You are on page 1of 69

Héctor Enrique Droguett B. La cleta Del Abuelo Ventas y restauración de bicicletas antiguas Visítanos: www.LacletadelAbue lo.

cl Cotiza con nosotros por repuestos, accesorios, pintura, mantención o restauración.

La.cleta.del.Abuelo@ gmail.com 09-93101452 02-2948680 Santiago de Chile.

“LA HISTORIA DE LA MINIBICICLETA CHILENA”

1960’s
by The Interceptor V8

E n 2 0 0 4 la s gi g a nt o g ra fí a s d e u n a n u

e v a p el íc ul a c hi le n a p o c o a p o c o c o m e n z ar o n a ci rc ul ar p o r la s c al le s. E n el la s a p ar e cí a n u n p ar

d e ni ñ o s m o nt a d o s e n u n a bi ci cl et a y m á s a b aj o, e n p al a b ra s d el di re ct o r, D E D I C A D A A L O S N I Ñ

O S D E A Y E R . A u n q u e lo s c o m e nt ar io s s o b re M a c h u c a, la c o m p r o m et id a n u e v a p u e st a d e A n

d ré s W o o d, s e c e nt ra b a n e n a q u el la a m is ta d in fa nt il d e 1 9 7 3, p ar a e s o s ni ñ o s d e a y e r el af ic h e fu

e c o m o u n g ol p e di re ct o a la m e m o ri a. M u c h o s d e el lo s c o m p ar ti er o n c o n s u s a m ig o s s o b re e s a

s bi ci cl et a s c o m o M a c h u c a e In fa nt e. W o o d, a la h o ra d e re cr e ar la at m ó sf er a in fa nt il d e a nt a ñ o, re c u rr ió

a u n o s d e lo s o bj et o s m á s re c o n o ci bl e s d e la é p o c a p ar a in te r p el ar a la m e m o ri a c ol e ct iv a d el p ú

bl ic o: la m in ib ic ic le ta c hi le n a d e lo s s et e nt a. L a M in i.

Este punto de partid a es quizás el más recon ocible acerca mient o con la Mini para quiene s no vivimo

Fotograma de Machuca, en la clásica escena de paseo sobre la CIC roja de Infante. Abajo: afiche de la película.

s su época de esplen dor. Desde el surgi mient o de la onda vintag e durant e la última décad a es proba ble que más de algún loco nostál gico, en algún punto, haya consid erado la idea de rescat ar del olvido este tipo de bicicle tas de diseño anticu ado. Sólo en los último s 5 años las Minis han vuelto a pisar el asfalto en gloria y

majest ad, resignifi cadas, traída s de vuelta al mund o moder no, provo cando más de una mirad a y much os recuer dos. Es en este rescat e que Mach uca logró reposi cionar este ícono urban o de los 70’ como un objeto de culto. Aún sin haber visto la películ a, el acerta do diseño del afiche se logró posici onar como una

image n icónic a en si misma . Hasta hoy, el fenóm eno de las bicicle tas vintag e en nuestr o país inclus o ha lograd o gener ar en el merca do alguna s respu estas, como nuevo s model os de Oxfor d y Varga s, ademá s de la aparici ón de restau radore s y distint os lugare s especi alizad os en la venta de repue stos y repara ción.

En lo que sigue tratare mos de recon struir la histori a de esta leyend a intern ándon os en la época dorad a del ciclis mo en Chile, tanto en el auge que tuvier on las compe tencia s ciclist as a nivel deport ivo como en la constr ucción y produ cción nacion al de bicicle tas. Una histori a que cada día tratam os de recon struir.

PANORAMA DE LA INDUSTRIA EN CHILE
La industria nacional había tenido un gran apoyo estatal para su desarrollo y expansión desde fines de los años 30’. El impulso dado por los gobiernos radicales a través de un plan de desarrollo a largo plazo permitió su fortalecimiento y crecimiento a través de la primera mitad del siglo XX. Dicho contexto de producción nacional fue el que permitió la aparición de un tipo de bicicleta chilena, tanto en su construcción como en su diseño, patentado por CIC (aunque como veremos, éste se inspiró en bicicletas de paseo europeas). Este proceso fue tan decisivo que hoy, en el contexto económico actual, es impensable que se repita un fenómeno de similar alcance cultural. El impulso del Estado como motor desarrollista de la producción sólo apareció con la llegada de los gobiernos radicales. Al año siguiente de la llegada de Pedro Aguirre Cerda al poder, en 1939, se dictó la ley que creó la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), el primer paso para un modelo de desarrollo industrial nacional, que desde adentro apoyara la actividad productora. Estas políticas fueron adoptadas para superar la crisis en que estaba sumergida la economía chilena tras los efectos de la Gran Depresión tras el Jueves Negro de 1929 (Chile fue el país mas afectado en el mundo, según el informe de la Liga de las Naciones, World Economic Survey 1923-1933). D e s d e e n t o n c e

s , e l E s t a d o e s t r u c t u r ó d e f o r m a p l a n i f i c a d a l a f o r m a d e i n t e

r v e n i r e n l a e c o n o m í a : o r g a n i z ó i n s t i t u c i o n e s d e c r é d i t o , y e

s t a b l e c i ó n o r m a s p a r a r e g u l a r d i c h a s o p e r a c i o n e s ; s e c o n t r o l a

r o n p r e c i o s , s e e s t i m u l ó l a c r e a c i ó n d e e m p r e s a s m i x t a s e n t r e

p r i v a d o s y C O R F O y s e r e g l a m e n t ó l a e n t r a d a y s a l i d a d e m e r c

a n c í a s a l p a í s , e v i t a n d o e l i n g r e s o d e i m p o r t a c i o n e s d e m e n o r

c o s t o . E s t a ú l t i m a m e d i d a p a r e c e d e c i s i v a p a r a e l f o m e n t o d e

d i v e r s i f i c a c i ó n , d e s a r r o l l o y p r o t e c c i ó n d e l a i n d u s t r i a n a c

i o n a l . C o n l o s a ñ o s s e c r e a r o n v a r i a d a s c o m p a ñ í a s e s t a t a l e s y

p r i v a d a s , c o m o l a C o m p a ñ í a d e A c e r o s d e l P a c í f i c o ( C A P ) , l a

E m p r e s a N a c i o n a l d e l P e t r ó l e o ( E N A P ) , l a E m p r e s a N a c i o n a l d e

E l e c t r i c i d a d S . A . ( E N D E S A ) l a I n d u s t r i a A z u c a r e r a N a c i o n a l S .

A . ( I A N S A ) , M a n u f a c t u r a s d e M e t a l e s S . A . ( M A D E M S A ) , F á b r i c a d

e E n l o z a d o s S . A . ( F E N S A ) y o t r a s , h a s t a e l d í a d e h o y , r e c o n o

c i b l e s e n e l m e r c a d o y e n l o s h o g a r e s c h i l e n o s .

Obreros en la entrada de Manufacturas Chilenas de Algodón S.A. (MACHASA), 1972.

CIC Y LA INDUSTRIA CHILENA DE LOS SESENTA
Aunque en ningún caso queremos sugerir que el desarrollo de la Mini CIC estuviera ligado a una política pública de desarrollo de vehículos por parte del gobierno (cómo si lo fue la experiencia del Citröen Yagán impulsada por el presidente Allende para un “auto del pueblo” nacional), es necesario tomar en cuenta su constitución como vehículo de carácter chileno, que con el tiempo se hizo de un lugar en la cultura popular. El Yagán surgió de un convenio entre CORFO y Citröen para proveer a la población de un vehículo de bajo costo. Las piezas de la carrocería debían calzarse a martillazos, por lo que no hay dos unidades iguales. Para la déca da de 1960 CIC era una de las com pañí as de cons trucc ión de mobi liario dom éstic o más gran des del país. En 1912 Osca r Smit s Long ton fusio nó cinc o pequ eñas fábri cas

de catre s, fund ando la Com pañí a Indu strial de Catr es S.A. (CIC) . Así da inici o a la com ercia lizaci ón de catre s y cam as. A fines de los años 30’ la com pañí a se diver sific aría en la prod ucci ón de otro s bien es com o refri gera dore s, mobi liario dom

éstic o y bicic letas , abrie ndo la arma duría en la ciud ad de Aric a en 1938 . Aunque la empresa se fundó años antes de la crisis de 1929 y no formaba parte de las industrias del área social del gobierno, fue una más de las beneficiadas con las políticas intervencionistas del Estado chileno.

LA MINI: IRRUPCION DE UN NUEVO CONCEPTO DE BICICLETA URBANA
Los modelos de bicicletas que CIC lanzaba hasta entonces seguían las tendencias de los años ’50 y ’60. Bicicletas de paseo de aro 28 y 26 que incluían tapabarros, parrilla y frenos contrapedal, herradura o con varillas de corte clásico.

CIC Centenario, bicicleta de paseo aro 26 versión dama de la década de 1960. En la fotografía se aprecian elementos reconocibles de la Mini como el diseño en forma de estrella del volante y el cubrecadena característico de CIC.

Fu e en 196 8 qu e CIC lan za al me rca do la Min ibic icle ta o Min i. Su co nst ruc ció n fue en bas e a un cua dro de aro 20, co n un tub o cen tral ala rga do y cur vo des de la

pip a has ta el tub o del sillí n y par rill a int egr ada en la par te de atr ás. El ma nill ar est aba uni do al tub o de ins erc ión en un a úni ca pie za, pu es no ten ía tee. Ést e, jun to al tub o del sillí n,

era n reg ula ble s en alt ura a tra vés de un sist em a de aco ple ráp ido de fáci l us o. Re ma tab a co n tap aba rro s, cu bre cad ena y pat a de ap oy o de ser ie. La me cán ica de la Min i era

bas tan te sim ple. Te nía un a vel oci da d y al mo nta r un fre no de co ntr ape dal (co no cid o po pul ar me nte co mo tor pe do) sol uci on aba có mo da me nte el pro ble ma de aju ste de fre no s, ma nill

as, pio las y pat ine s. En lo est étic o pre sci ndí a de cab les, ent reg an do un a líne a sim ple y lim pia. Abajo: en la fotografía se aprecia el diseño de líneas blancas de la pintura característico de las bicicletas de los años 60’ y 70’. Esta Mini CIC aun conserva el volante y cubrecadena característico de la marca, además del sillín original.

El asiento manillar ajustable e altura permit una posición d manejo adaptable cualquier persona, tan niños com adultos. Así, Mini se convert en un bie durable resistente paso del tiemp insertándose e el organigram familiar d generación e generación. S larga vida ú permitía que u niño pudie contar con e hasta s juventud incluso traspasársela sus hijos.

Al ver geometría de Mini pued apreciarse similitud qu tiene co bicicletas urbanas europeas de época. concepto d menor tamañ sobre ruedas a 20 ya construía hac

unos años ante en el vie continente. L más probable e que el diseño d CIC estuvie inspirado e estos concepto A pesar de qu tomó elemento similares, la Mi chilena es un interpretación propia de lo modelos europeos, d forma much más simétrica e su diseño qu sus antecesora Emblemas distintivos de CIC. Al lado: detalle bajorrelieve del manillar.

FOLDING: EL ORIGEN DEL CONCEPTO 20’

El diseño sobre ruedas de menor tamaño deriva del concepto folding de gran popularid ad durante los años 60’. Los primeros antecede ntes de bicicletas plegables los

encontra mos a finales de siglo XIX, en Europa. Distintos diseños fueron inscritos en patentes comercial es, la mayoría en base a cuadros aro 28 de geometrí a tipo diamante. Algunos innovaro n al presentar manillare s e incluso ruedas plegables . Ya en ese tiempo se pensaba en ahorrar espacio cuando la bicicleta no estuviera en uso. Esto permitiría transport arla con mayor facilidad, propieda d que luego fue utilizada incipiente mente por los ejércitos europeos durante la Primera

Guerra Mundial. Al lado: Prototipo de 1878 creado por William Grout. Velocípedo de cuadro desmontable y rueda delantera plegable. Abajo: Dibujos de la patente de 1894 del norteamericano Michael B. Ryan. De su puño y letra:” El principio objeto de mi invención es producir una bicicleta, de manera que pueda ser fácilmente doblada y por lo tanto ocupar menos espacio en longitud cuando no esté en uso o cuando se

Abajo: Bicicleta diseñada por el capitán del ejército francés Henry Gérard y coproducida con Charles Morel, 1897. Derecha: Ilustración de la Revue Militaire Suisse. Los hombres de Gérard durante ejercicios militares cargando consigo las bicicletas plegadas.

Compax, modelo producido por la compañía norteamericana Columbia alrededor de 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Izquierda: esta publicidad hace referencia a la comodidad para las tropas de la Marina de EE.UU. a la hora de aterrizar en el campo de batalla. En realidad el cuadro sólo era desmontable y no plegable, como lo muestra la versión

U n o d e l o s p r i m e r o s p r o t o t i p o s d e b i c i c l e t a s p l e g a b l

e s e n m e n o r t a m a ñ o f u e L e P e t i t B i . S u d e s c o n o c i d a h i s t o r i a s

e r e m o n t a a l a p o s g u e r r a e u r o p e a , e n t r e 1 9 3 8 y 1 9 3 9 . D u r a n t e

e s a é p o c a e l f r a n c é s A n d r e J u l e s M a r c e l i n i n s c r i b i ó l a p a t e n t

e d e u n n u e v o m o d e l o d e b i c i c l e t a d e a r o 1 6 , c o n u n c u a d r o d e

b a j a a l t u r a , s i l l í n r e g u l a b l e e n a l t u r a y m a n i l l a r p l e g a b l e

.

Izquierda: El filósofo Jean-Paul Sartre pasea por París sobre un Le Petit Bi a inicios de los 40’. Al lado, el artista surrealista francés Picabia.

Le Petit Bi, diseño francés de finales de los 30’. El tubo del sillín era regulable en altura y su manillar plegable en algo recuerda al ape hanger de la Raleigh Chopper. La parrilla cuadrada servía como soporte para guardarla La pequeña bicicleta montaba neumáticos Dunlop Cord Ballon A400, tapabarros, cubrecadena, frenos de tambor, dínamo y tres velocidades alternando sistema de cambiador y maza interna Sturmey Archer en algunas series. Posteriormente, Marcelin haría modificaciones en el diseño del cuadro haciéndolo plegable con el sistema de bisagras.

Abajo: comparación entre el plano de la patente del 25 de septiembre de 1940 inscrita en Inglaterra y un anuncio de los años 40’. Como vemos, el diseño de la primera época de Le Petit Bi se asemejaba a un cuadro forma de diamante alargado y de baja altura. Más abajo vemos la versión plegable en el que el tubo superior fue quitado, integrando un sistema

A través de acoples rápidos el manillar de Le Petit Bi podía girar hacia abajo para ahorrar espacio. Arriba: detalle de los tubos dentados del manillar.

La evolución de los diseños en ruedas pequeñas nos lleva necesariamente a los años 60’, época en que se retomó la idea de Moulton Standard, una Le Petit Bi. La consolidación de estos de las primeras conceptos de menor tamaño se debió versiones gracias a dos bicicletas de alta popularidadde inicios de los 60’, y que, al mismo tiempo, sirvieron como construidas sobre aro inspiración a todo lo producido en los años 16 y 17. La venideros: Graziella y Moulton. Moulton fue una de las primeras bicicletas en el que En 1962 el inglés Alex Moulton lanzó mundo un montaba una nuevo tipo de bicicleta urbana, con un suspensión delantera diseño revolucionario para la época. con piezas Moulton pensaba que las bicicletas de neumáticas de goma. Esta paseo de aro 28 o 26 ocupaban gran innovación espacio al guardarlas y eran poco tuvo que esperar treinta años adaptables en su posición de manejo. Además la baja presión y gran hasta hacerse común tamaño de en mayor los neumáticos derivaba en una la construcción de bicicletas. Alex superficie de contacto con el suelo, mayor Moulton el el mismo fue resistencia y por ende una baja en que diseñó el sistema rendimiento al pedalear. de suspensión en el Austin Mini inglés.

La parrilla integrada permitía llevar un bolso de gran capacidad que la misma Moulton diseñó y comercializaba como accesorio.

El diseño de la Moulton buscaba superar estos problemas a través de una nueva geometría de menor tamaño que eliminaba el tubo superior para una mayor comodidad. Manillar y asiento eran regulables en altura y su doble suspensión fue diseñada para un manejo suave. Al construirla en aros de menor tamaño Moulton intentaba reducir la resistencia de rodado con neumáticos Dunlop de alta presión, que permitían una menor superficie de contacto (utilizando el mismo principio que los neumáticos de media pista). Esto reducía la inercia y aumentaba la capacidad de aceleración inicial.

Sears Tote-Cycle de 1970, bicicleta producida en Austria con cuadro desmontable en el tubo central. Derecha: Raleigh Twenty Stowaway, modelo lanzado en 1971 por la compañía inglesa con cuadro plegable y tres velocidades Sturmey Archer. Esta bicicleta se sumó a la línea Twenty producida desde fines de los 60’. En ambos modelos se aprecia la influencia de

Cabe señalar que la Moulton no era una bicicleta plegable, pero sus innovadoras líneas inspiraron a otras bicicletas de geometría similar. De gran éxito en Inglaterra, fue comercializada hasta 1974, año en que se descontinuó su construcción. Posteriormente sería resucitada en los 80’ de la mano de otras compañías inglesas. El s e g u n d o hi to i m p o rt a nt e e n el d e s ar r ol lo d el c o n c e pt o s o b re r u e d a s p

e q u e ñ a s vi n o d e It al ia . L a c a s a C ar ni el li fu e la re s p o n s a bl e d e la in tr o d u c ci ó n e n E u r o p a d e

la G ra zi el la , u n o d e lo s di s e ñ o s q u e g e n er ó m a y o r i m p a ct o e n la in d u st ri a ci cl ís ti c a. P re s e nt a d

a e n 1 9 6 4 la C ar ni el li G ra zi el la er a u n a p e q u e ñ a bi ci cl et a d e ar o 1 6, d e ti p o pl e g a bl e a tr a v é s d e u

n a bi s a g ra e n el tu b o c e nt ra l.

A p e s ar d el ta m a ñ o d e s u s r u e d a s (e n u n a é p o c a e n q u e p

re d o m in a b a n lo s ta m a ñ o s 2 6’ y 2 8’ ), u n a d ul to p o dí a ut ili z ar la c ó m o d a m e nt e d e bi d o a q u e el m a ni

ll ar y el si llí n aj u st a bl e s c o n s e g uí a n u n a b u e n a al tu ra . E st a bi ci cl et a e s el a nt e c e s o r di re ct o, ju nt o

a la M o ul to n, d e to d a la g a m a d e bi ci cl et a s u r b a n a s d e ar o v ei nt e q u e s u r gi er o n d u ra nt e lo s 6 0’ y 7

0’ . L a G ra zi el la , v a n g u ar di st a p ar a la é p o c a, e s re c o n o ci d a e nt re lo m á s al to d el di s e ñ o it al ia n o.

La Graziella era una bicicleta plegable que no perdía la elegancia europea a la hora de recorrer las ciudades italianas sobre ella. Estaba disponible en blanco y azul. La Graziella fue construida posteriormente en aro 20 y 24

Carnielli apostaba por una bicicleta urbana de pequeño tamaño que permitiera reducir espacio para guardarla en casa o incluso mantener una en el auto para mayor libertad de desplazamiento dentro de la ciudad. Esto, sin perder la elegancia y sofisticación de una bicicleta de paseo europea, gracias a accesorios como tapabarros, neumáticos con franja blanca, cubrecadena y luces. Posteriormente se construirían modelos Graziella en aro 20 y 24, sin perder la geometría clásica de la original. El éxito de la Graziella fue inmediato. Otros constructores italianos se vieron obligados a salir al paso de la casa Carnielli con bicicletas que seguían el mismo principio de diseño. Al poco tiempo su impacto traspasó las barreras italianas y los principales constructores de Europa se apresuraron a presentar sus propias creaciones inspiradas en la Graziella. Pronto los modelos aparecidos posteriormente en el mundo también llegaron a convertirse en íconos culturales en sus respectivos países.

La popularidad de la pequeña Graziella traspasó las fronteras italianas. Arriba: modelos Tandem y Triplet de un anuncio de 1969 para EE.UU.

Casos similares encontramos en Finlandia, con la Jopo de Helkama, las bicicletas BH en España y el apogeo de Caloi y Monark durante los 70’ en Brasil. Helkama, al igual que CIC en los 60’, fue una gran compañía con una diversidad de productos como mobiliario doméstico, artefactos para el hogar y bicicletas. En 1965 introdujo la Jopo, un bicicleta aro 20, manillar y asiento regulable y parrilla integrada. Tuvo el mismo impacto en la Finlandia de los ’60 que la Mini. Hoy en día, Helkama aún sigue comercializándolas con algunas modificaciones al diseño original.

En la Jopo ya se evidencian similitudes con la Mini CIC, como el diseño del volante en forma de estrella, el sillín y la forma curva del manillar.

Beistegui Hermanos (BH) también lanzó en España su modelo aro 20 de paseo. Mucho más parecido a la geometría de la Mini, ésta tenía una caída recta más clásica y cuadro plegable en el tubo central. Con el paso de los años dicho modelo se descontinuó, aunque hoy en día BH sigue siendo uno de los constructores

más importantes de España con algunos modelos folding en su catálogo.

Más cerca, en Brasil, se desarrolló una de las industrias más prolíficas y de mayor complejidad de Latinoamérica.

Caloi Berlineta Dobrável de 1972, modelo plegable. Su horquilla, manillar y el diseño del cubrecadena corresponden a la primera época de fabricación de la Berlineta

Cal oi, un o de los co nst ruc tor es de bici clet

as má s gra nd es del mu nd o, lan zó un po pul ar mo del o aro 20. La Cal oi Ber line ta, est ren ada en 196 7 co n el sist em a ple ga ble Dro báv el, co nta ba co n un a par rill a int egr ada de baj ada cir

cul ar sim ilar a la Gra ziel la y un lar go tub o cen tral so bre el qu e iba la caj a del mo tor a la vist a. Po ste rior me nte , ent re 197 2 y 197 3, se intr od uci ría la vist osa hor qui lla y ma nill ar de tub os ind

epe ndi ent es car act erí stic o de la ma rca , qu e en alg o se ade lan tó a lo qu e ser ían las sus pe nsi on es de vei nte añ os des pu és. Cal oi se des tac aba por un cui da do dis eñ o en sus bici clet as,

qu e co nta ba n co n gra n can tid ad de det alle s est étic os.

Arriba: Anuncio de Nesquik en el sorteo de Berlinetas Drobrável en 1969. Al lado: Caloi Berlineta SB, modelo con asiento banana lanzado en el verano de 1974 con la clásica horquilla de doble tubo Caloi. Su principal rival, Monark, también ponía especial cuidado en sus sofisticados sistemas de construcción. Rival de la Berlineta, la Monark Monareta fue uno de los modelos aro 20 con mayor evolución y longevidad en el tiempo. Integrando el sistema desmontable Gemini, posteriormente evolucionó a un modelo con parrilla curva que incluía el sistema plegable Dobramatic. Fue comercializada desde 1967 a 1990.

Arriba: vista del sistema desmontable Gemini. La parte frontal del cuadro se superpone sobre el tubo de la parte posterior, enganchándose a través de una manilla mariposa. Los modelos de Monaretas plegables con bisagra eran los denominados Dobramatic.

Izquierda y abajo: la evolución en la geometría de la Monark Monareta: Monareta Gemini Medalha e Ouro 1968; Monareta Dobramatic 1971; Monareta 1978 y Monareta 1984.

Mini Art, La historia de la minibicicleta chilena
Próximo capítulo: 1970’s . Sólo en La cleta del Abuelo www.LacletadelAbuelo.cl Venta de Repuestos y restauración de bicicletas antiguas Héctor Droguett B.