El arpa y la sombra

Alejo Carpentier
Un intento de canonizar a Cristobal Colón se convierte en un fascinante relato que une las intrigas del conquistador con las intrigas no menos audaces del Vaticano. Una magistral narración de corte histórico. NO QUISIERA ENGAÑAR a los lectores empedernidos de novela histórica con la presente reseña. Cierto es que se trata de una obra de asunto histórico, lo que unido al hecho indiscutible de que es una novela parece no dejar a dudas. Sin embargo, el lenguaje es engañoso hasta extremos insospechados. Cuando un lector de finales del siglo XX y principios del XIX lee o escucha ese término, piensa en algo muy concreto y definido. Piensa en Berling y Vidal y en Los Pilares de la Tierra. Piensa en enormes novelas escritas por anglosajones, preferentemente sobre la edad media, y normalmente con algún objeto, libro o talismán de cercanía poco recomendable como protagonista. Bueno, uno es licenciado en historia y no va a tirar piedras a su propio tejado, pero he de diferenciar. Las novelas de Alejo Carpentier, el escritor cubano más conocido y universal, suelen tener una ambientación histórica. El Siglo de las Luces trata sobre los ecos caribeños de la Revolución Francesa. El Reino de este Mundo, sobre un levantamiento de la población negra en el Haití del siglo XIX. Pero no se trata de novelas históricas habituales. El Arpa y la Sombra trata sobre el intento del papa Pio IX de canonizar a Cristobal Colon, episodio decimonónico del que servidor reconoce no haber tenido noticia hasta la lectura de esta obra. Pero no es, repito, una novela histórica al uso. Su propósito no es el de reconstruirnos una época y unas costumbres (cosa que sabía hacer Carpertier cuando quería), sino el de introducirnos en el alma de un ser humano. La novela está dividida en tres enormes capítulos. El primero, protagonizado por el papa Pio IX, nos da cuenta de las razones de retorcida geopolítica (no exentas de lógica) que le movieron a abrir tal expediente. El segundo está contado por Colón en primera persona y trata de la historia del descubrimiento. El tercero, una portentosa y cruel bufonada, trata del juicio de canonización del Gran Almirante, al que éste asiste como espíritu incorpóreo e invisible. No lo ocultaré: el corazón de la novela, su meollo, está en el capítulo central. Carpentier hace de Colón un judío converso hijo de tabernero, mentiroso, pendenciero, mujeriego, visionario y por si todo eso fuera poco, marinero. Desde luego, la historia de cómo llegó a convencer a Isabel la Católica (a la que llama cariñosamente Columba) después de vagabundear por las cortes europeas podría tumbar de espaldas a alguno de mis profesores de historia de la facultad (les dejaré descubrirlo), y de hecho, espero que les tumbe. Pero Carpentier, como gran escritor que es (uno de los más grandes), sigue la sagrada tradición de Herman Melville: no hurga en las miserias del ser humano por el simple placer de hacerlo. Carpentier nos presenta a un hombre de luces y sombras que conviven por necesidad. Un Colón que engaña para conseguir sus propósitos, que no son otros que la gloria personal, que deslumbra con visiones de oro y conquistas a los nobles castellanos y que no duda en vender esclavos en Sevilla (ante el espanto de los reyes españoles) para rentabilizar sus viajes. Y que sin embargo, no se nos presenta

con tintes sombríos, sino con toda su entera humanidad al descubierto. Desde luego, una figura bien alejada del santo que necesita Pio IX. Y sin embargo, persona al fin y al cabo. Para el lector acostumbrado a la lectura fácil y al misterio a resolver, es posible que El Arpa y la Sombra le suponga alguna dificultad, pero le aguardan grandes satisfacciones. Por un lado, una novela enormemente divertida, de un humor grosero de marineros que resulta refrescante y divertido. De otro, el acercamiento a una figura histórica de la que todos creemos saber algo y de la que, créame, casi nadie sabe nada. Es además, una novela muy adecuada para comenzar a leer a Carpentier. No saben lo

que se están perdiendo si aún no han leído nada suyo. El arpa y la sombra, de Alejo Carpentier El arpa y la sombra (1979)) como toda la obra de Alejo Carpentier, se basa en una rigurosa reelaboración de textos históricos. Y como fuerza motriz de la historia encontramos en la novela del autor cubano la presencia de lo maravilloso; maravilloso que se asocia con el surrealismo, corriente con la que se identi¿có Carpentier en el París de 1928, especialmente a través de su amistad con Robert Desnos. El surrealismo, con su nueva forma de percibir la realidad, abre los ojos a lo maravilloso, dimensión intrínseca de lo americano. Lo maravilloso tenia una especial importancia dentro del concepto del mundo mantenida por el español medieval y renacentista. De aquí la popularidad que tuvieron los libros de caballerías a partir del siglo xvi. En los escritos del cubano. vi mundo mágico aparece armónicamente integrado al plano realista y constatable apoyado en una rigurosa documentación. Pero ese pasado histórico, ¿ltrado a través de la imaginación, se erige en un factor de reivindicación social de la presente realidad latinoamercana. Lo maravilloso en la obra de Carpentier no se extrae de códigos de lo fantástico o de recetas vanguardistas, sino que surge, según nuestro autor: "de una inesperada alteración de la realidad (el milagro). de una revelación privilegiada de la realidad"? L-o ³real maravilloso" se encuentra en el contacto cotidiano con los hombres, la tierra y la mitología latinoamercana. pero siempre respetando la verdad histórica. En El arpay la sombra, los incidentes se concatenan en virtud de ciertas relaciones o concordancias entre historia y relato. Y lo maravilloso surge, de forma espontánea, por el contacto con la realidad histórica americana. El interés de Carpentier por la ¿gura de Cristóbal Colón parece remontarse s. 193µ? cuando, Ill realizar una adaptación radiofónica de La Livre de Chrislophe Colomb de Paul Claudel para la emisora Radio Luxemburgo. ' Citamon por la primera edición de El arpa _v lo sombra. Letras Cubanas, La Habana. 1979. Las ¡µuna entre paréntesis se re¿eren a esta edición. µl Prólogo n El reino de este mundo. Compañía General de¶ Ediciones, México, 1967, p. 1D. 42

un sentido a su vida. tanto la historia como la ¿cción son narración. y el novelista no transcribe crónicas históricas. p. perseguía un ³yo´ interior. como dijimos. 1949). la vida. Historia y novela tienen un tronco común: la epopeya. Colón. sino que transforma la realidad. mientras que el fabulador hace de su texto una lectura múltiple dentro de una lógica poética. no importa el cotejo del texto literario con sus referentes externos. o Víctor Huguess (El siglo de los luces. Carpentier no es un historiador ni un novelista histórico. Carpentier juega a la historia en sus ¿cciones con el objeto de develar algunas verdades.Page 3 sintió una gran irritación por el empeno hagiográ¿co en torno a la canonización de Colón. E! arpa y ¡o sombra es la primera novela en la que Carpentier se vale de un protagonista de proyección universal. con gran rigor del material histórico en su creación literaria. Pues. Lo fantástico para el novelista cubano es el instrumento idóneo para revelarnos el fondo secreto. Así pues. ayuda a develarnos e] enigma . La novela reescribe el texto de la crónica de donde procede. El primero trata de producir un sentido único. Al comienzo de le novela. De hecho. palabras alas que no se les puede dar crédito? El propósito de El arpa y ¡a sombra es el de desmontar el discurso hagiográ¿co en torno a Colón. tal corno hoy la entendemos. 23. México. La novela latirmomerícona en uíaporaa de un nuevo siglo y otros emayos. se encuentra la crónica". sino la veridicción o verosimilitud. en última instancia. ¶ "Nunca he podido establecer distingos muy válidos entre la condición del cronista y la del novelista. ocultando o tergiversando la supuesta objetividad del suceso acaecido. ya que en su obra anterior eligió a personajes históricamente secundarios como Henri Christophe (El reino de este mundo. el nacimiento de otro mito. A. humano y profético del almirante. Se sirve. Este pasado recreado por Carpentier en sus ¿cciones será adulterado posteriormente por las nuevas generaciones. y de aquí los difusos límites entre ¿cción y realidad. 43 Page 4 La ¿cción. ya que ambos ²historiador y fabulador. embelleciéndola o criticándola. tanto en la historia como en la ¿cción hay una ausencia de verdad. desmiti¿cándolo. en virtud de la envergadura creativa asociada a lo ³real maravilloso". a través de una verdad a medias. La preocupación por desentrañar el sentido de esta vida y su acción en el mundo cosntituye la preocupación central del autor. Analiza y recrea el hecho histórico seleccionando. 11 su existencia. En el texto literario se da un pacto de ¿cción con el lector por el que se suspende la referencialidad del texto. 1981. proceso formulado en el siglo xlx por los papas Pío IX y León XIII. 1962).realizan una selección arbitraria e imaginaria de los hechos. es decir. Csrpenticr. Siglo mi. El resultado sería. viajero inquieto en su búsqueda de sueños y quimeras.

inventor de todo tipo de argucias para conseguir sus propósitos: (. En las aguas del Cabo de Hornos tuvo la intuición de que un santo. Su ambición por descubrir nuevas tierras lo llevó al engaño y la tergiversación: (. distorsionando la realidad americana por motivos ideológicos o materialesÏilrifovdiism inaszrnüla. personaje que se nos presenta como ³protagonista de ¿cciones´ (p. a menudo le parecieron incultos. intentó someter a la América Latina a 1a dependencia de Roma. revelando al asombrado franciscano que trazando proyectos más o menos fantaaiosoa. Pero Carpentier no traiciona fundamentalmente la verdad histórica. brutales y apocados" (p. Colón es juzgado por Giovanni Maria MastaÏ-Ferreti. la T'hule de los antiguos. integrando el caudal de relatos fabulosos de la época que avivaron su imaginación. 27). 63). el primero que pasó al Nuevo Mundo. Pero esta novela no es sólo una indagación en la persona de Colón. tales (LOIÏIU los legajos de las o¿cinas de la Congregación de los Santos y la carta que Isabel ll dirigió 211 papa León Xlll pidiendo la canonización del almirante. debería uni¿car el Viejo mundo con el Nuevo... Primero. me fui volviendo grande e intrépido embustem (p. El personaje Colón ñccionaliza doblemente. futuro Pío IX. 130). como su problemático viaje a Islandia..) durante años y años traté de ganarme el favor de los Príncipes de la Tierra. sino además una crónica de la sociedad. personaje inventado por Colón para apoyar sus tesis sobre las historias de las navegaciones vikingos de Eric el Rojo y Leif Ericson a Groenlandia y la América del Norte. µllltfdlílï de los mitos atribuidos a Colón. en 1477. Carpentier se vale de esta para desmiti¿car la figura de Colón. en segundo lugar.) por 1a necesidad clc callarla (la verdad). ocultando la verdad verdadera tras de verdades ñngidas.histórico. o las revelaciones que en Islandia le hiciera el Maestre Jacobo. como lo prueba el hecho de haber manejado para la redacción de su relato múltiples fuentes. aunque la ¿cción no constituye la representación de una correspondencia homólogica con la realidad extratextual. San Cristóbal. quien en una tarde de 1869 repasa cartas v documentos relacionados con la canonización del almirante. éste recupera en ¡µJI arpa y ¡a sombra su estatura humana. y. Y. ³la desmesura de esta América que ya empezaba a hallar fabulosa a pesar de que sus hombres. En su viaje por Chile y Argentina se le reveló a Mastaï-Ferreti. me enredo eri tal red de patrañas que sólo vendrá n dcnenredarla mi confesión general. En la primera parte (³El arpa". 62}. Con este ¿n hagiográ¿co comisionó al conde Roselly de Lorgues una biografía elogiosa del almirante que apareció en París con el titulo de Histoireposthumr¶ de Chistophe Colomb . dando autoridad a mis decires con citan hahilidoaamente entresacadas de las Escrituras (p. pp. Se nos muestra también como un hábil manipulador. 9-41). Desmitificando a Colón. Este 44 Page 5 eurocentrista y reaccionario papa..

Como hombre del Medievo. Colón respeta la autoridad de los clásicos (la Biblia. Ya que no doy con el oro. pp.) y en su viaje hay objetivos como la reconquista de los Santos Lugares y la búsqueda del paraíso perdido. En la tercera parte (³La sombra". 152). participan per- . Ambos se presentan como ambiciosos secundones. pienso yo. Entre Colón y Mastaï-Ferreti existe cierto paralelismo. que el metal engañoso. el oro puede ser subatituido por la irremplazable energía de la carne humana. Al oro le con¿ere connotaciones místicas y escatológicas. grandes ¿nancistan.. y los Santángel.. etc. Este desarraigado y exiliado almirante se mueve entre dos mundos. el nombre de caníbales. el medieval y el renacentista: ³. 133-159). seres inferiores porque se les juzga con la óptica del occidental. sobre la persona de Colón chocan con la tortuosa vida del almirante signada por sus relaciones ilegitimas. y. la solución de este grave problema está en trasladarlos a España en calidad de esclavos... a título de préstamo. dominación que está justificada porque su civilización es superior a la de los "otros". Carpentier apoya la tesis de la ascendencia judía de Colón. 90) que le llevó. así como por haber iniciado y alentado el comercio de esclavos (p.. indios. cada vez más a menudo. Colón opone la civilización europea introduciendo el proyecto de dominio colonialista. especialmente con su amante cordobesa Beatriz Enrique: de Arana. Imago Mund i de Pierre d'Aylly. en torno a los acontecimientos que tuvieron lugar en ul Vaticano en el verano de 1 892. del colonialismo moderno. madre de su hijo natural Hernando. dando mejores bene¿cios. el almirante es heredero del sistema mercantil de factoría que usaban los genoveses y portavoz.. Dentro de este contexto. más que por su valor en sí.. el almirante ve en este noble metal un instrumento para alcanzar gloria y poder: "Yo no quería el oro para mi. 114-115). Colón es juzgado por la tradición histórica del siglo xlx. Y como hombre abierto al Renacimiento. a adjudicarse los 10 000 maravedis prometidos al primer hombre que avisorase tierra. 130). 45 Page 6 por tanto.(1885). quien vio ¿nanciado su proyecto por las juderías. y especialmente pmµ Luis de Santángel: (. en ¿n de cuenLas... 53).) mucha riqueza mana de las juderías. por ejemplo. nadador entre dos aguas. En su ³Carta a Santángel´ llega a equiparar a los indios esclavos (caribes y tainos) con el oro: Ahora les voy dando.. Frente a la barbarie americana. 117). fuel-ata de trabajo que se sobrevalora en aquello mismo que produce. Lo necesitaba primordialmente para mantener el prestigio en la corte y justificar la legitimidad de los altos títulos que me habían otorgado" (p. (pp. En este juicio. capaces de cualquier cosa para a1canzar la gloria y eurocentristas que fracasaron en su deseo de unir dos mundos. naúfrago entre dos mundos" (p. en este proceso de canonización. millares v millares de monedas marca¶ das al troquel de sus circuncisiones (p. sin acá y sin allá. Entre sus pecados se destaca su codicia por el oro (³la brújula mayor de nuestras andaduras". Historia universal de Plinio. Las alabanzas. p. pasaron a la real hacienda. Viajes de Marco Polo.

Bajtín postula el texto novelístico como antítesis del discurso épico y la carnavalización corno la relatividad humorística de todo lo existente. lo que impor46 Page 7 ta es el hecho de que de esta intercomunicación surja algo nuevo.. sin bridas y sin estribos (p. los dos funcionarios que manipulan los huesos de Colón dan un tono vulgar a tan sagrada operación. pero se vale de todo tipo de material histórico de primera y segunda mano para darnos una visión del mundo.sonajes vivos y desaparecidos. La dinámica de este texto surge de la confrontación. En la representación del tribunal de la historia. había tenido marido. La parodia es parte del procedimiento intertextual que establece entre las citas históricas. Carpentier se vale del cuento de Esteban Echevarría ³El matadero" (1832) para ambientar el Buenos Aires de 1823. En El arpa y ¿o sombra coexisten dos niveles: una . recorrer el mejor de los caminos. 156). El arpa y Ia sombra no es. Una vez juzgado como personaje invisible. A través del diálogo entre el conservador de la Lipsonoteca del Vaticano y el seminarista que le ayuda.] habiendo de confesar que cuando yo me la llevé al rín por primera vez. La carnavalización. 68). un diálogo subversivo. una novela histórica. en potra de nácar. Lo cual no me impidió. la sombra que se proyecta sobre Colón convierte a éste en una figura grotesca sublime. creyendo que era mozuela. yuxtaposición e interpretación semántica de discursos no excluyentes. El diálogo entre los textos es tan estrecho que. _\¶ en la travesía que realiza Masaï-Ferrati de La Pampa a Chile se incorporan algunas de las páginas iniciales del Facundo de Sarmiento. Colón se evapora quedando sólo ese juego de apariencias que constituye el relato. es difícil distinguir entre la cita literal y su elaboración. Y para censurar el carácter lujurioso del almirante se parafrasean los versos de Lcrca: [. con el que dialoga sobre los arbitrarios juicios que sobre ellos han emitido los historiadores (p. encuentra su paradigma en otro almirante genovés: Andrea Doria. que altera las categorías de lo solemne y lo profano. fácil fue darme cuenta que. según la conocida tesis del formalista ruso Bnjtin. o seudohistóricas. El carácter teatral de este fantasmagórico tercer capitulo se relaciona con el espíritu carnavalesco. deriva del género "serio-cómico" que se relaciona con el folclor csrnavaíesco y que resuñia uk n: cundo-amir)µ: y ps-uiïnorxnifto 11. El humor desdramatiza una situación haciendo resaltar¶ el contraste entre la apariencia y la realidad. Valgan algunos ejemplos. el Invisible.. se le atribuyen a personajes históricos lo que no dijeron. En de¿nitiva. Colón. o juego burlesco. Los ejemplos de este espejeo textual nos obligarían a reproducir buena parte de esta novela. como antes dijimos. a veces. antes que yo.¶: tiivnrs-tns textos y de la interacción de distintos estratos ideológicos _v lingüísticos. por cierto. en zilgnnas ocasiones. y.

. 16). cón¿riéndole sus coordenadas históricas y sociales.] señalándolo como merecedor de un lugar destacado en el santoral. 47 Page 8 La identi¿cación de Colón con Cervantes. sino también a causa del mundo fabuloso que él había imaginado. 3ra que 1a conceptualización ideológica depende del autor real. sino que además se proyecta hacia afuera. el mérito de una obra de ¿cción reside en su verdad poetica. llamó a Colón ³inventor de las Indias´ Colón deforma la realidad del Nuevo Mundo no sólo por motivos tle estrategia político-comercial. 126). maravilloso que en el arte latinoamericano tiene su expresión en el barroco. de animador de antruejos. es decir. en lo "real maravilloso´.. amigo de Colón que residió unos días en su casa y conocedor de sus proyectos. En la escena de la canonización de Colón. ya que no se tenían retratos suyos. no basada en la explicación ideológica a posteriori. Colón fue el primer cronista.. y que se extiende a lo largo de todo su trayecto. mil iglesias-n donde se veneraba su imagen (imagen harto imprecisa hasta ahora. o creador de ficciones. La carnavalización enlaza con una serie cle efectos teatrales que recorren esta novela. práctica semiótica. según la reÀexión parentética del narradorfautor real.. y hasta en las iglesias ²cien.. como máscara de mártir en sacra representación. 120).historia explícita del narrador y otra implícita en la que el lector capta el objeto ironizado y el proceso ironizante. El discurso es ¿ltrado por la orientación ideológica de Carpentier. Este barroquismo.) (p. De este falso ³ o". I¿l cronista A. el goliardn que bajo m: piel se oculta con la máscara ceñuda y adolorida que. Por ejemplo: cuando PI conde Roselly de Lorgues examina los documentos para la canonización de Colón olvida. nos remite al origen literario de ambas ¿cciones (Don Quijote y El arpa y ¿o sombra) en las que dos locos corren una serie de aventuras imaginarias en busca de una quimera. como tantas veces. que se inició con los cronistas que tuvieron que norrtinar al fabuloso mundo americano. éste se nos describe como un actor: Y resurge en mi. de armador de ilusiones. a falta de recurso mejor. al pasear de trono en trono a mi Retablo de Maravillas (p. cortforma una dimensión privilegiada para la nueva palabra. fui trujamán de retablo. Kristeva designa como ³ideologema´: (m) función intertextual que puede leerse materializada a los distintos niveles de la estructura de cada texto. por medio de un tiiálogo cons¶ tanta oon postulados histórico-sociales pasados y presentes. aunque anacrónica. me pongo cuando conviene (p. Bernáldez..µ Para Carpentier. ue se traduce en un ermanente encubrimiento de su YqP personalidad. que no existen pruebas de la apariencia ¿sica del almirante: [. La intertextualidad no sólo se resuelve en la con¿guración del texto literario. . que «l. se desprenderá en el acto de su contrición ¿nal: Cuando me asomo al laberinto de mi pasado en esta última hora me asombro ante mi natural vocación de farsante.

por lo demás. sino como debieron o pudieron haber sucedido". Alejo Carpentier sitúa al lector ante su obra con este encabezamiento. que explica su título y su estructura.. tres siglos después de su muerte. recogiendo el momento en que a Colón se le abrió la posibilidad de conseguir un título más alto. la génesis de la idea y la realización del Descubrimiento. Pio Nono y León XIII. llanamente. el propio Colón ²La sombra² presencia el desarrollo del proceso que acabará con sus pretensiones de alcanzar ese otro grado de gloria. En el hombre: el cuerpo. Madrid 1979. cuando resuena. al realizar una adaptación radiofónica de El libro de Cristóbal Colón de Claudel para la emisora Radio Luxemburgo. 11 a 54) . después de un detenido examen del caso. misteriosísimo tema. Más tarde me topé con un increíble libro de Léon Bloy. El arpa expresa la resonancia mundial ²cósmica. 4ª ed. con toda su corte de esplendor y de miseria. me sentí irritado por el empeño hagiográfico de un texto que atribuía sobrehumanas virtudes al Descubridor de América. donde el gran escritor católico solicitaba nada menos que la canonización de quien comparaba. escudándose con Aristóteles. La mano relata cómo el Almirante llegó a pulsar por primera vez esas nuevas "cuerdas".. pero ésta. la quiere el autor² del Descubrimiento de América. INTRODUCCIÓN "En el arpa. que no es oficio del poeta (o digamos: del novelista) el contar las cosas como sucedieron. Este pequeño libro sólo debe verse como una variación (en el sentido musical del término) sobre un gran tema que sigue siendo. se recogen unas palabras de Carpentier con las que éste explica cómo surgió el tema de El arpa y la sombra: "En 1937. rechazó rotundamente la postulación. Siglo XXI. la mano y la cuerda. El arpa (pp. CONTENIDO 1. propusieron por tres veces la beatificación de Cristóbal Colón a la Sacra Congregación de Ritos. con Moisés y San Pedro. Lo cierto es que dos pontífices del siglo pasado. hay tres cosas: el arte. respaldados por 850 obispos. En la solapa de la edición empleada para hacer este trabajo. Por último.a través de sus numerosas lecturas: CARPENTIER. La novela está dividida en tres partes. Alejo El arpa y la sombra Ed. esto es. el alma y la sombra" (La leyenda áurea). Y diga el autor.

62). abarcando con la mirada. Recuerda Pío IX que "Colón había pertenecido. vaciando uno que otro fondo de tintazo que me pasaban a escondidas" (p. sería un santo de ecuménico culto". hallándose en ello un antídoto contra las venenosas ideas filosóficas que demasiados adeptos tenían en América. hacia el Nuevo Mundo. recibió la confesión general del Almirante. dado el tiempo transcurrido desde su muerte y la falta de "ciertos respaldos biográficos" exigidos por el Derecho Canónico. con toda la pompa del protocolo vaticano. tras una ceremonia litúrgica. concluye que. 54). como él. Firma. cómo su padre "sin dejar por ello de cardar la lana. y mientras espera la llegada del fraile franciscano que ha de confesarle. a la orden tercera de San Francisco. y que franciscano era el confesor que. . en la cual el pequeño Cristóbal se gozaba "en escuchar lo que de sus andanzas contaba la gente marinera. riguroso.La novela comienza con la descripción de la salida de Su Santidad Pío IX de la Basílica de San Pedro. El futuro Papa. para entrechocarlos luego por sobre una mesa de espeso nogal²". Recuerda su infancia. es requerido por Mons. y se le ocurre entonces que "lo ideal. Nuzi. 53). recientemente independizado de España. Embarca. El Papa llega a sus habitaciones. según la biografía del marino genovés. en Valladolid" (p. en cuanto a la vida de Colón. pues. por el que se autoriza la introducción de la causa de canonización de Cristóbal Colón por vía extraordinaria. La mano (pp. escrita a petición del propio Papa. abriese un negocio de quesos y vinos en Savona ²con trastienda donde podían los parroquianos llevar sus vasos a la boca de las canillas. ya elevado al trono de San Pedro² tiene la oportunidad de poner en práctica aquella antigua idea. y en evitar la implantación en este país de medidas que respondieran a la ideología liberal. la extensión de ambos hemisferios" (pp. una vez ordenado sacerdote. para compactar la fe cristiana en el viejo y nuevo mundo. 2. cierta tarde. 55 a 187) Cristóbal Colón agoniza en Valladolid.. digno de todo crédito" (p. donde la misión diplomática fracasará. por sobre el Atlántico. quedan patentes sus virtudes cristianas. Pío IX duda en estampar su firma. Consistía ésta en establecer nuevas relaciones entre la Santa Sede y Chile. 49-50). medita sobre las tierras y las gentes de las que se va alejando. nacido en el seno de una familia ilustre venida a menos. "historiador acucioso. pues. de vuelta hacia Roma. y se enfrenta con un documento que se le ha presentado a la firma. Ahora ²piensa.. al ser sustituido el Directo chileno Bernardo O'Higgin por Ramón Freire. lo perfecto. que "tuviese un pie asentado en esta orilla del Continente y el otro en los finisterres europeos. ferviente. para que le asesore en una delicada misión. el decreto por el que autoriza la apertura de la instrucción y proceso. Delegado Apostólico en Chile. El paso del tiempo ²decide² justifica la apertura del proceso por vía excepcional. reflexiona sobre su vida pasada. y recuerda cómo pensó por vez primera en la posibilidad de canonizar al Descubridor. por el Conde Roselly de Lorgues. Giovanni Maria Mastai-Ferretti.

yendo al este del Ponto Euxino. de buena eslora y muy marineras. Mejor me vuelvo hacia los poetas que. "Se me barajan. Esta noche vibran en mi mente las cuerdas del arpa de los escaldas narradores de hazañas... y allí conoce ²según Carpentier² al Maestre Jacobo. a veces. debe estar la Vinlandia.. y entonces no será la isla Thule la postrera de las tierras. Ello se debe a que "los .. Así que cerca. Comienza a leer libros de viajes. a aprender las artes de marear. 81). cuyas naves son "de magnífica factura. 74). bastante cerca.. al estudiar el mundo y sus maravillas.. descubrirá nuevo mundo.. ciertamente ligeras. y de tanto estudiarlo tenía como la impresión de que el mundo me abría poco a poco las puertas arcanas tras de las cuales se ocultaban portentos y misterios aún tenidos en secreto para el común de los mortales.. y (. buscando. ¿Así que.. toda mi Imago Mundi. desdibujan y redibujan todos los mapas conocidos. Abro el libro de las Tragedias de Séneca que me acompaña en este viaje.) esos versos que muchas veces habré de citar en el futuro: Vendrán los tardos años del mundo ciertos tiempos en los cuales el mar Océano aflojará los atamentos de las cosas y se abrirá una gran tierra. 75). se encuentra una inmensa Tierra Firme. que encuentran la "Tierra del Vino" o Vinlandia. a tientas.. Pero también es verdad que son harto angostas y de poco aforo. y.. que se prolonga hacia el Sur como si no tuviese término?" (p. 66). antes de que nosotros empezáramos a salir del ámbito natal. Continúa Colón reflexionando sobre el descubrimiento de los normandos.) alcanzado los reinos de Gog y Magog. y se interesa por "una tragedia de Séneca" en la que "se habla de aquel Jasón que. un hidalgo pelirrojo (.. Y si hubiese que hacer un viaje prolongado. y que Colón traduce por "monicongos". se me trastruecan.) había emprendido una navegación fuera de los rumbos usuales. en bien medidos versos. En presencia de éste. lo que no concuerda con sus conocimientos geográficos y sobre Ciencias Naturales. parece que por eso se llaman). literalmente patizambos. y los sultanatos de la Arabia" (p. a las comarcas de los rus. habían llegado. Colón trata de imaginar la latitud de estas tierras a partir del dato de que los normáns hallaron en ellas salmón y vides. Tenía ansias de saberlo todo" (p. poblada de monicongos.Colón comienza a navegar. se me revuelven. pronto carecerán los tripulantes del bastimento necesario a su mantenencia. nuevos caminos por donde andar. El futuro Almirante no consigue dormir esa noche pensando en los viajes de los hombres del Norte: "Todo lo aprendido a lo largo de mis viajes. pronunciaron verdaderas profecías. al frente de sus argonautas. Tomo una pluma y traduzco (..) y me detengo en la estrofa final del sublime coro que canta las hazañas de Jasón (Carpentier transcribe el original latino). que hubo nombre Tiphi. Durante uno de sus viajes desembarca en Galway. y un nuevo marino como aquél que fue guía de Jasón.).. por el Este. espigadas. como vibraban en el viento las cuerdas de esa alta arpa que era la nave de los argonautas" (pp. y más tarde le cuenta cómo "unos hombres del Norte (normáns. Mejor olvidar los mapas (. El Maestre le mira con sorna. todo mi Speculum Mundi. Maestre Jacobo se explaya contando las aventuras de los vikingos. y milagro es que otros no hubiesen arribado a ella. que lo condujo a una enorme tierra a la que llamó "Tierra Verde" por lo verdes que allí estaban los árboles" (p. Asimismo. Me detengo en la tragedia de Medea (. 84). tras de los Hombres del Norte" (p. halló la Cólquida del vellocino de oro". 81-82). navegando hacia el Oeste. "hace ya tantos años que suman varios siglos. se me viene abajo. se refiere Colón a que se hallan en el "límite de la Tierra". a cuyos habitantes dieron el nombre de "skraelings". intuye vagamente su futuro: ".

Lisboa o Sevilla" que llegaron a Islandia no conocían el idioma ni lograron contar con la amistad del intérprete. que le daría otro hijo. con quien contrae matrimonio. ignorando así que "hay grande. Desde entonces Colón se sentirá "acosado. pondrá todo su empeño "en buscar presagios.. cuyos rumbos tenía yo como legítima pertenencia" (p. y. quien le remite a una serie de doctores. sobre todo. En esta ciudad andaluza conoce a la "guapa vizcaína". para este reino. ocultando la verdad verdadera tras de verdades fingidas. Beatriz. hasta que resuelve buscar tenazmente la regia ayuda que necesitaba. se impacienta en las recámaras. para ello. 91). Así comienzan las idas y venidas de Colón. "trazando proyectos más o menos fantasiosos" (p. dando autoridad a mis decires con citas habilidosamente entresacadas de las Escrituras. geógrafos y maestres. sin dejar nunca de esbozar. 85). se les ocurriera. un fabuloso negocio cuyos inmensos réditos habían entrevisto ya otros soberanos . y fáciles de alcanzar. describiendo unas tierras pródigas en Oro. un anuncio" de su misión. en Especias. Entonces ²escribe Carpentier² adopta el futuro Almirante una nueva táctica: "Entendiendo que sólo se escucha debidamente a quien pisa fuerte. a consultar los textos del pseudo-José y las Claves Alfabéticas del Pseudo-Daniel. por la misma idea". fui haciéndome de una mitología destinada a hacer olvidar la taberna de Savona" (p. No le importa "para quién iría a navegar".escasísimos marinos de Génova. clérigos y ricos hombres. Viaja Colón a Francia. para cuya realización práctica comienza a buscar ayuda entre los poderosos y adinerados. 94-95). Nace su hijo Diego. Muestra su "Tinglado de Maravillas" al rey de Portugal. y las terrestres señoreadas por el Gran Turco (cfr. como los pasean los goliardos por las ferias de Italia. el Maestre Jacobo. Alardea. Vuelve a embarcarse. pues consigue hacer creer a los Reyes de España que "estaban en trance de perderse. en aplicar la oniromancia a la interpretación de mis propios sueños. ahora con fortuna. intimida a los ujieres. 86). Desarma su tinglado y vuelve a armarlo en Córdoba. no podrá "abrir ya un libro sin tratar de hallar en el trasfondo un verso. los cuales consideraron que sus teorías eran "meras mudanzas y diferencias hechas.. pp. y con ella el no infundado temor de pensar que a los navegantes portugueses. día y noche. llegando. Perlas y. poblada y rica tierra al Oeste" (ibid). tratando "durante años y años" de "ganarme el favor de los Príncipes de la Tierra.. como por arte de buen cantar. instalándose en la Isla de Puerto Santo. pues. mirar el Oeste. negociando azúcares y otras mercancías. a base de temas ya puestos en solfa por Marco Polo" (p. de parientes. 87-88).mientras su hermano Bartolomé hace las mismas gestiones en Inglaterra. el tratado de Artemidoro de Efeso". y maneja la intriga. Armaba mi teatro "ante aristócratas.. Al quedar viudo renace su ambición. Diamantes. alguna vez. donde los Reyes Católicos le prometen que unos letrados considerarían su oferta. "de tanto haber mirado hacia el Sur y hacia el este. alinea títulos y honores ya conseguidos. 92). títulos y amigos que jamás tuvo. Se hizo "un tinglado de maravillas. en lúcido remate de párrafos. Fernando. los proféticos versos de Séneca" (p. En Lisboa conoce a Felipa. Vivirá febril y desasosegado. evitando las rutas marinas infestadas de piratas. desde luego.

Describe las maravillas que en ellas se encierran. y de la Tierra de Selvas. montan la bandera real y las dos de la Cruz Verde con las iniciales F e Y. por ellos realizada. por lo que pudiese suceder. oyen ruido en las malezas y se ven de repente rodeados de hombres.. le dice. preparan las lombardas y espíngolas. que cambian por las baratijas que. A primeros de octubre comienzan a percibir señales de tierra: "vegetaciones raras". grita a Columba que ofrecerá su empresa al Rey de Francia. de la Tierra Verde. Colón consigue "capear el temporal". a visitar la Corte: "Transcurría el mes de julio. con unas palabras textuales del diario de abordo del genovés. Y por estar más seguro. dándole en garantía "unas joyas que. La noche del 9 de octubre tuvo noticias de que se estaba urdiendo una conjura a bordo de las naves. valían muchísimo menos" (ibid). 105). 104). le revela "lo sabido. puesto que andan todos en cueros ²o casi²". y bajan a tierra armados. allá en la Tierra de Hielo. El día 11 recogen de las aguas "una maderilla curiosamente labrada por mano humana". aves hasta entonces desconocidas. a la que adula y conquista ²en la intimidad. Comienza ahora el relato del primer viaje. Pero a poco de llegar al parador. pero le falta otro millón para poder hacerse a la mar. Colón y sus hombres visten sus mejores galas. A las diez de la noche. Entretanto. . Esperan al amanecer. consigue Colón un millón de maravedíes con los genoveses de Sevilla y el banquero Berardi. Hacía calor cuando llegué a Santa Fe" (p. en muchos ánimos.. La Reina promete dárselo pero va demorando la entrega. "un palillo cubierto de escaramujos". Colón entrega a Rodrigo de Triana el jubón de seda prometido. 113). por fin.. y de las Tierras de Viña" (p. Como "la marinería era mala" y "demasiado vivas estaban todavía. Lo había pedido al banquero Santángel. y al repostero de estrados del Rey. llamé al veedor Rodrigo Sánchez.). 108). acerca de las navegaciones del Pelirrojo. (p. 96-96). Habla Colón a solas con la Soberana. que fueron de mi parecer. entra un alguacil con un recado: Su Majestad le manda llamar a toda prisa. las imágenes del Océano Tenebroso". y le dice que la renta de diez mil maravedises ofrecida a quien avistase la tierra se la entregará al regreso (nunca la percibirá: Colón va a apropiársela en beneficio de Beatriz y de su hijo)..mejor aconsejados" (ibid). me pareció divisar unas lumbres en la lejanía. y se marcha enfurecido.". Acababa yo de cumplir cuarenta años (. Y a las dos de la madrugada del viernes. y hallan.. A mediodía se presenta Colón en su presencia: "Tienes el millón de maravedíes" (p.. mientras ambos esperan la caída de Granada. que traen papagayos verdes y un hilo de algodón en ovillos.. flotando. Es llamado. Unos hombres que deben ser "tremendamente miserables. "Algunos decían que la brisa olía a tierra. lanzó Rodrigo de Triana su grito de: "¡Tierra! ¡Tierra!" que a todos nos sonó a música de Tedéum. irritado. la llamará Columba². y de la descubierta.. en previsión. resuelve "contar cada día menos leguas de las que andábamos porque si el viaje era luengo no se espantase ni desmayase la gente" (p. habían llevado los españoles. Cumplen las formalidades de Toma de Posesión. hasta que el genovés. a la verdad. Pero los marineros murmuran y desconfían de su capitán. de su hijo Leif.

Sin embargo. a solas. parte en la dirección indicada hasta toparse con la gran tierra de Cobla. les sorprende una gran tormenta. para lo . unas hojas y matas que para nada sirven como no sea para sahumerio de leprosos. cómo lo extraen.Afirma Colón que. se hallaba en Barcelona" (p. "que aquí llaman caciques" (p. 153). Más tarde. lo que va a encontrar nuevamente Colón en esta segunda salida. Entra en la estancia regia "lentamente. por la noche. solemnemente. "bordeando ahora la magnífica tierra de Aytí. no tierra firme. hasta montarse en las cumbres fabulosas de Tarsis. 134). 148). 126). de la cual. quien fue a dar a las costas de Galicia. haciéndose el límite. de que no verá al Gran Khan. y la isla Española "creció. y un oro que se pierde en el hueco de una muela" (p. La Reina ordena que los indios "sean devueltos a su tierra en la primera nave que hacia ella haya de zarpar" (p. y hace su entrada triunfal en Barcelona. a quienes cuenta sus peripecias. 145). toma posesión en nombre de los monarcas españoles. Prepara a los indios. la Reina hace ver a Colón que se ha dado cuenta del engaño: no ha llevado oro ni especias. sino "siete hombrecillos llorosos. Dos mensajeros hábiles despachados "para ver si aquí se alzaba alguna ciudad o fortaleza importante" se topan sólo "con una aldehuela de chozas y con indios en todo semejantes a los que hemos visto hasta ahora" (p. anota en su "relación" que hay en ella minas de oro y muchas perlas. Tomando siete prisioneros para que le sirvan de guía. "mientras los chantres y sochantres. No encontraron indicios de especias ni de oro. Son islas. falleciendo cuando se encaminaba a la Corte. o Cuba. 153). tan sólo porque vio algunas almejas "que son señal de ellas". ni oro. Colón es invitado "a la Corte. de Ofin y de Ofar. a paso de vencedor" (p. Cuando terminó de hablar. pero nada útil: ni especias. 154). Allí encuentra sabrosas y raras frutas. Trata de averiguar dónde están los yacimientos de oro. llevando presentes a sus Majestades. que. cómo lo labran. a la sazón. "de donde escribió a los Reyes una carta colmada de infamias" (p. los seises de la Capilla Real se abrieron en el más solemne Tedéum que se hubiese escuchado bajo este cielo" (p. niños y niñas². Comienza a llamar "caníbales" a los pacíficos indios americanos. ante sus reyes. 125). por fin hallado ² sí: hallado. con fecha 13 de octubre. perdiéndose la carabela de Martín Alonso. 143). comienza su "repertorio de embustes" (se refiere a la redacción de sus relaciones de viajes) con la palabra oro. se arrodillaron todos.. poniéndoles algunas ropas cosidas con hilillos de oro. Sevilla recibe a los Descubridores "con albricias y alegrías". legañosos y enfermos. De vuelta ya hacia España. se hinchó. 132). Siguen adelante.² del prodigioso reino de Cipango" (p.. Pronto se convence Colón de que no se encuentra en el "rutilante reino de Cipango". ante el disgusto del genovés que abandona las estancias reales soñando ya con su próximo viaje. 151). y ellos le indican que "yendo hacia el Sur había otra isla donde un Gran Rey tenía enormes vasos llenos de oro" y piedras preciosas (p. describiendo las nuevas tierras "se me fue encendiendo el verbo". pues unos indios "traían unos pedazuelos de oro colgados de las narices" (p. y decide inaugurar con ellos un tráfico o mercaduría de esclavos ²también mujeres. a la que por hermosa puse el nombre de Española".

y concluye: "Sólo diré lo que. "por no hallar mejor solución al conflicto de autoridad que se me imponía" (p. A la vuelta de una descubierta de islas cercanas. que no recibirán su salario en dinero sino en mercaderías. Piensa en su mérito como Descubridor y recuerda sus muchos pecados. siquiera. Decide que lo dirá todo. acerca de mí. 3.).. para él. Oye ahora los pasos de sus amigos. "Haya misericordia agora el cielo y llore por mí la tierra" (p.. por una real orden... sean devueltos a sus tierras. ni buen golpe de especias ni buen golpe logrado. iba a ser hoy Palacio de Justicia". se prohibe el comercio de esclavos y se manda que todos los indios.. Y termina el escrito rogando a Dios "para que nos dé un buen golpe de oro" (p.. Colón se desespera al ver que el único negocio fructífero que podía haber emprendido se le viene abajo. muda sus ropas. para bajar a tierra con todo el vistoso agobio de un penitente en Semana Santa" (p.".. en horas de emprender el viaje del cual no se vuelve.. 164). "aquel Palacio de Maravillas que. 172). olvidados de toda autoridad. Pide en ella.. donde ya van entrando los componentes del Tribunal: el . 170). desnudos los pies.. despeinada la cabeza". recordados aquí..cual solicita la oportuna licencia. ni buen golpe de oro. por otra parte. con sus materiales de mantenimiento y repuesto. y son hechos quinientos prisioneros a los que no se atreve a exterminar. para asistir al comienzo de su causa de beatificación. Pasa por la Lipsonoteca (donde se guardan las reliquias de los Santos). proporcionadas por el propio Almirante. a quien saluda con afecto.. ". que vuelven con el confesor. y escucha a su conservador y a un seminarista que están hablando de él. 191 a 227) Colón ²"el Invisible": han pasado tres siglos² penetra en la Basílica de San Pedro. encuentra "a los españoles soliviantados. en este segundo regreso.. Se suceden los motines y revueltas. vendidos ya o no. con cordón en la cintura. Al desembarcar. cien espingardas y cien ballestas. La resistencia de los nativos se va organizando de manera tan peligrosa que Colón se ve precisado a mandar batallones al interior. pero las palabras se le atragantan. La sombra (pp. Necesitará además ²hombre precavido vale por dos² el envío de doscientas corazas. en el mercado de esclavos de Sevilla" (p. concluyendo por embarcarlos y llevarlos a España como esclavos. Recuerda las mentiras con las que trataba de hacer ver "a Sus Altezas que no todo lo que relumbra es oro" (ibid).. Recibe entonces la noticia de que. "unos mil hombres. Entonces ya estaban todos los marineros preparados para la "vistosa y triunfal parada"². Otro viaje y otro viaje. se encuentra al Maestre Jacobo. 165).. 167). 187). El sabrá lo que dice. De la boca me sale la voz de otro que a menudo me habita. se cubre "con el hábito menor de la orden de San Francisco.. Sigue hasta la sala. y se pone "a la cabeza de mis marineros estupefactos.) y no llegaba el buen golpe de oro (. con cientos de caballos" dispuestos a dedicarse al cultivo de la tierra y la ganadería. ni buen golpe de perlas. lanzados a crueles empresas dictadas por la codicia" (p.. en este triste crepúsculo vallisoletano (. pueda quedar escrito en piedra mármol.

haciéndose uno con la transparencia del éter" (p. Pregunta a su amigo qué ha pasado en el proceso. XVIII. en ese preciso lugar. "el Invisible se diluyó en el aire que lo envolvía y traspasaba.). porque se sigue hablando de ellos.Presidente y dos jueces más. 225). Defiende la causa del proceso Léon Bloy y los Impugnadores de la Leyenda Negra de la Conquista Española: testifican. Fray Bartolomé de las Casas y Alfonso Lamartine. acusan a Colón de ser un mal cosmógrafo. quienes. 222): es Andrea Doria. tomando pie para ello en la idea de su canonización. Pero esto no es todo. Abogado del Diablo" (p. y al oir la respuesta. "Y quedó el Hombre ²condenado-a-ser-un-hombrecomo-los-demás" solo en la plaza. de haber calumniado a los indios calificándoles de caníbales y de haber tenido relaciones ilegítimas "con una cierta Beatriz" que le dio un hijo. agobiado por una enorme congoja. Por ello. en su contra. parte de las relaciones de viajes de Colón y de sus datos biográficos más conocidos. Doria explica a Colón que ambos pertenecen a la categoría de los Invisibles: "Somos los Transparentes. Víctor Hugo. el Gran Almirante de Venecia y Génova. . comenta: "Tenía que ser: marinero y genovés" (p. una variación: mantiene invariables una serie de elementos históricos ²es decir. en cambio. primer músico cubano del s. un nuevo invisible se empareja con el anterior ²visible para él²" (p. UNA "VARIACIÓN" MUSICAL SOBRE EL DESCUBRIMIENTO Carpentier. puede parecer que el autor se limita a revivir al Descubridor subrayando los aspectos de su hazaña que se le antojan más apropiados para un relato novelesco. que cuatro aparecen una sola" (p.. y sus investigaciones en este terreno le condujeron al hallazgo de los manuscritos de Esteban Salas. por su fama. y recita los versos de la Divina Comedia: "¡Ah. ¿por qué no sois arrojados de la tierra?". fiscal de la causa. el "Promotor Fidei. genoveses! Hombres ajenos a toda buena costumbre y repletos de vicios. que además de novelista y ensayista es musicólogo ²organizó los primeros conciertos de Música Nueva en La Habana con Amadeo Roldán. producen un resultado específico. 227).. para superponerle otra serie de elementos que. de haber tratado de traficar con esclavos. no pueden perderse en el infinito de su propia transparencia" (p. 223). Terminadas las alegaciones se procede al escrutinio. Julio Verne. sin discordar de aquéllos pero sin ser tampoco genuinos (imitación de la melodía original). para hacer una recreación de la personalidad y de la vida del Almirante. "Y el invisible se encuentra nuevamente. efectivamente. la Postulación es denegada. De pronto. en parte igual y en parte diverso del tema básico. Los dos amigos se despiden.. ante las columnatas de Bernini. el Postulador. Con sólo un voto a favor del acceso a la canonización. Y como nosotros hay muchos que. afirma. de acuerdo con su personal óptica y buscando un determinado efecto. se apoya en un determinado tema ya existente². Carpentier realiza. como ya quedó dicho.. que su novela El arpa y la sombra es un ejercicio similar a una variación musical. en su obra. Y. el Pronotario civil de la Congregación de Ritos y su acólito. Se entiende por variación musical cada una de las imitaciones melódicas de un mismo tema: Carpentier. 226). en el lugar donde "la columna frontal oculta tan perfectamente las otras tres. en la Plaza de San Pedro (. 199). en una lectura superficial. respectivamente.

expresada mediante una confrontación dialéctica entre el Viejo y el Nuevo Mundo. 31). una renovación para su vida. que desemboca cerca del "finisterrae".Cuál es la verdadera finalidad del libro es algo difícil de determinar. 19). La idea del Descubrimiento como Proeza Impar (así. lleva a Colón a afirmar que . sus tierras y sus hombres. pues no se trata de una novela de tesis sino. Es su tesis de lo "real-maravilloso" (formulada en el prólogo de El reino de este mundo). un doble contenido: el progreso de la humanidad y la conquista de los espacios siderales. América Colón es el hombre que. del que se hace una burlesca parodia. efectivamente de una variación: de una mezcla de datos reales con otros supuestos. Carpentier va a expresar este mismo sentir por boca de Colón: "Extraviado me veo en el laberinto de lo que fui. emprendiera la prodigiosa empresa que habría de dar al hombre una cabal visión del mundo en que vivía. alienta en estas páginas. a mi vez. de una auténtica recreación. Jugando con el doble sentido de las palabras "Camino de Santiago" ²nombre que se da vulgarmente a la Vía Lactea² y "Santiago de Compostela" ²Campus Stellae². Campus Stellae ²en realidad camino hacia otras estrellas: inicial acceso del ser humano a la pluralidad de las inmensidades siderales" (p. como "el máximo acontecimiento contemplado por el hombre" (p. ha sido sustituido por un nuevo Camino. es posible distinguir distintos niveles de lectura en El arpa y la sombra (que ²es preciso insistir en ello² no es una vida de Colón): la epopeya de América. Para otros se despejarán los muy trascendentes enigmas que aún nos tiene en reserva la Tierra. la decidida defensa del progresismo. lo que. En consecuencia. esto es. con mayúsculas). "un día. en el fondo. sino más bien por la línea de la creación personal a partir de algo dado. terminaban un imperio y empezaba otro ²cerrábase una época y empezaba otra nueva. tras de la puerta de un cabo de la costa de Cuba al que llamé alfa-omega por significar que allí. materiales en el segundo). quizá millones de peregrinos. Quise ceñir la Tierra y la Tierra me quedó grande. el de América.. aunque por motivaciones muy diferentes (religiosas en el primer caso." (p. 187). a su vez. Camino de Santiago. incluso un ejercicio de virtuosismo de índole histórico-cultural que arranca de ese mismo pretexto. quizá millones de personas. La contraposición entre el Viejo y el Nuevo Mundo es aquí patente: el Camino de Santiago. que tampoco va por los derroteros de la novela histórica. seguido igualmente por miles. la intención de desmontar el mito colombino. que Carpentier considera como la esencia del acontecer de América. abriendo a Copérnico las puertas que le dieron acceso a una incipiente exploración del Infinito. 1. Carpentier considera a América como un verdadero camino hacia las estrellas.. tomando como pretexto la postulación del proceso de beatificación del Almirante. Camino de América. y a sus hombres como dotados de un impulso hacia el infinito que encierra. y que antes fuera la ruta normal de miles. que buscaban también. Así ve Carpentier la trascendencia del Descubrimiento y su sentido profundo.

extrañados de que casi nunca nos bañáramos (. el dinero o el capital² quien contamina a unas criaturas que permanecían en la supuesta pureza de una vida idílica: "seres inocentes. fortuna hecha. Príncipe de Plagas ² juguete de Apocalipsis" (p. Ahora bien. de los que usan las enanas que. inermes. así como las verdaderas aberraciones a que habían llegado estos indios de apariencia más o menos pacífica.) fue en realidad. Príncipe de Sangre. incendian sus aldeas. 135): adviértase la sarcástica alusión a los españoles. texto cit. la impronta dialéctica del pensamiento de Carpentier no puede por menos de manifestarse..). Cuando en América arraigan los fervores nacionalistas. Christophoros (. apalean a los indios. del Viejo Mundo² (p. mentirosos. 181). matan. 171). Colón describirá de forma despectiva a los indios (cfr. para saciar allá sus vicios. considera que la llegada de los españoles ²duramente motejados en distintos lugares de la novela al confín americano constituyó "una horrible desgracia. en primer término se denigra a los españoles. con sus "apetitos de propiedad". violentos. 166). un tejido del tamaño ~de un pañizuelo de encajes. bellacos que sólo pretendían encontrar oro y abandonar las tierras de América lo antes posible.. Príncipe de Lágrimas. 214). a pesar de que todos los sanos teólogos conciertan que el Paraíso Terrenal es en el Oriente (pp. Para ellos. codiciosos y deshonestos. que es la contrapartida lógica de la Leyenda Negra sobre España..ha encontrado "nada menos que el Paraíso Terrenal". 162). Por eso. Tierra!". fue abierta "a la codicia y lujuria de los hombres de acá" ²entiéndase.. pero también se pone en marcha todo un movimiento de corte romántico en defensa de un "buen salvaje" concebido al estilo rousseauniano.. 173-174). "desconocedora del Mal de Oro". en la opinión que sobre los españoles se han formado los indios aparecen conceptos duros y radicales: "Por Dieguito. una visión naturalista de los indígenas. Sin embargo. coléricos. también dirá en su momento el Abogado del Diablo de la causa de Colón que equivocadamente "Rodrigo de Triana lanzó el grito famoso de: "¡Tierra. En consecuencia ²y volviendo a El arpa y la sombra. de la p. Carpentier manifiesta aquí un prejuicio. supe que esos hombres ni nos querían ni nos admiraban: nos tenían por pérfidos. 162).. crueles. sucios y malolientes. torturan y fuerzan a las mujeres (cfr. hieren. y que tiene su origen en la llamada Leyenda Negra: los españoles. en Castilla. que había aparecido ya en El Camino de Santiago (relato inserto en La guerra del tiempo). bondadosos. lujurias y apetitos de propiedad". tan incapaces de malicia como de tener la desnudez por indecorosa" (p. se tienen en los castillos y palacios para diversión y cuidado de infantas y niñas de noble linaje" (p. Es el oro ²a la postre. sin encontrar en ellos defectos realmente graves: sus reyes "eran reyes en cueros (¡quién puede imaginar semejante cosa!)" y sus reinas emplean "para taparse lo que con mayor recato se oculta la mujer. Decían que nuestras casas . la serpiente que también acecha al "nuevo Adán": la tierra virgen hallada por Colón. el único (indio de los que Colón llevó a España a la vuelta de su primer viaje) que me quedaba. debiendo haber gritado mejor: "¡Cuánto lío! ¡Cuánto lío! ." (p. Se trata de oponer a los españoles. que se cuida muy mucho de ocultar las primitivas y sangrientas costumbres. un Príncipe de Trastornos. p. señalando a la correspondiente antítesis de la América paradisíaca. De este modo.

no se queda Carpentier en el puro momento histórico del Descubrimiento. se le revela de pronto "la desmesura de esta América que ya empezaba a hallar fabulosa a pesar de que sus hombres.). 37). un perpetuo y gimiente muestrario de miserias. Pero ya se verá cómo. de lo alto de sus relumbrantes monturas. universal en su prestigio.. No es de extrañar esta postura. le parecieran incultos. baldados. o más bien los resultados de su empresa. universal en sus obras. imparable e inevitable: así. era porque. qué empeños. así como los beneficios que también aportó al más joven Continente la llegada de los españoles. como alumbrado por una iluminación interior. suma de todos los males. un santo de renombre ilimitado. atribuible en definitiva al pueblo. al conocer "el infinito horizontal" de la Pampa. y que si nuestras damas se ponían tantas ropas. que no era de tropa. un santo de una envergadura planetaria.apestaban a grasa rancia. enanos y monstruos que en sus entradas se apiñaban. piojosos. qué ideas. 49-50). Pero una naturaleza así no podría sino engendrar hombres distintos ²pensaba² y diría el futuro qué razas. no importan los seres humanos en su individualidad si no son capaces de aportar algo al todo social.. generadora de un futuro que. como algo que ya contenía en embrión su destino. seguramente. es inevitable la oposición dialéctica entre la gran obra. purulencias. a menudo. el hombre es una criatura con un . y las miserias personales. Tampoco entendían por qué tanta gente.. Christophoros. para Carpentier. conocido por todos. Y. 157-158). Porteador de Cristo. Un San Cristabal. saldrán de aquí cuando todo esto madurara un poco más y el continente cobrara conciencia plena de sus propias posibilidades" (p. 2. el Descubrimiento. inteligente y voluntariosa. errores e injusticias de las primitivas civilizaciones americanas. brutales y apocados. de repente.. profunda y original de lo que el canónigo hubiese esperado". sin avergonzarse. perifollos y faralás. según los marxistas. admirado por los pueblos. a mierda nuestras angostas calles. cuando el futuro Papa Pío IX llega a América. según pensaba Mastaï. dentro del ámbito que poblaban. "hacia las estrellas". Son los males de la civilización construida sobre el dinero ²el capital. que pronto se transforma en "un infinito vertical" que era el de los Andes (p. se ahogaban en nuestros aposentos. pensó Mastaï en el Gran Almirante de Fernando e Isabel" (pp. Ya se ha visto cómo. sino que lo contempla siempre en su proyección de futuro. a sobaquina nuestros más lucidos caballeros. Por otra parte.). sería preciso aparear con el de Europa" (p. en la que había "una humanidad en efervescencia. Nuestros perfumes y esencias ²también el incienso² los hacían estornudar. Y se le revela así ²escribe más adelante² "una América más inquieta. querían ocultar deformidades y llagas que las hacían repulsivas (.. y se figuraban que nuestras iglesias eran lugares de escarmiento y espanto por los muchos tullidos. desde un punto de vista marxista. a la vez que mitifica su empresa. va a realizar Carpentier un doble juego: desmitificar a la persona de su protagonista. la propiedad². Pero sigue callando Carpentier los inevitables males. incontrovertible (. La figura de Cristóbal Colón Con relación a la figura de Colón. ni cómo tantos señores ricamente ataviados podían contemplar.. si se tiene en cuenta que. para Carpentier. siempre inventiva aunque a veces desnortada. corpiños. entre ellos el otorgarles la posibilidad de tender. 36). 47): de ahí que conciba la necesidad de "un santo de ecuménico culto. andaba armada. de manera práctica y eficaz.. muñones y andrajos" (pp.

El almirante es un empedernido bebedor. ordené a la luna que se ocultase... los que expresa ante los Reyes. (Otro paralelismo que puede hallarse entre este relato y El arpa y la sombra es la relación entre el Camino de Santiago y el Camino de América. sus citas tomadas de acá y allá con el propósito de engañar. 205).impulso hacia las estrellas. son los fundadores de cien ciudades en el Nuevo Mundo. Y a tal efecto. al llegar el momento. En lógica consecuencia. los que anota en su diario de abordo. la gloria de Colón radicará en haber sido el "Revelador del Planeta" (p. lo que hará decir a Víctor Hugo en el . y a cómo engañó a los indios de Jamaica prediciendo un eclipse de luna (había comprobado en un libro que se iba a producir). una frase significativa de Victor Hugo: "Pero la gloria de Colón no estaba en haber llegado..": (p. 1965). con toda tranquilidad. en el supuesto proceso de Colón. 110). de poco les serviría el dinero. Dios lo hará surgir del mundo de la nada a fin de justificar tu audacia" (p. de armador de ilusiones" (p. antes de embarcar.. Que si lo que buscas no ha sido creado aún. 178). él mismo hará referencia. 64). Colón es un mal marino: se fía más de su intuición que de los cálculos (p. es el Campo Estrellado. y esta cita de Schiller: "Avanza sin temor Cristóbal. Y ello porque Santiago sabe que esos tres hombres. además. Así pues. no sabe valerse del astrolabio (p. calculado el tiempo que duraría el eclipse. deciden volver de nuevo a América. pero las ideas siguen su camino y encuentran al fin su aplicación". de animador de antruejos. Juan el Romero y el negro Golomón tras una vida de vicios y disipación. 54). cuando explica el contenido de El siglo de las luces: éste "puede resumirse en una frase: los hombres pueden flaquear. clamando falsos ensalmos. 111). ordena a la luna que vuelva a mostrarse (cfr. 207).. que con ir allá me cumplen. pues nunca verían un ochavo y como aquí. que dice a la Virgen: "Dejadlos. 164). blanco de Galaxias"). se empeñarían hasta la muerte. Señora. aunque truhanes. 81).. 179). aspándome como molino.. pero habrá logrado su propósito a pesar de sí mismo. Más tarde. desprecia los mapas (p. Precisamente la historia termina con estas palabra "Arriba. si Colón es alabado por algo no será por sus cualidades sino precisamente por su idea. anota menos millas de las que realmente han recorrido en su primer viaje... propone que los colonos españoles no cobren en dinero sino en mercaderías que él se cuidaría de proporcionarles "con tremendo beneficio. Juan el Indiano.. En Sevilla. a la vuelta están a punto de naufragar por haberse olvidado de lastrar las naves (p. 143). etc. va ilustrando los distintos defectos que cree ver en su personaje. entran en la Casa de Contratación.. el linaje que se auto-adjudica. gesticulando como nigromante. Carpentier había expresado esta misma manera de pensar en su Autobiografía (Cuba. p. Dejadlos.". no entiende el de Toscanelli que lleva en su primer viaje (p. sino en haber zarpado" (p.". firmando recibos por lo comprado. donde la Virgen de los Mareantes "frunce el ceño al verlos arrodillarse ante su altar". pero también una criatura frustrada por sus propios vicios. "y. uno sólo me fue siempre ajeno: el de pereza" (p. es mentiroso e intrigante (recuérdense las referencias ya hechas a los embustes con que adornaba su "tinglado". de sus abusos y mentiras. 62). a su "natural vocación de farsante.) y embaucador (se apropia la renta que había ganado Rodrigo de Triana. Interviene entonces en su favor el Apóstol Santiago. Carpentier hace decir a Colón que "de los pecados capitales. Esta misma idea está presente en el citado relato titulado El Camino de Santiago. Por eso va a recoger Carpentier.

a su vez.. y exclama. comparándose cínicamente con la gente sencilla y la de mal vivir ("A ésos. 120). jamás habría descubierto el Nuevo Mundo" (p. pp. 141). pues ni siquiera llevaba una Biblia en su primer viaje (p. sin embargo. 60).proceso: "Si Cristóbal Colón hubiese sido un buen cosmógrafo. sobre todo.e. recibe las órdenes menores franciscanas porque así le indica que lo haga la Reina Isabel (p. tienen harto que decir": p. 176. 140). le lleva a iniciar la trata de esclavos. 167). portador de Cristo. Pero los que. Carpentier insiste en este aspecto porque va a servirle. . y que los Reyes le retiraran por ello su favor. después de largos párrafos laudatorios sobre sí mismo. afirma que se valió de los Evangelios para embarcar como esclavos a los indios rebeldes (p. 120) Más tarde. Colón es soberbio y engreído: dedica párrafos larguísimos a alabarse a sí mismo (p. en los momentos difíciles. El Almirante deja expresa constancia de que tal no fue el móvil de su aventura. especialmente su avidez por encontrar oro. la confesión postrera habrá menester de pocas palabras. 206). convirtiendo a los indios. El defecto más reiteradamente señalado por Carpentier es la ambición del Almirante. lujuria y ambición. que. pensando en la evangelización de las tierras descubiertas. 141). a la hora de la muerte como la hora de la humildad (p. de cuña para combatir la idea de que los Reyes Católicos ²Isabel² apoyaron a Colón por motivos religiosos. 92 y.. El genovés. Recoge las supuestas reacciones de los indígenas ante las primeras noticias que reciben de la fe cristiana. 57 a 61). al verse frustrada.. concluyendo. cargan con el peso de imágenes jamás contempladas por hombres anteriores (. temiendo que alguien se le haya adelantado. de modo blasfemo: "¡Fuego de lombardas y espíngolas ordenaría yo contra los Evangelios. hace promesas a Dios que luego incumple (p. Y no se pida vocación de apóstol a quien tiene agallas de banquero" (p. sino portador de codicia. 58). puestos frente a mí. Carpentier señala que el Espíritu Santo está más ausente de los escritos de Colón "que el nombre de Mahoma" (p. y mientras se acerca a América. como la terrible tormenta sufrida durante el primer regreso. se alegra de no haber llevado los Evangelios en sus carabelas. en remate de la tesis de Carpentier: "Ganar almas no es mi tarea. si me fuese posible hacerlo!" (p. y aludiendo con no poca ironía. 159): Colón no será precisamente "Christophoros". como yo.

89). encargada de sus colaciones (p. : "que enseñanzas de mucho provecho debe encerrar. creyendo que era mozuela. etc. lleno de pompa y majestad.3. mitos. 34. p. Carpentier llena su relato de referencias a sucesos de la época. mostrando su agudeza a la hora de mezclar lo antiguo con lo nuevo. sino de carácter claramente cultural. Es. 57) o de García Lorca (. que en ocasiones corta en seco con un comentario irónico que hace volver violentamente al lector a la realidad cotidiana: p. como logra el poderoso clima de época de su relato. al terminar el ceremonial vaticano. 72. 110 y 111. 22.. sin que lo antiguo pierda su frescor.e. hay que decirlo. 71. y pide un refresco de horchata a Sor Crescencia. Pío IX desciende de la silla gestatoria. p. pues. 94). 26. 184 a 187.. p.). ingrediente característico de su realismo mágico. 90. es montura de mujeres y de clérigos". ciencias. o a citas que eran lugares comunes. Hay alusiones a Marco Polo.e. El elemento histórico-cultural Alejo Carpentier enmarca su relato. así como a piezas musicales de moda en la época del Papa Pío IX (pp. Asi. en virtud de una multitud de alusiones de índole histórico-cultural. junto a ello. 40. etc. de los indios cuidadosamente ataviados. 13-14). Pero. recurre en ocasiones al fácil expediente de remitirse "al poeta" (p. Carpentier conoce muy bien la literatura española del Siglo de Oro. los Infantes de Lara. Andrea Doria. un sofocante calor. de ambientes y costumbres (p. al fin. 41). palabras de Cervantes (:"me agarraron las del alba".) con escrupuloso detalle. 127 a 133). En estos casos. obras literarias. sin producir un efecto hiriente al combinarlo con lo nuevo. ironizando sobre el banquero Santángel que no será expulsado debido a sus muchas riquezas (cfr. pp. empleando palabras. se acerca Colón a los Reyes en medio de la brillante concurrencia que llenaba la estancia "donde reinaba. Es preciso destacar las excelentes descripciones de paisajes (p. p. 92. expresiones e incluso una construcción netamente de la época (p. se encuentran patentes anacronismos: así. si bien junto a exactas precisiones (pp. insertando citas con gran habilidad e indudable facilidad. como todo lo que escribieron los antiguos". etc. 30.. sedas y rasos" (p. se sienta en una butaca "que le daba una sosegada sensación de estabilidad".). etc. etc. "que mula.. hace gala el autor de un vocabulario rico y exacto. fácil fue darme cuenta que antes que yo. parafraseándolas. p. 73. . agriado por el olor del resudado sudor de terciopelos.e. cuando Colón emplea. Es sabido cómo este autor gusta de jugar con el tiempo. Copérnico. Insiste con frecuencia en el tema de la expulsión de los judíos. 30. el esplendor de la Corte y el sorprendente espectáculo de los raros animales y plantas. 107. 150).. la Enciclopedia o Rousseau. había tenido marido": se refiere a Beatriz. 22. o cuando describe la llegada triunfal de Colón a Barcelona. 171 a 175. Carpentier imita en ocasiones el estilo literario de las "relaciones" de Colón. en coordenadas temporales. Dante. "cuando yo me la llevé al río por primera vez. los papagayos verdes comienzan a vomitar sobre la real alfombra carmesí el vino que les habían dado. al Cantar del Mío Cid. 14). Carpentier evoca el clima de la época (costumbres. sino logrando un difícil equilibrio. 34. 70): como es sabido....

de la que hace una descripción burlesca. Ya se ha señalado cómo se refleja en esta obra su mentalidad "progresista".). Pero lo más destacado de la novela es el ataque frontal. Pero quizá la nota característica de esta novela es la sencillez y claridad del estilo.De esta manera. La cita completa resulta por demás significativa: "Y es que Colón decía. pueden. en la que se dice que nombrarle está "mal visto" desde la publicación del Syllabus (aquí hace también Carpentier una sarcástica referencia a la Comisión del Index). 42). a la Iglesia Católica. quizá para el lector menos atento disimulado por el tono humorístico y la alusión irónica. l9 y ss. que el oro era una cosa maravillosa. tampoco cree que Isabel la Católica se moviera por el deseo de evangelizar a los indios sino por móviles políticos ("para adelantarse a Portugal". sacerdotes y obispos. 169). junto al intelectualismo de sus concepciones. p. Se habla de la "sutil perfidia" del Papa. se burla de la Lipsonoteca. naturalismo. la idea de cambio exige por definición la de permanencia. abruptamente sacado de un profundo sueño": "¿quién está citando a Marx?" (p. según Marx. Por supuesto. basada en la idea marxista del progreso como consecuencia del proceso dialéctico de la historia. por más que se encuentre contenido. puede advertirse en la novela. 156. que representaría todo lo contrario al progresismo. y por ello no revela de modo expreso su pensamiento sobre tales materias. 43). que resulta diáfano a la vez que sugerente. y ha quedado reflejado también su voluntarismo. de sus "tácticas aprendidas de los jesuitas" (p. de una parte. en los que se condenan los ochenta "principales errores del tiempo moderno". Cuando Fray Bartolomé de las Casas cita el capítulo 34 del Eclesiastés ("quien roba el pan del sudor ajeno es como el que mata a su prójimo"). 198. liberalismo y socialismo. pone palabras malsonantes en boca de clérigos. y para obtener fondos para la guerra de África. "pregunta el Pronotario. etc. El poseedor del oro tendrá todo lo que desee. por la cual se le llegó a creer liberal y progresista (cfr. incluso. de Pío IX. etc. de su sibilina astucia. abrirse a las almas las puertas del paraíso" (ibid). Carpentier se refiere con desprecio a seminaristas. En realidad. si bien atenuado. Mediante el oro. 213): hay otra referencia a Marx en la p. Carpentier ataca con saña al Syllabus y a la Encíclica "Quanta cura". . entre ellos el panteísmo. refiriéndose a las uñas y dientes de los santos (pp. si nada debe permanecer. 106). p. VALORACIÓN DOCTRINAL Es notorio que Alejo Carpentier se unió a la revolución cubana encabezada por Fidel Castro. y si prohibe la esclavitud es porque la comisión de teólogos y canonistas a la que consulta estaba formada por enemigos de Colón (p. repleto de ironía. esto es. de su "pensamiento dogmático y anticuado". el barroquismo. El colorido de otras obras de Carpentier no desaparece en El arpa y la sombra. la ideología marxista no se manifiesta de forma directa en estas páginas: Carpentier no es un político ni un ideólogo sino un hombre de letras. el cambio se transforma en revolución. Sin embargo. p. de la prosa del autor.

por mirar a lo alto. Carpentier afirma que aquél no contrajo matrimonio con Beatriz por fidelidad a la Reina Isabel (a quien.. 20). 48).e. son los hombres de América. ¡Qué oficio. tras de la muerte no hay sino la fama. Este amor trata después de sublimarse: ". La sombra. Sus miembros son descritos como "feroces observantes del canon (. Por ejemplo. Lo viejo. es Europa. fue ennoblecida mi mente por una comunión total de carne y espíritu. desapareció la lujuria de mi cuerpo. en la que se presenta la actuación del Tribunal de la Sacra Congregación como una verdadera bufonada. Carpentier apela aquí a unos "testigos" de la vida de Colón un tanto singulares. ya que sus cenizas fueron aventadas en Rouen. de quien se dice que estaba también enamorado de "la de Madrigal de las Altas Torres". lo muy alto.. la primera casa de lenocinio (p.. sino de la santidad en general (la canonización es el "otorgamiento de una aureola": p. En cuanto a la irregular vida amorosa de Colón. obispo de Chiapas (1474-1564) y Alfonso Lamartine (1790-1869). y se compara con el Doncel de Sigüenza. que tampoco tiene huesos que guardar. Por supuesto. Y tener que convencer de ello al Pronotario. y una luz nueva disipó las nieblas de mis desvaríos y lucubraciones.. Vuelve a aparecer aquí el gusto del autor por jugar con el tiempo y el espacio. o el hacerse "uno con la transparencia del éter" (p. de la aventura cósmica que se inicia con la arribada de Colón a las costas salvadoreñas.. son éstos Léon Bloy (1846-1917 ) ²el único que se pone a favor del genovés² Víctor Hugo (1802-1885). lo caduco. Se burla Carpentier del proceso en numerosas ocasiones. 220). Se habla de un modo sarcástico. o a las mujeres de mala vida que se acogían a la Magdalena en la Cofradía de los Ribaldas (p. . vaticanos de prebenda y poltrona" (p. Y es que hubo en mi vida un instante prodigioso en que. que con sus ideas y su esfuerzo serán capaces de llegar hasta las estrellas.La culminación de este ataque a la Iglesia es la tercera parte del libro. Julio Verne (1828-1905). en modo alguno cuenta aquí "el poeta (o digamos: el novelista)" las cosas como sucedieron.." (p... sino que ²siempre según Carpentier² tuvo el Gran Almirante "el gozo impar de tener una reina" en sus brazos (p.. por otra parte.). Fray Bartolomé de Las Casas. y ya se piensa en la beatificación de Juana de Arco. clérigos helados. Dios mío! ¡Qué oficio! .. lo nuevo. como dijo el propio Carpentier a propósito de este libro. No bien acaban de tumbar a Colón. y con la anuencia de tres obispos". 222). En suma. Otra muestra de anticlericalismo: se refiere el invisible Andrea Doria a "aquel Bartolomé Cornejo que en San Juan de Puerto Rico abrió. 227). Son una serie de escritores en cuyas obras se contienen referencias al Gran Almirante. En efecto. a la vez que se señala que la Iglesia es un elemento retardatario del progreso. El arpa y la sombra es un intento de desmitificar el hecho del Descubrimiento y la labor evangelizadora de los misioneros españoles (p. Colón conoció cuando ya la vizcaína le había dado un hijo). 5).. 219). Como se dijo. 224).. no sólo de la supuesta santidad de Colón.. el seminarista de la Lipsonoteca dice: "Aquí no hay un día de descanso.. No son éstos unos amores platónicos." (p. p.. 221). la esperanza. que cree que Juana de Arco fue estrangulada en la Torre de Londres.

subrayándose la magna empresa que sorprendió al mundo.aparece claramente la visión europea de América así como la visión americana de Europa. la obra se estructura como un tríptico. salpicado de finísimo humor. En un ingente juego de perspectivas. en torno a la historia del descubrimiento.Estructura Ciertamente. protagonizada por el papa Pío IX. protagonizado por Colón y Dieguito -indio llevado a España. como trascendencia histórica. evoca su pasado: la aventura de un ser valeroso. quien divaga en la incertidumbre de si será valorado por el cúmulo y la grandeza de sus hazañas: Si podía ser considerado como un héroe sublime o como un simple ser humano sujeto a todas las flaquezas« si. Por la suya propiamente dicha y por las aspiraciones expansionistas de la Corona española. santificación del Almirante. En el caso de la historia de la literatura. tornan las elucubraciones entre Papas y Abogados del Diablo ante el proceso de canonización de Colón. . norma permanente del autor. historia y poesía se combinan magistralmente. el Gran Almirante. A partir de una sólida base documental. De la grandilocuencia extraordinaria de un Homero o la realidad fantástica de Cervantes. representa el último eslabón en la narrativa carpenteriana. ³El arpa´. poesía En función de los valores principales de ³El arpa y la sombra´. llegamos a la novela histórica. como posibilidad de trascender la realidad. quien a través de un alucinante monólogo al filo de su muerte. se plantea el tema de las relaciones entre el Viejo y el Nuevo Continente. En la primera parte. viene a ser el escenario en el que Carpentier apuntala la madurez de su universo imaginativo. ³La sombra´. Caracteriza el eterno trajín humano. hemos de estar de acuerdo en que humor. Partiendo del intento de canonización. donde el suelo americano. contamos con la aventura como evocación y canto de la grandeza y la debilidad humanas. en lo adelante. ³La mano´. impulsado por la ambición. En la tercera. se señalan las razones que permitieron abrir el expediente. girando toda la construcción literaria en torno a la figura de Cristóbal Colón. como exaltación de la astucia. En la segunda. historia. la aventura acompaña al hombre en el tiempo y en el espacio. regala al mundo una obra maestra. intrigante. pasando por la mitología del mundo griego y el misterio oculto de la cienciaficción. fiel a la historia junto a sus tantas desviaciones altamente poéticas. merecería estatuas con laudatorio epígrafe«El Invisible quería saber si en aquel lugar se había reservado algún sitio a los pocos huesos que le quedaban« Humor. Publicada en México un año antes de su muerte. Reparemos un instante en los valores de ³El arpa y la sombra´ (1979) de Alejo Carpentier (1904-1980). tenemos la autobiografía de Colón. intuitivo. al interior de lo real maravilloso.

lo probaba. fuera de goznes. entresacamos ésta. no tenían herramientas. tan enorme que mucho más gigante que el legendario Coloso de Rodas. Porteador de Cristo. al parecer.La historia de un hombre y de un tiempo. La dignidad y la indignidad exaltadas por la poesía. cómo lo conseguían. Christo-phoros. comprobando que era oro. envueltos en los pormenores del humor. La vileza y probidad del hombre y de los tiempos. . examinarlo en la luz del sol. poniéndomelo en la palma de la mano. éste ha de contar con la suficiente universalidad: un santo de ecuménico culto. un santo de renombre ilimitado. traté de saber de dónde venía ese oro. lo mordía. universal en su prestigio. De entre las vetas poéticas de la obra. cómo lo labraban. en tratándose de un santo. oro verdadero. tuviese un pie asentado en esta orilla del Continente y el otro en los finisterres europeos. oro cabal. sudoroso. Alterado. cómo lo extraían. conocido por todos. un santo de una envergadura planetaria. ni conocían el crisol. lo sopesaba. de dos mundos. empecinado. hacerlo relumbrar en la luz del sol. puesto que. por sobre el Atlántico. avalada justamente por la vívida imagen del oro: Me temblaban las manos. incontrovertible. universal en sus obras. admirado por los pueblos. dónde yacía. oro de ley. abarcando con la mirada. Así. tirando del oro. atropellando esos hombres a preguntas gesticuladas. lo probaba secándole la saliva con un pañuelo para mirarlo al sol. Y palpaba el metal. la historia y la poesía. la extensión de ambos hemisferios« Un San Cristóbal.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful