidental (incluido el Japón) hayan idolatrado a Michael Jackson. Se imita. Incluso. Mientras que todo hombre tiene. Se envidia el sexo del otro y se le imita trasvistiéndose. Nos apartamos del que tiene otro temperamento —carácter. se le ve como anormal. Y en primer lugar. En último extremo. de sentido estético que caracterizan a muchos homosexuales. Mundo del que ha sido borrada incluso la diferencia en hombre y mujer. como las mujeres. anonimizado. Se limita. Atrae la copia. En ese mundo duro y brutal hay hombres que rechazan esa violencia masculina. con ribetes de bestia que no tuviera más que deseos. inconscientemente. otro sexo. No se le tolera más que identificándolo con el hombre. Nos apartamos del que es distinto: el extranjero. necesidad de ternura y de afecto. El niño imita al adulto.. 24 54 . el punk. el medio ambiente ha podido influirte. La norma: lo que yo soy. El ideal es en andrógino24. Se confía en coincidencias que generan mutua simpatía. impuesto sin cesar por la publicidad: el macho supermusculoso.. Donde todo está estúpidamente nivelado. ¿cómo podrías saborear los dones respectivos. rechaza o teme la diferencia. que se hizo tres operaciones de cirugía estética para tener una cara precisamente andrógina. las gracias complementarias? ¿Cómo podrías percatarte del equilibrio que el otro sexo te aportaría? En una palabra. llegan hasta a rechazar su masculinidad. a veces contradictorios. Se buscan las complicidades naturales. la mujer se viriliza.¡El sexo es tan complejo! ¡Qué de elementos diferentes. han podido interferir en el nacimiento y el desarrollo de esta tendencia! A) Factores de sociedad: ¿Un mando sofístico? Independientemente de lo que seas. negando esa Condición divina de un Más Allá.

B) Factores personales: ¿Amor en cálido invernadero? En esto. Haber sido sodomizado muy joven (caso trágicamente frecuente). evanescente o del todo ausente (de una generación en que el padre eludía su deber. a ironía que con frecuencia dejan huella para toda la vida. todo «fallo» en lo concerniente a la sexualidad da pie a burlas. tal vez no hayas conocido nunca a tu padre. Si la pubertad se ha vivido mal. no sospechas tal vez la realidad de la ternura de un padre o de un hombre en general. Quizá busques entonces —desesperadamente— ese elemento masculino del que has sido privado. Entonces. ¡cuántos imponderables pueden intervenir! ¡De cuántos elementos has podido ser juguete! ¿Atavismo? ¿Herencia? ¿Equilibrio hormonal anormal? ¿Es constitutivo o requerido? ¿Biológico o sociológico? En todo caso.. El miedo a todo ello puede originar la huída de esa necesaria iniciación al lenguaje del Amor que es la sexualidad.. que pondera explícitamente la homosexualidad. Tú has podido ser la víctima inocente de tantos anuncios publicitarios. se trata desesperadamente de revivir mejor esa etapa fallida. Mundo en el que todas las sensaciones forman parte de las experiencias que deben haberse tenido. Busques «vengar» a un padre despreciado por una esposa 55 .. todo paso en falso.Carácter repulsivo para unos. de clips o de películas en las que las incitaciones sin equívoco han podido venir a añadirse o despertar esas latentes complicidades de las que todos somos portadores. se admite más fácilmente su falta de experiencia en la materia. si no fuera como una usurpación de lo que es especifico de la feminidad. en fin. débil. Mundo en el que no se perdona al muchacho no haber tenido experiencias sexuales. Pero no así en el muchacho: ¡un hombre virgen es más que ridiculizado! Además. o sólo a un padre lejano. como una excelente alternativa de la heterosexualidad.. atractivo para otros. de vídeos. que es más pasiva en el acto amoroso (pasivo no tiene nada de peyorativo). Muchacho. con camaradas o amigos del mismo sexo y por eso saber muy poco del opuesto. que formaría parte de su encanto. por la tangente de la homosexualidad. multicausal. Muchacha. no asumía sus responsabilidades). en la adolescencia sobre todo. Haber vivido sólo en hermandad. Mundo.. Revivirla con otro.. «El otro» suele ser más benevolente ante la torpeza de lo que lo sería una muchacha. En la mujer.

Con la homosexualidad nada hay que temer. «¿Y si no supiera comportarme. tal vez. desavenencias. Y.. donde es agradable estar juntos y ser semejantes. el miedo de volver a hacer la experiencia. a pesar de todas las eventuales precauciones para evitar cualquier tropiezo. Y ésa es entonces tu reacción contra el elemento femenino que te ha vejado. O bien has tenido padres que soñaban con que fueras del otro sexo y te hacían representar el papel de ese chico o de esa chica que tú no eras. tantos 56 . Finalmente ¿no es una necesidad de seguridad? Lo distinto hace sentirse inseguro. Un terreno en el que se hace un cálido invernadero. del descubrimiento. En otros. traumatizado.. ¡qué complejo es el sexo! Tantos acontecimientos de nuestra existencia. El miedo. que espera de ti lo que su marido tal vez no le da. La causa es cierta timidez que fácilmente se transforma en inhibición. la novedad. lo desconocido. diferente de ti en todo. de tensiones y. el miedo del choque de caracteres. miedo confuso... el miedo. dada la ausencia del padre). desestabiliza. ¿La homofilia será infantil? También puede ser. Miedo egoísta de perderse un poco. No eres un hombre de veras (o una mujer)». Con una pareja de tu mismo sexo. El terreno conquistado es terreno conocido.. de la novedad. te repliegas y buscas abrigo en el mismo sexo. si las has sufrido en tu familia.que se ha hecho demasiado dominadora (por verse obligada a usar de autoridad. O bien. después del fracaso de un primer amor. Busques distanciarte de una madre posesiva. Pero al mismo tiempo te privas de ese rejuvenecimiento constante que implica el descubrimiento. será el miedo de asumir el riesgo de procrear. tantos elementos de nuestro medio familiar y social. ¿La homosexualidad te habrá hecho prisionero del miedo? Sí. ¿Tal vez no hayas visto nunca una pareja en la que el hombre y la mujer se equilibren armoniosamente? O también puede suceder que en una relación heterosexual hayas sido despreciado por tu pareja: «¡No sabes cómo hacer! Eres incapaz. Obliga a superarse. Cápsula hermética en la que uno acaba por asfixiarse.. sabes de antemano lo que va a pasar. cuales serán sus reacciones tanto fisiológicas como psicológicas. el miedo al largo trabajo que exige el amoldarse a otro. miedo difuso. O simplemente. o en un complejo ante el otro sexo. qué iba a parecer? Es demasiado para mí». al menos por ese lado. También interviene el miedo de lo desconocido. de deber olvidarse a sí mismo para complacer a una persona diferente.

Hay que establecer. exclusiva si no agresivamente homosexuales. pensando que no hay adulterio. Y no de los que la practican por pura (por decirlo así) perversidad. y con hijos. Y cómo resolver mejor esa situación que tú no has elegido. Lo que cuenta es quien eres hoy. soñando con poder alcanzar la plenitud en una sexualidad normal. Esa situación que sufres. poco importan las razones precisas. por no decir que la preconizan. puesto que no engañan e su esposa con otra. por curiosidad malsana. una moda. pues. No te preocupes. aunque están normalmente constituidos y tienen. la provocan por todos los medios —directos o indirectos— hasta en los niños. En efecto. han podido pesar y a veces varios a la vez. 25 57 . aunque el solo pensar en una relación heterosexual les disguste o espante.. Hombres casados «invitan a otros hombres. Repercuten en nuestra vida. Verdadera afrenta para todos los que sufren dolorosamente una homosexualidad involuntaria. la promueven. experiencias o consecuencias.. Pero finalmente. pues si te hallas perdido. incidencias. durante les ausencias de su mujer. Eso es tanto más indignante cuanto que su vida sexual puede muy bien alcanzar su pleno desarrollo en la heterosexualidad25. Capricho de lujo. Esos factores y tantos otros más. desde luego. Y tal vez ninguno de ellos. de un goce más. Según Xavier Thévenot. cuestión de divertirse y de vivir experiencias. la programan. cada vez son más numerosos los bisexuales para quienes se trata de un capricho de lujo. arrebatados por el Sida. Y sólo Dios sabe todo de lo que somos. relaciones heterosexuales. Doblegan nuestro amor. mayor injusticia En las páginas siguientes hablaré a aquellos y de aquellos que practican la homosexualidad a pesar suyo. 84% serían solteros. tratan de no ceder. además. Cuestión de moda. la diferencia capital entre los que viven o soportan una homosexualidad no deseada y los que la eligen libremente. Un joven me decía que le mayoría de sus parejas callejeras estaban casados. un modo de vida y de pensamiento. culpables a veces de homicidios involuntarios: ¡cuántos jóvenes e incluso niños. De éstos se puede decir que son criminales.factores de nuestra psicología parecen entrecruzarse misteriosamente. y nada más. a la que algunos de ellos. con esfuerzos heroicos. Creando o favoreciendo toda una cultura. 16% casados (referencias éticas). Poco importan las influencias.

desestabilizado. llevabais solos esa pesada carga. a los catorce o quince años ya me hacíais esas preguntas terribles.. Le Sarment. A veces han hecho falta meses y años para rehacerte y para admitirlo.. En cualquiera de los casos has comenzado por ser perturbado. Antes de terminar por resignarte y asumir.simplemente por haber sido un día víctimas de irresponsables en busca de placer! Problemas demasiado pesados para cargar con ellos solo Homosexual. colección (Jeneusse-Lumiére).?» Una noche. Silvana. A veces eso te sublevaba. Testimonio en: (Ivre de vivre). Os sentíais abrumados. Durante más de quince años se prostituyó. vuelve desesperado a su casa.. excluido? ¿Cómo confesar que no puedo casarme? En una sociedad mayoritariamente heterosexual ¿tendré porvenir profesional? Si mi orientación sexual se supiese. precoz o no. las preguntas se duplican: «¿Soy pecador? ¿Por qué Dios me ha hecho así? ¿Seré rechazado por la Iglesia? ¿Hallaré una comunidad cristiana que me integre tal y como soy? ¿Podré vivir el Evangelio sin compromiso?» Y en lo más profundo se declara una crisis de identidad: «¿Soy normal? ¿Culpable? ¿Estaré condenado a no poder desplegar verdaderamente toda mi capacidad de amar? ¿Guardaré toda mi vida esta herida?26» Eric. Progresiva o brutalmente: bajo el choque de una emoción o de una experiencia. 58 . Cada noche lo despertaban sentimientos de angustia: «¿Quién soy yo. ¡Cuántas preguntas han afluido entonces a tu mente! «Si mis padres lo supieran ¿dejarían dé quererme? ¿Cómo hacérselo comprender sin palabras? ¿Hasta dónde esconderlo? ¿En mi familia. mal que bien. Siente una Presencia muy cerca de él. Adivina que es Jesús. Demasiado pesadas para vuestros débiles hombros. Comprende entonces que no está perdido. Al menos. ¡Desesperadamente solos! 26 Conozco a un chico violado a los 11 años por compañeros suyos. tu condición. No teníais a nadie a quien confiaros. Acabó por hacerse fraile. ¿me pondrían en la calle? ¿Tendré que verme en ghettos? ¿Vivir en la clandestinidad?» Si eres creyente. Juan Carlos. durante años. A veces.. cuando te has percatado de que todos no eran como tú. Fayard. y presentías que algo no iba bien. seré rechazado. Muy pronto o ya tarde. un día descubriste que lo eras.

2. No te culpabilices. Los recibes como una herencia injusta. Y si éstos efectivamente te condenan y te marginan. ¿Qué hacer con todo eso? ¿Cómo hacer? 2. De amarte tal y como eres. ni marginado por los hombres. cambiar vuestros órganos genitales. Tú llevas en ti. no proyectes su actitud en la de Dios. Rejean. los actos que pueden acompañarla son malos en sí. Tú no eres lesbiana u homosexual. para abrumarte. una tendencia homofílica. os sentís mal. habéis optado por una solución draconiana. os habéis hecho «transexual». 59 . Tú pagas las consecuencias de determinadas situaciones. conflictos. mentalidad. No has hecho nada para ser homosexual ahora o más tarde27. para libraros de ello. el acto de robar. No te consideres condenado por Dios. Pagas el pato. Tú no tienes efectivamente ninguna culpa. al menos las apariencias. Os halláis entre dos aguas. ¡Ni 27 Aunque la orientación no supone culpa en modo alguno. sino acoger y curar Ahora déjame que te diga varias cosas: 1. una especie de esquizofrenia estética. vivís como trasvestidos. en vuestro cuarto de Montreal ¡qué angustia leía en vuestros ojos cuando me preguntabais si debíais operaros! ¿Conseguí disuadiros de lo irreparable? El peso de esas preguntas tan abrumadoras ¿no es el de los problemas. Iván. ambiente y de los diferentes factores de que acabo de hablar. desviaciones ajenos a ti? Pues son de la sociedad. Muchos. o simplemente iniciado muy pronto. (Lo mismo que. pero en vuestro fuero interno. Y de amarte aún más por estar herido. Él no deja de amarte. Algunos de vosotros. sentís que es un doble juego. por favor. Pero entonces ¡cuántos no consiguen jamás rehacerse ante lo irreversible! Eso no ha solucionado nada y ahora es demasiado tarde. envenenada. de tu entorno. Has podido ser víctima de una agresión. Sabe lo que eres. Silvano. como algunos quisieran. una alienación. Tú pagas las consecuencias. o de incendiar si se trata de un pirómano).Y os queda un malestar. Pero tu ser profundo no se reduce a eso. Al precio de una costosa operación. Ni reír ni aplaudir. Eso con gran estupor si no es con honor. No eres culpable ni pecador por el simple hecho de esa orientación. tratándose de un cleptómano. ¡Atención al matiz!). en efecto. de tu familia. Y aún más: quién eres. Ahora es así y no puedes hacer nada (no digo: nada más. sin llegar hasta ese extremo.

¡Mucho más tú!28 3. Nadie puede reprocharle o reprocharles esta enfermedad.. más verdadero que tu orientación homosexual.» Digan lo que digan y piensen lo que piensen —y en lo más profundo de ti mismo lo presientes— eso sigue siendo una limitación. no hay que decir nunca: Una prostituta. Tu afectividad toma otras formas. Sin embargo.» «Actualmente soy feliz como soy. No asegures con demasiada sencillez: «No sé lo que hallaré después de un cambio» o «cambiar sería anular mi vida pasada. sino una persona que se prostituye (o a la que prostituyen). tu sexualidad busca otras expresiones. Tu corazón conoce otros sentimientos. que sufre una invalidez. Eres. tal como tú serás. tú eres un ser en un perpetuo devenir. 60 . Entonces. no normalices tu tendencia o tu condición homosexual. no eres una estatua. es decir. No estás petrificado. Y además homofílico no quiere decir homosexual que pasa a los actos. es la voluntad de Dios. inocente de tu orientación. Debes hablar de una prostituta como si se tratase de tu madre. ¡Ni mucho menos! Dios te ama tal cual eres. como te incita a hacerlo la mentalidad dominante. un impedimento. esperarlo todo. Atraviesas regiones nuevas. 28 Igualmente. etc. más grande. de un homosexual como si fuera tu propio hermano. Estoy en acuerdo con mi naturaleza profunda y. no eres una estaca clavada. como de tu hermana. bueno y sano. a nadie se le ocurrirá decir para consolarles que es completamente normal y que no es preciso en absoluto seguir un tratamiento. Entonces todas las puertas están abiertas ante ti. cruzas umbrales nuevos. cambias. un fallo. No lo consideres como algo natural. Y tú. con el pretexto de que del 10 al 15% de la población es de esa tendencia.. Eres mucho más profundo. Con el tiempo creces.» No tomes partido tan fácilmente por lo que te parece un estado de hecho. 4. así como sus padres. El niño leucémico o diabético es absolutamente inocente. desearlo todo. Y que Él sabe y ve ya. de una atrasada mental. un inválido. No digas con demasiada facilidad: «Dios me ama como soy porque Él me ha creado así. por lo tanto. pues. Él te ama hoy tal y como serás mañana. puedes confiar. mas debes asumir la responsabilidad de tus actos. Pero no te pases al otro extremo. No eres estático.muchísimo menos! Esa no es tu naturaleza profunda. No estás bloqueado en tu desgracia: no eres un bloque de piedra. en constante evolución.

Te encadenas.. verte. ¡Patética nostalgia! Haz tuyas las palabras de Jacques Brel: «Canto. o el esposo de tu madre para obtener su amor? ¿Siempre otro por qué nunca es el otro? ¿Será por eso por lo que cambias de pareja con tanta frecuencia? ¿Como si necesitaras siempre otro para compensar el hecho de que no es el otro? Y sin embargo.. 1. y quizá encontrar al amigo al que podría amar verdaderamente. ese seno materno que sueñas con volver a hallar.. esa madre que nunca se ha tenido. O bien... tu propia adolescencia que no eres capaz de revivir. anda!» Ese padre que nunca lo ha sido verdaderamente. ni de superar ¿no ha pasado ya para siempre? Ese adolescente del que te enamoras locamente ¡eres tú! Tú a los doce o catorce años. en sí mismo. Como un grito. no será acaso la búsqueda desesperada de un sustituto: acurrucarse contra ese padre. pero me duele ser yo. Te lastimas. tu hermano gemelo? ¿Reunirte. ¿O quizás la oscura necesidad de ser como la mujer de tu padre.» (El borracho). No hagas trampas.¡Me duele ser yo! Patética nostalgia A ti que piensas que es una alternativa facultativa de la heterosexualidad. a la larga. mamá. Con franqueza: ¿es algo que realmente conduce a la plenitud? ¿No hay siempre como una secreta decepción. sin alcanzar finalmente más que una sombra. alcanzarte. estoy alegre. Nada sosiega más que la verdad consigo mismo.» 29 61 . sentirte en otro? Y tú mismo. Te fatigas corriendo tras de espejismos.. tu réplica.. quiéreme. Nada turba tanto como hacer trampas con lo que hay en uno de más auténtico. Tropiezas en un espejo. y salgo en busca de una pareja para calmarme sexualmente. 3. Finalmente lo que buscas ¿no es tu doble. déjame simplemente que te haga algunas preguntas. Responde con toda sinceridad. si no una frustración? ¿Te sientes colmado? ¿Por qué para tantos de vosotros —para ti tal vez— la experiencia tiene un tinte de amargura? Después de los juegos de la adolescencia ¿no se acaba por sentir que se llega a un absurdo? 2.. ni de volver a hallar. ¿no sientes la imperiosa necesidad de vivir una fidelidad? 29 Tan cierto es que el amor tiende por sí mismo a la perennidad (durar siempre) y a la exclusividad. Y la experiencia de tantos — «No soporto más la angustia de la soledad. largo tiempo ahogado: «¡Papá.

espére) p. mi tierno drama. en ese muchacho. Va con el vaso. imaginando siempre que es más bello. Mucho más que entre heterosexuales. Demasiado eterno tu amor. que los demás? 32 ¿Tu libertad no es acaso más «A la hora en que nace un día nuevo. Y también ¿por qué los deseos homosexuales son más compulsivos. que no decepcione. más apremiantes.. En esos momentos no se vive más en la realidad. rechazado. te va a atormentar por dentro. y tu cuerpo demasiado vinculado a tu corazón. El órgano triunfa sobre el alma. ¡cuántas heridas pueden dejar!. Y algo más: ¿a qué se debe la importancia desmesurada que toma el cuerpo. ¿habría que hablar de «lazos» con el Maligno y recurrir al poder liberador de la Iglesia? 62 . sin proponérselo.» Charles Aznavour en la canción (Je suis un homo comme ils disent). Confiésalo sin ambages: ¿no te ha sucedido amar a alguien que. Una vez más. «Corre de un cuerpo a otro. no podía en absoluto corresponderte por el propio hecho de que él/ella es heterosexual? Y como lo sabes de antemano. a consumirte durante meses sin que él/ella lo sospeche siquiera. No. Demasiado breve tu vida. que soporte la prueba del tiempo. pienso en mis tristes amores. tú no estás hecho para gastarte pasando indefinidamente de una pareja a otra. Me acuesto. siento por la mañana al despertarme que tendré que pasar al acto hoy.. el drama tan frecuente de un imposible amor con el/la que al fin parece haberse encontrado. como una flor sedienta de agua. Mi boca jamás se atreverá a confesarle mi dulce secreto. hermoso como un dios que. vuelvo a casa a retomar mi carga de soledad. 31. Tu corazón es demasiado grande para eso. 42... se reinventa la persona. (Coeur blesse. la apariencia en relación con la belleza interior? En último extremo poco importa. 32 31 30 «En algunos momentos estoy como poseído. no te aventuras ni siquiera a confesárselo ni a hacerle ver tu amor. Y dice más y más. Y esos amores que abandonan. a priori. la estética.» En algunos casos de fuerte presión interior. Ese sexo que impulsa a anexionar Y luego. Y si es una pasión.. Como un pobre payaso en su desdichado hastío. en general. Por miedo de ser desdeñado. ¡Y a qué precio!» Criaban Beaulieu. pero encuentra siempre el suyo cada vez más ajado. vacío de su perfume intentando llenarlo a toda costa. ha hecho de mi memoria una pura llama. tan ridículos..¿la tuya quizá? — muestra lo raro que es entre homosexuales un amor que dure. ¡Qué dolorosas estas situaciones de no-reciprocidad! 30 Sobre todo para las muchachas. mas no duermo.

sin fruto. Eso es también un atolladero. Me gustaría tener una familia. «No estoy satisfecho.» Examinando las cosas en su último término ¿no tienes la impresión de un amor que no llega al fin de sí mismo. pero me siento tan atraído por la homosexualidad que me cuesta trabajo imaginar que pueda crear una familia y después echarlo todo a rodar para vivir una pasión..violentamente agredida? ¿No es más duramente probado el dominio de ti mismo? ¿Por qué la seducción debe rayar rápidamente en el hechizo. no me interesa. tener hijos.. por lo general. sino a partir del primer paso al acto. ¿Variación o desviación? Cuando sustituyes a la mujer. pero también eclipsarse tan deprisa? 33 ¿Será que cuanto menos satisfecho se está. ni santo. por fin.. Amor sin fecundidad. menos seguro se siente uno de sí mismo y se necesita más repetir un acto? La homosexualidad puede llegar hasta borrar el deseo mismo de tener hijos. trata de serlo. una alienación? De entre vosotras. imposible de reprimir. cuando empleas tus órganos para algo a lo que no están adaptados. pero tarde o temprano muchos sienten esa necesidad.. amor sin madurez. en el espacio de un relámpago. Sin embargo. ¿no sientes que en esos momentos no eres verdaderamente quien tú eres? ¿Que estás por debajo o al margen de lo que eres? ¿Que te estás violentando a ti mismo? ¿Que sufres una desviación. de evitar o desviar. Lo que me molesta es la esterilidad de nuestra relación. necesidad del cuerpo y del corazón: dar la vida. el 37% desearla adoptar un niño—. Vivir solamente para proporcionarse placer. algunas me han confesado que es al cometer el acto por primera vez. pero excluye por sí mismo la dimensión paterna. Para prodigar. ni sano. mientras que deberías donar. pasar buenos ratos sin construir nada. por placentero que aquello pudiera parecer en el 33 Hay que precisar que esta violencia no aparece. El amor homosexual sueña con ser de tipo conyugal. si eres un hombre. La paternidad me tienta mucho — según algunos sondeos. cuando han comprendido. que era contra su naturaleza profunda. 63 . que está como estancado a mitad de camino? Amor rápidamente saturado. Que se perjudicaban. Que finalmente no era ni bueno ni hermoso. cuando recibes. que se hacían violencia a sí mismas34. una descentración. ser padre es mi más caro deseo. una distorsión. o viceversa. o cuando donas mientras que deberías recibir. ese cariño paterno que ha podido faltarte.

sino una desviación. Después de años de práctica asidua. sin mirarse a la cara! 34 64 . soñó las relaciones humanas. con todas las fibras de su ser. a menudo las más auténticas. Lo que él ha hecho. Es una persona en la que él se halla reflejado. sin una palabra que humanice el acto. Eso habría sido muy monótono y poco imaginativo. no destroces tu vida No pienses de manera simplista que se trata de deseos absolutamente incontrolables. poco a poco. ¡Vértigo del desequilibrio! Y ellas llegan a esta certidumbre: no. Aunque sea aparentemente más compulsivo que en la sexualidad normal. haciendo el don de la existencia? Me atrevo a pedírtelo: no tengas vergüenza de reconocer simplemente estas cosas si las presientes. deseó. previó. no te menosprecies hasta el punto de subestimar las capacidades de resistencia de tu voluntad. ¿Cómo ser plenamente feliz. Sin esperar a tener. el cuchillo en la garganta. Como si de repente. ni el margen de libertad de que dispones. sin estar plenamente compenetrado por la manera de amar de ellos. la voz profunda del alma se hiciera grito. después de haber tenido centenares de parejas diferentes. esa carne de su carne. tú puedes hacerlo. Frank supo detenerse inmediatamente en cuanto supo que podría transmitir el virus letal. Al menos antes de que el hábito venga a embotar tus percepciones prístinas. No agraves tu herida. No puede ser así como Dios pensó. Pues bien. como quieren hacértelo creer. Que el paso al acto es irresistible. Entonces.momento. el Padre. pero al mismo tiempo es otra diferente: complementaria. brota una inquietud: ¿y si no fuera una plenitud duradera y profunda? Apunta una esperanza: «¿Y si pudiera cambiar?» Surge una pregunta: «Si en ello se mezclan tantas decepciones inconfesadas ¿cómo va a ser ese el camino deseado por Aquél que me ha dado la vida?» Y eso es muy cierto. él no era más fuerte ni estaba mejor armado que tú. a veces las más vivas. ¡El placer se toma tan a menudo en silencio. como él. No fue una copia exacta lo que Dios ofreció a Adán para que no estuviera triste ni solo. el Hijo y el Espíritu Santo. no es una simple variación en el registro de la sexualidad. incluso si tú normalizas el hecho y te satisfaces con él. irreprimibles.

