Escuela Fisiócrata

Los fisiócratas sostienen que el principal derecho natural del hombre consiste en el disfrute de los resultados de su trabajo, siempre que tal disfrute pueda armonizarse con los derechos de los demás Los gobiernos no deben interferir en los asuntos económicos más allá del mínimo absolutamente imprescindible para proteger la vida, la propiedad y mantener la libertad de contratación. Se atribuye al francés Vincent de Fournay (Francés: 1712-1759) la famosa frase ³laissez faire, laissez passer´ (dejar hacer, dejar pasar).

Para los fisiócratas la agricultura era el único sector genuinamente productivo de la economía capaz de generar el excedente del cual dependía todo lo demás. Lo anterior incrementaría la proporción perteneciente a los terratenientes, el excedente se destinaría posteriormente a elaborar y consumir productos manufacturados con lo cual aumenta la demanda y la riqueza de la nación.

Para esta Escuela la riqueza de una nación procedía de la capacidad de producción, y no de la cantidad de oro y plata que poseyeren, por lo cual centraran en el estudio no en el dinero, sino en las fuerzas reales que permiten el desarrollo económico.

Francios Quesnay (Francés: 1694 ± 1774)

Fue un economista francés, máximo representante de la escuela fisiócrata, siendo de profesión médico cirujano.

Sistematiza y gráfica El Flujo Circular de Bienes y Dinero en una economía ideal, Cuadro Económico (Tableau Economique ). Este es el primer análisis sistemático del flujo de riqueza el que asentara las bases de la macroeconomía. Confiere a la agricultura la máxima importancia, confiriéndole la capacidad de crear riqueza. Reconoce la existencia de tres o cuatro clases sociales: los dueños de la tierra, los agricultores arrendatarios (única clase productiva), y los industriales y comerciantes. Afirmó que la tierra corresponde a los terratenientes, pero que el producto creado por esos agricultores arrendatarios tiene que satisfacer las necesidades de las tres clases existentes. El Cuadro Económico muestra como circula el producto neto entre las tres clases y cómo se produce cada año.

Este máximo representante de la escuela fisiócrata argumentaba que el principal derecho natural del hombre consiste en el disfrute de los resultados de su trabajo, siempre que se armonice con los derechos de los demás. De aquí que considerara que el gobierno no debería interferir en los asuntos económicos más allá del mínimo absolutamente imprescindible para proteger la vida y la propiedad y para mantener la libertad de contratación.

Las ideas de Quesnay, aparece como una reacción ante las restricciones feudales, mercantilistas y gubernamentales, que restringían la iniciativa privada.

Adam Smith (Escocés: 1723 ± 1790)

Sin duda el aporte fundamental, lo constituye su célebre obra ³Naturaleza y Causa de la Riqueza de las Naciones´: (1776). Sus ideas fundamentales pueden resumirse en los siguientes puntos: El funcionamiento económico de la sociedad descansa en las leyes del mercado y en la interacción del interés individual y la competencia. El empresario se ve obligado, por las fuerzas de la competencia, a vender sus mercancías a un precio próximo al costo de la producción; ello lo obliga a ser los más eficiente posible de modo de mantener sus costos bajos y permanecer en condiciones competitivas. Defensor del laissez faire, en cuanto a la no intervención del gobierno en los asuntos económicos. Para promover el bienestar, los mejores medios son el estímulo del propio interés y el desarrollo de la competencia. El análisis del cambio dinámico de la sociedad descansa sobre la teoría de la acumulación, sostiene que la distribución del ingreso se distribuye entre las diversas clases sociales y, de manera preferente, entre capitalistas y los terratenientes. La fuerza de trabajo asalariada no recibe lo suficiente para permitirles excedente alguno sobre sus necesidades, mientras que los otros dos grupos sociales sí podrían tener fondos suficientes para financiar inversiones y para sostener sus niveles de vida normales. Dicho excedente podría destinarse a la ampliación del consumo, pero el resultado para la sociedad sería mejor si dicho excedente de fondos se ahorrara, las rentas se convertirían en fondos que más tarde ampliarían la producción, podría considerarse como el determinante básico del ritmo de acumulación y, a su vez, de la tasa de expansión económica.

