DOCUMENTO DE TRABAJO Observaciones a la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto Estadio de Fútbol Monterrey

Consulta Pública del proyecto Estadio de Fútbol Monterrey

Guadalupe, Nuevo León. 22 de julio de 2011. 1

CONTENIDO I. REFORESTACIÓN PROPUESTA EN LA ZONA AFECTADA POR CAMBIO DE USO DE SUELO. 1. Acción planteada por el promovente. 2. Deficiencias de las medidas de reforestación. 3. Inversión en mitigaciones ambientales realizadas con especies exóticas invasoras. II. AFECTACIONES A LA CALIDAD DEL AIRE. 1. Diagnóstico de impactos y medidas propuestas por el promovente. 2. Diagnóstico de la calidad del aire en la zona del proyecto Estadio de Fútbol Monterrey. 3. Deficiencias de las medidas de mitigación de las afectaciones a la calidad del aire. 4. Propuesta de arborización. 5. Aumento de emisiones contaminantes a la atmósfera por automotores. III. VEGETACIÓN. 1. Deficiencias de las medidas de mitigación para vegetación. 2. Deficiencias de las medidas de compensación para vegetación. IV. MEDIDAS PROPUESTAS PARA IMPACTOS EN FAUNA 1. Impactos negativos de las medidas de rescate de fauna. 2. Información incompleta de la fauna en la zona del proyecto. V. MANEJO DE LOS IMPACTOS EN LA HIDROLOGÍA DE LA ZONA. 1. Efectos adversos en vegetación. 2. Efectos en el hábitat y fauna silvestre. 3. Modificaciones a la zona federal en el río La Silla. VI. REFERENCIAS.

PÁG. 3 3 3 4 6 6 6 9 9 9 11 11 11 13 13 13 14 15 15 16. 17

2

Se presentan las observaciones a las medidas de mitigación y compensación propuestas por el promovente del proyecto Estadio de Fútbol Monterrey, como parte de la consulta pública del mismo convocada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. I. REFORESTACIÓN PROPUESTA EN LA ZONA AFECTADA POR CAMBIO DE USO DE SUELO. 1. Acción planteada por el promovente. Serán sembrados, de acuerdo a la información del promovente en la página 29 de la MIA, un total de 2068 árboles de Quercus virginiana, Q. Polymorpha y Platanus occidentalis. Se refiere que las especies pueden ofrecer una cubierta de hasta 64 metros cuadrados de sombra, correspondiente al área de copa que las mismas alcanzan. 2. Deficiencias de las medidas de reforestación. Respecto a dicha información se tiene un nivel de arborización mínimo que no corresponde a las descripciones y valorizaciones que el promovente realiza. Si se considera la cantidad de árboles a sembrarse, y el área de copa o sombra máxima que alcanzan, la extensión total efectiva de reforestación alcanza un estimado de 132,000 metros cuadrados, es decir, 13.2 hectáreas (Tabla 1). Siendo que la extensión de vegetación forestal requerida para cambio de uso de suelo es de 18.75 hectáreas, la cantidad de metros cuadrados establecidos como medida de mitigación al cambio de uso de suelo es notoriamente inferior a lo que sera desmontado. Por tanto, no corresponde a una medida que garantice la mitigación o compensación del daño ambiental que será causado si se autoriza la manifestación de impacto ambiental. especie Quercus virginiana Platanus occidentalis total cantidad Área máxima por especie (metros Área total (metros cuadrados) cuadrados) 816 647 2068 64 64 64 52,224 38,720 41,408

Quercus polymorpha 605

132,352

Tabla 1. Estimación de áreas totales de reforestación en zonas con cambio de uso de suelo. Aún y si se llevaran de manera efectiva las medidas de reforestación propuestas por el promovente, teniendo para ello un porcentaje de sobrevivencia de las especies plantadas del 100%, hay un déficit de 50,550 metros cuadrados que no fue compensado ni mitigado el efecto de su desmonte y los servicios ambientales asociados a dicha vegetación. Esta medida debe ser rechazada, por no garantizar de modo efectivo la mitigación o compensación del cambio de uso de suelo.

3

3. Inversión en mitigaciones ambientales realizadas con especies exóticas invasoras. El promovente informa que el presupuesto considerado para la aplicación de las medidas de mitigación es de $40,157,593.00. Revisando los montos asignados a cada partida, se advierte que del total establecido para las mitigaciones, un porcentaje importante no corresponde para actividades estrictas de mitigación. De acuerdo a la Figura II.5. Presupuesto estimada para la prevención y mitigación del impacto ambiental, de la MIA del proyecto, se tiene que del total del presupuesto asignado para mitigaciones, solo $2,651,440.00 son destinados para la compra de especies arbóreas para reforestación, como se advierte en la Tabla 2. especie encinos siempre verdes encinos siempre verdes encinos roble encinos roble álamo de río álamo de río otras especies Costo 890.00 248,400.00 1,035,000.00 50,400.00 600,000.00 64,800.00 651,950.00

Costo total 2,651,440.00 Tabla 2. Inversiones en especies de árboles para mitigación. Igualmente, en el rubro de arborización, jardines y riego, el promovente plantea destinar $ 3,291,589.00 en revegetaciones diversas. Dicho dato es obtenido de la Figura II.5. Presupuesto estimada para la prevención y mitigación del impacto ambiental, de la MIA del proyecto. En esa misma figura, se observa que la cantidad referida será destinada para pastos arbustivos del genero Penisetum, Eragrostis sp. (pasto arbustivo love grass), Cynodon sp (pasto bermuda), y Bougainvillea spp (bugambilia). Esta parte del componente de mitigación no debe ser autorizado, debido a que la totalidad de las especies listadas para el componente de revegetación de la Tabla 3, son de individuos que tiene estatus de especies exóticas invasoras. La promoción de mitigación del impacto ambiental por cambio de uso de suelo en terrenos forestales utilizando especies exóticas invasoras es una medida que debe ser valorada como negativa para la integridad de los ecosistemas. Sobre todo considerando que el área del proyecto de estadio colinda de manera inmediata con el área natural protegida (ANP) estatal Nuevo Parque Ecológico La Pastora. Teniendo presente que el ANP cuenta con valores importantes de especies de vida silvestre nativa, tal como puede ser verificado en el Programa de Manejo de dicho espacio protegido (se anexa en copia digital), y a que la zona del proyecto tiene como parte de los procesos de antropización vigentes en ciertas áreas de la misma la existencia de especies exóticas, de las cuales el promovente presenta datos de su distribución, la SEMARNAT debe tener presente lo siguiente: 4

– Que las especies exóticas son aquellas introducidas fuera de su área de distribución original. Es el caso de algunas especies de plantas ornamentales provenientes de otros continentes (propuestas por el promovente). Las mismas no tienen relaciones evolutivas con las especies con las que se encuentran en su nuevo territorio y pueden ocasionar fuertes problemas transmitiendo enfermedades desconocidas, compitiendo o depredando a las especies nativas. – Igualmente, las especies invasoras, debido a las nuevas condiciones creadas en su ambiente aumentan su población y distribución geográfica, debido a su gran capacidad de dispersión y colonización. Algunos de los daños que causan son al ambiente, economía y salud humana. De hecho, se consideran la segunda causa de extinción de especies, después de la pérdida de hábitat. – El sembrar especies de flora exótica en áreas perturbadas con esa problemática, y en la zona de influencia de áreas naturales protegidas, tal como lo plantea el promovente, se trata de una medida de mitigación grave que debe ser evitada, con el fin de evitar invasiones, y no agravar las existentes, a los ecosistemas del espacio protegido adyacente. – La medida de mitigación propuesta por el promovente afecta al río La Silla, ubicado al norte del proyecto, y que forma parte del ANP Nuevo Parque Ecológico La Pastora. En las riberas de ese cauce se encuentran registro de especies exóticas, entre la cuales están los pastos propuestos por el promovente, individuos de Leucaena sp, y de Arundo donax (carrizo). Como se plantea reverdecer la zona con especies que tienen de manera verificable ese estatus -exóticas e invasoras-, de aprobarse el proyecto junto con las medidas de mitigación que plantea, se estaría causando que la problemática descrita se agrave por la revegetación con especies que ya han dañado el ANP La Pastora y el río adyacente al proyecto.

Áreas verdes y especies propuestas áreas verdes fuera de polígono pasto arbustivos Penisetum drene con gravilla pasto arbustivo love grass Pasto bermuda rollo Bugambilia Total del costo

Costo 671,040.00 1,776,740.00 1,433,945.00 273,552.00 46,970.00 33,934.00

$ 4,236,181.00

Tabla 3. Especies exóticas invasoras propuestas como parte de las medidas de mitigación.

5

II. AFECTACIONES A LA CALIDAD DEL AIRE. 1. Diagnóstico de impactos y medidas propuestas por el promovente. Como parte de los impactos generados por la eventual implementación del proyecto, el promovente identifica varios que tienen relación directa con el cambio de uso de suelo en terrenos forestales. Uno es la maquinaria necesaria para el derribo de árboles como la única fuente de emisiones a la atmósfera, y corresponden a ruido, polvos, y emisiones resultantes de la combustión. Estos son valorados como poco significativos en su efecto en la calidad del aire. Ya durante la etapa de operación y mantenimiento del proyecto, menciona residuos sólidos cuya disposición final se hará mediante los servicios de limpia municipal. Sobre la calidad del aire, hace constar que las emisiones a la atmósfera serán de los vehículos propiedad de las personas visitantes del estadio. De estas valora que no serán significativas porque prevee que los propietarios de vehículos mantengan las emisiones de los mismos por debajo de los límites permisibles de la NOM-041SEMARNAT-1996. Después de ese diagnóstico se describe que el área metropolitana de Monterrey es una zona crítica del país, con sectores amplios de la población expuestos a niveles no satisfactorios de calidad del aire. Entre los factores causantes de esa problemática negativa menciona la perdida de cubierta vegetal, cambios de uso de suelo por urbanización, y el alto numero de vehículos automotor por habitante. Para las etapas de operación y mantenimiento del proyecto relacionadas con el componente de calidad del aire, solo se plantea un proyecto de arborización y áreas verdes, además de los espacios de esparcimiento. Con esa medida, solo se explica que sera compensada la fijación de CO2 que será afectada por la eliminación de la cobertura vegetal requerida por el cambio de uso de suelo en terrenos forestales. 2. Diagnóstico de la calidad del aire en la zona del proyecto Estadio de Fútbol Monterrey. Para el caso del área propuesta para la construcción del proyecto, existe equipo de monitoreo de la calidad del aire que correspone a la Estación Sureste de ese sistema. Se encuentra localizada en la zona propuesta para el estadio, en La Pastora, Guadalupe, Nuevo León. Las condiciones del área son descritas como a favor del viento, en un limitado corredor industrial en una zona altamente poblada. La escala espacial del área corresponde a una vecindaria/urbana. Los resultados del monitoreo que en dicha estación se realiza son representativas de un área estimada de 10 kilómetros a la redonda, por lo que comprenden en su totalidad la zona del proyecto Estadio de Fútbol Monterrey. Entre las características del área, se tiene que no esta influenciada por grandes fuentes industriales y es un sitio representativo de los niveles de contaminación urbanos del sureste del área metropolitana de Monterrey. Los resultados del Reporte del Estado de la Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey , elaborado por el Gobierno de Nuevo León, que son obtenidos de una red de monitoreo con estaciones de monitoreo de este componente. De acuerdo a resultados históricos del período de 1993 a 1995, de toda la zona metropolitana de 6

Monterrey, La Pastora es el punto que presenta menor incidencia en violaciones a la s normas vigentes sobre calidad del aire. En ese período de observación, para el componente de caracterización de partículas, se encontró que la estación de monitoreo en La Pastora registró el valor promedio mínimo con 58 μg/m3. En relación a las emisiones de partículas por automotores, la zona de La Pastora registró 3.1 μg/m3, siendo este el menor valor obtenido de todas las estaciones de la red metrpolitana de monitoreo. Igualmente en el componente de precipitación pluvial la zona sureste de La Pastora fue la que registro el más alto nivel de lluvia. En los años de 1993 a 1996, relativo a las horas sobre la norma de contaminantes como CO, NO2, SO2, 03, y PM-10, la estación de monitoreo en La Pastora registro en todos esos indicadores los menores valores, llegando en al menos 7 casos un valor de cero horas que sobrepasaran los límites definidos por la Norma. Datos más recientes corresponden a monitoreos de la calidad del aire en la zona de La Pastora realizados en 1995 por el gobierno de Nuevo León. En el documento Reporte de la Calidad del Aire en el Área Metropolitana de Monterrey 2005 es donde se consignan los resultados del monitoreo para la zona del proyecto. En la estación de monitoreo de La Pastora, respecto a los días que se rebasaron los límites establecidos en las Normas Oficiales Mexicanas, el área del proyecto fue la que registró los valores más bajos de toda la zona metropolitana de Monterrey. Relacionado a la distribución y contaminates predominantes, la Zona Sureste en La Pastora fue la que registró menos incidencia de violaciones a las normas de calidad del aire. La información actual y vigente disponible sigue con la misma tendencia que históricamente se registra, con niveles de calidad del aire predominantemente aceptables para la zona de La Pastora. Es el caso del documento oficial llamado Reporte del Estado de la Calidad del Aire en el Área Metropolitana de Monterrey Abril 2010. Los datos del reporte tienen información favorable para el área de La Pastora. Respecto a la humedad relativa, en la zona se registro el más alto porcentaje, y el mayor porcentaje promedio, con valores del 92 %. Este aspecto es positivo, pues el indicador de humedad tiene relación directa, entre otros factores, con la existencia de bosques o áreas verdes que contribuyen a esa circunstancia. Sobre los promedios mensuales de concentración de las PM10 por zona en el área metropolitana de Monterrey, el valor promedio menor de contaminantes fue en el área de La Pastora, donde la estación sureste registró 35.4 g/m3. Respecto a la contaminación del aire por partículas menores a 2.5 micras (PM2.5) , medidas bajo el el comportamiento de las concentraciones diarias de las partículas menores a 2.5 micras por zona, la estación que presentó los menores valores de concentración fue la estación Sureste en La Pastora, con 14.5 g/m3. 7

Con datos actuales, el Reporte del Estado de la Calidad del Aire en el Área Metropolitana de Monterrey Mayo 2011, mantiene la tendencia en la que el territorio en La Pastora conserva valores aceptables y deseables de calidad del aire. Correspondiente al comportamiento de la concentraciones diarias de las partículas contaminates menores a 2.5 micrómetros (PM2.5), la zona que presente los valores más bajos fue la Pastora, de acuerdo a los resultados de la estación Sureste, con con 27.5 μg/m3.

Fecha del monitoreo
1993 a 1995 1993 a 1995 1993 a 1995 1993 a 1996 1995

Tipo de contaminante
Violaciones a normas de calidad del aire Caracterización de partículas contaminantes. Emisión de partículas por automotores

Valorización
El menor número en toda la zona metropolitana. Valor promedio mínimo con 58 μg/m3 Valor promedio mínimo con 3.1 μg/m

Horas sobre la norma de contaminantes como Valores menores de toda la zona CO, NO2, SO2, O3, y PM-10 metropolitana de Monterrey. Días que se rebasaron los límites establecidos en Valores menores de toda la zona las Normas Oficiales Mexicanas de calidad del metropolitana de Monterrey. aire. Humedad Relativa Más alto porcentaje, y el mayor porcentaje promedio, con valores del 92 %, en toda el área metropolitana de Monterrey.

Abril de 2010

Abril de 2010

Promedios mensuales de concentración de las Valor promedio menor de contaminantes PM10 de toda la zona metropolitana de Monterrey. Contaminación del aire por partículas menores a Menores valores de concentración de 2.5 micras (PM2.5) toda el área metropolitana de Monterrey.

Abril de 2010 Mayo de 2011

Concentraciones diarias de partículas Valores más bajos de toda la zona contaminates menores a 2.5 micrómetros metropolitana de Monterrey. (PM2.5) Tabla 4. Resultados satisfactorios del monitoreo de la calidad del aire en la zona del proyecto Estadio de Fútbol . Monterrey.

En la síntesis de la Tabla 4 se pueden consultar los resultados históricos y actuales sobre la calidad del aire en la zona del proyecto Estadio de Fútbol Monterrey. Se presentan estos datos, obtenidos de documentos generados por el gobierno de Nuevo León como parte del sistema de monitoreo de la calidad del aire en la zona metropolitana de Monterrey. En la tabla, y los antecedentes descritos sobre el tema, se establece claramente que la zona del proyecto corresponde a la que tiene la calidad del aire con los valores más altos de toda la zona metropolitana de Monterrey.

8

3. Deficiencias de las medidas de mitigación de las afectaciones a la calidad del aire. Los planteamientos propuestos por el promovente, relacionados con la operación de maquinaria y vehículos automotores requeridos para las obras de desmonte y construcción, son viables de implementar. Esa circunstancia es aplicable al manejo de los residuos sólidos en todas las etapas del proyecto. Relativo al sostenimiento de la condición aceptable o favorable de la calidad del aire en el área del estadio, el promovente tiene deficiencias y omisiones en las medidas propuestas. 4. Propuesta de arborización. Para las etapas de operación y mantenimiento del proyecto relacionadas con el componente de calidad del aire, solo se plantea un proyecto de arborización y áreas verdes, además de los espacios de esparcimiento. Con esa medida, solo se explica que sera compensada la fijación de CO2 que será afectada por la eliminación de la cobertura vegetal requerida por el cambio de uso de suelo en terrenos forestales. Los niveles satisfactorios de calidad del aire en la zona del proyecto tienen directa relación con la vegetación existente en la misma. Los efectos beneficiosos de este componente son evidentes para disminuir la contaminación atmosférica. Los valores positivos para ese componente tienen relación con la extensión total que existe en el área del proyecto con zonas verdes o de vegetación forestal. Bajo esa perspectiva, el promovente plantea el desmonte de 18 hectáreas, de las cuales solo serán compensadas 13.2 (Tabla 1), con un déficit para el cual no se tiene ningún tipo de compensación. Añadido, se tienen las 6 hectáreas que corresponden a la huella del estadio, en las cuales la vegetación es removida de manera definitiva, con la pérdida permanente de los servicios ecosistémicos que la misma otorga a la población y vida silvestre, entre los que se puede citar la calidad del aire satisfactoria. La suma de esas carencias en el componente de vegetación (arborización que no cubre el área desmontada), se vera reflejada en una disminución de los valores aceptables de calidad de aire, que de manera sostenida se presentan en el área del proyecto. 5. Aumento de emisiones contaminantes a la atmósfera por automotores. De acuerdo a las estimaciones del promovente, donde hace constar que se tiene una problemática vial en el sector Contry-Chapultepec. En el proyecto para la movilidad de la zona propuesto por el promovente, se habla de que 9,000 automóviles serán atraídos por el proyecto, por lo cual se requerirán un igual número de cajones de estacionamientos para los mismos. Independientemente de las necesidades de estacionamiento, la presencia en la zona de 9,000 automotores es origen de emisiones a la atmósfera para las cuales el promovente no presenta medidas de mitigación. La justificación para no presentar medidas de mitigación por emisiones a la atmósfera generadas por automotores tiene sustento en la expectativa del promovente de que propietarios de vehículos mantengan las emisiones de los mismos por debajo de los límites permisibles de la NOM-041SEMARNAT-1996. 9

Dicho escenario no tiene sustento válido, ya que de acuerdo al inventario preliminar de emisiones correspondiente al año 2007, los automóviles constituyen la principal fuente de contaminación atmosférica en el Área Metropolitana de Monterrey, contribuyendo con aproximadamente un 71% de las emisiones totales. Un 88% de la contaminación generada por fuentes móviles es monóxido de carbono. Se debe obligar al promovente a que presente medidas de mitigación por las afectaciones a la calidad del aire en la zona del proyecto, debidas a las emisiones de un estimado de 9, 000 automóviles asociados a la operación del proyecto, que se añaden al flujo de vehículos cotidiano en el área.

10

III. VEGETACIÓN. En el componente de vegetación, el promovente propone un Programa de rescate de flora como mitigación de impactos por cambio de uso de suelo. En el mismo se contempla la reforestación de la zona afectada con 2068 árboles. Aunque en efecto, dicha medida contribuye al aumento de la diversidad de especies en la zona, no mitiga de manera efectiva el cambio de uso de suelo. Tomando en cuenta el numero de árboles a sembrarse, y el área de copa o sombra máxima que alcanzan, la extensión total efectiva de reforestación alcanza un estimado de 132,000 metros cuadrados (13.2 hectáreas) 1. Deficiencias de las medidas de mitigación para vegetación. Se debe tener presente que el área de vegetación forestal requerida para cambio de uso de suelo es de 18.75 hectáreas, por tanto la cantidad de metros cuadrados establecidos como medida de mitigación al cambio de uso de suelo es notoriamente inferior a lo que sera desmontado. De ello se deriva que la medida propuesta no corresponde a una que garantice la mitigación o compensación del daño ambiental que será causado si se autoriza la manifestación de impacto ambiental. Si se contempla un desarrollo exitoso de las actividades de reforestación, aun en tal escenario se tiene un déficit de 50,550 metros cuadrados que no serían compensados ni mitigados el efecto de su desmonte, y los servicios ambientales asociados a dicha vegetación. Esta medida debe ser rechazada, por no garantizar de modo efectivo la mitigación o compensación del cambio de uso de suelo. 2. Deficiencias de las medidas de compensación para vegetación. Cuando el promovente describe las medidas de compensación, no propone ninguna medida adicional, ya que solo habla de que la nueva cubierta de especies nativas (resultado de sembrar los 2068 árboles) sera la única medida de compensación. Del mismo modo, la medida de mitigación referida igualmente como de compensación, aunque si corresponde a la expectativa del promovente de cubrir una demanda de sitios para la recreación de las eventuales futuras personas usuarias del estadio, no es medida suficiente de compensación, en especifíco a la valoración de que la zona reforestada con 2068 árboles sera un espacio para refugio y alimentación de la fauna silvestre, protegiendo a través de esa medida los componentes de la biodiversidad en la zona y la promoción de los servicios ambientales. La medida de compensación no es suficiente, ya que la reforestación con los 2068 árboles se propone realizarla en el área de estacionamiento. Para dicha zona, al menos en la parte de su ubicación que corresponde al polígono solicitado para cambio de uso de suelo, se contempla que en ella se distribuyan al menos 4,000 vehículos. Tal cantidad de automotores no es compatible con una zona reforestada que se pretenda habilitar también como hábitat de vida silvestre, debido a las siguientes razones: – El ruido generado por automotores ahuyenta a especies de vida silvestre, sobre todo a individuos de aves y mamíferos. – La concentración de vehículos en la zona reforestada sera asociada a miles de personas en movimiento. La movilización de las mismas en el área reforestada, y la zona del proyecto en general, también es generadora de disturbio. No es compatible con la presencia de vida silvestre, ya que es causa de alejamiento de especies de fauna, en especifico de aves y mamíferos. Las medidas de mitigación y compensación para el componente de vegetación deben de ser rechazadas 11

por insuficientes. Esta acción se debe basar en que el número de árboles a utilizar para la reforestación no compensa el área desmontada, y genera déficit en ese componente. Complementario, no compensa las pérdidas de hábitat para vida silvestre, y es generadora de disturbio en ese ámbito.

12

IV. MEDIDAS PROPUESTAS PARA IMPACTOS EN FAUNA 1. Impactos negativos de las medidas de rescate de fauna. La medida de rescatar nidos para reubicarlos en otras zonas fuera del área del proyecto no puede ser planteada como medida de preventiva o de mitigación. En la totalidad de los casos, cuando se remueve un nido, las aves que lo utilizaban como refugio no vuelven a ocuparlo. Remover nidos se constituye en una medida que no puede ser mitigada, por la cual la medida preventiva propuesta por el promovente no debe ser considerada como tal. La circunstancia descrita de abandono de nidos, es aplicable igualmente a las madrigueras de mamíferos. De reubicarse en otra zona, no volverán a ser utilizadas por las especies asociadas a estas. En el rubro de compensación, nuevamente se hace referencia a las acciones de reforestación en el área de estacionamientos, refiriendo que la misma sera zona de refugio y alimentación de la fauna silvestre. Sobre ellos, se debe considerar que el ruido generado por automotores ahuyenta a especies de vida silvestre, sobre todo a individuos de aves y mamíferos. Igualmente, la concentración de vehículos en la zona reforestada sera asociada a miles de personas en movimiento. La movilización de las mismas en el área reforestada, y la zona del proyecto en general, también es generadora de disturbio. No es compatible con la presencia de vida silvestre, ya que es causa de alejamiento de especies de fauna, en especifico de aves y mamíferos. Las medidas de prevención y compensación deben ser rechazadas. En el caso de las primeras no son viables de implementar, y las segundas no compensan de manera integral la pérdida de hábitat para fauna por el cambio de uso de suelo. 2. Información incompleta de la fauna en la zona del proyecto. El promovente reporta un total de 40 especies de fauna. Estas corresponden a 6 de mamíferos, 9 de reptiles, y 3 de anfibios. Estos datos deben de ser revisados ya que se tiene la posibilidad de que no reflejen datos verdaderos. Si se considera la información publicada por la Dirección de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, consignada en la propuesta de Programa de Manejo del Nuevo Parque Ecológico La Pastora, los datos de fauna para la zona son notoriamente contrastantes. De acuerdo a la información del Programa de Manejo resulta que para la zona se tienen registradas 106 especies de fauna. De ello se deriva que el promovente no reporta o registra la existencia de 66 especies de fauna que de manera oficial tienen distribución en el área del proyecto. De este total, es importante señalar que un total de 8 especies se encuentran bajo en la Norma bajo estatus de riesgo o protección. Este último dato no tiene correspondencia con la información del promovente, quien solo reporta 2 especies con estatus de protección. Por ello es necesario que el promovente presente datos verdaderos sobre la fauna que se distribuye en la zona del proyecto. Teniendo presentes las consideraciones descritas, las medidas propuestas por el promovente en el componente de fauna deben de ser rechazadas por que son origen de disturbio para la fauna de la zona. Igualmente la compensación respecto al hábitat para vida silvestre no cumple con esa función debido a la presencia de elementos de disturbio, como son la presencia de miles de automóviles y personas en el área propuesta con ese fin compensatorio.

13

V. MANEJO DE LOS IMPACTOS EN LA HIDROLOGÍA DE LA ZONA. De acuerdo a la información establecida en los estudios de hidrología anexos a la MIA, se tiene que al ubicarse en la zona del proyecto una subcuenca colindante al río La Silla (imagen) se deben realizar modificaciones estructurales a la misma. Entre las soluciones propuestas se tiene la canalización y desviación de la referida subcuenca, para descartar los riesgos asociados al cuerpo de agua, en particular por inundación de estacionamientos y del área de huella del estadio. Ambas soluciones propuestas se pueden considerar viables técnicamente y solo en ese aspecto el promovente ha sustentado su analísis, omitiendo las consecuencias sobre vida silvestre y hábitat para la misma, consecuencia de las referidas modificaciones. Bajo un manejo integral de cuencas es claro que cualquier modificación que se realice a la subcuenca donde se busca ubicar el estadio, los efectos de las mismas no se restringen a su zona inmediata. Igualmente, estos no se circunscriben solamente al componente hidrológico, sino que, dadas las condiciones naturales de la zona, las afectaciones tienen alcance en elementos ecosistémicos como es la vegetación, fauna, y en general, los beneficios ecológicos que la subcuenca produce en la zona como efecto de la llanura aluvial en la cual se ubica.

Imagen 1. Área afectada por las modificaciones de la subcuenca en sus flujos corriente arriba.

14

1. Efectos adversos en vegetación. Al analizar el estudio del flujo de la subcuenca de referencia, buscando demostrar si es lento o subcrítico, o por el contrario, si se trata de uno rápido o supercrítico(ya que el promovente no advierte tal información), se podrá definir con claridad si las perturbaciones o modificaciones propuestas tendrán efectos en área arriba o aguas abajo. Bajo esa consideración se tiene que si se definen los flujos corrientes arriba, los efectos de las modificaciones propuestas pueden manifestarse en una zona ampliada que rebasa ampliamente los polígonos del proyecto. Analizando la imagen ortofoto relacionada, se visualiza con claridad que las consecuencias incluyen una extensa zona al norte y oriente del área del proyecto. Ya en el entorno inmediato, se incluye una zona con vegetación nativa al oriente del polígono del estadio, donde se registra vegetación de matorral submontano y bosque de encino, con aceptable grado de conservación. Es importante dejar establecido que en la imagen ortofoto, así como en los recorridos de campo de la zona, se observa una densidad boscosa significativa, la cual esta vinculada de modo directo con el aporte de humedad que la subcuenca inmediata aporta. De modificarse la estructura con las condiciones descritas de canalización y modificación de trazo, los efectos al componente de vegetación no son claramente descritos, y en consecuencia, el promovente no define ningún tipo de medida para el manejo que corresponda. Se debe tener presente que las canalizaciones conllevan una reducción en los tiempos de contacto del agua con el suelo (concentración), ya que la velocidad de flujo es mayor en un cauce canalizado comparándolo con uno sin esa modificación. Ello deriva en una disminución de los valores de humedad en el suelo requeridos por la vegetación al oriente del área. Tal condición ambiental es desfavorable porque de manera general limita el crecimiento y mantenimiento ecológico del ecosistema de matorral y encinar de la zona. 2. Efectos en el hábitat y fauna silvestre. La subcuencca del proyecto, con una longitud de al menos 700 metros, se constituye como un corredor biológico ripario en la zona del estadio. El mismo cumple con funciones de conectividad para la fauna silvestre, auspiciando la movilidad de la misma, conectando la zona de matorral y el área de bosque de galería en el río La Silla. Igualmente, la subcuenca por sus características hidrológicas inherentes, posee condiciones de hábitat contrastantes al entorno circundante. Algunas que se pueden señalar son humedad relativa en el ambiente y suelo, agua corriente intermitente, vegetación densa de matorral, y sombreado dominante. La suma de todos estos elementos como parte de un ecosistema dan condiciones ideales de hábitat y refugio de vida silvestre. Tales condiciones referidas se verán afectadas de manera irreversible, ya que serán sustituidas por la obra física del estadio. Se debe tener en cuenta que las condiciones de hábitat que han sido descritas, no tienen correspondencia en términos ambientales con la medida de compensación propuesta por el promovente (hábitat para vida silvestre en un estacionamiento arborizado), por lo que para este componente no se describen las consecuencias adversas, ni se establece ninguna compensación por la modificación irreversible en sus efectos ambientales. Aunque se piensa mantener la subcuenca con una modificación en su trazo, las condiciones actuales de elementos favorables para el hábitat y ámbitos hogareños de vida silvestre no podrán ser replicadas 15

debido a la canalización. Los gaviones, al no favorecer la retenida de suelo como sustrato para vegetación, resultaran en un canal desprovisto de este elemento fundamental, con un emprobecimiento de la vegetación de su ribera, y los hábitats para fauna. 3. Modificaciones a la zona federal en el río La Silla. Las modificaciones a la subcuenca no son las únicas propuestas. En torno al río La Silla el promovente plantea la modificación de la ribera derecha del río La Silla a través de un canal prismatico, solución equivalente a la planteada para la subcuenca, donde se define como medida la desviación de la escorrentía superficial que cruza por el predio del proyecto mediante obras a cielo abierto de tipo canales. El objetivo de esa canalización parcial es reducir al minímo las inundaciones temporales en las eventuales instalaciones del proyecto. Para ello se establece la referida sección prismática del río La Silla, en su colindancia con el polígono de la obra, revistiendo los taludes, buscando dar estabilidad a los mismos. Tal medida es contraria el Decreto de concesión que ostenta el promoevente, porque en el mismo se define que ninguna modificación debe ser realizada a la zona federal del río La Silla. En este caso tampoco se definen los impactos que tendrán los revestimientos de la ribera derecha del río La Silla tendrán sobre los ecosistemas de ese cuerpo de agua. De manera importante, se debe considerar el bosque de galería, con especies de Taxodium mucronatum (sabino), entre otros que requieren de altos valores de humedad en el suelo para subsistencia. Un revestimiento de las riberas afectará de modo negativo tal condición de humedad. Se debe señalar que el promovente no plantea una gestión integrada de la cuenca porque solo propone actuaciones puntuales para disminuir los riesgos hidrológicos para el estadio, pero no valora los efectos que sus medidas puedan tener en todo el sistema fluvial circundante, sobre todo si se considera que la zona de influencia esta densamente poblada. Las medidas de mitigación, que comprenden revestimiento y modificación del cauce de la subcuenca, y el río La Silla, deben ser rechazadas por los efectos que implican en los ecosistemas, particularmente en infiltración de humedad, desaparición de hábitat, y afectaciones a los ecosistemas de matorral submontano al oriente del proyecto.

16

VI. REFERENCIAS.
Gobierno del estado de Nuevo León, 2001. Programa de Administración de la Calidad del Aire del área metropolitana de Monterrey 1997-2000.
Gobierno del estado de Nuevo León, 2005. Reporte de la Calidad del Aire en el Área Metropolitana de
Monterrey 2005 . Agencia de Protección al Ambiente y Recursos Naturales.
Gobierno del estado de Nuevo León, 2010. Reporte de la calidad del aire en la zona metropolitana de Monterrey Abril 2010. Sistema Integral de Monitoreo Ambiental.
Gobierno del estado de Nuevo León, 2010. Reporte de la calidad del aire en la zona metropolitana de Monterrey Mayo 2011.. Sistema Integral de Monitoreo Ambiental.

17