por el contrario. Eso permite otros empleos de su cuerpo y nada más.. Se sabe en qué grado la primera experiencia sexual es determinante en la vida. pues yo digo: eso es ser inconsciente. han añadido a esta frase la precisión siguiente: «¡No estamos tan seguros! Pensamos. puede persistir un odio tenaz por la persona responsable. o ser preservado particularmente por Dios. Un primer acto deja huellas indelebles en la memoria. como marcado por un hierro al rojo37. Cuántos adolescentes he conocido que se han vuelto homosexuales simplemente como consecuencia de un solo acto. no cedas. ésta se hace simplemente explícita. ¡Resiste con todas tus fuerzas! 35 Lo que se juega es mucho más de lo que te imaginas. una vez comenzado. Pero pasar al acto no destroza forzosamente una vida» Dos jóvenes afectados por la homosexualidad. Además. pero no sabes Después de leer esto. Es un gesto.. Primero. Afectivamente. si ya tienen esa tendencia. éstas son mucho menos nocivas que los recuerdos extraordinariamente vivos de los actos realizados en la práctica. algo vivido que puede condicionar a todo el ser y para siempre. No introduzcas en él el dedo.» E incluso si no queda una falla. al leer estas páginas. ¡Así podrán elegir libremente su tipo de sexualidad! ¡No tiene pues mayor trascendencia!» Bueno. de rodillas. Claro está.. ¿no será como una trágica ilustración de esa especie de contagio psicológico? ¿Es un azar que se transmita principalmente por vía homosexual (o heterosexual si uno u otro de los miembros de la pareja han tenido antes relaciones homosexuales)? Sí. Se suele decir: «Eso les permite hacer una prueba..Si tú nunca (no digo: aún nunca. sabemos ahora que eso puede ser «mortífero». uno se siente muy herido ¿cómo va a resistir hasta brotar la sangre en ese mundo hipersolicitante? Tienes que haber sido curado por Jesús para resistir. 37 36 35 65 . un olor. te lo suplico. pero puede también quedar para siempre indeleble. que siempre queda una falla después de esta experiencia. Si no la tienen. Ya sabes que vas a entrar en ese ciclo en el que un acto acarrea el siguiente. te lo suplico. sobre todo en un niño. a causa de la herida que te haces a ti mismo. es un engranaje del que cada vez es más difícil escapar. ¡Atención al matiz!) has pasado al acto. Y el Sida. Y así quedaban privados para siempre de una sexualidad sana y normal. el primero. eso puede no «cuajar» en un niño36 . es sin consecuencias. Como si se hubiera infiltrado un microbio. una joven me escribe: «Es difícil no pasar al acto. Por muy obsesionantes que sean las visiones que se tengan cuando nunca se ha «practicado».

se les El Sida es más frecuente en los homosexuales porque. la acción pastoral. esos homosexuales deben ser acogidos con comprensión y sostenidos en la esperanza de vencer sus dificultades personales y su falta de adaptación social. si tú ya sufres de una orientación afectiva ni equilibrada ni equilibrante. Su culpabilidad será juzgada con prudencia. más duro es volver a levantarte. no corras el riesgo de destrozar toda una juventud. a ti que te permites a veces juzgar. a fin de que comprendan desde el interior este drama. para que tengan una actitud de verdadero hermano o hermana en este combate39. pero no se puede practicar ningún método pastoral que. sin estar personalmente comprometido. de vehicular el Sida!38 A ti que miras de lo alto y de lejos Perdóname si remuevo el hierro en la herida. que una felicidad más verdadera y profunda te espera. te lo suplico. Y lo hago también para aquéllos a quienes esta cuestión no concierne personalmente. En particular. Entonces. Mas también para ayudarte a comprender que debes abrirte a nuevas esperanzas. si se trata de un menor. que se les puede distinguir en público por ser afeminados. todos pederastas. la multiplicidad de los compañeros de placer manea riesgo de ulceraciones y de contaminaciones acrecentadas.cuándo ni cómo saldrás. teniendo en cuenta esos actos conformes a la condición de dichas personas. al ser frágil y muy vascularizada la mucosa anal. esperar y preparar ya. sino violadores. inclinados a la criminalidad. Y cuanto más caes. Se oye decir que forman una sociedad secreta. les concediera una justificación moral. de los estragos que puedes hacer a tu pareja. 39 38 «En 66 . de echar a perder una existencia. Que puedes al menos desear. que miren con misericordia a los que son prisioneros de él. ¡El riesgo a corto o a largo plazo. Sí. de pervertir una sexualidad aunque sólo sea despertando complicidades latentes. Pero lo es sobre todo a causa de las heridas que le infliges.» Persona humana. etc. para los que es algo natural. que se les encuentra en algunos medios o profesiones. ¡Qué es lo que no se les atribuye! Y así se les rechaza. las relaciones homosexuales son actos que carecen de una dimensión esencial e indispensable.. psicológicamente perturbados. quiero explicarte algo para rectificar algunos tópicos.. (El diabético sabe que el exceso de azúcar puede serle fatal y se priva). Según el orden moral objetivo. siempre inestables. Lo hago para los que no plantean ninguna cuestión. depravados.

ni los justifiques. para que él ame de verdad. sino compadécete de ellos y busca su curación.aplasta en su aislamiento. tienen un comportamiento viril (si son hombres) o femenino (sin son mujeres).. Me atrevo. — Ámalo lo suficiente sin admitir que su homosexualidad lo hace feliz. no sienten forzosamente más atracción por los menores que muchos heterosexuales y no son más depravados. pasan desapercibidos. irrecuperable. —Ni los destruyas ni los aplaudas. Provienen de todos los medios. llamados como todos a convertirse en santos. sino acógelos y busca su bien. criminales que los demás. — «Ni los denigres ni los disculpes». Es cierto que la curación puede tardar mucho en llegar en el caso de que se trate de algo más profundo que un desliz de pubertad. sino hermosos hijos de Dios. 67 . — Ámalo lo bastante hasta rechazar lo que lo daña. — Ámalo por lo que es. trastornados. Mientras que para muchos de entre ellos es todo lo contrario: no forman en absoluto ninguna clase de secta. sino ayúdales. practican todas las profesiones (incluso si algunas favorecen más la homosexualidad).. hasta el punto de no aceptar nada de su homosexualidad.. Seguramente una de las heridas más difíciles de curar... 3. — Ama todo en el homosexual. ámalos. — Ni los condenes ni los canonices. Algunas pistas para ayudarte a crecer No pienses de antemano que es irremediable... se les encierra en ghettos y se les arroja la primera piedra. —Ni los acuses. Una de las desviaciones más costosas de rectificar. — Ámalo por él mismo. sino trata de que crezcan como personas. a pedirte simplemente: — No los consideres culpables ni héroes.. no por lo que hace. normal en apariencia. — Ni te mofes de ellos ni los apoyes. pecadores como todos. sino compréndelos y ámalos. pues. incurable.

ni siquiera esa voluntad— no hay solución. Suplicar al único que es verdaderamente capaz: tu creador y salvador: Jesús. Hasta el día del encuentro. Pero hay un límite en el que fallan. esa curación por la oración es muy raramente instantánea. Aunque no sea nunca un truco mágico. pues eso significa que no se han hallado problemas. Después. ¿Qué otro puede adentrarse en esas profundidades en las que has sido herido? Técnicas y tratamientos psíquicos pueden. Esa toma de conciencia es con frecuencia desgarradora. sí! Puedo decirte que eso ayuda a verlo todo de manera diferente y a comenzar cada jornada con aún mayor energía. ayudar. sino ayudados por otros. y Un joven afectado por la homosexualidad. Muchos hallan en ella tantas satisfacciones inmediatas que no tienen ningún deseo de dejarla. En cambio. Eso no puede ocurrir sino cuando te hayas dado cuenta del atolladero en que te hace vivir la homosexualidad. En la raíz de tu orientación sexual puede haber ocurrido un acontecimiento tan lejano o tan rechazado que ninguna psicoterapia es capaz de detectarlo. por lo que prefieren finalmente seguir así en vez de curarse. y sobre todo de sanearlo. Muchos pueden atestiguar que el Señor ha intervenido así en su caso concreto. Como esas personas que se complacen con su impedimento o su enfermedad. Depende siempre de la confianza inocente que en él pongamos y de la libre voluntad del Señor. ciertamente. Y saberse amado las 24 horas del día ¡vamos.» 40 68 . no se puede decir ya que la homosexualidad sea normal. He aquí algunos medios simples que pueden ayudarte: 1. cuando algunos hermanos rezan contigo por tu curación. es preciso que ese deseo se consolide poco a poco transformándose en voluntad. están su Cuerpo y su Sangre. determinación. son mucho más numerosos de los que se piensa los que se han librado de ello. están los sacramentos. que atraen la simpatía y la compasión de todos. su pasado.. de meses. Conozco a un buen número de ellos. entonces. ni automáticamente una proeza. puede aflorar durante una oración. En el caso de la homosexualidad.. Jesús nos hace descubrir que todo es al revés. 2. Pues bien. Si no hay al menos ese deseo —no digo aún esa necesidad. (Véanse los testimonios en las notas adjuntas). me escribe: «Cuando se encuentra verdaderamente la mirada de Jesús. después de leer estas páginas. Puede escalonarse a lo largo de semanas. La Primera pregunta que hace Jesús al paralítico: «¿Quieres curarte?» Comienza por el deseo de cambiar efectivamente. ¿De qué curarse exactamente? ¡Pues de ti mismo! Se trata de reequilibrar tu ser entero. decisión. Queda el cuerpo con sus hábitos. y sobre todo por el Señor en persona 40.Sin embargo. Rara vez solos.

pues para uno solo el combate es demasiado duro. pero que no puede imponerte. la gente tiene más miedo que nada. Y precisa tristemente: «¿Pero hay acaso comunidades así? No abundan ni mucho menos. Sal de tu aislamiento. Ábrete a todo lo que es diferente de ti. acogido. en los que dichos jóvenes puedan cambiar. raza. Una no sabe como abordarlos sin herirlos o sin herirse.hasta años. No permanezcas pegado a tu semejante. Aprende la complementariedad. Y ante todo no por las diferencias morfológicas o fisiológicas. a dar. a darte. Citemos el grito magnífico de una lesbiana en nombre de todo un pueblo: «Hacen falta muchos san Vicente de Paul para los homosexuales42. cuando se han consagrado al servido de personas afectadas por un impedimento del cuerpo o del espíritu. 3. 4. Y que todas las comunidades de bautizados. sino aceptado. carácter. Sino por lo que ellos/ellas son en profundidad. Rompe tu espejo. O marchando a dar lo mejor de sí mismo a los países pobres. por su gracia específica. Acércate de preferencia hacia los que son de otra cultura. amado como eres. servidor de una comunión41. Y. Entre otras muchas cosas. Busca más contactos. Ese regalo que él desea tanto hacerte. grandes o pequeñas. Entonces podrás integrarte en una de ellas. particularmente por las jóvenes. como un regalo. ser una piedra viva. si eres un muchacho (o viceversa). entrevistas. participar en su construcción. como serás. Lo digo por experiencia. que por lo demás te dejan aún indiferente. temperamento. claro está. Pide a Dios esta apertura por medio de María.» 42 41 69 . En cambio un centro como Turnabout (Londres) encamina a esta curación y con provecho. Cuando una dice que es homosexual. La psicóloga norteamericana Irvina Bieber señala que el 38% de sus pacientes han vuelto a la heterosexualidad: «Todo homosexual puede efectuar un cambio completo si las condiciones le incitan a ello». intercambios. Ojala pueda Dios hacer que se creen centros de acogida para esos pobres. mediante pequeños medios a tu alcance.» Algunos grupos de homosexuales no buscan en absoluto la curación. Déjate integrar en una comunidad cristiana en la que no te sentirás ni juzgado ni acusado. mentalidad. He conocido a muchos cuya homosexualidad se ha hecho mucho menos compulsiva o se ha curado casi del todo. durante los cuales debes colaborar con todas tus fuerzas. El Colegio de Médicos de Inglaterra da constancia de la influencia de las conversiones religiosas en esos cambios. En todos los dominios. a compartir. Aprende. pues. Interésate por todo lo que es diferente de ti. constituidas o informales se conviertan en esos lugares de compasión en los que late el Corazón mismo del Señor Jesús. Y yo lo comprendo.

puedes dejarlas limpias de interferencias sexuales aunque eso no resulte nunca fácil. No te reduzcas a tu homosexualidad. intuición. temeridad. Un dominio en el que puedes desplegar lo mejor de ti mismo es la amistad43. Sin hablar de lo que tiene a veces de positivo esta herida: en el muchacho. si. Que no te desvalorice a tus propios ojos. perdonas. tus fuentes de esperanza.5. amplias los sectores de tu vida en los que no actúas para nada en homosexual. todas esas páginas de Evangelio que escribes. trata de descubrir que vives de todas formas algo hermoso con ese cónyuge al que tanto te cuesta unirte física o psicológicamente. los heterosexuales tienen el mismo problema). En la joven. Mira todos los gestos humanos que haces en los que no intervienen en absoluto tus tendencias homosexuales. pero no de categoría sexual. Localiza puntos de agua viva. Esos dones —el positivo del negativo— pueden ponerse al servicio de Dios y de los hombres. por supuesto). Una relación puede ser perfectamente auténtica sin imAlgunas amistades. lleno de riquezas. así como tus capacidades y competencias. ¡Hay tantas cosas en ti aparte de la homosexualidad! Busca todo lo que no está contaminado. puras44. pero en los que se manifiestan la generosidad de tu corazón. cierto coraje. Las playas vírgenes de tu ser. amas. Y luego. Lo que haces. No es más que un aspecto de tu personalidad. bellas. surgidas en un principio por encuentros de carácter erótico han madurado de hecho como amistad sana y franca. Así. siendo un ser maravilloso.. sentido de la belleza y gusto por la paz. (En el fondo. 6. poco a poco. espíritu de iniciativa. Con los de tu mismo sexo. de tu vida. Eres capaz de vivir amistades grandes. lo que vives como hijo de Dios: rezas. Yo le respondería: pero la amistad no es la camaradería Existe un amor de amistad tan poderoso como el amor conyugal. Puedes tener una sexualidad desdichada. pero humanamente es difícil». Con Dios. humanas y espirituales. como lo hace un buen médico. No excluyas nunca esta posibilidad que otros muchos han realizado. Una joven matiza así: «No es evidente que se puedan mantener amistades con personas del mismo sexo sin pensar un día u otro en amarlas. Debes poner las esperanzas en lo mejor que hay en ti. tal vez sin saberlo. Si eres casado (no homosexualmente. fineza de percepción. aunque sea importante y tienda de hecho a complicar y a envenenar tu vida de relación. Curar lo malsano a partir de los tejidos intactos. das y te das. audacia.. una afectividad perturbada. de dones y de carismas. 44 43 70 . verdaderas. te ofreces. sirves.

incluso entonces no desesperes. o mejor dicho. Además. La castidad rara vez se alcanza de golpe. vais a vivir con Dios una relación de fidelidad y de belleza. Un padre ni autoritario ni tímido. tu cuerpo cansado y lacerado. Presente en un 100% y que respeta sin embargo plenamente tu libertad. pero firme con una infinita dulzura. Haces el aprendizaje de una libertad. tu voluntad inhibida. de una gratuidad. Tal confianza conmueve su corazón. verdaderamente no consigues librarte. Es un devenir. te lo suplico. necesitas a Dios muy específicamente como Padre. se va recibiendo progresivamente. que es también el tuyo. Ese respeto que ve y ama en vosotros al hijo que Dios ve y ama. descubre a ese padre que te faltó quizá algún día. Con ese respeto que recusa el mal que padecéis y que os apaga lentamente. Con personas del otro sexo es mucho más fácil y con frecuencia muy equilibrante. esfuerzos. 4. recuerda siempre que el Señor actúa con el tiempo. revela una secreta nostalgia de compartir la gran Amistad que él mismo vive con su Creador. Por último y sobre todo. ¡Y así. Al haceros amigos en el sentido más exacto de la palabra. Conozco a homosexuales que mantienen con muchachas una amistad profunda. Comprende que es a Jesús mismo a quien te diriges. pese a todos tus deseos. Si continúas herido ¿quién te impide amar? Si pasado el tiempo. en una relación de amistad noble y bella. libre de toda expresión o incluso reserva mental de carácter sexual (¡y con razón!). de un sacerdote. qué riqueza puedes valorizar! Toda la vida de un consagrado. Sí. Se va logrando. está basada en la exclusividad del amor a Cristo. Si sigues teniendo deslices. Terreno de elección que puede distraerte de tu soledad.plicar un contacto sexual. No es un estado que se conquiste por adelantado. recursos. Lo que siempre 71 . los consagrados. sacarte de ese «autismo» que caracteriza a tantos de vosotros. franca. Por eso te confías tan fácilmente a uno de ellos. ¡Ojala podamos nosotros. saber consagrarnos (es la palabra exacta) tiempo y corazón hasta el punto de que podáis sentiros acogidos por Dios mismo! Que muchas comunidades cristianas puedan ofreceros esos lugares-fuentes donde os sentiréis respetados profundamente. Si tu capacidad de resistencia parece aniquilada. ¿Lo has reconocido? El único que es Padre con plenitud y del que sientes nostalgia en tu corazón: ¡EL PADRE! Lo necesitas más que nadie. Y que la amistad verdadera y pura que finalmente esperas de él. quizá insospechada hasta entonces.

cap. El Amigo que nunca te abandonará. Acogerte como uno de esos heridos que no pueden vivir sin su salvador (como un niño impedido depende de las atenciones de los suyos). Daniel. se reinteresa por mí. herido él mismo por la dureza humana. Con varias condiciones: 1. los agentes del fisco tan despreciados. Cuanto más rechazado es un ser por el hombre. una relación personal con Él. Que sin cesar desde el fondo de su desamparo se vuelven hacia él. o más bien me hace tomar conciencia de que nunca ha cesado de interesarse por mí. Quiero darle mi vida entera como él desea. el Señor me ha dado la gracia de amar. 7 y 23). No solamente nada te lo impide. Quiero volver a Dios. incluso en mi disolución. rechazados por otros. hacia un gangster del que se ha hecho su único amigo y su primer santo (ver san Lucas. Los hay que tienen la gracia de evangelizar. les permite resistir. cual el padre de la parábola del hijo pródigo. las que se prostituyen. descubren en Jesús al Único que los comprende desde su interior y no los juzga. Quiero abandonarlo todo por él. Muchos. atraídos por unos. 22 años: «Ocurren cosas en mi vida.está abierto: el camino de la santidad y por lo tanto de una felicidad secreta que nunca acabará. No porque estén curados de su orientación. Una inclinación por los indigentes. Mira adónde van sus preferencias (que nunca son exclusivas): hacia los marginados de su época. sabiéndose y sintiéndose heridos para toda la vida. El peso mismo de su handicap lo precipita en el abismo del corazón del Padre: ese Padre que tiene debilidad por los más débiles. No hablemos de 72 . El único que nunca te deja solo. Escucha a Franck. etc. 2. Vivir una intimidad verdadera con Él. se precipitan hacia Él que es la Vida. Y disolución ha habido. más es lanzado a los brazos de Dios. Decepcionados por los hombres. Puedes ser de la raza de esos pobres que nos preceden en el Reino. Daniel. Conozco a muchos a los que un rato de oración ante la Hostia consagrada. y creo que esa es la gracia que el Señor me ha dado. Estoy loco por Dios. sino porque gracias a Él consiguen no ponerla en práctica. Sienten que Dios está de su parte. ¡Qué hermoso es eso! Ocurre en mi vida que sueño que el Señor. sino todo te impulsa a mantener una relación de amor. A mí. Y una especie de complicidad con los despreciados. otros de profetizar. sino los atrae a su Corazón. Hacer de Él el compañero privilegiado de tu corazón.

Ahora bien. ese pasaje me obsesionó día y noche hasta que acabé por comprender por qué Dios tuvo que mencionarlo. El amor a los adolescentes es más una religión 45 73 .homosexualidad. pues si con tales sufrimientos se puede vivir en esa familiaridad con Dios ¿por qué no cuando se sufre menos? ¿Por qué esperar los días d desgracia para descubrir la dulce faz del Salvador? ¿Por qué esperar la prueba suprema para vivir una realidad capaz de transformar desde dentro la peor de las situaciones? 3. el uso que haces de ella sí lo es. para que el Señor tenga piedad de mi poca fe y que los pequeños síes sean cada vez más importantes que los noes. Para el homosexual. reza con fervor por este hermanito algo descarriado que soy. ¡Amo al Señor con tal fuerza. pero a veces es duro. hermano mío. y en un determinado engranaje. Grita conmigo. es un tema demasiado profundo para hablar apenas en unas líneas. es a Dios a quien hay que idealizar y colocar en primerísimo lugar. hermano mío. Negarlo sería despreciarte45. reza. Negar toda parte de responsabilidad en un acto. pídele conmigo que tome toda mi vida. tal fuerza! ¡Que yo no dude nunca de su Amor por mí. Su sangre recaerá sobre ellos. Resistir de un perdón a otro. el Señor hace maravillas. es uno de los componentes de mi persona: ¿curación? ¿modo de ser? ¿moda? No quiero saberlo por el momento. De hecho. de revueltas.. Sabes. encontramos un pasaje en el Levítico que dice: Cuando un hombre yace con un hombre corno se yace con una mujer. Simplemente porque eres un hombre. al nivel de una deidad. el hombre se convierte en un ideal y hace de él un dios. No sé adonde voy.. queda siempre una parte de libertad. orgullo. de angustias y de falta de confianza. Es mi única razón de ser y lo amo. Lo marginas No se puede borrar de las epístolas de san Pablo lo que dice de las «pasiones infames» que degradan el hombre (Epístola a los Romanos 1. «En la Palabra de Dios. efectivamente. desprecio. (De un homosexual de Quebec). pero quiero ir con el Señor. 28). el homosexual puede efectivamente rayar en la idolatría: «El pederasta ensalza al adolescente. por restringida que sea tu responsabilidad. el caso es que eso acarrea superficialidad. Hoy. con su gracia todavía infantil. El desenfreno que reinaba en el puerto de Corinto no tenía nada que envidiar al de algunas de nuestras ciudades. por estrecho que sea el margen.» Durante seis años de mi vida cristiana. pero mi vida está llena de pequeños «no». tan duro! ¡Ayúdame! Así que. como tú te sientes rechazado.» Me dirás: ¡pero si es Franck! ¡Y tenía el Sida! Bueno. dentro de la cual actúa tu responsabilidad. Si la tendencia no es pecado. es hacer de ti un robot. Rechazas a Jesús. multiplicación hasta lo infinito de las parejas y alejamiento de Dios. lo que hacen es una abominación.

la que te acerca a tu Salvador y salva al mundo. ¡Tantas gracias de redención pueden salir de ella! 5. injurias. ni el alcance de su juicio. a todas las demás personas tan marginadas y despreciadas a causa de un pesado impedimento del cuerpo o del espíritu. Y por otra. ¡Cuántas generalizaciones precipitadas y por tanto. En muchos medios y regiones. pero para hacer crecer. de los refugiados y exiliados. 4. donde exigencia y misericordia se unen. hijo o hija de la Misericordia. Cuántas veces no has sufrido sarcasmos.. El que en un punto precioso te ocurra aún tener un desliz. Vivir al máximo el Evangelio. 74 . que ese peso sea el de Su Cruz. pullas. rechazado que tú. — Por último. — Sobre todo. ¿No has sido lamentable objeto de una altiva condescendencia?: «¡El pobre! ¡Nada puede! ¡Da lástima!» Eso es la odiosa caricatura de la verdadera compasión: La que sufre-con. Pero poco a poco serás el hijo del Perdón. perdonar a los que no saben de qué hablan. para tratar de curar. ¿Acaso no formáis todos parte de ese inmenso pueblo de los pobres que Dios ama? Desde el momento en que ellos se aceptan a sí mismos como tales. que comparte desde dentro. Ofrecer tu condición de humillado y perdonar. Y a tu vez perdonarás. la homosexualidad provoca aversión y repulsión. Si cada perdón vuelve a ponerte en pie. Ternura activa. Al contrario: todo te que una simple relación de ser a ser. demasiado pesada de soportar. Si tu condición es pesada.. anunciar la Buena Nueva en torno de ti. comprender que muchos son incapaces de comprenderos. de las personas debilitadas por la edad. cuántos juicios erróneos sobre vosotros! Frente a esas vejaciones y ese desprecio. para danzar por ese camino de luz. adorarlo en la Eucaristía.» Revista Arcadie marzo 1978. ponerte al servicio de los pobres..a la periferia de tu vida. ni de las heridas causadas y los sufrimientos ocasionados. que fue mucho más despreciado. El amado es un joven dios al que todo está permitido y al que el amante venera con adoración. rezarle.. que comprende. Nada te impide amar al Señor. Sin hablar de las minorías raciales. no significa que no estés llamado a marchar por el camino real de las Beatitudes y que debas permanecer para siempre en el fango del foso.. es para marchar. unirte más profundamente por una parte a Jesús. te pido tres cosas: — Primero..

lleva a ello. Conozco a tantos jóvenes como tú que se prodigan con generosidad al servicio de la Iglesia y del mundo. Extraordinariamente abnegados, entregados. 6. Y hacer todo eso con un corazón de pobre, con la hermosa humildad de los que viven una condición de humillación que han terminado por aceptar, sin complacencia y sin revuelta. Se les reconoce por esa especie de discreción, de timidez. Como si no se atrevieran. Como si se sintieran indignos de servir. En ellos no hay ni señal de presunción. Están demasiado humillados por ellos mismos, han sido demasiado humillados por los demás para atreverse a mirar por encima del hombro a los demás. Parecen eclipsarse. Pero no por eso son menos audaces. Tienen el valor de los dulces. La audacia de los niños. La temeridad de los pequeños. A Dios le parecen hermosos. Es precisamente porque se encierran con tal facilidad en sí mismos, por lo que abren de par en par al más pobre. Son tan frágiles, que necesitan recibir sin cesar el Cuerpo de Dios para mantenerse en una castidad imposible sin Él. Caen tan fácilmente, que no pueden avanzar sino de perdón en perdón. 7. Entonces el Espíritu Santo te dará la fuerza, aún sin poder cambiar tu orientación homosexual, de recuperar tu libertad (¡la palabra exacta!) respecto de la pareja con la cual tal vez vives. Eso no puede conseguirse de una vez. En algunos casos sería peligroso para él y para ti. Hay que esperar que un nuevo amor te llene poco a poco (y si es posible a él también) de una secreta alegría, de una felicidad ignorada hasta entonces. Ese puede ser un largo camino. ¡Pero a qué maravillosas liberaciones podrá conducir! He conocido a muchachas que tenían gran anhelo de vivir la alegría de un Evangelio no adulterado y han hallado el valor de interrumpir toda relación física, de vivir en distintos apartamentos y seguir siendo amigas, pero de verdad, y en el mismo servicio del mismo Reino. Su amistad se ha ido depurando poco a poco de los condicionamientos sexuales que las mantenían a un nivel superficial. Se pasa entonces de la amistad específicamente sexual, que consume al otro, a la amistad en la gratuidad que enriquece al otro, al amor de amistad. Se renuncia a la dimensión pseudo-conyugal para amarse como dos hermanas, o dos hermanos de la misma sangre (y eso es posible al recibir la misma sangre del mismo Jesús). Es decir, como hijos de Dios. Eso devuelve al otro su libertad interior. Le permite crecer, ser él mismo. 75

Si supieras la cantidad de homosexuales que viven heroicamente su condición. Que consiguen no practicarla nunca o no practicarla más. Y sin embargo, no se sienten cohibidos. Siguen siendo frágiles: Dios es su fuerza. Tal vez no lo creerás. Yo conozco a varios que se prostituían y ahora se han consagrado a Dios. ¡Y se sienten felices, están radiantes! 8. Eso no es posible sin invitar a compartir tu vida a cierta compañera que puede hacerte descubrir desde dentro el esplendor de la feminidad: María, en la frescura de su virginidad y en la fecundidad de su maternidad. Virgen, esposa y madre. Ella rectificará en ti la imagen tan desfigurada de la mujer. Ella te envolverá en su gozosa juventud, una juventud eterna. ¡Ella devolverá tu amor a la luz! Ella te ayudará a tener compasión de ti mismo. A amarte de verdad. 5. Eros y Thanatos se abrazan46 Una sexualidad des-personalizada: des-ligada del amor En un comienzo sólo importa la belleza física. No cuenta más que el cuerpo. El corazón, el carácter, el temperamento, en una palabra, todo lo que es una persona, todo lo que hace que ella sea única, no tiene importancia. No se trata de conocerla, puesto que no se busca amarla. El ambiente erótico actual tiende a privilegiar el aspecto físico más que la dimensión espiritual47. El aspecto profundamente humano, amoroso en el verdadero sentido del término, se ha liquidado. No queda más que lo sexual en su crudeza. Como si para describir una comida de familia, en la que se reúnen en un ambiente de gozosa intimidad, un periodista no hablase más que de la masticación, de la digestión, no describiese con copia de detalles más que dientes, lenguas, tubos digestivos e intestinos... sin decir una palabra de la decoración, la conversación, las personas, las caras, la emoción, el ambiente humano y espiritual. Y así sucede que, según la lógica de esa constricción, en una segunda etapa el cuerpo mismo va a reducirse sólo a los órganos genitales. Hasta entonces existía aún el embeleso ante la cara, la fascinación de las miradas,
46 47

Thanatos = la muerte.

