Bronquiolitis

A. Cansino Campuzano
Centro de Salud Vecindario. Santa Lucía de Tirajana. Gran Canaria

Resumen

Palabras clave

La bronquiolitis es la enfermedad del tracto respiratorio inferior más frecuente en los dos primeros años de vida. Aunque su mortalidad es baja, su elevada morbilidad origina una gran demanda asistencial y causa un importante número de ingresos hospitalarios. Se presenta de forma epidémica durante el invierno y principio de la primavera. Su etiología es viral, y el virus respiratorio sincitial (VRS) es el agente que con más frecuencia se aísla. El diagnóstico es eminentemente clínico. En la mayoría de los casos, cursa de forma benigna y autolimitada; las formas más graves se presentan en lactantes más pequeños y en los que tienen algún factor de riesgo asociado, en estos casos la tasa de hospitalización es alta. Existen suficientes evidencias en la literatura para afirmar que la adrenalina nebulizada es el broncodilatador de elección para el tratamiento de la bronquiolitis. Otros tratamientos habituales en la práctica clínica, β2-agonistas y corticoides, tienen una eficacia muy limitada. Bronquiolitis; Virus respiratorio sincitial.

Abstract

Key words

BRONCHIOLITIS Bronchiolitis is the most frecuent lower respiratory tract illnes in the first two years of life. Although its mortality is low, its high morbidity causes a big demand of assistance and also causes a high number of hospital admissions. Its occurs in epidemics in winter and early spring. Etiology is viral, and respiratory syncytial virus is the most frecuently insolate agent. Diagnostic is based on clinical findings. In most patients the disease is benign and self-limiting, disease severity occurs in small infants and infants with any risk factor associated, with high admission rates to hospital. There is sufficient evidence to determine nebulized epinephrine is the best bronchodilatador choice in therapy of bronchiolitis. Others therapies used in daily clinical practice, like corticosteroids and β-adrenergics, have very limited effectiveness. Bronchiolitis; Respiratory syncytial virus.

Pediatr Integral 2004;VIII(1):49-56.

INTRODUCCIÓN La bronquiolitis se define cómo el primer episodio agudo de sibilancias, con signos de enfermedad respiratoria viral, que afecta a lactantes <24 meses. La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria aguda que afecta a la vía aérea pequeña y, más concretamente a los bronquiolos; frecuente durante la lactancia, especialmente en los menores de doce meses. Constituye la primera causa de hospitalizaciones del lactante; se calcula que durante una epidemia puede contraer la enfermedad sobre el 10% de los lactan-

tes de una comunidad, de los cuales aproximadamente el 15% requerirán ingreso hospitalario. Quizá, la primera definición de bronquiolitis la hizo Holt en 1898, cuando se refería a una forma grave de bronquitis catarral que afectaba a la pequeña vía aérea y que denominó “bronquitis capilar”. Pero fue Mc Connochie, en 1983, quién estableció los criterios que definen la bronquiolitis. Según Mc Connochie, la bronquiolitis se define como un primer episodio agudo de sibilancias, en el contexto de un cuadro respiratorio de origen viral, que afecta a lactantes menores de 24 meses. Algunos au-

tores no están de acuerdo con esta definición pero, en general, es la más aceptada. ETIOLOGÍA El VRS es el principal agente etiológico de la bronquiolitis, especialmente durante las epidemias y en los casos que requieren ingreso hospitalario. La mayoría de las bronquiolitis son de origen viral, y el que con más frecuencia la produce es el virus respiratorio sincitial (VRS). El VRS produce entre el 50 y el 75% de los casos, principalmente en épocas de epidemia y de los que precisan ingreso hospitalario.

45

fibrosis quística. son: los virus influenza. Dada la evolución del curso clínico de la bronquiolitis. se recomienda reevaluar a las 24-48 horas a todos los lactantes menores de 12 meses que. los prematuros (≤ 35 semanas). los estudios de incidencia sólo incluyen los que requieren hospitalización y son muchos los ca- sos de bronquiolitis leve que son resueltos en Atención Primaria. capaces de producir la enfermedad. tener hermanos mayores (sobre todo si comparten habitación). ya que tiene muy buena correlación con la PaO2 sanguínea. sibilantes y crepitantes bilaterales. la asistencia a guardería y la exposición al humo del tabaco. en todas las edades y en todas las partes del mundo. Además. moderada. EPIDEMIOLOGÍA La bronquiolitis se presenta en epidemias durante el invierno y principio de la primavera. menos de 93%. Para el diagnóstico de la hipoxemia se recomienda la pulsioximetría transcutánea. Existen algunos grupos que tiene mayor riesgo de desarrollar un cuadro grave de bronquiolitis VRS positivo. responsable de un amplio espectro de enfermedades. los criterios clínicos para definir la enfermedad difieren según los autores y con frecuencia se incluyen en los estudios bronquiolitis y asma del lactante de forma indiferente. • Cultivos celulares. mal color. y en el transcurso de 2 ó 3 días se intensifica la tos. inmunodeficiencias primarias (40%) o hipertensión pulmonar (70%). a lactantes menores de 2 años. taquipnea e irritabilidad. Son factores de riesgo para el desarrollo de bronquiolitis: el hacinamiento. La apnea puede ser la primera manifestación de bronquiolitis en lactantes pequeños. El cuadro comienza como un catarro de vías altas. El diagnóstico de la bronquiolitis se basa principalmente en los síntomas que se presentan en un lactante menor de 2 años y que coincide con una epidemia de VRS en la comunidad. enfermedad pulmonar crónica (enfermedad pulmonar crónica del prematuro. podemos encontrar retracciones costales (tiraje subcostal e intercostal) y la auscultación pulmonar puede ser normal. es más laborioso y los resultados tardan entre 5 y 7 días. con secreciones y superficies contaminadas. Los sibilantes pueden escucharse con el oído desnudo. El hemograma es inespecífico y sólo estaría indicado realizarlo en aquellos casos en los que sospechemos alguna complicación. . agitación. es baja cuando la población a la que afecta son niños previamente sanos (inferior al 1%). como: los lactantes menores de tres meses. La lactancia materna prolongada puede actuar cómo un factor protector. Comienza como un catarro de vías altas y puede empeorar en el curso de 2 ó 3 días. displasia broncopulmonar (30%). El VRS es un patógeno humano.El VRS es un virus ARN de la familia de los paramixovirus. que afectan exclusivamente al tracto respiratorio. En los casos más graves. Otros agentes etiológicos capaces de producir bronquiolitis. ya que se dispone del resultado en el mismo día. sobre todo con bronquiolitis. es conveniente advertir a los padres de la necesidad de consultar ante la presencia de dificultad respiratoria. Su incidencia real es desconocida. con un pico en febrero. El contagio del VRS se produce a través del contacto con partículas aéreas. de forma esporádica. tos. A la exploración física. Los hallazgos radiológicos más comunes son: el atrapamiento aéreo. Aunque pueden aparecer casos esporádicos a lo largo del año. sin embargo los estudios que intentan relacionar el subtipo con la gravedad del cuadro obtienen resultados contradictorios. roncus. y sólo un pequeño porcentaje de casos se asocia con afectación de la vía respiratoria inferior. Parece ser que el subtipo A se asocia con una mayor gravedad. La incidencia anual varía según los autores entre el 7 y el 20%. nos dará el diagnóstico a posteriori. por definición. teniendo muy en cuenta el ambiente epidémico. Es difícil establecer la incidencia real de la bronquiolitis. hipoplasia pulmonar). Se pueden distinguir dos subtipos. rinorrea y en ocasiones fiebre. Su utilidad se limita a estudios epidemiológicos. infiltrados intersticiales y atelectasias laminares o segmentarias. y el Mycoplasma pneumoniae. aunque en la mayoría de los casos presenta espiración alargada. sin ayuda del fonendoscopio. la dificultad respiratoria es marcada y presenta rechazo de las tomas de alimento y postración. Se considera hipoxia leve del 96-98%. y la incidencia por hospitalización se estima entre el 1 y el 3%. se pueden utilizar las siguientes técnicas: • Detección de antígenos virales en las secreciones nasofaríngeas (obtenidas por aspiración nasal) por inmunofluorescencia o inmunoanálisis. Es la técnica más usada. • Serología. Por otra parte. enfisema lobar. Afecta. es baja. con estornudo. La mortalidad. aunque también con neumonía y bronquitis. vómitos o rechazo de la alimentación. el ingreso hospitalario. parainfluenza y adenovirus. Para valorar la gravedad se utilizan escalas clínicas. y grave. el A y el B. Pero aumenta considerablemente cuando se presenta en niños con enfermedad de base como: inmunodeprimidos por tratamiento quimioterápico (15%). engrosamientos peribronquiales. con una incidencia máxima entre 3 y 6 meses. La mayoría de los niños menores de dos años han sido infectados por el VRS. en primer lugar. del 93-95%. durante la infección presentan coriza y faringitis. en ambiente epidémico consulten por un catarro de vías altas. aparecen los síntomas de obstrucción de la vía res- 46 piratoria inferior con aumento del trabajo respiratorio. La mortalidad. DIAGNÓSTICO El diagnóstico es eminentemente clínico. en general. La bronquiolitis tiene un carácter claramente epidémico entre los meses de noviembre a marzo. No existe un patrón radiológico típico en la bronquiolitis. ya que. Para el diagnóstico etiológico de la enfermedad. Existen algunos factores de riesgo para el desarrollo de la infección. en general. cardiopatías congénitas e inmunodeprimidos. El hábito tabáquico durante la gestación parece tener una mayor influencia en el posterior desarrollo de bronquiolitis que la exposición postnatal.

ya se trate de un fármaco o de otro tipo de medida. Esto hace que se recomiende su uso en todos los servicios de urgencia. retracciones. El tratamiento de la bronquiolitis se ha modificado poco a lo largo de los años. seguro y útil. o en su defecto utilizaremos la vía pa- 47 . incompleta o con resultados contradictorios No hay evidencia positiva o evidencia de efectos perjudiciales Recomendación práctica Siempre aceptable. el mecanismo que explique este hecho y su relación con el asma en edades posteriores están aún por dilucidar.cardiaca <120 >120 Ventilación Buena. si se ha evaluado. 1-3 puntos. la valoración de la saturación de oxígeno a través de la pulsioximetría transcutánea para determinar el grado de hipoxemia. La dificultad reside en diferenciar estos dos grupos de niños en el momento de sufrir la bronquiolitis. La adrenalina nebulizada es el broncodilatador de elección. 8-14 puntos. tanto hospitalarios cómo de Atención Primaria La relación entre la bronquiolitis por VRS y el desarrollo de asma en edades posteriores es una cuestión ampliamente debatida. perpetuándose el uso de fármacos y medidas terapéuticas basadas en consensos de expertos o extrapolaciones de datos de otros procesos. Los primeros presentarán episodios de sibilancias que desaparecerán hacia los 3-5 años. Nos permite discernir los casos que precisan aporte de oxígeno. aunque reconociendo sus limitaciones No recomendada TABLA II. 4-7 puntos y bronquiolitis grave. sin alteraciones hemodinámicas. seguridad probada definitivamente Aceptable. y los segundos se convertirán en verdaderos asmáticos. de cada medida terapéutica. tal como se muestra en la tabla I. De forma práctica. aumento del trabajo respiratorio (taquipnea. con ingesta de líquidos en tomas pequeñas y frecuentes. es utilizada en la mayoría de los ensayos clínicos. Clasificación según el nivel de evidencia científica Para valorar la gravedad de la bronquiolitis y la eficacia de los medicamentos empleados para su tratamiento. roncus. bronquiolitis moderada. alteraciones hemodinámicas (taquicardia. aumento del trabajo respiratorio y. cuando hay signos de obstrucción bronquial. hablaremos de bronquiolitis leve cuando existen signos compatibles con obstrucción de la vía aérea (tos. cuando la saturación es inferior a 95%. seguro y útil. La más utilizada es la elaborada por Downes et al. bronquiolitis moderada cuando existen signos compatibles con obstrucción de la vía aérea y. podremos concluir que existen dos grupos de niños: los que presentan una disminución del calibre bronquial desde el nacimiento. respiratoria <30 31-45 46-60 F. además. TRATAMIENTO Las medidas de soporte y los agentes β2-agonistas en casos seleccionados son las armas terapéuticas con las que cuenta el pediatra de Atención Primaria. sencilla y rápida. simétrica Regular. Los niños que nacen con función pulmonar disminuida tienen un mayor riesgo para padecer bronquiolitis grave y las siguientes infecciones virales desenca- denarán episodios de sibilancias durante los primeros años de la vida. y los que nacen con una función pulmonar normal y que por factores genéticos (antecedentes familiares o personales de atopia) y ambientales van a desarrollar asma.. Sin embargo. siendo la mayoría de estos controvertidos y con escasa o nula evidencia científica.Puntos 0 1 2 3 Sibilantes No Final espiración Toda inspiración Inspiración y espiración Tiraje No Subcostal + intercostal +aleteo nasal F. Medidas de soporte – Mantener una adecuada hidratación (B) por vía oral. posible “tratamiento de elección” Aceptable. se han elaborado escalas de puntuación que agrupan estos parámetros. Son muchos los autores que han podido constatar que un porcentaje elevado de lactantes (40-70%) que padecen bronquiolitis continuaran con episodios de sibilancias durante los primeros años de la vida. Durante el desarrollo de este apartado se hará referencia al nivel de evidencia científica (Tabla II). Para facilitar dicha evaluación.) Aunque no forma parte de la puntuación clínica. Escala de WoodDownes modificada por Ferrés Se considera bronquiolitis leve. se han utilizado parámetros clínicos y gasométricos. sibilantes) pero sin aumento del trabajo respiratorio. se ha avanzado muy poco en su tratamiento. posible “tratamiento alternativo” Aplicable. simétrica Muy disminuida Tórax silente Cianosis No Sí TABLA I. aleteo nasal). cianosis. además. y bronquiolitis grave. etc. Después del estudio de Martínez. A pesar de que la bronquiolitis constituye la infección respiratoria más frecuente durante la lactancia y de su elevada morbilidad. Grados de recomendación: clasificación según el nivel de evidencia Clase Evidencias A B C D E Nivel óptimo Nivel elevado-bueno Nivel regular-bajo Alguna evidencia. en 1970 para valorar el distrés respiratorio en recién nacidos. Esta escala ha sido modificada primero por Wood y más tarde por Ferrés et al. pero su uso es exclusivamente hospitalario. previa a la bronquiolitis. Se trata de una técnica no cruenta.

por vía sistémica o inhalada. Corticoides Numerosos estudios (revisiones sistemáticas y EAC de alta calidad) de- muestran que la administración de corticoides. no proporcionan ningún beneficio.– – – – – – renteral. Esto explica la hipoxemia que puede aparecer tras la administración de este fármaco. El óxido nítrico inhalado se reserva para las formas graves refractarias a las modalidades convencionales de ventilación mecánica. el agente broncodilatador de elección en el tratamiento de la bronquiolitis aguda (B). La administración de inmunoglobulina frente al VRS. Las dos revisiones sistemáticas (metaanálisis) más importantes sobre los broncodilatadores en el tratamiento de la bronquiolitis son las de Kellner et al. pero presentan resultados muy variables. Anticolinérgicos Los anticolinérgicos (bromuro de ipratropio) solos o en combinación con los β2agonistas no han demostrado ser eficaces en el tratamiento de la bronquiolitis aguda (D). la obstrucción de la vía respiratoria se debe a la inflamación. de forma sistemática en el tratamiento de un primer episodio de bronquiolitis aguda en un lactante previamente sano no está justificado (E). pues no se ha podido demostrar ningún beneficio tras su administración. El uso de broncodilatadores β2-agonistas. ni en la fase aguda ni en la evolución posterior (sibilancias recurrentes) en los lactantes previamente sanos con un primer episodio de bronquiolitis (E). beneficio sobre la función respiratoria y disminución en el porcentaje de ingresos. La adrenalina nebulizada es. enfermedad cardiaca o pulmonar previa. desde una mínima mejoría de los parámetros valorados en las escalas de puntuación clínica hasta un empeoramiento tras la administración del fármaco. Otras sustancias como: la vitamina A. el calibre de la pequeña vía aérea. con el inconveniente de la dificultad para identificar a ese grupo de pacientes (D). Evitar irritantes bronquiales como el humo del tabaco. el efecto estimulante general. Sin embargo. el efecto del β2-agonista disminuyendo el tono del músculo bronquial reduciría. Fisioterapia respiratoria Aunque es una terapia muy utilizada. y los múltiples efectos adversos de éstos fármacos. así como la suplementación terapéutica de surfactante exógeno estarían indicadas en pacientes con bronquiolitis grave que precisan ventilación mecánica. pueden presentar efectos adversos nada despreciables como hiperglucemia o inmunosupresión. y su superioridad frente a β2-agonistas ha quedado demostrada a la vista de las evidencias existentes: mejoría de la puntuación clínica y de la oxigenación. Lavados nasales con suero fisiológico y aspirar secreciones con suavidad. podría tener utilidad en aquellos pacientes con riesgo de desarrollar asma. ya que favorece la obstrucción nasal y el reflujo gastroesofágico. para aliviar la obstrucción nasal. en la actualidad. por ello. la hetereogenicidad de los EAC (Estudios Aleatorios Controlados). como el salbutamol. desaconsejan su uso. se ha utilizado con éxito en algunos ensayos clínicos. Posición semiincorporada en decúbito supino. Ambas demuestran que los broncodilatadores mejoran discretamente las puntuaciones clínicas de los niños con bronquiolitis leve y moderada. la inclusión en algunos EAC de pacientes con sibilancias recurrentes. no se recomienda su uso. y la de Flores y Horwitz. el hecho de que son muy pocas las gotas de vapor que alcanzan la vía respiratoria inferior y la posibilidad de efectos adversos desaconsejan su uso (D). El heliox. Ambiente tranquilo. Algunos tratamientos de uso hospitalario La ribavirina es un agente antiviral y su uso está limitado a pacientes con bronquiolitis grave o que presentan algún factor de riesgo (D): inmunodeficiencias. las hierbas médicas chinas (Shuan Huang Lian) o el interferón están por de- 48 . Corregir la hipoxia (B) administrando oxígeno suplementario a los pacientes con una saturación inferior al 95%. que incluye agentes adrenérgicos y anticolinérgicos además de los β2agonistas. aunque no produce una mejoría significativa de la saturación de oxígeno ni disminuyen el porcentaje y duración de los ingresos. Su uso se reserva exclusivamente al medio hospitalario por la posibilidad de un efecto rebote. una mezcla de helio y oxígeno. prematuridad. no existen evidencias que demuestren que la fisioterapia respiratoria sea beneficiosa (D). los corticoides. sinusitis o neumonía. Sin embargo. y a pesar de que existen receptores β-adrenérgicos desde el nacimiento. β2-agonistas Existen múltiples estudios sobre la eficacia de los agentes broncodilatadores. incluidas crisis hipóxicas. Antibióticos No se ha podido demostrar que el uso de antibióticos de forma rutinaria sea beneficioso (E). Sólo están indicados cuando exista un foco bacteriano: otitis media aguda. Humidificación/nebulización templada Existen pocos estudios que evalúen el papel de esta medida en el tratamiento de la bronquiolitis y ninguno de ellos ha podido demostrar su beneficio. aún más. que los broncodilatadores puede tener sobre la apariencia del niño pudiendo influir en la puntuación clínica. En la bronquiolitis. Además. el edema y las secreciones. Xantinas A la luz de los estudios disponibles. Adrenalina nebulizada La eficacia de la adrenalina nebulizada en el tratamiento de la bronquiolitis. que nada tiene que ver con los efectos sobre la función pulmonar. Antitérmicos si hay fiebre. Evitaremos el uso de sonda nasogástrica. etc. La cantidad de líquidos a administrar resultará de la suma de las necesidades basales más las pérdidas teniendo en cuenta la polipnea y la fiebre. Además.

frecuencia respiratoria y electrocardiograma. se derivará al hospital de referencia para administrar una dosis de adrenalina 1/1. Las estrategias de prevención en la bronquiolitis deberán adecuarse a la población a la que va dirigida. como: dificultad para respirar. Si se trata de la población general. 3.000 nebulizada a 0. o con MDI y cámara espaciadora 2 “puffs”. mal color. Después de todo lo expuesto. Bronquiolitis grave. 52 (4): 351-5. La actuación sobre grupos de riesgo incluirá. La administración de adrenalina nebulizada requiere monitorización continua de saturación de oxígeno. tanto en los hogares cómo en los centros sanitarios. Las recomendaciones para los padres incluyen: el lavado de manos. Ozcoidi Erro I et al. En todos los prematuros ≤ 28 semanas de gestación.050. presentan una bronquiolitis moderada.5 mL. que tengan 6 meses de edad o menos al inicio de la estación epidémica del VRS. 4. El tratamiento con palivizumab no debe afectar al calendario vacunal. a los niños con algún factor de riesgo. continuaremos con dicho tratamiento en domicilio.1 mL/kg. PREVENCIÓN La prevención se basa en las medidas de control para evitar el contagio y la utilización de Ig VRS en los lactantes con riesgo de desarrollar un cuadro grave. Tomar la temperatura varias veces al día. Prohibición de fumar en el domicilio.mostrar su lugar en el tratamiento de la bronquiolitis. Nivel socioeconómico muy bajo o imposibilidad de la familia para cuidar al lactante. An Esp Pediatr 2000. Bronquiolitis moderada. • Salbutamol inhalado. Asimismo. Bronquiolitis moderada (4-7 puntos) que no responde a β2-agonistas. Sin embargo. 3. En el medio hospitalario. En la actualidad. se debe diferir la administración de SARUPA y Varicela hasta pasados 9 meses desde la última dosis de palivizumab. existe el consenso de administrar una dosis. Parece que existe acuerdo en administrar palivizumab en los siguientes casos: 1. además de insistir en el lavado de manos. Bronquiolitis grave (≥ 8 puntos).000 nebulizada a 0. Si responde continuar en domicilio. Vómitos que impidan una adecuada hidratación. durante el traslado se administrará oxígeno con mascarilla al 100% y fluidos intravenosos. Prematuros entre 29 y 31 semanas de gestación. nebulizado a 0. CRITERIOS DE DERIVACIÓN HOSPITALARIA 1. evitar el tabaquismo pasivo. En nuestro caso. Si responde al β2-agonista. que tradicionalmente hemos utilizado y seguimos utilizando la mayoría de los pediatras. El tratamiento de la bronquiolitis va a depender de la gravedad del cuadro. inmunización pasiva. hospitalario o en Atención Primaria. que se seguirá con normalidad.5 mL. con cámara espaciadora 2 “puffs” cada 4 ó 6 horas. 2. La pauta posológica es la siguiente: una dosis mensual intramuscular durante 5 meses. Displasia broncopulmonar. 3. disponemos de anticuerpos monoclonales frente al virus respiratorio sincitial. cardiaca o inmunitaria de base. • Normas de evolución y control en domicilio: 1. se recomienda el uso de mascarillas y batas. diluido en suero fisiológico hasta completar 3. Sin embargo. tanto en hospitales cómo en Atención Primaria. 4. coincidiendo con la estación epidémica del VRS. Aizpurua Galdeano P. Tampoco interfiere con la vacunación antigripal.1 mL/kg. aunque se han logrado avances en el desarrollo de vacunas de subunidades y de virus vivos atenuados. En este estudio de intervención. Las medidas higiénicas. • Revaluar en 24-48 horas. Palivizumab es un fármaco de prescripción y administración hospitalaria. se reco- mendará limitar las visitas a consulta y de cualquier actividad programada (cirugía o ingresos) durante un brote de VRS. Enfermedad pulmonar.05-0. con β2-agonistas y si responde continuar con dicho tratamiento. el tratamiento será ambulatorio: • Medidas de soporte. aislamiento de los pacientes infectados y limitar las visitas. Con respecto a la inmunización pasiva. Glucocorticoides inhalados y sibilancias posbronquiolitis. diluido en suero fisiológico hasta completar 3. y si no respon- de. cada 4 horas.03 cc/kg que se puede repetir dos veces más cada 20 minutos. Todas requieren ingreso hospitalario. Bronquiolitis leve. palivizumab. Callén Blecua M. Ponerle ropa cómoda y amplia.03 cc/kg/dosis. La mayoría de los casos que son atendidos en un servicio de urgencias. BIBLIOGRAFÍA Los asteriscos reflejan el interés del artículo a juicio del autor. además. ya que la adrenalina nebulizada se reserva para uso hospitalario y otros fármacos. Si nos encontramos en un centro de Atención Primaria. realizado en cuatro centros de salud de Guipuzcoa. administraremos una dosis de salbutamol inhalado a 0. de prueba. el “Tratamiento de la bronquiolitis en Atención Primaria” se resume a las medidas de soporte. 2.* 49 . y evitar el arropamiento excesivo. rechazo del alimento o vómitos. no existe ninguna vacuna disponible para la prevención de la infección por VRS. agitación. que se puede administrar a partir de los 6 meses de vida. deberíamos olvidarlos. donde se administrará adrenalina 1/1. Las indicaciones se encuentran en revisión por numerosos autores. Vigilar posibles signos de empeoramiento. deberemos dilucidar cuáles pueden permanecer en su domicilio y cuáles serán derivados al hospital de referencia. las medidas irán encaminadas a evitar el contagio. 2. Los programas educativos dirigidos a padres y personal sanitario deberían implementarse. y ante la imposibilidad de diferenciar a los lactantes que en el futuro serán asmáticos. Para ello. evitar el contagio a través de hermanos en edad escolar y la asistencia a guardería. para evitar el contagio son fundamentales para el control de la enfermedad. pues ha quedado claro su escaso o nulo beneficio y la existencia de efectos adversos. como los β2-agonistas (salbutamol y terbutalina) o los corticoides sistémicos o inhalados. se de1. 5. Prematuros y lactantes < 3 meses. 6.

Este trabajo trata de determinar la influencia de la exposición al humo del tabaco en el desarrollo posterior de bronquiolitis. Sánchez Bayle. Excelente trabajo que. 43-4. las cuales resultaron tener gran valor. An Esp Pediatr 2001. 11. 54 (supl 5): 32-3. diagnostico. Se trata de un estudio prospectivo que compara la gravedad de la bronquiolitis según el subtipo de VRS aislado. aislamiento del paciente hospitalizado y medidas de control.** Grupo de Trabajo para el Estudio de la Enfermedad Asmática en el niño. Izquierdo López B. El autor hace un resumen de la situación actual en el desarrollo de vacunas frente al VRS y expone las diferentes líneas de investigación. Pino Vázquez A. Neves Barreira JL.*** Martinón Torres F. 58 (2): 115-20. que analiza la incidencia de la hospitalización por bronquiolitis en nuestro medio y las malformaciones neonatales graves como factor de riesgo para ingreso por bronquiolitis.* Cano Fernández J. La revisión bibliográfica se ha realizado a través de Medline y Cochrane Library. 8. Fonseca C.** González Caballero D. (Edición en español). Estudio clínico epidemiológico de la bronquiolitis aguda. virus respiratorio. muestran diferencias significativas a favor del grupo tratado con heliox. 6. Azevedo A. Libro de Ponencias 2º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Vacunología 2003. En este artículo. N Engl J Med 1995. Se propone un esquema de actuación en los servicios de urgencias atendiendo a la gravedad de la bronquiolitis. Picón Cotos M. analiza. Bronquiolitis aguda: bases para un protocolo racional. En un porcentaje pequeño de lactantes. An Esp Pediatr 2000. farmacológicas o no. este Comité establece las recomendaciones para el uso del palivizumab en cuanto a indicaciones.** Carbonell Estrany X. Rodríguez Núñez A. García García FM. Rodríguez Núñez A. Interesante la referencia sobre las posibles interferencias del palivizumab y el calendario vacunal. no apoya la hipótesis de que la infección por el subtipo A se asocia a mayor gravedad clínica. tratamiento. Molberg CJ. Sincitial. Comité de Estándares de la Sociedad Española de Neonatología. Los resultados tras la intervención. Es un estudio prospectivo que investiga los factores que afectan al desarrollo de sibilancias antes de los tres años de edad y su relación con los episodios de sibilancias a los seis años de edad. 52: 372-4. Vaccines against respiratory syncytial virus. Taussig LM. Por lo tanto. An Esp Pediatr 2001.muestra que el tratamiento con beclometasona durante tres meses después de una bronquiolitis no modifica los episodios de sibilancias durante el tratamiento ni en los doce meses siguientes. Morgan WJ. Fernández Cebrián S. 53 (6): 520-6. Martínez FD. Resumen de la enfermedad con varios apartados: cuadro clínico. 530-5. se analizan las variables que en el momento del ingreso se asocian con una peor evolución. 55 (4): 345-54. Wright AL. 5. ingresados en UCIP: los que recibieron heliox además del tratamiento habitual (adrenalina).* González García H. 3. y los del grupo control que sólo recibieron adrenalina. También. Revisión del tema y revisión bibliográfica sobre las escalas clínicas más utilizadas y la eficacia terapéutica de los diferentes fármacos. An Esp Pediatr 2002. Melendi Crespo JM. An Esp Pediatr 2000. Recomendaciones para la prevención de la infección por virus respiratorio sincitial. Heliox: una nueva opción terapéutica en la bronquiolitis aguda. Yep Chullen GA. p. González PérezYarza E. Malonen M. La mayoría de los lactantes con episodios de sibilancias tenían una función pulmonar disminuida al nacimiento sin riesgo incrementado para desarrollar asma o alergias más adelante. p. Bonito Vítor A. etiología. Tabaquismo pasivo prenatal y postnatal y bronquiolitis.** American Academy of Pediatrics.* 50 . Relación entre el subtipo del virus respiratorio sincitial y la gravedad clínica en la bronquiolitis. An Esp Pediatr 2001. Estudio prospectivo que compara dos grupos de pacientes. Estudio descriptivo retrospectivo. El hábito tabáquico durante la gestación demostró ser el principal factor de riesgo. Asma and Wheezing in first six years of life. de la Torre Montes de Neira E. Bronquiolitis aguda: evaluación del tratamiento basado en la evidencia. 54 (6): 559-66. An Esp Pediatr 2003. una por una. 55 (4): 355-64. Blanco Quirós A. 10. los episodios de sibilancias están probablemente relacionados con asma. 4. a través de una encuesta a los padres de lactantes ingresados por esta enfermedad. Obstrucción bronquial aguda. Fernández Alonso JE. condiciones de la administración y vacunación concomitante. 56: 8-12. 332 (3): 1812. empleadas en el tratamiento de la bronquiolitis. An Esp Pediatr 2001. siguiendo la metodología de la medicina basada en la evidencia. 9. Cardoso MJ.* cas. donde se desarrollan los diferentes aspectos de la enfermedad desde el concepto a la prevención. valorados según las escalas clíni7. Martinón Sánchez JM. The Group Health Medical Associates.* Piedra A. Se incluye un apartado sobre la bronquiolitis. Red Book 2000. todas las medidas terapéuticas.* Martinón Torres F. 2. Zabaleta Camino C. Quero Jiménez J. 12. calendario de administración. epidemiología. no hallándose diferencias.

A la auscultación pulmonar. Se instaura tratamiento con salbutamol inhalado con cámara espaciadora cada 4-6 horas en domicilio. El último control realizado a los 15 días de evolución continúa con la misma auscultación. Se administra una dosis de salbutamol (0. sin aumento del trabajo respiratorio y sibilantes audibles con el oído desnudo.Caso clínico Niña de 2 meses y medio de vida. por lo que se le administran 3 dosis de antibióticos al recién nacido. La noche anterior acudió al servicio de urgencias del hospital de referencia. escuchamos sibilantes espiratorios generalizados. a la auscultación pulmonar: murmullo vesicular conservado. Se aconseja eliminar el tabaquismo pasivo dentro de la vivienda. 51 . por lo que se decide su derivación a un centro hospitalario. se le administra una dosis de salbutamol en aerosol y se aconseja salbutamol y bromuro de ipratropio en asociación en aerosol con cámara espaciadora cada 8 horas. salvo hábito tabáquico en ambos padres. excepto que la madre presenta exudado positivo para S. presenta buen estado general. A la exploración. A los 4 días. A la exploración. paracetamol si fiebre. Agalactia. aunque con buen estado general. No ha tenido fiebre y come bien. Antecedentes familiares sin interés. lavados nasales con suero fisiológico y aspiración suave de las secreciones. espiración alargada con sibilantes telespiratorios. Ictericia fisiológica en período neonatal.03 cc/kg) en aerosol y no se obtiene respuesta. hidratación adecuada. la niña come y duerme bien. que consulta porque desde hace 2 días presenta rinorrea acuosa y tos productiva. consulta porque ha comenzado con tos seca y ruidos al respirar desde hace unas 12 horas. y desde hace varias horas la madre aprecia dificultad para respirar y ruidos con la respiración. es dada de alta con salbutamol inhalado con cámara espaciadora. A la exploración física. sin otra sintomatología acompañante. Se mantiene el tratamiento durante una semana más. está polipneica. no presenta aumento del traba- jo respiratorio y a la auscultación pulmonar continúa con sibilantes telespiratorios. A los 10 días. 2 “puffs” cada 6 horas. por lo que se decide suspender el tratamiento y los controles. y se dan normas de evolución. Allí. Antecedentes personales: embarazo y parto normales. con tiraje subcostal e intercostal. la madre también fumó durante la gestación. posición semiincorporada. Apgar 9/10. y cuando acude a control clínico está asintomática y la auscultación pulmonar es normal. donde se le practica una radiografía de tórax en la que no se aprecian hallazgos patológicos.

ALGORITMO: TRATAMIENTO DE LA BRONQUIOLITIS TRATAMIENTO DE LA BRONQUIOLITIS Bronquiloitis leve 1-3 puntos Bronquiolitis moderada 4-7 puntos Salbutamol inhalado (prueba) Medidas de soporte Salbutamol inhalado (prueba) Normas evolución Reevaluar 24-48 h Domicilio Mejoría No mejoría Bronquiolitis grave 8-14 puntos HOSPITAL adrenalina inhalada 52 .