P. 1
Chorrillos CGG 14-08-08

Chorrillos CGG 14-08-08

|Views: 194|Likes:

More info:

Published by: Egiptología En Chile on Jul 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/01/2015

pdf

text

original

CEMENTERIO REGIMIENTO CHORRILLOS DE CALAMA: TESTIMONIOS FUNERARIOS FORMATIVOS EN EL LOA MEDIO, REGIÓN DE ANTOFAGASTA

En memoria del geólogo Luis Barrios

Carlos González Godoy1 y Catherine Westfall2 RESUMEN Se sintetiza la investigación del cementerio y sus resultados, entre ellos 9 dataciones C14 AMS con un rango de 850-190 años AC, que lo sitúan dentro del Período Formativo del Loa Medio. De igual modo, se analiza la funebria del sitio, con la información de 283 fosas y 353 individuos; un 74% enterratorios secundarios. Se identificó una mayoritaria ocupación del Formativo Temprano y otra del Formativo Medio-Tardío. Finalmente, se discuten las implicancias sociales del sitio y sus correlaciones locales y regionales. Palabras claves: Cementerio, prácticas funerarias, Prehistoria Loa Medio, Período Formativo Circumpuneño. ABSTRACT A synthesis of the archaeological investigations conducted at the Cementerio Regimiento Chorrillos funerary site is presented, including its case history, current rescue procedures and results. Nine AMS radiocarbon dates ranging from 800 to 200 BC, assignable to the Loa Medio Formative Period, were also obtained. Within this period, Early and Middle-Late phases of use of the cemetery were also detected. The present paper discusses the sites’ grave contexts and social implications, as well as its local and regional correlations. Keys words: Pre-hispanic cemetery, funerary practices, Formative Period, “Loa Medio” area. Introducción A raíz de obras del Proyecto Traslado a Calama de División Codelco Norte, se descubrieron el año 2004 osamentas humanas en ex terrenos del Regimiento Reforzado Nº 1 Topater o Regimiento Chorrillos (figuras 1 y 2), que llevaron a delimitar el sitio, recuperar 15 individuos y otras evidencias en el marco de un salvataje (Hermosilla 2004). Al año siguiente Codelco Norte licita el rescate, implementándose nuestra propuesta arqueológica con los siguientes objetivos: 1.- determinar las ocupaciones del sitio; 2.- caracterizar los grupos humanos; 3.- establecer comparaciones locales y regionales; 4.- cumplir con la legalidad vigente; y 5.- responder a las bases de licitación. Las excavaciones se efectuaron entre Abril y Junio del año 2005, junto con análisis y actividades del Laboratorio de Antropología Física, Conservación y Flotación, participando más de 150 personas, entre profesionales y estudiantes de Arqueología, Antropología Física, Conservación, Geología y Geomensura, además de administrativos y jornales. Planteamos una filiación formativa del sitio (1400 AC–500 DC), de acuerdo
1 2

Arqueólogo. Ilustre Municipalidad de Diego de Almagro. E-mail: inkacarlitos@yahoo.es Arqueóloga. Taguatagua Consultores. E-mail: catherine.westfall@gmail.com

siendo luego excavadas por cuadrillas arqueológicas (se ocuparon harneros con mallas de 3 mm y cribas más pequeñas).a antecedentes (Latcham 1938. pH. Los análisis comprendieron: Fósforo.. sales. cerámica. que definió 3 capas: 1. Se constató una mala conservación del sitio por la humedad del río Loa. subdivididas en 4 cuadrantes de 2 por 2 m para ubicar las fosas. coprolitos. regadíos y altas temperaturas. se presenta una síntesis de la investigación y sus implicancias en Calama. Mal de Chagas.904 m2 por evaluaciones geológicas y arqueológicas. compuesto por limo arenoso oscuro con clastos calcáreos (en algunos casos con . Sinclaire 1997) y a la cerámica obtenida previamente. textiles. Al inicio se aplicó el método de Resistividad Eléctrica para conocer la densificación funeraria. Calama en la Región de Antofagasta. vegetación fósil y sedimentos arenosos de aguas superficiales con gravilla.sedimentos calcáreos. ellos fueron numerados por fosa y registrados en fichas bioantropológicas de terreno y laboratorio (Rodríguez y Novoa 2005). y 3. el conjunto se entregó al Museo Arqueológico y Etnográfico Parque El Loa (MAEPEL) de Calama. materia orgánica. ejecutándose las 3 últimas en forma conjunta. campo. microscopía y microsonda electrónica (metal. laboratorio y gabinete. bioantropología.banco calcáreo. actuando microorganismos. De esta manera. Figura 2. fechados C14 AMS (huesos humanos). Con posterioridad. incidiendo en la presencia exclusiva de individuos esqueletizados. diseñándose sobre ella una grilla orientada cardinalmente con 546 cuadrículas de 4 por 4 m. bajo denominación alfanumérica. cuantificadas por cuadrícula. Éstas se profundizaron con instrumental grueso y jornales supervisados que exponían las fosas. sin resultados por las disturbaciones. se redujo el área a 3. Resultados Las fosas se reconocieron por sus formas y relleno disímil de la matriz calcárea. arqueofauna.depósitos calcáreos tipo travertino y vegetación fósil. arqueobotánica. como la cestería casi inexistente-. realizándose también el análisis geológico. Ubicación del sitio en Calama Metodología Se consideraron 4 etapas: pre-terreno. cuentas de collar y pigmentos). toxicológicos.. Figura 1. roedores e insectos que afectaron elementos de naturaleza orgánica. conteniendo las fosas cavadas (Barrios 2005). excavándose 244 cuadrículas. 2. lítica. siendo ratificada. El rescate se efectuó sobre un área de 4. DNA mitocrondrial y nuclear.900 m2. Loa Medio y Subárea Circumpuneña durante el Formativo. fitolitos y conquiología. Finalmente.

ovoidales. ubicándose un total de 283 fosas (24 vacías). irregulares. Por el contrario. subelipsoidales. Los Morros B2 (LMS-B2). Los Morros B1 (LMS-B1). p. San Pedro Rojo Pulido ó Toconao (TOC) y San Pedro Negro Pulido (SNP) (Uribe et al. en copa o semicopa. generaron que un 49. Se definieron 7 formas de fosas. hasta con infantes menores de 5 años.gravilla). verificada por el tipo de desgaste. De 86 individuos con cráneo. asociadas a envejecimiento natural o estrés. 82 exhibían deformación de tipo circular oblicua. Bioantropología La deficiente conservación de los individuos (55. Principalmente asociada con adultos y adultos jóvenes (n=42) (76. subcirculares y circulares. tallo verde. Las evidencias materiales La cerámica consta de 820 fragmentos (8 piezas. elipsoidales. fractura de Perry. evidencias de traumas de accidentes. e.2 %) respecto a los primarios. son notorias las lesiones del aparato masticatorio. especificándose un 25. Por otro lado. con profundidades (capa 3) entre 0. En otro plano. 3 individuos no deformados evidencian improntas del aparato o venda.). No sobrepasan 1. y los secundarios (74. más 1 dudoso caso tabular erecta. criba orbitaria y criba femoral. lesiones generadas por estrés nutricional o deficiencias alimenticias. caries y distribución homogénea de chipping. Prácticamente todos los individuos estaban dispuestos en forma horizontal. los restos de 353 individuos con escasos ajuares y ofrendas. se determinaron 344 individuos. Presentaban regularidad y un piso parejo y un gran número de cubiertas de lajas calcáreas. recuperándose desde 259 de ellas. En términos etarios. nódulos de Schmorl). que incorporaba elementos abrasivos duros.50 m de largo por 1. con una orientación preferente hacia el este y noreste –al igual que los individuos-.83 m. un 67. Asimismo. debidas por un lado a una dieta hortícola. 23. cerámica ERO (erosionada) y el tipo IND 1 (indeterminado 1).70 y 1. sin diferenciación sexual y etaria (33 mujeres y 34 hombres). por la mala conservación. cit. cada uno bordeando el 30%. 2005).10 m de ancho. ordenadas por frecuencia: subovoidales.7%) sobre los múltiples (hasta 6 individuos). aunque concentradas entre 0. agregándose abscesos y endoparasitismo.36%). indican el uso parafuncional del aparato masticatorio. por ello el 100 % de las deformaciones es de tipo circular. Se presentó en el siguiente orden: tipos LMS-B1 y LMS-A.5% no pudo ser sexado. Prevalecieron los enterratorios individuales (65. 43 de ellas en fosas.03 y 1. posición decúbito dorsal y con las piernas hiperflectadas o flectadas. de actividades de molienda. más próximo a una deformación pseudocircular que a un aplanamiento de la bóveda. Se reconoció deformación craneana.63%). material trasladado desde el río Loa. con relación a la calidad de vida y patologías de los individuos. primando con hombres (n=17).2% de mujeres y un 24% de hombres. con evidencias de enfardamiento. identificándose 5 tipos formativos: Los Morros A (LMS-A). con frecuencias ambos . y un 30 % subadultos (Reyes 2005). Diphyllobothrium latum (Castells et al. en San Pedro de Atacama la deformación mayoritaria es del tipo tabular erecta (Munizaga 1987). luego mujeres (n=13) e infantes y nonatos (n=13. y lesiones por el modo de vida de los individuos (presencia de facetas de acuclillamiento en la epífisis distal de la tibia) (Reyes op. los desgastes oblicuos o redondeados y el reconocimiento de tuberosidad zigomaxilar. particularmente adultos jóvenes. a más de 250 m al sureste. 2006). defensa o estrés (eg. También se detectó: hipoplasia del esmalte.00 m. mayormente fragmentadas) hallados en 63 cuadrículas.4% adultos. se constataron lesiones articulares (osteoartrosis) en diversas partes del cuerpo.5%) y las inhumaciones secundarias.

.). Otra decoración fue la cadeneta en el borde de algunos fragmentos de tejido plano. mayormente. En asentamientos formativos tempranos. presentando morfologías diversas. cit. se aproximan a las primeras. cit. 2000. Ellos se han registrados en Quillagua (Qui 67 y Qui 49) (Carrasco 2002). Chorrillos presentaría puntas de “transición” del Formativo Temprano.33% corresponde a ligamento 1:2 ó 2:1. como lo evidencian las exiguas puntas de proyectil de Chorrillos (n=8). de puntas de dardos y/o lanzas al arco y flecha (De Souza 2004). sólo el tipo LMS-A. 39% de los tejidos. heterogéneo. 1. una faja y una bolsa. dentro de este universo se cuenta el hallazgo de un colgante (esquisto) con tallado antropomorfo. También se reconoció un 33. 4 y 8. pudiendo reconocerse: faldellines. Pollard (op. mantas. Además. Tarragó 1989. Thomas et al. Se distribuyen diferencialmente en el sitio: sector norte y este. borlas. en la fase Vega Alta II (Pollard op. y los tipos LMS-B2. 13. Los textiles son escasos.53%). se constató como ligamento. 54 %. el tipo LMS-B1 se correlaciona con la fecha Nº 4.).). Por último. y posiblemente pelo humano y algodón (Sepúlveda 2005). ocupándose pelo de camélido como en Topater (Agüero y Cases 2004). 7 asociadas a hombres (20-35 años). cit. 4 y 6 del sitio (tabla 1). Rees y De Souza 2004). el anillado simple en todos los tejidos de punto que representan el 24. Sin embargo.cercanas al 15%. Uribe y Ayala 2004). el tipo LMS-B2 con las fechas Nº 1. fragmentados y con mala conservación. promedio 4-5 cm. TOC y SNP. concordante con otros registros del Desierto de Atacama (Agüero 2005. No obstante. Uribe 2006.77%). turbantes. semejante a terminaciones de mantas mullidas de Topater (Agüero y Cases op. como en la Mina Las Turquesas. abarcando dataciones C14 AMS entre 850-200 AC. como materia prima y en etapas de manufacturación de cuentas. son escasas las palas (Agüero op. 2. Esta cerámica ratifica la adscripción formativa del sitio. o con más de un tipo cerámico (Uribe et al. Núñez 2006). fase Vega Alta I y. con menos del 1%. Sinclaire 2004. cit. fase Vega Alta I (Pollard 1980). fases Tilocalar (Núñez op. tipo LMS-A o LMS-B. 42. sector sur y oeste. acorde con su relevancia y creciente circulación en el Formativo (Carrasco 2002. Estos últimos corresponden a un 58. cit. dificultando correlaciones. 50. luego en Tulor 1 (Barón 1986) y Calar (Orellana 1988-89).). al parecer por la readecuación de los soportes para el lanzamiento. incluso aglomeraciones de hilados. cit. 2 y 4.32%) y los minerales (n=391. estando el 50 % de los textiles representados por cordones o hilados. incluyendo los realizados con técnica torzal. cit.).entre las fases Vega Alta y Loa. y un 66. cordeles. 67% a ligamento tela 1:1 o tafetán. las puntas de Chorrillos. 2002). avalan la importancia de la horticultura en el Formativo (Agüero op.). complementada con la caza. y el tipo IND 1 con las fechas Nº 1. cit.).) indica una disminución del tamaño de las puntas -manteniendo sus formas.) y Toconao (Carrasco op. Núñez 2006. Individuos con el tipo LMS-A. 11 con hombres. se corresponden con las fechas Nº 2.. extremo meridional circumpuneño (González y Westfall 2005). divididos en tejidos de punto y planos. similar a una decoración de gorros y bolsas de Topater (Sepúlveda op. op. La mayoría de los hilados tenían torsión 2S. En la lítica abundan las cuentas de collar (n=460. Sinclaire et al. se incluyen turbantes y borlas. Se consignan palas en Chiu-Chiu 200 y Chiu-Chiu 273 (Benavente 1978. En el Loa Superior se aprecia tal reducción desde el Arcaico al Formativo Tardío. Formativo Temprano de San Pedro de Atacama (Agüero op. También destacan en Chorrillos las palas líticas (n=14. junto a un infante. convergiendo dos estrategias de propulsión de cabezales líticos con morfología variada (Contreras op. uno de ellos presenta una franja. 2 con una mujer y la restante con un indeterminado (tendencia entre 20-40 años). cit. cit. estando ausentes perforadores y/o microperforadores líticos en el sitio (Contreras 2005).06% de tejidos.

con un adulto indeterminado. Los artefactos óseos (camélidos) del sitio son: espátulas de metatarsos (n=9). con hombres mayores de 25 años. datado (tabla 1. azul y café (Thomas et al. claramente con mujeres (66. Topater comprende llamas. Asimismo. camélidos silvestres y una alpaca (Lama pacos) (Cartajena y Concha 1997). de Chiu-Chiu 273 (Thomas et al. cuchara (n=1) y peine (n=1). Se cuenta con una lámina de oro en Tulán 94. relacionados con un infante y probablemente dos nonatos. espátulas (n=4).cit. salvo con los turbantes. 2002). 2 pequeñas figurillas ornitomorfas de oro en una tumba múltiple. Destacan 2 gastrópodos trasandinos. en un caso sólo colorea los huesos de un individuo.5%). . Artefactos y/o ecofactos conquiológicos se vinculaban a 94 individuos (35.25%) y luego mujeres (18. Los textiles no señalan diferencias significativas a nivel sexual y etario. junto a tubos-cuentas de aves (n=3). fecha Nº 9).1% mujeres.). e instrumentos de costillas y diáfisis de Otaridae (n=9). y una lámina de oro con una mujer joven en Topater (Thomas et al. en el rescate se ubicaron 2 pequeños cilindros de cobre junto a una mujer (20-30 años).). espinas de cactus como posibles agujas. y se menciona un posible turbante para Chiu-Chiu 273 (Thomas et. encontrándose una de estas piezas con 2 espinas de cactus y una espátula de hueso. primario y datado (tabla 1. cit. Se agregan en Chorrillos. fecha Nº 5). en Tulán 54 (Núñez 2006). En Topater los turbantes presentan colores rojo. 2002). se ubicó sólo una ofrenda de patas de camélido grande. Finalmente.75%). datado (tabla 1. 25. 2 colgantes laminares de oro con motivos zooantropomorfos y una tapa de madera repujada en lámina de oro con diseño de cóndor. Asimismo. en Topater abundan las patas traseras y delanteras (Thomas et al 1995). aunque esta estimación no se condice con el mayor número de metatarsos izquierdos registrados como instrumentos (Velásquez 2005). espátulas-punzones (n=8). espátulascucharas (n=2). se recuperaron 3 pequeños colgantes laminares de oro (99% de pureza) (Westfall et al 2006). ambos sitios poseen individuos adultos. El análisis arqueofaunístico identificó al menos cinco camélidos grandes (llamaguanaco). Los turbantes rodeaban el cráneo de 4 hombres. se encontró un cráneo de loro exótico de tamaño medio (Psittacidae) y una carcasa completa de halcón perdiguero (Falco femoralis). recipientes.53%) y hombres (34. Igualmente. 2 de ellos con un lactante (2-4 años).). recipientes-morteros y pendientes. En Chiu-Chiu 273 también hay ofrendas de patas traseras y delanteras de camélidos. al. y Lottiidae. vinculado a un neonato (Hermosilla 2004). Sobresalen 5 falanges talladas con motivos de camélidos. entre ellos corvina (Cilus Gilberto) (Velásquez op.88%).2% indeterminados). op. ellos son: cuentas y en distintas etapas de elaboración. con o sin vinculación a elementos conquiológicos.5% hombres y 37.). Los artefactos se asocian casi por completo a hombres o infantes. Artefactos de Argopecten purpuratus acompañaban a mujeres (39. Strophocheilus oblongus (Lucero 2005). con una mujer (30-35 años) y un hombre (28-35 años). fecha Nº 2). secundaria. También se ubicaron restos ictiológicos. Concholepas concholepas.33%) y hombres (12. cit. junto a neonatos. 3 Pigmento rojo se asociaba más con mujeres (n=17) que hombres (n=2). 10-12 años). Singular fue observar una valva de Argopecten purpuratus reemplazando del cráneo de un niño (masculino. posiblemente Phoenicopteridae. probablemente llama (Lama glama). Al contrario. con mujeres (33. seccionadas como en Chorrillos.6%). cit. Mytilidae. conteniendo pigmentos (rojo y/o amarillo)3. con hombres (56. distribuyéndose homogéneamente. el otro provino del salvataje. pero desarticuladas a nivel de la 1a falange (Cartajena y Concha op. 3 torteras elipsoidales de hueso (2 con hombres). 1995).

y la mitad este entre 800 y 190 AC. NE. principalmente adultos y adultos jóvenes. Fosa Unidad P12. 4. recurrentes características de los ajuares y ofrendas y un mayoritario ritual postmortem. La mitad oeste del sitio presenta fechas entre 850 y 200 AC. Esqueleto 1. se presentan en la tabla 1: Tabla 1. palas y puntas de proyectil se asociaban casi absolutamente con hombres adultos. 3. Esqueleto 1. Esqueleto 1. Fosa Unidad C18. distinguiéndose en cambio una funebria homogéneamente distintiva a lo largo del tiempo. SO. explicitando jerarquización. Sin embargo. SO. al igual que los individuos con adornos de oro y a la mujer con piezas de cobre. y en el sector sur y oeste se alternaban fosas con el tipo LMS-A o LMS-B1. Esqueleto 1. el grupo humano de Chorrillos muestra gran cohesión interna y comportamientos recurrentes en el tiempo (definido patrón funerario. Laboratorio Beta-205812 Beta-206816 Beta-206817 Beta-205814 Beta-206818 Beta-205813 Beta-204964 Beta-206819 Beta-204963 Radiocarbón convencional AP 2590+40 AP 2260+40 AP 2490+40 AP 2540+40 AP 2560+40 AP 2650+40 AP 2240+40 AP 2390+40 AP 2350+40 AP Calibrada AP (dos sigmas) 2770 a 2720 2350 a 2150 2770 a 2720 2750 a 2690 2660 a 2480 2760 a 2710 2630 a 2500 2800 a 2740 2340 a 2140 2700 a 2650 2490 a 2340 2750 a 2470 Calibrada AC (dos sigmas) 820 a 770 400 a 200 820 a 770 800 a 740 710 a 530 810 a 760 680 a 550 850 a 790 390 a 190 750 a 700 540 a 390 800 a 520 Discusión y conclusiones En Chorrillos no se encontraron asentamientos o enterratorios posteriores al Formativo. Fosa Unidad C14. como expresiones sociales . SE. los adornos de oro acompañaban a un lactante y a un neonato. Fosa Unidad F16. Turbantes. acorde con la marcada orientación de las fosas hacia el este y el noreste. Esqueleto 1. y las falanges talladas estaban con un infante y probablemente 2 nonatos. Fosa Unidad D11. Esqueleto 1. Fosa Unidad H16. 2005). fosas del sector norte y este contenían sólo el tipo LMS-A. con reinhumaciones de segmentos esqueletales y la separación o ausencia de cráneos. sin existir otras relaciones significativas. Fosa Unidad F18. 1. Esqueleto 1. 3. Esqueleto 1. SO. la cerámica se vinculaba más a adultos y adultos jóvenes. junto a infantes y nonatos. deformación circular oblicua y condiciones de salud comunes). Fosa Unidad P13. Asimismo. En estos sectores se reconocieron conjuntos de hombres y mujeres maduros. sugiriendo la presencia de grupos familiares (Uribe et al. se observó una orientación noreste-suroeste del cementerio. SO. y otras con más un tipo cerámico. SE. 2. Fosa Unidad O11. NE. 1. 1. indicando seguramente acciones comunitarias en un período de liminalidad (Arriaza 2003: 219). señalando diversidad y un posible manejo de la cerámica como un bien de status por algunos individuos. 1. Fechados C14 AMS Cementerio Regimiento Chorrillos Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Muestra Esqueleto 1. En consecuencia. obtenidas de pequeños huesos humanos de individuos inhumados en distintos puntos del sitio.Respecto a las 9 dataciones. 2. NE.

concebimos en el Formativo un intercambio económico que crea valor. Topater y sitios de Chiu-Chiu. son análisis parciales. cuentas líticas y de conchas. Compartirían códigos similares desde el 1000 AC. patologías dentales comunes (generadas por esta dieta) y cultígenos como quinoa5 -interacciones con tierras altas. Análisis de contenido de conchas marinas y de pelo humano (Laboratorio Anti-Doping. Probablemente. conchas marinas4. conformando finalmente un recurso de poder (Lazzari 1999). 2006). probablemente. 4 . que se habría asentado e inhumado en el oasis de Calama entre 850-190 AC (Formativo Temprano y Medio-Tardío). porque poseen vida social (Appadurai 1991). pigmento rojo. observándose sólo una relación recíproca entre edad del individuo y tamaño de la fosa. contactándose con los grupos de Quillagua. un loro exótico y cuentas de sodalita. No obstante. presentes en Villa Chuquicamata. En el cementerio los lactantes y nonatos se distribuyen heterogéneamente.7. que por datos etnográficos comprenden desde cien hasta cientos de personas (Johnson y Earle 1987). los pastoralistas Tilocalar (Núñez 2006) del salar atacameño y los horticultores de los oasis san pedrinos (Agüero 2005). En Chorrillos reconocemos un grupo con una economía mixta. pues plantas cultivadas siempre están con malezas afines (Belmar y Quiroz 2005). descartaron sustancias alucinógenas. con distinciones locales. El Salado. Esto no objeta interrelaciones de Chorrillos con otras regiones. gastrópodos trasandinos. complementándose con prácticas pastoralistas e intercambios especializados con la costa6. 6 Análisis de isótopos estables de Nitrógeno15/Carbono13 de Chorrillos (Beta Analytic).y cucurbitácea (Belmar y Quiroz 2005). de Chile). lo anterior se comprobó en el componente formativo del sitio Ichunito. Villa Chuquicamata (Benavente et al. U. Alto Loa. estos 2 últimos poseerían ejes más pastoralistas y vínculos mayores. tejidos anillados y cerámica LMS (Núñez op. cit. 1996) y sitios de Chiu-Chiu. Paralelamente. que al ser mayor de 12 indica una moderada ingesta de productos marinos. oasis del desierto. sin consumo de productos marinos. indicando prácticas agrícolas. principalmente moluscos. quinoa (Chenopodium quinoa). altiplano meridional y noroeste argentino (Núñez y Dillehay 1995). aunque faltan estudios genéticos comparativos para discutir estos planteamientos. haya formado parte de un sistema político regional compuesto por varios grupos locales (¿jefatura?). objetos de cobre. interrelaciones culturales y económicas. minerales. determinó en un caso 14. como lo prueban las conchas marinas. demostrando esta baja frecuencia una posible vinculación con la llamada “tercera corriente migracional” (Rothhammer et al. 5 Asociada a especies de la familia Chenopodiaceae. tal vez procedentes de Bolivia (Westfall et al. con dinámicas particulares. 2006). estudios de DNA mitocondrial en Chorrillos relacionaron un caso con el haplogrupo B (Moraga et al. sin concentrarse como en Tulán 54. Chorrillos presenta además algunos elementos observables en los grupos Tilocalar. tales como: láminas de oro con un lactante y un neonato. demostrando el carácter complementario de estos recursos. instrumentos óseos de camélidos. hortícola pastoralista. La explotación hortícola se evidencia por las palas.).identitarias. de allí que la circulación de productos por las rutas caravaneras genera espacios sociales. En esta perspectiva. 1995). organizados jerárquicamente y con una integración ideológica. los referidos gastrópodos de las yungas. la quinoa. (valor de coeficiente de nitrógeno). intra e interregionales. con distinciones respecto a otros grupos formativos contemporáneos del Loa Medio. no siendo concluyentes respecto a todo el sitio.7. entendido como el contenido político de las mercancías. Quinoa aparece abundantemente en Topater (Thomas et al. Otro caso alcanzó 10. pudiendo contemplar a Topater. 1989: 405) proveniente del altiplano meridional hacia los 1000 AC. cucurbitáceas.

1986. Quillagua y los textiles formativos del Norte Grande de Chile.Por consiguiente. Chorrillos es singular dentro del universo formativo local. la mayoritaria ocupación del Formativo Temprano del sitio. P. uniéndose a los datos de Latcham (1938). segregándolo de Topater y de otros sitios locales. México. Estudios Atacameños 21: 7-39. Arriaza. este último con vasijas de bordes reforzados cercanos al tipo LCA (Loa Café Alisado) (Ayala 2001). y el asentamiento Peuco 3a. 2002) y a los contextos del Formativo Tardío de Calama. C. 2005. también con cerámica LMS y escasos tipos TOC y SNP. son necesarios mayores estudios de los contextos de Topater y del cementerio Villa Chuquicamata. Cases 2004. cit. 273 y 275. . Thomas et al. De esta manera. Barón. op. A. desde el 900 AC (Benavente 1978. equiparable con el término de la fase Sequitor (Núñez 1992). a partir del Formativo Temprano. Appadurai. Aproximación al asentamiento humano temprano en los oasis de San Pedro de Atacama.). 2001. REFERENCIAS CITADAS Agüero.). M. A. o Complejo Vega Alta (Pollard 1982). Grijalbo. los antecedentes de Chorrillos (850-200 AC) lo singularizan y correlacionan con Topater a partir del 700 AC (Thomas et al. económica e ideológica de Calama y del Loa Medio durante el Formativo. Tarragó op. cit. decididamente diversificado en la localidad. Ayala. Editorial Universitaria. Las momias más antiguas del mundo. Santiago. op. Por último. C y B. perdiendo su gravitación a partir de las primeras centurias de la Era Cristiana. fases Los Morros (1400-500 AC) y Río Salado (500 AC-100 DC) (Sinclaire 2004). 2003. como el enterratorio aislado de Equipamiento Municipal (sin cerámica). Estudios Atacameños 30: 29-60. sustentan un uso prolongado de un exclusivo espacio funerario. la investigación del sitio ejemplifica la importancia sociopolítica. cit. Finalmente. y otra del Formativo Medio-Tardío. Agüero. especial: 599-617. para definir periodificaciones locales más acotadas. tardíos dentro del período (Sinclaire 1997). B. fases Tilocalar (1200-500 AC) y Toconao (500 AC-100 DC) (Núñez op. Las sociedades formativas del Altiplano Circuntitikaka y Meridional y su relación con el Norte Grande de Chile. fechado alrededor del 240 DC (C14). que se unen a las dataciones TL de Topater (Thomas et al. que por ahora contemplan un rango determinado en Chorrillos (850-190 AC). Cultura Chinchorro. Chiu-Chiu 200. ausentes en Chorrillos. Chungara. como con un Formativo Temprano (1300-350 AC) y un Formativo Medio (350 AC-100 DC) (Agüero 2005) de San Pedro de Atacama. Vol. cit). vinculada a un amplio ámbito circumpuneño. Chungará 16-17: 149-158. Por lo mismo. que integra progresivamente mayores interrelaciones con los oasis de San Pedro de Atacama. resulta fundamental sistematizar estos antecedentes y obtener precisiones C14 de estos sitios. con cerámica Sequitor datada por TL en 480 DC (Hermosilla y Barrera 2006). hacia el control de las redes de intercambio y posicionamiento circumpuneño de San Pedro de Atacama. Sin embargo. con cerámica LMS en sus distintas variedades. 1991. Tulor: Posibilidades y limitaciones de un ecosistema. La vida social de las cosas.

N. Buenos Aires. espacio y negociaciones tensas: el intercambio de objetos en arqueología.. M. 2005. Sed Non Satiata. Thomas. Manuscrito. Ediciones del Tridente. J. y M. Estudios Atacameños 14: 71-83. . M. Santiago. 2004. Stanford. I. De Souza. Quiroz 2005. Memoria para optar al título de arqueólogo. Lazzari. Contreras. Distancia.. Cartajena. C. Actas del XVII Congreso Nacional de Arqueología Chilena. Teoría Social en la Arqueología Latinoamericana Contemporánea: 117-151. 1999. 1938. M. Calama. A. NAWEL Consultores. y C. González. Chiu Chiu 200: poblado agroalfarero temprano. L. L. 2005. Hermosilla. Industrias líticas del período Formativo en el valle de Quillagua. Informe análisis carpológico. Munizaga. Actas del XVII Congreso Nacional de Arqueología Chilena. Análisis conquiológico del sitio Cementerio Regimiento Chorrillos. Benavente. P. Johnson. Manuscrito. J. Manuscrito. Moraga.. Santiago. Earle 1987. A. I. Endoparasitismo y dieta en dos poblaciones atacameñas: análisis de coprolitos de los sitios Mina Las Turquesas y Cementerio Regimiento Chorrillos. 2006. C. P. Valdivia. A. Manuscrito. Una contribución a la determinación taxonómica de la familia camelidae en sitios formativos del Loa Medio. Actas del XVII Congreso Nacional de Arqueología Chilena. The evolution of human societies. En prensa. C. Westfall y C. Castells. Especial: 61-76. Carrasco. I. Westfall. Análisis prospectivo de DNA mitocondrial y DNA nuclear en muestras humanas del sitio Formativo Cementerio Regimiento Chorrillos de Calama. Consideraciones sobre la prehistoria de Atacama: El Salvador y sus aportes locales e interregionales. Vol. C. Concha. e I. antiguos habitantes del oasis. 2004. Loteo-Regimiento Chorrillos. Chungará. R. Geología y paleogeografía del sitio Regimiento Chorrillos. Barrera 2006. M. C. Villa Chuquicamata. Análisis lítico Cementerio Regimiento Chorrillos. Revista Chilena de Antropología 1: 5-15. Salazar. Boletín Sociedad Chilena de Arqueología N° 38: 53-70. Latcham. C. 2002. 1996. Hermosilla. Calama. Westfall 2005. Valdivia. Valdivia. González y C. En prensa. Manuscrito. Excavación Cementerio Regimiento-Chorrillos. 2005. Castro y D. Venegas. N. y L. Universidad de Chile. González 2006. 1978. Cementerio Regimiento Chorrillos.Barrios. Manuscrito. Gecele. Benavente. Prensas de la Universidad de Chile. En prensa. Santiago. Belmar. División Codelco Norte. Tecnologías de proyectil durante el Arcaico y el Formativo en el Loa Superior (Norte de Chile): a partir del análisis de puntas líticas. Manuscrito. Concha 1997. Informe Proyecto Fondecyt 1950346. y T. Cartajena. Lucero. Stanford University Press. Arqueología de la Región Atacameña. C.

O. A. M. Núñez. Hombre y Desierto Nº 9: 159-170. Paleoetnológica 5: 73-86. Deformación craneana intencional en América. González 2000. especial: 453-465. E. Estudios Atacameños 32: 93-11. Vol.. I. 2006. Cocilovo. C. Serracino 1995.. Ch.. Santiago.. y L. Especialidad Arqueología. Tomo II: 285-314. 2005. Orellana. Prehistoria del Período Formativo en la cuenca alta del Río Salado (Región del Loa Superior). 1980 (1970). Dissertation.. Una secuencia de fechados por termoluminiscencia para la localidad de ChiuChiu: sitios Chiu-Chiu 273 y 275. Benavente. 1989. Revista de Antropología 6:13147. Thomas. Rothhammer. Cartajena.Boletín Sociedad Chilena de Arqueología 33/34: 8489. F. M. C. L. Thomas. La alfarería del período Formativo en la región del Loa Superior: sistematización y tipología. M. Reyes. Antofagasta. Núñez. segunda edición. I. Quevedo 1989. 2004. Santiago. y X. Producción lítica durante el período Formativo en la subregión del Río Salado. 1992. Contribución Arqueológica 5. Culturas de Chile. Cementerio Regimiento Chorrillos. P. Dillehay 1995 (1979). The cultural ecology of ceramic stage settlement in Atacama desert. armonía social y desarrollo en los Andes Meridionales: Patrones de tráfico e interacción económica. . Columbia University. 1997 Pinturas rupestres y textiles formativos en la región atacameña: paralelos iconográficos. Emergencia de comunidades pastoralistas formativas en el sureste de la Puna de Atacama. M. Movilidad giratoria.. Chungará. Contribución al conocimiento arqueológico de las poblaciones de los oasis de San Pedro de Atacama en relación con los otros pueblos puneños. y G. Tarragó. Informe de análisis textil. Benavente. Manuscrito. Rees. Prehistoria: 403-413. Y. Universidad Católica del Norte. Cultura y conflicto en los oasis de San Pedro de Atacama. De Souza 2000. Manuscrito. Ayala y J. C. Ph. Los tipos alfareros tempranos de Calar y su contexto aldeano.. C. Uribe. Rosario. 1988-89. Uribe. Sinclaire. Orígenes y microevolución de la población chilena. Topater. G. Llop y S. Cartajena. Chungará. y T. Tesis de Doctorado en Historia. L. Editorial Universitaria. Contreras 2002. Sepúlveda.1987. University Microfilms Int. Informe de Antropología Física Nº 1 Rescate Cementerio Chorrillos. Manuscrito. un cementerio temprano: una aproximación simbólica. Novoa 2005. A. Estudios Atacameños 14: 327-338. J. Ann Arbor. Manuscrito. 2005. en especial del sector septentrional del Valle Calchaquí. especial: 619-639. Pollard.D. Informe Bioantropológico sitio Cementerio Regimiento Chorrillos. Universidad Nacional de Rosario. Editorial Andrés Bello. y P. Sinclaire. Rodríguez. Vol. M.

Los Andes Sur Centrales: 449-502.). Aplicación geo-arqueológica de microscopía electrónica y microsonda en piezas metalográficas y líticas del Cementerio Regimiento Chorrillos de Calama. y P. La alfarería de Quillagua en el contexto formativo del Norte Grande de Chile (1000 a. M. Vol. Manuscrito.).C. Sobre cerámica. su origen y complejidad social en los Andes del Desierto de Atacama. Análisis cerámica arqueológica Cementerio Regimiento Chorrillos. Uribe. Lechtman (Ed. C. Valdivia. M. Velásquez. norte de Chile. Instituto de Estudios Peruanos e Institute of Andean Research. Análisis arqueofaunístico. En prensa. H. L.. Bahamondes 2005. Uribe. Chungara.C.2006. Actas del XVII Congreso Nacional de Arqueología Chilena. Manuscrito. . Esferas de interacción prehispánicas y fronteras nacionales modernas. H.. Lima. Ayala 2004. 2005. Westfall. Belmar y C.-500 d. M. Sanhueza y F. González 2006. Especial: 585-597. Cementerio Regimiento Chorrillos.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->