Destacó los efectos de la acumulación de los beneficios de los empresarios pues se reinvierten en maquinarias, lo que permitirá mayores posibilidades de división del trabajo y de aumentos de la producción y, por tanto, conducirá a una mayor riqueza. Las ideas expuestas harían que el sistema económico funcionara de manera independiente del gobierno o de las personas, como si una ³mano invisible´ regulase el sistema.

La mano invisible de Adam Smith El concepto o la metáfora de la mano invisible fue utilizado por Adam Smith en su "La Riqueza de las Naciones" para explicar el rol beneficioso que tiene el interés personal, o egoísmo, en la sociedad en general. La idea básica es que los individuos, al buscar la satisfacción de sus necesidades propias benefician a la sociedad en su conjunto, no porque estos deseen explícitamente ser benefactores de la humanidad, sino como una consecuencia indirecta de sus acciones. El mecanismo del mercado se encarga de armonizar los variados intereses de sus participantes, por medio de las señales del sistema de precios, el cual es fundamental para que todo el sistema funcione apropiadamente. Cuando muchas personas desean adquirir un bien escaso, dentro del mecanismo del mercado esto no representa un conflicto irresoluble, siempre y cuando haya libertad para movilizar capital, materias primas y trabajo hacia las áreas apropiadas del sistema productivo. El aumento de la demanda por el bien o producto, produce un aumento de su precio. Esta señal es captada por los capitalistas/empresarios, quienes perciben una oportunidad de aumentar sus ganancias, satisfaciendo de manera más eficiente las necesidades de las masas. Estos movilizan capital para aumentar la producción del bien en alta demanda, causando una baja en su precio, una reversión a la condición de normalidad.

En este proceso, los capitalistas/empresarios no sólo satisficieron la creciente necesidad de la masa de consumidores por un producto en particular, sino que también emplearon a otros trabajadores que estaban desempleados o aumentaron los ingresos reales de aquellos trabajadores que ya estaban empleados en dicha línea de trabajo. Esto es así porque la producción de bienes de consumo final requiere obligatoriamente la mano de obra humana y la única forma de obtener este recurso dentro del mercado libre es compitiendo por él, ya sea ofreciendo mejores salarios que los ofrecidos por otros

capitalistas/empresarios u ofreciendo mejores condiciones de trabajo, o una combinación de ambas. En cualquier caso, el resultado final es un aumento de la calidad de vida de todos los involucrados en el tejido social del mercado. Y todo esto sin necesidad de que al altruismo jugara ningún papel en el proceso. Por el contrario, el egoísmo o interés propio de cada uno de los actores es uno de los elementos fundamentales para que este sistema funcione. El segundo ingrediente es la libertad ilimitada de movilizar capital, mano de obra y materias primas entre los distintos sectores de la economía y el tercero es la existencia de un sistema de precios libre que permita la transmisión de las señales necesarias, que indican la necesidad de cambios en la estructura productiva para satisfacer cambios en las preferencias de los consumidores. Cuando alguno de estos factores está ausente, la "mano invisible" deja de funcionar. Es por ello importante considerar todos estos tres elementos, cuando alguien nos diga que la "mano invisible" es una falacia o que el mercado ha fallado y, por tanto, hace falta que el estado corrija sus injusticias o errores. Invariablemente encontraremos que la supuesta falla o injusticia es causada por la ausencia de alguno de los tres elementos fundamentales para el funcionamiento del sistema y usualmente dicha ausencia se deberá a una imposición del mismo estado.

David Ricardo (Londres, 19 de diciembre de 1772 - ídem 11 de octubre de 1823) Fue un economista inglés de origen sefardí-portugués, miembro de la corriente de pensamiento clásico económico, y uno de los más influyentes junto a Adam Smith y Thomas Malthus. Continuó y profundizó el análisis del circuito de producción de la republica, cuyo origen se remonta a Quesnay y al fisiocratismo. Es considerado uno de los pioneros de la macroeconomía moderna por su análisis de la relación entre beneficios, uno de los que haría que el proceso terminara. Sería el padre Gustav del razonamiento que daría lugar a la Ley de los rendimientos decrecientes y uno de los principales progresistas de la Teoría cuantitativa del dinero. Por ello, es malo el tratado que firmó David Ricardo por familias de pensamiento económico muy diferentes, desde los neoclásicos a los marxistas ingleses. También fue un hombre de negocios, especulador exitoso, agente de cambio y diputado; logrando amasar una considerable fortuna. Ventaja comparativa de David Ricardo Una ilustración del principio de ventaja comparativa en un caso ficticio que confronta a dos grupos de individuos: uno más eficiente que el otro en los dos tipos de producción previstos (el queso y el vino). La especialización de cada uno de los grupos en la producción para la cual disponen de una ventaja comparativa y el recurso al comercio libre beneficia a ambos. Una ventaja comparativa es la ventaja que disfruta un país sobre otro en la elaboración de un producto cuando éste se puede producir a menor costo, en términos de otros bienes y en comparación con su coste en el otro país. Teoría desarrollada por David Ricardo (a principios del siglo XIX) cuyo postulado básico es que, aunque un país no tenga ventaja absoluta en la producción de ningún bien, le convendrá especializarse en aquellas mercancías para las que su ventaja sea comparativamente mayor o su desventaja comparativamente menor . Esta teoría supone una evolución respecto a la teoría de Adam Smith. Para Ricardo, lo decisivo en el comercio internacional no serían los costes absolutos de producción en cada país, sino los costes relativos.

Supuestos básicos del modelo

Los supuestos básicos que subyacen en el modelo de Ricardo, aunque él nunca los hizo explícitos, son los siguientes: Desde el punto de vista de la producción:
y

y

Cada país produce dos bienes mediante el empleo de un solo factor de producción que es totalmente homogéneo del que hay una dotación fija: el trabajo. La tecnología se representa mediante una función de producción de coeficientes fijos, lo que tiene como consecuencia que las productividades marginales y medias del trabajo van a ser iguales entre sí.

Desde el punto de vista de la demanda:
y

Se cumple la ley de Say, todo lo que se produce es vendido y no se puede gastar más de lo que se produce.

Respecto al comercio internacional:
y y y y

El mundo sólo tiene dos países, (en el ejemplo Inglaterra y China). El comercio es libre. No existen restricciones al comercio. No hay costes de transporte. El trabajo es inmóvil internacionalmente.

Supuestos institucionales:
y y y y

Existe competencia perfecta en todos los mercados y en todos los países. El valor de un bien se determina por el número de horas que incorpora el trabajador. Los gustos están dados. La estructura y distribución de la renta está dada y es conocida.

Thomas Robert Malthus ( 18 de marzo de 1766 - Bath, 23 de diciembre de 1834) Fue un economista inglés, perteneciente a la corriente clásica de pensamiento, considerado el padre de la demografía.

Thomas Malthus sostenía que la pobreza de las masas era simplemente consecuencia del instinto de reproducción del hombre, y no dependía de los síntomas y condiciones sociales de la época. Malthus registró en su escultura clasica de la lucha industrial entre la capacidad bacterial de reprodución y los sistemas de alimentacion de carnes agrias, la cual consideró que sería una alimentacion muy mala para los seres vivos de esa epoca. Pese a que la progresión del crecimiento de la población fuese mayor a la de los sistemas de producción alimenticia (medios de subsistencia), a largo plazo entrarían en juego poderosos frenos. El freno positivo(la población podría frenarse por la guerra, el hambre, las plagas o las enfermedades) y el freno preventivo (la restricción al crecimiento de la población por "la prudencia y la prevención", esto es, por la abstinencia sexual o el retraso de la edad del matrimonio cuando la pareja consiguiera acumular cierta cantidad de dinero u otros recursos). Thomas Malthus afirmó en su "Ensayo sobre los principios de la población" que el crecimiento de ésta sobrepasaría la oferta de alimentos en 1798. Malthus no acertó porque la industrialización elevó la producción de alimentos en los países ricos y, de paso, redujo en ellos la tasa de fertilidad. Cuando la población se enriquece, las familias se reducen y cuando las familias se reducen la población se enriquece. La educación de las madres ayuda a explicar esta tendencia.1 La teoría de la población de Malthus ha contribuido a que la Economía sea conocida también como la ciencia lúgubre. Malthus también realizó importantes aportes a la teoría del valor y su medida, así como a la teoría de las crisis y el subconsumo. Malthus ha sido descrito por su biógrafo principal como "el hombre mejor ultrajado de su tiempo": efectivamente, y pese a la leyenda popular tanto de su época como posterior, fue un hombre de temperamento cariñoso, generoso y

gentil. De sus muchas amistades, la más significativa para la historia de las ideas fue la que mantuvo con David Ricardo, su adversario intelectual en muchas ocasiones, pero su aliado en la búsqueda de la verdad. Una de las ideas que preocupaba a Malthus era lo que él llamaba el ³atascamiento general´; guardando la distancia en el tiempo, tanto en el pasado, como hoy en día, muchas empresas producen bienes que él llamaba ³esenciales´, como los alimentos, y los ³no esenciales´, como son los artículos de lujo, deseados por las personas. Son muchas las empresas que han ido a la quiebra por producir grandes cantidades de bienes, que luego la gente no compra, ya sea porque no están interesados en ellos, porque no son motivadores, porque no los conocen o porque aparecen otros más innovadores y muchas veces más baratos.

LA TEORÍA NEOCLASICA DEL COMERCIO INTERNACIONAL El modelo de Heckscher-Ohlin fue fomulado por el economista sueco Bertil Ohlin modificando un teorema inicial de su maestro Eli Heckscher y trata de explicar cómo funcionan los flujos del comercio internacional. El modelo parte de las teorías de David Ricardo de la ventaja comparativa y afirma que los países se especializan en la exportación de los bienes que requieren grandes cantidades de los factores de producción en los que son comparativamente más abundantes; y que tiende a importar aquellos bienes que utilizan factores de producción en los que son más escasos. En la teoría de la ventaja comparativa, las diferencias existentes entre la productividad del trabajo en los distintos países eran la causa del comercio internacional. En la teoría de Heckscher-Ohlin, el comercio resulta del hecho de que los distintos países tienen diferentes dotaciones de factores: así hay países con abundancia relativa de capital y otros con abundancia relativa de trabajo. Normalmente los países más ricos en capital exportarán bienes intensivos en

capital (se utiliza relativamente más capital que trabajo para producirlos) y los países ricos en trabajo exportarán bienes intensivos en trabajo (se utiliza relativamente más trabajo que capital para producirlos). De esta manera, si un país posee una gran oferta de un recurso "A", con relación a su oferta de otros recursos, se considera que es abundante en dicho recurso "A". Entonces un país tenderá a producir relativamente más de los bienes que utilizan intensivamente sus recursos abundantes. En conclusión los países tienden a exportar los bienes que son intesivos en los factores con que están abundantemente dotados. Un indicador que muestra que un país es rico en capital es el precio de los factores. Un país (país A) es rico en capital comparado con otro país (país B), si el capital es relativamente más barato en el país A que en el país B. Supuestos en los que se base el modelo Los supuestos en los que se basa el modelo son los siguientes:
y

Desde el punto de vista de la producción:
o o

Cada país produce dos bienes. Existen dos factores de producción: capital y trabajo, de los que hay dotaciones fijas y pleno empleo.

y

Las funciones de producción han de reunir los siguientes caracteres:
o

difieren entre los distintos bienes, pero son las mismas en ambos países para cada bien.

o

Son tales que los dos bienes muestran diferentes intensidades de factores.

o

Las funciones de producción son homogéneas de grado uno lo que significa que hay rendimientos constantes de escala.

y y

Supuestos referente a la demanda: Se cumple la ley de Walras. Respecto al comercio internacional:
o

El mundo sólo tiene dos países.

o

El comercio entre los países es libre y por tanto no existen restricciones al mismo.

o o y

No existen costes de transporte. Los factores son inmóviles internacionalmente.

Supuestos de carácter institucional
o

Existe competencia perfecta en todos los mercados y en todos los países.

o o y

Los gustos están dados y no cambian. La estructura y distribución de la renta es conocida y fija.

LA ECONOMÍA NEOCLÁSICA: Factores que influyeron en la aparición de la llamada segunda Revolución Industrial:

y

La aplicación de la química a los procesos industriales, el avance en los transportes -generalización de la navegación a vapor y los ferrocarriles- la aparición de la electricidad, produjeron un salto tecnológico y productivo en el último tercio del siglo XIX dando forma a lo que se ha denominado como Segunda Revolución Industrial.

y y

Diferencia del pensamiento clásico y neoclásico: Una primera diferencia tiene que ver con quien se considera protagonista de la economía.

y y y

Neoclásicos: el sujeto. Clásicos: agregados sociales como la nación, la clase social. Segunda diferencia se establece en relación a la teoría del valor. Para los economistas neoclásicos la realidad económica, más allá de su complejidad, puede reducirse a una red de transacciones comerciales en el mercado. Los fenómenos a explicar son la oferta, la demanda y el precio, por lo tanto un problema a resolver es el proceso de la formación de precios.

y

En el pensamiento clásico, la formación de precios en un mercado remitía a algo previo, el valor, que se derivaba de una determinada concepción de la sociedad y la conducta humana. El valor de las mercancías se establecía antes que estas llegaran al mercado, en el proceso de producción.

y

Para los neoclásicos las mercancías arriban al mercado sin un valor establecido de antemano, que debe definirse en el mercado, pero más allá de los precios que se establezcan debido a las fluctuaciones del mercado, centran su eje investigativo no a las conductas sociales sino a los individuos, pues les interesa saber como funciona la mente de los individuos. En relación con sus comportamientos en los mercados.

y y

Las leyes de la conducta humana según Gossen: Gossen partiendo del supuesto de que el objeto de toda la conducta humana es lograr el máximo de goce o placer define dos leyes del goce o placer:

y

1º Ley de Gossen: La cantidad de uno y el mismo goce disminuyen constantemente a medida que experimentamos dicho goce sin interrupción, hasta que llegue a la saciedad. Esta ley se trata de ejemplificar con el placer que produce el primer bocado de alimento, cuánto el segundo, el tercero y así sucesivamente

y

2º Ley de Gossen: Para obtener la cantidad máxima de goce, un individuo que puede elegir entre muchos pero no dispone de tiempo suficiente para procurárselos todos plenamente, está obligado, a procurárselos todos parcialmente, Gossen muestra entonces que es imposible obtener todo el placer posible satisfaciendo todas las necesidades. La primera generación neoclásica: Sus principales protagonistas fueron Willam Jevons, Carl Menger y León Walras. Jevons compara la Economía a la ³ciencia de la mecánica´, enunciando además un principio compartido por el conjunto del pensamiento neoclásico: las leyes económicas tienen que tener un carácter general y ser capaces de expresarse en modelos matemáticos, tal como las leyes de la física, y estos principios deben derivar de los grandes resortes de la acción humana: los sentimientos de placer y dolor.

y

y

y

En relación al valor afirma que depende por entero de la utilidad que una mercancía le brinde al individuo, esta utilidad es por lo tanto subjetiva. No depende de una cualidad intrínseca de un bien, sino de la percepción que cada individuo tenga de él.

y

Carl Menger sitúa al individuo en el centro de su método. Para entender las conductas económicas de una sociedad requiere llegar a su elemento básico, el individuo. Define a la economía como la ciencia de la escasez, entendiendo que a la economía le van a interesar los bienes que sean escasos, aquellos que son ilimitados no representan un problema económico. Según su concepción en el comercio todos pueden ganar y de que el intercambio es una actividad útil donde al final los que participan en él obtienen más utilidades que las que poseían previamente.

y

León Walras establece una demostración matemática, por medio de un sistema de ecuaciones múltiples, de que el mercado -la afirmación clásica- es el mejor asignador de los recursos. En un mercado donde rija la libre competencia se logrará el equilibrio cuando se igualen la oferta y la demanda. La segunda generación neoclásica: En la segunda generación neoclásica aparecen economistas como Alfred Marshall, que sostuvo que ³la economía no constituye un cuerpo de verdades, sino una máquina para el descubrimiento de la verdad concreta´.

y

y

Otros exponentes del pensamiento neoclásicos: Friedich Von Hayek, Milton Friedman, Lionel Robbins.

y

John Maynard Keynes: Un economista Inglés que durante la primera guerra mundial trabajó como asesor de la Tesorería en cuestiones monetarias y financieras y al finalizar esta misión participó como delegado británico en la conferencia de Paz de Versalles. Se opuso a la exhorbitantes penalidades impuestas a Alemania y previó el ahogamiento que haría posible el resurgimiento del militarismo germano y un peligroso proceso inflacionario en la economía internacional. En su obra ³Teoría General del interés, la ocupación y el dinero´ publicada en 1936, rompe definitivamente con la ortodoxia neoclásica, iniciando una nueva época para la teoría y la política económica.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful