EL PANDILLAJE JUVENIL EN EL PERÚ: 01

El término pandilla se refiere a un grupo de personas, generalmente menores y adolescentes entre los 12 y 24 años, que se reúnen con el fin de socializar y de encontrar soporte emocional con los demás miembros de su grupo. La mayor parte de ellos expresan su disconformidad con el sistema a través de formas de comportamiento violentas que atentan contra el patrimonio público o privado de la población. En el Perú, las primeras pandillas surgieron durante los años 1990, como consecuencia del descontento social que se manifestó durante la época del terrorismo. La falta aguda de satisfacción de las necesidades básicas en el país, causó el desplazamiento de la población marginada de las áreas rurales hacia las grandes ciudades, acentuándose la presión demográfica y el surgimiento de focos adicionales de pobreza. Es así como se organizaron grupos de jóvenes que se reunían para compensar las frustraciones ocasionadas por coexistir en un ambiente de violencia y de desintegración familiar. Eran jóvenes que venían de núcleos familiares en los que en gran parte, la figura del padre o de la madre había desparecido como producto de los años de violencia; tenían problemas económicos, y se les discriminaba social y culturalmente. Hoy en día, en un país como el Perú, en donde el índice de pobreza es de 40%, y el de pobreza extrema (poblaciones con gasto per capita inferior al costo de la canasta de alimentos) es de casi 13%; en el cual los salarios siguen siendo bajos y existe una alta tasa de desempleo (9%); en el cual del 40% de la población económicamente activa, sólo 15% tiene empleo estable, la situación de las familias necesitadas, que constituyen la mayor parte de la población, es la de un desafío diario para su sobrevivencia y sustento. Los jóvenes, productos de esa sociedad, se crían en un ambiente familiar apabullado por los problemas económicos, carentes de los servicios más básicos, y descuidados por sus padres, quienes no tienen tiempo ni dinero para sustentar sus más mínimas necesidades de alimentación, vestimenta y educación, y en cuyos hogares existe un alto nivel de violencia familiar. Ocho de cada cien trabajadores en el Perú, son niños entre los 6 y 14 años, quienes tienen que dejar de estudiar para poder subsistir. A pesar del crecimiento positivo de nuestro Producto Bruto Interno (4%) las actividades económicas son básicamente extractivas, lo cual no permite crear un valor agregado a la producción, y nuevos puestos de trabajo. (Geografía del Perú: en educared.com). El grupo de edad entre los 15-24 años, representa el 20.4% (5¶, 240,000) de la población total del Perú. De aquellos, 74% vive en el área urbana, y 31.6% vive en la ciudad de Lima; 48% de los jóvenes que viven en el área urbana migraron de las zonas rurales. El 70% de la población de Lima vive en los distritos populares, y es allí donde proliferan las pandillas. En el Perú existen alrededor de dos mil pandillas juveniles violentas, en las que participan unas 40 mil personas entre los 13 y 23 años (cifras de la Policía Nacional). De aquellas, 410 pandillas están concentradas en las áreas de Lima y Callao. Las pandillas se pueden clasificar en pandillas escolares, barras bravas o pandillas delictivas. Muchos pandilleros se integran a las barras bravas, admiradoras de los equipos de fútbol, quienes se enfrentan violentamente con sus rivales, ya sea en el Estadio o en sus lugares de residencia. Son características de los pandilleros: el desarrollar un sentido de pertenencia al grupo, sobre el cual vierten todas sus frustraciones, y dentro del cual encuentran compañerismo y apoyo. Por otro lado, despliegan un comportamiento machista que les permite soportar el dolor, enfrentarse a la violencia y sentirse poderosos ante los desafíos que se les presentan. Como miembros de la pandilla ellos verán la posibilidad de ser reconocidos y lograr cierto prestigio ante el ³populacho´. Los pandilleros se sienten protectores de sus barrios, de su territorio, y de sus viviendas. Estudian estrategias de ³guerreo´ entre ellos, y utilizan armas de fabricación casera, como bombas hechas con botellas llenas de kerosene con mechas de trapo y otras hechas con piedras y cohetes prendidos envueltos en papel periódico. También tienen acceso a través del mercado negro, a sables afilados y a pistolas. Entre ellos impera la venganza por afrentas hechas a sus compañeros; muchas de las peleas terminan hasta con la muerte de sus integrantes. Las guerras se llevan a cabo en las calles y carreteras aledañas. Muchas veces, hasta cortan el tráfico vehicular. Debido a la falta de fondos, la policía sólo se presenta para constatar las peleas, mas no cuentan con personal suficiente ni con protección adecuada para enfrentarse con estos grupos. Según una informante: ³La Policía llega cuando termina todo; hacen bulla para que todos salgan corriendo, y tardan a propósito.´ Dice que si atrapan a uno, nadie firma la denuncia, porque los pandilleros son vengativos. Todo el mundo se queda callado.

Se visten con shorts hasta la rodilla. Según la Ley de Pandillaje Pernicioso (DL899-Mayo 1998). como una forma de crear una mayor conciencia nacional entre los jóvenes y de garantizarles un ingreso que les permita cubrir sus necesidades mínimas. serán recluidos entre 10 y 20 años. sino antes. la enseñanza de oficios que les permitan desarrollar sus potencialidades y adquirir una independencia económica. ya sea para protegerse de las nuevas invasiones alrededor de sus viviendas. la violencia juvenil dentro de las poblaciones pobres sigue siendo un problema que amenaza la seguridad ciudadana.En la pandilla muchos de sus miembros se drogan. formación deportiva y vinculación con la comunidad. El nombre de las pandillas se identifica con los equipos de fútbol a los que apoyan o con los barrios a los que pertenecen. Entre las acciones y programas propuestos por la Policía Nacional están los de información. niño. Es frecuente que ³cuelguen´ en el ³You Tube´ sus peleas callejeras y su quehacer diario. a su vida y a sus desgracias. se le internará entre 4 y 6 años. para presentar en el capítulo que se . El pandillero se identifica con su grupo a través de sus tatuajes y formas de vestir. El programa ³Gaviota´ de la Policía Nacional trata de reincorporar a niños y adolescentes de la calle a sus hogares y a los centros educativos. que realizan labores de rehabilitación y de ayuda a estos grupos dentro de sus respectivas comunidades. toman alcohol y roban. Además utilizan el Internet y los grupos de la Web para ³chatear´ y contar sus cuitas. generalmente lo hace cuando forma una familia y se considera ya una persona responsable y mayor. sus celulares. la promoción de la enseñanza de oficios dentro del ámbito de Clubes de Madres. convierte a las ciudades en el blanco de estos adolescentes desadapta dos. gubernamentales e internacionales. dialogo. A través del robo y venta de drogas. Es sorprendente cómo muchos de los padres (90% de los muchachos viven dentro de el núcleo familiar) aprueban la existencia de estos grupos. Muchos son incitados por los vendedores de drogas y alcohol. Las barras fabrican banderas con el nombre de su pandilla y su filiación deportiva y las exhiben en sus ³guerras´ y en los eventos para los que se reúnen. Por ejemplo: Para pedir droga dicen ³pasame un rolo´. adolescente y adultos mayores que viven en grave riesgo de salud y violencia. privadas. El Ministerio de la Mujer y el Instituto Nacional de Bienestar Social. Se identifican con los raperos norteamericanos. organizaciones religiosas como la Iglesia Evangélica o Católica tratan de atraer a los pobladores dándoles ayuda y consejería. pero con un salario mínimo. a un pandillero infractor en calidad de líder o cabecilla. En los conos. Existen ONG¶s y organizaciones culturales y educativas. solucionan su problema económico. El que se retira de la pandilla. que así ven asegurado su ³negocio´. Es perentoria la existencia de programas organizados por el gobierno en los que se promueva la educación de estos jóvenes. la promoción de charlas y consejería sobre la unidad familiar. Algunos se afeitan la mitad de las cejas y el cabello (se dejan cerquillo) como señal de filiación a un grupo pandillero. tratan de establecer relación con los pandilleros y convencerlos para su rehabilitación. y también componen canciones alusivas a su grupo. La falta de recursos económicos para dotar a las ciudades con personal policial idóneo que pueda prevenir y reprimir las situaciones de violencia. el acuerdo con los clubes de fútbol para que no propicien la existencia de barras perniciosas dentro del Estadio y las calles. polos sueltos y casacas con capuchas (para que no los reconozcan cuando delinquen). la restitución del Servicio Militar Obligatorio. discriminación y exclusión social Sin embargo. adonde viven los pandilleros. que les permitan a aquellas trabajar dentro de su contorno para que puedan tener tiempo cualitativo con su familia e hijos. De paso. Al que está entre los 16-18 años. Los adultos que induzcan a menores o cabecillas. Utilizan un lenguaje mezclado con mucha jerga para comunicarse entre ellos. o para garantizar la seguridad de su entorno. se le puede internar entre 3 y 5 años. Los muchachos toman licor a partir de los 14 años. Los pandilleros utilizan los medios de comunicación y los avances tecnológicos para hacer conocer sus triunfos. También se han formado Patrullas Juveniles integradas por pandilleros retirados que tomarán contacto con los grupos delincuentes y los invitarán a talleres de promoción y desarrollo juvenil. la promoción y construcción de campos de deporte y lugares de esparcimiento sano guiados por promotores supervisores. que tiene entre los 14-16 años. entretenimiento y recreación. o comida a precios reducidos en sus comedores populares. He considerado necesario hacer el preámbulo anterior. Utilizan para filmarlas. son dos instituciones gubernamentales que se han dedicado a ver el problema integral de la mujer.

la historia de Giovanni. que sufre las consecuencias de haber nacido dentro del mundo de la pobreza y de los desplazados sociales. Lucia Newton de Valdivieso Noviembre 10 del 2009. un muchacho pandillero. .continuará.