Dany-Robert Dufour CARTAS SOBRE LA NATURALEZA HUMANA PARA USO DE LOS SOBREVIVIENTES

A mi bella amiga… Todos los hombres, en el vertiginoso instante del coito, son el mismo hombre. J. L. BORGES, Ficciones, «Tlön Uqbar Orbis Tertius» (Nota 4)

nada de eso ha cambiado totalmente desde que soy un homo sapiens sapiens. El tiempo se detuvo. No porque la selección natural esté fomentando alguna nueva forma de humanidad. Busqué. Tan lejos… Me fue necesario ir tan lejos para ver lo que viste. Viste que soy el mismo hombre desde siempre. qué mirabas. mi madre y mi hijo. Suspenso. gobernada pero ciega. ¿Qué visión atravesó tu mente? ¿Habrás percibido la inminencia de un acontecimiento amenazante? ¿Habrás imaginado que vivías con el último de los hombres? Indudablemente. o mejor. fui mi padre. esas palabras que salen de mi ser como una fuente inagotable…. Sí. Has visto que soy siempre el mismo hombre desde la noche de los tiempos. promovida por los mismos que fueron. Esta mañana me celebraste… Me observabas. mi velocidad y mis pasos de danza que se yerguen sobre mi posición dinámica erecta. así como las demás . Hasta lo más profundo. que a la vuelta del tercer milenio. la permanencia del cuerpo concedida incondicionalmente a cada uno de los ochenta millares que nos precedieron ya no está garantizada en absoluto para quienes vendrán. ¿Arrugas? Las perfilas con el dedo. fui Shakespeare. ¿Qué alcanzaste a percibir pues en mí que no conocías y que yo no sabía? Tuve que ir a un espejo. Tu mirada se zambulló más lejos. has visto más profundo. el pulgar oponible de mi prehensión anterior tan precisamente hecha para atraparte al vuelo. ¿Cabellos blancos? Celebras la llegada de cada cana.MI BELLA AMIGA. Varias veces te escuché preguntarte por el destino de nuestra extraña especie. mi gran cabeza con su masa cerebral. El cuerpo de todos. mi dentadura con la que alegremente te amenazo cuando río. Cuando te fuiste. yo fui el David de Miguel Ángel. De pronto. hace poco. me lanzaste una extraña mirada. Decías además. las anticipas… No. quien quiera que yo sea en la incesante renovación de las generaciones. Entonces. esa mirada permaneció. mi paso ágil. por qué súbitamente viste todos los hombres vivir en mí? ¿Por misericordia? Probablemente. Viste el cuerpo humano. Desnudo. Ya no supe a quién. Viste que me paseo con el mismo cuerpo desde hace cien mil años. errática aunque buscada. Viste mi cuerpo. Que mi dotación natural. una sombra cubrió tus ojos. El cuerpo que no pertenece a nadie. Es más bien que un modo de selección diferente se está instalando: una selección artificial. soy el loco Artaud… ¿Entonces.

por médicos locos. Llega a ser capaz de provocar mutaciones artificiales que le quitan al mundo de lo vivo su naturalidad. alimenticia. Escrito con una escritura secreta que ha llegado hasta mí y que yo transmito sin saberlo más allá de mis límites temporales. Soy siempre el mismo hombre. a integrar el germen. sus efectos locales y mucho menos globales. ¿Estoy protegido? ¿Tengo derecho de anterioridad? Desde luego. Pero han llegado nuevos Champolliones que han hecho posible descifrar la escritura natural de la que procedo. sobre esos extraños ratones que exhiben una gran oreja sobre su espalda. Una nueva génesis. tan conquistador como anárquico. su necesidad. Sigues el progreso de ese taumaturgo. Estamos leyendo el gran libro donde están escritos los mensajes de los que soy expresión. rasgos importados de cualquier otra. sobre esas terneras-fábrica que producen insulina u otras sustancias orgánicas utilizadas luego en la industria médica. así fuese a mediano plazo. Pero todo el mundo sabe que las recomendaciones éticas. su evidencia y su ineluctabilidad. tan descontrolado que nadie podría anticipar. cultivados para sernos transplantados muy pronto. química… Visitas el mundo como una feria de exposición que se acrecienta diariamente con productos vivos inventados por geniales criaturas. sobre esos cerdos que producen órganos vitales humanizados. un extraño Renacimiento que prorrumpe en el mundo entero donde lo vivo renace según leyes diferentes. Lees esos despachos que cuentan cómo el hombre aprende. por inescrupulosos comerciantes. cada vez un poco mejor. Sabes todo sobre ese maíz que ahora resiste los herbicidas cuando integra una hormona humana. pronto se sabrá escribir nuevos mensajes y producir entonces nuevas expresiones. que iba a afectar a la especie misma que se halla en el centro de tales trastornos. que supuestamente habrían de evitar a los . objeto pasivo de esta selección: los mismos hombres. cuando notaste que ese movimiento. me iba a alcanzar a mí. Y si el hombre lo altera todo ¿por qué no alteraría al hombre? Fue exactamente ahí donde tu mirada se cubrió.especies. por dudosos magos dispuestos a remediar la imperfección humana… Es Florencia en lo real. Hemos pasado a un fabuloso bricolage de las formas y de las condiciones de lo vivo. estoy escrito. Vuelven ese mundo cada día un poco más sobrenatural y mucho más barroco de lo que ya era. Pase lo que me pase. Y si se saben leer y entender los mensajes escritos en esta escritura. por sospechosos estetas. diferentes a la que represento y que sobrevive desde la noche de los tiempos. el patrimonio genético de tal especie.

al mismo tiempo que ese cuerpo. Si no estoy muerto ya. sino en lo real mismo. por todas partes. de habilidad intelectual. sino a detenerme en ese cuerpo que ya sólo poseo por un tiempo contado. ¿Quién sabe qué parte esencial tendré que abandonar pronto. Voy a decirte cuáles son los órganos irreductiblemente humanos de mi cuerpo. tampoco como el lógico que hace esfuerzos por comprender la relación entre la organización cerebral y los procesos mentales propios del hombre. pues. Voy a decirte quién soy antes de que sea demasiado tarde. 353. y hasta si no hay varias nuevas humanidades ya en germen. de esta certeza no dudan en absoluto los más informados científicos. Es decir. únicos entre las especies vivas. a una historia abortada. que los futuros clones se consideren como seres humanos por completo. Aunque no obstante haya caducado ya. sino la función irreductiblemente humana que se construyó sobre la realidad orgánica. a las tinieblas. Ámame entonces más de lo debido pues soy el último hombre. Voy a dirigirme no hacia el descubrimiento de los nuevos cuerpos por venir. Porque el tiempo del condenado le pertenece. el del conocimiento y este otro. ¿Acaso se ha sabido alguna vez qué posibilidades tiene ese cuerpo del que voy sin duda a deshacerme pronto? ¿Se sabe qué puede el cuerpo? Vieja pregunta ya lanzada por el Spinoza de la Ética. de longevidad. intentarán dotarse de cuerpos inéditos que presenten características de resistencia a las enfermedades. The Lancet (vol. Voy a darte el secreto: poseo dos órganos humanos. sólo conciernen en el mejor de los casos a quienes las hacen. en ninguna parte. Eso es lo que ningún cuerpo de cerdo humanizado ni de humano 1 En todo caso. Tranquilízate pues. Por órgano no entiendo el tejido celular. de apariencia física. me tomaré todo mi tiempo. a tal punto más difícil de cernir: el del goce. a los mercaderes. que los hombres. 9 de enero de 1999) estiman que la clonación humana es “inevitable” y piden. Pregunta que persiste entera. en su filantropía. de duplicación1… Quién sabe si no hay algunos mutantes en gestación aquí o allá. Por ejemplo. .hombres transformaciones intempestivas. Es evidente. no. sus intercambios bioquímicos. y de hecho. Poseo dos órganos invisibles. por lo menos algunos. mi hermosa amiguita. ramificados. no están lejos de salirse de sí mismos y pronto intentarán cambiar de cuerpo. por lo menos estoy condenado. ya no sólo en los relatos como siempre. los redactores de la revista científica con auditorio internacional. No temas que me calle. estos casi no abrigan esperanzas sobre su acción. No lo haré como el médico o el antropólogo que buscan develar el funcionamiento o la historia del cuerpo. 9147. al porvenir? Voy a decirte quién soy y lo que voy a perder cuando me hayan deshecho de mí mismo.

Ahí habita mi humanidad. 11 a 16]. ¿Cómo se crearon en mi viejo cuerpo inmemorial? ¿Cómo llegaron a ser los órganos por excelencia de lo humano? ¿Cuál es el hilo secreto que va del conocimiento al goce? Tomado de: Lettres sur la nature humaine à l´usage des survivants. mi bella amiga. Traducción al español por Pio Eduardo Sanmiguel. 1999 [Capítulo 0: “Ma bella amie”. pues. págs. CalmannLévy. ya que te interesan de manera tan especial. de Dany-Robert Dufour. mis dos órganos favoritos de los que te voy a hablar. .acerdado podrá producir. París. Son.