Sinopsis Diplomado ERE Tema 8 - Fundamentos pedagógicos de la ERE El acto de la educación es un proceso de humanización que recae principalmente en la labor

de los padres de familia. No es propiamente un saber específico, sino una intencionalidad humana, a través delacual se transmiten elementos culturales como el lenguaje, con el cual se busca ayudar a que la persona signifique su realidad. De acuerdo con este presupuesto, la educación se convierte en un saber al momento en que es una reflexión sistemática del acto educativo humanizador. La educación comienza a reconocerse como una pedagogía. Del mismo modo, la didáctica se concibe como una reflexión sobre la enseñanza que se realiza de un saber, y el modelo pedagógico es una representación mental de lo que significa enseñar a partir de componentes como el aprendizaje, la educación, la psicología, la filosofía, las ciencias cognitivas y la enseñanza. En un modelo pedagógico se requiere del conocimiento de los procesos de aprendizaje del ser humano, los procesos de formación integral, y de evaluación (qué significa, que se puede, qué se debe evaluar) a través de los cuales pueda optimizarse el proceso educativo en sentido de realización del ser humano. La herramienta fundamental para el proceso de aprendizaje y conocimiento es el currículo y aquello que le deviene en los procesos, planeaciones, formaciones personales que supone para su realización efectiva. Con esto, debe tenerse en cuenta que la experiencia religiosa es un proceso que antecede a la educación religiosa, que presupone en el ser humano, indistintamente la fe o confesión, una comprensión y apropiación de la misma. Por tanto, para que la educación religiosa sea efectiva, la comprensión de la experiencia misma debe tenerse como el presupuesto fundamental. La ERE de cara a la formación integral ¿Qué aporta la pedagogía en relación a la educación religiosa? En principio ayuda a que la persona tenga una conciencia de la dimensión trascendente que es inherente a sí mismo.Según Edgar Morin, en este proceso se dan cuatro pasos fundamentales para una educación religiosa humanizadora: y Salir de la ceguera del conocimiento para realizar el estudio y conocimiento del conocimiento mismo. y Abordar los problemas globales y fundacionales. y Enseñar la condición humana. y Enseñar la identidad personal. La experiencia de trascendencia de la persona es un reordenamiento de toda la vida, no es sólo una organización moral y ética determinada. En este sentido, la ERE es una experiencia de realización de la totalidad de la persona.La ERE aboga por la comprensión del ser humano, por su identidad terrenal y por la formación de la persona ante la incertidumbre, ante la duda. El aporte está en reconocer y dinamizar la experiencia de lo desconocido y el de la sensibilidad moral y ética. La educación debe ser un acto personalizador para la formación de la identidady de la libertad del ser humano. Una de las preguntas que se formulan en relación a esta formación es ¿cómo la ERE puede ayudar a trascender? Siendo esto así, es fundamental promover una educación, que se oriente a la construcción de la dignidad humana. Jacques Delors propone cuatro

saberes fundamentales: aprender a conocer, aprender a ser, aprender a hacer y aprender a convivir.De acuerdo a esta proposición, la escuela, en su definición debe enseñar para: y Buscar decisiones. y Leer para comprender. y Escribir para convencer. y Automatizar para pensar. y Analizar para opinar. y Escuchar para dialogar. y Hablar para seducir. y Empatizar para compartir. y Cooperar para triunfar. y Fijar metas para superarse. Estas características deben ser un elemento fundamental en el diseño curricular de una Institución Educativa en conjunción con la base de cada saber, que se fundamenta en los proyectos de áreas, desde la enseñabilidad y la lógica disciplinar. Este diseño debe relacionarse con diseños curriculares de innovación que estén ubicados también desde la educabilidad y la lógica interdisciplinar, es decir, en relación con los demás saberes. De esta forma, la ERE, en su proyección curricular, debe apostarle a la formación de lo trascendente en la persona, a la construcción de una espiritualidad propia de auto-comunicación de integración personal y de complementariedad del mundo. Una educación religiosa para la trascendencia se ubica en la capacidad del ser humano para entregar su vida, de ir más allá de sí mismo. Para lograr la trascendencia se debe: y Trascender hacia uno mismo: Capacidad de posesión personal y apertura hacia los otros. La trascendencia personal se da cuando el ser humano tiene capacidad de superación de su egoísmo, cuando desarrolla su capacidad para escuchar y reconocer los demás puntos de vista. Descentrarse, pensar, desarrollar su capacidad cognitiva permite que pueda trascender la persona. y Ir más allá de un mismo: Trascendencia horizontal y vertical. El ser humano debe trascender al interior de su historia (horizontal) perpetuando su obra en el mundo y debe trascender también hacia una realidad meta-histórica a la cual camina la realidad (vertical) Esta es una experiencia religiosa que se concibe como absoluta y sagrada, y que puede concebirse desde lo afectivo y lo personal. Con estos elementos, puede precisarse que la experiencia de Dios nunca es directa, no se da ni por sentidos internos ni externos, lo único que se reconoce es la mediación de Dios. La experiencia afectiva de Dios debe ser mediada por un proceso hermenéutico, distinto de la presencia de Dios, la cual es constante en el ser humano. Modelos y tendencias pedagógicas La diferencia entre modelo pedagógico y enfoque está en que el enfoque es un sistema de ideas concatenado y fusionado hacia la realización de un proyecto determinado. El modelo es un paradigma, un patrón por el cual ha de ser posible la realización de un enfoque. Teniendo este argumento epistemológico presente, se pueden precisar algunos enfoques orientadores en el desarrollo de la ERE:

