P. 1
9 Puntos Claves Para Un Programa de Bioseguridad

9 Puntos Claves Para Un Programa de Bioseguridad

4.5

|Views: 2,382|Likes:
Published by Axoncomunicacion

More info:

Published by: Axoncomunicacion on Sep 21, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/15/2012

pdf

text

original

Revisión

Puntos claves para un programa de bioseguridad
Antonio Jiménez, Veterinario

El objetivo primordial de la bioseguridad es prevenir la entrada y posterior propagación de microorganismos potencialmente perjudiciales para la salud y el bienestar de los animales en una explotación. Ninguna ganadería puede hallarse totalmente libre de patógenos, el propósito consiste en alcanzar un equilibrio entre estas enfermedades y las defensas de cada animal. Los niveles de inmunidad de un animal variarán dependiendo de su edad, de su estado sanitario y del grado de exposición a cada microorganismo.

El primer paso para el control de enfermedades es minimizar la mezcla y el movimiento de animales

Las principales fuentes de gérmenes en una explotación son: 1) La introducción de animales enfermos o que están incubando una enfermedad; 2) La entrada de animales portadores a la granja, que pueden o no mostrar signos clínicos; 3) El semen y los embriones; 4) Una deficiente higiene (limpieza y desinfección) de las instalaciones; 5) Una gestión inadecuada de los cadáveres; 6) La entrada de piensos o materias primas para la alimentación, incluido el agua, que lleguen contaminados; y 7) El acceso a la instalación de vehículos, personas, ropa, equipos, animales domésticos o salvajes.

El primer paso para el control de enfermedades es minimizar la mezcla y el movimiento de animales. Esto incluye todas las nuevas compras y la incorporación de animales a grupos establecidos. Aún en explotaciones con un importante movimiento de ganado, como los cebaderos, mantener lotes sin mezclarse es una importante medida de bioseguridad. La separación del ganado por grupos de edad y/o producción puede, además, facilitar la limpieza y desinfección. El control del tráfico de vehículos (incluyendo los de transporte de animales), de personas y de otros animales

Puntos claves para un programa de bioseguridad
nº 9

En vacuno de leche
• • • • • • Separar los terneros predestetados de los grupos de más edad Colocar cada ternero en boxes individuales situados lejos de los sistemas de ventilación Emplazar terneros de 4-8 meses en pequeños grupos y separados de animales de más edad Ubicar por separado novillas de un año de las de primer parto Mantener separadas las vacas secas de las que están en lactación Las vacas con mastitis ordeñarlas las últimas • •

En vacuno de carne
• • •

General
Disponer de cubículos o casetas con suficiente espacio por animal Proporcionar suficiente espacio de acceso al agua y al alimento Organizar una rutina para alimentar y ordeñar los animales en aislamiento después de hacerlo con el rebaño principal Utilizar zonas de hospitalización aislada para los animales enfermos Limpiar de estiércol estos locales después de su uso, desinfectar después paredes y techos Colocar la cama en los locales antes que entren nuevos animales

Separar las novillas de reposición de las vacas Trasladar las vacas de carne a pastos limpios, lejos de los pastos invernales, para el momento del parto

• • •

(perros, gatos, caballos, animales salvajes, roedores y pájaros), junto con estrictas pautas de limpieza y desinfección son otras de las medidas a implementar.

La ropa y calzado para entrar en la granja debe ser de uso exclusivo. Es conveniente llevar un registro de las visitas que, en caso de problemas, permitirá identificar las posibles fuentes de contagio. A la entrada de las naves se colocarán pediluvios. Los baños de pies son efectivos para prevenir la contaminación entre edificios a través de calzado contaminado. Un diseño y mantenimiento adecuado los hará más eficaces e impedirá que se transformen en una fuente de contaminación. Los pediluvios deben ser largos, para que la gente se vea forzada a caminar por ellos, y con una profundidad de, al menos, 10 cm, su diseño debe facilitar su drenaje y limpieza, deben estar protegidos de las inclemencias del tiempo y el desinfectante debe reponerse cada vez que la solución esté sucia. Puede ser aconsejable colocar letreros a la entrada de la granja que indiquen un

timbre o un número de teléfono para ser atendidos.

El transporte de animales
Para minimizar las infecciones por esta vía se recomienda utilizar camiones propios de la granja. En el caso de que esto no sea posible, y debamos utilizar medios de transporte externos, es imprescindible someter a estos vehículos a unas medidas exhaustivas de control. Los camiones deben estar limpios, desinfectados y completamente secos antes de aproximarse a una explotación. Las áreas de carga y descarga deben estar diseñadas de forma que eviten la entrada de nuevas enfermedades. La línea entre la zona limpia y la zona sucia se debe de mantener intacta. Los animales que se retiren tienen que dejar la granja a través de un local de carga. Este local evita el contacto entre la granja, a un lado, y el camión, en el otro lado. Debe ser fácil de limpiar y desinfectar y debe drenar hacia el exterior de la explotación. En ningún momento se debe permitir que un animal que ha entrado al camión entre de nuevo a la granja.

El diseño de la explotación
Una nueva explotación debería estar lo más alejada posible de otras naves, preferentemente con superficie arbolada y variaciones de nivel del terreno y contraria al sentido de los vientos dominantes de la zona con respecto a otras explotaciones. Lo ideal es que los accesos a la granja estén asfaltados (conseguiremos disminuir la concentración de polvo) y sean de uso exclusivo. La granja ha de estar completamente rodeada por una valla. El estacionamiento de vehículos deberá situarse fuera de la explotación pero, en el caso de que sea necesario el acceso de los mismos al interior de las instalaciones, se ha de situar un rodaluvio en la puerta de entrada de vehículos. Los sistemas de producción e instalaciones, especialmente para el vacuno de leche, deben estar diseñados para minimizar el contacto entre los animales jóvenes y los adultos, además han de permitir la aplicación de prácticas de manejo y alimentación que aseguren el máximo crecimiento, sanidad y confort.

Entrada de nuevos animales
El contagio por contacto directo entre un animal infectado y otro sano es el método más común de transmisión de enfermedades infecciosas entre animales. La mejor alternativa para eliminar la entrada de enfermedades es mantener un rebaño cerrado y nunca comprar ganado. Realmente hay pocas granjas que puedan hacer esto, para lo que debemos adoptar una serie de condiciones: 1) Realizar autorreposición

El control de la visitas y del personal propio de la explotación
Las personas propagan material contaminado directamente a través del calzado, las manos y la ropa. Las visitas deben limitarse al mínimo, sólo el personal de apoyo a la granja debería acceder a la misma.

Revisión

para mantener e incrementar el número de animales, 2) Impedir el contacto de los animales propios con otros, 3) Usar la inseminación artificial y no utilizar la monta natural con toros, 4) No participar en concursos y ferias y 5) Restringir las visitas. Si esto no es posible, debemos aislar a los animales de reposición. Es recomendable que los animales de reemplazo se alojen en una cuarentena durante un mínimo de 21-30 días. Durante este tiempo se les realizarán análisis serológicos para confirmar su estado sanitario. La cuarentena debe estar constituida por una nave (lo ideal sería contar con locales, comederos y áreas de cría separados del resto) y una fosa de purines independiente.

El área de cuarentena idealmente debe estar constituida por una nave con locales, comederos y áreas de cría separados del resto de la explotación y una fosa de purines también independiente de la fosa general

Niveles de Bioseguridad
1. Rebaño cerrado [specific pathogen free (SPF)] 2. Sin entradas o reentradas de animales 3. Sin entradas de nuevos animales, pero se permiten las reentradas 4. Entrada de nuevos animales, conociendo sus historiales sanitarios y realizando cuarentena 5. Entrada de nuevos animales, conociendo sus historiales sanitarios y sin cuarentena 6. Entrada de nuevos animales, desconociendo sus historiales sanitarios y sin cuarentena

Las vacas que están en período de aislamiento se deben ordeñar las últimas. Minimizar el número de granjas origen que suministran a la explotación, conocer el estatus sanitario de la granja del proveedor, evitar contactos entre la granja y la cuarentena y limpiar y desinfectar rigurosamente los locales de cuarentena tras la entrada de los animales en la explotación, son otros requisitos que debemos aplicar.

El suministro de alimentos y de agua
La vigilancia de los alimentos y los sistemas de alimentación y un correcto balance nutricional deben formar parte de un programa de bioseguridad. Una medida imprescindible es el control y manejo de las distintas materias primas que van a formar parte de la alimentación del ganado (origen, inspección y analítica, almacenamiento, conservación). No podemos olvidar la importancia como fuente de microorganismos de los pastos compartidos, el abonado de tierras, etc. Así mismo, que el agua destinada a la bebida sea de calidad incide sobre la salud y el bienestar de los animales y, por lo tanto, sobre la productividad.

El plan sanitario de la explotación
Debemos instaurar un programa de vacunación en función de las obligaciones legales, la situación sanitaria de la granja y el contexto epidemiológico, asegurándonos de cumplir el protocolo indicado por el fabricante. Del mismo modo debemos establecer tratamientos antiparasitarios tanto internos como externos. Todas estas actuaciones, y cualquier medicación que realicemos, deben quedar reflejadas en el libro de registro. Es indispensable el almacenamiento adecuado (controlando la temperatura y la luz) de los medicamentos y la verificación de las fechas de caducidad de los fármacos almacenados.

Revisión

Proteger todas las aberturas en salas de ordeño con ventilación natural.

Animales domésticos
Es indispensable controlar el movimiento de perros y de gatos entre las granjas y reducir al mínimo el contacto de perros y de gatos con los animales y las áreas de alimentación.

Desinsectación y desratización
La irritación que los insectos (principalmente las moscas) producen en los hospedadores interfiere con el consumo de alimento, provocando retraso del crecimiento y mermas en las producciones. Por otra parte, algunos son importantes parásitos o pueden actuar como vectores, mecánicos o biológicos, de diversas enfermedades. El ritmo de reproducción de las moscas depende de la especie a la que pertenecen y de las condiciones ambientales. Las moscas crecen en sitios sucios y húmedos y, particularmente, sobre materia orgánica en descomposición (purines, restos de pienso...). La combinación de estos factores es una constante en nuestras explotaciones y, si el mantenimiento de éstas no es el adecuado, propiciaremos un rápido incremento del número de moscas. El trabajo de limpieza y desinfección, con retirada periódica de la materia orgánica, supone la eliminación del sustrato ideal para la reproducción del insecto. Los métodos físicos como la instalación de telas mosquiteras y rejillas de electrocución dificultan el acceso de las moscas al interior de las instalaciones. Además podemos utilizar trampas exteriores de agua, con un olor característico que las atraiga, o tiras pegajosas. A todo lo anterior hay que sumar la aplicación de productos insecticidas, lo ideal es combinar productos químicos que actúen sobre las formas maduras e inmaduras del insecto. En una población global, las formas inmaduras (huevos, larvas y pupas) representan el 95% de todas las formas existentes. La actuación a este nivel garantiza un mejor control de la tasa de infestación.

El instrumental y otros materiales que se han utilizado en otras ganaderías no deberían entrar en la granja. Si no se puede evitar, estos materiales deben ser desinfectados antes de su entrada en la explotación.

Control de animales domésticos y animales indeseables
Los pájaros, los roedores, los insectos y los animales domésticos deben ser considerados potenciales vectores de enfermedad.

Control de pájaros
Las palomas, los gorriones, los estorninos y las golondrinas son los pájaros más comunes encontrados dentro y fuera de graneros. Pueden actuar como vectores de agentes infecciosos en sus patas y dentro de su sistema digestivo. Para controlar las poblaciones de pájaros es necesario tapar los agujeros grandes y pequeños, ideales para la nidación de gorriones y estorninos, cerrar las aberturas de los techos de los silos y proteger las repisas usadas por las palomas como áreas de nidación.

Puntos claves para un programa de bioseguridad
nº 9

Vacas de la granja y nuevas adquisiciones, otros animales domésticos, roedores, pájaros y animales salvajes

El tráfico de personas (veterinarios, ordeñadores, visitantes,...) y vehículos (alimentos, etc.)

Contacto con animales

Estiércol, saliva, leche, tejidos

Estiércol de otras granjas

Pastos y alimentos Almacenamiento de alimentos

Agua Equipos de alimentación y bebida

Animales susceptibles

Los roedores pueden originar problemas de contaminación (contaminación del agua, de la comida...), problemas en infraestructuras (estos animales roen material electrónico, conducciones y otras materias, estropeándolos y causando cruzamientos en las líneas eléctricas y pérdidas de líquidos de las conducciones y cuando hacen el nido pueden tapar conducciones de agua, de purín, ventilaciones, etc.) y pueden transmitir enfermedades. Las vías de transmisión son varias: Por mordedura, por ingesta, por deyecciones y por ectoparásitos. Hay una gran cantidad de productos para controlarlos y en general todos funcionan bien, sólo es necesario aplicarlos de forma racional y en los puntos de máxima efectividad. Todos los productos se basan en un anticoagulante como principio activo y se pueden presentar de distintas formas. Los productos químicos pueden combinarse con métodos físicos como jaulas, rateras, colas, trampas ultrasonido, barreras eléctricas, etc..

MEDiDAS DE PrEVEnCión frEnTE A rOEDOrES

• • • • • •

Evitar derramar alimentos Eliminar los cadáveres lo antes posible Proteger las entradas (agujeros, conductos...) con rejillas metálicas Evitar la proliferación de vegetación en el entorno de la nave Evitar el depósito de residuos o basura cerca de la explotación rodear la explotación con vallado metálico

Higiene de las instalaciones
Limpieza y desinfección
La limpieza y desinfección son muy importantes para controlar la acumulación y dispersión de microorganismos causantes de enfermedades.

La desinfección es especialmente efectiva cuando el área que queremos desinfectar está totalmente limpia. La presencia de materia orgánica y los depósitos de grasa protegen a los microorganismos y pueden inactivar ciertos desinfectantes. La eliminación de residuos sólidos seguida de limpieza mediante agua a presión (50-80 atmósferas) o un generador de vapor

Revisión

FACTORES QUE AFECTAN A LA POTENCIA DE UN DESINFECTANTE
1. La concentración del agente y el tiempo de actuación. La concentración para obtener un determinado efecto obedece a las características químicas del desinfectante. En el caso de los fenoles, pequeños cambios en la concentración provocan variaciones muy acentuadas en el tiempo para lograr un mismo efecto (si reducimos la concentración de fenol desde un valor dado a su mitad, necesitamos emplear 64 veces más de tiempo para conseguir matar una misma proporción de bacterias). En cambio, pequeños cambios en la concentración de hipocloritos requieren mínimos cambios en el tiempo de aplicación. Depende, también, del tipo de microorganismo a eliminar. No todas las bacterias mueren al mismo tiempo, ni siquiera cuando se aplica un exceso del desifectante. 2. El pH afecta tanto a la carga superficial neta de la bacteria como al grado de ionización del agente. En general, las formas ionizadas de los agentes disociables pasan mejor a través de las membranas biológicas y, por lo tanto, son más efectivos. Dentro de los productos ionizables, los agentes aniónicos suelen ser más efectivos a pH ácidos, mientras que los catiónicos muestran más eficacia a pH alcalinos. 3. Normalmente, al aumentar la temperatura aumenta la potencia de los desinfectantes. Para muchos agentes la subida de 10ºC supone duplicar la tasa de muerte, pero con el fenol esta subida representa multiplicar por 5 ó por 8 la eficacia. 4. La naturaleza del microorganismo y otros factores asociados a la población microbiana: La especie, la presencia de cápsulas o de esporas, que suelen conferir más resistencia, y el número de microorganismos iniciales. 5. La presencia de materiales extraños. La existencia de materia orgánica en la superficie a tratar (p. ej., sangre, heces, etc.) afecta negativamente a la potencia de los desinfectantes de tipo oxidante y de tipo desnaturalizante de proteínas, hasta el punto que pueden llegar a hacerlos inactivos en cuanto a su poder desinfectante y/o esterilizante. Los principales mecanismos por los que se pierde actividad son: adsorción del desinfectante a coloides de proteínas, formación de complejos inertes o poco activos y unión de grupos activos del desinfectante a proteínas extrañas.

Peróxidos estabilizados Posibilidad de uso aerosol Corrosivo de metales Estropean gomas y plásticos Acción detergente Eficacia contra materia orgánica Buena acción antibacterial Buena acción antiviral Residuos persistentes Rápidez de acción Indicado para pediluvios Tóxico Irritante Sí No No Sí Sí Sí Sí No Rápida Sí No No

Basados en Fenoles no Cloro Clorados Pocos No No No Moderada Moderada Sí No Rápida No Sí Sí No Sí Sí No Sí Sí Baja Sí Moderada Sí Sí Sí

Fenoles Clorados Pocos Sí Sí Algunos Sí Sí Baja No Moderada No Sí Sí

Iodóforos Sí No No Sí Moderada Sí Sí Baja Rápida Sí Algunos Algunos

Amonios Cuaternarios Sí No No Sí No Moderada No Sí Moderada No No No

Aldehidos Sí No No No Sí Sí Moderada Variable Moderada No Sí Sí

Revisión

agua, constituye una excelente medida previa a la desinfección. El uso de detergentes facilita la eliminación de materia orgánica al aumentar la humedad y al romper la materia en pequeñas partículas que son fácilmente eliminadas. La desinfección de la instalación y el utillaje empleado se llevará a cabo mediante el rociado de superficies o inmersión, si su tamaño lo permite. A la hora de seleccionar un desinfectante debemos tener en cuenta una serie de puntos clave: 1) Su mecanismo de acción y espectro de actividad; 2) La influencia de la temperatura (las temperaturas cálidas pueden, en el caso de algunos desinfectantes, eliminar los ingredientes activos de la solución como los que contienen cloro y yodo), el pH y/o la dureza del agua; 3) La seguridad de uso: toxicidad, actividad irritante, actividad corrosiva, etc.; 4) La eficacia en presencia de materia orgánica y 5) Su tiempo de actividad. A la hora de utilizar estos productos debemos recordar que muchos agentes limpiadores y la mayor parte de los desinfectantes son tóxicos. Se deben almacenar en contenedores herméticamente cerrados en una zona segura, fuera del alcance de los niños y otras personas no autorizadas, así como lejos del pienso y otros alimentos.

te cuando existen desequilibrios provocados por un tratamiento antibiótico o al añadir un producto nutritivo. Para controlarlo se deben eliminar las incrustaciones de las conducciones y desinfectarlas con regularidad.

El control de deyecciones y cadáveres
La explotación ha de contar con un sistema de manejo de las deyecciones que cumpla con la normativa vigente. Es importante, también, tener un sistema de retirada de animales muertos que no comprometa la salud de la granja.

Bibliografía
1. Anderson, n.G. Biosecurity. Health Protection and Sanitation Strategies for Cattle and General Guidelines for Other Livestock. [en línea]. 2005. ref. de 25 de julio de 2006. http://www.omafra.gov.on.ca/english/livestock/vet/facts/ 05-033.htm#control 2. Anónimo. Biosecurity of dairy farm feedstuffs. [en línea]. ref. de 25 de julio de 2006. http://www.aphis.usda.gov/vs/ceah/ncahs/nahms/dairy/bamn/ BAMnfeedstuffs.pdf 3. 4. Anónimo. Biosecurity for Dairy facilities. [en línea]. ref. de 25 de julio de 2006. http://mass.gov/agr/animalhealth/dairy_facility_biosecurity.htm Buhman, M., Dewell, G., Griffin, D. Biosecurity Basics for Cattle Operations and Good Management Practices (GMP) for Controlling infectious Diseases. [en línea]. ref. de 25 de julio de 2006. http://elkhorn.unl.edu/epublic/live/g1411/build/#Biosecurity 5. Crawshaw, M., Caldow, G., Gunn, G., rusbridge, S. Herd biosecurity for cattle. [en línea]. 2002. ref. de 25 de julio de 2006. http://www1.sac.ac.uk/info/ External/About/publicns/Tn/Tn502.pdf#search=%22biosecurity%20cows%22 6. 7. Del Cura, A. Control de insectos y ectoparásitos. Cría Salud Bov., 2006; Vol 8: 24-31. iañez, E. Curso de microbiología general. Acción de los agentes químicos sobre las bacterias. [en línea]. ref. de 25 de julio de 2006. http://fai.unne.edu.ar/biologia/microgeneral/micro-ianez/19_micro.html#fenol 8. Kirkpatrick, J. G., Selk, G. Biosecurity in the Beef Cattle Operation. [en línea]. ref. de 25 de julio de 2006. http://osuextra.okstate.edu/pdfs/f-3281web. pdf#search=%22biosecurity%20cows%22

Higienización de las conducciones de agua
El sistema de agua de bebida es una fuente importante de reinfecciones por virus y por bacterias. Los problemas relativos al sistema de distribución engloban la obstrucción de tuberías y bebederos en zonas de aguas muy duras, la proliferación de algas y microorganismos en depósitos de agua y la creación de biofilm. Las conducciones de agua esconden en su superficie una población bacteriana que puede llegar a ser importante. Este biofilm, menos sensible a los biocidas que los gérmenes en suspensión, se multiplica fácilmen-

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->