You are on page 1of 2

1.

Puente de Manómetros

El puente de manómetros también conocido como analizador es una de las herramientas imprescindibles del frigorista que al conectarlo al circuito te permite realizar operaciones como: • • • Obtener datos a cerca de las presiones de alta y baja, Crear el vacío a un determinado tramo de la instalación o a su totalidad. Realizar la carga de refrigerante (en estado líquido o gaseoso).

En la imagen puedes ver un puente de manómetros sencillo donde la conexión de servicio (manguera de color amarilla) te va a servir para conectar una bomba de vacío o una botella de refrigerante por si quieres meter o sacar carga, realizar un vacío, etc.

Fig. 1: Puente de manómetros

Los puentes más normalizados para instalar los manómetros de alta y baja presión, constan de tres cámaras, dos laterales que tienen contacto directo con cada uno de los manómetros, y una central correspondiente al servicio, que según la posición de las válvulas se puede comunicar con cualquiera de las cámaras laterales según puedes ver en la siguiente imagen.

Fig. 2: Conexiones del puente de manómetros

Otros puentes pueden instalar ó no vacuómetro, y las bocas de servicio donde se instalan las mangueras pueden variar su posición según criterio del fabricante, por lo tanto antes de conectar un puente de manómetros a una instalación debes conocer el funcionamiento interno del mismo, de lo contrario corres el riesgo de dañar alguno de ellos, principalmente el vacuómetro puesto que no puede soportar presiones superiores a la atmosférica. Muy guapo todo esto del puente de manómetros, pero ¿cómo se conecta esto a la instalación frigorífica? Recordemos como era el funcionamiento de las válvulas de servicio del compresor (seguro que ya se te había olvidado). El puente de manómetros se conecta a la válvula de tres vías, que son las válvulas que llevan los compresores (también el recipiente de líquido), las cuales tienen un funcionamiento un tanto peculiar y que vamos a recordar. Estas válvulas ponen en comunicación tres elementos, compresor (o recipiente de líquido), la instalación frigorífica y la toma auxiliar. Se accionan con una llave de cuadradillo o chicharra. Para ello hay que quitar los tapones, (no hay perderlos, cuidado donde los ponéis). Cuando el vástago lo aflojamos a tope, decimos que la válvula está echada hacia atrás, y en ese momento se comunican el compresor y la tubería, quedando la toma auxiliar aislada (no mide el manómetro conectado en ésta) como se ilustra en la siguiente imagen. Si giramos el vástago en el sentido del apriete de un tornillo, entonces decimos que la válvula está echada hacia delante. En ese momento aislamos el compresor del resto de la instalación (en comunicación el agujero de conexión de los manómetros con la instalación). Si queremos leer presiones mientras la máquina está en funcionamiento, echamos la válvula hacia atrás, y luego la giramos 1/2 vuelta hacia delante, ya que si la echamos mucho hacia delante, estrangularemos el paso de refrigerante, con lo que el compresor bombeará menos cantidad de refrigerante (chutará menos).

Fig. 3: Manifold mide presión AP y BP