y

y

y

y

Enfoque conductual: Hace énfasis en la conducta y no en el desarrollo del pensamiento. Busca medir los desempeños mentales y obtener respuestas adecuadas por los aprendizajes. Enfoque organicista: La forma de aprendizaje de la maduración de la estructura de la persona y no dependiendo de la etapa de desarrollo específica. El pensamiento evoluciona: Formas: Conceptual = Argumentación (Noción primera: Noción segunda). El proceso es gradual. Este enfoque aboga por la construcción moral: Identidad de sujeto, identidad cultural y reciprocidad, construcción de acuerdos y normas (objetivación). o Armonía: Regular la impulsividad, las funciones. o Heteronomía: Norma como grupo, desde afuera, externa. o Sociononía: Pertenencia responsable a un grupo. Trato de iguales. o Autonomía: Comportamiento personal. Enfoque contextualista: El contexto es aquel que lleva a comportamientos que surgen de significaciones lingüísticas. La ERE puede configurarse en este ámbito a partir de sus construcciones simbólicas y lingüísticas. El nivel más alto de desarrollo está en la capaciad de autocontrol y de descontextualización. Enfoque computacional: Se obliga a formar procedimientos y lógicas de respuetas con un conocimiento previo. En la ERE se debe desarrollar dicho proceso desde la hermenéutica y la interpretación.

Como elemento central de éstos enfoques, se aclara que permiten avanzar hacia una comprensión de la ERE interactuante con éstos. El problema de los enfoques está en la capacidad que tiene el docente para desarrollarlos. Propuesta curricular El currículo es el instrumento con el cual se elaboran procesos de formación humana. Hace referencia al camino seguido que se realiza para lograr un fin determinado. Se refiere también a la integración temática determinada.Es una construcción social e histórica de carácter teóricopráctico en la que se integran creencias, saberes, ideologías y fundamentos determinados. En el proceso de construcción curricular para la ERE lo fundamental es traer el sentido de la vida. El currículo tiene un elemento pre-activo, de representación y un enfoque o modelo. El currículo es una hipótesis de trabajo, y por tanto requiere de una formación de la misma. El currículo es también una acción, es un proceso interactivo, que habla de la propia realidad y praxis. En una propuesta curricular, el componente pre-activo (hipotético) y de acción (configuración) debe estar en constante compatibilidad. El enfoque institucional debe estar establecido en la parte hipotética del currículo. La asistencia institucional, la acción, es la segunda parte del currículo, que la complementa y la orienta no es absoluto al enfoque. En el medio de estos procesos aparece la incertidumbre de su aplicabilidad, la cual se solventa en la vivencia del currículo a partir de la representación cultural que se trasparenta en los contenidos que se usan en el aula. Se requiere así una planeación y programación determinada para ello. Por tanto, el currículo es una teoría y práctica que requiere de una evaluación desde sus propios lineamientos.

Diseño curricular El diseño es un proceso de transformación de requisitos en características específicas hacia un sistema o producto. Este proceso vincula los requisitos en los elementos de salida.Un currículo requiere de un proceso de diseño y de verificación de aquello que se ha propuesto y finalmente de validación del mismo conforma a unos lineamientos trazados. Un proyecto curricular debe colocar en primera instancia un marco jurídico que lo reglamenta, de la misma forma debe tener unos requisitos institucionales que aterricen los enfoques y propuestas de las cuales la institución se rige, y finalmente debe apoyarse en las necesidades de los padres. Estos requisitos se conciben como datos de entrada, como criterios que se orientan y deben seguir en la práctica de la educación. Transversalidad en el currículo Es un proceso participativo y deliberativo. Busca formas para la vida, se enfatiza en la dependencia interdisciplinar de los saberes. La transversalidad desarrolla la afectividad, conocimientos, valores y ética, y principios de convivencia. y Principio de integración: Se elabora desde y con contenidos pragmáticos de los sectores. y Principio de recurrencia: Se refuerza el desarrollo de las actividades, no son aislados. y Principio de gradualidad: Se avanza según niveles de logro y saberes. y Principio de coherencia: Articulación integral de todo. Debe haber una coherencia de contenidos. y Principio de problematización: Se identifica el conocimiento desde los problemas. y Principio de apropiación: Desarrollo de valores para la vida y no para la incertidumbre. La transversalidad del currículo puede desarrollarse a partir del contexto en que se encuentra, de los recursos, de los medios y herramientas que se ofrecen para ello. La ERE debe trabajar desde la educabilidad y la enseñabilidad misma. Es un ejercicio de comunicación del ser religioso, de la cultura religiosa del ser humano. La educabilidad se refiere a la capacidad y potencialidades que hay que formar en los estudiantes.