Y además, cierto tipo de belleza («Belleza» estética, fotogénica, cinematográfica: esbelta, bronceada, etc.) hasta el punto de culpabilizar a los y a las que tienen otro tipo de belleza o de morfología Conozco a muchos jóvenes en los que esta publicidad omnipresente ha creado un verdadero complejo de inferioridad. Esto es muy grave.

76

de la sonrisa, de las manos. Pero las manos, las sonrisas, las miradas, la cara están impregnadas de lo espiritual. Lo hemos visto: el alma se adivina en ellas. Es la persona la que atrae, aunque no sea más que en su aspecto externo. Pero muy fácilmente se desciende aún más bajo. No queda más que esa especie de hechizo que ejerce el sexo48. El embeleso se ha borrado, el encanto se ha marchitado, el amor se ha agotado, ha terminado por traicionarse49. Entonces ya no se es más que una bestia. Digo «sé» y no «tú» o «yo»: la sexualidad está des-personalizada. El acto sexual ya no es siquiera una relación. Se reduce a una simple mecánica, a la orden. Y el cuerpo —el propio y el del otro— a un mecanismo de placer. Y hasta las «relaciones» con otros miembros del cuerpo, aparte de los órganos genitales. Sólo cuenta la carne, poco importa dónde y cómo. «Partidas» cada vez más de moda en algunos medios: varios compañeros de placer a la vez. Ningún amor que expresar y aún menos, vida que dar. Nadie a quien querer. Nadie a quien suscitar. Sexualidad impersonal. Anónima. Alienante. Ese corazón vacío, y demasiado lleno de amor que dar Un paso más y es la prostitución, en la que la carne se comercializa. Carne fresca que manosear, manipular, consumir. De mecanismo de placer el cuerpo pasa a ser capital en un banco, valor cotizado en la bolsa, objeto de contrato, de regateo. Con el vicio se mezcla la avaricia. Y sin embargo, cada una de esas personas es alguien único, maravilloso, que no espera más que una sola cosa: ser amado por lo que es y no por lo que hace. Por su corazón profundo y no por su cuerpo. Qué patéticas esas miradas de jóvenes que se prostituyen y que con mucha frecuencia deben hacerlo para vivir, mejor dicho, sobre-vivir. ¡Drama de una sociedad que puede obligar a tales extremos! Drama de connivencias financieras, económicas e incluso políticas. Colonialismo masculino casi siempre, que explota la debilidad de las mujeres, de los jóvenes, de los niños. Cada vez me conmueve más el desamparo de tantos de estos seres despreciados. ¡Qué sorda espera, qué sed de Dios hay en ellos! Y a veces aflora a su mirada. Nunca, nunca hay que reducir una persona a su oficio, y menos a ése. Su corazón es infinitamente más grande, más profundo. Es alguien, él o ella, que se prostituye. Pero
Algunos jóvenes me confesaban que se acostaban incluso con personas de edad, feas, desagradables, sin sentir la menor atracción física. ¡Con tal de satisfacer sus instintos, poco importa con quien! Es típico que en muchas revistas, el clásico «correo del corazón» se haya convertido en el «correo sexual».
49 48

77

Caso extremo en el que no hay más amor que expresar. Consentidora o no interiormente. La prostitución no es irremediable. hermano mío.» Pero Amnon quiere poseerla. él no se negará a entregarme a ti. responde: «No. eso no se hace!» En cambio. librarse de ese infierno. ocurre que: «El odio que sintió por ella fue mucho mayor que el amor que le tenía. la sexualidad puede expresar la más dulce de las ternuras o producir el más mortífero de los odios. 78 . Cuando la confianza se vuelve violencia «Quiero que mis canciones sean caricias. Muchos han podido ser arrancados a esa esclavitud. porque echarme sería un mal mayor que el que me has hecho. la violenta. pues con frecuencia la víctima está obligada a aceptar al que se le propone. es preciso que se entregue. 6. si no. Y Tamar. Equivale casi a un asesinato. ni vida que suscitar. o. La Biblia da un ejemplo impresionante. En el que triunfa sólo el instinto animal. como se le dice a una perra. se hace un solo espíritu con Él. estaría de acuerdo si se casaran: «Habla al Rey. Relativamente. Tamar —ése es el nombre de la joven—no quiere tener con Amnon más que una relación fraternal. tan bella en su simplicidad. la libertad es al menos relativamente respetada. Se niega categóricamente a acostarse con él: «¡No.» San Pablo a los Corintios I. La fuerza. Y de pronto.» Así ama ella. Asesinato de una libertad. le guste o no. 15-17 En la prostitución.» (Renaud) Como la música. puñetazos en la cara. Pero la violación significa irrumpir con violencia en la intimidad de una persona.» Desea echarla. A menudo teñido de odio. El amor se cambia en odio. «¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Y voy a tomar los miembros de Cristo para hacerlos miembros de una prostituta? ¡De ningún modo! ¿O no sabéis que quien se une a una prostituta forma un solo cuerpo con ella? Mas el que se une al Señor. Ya no la quiere: «¡Fuera de aquí!».quién sabe si lo hace libre o voluntariamente o si es víctima de los hombres o de las circunstancias.

Incluso con máquinas. cámaras insonorizadas para ahogar los gritos. ¿será une manera de coquetear con ella? 51 50 79 . No quiere hacerse culpable de un nuevo pecado. cuando se trata de seres más débiles: el niño. Amor y vida desconectados. Era yo quien los manipulaba. agarrándome al menor pretexto para irme de juerga. pero él no hizo sino utilizarme como un objeto del que podía disfrutar. Hace pagar lo que otros le han hecho. pero puede interferir ya en el ejercicio mismo de la sexualidad. forzar. Hago todo para rebajarlo. me acuesto con él. simplemente. 16 años Véase el relato completo en el Antiguo Testamento: 2 Samuel 13. En la joven. por parte del hombre. la mujer. La Biblia es verdaderamente el libro de nuestra vida. ¿Y quién sabe si algunos accidentes de tráfico en carretera no son debidos a eso? Sentir de cerca la muerte. me sentía amargada. Le di mi virginidad. El placer es hacer sufrir. bebiendo. en los prostíbulos. los verdugos lo confiesan: el sufrimiento buscado provoca goce. el porno Snuff. romper. lejos de mi familia. ya que se hallan en él muchos episodios y circunstancias de nuestra vida cotidiana. También sabe hacerlo con crueldad. Sobre todo.» Virginia. Al cabo de dos meses me dejó y me quedé con el corazón vacío. Salí con otros muchachos sin amarlos. el joven. Estaba contenta. Me lancé a una vida desenfrenada. puede ser también una secreta venganza. Es un grito salvaje. Extraña prueba del divorcio corazón-cuerpo: odio y violencia pueden expresarse sexualmente. Cuando el «Yo y Tú» se convierte en «Yo mato» La muerte puede impedir la fecundidad (el aborto). en una ciudad donde no conocía a nadie. yo que necesito tanto que me amen. No solamente atentar al fruto después de engendrarlo. sádicamente. Igual que excesos de velocidad o curvas tomadas peligrosamente. dejarlo que se queme. Sadismo y masoquismo tienen repercusiones sexuales. en verlo mendigar mi cuerpo. drogándome. Allí encontré a un muchacho del que me enamoré. sino acompañar ya al acto. por vengarme. Pero en el fondo de mi alma. Y es el hard-sexe. El vicio se desencadena en los malos tratos51. «Cuando odio a un hombre. Y por lo tanto.» «Me encontré sola. 1-21. los instrumentos de tortura y. Me complazco en tenerlo a mi merced. He sufrido mucho.No se venga. Un mal no borra otro50. puede dar lugar en algunos a incidencias sexuales. degradarlo.

motos. quedan al menos dos seres humanos. están las relaciones sexuales con animales. Desde 1958 es la primera causa de los fallecimientos de jóvenes. aunque ya no haya ni amor ni vida.. Impersonal. La sexualidad se ejerce «en el vacío». la violación. la prostitución o incluso la violación. ¿Y es por eso por lo que tantas personas disolutas se quitan la vida? Como si en ellas la esperanza estuvieran mortalmente herida y el gusto de vivir. En el límite extremo. En ti. aparatos de todas clases). El más bello signo de vida convertido en instrumento de.. animal entre los animales. de ordenador. con tal otro. fuerza y dinero no cesas de alabar.. Inhumana. En esos dominios. matar provoca el orgasmo. Sexualidad de robot. Helada. A pesar de que la persona ya no tenga un gran precio. Eros y Thanatos se enlazan. respecto del corazón y la razón. cuya belleza. Y aún se trata de seres vivos. Pero. objeto de los objetos. también influyen otros factores). la humanidad muere. después de los accidentes de tráfico (extraña aproximación por mediación de las cifras). Extrañas interferencias entre la máquina y el cuerpo humano. te rebajas a la categoría de las bestias. El hombre destruye lo que pretende amar. de «máquina» y de «animal». la sexualidad puede caer aún más bajo que la explotación física. Con ella. ¡muerte! El instinto de supervivencia se une al deseo de muerte. Y ahí estás: cosa entre las cosas. despertara automáticamente una autonomía de la sexualidad. pero siempre en la misma pendiente. 80 ... reducida la sexualidad a un simple gesto mecánico. puede ponerse a «flirtear» con la mecánica (extrañas sensaciones al manejar coches. a lo que te incitan tantos vídeos y revistas. Sexualidad «maqui-nal»: es decir. ¿Es una coincidencia si los países con el índice de erotismo más elevado son los que tienen mayor proporción de suicidios de jóvenes? (Claro está. Terribles interferencias entre espíritu de impureza y espíritu de muerte. pérfidamente dañado. una sexualidad pervertida es una sexualidad destructora: la masturbación tiende a la mutilación... Como si la autonomía que entonces se siente.. ¡A fuerza de chantaje puedes destruir a una persona! ¡Y Dios sabe cuántos casos conozco! Sí.Crueldad larvada cuando no dejas de comparar al muchacho (o a la joven) que llevas así «de la brida». La sexualidad «maqui-nal»: El fin de una humanidad Desligada del amor que dar y de la vida que crear. al asesinato. Aberración inconcebible.

14-4 81 . Todo el que aborrece a su hermano es un asesino. No vayas a decirme que el paraíso no se ha perdido. No vayas a decirme que una sexualidad desbocada no quita sus oportunidades a la vida. El que no ama. intacta. No vayas a decirme que el desencadenamiento sexual no degrada el amor: «Quien no ama permanece en la muerte. no ha conocido a Dios: porque Dios es Amor. siempre buena. no vayas a decirme que la sexualidad es íntegra.Después de eso. siempre inocente.» lª Juan 3.

EL AMOR DESPIERTA EL AMOR EL APRENDIZAJE DE UN LENGUAJE «No despertéis. voy a recitar un poema para mi rey. el más hermoso de los hijos de Adán» Salmo 44. oh Dios. 7 «A punto está mi corazón. ¡a la aurora he de despertar!» Salmo 107 «Bulle mi corazón de palabras graciosas. no desveléis al amor hasta que le plazca» Cantar de los Cantares 2. Eres hermoso. 1 82 .3.

Resolver el divorcio interno entre el corazón y la carne. 83 . si quieres vivir. Respuesta de Inés. ¡Rehúsa vivir por debajo del nivel para el que está hecho tu corazón! ¡Rehúsa vivir rebajado! Rehúsa relaciones de poca monta.Hazte digno de tu cuerpo. El de un reajuste. Digno de tu corazón. de su corazón Es necesario que hagas un trabajo magnífico. Digno de tu cuerpo. de un reequilibrio de la sexualidad y del amor. hazte digno de tu sexualidad. Es imposible hacerse persona en un sector de nuestro ser y seguir siendo una cosa en otro. Necesitas humanizar una sexualidad demasiado bestial.» En una palabra. personalizar una sexualidad demasiado anónima. la única en su clase —no digo en su escuela— que no tiene relaciones sexuales: «¡Soy demasiado mayor para eso!» Lo que equivale a decir: «No quiero vivir por debajo de las exigencias de mi corazón. Es la mejor manera de evitar todos los divorcios.

.? En una palabra. tiempo de humanizarse.1. paso a paso. ir adquiriendo la autonomía sexual. tan difícil de vivir. mal vivido. interiorizado. entre la posibilidad ya adquirida de ejercer físicamente la sexualidad y la capacidad de vivirla en un amor grande y fuerte? ¿Por qué nos invade tal fuerza vital antes de poder dominarla verdaderamente? ¿Y si fuera precisamente para que el instinto tuviera tiempo de ser educado. 84 . apoyado y guiado. Surgen montones de preguntas de las que a menudo uno no se atreve a hablar con nadie. ¿no se nos da sobre todo para arraigar el amor en la Esperanza? La adolescencia es la edad por excelencia de la esperanza. Momento de la vida que Jesús. El tiempo preciso para que en el momento en el que se despierta la autonomía de la persona ésta pueda. estupefacción. provocado. aconsejado. Pero ese tiempo. bamboleado en todas direcciones. Miedo. después. LA PUBERTAD: PUREZA Y LIBERTAD El primer despertar de la vida genital es para todo individuo un paso decisivo de su existencia. Si uno permite ser dominado enteramente por el instinto. se necesitaría más que nunca ser instruido. cuando el amor arraiga en la esperanza Durante largo tiempo me he preguntado: ¿por qué es tan precoz el despertar de la pubertad. asumido.. a una edad en que no somos aún capaces de vivir un gran amor? ¿Por qué ese desfase. dependerá enteramente de la atracción que sienta por otro por pequeña que sea. Y sin embargo. puede venir a curar. Por eso tantos adolescentes pierden la esperanza antes de 52 A menudo precipitado. Y se verá arrastrado. La adolescencia. La forma en que se realiza puede marcar una vida como con un hierro al rojo. en el tiempo. inquietud se mezclan ante algo nuevo e insospechado52.

tan sencillo. Celosamente. marchitado. no preparar nada más. Uno sólo penetra en él despojándose de sus sandalias y andando de puntillas. Una pregunta indiscreta al respecto te hiere más que ninguna otra. A quien. Su mirada será la primera en posarse en ellos. por tu propio impulso querrás abrir la verja de tu jardín.» Orientaciones. detesta exhibirse. se ha probado todo.perder la fe. ¡Eso resuena en tales profundidades! Es como un espacio sagrado. se ha hecho todo. Reservas el acceso a quien está dispuesto a amarte. Sus ojos lanzarán al mirarlos una claridad nueva. un santuario. Los gestos de cariño no se hacen sobre un estrado o un podio. n° 90. se abre ante ti un jardín ignorado hasta entonces. Empiezas por guardar el secreto. huerto cerrado. Las palabras de ternura no se gritan. novia. Rechazas toda fractura: forzar las puertas sería profanarlo todo. ¿El pudor no es la delicadeza de un corazón que ama? Mostrar su desnudez. ¿Pero qué dirá él/ella si un bulldozer ha destrozado ya la rosaleda? «Huerto eres cerrado. medio eficaz para hacer florecer el amor auténtico. Ante el oropel. fuente sellada. Para no ensuciar ni estropear nada. «Pequeñas eternidades de goce que se convierten rápidamente en largas eternidades de desesperanza» (Olivier Clément). no desear nada más. ¡Todo es tan bello. Se está hastiado. puede ser considerado como la conciencia despierta que defiende el amor auténtico. tan delicado! Y misterioso al mismo tiempo. hermana mía. Tú te guardas para el/ella. No hablas de eso. Se acaba por no esperar nada más. No hay ninguna sorpresa por delante. no se pronuncian ante un micrófono. «El pudor. Se ha visto todo. integrar la vida afectiva-sexual en cierta armonía de la persona. componente fundamental de la personalidad. Con frecuencia no pierden del todo la fe. y sobre todo. Por tu voluntad le harás descubrir paseos y senderos. agotado. 53 85 .. no a cualquiera53. ¿no es desvelar un secreto del alma? El amor detesta el alarde.. No se tiende ya hacia nada. sino simplemente la esperanza. Esas experiencias socavan la esperanza. la mirada pierde su brillo. Ese jardín secreto que proteger Cuando tu sexualidad despierta. Fieramente. ¿Por qué? Porque el goce inmediato destruye la esperanza.

Quiero ofrecer a mi hijo una casa florida.pozo de aguas vivas. las raíces y la tierra húmeda y la hermosa maceta de cerámica — bueno. no es el matrimonio? ¿El rosal. Mientras la rosa se alimente de la lluvia y del sol y de la tierna solicitud del jardinero. Sin fin. Si das la rosa y el rosal. todo— aunque la rosa pierda sus pétalos. Lo revisto cada día de luz. pero de hecho difiere de él tanto como una flor cortada de una flor viva: la flor cortada puede parecer bella y llena de vida. Porque Jesús me ayuda a preparar. se quiera o no. sabes!» Myriam. bella. ¡Entre mi amado en su huerto y coma sus frutos exquisitos! Cantar de los Cantares 4. parece a primera vista un acto de amor. a ajarse muy deprisa» (L J. para que cuando mi hijo venga. Quiero coger las flores más bellas y sembrarlas en mi jardín secreto. mientras lo espero. no es toda la vida? «Sí. 14 años «Una relación sexual que no ha sido vivida en el contexto de un compromiso total y de amor fiel. Suenens). otros se abrirán. a construir esta casa. ofrece el rosal La rosa que sueñas con ofrecer. se sienta feliz y orgulloso de su primer jardín. que yo habré creado. 12-16 No cortes la rosa. pero está condenada. ¿Y ofrecer todo de sí mismo. soleada. donde él solo vivirá. un día podré acunar a un hijo mío. ¡Y tiene gusto. 54 86 . Ofrécela con la tierra misma donde ha nacido. nacerá. crecerá. Entonces. preparo para ese niño el universo secreto en mí. no la cortes: en seis días se marchitaría54.

de un viraje sino tras ese enlace «Las relaciones sexuales fuera del contexto del matrimonio constituyen un desorden grave. No lo emplees por el breve tiempo de un espejismo. Se empobrece. me importa poco».2. Los buscará y no los hallará. 55 87 . Se desgasta. o bien puedes creerte enamorado."» Oseas 2. pero es sólo algo superficial55. que entonces me iba mejor que ahora.. «te quiero» cuanto tú piensas: «Que me quiera o no. un lenguaje que no se verifica en la realidad de la vida de dos personas que no han constituido aún una comunidad definitiva». 7 No desvalorices el oro Ligar es firmar cheques sin fondos. Se vacía. ¿LIGAR: TRAMPEAR? «. ¡Que tu cuerpo no diga cosas que rehúsa tu corazón! Que no diga. n° 95..cuando ella decía: "Me iré detrás de mis amantes los que me dan mi pan y mi agua. Orientaciones. acaba por volverse insignificante cuando se hace a tontas y a locas." Entonces dirá: "Voy a volver a mi primer marido. ¿De qué sirve entonces el lenguaje de la sexualidad si no tiene nada más que decir? Ese lenguaje no lo emplees antes de haber contemplado largamente un rostro y recibido su mensaje. Se trivializa. porque son una expresión reservada a una realidad que no existe aún. El gesto más lleno de contenido de amor.

si me hace tanto daño en lo más hondo de mi ser. cuando mi amigo viene a verme lo siento desdichado. Se presiente a veces el pecado en la tristeza desgarradora de haber vivido algo tan importante sin haber podido verdaderamente corresponder. no es el mismo. Si tu relación no tiene como secreto el cariño. Me sentía dispuesta a poder abrir mi corazón de nuevo. Fue muy solícito conmigo. Yo acepté. no se ha despertado en uno de los miembros de la pareja. El cariño dura mucho o no existe. Es terrible el mal que se puede causar con una relación física que da la ilusión de que hay amor detrás. sólo podrá producir tristeza. explotadas! «Hace un mes. duradero. ¡Cuántos seres terriblemente lastimados (sobre todo muchachas) por simple inconsciencia! O simple desconocimiento del otro. ¡Cuántas se sienten simplemente manipuladas. cuando estoy tan asqueada! ¡Me dan ganas de gritar! Mira. conocí a un muchacho. No sabemos ni siquiera por qué seguimos juntos.que es total compromiso.. Es el rostro transformado en cuerpo. Pero poco tiempo después quiso que hiciéramos el amor.» ¿Por qué corazón y miedo pueden aunarse así? Tu «pareja»: ¿Una estación de servicio? ¿Cómo expresar la trágica frustración espiritual de una relación reducida al solo vínculo erótico? Es una intrusa para el ser profundo. Eso se convierte el algo bestial. pero lo quiero y me pregunto por qué. destruirá tal vez» (Olivier Clément). respeto mutuo. mientras que el cuerpo debería transformarse en rostro. que acepté tontamente para complacerle.. ¿No es más que eso lo que esperan los muchachos? Apenas conocerlos ya quieren hacer el amor. ¡Y yo. lo quiero con todo mi corazón. «El pecado es ese encuentro ciego. y a él le sucede igual. estamos siempre enfurruñados. E incluso si ha habido acuerdo. al que la separación herirá cruelmente. pero tengo miedo. pero después experimenté una gran repugnancia. lo que me reconfortó mucho. esa ignorancia del otro en el acto mismo que la Biblia llama "conocimiento". no sé por qué tengo miedo. «Quiero a mi amigo. he tenido la impresión de que 88 . quién sabe si un sentimiento verdadero.

Dios me había abandonado, y he querido vengarme en cierto modo, parecer libre. Hoy estoy dolorida, pues mi vida no tiene ningún sentido ¿El amor? Ya no creo en él. Me siento incapaz de poder amar de nuevo. Cuando veo que un muchacho es amable conmigo, tengo la impresión de que en realidad sólo busca utilizarme. Eso me deja de hielo. Camino sin saber adónde me conducirán mis pasos. Avanzo temblando. No puedo ya amar. ¡Algo en mí ha quedado vacío!» Valeria, 18 años Deseo del cuerpo, asco en el corazón He aquí dos cartas más que se parecen extrañamente. Una de una joven de 19 años, otra de una mujer de 40. ¡Cómo coincide en una experiencia semejante! Eso viene a añadirse a las reflexiones recogidas durante un intercambio de opiniones de varios jóvenes sobre el flirt o coqueteo amoroso: «Crees encontrar lo que quieres, y lo que quieres te hace daño, te duele.» «Procuras provocar reacciones en el otro. Eso no es un camino hacia el otro, sino la utilización del otro.» «A los 13 años me enamoré locamente de un joven de 20. Él no me quería, pero se aprovechó de mí. Ya nunca más amé de esa manera, ni siquiera a mi marido. De una cosa en otra, dos años después llegué a acostarme con el primer llegado. Me sentía desgraciada, asqueada, pero me era imposible rehusar. Buscaba el amor y no lo hallaba. Buscaba a alguien que me comprendiera y me tomaban por una prostituta. No hay prostituta alguna; nadie sabe lo que pasa en mi corazón. El período de mis 13 a 18 años fue el más horrible de mi vida, y sufrí terriblemente en mi alma, en mi cuerpo y en mi corazón. Por eso, me desanimo un poco cuando el Señor habla de la pureza, pues estoy lejos de ser pura. A los 18 años conocí a mi marido, que me salvó con su actitud, pues por primera vez en mi vida alguien me amaba —no por mi cuerpo— sino gratuitamente, por lo que yo era.» Chantal, 40 años «Desde la edad de 13 años sueño con encontrar al hombre con quien viviré, y ya cerca de los 20 años, no he hecho más que ir de relación amorosa en relación amorosa. He perdido incluso mi virginidad. Curiosamente, no lamento nada, aunque hubiera querido permanecer pura para mi marido. 89

Creo que, en realidad, desde mi primer acto sexual, he sentido un gran asco. Tenía prisa de que eso terminara. En los días que siguieron, el asco continuó. Sin cesar, volvía a ver desarrollarse la escena, tenía ganas de morir. Y todavía ahora, cuando un muchacho quiere conquistarme, soy muy reticente, pues sé lo que desea. Me cuesta mucho conceder mi confianza, y el pasado me ha mostrado que tengo razón. Lo que es cierto también es que uno se acostumbra fácilmente a tener relaciones sexuales, y luego eso puede acarrear un hábito. Te aseguro que, a veces, debo razonar para no hacer el amor con el primero que se presente. Por eso tengo miedo de ceder y deseo fervientemente que Dios me haga conocer a aquel con quien compartiré mi vida. Pues estoy segura que si encontrase un muchacho que me quisiera y me propusiera, aceptaría. Conozco mis límites.» Dominica, 19 años En estas tres cartas, destacan dos cosas aparentemente contradictorias, pero estrechamente relacionadas: Por una parte, ese disgusto que llega hasta no creer ya en la posibilidad de un amor que merezca ese nombre. Ni tampoco en proyectarlo sobre Dios, de igual manera como la persona misma ha sido dada de lado y abandonada. ¡Y qué herida se abre entonces! Por otra parte, la necesidad (¿irresistible?) de reincidir, de dejarse enganchar por el engranaje, aún sabiendo perfectamente que vendrá después una cruel decepción. ¡El deseo en el cuerpo, el asco en el corazón! ¡La atracción de la carne y la repugnancia del alma! ¡Y así, quedas dislocado! ¡Protégelo contra él mismo! ¡Respétala por ella misma! Aquí se comprueba la diferencia de comportamiento y de psicología del muchacho y de la muchacha. La muchacha busca ante todo el cariño, la seguridad, la protección: ser comprendida, ser amada por sí misma, poder apoyarse, reposar sobre alguien56.
Aunque las estadísticas sean con frecuencia ilusorias, en un reciente sondeo realizado entre 529 adolescentes de 15 a 19 años, el 65% declaraba que buscaba ante todo la ternura y la fidelidad. Y sólo el 18% la relación sexual.
56

90

El muchacho, por su parte, es más sensible al aspecto físico. Un sentimiento del corazón halla mucho más rápidamente resonancia en la excitación sexual. La muchacha va más al fondo de las cosas. Tiene exigencias de profundidad y de seriedad en el amor. El muchacho es más fácilmente superficial y ligero. La muchacha sabe tomarse el tiempo. Necesita dejarse conquistar suavemente; en ocasiones, largamente. El muchacho a menudo tiene prisa. Quiere saltarse etapas. Ir derecho a su fin. Brinca de impaciencia como un joven potro. Con mucha mayor frecuencia es el muchacho el que propone la relación sexual y es la muchacha quien se muestra reticente57. Cuando la relación ha sido torpe, bestial, antinatural, el muchacho no sufre (al menos en apariencia), siempre que sienta placer físico. La muchacha, en cambio, puede experimentar un fuerte choque, sentirse humillada, asqueada y, a veces, traumatizada. La muchacha tiene un sentido más profundo de la fidelidad. Cuando ha dado su amor, éste dura. El muchacho, una vez satisfecho, lo dejará todo fácilmente. Y pasará a la siguiente, reducida a un número más. Cobardemente, la abandona. Este desfase entre dos enfoques tan diferentes del amor explica el que con frecuencia las jóvenes se sientan embaucadas, traicionadas, engañadas por los muchachos. Entonces tienden a adoptar esta misma actitud, como para vengarse: seducen, cautivan y desprecian. Por ello, que cada cual respete el punto débil del otro. Esa será la mejor señal y garantía de lo que quieres. Si eres un muchacho, ponte a tono con la joven. Dale ante todo esa seguridad, esa amistad sólida, ese afecto franco y sincero que necesita. No pases ciertos límites. No saltes las etapas. Si eres una muchacha, ten cuidado con ese punto en el que sabes que el muchacho
Hay que desconfiar de los sondeos y de los «se dice» acerca del porcentaje de adolescentes que han tenido ya relaciones sexuales. Muchos se jactan de lo que no han hecho. Para el muchacho, es una forma de mostrarse viril. Para la muchacha, miedo de que los chicos se burlen de ella: «Si hubiera dicho lo contrario, habría pasado una retrasada mental, y no he sido la única en responder falsamente». «En las fiestas, los chicos son pegajosos; quieren ir demasiado lejos... Yo digo que no. Quiero conocer primero al muchacho, salir con él por lo menos un año para estar segura de que vamos a entendernos. No hay que caer en los brazos del primero que se presente» (Natalia. 14 años).
57

91

18). ¡No me lo negaréis. de la vida que transmitir.es frágil No hagas nada para excitarlo. Además. a fuerza de dejarse llevar por todas las pulsiones. a veces hacen falta años. La experiencia muestra que una separación es mucho más dolorosa cuando ha habido ya relaciones sexuales. Bernardo. un hogar precario. Lo que parece satisfactorio para el cuerpo. origina dentro de sí mismo una impotencia de amar. Cambiar de pareja con el menor pretexto acaba por hacer aleatoria la creación de una familia. El que da su cuerpo a cualquiera y de cualquier manera. Incapacidad lentamente forjada. Chantal. mas el que fornica peca contra su propio cuerpo (San Pablo a los Corintios 8. más dificultan un compromiso de vida y por vida. la desesperación brota en el fondo del corazón. se vuelve contra tu propio corazón. de dejarse arrastrar por el menor deseo. pues Todo pecado que comete el hombre queda fuera de su cuerpo. Si tu ansia de amar no ha encontrado ninguna respuesta ¿no estás como muerto? ¿Quién paga las consecuencias? Tú sin duda. contra tu cuerpo.58 lastimándolo y violentamente. No lo provoques Protégelo contra sí mismo. Esas son también heridas que sólo Jesús y su Madre pueden curar. de hecho inhibe el corazón y hace opaca al alma. más huellas profundas deja la separación. Si la relación sexual está desvinculada de la persona que amar. Martina y Cristóbal! Dar su cuerpo ¿no es dejar en el cuerpo del otro algo de sí mismo? ¡Qué crueles pueden ser esas heridas mutuas! Para cicatrizarlas. cuanto más se degradan las relaciones. Sin fidelidad. Cuanto más se ha entregado una de manera íntima. Tantas y tantas separaciones no tienen finalmente otra razón que esa incapacidad radical de amar por mucho tiempo. pueden tener serias consecuencias: A la larga esto acaba destruyendo tus propias capacidades de amar.. del amor que expresar. Parejas múltiples: destrozan una relación única Las relaciones sexuales en lugar de ser un amor para toda la vida. Y eso traerá el divorcio más tarde o más temprano. Y por lo tanto. Un día te lo agradecerá. aunque de momento sufra. sin duración.. 58 92 . pero también el otro que te ha dejado o al que has dejado. sin amor dado y recibido. mayor es el riesgo de preparar un matrimonio temporal. No lo inflames. Entregar tu cuerpo en serie excluye la posibilidad de una relación única en el mundo.

para ser una familia? Si hoy la Iglesia vela con tanto celo el amor. te suplica que ames en la verdad. se libran de él como de un intruso —mediante el aborto— o se le guarda. 59 93 . Ámalos hasta el punto de hacer hoy todo para que sean felices mañana. se separa y así es como se «fabrican» otros pequeños heridos. y por lo tanto de vida. Por compasión de ti mismo. ¿Quién hablará de los dramas ocultos de esos pequeños que nunca habrán tenido su parte de amor. ¡Lo que sucede es precisamente lo contrario! El sentimiento de la fidelidad se embota. y en consecuencia de hacer feliz a una mujer o a un marido. ¡Ten cuidado de no fabricar huérfanos a medias!59 Drama de una multitud de niños sin padre. Sí. De otra manera. Uno se vuelve incapaz de ser fiel. adquirir su madurez afectiva? ¿No serán los niños perturbados de hoy los jóvenes desequilibrados de mañana? Importancia decisiva del padre en el momento de la pubertad.es muy cierto que la expresión sexual no es forzosamente el comienzo de un cariño eterno.. ¿Cómo podrán vivir su pubertad. Ama. pero muy a menudo al precio de no tener luego una verdadera familia. Y entonces. porque habrán sido privados de ese mínimo de ternura que necesitan para vivir. adquirir su identidad sexual. compadecido de los inocentes. que «fabricarán» otros el día de mañana. Y si hace todo para que el amor no sea desfigurado es pensando en que los niños de mañana no sufran menoscabo. El amor de hoy salva a los hijos de mañana Los hijos. Dios. ellos serán los primeros en pagar las consecuencias. Es para romper de una vez para siempre el círculo vicioso del herido que hiere: uno mismo está tan herido que no consigue vivir un amor integral.. y sobre todo a los hijos. es para salvar a los niños del mañana. pero en realidad vela por el amor. las relaciones sexuales antes del matrimonio pueden acarrear la desgracia a pequeños inocentes. para que tanto chico como la chica puedan adquirir su identidad personal. Parece exigente. Tan decisiva como de la madre en los primeros años. simplemente en el caso de que un niño (cualesquiera que sean las precauciones tomadas) sea concebido. pues por anticipado a esos hijos que sueñas tener. más inmediata y directa.

me pegaré un tiro!» En las carreteras ser demasiado impaciente para llegar al lugar de destino puede acarrear un accidente del que sales impedido para largos años. no mira adónde va. para emanciparte de los padres. Si su «amor» es incapaz de prescindir de tu sexo. Ayudarle a amarte significa hacerle crecer. Pues con mucha frecuencia: «Enamorarse y dar inmediatamente a esa atracción una expresión sexual es correr el riesgo de quedar prisionero de sí mismo. 94 . te dejo plantado». con frecuencia —confiésalo— ¿no es para valorizarte tú. para poder jactarte ante tus amigos.. madurar. No se ha sabido esperar. el que no observa el stop. sino ayudarse: una prueba Y luego. Si te amara de verdad. Ceder no es ayudarse. Ceder es a menudo dejarse poseer. no jugaría con tus sentimientos ni con tu sensibilidad. para infundirte seguridad para lo que te buscas a ti mimo? Tanto en el muchacho como en la muchacha esto puede ser motivado por la simple angustia ante la perspectiva de que él/ella podría dejarte. por miedo de perderlo. Se ama a sí mismo antes de amarte. del narcisismo o de una imagen que llega del fondo de la infancia. sin llegar no obstante a su realización. Por ganar dos minutos.» Olivier Clément. quizá una regresión. ¡Ir deprisa entonces! Aprovechar que él/ella está a disponible y dispuesto (a) a eso. sino estar en la verdad61. a vencerse. No exigiría nada. se han estropeado años. No ceder no es crueldad. nº 96. 62 «Algunas relaciones de tipo sexual que por sí mismas disponen para la relación completa. ¡A amarte. no amenazaría con nada. porque están fuera de un contexto matrimonial de amor auténtico» Orientaciones. ese mismo chantaje te demuestra que su amor es superficial.. «Sí no te acuestas conmigo. no trataría de obtener nada de mala manera. obra citada 60 61 A veces ese chantaje se convierte en violación psicológica: ¡Si. quizá una búsqueda de la madre.No ceder. no lo sientas: no es digno de tu corazón. a dominarse62. Hay que saber qué dirección tomar en un cruce. ¡Antes que él/ella me abandone! Así es como acabas por acceder a sus exigencias. vaya! Si rehúsa y se planta.60 Pero. Pero eres tú quien debes ayudarle tiernamente a hacerlo digno de sí mismo. es que no te quiere todavía con verdadero cariño. precisamente. Lo mismo hace el que quema etapas. son un desorden moral.

El sexo es "tomar". Vivir un amor protector lo vuelve a uno pronto frágil..» Patricia.. correspondería al muchacho dar fuerza y seguridad a la joven. Por querer realizar una vida afectiva apenas naciente. comprueban a menudo que sus relaciones se deterioran a partir de ese momento. perturbados afectivamente. Ese desafío es un síntoma de gran inseguridad.. independientemente de la calidad del otro. «Hace un año que no he tenido relaciones sexuales. pues el fondo de mí misma deseo que la próxima vez sea con aquél que el Señor me haya elegido. 19 años «Los que se van enseguida a la cama pensando que están enamorados o que van a enamorarse. uno se encuentra viejo a los 30 años. Después de 18 meses no has podido más.. cada vez más duro. tantos estragos ¿por qué no te reservas para él/la que Dios te reserva? Protegerte para él/ella... O si ya la has perdido. no puedo prescindir de Él. un frescor nuevo al menos. como señal de tu corazón: tu virginidad. La expresión sexual es a menudo la búsqueda de la liberación de sí mismo. La madurez de base debe hallarse en camino o ya terminada para que la relación sea posible. abrumada por una carga demasiado pesada para sus hombros. Y eso no lo deseo.. Idealizado por rasgos y cualidades que desearía poseer. 20 años. 5 octubre 1983. Cuando por el contrario. Ofrecerle el más hermoso de los regalos. Amor significa "dar". Mimarlo sin cesar. y debías ocuparte de Miguel.. 95 .. buscan cerca de la joven la seguridad y protección que su madre no les dio. de modo que la relación se invierte y la joven ha de asumir un papel que no es el suyo. y la hace madre soltera.. No son las experiencias sexuales las que favorecen la madurez. El (la) amigo (a) es buscado (a) de manera narcisista. Preservarte para aquél/aquélla que Dios va a reservarte Para evitar tantos riesgos. Tú no tenías más que 16 años. ¿Quién es el que ama realmente en las relaciones con un novio (a)? ¿Él/ella da o toma? ¿Él no toma la 63 «Al adolescente le gusta lo que siente de sí mismo a través del otro mucho más que el otro por sí mismo. y tengo miedo de no poder resistir.Así es como hoy muchos jóvenes. Isabel. El sexo puede destruir el amor cuando se utiliza como pretexto para el amor.» Tony Anestrella (psicoterapeuta). La Croix. Debías decidir todo por él. desestabilizados con respecto a la familia. Y sé que si eso ocurriese de nuevo me alejaría otra vez de mi Padre del cielo. Tenías que ser padre y madre para él. Las relaciones sexuales precoces son defensivas y reflejan posiciones de inmadurez. Pero es duro. como de un niño. Y no sin escrúpulos: ¿qué iba a ser de Miguel sin ti?63 El muchacho busca en la joven una madre.

donde no serán traumatizados. pero siempre andan a la caza de cada chica bien que les sale al paso para hacerla caer. pero tal vez fuera el único cristiano en ese centro. Entre adultos. yo no estaba de acuerdo. A los adolescentes. la dignidad y los derechos sobre lo más precioso que ella posee: el cuerpo? ¿No lo hace diciéndole cosas cariñosas y bonitas palabras de amor? A los muchachos les gusta casarse con chicas bien. El amor no consiste sólo en dar. entre ellos. Eso equivale a decir: Te amo tanto que quiero reservarme para ti». sino también en renunciar..pureza. (centro mixto de 10 a 16 años). es natural. Beltrán. 21 años En sentido inverso: «Fui la semana pasada a una entrevista de contratación en un centro de vacaciones (Federación de obras laicas). pues bien puede ser aquí. La directora me explicó: "No se tolerará las relaciones entre animadores y adolescentes." Por supuesto. ¿Hay muchachos o muchachas que aman a su novio (a) hasta el punto de querer darle un amor de la calidad más elevada? Se trata en este caso de los que quieren renunciar a su deseo de intimidad sexual hasta dar prueba de su amor con el matrimonio.. ¿Qué podría hacer?» René-María (23 años) 96 . Algún día habrán de comenzar. habrá que dejarles hacer si eso no obstaculiza el buen desarrollo de las actividades.

sus estudios demasiado largos antes de poder ganase la vida? En países como Polonia. buscado y preparado. En efecto. Como también comprendo que no podáis esperar indefinidamente a ver realizada esa vida conyugal —y quizá ya de familia— cuando estáis decididos a vivir el uno con el otro. tienen que vivir en una penosa promiscuidad con los padres o los suegros. el sistema de impuestos privilegia la co-habitación. En todos esos casos se trata de flagrantes injusticias institucionales de las cuales son gravemente culpables los legisladores y los gobernantes. Pero al menos. a veces muy breve. económicas. O al menos sin probar previamente si algún día necesitaréis hacerlo. pues deben terminar. a veces uno y otro. 97 . veinte) años hasta poder tener un pequeño piso? Y hasta entonces. En Francia. ¡Cuestión de probar. vaya! Ante todo. vivir «maritalmente». en el caso de que viváis esa situación como una injusticia.3. no habituaros nunca a permanecer así toda vuestra vida. sin desear casaros «oficialmente». la legislación. 64 ¿Co-habitación o cuestión de vivienda? El fenómeno masivo de co-habitación está relacionado a menudo con un hecho económico y social. ni un ápice de condescendencia por vuestra situación. Y también cuántas dificultades familiares. os aseguro que no tengo el menor desprecio. profesionales y de estudios pueden obligaros a retrasar mucho una boda que sin embargo deseáis64. ¿Cómo una pareja puede pretender tener hijos si tendrá que esperar hasta veinte (sí. el problema del aborto está en parte relacionado con el de la vivienda. No la confundo en absoluto con el ligue. (Conozco a muchas parejas que cohabitan únicamente a causa de esas ventajas fiscales). Sé cuánta ansia tenéis de vivir un amor auténtico. Que el matrimonio siga siendo el objetivo siempre deseado. decidáis resueltamente vivir juntos. CO-HABITAR = CO-VACILAR ¿Una cosa provisional que evita los accesorios? Es posible que después de un tiempo de caminar juntos. ¿cómo imponer a jóvenes que se aman y están decididos a casarse que esperen 6 ó 7 años para poder hacerlo.

simplemente haré doce preguntas para apelar a vuestra lucidez. b) O bien. d) Pero con mayor frecuencia. en vuestro verdadero ser. en el segundo. es lo contrario. Ya se verá después.. vuestro rechazo o vuestro miedo provienen de que habéis sido testigos de demasiados matrimonios rotos. Viviendo bajo esa amenaza constante ¿eres verdaderamente tú mismo? ¿No te forjas una máscara? ¿No recurres más o menos al chantaje? ¿Cómo podéis así llegar a conoceros realmente.. a causa de sus ritmos cambiantes. 98 . yo lo rechazaría tanto como vosotros. en vuestro caso! ¡Mejor será no embarcarse! O al menos probar primero.. No sospecháis siquiera el compromiso de Dios. Matrimonio se vuelve entonces sinónimo de naufragio. os hacéis una idea tan alta que se vuelve inaccesible: entonces sois vosotros mismos los que os subestimáis. ¿La relación no está falseada desde un comienzo. el matrimonio no os parece digno de vuestro amor. cuya hipocresía os da asco. ¡Claro que comprendo que temáis hundiros. por el contrario. En el primer caso. Y eso dura a veces años.. que. considerándoos incapaces de llegar a él. sobre todo para la mujer. de coste exorbitante. tiene tal necesidad de seguridad y de estabilidad? Cuando te preguntas sin cesar: «¿Y si me dejara?» ¿cómo vas a poder así descansar y fiarte de él pase lo que pase? 3. antes de afrontar las tormentas.En cambio puede haber una opción deliberada. No digo que cohabitar sea una falsedad o una superchería. Si fuera así. no viendo en él más que un rito convencional. la Iglesia no tienen nada que ver en un dominio esencialmente privado y personal. Pero no confundáis la realidad profunda con las apariencias. de decoro mundano. ni las posibilidades de vuestro corazón. ¿Un miedo que engendra el miedo? 1. de carácter únicamente social. No prolonguéis lo provisional para evitar los accesorios. Esa incertidumbre latente ¿no es desestabilizadora a la larga. c) O también es la convicción de que los demás. el mundo. por principio de rehusar o retrasar el matrimonio: a) A veces subestimáis el matrimonio. puesto que incluye el principio mismo de una ruptura siempre posible? ¡El terreno de entendimiento se vuelve tan quebradizo! 2. la familia.

Tras de todo eso —¡confiésalo!— ¿no se oculta por un lado el simple miedo del riesgo. la fe en el amor quedan para siempre menoscabados. La confianza la vida. del «salto en el vacío». El amor es a menudo condicional: uno se comprometerá a condición de que. 5. Se reserva siempre una puerta de salida: iremos juntos mientras marche el asunto. si. Y para colmo: privándote de todas las gracias que puede darte el sacramento del matrimonio. tan útil para el amor? 1. ésta es tanto más dolorosa cuanto más se ha prolongado. 7. 99 ... ¿Malgastar ese tiempo tan breve. 4. cuando la prueba termina con una separación. 2. de la aventura. Querer tener siempre pruebas primero ¿no es dudar de sí y del otro y del amor mismo? Mientras que «el amor es un acto de fe. poco amor. Eso es casi un regateo antes del contrato: nos casaremos si. Y aún es más grave cuando hay niños que lo sufren. Cada cual duda de sus propias capacidades y de las del otro para amar verdaderamente y ser fiel. Pero.puesto que ése es uno de los fines que pretendéis al vivir juntos? (En Quebec se dice «ajuntarse»: vivir uno junto a otro). 10. se debilita. En fin. ¿Puedes entregarte de verdad sólo por algún tiempo? El poder retirar en cualquier momento lo dado.. una amenaza se cierne sobre su porvenir. haya niños o no. y del otro. mirándoos para ver cómo van a evolucionar las cosas? Uno se vuelve más «observador» que compañero. Queréis hacer de vuestra vida un asunto exclusivamente privado. siempre es la mujer la que paga más las consecuencias.. Quien se aísla. ¿No vivís más o menos como espectadores: observándoos. Sospecha y recelo minan fácilmente la confianza. el miedo del compromiso y por lo tanto del porvenir? La paradoja es que creas una situación mucho más arraigada aún.» 8. Continuos puntos de interrogación que esconden una sorda angustia. pues si el presente y lo inmediato son satisfactorios. y a poca fe. pero ¿cómo seguir adelante sin ser ayudado y sostenido? Los mismos que rechazan el matrimonio piden a la sociedad indemnizaciones. si. lo prometido ¿no es escarnecer el amor? 9.

Y se da para siempre. La cohabitación obliga a las muchachas a envejecer antes del matrimonio y retrasa el tiempo necesario para el compromiso final. pues al hombre siempre le seducen las mujeres jóvenes. Esto es así. cuanto más se retrasa este último. casado. morir—. ponerse a prueba antes de comprometerse… ¿Pero no es ése precisamente el significado del noviazgo? La gran diferencia estriba en saber detenerse en el umbral donde el amor toma el tiempo necesario para madurar. parir. pues es una de las cosas esenciales de la vida. sino sólo de una manera definitiva. Es decir. procrear. el tiempo inútil de un amor que no durará. estudiante de medicina. la necesidad de conocerse antes de arriesgarse. no se puede amar sólo de prueba. de nuevo que volver a empezar. tanto más se reducen las posibilidades de casarse y de tener hijos. dice: «En este asunto no se puede vivir juntos y estar esperando a ver si la cosa va a marchar o no. va a acortar el tiempo útil del amor permanente. «¡no se puede vivir sólo de prueba. sobre todo el de la mujer. los acontecimientos de la vida común no pueden tomarla en nuestro lugar. el amor no se prueba! Se da. Se pensaba que con el matrimonio de prueba disminuirían los divorcios y ha sido al contrario. aceptar a un hombre o a una mujer de prueba!» Juan Pablo II a los jóvenes de Montreal ¡No. Lo mismo sucede con el matrimonio.En efecto. pues resulta menos atractiva y ha disminuido su fecundidad: el hijo es menos probable. con una mayor edad. El que marche o no. menos joven es. Eso no puede durar mientras no se tome la decisión de que dure. No. La cohabitación que fracasa roba un tiempo precioso. en la 100 . Y cuanto más tarda la mujer en encontrar ese amor definitivo. Las cosas esenciales de la vida —nacer. depende de nuestra determinación. después de algún tiempo de vida común. mas la razón profunda que puede motivar el matrimonio de prueba siempre es válida. con menores posibilidades para alcanzar un compromiso definitivo. y eso no puede sino fracasar. Pedro. Si no se toma esta decisión. Ahora bien. no pueden hacerse de prueba. Tendrá está. no se puede morir sólo de prueba. El cuerpo no espera. La mujer ha malgastado su tiempo dando rosas que no dan ningún fruto.

101 . hasta poder asumir un compromiso definitivo.capacidad de autodominio y de saber esperar el tiempo que haga falta. El matrimonio a prueba no es más que una imitación fraudulenta del verdadero matrimonio. a veces patéticas. Es el noviazgo bien llevado el que resuelve el problema de la convivencia con todas sus secuelas a largo plazo. que conocemos.

AMARSE = FAMILIARIZARSE Amar de otro modo. he recuperado mi libertad. que es a menudo el mejor terreno en el que puede florecer amor propiamente dicho: un amor gratuito.» Es lo que ha constatado Corina. una especie de droga.» Amarse de otra manera es amarse ante todo como hijos de Dios. Entregarse uno a otro físicamente desde un comienzo. Los lazos de amistad que unen a los jóvenes de sexo diferente contribuyen a la comprensión y a la 102 . Amistad sencilla. Como hermanos y hermanas. fraternalmente. Se le quiere por lo que es. de utilizar al otro o de gozar de él. ser de otro modo Mi amigo Bruno. aunque de otra manera. ¡Esplendor de grandes amistades!65 65 «La amistad es la cumbre de la maduración afectiva y se diferencia de la simple camaradería por su dimensión interior. un amor enfermo. de 15 años. dice: «Sabes. Pero mientras me ofrecía a él. Lo que vivíamos no era amor. abierta. Ningún deseo de poseer. no pude resistirme. Sí. a causa de la generosidad reciproca y de la estabilidad. por una comunicación que permite y favorece la verdadera comunión. impide un amor profundo. clara. Me siento dichosa. Después decidimos de común acuerdo no tener más ese tipo relación (aunque la echásemos de menos). Simplemente. Se me hacía imposible negarle ese placer cada vez. ser de otra manera. al que la miopatía va pronto a llevarse. se había convertido en un hábito.4. se puede amar de otra manera. una necesidad. sin codicia. hago que me lleven a fiestas juveniles para explicar a los jóvenes que la expresión física del amor impide a éste crecer y lo retiene a un nivel primitivo. sentía una gran distancia que se interponía entre nosotros. Ahora sentimos que nos queremos mucho más. Sin ninguna reserva. una obligación. a sus 16 años: «Durante esos días.

Confíate al arcángel Rafael: él hizo conocer al joven Tobías a Sara. Lo que me alegra más es que en vez de sentirme limitada por ese problema de las relaciones sexuales. Si por el contrario se convierten en manifestaciones de tipo genital. puedo decir a Dios: ¡Tómalo todo! Puedo estar completamente disponible. Pero ¿cómo saber quién es ese muchacho? Con frecuencia he estado enamorada de muchachos y me he dicho "es él" sin que ellos supieran ni sospecharan que los quería. e igualmente distraen la atención de un posible llamamiento a la vida consagrada» Orientaciones educativas sobre el amor humano. Pues bien. se libera «Nunca he tenido relación sexual con un muchacho.He conocido a algunas personas que han seguido el camino opuesto: han pasado de un amor muy carnal al amor fraternal: «Mi amigo y yo estamos curados. n° 93.» Teresa. que le estaba destinada. pero pura. se conquista. Ya no tengo que temer las miradas puestas pues en mí. Confiando ya vuestro encuentro al Señor. Deseo ofrecerme "no usada" al joven que amaré toda la vida. Gracias a Rafael se reconocieron. puedo caminar hacia Él. ni siquiera una aventura amorosa... pierden la significación auténtica de una amistad madura. ¡Qué alegría. se casaron (puedes leer en tu Biblia el hermoso libro de Tobías). Y a menudo. El amor se adquiere. 19 años estima recíproca cuando se mantienen en los límites de expresiones afectivas normales. qué alegría!» Si no conoces aún a aquél/aquélla con quien recorrerás tu camino. se amaron. Nos descubrimos y somos mucho más felices. como si antes. ponen en tela de juicio la capacidad de relación alcanzada y las perspectivas de porvenir para un eventual matrimonio. Nuestra nueva relación es tan tierna como la anterior. hermano. por qué no rezar por él/ella todos los días.. que Él conoce ya. Le guió hasta su casa por senderos por los que se habría extraviado sin él. todas mis fuerzas. mi atención estuvieran movilizadas por ese rechazo de Dios. 103 . a pesar de ese deseo de castidad y pese a no haber tenido ninguna experiencia con un muchacho antes de tenerla con mi futuro marido. cada vez esos flechazos han terminado con el aplacamiento de mis pasiones y el olvido progresivo de esos jóvenes. deseo sentirme amada por un joven y recibir todo su cariño.

Una vigilancia del corazón En la escuela «Juventud-Luz». He aquí lo que dice de eso el «libro de vida» que les sirve de carta durante ese año: «Para estar totalmente atento a Dios. Para esa gran aventura hay que entrenarse hábilmente: el amor se adquiere. los jóvenes que se consagran un año a Dios. simplemente. se te promete — a menos de un grave incidente — que la travesía de tu vida amorosa no será para ti una «mala jugarreta». al servicio del Evangelio. Libre de servir sin exclusión a todos los que Dios 104 . Entonces. Las obras de amor. es decir. ese «olvido progresivo» muestra claramente que cada una de esas veces no se trataba aún de «él». Tú te entregas a ello con todas las fuerzas de tu corazón. sino ganar ese desafío de la vida. Eso no significa precisamente enamorarse. Si la aceptas como tratamiento. se siente bien. Por eso para todos los que no quieren quedarse en la estacada. te ocuparán por entero. sabrá guiarte incluso en el dolor. se conquista. hasta tal punto el descubrimiento de la alteridad del otro me deslumbra. Libre de amar. A vivir juntos.» (Olivier Clément). el otro como ser diferente de mí. como hermanos y hermanas.Ves. Que éste quede libre. rezo y evangelización. Para ti. como se le ayudará quizá un día a envejecer y a morir. se libera. he aquí la «Agapeterapia» elaborada por dos mil años de experiencia. Dios ha previsto bien las cosas: no tengas miedo. Teresa. que puede incluso producirse una especie de abolición momentánea del deseo. sino una ascensión hacia la luz. que ninguna interferencia venga a estorbar ese servicio hecho para la Iglesia. en el sentido genital. Con la capacidad —que es gracia única— de ayudar al otro a madurar. continuamente adaptada y modernizada. se comprometen a vivir durante ese período un «celibato de amor». ese «aplacamiento». ningún parásito debe venir a alterar la escucha del corazón. Él es tu entrenador. Si se hubiera tratado de él. a ser más profundo. reconocido por lo mejor. presintiendo simétricamente lo mejor. Surge a menudo como una profunda amistad: uno se siente en paz con el otro. A fin de estar enteramente disponibles para el Reino. «Amar verdaderamente es descubrir la alteridad del otro. Les habría hecho daño. tu sentimiento ¿perdería su sabor de esa manera con el tiempo o la distancia? Menos mal que no se lo declaraste enseguida a cada uno.

Misteriosa solidaridad con otros pobres Este dominio de sí. Tienen la misma edad. La castidad es libertad cuando se vive como caridad. es difícil. Lo habían confiado todo al Señor. encomendando a Él este amor. cada año he conocido a varios que no han dejado adivinar nada. tanto en misión como en casa. Y no dan en absoluto la impresión de estar acorralados. en la plenitud de su desarrollo. felices.» Estoy maravillado del valor con el que viven esta etapa: no es evidente que haya que esperar a julio para declararse. ¿Serías incapaz de hacer durante algunos años solamente lo que ellos hacen durante su vida entera? Te reservas temporalmente para aquél/aquélla con quien con partirás tu vida. incluso el/la amado (a) no lo sospechaba. 105 . radiantes de alegría. a veces en la misma pequeña hermandad. los mismos problemas. durante meses. Y los que después se casan. Nos da la posibilidad de poder dar lo que nos pide. Y en dos casos. Consiguen no apartarse del camino de la castidad. para vivir plenamente la aventura de Dios en tu vida. pero lo logran. Dios no pide nunca lo imposible No es sádico. Y si no venía de Él. cuando un amor fuerte empieza a surgir en noviembre o en febrero. Viven en el mismo mundo hipererotizado que tú. pero no imposible. Es un test muy seguro esa prueba del tiempo. como ellos se reservan permanentemente para su Señor.te da para servir y amar. No tan fácil cuando uno se sienta a la misma mesa. Mira a esos jóvenes que consagran a Dios su vida entera. las mismas heridas afectivas que tú. tan duro durante la adolescencia. Tanto es así que al final del año los demás se enteraban con asombro. incluso a la persona en cuestión. no son jóvenes y muchachas extraordinarios. de todas formas no se mantendría. Sólo algunos lo presentían. Sin embargo. No obstante. día tras día. Resisten. más grande. siempre juntos. Pues bien. Simplemente viven con Dios y Él los apoya en este combate de cada día. Evitas toda aventura amorosa. (Una chica me confesaba que ofrecía al Señor el sacrificio de mirarle lo menos posible y de no sentarse nunca a su lado a la mesa). más profundo. testimonian unánimes que este aprendizaje los había preparado maravillosamente al matrimonio. Renuncia a vivir una experiencia amorosa. parecen contentos. seguros de que era capaz de devolvérselo si venía realmente de Él. tienen tu edad. a veces por muy poco. Además. para hacer la experiencia de un amor más fuerte.

Espera que te hace también adoptar momentáneamente la condición de los más pobres de entre los pobres: todos los que a causa de un impedimento físico o mental. «Es imposible separar a Dios del amor físico.. es «él»! ¡No hay dos como «ella» «él»! De súbito ¡qué presencia! ¡Dentro de ti! Ninguna explicación racional. más delicado para no forzar nada. Se hace más discreto. Es así y nada más. la persona amada y Dios. de la enfermedad.. 106 .» Esteban.. Es decir. sientes vértigo. vivir la experiencia de un amor verdadero es sumirse en Corazón de Dios. de una increíble capacidad de entrega. Descubrir el país del amor. no pueden fundar un hogar. Ante ti se abren abismos. caminar enamorado es otra. Vas a descubrir que eres capaz de una generosidad insospechada.. del exilio. no por establecer un distanciamiento. Dios nos ha dado un cuerpo. 20 años Sí. En ocasiones es el pánico. el país de Dios. y por lo tanto no podemos disociar a Dios del amor que sentimos por una persona. Toda una zona de tu ser se revela a ti. Surge una nueva especie de timidez. adivinar. Cuando comienzas a amar.. Caer enamorado es una cosa. horizontes infinitos. ¿Cómo hacer. Para suscitar la reciprocidad.. o que están separados temporalmente o para siempre. Todos los que a causa del encarcelamiento. Uno es más franco con los que solo son camaradas. ¡ya está! ¡Es «ella». Todo se recibe de golpe o a veces de un flechazo —y sin embargo todo queda por descubrir. Pero con «ella» «él» se siente casi violento. no romper nada (conozco a uno que espontáneamente se puso a llamar de usted a la que tuteaba. no podrán nunca casarse. El amor se aprende. y eso por amor a nosotros. Desde el momento en que amamos con verdadera fuerza a una persona. se forma una Trinidad: yo. por extraño que eso pueda parecer. sino por respeto hacia lo que estaba naciendo entre ellos). Para atraerlo. No se atreve a mostrar aún nada. más sencillo con los que no son más que amigos. ¡Hazte lo que eres: un enamorado! Un buen día. cómo dominar esta situación tan nueva? Para hacerle presentir.

El amor se afina. Poco a poco se descubre que el amor no puede: 1. porque tu voz es dulce. Aunque sensibilidad y pasión nos propulsen el camino donde se acaba por olvidarse de uno mismo.La lucidez: luz y verdad No reprimas de entrada los sentimientos que se elevan en tu corazón. sencillo como la paloma» (Mt 10. se sufre un estado. Ni amar a alguien a quien se teme. una hermana mayor que tenga ya cierta experiencia de las cosas del amor.. se miniaturiza. para ser libre hace falta cierta distancia). Mantente sobre esa línea sutil de la cresta: «prudente como la serpiente. claro está — sino estar atento en cada instante a las cosas y a los seres: inventar mil delicadezas. locas pasiones — aunque forme parte de ello. Sigue siendo dueño de tu barca. Para ayudarte a ver claro. Ni arrancar los dones que el amor ha otorgado. No te dejes hundir por la tempestad de una pasión. 16). Haz que te ayude un hermano mayor. Aprende a leer y a releer lo que vives y sientes. a evitar malos pasos y torpezas. 2. Un semblante que hace existir «Muéstrame tu semblante. Señala dónde se sitúa el linde entre amistad y amor. se decide un acto). Amar no es ante todo vivir impulsos impetuosos. 4. Más allá de la frescura de la sensibilidad y de la violencia de la pasión. y gracioso tu semblante.» Cantar de los Cantares 2. Los retrocesos son siempre penosos. 3. pero más allá de lo que se puede experimentar (estar enamorado es un estado. No te dejes llevar más lejos de lo que deseas. Ni destruir la obra del amor.. estados de éxtasis. amar es un acto. La lucidez es verdad en el amor. ni mandar. 14 107 . Guarda un mínimo de sangre fría (para elegir hay que ser libre. Acéptalos. No juegues a la ligera con los sentimientos del otro. déjame oír tu voz. Ni forzar. Amar: menos sentir que consentir Amar es entregarse.

Y esta frase garabateada en un billetito durante una reunión de jóvenes de San Pedro de Albigny: «¡No sabía que la cara del otro podía dar deseo de existir!» Eric. Tú le revelas sus tesoros. sus pobrezas. Así aprendes a mirar como mira Dios. mi hermano invidente (es decir. que quiere compartir y sobre todo. que comprende. 66 108 . No seleccionas lo que te gusta y lo que no te gusta. sus competencias. Pero el amor está falseado desde el comienzo si se basa únicamente en lo positivo. su belleza. Y el propio reflejo es el signo de que la fusión es perfecta. sino muy especialmente por sus fragilidades. pues toda cualidad tiene su reverso.Cristino. más descubres en él la cara del otro. todo lo que es capaz y que tal vez ignora. la amas por todo lo que ella es.» Cuanto más arde tu amor. Tu amor se penetra de misericordia (el corazón que se abre ante la miseria). sus dones. Y a su vez. sus heridas. Lo que todavía amas en ella. Tú la ves como Dios la ve: discerniendo siempre lo mejor. A tu vez. en un amor de oro y de fuego. que ve hacia adentro). curar. tu amor despierta en ella lo mejor de ella misma. es decir que sufre con ella. sus dones. sus límites66. Entonces. Pero tú la descubres también en sus defectos. tú empiezas a existir cuando Clara te mira. En eso también empiezas a amarla como Dios la ama: con un amor de compasión. ¿no acabarás por amarlo? Una Ágape-Terapia mutua Ágape significa «amor oblativo» en griego. Es engañador. dice: «El oro en fusión es un espejo en el que la cara del fundidor puede reflejarse. sus fallos. Su mirada es entonces el reflejo de la de Dios puesta en ti. Bajo tu mirada ella se siente vivir. No la amas únicamente por sus cualidades. su mirada opera en ti. En las agencias matrimoniales hay que precisar todas las cualidades propias y todas las que se busca en el otro. sus capacidades.» Y añade esta palabra de fuego: «Ser puro es estar todo entero en aquel a quien miramos. Lo que en ella hay de más grave. sus carencias. de más hermoso y que desconoce quizá. comentando el Evangelio del nacido-ciego. La recibes por entero.

qué pobre te sientes! ¿Podrás darle todo lo que espera de ti? ¿Estarás a la altura de su amor? Te sientes muy pequeño. Tu mirada transfigura sus heridas.Te dejas atraer por lo más vulnerable en ella. frustraciones de infancia. Acogida por lo que era rechazada. Y quiero que conozcas las mías. Como la vida te ha hecho. ella. por benéficas que puedan ser en algunos casos). incluso y sobre todo si te ha menoscabado. Lo que ella piensa. Ahora que se siente amada a causa de sus heridas y no a pesar de ellas. Ella ha podido ser herida por carencias de amor. débil y pequeña. más te amo. Pero el hecho de amar te obliga a exteriorizarte. ya no tiene miedo de ser ella misma. tener visiones. debilidades. ama. imaginarte capaz de heroísmo. comprende el sentido que eso tiene. Se deja recrear por ti. Quiero saber todo de ti. débil y pequeño? Una maravillosa escuela de pobreza Pero he aquí que el propio hecho de amar te revela a ti mismo tus propios fallos. Empieza a creer en ella misma. Ni más vergüenza de ser pobre. desea. muy frágil. ¡Te das cuenta qué fantástica apertura a la vida! ¡Qué re-nacimiento! Y tú. Lo que cuenta es Clara. Gracias a la confianza total aprendéis a ofreceros y a recibir. Y lo que haces por ella. La amargura. Simplemente porque es — ¡al fin. pero al dejarse amar por ti. Mutua terapia de amor (que vale por todas las psicoterapias. Lo que en ella provocaba el rechazo. ¡Entonces. comprendida. a olvidar a tu persona. entra en una infancia nueva. en ti suscita la ternura. no por lo que parece sino por lo que es. Curar lo que abraza. y que precisamente va a curarse gracias a tu amor. conocer tu infancia. la rebelión desaparecen. límites. sino tal y como eres. eres así el joven médico de su corazón herido. a sobrepasarte. ella lo hace por ti. saber de todas tus heridas. poco a poco nos curaremos el uno al otro.» Poco a poco ella se siente amada. «Te amo no tal y como sueño que eres. ¡Ah! ese fantástico poder del amor: recrear todo lo que toca. Eric. ¿No te has mostrado también a ella como pobre. Y ofreciéndonos mutuamente nuestras heridas. mirada. Mientras estabas solo podías hacer pamemas. al fin! — amada precisamente en lo que antes era despreciada. Lo que en ella necesita ser curado. 109 . Ante ti. Cuanto más hayas sufrido.

Somos uno porque el amor nos une. tres porque el amor nos aventaja. Estás como dependiente de ella. Me siento tan impura en mi interior. siento pánico. «Esta noche también llora mi corazón. Quieres pertenecerle a ella por entero. Acabo de hacer sufrir a un muchacho que me amaba. dos porque el amor nos respeta. En lo más profundo de mi ser deseo ser amada por mí misma.Estar enamorado: no hay nada mejor para romper tu orgullo. ¡Vivir una total transparencia! Que sepa todo de mi vida. ¿será posible? Con Jesús estoy tan bien. Me tendía los brazos y yo lo he rechazado. ¿Es eso el amor? ¿Será esta la razón por lo que las exigencias del amor pueden asustar? Uno desea ardientemente dejarse llevar y al mismo tiempo escapa por la tangente. tus capacidades. tan sosegada. «El verdadero amor devora al que ama. ¿Pero es el amor el que hace ser débil o es la debilidad la que hace amante?» (Gustave Thibon). Ya adivina todo de mí. ¿Amarme a mí? ¿Eso es posible? Demasiado tiempo se han burlado de mis pensamientos. Yo no puedo ya permanecer indiferente ante Clara. He tenido miedo de su amor. más va a amarte. tu narcisismo. ya no sé quién soy. Así el amor viene a des-poseerte de ti mismo. Nada hace tan vulnerable como el amor. sino ante todo porque te pareces a ella en sus pobrezas. Pero ahí está: cuanto más débil y pobre. de mi 110 . Mis máscaras se agrietan. Mientras que. Ataca tus instintos de posesión y de dominación. es el que ama quien es desposeído por el otro y no quien posee al otro. suspendido a ella. Te vuelves débil y pobre. qué quiero. Mi sistema de defensa se disloca. El amor te descentra de ti mismo. me desconcierta. Puesto que ella también te ama no por tu fuerza. arrancarte a tu egocentrismo. huyo. en la mayoría de los casos.» Nadie es tan vulnerable como el enamorado «Todo el que ama es débil. Todo lo que la atañe me afecta en lo más íntimo. me trastorna. pero en cuanto el amor se hace más violento. no creo en él. Creo que me da miedo ser amada. pero en cuanto eso sucede. En el verdadero amor. de mi ser. pero respeta al que es amado. Verdaderamente. tus proezas o tus promesas. Le perteneces más que te perteneces. No puedo ocultar nada. en las metamorfosis del amor sucede lo contrario. Temo el Amor. y mucho menos a ti.

20 años Si no hay amor. casi arruinado a fuerza de hacerle regalo tras regalo. ¿Recuerdas. Reza para saber el momento y la manera de hacerlo. La reciprocidad nunca es automática. La pértiga se te ha tendido. la pelota está en tu tejado. Los silencios prolongados pueden ser un cruel «suspense». (A veces. sabiendo que será para él una puñalada en el corazón. ni tardes demasiado. Temo sin cesar que cualquier amor sea interesado. Quizá hayas sido abandonado brutalmente o de una manera incomprensible y por razones que te parecen tan fútiles. Esperando. Así que ni te precipites. o de un desengaño. pero es preciso que tú sigas siendo tú misma con la más profunda sinceridad. Simplemente. ¿Qué no habrías hecho por ella? Y he aquí que. por el simple hecho de que por tu parte sólo hay amistad. en la oración. Cuanto más esperes más amarga será su desilusión. y por tanto. contra viento y marea. pues el corazón de cada uno queda totalmente libre. No te sientas culpable. Mi dolor es hermoso. Pedro? Habías venido a mi ermita con el corazón en pedazos. Lo esencial es que la verdad sea dicha y hecha. Cada tarde la acompañabas al salir de la escuela con el riesgo de fracasar en tus exámenes. Y ahora ya no te atreves a creer en la posibilidad de un amor verdadero y fiel. una manera suave. mientras que para él tú eres ya la mujer de su vida.cuerpo. No te creas obligada a amar a Eric por el simple hecho de que él te ame. aunque eso no te gusta. ¡Habías renunciado a tantas cosas siempre por ella! Por acompañarla esquiabas. con claridad y por amor. para que no se haga ilusiones. comprensiva. llegar a suscitar su amor. díselo. él no es más que un amigo estupendo. ¡Me habías hablado tan a menudo de Genoveva. en cuanto eso esté claro para ti. acababas de recibir por correo el parte de 111 . la ayuda de un (a) amigo (a) puede simplificar las cosas). mientras que por la suya se ha pasado al amor. Ya no tengo confianza en mí. como un niño deslumbrado! Desde hacía dos años te habías desvivido por ella. a ti que sientes dolor a causa de un amor no correspondido. brutalmente. En la luz. es de amor Y ahora.» Teresa. Y también pagabas el telesilla y los restaurantes. se te ha hecho la pregunta. pues. Si para ti. no te sientas culpable si su amor no provoca forzosamente el tuyo. ser sincero por amor Sin embargo.

Reza porque el otro no se sienta tampoco demasiado herido. Sobre todo. No le tengas rencor. perdona a quien te ha engañado. Su corazón es lacerado. Y no dudes de que el Señor pondrá en tu camino a aquella para quien estás hecho. sobre todo. Nadie jamás ha amado como Él. Entonces. ¡Qué terrible debió de ser la agonía de Cristo! ¡Qué difícil es. has perdonado ¿recuerdas lo que te dije entonces? «Tu herida es la misma de Dios. que si no has olvidado. sobre el porvenir.. 21 años Ella ha hallado qué hacer: el afecto de que ha sido privada brutalmente por Francisco. 112 . va a dárselo a aquellos que carecen de él. no lo proyectes. Si esa vez ha habido fracaso. ahora que eres un esposo feliz. Él parecía sentirse libre. ¡Y ella no te había dicho nada! ¿Por miedo tal vez de cometer una torpeza? Pedro... Luego.» «Cuando encontré a Francisco. ¿Qué se les puede dar? Lo que yo amaba mucho en Francisco era todo el amor que él podía dar a los demás.. abriendo en mí una herida muy profunda. Así nació una entrega completa a la Obra de Dios en nuestro corazón. Finalmente. Entonces tu corazón quedará en paz.. Sabe como nadie lo que eso es. te entrego mi dolor. defraudado... Podrá acoger sin sombra alguna un amor nuevo. Su amor. vivir un desamor! Cuando miro a los que me rodean. escarnecido. Por esos mismos a quienes ama con locura. confía a tu Rey tu turbación. Señor. pues es de amor. desdeñado.» Silviana. pero yo ¿qué puedo hacer con esa herida? Tengo la impresión de que mi corazón se ha desecado.boda. apenas intercambiamos unas palabras fue como si mi alma penetrase en la suya: como si brotase un manantial de amor y reconociese al portador del Señor. lo abandonan sin motivo. A cada uno como si fuera el único en el mundo. yo no quería desviar su amor por mí. Es muy hermoso. me doy cuenta de las urgencias del Amor en las pequeñas cosas de cada día. No te dejes encadenar a tu pasado. Muchos que lo han amado. Reza ya por aquel con quien ella pasará su vida. El resentimiento infecta todo sentimiento. rumiando sin fin ese episodio de tu vida por doloroso que sea. Confiadamente. Pienso en todos esos seres faltos de afecto. esta decisión se rompió de la noche a la mañana. Y ese amor es rechazado.

Se le hace intervenir por su perdón. su cuerpo. Que todo lo que eres deje transparentar la fuente. no puedes sino multiplicar las delicadas invitaciones. el pequeño. No temas hablar de ello en ocasiones. Se puede rezar juntos. Tu pasión (de amor y de sufrimiento) se convertirá en compasión (sufrir con alguien. la fe. el diferente. pero sin forzarlo. Claro es que puede amarse con un amor auténtico y profundo — ¡gracias a Dios! — sin que Él sea explícitamente conocido y reconocido.. ¡Vivida por Clara. ¿Cómo amar si te dejas el corazón a la puerta? En esas explosiones de grisú del corazón. sin romper nunca la puerta. sabiendo esperar su hora. rodeado. en vez de ser ese maravilloso lugar de reencuentro. Entonces serás como Dios mismo que sólo puede tocar la flauta delante de tu casa. sobre todo. si no crees o crees mal. inmenso. por tu parte. por amor). disponte a un encuentro con ese extraño 113 . Perspectivas infinitas. da paz. Pero. sabiendo que el Señor es parte integrante de la vida de Clara. Lanza relámpagos en el amor mismo. pero les da a todos una dimensión en profundidad maravillosa. El Señor está allí. Pero la fe no sólo es bella en casos de golpes duros. extirpa el rencor del corazón. deja simplemente que esta Presencia resplandezca en tu corazón. Se empieza a vivir una relación de tres. su Madre.Su padecimiento amoroso lo pone al servicio de los que están carentes de amor. amado y alabado. recibido. Además.. no vaciles en buscar ante todo y de preferencia entre los que comparten tu amor por el Señor. sé simplemente tú misma. el débil. Pero en eso también debe respetar su libertad. he sentido materialmente la diferencia. puede convertirse en un doloroso escollo cuando no es compartida. Incomparable terreno de diálogo y de intercambio que no quita absolutamente nada a los demás terrenos de comunión. Clara. amado. Cuando «la debilidad» que tienes por alguien tropieza con la indiferencia. rechazada por Eric! ¡Ella se siente atraída por dos amores! ¿Cómo llevar a su Eric hacia su Jesús? Presiente qué llena de luz podría ser su vida conyugal. su palabra. vuélvete entonces — para curar la herida — hacia el herido. Eric. ¡qué luz puede aportar la fe! Ella permite el perdón. Y tú. Cuando una misma fe puede ser compartida ¡cómo cambia una relación! Se abre un dominio nuevo. invitado. ¡Mas así y todo! ¡Qué reducción del horizonte del amor! Con frecuencia. Todo eso para decir que si estás buscando al ser con el que unirá tu vida.

. Míralo «recostándose sobre el pecho de Jesús». A Myriam. Baliza tu ruta de pausas para mirar ¿Cómo amar sin contemplar cara a cara. que confiará. por su unidad interna. como vuelta hacia Dios. lo menos que se puede decir es que la fe no es un camelo. sino para que entre en ti de lleno el sol. Como no lo ha estado nunca nadie. A la mujer de Samaria que va por su sexto hombre (y he aquí que descubre. ni una bravata. No temas aceptar una experiencia de Dios. Aunque no sea más que por el amor a tu Clara. Por Él sabe perdonarte tan fácilmente y comprenderte con tanta agudeza. sí. que de pronto o poco a poco se revela a mis miradas de asombro. ¡Será lo contrario! ¡Vivir a Dios juntos. Muéstrate disponible. 8. tan inteligente. por cierto. 114 . largamente.. no hay nada comparable! Si quieres amar. A los seres despreciados. Amó con ternura a su Madre y al más joven de sus discípulos. 36). No temas que Él venga a alterar o simplemente a empañar vuestro amor. Entonces. hasta la Pasión misma. la prostituida de Magdala. al séptimo: al Hombre). marginales lanza tal mirada que los rehabilita. cree hasta ese punto. ven y verás Sí. no para salvar el amor que existe ya entre vosotros. Ella te ama diez veces más a causa de Él. escarnecidos. transfigura. Lucas 7. de secretas connivencias entre dos seres que se aman.Jesús que ella ama. rechazados. No en competencia contigo. Se me aparece una extraña belleza. sino en el interior mismo de su amor por ti. Apasionadamente. entre vosotros brota la Fuente misma de todo amor. al Amor mismo? Y no solo. pero vista desde otro ángulo. Se descubre al otro en lo más hondo de su ser: tal y como está vuelto hacia Dios en lo profundo de su corazón. verás como Él ha amado: efectivamente loco de amor. La oración puede crear una gran cantidad de lazos profundos. bella y dulce. deslumbrada. Es tan bueno oír expresar en voz alta o en un murmullo lo que el otro lleva en el corazón. Es su cara. Confiesa al menos esto: si Clara. a su Madre. en la tarde de las últimas confidencias (Jn 13). su sola mirada despierta en ella tal amor que lo seguirá hasta el final: hasta esa cruz en la que Él llegó hasta el límite extremo del amor (Juan 4. sino con aquél/aquélla que amo. insospechada hasta entonces. y por lo tanto su alegría y su paz. Se le sorprende en su relación íntima con el Señor: es toda una zona de su ser que yo no sospechaba.

¿Dios no es Corazón? 115 .

TIENEN LA PALABRA LOS TESTIGOS 116 .4.

los hombres se habían convertido para mí en una obsesión. Poco a poco lo perdí por diversas razones y solté su mano. cambiar de vida. No hablé de ello a nadie. Tenía un miedo atroz de estar embarazada y llevé sola el peso de mi angustia. En mí algo se había quebrado. no sólo en mi cuerpo. Abandonada a mi suerte. Entonces seducía e iba de aventura en ventura. pasa por «normal». roto. y lo sabía.... sino explotación y esclavitud. Gustaba. Para mí Él ya no era nada. más oscura y negra se volvía mi noche. quería la libertad. decidí vengarme. No era más que la sombra de mí misma. en nuestro mundo actual. incluso le recé cuando era pequeña. Tenía un ansia loca de ser amada por lo que era. dolorosa. sintiéndome culpable. Desde entonces comencé a frecuentar clubs nocturnos y conocí a un montón de gente de mucha más edad que yo que se drogaban. De un infierno que hoy.. Cuanto más avanzaba por esa vida. caí muy pronto en ese universo: el mundo de la seducción. me laceró profundamente. tenía pesadillas abominables.. Tenía un miedo terrible y para vencer ese miedo que se apoderaba de mí día tras día. Este infierno es el del sexo y del no-respeto del otro.. y sobre todo.. pero eso no era posible.I REENCONTRAR-VOLVER A HALLAR LOS CAMINOS DEL AMOR Salvada del infierno Me he salvado del infierno. fui bautizada y oí hablar de Dios. Los muchachos. terriblemente sola. Eso me hirió. y a los 15 años fui víctima de una violación... Nacida en una familia cristiana. que buscaban el placer. No dormía.. porque en estos juegos no hay amor. si no también en mi corazón. iba de fracaso en fracaso y a 117 . Tuve una infancia difícil.

Y luego me dejó por otra.. Hacíamos proyectos. quien me había guiado hasta allí.. Y no tenía identidad. Dios seguía igual de lejos de mi vida. una vez.. Sin embargo.. mejor dicho. Me llamó la atención su mirada azul: estaba llena de luz y de una alegría que no me pareció de este mundo. y allí pude «volcarme».... Pasando de mano en mano. Encontré a muchachas que se hallaban en el mismo caso que yo y el infierno continuó. Entonces reanudé mi vida de antaño. uno se daña de manera terrible (no me drogué verdaderamente. Esa idea de la muerte me seguía por doquier... me habló de un joven sacerdote que conocía.. La única salida para mí. Fui allí para tomar algún reposo y conocí a un sacerdote extraordinario que me escuchó sin juzgarme. Cuando volví a mi casa.. Pero en el fondo de mi misma. Volví a pensar en pegarme un tiro.... gracias a él me prometí volver a ese lugar cada año. no me sentía aún satisfecha.los 18 años tenía la impresión de ser vieja y mancillada. no había encontrado a Dios. Y luego.. Me escuchó y me comprendió. Empecé a participar en un grupo de oración. estuvimos dos años juntos y me pareció que revivía. Entre nosotros no había más que atracción física. Me dije que el azar no existe.. Cuando se frecuenta ese medio. Pasando de una cosa a otra.. deshecha. Me habló de Dios y yo me sinceré un poco. decirle en qué infierno vivía. claro es... siempre escuchando músicas que olían a muerte. no conseguía integrarme. aunque solo fuera por el aspecto que yo tenía: Medio punk.. me puse en contacto con ese sacerdote.. exhausta. realmente ya no tenía a quien vincularme. De golpe perdí pie. pero yo quería vivir de otra manera. el cual vivía en la misma ciudad que yo.. quise ayudarle y caí aún más y más. Intenté suicidarme y volví a la vida con un gusto de amargura en la boca. pero como llevaba paralelamente una vida por completo desordenada. continué la misma vida: los jóvenes. era acogida tal cual era. creí encontrar el amor con un muchacho. gracias a Dios). una muñeca de la que se enamoraban y luego tiraban. Al volver a casa. un 13 de abril oí una voz 118 . pero era Él. Luego encontré a un joven drogado. En esta época oí hablar de una abadía... Y luego. En ese momento el sacerdote que yo conocía había muerto. Y a causa de él o.. una vida cada vez más nocturna y solitaria... o al menos intentarlo. tener hijos.... al volver de la abadía (de todas formas seguía yendo una vez al año) encontré en el tren a una joven.. me confié a ella... queríamos casarnos. no obstante. me había convertido en un objeto. clubs. reñíamos a voces sin cesar. del que no podía salir.. En un momento dado.

Sabes. Al día siguiente.. puede estar seguro de conseguirlo. he aquí una pequeña cita de Santa Teresa del Niño Jesús que resume lo que estoy viviendo: 119 .. créeme. María. y ha sido con la asistencia a misa todos días y recibiendo su perdón como he podido perdonar también al que me había agredido. Ese día podré decirle «te amo» y entregarme enteramente. en el hueco de mi mano ¿cómo no conmoverse con ese amor? Puedo decirte que me ha salvado de ese infierno. pero si uno pone su mano en la suya. Vale la pena. Y a partir de ese día lo he seguido.. Esa prostituta quebrantada. Puedo decirte también que estoy «lavada» gracias a su perdón. Preservándose se hace un regalo magnífico a Dios.... pero tengo confianza en su poder y su Misericordia. danzar para ti y para acoger la vida. Estaba harta de esa vida que me convertía en un guiñapo.. Y todos los días le pido que me ayude. de mis dolores.. herida. tan pequeño..... de haberme dado un cuerpo para loarte. Entonces fui a arrojarme a sus píes como María Magdalena y recibí su Perdón. pues es en tu cuerpo donde Dios habita. Comprendí que ese amor que tanto necesitaba. es algo bello cuando se vive en el amor. pues conozco mi debilidad. tan pobre. Gracias. Al instante lo comprendí todo. Te diré incluso que si me guardo será para aquel que compartirá tal vez un día mí vida. La castidad. Para terminar.. pues Él ha barrido mi pasado y yo quiero quedar pura. Y cuando viene a mí. ha sido al recibir su Cuerpo como mis heridas poco a poco se han convertido en luz.. Ha venido hasta mí en lo más profundo de mi noche. Es un regalo que Él te ha hecho y hay que cuidarlo.. pues de tus heridas Él quiere hacer ramilletes de estrellas.. por el que sentía ansia mortal desde hacía tantos años. El sacerdote habló del Perdón y de una mujer: María Magdalena. Por supuesto. La pecadora amante y perdonada... Me invadió una alegría inmensa. era Jesús. mi universo se hundía. y lo hice. me ayuda también. Señor. No tenía realmente nada. que se había arrojado a los pies de Jesús.que me pedía que dejara a ese chico. se llamaba Jesús. En un momento supe que el que podía curarme de todos mis temores... Eres RESPONSABLE de tu cuerpo y del cuerpo del otro.. Madre de Pureza.. puedo vestirme de blanco sin enrojecer. sabes. se me llenaron los ojos de lágrimas. y que yo que iba siempre de negro.. una jornada de oración y de confraternidad fue organizada por el sacerdote que se ocupaba de mí y yo asistí.. de haberme hecho mujer... eso no es fácil.

en mi propia experiencia. superficial. pero ahora sé que es Dios quien ha querido guardarme en la pureza. poder dar y recibir en su lenguaje. disociarme. preparada) de los anuncios publicitarios que con detalle más o menos evidentes buscan despertar la sensualidad y el deseo sexual. Entonces. las 120 . estando persuadida de antemano de que sería demasiado rápida. preservándome de entregar mi cuerpo de manera desmedida y con falsedad. un gran instinto. El encarnizamiento de una locura destructora Era sobre todo la agresión violenta (tan inteligente y poderosamente calculada. al mismo tiempo. al grado de lenguaje del corazón y del alma. No podía separar mi cuerpo. Comenzó entonces para mí un combate difícil en el que Satán supo hallar vías «reales». falsa y anticipadamente estructurada (costumbre social) y que sólo me aportaría un placer superficial y momentáneo. vivía con tal o cual muchacho una relación afectiva. además de la tentación ya de por sí penosa. sentí y experimenté concretamente en mí un combate entre dos características bien marcadas de mi personalidad: por una parte una sensualidad desarrollada y por otra parte un gran deseo. empleando a hombres y valiéndose para actuar de los momentos que vivo periódicamente y en los cuales mi cuerpo exige con violencia la ternura. En seguida pude notar en mí. corazón. el contacto de la carne (que se halla por lo demás en todas las formas de las relaciones afectivas) y a la vez esa necesidad vital de que corresponda a la imagen. incluso una necesidad vital (un instinto) de integridad (de cierta plenitud) de mi ser en todo lo que lo compone (cuerpo. el tacto. alma). toda la riqueza de la virginidad y todo el valor del don hecho a una persona única con la bendición de Dios.«¡No voy a hacer sino una sola cosa: comenzar a cantar lo que debo decir una y otra vez eternamente: las Misericordias del Señor!» ¡Amen! Myriam. espíritu. Las opciones de la Iglesia adquirían un sentido en mi vida y yo podía adoptarlas. de mis pensamientos. No lo sabía aún. mis gestos y mis sentimientos. un gran deseo y una gran receptividad para el lenguaje del cuerpo. 21 años Un gran instinto pero del grado del corazón Desde mí primera relación afectiva con un muchacho. Descubría poco a poco en mi ser.

escenas eróticas en las películas que son tan automáticas, como indispensables (!) y luego esa «libertad» que se convierte en exhibición de las parejas jóvenes en la calle. Otras tantas espadas, otros tantos sufrimientos, otra esclavitud; más alimento para las visiones que muy rápidamente habían ocupado su puesto en el terreno ya «habituado» de mi espíritu. Fantasmagorías «amables» primero, solapadas, simples deseos de entrevistas afectuosas, amorosas, que se transformaban en visiones violentas, llenas de vicio, de pornografía, de bestialidad. Sutilmente, solapadamente, como lo sabe hacer tan bien el «maestro de la mentira...» Si Díos me había otorgado el permanecer pura en mi cuerpo y en mis actos, lo traicionaba aceptando el pecado en los pensamientos, me mancillaba igual. Mis ojos tardaron mucho en querer abrirse para ver mi pecado, me sentía tan débil frente a él, tan rodeada, y además temía que, rechazándolo, tuviera que renunciar a esa sensualidad en torno de la cual se ejercía, esa sensualidad que yo sentía como parte integrante de mi ser, que me parecía bella y rica y de la que no me decidía a separarme, ni siquiera por Dios. Una mañana me desperté con ganas de llorar, un deseo irreprimible, venido de lo más profundo de mi ser, que no me explicaba y que no pasaba (sé ahora que era el Señor que me llamaba a arrepentirme). Cuando me puse a rezar, me dejé llevar, entre las lágrimas y los sollozos, y viví una experiencia nueva, única, de la misericordia de Dios: vi a Cristo perdiendo su Sangre en la Cruz y supe que con mis lágrimas el Señor me sacaba el pecado del cuerpo (el agua sucia que había en mí) para llenarme de su Sangre. Viví en mi ser la purificación con la sangre del Cordero de Díos. Me sentí llena de una vida nueva, revestida del Amor de Dios. Ante esta manifestación del poder divino, Satán solo pudo retroceder; las visiones me han dejado tranquila y si vuelven a veces a tentarme, tengo el nombre poderoso de Jesús para rechazarlas y la certeza de la salvación definitivamente ofrecida. En cuanto a los anuncios y a las películas, me siento libre en Cristo ante ellos, fuerte ante ellos en Jesús, y se han convertido para mí en objetos de rebeldía, de rechazo, en nombre de todos los que, conscientemente o no, son esclavos de ellos, como yo lo fui. Mi sensualidad sigue siendo un terreno de vida Quisiera añadir que el Señor me ha dejado mi sensualidad, y sé ahora que en sí misma es buena, obra del Señor, don de Dios en mí, y que un día 121

me permitirá vivirla plenamente con Él en la verdad y la pureza, que en Él ya no es terreno de esclavitud, sino terreno de vida. Sé ahora que el Señor no nos priva de nada con tal de que se esté dispuesto a compartirlo con Él, a dejarle disponer de ello para que Él actúe para la vida eterna, a la nuestra y la de todos. El Señor hace estallar, multiplicar desmedidamente la riqueza de todo lo que hay en nosotros; no hay por qué sentir temor, sino confianza y abandono. Dios ha realizado en mí una obra de purificación y de liberación para una vida plena y eterna, y me siento llamada a participar desde ahora con Él en esta obra de la que siento plenamente la urgencia en nuestro mundo, cerca de los jóvenes (y no tan jóvenes) perdidos en la ilusión del placer, del amor fácil, de la «libertad» sexual que les ofrece la sociedad, a través de la educación, de los medíos de información, con el encarnizamiento de una cura destructora. El Señor me ha ofrecido la Luz, la Verdad, la Vida con ternura, paciencia y misericordia, llevándome de la muerte a la vida, y yo quisiera ahora iluminar con Él a todos que marchan en las tinieblas de la mentira, y hacerlo por la vía en que Él me coloque (celibato, matrimonio...) y en la fidelidad sus obras. Nicol, 22 años

El tiempo de madurez, un instante roto Cuando tenía 17 años, no había salido nunca con un chico y me sentía muy culpable de no haberlo hecho. Me sentía un poco marginal. Es un tema que no abordaba nunca. Tenía una actividad en la Iglesia, pero no sabía a qué me llamaba Dios. Entonces, durante mis estudios de enfermera, yo he dado estos tres años al Señor, Y esa época fue para mí como un tiempo de madurez, igual que un niño que aprende a andar. Sí se le pusiera de pie a los 2 ó 3 meses, se destrozaría la cara. Algo parecido me sucedía a mí. No habría podido mantenerme de pie en tal situación. Al cabo de esos tres años comprendí que mi vocación estaba en el matrimonio. Y dije al Señor: «Puesto que a eso me llamas, permíteme que encuentre a alguien». Me seguía sintiendo un poco culpable de no haber tenido relaciones con un muchacho. Me decía: «Si les digo a los demás que no las tengo, me van a criticar.» No comprendía la importancia de mi cuerpo. No me había dado cuenta de hasta qué punto era hermoso tener que ofrecer su cuerpo al Señor y esposo. 122

Encontré a un muchacho al que amé mucho: con él me sentía muy bien. Pero no conseguía mostrarle mi amor. Estaba completamente bloqueada y no sabía qué hacer. Veía a mis compañeros que parecían perfectamente libres de disponer de su cuerpo; entonces me dije: «Tal vez sea eso lo que tienes que hacer tú también.» Incluso el hecho de besarnos me costaba, me preguntaba si estaba bien o no. No conseguía asumir esta relación. Entre tanto empecé a trabajar en el hospital, en un servicio en el que yo era la más joven. Tengo 25 años y la media de edad era de 30 ó 35, y todas las personas con las que trabajaba tenían relaciones a derecha o izquierda, pero no estaban casadas. En un servicio de ocho enfermeras sólo había dos mujeres casadas. En ese medio se habla a menudo del amigo, etc. Y cuando se dirigían a mí, yo no me atrevía a confesar que no había tenido relaciones sexuales. Respondía vagamente: «Sí, tengo novio.» Era verdad, pero yo era muy evasiva. Un día me hicieron la pregunta: «¿Te has acostado ya con un chico, o no?» Yo dije: «Sí, sí». Mentí, y me fue muy duro asumirlo después. Porque me dije: «Tú no lo has hecho nunca, has mentido... ¡Bueno, pues ahora vas a hacerlo!» Como trabajaba por la tarde, terminaba a las nueve. Fui a casa de mi novio... Y así, de una cosa en otra, lo he hecho. Estuvo bien, me hizo descubrir mi cuerpo. Yo nunca había tenido contacto físico conmigo misma. Claro, me había mirado en un espejo, pero eso no es igual... Le he cedido. De todas formas, puesto que yo le amaba y creía que él me amaba, acepté tener esa relación. Pero me di cuenta de que para él yo solo era un juguete, una chica más que podía agregar a su activo. Cuando me di cuenta, era demasiado tarde. Y comprendí que había hecho la mayor tontería de mi vida. Había aceptado entregar mi cuerpo a alguien que no me amaba, mientras que durante tres años había tratado de madurar a fin de estar disponible para aquél que el Señor quisiera darme. Y ahora me había entregado al primero que llegaba sin tratar de conocerlo. No lo conocía en el fondo. Era un muchacho que me gustaba y nada más. No conocía su verdadero carácter. Me entregué a él decididamente, sin saber el alcance que eso podía tener para mí las heridas que eso me infligiría. Cuando fui consciente de lo que acababa de hacer, me sentí muy culpable. Me dije: «Ahora, ¿qué vas a ofrecer a tu marido?» Nada, nada No podré decirle: «¿Lo ves? Soy pura. Ahora ya no lo seré». Por eso fue grande mi dificultad para aceptar esto. Después, tuve la suerte de poder confiarme a un sacerdote que me ha dado el sacramento del perdón. He descubierto también cómo me ama el PADRE, para aceptar otra vez que sea pura ante Él. Y si no es la pureza 123

porque la echaba de menos.» Entre tanto. una de las cuales había concebido un hijo de mí y había abortado. Sólo Dios ha colmado ese vacío. no la amaba por su belleza física).. durante esos dos años y medio. Después de todo eso. yo estaba en el fondo de un pozo. ha sido muy largo. Sin embargo. muy duro amar sin reciprocidad. absorbidos por las preocupaciones de la vida. deseé entregarme por completo al Señor y realmente volví a descubrir lo que era el AMOR. aunque larga y difícil de soportar. Antes. y que la espera misma. es que quieres que se realice. la amo por su belleza de Dios (. hasta que en agosto del mismo año fui a Ars con unos amigos y allí entregué mi vida al Señor diciéndole: «Hágase tu voluntad: tómame entero para ti si lo deseas.. relaciones con mujeres casadas. Mi alma es pura ante Dios... por su Belleza de Dios... Ahora amo a B. cosa que he sabido hace poco. no se daban cuenta de mi NECESIDAD. no me inquieté y después de haber estado separados durante las vacaciones de Pascua. cuando me gustaba una chica era por su belleza física y eso duraba tres días. A mí no me faltaba nada. María Paula.) Cuando encontré al Señor. en la esperanza de Dios y de su Palabra. pero creí que era pasajero. y sé que cuando Tú pones un deseo en el corazón de alguien. comprendí que la amaba..de mi cuerpo lo que pueda dar a mi marido. para mí. 25 años Ahora. Lo que quisiera decirte para que tú puedas decirlo a otros jóvenes es: lo importante que es vivir algún tiempo entregado al Señor por entero. los cuales. vida sexual muy perturbada: homosexualidad. la amo porque mi corazón ha sido muy lastimado por el hecho de que ella no respetara su cuerpo cuando era más joven. está llena de gracias. puedo decir que eso era necesario. las mujeres y B. 124 . pero sabes que amo a B. pero es en la espera y en la fe como los corazones se preparan y las miradas cambian. Desde hace dos años y medio amo a una muchacha del grupo de oración (por una vez. hacía el mismo ruego que yo. recé mucho. el que yo había buscado en mis padres.. pero estaban ausentes de mí: ausentes de amor.. será la pureza de mi alma. pues mi mirada ha cambiado mucho en relación con las muchachas. Esperé. B. el Verdadero. mis padres trabajaban mucho para ello.

De lo contrario. por todos los jóvenes que no saben que se puede amar sin besarse ni hacer vida sexual.» Durante un mes hicieron una serie de gestiones. y me decía: «No debería haber nacido. que era DIOS… y como DIOS me amaba.. Pero el muchacho al que amaba no aceptó al hijo. Incluso si después me han mostrado que me amaban. sola. Entonces es cuando descubrí qué grande es eso. A los 15 años comprendí que no eran mis padres quienes me habían dado la vida. Ese niño habría debido nacer después de Navidad. a pesar de todas las barreras que se habían puesto. hay que abortar. yo no estaría aquí hoy. Sus padres le habían dicho: «Cuando se espera un hijo y no se le quiere. esa dulzura.. cómo sobrepasa al hombre. ahora nos hemos prometido no hacer el amor hasta que estemos casados y hemos ofrecido estar veinte días sin besarnos. por lo que había decidido llamarlo Noel. Y aunque fuera un gran 125 . Incluso se había hecho una ecografía y había visto latir el corazón.. yo no estada aquí. y que pierden lo más hermoso que hay en ellas: la gracia de María. Felipe. esa calidad de presencia orante al lado de Jesús. había querido que yo naciera a pesar de todo. hablándole.. digo «verdadera» porque pienso en una mujer que vive de Dios en comparación con todas esas mujeres que quieren ocupar el lugar de los hombres. Tengo 23 años y hace 23 no existían los anticonceptivos actuales. tal vez silenciosa en demasía. porque en el fondo de sí misma ella quería a ese niño.Hemos compartido esto y creo poder afirmar que lo vivido por mí era indispensable para que pudiéramos amarnos toda una vida.. A lo 14 ó 15 años. pues voy de descubrimiento en descubrimiento. puesto que no he sido deseada ni mucho menos. todas las pruebas de amor que podían darme no eran suficientes. pero siempre allí cuando es preciso con esa intuición (como en Caná) para saber las necesidades de los demás.. 23 años Habría esperado ese momento Si sólo el ser humano diera la vida. Este año he vivido una cosa muy dolorosa: estudiaba en la facultad y en mí curso había una muchacha embarazada. sino que había ALGUIEN más. Los primeros meses mi madre lloró mucho. Bueno. pues me sentía sola. eso fue un accidente». Era consciente de que en su seno llevaba una vida.. Descubro también lo bella que es una mujer verdadera. aquí termino.. siempre tenía en mí esa herida.

. Se daban perfecta cuenta de lo desdichadas que eran y yo veía su 126 .. pues era muy lúcida. Me sentía demasiado joven. cosa que yo evitaba todo lo que podía. Pero en el fondo yo sentía que había como un grito en ellas. porque todo el mundo sabía que nunca había salido con un chico.. Poco a poco entre estudiantes de ambos sexos se forma un grupo y a veces se sale por la noche. Ellas salían con sus novios. que sólo pedía vivir. No se juega con la vida. Fue muy duro. He hecho muchas tonterías...» Después de abortar. amar a alguien compromete toda una vida». Se burlaban de mí todos los días. mis padres. la vida se le ha acabado demasiado pronto. me sentía rechazada. ese pequeño Noel que tendría que haber nacido. Pero en el fondo de mí misma algo decía «no». en nombre de la liberación de la mujer. te quiero». aunque no pasara nada. Después del bachillerato. Con frecuencia era blanco de burlas y de ataques. porque a ese niño. A uno tras otro les decía «no» porque pensaba: Si un día me caso no podré decirle al hombre con quien me una: «Te quiero» si has dicho muchas veces a diferentes muchachos: «Te quiero. abortó. Creo que por ese lado estuve realmente protegida. «Este niño es en cierto modo una oportunidad para mí. Y ni ellas mismas sabían por donde se andaban. Salí en algunas ocasiones. ¡y es que había visto tantas cosas! Respecto de las muchachas que compartían la vida conmigo. ¡Sí hubiera visto qué triste estaba! ¡Una tremenda fisura en ella! Cuando se dice que un aborto no es nada. diciéndome: «Debes hacer lo que quieras con tu vida». pero si ahora soy lo bastante fuerte para guardarlo.. mi matrimonio sea algo sólido. Una noche. pero no me sentía a gusto. porque esto lleva demasiado lejos. las chicas vinieron a verme a mi habitación para probarme que era anormal no obrar como ellas. me impulsaron a ser libre. Me pusieron en las manos un montón de libros para informarme. Quisiera decirle que no es fácil vivir en una situación así. Siempre me negué a salir por la noche con muchachos. Desde que era muy joven. Me decía: «A mi parecer. Y por todas partes..sufrimiento para ella. sabía todo lo que representaba ese niño para ella.. Será una palabra desprovista de sentido. ingresé en la facultad. tendré que ingeniármelas para criarlo. se encontró totalmente sola. ya desde el colegio. Quería otra cosa que amores sin porvenir y por eso me quedaba sola. yo llevaba años de retraso. ¡Pues yo digo que eso es falso! Hay que rezar mucho por ella y por su hijo. pues tan pronto iban con uno como con otro y se hallaban como atrapadas por un engranaje. puesto que quiero conservarme pura y que si un día me caso. mantenerlo. toda mi vida cambiará.

casi en cada cumpleaños. A los 12 años. y en cuanto un muchacho buscaba una relación sexual. Después tuve otros muchos amigos hasta la edad de16 ó 17 años en que Jesucristo se convirtió en el «hombre» de mi vida. no se lo decía a mis padres. A mí me gustaba mucho ese juego porque entre los chicos había uno del que estaba enamorada y no sentía ningún escrúpulo en jugar a juegos semejantes. a los 8 años tuve mi primera experiencia con chicos. Lo había encontrado durante las vacaciones y esto solo duró dos semanas. Pero cuando Jesús ocupó un lugar en mi vida. y a los 13 años tuve mi primer novio. 127 . Él me había preservado siempre de tener relaciones sexuales. y empecé a ir a un colegio privado en el que sólo había niñas. Por la noche nos reuníamos en el granero. no me faltaron nunca amor ni ternura. cuando comprendí que está verdaderamente vivo. claro. si algún día me caso. habré esperado el momento hasta ese día. no está reservado sólo para algunos. por desgracia. nunca en presencia de un adulto. Es lo que se debe tratar de hacer. Isabel. mi familia se fue a vivir a otra ciudad. yo cortaba la amistad. yo no cumplía siempre mis promesas. No obstante. Actualmente desconozco cuál será mi porvenir. Pero esto no me impedía enamorarme y. porque a la edad de 7 años había sido agredida por un hombre. Amar a alguien para toda la vida está al alcance de todos. Me fijé en que no jugábamos más que por la noche en la oscuridad y. donde besé por primera vez a un chico. 22 años Ese rincón herido de mi corazón Nací en una familia cristiana y muy unida. Sin embargo. Pasaba mis vacaciones en una granja donde había otros niños. comprendí también que no era justo tener un amigo tras otro y me decidí a vivir más a fondo por entero la castidad. Al comienzo no tuve contacto con los chicos. Jugábamos a un juego en el que había que besar a uno en la boca o decir cuánto se quería a uno de los presentes. Felizmente. y para mí eso era natural. Con mis amigas no había más que un tema de conversación: «los chicos». y pronto ese juego empezó a jugarse también entre los compañeros de clase. Pero todo lo que sé es que.tristeza. me quiere más que nadie y sólo desea hacerme feliz transformando mi vida. Es para todos.

Claro está. y aquel año todo ocurrió muy bruscamente. Ingrid. Luego el Señor me pidió vivir un año de «celibato de amor» y concentrarme sólo en Él. Al comienzo. el Señor me hizo comprender las razones de mi sensibilidad haciéndome reflexionar a cuantos muchachos había ya besado. Está bien lo que afecta más profundamente y de lo que más cuesta hablar. sobre todo a propósito de lo sexual. Me parecía que yo era anormal y nunca me curaría. con frecuencia he levado grandes muros de silencio a propósito de eso por «tener miedo» de no ser comprendida. y confío en que el Señor me lo haga descubrir. También te aconsejo que te confíes a María. Primero. me pusieron en sus brazos. porque habiendo empezado muy pronto a tener amiguitos había abierto en mí algo que seguía así y precisaba ser satisfecho. durante un momento de adoración. Sé que si quiere que me case. me ha elegido a un solo joven que Él me mostrará cuando esté preparada. Para él quiero guardar puro mi cuerpo. El Señor me hizo comprender que entonces no era anormal. ¡Podía amar! Me ha gustado mucho todo lo que has dicho sobre el amor y la sexualidad. cuando tenía 15 años salí con un chico sin desearlo. había comenzado muy pronto. que es para mí la pureza y la castidad personificadas. pero seguía enamorada. En cuanto a mí. Ahora quiero aconsejarte por si tienes los mismos problemas: busca la razón y déjate curar por el Señor. Tenía tanto miedo que no me atrevía a decir nada.A los 19 años ya no tenía más que un solo amigo. 20 años Los impedidos me daban la vida. pero muy pronto me di cuenta de que había vuelto a enamorarme y que no conseguía vencer mi debilidad por los muchachos. Eso puede parecer trivial. Eran muchos. Entonces me encerré en el silencio del sufrimiento y del miedo. Yo era una persona muy ingenua: veía el mundo a través de un velo puesto a mis ojos. y que Él solo podía cerrar de nuevo ese rincón herido de mi corazón. en ese momento me odiaba 128 . En mi clase se habían burlado mucho de mi ingenuidad. Estaba decepcionada y me percataba de que no era normal estar siempre enamorada. todo iba bien. Por decirlo así. pero era como una primera fisura en mi corazón e iba a agrandarse más tarde. Pero un día.

Me odié todavía más a partir de ese momento. Tenía una amiga a la que era fiel espiritualmente. Empecé a frecuentar un hogar de impedidos. me posé en su mano. en una pequeña capilla vecina. yo no era libre y era egoísta. Empecé a comprender la belleza del misterio de Jesús en la cruz: Amor y sufrimiento. Como ese pájaro herido. La amistad fue un gran consuelo. Para él lo que contaba era sobre todo el sexo. a nuestro nivel. y cómo todos nosotros.a mí misma por haber salido con ese muchacho. Ella llevaba en la mano un pajarito. Poco a poco me dio de nuevo la Paz. Salí de esa relación muy desorientada y perdida en cuanto a mi afectividad. su vulnerabilidad. temblaba mucho y gritaba interiormente. continué amando mucho. Él solo quería vivir amores apasionados y cortos. Era una alegría descubrir allí a hermanos y a hermanas animados por el mismo deseo de amar a los demás en la pureza. tuve mucho miedo pues también sentía una fuerte atracción por él. En la facultad. En su opinión. mucho. Había descubierto mi sensualidad y continuaba descubriéndola en la masturbación. Cristalicé en él lo más bello que hay en el mundo. en comunión con ese género de vida. pero al mismo tiempo me sentía físicamente angustiada de manera tan terrible que no podía comer. Cuando quiso acercarse a mí y hablarme. somos impedidos. Ella me consoló. no respondí nada. y como para mí aquella fue como una mirada de amor. pues para mí aquello era al mismo tiempo algo imposible. en la simplicidad y de manera total. Encontré a un joven que no tardó en decirme que estaba muy enamorado de mí. Pero no podía parar. y tantas cosas más. Esa palabra me quedó mucho tiempo grabada en el corazón como algo torturante. un hombre empezó a mirarme. como él decía. su pequeñez. Pronto me di cuenta de que eso me encerraba más en mí misma y me hacía sufrir todavía más. Todos los días iba a ver a María. 129 . Me cubría de injurias. Comprendí la violencia que esconde mucho sufrimiento. comprendí la belleza de cada uno. No tardé en sentirme como en mi casa. Mas como necesitaba amar y ser amada. Algo puro y bello. la única solución posible fue huir antes de que aquello llegara demasiado lejos. Al comienzo lo hacía más bien por curiosidad. y entre tanto navegaba sin rumbo a la derecha y a la izquierda. Y eso me hizo sufrir de un modo atroz. Pero no quise acostarme con él. Era de nuevo el muro del silencio y del miedo. pues para mí la relación entre un hombre y una mujer empezó a resultar algo más normal. Ese chico me ayudó a su vez. Muy pronto salimos juntos y me enseñó la masturbación.

Era la felicidad del que se siente liberado de su pecado. ¡Dar a Jesús es una alegría tan grande! Al volver de Paray me sentía feliz de poder dar una estampa de la Santa Faz a un joven 130 . En cierto modo. Esa nueva incertidumbre me impulsó más hacia la fe. esos encuentros que impulsan a seguir adelante. Ir hacia él era ir a la vez hacia un abismo de luz y un abismo de sufrimiento —durante dos años me obstiné en creer que él también me amaba. Hay también ese camino tan hermoso de la Biblia. Él me llevaba en sus oraciones. Esa nueva realidad del mundo del trabajo era aún muy dura. Porque es en la cruz donde se ama con más sinceridad. ese camino de luz es cada vez más bello. cara al sol. en contemplación. Todavía estaba angustiada y tropezaba contra todos los muros de que me había rodeado. tan ligera. A ese nivel. Me enamoré enseguida de un asistente.. Pero tuve que marcharme al cabo de nueve meses. Una tarde iba por el campo y alababa a Dios por todas esas maravillas que hacía en mí.. porque era demasiado fatigoso para mí. Después.. el hallarse allí daba una especie de seguridad. En ese nuevo sufrimiento descubrí en verdad la Presencia Real de Jesús en la Eucaristía y luego el texto de los discípulos de Emaus adquirió todo su significado. Yo le aportaba esperanza en los períodos difíciles para él. Se me parecía mucho. Jesús me ayuda suavemente a curarme con la Eucaristía. Y muchas veces llegué hasta el colmo de lo insoportable. Me sentía tan dichosa. ya que notaba muy bien que su camino de curación era duro. Y yo también lo idealizaba mucho.. todos esos pequeños acontecimientos. Yo sabía que él entendía mí sufrimiento sin comprenderlo enteramente. Yo encontraba eso extraordinario. que resucitan en los momentos más difíciles. fue también muy duro para mí. era una manera de amarme a través de él. mediante el sacramento de Reconciliación. Le pedía que me enseñase a orar. Ese hogar de impedidos me ayudó mucho a nivel intelectual.¡Las personas impedidas me daban la vida y yo podía amar. Adorar a Dios es como subir a una suave colina y sentarse allí. tan liberada. con gratuidad. Sentí en ese momento una alegría absolutamente indescriptible. Pues tenía una gran fe. De eso hace ahora dos años. amar! Pero si ese período fue muy bello. nos hemos llevado el uno al otro. e ir hacia él era para mí como ir hacía Jesús (como José podía acercarse a Dios quedándose al lado de María). Ciertamente. Estaba persuadida. Comencé a trabajar con niños en un centro de recreo. Todas las noches dedicaba cierto tiempo a Jesús (aunque fuese más bien vacío). de esa ilusión. completamente dependiente de esa pasión.

atraerme a un lugar de retiro y a una peregrinación a Roma con un grupo de católicos. el perfecto círculo vicioso. Qué dicha dejarse llevar cada vez más para dar a Jesús al mundo. Me creí libre. el alcohol.. tomando por principio que sólo se lamentan las locuras no cometidas. Decidí perseverar. Hacía de mi cuerpo un dios. estaba completamente deshecho. tuve el sentimiento paradójico de haber violado y de haber sido violado en lo más precioso que tenía: mi virginidad.. Habría podido rehacerme.» Caí «trivialmente» en casi todas las trampas: el sexo. al tiempo que le decía cómo Jesús había intervenido en mi vida. demasiado alta. Después de mi primera «experiencia» sexual. María Cristina. y del cuerpo de los demás. Me convertí también en esclavo de la masturbación. muy «libertina» me desestabilizó por completo. bastante popular. como María. desdichadamente.. Lo que vi en la facultad.. Hasta entonces había tenido del amor y del cuerpo una idea muy alta.. La botella y yo nos hicimos compañeros inseparables. Pero yo no estaba preparado. adulto.. Por ser un seductor nada mediocre.. Y de la homosexualidad. sobre todo entre las chicas. me había vuelto. Además de esa protección cara a la muerte consiguió. Si yo pensaba poco en Dios. tanto en mi corazón como en mi cuerpo. por todos los medios me 131 . y traer a otros a la Luz. Me dije: «¿Por qué no hacer como ellos? No parecen tan desdichados. Él en cambio pensaba en mí. de Gui Gilbert… En una palabra. Muy pronto quedé hastiado y hacía el amor como cualquier otra cosa.. una conferencia de Jean Vanier.. 21 años Descubro de nuevo la belleza de mi cuerpo A los 18 años ingresé en la Universidad. no obstante.que iba a mi lado en el tren. Al cabo de dos años de esta vida depravada. Dos pequeños intentos de suicidio. por mediación de una muchacha de la que yo estaba un poco enamorado. un objeto. la droga. El deseo se había convertido en necesidad cada vez más insatisfecha. Eso puede parecer estúpido por parte de un hombre y. Hubo también un vídeo sobre el Santo Sudario. estar dispuesto a todas las experiencias posibles. y dos grandes milagros.

Sin reflexionar. llegué unos días más tarde al pequeño monasterio que ya conocía de nombre. un poco más tarde. no obstante. ese cinismo. que 132 . Recibí la merced. baja pronto. Dios no lo entendía así. En ese momento yo vivía en concubinato. no tenía gusto por nada. más rebelde. Con toda simplicidad y con infinita dulzura. 5) Su ternura. empecé «muy naturalmente» a perdonar a todas las chicas que había conocido y a rogar por ellas. guiado —aunque sin saberlo— por Dios en persona. Seguí bebiendo y sin haber roto por completo mi vínculo con la masturbación. por fin.. Me proponía muy en serio terminar de una vez. Me vi con toda lucidez. Al contrario. y me preparaba a repetir el año. Y por María «llegué» a Cristo. casi me traumatizaron. unos días más tarde. por mediación de María. vencido. una ternura infinita. Yo no las veía. las heridas que tenía de mi relación con mi padre me impedían aceptar ese amor y reconocer a Cristo.» (Lucas 19. Las dificultades. Fue en esa pequeña habitación donde. Después de «haberle» resistido durante una semana. Allí hubo un redoblamiento de gracia y de amor. durante un sacramento de reconciliación inolvidable ¡y con razón! Allí comprendí que Cristo había muerto por mis pecados. para darme su Vida. puso en mis manos (en casa de amigos católicos) una revista muy cristiana (Feu et lumière). Las páginas rezumaban paz. cada vez estaba más solo. Pero no curado.. Pero a pesar de todo ese fango. Era el domingo de Ramos.hacía señales para mostrarme el Camino. Estaba salvado. Su Ternura me había. Comprendí. Contuve las lágrimas que me llenaban los ojos. todo mi corazón y todo mi cuerpo jamás gritaron otra cosa que: ¡TERNURA! El Señor vino a reunirse conmigo un poco antes de Pascua. su Felicidad. y sin duda consideró que ya había hecho bastantes tonterías. «Zaqueo. su Misericordia me invadieron. Al mismo tiempo me disponía a recibir toda la ternura materna de María. más asqueado. porque conviene que hoy me quede yo en tu casa. de hacer una mini-peregrinación a la habitación de Marthe Robin (Chateauneuf de Gallaure). vi el «monstruo» en que me había convertido. ¡Que gran merced! Permanecí tres meses en el monasterio.

al menos tendría algunos recuerdos de felicidad compartida con él. 21 Ese arma que puede seducir o herir Mis padres me educaron en la fe: por eso mismo adquirí algunos valores morales. algo sacaba. mi MEMORIA y en mi AFECTIVIDAD. no me quedaría nada.la Fe en Jesucristo no impide caer. pero permite volver a levantarse. pues: «Aunque sus pecados fueran rojos como escarlata. la adoración de Jesús-Hostia y por supuesto. es posible para el Amor. en que María es plenamente bendita de Dios. Y quisiera simplemente compartir contigo esta esperanza que Dios. con la píldora. Puedo testimoniar humildemente que. Pues lo que es imposible para los hombres. me ha curado y me sigue curando. día tras día. Afirmo con seguridad que la Eucaristía diaria. Sin embargo creía en ellos. esa obra maestra de la Creación. Pensaba que hoy día. Muy pronto me percaté de que el cuerpo era un arma de la que podía servirme para seducir o para herir. si no. se puede disfrutar más de la vida. el Señor. librarme de esa virginidad que me estorbaba. día tras día. me clava en las entrañas: Dios es Amor. 1) Redescubro la belleza de mi cuerpo. Puedo decir también que el Señor me ha devuelto la virginidad. 133 . yo los volvería más blancos que la nieve. Después de todo ¿qué ventaja obtenía no acostándome con el muchacho que amaba? Haciéndolo. pero eran más bien preceptos impuestos. los sacramentos de reconciliación han sido y son todavía los caminos por los cuales Dios me ha curado en mi CUERPO. Decidí. hasta hoy. Juan Pascual. a los cuales no me adherí por mi propio impulso. hasta el día en que como consecuencia de una decepción amorosa lo puse todo en tela de juicio. Vuelvo a descubrir la belleza de la mujer.» (Salmos 1. pues. Jesucristo ha resucitado y sólo Él puede aplacar todas nuestras ansias más allá de nuestras esperanzas. y ascender cada vez un poco más hacia el amor. Pues nuestros cuerpos son otros tantos frutos visibles. otras tantas eclosiones únicas del Pensamiento amoroso y Creador de ese Dios de Amor. poco a poco. me ha renovado en la pureza original del cuerpo y del espíritu.

Iba todos los días a misa (o al menos lo más a menudo posible). por mí sola no podía hallar salida. pues la vida había dejado sus señales en mi cuerpo y en mi espíritu. en la que aprendí que se podía amar gratuitamente. Había como un vacío en mí. llegado el momento. 21 años Yo juego la carta de la exigencia 134 . La adoración de Jesús-Hostia era en realidad un intercambio de miradas. He comprendido que los sacramentos no eran una obligación moral. Donde había habido deseo de muerte. Reaprendía poco a poco lo que era el amor. sino una necesidad real. ¿Y cómo habría podido hacerlo sí yo no dedicaba el tiempo necesario para conocer realmente a esos muchachos? Me sentía cada vez más sola. sin querer por fuerza poseer todo a la vez. Él me volvía a dar la pureza que había perdido. Fue en ese momento cuando el Señor entró en mi vida a través del sacramento de Reconciliación que me dio un sacerdote. aunque estaba rodeada de muchos amigos. En efecto. y la mía que descubría toda la belleza y la pureza de un amor compartido. Considero el sacramento como lo más maravilloso que me ha ocurrido. No veía solución.No obstante. el verdadero. Y comulgaba. tomando sobre mí todo lo que yo había hecho. Descubría que para amar hay que observarse primero para tratar de conocerse mejor. pero entregando al Señor todos mis pecados y también todas mis heridas le di la posibilidad de hacer de mí una persona nueva. No me entregaba enteramente. Eso fue para mí una conversión radical. La Suya me hacía comprender que me amaba como yo era y que era única a sus ojos. y la Eucaristía. La etapa siguiente fue la adoración. me dará la posibilidad de vivir un amor de manera completa. Él ponía su vida. María. La diferencia estaba en que yo ahora tenía las armas que el Señor me había dado para luchar: el sacramento del perdón para levantarme cada vez que cayera. Eso me permite mantenerme en la pureza que. tuve una depresión nerviosa y quise suicidarme. He aquí cómo el Señor ha vuelto a captarme para la vida. y yo corría el riesgo de volver a caer pronto en el mismo género de vida de antes. no creía más en el amor. pero no todo se había ganado. La Eucaristía ha supuesto para mí la curación. no hallaba ni la felicidad ni el amor al que aspiraba tanto. Recibía el Cuerpo de mi Señor que en la Hostia se entregaba por completo a mí por amor.

divorcio. muy pura del amor. Pero viendo que mi propia hermana salía con chicos como la cosa más normal. y hoy es una cuestión de vida o muerte para el mundo de mañana el volver a decir la verdad. qué duro es no ceder a los placeres de la carne! Porque sé muy bien que esos jóvenes (y yo también) no buscaban más que el placer que yo podría proporcionarles. y es tan duro estar en contradicción con todo que muy a menudo la tentación de hacer como los demás me hace mantener un duro combate. en este momento mismo. tíos y tía) antes tan unida —porque mi abuela siempre educó a sus siete hijos en el amor y la fe— pero hoy rota: yoga. ¡Señor. El mundo me impulsa a jugar al amor. a flirtear. me grita: «¡Verónica! Piensa en el que vive ahora.. primas. meditación transcendental. han llevado a algunos a apartarse de la Iglesia. yo juego la carta de la castidad. al consumo rápido del amor. y cuando siento que voy a dejarme arrastrar. me enamoré y quise seguirlo (¡evidentemente!). que es la ruptura de mi familia (primos. pero no es de este mundo. Al precio que sea» (cito). son los demás los que la corrompen. muchos jóvenes se cierran al amor porque no se les ha dicho la verdad sobre él. zen. desde que era muy pequeña sentí vocación por el matrimonio y pensé que sólo el muchacho a quien besara sería mi marido. y después de haber leído tu libro Creados para amar. concubinato. y yo solo sueño en tener hijos. pero es de una plaga mucho más grave de lo que quiero hablarte: los flirteos o relaciones sexuales. empecé a interrogarme si sería yo normal al no haber tenido experiencias amorosas a los 15 años. Fue en Paray donde obtuve la respuesta en 1986: tú habías hablado de la castidad. Cuando somos pequeños tenemos una visión muy bella. Y esto incluso 135 . Muchas parejas se separan. ¡NO LO TRAICIONES!» Y no sólo se trata de traición para los jóvenes que cambian de pareja como se cambian de calcetines. El mundo escupe sobre la fidelidad y la familia.. es decir. ¡Si supieras cuánto me cuesta! El mundo me empuja a la facilidad. que tú no conoces aún y que será tu marido. reencarnación. y yo. así como otros muchos jóvenes en torno mío. He comprendido que el cristiano está en el mundo. decidí «realizar uno de los actos más difíciles de llevar a cabo: rechazar las provocaciones de la impureza. En todas las ocasiones he tenido que resistirme con todas mis fuerzas a jóvenes de 20 a 25 años que querían salir conmigo y que además me gustaban mucho. y yo he elegido la exigencia. Es María la que me permite mantenerme en la pureza. llevando mi cruz. Ese día fui radicalmente «convertida» a la pureza.Desde mi primer encuentro con Jesús. en alguna parte. sino de heridas enconadas. También está el dinero que hace estragos. En lo que me concierne.

además de mi propia pureza. a las «crisis de adolescencia». si me doblego. a la desesperanza. como para que lo vivan todos aquellos que no hayan conocido esa alegría y que están heridos en su cuerpo y en su corazón. en ese periodo tan frágil que es la adolescencia no tengan a nadie a quien confiarse. pero ya están hastiados y no creen más en el amor. te lo suplico. ¿Es normal. me atrevo a afirmarlo. y la suya es pesada de llevar. sus confidencias. ¿Es terrible. un Cruz para los que eligen llegar hasta el final) no tanto para vivir personalmente un amor hermoso y profundo. castos. es normal que los jóvenes. ¿No ha dicho acaso: «Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios?» Daniel. pero mis heridas son bellas como llagas vivas. Que no tengan miedo de ejercer ese apostolado. porque la Sangre de Jesús las purifica con su Gloria. la de muchos jóvenes. los cuales creo que pueden también aportarles algo. dime. Di a todos los jóvenes que sus sacrificios de hoy salvarán a los niños de mañana. Yo también tengo herido el corazón por todo lo que veo a mi alrededor. La paternidad espiritual es la mejor respuesta a la soledad. sus heridas. conozco a muchos jóvenes que no han llegado a este límite. no? Hay tantos jóvenes que no tienen su parte de amor. Es preciso que en el año 2000 se levante un ejército de santos puros. al suicidio de los jóvenes. porque nacerán el verdaderos hogares. 16 años 136 . por esos muchachos que quieren saltarse etapas al salir conmigo. su lucha cuando ellos también eligen la castidad. Pero no tengo a otros sacerdotes a quienes confiar todas estas cosas. tú lo sabes! Y es ahora cuando me digo que si retrocedo. arrastraré conmigo a todos los demás. no dejes de decir por donde quiera que pases qué bella es la castidad. no tengan sacerdote a quien confiar sus pecados y de quien podrían recibir toda la misericordia de Dios? Creo que los sacerdotes no tienen bastante sentido de la paternidad espiritual. En efecto. Llevo. que ignoran la inmensa esperanza de los jóvenes. Verónica. y por lo tanto LIBRES. ¡Soy ya tan débil para la mía. Díselo sin falta a todos los sacerdotes.sin llegar hasta las relaciones sexuales. que realmente necesitan confiarse a un sacerdote. que combatan en nombre de Cristo y de la Virgen. de santos que ofrezcan su Cruz de Pureza (pues la pureza es.

La causa de mi soledad era que no tenía fe. más la espalda. como en toda enfermedad. un católico muy practicante (explorador. parasitosis. que atacaba al cuerpo. el Más allá de lo creado. Tuve que seguir entonces tratamiento de choque: los sacramentos.. esta curación del corazón fue seguida de la de casi todas las enfermedades somáticas ciática. me valieron varias hospitalizaciones y algunos meses de cama. hepatitis. supe y creí. debo confesarlo. contraje una terrible y dolorosa enfermedad: la homosexualidad. Y así se manifiesta la libertad de Dios: no me ha forzado actuando según su propia voluntad. como consecuencia de algunas imprudencias. desgraciadamente sin resultado. hubo el periodo peligroso de la convalecencia.II ¡LIBERADOS DE LAS DESVIACIONES! Esa enfermedad que hizo de mí un niño pequeño Hacia la edad de 12 ó 13 años. Entre tanto mi salud se deterioraba. entonces. Ciática. Fue a los 17 años cuando me curé. Era. espasmofilia. Claro está. cefalalgias. Y doy las gracias por ello. en que la menor imprudencia origina una recaída. Y mi alma se llenó de una alegría inefable: Él. traté de curármela… pero solo. anginas. lo que no daba resultado. Doy testimonio aquí de dos cosas: primero. ¡Gracias! Pero. tenía que amarme yo mismo. monaguillo) y comulgaba y me confesaba muy regularmente. Desde entonces vivo feliz y seguro. sino que me dado la libertad de amarlo y de abandonar al demonio. el pequeño. Además. hepatitis y otras.. sólo la razón me unía a Dios. Al ver al Cordero Inmolado. Si Dios consentía amarme. ya que sólo lo hacía para descargar mí conciencia. Y allí se produjo el cambio fulminante. pues era roído por mi mal. el Todopoderoso. Jesús las cargó en su Cruz. por lástima. Participaba entonces en un retiro en Tressaint y conscientemente me inscribí en la adoración. una advertencia contra los incentivos facticios y venenosos de lo bello que no proporciona ningún goce (incluso y sobre todo físico) y después y sobre todo de la 137 . me amaba a mí.

querría hablar aquí de la utilización del sufrimiento (cualquiera que sea).. Por último. Y las secuelas inevitables (como en toda enfermedad) actúan en nosotros como la espina de San Pablo: nos llaman al orden. Y transformándolas así. se puede sacar algo bello.. pues como ocurre con la reconversión de las basuras. siempre el primero de la clase. si nosotros queremos. el sufrimiento me ha hecho compasivo con los que sufren. Pero alabémosle también por ese extraordinario enriquecimiento. por la pobreza. Y esa enfermedad que me convirtió en un pecador y un niño. Mi enfermedad no es invencible: soy prueba viva de ello. bueno en deporte. Por encenagados que estemos. 17 años «My name es nobody» Me convertí hace cuatro años. pues «su amor es como el bálsamo.» Desde el día que vi a Jesús era el único que lavaba «más blanco que lo blanco». Yo... sino la de poder hacer el bien. etc.. me enseñó la humildad y la caridad de que yo andaba necesitado. que nos protege desde el Cielo: ¿no aplasta acaso al Maligno bajo su pie? Ni tampoco a nuestro Santo Ángel de la Guarda.) inclinaba al orgullo. no hay que olvidar a nuestra Madre. • Ambiente familiar: 138 . a quien mi posición (orígenes familiares. que por algo está presente.omnipotencia del amor de Dios. en música. Decid a todos los que tienen un problema: pasad una noche corazón a corazón con Jesús. el Maligno acabará por cansarse. Esteban. nos ama y puede ayudarnos. La libertad que nos da no es la de poder hacer el mal.. Para evitar las «recaídas».  Antes de mi conversión. ¿Y qué mejor que hablarles con la oración? Por esas curaciones —en las propias «narices y barbas» de los médicos que no han comprendido ni cómo caí enfermo ni cómo me curé— alabemos a Dios. nada podía faltarme..

• En la adolescencia: Me di cuenta de que no conseguía enamorarme de un muchacho. y pasaba todo el tiempo en mi habitación para esconderme. Mi madre nos amenazaba a menudo con matarnos con un cuchillo.Muy violento. Ya no me atrevía a mirarme en un espejo. Este handicap me hundió todavía más y me fabriqué un caparazón para aislarme del mundo porque la gente decía que los homosexuales son anormales. vivíamos en un ambiente de odio. Para afirmar mi personalidad cometí pequeños delitos. Pasé un año bebiendo las 24 horas del día porque no me soportaba más a mí misma. Mi padre desataba su violencia o estaba ausente.» Tenía miedo de la gente. Mi hermana y yo hemos vivido. 67 Juego de palabras en inglés: nobody = nadie no body = sin cuerpo 139 . me desperté y mi corazón latía a 100 km/h. creía que así podría ser amada. Esos términos me quebrantaron psicológica y afectivamente. Yo no sabía quién era. Pero no hubo más liberación que las de hundirme cada vez más en los infiernos. hemos estado educadas a puñetazos. Nos encerraban bajo llave en nuestras habitaciones. era el infierno. Mis padres se pegaban. Tenía mucho miedo de los demás por lo que se refiere a las relaciones.» Yo creía que en mí no había nada bueno. Pensaba que así me liberaría. Bebía para estar más segura de mí ante los demás. Robábamos en los grandes almacenes. cogíamos a niños para desnudarlos. de lo que opinaban de mí. Sufría un verdadero martirio cada vez que alguien en una tienda me decía: «Buenos días. Escribía a menudo en mis cuadernos y mis clasificadores: «My name is nobody67. Una vez había roto posiblemente un vaso y vi en sueños como mi madre fingía «estrangularme». señor. que era homosexual. Mi madre repetía con frecuencia: «Eres demoníaca como tu padre» (en la familia de mí padre hacen brujerías e incantaciones a Satanás). Luego tuve experiencias sexuales con chicos para ver sí eso podría romper el bloqueo afectivo y psicológico en que me hallaba. tenía una banda en la que me llamaban «marimacho».

recaí a veces. rompí una taza como protesta y mi padre llegó y me «zurró».» No sé por qué. sin preocuparme por lo que eres?» Esa Presencia fue tan fuerte que me detuve en el camino.  Después de mi conversión Fue duro. Comprendí desde dentro la realidad de Jesucristo. Para mi aquello fue la efusión del Espíritu Santo. Caminaba con mis heridas. pero llena de esperanza. Fui a confesarme y sentí una gran paz. mas no tenía deseos de morir. Mi madre —yo no lo sabía— estaba en un proceso de conversión: su corazón había cambiado y había pedido a 400 hermanos y hermanas de Renouveau durante una concentración ecuménica. 140 .Cuando me miraba en el espejo. que orasen por mí. En mi casa. Luego sentí una presencia a mi izquierda y se me vino a la mente: «¿No crees que puedo amarte durante toda la Eternidad. Allí había tenido experiencias con muchachas. serás bienvenida. • Mi conversión Una noche. el odio seguía presente. La Eucaristía fue para mí un momento de encuentro fantástico y de purificación. por el camino de regreso a mi casa pensaba de nuevo en acabar para siempre. pero fui.. Fui a reunirme con mi primo —que es un brujo notorio— y que me llevó a clubs de homosexuales. había en mí un deseo loco de Amor. que me calmaban pero no me satisfacían. y no sabía qué hacer con él para hallar mi paz interior. en que protestantes y católicos rezan juntos. Seguía sufriendo. me decía: «¿Eres un chico o una chica?» No me sentía bien dentro de mi cuerpo.. Caí en el pesebre esa noche de Navidad. Fui a estudiar a Lyón y allí me aferré a mi examen para no pensar en ninguna otra cosa. Hice dos tentativas de suicidio. pero puro y absoluto. Pero Dios me esperaba siempre con los brazos abiertos para perdonarme. y durante este encuentro lloré largo tiempo de alegría. deseaba la nada. Quedé muy en paz. Una vez me dijo: «Si quieres venir a nuestro grupo de oración para ver lo que es. Tuve que dejar mis antiguas relaciones. Un día en que mi madre me trató de «puerca homosexual».

. Herida que me convertía en un inválido de la vida. Esas palabras me ayudaron a resistir. por María recibirás la gracia y la curación». se habría prendado de otro. Gastaba mi corazón en ensueños irrealizables.. ¡Gloria a Dios por lo que ha hecho y hará por mí! ¡Gloria a Dios porque quiere que sus hijos sean curados! Natividad. Pero había recibido un mensaje durante una asamblea de Renouveau en una velada de curación interior: «Sientes odio por tu propia madre y arrastras la cruz de tu homosexualidad. Sin embargo.. me atormentaba. 141 . solo en mí habitación. Te pide que lleves a María a tu casa. No vivían bastante el Amor que ayuda a los descarriados. el Señor quiere librarte de ella.. ¿Cuántas veces me enamoré de un muchacho percibido por azar entre la muchedumbre? Bastaba verlo sólo un fugitivo instante y mi corazón se encendía de amor por ese extraño del que no sabía nada.. pasiones riman con agresiones.. Por la noche. Entonces comenzaba un prodigioso vértigo interior... Mis sueños en esa época estaban exentos de toda sensualidad y denotaban sobre todo una afectividad profundamente perturbada. los heridos en el corazón. lloraba por ese amor llamado desconocido. Mi corazón necesitaba llenar ese vacío afectivo. Me parece que el Señor me guardó celosa y amorosamente y me ha tenido apartada del mundo con toda clase de estratagemas. Por eso me interrogaba con frecuencia. Durante semanas y semanas la imagen de ese chico me perseguía.Estuve a punto de perder la fe porque ningún cristiano me ayudó.. ¿Por qué tenía que haber sucedido en ese instante preciso y en aquel lugar? Unos segundos más y no habría visto a ese muchacho que me había turbado tanto. Si mi corazón no se hubiera prendado de ese chico. la vida en el corazón mismo de sus heridas Desde el comienzo de mi adolescencia nutría en mI corazón esa herida recibida en mi infancia. Necesitaba unos brazos en los que refugiarse. 24 años La vida. ¿Por qué? Pero ese era un falso problema.. necesitaba seguridad...

Lo había invitado sin segunda intención. Es en esa época cuando mi hermano más pequeño sintió de corazón el deseo de volver a ir a misa. De misa en misa. ardiente. y que en el breve instante de un fugitivo beso en la mejilla destruyó el castillo de mis ilusiones. El volcán se despertaba… Yo sufría. Tristeza inconsolable que roía mi vida. Un abismo en el que sentí una indescriptible pasión por ese desconocido. Pero la herida sigue allí.. que me abrazaba con ternura en las noches de desesperanza.. tan insignificante en opinión de la gente. Volvía de ella deslumbrado... Sin medir las consecuencias de ese acto. Sé que me acompañaba en mis sufrimientos en las noches de dolor. como a un amigo. Dolor inconsolable. Y se había burlado de mí. Entonces hizo participar a mamá en su alegría.. poco a poco.. La brasa se había consumido. Y sé que incluso antes de hacer real su presencia a mi lado. Entonces es cuando se produjo en mi vida el encuentro con mi más bello amor: el Amor.. cuerpo santísimo de la Vida.. pobre alma que moría. como siempre. A comienzos de año vuelvo a encontrarle. Además el tiempo se había sumido. atormentado por ese amor que en modo alguno había provocado. Hubo en efecto un hermoso efebo que vino a enturbiar el delicado espejo de mi fuente interior.. viva. como un niño que abre los ojos y empieza a vivir. dolor que quema y que desgarra. Y cada noche lloraba ese dolor. Era injusto.. Luego me tocó a mí. 142 . ¡Estaba solo.Mi historia comenzó verdaderamente cierta tarde de otoño. gusto a la vida. a Él. Y como estaba replegado en mis tinieblas.. ya estaba allí. Me doy cuenta hasta qué punto fui traumatizado por aquel muchacho. en el túnel del recuerdo. solo. tan amante.. Estaba allí tan discreto. solo! Y lo terrible es que no por vivir en una familia numerosa se siente uno menos solo.. el cual desde el día siguiente me miraba como a un desconocido. yo no lo sabía. Aquello había bastado para precipitarme en un abismo. yo no tenía aún 18 años. el Señor fue preparando mi corazón a recibirlo: yo. pero no en la mía... Viaje interminable y doloroso. pero no me rebelaba..

.. ¡de Dios! Entonces no comprendía que acababa de recibir la efusión del Espíritu Santo.. en mí. Y yo busco la dicha de servirle. ¡Qué dicha entonces.Un domingo sentí que me llamaba a Su mesa: el Creado del Universo. Era un verdadero Pentecostés. de ideas de muerte. Sentía a Jesús presente en mi herida. la que me ha salvado de indescriptibles tormentos.. Aquí bajo mi vida se desmorona. Armando. María. Por poco caigo de espaldas. ¡Quiero a Dios! ¡Quiero servir a mi Dios! Le suplico que se adelante a mis deseos (y son grandes). en el momento de recibir el Cuerpo Vivo de Jesús... nada puedo.. para que no me deje vivir más esas terribles noches de soledad en París. Eso me hizo llorar. Sentía vivir en mí a la Santísima Trinidad. Pues Dios sabía lo que necesitaba. lo sentí. Durante la semana estaba impaciente por volver a encontrar a mi Jesús en la Eucaristía del domingo. para librarme de fregar la vajilla de los cacharros. Quisiera pedirte que rogaras por mí al Señor. tan pobre. de Eucaristía en Eucaristía! ¡Qué dulzura! ¡Qué alegría! ¡Qué alegría! ¡Oh. 24 años «Gay» desde hace cuatro años. yo solo. No obstante mi corazón seguía herido… ¡Qué profunda era la herida! Fue entonces cuando un domingo. qué alegría! . te ama! Yo hace dos años que vivo gracias a eso. mi Madre tan amada ha velado por el pobre pecador que soy. estaba como ebrio.. me inscribí en la 143 . en mi herida. sí... Noches penosas en las que me siento inútil. La alegría de una amistad fiel Te escribo a ti que eres mi hermano en el sufrimiento para decirte: ¡JESÚS.. no sabía lo que era eso. He aquí cómo se produjo el encuentro: fue durante mi estancia en un campamento de jóvenes. María me ha socorrido siempre. me invitaba a mí. Y un Gran Río de Amor descendió hasta mi corazón. a su festín. Y eso es inolvidable. en esa ciudad-trampa.. donde. como si Él me impusiera las manos en la cabeza. Noches penosas. en las que siento que mi vida no está allí. Sólo comprendía que era amado por Dios y que ese Amor valía mucho más que todos los pudiera imaginar. Y siempre se adelantaba a mis deseos.

pues. Entonces Él me dijo: «¿Quieres amarme?» Y yo no comprendía nada: yo. pues. Aún hoy. una prueba que nos hace madurar. que contigo estoy yo» (Isaías 41. Ningún riesgo. lo barre todo y me dice: «No temas. una sola Palabra. los días de obsesiones en los que incluso la oración parece no poder librarnos de esas imágenes. y Él que con una sola Mirada. habiendo probado la droga y la prostitución. yo que no deseaba más que una cosa: la muerte. 20) y que la vida. la esperanza. no estás completamente solo». Jesús. se tienen todas las posibilidades de caer en él. dos años después. ¡Y qué Alguien! Dios «en persona». «Primeros auxilios: la alabanza. «gay» desde hacía cuatro años. cuando parece «contra-indicada». y se desea la muerte. Todavía conozco esos días de llanto en los que me gustaría tanto que hubiera unos brazos en los que poder refugiarme. no tengo tanta suerte. pero se trata de un mal. fuerzas. necesitar mi amor. Piensas tal vez: «Tanto mejor para él pero yo. el Perfecto. etc. Hay. Alguien podía amarme. mi vida. ¡Qué dicha! Y luego sé que «Aunque diga: me cubra al menos la tiniebla» hoy «la noche es luminosa como el día» (Salmo 138) y sé también que el Señor «me salvó porque me amaba» (II Samuel 22. A fuerza de mirar al fondo de un precipicio. Bueno sí. Primer día. de 17 años. llevando una vida de perfecta hipocresía. y ese es nuestro dolor. pero como todos los que son amados por el Amor. nos permite no ser esclavos de ellos. no puedo seguirlo. y lo que es más. puedo decirte: «Resiste. Pero no hay que culpabilizarse por ello: el gran peligro es el remordimiento que conduce a la muerte y hace más pesadas las cadenas. aunque quisiera admitir que Dios es el Camino. que pedir la gracia de 144 . La confianza. Él el Santo. de ese deseo irresistible de «carne fresca».adoración. el Bueno. incluso se odia. incluso y sobre todo cuando es difícil. conozco los días de asco después de una recaída. yo que me hundía cada vez más hondo en mis mazmorras. y el segundo día vuelvo. la Verdad y la Vida. de nuestro pasado. sin embargo. Y Él viene a buscarnos tal y como somos. se había fijado en mí y me quería. Pero precisamente porque vivo todo eso. sin borrar nada de nuestra personalidad. Me dirás: alabar al Señor por un sufrimiento. tantas gracias. 10). lo comprendo. Yo que desde hacía cuatro años hacía «experiencia» tras «experiencia». que con mi pecado yo había crucificado. primera impresión: la moqueta es cómoda. esos días en los que uno se ama tan poco. tu vida es bella. Es cierto.» Yo no soy un privilegiado. los brazos maternos existen.

y esas «citas de amistad» pronto se convierten en deseadas. Con eso se puede «respirar». apiádate. Por eso no vaciles en confiar en él inmediatamente después de la caída. Madre de Ternura y de Misericordia. Y Dios que nos conoce bien. mejor que tú. no temas confiarte siempre al mismo sacerdote. de amarse en la pobreza. pariente. ¿Quiénes? Ante todo personas que están siempre contigo: tu Padre todopoderoso. es una verdadera fiesta. Por último. para evitar en cierto modo una «infección» (y para que ideas del género de «una o dos veces es igual» no tengan influencia) y sabiendo que estás en «convalecencia». vive en paz y alegría. todos los Santos del Cielo. Existen algunas medidas prácticas de «higiene elemental» que aunque parezcan evidentes. pero también con caridad. Para ello. donde sabes que te sientes débil. te ayude a llevar tu carga (amigo.. entonces. tus allegados (familia. entonces. reza para hallar un confidente que. por ejemplo.. como suele decirse a menudo. Tres en Uno. Además. Una vez reconciliado con Dios. Además es deprimente tener la impresión de no hacer progresos porque uno siempre pide perdón de lo mismo: imponiéndose cierta frecuencia uno puede resistir mejor de Reconciliación en Reconciliación. y ahora cada quince días al menos. y no una carga penosa. nos ofrece un sacramento magnífico y que «nunca falla»: la Reconciliación. ¡Rézales con frecuencia! No piden más que eso y te conocen. hay que reconciliarse consigo mismo.. Personalmente. Y María. si quieres vivir del Espíritu. Señor. y sólo depende de ti.). el Espíritu Santo que te da vida y fuerza.. no dejan de ser difíciles de aplicar: evita algunos lugares. La Comunión de los Santos no es una expresión vacía. me presentaba ante Dios cada semana. Ese sacramento es luz: fuente de alegría. tu confidente más fiel y mejor inspirado (puedo darte testimonio del consuelo y la protección de que sabe rodearme). no vaciles en imponerte un ritmo de encuentros reconstituyentes con tu Señor. te corresponde a ti actuar. rompe tu soledad y rodéate de «hermanos». María que intercede por ti día tras día. Jesús tu salvador. cierto que con toda lucidez y sin cobarde complacencia.) y los demás. En segundo lugar. porque así podrá seguirte y acogerte en los días difíciles.aceptarse. María que te abre sus brazos cualquiera que sea tu «estado». Y piensa también en tu Ángel de la Guarda que puede ser. María que aplasta la cabeza del dragón. el abandono: yo no puedo y no comprendo. María. padrino. durante una temporada no fui solo a la playa ni incluso a 145 . También hay que resistir a las tentaciones. En fin. En efecto. Señor. y de esa forma logro mucha alegría y paz y escucho mejor al Espíritu. sacerdote. «Hago el mal que no quiero hacer». sin juzgarte.

y es hundiéndote en su mirada como serás purificado.). recitando la oración de Jesús («Señor Jesús. reza. se ha convertido en símbolos eróticos. Si quieres reconciliarte con tu Señor. Pero para eso hay que haberle dado antes «carta blanca. pero no de esas cruces-joyas que. Y hasta en los momentos en que no te sientes sincero. ¿Cómo? Por ejemplo. etc. Y es mediante esos largos momentos en que contemplas a tu Dios en la adoración. apiádate de mí. Además. sino por el contrario de fidelidad. señuelo del Maligno. la Iglesia. pide ayuda de Dios. Luis.un puesto de periódicos. Y si te sientes molesto y quieres esconderla. persevera. por la oración y por su Palabra —su Biblia es la lámpara para alumbrar tu camino — son los que pueden hacer que penetre en uno el Amor. lo que haces no es de Cristo. los Ángeles y todos los Santos. Tus hermanos. su Presencia. Dios mío).» Finalmente. una cruz por ejemplo. déjate modelar por su Luz. con su Resurrección la muerte está ya vencida (y además un pequeño recurso: lleva siempre visiblemente sobre ti un signo de tu pertenencia a Jesús.. fuentes de toda gracia. Tú eres hijo de Dios. no te obstines en una supuesta sinceridad contigo mismo. eso me sería imposible. haz deporte. María. Por último NO TENGAS MIEDO. puedo afirmarte que si no tuviera la gracia de recibir a Jesús-Eucaristía todos los días. Y sobre todo no olvides que con su Cruz ya te ha redimido. Dios está para siempre contigo. Y aún más importante: vuélvete hacia los demás (piensa en una amiga que ha perdido a su familia en un accidente. aunque en ese momento creas desear otra cosa.. como podrás aclarar tu mirada. pecador») puedes recurrir con fe al Nombre de Jesús («Lo que pedís en mi Nombre. creed que ya lo habéis recibido»). Haz lo mismo con los libros y las películas. No se tratará de hipocresía. combate sistemáticamente todo germen de pensamiento malsano. Dios en sus sacramentos. por la perversión de algunos. tomando la decisión de rezar un rosario a cada tentación. En una palabra. en nuestros hermanos del Líbano. 23 años 146 . Verás que es un signo infalible). ten confianza. marcha hacia la Verdad a pesar de tu debilidad. Me ha sucedido balbuceando «Jesús… Jesús. Jesús…» cuando buscaba una «aventura» y permanecer durante dos horas de angustia protegido como a mi pesar (gracias.

su sexo. ha sido escrito no sobre una «roca». Que estas líneas sean para ti un mensaje de esperanza. sin problemas. Quisiera gritarte: «Respeta al otro en su cuerpo. En fin. si es que debo casarme». al doblar 147 . con toda la fuerza de mi corazón. su corazón. hecho de carne y corazón de sentimientos y. así pienso (y todavía hoy. A ti principalmente para tratar de hacerte comprender el drama que puede vivir una joven cuando es violada. Si eres un muchacho. virgen. deseando amar al mundo entero. sino sobre «arcilla en formación». A los 13 arios yo era aún «una niña». Que no se respetan a sí mismos y por lo tanto no respetan tampoco a los demás. Quince años ya y sin embargo nada está olvidado. En una palabra. pues es a ti a quien quisiera dirigirme ante todo. con su Amor que sobrepasa a todo amor. Y he aquí que. Respétate también. tenía 13 cuando me ocurrió. a pesar de la dureza de este mundo) gracias a la fuerza de Dios Me decía a menudo: «Quiero permanecer pura hasta mi boda.. Sin embargo. por el amor de Jesús todo se ha transformado. Pues me parecía que sólo Dios podría colmar toda el ansia de amor contenida en mí. en mi corazón sentía la llamada de amar sólo a Dios durante toda mi vida. léeme sin reserva mental. te lo suplico. no lo creo. pero sobre todo queriendo amar a Dios sobre todas las cosas. Hacerte comprender los «estragos» psicológicos e incluso físicos que tal acto acarrea o puede acarrear. suplicarte que estés a la escucha de tu corazón y no de tu cuerpo. puede ser que me comprendas mejor desde «dentro» si desgraciadamente has tenido una experiencia como la mía. a todos los que escarnecen el amor en lo más bello. ¿Utópico? No.. ¿Entonces.» Tengo 28 años.De tus puntos negros Él ha hecho estrellas Quisiera dirigir estas líneas a todos los jóvenes que hacen lo que sea con su cuerpo. sobre una página blanca. posible? Sí. de repente. lo más noble y lo más digno de respeto que tiene. de amor. Pero ahora. Deseosa de vivir. en su intimidad. Todo el «film» de ese desgarramiento en mi vida está grabado en mí para siempre. Es la ingenuidad de los «niños». No eres un animal. Al hacerte conocer este episodio de mi vida. Es natural. Si eres una muchacha. eres un ser humano. quisiera ante todo dar gracias a Nuestro Señor que me ha salvado y me ha permitido «re-nacer».

Ese algo quiero llamarlo Pureza. sólo tenía una idea en mi mente: morir. Jesús..¿Qué puede hacer una chica de 13 años para defenderse de la maldad de un muchacho de 20 ó 25 años? Nada.. E intenté suicidarme. Sin esa pureza íntima. Me detestaba. que hieren atrozmente. podrida. Habría querido matar a aquel muchacho.. No había más amor en mí. Me desperté después de haber dormido dos días.... Ese «después» ya lo detestaba. Había un «antes» e iba a haber un «después». Mi carácter se endureció cada vez más. violado por otro.. pero era casi a mi pesar. Pero los días transcurrían sin traerme nada nuevo. Y eso durante once años. se había vuelto sordo de golpe?. grabados para siempre en mi mente. Esa torre quería que fuese lo más dura posible para que nunca nadie encontrase una brecha... ¡Qué sed de venganza había en mi corazón!. ¿Cuántos por qués formulé?. Estaba acorralada entre la tapia de un cementerio y unas tablas de madera. Cuando por fin pude llegar a mi casa (de la que mis padres estaban ausente por unos días). ¡Cómo habría deseado reunirme con esos muertos del otro lado del muro! . Me dolía mucho.. Ni siquiera para mí. ¿Un corazón? No sé si lo tenía aún.. Pues todo el amor que encerraba hasta entonces se había transformado en odio contra el género humano.. Pero esa idea no me abandonaba. Deseaba reducirme a la nada. todo en lo que creía hasta entonces se había evaporado de repente. Algo profundo... Eso que Dios había puesto en mí desde el comienzo y que ya no existía porque había sido roto.. soy sin razón y gratuitamente la víctima de toda la violencia de un ser humano. Para nadie. ¿Por qué tanta violencia?.una esquina. Y en lugar de volver esa venganza contra los demás. verme así. Era algo indeleble. mucho. ¡Cuántas veces no habré revivido en mis sueños esa escena de la violación! . Sobre todo cuando llevas sola ese fardo. estaba mancillada. ¿Es que Jesús al que tanto llamaba en mi corazón. Mis padres no comprendieron mi cambio. Segunda tentativa de suicidio fallida. la fe. Ya no era la misma persona... Nadie que pudiera salvarme. muy íntimo había muerto en mí... Me había convertido en un guiñapo. ¡Qué largos son once años! Créeme. Un cuerpo y un corazón sin deseo de vivir.. Era lo que pensaba. Era lo que me permitía ser yo en lo que yo tenía de única. Esa idea era tenaz. ni me iba a abandonar tan pronto. ¿Por qué todo eso?. gestos. y principalmente contra el sexo masculino. Era víctima y me sentía culpable. Era un viernes. una hora de torturas sexuales. 148 . la volvía contra mí. Ya no era un ser humano. Entonces me encerré en una torre que yo había forjado en torno a mí. Entonces ¿por qué continuar viviendo si ya no era nadie? Sólo la muerte podría librarme. un lugar. Palabras como: «Querría matarte».

al comenzar mi servicio en el hospital me llevé una extraña «sorpresa». estaba allí. No lo sabía. Volvía a tomarle gusto a la vida. No cesaba de llamarme por mi nombre. ni un segundo. Tenía que dejarme amar. encontré a un sacerdote a quien pude confiarme. de nuevo. pero pienso que era por estar tremendamente sola. En unos meses.. A través del sacramento de la Reconciliación. Era como «antes». Él sólo deseaba poder permanecer en mi corazón para darme sin cesar su Amor. Al cabo de esos once años de asco y de tristeza. Era yo la que había soltado la suya. con la ayuda del Señor. secretamente. El sufrimiento que Él ofrece me ha permitido. Fue santa Teresita del Niño Jesús quien me ayudó mucho a eso: «Cuanto más pobre seas. a través de su corazón. Ese muchacho que tanto me había hecho sufrir. en su Cruz. Pasaron los años.No había que hablarme más de Dios. Hoy puedo decir que jamás. de «paciencia» por parte del Señor para re-habilitarme ante mí misma. eres precioso a mis ojos. Tenía que volver a ser «niña». Sólo Él podía «recrearme». Jesús había hallado una grieta en la «hermosa» torre que yo había levantado con la fuerza de mis brazos. Era casi culpa suya si tal cosa me había sucedido. Él irá lejos. de «delicadeza». Nos lo muestra cada día y me lo ha mostrado en mi vida. Con suavidad.. estaba «él». ofrecerle el mío poco a poco. sufriendo a su vez. Me repetía incansable «Dado que. a mi vez. sólo Él podía volver a dármela. yo había alimentado un odio increíble. porque es un Dios de Amor. Esa pureza que había perdido sin quererlo. pero de manera segura hizo su «trabajo» de Salvador. Frente a mí. si a veces te extravías…» Comprendí también que todos mis sufrimientos los había tomado sobre Él. en ese lecho de enfermo. Hicieron falta horas y horas de «dulzura». las piedras de mi torre cayeron una a una. Y eso era lo más duro para mí. Ahora me percato de cuánto sufría Él conmigo durante todo ese período. se aplacó. muy lejos a buscarte. más te amara Jesús. Poco a poco fui empezando. todo el asco de mí misma. eres estimado y yo te amo» (Isaías 43. Pero un día. pude entregar a Jesús todo ese odio acumulado y poco a poco. 149 . 4). Para Él yo seguía siendo su hija. pobre y debilitado. soltó el Señor mi mano. pues Él no había venido a salvarme. a rezar.. proyectaba sobre Él toda mi tristeza. que había deseado matarme. Y buscaba a alguien a quien hablar. contra cual el cual. en esa cama de hospital. Todo no se hizo en un día.

Sí. Y él me ayudó mucho. entraba a mi vez en el círculo de la violación. Sin embargo. Pude hablar largamente con el sacerdote que conocía. en el servicio del hospital.Durante once años. el amor atrae el bien. sabía que «mantenía» en su pecado al joven que me había agredido. más presente. yo quería amar a Jesús. entre mis manos. Entonces ¿para qué? Pero si lo negaba. Podía muy bien inyectarle un producto intravenoso con una dosis mortal. Podía vengarme: podía matarlo. Yo quería también permanecer en su Corazón. Pero seguía vacilando. Su Amor era cada vez más fuerte en mí. lejos de Dios. Círculo sin fin. 150 . Lo pensé desde el comienzo.. no podía decidirme a hacer ese gesto mortal. o sin llegar hasta eso. Yo no podía olvidar el amor que Jesús acababa de testimoniarme aquellos últimos meses. sabía que cerraría una vez más la puerta de mi corazón al amor de Jesús. comprendí que teóricamente debía curarlo. más lancinante. Entonces lo confié todo a la oración pidiendo sólo una cosa: ser sincera al dar ese perdón. ¿Iba a darlo o a negarlo? Pensaba que si lo daba. a mi merced. Y me equivocaba al pensar que esa libertad que deseaba para mí. al hacer daño a ese tipo. Y por otra parte. Sentía pues que Jesús me ordenaba perdonar. la obtendría vengándome. esperando de mí —como todo enfermo— que lo cuidara. Pasado el choque de la sorpresa. Sí. se hizo más fuerte. Y nos hace libres porque nos ama y nos permite amar a nuestra vez. pero eso me parecía superior a mis fuerzas. ¿No nos ha pedido que perdonemos a nuestros enemigos? . Quería guardar a ese Amigo que comenzaba a conocer mejor y que es el más hermoso de todos los amigos. Y era lo bastante consciente para darme cuenta de que al matar.. Hubo una lucha en mí a propósito de ese perdón. La venganza atrae el mal. me sentiría liberada para siempre. negándome a dar ese perdón. ¿Y cómo permanecer en él? «Guardaréis mis mandamientos» (Juan 14. Y no son palabras vanas. Pensaba en ello por la noche.. su cara estaba grabada en mí y ahora surgía de nuevo en mi vida. Sólo Jesús es capaz de hacernos enteramente libres. Entonces todo ese odio que sentía contra él y que empezaba a aplacarse un poco. Pensaba que cuando lo hubiera matado. Pero en la práctica eso me parecía superior a mis fuerzas. 15). eso no cambiaría nada para mí. Que fuera verdaderamente el deseo de mí corazón y la Voluntad del Señor.. eso no iba a borrar lo que yo había vivido. Estaba allí. Me confié también a mi Madre celestial pidiéndole que hiciera dócil mi corazón al Espíritu de Jesús. al volver a mi casa sabiendo que lo encontraría de nuevo al día siguiente. incluso sin volver a verlo. deseaba la paz en mi corazón.

Y un «buen» día pude recoger ese perdón como una flor que acaba de abrirse y ofrecérselo a Jesús en el sacramento de la Reconciliación.. 28 años 151 . ¿No crees que sobrepasa todo lo que se pueda imaginar? ¿No crees que siempre está ahí. He aquí las maravillas del amor del Señor. Sin Él mi corazón jamás habría consentido perdonar..» María. Es cierto que eso no fue un toque de varita mágica que me hiciese olvidar todo lo que había vivido. pero al ofrecer ese perdón todo se transformó. Puedo asegurar verdaderamente que es el Señor quien con su gracia me permitió que le diera ese perdón. Soy tan pobre. Una paz inmensa me invadió entonces. a nuestro alcance? ¿No crees que vale la pena recorrer un trozo de camino con Él para conocerlo mejor? He aquí su milagro más hermoso: «De tus puntos negros hace estrellas… si le das un poco de tu corazón.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful