P. 1
El Nuevo Entorno de las Industrias Culturales

El Nuevo Entorno de las Industrias Culturales

|Views: 760|Likes:
Published by Susana_Torres_3300
Proyecto de fin de máster que pretende ofrecer un retrato robot de los nuevos usuarios de las industrias culturales, especialmente centrado en el ámbito audiovisual pero extrapolable a toda la citada industria y en general a las dedicadas a los servicios.
Proyecto de fin de máster que pretende ofrecer un retrato robot de los nuevos usuarios de las industrias culturales, especialmente centrado en el ámbito audiovisual pero extrapolable a toda la citada industria y en general a las dedicadas a los servicios.

More info:

Published by: Susana_Torres_3300 on Aug 07, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/15/2013

pdf

text

original

La generalización de la actitud tecnófila ha llevado a una nueva forma de
discriminación social: se trata de los analfabetos tecnológicos, personas incapaces de
manejar las nuevas tecnológicas o de hacerlo de una forma muy básica y limitada. Uno
de los factores que llevan a la analfabetización tecnológica es la tecnofobia.

Los tecnófobos, víctimas de esta discriminación, suelen reafirmar su posición alerta ante
los peligros que perciben de las tecnologías digitales y sus posturas negativas hacia ellas
en general o hacia aspectos concretos cómo las relaciones sociales on-line o,
precisamente, su impacto social como generador de desigualdades. Pero en muchas
ocasiones es una situación que no produce un problema patente para la persona, que
tiene sus necesidades básicas cubiertas y no echa de menos a la tecnología.

Pero esa situación cambia cuando se impone la necesidad o la conveniencia de usar una
de estas técnicas. La generalización del uso del ordenador en los entornos laborales ha
sido una de esas imposiciones, pero el fenómeno se ha hecho extensivo a casi todos los
planos de convivencia social. En cualquier medio de comunicación, por ejemplo,
encontramos ya continuas alusiones a conceptos tecnológicos cuyo significado ya no se
aclara para el espectador pues se dan por conocidos. Nos referimos a términos como e-

El nuevo entorno de las industrias culturales. Hacia nuevos modelos de negocio

15

mail, facebook, mp3, etc., que sin embargo siguen siendo desconocidos por una parte de
la población.

Los perjuicios la tecnofobia subsiste especialmente a nivel del ciudadano de a pie, en
aquellas personas que por su edad o condición se han visto al margen del rápido
despliegue digital y encuentran dificultades a la hora de acceder o ejercer una profesión,
o incomodidad ante la perspectiva de incorporarlas a sus rutinas.

Retomando la perspectiva histórica observamos que en todos los casos las tecnofobias

han sido “rebeliones” que acaban por ceder por sí mismas de la mano del relevo

generacional o de las evidencias de utilidad de la tecnología en cuestión. Por lo pronto
cada vez más países asumen que el analfabetismo electrónico es un indicador más de
exclusión social y que debe ser combatido desde la escuela y las instituciones.

No obstante, la otra cara de la moneda, la tecnófilos de lo digital, también sufren riesgos
emocionales y psicológicos. Aunque se encuentran más adaptados al conjunto de
normas y tendencias sociales, pueden dejarse llevar por su afán de conocer y usar
siempre lo más novedoso y sufrir ansiedad, llegando a padecer auténticas adicciones.

Según el catedrático de Psicología Clínica Enrique Echeburúa alrededor de un 6% de
los jóvenes que usan internet en nuestro país hacen un mal uso de la red que puede
perjudicarles a ellos o a otros, bien porque presenten síntomas de adicción (insomnio,
problemas de atención, aislamiento social…), o por ser víctimas de acoso mediante
técnicas como el grooming (subir fotos comprometidas a la red), por ejemplo.

La visión tecnófoba culpa a las TIC de estas situaciones. Desde un punto de vista
tecnófilo se afirma que las nuevas tecnologías no generan por sí mismas la adicción,
sino que suelen desarrollarlas personas que sufren problemas previos, más profundos
relacionados con la autoestima, entornos familiares poco propicios o dificultad para
integrarse en un mundo adulto hostil.

En el marco del "VI Jornadas sobre Adolescentes, Dependencias y Nuevos Medios de
Comunicación"(2005), el presidente de la Asociación Proyecto Hombre, Bartolomeu
Catalá, indicó que respecto de las TIC "debemos reflexionar sobre su valor educativo y
sobre los efectos negativos que tienen en los jóvenes que están en situaciones de riesgo.
Bajo el comportamiento adictivo normalmente subyacen problemas más profundos a los
que hay que dar respuesta". El teléfono móvil es por el momento el instrumento que
más dependencia ocasiona, seguido por las redes sociales.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->